You are on page 1of 10

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Valadez R y cols. El tlalchichi quince años después (Parte 1)
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

166
A R
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

RTÍCULO
2011; 22(6):DE
166-175EVISIÓN
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

AMMVEPE Vol. 22, No. 6 • Noviembre-Diciembre 2011
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
AMMVEPE
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

pp 166-175

El tlalchichi quince años después
(Parte 1)
The tlalchichi fifteen years later
(Part 1)

Raúl Valadez,* Bernardo Rodríguez,* Christopher M. Götz,**
Carolina Ramos,** Fernando Viniegra Rodríguez,*** Alicia Blanco Padilla****

RESUMEN ABSTRACT

Desde 1994 se reportó, a través de restos arqueozoológicos, que en el México Since 1994, reported through archaeozoological remains that in prehispanic Mexico
prehispánico (siglo XVI) existió un perro de miembros cortos, el cual fue denomina- there was a dog short limbs, which was called tlalchichi in the sixteenth century.
do tlalchichi. Hasta el 2000 existían sólo dos ejemplares descritos que sugerían una Until 2000 there were only two specimens described suggesting a morphology
morfología caracterizada por cabeza dolicocéfala, cuerpo longilíneo y miembros characterized by dolichocephalic head, body and short legs longilinear (appeal not
cortos (alzada no superior a los 30 cm derivada de una acondroplasia). En los exceeding 30 cm derived from an achondroplasia). In the last ten years there were
últimos diez años se registraron restos aislados de 14 ejemplares más, unos prove- isolated remnants of more than 14 individuals, some from the city of Teotihuacan,
nientes de la ciudad de Teotihuacan, entre los siglos III-V d.C.; otro del valle de including III-V centuries AD, another Toluca Valley, whose timing is between the
Toluca, cuya temporalidad está entre los siglos V-X d.C., y otro más de la ciudad ages V-X AD, and another of the city of Chichen Itza, apparently of the thirteenth
de Chichén Itzá, aparentemente del siglo XIII d.C.; su estudio permitió reconocer century AD, the study allowed to recognize that the height varied between 227 and
que la alzada variaba entre los 227 y 310 mm. Los contextos asociados indican usos 310 mm. Associated contexts suggest different uses, from food, to offerings in ritual
diversos: desde alimento, hasta ofrendas en actividades rituales. La genética de la activities. The genetics of achondroplasia, the height of each specimen and the
acondroplasia, la alzada de cada ejemplar y los contextos muestran que su nivel de contexts show that the level of purity was very variable, depending on the level of
pureza fue muy variable, dependiendo del nivel de organización humano en cada human organization at each site and time. Considering the age of the remains
sitio y época. Considerando la antigüedad de los restos se abre la posibilidad de que opens the possibility that this dog originates in Teotihuacan and then is dispersed to
este perro sea originario de Teotihuacan y de ahí se haya dispersado hacia el the west, centuries later, towards the end of the first millennium of our era, came
occidente; siglos más tarde, hacia el final del primer milenio de nuestra era, llegaron the first specimens of the breed to southeastern Mesoamerica.
los primeros ejemplares de la raza al sureste de Mesoamérica.

Palabras clave: Tlalchichi, perro de patas cortas, perros prehispánicos. Key words: Tlalchichi, short-leg dog, prehispanic dogs.

INTRODUCCIÓN tomarse como casual o producto de un de perro propia de tiempos prehispáni-
evento genético aislado, de no ser por- cos llegó en 1998 cuando se descubrió
Casi 16 años pasaron desde el hallazgo que en el siglo XVI Fray Bernardino de un segundo ejemplar en excelentes con-
de un perro prehispánico, cuya principal Sahagún en Historia General de las diciones de preservación.
característica era la presencia de miem- Cosas de la Nueva España hizo referen-
bros cortos, 1,2 los cuales –frente a la ca- cia a unos perros llamados tlalchichis
beza y el tronco propios de un ejemplar (Figura 1), los cuales eran “bajuelos,
mediano–, denotaban un caso evidente redondillos y buenos de comer”. 4 La
de acondroplasia. 3 Esta situación podría comprobación final de que era una raza

Sobretiros: Raúl Valadez
Instituto de Investigaciones Antropológicas, UNAM. Circuito Exterior, C.U., Del. Coyoacán, C.P. 04510,
México, D.F.

