You are on page 1of 40

ESTUDIO

|l

ALCANTARILLADO DE GUATEMALA i
1

PUBLICADO EN

l
EL PROGRESO NACIONAL"

GlAgMALA
Tipografía Nacional
1895

DEL - ALCANTARILLADO DE GUATEMALA PUBLICADO EN "EL PROGRESO NACIONAL" GUATEMALA Tipografía Nacional 1895 . ESTUDIO .

.

sin pretensiones de ninguna clase. ni su costo es tan pequeño que no merezca un estudio previo para poder utilizar los esfuerzos y no malgastar los fondos con que el público contri- buye. De todas las cuestiones que se relacionan con la higiene pública es indudable que las alcantarillas do- minan y tanto es así. arrastran- do rápidamente el detritus las coloque en buenas con- diciones higiénicas." i. estimulados porla marcha progresiva que el actual Gobierno ha impreso al país y animados del deseo de ser útiles á nuestra patria. así es que. y para que cuan- do de llevar á efecto el alcantarillado general se trate de haga en las mejores condiciones y con la capital. La situación topográfica de Guatemala. Hace mucho tiempo que venimos estudiando este punto. Por todos lados Gua- temala tiene profundos barrancos cubiertos de espesos bosques que forman otros tantos colectores natura- les de primer orden. que hace más de medio siglo . que. Estudio publicado en "El Progreso Nacional. simplifica notablemente las obras de saneamiento que tarde ó temprano deben llevarse á cabo. todas las naciones delmundo rivalizan por dotar á sus ciudades de un alcantarillado perfecto. se todos los adelantos que la higiene pública ha alcanza- do en este ramo. ALCANTARILLADO DE GUATEMALA. No es el alcantarillado de una ciudad obra de po- cos años. . damos á luz el presente trabajo como un motivo de estudio.

con respecto á la capital de Asiría. como dejo dicho. y desde los tiem- ." Los egipcios dotaron sus grandes poblaciones de obras de este género. y la limpieza se hacía con bar- cos tripulados por hombres que llevaban palas con que rastreaban el suelo y empujaban el detritus que la corriente no alcanzaba á arrastrar. — 4 — Ahora que la experiencia ha señalado las condicio- nes que esta clase de obras deben tener para que lle- nen su objeto satisfactoriamente. que comunicó en 1834 á la Sociedad de Ar- quitectura de Londres. dice: "que encontró alcantarillas espaciosas que comunicaban con las casas por medio de tubos particulares. donde se gastaron millones de libras esterlinas en dotar á sus calles de cloacas monumen- tales que más tarde tuvieron que reformarlas y cam- biarlas casi por completo. es cuando debe aco- meterse esta clase de empresas. En Persia se dió tal importancia á las alcantarillas. Los estudios de M. y era prohibido arrojar á ellas ciertas materias infectas. que bajo los pala- cios de Coyunjik y Nemrod se han encontrado cloa- cas de primer orden. Láyard. Jerusalem las tenía en toda la ciudad y abiertas en pura roca. En Roma llegó á hacer tal la importancia que con- cedían al saneamiento del subsuelo. que antes de edi- ficar una ciudad. para que no suceda lo que en Londres. Las cloacas fueron conocidas en la antigüedad y de ello tenemos ejemplos en las excavaciones de ciuda- des como en Babilonia y Nínive. que las tenían en veneración. empleando á los criminales para lim- piar las alcantarillas. por no llenar las viejas el objeto á que estaban destinadas: así es que. ahora es de utilizar la experiencia que tan caro cuesta á otras naciones. los ingenieros hacían las cloacas que debían sanearlas.

debido al poder despótico de los papas. para sanearla y ponerla en condi- ciones higiénicas que sea refractaria 6 las enfermeda- des epidémicas. la ciudad eterna. Xo es. materia de discusión en nuestros días sideba ó no llevarse á cabo la canalización subterrá- nea de una ciudad. como hoy se llama.pos (le Nerón. La gran alcan- tarilla construida por Tarquino el anciano y <|iie aun hoy día se útil iza. en esa época de intolerable fanatismo. Debido á la bondad de nuestro clima y á la poca densidad de población. es que no sufrimos tanto por el descuido que la higiene pública tiene entre nos- otros. que si en sus albores. se . tomó el nombre de cloaca máxima de una estatua encontrada ahí por Tatius y á 'a cual se le había dado por casualidad el nombre de olouchi - na. pues. á medida que aumenta su población puede llegar á convertirse en un toco de infección y de enfermedades epidémicas. por La poca aglomeración de gente no puede acumularse gran can- tidad de detritus. Esta alcantarilla. está construida de piedra volcánica sin ningún ce- mento. comprendiendo la importancia de La canalización subterránea. <|iie desemboca en el Tíber. donde éstas encuen- tran los elementos para desarrollarse. como sucedía en la Edad Media y aun en nuestros días en las po- blaciones del Asia en donde el cólera es una enferme- dad endémica. completó su red de cloacas hasta el punto de no ha- ber una sola calle que no la tuviera. Sería largo enumerar las obras dé este género con que ta antigüedad nos demuestra la importancia que le daban á la evacuación de las materias nocivas á la salud pública. En la Edad Media se sucedían epidemias que aso- laban pueblos enteros.

