You are on page 1of 83

Dea Loher

EL ÚLTIMO FUEGO
DAS LETZTE FEUER

Spanisch von, M. Soledad Lagos, Santiago de Chile, 2008

Alle Rechte vorbehalten, insbesondere das der Aufführung durch Berufs- und Laienbühnen, des
öffentlichen Vortrags, der Verfilmung und Übertragung durch Rundfunk und Fernsehen. Das
Recht der Aufführung ist rechtmäßig zu erwerben vom:
All rights whatsoever in this play are strictly reserved. No performance may be given unless a
licence has been obtained. Application for performance etc., must be made before rehearsals
begin, to:

Verlag der Autoren GmbH & Co. KG
Schleusenstr.15
60327 Frankfurt/Main
Tel: +49 - (0)69 - 238574 - 20
Fax: 0049 - (0)69 - 24277644
www.verlag-der-autoren.de
theater@verlag-der-autoren.de

Die Rechte an der Übersetzung liegen bei:
M. Soledad Lagos-Kassai
Jorge Matte 2392
Prov. - Stgo de Chile
Tel: +56 - 2 – 2232214
Email: soledadlagosrivera@gmail.com

Förderung der Übersetzung durch: / This Translation was sponsored by:

El último fuego

Dea Loher

Versión del 5 de diciembre de 2007

Traducción: M. Soledad Lagos, Dr. phil
Santiago de Chile, marzo de 2008
soledadlagosrivera@gmail.com

2

EL ÚLTIMO FUEGO

Dea Loher

NOSOTROS

Susanne
Ludwig
Rosemarie
Edna
Karoline
Olaf
Peter
Rabe

Y Edgar (Q.E.P.D.)

como también

Estrangulador Humboldt

Nota:

El texto de NOSOTROS nunca debe ser dicho en coro, sino que dividido en
voces individuales. No siempre se indica el hablante, es decir, el personaje; en
los pasajes en que no es posible desprender del contexto de quién se trata,
será el director quien decida.

Qiu Shihua, nacido en Sichuan en 1940; vive y trabaja en Shenzhen.

3

Cuando mi vida haya concluido, recibe
Este amor devorador que siento por ti
Del humo que se eleve cuando arda mi cuerpo.

Tsunetomo Yamamoto, Hagakure

4

que venía acercándose hacia ti desde el otro lado de la calle Ese estío Estaba rodeado de una luz ardiente Y parecía flotar en el aire A plena luz del mediodía del no sé cuánto de agosto hace pocos años Un forastero llegó a nuestro barrio Tan afuerino era Que no miró a su alrededor Ni hacia la derecha o la izquierda Caminó calle abajo En medio de la calzada La calzada la pista Hasta el bar de Nelly Y en vez de entrar Se queda ahí parado.1. Donde un niño de ocho años perplejo Contempla su pelota de fútbol Que cede entre sus manos Entra aire por la válvula El niño mira al forastero 5 . A mediodía del diecinueve de agosto del dos mil algo A plena luz del mediodía del diecinueve de agosto del dos mil algo Fue ese agosto antes de Ya han pasado algunos años Cinco tres cuatro Siete Un forastero A plena luz del mediodía del no sé cuánto de agosto Era pleno verano Y la luz La luz de ese agosto Era de una claridad que enceguecía La luz de ese agosto Hacía que los contornos de los objetos casas árboles autos E incluso de las personas Aparecieran tan claramente como si los hubieran vaciado Con un molde caliente. En voz muy baja. Donde el niño de ocho años Pausa. Edgar Pausa. que Hace que los bordes resplandezcan Alguien. delante del bar En la vereda Donde un niño llamado Silencio.

la hace girar. recién ascendida Ahora capitán de carabineros De servicio y totalmente convencida Qué suerte tienes Edna Es él Ése es él Es él No lo puedo creer El que se busca El autor del atentado El mal sobre ruedas Yo Edna Sola sola La mansa cueva De veras crees que lo vas a lograr Edna Acaso tengo alternativa Perseguir sola al hombre Está autorizada para hacer eso Edna Por supuesto que no. pero Edna es ambiciosa 6 . inquieto. después la rellenaron. basura arena grava. con la resaca viva y restos de cocaína en la sangre Mete chala por la arena que se arremolina Al acecho.El forastero deja su saco marinero en el suelo y toma la pelota. uno prestado. a todo lo ancho. que A plena luz del mediodía de agosto hace pocos años Edna empezó la persecución Edna. poco antes del sitio eriazo terreno baldío Él levanta remolinos de polvo Más que de costumbre Como siempre Pegado detrás del manubrio Sin cinturón de seguridad. su cabeza es la de un pájaro inquieto A través del parabrisas Polvo y sol Acelera A plena luz del mediodía del no sé cuánto de agosto hace pocos años Olaf el loco del horno de coque con un auto robado Con uno que le prestaron. que sólo tomó prestado Con un auto que no le pertenecía A una velocidad como del más allá Casi volando Pasa junto al forastero y el niño Que concentrados en una pelota de fútbol Están parados delante de la fuente de soda de Nelly Olaf el loco de la coca el cohete A plena luz del mediodía un niño de ocho años se asusta tanto. huele a podrido basura fecas Como en todo el barrio Un sector olvidado de la ciudad. inspecciona la válvula Más palabras no necesitan los dos A plena luz del mediodía del no sé cuánto de agosto hace pocos años Rompieron el pavimento de la calle. Pero nunca le echaron alquitrán.

: En alemán hay un juego de palabras y una rima que es imposible mantener en la traducción. no puede haberle pertenecido nunca. los pantalones llenos de mierda Si él con su autobomba Si hace detonar la carga Bueno entonces a perseguirlo se ha dicho y por ningún motivo dejar que se arranque Pero él no es el que se busca por todo el país No es un bombardero Es sólo Olaf el ladrón de autos el loco de la coca el cohete Es que se parece.d. 7 . todavía no cachas Edna de servicio Ahora por ningún motivo perderlo de vista La sangre fría No perderla La sangre fría De vista Si llega a explotar Por dónde dónde dónde mierda va en dirección mierda a los rieles el tren la estación Con la luz que hay este agosto lo único que tiene en mente es el peligro de fuga y se obstina Encarnizada sorprendida miedosa En el cohete de la coca Y ahora Cuando Edna ve al niño en la nube de polvo Emergiendo como una sombra delante del sol Justo delante de ella Ahí El choque Se siente Todo en silencio Sólo la luz y el motor Motor de luz Rotor de luz Luz roja Luz Muerto1 La calle Sin un alma El calor No lo vimos Ahí presentes no estuvimos Pero hay alguien El único 1 N. que tampoco le pertenece Jamás le ha pertenecido.T. que no le pertenece Que es idéntico al del bombardero. porque arriba rubio autor del atentado y abajo veloz autor del atentado en camino En su tarro que no es suyo.Y está cagada de miedo. Olaf se ve parecido Al autor del atentado Es que se parece. oye.

con el saco marinero al hombro Hasta el bar de Nelly Y pidió una habitación ahí Una habitación hacia el frente 8 .Testigo ocular A plena luz del mediodía del diecinueve de agosto hace pocos años Un forastero llegó a un barrio que podría haber sido el nuestro Que podría haberse convertido en eso Caminó calle abajo.

quebrada En la que por aquí y por allá se puede reconocer algo Podemos entendernos Entender Jamás se trató de eso 9 . nosotros nos juntamos Nos hemos ido poniendo de acuerdo con gran dificultad Por un tiempo Sólo para eso Con esa única finalidad Pero acaso nos conocemos Acaso después vamos a conocernos mejor Podemos ponernos de acuerdo Eso resulta A veces Nosotros barremos las trizas Y las ensamblamos Una cosa cualquiera. los nosotros que contamos esta historia Posiblemente ni siquiera existamos Nosotros. Nosotros. como la comunidad que decimos que somos Nosotros no existimos Nosotros. nosotros sólo compilamos esta historia Parte por parte Porque creemos que juntos sabemos más Que cada quien en solitario Nosotros.2.

: Schraube significa tornillo y la palabra Mutter es madre. Más o menos Pausa. Lo peor es para la abuela Schraube. 10 . Aquí ven ustedes A los padres del niño asesinado A los padres del niño que murió víctima de un accidente A la familia de la desgracia Ludwig y Susanne Schraube2 Y ésa es la madre del Sr.T. Este juego desaparece con la raducción. pero también tuerca. Schraube y la sienta en la tina.3. porque Ella siempre se olvida de lo que ha ocurrido Y cada vez se asusta otra vez Cada vez de nuevo Una pequeña muerte En el día eso Pausa. Schraube Schraube. Es como morir seis u ocho veces No seas macabra Y si es cierto Quedarse tieso El silencio No se lo van a poder permitir mucho tiempo 2 N.d. Rosmarie Viuda Alzheimer en estado avanzado Vive en casa de su hijo desde hace dos tres Y su nuera la atiende La cuida La asiste Bueno lo que haya que hacer Lo que el Alzheimer requiere Lo hace Susanne Con diligencia y cuidado No le vamos a mostrar Cómo la noticia de la muerte de su hijo Les llega a los padres Nada de gritos Nada de shocks Nada de histeria Susanne desviste a la Sra.

LUDWIG El piano calla. Los tonos necesitan aire. Vamos a regalarlo. Por qué murió. Otra vez. Con mucho cuidado. SUSANNE Crees que yo podría tocar sola. Intenta recordar. Pausa. Pero si era muy chico todavía. a ella hay que hacerle un sahumerio Reconocerla y vomitarla O Susanne lava a su suegra en la tina con una esponja. Qué año – SUSANNE Levanta el brazo. Antes te oía en la escalera. Siempre abríamos las ventanas cuando practicábamos. – Arriba. Rosmarie. Dónde está. Eso me falta. 11 . Qué edad. SCHRAUBE Dónde está Edgardito. El aire está viciado. SUSANNE Edgardito está muerto. Eso crees – LUDWIG Algo me falta si no te escucho. Todavía no me ha venido a ver hoy. Abajo en la calle ya te oía. Lentamente. después de haberse colado en esta familia Como cucaracha Como moho Como veneno en la comida Es preciso contrarrestarla Destruirla. Pausa. SRA. Incluso en la esquina al final de la calle ya te oía. En qué año estamos. Silencio. A Ludwig.Rosmarie Schraube Tiene tendencia a la incontinencia Se hace en la cama de noche Acaso va a tener que quedarse acostada En su orina Pañales no quiere Así de clara es Para qué el calzón de goma No soy ninguna guagua Detenerse no viene al caso La familia de la desgracia Debe seguir activa La desgracia. Desde cuándo. SCHRAUBE Muerto -. SUSANNE La madera chupó humedad y está podrida. SRA. Sola y con la ventana abierta. La música tiene que salir – LUDWIG Se quejaron los vecinos. Un piano que ni siquiera una mano musical puede arreglar.

SRA. SRA. SUSANNE Quizás mañana abramos las ventanas y dejemos salir al silencio.: Se trata de las aguas bajas en las costas del Mar del Norte. ROSMARIE Ahora no. Mamá. LUDWIG Es agosto. SUSANNE A la playa. Rosmarie – SRA. todos los días. SUSANNE Aquí están tus papeletas para la memoria. Por qué el mar se traga cada vez más tierra. Mariscos caracolas peces. va a volver pronto. Uno se calcina por dentro. Rosmarie. SUSANNE Además. las mareas. Cómo se construyen los diques. SCHRAUBE Ah el petróleo. Entonces él va a volver pronto. Cómo cambian la resaca y la arena. El petróleo hace que los ojos ardan. Susanne la seca. 3 N.LUDWIG Yo no entiendo nada de eso.d. SCHRAUBE Pero dónde está – LUDWIG Edgar está en un paseo del colegio. Después de una avería. Susanne lo mira asombrada. 12 . Con todo el curso.T. El silencio es nuevo y también hay que darle lugar. De dónde nace la vida. Tú qué piensas. SCHRAUBE Ah. Pausa. cómo se obtiene la sal. SUSANNE Es para mañana temprano. Y se quedan ahí en la noche. Cómo se vuelve a limpiar el agua. Yo veo bien por los vidrios de las ventanas. Te las dejo al lado de la ropa interior. En la cama es bueno estar acostada sin esos cachivaches. SRA. Pausa. Al bajío3. Pausa. Marea baja y marea alta. Ludwig le hace una seña a Susanne. A tu mamá no la debe agarrar una corriente de aire. – Recuérdame que yo te recuerde. SCHRAUBE Y para dónde fueron. LUDWIG Sí. Pausa. Eso es lo que están estudiando ahora.

No puedo. Pausa. LUDWIG Bueno entonces arroz. Simplemente seguir. SUSANNE Supiste que el hombre que fue testigo de cómo Edgar salió expulsado por los aires y quedó tirado en la calle. Para esto. LUDWIG Usa un cinturón. Deberías comer. Hay que ganar plata. SUSANNE No quiero. Todo el mundo lo sabe. Rosmarie se va a la cama. SUSANNE Es preciso concebir ideas. – Y de seguir. que caen como lluvia sobre la mesa. Huevos – SUSANNE El día tiene que empezar. SUSANNE Te sobra el tiempo y la plata. Silencio. Las medias se te bajan. El corazón tiene que latir. LUDWIG suspirando Susanne – SUSANNE Tiene que continuar. Silencio. El corazón tiene que latir. Te sobran las ideas. 13 . Hay que tocar el piano. para que tus vestidos encojan.ROSMARIE Si es que no se me olvida. No es cierto. Hay que cortar el pan. Cómo ayudarnos. El corazón tiene que latir. Me encantaría saber lo que debo hacer. Mete la mano al maletín de Ludwig y lanza al aire un pequeño atado de boletos de Lotto. eso eres tú. LUDWIG Voy a hacer una lista. SUSANNE Claro. LUDWIG Trato de no contar los días. LUDWIG Un pequeño guijarro filudo en la corriente de un arroyo. Se ríen. El agua se demorará miles de años en redondear sus cantos. por supuesto. SUSANNE Encontré los boletos. Lavas a noventa grados. Todo el mundo lo sabe. También él dejó de tocar piano. Ya no quiero comer nada que tenga corazón. – Sabes lo que hizo – LUDWIG Sí. – Pero eso nadie no me lo puede decir.