* Instituto de Investigaciones Antropológicas, UNAM.
** Facultad de Ciencias Antropológicas, Universidad Autónoma de Yucatán.
*** Consultorio veterinario “Amigos”. Figura 1. Tlalchichi,4 al que Sahagún describió como
**** Sección de Biología, Dirección de Salvamento Arqueológico, INAH, perro bajuelo y redondillo.

Valadez R y cols. cubierto en un entierro prehispánico a los es encontrar restos de perros representa. Ejemplar plares completos aseguran la asigna- descubierto en un en- ción y ubicación de diversos aspectos tierro en Sinaloa. • Medición de la longitud de huesos lar- gos. y no hubiera duda de su naturaleza. Hi. los dos ejemplares arqueozoológicos del tlalchichi dad de los contextos asociados sugirieron estudiados en el momento eran organis. Como se verá más adelante. empero. pues lo usual fases más tempranas de esta ciudad pre. 3).5 fue descubierto en la ciudad de Tula. (1994-2000) que era un perro llegado de occidente como mos suficientemente completos para que parte de las migraciones chichimecas. • Medidas de piezas dentales y defini- ción de la fórmula dental. los cuales de los dos tlalchichis por sí mismos sólo ofrecen una imagen conocidos hasta el parcial de los individuos involucrados. . su comparación con los ejem- Hidalgo. en- el esqueleto se comparara pieza por pieza El primer registro reconocido para la raza tre los siglos VII y VIII de nuestra era. El segundo registro fue otro ejemplar desafortunadamente ese tipo de hallazgos dalgo. constatar que el cráneo y la columna deno. C. esos primeros registros prepararon el taban un ejemplar mediano. El tlalchichi quince años después (Parte 1) 167 AMMVEPE 2011. cuya caron un perro de menos de 23 cm de alza- longitud era de poco menos de 62 cm y su da. Esqueletos basan en huesos aislados. La cerámica asociada indicó que el Presentar la información más reciente re- lacionada con restos arqueozoológicos de tlalchichis y el impacto de estos nuevos A datos en la reconstrucción de la historia de la raza. C beza-tronco y peso. B. Posteriormente se le definió como un (que medían entre 7 y 9 cm de largo) indi- OBJETIVO macho de más de diez años de edad. relacionados con las dimensiones. casi 65 cm y los huesos de los miembros tio. longitud ca. Blas-Mazatlán. aunque los La longitud de la columna y del cráneo camino para reconocer nuevos ejemplares huesos de las patas eran 30% menores que indicó que la cabeza y el tronco medían de la raza. as. • Obtención de la alzada. 2000. empero. hispánica (Figuras 2A. Por ello no ha de perro de patas cortas se demostró al durante la construcción de la carretera San sido posible repetir la experiencia. motivo de este artículo. las medidas obtenidas. • Determinación del tipo. Reconstrucción del pri- pecto y rol al interior de las culturas mer ejemplar a partir de vinculadas.1-3 A. • Cálculo de la longitud del tronco.5 el cual incluyó: • Lote de medidas estandarizadas de cráneo y dientes. Su condición pies de un humano. los nue- vos registros de este tipo de perro se Figura 2. des- son la excepción a la regla. MATERIAL Y MÉT MATERIAL ODOS MÉTODOS El hallazgo de los nuevos individuos de la raza que se mostrarán a continuación fue producto del estudio sistemático de los restos arqueozoológicos de perros B provenientes de sitos arqueológicos.3.1-3 como ejemplar enterrado en las aún más completo (Figuras 2B.3 en el estado de Sinaloa. Las características y antigüe- perro prehispánico. Ejemplar descubierto en Tula. los otros individuos descubiertos en el si. 22(6): 166-175 Para fortuna de los interesados en el Primeros registros alzada de 31. Este hallazgo se dio dos por huesos aislados. 3).