Corfield. poniendo en práctica costosísimas reformas en el alcantarillado de todas sus poblaciones principales y criándolas donde no las había.889 hombres del ejército inglés. vamos á demostrarlo con datos estadísticos. que se componía de 97. II. es justo que los que gobiernan dediquen su atención al mejoramiento de la higiene de lodas las poblaciones. Consideradas las el punto de alcantarillas desde vista higiénico.' que durante la gue- rra de Crimea enfermedades arrebataron la vida í las 10. Inglaterra. y de allí da- tan los progresos admirables que ha alcanzado el gé- nero humano. y ya que la importancia del asunto lo requiere. dice. levantando templos monumentales. La prohibición del libre examen que era el dique con que el papado estancaba el progreso de las ciencias. Ya que por fortunaba pasado nuestra edad media. erigiendo conventos y manteniendo á toda esa turba de ignorantes tonsurados.864 y debidamente comprueba que estas muer- tes fueron ocasionadas por el mal sistema del alcanta- . se vió un día roto por la poderosa inteligencia de Martín Lutero.malgastaba el esfuerzo público. sin cui- darse nunca de la higiene pública y del adelanto posi- tivo del género humano. Mr. — Quizá sea ésta una de las naciones que ha aceptado con mayor energía y más ampliamente las últimas conclusiones de la higiene. La mortalidad en esta capital excede á las de mu- chas otras poblaciones que quizá han estado en peores condiciones (pie la nuestra. y especialmente de la capital que es sin duda la que por ser más populosa está en peores condiciones. la estadística nos demuestra que dis- minuye la mortalidad de una población á medida que se perfecciona su canalización subterránea.

Bélgica. logrando disminuir La mortalidad general de )¡7 42 á 19 (34 por mil. Existe una ley por la cual el Gobierno obliga á las Municipalidades á llevar á cabo los trabajos sanitarios. Austria. después de llevadas á cabo sus obras de canalización. de 23 á 2 por ciento. En presencia de esta mortalidad el Gobierno nombró una comisión facultativa autorizada amplia- mente. — Aprovechando esta nación la experien- cia que Inglaterra le diera en cuanto á higiene públi- ca. para tomar y hacer cumplir todas las prescrip- ciones higiénicas. y allí que la tifoidea. cons- truyéndose diariamente de nueva planta las alcanta- rillas de sus principales ciudades. La mortalidad general en Inglaterra por término medio alcanzaba la cifra de MO-77 por mil. y al poco tiempo tuvieron la satis- facción de ver disminuir el número de muertes. y después de llevarse á cabo las reformas. cuya utilidad está reconocida y exigida por el I^ocalGovernement Bowrd. — En Viena las obras de saneamiento se iniciaron año de 1873. bajo pena de prisión á los miembros munici- pales que se opongan. como cuarentenas. desin- el tería y otras enfermedades eran casi endémicas. ha llevado á cabo en un cortísimo tiempo sus obras de canalización subterránea con una perfección admi- rable. fumigaciones. etc. que los puertos tic Inglaterra están abiertos alcomercio del mundo en los tiempos de epidemia y aun sin tomar medidas ordinarias. De allí data La activa campaña hi- giénica que aun se sostiene en toda Inglaterra. y son tales y tan exquisitas las precauciones higiénicas que se toman permanen- temente. en . — En Brúcelas la mortalidad ha bajado de 37 63 á 21 42 por mil. Alemania. promedia La mortali- dad en el Rey no Unido 15-14.rillado.

París [Hiede enorgulle- cerse de tener las mejores cloacas que se hayan hecho enel mundo. miden una longitud de cerca de 600 kilóme- tros. de los cuales 175 son navegables por los barcos- compuertas. el Biévre. que en unión con las ya construidas. y hasta el reinado de Luis XIV se inicia- ron esas obras monumentales.— París es la primera ciudad. que ha sobre- pujado á todas las obras de esta índole en la antigüe- dad. completándose en esta época un total de 142 kilómetros. convirtiéndose esta ciudad en una de las más sanas de Europa. ('orinarán . Todas las cloacas de París. Belgrand. " los parisienses han construirlo sus alcantarillas aten- diendo. 83 y 84 no se registró un solo caso de ninguna de esas enfermedades. y si no fuera que. y en el período que media desde 1840 á 1854 pudieron añadirse á la red general 65 kilómetros. las deyecciones déla gran ciudad. Desde el año de 1854 á 1857 se completaron hasta 41*2 kilómetros." pero á pesar de todo. como dice. En los últimos años del siglo XVIII apenas contaba París 16 kilómetros. habiendo entonces so- lamente tres kilómetros de alcantarilla cubierta. quedando todavía por ejecutar. y en cambio se las deja depositar debajo del pavimento. el Doctor Palmberg. al lujo y á la apariencia. BelgranrJ y cuyo nombre va unido honrosamente á estos trabajos. El sabio ingeniero M. al aire libre. recibieron hasta fin del siglo XI V.los años de 1882. Desde el año de 1800 á 1831 se cons- truyeron 20 kilómetros más: desde 1832 á 1837 fueron construidos 50 kilómetros. ha bosquejado los progresos de una obra que tanto le debe. el Arroyo de Menilmontan- te. canalizado más tarde por Turbot. produciéndose numerosos gases y es- poros patógenos que infectan en muchas partes de la ciudad. según' el proyecto de M. en primer término. 490. y descuidando lo principal se retiran de la vista las : inmundicias. El Sena.809 metros de alcanta- rilla. Francia.