O un Dios. Quédate conmigo. Cuánto vale tu memoria. entonces todo es más sencillo. SUSANNE Nuestro hijo está muerto. Un montón de oro. Para que yo vuelva a creer – LUDWIG En mí. LUDWIG Un hombre como yo. Y tú juegas al Lotto. Cuánta plata hay que pagarte – para que te rías sin reprochártelo a ti mismo. Ambos se golpean. Pero vas a estar bien acaso. que te castiga por partida doble. 14 . Cómo podría él sacarse el Lotto.LUDWIG Pero eso no le hace mal a nadie. un hombre rico. Que te castiga de manera horrorosa. loco de alegría – Ella lo golpea. Las flores de la misa todavía no se han marchitado. un millón. No te vayas. para que sientas liviano el corazón. No somos culpables. Cree en mí – Ambos se golpean. SUSANNE No te vayas. No tenemos la culpa. Cada uno tiene agarrado al otro. Para que vuelvas a creer. Compensa eso una muerte. El destino no puede ser. Las cenizas están calientes. cinco. si se sacara un premio en el Lotto. No tienes corazón – LUDWIG Pero si es sólo porque – SUSANNE Si ganas medio millón. Cada uno tiene agarrado al otro. No te marches. Quédate conmigo. Si mi marido ganara. O cuánto cuesta el olvido. Eso le comprobaría a tu marido que la casualidad es la que determina. LUDWIG Yo jamás – No podría ganar jamás – Él la golpea. Cada uno tiene agarrado al otro. SUSANNE Todo lo contrario. vas a estar feliz. diez. Con un niño muerto. acaso no lo acabas de vivir recién tú mismo – Ambos se golpean. SUSANNE Acaso tú mismo no viste que todo es posible. tiene que ser el destino. La arbitrariedad del antiguo Dios. Si la casualidad es la que determina.

desde un edificio de 42 pisos Desde la cima de una torre o desde un andarivel Y tiene que volver a experimentar la caída. Entonces nos enteramos del nombre del forastero Se llamaba Rabe4 Rabe cuánto Meier Rabe Meier Cómo.: Rabe significa cuervo. nombre de pila. qué es lo que va primero y qué después Rabe.d. Meier apellido Entonces escuchamos al forastero Lo escuchamos. 15 . de hierro Las uñas se habían convertido en polvo Ya no le quedaba carne en las yemas Había raspado las uñas y la carne hasta que sólo le quedaron los huesos pelados Ella le vendó las manos Le envolvió cada uno de los dedos con una venda de gasa 4 N.T. antes de saber Su nombre O cualquier otra cosa Sobre él Había pedido una habitación Tres minutos después del accidente Había pedido una habitación Y había desaparecido en ella Y lo oímos gritar Gritó toda la tarde y lo siguió haciendo al atardecer Gritó sin parar toda la noche y gritó el día siguiente El día la noche el día Gritar. qué significa eso Sus gritos se oían como los de alguien que cae desde muy arriba Desde una roca escarpada. él se limaba las uñas La tarde la noche el día Más de veinticuatro horas Se las limó con una lima de metal. una vez que recién ha pasado Una y otra vez Condenado a caer y a caer y a caer por toda la eternidad con un pánico que no se acaba nunca Esperamos Rabe Meier gritaba Mandamos a buscar a la doctora Ella subió y entró y encontró a Rabe sentado en la cama La sábana llena de manchas de sangre Mientras gritaba.4. quizás.

en penumbra Con las cortinas cerradas Las iría a abrir algún día 16 .Le dio una pastilla para dormir Y otra para calmar el dolor Y ahí habría de quedarse En esa habitación estrecha.

Pausa. No es tan grave como el hurto de apropiación. Karoline y Peter delante de la puerta de la habitación de Olaf. KAROLINE Drogado a doscientos por la ciudad. Olaf -. Obvio.5. Así cualquiera frenaría. oye. Peter se rasca la ingle y la cabeza. ¿no escuchas? Por qué no dijiste nada. Pausa. KAROLINE Prestado. una sola. EDNA Eso es un hurto de uso impropio que está penado por ley. De ése cómo es que se llama Olaf yo no quería ninguna cosa. bastaba una palabra. Abrir un poquito la boca – Pausa. KAROLINE Siempre lo devolvía. EDNA Podría haberse detenido. oye. Silencio. Pausa. EDNA Si sólo supiera por qué. Oye. oye. PETER Claro. PETER Lógico. KAROLINE Dios mío. PETER En préstamo. No debería haber venido con ustedes. Edna. PETER Creo que no está. Saco de huevas. 17 . oye. Y un paco persiguiéndote. Por qué. A Karoline le han amputado los dos pechos (tiene cáncer) y es evidente que no usa prótesis ni implantes. EDNA Y usted dice que más de alguna vez él ha tomado su auto prestado. No tenía cómo saber que él no era. Eso no es taaan grave. PETER Claro. qué calor tan húmedo hace aquí adentro. EDNA Pero si yo andaba persiguiendo explosivos. en fin. Es que es más callado que poste.

Pero por qué. Sabes lo que eso significa. pero no tiene que ser. Silencio. – Nosotros culiamos. EDNA Y quién está allá adentro. No está ahí. Si viene visita. siempre me manda a mí primero a hacer el té y a meter conversa. PETER Se puede. que arrima el tarro a una mierda de pared de una casa – Pero a él lo van a agarrar. EDNA No. Porque él venía rajado fue que el niño se asustó y cruzó la calle – Hacia la puerta. PETER Tú sales muy bien parada. PETER Peter. Él es tímido. PETER Sí. robo de un auto – está dado. no a mí. 18 . A Karoline. yo fui la que atropelló al niño.PETER Oye. eso fue lo que hiciste. O no. la mitad de la pena. Te van a meter a la capacha sin libertad condicional y a mí apenas me van a hacer pagar una multa – Música fuerte. Silencio. lo agarran por homicidio involuntario. Qué más quieres. no fue él el que atropelló al niño. EDNA Usted es – el Señor – familiar -. fui yo la que lo atropelló. Qué es lo que mete bulla. Se rasca debajo de los brazos y la cabeza. tarado sin ni una sola neurona que se salve. entiendes ahora. KAROLINE Si hubiera sabido que ni siquiera tiene licencia de conducir. Sabes lo que eso significa. EDNA No ¿cierto? PETER De dónde íbamos a sacar la plata. Así como usted y yo. Pausa. Quieren demandarlo. Le estoy diciendo que él no está. no fue él. Drogas. que anda arriba de la pelota a cien por la ciudad y no sabe dónde está el freno y al final está tan hecho mierda. más callado que poste. tú. Peter se rasca la nuca y los brazos. EDNA agotada Ambos somos culpables. Por lo menos podríamos mirarnos una vez a los ojos. EDNA Eso no es gracioso. Causal de culpabilidad previsible y evitable – así es como está escrito. saco de huevas. porque él fue el desencadenante. dímelo en la cara. porque tu mino es un huevón reventado que le hace a la coca. huevón. exacto.

no está ahí – KAROLINE Y eso qué es – EDNA Qué. por aquí una pequeña herida a causa del golpe. el perro está contigo. mi diván occidental-oriental móvil. – Si la Töle está allá adentro contigo. Al día siguiente salgo a comprar pan y cuando vuelvo. ya se ha encerrado con llave. Rasguños en la mano y magullado. No. Desde que está con usted. Pero él no fue – Gritando en dirección a la puerta. baja un poco la música. en serio. EDNA Si lo manejamos bien. Sí. Edna y Karoline se rascan las piernas. ya estuviste hoy día con el perro. todo negro y tan vivo – 19 . El resto lo supe por el diario. Sigue yendo al club. Aksaray. Edna y Karoline se rascan las piernas. Se sientan. Después del accidente llegó recién en la noche a la casa. entonces le digo. y después a la cama. pero no. Mi auto – desde hace catorce años. Si acaso existe. está en la casa. KAROLINE Y eso qué es. a Adapazari. dice él. No era del grupo de los inteligentes. como cuando uno está a punto de desplomarse hecho bolsa. totalmente despierto. Se alejan unos pasos. Peter se rasca los costados. en él fui al Bósforo y más lejos. KAROLINE Olaf fue alumno mío. DiosmíoDiosmíoDiosmío. está cada vez más flaco. a lo mejor le dan la libertad condicional. ayayay. maté a alguien – Lo meto a la ducha. le estoy diciendo que no hay nadie ahí. Pausa.PETER Olaf. Tenaz y - Pausa. El auto ha sido mi conexión personal con el Oriente. EDNA Quería saber qué aspecto tiene. Pausa. Pausa. Aquí hay tanta humedad. PETER Olaf. Y yo que todavía quería viajar a China. Es que no se va a poder reponer. PETER No se va a poder reponer. O fue que sólo lo soñé. maté a alguien. Las sillas blancas son negras. No ha vuelto a salir desde entonces. qué pasa. hace tanto calor -. congelada congelada congelada. Pausa. Antalya. No siempre fue tan – reservado. Ankara. Ahí me quedé botada. y enfermo de curado. pero sí un buen deportista. Desde hace tres días que no lo veo. tenaz. pero a pesar de eso. Las ruedas delanteras son de acá. las ruedas traseras vienen de Asia y ahora es chatarra. eso sería más fácil también para mí. Olaf.

la cuarta se la pasa arañando – KAROLINE Todo lleno de – EDNA Pulgas – PETER Olaf Olaf -. imposible frenarlos. para el perro es terrible. pero no atacan a la gente. de las grietas de la madera y desinfectar las vuelve muy agresivas y son resistentes. y cada vez que está abajo. se multiplican a una velocidad insólita. es cada vez peor. pero no lo lava. acarrea nuevos bichos. lo siento -. Música fuerte. cada vez son más. sólo al perro y desde que Olaf no me deja entrar y está allá adentro con el perro. Ya. mejor ni mirar. pues -. mejor ni mirar -. todas las noches hay que escobillarse el cuerpo con Aután.PETER Me da -. apenas abre un ojo. Por lo menos deja salir al perro -. ve todo negro y todo se mueve muy rápido. no los puedo controlar. eso viene del perro – KAROLINE ¡La silla está viva! PETER Salen del piso. las bestias ésas. yo ya me acostumbré. anda en tres patas. Déjame limpiar allá adentro -. 20 . de las ranuras.

así es que se tiene que sentar O afirmar de algún objeto. de súbito. Interrogan al forastero En este momento no tiene Domicilio fijo Que de dónde viene Él dice Volver por ningún motivo No puedo No puedo No me dejan Muestra un certificado Sus manos tiemblan Incapacidad laboral Cansancio crónico Fibrilación cardíaca Y los ojos le fallan. como con los diabéticos A veces parte el pan ParteVovovovomita5 el pan Hago bromas Entonces me siento mejor Ahora me siento mejor Sí está bien Está bien Gracias ahora ya está bien Sentimos mucho si lo Ahora está bien Quiere que en otra oportunidad Pero qué fue lo que vio El curso exacto de los hechos Sería importante para nosotros También para poder Eximir de responsabilidad a la colega en caso necesario Información Información del curso de los hechos Sólo ésta Entonces de inmediato estamos Sí Dice el forastero Sí Sí Lo vi todo Estuve allí Sí Sí Todo todo lo vi Todo Pero qué Qué pasó Entonces se desploma Y duerme Aparentemente Al parecer O acaso está Inconsciente Amnésico O es que el recuerdo no quiere que lo recuerden 5 N. todo negro. T. d. aturdido.6. a veces. una rebanada de pan. 21 .: Hay un juego de palabras entre brechen (partir) y erbrechen (vomitar) en el original. mareado Un vaso de agua.

mientras él duerme. el río de la sangre se reencuentra en el piso del hotel desconocido. al otro lado Siempre allá abajo Todo eso lo afectó demasiado Demasiado Demasiado para alguien como él Dios mío Ahí uno Es más firme No es cierto Tiene más aguante O no 22 . rojo como una bandera. cada uno de los arroyuelos. rojo como una llama Probablemente no está bien Desde que participó allá abajo En la guerra En la guerra siempre se dice allá abajo Nunca allá arriba o de ultramar. confluye en el otro.A través suyo Y manda por un rato a sus acompañantes la noche el reposo el sueño A meterse en el cuerpo de Rabe Y de las falanges vendadas con gasa ven cómo la sangre sale. las blancas yemas de los dedos se vuelven rojas y crece un río de cinco dedos. se escurre y se confunde el uno con el otro y así es como. un río de diez dedos y desde el delta de los dedos la sangre comienza a gotear sobre el piso y lo que gotea en el piso.

7. KAROLINE Yo manejo muy poco. Lo que pasa es que manejo demasiado poco. No quería desilusionarme. El tacómetro marca otra cosa. LUDWIG La de cosas que aguantas. LUDWIG Siempre te digo que te defiendas. LUDWIG Repelente. Ni un solo pelo. a la ofensiva. 23 . Hasta que me di cuenta. Eso te hubiera gustado. La manera en que se esfuerza. Ahí sí que ella se habría derretido entera. eso es como una puñalada. Karoline. Venía y se iba sin una sola palabra. Eso sí que habría sido total. Se cree que conmigo lo puede hacer. KAROLINE Ya había abierto algunos. Repelente. LUDWIG De dónde había sacado la llave. Para que parezca que jamás hubiera pasado nada. Silencio. para protegerme. por la ventana. no es cierto. no te creas. KAROLINE Dejé puesta la llave en el contacto y de ahí en adelante él ya no tuvo que temerle a la luz. KAROLINE Cómo querrías que fuera. Ensartado detrás del manubrio. Pausa. Siempre esa docilidad. KAROLINE Sí. Devolvía el auto antes de que amaneciera. Siempre dándoles a todos en el gusto. KAROLINE Estaba furiosa. A veces nos mirábamos. cómo se esmera para que yo no me dé cuenta de nada. Que nunca te defiendas. Bajo mis ojos. en la mañana pongo la mano en el capó y está caliente. Pausa. Ni una sola colilla en el auto. él no quería hacerme daño. – Y entonces un día dejé puesta la llave en el contacto. Mi hijo todavía estaría vivo -. Hasta sonreirías si te – si a ti -. Repelente. LUDWIG Deberías haber tenido voluntad. para agradecer. Como antes en el colegio. Entiendes. A la ofensiva. LUDWIG Lo único que falta es el ramo de flores. Querer darlo todo. ni una lata de cerveza. LUDWIG En lugar de ir a denunciarlo. KAROLINE De noche él andaba buscando combustible. Si tú -. le falta bencina.