000 habitantes. Individuo 56092 en el que se observa la de la organización laboral. por los sitios de origen). en un entierro descu- cer perfectamente que en tiempos prehis. bierto durante la cons- pánicos existieron perros cuya principal trucción de una carre- característica eran los miembros cortos e tera en el occidente. . A B contraran nuevos restos identificados como tlalchichis. siguiente aparecieron ciación con el occidente de Mesoamérica 1. Siglos III-VI d. Chichén Itzá. cuya longitud no rebasa los 10 cm. A incluso fue posible reconstruir el biotipo lo largo de la década a partir de ellos (Figura 2C). sólo se mente. C D lo cual limita la posibilidad de reconstruir los biotipos más allá de su alzada: Teopancazco • Sitio. Valadez R y cols. con una comunidad del Valle de Toluca llamada Santa Cruz Atizapan y con Chichén Itzá. El total de individuos relacionados con estos sitios rebasaron la docena. Linda Manzanilla. En Teopancazco (nombre de robustez. 2. El tlalchichi quince años después (Parte 1) 168 AMMVEPE 2011. pero una tibia de aproximadamente 7 cm. en un caso una vértebra manifestó dimensio- nes propias de un perro de esta raza. tal y como su- 3. Tramo de la carretera sitios como Teotihua- San Blas-Mazatlán. Ritual doméstico. can. México con los sitios Ambos individuos (a los cuales se donde se han encontra- nombró tolteca y sinaloense. 5o.300 años. un sitio arqueológico cedió con el xoloitzcuintle. Se dividía en tibia. Tula. • Contexto asociado. Teotihuacan fue una ciudad con una población de más de 100. Ejemplos de tlalchichis descubiertos en Teopancazco. con un hueso incisivo que denota hocico zonas llamadas centros de barrio. sin embargo. NUEVOS HALLAZGOS en el Valle de Toluca. Su clara aso. Dra. fueron lo les reconoció en Tula y bastante completos y claros para estable. 22(6): 166-175 entierro tenía una antigüedad aproximada Figura 3. metacarpo derecho de perros cuales se concentraban las actividades comunes y comparación con el del individuo 54381 (parte inferior). debido a que los dife- rentes elementos óseos evidenciaron per- tenecer a perros de miembros cortos. Hasta el 2000. Teopancazco. Chichén Itzá y en gión fue cuna de esta raza. D. do restos de tlalchichis. C. Incisivo y fémur del individuo 66188 y fémur de perro común (abajo) (ver Cuadro 1). en los propio de cabeza dolicocéfala.C. Individuo 68335-68555.3 4. B. Santa Cruz Atizapan.6 • Arqueólogo responsable. cuyo esquema socioeconómico dependió Figura 4. Teotihuacan. cerca de la ciudad de 5. mostrando su menor tamaño y similar laborales. • Temporalidad. Mapa de de 1. Teotihuacan. A. (2000-201 1) (2000-2011) Desde la descripción de estos ejemplares pasaron varios años antes de que se en. Estos materiales están relacionados con la ciudad de Teotihuacan. respectiva. todos están re- presentados por huesos aislados de los miembros y algún otro asociado a éstos. Yucatán (Figura 3). Santa Cruz Atizapan. nuevos ejemplares en dejó abierta la hipótesis de que esta re.