vamos á insistir con más detenimiento en demos- trar las malas consecuencias de un mal sistema de alcantarillado. según los datos estadísticos del año antepasado. Ahora mismo. El expresado M. Guatemala. es de 36 29 por mil y considerado este número. En los nueve meses transcurridos de enero á septiembre del co- rriente año. como en las poblaciones europeas y en la América del Norte. como ya . por des- gracia. A pesar de que dejamos dicho en el capítulo ante- lo rior. vemos que se trata de ensanchar la po- . Causa pena ver el estado de descuido en que se en- cuentra la higiene pública en esta ciudad: no hay una junta facultativa.000 kilómetros. como consecuencia lógica. — En la capital la mortalidad general. vemos. sin tener la circunstancia desfavorable del hacinamiento de gente. la mortalidad ha alcanzado la enorme cifra de 29 32 por mil. ha desplegado en estas obras. confirmado el dicho del Doctor Palmberg en la estadística.una longitud de 1. Belgrand calcula 15 años de tiempo. pero al tratar de Guatemala. para llevar á ca- bo estas obras y su costo ascenderá á 45 millones de francos. la distribución de enfermedades infecciosas. A pesar del lujo y magnificencia que la ciudad de París. como la que existe en Inglaterra que pudiera dictar órdenes y hacerlas cumplir con energía. hemos dicho. III.pues su mortalidad solo lia hajado de 25 30 á 21 50 en el año de 1882. y que la poca densidad de población y el corto número de habitan- tes que viven en una casa favorecen notablemente las condiciones higiénicas de esta ciudad. no debería- mos mencionar las sucias atarjeas que sólo sirven para distribuir las inmundicias por toda la ciudad y.

cuyo foso debe medir por lo menos dos metros de ancho por tres de profun- didad. Dice el Dr. procedentes de los lavaderos públicos y de los fregaderos de las casas particulares. y que cometería una necedad incalificable si consagrase al lujo de los vestidos los recursos que re- claman el cuidado y la conservación de su salud. con todas las inmundicias que á su paso arrastran hasta entrarse por los imbernales á . sin que una voz protesta se haya dejado oír: todos los hi- «le gienistas modernos están de acuerdo en que los cemen- terios deben estar situados por lo menos á un kiló- metro de distancia de la población y no permitir que ésta se ensanche por ese lado. Guiraud que los cementerios deben estar rodeados de un foso continuo sin interrupción ni aun para la puerta en la cual debe colocarse un puente.considerando á una ciudad insalubre como un valetudinario.. para (pie se vea hasta donde llega la incuria de las autoridades que tienen el encargo de velar por la salubridad pública. — 10 — blación por el lado del Cementerio General. grive: ". Fonssa- alcantarillas." tal observación se nos ocurre con los despiltarros que pe- riódicamente nuestras municipalidades hacen en co- hetes y fiestas. Volvamos ahora asunto palpitante en Guatemala. y 3? parte de las aguas llovedizas. y luego demuestra científicamente todo el mal resultado que en la salud pública puede tener la no observancia de estas reglas. descuidando por completo la iniciación siquiera de la canalización subterránea.. Hemos hecho una pequeña digresión con respecto al cementerio y al ensanche de la población por ese lado. 2? aguas sucias cargadísimas de materias orgánicas. . al de las Dice el eminente Dr. que debe de pensar sobre todo en su salud. Todos los detritus que van á parar á nuestras inde- centes atarjeas pueden clasificarse así: 1? excrementos humanos.

Experienciasrecientes han demostrado que un me- tro cúbico de agua de las alcantarillas consume. re- corriendo muchas veces calles enteras y destruyendo con sus emanaciones la vitalidad de sus habitantes y sobre todo la de los niños. el poder venenoso de las materias fecales que en general aumenta al descomponerse en presencia de las demás sustancias orgánicas. y vemos con frecuencia salir á la superficie borbotones de agua sucia. al descomponerse. por las obstrucciones que for- ma el detritus. aun antes de entrar en fer- mentación. Es claro que no estando estos canales en condiciones de poder arrastrar todos los detritus que en ellas caen. — Il- la atarjea. se- gún queda demostrado. cuyas constituciones debili- tan los miasmas que aspiran y lo cual produce las fre- cuentes defunciones de estos. hígado y muchas veces del corazón. constituye un veneno muy activo. se forman criaderos de microbios que son los que sostienen en esta capital muchas de las enfermedades reinantes y que eleva tanto el número de defunciones. de oxígeno robándoselo á . bazo. y lo que es aun más grave que destruye la virilidad del organismo humano y lo predispone á tener un desenlace fatal con cualquiera afectación. por leve que sea.765 de gr. pestilente. lo dañosasque serán estas emanaciones de tantas materias fermentadas. Al estancarse el agua. Compárese la estadística de otra nación con la de Guatemala y se notará que aquí tenemos mayor número de defuncio- nes que en cualquiera otra ciudad elegida al acaso. 0. Consi- dérese. pues. en primer lugar. como lo lia demostrado el Dr. Shick y otros tantos. El excremento humano. produciéndose efectos análogos al de la fiebre tifoidea é inflamaciones graves y mortales del intesti- no. inyectando en el aparato circulatorio de varios animales diferen- tes dosis. aun antes de las 24 horas. se estanca.