KAROLINE Te imaginas que te amo. Por los cráteres de los pechos bonachones e inertes de los que puedes disponer en cualquier momento. – Pega. te – KAROLINE Hazlo entonces. Por supuesto que no. No puede ser. Si tanto te repele mi docilidad. por ti hago de todo. Silencio. No te aburres contigo mismo. Hacer como si fuera normal. En pleno verano hace ocho años. LUDWIG El día que nos vimos por primera vez. Se ven las cicatrices de los pechos amputados. Responde. así de tan súper normal que eres. diciéndome a mí mismo que no era cierto. Así no más. Es por eso. Ludwig niega con la cabeza. Traté de disuadirme. KAROLINE Culeas conmigo porque te doy lástima. LUDWIG No. Por supuesto que no. LUDWIG Si pudiera. Eso te calienta. el miedo a ser observado. Silencio. Ludwig. Excitante. cómo querrías que fuera. KAROLINE Eres súper normal. Silencio. KAROLINE Ay. Me enamoré. Silencio. Se desviste hasta quedar con el torso desnudo. A primera vista. tener sexo con gente amputada. KAROLINE Te doy lástima. KAROLINE Repelente.KAROLINE Me recordaba un poco a ti. Yo estaba esperando a Susanne y tú eras la nueva y llegaste corriendo por el patio. que iba a pasar. KAROLINE Te doy lástima. Pero no pasó. en el patio del colegio. LUDWIG No. Hacer como si uno tuviera sentimientos – LUDWIG Eres tan puta. Imposible que exista. O de convencerme de que era una ilusión. – No. llevarse sin decir nada lo que uno necesita y hacer como si eso fuera normal. Entradas y salidas furtivas. Y después tener una llave. 24 .

KAROLINE Un tremendo riesgo. me fulminaría. no encuentro la causa ni tampoco el efecto.KAROLINE No dijiste nada. a menudo yo estaba parado delante de la clínica. pésimo. Te estás burlando de mí. LUDWIG Como si no lo supiera. Pausa. Ludwig. Nada equivocado. No había nada excitante. destruidos. Creo que me daba vergüenza. Pausa. KAROLINE Tú no eres el único con el que me acuesto. Normal. con todo lo fuerte y poderoso e incontrolable que es. Pausa. me llevaría cual remolino. Pausa. A veces Susanne hablaba de envejecer juntos. Silencio. KAROLINE Conmigo no habría sido diferente. No logro encontrar la relación. Era normal. KAROLINE Puede salir muy mal. Y estoy convencido de que no me lo merezco. LUDWIG Por qué no. LUDWIG Sí. Porque sí. Es decir – bueno. No lo sé. Se ríe. La vida con Susanne. Me daba vergüenza no tener la fuerza para exponerme a ese sentimiento. Qué ridículo es eso. Pausa. Pausa. todas esas leseras. Me avergonzaba de mi amor. Me daba vergüenza. de cuidar a nuestros nietos. LUDWIG Susanne estaba embarazada y tú con ese – KAROLINE Karl – LUDWIG . barrería conmigo. Pero nunca tuve el valor de visitarte. LUDWIG Quizás. Pausa. Sí. Ahora todo parece distinto. Te amo. Qué es eso. Te amo. porque había otro sentimiento. Probar algo así. Silencio. Pausa. Hora tras hora en el estacionamiento. – Cuando te enfermaste. Creo. No merezco sentir algo tan incondicional. este sentimiento por ti. Incluso era bonita. Se ríe.ese tipo raro y tú estaban juntos. KAROLINE Por qué no. que era mucho más fuerte y del que no sabía hacia dónde me iba a llevar. Eso es lo que quiero decir con dócil. 25 . LUDWIG Eso es lo que quiero decir. Karoline. ambos seríamos despedazados. Si yo abandonaba a Susanne. No sé exactamente por qué. Ahora que Edgar ya no está. Tú habrías cambiado una vida normal por otra.

No vuelvas nunca más. LUDWIG Tienes demasiado poca confianza en ti misma. KAROLINE Puede ser. 26 . KAROLINE Puede ser. Yo no te amo.Pausa. – Con ternura. Siempre fuiste un sometido. LUDWIG Tú a mí también. Ándate para la casa. KAROLINE Sólo hablas de ti. tú eres la que tiene tan poca confianza en sí misma. LUDWIG No. Pausa. KAROLINE Tienes tan poca confianza en ti mismo. Pausa. eres tú el que me tiene tan poca confianza. Ludwig. KAROLINE No.

de noche. en el cuerpo de Olaf Cómo es ver el mundo con los ojos de Olaf 27 . Olaf ya no sale de su habitación Desde el accidente sigue ahí escondido Qué hace allá adentro Qué cresta hace allá adentro A veces. dónde está Olaf Existe en realidad ese Olaf Y – por qué se esconde Se sigue escondiendo Por qué no se atreve a salir Según dicen Olaf vive detrás de esa puerta Si Olaf sigue vivo se puede ver Aquí abajo en esta ranura A veces un rayo de luz la atraviesa Entonces Olaf está despierto Y lee.8. lo tengo vigilado Me pongo en su lugar Para eso nos entrenan Ponerse en el lugar del otro Me imagino cómo es estar dentro de Olaf En la piel de Olaf. un hilo como él Podría salir a la calle El primer peatón que respirara Lo tumbaría de un soplo No. eso de la hoja A la ranura yo le digo La grieta del hambre Olaf está cada vez más flaco Si acaso sale Jamás Cómo un palo. escucha música o Reflexiona Cuando Olaf tiene hambre Introduce una hoja por la ranura Donde está escrito lo que quiere comer Y entonces Peter le va a comprar algo Y se lo pone delante de la puerta No pasa muy a menudo. ni siquiera entonces Pero yo estoy alerta. cuando cree que nadie Podrá verlo ni descubrirlo Que nadie lo va a reconocer No. EDNA Usted también se debe estar preguntando a estas alturas Dónde está Olaf Sí. Delante de la puerta de Olaf.

Eso ya lo sé bastante bien
Ambos vemos
Al verdadero autor del atentado
Caminando allá afuera
Pero qué es lo que está planeando hacer ahora
Qué es lo que está planeando

Quizás algún día Olaf
Adelgace tanto
Se vuelva tan inmaterialmente delgado como un rayo de luz
Que simplemente con la luz que pasa por debajo de su grieta atravesándola
Desaparezca
Se desvanezca
Sin luminosidad
Y listo

Un brillo un resplandor
Una llama
Que ha existido poco tiempo
En nuestras vidas

28

9.

Karoline encarga algo y muy pronto recibe un paquete
Cuyo contenido se prueba con decisión
Como si se tratara de un medicamento que hay que tomar
Se mira, se asusta, le da miedo
Pero quiere volver a empezar
Quiere convertirse en otra, no hay tiempo que perder
Al día siguiente va
A visitar al forastero, bar con pensión, segundo piso
Y cuando le abren
No esperaba lo que la espera
La habitación de Rabe es luminosa, las cortinas abiertas
La luz ensancha la habitación y Rabe está vestido y
Lavado y huele bien y se podría pensar
Que todo es normal, si no fuera
Por las vendas en sus diez dedos
Y las manchas oscuras en el piso
Y los frasquitos de remedios en la cómoda

KAROLINE Soy la mujer del auto. Me robaron el auto y lo dejaron
convertido en chatarra. Mi auto, al que venía persiguiendo la policía, por
equivocación.

RABE Por suerte no era su hijo.

KAROLINE No quise decir eso. Quería – disculparme.

RABE Conmigo.

KAROLINE Sí, también. Porque sin mi descuido hacia mi auto quizás
nada de eso hubiera sucedido. Quizás.

RABE Quizás.

Silencio. Karoline se dirige hacia la ventana.

KAROLINE Rompieron el pavimento de la calle hace más de un año.
Para poner cañerías nuevas. Entonces quebró la empresa de obras públicas. Y
nadie arregló nada. No cambiaron nada. No se renovó nada. Las cañerías se
están pudriendo; rellenaron de nuevo la calle. Hasta el día de hoy no le han
echado alquitrán. Pausa. En realidad a ellos les damos exactamente lo mismo.
Un barrio de trizas de vidrios rotos sin futuro. Gente sin valor. Niños sin
nombre. Pausa. Dicen que usted estuvo en la guerra.

Silencio.

RABE Sí. Estuve.

KAROLINE Y dónde estuvo.

29

Silencio.

RABE hace un vago movimiento con la mano.

Pausa.

KAROLINE Le traje algo. Desenvuelve un cuadro. No es grande,
50x50. Si no le gusta, entonces quémelo.

RABE lo toma con cuidado con sus manos vendadas y lo contempla. Lo
sostiene en la pared. Una superficie pintada de rojo.

RABE Eso de poner un clavo va a ser complicado. Me dejarán en
una pensión.

KAROLINE Pregúntele a la dueña.

Alguien golpea. Por debajo de la puerta alguien pasa un martillo y clavos.
Rabe no deja pasar la oportunidad de clavar él mismo el clavo en la pared y
colgar el cuadro.
Después de eso, por fin va a poder fumar un cigarrillo. Durante un momento
ambos contemplan el cuadro con expresión meditativa.

RABE Se ve bonito.

KAROLINE Sí.

Pausa.

KAROLINE Le gusta.

RABE Sí. Pausa. No lo voy a quemar.

Pausa.

KAROLINE Le gusta de veras.

RABE Sí.

KAROLINE Se llama “El último fuego”. Pausa. Después de eso todo
comienza de nuevo.

Pausa.

RABE Es bonito a pesar de eso.

Pausa.

30

KAROLINE Tengo un objetivo. No pintar casi nada. Un paisaje casi
invisible, donde el que lo contemple pueda desaparecer. Si es que se atreve a
entrar a las profundidades. Silencio. En el fondo pura luz.

Pausa.

RABE Entiendo.

Silencio.

KAROLINE carraspeando No estoy tan avanzada.

Pausa.

RABE Se puede vivir de eso.

KAROLINE De la pintura. No. Mi plata la gano en la tintorería. Quito
manchas. Cuatro días a la semana. Eso me pone en contacto con la gente. Los
viernes no. Y si alguien no retira una prenda, me permiten llevármela a la casa.
No ocurre con demasiada frecuencia.

Silencio. Karoline se dirige hacia la ventana.

KAROLINE Rompieron el pavimento la calle hace más de un año.
Pausa. Y nadie arregló nada. No cambiaron nada. No se renovó nada. Pausa.
Sabe, allá al frente vive la madre del niño, justo al frente –

RABE Cómo se llama.

KAROLINE Susanne. Susanne Schraube. – Se pueden ver las
ventanas de su departamento.

RABE Sí.

KAROLINE Incluso el dormitorio.

RABE Ahí las cortinas siempre están cerradas.

KAROLINE No se puede reconocer nada.

RABE Sombras, se ven sombras si la luz está encendida.

KAROLINE La pobre Susanne tiene que cuidar a la madre de su
marido. Alzheimer. – Para eso incluso dejó de trabajar.

RABE Y en qué trabajaba, antes.

KAROLINE Era profesora de Música. En la escuela primaria superior, a
la que también iba Edgar.

31

también hay pechos inclinados. El piano está desafinado. Ah sí. El Sr. pero sus dedos sólo rozan las teclas. Historias de la tintorería. – RABE Si sabe esas cosas de él. imagínese. Ése es el tipo de persona que es. 32 . Pausa. Admira mis pechos. De vez en cuando levanta la tapa del piano y toca. KAROLINE en voz baja. Cúbicos. Ahora estoy probando nuevas formas. tubulares y protuberantes. KAROLINE Son sólo historias. no. cuando está sola. Silencio. Felices. redondos como pelota. semi- redondos. – Están los del distribuidor automático de monedas y los de la tintorería. En eso no son tacaños. KAROLINE Sí. Por las notas falsas. Puntiagudos. – Y eso que las ventanas que dan al patio están rotas y hay nubes de moscas en la caja de la escalera. Están casados desde hace nueve años. Silencio. KAROLINE Ah. no las hace sonar … KAROLINE Sí. De ángulo angosto y ángulo ancho. A propósito. entonces lo conoce bastante bien. en ese edificio a nadie le gusta la música. Pausa. RABE Y usted cómo lo sabe. y ellos se pelean por el ruido. entonces lo conoce bastante bien. su marido se llama Ludwig. asombrada Hermosa – Susanne – RABE Todos los días baña a su suegra. es un hombre que juega al Lotto para no ganar. Schraube. Cáncer. RABE Susanne y Ludwig. RABE No. KAROLINE Él es un hombre muy agradable. KAROLINE Ludwig Schraube. por los niños que meten bulla. Son artificiales. el fetichista de las prótesis mamarias. Pausa. cónicos. RABE Si sabe esas cosas de él. Y hay todo eso también en asimétrico. Amputados. Él es fetichista. Habla poco. con forma de bolos. No tiene remedio. como la mayoría de los de aquí. Silencio. Todo el tiempo hay reclamos por radios que suenan demasiado fuerte.RABE Ella es muy hermosa. Los Schraube siguen mandando a la tintorería las prendas difíciles. Por eso ella no toca. planos y empinados. A veces llora. Y todo eso usted lo puede ver desde aquí. hace poco alguien le prendió fuego a un coche de guaguas que había debajo de la escalera – el edificio se cae a pedazos.

quién sabe. Borracha. Mostrar lo que no tengo y hacerle propaganda al repuesto. Silencio. el colegio es pésimo también. me tuve que ir – Silencio. Que algo falte. RABE Por fuera faltan algunas piezas. y someterme a tratamiento y volver a operarme y -. Técnica ortopédica. A veces tenía que salir corriendo de la sala de clases a vomitar y una vez no alcancé y vomité delante del pizarrón. Para mujeres que jamás fueron como yo ni jamás querrían ser como yo. no me toque – Rabe intenta calmarla con cuidado con las dos manos – no soy bonita. KAROLINE A una le prometen que no se va a notar nada. por favor no me toque. RABE Echaba de menos eso. KAROLINE Me cago en eso. pero por dentro estás completa. Justo. Lo mutilado. Yo era la profesora de Arte. ni siquiera a través de una cortina – RABE Claro que sí. RABE Echaba de menos eso. pero para los niños era suficiente. la pelada. Se escucha como si una fuera una mutilada de guerra. Rabe la toca con cuidado con una mano. KAROLINE Sí. tanto como la pintora que soy. KAROLINE Mejor así que al revés. existen esos negocios serios. Decidí ser una bomba. Todo a la vitrina. pero si yo no soy bonita. A una le prometen “una transición armónica al escote” y un “comportamiento natural en cuanto a movimiento”. Karoline. Mejor que el original. nadie me quiere mirar. varias veces. Disculpa. Pero de ahí en adelante se dijo que mi enfermedad era pedirles demasiado a los niños y que tenía que irme y entonces no me quedó otra que irme. antes.KAROLINE Enseñábamos juntas. los alumnos testificaron que yo ya no me podía sostener de puro borracha. estaba muy enferma y tuvieron que operarme. quizás para jugarme una mala pasada. Sabes. Y entonces me enfermé y me sometí al tratamiento. 33 . para mostrar por fuera lo que sienten por dentro. eso a veces pasa y es menos grave que el cáncer. Yo te miro. yo te miro. Eso significa que todo se balancea en forma totalmente normal. para mujeres que quieren ser bombas y para hombres que quieren ser bombas y se ponen bombas. Y están los negocios: Make your Boobs come true. Una profesora pésima. hedor ácido podredumbre. en el colegio. Suministros médicos. Karoline. quizás para ayudarme. no es cierto. entonces tuve que irme. RABE Es hermoso así tal como es. la pelada. profesoras con seguro de jubilación. para mujeres como la que yo era. Me cago en eso.

