You are on page 1of 2

Eres deseo de recibir y tu lección en la vida es

quererte a ti misma lo suficiente para saber
que tienes mucho para DAR. Pero de todas
maneras, hablemos de esas cosas que quieres
para ti, porque la naturaleza del ser humano
es el DESEO, que en sí nos impulsa a ese
arranque y a la evolución y es lo que
estaremos evaluando y aprendiendo a trabajar
con Venus retrógrada.

Pregúntate en este momento qué quisieras
ver manifestado en la realidad. ¿Pides al
Universo mirando hacia el suelo? ¿Pides poco
para todo lo que tienes para ofrecer con tu
potencial? Porque sólo podemos pedir en
proporción a lo que tenemos intención de
entregar. El Universo todo lo balancea.
Nuestras palabras e ideas cambian la realidad.
El pensamiento es el nivel de causa, la
realidad es el efecto. Todo lo que ves en
materia fue primero una idea.

La realidad sólo puede ser cambiada a nivel de
consciencia. Pregúntate cuántas veces estás
tratando de modificar el efecto, y no
consigues verdaderos resultados. ¿Podrías
aprender a no aceptar un decreto? O algo que
se dice “que así será”, para retar lo
preestablecido y sentir el poder que tienes
para ser cocreador de tu destino. Desafía lo
que te dijeron que era cierto e inamovible.

Acepta lo que está sucediendo. Esto es estar
en el momento presente, pero no te
conformes con esta premisa, pues para que
sea efectiva debes ir más allá. Acepta que
puedes cambiarte a nivel de consciencia y

no puede darse en él la dualidad. Lo que desea Occidente es encontrar en el resto del universo alguna cultura que haya cometido el mismo pecado original.hacerlo una vivencia ¿Cómo funciona? Aceptas este momento para no irte mentalmente a otro lugar o para escapar de lo que no te gusta. compararse con los otros para mejorar. Generalmente. todo lo que conforma su subjetividad y lo acompaña desde que forma parte de su cultura misma. más elevada en otras culturas y manifiesta que los rasgos positivos son siempre mayores en la cultura occidental. de insensibilidad. El objetivo no es destruir las sociedades ajenas. se puede descubrir los preceptos que rigen a los hombres como seres sociales y retomarlos. y es ésta la que permite juzgar los aspectos positivos y negativos de las civilizaciones estudiadas. para otorgarle a la etnografía el carácter de objetivo que le concede el estatus de ciencia. se vuelve “subversivo entre los suyos y en rebelión contra los usos tradicionales”. pero curiosamente este desarraigo es lo que le confiere “una ventaja para aproximarse a sociedades diferentes” El estudio de otras culturas y pueblos se erige como adjetivo de grandeza para Occidente. descubre que no se encuentra a gusto allí. Pero suele suceder que mientras se categoriza las características que nosotros consideramos negativas o positivas. pero manteniendo su arraigo a la cultura occidental. y así. desprender. según Lèvi Strauss. costumbres. cambiarlos. Y a la vez. Para los etnógrafos es casi imposible desprenderse de sus leyes. se utiliza para desvalorizar a las otras culturas frente a la nuestra. El etnógrafo. Al conocer las diferencias de las otras culturas. En el momento del análisis y la reflexión la pseudosubjetividad deviene de la posibilidad de ser espectadores y no agentes. se abre un camino de exploración de lo desconocido. para encontrar el chivo expiatorio que los salve de su remordimiento. ya que es la única de la cual se puede alejar. porque es la única a la que se pertenece. a los ojos de los occidentales. El problema entonces es despojarse de ella. se le otorga más relevancia a los primeros. se vuelve parte de aquella que en un principio era explorada. se las condena. Pero se olvida que en realidad “ninguna sociedad es perfecta. Esta dosificación es generalmente. . la cultura que los vio nacer. se logra una forma de desprenderse de lo occidental. de sus creencias. mirarse desde la vereda de enfrente. el etnógrafo se encuentra en conflicto con su propia cultura. sino transformar la propia sociedad en que se vive. De todas formas. pero esto no es más que el producto de una culpa agigantada. Cuando los etnógrafos se enfrentan a otras culturas se topan con el dilema de jugar con la curiosidad. o bien. Es aquí y ahora que tienes las herramientas para hacer de mañana o más tarde un mejor lugar para estar. rehusándose a su civilización originaria. Aceptar la diversidad es aceptar que todas las culturas tienen sus pros y sus contras: ninguna sociedad es mejor que la nuestra y tampoco nosotros mejores que los otros. se observa solo el lado oscuro de las demás civilizaciones entonces. de la insatisfacción con su propio desarrollo y la búsqueda de la comparación con otras civilizaciones. tratando de descifrar las claves de culturas más lejanas y diferentes a la suya. de crueldad”. como sujeto que estudia y compara los diferentes pueblos y culturas del mundo. Todas implican por naturaleza una impureza incompatible con las normas que proclaman y se traduce concretamente por una cierta dosis de injusticia.