cambiando por completo las condiciones del aire que nos rodea. son arrastrados é invaden la atmósfera ile las calles y las habitaciones. cuando estas deyecciones se juntan con las aguas de las alcantarillas. Sin embargo. y no sería aventurada nuestra opinión de que. Estos microbios pasan de los líqui- lo dos á la atmósfera por medio de las burbujas que pro- duce la fermentación. al reventar. es de 36. Por todo lo que hemos dicho. los microbios vuelven á caer en el líquido. y sus paredes de microbios.29 por cada mil habi- tantes. Estas burbujas están llenas de gases. si no hay aire. cuando tenga Guatemala concluida su red de cloacas. Ya hemos dicho en el capítulo anterior que la mor- talidad en la capital. ha llegado á contar en un centímetro del líqui- do turnado de las alcantarillas de Londres de ochenta mil á diez millones de microbios. — 12 — » laatmósfera. pero si lo hay. según el lugar de donde tomaba. creemos que las actuales atarjeas de la capital influyen de dos maneras en la producción de las enfermedades. Al hablar del excremento humano en general. será la población más sana del universo. que son aun más peligrosas y las que general- mente causan las llamadas enfermedades hospitalarias. no hemos tomado en cuenta las deyecciones de los enfer- mos. Un sabio obser- vado]'. Primero: debi- litando al hombre y predisponiéndole á adquirir toda ríase de enfermedades por la gran cantidad de mias- mas que respira y la pobreza de la atmósfera. los microbios encuentran un terreno fértil donde pasan del estado latente al activo. que decrecen las enfermedades en una pobla- ción á medida que se establece su canalización subte- rránea. existen . multi- plicándose en cantidades asombrosas. eme no permite una perfecta combustión de la sangre venosa para transformarse en arterial. y hemos demostrado también con datos esta- dísticos. bastante impurificado ya.

y notándose un número mucho menor de casos de las segundas en las pobla- ciones que se encuentran en las condiciones de la nuestra. con frecuencia. El segundo modo que tienen nuestras atarjeas de influir en la salud pública. sufre de diarreas. — 13 — fenómenos de personas indemnes ó aclimatadas. que las calles que tienen peores atarjeas. llenándolas de toda clase de microbios. y que. Desconsoladores sobremanera son los datos que la estadística nos da de esta ciudad. no sucediendo así á los extranjeros ó foras- teros en quienes más de lleno hacen sus efectos los microbios.. No cabe duda á los higie- nistas que hemos consultado. y que han encontrado condiciones á pro- pósito para su desarrollo. que son todas las contagiosas ó miasmá- ticas y miasmatico-contagiosas. sobre todo las llamadas enfermeda- des evitables. sin dejar por esto de estar notablemente debilitados y propensos á cualquiera afección. las mismas condiciones de las atarjeas sirven de vehículo para infectar las aguas y la atmósfera. cuyo organismo inicial adquiere la energía suficiente para resistir la acción venenosa y aun destruir los micro- organismo que los ataca. son las más castiga- das por enfermedades. ya . notándose. Casi seguro es que (mando llega una per- sona extraña ¡i esta población. ésta se hace refractaria á las primeras. Muchas de. en que al mejorarse las condiciones higiénicas de una población. etc. que sin la afluencia de gente (pie diariamente llega á establecerse aquí. es el que debemos llamar dilecto. como lo hemos dicho ya. las enfermedades reinantes en esta pobla- ción se evitarán tan luego se hayan hecho unos pocos kilómetros de alcantarilla. de las cuales unas son exóticas como el cólera morbo. en condiciones verdadera- mente higiénicas. la liebre amarilla. y otras son autóctonas por estar ya aclimatadas de tiempo atrás.

que tenía esas grandes . á fin de mantenerlos en corriente. y no cabiendo duda á ninguna persona de lo necesa- rias que son las alcantarillas para mejorar las condi- ciones higiénicas de esta ciudad. IV. á condición de darles el mayor declive posible. impartió á las Jefaturas Políticas instrucciones sobre higiene de las poblaciones. en las cuales recomendaba en pri- mer término "la limpieza de los desagües públicos y particulares. no se cumplen ni aun en tiempo de epidemia. apoya su opinión en la imposibilidad de cons- truirlas perfectamente impermeables. procu- rando por todos los medios posibles evitar la estanca- ción de las aguas. de vez en cuando. Ninguna ciudad ha seguido su consejo. Hemos dicho que la ejecución de esta obra no pre- senta en esta capital dificultadninguna. están de acuerdo en que la naturaleza de los materiales de construcción que se han de emplear en las alcantarillas deben ser impermeables. — 14 — estuviera bastante' despoblada. quien sostiene que las alcantarillas de- ben construirse con materiales permeables (pervious serwers). y no es por que las autoridades superiores dejen de dictar. y Londres. estudiaremos en este capítulo la forma y el material con que deben construirse." y estas disposiciones y muchas otras más que debían ser observadas permanentemente. Guatemala está rodeada de barrancos que son colectores de primer orden. El 5 de septiembre de 1892 el señor Ministro de la Gobernación. que hemos consultado. Los ingenieros todos. pues. Concretándonos ahora al saneamiento de Guatemala. Corfield. siendo notable la opinión de Mr. disposiciones encaminadas á mejorar las con- diciones higiénicas. debido á su situación topográfica. sino por el descuido y morosidad de los encargados de ejecutarlas.

Respecto de la forma. y decimos á grandes costos. el aire interior de la alcantarilla difiere muy poco del exterior. Adoptando este material no se nece- sita más que de 25 ¡i 30 centímetros de espesor. para la alcantarilla de algu- nas pocas calles. porque es sabido que Londres no tiene canteras de donde poder sacar material con economía. de las canteras de San Antonio Las Flores y usando un hormigón de primera clase. las hay construidas de mu- chas. pero la experiencia y la economía aconsejan ¡a forma ovoidea (egg—shaped-form). Réstanos ahora tratar del aire de las alcantarillas. Novacilaremos. á grandes costos las lia cambiado por piedra. y. ( 'liando las pendientes están bien estudiadas y el aseo interior se verifica con regularidad. Hay que recubrir toda la superficie interior con una capa de cemento bien alisada para facilitar la rápida expulsión del detritus ayudando así á la pendiente. pues. Las de París tienen de 2"> á 50 centímetros y solo el gran colector de Asniere tiene 95. La amplitud de las alcantarillases otra de las cues- tiones que no deben de dejarse de estudiar deteni- damente. según las experien- cias hechas en Londres en los tramos construidos de nueva planta. Tenemos aquí la facilidad de adoptar la pendiente que se quiera y dándole á la cuneta un me- tro cuadrado de sección. tendríamos suficiente capacidad para recoger las aguas de nuestras lluvias torrenciales y para adoptar el único sistema aconsejado por los más eminentes higienistas de "todo á la alcantarilla" (tonta l'égout ). resulta que contiene: . en desear que las alcantari- llasde Guatemala se hagan de granito. — 15 — obras de ladrillo. para evitar los estancamientos de materias sólidas y por consiguien- te la fermentación.