RABE No. Él la toca. la acaricia. que ya no están. RABE Lo sé. Los hombres con los que ahora me relaciono – quieren vérmelos. Quédate así. hacen el amor. Quédate así. 34 . Él besa y acaricia la cara de ella. Se dejan puesta la ropa. RABE Lo sé. Algunos hombres sí quieren. RABE Eso era lo que echaba de menos.Silencio. KAROLINE Disculpa. Pero con toda seguridad tú habrás visto cosas más terribles. KAROLINE Quiere ver lo que ya no está – RABE niega con la cabeza. KAROLINE Los pechos. KAROLINE Siente algo en sus manos aparte de dolor – RABE negando con la cabeza Pero siento algo con usted – Sientes algo – KAROLINE En realidad no. Ella hace ademán de desvestirse. Intenta reír. KAROLINE Silencio. la palpa. Perdóname.

a lo mejor sólo concentrada en sí misma. Seguimos a la figura con la vista. Posiblemente algo trastornada. ¡Ése era Olaf! ¡Ése era Olaf! 35 . Una figura no identificable camina por el escenario. a lo mejor en estado crítico. uno tras el otro. Nosotros interrumpimos lo que estamos haciendo.10. antes de que el primero de nosotros entienda.

Siempre digo que es una puta. No fue idea mía. trabaja en la Gerencia Inmobiliaria Norte. Se queda por ahí parado sin hacer nada. eso va a terminar destrozándolo. cómo vamos a seguir. No tengo suerte. un hocico de este porte. A propósito. Quiero decir que si me pregunto por qué voy al bosque – No es por el perro en realidad. Desde entonces estoy tratando de volver a encontrar trabajo. hasta que me despidieron. Ojos inyectados en sangre. Y se ve bravo. cuando debería estar en la oficina – ni idea. Sólo de vista. pero se ve bravo. Pero no tengo suerte. Peter sin suerte. Total – es un misterio. Acariciar árboles. gruñe. Pero acércate no más y acarícialo detrás de las orejas. qué crees que hace -. Sale. revisando el stock. Cómo llega hasta ahí. De ahí es que conozco al hombre. Ahí nadie tiene ilusiones. Mostrando la altura. También él en el bosque. pero ya hay tres personas esperando etcétera … Se rasca. PETER El hombre. Súper pacífico. Silencio. Vuelve. Vuelve. Pausa. Schraube. Se encoge de hombros. si lo menea dos veces para allá y para acá. 36 . Salgo a pasear con el perro durante horas. Gerencia Inmobiliaria Norte – que si también le pertenece el bosque. si están midiendo algo de nuevo. se encoge de hombros – vaya uno a saber. se queda dormido y te ronca. trabajé ahí alguna vez. pone su cabeza en tu pecho. Se rasca. Lo entiendo. no te das ni cuenta y zás tienes un litro de jugos gástricos en las pilchas. Empleado. así como si no le costara nada abalanzarse sobre alguien. Peligroso. vaya uno a saber. aquí le encanta mostrándolo – y. el padre. Pausa. Ya estoy hablando en pasado – Francamente. Bueno. Habría que darle una oportunidad. Olaf ya no me acompaña. Con lo talentoso que era. Lo que hace ahí – ni la menor idea. Todavía no es época de callampas. Y a quién me encuentro desde hace poco en mis paseos – al Sr. Schraube. encontrar la paz interior. Ahora sí que lo demandaron por toda esa mierda. Entiendo al hombre. Al Sr. se llama Humboldt. no tiene por qué significar ninguna lesera. No lo tengo en – No está en mi mano lo que va a pasar con nosotros. Olaf – está destruido. portero. de día. homicidio involuntario y esas cuestiones. Buenos días cómo está.11. Lo sé. carnívoro y no precisamente de carne enlatada y por supuesto que un animal así necesita moverse. Un dogo así. Sale. pero sí mucho tiempo. una historia desagradable. hoy casi no hay correo para usted.

del Olaf. Claro. se acabó la cocaína y ahora qué. Se acabó la plata. con peñascos que sobresalen. Obvio que no digo que es para el perro. No es lo que ustedes se imaginan. Un disparate de ésos grandes. Total. Es por Humbolthain. con la coca metida en el cuerpo te crees súper poderoso y eres una mosca que se queda pegada a la pared. No nos creen capaces. roca escarpada. salen de las tablas del piso. el precipicio no es chacota. Olaf. Le dije al tiro. Llamar a Humboldt significa ey. Conoce Humboldthain. resbaladiza. Llora. como yo. Olaf. ya voy.Sé lo que piensan. ahí mi amigo hace su Freeclimbing. Qué tanto. De que haga algún disparate. aquí estoy. esta plaga de pulgas. Pero la pared no piensa lo mismo. de veinte metros de altura. antes era así. Quería hacer de eso su profesión. En realidad es su perro. Todo el efectivo se va en el perro. Ahora se puede escalar. 37 . Silencio. la ropa de cama. Bueno. Pausa. Entrenaba. Ahí está. Ahora olvídate del Freeclimbing. ey. A mí no en todo caso. le doy las cosas vencidas del supermercado. ahí de vez en cuando las puedo ahogar en el desagüe. Ahí está el búnker. Pero yo no tengo trabajo y obvio que hay que matar el tiempo y ahí Olaf empezó a acompañarme. entrenamiento. cinco veces por semana. No es culpa mía. – Mientras podamos seguir pagando la cuenta del agua. Pausa. ya voy. de entre los tablones. Todo negro. Pausa. Un par de veces se sacó la cresta. Entrena súper duro. de escalar. no es cierto. una roca escarpada suelta. Hay que tirar p’arriba. Un miedo terrible. Aunque claro que salgo a pedir. No queda otra que esperar. porque no nos queda ni un centavo. Desde hace unos días estoy durmiendo en la tina. Las pulgas. Es para la olla común de los sin techo. autodisciplina. No es cuestión de cultura. Así pasa. las sábanas. Ni siquiera para portero. endeudados hasta las orejas. Segunda Guerra Mundial. No lograron hacerlo explotar después de la guerra. Se rasca. Pausa. Todos en tratamiento de desintoxicación. si andái arriba de la pelota. Harto chalado que es. Olaf no aprendió ninguna cosa. ahora se terminó. sin que uno siquiera se dé cuenta. eso sí que no se acaba. ey. Tengo un miedo terrible.

12. Bueno. él mismo se ha humillado Ahora ella se va a reír de él Acaso puede ser peor Debería avergonzarse más profundamente todavía Sentirse todavía más degradado Cierra las cortinas Se refugia De nuevo en la oscuridad Se tiende bajo la colcha Con la colcha debajo de la cama El aire en su habitación no circula Cagazodecagazo Mierdademierda Nadadenada Pesadilladeunfracasado 38 . ávido y sin ninguna vergüenza Mirando la ventana de ella Y lo ha hecho Ella ha descubierto el secreto de Rabe O la parte de ese secreto que está dirigida a ella Rabe se siente expuesto Humillado. casi al frente Al otro lado de la calle. estira su brazo E indica la ventana de Rabe. Karoline se dirige Unos días después Hacia la casa de Susanne Y toca el timbre Y cuando Susanne abre Karoline no dice nada Lo único que hace Se da media vuelta. claramente reconocible Susanne sigue con la vista el brazo estirado Se quedan paradas así. unos breves segundos Ese día no sucede nada más Tampoco en los siguientes pasa demasiado salvo Que los ojos de Susanne buscan la ventana del forastero En algunos momentos de intranquilidad O de miedo De intranquilidad y miedo Sí Y por momentos ve la silueta de Rabe Apartarse bruscamente Medio oculto detrás de la cortina Cuando piensa que Susanne debe haberlo descubierto Con cero consideración.

Pedazodecarnebuenoparanada Vidainútiltiempobotado Lapeordelasescoriasbienmerecidotienesquetepisoteen Podrirteesodeberías Polvopolvopolvo Tierratierratierra Enruinasenruinasenruinas Polvopolvopolvo Vientosóplalohastaquedesaparezca 39 .

Schraube se pasea de un lado a otro por la calle. contempla a la Sra. SRA. Y no logro acordarme de él. Disfrutar el momento. RABE Cuál -. La Sra. SCHRAUBE El gato salió Temprano en la mañana de la casa Y en la noche ya estaba muerto La gente pasa por encima y se va Pasa por el lado sin ver La mancha en la calle sigue siendo roja Rabe la escucha tararear una canción como extraviada. vivir el presente. Schraube un instante. descorre lentamente las cortinas. Silencio. SCHRAUBE Demuéstrelo. Eres menos que un animal – RABE Soy un prisionero. Sola. La Sra. SRA. Es ésa la mancha -.13. Qué me importa el momento si mañana no voy a poder recordarlo. un prisionero como usted. SRA. SCHRAUBE En qué consiste la alegría. abre la ventana. SRA. RABE La gente pasa por encima y se va Pasa por el lado sin ver La mancha en la calle sigue siendo roja Cuando el día empezó Éramos tres Cuando terminó Sólo quedaban vivos dos Anunciamos nuestra presencia tarareando No queríamos asustar a Rosmarie Queríamos acompañarla a su casa Caminamos lentamente calle abajo Y también nosotros comenzamos a cantar. No la vimos Ahí presentes no estuvimos La muerte se le adelantó a la vida Cuando llegó no lo supimos 40 . Sin memoria eres menos que un animal. Pausa. Alegría – para eso necesito un pasado. SCHRAUBE Era ésta -. Schraube lo ve. en eso no consiste la felicidad. me cago en esa mierda mierda mierda.

la levanta. SRA. No la vimos Ahí presentes no estuvimos La muerte se le adelantó a la vida Cuando llegó no lo supimos Ya no te dejaré partir Sola no te dejaré jamás Cuando la muerte al camino te tenga que salir A mi lado habrás de estar SRA. RABE Aquí no hay guerra. Sra. sin hacer adiós con ella Rabe se asusta. Rosmarie. váyase a su casa y tome un baño de tina. no es cierto – RABE Sí. SCHRAUBE El agua está congelada. da un paso atrás. no se acuerdan. Seguiremos tarareando mientras La Sra. Schraube encuentra su departamento Y Rabe cierra la ventana Y entonces veremos a Susanne. No hay electricidad. Schraube. pero Entonces se acuerda y también él levanta una mano Y ambos ponen su mano en el vidrio casi al mismo tiempo Y Nosotros hacemos como si no hubiésemos notado nada Y Con timidez Se sonríen El uno al otro 41 .SRA. que Por su parte mira hacia la calle detrás del vidrio de la ventana Esperando a su suegra A la que le preparará un baño de tina Y mira en dirección a Rabe para hacerle una seña Y levanta la mano. De lo felices que fuimos – RABE con suavidad Váyase a su casa. SCHRAUBE ¡Qué felices éramos antes! ¡Qué felices fuimos! Imagínense. ¡fuimos tan felices! Se acuerdan. la guerra terminó. SCHRAUBE pensando ¿No hay guerra? Haciendo un esfuerzo para pensar. Ya se acabó.

RABE Sí. SUSANNE No me atreví a visitarlo antes. – No seré yo la que lo saque a tirones para afuera. Ya no lo voy a despertar más. RABE meneando la cabeza No lo sé. – Estoy aprendiendo a callar. Ahora está aquí. No lo sé. Silencio. Estuvo ahí. Todos lo saben. Aunque debería poder descansar de una vez por todas. Pausa. es como si – también estuviera nombrando a mi hijo. Silencio. Silencio. Al unísono SUSANNE Por eso estoy aquí. No sé con quién más. Soy malo para hablar – SUSANNE Yo sé que usted estuvo en la guerra. Sentado en la oscuridad. Pausa. RABE Ahora está aquí. Se ríen. Basta con que – Con quién más. El niño. Por qué se hizo eso. SUSANNE Y pensé – que usted menos se iba a atrever a visitarme a mí. – Cada vez que digo el nombre del hombre. Pausa. yo. SUSANNE Usted lo vio. Discúlpeme.14. Silencio. con una sola maleta. invocado cada vez de nuevo a través del nombre del que me ayudó a darle la vida. Cada vez que digo en voz alta el nombre del niño es como si -. Pausa. 42 . Silencio. – Sigue durmiendo. SUSANNE Eso es exactamente lo que por ningún motivo quería decir. SUSANNE Por qué hizo eso. Ya no digo su nombre en voz alta. SUSANNE señalando las manos de él Por qué hizo eso. de mi marido. Lo vi. seguro que no. Lo vio todo. Cada vez volver a llamarlo a la vida. RABE Ahora está aquí. Silencio. Por qué se hizo eso. No era mi intención caerle de improviso con algo así.

