La Hermosa Mariposa

Había una vez una hermosa Mariposa que le encantaba el
aire libre y las hermosas flores, ella siempre volaba sin parar.
Un día la Mariposa fue a un pequeño pueblito, pero muy muy
pequeño, el pueblito se llamaba La gran Colina Nevada,
porque el pueblito estaba encima de una Colina, además
porque nevaba mucho.
Entonces, una vez que había llegado al pueblito los aldeanos
la recibieron muy bien, la Mariposa se sentía muy cómoda y
quería mucho a los aldeanos, pero se dio cuenta que los
aldeanos eran constantemente atacados por varios
depredadores, los lobos se comían a sus gallinas o atacaban
a su ganado dejándolos heridos, también había muchos
roedores que atacaban sus cultivos de verduras.
De pronto, se le ocurrió una magnífica idea, así que decidió
guiarlos a un lugar muy bonito y tranquilo, era más bonito que
la colina en la que vivían, los guio ahí porque quería que los
aldeanos construyeran un nuevo pueblo y que vivieran más
cómodos, lejos de los depredadores que atacaban a sus
animales y cosechas.
Entonces un día muy temprano, la mariposa los llevó a ese
lugar bonito y tranquilo, los aldeanos no podían creer lo que
veían sus ojos, un lugar lleno de prados, flores de muchos
colores y un lago tan claro como el cristal; no tardaron en
darse cuenta de lo que la mariposa quería y decidieron
mudarse a ese lugar.
Al final, los aldeanos se sentían muy cómodos y le
agradecieron mucho a la mariposa, era lo mejor que les había
podido pasar en sus vidas y de agradecimiento le dieron una
pequeña casita a la mariposa. Y todos vivieron muy felices.
El perro que quería volar

Finalmente.Una vez. este cuento se ha acabado. Entonces dijo: –Yo quiero volar. había un perro que quería volar y le encantaba mirar a las aves hacerlo. él se dio cuenta que no poder volar no era tan importante. Después pensó y pensó que él no nació con este talento. sino que cada uno tiene su talento. La Gata Encantada . pero tampoco pudo volar. Entonces pensó: Si no puedo volar así. y se tiró diciendo: –¡a volar! Pero se cayó. que tenía otro talento que los pájaros no tenían. pero ¿cómo puedo hacer? Tomó un par de ramas de un árbol y se fue arriba de una montaña de piedras y arena. Y colorín colorado. Los pájaros no podían olfatear como él. intentaré otra cosa. en el patio de una casa. Tomó de un pájaro todas las plumas que se le habían caído y se tiró.

Erase un príncipe muy admirado en su reino. Un día. el príncipe empezó entonces a llamar al Hada de los Imposibles para que convirtiera a su esposa en la gatita que había sido. me casaría contigo. si fueras mujer. Pero. Pero él no se fijaba en ninguna y pasaba su tiempo jugando con Zapaquilda. descubrió junto a él a Zapaquilda. junto a la chimenea del hogar. Finalmente. . Todas las jóvenes casaderas deseaban tenerle por esposo. Al día siguiente se celebraban las bodas y todos los nobles y pobres del reino que acudieron al banquete se extasiaron ante la hermosa y dulce novia. deslumbrado. convertida en una bellísima muchacha. el Hada no acudió. Y colorín colorado este cuento ha acabado. Entonces. dijo en voz alta: . En el mismo instante apareció en la estancia el Hada de los Imposibles. vieron a la joven lanzarse sobre un ratoncillo que corría por el salón y comérselo en cuanto lo hubo atrapado. que dijo: -Príncipe tus deseos se han cumplido. una preciosa gatita. de pronto. El joven.Eres tan cariñosa y adorable que. y nadie nos ha contado si tuvo que pasarse la vida contemplando como su esposa daba cuenta de todos los ratones de palacio.

Repuso la tinta. vio aquellas hojas esparcidas y las juntó para arrojarlas al fuego. el mensaje de la palabra. . -No te he ensuciado. la manchó llenándola de palabras. El papel y La Tinta Estaba una hoja de papel sobre una mesa. . Te he vestido de palabras. Y es así como la hoja comprendió de la importancia del mensaje que puede ser escrito en ella. arrojó las demás al fuego. bien visible. Entonces. . junto a otras hojas iguales a ella. Te has convertido en algo precioso. Custodias el pensamiento del hombre. Al final. bañada en negrísima tinta.dijo enojada la hoja de papel a la tinta. Desde ahora ya no eres una hoja de papel. Pero se fijó en la hoja "sucia" de tinta y la devolvió a su lugar porque llevaba.¿No podrías haberme ahorrado esta humillación? Tu negro infernal me ha arruinado para siempre. alguien ordenando el despacho. sino un mensaje. Cuando una pluma.