Aire de la alcantarilla 78. Siendo el aseo una de las condiciones principales para que las alcantarillas llenen su objeto debida- mente. sino tan solo un gas impropio para la respiración. pues por muy bien que sean construidas.02 0.72 0. se ve que el ácido carbónico es el único que entra en cantidades variables. y. los arrastre y los haga salir al aire por las bo- cas de los imbornales. El aire en las alcantarillas debe dejarse circular li- bremente y siempre en comunicación con el aire ex- terior.01 21. Teniendo. favoreciendo el desarrollo de microbios microbios que determinan variadas fermentaciones.71 20. como hemos dicho r el fondo de las alcantarillas declives fuertes. desprendiéndose del amoniaco formado á expensas . á menos que una corriente de aire.0004. los fenómenos que se verifican en el interior son completamente distintos: su com- posición química varía. pues las materias orgánicas van consumiendo el poco oxígeno del aire interior y del agua. Oxigeno. al desli- zarse el agua forma una especie de combustión de las materias orgánicas. como se sabe muy bien. — 16 — Nitrógeno. y los microbios que en ella se forman son en pequeñas cantidades de los llamados aerobios. puede considerarse que el aire interior conser- va poca humedad y que los microbios vuelven á caer por su propio peso.52 " exterior 79. y que las columnas de aire húmedo que en algunos tiempos suelen salir de las bocas de las al- cantarillas no contienen más microbios que la respira- ción de un hombre sano. Las experiencias de Marie—Davy han de- mostrado que en el interior de alcantarillas bien cui- dadas hay menos microbios que en la parte baja de las calles. por lo cual. Acido carbónico. fuerte. su acción no es deletérea. si no reúnen este requisito.

y consiste en tener un depósito de agua en la cabeza de las alcantarillas de 8 á 10 metros cúbicos siempre subterráneos. aumen- tando naturalmente su presión é invadiendo el inte- rior de las casas por los tubos de caída de las mismas y originando Un sin número de enfermedades. En alcantarillas construidas sin comunicación di- recta con el aire exterior. hasta el punto de morirse los peces que están cerca del vertedero. En Inglaterra. Tenemos agua más que suficiente para mantener en perfecto estado de limpieza todas las cloacas de Gua- temala el día que estuvieran concluidas. se. parece pre- valecer la idea de que las alcantarillas deben lim- . El aire así sa- turado de humedad por la falta de renovación. para de tiempo en tiempo soltarla de golpe para que ese torrente de agua arrastre á su paso todas las materias sólidas. y pueden vivir un poco más lejos donde la oxidación va destruyendo los gérmenes orgánicos. Hay además un medio de limpieza del cual se ha hecho experiencias en Inglaterra. donde el principio de salubridad público está tan arraigado. De todo lo cual se deduce claramente. que las alcantarillas deben estar bien aereadas y en comu- nicación directa con la atmósfera de las calles. por el olor infecto y poí- no ser raros los casos de asfixia. no suelta los microbios de que se va cargando. — 17 — del nitrógeno de las materias orgánicas y de sulfuros debidos á la reducción de los sulfatos. Hasta en los ríos (]ue reciben aguas de alcantarillas en esas condiciones se nota la influencia venenosa de los microbios y el nitrógeno. hace peligrosa la entra- da aellas por hacerse irrespirable el aire: por estar cargado de gases deletéreos.. alimentando esos depósitos con el derrame de las pilas públicas. Aquí fácilmente podríamos adoptar este sis- tema. aun sin con- tar con el lavado natural que lo verifican las aguas de lluvia.

para que el tramo que se construya no cause tantos perjuicios. correspondiendo á cada habitante de esta capital algo más de cien litros por cada 24 horas. En Guatema- la tenemos más agua aun que la requerida por los au- tores citados. Palmbertg solo requieren seis litros de agua por día y por habitante para que las alcanta- rillas de una población se mantengan en perfecto estado de limpieza. No siendo pertinente para la índole de este trabajo todo que podamos estudiar con respecto á las con- lo diciones que debe tener el alcantarillado cié Guatemala. No es el alcantarillado de Guatemala un trabajo que pueda llevarse á cabo en pocos años. — 18 — piarse por sí mismas.400 litros. y la moles- tia que causará la apertura de la zanja para construir la alcantarilla. por lo cual deben prevenirse todos los elementos ne- cesarios.400 " Acatan "' 3. para que esa molestia dure el menor tiempo posible. si es que su construcción respon- de á todas las exigencias de la higiene.00(1 metros cúbicos por día ' Pinula " " 2. pues los higienistas Fonssagrives. debe también tomarse en consideración.000 " " Total 7. Digimos que aquí tenemos suficiente aguapara man- tener la limpieza de todas las cloacas de Guatemala el día que lleguemos á tenerlas. como se verá en el siguiente cálculo: El acueducto de Mixco trae 2. se piensa actualmente en establecer grandes alji- ves municipales para recoger el agua de las lluvias y con ella hacer la limpieza de las cloacas. vamos á permitirnos dar más amplitud á este capí- tulo. . y como el agua allí es escasa y apenas basta para las necesidades ordinarias de la vi- da.