Pausa. – Ya no sé. simplemente no puedo sentir las palabras. del mismo modo en que el esmalte se mete debajo de una uña. Uno que lo vio todo. Pausa. Cada vez que alguien saque las cartas del buzón. tan abstractas que son. Y entonces. pero una cicatriz debería quedar. Un año o más. Cada vez que se encienda un motor. Y entonces apareció un testigo. Las palabras. La culpa me da lo mismo. en algún lugar debe haber una conexión – entre lo de afuera y yo. 43 . No quiero vivir como un mutilado. del mismo modo irreversible en que mi vida se convirtió en otra después de ese día. No tendría por qué ser algo grande. de un modo irreversible. porfiadamente. A todos los que participaron. Cómo voy a saber yo – lo que el otro entiende. Eso todavía lo puedo decir. RABE Las palabras – los vocablos – eso está afuera. SUSANNE Al principio tenía un plan. pero no quiero. Quería meterme de contrabando a las vidas de los otros. ya convertida en alguien frío. cuando vea el color amarillo. sólo sería perceptible como el recuerdo de un movimiento. después de esa hora. Rápido. tanto.Pausa. Castigar a todos los que estuvieron involucrados en su muerte. hasta que ustedes me hubieran olvidado. mis ideas y recuerdos y – los sentimientos. RABE No siento nada. Hasta que pensaran que mi dolor habría penetrado hasta lo más profundo de mi corazón. Quería esperar un año. sin que se note. que nunca más dará paz. Cada mediodía. Silencio. No hablo de culpa. Silencio. a veces. – Ahí están mis impresiones. cuando cruce un paso de cebra. Y que por eso se infringió su propio castigo. Para que le duela. Ella toma las manos de él y se las acaricia. ya no más como el movimiento mismo. que incluso si se movía. Sin lenguaje. – Sí. Uno que no impidió nada. Pero cuáles son las palabras que corresponden a estos sentimientos. Cada vez que lea la palabra “fútbol”. cuando pudiera decir su nombre sin que mis manos temblaran. cuando el reloj dé las doce. El lugar en que las palabras se transforman en vocablos y se ponen de acuerdo conmigo sobre qué cosa va dónde. – Pero no quiero vivir como un mudo. cobraría venganza. Entonces. la vida de cada uno. SUSANNE Pero debe haber una conexión con el afuera. un recuerdo que se hace presente en forma rabiosa. Pausa. cómo se combina todo eso. Quizás quién soy yo para decirlo. Que algo cambiara sus vidas.

Para mí. sin comprensión. todo lo imposible de pronto se vuelve posible. Comprensión -. No quiero eso. Sonrisa. en algún momento. Pese a que estaba dispuesta a escucharlo todo. “No estés triste. SUSANNE Y así. Y ahí ya no supe qué hacer. Para ser infeliz. llegará alguien y me meterá la cabeza debajo del agua. Ella habría hecho posible lo que yo necesito. Silencio. Pausa. Nonononono. ahora. SUSANNE Lo único que sé es que se me acabó la comprensión. RABE Nonono. Pausa. Eso era lo que ella quería. No. más adelante. Este tipo de – Cuidado. Pero yo no soy ningún mutilado. Pausa. Eso era lo que ella pensaba. No me quedó otra. O también a callar. Sonrisa. Entiende – RABE No. Pausa. Pausa. No lo soy no lo soy. Rabe contempla sus manos. Pese a que ella se dedicó completamente a mí. Me convertiré en alguien como mi suegra y entonces. Se me acabó se me acabó se me acabó. Se ríe. SUSANNE No sé nada de ti. La abandoné. No soy ninguna víctima. Si me he vuelto infeliz. Susanne. Tuve que llevármela a la casa. Todos los días. Dejé a mi mujer. no estés infeliz. SUSANNE Fuiste una luz. RABE Infelicidad – 44 . Se olvida de cuántas veces lo repite. No quiero no quiero no quiero.Pausa. Silencio. SUSANNE Sabe lo que significa “infeliz” – RABE pensando Infeliz – SUSANNE Me he preguntado si soy infeliz. me falta la comprensión.” Dice mi suegra. RABE Partí.

dónde queda ese “otro lugar”. Fue una equivocación. Silencio. 45 . Acaso mi hijo está vivo. Se besan. SUSANNE ¿Entonces Dios es un criminal? O por qué mi hijo está muerto. es de verdad – me entiendes. justamente porque no lo entendemos. Yo sólo soy basura. Pausa. Aquí estoy. bueno. con ternura llévate a Edgar. este montón de basura carne intestinos huesos sangre. Y déjame a mí sola. sólo porque es verdadera. O todo importa una reverenda mierda y es que a nosotros nos gusta convencernos de que no entendemos el sentido secreto – RABE Sentido – no existe no existe no existe – SUSANNE Qué sabemos nosotros. no puede no importar. entonces llévatelo. Llévate lo que me es más querido. en otro lugar – y si es así. que yo soy. mi dolor es basura que no sirve para nada. para ti. SUSANNE Entonces debo acaso decir. Es razonable su muerte. debe valer. en voz muy baja. Pausa. Puede tener valor. mi dolor es sólo basura. Con mucho cuidado. El cielo se equivocó. para ti. Soy de verdad. basura sin ningún valor – RABE Pero este montón de basura aquí. insectos apenas un poco mejores. Lo más preciado. RABE Sin embargo. Pausa.Creo que infelicidad – es una palabra para criminales.

antes de que el primero de nosotros entienda.15. a lo mejor en estado crítico. uno tras el otro. ¡Ése era Olaf! ¡Ése era Olaf! 46 . Nosotros interrumpimos lo que estamos haciendo. Seguimos a la figura con la vista. Posiblemente algo trastornada. a lo mejor sólo concentrada en sí misma. Una figura no identificable camina por el escenario.

Va a traer un montón de plata a la casa. en dirección contraria viene un tipo que nos queda mirando un rato. Trabajo. Humboldt ahí mismo se para delante del tipo. Buena plata. Yo. En todo caso. las comisuras del hocico hacia arriba. Y Humboldt se sienta en su trasero y sonríe. sí. Silencio. en realidad nosotros no. resulta que el tipo es el dueño de la fábrica de porcelana y está buscando un vigilante nocturno. de veras. no lo hace. Pausa. e incluso lo pagan. Ando paseando con él por el bosque. Pero no. así de arriba a abajo. al tiro le llega el lengüetazo y el perro se le encarama a las rodillas. ¡Y Humboldt consiguió la pega! Oye. Bueno. Olaf. Se rasca. la cosa se empieza a poner peluda. Uno que se vea bravo e infunda respeto. No. de frente. Humboldt encontró trabajo. alerta. gruñendo. da un paso atrás y dice. ojalá a este imbécil no se le ocurra acariciar a Humboldt. un perro como vigilante nocturno. casi a punto de saltar. Contráteme a mí. Olaf – tenemos trabajo. No es cierto. el perro. Que acompañe al tipo de la seguridad. Delante de la puerta de Olaf. él se acerca y dice: Es peligroso. nuestro perro va a trabajar. algo es algo. Qué cresta haces allá adentro – 47 . digo: Se ve bravo. porque si lo hace. le digo.16. Por lo menos mete una hoja por la ranura. – Yo pienso. PETER ¡Olaf – sal de ahí! ¡Tengo novedades! Imagínate.

EDNA Me refiero al tamaño. Los baratos se agrietan o hacen que te pique la piel. Pausa. El busto de Karoline ha aumentado de tamaño. Nunca. no. EDNA Edna a veces se pone en el lugar de Karoline. no hay problema. EDNA Ya me lo contaron. Afecta la columna. KAROLINE Edna no se ríe de mí. siempre va a tener que relacionarse con criminales. Eso es lo que me gusta de ella. no tiene que ser. KAROLINE Y. Si alguien quiere llegar a ser Profiler. Tengo que acostumbrarme al peso de a poco. Cómo ella ve el mundo. alergia al plástico. Cuándo si no. KAROLINE Claro que puedes. KAROLINE Claro que de noche. EDNA A mí me entretiene ponerme en el lugar de otra gente. KAROLINE No por eso tienes que ponerte tartamuda. EDNA Me dejas tocar. Por suerte en la noche estoy acostada. KAROLINE Adentro hay más todavía. Quiero o no quiero verme natural. EDNA No estarás exagerando un poco. EDNA Entiendo entiendo. Bastante exuberantes. las heridas te las llevas gratis. Es difícil. zarpullido. KAROLINE No. Puedes hacerlo de nuevo. EDNA No te los sacas. Creo que no tiene la más remota idea de belleza. Pero una mujer sin pechos. EDNA De noche. ver el interior de los demás. El Yo-Edna entra de a poco en el ámbito desconocido de una persona y ya nada 48 . KAROLINE Cómo.17. Gasté un montón de plata en eso. EDNA I – I – Impresionante.

porque aquí ya lo persiguieron una vez. EDNA El autor del atentado – capturar al autor del atentado. – Pero todavía tengo que practicar. EDNA Entretanto demás puede haber regresado. por favor. no te vas a dar ni cuenta del enjambre de Ednas que va a haber aquí. Pausa. Soy alguien completamente diferente. El 4 de septiembre hubo tres muertos. Una multa. En el sur. yo también soy muchas. vuelve en ti! EDNA Yo estoy aquí. todavía no. KAROLINE Pero si no hay un único autor del delito. Olaf no sabe lo que le espera. Edna está en todas partes. KAROLINE ¡Edna. con toda calma. Edna. Pausa. Todavía no he llegado a la meta. KAROLINE Y cuál sería la meta. KAROLINE Si hay alguna forma en que podamos ayudarte. el 30 hubo cinco heridos. las bombas vivientes. KAROLINE Todavía seguimos esperando que se abra el proceso. Alertas. Capturar al autor del atentado antes de que vuelva a dar un golpe. se la farreó. en el cielo van a decir: Una vez más Edna no prestó atención. Porque yo fracasé. una pena de cárcel. Incluso el futuro es culpa mía. atentos. atentos. – Tenía una oportunidad. El ataque hace tres días – KAROLINE Fue a quinientos kilómetros de aquí.es como antes. avisa. de ésas hay montones. 49 . Siento como alguien completamente diferente. Pienso como alguien completamente diferente. La meta. Edna lo impedirá. cuando él vuele por los aires con diecisiete personas que estén paradas cerca de pura casualidad. Aquí en el barrio se sentirá especialmente seguro. yu-ju. – Todo es culpa mía. EDNA Debemos mantener los ojos abiertos. el 18 fueron dos y en el Metro. El verdadero autor del atentado – EDNA Está buscando con toda calma el próximo blanco. vuelve a llamarme. KAROLINE Oye. Cuando explote la próxima bomba. yo. la espera en sí ya es un castigo. EDNA Yo tampoco soy una única Edna. Edna – eres tú.

EDNA Por favor también la cabeza. KAROLINE Durante varios minutos inspiro y expiro formando olas. yo pongo sus dos manos en las mías y digo – Edna. EDNA Sí. Provoca un temblor de pechos. Quizás eso tenga un efecto aún más tranquilizador. usted o yo o tú que estás allá. Entonces pongo las dos manos de Edna sobre mis pechos – quizás eso tenga un efecto tranquilizador. el verdadero autor del atentado – a él no lo conocemos. yo soy. Ellos. O Edna. KAROLINE Vamos a ver.KAROLINE Lo tonto es que. eso hace que los pechos se balanceen suavemente. ando persiguiéndome a mí misma todo el tiempo – KAROLINE Para que se calme. yo soy el autor del atentado. Cualquiera puede serlo. ahora por favor apoya tu mano. 50 . EDNA También sabes bambolearte.

18. Que no tenga ninguna necesidad de él. Yo les traspaso el azar y la suerte a otros. Silencio. Porque desde hace mucho que lo tiene. Alguien que ha sido separado de su mejor amigo. pero tampoco en forma descuidada. del Jackpot. De qué serviría. Siempre el mismo basurero al lado del banco a la derecha de la entrada al parque. pero que tiene un horizonte. sin fijarme. se alegra. Silencio. Siempre el mismo. Nuca guardé los comprobantes de los juegos. follaje. como yo jamás podría hacerlo. Cualquiera podía reconocer que detrás de lo botado había un sistema. latas de Coca-Cola. Jamás miro los resultados de un sorteo. Pero yo. del pozo. todas las mañanas después de un sorteo. en punto. Una vida que jamás podría llevar. 51 . que no tiene familia. A veces cubierto por colillas. – Lo que más me gustaría sería alguien que no necesite la plata. LUDWIG Rellenaba los boletos de Lotto y pagaba. y era a las 7:30 hrs. lo guarda y qué va a ser – se alegra. Me imagino que esa vida distinta va a encontrar mi comprobante de juego. Yo sólo soy el intermediario. Cualquiera podía sacarlos sin ningún problema y guardarlos. No tengo idea de cuántos son los que habrán encontrado esos comprobantes y serán millonarios gracias a mí. Botaba los comprobantes en un basurero camino al trabajo. encuentra el boleto. Alguien que no toma el ascensor aunque vaya al piso veintiuno. Alguien que tiene una risa contagiosa. se alegra. de su suerte de sobra. a veces en el pasto a causa del viento. En eso no puedo influir yo ni tampoco el que lo encuentra. Alguien que no lo necesita en lo más mínimo. Alguien que es joven y está solo. yo boto el comprobante en la mañana a la basura. pero que nunca dejará de escuchar su voz. Me imagino una vida distinta. Ésa es mi responsabilidad. Los botaba encima de la otra basura. un comprobante del sorteo siguiente en el basurero a la derecha de la entrada al parque. sin llamar demasiado la atención.

Largo rato. Propuestas. Estrangulador está bien. Desesperado. Pausa. Estrangulador. pero yo no quiero morirme todavía. Ven acá Humboldt. Delante de la puerta de Olaf. rápido Violador anal impenitente o Máquina trituradora de carne speed-adicta o Sierra viviente – algo por ahí. A la chucha con estos bichos de mierda. Olaf. lo tienes claro – es como si estuviéramos muertos y ellos vinieran a poner sus huevos en nuestros cuerpos. Estrangulador. sal de ahí – Pausa larga. El tipo dijo que el nombre no puede quedarse como está. Hiena de combate … Perro sanguinario … Piensa. Qué va a pensar un tipo que entra a robar si está delante del perro y el guardia de seguridad viene detrás y grita ¡Agárralo. Algo así como – amable. los insectos. ayúdanos – por favor. algún día van a poblarnos mientras estemos durmiendo.19. Qué te parece Rompehuesos. O cree que él son dos y le da un ataque de esquizofrenia. PETER Ahora más encima hay un inconveniente. Olaf. El único problema es que el perro no reacciona al nuevo nombre. cree que le están hablando a otro. eso está comprobado. ya. Recupera el control. dime. a nuestros cuerpos los meten. El nombre por ningún motivo puede quedarse como está. 52 . Humboldt! Eso es inadmisible. La razón. Olaf. Se rasca. Se rasca. eso se sabe. Van adonde los muertos. anda a buscar a Olaf. pues. Olaf. Se rasca. Si lo entendiera. cause miedo y sea hiper- peligroso. creo. Ahora tenemos que buscar otro nombre que espante.