el aislamiento de un enfermo que padezca de una afección trasmisible. el Digo porque supongo. que para iniciar estas esto. "Na- die puede imponer por sí á su vecino la supresión de una charca infecta. han puesto á escote á los mis- mos habitantes para llevar á cabo obras de esa clase. Las medidas de saneamiento implican vio- lencia. á los criminales y al mismo pueblo. debe hacerse levantar un plano acotado. los Gobiernos.los romanos hacían poco más ó menos lo mismo. de un depósito de materias pes- tilenciales. — 19 — No creo demás apuntar aquí. de la ciudad. Martín). que al hacer este trabajo en Guatemala se deben regularizar los niveles de las calles. bien por los poderes públicos. en be- neficio de los pueblos. bien por parte de los particulares. nadie puede tampoco sus- traerse por sí mismo á los peligros que amenaza la insalubridad de una ciudad que no tiene alcantarilla- do ni agua potable y obligar al poder municipal á sa- nearla. Desde tiempos muy remotos. y únicamente corresponde ejer- cerla á la autoridad pública" (A. ya sea haciéndolos trabajar personalmente ó contri- buir con dinero para los gastos que ocasionan. Tal lian lincho todos los Gobiernos que han llevado al terreno de la práctica esas obras monumentales que economisan al En los tiem- país tantas energías. hacían ejecutar las obras á los esclavos. V. para que en su debi- do tiempo se tenga presente. con objeto de distribuir las aguas pluviales. pos bárbaros los déspotas que conocían la importan- cia del saneamiento de las ciudades. En la edad media no se ejecutaron obras de esta clase y solamente de medio siglo para ahora es que la . J. obras. pues de otra manera no se podría proyectar racionalmente las alcantarillas.

pagarán $5 mensuales 6. Ale- mania y Bélgica. Esta íenta la produce la propiedad rústica y ur- bana de todo el país. Aquí podía- mos contar con las rentas siguientes. además de la contribución de los vecinos y los derechos del uso fie la alcantarilla. — 20 — higiene de las poblaciones ha tenido un gran des- arrollo. Lomismo en Inglaterra que en Francia.. y aunque se invertiría en sanea- miento de esta capital. 3 POR MILLAR. y habiendo seis mil rasas en esta capital y cobrando porcada uno 25 centavos mensuales 36. 3 por millar $120. que sin menos- cabo notable del Erario. dentro de ese mismo perímetro.. no hay injusticia en que .000 Total $178. en Europa y Estados Unidos y Argentina en América.000 Los sitios sin edificar. etc.000 Con la suma que antecede.000 Impuesto sobre balcones volados del primer piso. que se valúa en 6. 10. en pocos años quedará Guatemala dotada de un alcan- tarillado de primer orden y convertida en una de las ciudades más sanas del mundo. y suponiendo que rada casa tuviera dos balcones. los Gobiernos le han asig- nado rentas. gastada prudentemente..000 25 centavos por vara lineal á todas las casas que no tuvieren comiza y antepecho en el perímetro que forman las calles 1? y 18 y las avenidas l?y 12?.000 1 centavo por cada botella de aguardiente . el supremo Gobierno podría ceder en beneficio de la generalidad. Vamos á demostrar que las rentas que dejamos in- dicadas pueden y deben consignarse al saneamiento de Guatemala.

. — 21 — todo el mejorar las condiciones hi- país contribuya . contribuirá para hacer. al cabo de algunos años.í giénicas de esta ciudad. pa- gue arrendamiento ó quite ese obstáculo que tantas molestias causa al público en general. toda la parte volada de un balcón invade la propiedad ageiia. [hpdesto sobre balcones. con razón. vienen de todas partes de la República para sus asuntos particulares. de justicia que el que quie- ra usar de esa parte de calle que no le pertenece. y que afea tanto á una población. nadie. desde luego que por ser el asiento de las autoridades supremas. el impuesto es tan pequeño (25 centavos mensuales por balcón) (pie bien puede pagarlo aun el más modesto artesano. puede alegar injusticia. Hasta la línea exterior de una pared le corresponde al dueño de la casa. la calle pertenece á la Municipalidad como representante del público en general. Ya que la situación económica del país permite los impuestos indirectos como base de sus rentas y aun contra las prescripciones más triviales de la Econo- mía Política: y siendo el consumo del aguardiente un vicio que destruye tanto las fuerzas vitales del pueblo: y no siendo posible la supresión de ese vicio. unos cuantos kilómetros de alcantarilla que rescatarán la vida de algunos centenares de borrachos debilitados con tan nociva bebida. cuanto que ese centavo impuesto á cada bo- tella de aguardiente que se venda en esta capital. pues. Además. es. y por consi- guiente. que por otra parte constituye una de las rentas más pingües del Erario. 1 CENTAVO P0B BOTELLA DE AGUARDIENTE. tanto más. Es de justicia que el que usa algo (pie no le per- tenece lo pague ó pague su arrendamiento.

restablecer el impuesto de ornato. pueden contribuir con esa pequeña cantidad á la construcción de las alcantari- llas. pero yaque no tenernos esa ley y habiendo tantas casas que con sus aleros dan tan feo aspecto á la ciudad. en cuyo comité tendríamos reunidos . Impuesto sobre sitios desocupados. siendo además una guarida donde se infringen las leyes de la moralidad. del señor Alcalde 1?. agregando que éstos además de dar un mal aspecto á la población. requiere con urgencia una ley especial sohre ornato para que nadie pueda construir sin arreglarse á un plan preconcebido y de acuerdo con la belleza que re- quiere una capital como ésta. Impuesto sohre los aleros. lo damos por repetido aquí.y que en su mayor parte.000 que producirían las rentas antedichas. dentro del perímetro marcado. ó si no quieren. cuya suma gastada con prudencia y economía. La importancia siempre creciente de esta capital. Asignando á las obras del saneamiento de Guate- mala las rentas que dejamos apuntadas y aun si se quiere más. podría hacerse subir la suma de $178. son generalmente focos de inmundicias por las basuras y animales muertos que en ellos depositan. pertenecen á gentes más ó menos acomodadas. sería bastante para concluir un kilómetro ó más de alcantarilla de primer orden. respecto de los sitios desocupados. podría muy bien formar un comité. que de cualquier manera. pueden construir la comiza y antepecho de sus casas. compuesto del se- ñor Jefe Político. ó gana la higiene ó gana el ornato. Lo que dejamos dicho respecto de las casas con ale- ro. Ahora nos toca agregar que el Supremo Gobierno. del señor De- cano de la Facultad de Medicina y del Director de Obras Públicas.

es evidente el menoscabo (pie esta sufre con las de- funciones prematuras. es por una parte. Cualquier sacrificio (pie la Nación hiciera en bene- ficio de la higiene pública. los gastos relati- vamente enormes que su instalación ocasiona.097 francos.975 francos. de París. como hemos repetido. procuraría llevar á cabo las obras de saneamiento. quien demostró (pie morían todos los años prematuramente 125. Farr. mujer y niño. es de 3. El pueblo inglés. — 23 — los elementos de patriotismo y <le ciencia que se nece- sitan para llevar á cabo obra He tal magnitud.Simón. Este comité administraría los fondos y en la forma que él creyera más conveniente. Johra . promedio entre hombre. y el Dr. pues éste no la hace llegar más que á 1. Eminentes economistas de Inglaterra y de Francia se han ocupado en estudiarla suma en que puede eva- luarse la vida de un hombre. de Lon- dres. lo aprecia en una cantidad muy inferior. «pie. deduce de sus observaciones que el valor que (pueda á la Nación del trabajo de cada individuo. la ignorancia de su valor. Código ideado y propuesto por el eminente higienista Dr. y por otra. Entre las múltiples dificultades con que tropieza la organización de La higiene pública. es emi- nentemente práctico.000 personas por causa de las malas ó insuficientes instituciones sanitarias. Rochard. y que constituyen una gran pérdida nacional. su Parlamento adoptó el Código de Higiene más severo (pie quizá tenga nación alguna. . es fácil convencerse (pie son negativos los gastos (pie origina una higiene conveniente comparando con los cuantio- sos daños (pie resultan de su falta. pero estudiando rajas á fondo la cuestión económica. El Dr. sería ampliamente remu- nerada" pues consistiendo casi por completo la riqueza de un país en el trabajo y la fuerza activa del pueblo.

Hay. con este objeto que vamos á dedicar unas cuantas líneas al estudio de esta cuestión. — 24 — Nosotros podemos calcular para Guatemala dos mil defunciones prematuras. tanto pública como privada. Otro de los graves inconvenientes que presenta el empedrado de las calles de la capital. El revestimiento de las calles de la capital está he- cho en su totalidad con canto rodado ó fragmentos de piedra. pues.000 francos. pero de este trabajo me releva la conciencia pública y los efectos desastrosos que su descuido pro- duce en esta capital. es pues. que es rara la que no presenta una arista que hace imposible andar al que no tiene costumbre de ello en semejante pavimento. para sus habitantes. necesidad urgentísima y tanto como el alcanta- rillado mismo de hacer una reforma radical y en con- diciones tales que responda á todas las exigencias de la higiene y á todas las comodidades de los habitan- tes. que cada uno de ellos forma figuras tan irre- gulares. desde luego que la forma enfermedades evitables. ¿ Cuál pavimento que conviene á las calles de es el Guatemala ?. que tenga su suelo revestido con- venientemente" (Fonssagiioes). es la clase de piedra eme en su totalidad es caliza. por las cuales deja de perci- bir el Erario 294. por cuya razón se padece tanto aquí de enfermedades de los ojos."esto es una condición de salubridad . . . Sería largo enumerar algunas de las muchas obser- vaciones con que higienistas eminentes han demostra- do la importancia de la higiene. CALLES DE GUATEMALA. y esto sin contar con las enfermedades y la consiguiente retensión en ca- ma y los gastos que origina esa situación que bajo ningún concepto es desatendible. .