Un Memory de animales. Ludwig. Le enviaré el Memory de animales. pero si todavía no he estado ahí. Ahora mismo. Le pregunté al vendedor y eso qué es. ROSMARIE Compré unos juegos. SUSANNE Edgar nos dejó. ROSMARIE Dejó. Hizo alguna tontería. Y tú no vas a comer nada. ROSMARIE También había un Memory de viajes. No pude decidirme. querida. Un niño tan tierno. Todos los fines de semana. avisa. Nunca hubo plata en nuestra casa para viajar. ROSMARIE Hojas en la ropa interior – SUSANNE Tu nombre. LUDWIG Come. No lo compré. Pero dónde está Edgardito. No es un Memory de viajes.20. tienes que metértelos siempre en la ropa interior. Memory. Pausa. SUSANNE La próxima vez que salgas sola. ROSMARIE No lo dejan. ROSMARIE Qué día es hoy. SUSANNE No. ahí hay símbolos de verdad. ROSMARIE Tengo que envolverle el Memory. Pero si no hay plata para eso. Entonces no son símbolos de verdad. A Susanne. ROSMARIE Vendrá Edgar el fin de semana a la casa. imposible que me acuerde. Para dónde se fue. un Memory de viajes. Mamá. Él dice. Pausa. hoy día hay pescado otra vez. Un Memory de autos. la Mezquita Azul. Lo mandaron al internado. tendría que mentir. es un Memory de mentiras. Pausa. En caso de que se te olvide la cartera en alguna 53 . En caso de que hoy sea lunes. Se le puede mandar algo por correo. son símbolos de mentira. yo no. Hace un paquete. se me va a olvidar hasta el fin de semana. etc. quién habrá estado en todas esas partes. dirección. no vendrá a la casa. Le voy a enviar el Memory. el Pan de Azúcar. Me llevé los dos. Para Edgar. Mamá. Nos va a visitar. Para meterte las hojas en la ropa interior entonces. Ah. teléfono. Entonces yo le digo. no lo digo con mala intención. LUDWIG Claro que vendrá. La Torre de Eiffel. Silencio. Rosmarie.

Adelante una imagen de San Cristóbal. Edgar está muerto! ¡Eso es! ¡Edgar está muerto! ¡Edgar está muerto! 54 . ¡Un Memory! Reflexiona. La ropa interior es segura. Una cadenita para el cuello con un medallón. ROSMARIE Ésa es una buena idea. Silencio. LUDWIG Mejor sería una cadenita. se asusta. atrás una foto de Edgar. ROSMARIE ¿Ese paquete es para mí? Lo abre. Dichosa. ¡Ay.parte. Rosmarie ve el paquete. Si tienes un accidente. encuentran tu nombre antes de anestesiarte. Se acuerda.

21. Susanne sale Susanne vuelve Rabe espera Rabe la acompaña A cualquier parte que ella vaya Susanne lo sabe Lo siente Rabe las busca y las vuelve a encontrar Sus palabras y sus vocablos De a poco Y el amor Uno de nosotros hace un movimiento Con la mano En el aire Para atrapar Un zancudo 55 .

Olaf. me mira raro. ya te he dicho que yo – Que yo te – Te he dicho alguna vez que yo te – Que me haces falta – Música fuerte. Me mira como si yo fuera una rama. Schraube tampoco. Qué es lo que estás tramando allá adentro – Qué – Grita. Y si alguien te ve. Se encoge de hombros. Conmigo no ha hablado. acechando – qué será lo que está esperando. Peter plagado de picaduras. – Como tú. 56 .22. Lo único que falta es que se desvista y se ponga a bailar en el claro del bosque. La gente en la calle me mira raro. Delante de la puerta de Olaf. A Schraube. Silencio. son puros tipos raros los que andan por ahí. la cabeza estirada hacia arriba. Se ríe. Pausa. sí. PETER Olaf. No se ve nada de bien. Sí. tú no quieres tener contacto. a ése lo veo siempre. ¡Por lo menos déjame entrar a desinfectar! Empieza a limpiar. Ahí parado. a veces un cuarto de hora delante de un árbol. Ellos no pasan hambre. Ludwig. Nadie te va a ver. le he hablado algunas veces. se pasea un poco para allá y para acá. Para la etapa de transición ahora le digo Estrangulador Humboldt. Nosotros necesitamos la plata. por lo menos podrías acompañarme al bosque. ya sé. – Incluso si llueve está ahí parado. Contacto.

Con un fervor que podría dar la impresión de que es su ternura Lo que ella querría borrar de su pasado más remoto Olvidar lo que hay que olvidar En las horas tranquilas En la habitación de Rabe 57 . porque está dormido. suspirar de alivio En presencia del otro Las ventanas abiertas de par en par Luz brisa sol Deja que te mire El tiempo no pasa El tiempo se detiene Nosotros hacemos que se detenga Ellos se entregan al momento El momento es infinito El niño muerto. Susanne puede Besar con mayor concentración aún las marcas no explicadas. 15 o 16 Y la protuberancia del porte de una moneda debajo del omóplato. aunque no sea necesario Susanne colecciona y cuenta con los ojos cerrados Cada vez. en la rodilla.23. jamás olvidado Siempre recordado El humus donde crecen Los nomeolvi Se aventuran en una zona corporal desconocida Rabe con sus dedos vendados Hace que la piel desnuda de Susanne se ría Y la abriga. recuerdo de una caída en astillas de vidrio La mancha gorda en el reverso del brazo izquierdo. de nacimiento La inflexión en la mitad del esternón Un hueso quebrado que luego se soldó Sobre cosas como la sutura en el muslo. que yace bajo tierra. Amor amor amor Eso debe ser Cómo se maravillan Tener tiempo. 8 u 11 Rabe no proporciona información Empuja despacio los dedos a tientas de Susanne hacia el lado Y finge haberse quedado dormido Pero así. la mordida de un perro. cada cicatriz en la piel de Rabe Y cada vez llega a un número diferente Y tiene que volver a empezar con su trabajo de investigadora Cicatriz 9 o 12. inofensiva Cicatriz 17 o 21.

boxear remar luchar. Sólo quería estar armado por si venían a atacarme. la niña fea. Y si quieren que mis pies sean negros. Todos necesitaban un sobrenombre. junto a la ventana abierta. Un día lluvioso. Mi tío tenía una canoa en la que yo remaba río arriba contra la corriente. Yo no quería andar a golpes. O quizás era la palabra que le ponía nombre a la barrera que estaba ahí desde antes y desde siempre. Si era un falso árabe. No me hacían nada. Se avergüenza de ser árabe. Un río que acarreaba espuma sobre un fondo que nunca se veía. nada de nada. Debería haber sido remero en vez de soldado. Corren por la orilla del río. el más valiente. No quería pelear. entonces que mis pies sean negros. muy bien. Y no pude ser nada más que el otro. me llamo Rabe. Entre ellos y yo. Aprendí a controlar mi cuerpo. corren Corren corren contra el tiempo deténte Jadeantes llegan al lago Remero. Y dejé que lo fueran y me convertí en quien soy. la orilla está reblandecida Juncos capa de pasto tierra negra En un embarcadero. Hasta que pensé. El movimiento era magnífico. del ancho de dos tablones. se ríe de veras Una sola vez salen de la habitación Susanne.Por primera vez ve contento a Rabe Rabe se ríe. que yo sea oscuro e impenetrable. Corren por la orilla del río. Rabe. Yo me esforzaba. Yo no era de nadie. corren Corren corren contra el tiempo deténte Durante uno o dos veranos me dijeron “árabe”. Se reían. Desde ahí caminan. quería ser remero Ése fue el verano en que empecé a entrenar. Se reían y quedé como el otro. lo encontraban gracioso. sólo para ustedes. que así sea. Al principio sin ningún orden. por lo menos quería ser el más inteligente. encuentran una canoa 58 . Sólo que esa palabra era la que ponía una barrera. Si salíamos a alguna parte. Ey. mira al otro lado de la calle A lo mejor Ludwig a veces nos observa Así como antes lo hacías tú Pero de veras que él no está en casa Con un aire travieso hace su maleta y arrastra a Rabe escaleras abajo En un abrir y cerrar de ojos Con el ferrocarril urbano hasta la última parada Desde ahí caminan. El movimiento era magnífico. están solos. me tocaba la comida fría. Después de clases me iba a la casa y salía solo. bastaba con que alguno gritara. el más buen mozo. vean en mí la escoria. Árabe y a mí me tocaba el puesto donde había corriente de aire.

que están metidos en los toletes Vueltos hacia adentro Entre dos tablas un hoyo en el piso Un chorro de agua entra al bote y vuelve a salir al ritmo de las olas Sueltan la cuerda y entran de un salto Ninguno de los dos hace el intento de remar Se tienden de espaldas y dejan que el agua los lleve hacia el lago 59 .En silencio contemplan los remos.

Eso. Qiu Shihua. 60 . Ni idea si hay una foto suya. Sí. no en otra persona.echa una tableta. EDNA Dilo de nuevo. aún cubierto. que ha mirado tanto rato. KAROLINE Más lento que un caracol. Sobreviene el desencanto. cuántas vastedades. que también – KAROLINE echando una tableta – que también es imaginario. no los de otros. Que a primera. Barba de chivo. KAROLINE Qiu Shihua. cuántos paisajes pueden aparecer. Han fumado yerba. La luz se expande y penetra el agua. EDNA El cielo.24. A primera vista nada más que un lienzo un poco sucio. te quitan tiempo y te devuelven espacio calma y felicidad. el clímax ya pasó. El tiempo en que crees en ti – Yo en mí. pintó más o menos un cuadro. cuántos senderos. los colores y las imágenes. EDNA Bueno. Nariz chata con grandes orificios. que. EDNA Descríbemelos. Cosas que antes no estaban ahí. El tiempo en que podría haberme dado cuenta de las posibilidades que tengo. El tiempo en que todo era blanco y se fue aclarando de a poco. Dilo de nuevo. ahí parado delante del cuadro contemplándolo. En cada uno de los años de vida que trabajó. dice él. EDNA Pero poco a poco. ya. EDNA Fantasía. es suficiente. El tiempo en el que se forman los contornos. KAROLINE Todos son – casi blancos. la tierra y a ti. que está lagrimeando y el párpado tirita. piteadas finales. Un chino de unos setenta. Pausa. en ese momento el cuadro te muestra poco a poco la realidad. si uno se queda parado largo rato delante de ellos – KAROLINE Uno comienza a vislumbrar lo que tiene ahí al frente. Que sólo puede ver el ojo cansado. Manchas deslucidas. Me lo puedo imaginar. un chino. se ilumina con un sol brillante. tampoco a segunda tercera cuarta vista son visibles. tu raciocinio el que crea las formas. Durante un buen rato no se reconoce nada. descubrirse en la luz – EDNA Algo que viene del cuadro mismo. Los míos. Te regalan . – A mí me robaron ese tiempo. Necesitan tiempo. KAROLINE Más maravilloso todavía es que sea tu ojo. se dice. No sé qué aspecto tiene.

Ninguno te mira. Pausa. Mujeres y hombres por igual. ya no puedo ya no puedo ya no puedo dormir – No te aflige nada. Tono O de Olaf: Señora Karoline. Seguir siendo natural. Sabíamos que iba a ser un día caluroso. Pausa. Eso era lo único que sabíamos. Crisis nerviosa. De antes. Pausa. EDNA Con toda seguridad yo no. 61 .EDNA La mañana de ese día de agosto. KAROLINE Cómo. – Que no anden diciendo a mis espaldas que los pechos están okay. No por los alumnos. Son de una franqueza brutal. El punzante tormento de quebrarse la cabeza pensando. – Ésa no es vida. Aceptar lo que venga. La mañana clara y azul de ese día de agosto. Keep it real. – Además. KAROLINE Edna. tiene que verse estético. EDNA Naturaleza intacta – KAROLINE Quién está satisfecho con cómo es. EDNA A ti es a quien le tienen que gustar. Pero casi no duermo. Que ya no estés en el colegio. KAROLINE Adivina. ya no deberías ir más. Eso no te hace bien. al lugar del accidente. le amputaron las bolsas de leche … Le digo sí. a entrenar. EDNA Lo sé. No me la pude. Entro a la sala. no es cierto. Prometido. Después de la terapia. – Voy a empezar a hacer rodeos. O de repente se quedan pegados en tu rodilla como hipnotizados. Como si yo hubiera sido un fantasma. Todos los días. KAROLINE Sí. EDNA Pero ahora estás hasta las orejas. pero el cuerpo es demasiado pequeño. Olaf.… Lo peor eran los colegas. Es lo que más me falta. Debería haber seguido trabajando. Todos los días camino calle abajo y después a la izquierda hacia el antiguo gimnasio. Las punzadas en mi cabeza sólo se acaban cuando duermo. EDNA Por qué no te compraste al tiro un par de tetas de repuesto. voy a andar eternamente en topless … puedes usar mis sostenes como filtros de café . Quebrarse la cabeza pensando. camino por el pasillo y ellos levantan la cabeza como si los hubiera agarrado una corriente de aire.

Ésa ya es la tercera – KAROLINE No es nada. Sin mí. Echa una tableta. EDNA No deberías bambolearte tanto. Qué es lo que estás tomando. EDNA Oye.KAROLINE Gustar – Soy yo la que tiene que arrastrarlos. Es por los dolores de espalda. 62 .

ROSMARIE Ludwig – LUDWIG Qué. ROSMARIE Ah. ROSMARIE ¿Ya terminó? LUDWIG No. ROSMARIE nerviosa. Mamá. Está tibia. LUDWIG Eso es lo que tú crees. Qué hay. le toma las manos. Lo atropelló un auto. muy desesperada. Hace mucho que no lo estamos. Mamá. me lo estoy imaginando – pero – Pausa. Pausa. ROSMARIE Eso no lo voy a entender nunca. amoroso Sabes. Aquí no estamos en guerra. ROSMARIE Ah. es que me lo figuro.25. Rosmarie. ROSMARIE Tenemos que ahorrar electricidad. Hace tanto tiempo que no veo a Edgar. congelada. congelada. sin que te rías de mí. Pausa. 63 . ROSMARIE Puedo preguntarte algo. LUDWIG Yo nunca me río de ti. puedo preguntarte algo. Silencio. Edgar murió. De noche. Por la guerra. congelada va a estar. el agua va a estar congelada. Hace tanto que no. Muy cansada. LUDWIG paciente. LUDWIG Métete a la tina. avergonzada No sé - LUDWIG Dime no más. LUDWIG Aquí no hay guerra. ROSMARIE No sé.

la mujer está tan delgada. sale a la superficie. los ojos están cerrados. dice Rosmarie Él se interrumpe un instante. su cuerpo no se rehúsa. pero con expresión amable. más fuerte No te oigo Pero no grites tanto. todo en silencio Ludwig mete los hombros de su madre debajo del agua.LUDWIG Lo sé. las manos están abiertas. habla más fuerte Para que yo te pueda entender Escucha con atención Más fuerte. sí. la cabeza. dos. más fuerte. los hombros. Si quieres hablar conmigo. tres veces vuelve a salir a flote. hasta luego. su pulmón está respirando agua 64 . pero ahí no hay ninguna otra voz Nadie que le hable. Mamá. incluso sonríe. Rosmarie se ha sacado la ropa Y entra a la tina Se tiende en el agua Se tiende en el mar Conchas caracolas peces De donde nace la vida Ludwig piensa que Susanne está de pie junto a él O Edgar O Karoline O de quién podría ser la voz que dice No lo hagas Se esfuerza Más fuerte. la cabeza parece más pequeña que de costumbre. no pesa casi nada. tan escuálida. los hombros. su corazón no opone resistencia. la madre se hunde. se ríe. luego la cabeza. ordena. una. el pelo mojado. atónita. adiós. mira hacia arriba. basta con rozarla con la punta de los dedos. ya no respira. mira a Ludwig. un roce con la punta de los dedos.

OLAF se queda largo rato en silencio y contempla al público antes de hablar Ya no tengo que salir Ya no necesito ver el sol Todo lo que aún necesito cuelga al final de un cable de corriente Que conduce a mi habitación Todas las señales que necesito me las atrapa Mi receptor inalámbrico. y así mismo va a transcurrir su vida Una mierda. deslucidos ex Freeclimber del vecindario Que en otros tiempos andábamos por ahí colgados como moscas en la pared A los que ustedes les han prestado tan poca atención como a las moscas en la pared Un poco cargantes. lo quieran o no Cómo podrían ellos ser capaces de planear cosas malas Cómo podrían ellos atreverse siquiera a pensar en actuar Si el hecho de que existan es pura casualidad Quizás seamos nosotros Nosotros.26. mi estación radiogoniométrica. en el terror 65 . los modestos. eso sí Nosotros los que al final les enseñemos lo que significa vivir en el terror. a los que ustedes creen conocer mejor que nadie Desde la más tierna infancia Y a los que en realidad son los que menos conocen Nosotros. sin haberse esforzado demasiado Y así mismo es como se ven. a la que entre el nacimiento y la muerte le pasa pura mierda Mierda lo que tocan y mierda lo que hacen Mierda a la mierda. un murciélago Adiós clima y hora del día y contacto físico Todo en la pantalla Lo de allá afuera ya no lo necesito A ustedes su autor del atentado les importa más que la suerte de sus vecinos Para ustedes su terrorista es más importante que la suerte de sus amigos Pero quizás al final seamos nosotros Nosotros. de quienes ustedes piensan que a ésos Dios los creó así no más a la pasada O incluso por equivocación En todo caso. mi antena Del aire Yo mismo emito Impulsos sonoros de radar de ultrasonido de luz Un insecto.

Dicen que deberíamos Haber estado más alertas Cada uno de nosotros haber vigilado A cada uno de nosotros A cada quien Sísí claroclaroclaro Es cierto Deberíamos haberlo Deberías haberlo Deberías haberlo No la vimos Ahí presentes no estuvimos La muerte se le adelantó a la vida Cuando llegó no lo supimos Ya no te dejaré partir Sola no te dejaré jamás Cuando la muerte al camino te tenga que salir A mi lado habrás de estar Porque eso Habría sido reconocible Porque habría sido previsible Y uno debería haber Y nosotros Podríamos Haberlo evitado Sísí claroclaroclaro Cada uno de nosotros Obvio Cuando ya todo ha pasado 66 .27.

mientras él más se internaba. el pelo. la sombra de los árboles nuevos envolvió su cuerpo. Él se empezó a poner verde. No daba la impresión de alguien que se ha perdido. hasta que el verdor lo acogió en su seno. 67 . los helechos crecían cada vez más. Nada. Ludwig. se multiplicaban alrededor de sus rodillas. PETER Siguió caminando. tal vez eso lo traiga de vuelta. Ludwig. las hojas cubrieron sus brazos. Qué es lo que pensaba hacer.28. Siguió caminando. alejándose cada vez más. Despreocupado. grité. Yo lo llamé. sus piernas. Me agarró el susto. Señor Schraube Señor Schraube. Ni se encogió de hombros ni volteó la cabeza. Así como ausente. las caderas. las ramas se inclinaron y se llevaron su nuca. más lejos. Caminaba resuelto. hasta que desapareció entre los árboles.

el hijo y el padre. antes. por favor. nada de flaquezas de desnudez o de darse por vencido. no sé quién es el hombre con que me casé. qué ocurrirá después En esas cosas no quiere pensar No lo conozco en lo más mínimo. pensaba yo. le decía a veces. Pero en su mundo no había permiso para mostrar debilidad. que es el de él Y se sienta sobre la cama con tal naturalidad Que al parecer eso significa que ambos están juntos Que deben vivir juntos de ahí en adelante Mientras Susanne habla del hombre que ha asesinado a su madre Y se ha ido Nadie sabe adónde Simplemente desapareció Rabe piensa en la mujer que abandonó Y en que nunca más abandonaría a una persona que crea Que él y ella podrían estar juntos Entonces entra en el juego que no es un juego Del que no tiene la menor idea de cómo puede continuar Y confía en una buena salida No se entiende Si él Mantuvo a Rosmarie debajo del agua a la fuerza O si fue un accidente Imposible que lo sepan Cómo iba a ahogarse ella sola Un ataque al corazón o un derrame cerebral La autopsia no da ningún resultado parecido Para su sorpresa a Rabe le gusta la vida De a dos. Entonces Susanne está parada en la puerta de Rabe. maleta en mano Y él ya no puede cerrar la puerta ante ella Ella entra a la habitación. ni él ni yo. Ambos desaparecidos. Aunque fue Susanne la que vino adonde él Ella no busca la cercanía de Rabe Ahora ya no tengo que pronunciar nunca más el nombre del hombre. Así es que aprendí a callarme. los seres humanos usan corsé.29. Qué quieres que haga o Quédate aquí. cualquier movimiento provoca dolor En la noche toma distancia. para mantener unido lo que de otro modo perdería forma. En su mundo. que es la de él Y comienza a desempacar Pulcramente apila sus cosas en el ropero. Ella no se deja abrazar y camina tiesa por ahí Como si tuviera reumatismo. el enamoramiento hace llevaderas las cosas De qué van a vivir. Ayúdame. a sonreír. una vara entre ellos Eso le parece conocido a Rabe 68 .

Silencio. Raro no es cierto. Nunca se acaba. Que se convirtiera en un todo. a que mi vida estuviera completa o algo así. trabajo. ya no falta nada más. Pausa. para que no entre la lluvia. Todo está abierto. algo falta. Jamás termina y jamás terminará. Siempre esperé que mi vida fuera un todo. No es un nuevo dolor. todavía falta algo. No sabía qué. le dieran un remate final. la vida. no es un consuelo. algo falta.No te necesitan Pero quieren que estés presente Me gusta esa sensación No es cierto lo que dicen respecto a cómo uno se convierte en soldado Que uno tiene que borrarse. independientemente de lo que nos suceda. casarse. Qué tontería no es cierto. olvidarse de la propia persona Yo nunca tuve una percepción tan intensa de mí mismo Como en el ejército Me gustaba esa sensación. Pausa. Una sensación de impotencia amenaza con apoderarse de Rabe Cada vez que Susanne habla así Él no dispone de tantas palabras 69 . Siempre. Colegio. tener un hijo. Y desde que murió Edgar. necesitaba esa sensación Yo hacía algo importante Me entrenaban para misiones especiales Me inscribí en forma voluntaria Ocurrió que No hay guerra donde estamos No en realidad La palabra ya no se emplea La palabra está en extinción Y nosotros somos fuerzas de acción Ahora soy la fuerza de acción Operación Susanne Éste es nuestro campamento Cuándo va a llegar la orden de marchar Y para dónde haya que ir Eso no lo sabemos Rabe se ríe Rabe mira sus manos vendadas Una cosa es segura Esta misión la quiero ganar en conjunto Una cosa es segura Voy a sacarte de aquí A los heridos los llevamos Los muertos quedan atrás De ahora en adelante todo será distinto El primer amor segundo amor tercer amor ya pasaron. Es sólo que siempre continúa. No vayas a pensar que eso era lo que estaba esperando. Y por eso ahora tengo más miedo que nunca. Pausa. Ahora lo entendí. Esperar. como un techo al que se le pone el último ladrillo.

todo el rato Amenazan con hacer explotar la habitación Y hacen que este asunto se vuelva peligroso Eso es lo que él siente Necesitamos a alguien que se encargue de nuestras ideas Primero. que las escuche con calma.Él preferiría actuar Es posible actuar a través de las palabras A veces le duele la cabeza cuando ella habla Él responde lo mejor que puede Para ser apenas dos personas llenan la habitación con demasiadas ideas Eso es lo que él siente Las ideas. segundo. las que se expresan y las que se mueven en las cabezas de ambos. que las ordene Tercero. hasta que a lo mejor algún día queramos recuperarlas Tenemos que deshacernos de ellas Susanne asiente sin palabras Le han ofrecido asesoramiento Protección Protección Pero después no hace ninguna otra cosa 70 . que las conserve.

cuidado jovencita La mochila desaparece en el local 71 . estudia la carta Sigue caminando Un niño brinca adelantándose Hot Dog Hot Dog Tres mujeres viejas. recupera el equilibrio con una sola pierna. Uy.30. casi Se cae. A la entrada de un edificio Al frente del restaurante Esperar Observar Miro desde arriba mi cuerpo Tengo puesto el cinturón El cinturón con los explosivos Quién soy yo Miro desde arriba mi cuerpo Un hombre Una mujer Las manos los brazos las piernas cómo son Toscos delicados largos macizos carnosos gráciles Mis zapatos Cómo ando vestida Los colores Palpo mi pelo Mi rostro Quién soy yo Qué aspecto tengo No puedo reconocer mi rostro Todavía hay tiempo Todavía hay tiempo Veo cómo delante del local dos muchachos Desencadenan sus bicicletas y parten Un hombre de negocios. casi se cae. EDNA Por aquí y por allá una amenaza anónima Y hoy La número cuánto El autor del atentado otra vez en camino Edna no pudo impedirlo La última oportunidad Encontrar la bomba Desactivarla Rumbo al lugar de la misión Convertirse en el otro Por fin Voy a poder demostrar lo que sé La meta Un restaurante en el centro Poco después del cierre de las oficinas. sale Camina apurado calle abajo Mujer rubia. tropieza. bastante concurrido Semanas atrás conseguí Peroxid Ácido de cloruro de hidrógeno Acetona Luego esperé mi señal Ahora estoy aquí Por fin Por fin voy a volver en mí Pausa. conversan conversan conversan Una guitarra se abre paso a su lado. tropieza. se ríe Tres rostros pálidos Bocas rojísimas que también se ríen. rostros pálidos muy maquillados Salen del local. Sombrero Maletín negro. dos niños chicos. corre. entra Detrás una segunda guitarra Y un abrigo azul de lana Una mochila lo llama.

Todavía hay tiempo Todavía hay tiempo Los rostros blancos se besan Miro desde arriba mi cuerpo Quién soy yo Cuándo Voy a cruzar y entrar Miro el reloj. sigo al segundero Y cuento De 21 hacia atrás 72 .

y cuando él despertara. amarillo. el departamento es lo suficientemente amplio Él mismo se cree esos cuentos. sería 73 . ya no se podrá encender más la luz Alguien se está llevando los colchones de ustedes Quieres que atraviese Ni se te ocurra. es probable que empiecen a comerse su piel sana. la piel debajo de las vendas pica Claro que la entiende. despierto Debajo de las vendas hay actividad. ahora es demasiado tarde Los muertos no son una amenaza para Rabe Tampoco los desaparecidos Él habría resistido con ellos ahí. después de haber dejado atrás tantas cosas tan a menudo Por fin quiere algo fijo. eso podría pasar en el sueño. Por qué avisaste tan rápido que dejabas el departamento Si era tuyo. eso es lo que quiere creer La piel debajo de las vendas pica Ya es hora de que otra vez pueda volver a tomar algo con sus manos El niño muerto reaparece más seguido Y él no lo puede tocar De noche sobre todo. cuando él está acostado junto a Susanne. ni siquiera me di cuenta Yo podría haberlo pintado. los roen y se los comen A él le da miedo quedarse dormido. si se duerme y deja de prestar atención. sí. su carne sana. algo alegre. los dedos. todo el departamento blanco No. él la entiende Sus manos.31. sin que él lo notara. tres Y en el aire todavía está su olor Y yo respiro su ausencia con cada soplo de aire Pero habríamos tenido mucho más espacio No grites Disculpa. estoy feliz de deshacerme de esas cuestiones todas asumagadas Quizás yo podría salvar algo Estás buscando pelea Se te ocurre No quiero llevarme esa vida No quiero que me la recuerden Claro que la entiende. con contrato No quiero el recuerdo Podrías haber conservado el departamento Tres personas que perdí. sólo que él. como a ti te gusta Está bien. total. deben ser bichos muy pequeños Que toman los restos de su piel muerta entre sus diminutas tenazas Los meten entre sus mandíbulas. y que quiere algo fijo No hay nada más transitorio que la vida en el hotel Todo el tiempo de pie junto a la ventana mirando hacia el otro lado Alguien saca las ampolletas desatornillándolas Susanne.

y antes de que empiecen a revolotear sobre sus pupilas. debajo de los párpados flota un líquido. ahora están marchando y con sus cuerpos bloquean la cavidad nasal. se siente un cosquilleo. no me di cuenta Estabas dormido Tus ojos estaban muy abiertos de nuevo No no No estaba dormido Te pegué Sólo un poco En el sueño Pero si no estabas dormido No no tú no me pegaste Creo que estabas cazando moscas disipando el humo de tu cigarrillo con las manos Creo que querías despertarme para jugar conmigo Para jugar Sí sí Eso debe ser Para jugar claro Eso debe ser Susanne le toma las manos Susanne le toma las manos y las sostiene y acaricia por encima de las vendas Despacio y con cuidado a su manera Se ha dado cuenta de que este movimiento tranquiliza a Rabe No siento nada No siento nada Está aliviado No siento nada Eso es bueno Le da a Rabe algunos de sus remedios y espera hasta que se duerma Se quede bien dormido esta vez Ella no sabe. ese cosquilleo y ese caminar a pasos cortos de los millares de bichos parecidos a los insectos. él cierra los párpados.demasiado tarde. sacan fuerza de su carne de su sangre. él lo sentiría. todavía quedan los huesos. sentiría cómo lo palpan con cuidado con sus tentáculos. ellos ya se habrían abierto camino royendo su carne. la sangre de las venas la bebieron con sus pequeños hocicos. están arrancándole las pestañas. y pronto él ya no va a poder res - Pero no grites Pero no grites Pero no grites Disculpa. su cabeza todavía estaría ahí. al despertar. siente cómo ellos toman el escollo de sus labios. habrían digerido concienzudamente sus tendones los cartílagos los músculos. y. y luego están en su lengua. qué es lo que lo atormenta Ella ni siquiera se lo imagina No nos prometimos nada Salvo no ser comprensivos Bien Bien Nada de comprensión por favor Era tan serio cuando era un juego Y sin embargo ambos conversan El ansia de entenderse es tan grande Que el uno le habla al otro cuando duerme Pero del niño muerto Y de todo lo que tiene que ver con él Susanne no puede hablar nunca El niño muerto sulfura a Rabe Aunque trate de controlarse El niño para Rabe es una provocación tan grande Que ella una vez pensó que él iba a tirarse por la ventana 74 . el cerebro todavía estaría ahí. pronto ya no va a poder ver.