cemento romano. y 8?. debemos tratar de cambiarlo cuanto antes: y para verificarlo. maca- damizadas. adoquimado con piedra. quien empezó el empedrado de las calles de Roma. el del perfeccionamiento empírico. adoquinado con hierro y cemento. tan planas como fuese posible. pu- diéndose contar ocho tipos diferentes: 1? empedrado con pequeños cantos rodados. que les servía para arreglar los caminos. que no hace medio siglo empezó á desarrollarse. MACADAM. es decir. adoquinado con madera. y que denominaban fundación. satisfacen el bienestar pú- blico. hasta formar esos pavimentos que ad- miramos hoyen la vieja Europa. fi?. enlozado. y tercero. La historia de los revestimientos de las calles abra- — za tres períodos primero el de la incuria completa.í . el período científico. Nosotros. y era conocido desde el tiempo de los ro- manos. 3?. Omitiremos entrar en detalles sobre los sistemas excesivamente caros. segundo. y consistía en colocar una capa de piedras. 200 años antes de jesucristo. César (Jan tú asegura que la idea de recubrir las ca- lles con piedras se debe á los cartagineses. que además de estar de acuerdo con la higiene. y que de allí aprendió el Cónsul Appio Claudio. Diversas son las maneras de revestir las calles. 2?. el revestimiento con betóm de asfalto. ñ?. 7?. que tenemos todavía en práctica uso tan antiguo. conviene estudiar previamente el sistema que más convenga. 4?. El. el Stratumenx de Vitrwoio: después una capa de 30 40 centímetros de piedras partidas y colocadas . Este sistema no ha correspondido á las esperanzas que en él se fundaron para formar el pavimento de las calles.

que han adoptado ahora en sus principales calles muchas ciudades. que por el desgaste y el polvo en ve- rano y las lluvias en el invierno. Los adoquines de madera se usan de diferentes for- mas. pero algunos años después la experiencia demostró sus inconvenientes. París empleó este sistema para elrevestimiento de sus calles. y boy sólo se usa bien el adoquín de madera ó el de piedra. Este siste- ma lo empleó en Londres en 1823 el Sub-Jntendente Mr.. Este es el pavimento ideal. sobre todo en invierno. etc. como aceite. de tal manera que si uno llega á faltar se desquicia toda una tanda de ado- . Cada uno de los adoquines de madera no tie- ne más apoyo para mantenerse en su lugar que la co- hesión que unos á otros se dan. tales como regar diariamente un poco de arena para evitar que el piso se ponga resbaloso. creosota. presenta muchos inconve- nientes para usar esta clase de pavimento en nuestras calles. Adoquín de madera. Mac Adam. En el año de 1849. alquitrán. requirien- do para su conservación muchos gastos. le formaban un be- tún que le daba muy regular consistencia. quien inmortalizó su nombre al adop- tarlo para las calles. para evitar el polvo que de allí se levanta. por ser nece- sario un riego constante. Además de lo caro de la madera y su pre- paración para hacer los adoquines. pero agregándole una capa de betóm para impedir el polvo. también fué descebado por muchos inconvenientes. pues debe ser pre- viamente inyectada de alguna sustancia. únicos prácticos entre nosotros y de cuyo estudio nos ocupa- remos prescindiendo de los demás. afectando todos la de un paralelipípedo y siendo muy caro sobre todo la preparación del terreno para colocarlos. — 26 — sin regularidad.

Actualmente estamos haciendo Adoquines en la can- tera de ('erro Gordo. se ha llegado á hacer hasta 50 en un día. — 27 — quines. . Sumando todos los inconvenientes que el uso de este pavimento tiene en Europa. Como algunos supondrán que este precio es exage- rado. El tamaño que hemos adoptado para nuestras experiencias es de 0. siempre que se prepare subsuelo convenientemente. con una pro- fundidad de 0. — Adoquines de piedra. Construcción. Mantenimiento. se necesitan próximamente 78 adoquines para un metro cuadrado. á linde poder el colocar los adoquines en buenas condiciones de esta- bilidad. liste es el pavimento que conviene usar aquí en Guatemala.50 á $3 el metro.08. pues. para las cosas públicas y que no faltaría quien por gusto arrancara un taquito de madera desquiciando así todo el adoquinado de una calle y si esto era en invierno la corriente se lo lleva- ría todo: el poco cuidado de los encargados del ornato público y de la dificultad que hay para hacer cumplir sus disposiciones: lo dispendioso y molesto por las dificultades antedichas de renovar el riego de arena para evitar los inconvenientes que su falta trae con- sigo. Mac Adam 8 " . como por ejemplo: el poco respeto del público. para experiencia. r Adoquines de piedra 20 francos < »0 céntimos. á nuestro juicio tanto por su durabilidad. podríamos agregar otros que son especiales del país. como por las condiciones higiénicas con que está recomendado. véase lo que cuesta en París los diferentes pavi- mentos.16 X 0. 128 centímetros cuadrados. y un peón que gana diez reales diarios. que bien pue- den costar emplazados ya de $2.'5 francos.14 teniendo. una superficie de .

á condición de que algunos de ellos fueran facultativos. que generali- zándose el empleo del adoquín para nuestras calles. los gastos de saneamiento. aunque cuestan un poco más de momento. . su mantenimiento es exce- sivamente caro. Onofkk Bone. sin temor de equivocarnos. octubre de 1895. Guatemala. que no duda- mos daría muy buenos resultados. Talvez nos hayamos extendido demasiado en el pre- al hacerlo. y creemos que difundiendo esta clase de conocimientos se harán me- nos desagradables los impuestos con que el público tendrá que sufragar. haciendo el pavimento délas calles. Pensándose con seriedad en establecer las obras de saneamiento en esta capital. habría muchos que se dedicarían por negocio á fabricar adoquines. es indispensable comple- tarlas. hemos tenido en mira sente estudio: pero recopilar en unas pocas páginas lo que hemos creído conducente á las necesidades locales que de otra ma- nera se hallarían diseminadas en unas cuantas obras. — 28 — Por lo cual se ve. más ó menos tarde. en cambio los adoquines. talvez no al alcance de la generalidad. Creemos. que aunque la macadamización cuesta relativamente poco. Ojalá que nuestra Honorable Corporación forme un cuerpo consultivo de higiene pública. y fijándose un tipo. pero su conserva- ción es muy barata.