en pleno corazón – yo podría hacerlo. – Ya sé que para ti es imposible comprender eso.O que la iba a lanzar a ella y a saltar él detrás O que la iba a agarrar y a obligar a saltar junto con él O Ella sólo había Intentado La soledad con la que vivo es como una persona desconocida dentro de mí. Ahora. Todo lo que veo. por ningún motivo ella debe pensar Que no la escucha A veces logra calmarse hasta el día siguiente y olvidar Aunque en su cabeza las palabras de Susanne se alborotan Se masacran unas a otras En su cabeza y él no se lo puede impedir Y en su cuerpo todas las fibras tiemblan y se agarrotan y sólo quieren una cosa Movimiento Hay que hacer algo Algo tiene que ocurrir algo perceptible y Radical Algo que vuelva a equilibrar las cosas Un buen Un Orden Una tranquilidad Que restituya la normalidad Que se note Debe notarse Así como antes Cuando él todavía Sola Por qué ella dice eso Dolor Por qué ella dice algo así Sin futuro Cómo ella puede decir algo así Derrumbe Ahora podría tomar un arma. Rabe no soporta oírla hablar así Asiente a todo y finge amabilidad Y sonríe hasta que le dan arcadas Él ama a Susanne. No importa. el eco de mis propios pasos. Podría dispararle por la ventana a cualquiera que casualmente vaya pasando. 75 . que no me guste – voy y le entierro el cuchillo hasta el mango en las vísceras. una granada. Podría pararme en una galería comercial y al primero que me mire. entre las costillas. aunque fueran dieciocho. Pausa. ocupa espacios de mi cuerpo en los que yo no he estado nunca. uno tras otro. – La desconocida camina por mi interior. aunque fuera un curso completo. el derrumbe de mi mundo. que se atreva a mirarme con algo en la mirada que yo malinterprete gustoso. Todo lo que escucho. un cuchillo. Me gustaría hacerlo. Todo lo que siento. Ríete no más. Podría hacerlo ahora. lo apretado que está mi corazón.

estas ideas. cuando este sueño. Susanne. hasta que pase. usa dos cuerdas Que anuda en la cama. al final de cada una un nudo corredizo En el que mete los pies Inmoviliza una muñeca con una esposa que pone al borde de la cama Cuando se estira. esta pesadilla. muerdo mis nudillos. lo que le ha pasado 76 . Siento miedo de que todavía pudiera hacerlo. casi sin sonido Lo que ha visto. Susanne tiene que mirar Cómo se amarra él mismo Ella trata de impedírselo Él la amenaza Acaso aprendieron eso en el ejército A esposarse ustedes mismos Era broma Soy el enemigo. – Por eso estoy aquí. espero hasta que pase. tengo mis remedios. me amarro. Aún no ha terminado. todavía podría hacerlo. ya lo he hecho. Aquí. soy el enemigo A Susanne las lágrimas le corren por la cara Aunque tiene ganas de reírse Rabe tiene práctica. me doy de cabezazos contra el suelo. esta presión me asalten. tomo mis tabletas y pierdo el conocimiento. hasta que pase. Por eso apenas me atrevo a salir. los nudos corredizos se cierran No se demora mucho Ahora él está más calmado Finge haberse quedado dormido Para que también Susanne se tranquilice Ella se tiende a su lado en el piso Le besa los ojos Le acaricia el cuerpo Él espera hasta que siente la respiración de ella Al compás del sueño Entonces lo dice Se lo dice en susurros. yo mismo me voy a amarrar. hasta que pase.Rabe Rabe Susanne en voz muy baja Pero piensa en nosotros En que nos topamos Nos encontramos Estamos aquí A pesar de todo Rabe Susanne en voz aún más baja Estamos aquí Somos de verdad Sí.

sin tener que sentir compasión. sin Que tenga que contestar. la madre y dos hermanos estaban de pie a su lado. Yo vi que el estómago del niño tenía una hinchazón que no era normal y que tenía una herida en la sien.Él se desahoga. Llamé a los enfermeros y acosté al niño en una camilla. Puse mis manos en su estómago. no es necesario que reaccione Él se lo dice a la noche A la habitación oscura Y el aire lleva sus palabras a los oídos de ella y Hace que penetren. La hinchazón era dura y rígida. el asunto fue así Yo estaba de guardia y sonó la alarma en el portón. me miró y murió. el padre lo sostenía en sus brazos. traían a un niño. mientras ella duerme. sin Que algo le tenga que doler. Susanne. 77 . Una mosca se sentó en su rostro. El padre. El niño estaba inconsciente. Abrió los ojos. para que lo sepa. Afuera había una familia. se sumerjan en su sueño Escucha. yo la espanté y a él le acaricié la mejilla. Tomé una de las manos del niño con las mías. sin Tener que escuchar esas cosas.

EDNA A la entrada de un edificio Al frente del restaurante Miro desde arriba mi cuerpo Tengo puesto el cinturón El cinturón con los explosivos Quién soy yo Miro desde arriba mi cuerpo Un hombre Una mujer Las manos los brazos las piernas cómo son Toscos delicados largos macizos carnosos gráciles Mis zapatos Cómo ando vestida Los colores Palpo mi pelo Mi rostro Quién soy yo Qué aspecto tengo No puedo reconocer mi rostro Miro el reloj. Cinco cuatro tres Silencio Silencio Silencio Miro desde arriba mi cuerpo No tengo puesto el cinturón No puedo reconocer mi rostro Cinco cuatro tres Allá. El niño que amo Silencio. sigo al segundero Y cuento De 21 hacia atrás Y entonces. El hombre que amo Silencio. siete segundos antes de empezar a caminar Cruzando la calle y directo a la meta La mujer que amo dobla la esquina Dobla la esquina e ingresa al restaurante La mujer que amo Silencio.32. al otro lado de la calle Camina una silueta Una silueta Alguien cualquiera Entra quién Dónde Dos uno cero 78 .

33. Hoy día vamos a sacarlas Hoy día vamos a inspeccionar Susanne está autorizada para desenrollar con cuidado las vendas de las manos de Rabe No sólo cambiarlas Hoy día vamos a sacarlas Susanne hace de eso un acontecimiento Cuánto tiempo llevamos juntos Nunca he sentido tus manos descubiertas Imagínate Eso no es normal Hoy día hay que celebrar Ella ha comprado champaña Rabe está de mal humor desde el principio Habría preferido pasarlo por alto Bueno hazlo de una vez y rápido Pa’ fuera las vendas p’ adentro la champaña y al tiro a dormir Y recién mañana recobrar el conocimiento Pero déjame mirar con calma Sanaron No te muevas Mm todavía hay diez dedos Pero bien no se ven Adelante todo mutilado Dios mío qué era lo que esperabas Claro que están mutilados No por eso tienes que gritar así Qué Qué Qué te habías imaginado Que me iba a ver como si viniera de la manicure No pero Qué Qué Qué Hoy sí que estás para mandarte un poquitito a la mierda Empieza no más y veamos cuánto aguantas No te las puedes arreglar sola A lo mejor habría sido bueno hacer un pequeño paréntesis entre un tipo y el otro no crees Antes de volver a quedarse ahí pegada donde una no tiene el más mínimo interés en estar y recién después de diez años se da cuenta pero cómo bajarse ahora de este tándem No queda otra que seguir pedaleando unos años más hasta que llega el momento en que te desplomas de puro agotamiento Rabe yo comprendo que Por favor no Por favor no Por favor no comprender nada Me lo prometiste Quieres que me vaya No No por supuesto que no Quédate Lo siento tanto Me duele tanto Lo que pasó con tus manos es culpa mía En el fondo es culpa de Edgar Por lo tanto también es culpa mía Yo la asumo en su nombre Absurdo Absurdo Si yo no hubiera estado ahí Ese día A esa hora A pleno mediodía del diecinueve de agosto Si es que hay alguien que tiene la culpa Yo no impedí nada Podría haber impedido algo No te pongas a gritar así de nuevo Mejor cuenta 79 .

Cuéntamelo a mí Puse mis manos en su pelota Apenas un minuto quizás menos Busqué la válvula Hice girar la pelota con las yemas de los dedos y la apreté Para sentir cuánto aire quedaba adentro Sólo había que inflarla No se la podía chutear El primer auto pasó a toda velocidad Cerca muy cerca de nosotros Edgar Se asustó Y quiso cruzar la calle a su casa a su casa Adonde yo estaba Él quería ir adonde estaba yo Claro Ves Mi culpa Mi gran culpa Córtala Mi culpa Córtala con eso Tus manos La muerte de Edgar Mi culpa Cállate quieres Rabe comienza a golpear Sucede con tanta rapidez que él mismo se asusta Golpea y vuelve a golpear Susanne sorprendida recupera el control furiosa quién te crees que eres para hacerme callar furiosa Mi culpa Que Edgar esté muerto Que Rosmarie esté muerta Rabe golpea Ahora es casi como un alivio Mientras sigue hablando a calzón quitado y no la corta sin mostrar ninguna consideración por él acaso no fue ella misma la que le dio permiso Él golpea Que Ludwig se haya ido Mi culpa Que haya desaparecido Mi culpa Acaso no lo está desafiando desde que se fue a vivir con él Por qué mierda usa esas palabras si él no quiere si él le está pidiendo que no lo haga Cierra el hocico Bien merecido lo tengo Bien merecido lo tengo Sabes que él me engañaba Creo que lo hacía Susanne sangra y grita Mi culpa Rabe golpea Nada Nada Nada es culpa de ella ni nunca lo ha sido Ella es inocente y él la ama y si lo entendiera de una buena vez les iría mucho mejor Si ella admitiera que es inútil martirizarse con esas ideas sobre el pasado y con quién qué por qué Él está tan cansado Golpea de puro cansancio Porque ella destruye hablando cada día más ese futuro que ambos tienen por delante Pero Susanne 80 .

sangra Pero Susanne se defiende le da una patada a Rabe ahí tirada en el suelo y acierta en pleno estómago las vísceras el vientre No le tiene miedo nada de miedo Tiene que defender el poco de vida que le queda y mientras siente el gusto del fierro en la boca su amor por Rabe es tan inmenso que podría matarlo de tanto que lo ama y podría verlo morir de tanto lo que lo ama entonces él por fin encontraría la paz ya no tendría temor no habría remedios y los dos sentirían alegría sólo podrían alegrarse el uno junto al otro como debería ser porque la alegría es lo que estaba destinado para ambos no otra cosa y alguien lo impide algo impacta en su ojo derecho ella se desploma alcanza a tomar el teléfono y lo lanza contra la cabeza de Rabe con toda su fiereza cuando él se inclina sobre ella y ahora sí que ella sabe quién es el que impide su alegría son ellos mismos ellos mismos son los que impiden su propia felicidad entonces es lógico que se golpeen hasta quedar hechos pedazos que hagan pedazos lo destructivo que hay en ellos golpeándolo para que después queden en paz el uno con el otro la fogosidad del cariño que siente por él es tanta que le dan ganas de abrazarlo pero ya no le quedan fuerzas para hacerlo Ni idea Bancos de niebla El abismo insondable de la memoria Acaso pasó algo Retazos de imágenes Un retazo que permanece pero tampoco sé algo incompleto como páginas rasgadas como algo afilado que no puedes sacarte de la cabeza algo terrible de lo que a uno le gustaría deshacerse Recuerdo Recuerdo Fuera con eso Rabe ve a Susanne tendida en el piso Se encuclilla a su lado Las cosas de las que soy capaz Ella respira Las cosas de las que voy a ser capaz Él la levanta y la pone sobre la cama Ella respira Las cosas de las que voy a ser capaz Él quiere que ella viva Él quiere que la encuentren Va a hacer un gran fuego Para que la encuentren más fácilmente Él va a ser el fuego Él va a ser el fuego Que arda por ella Abre un bidón Se rocía con bencina 81 .

Saltan chispas de su encendedor Él arde El último fuego El primer fuego 82 .

estacionario Nunca más volvimos a vernos No vienen nunca a mi tumba Nadie viene a visitarme a mi tumba Y yo ahí. pero está en Danzig Yo sigo desaparecido Si me preguntan. espera que te espera También yo estoy muerto y nadie me visita Y yo no espero así tan elegante con un ángel de mármol Y toda esa parafernalia lo único que hay encima de mi tumba es brezo Y hasta que florezca. es sólo un kiosko de comida rápida. después. ambulatorio Nunca más volvimos a vernos Entonces volvamos a casa a la hiedra y los gusanos Sí vuelve a poner la lápida sobre el cajón Pero sal más a menudo del hoyo Oye juntos a tomar aire Una vez puedo mostrarte las estrellas Cómo. cocinero Bueno. después. si lo único que queda de ti son cenizas Nunca más volvimos a vernos Yo estoy en cana y No voy a volver ahora me las emplumo Me las emplumo ahora ahora ahora o nunca Permiso penitenciario si es para cagarse de la risa Lo voy a hacer como los pájaros en otoño Espero a que sople el viento adecuado y Me elevo y Parto volando 83 . que alguien pregunte Me fui a vivir a otra parte.Epílogo Ninguno de nosotros sigue viviendo aquí Yo estoy en cana Otra vez Puede pasar Viejo Estoy muerta Yo también Por fin encontré trabajo. digo que enviudé Enviudé dos veces Y las heridas sanaron No pasa muy a menudo. para eso tengo que esperar tres cuartos de año Ninguno de nosotros sigue viviendo aquí Dejé de pintar En vez de eso un pequeño negocio para prótesis eróticas Y a los clientes los asesoro personalmente Me fui a vivir a otra parte.

Related Interests