metacarpo derecho de adulto. zas de patas cortas perfectamente obser- 3er. se reconoció la pre- Uso no definido. condición Cuadro manifiesta en los ejemplares completos. Observaciones sencia de algunos ejemplares. pero que se habían aso- Mediados del siglo V d. 11 individuos y la temporalidad asignada va de los siglos III al V de nuestra era (Cuadro 1). fragmentos R2A R1 R3 R3 R2 R2 R7 R3 de costillas y una vértebra (Figura 4). Restos de tlalchichis descubiertos en Teopancazco. 2o. mandíbulas. o de sus partes. siglo IV d. costilla y tibia derechas de adulto. Zona de manejo de animales zona de manejo de animales ta incluye peces marinos provenientes de las costas del Golfo de México. adultos. por lo que su aspecto era el de huesos 4o. Para el primer caso es clara la semejanza de ta- Núm. incisivo derecho y fémur de pelvis izquierda y cuatro Húmero derecho de adulto. Tibia derecha. así como diversas actividades rituales. Valadez R y cols. aunque en (relleno) R3/ap. hueso Hueso con marcas de corte. ap. Diáfisis y epífisis distal de tibia 7a. características necesarias para asignarlos Siglo III d. zona de carcomido en la porción proximal. evidencias que sugieren un extenso uso de la fauna para actividades de manufac- manufactura de indumentarias rituales.: entierro. zona de manejo de animales o de sus partes. a esta raza. en especial para confeccionar vesti- Hueso posiblemente cocido. parte media vable en el ejemplar sinaloense. mentos óseos diagnósticos. además de que en algunos casos los huesos tendían a cur- varse o a rotar levemente sobre su eje. ent. (AA164) C162C C258C C351A C351A C358A C358A C258D Cuarto Las piezas dentales y los huesos de C113 C281 los miembros se midieron (Cuadro 2). algo esperable dado que son los ele- AA: área de actividad. 22(6): 166-175 uno de estos centros. La mayoría son huesos de los miem- bros. Un aspecto importante fue incluir algu- N463 E119 N456 E110 N465 E103 N462 E116 N464 E117 N464 E118 nos metapodiales (piezas cortas. El tlalchichi quince años después (Parte 1) 169 AMMVEPE 2011. etc.C.). 5o.C. pero fue posible recono- C151 (AA64) cer que un ejemplar era juvenil. mentas de sacerdotes. vértebra lumbar de adulto. cuyos hue- sos manifestaron el esquema de corta lon- gitud. ciado con perros comunes por su simili- Inicio del siglo V d. metatarso izquierdo de adulto.7 se encontraron Zona de manejo de animales o de sus partes. 50193 66188 54381 56092 68555 69903 59390 59895 35119 70603 55586 maño de los diversos dientes entre los dos ejemplares de Teopancazco y el sinaloen- se. salvo un par de excepciones. izquierda de adulto. Respecto a los huesos de los miem- . de registro 68335. R: relleno. izquierdo de juvenil. Diáfisis y epífisis distal La lista de especímenes corresponde a costillas de subadulto. o de sus partes. Uso no definido. los ma- Ubicación temporal Primera mitad del teriales mostrados en el cuadro tenían las Cuadro 1. Posible asociación a entierro. metacarpo izquierdo de adulto. Uso no definido. hueso incisivo. 5o. tura. metacarpo izquierdo de adulto. vértebras.C. ent. 78) determinar sexo. Todos los restos fueron ubi- cados espacialmente a fin de saber si exis- Restos tían otros restos que pertenecieran a es- tos individuos (dientes.8 Dentro de la fauna descubierta están numerosos cánidos. Teotihuacan. Uso no definido. propias N464 E93 N462 E94 N462 E93 N467 E92 N467 E93 (AA103) de perros de patas pequeñas). ubicado al sureste de la zona ceremonial)6. Hueso incisivo con incisivos 1-3. La fauna descubier- Huesos posiblemente cocidos. pero ancho igual al de los individuos comunes. chicos medio torcidos. tal como en las ra- de húmero izquierdo de adulto. uno. 4 algunas ocasiones también se tienen pie- R2-R3 Nivel zas dentales. suba- dulto y ocho. No hubo circunstancias propicias para (AA164.C. tud. Posible asociación a entierro.: apisonado.

36.19 8.3 - 55586 88. 87* . 81. - 70603 . . . . .79 5. . 34. - 68335. las diferentes piezas presentaron ron que los huesos fueron hervidos. etc. metacarpo izquierdo del individuo 70603. . . le faltara la porción proximal). es decir. sin embargo. 28. - 35119 100* . servían como bodegas donde se guardaban animales muertos o partes de ellos para diversos objetivos ri- tuales (huesos. . 95* . . metacarpo metacarpo metatarso Común de referencia 130 134 50. .26 5. en tuían al momento de realizar trabajos de valores muy semejantes a los del sinalo. - 66188 . - 54381 . caparazo- nes. El tlalchichi quince años después (Parte 1) 170 AMMVEPE 2011.26 *Medida aproximada. .35 4. salvo un solo caso (ejemplar 69903).4 . .35 5.49 5. . . pieles. las características mostra. se incluyó una vérte- bra como espécimen asignado a la raza. - Sinaloense 4.8 . Valadez R y cols.77 Tlalchichis de Teopancazco 68335. . . en un caso relacionado con actividades desarrolladas . 5o. o bien. .6 . . . .). o intermedios entre éste y el tolteca.39 4. A B más se presentaron huellas de corte (Fi- gura 5). .9 33. . . Fémur Tibia 2o. 68555 4. 5o. . 6. marios. 4. .5 - 69903 . . cuya superficie pulida y compacta indica cocción. . . plumas.35 . . Ejemplares Húmero Ulna 4o.7 . en entierros o sobre los pisos.6 7. . los cuales incluían elevar ense.11 5.7 45.6 . .39 7. . B. . . .5 136 136 49. 4.8 Tlalchichis de referencia Tolteca 97 102* . Tibia izquierda de individuo restos no aparecieron en contextos pri- 69903 que presenta marcas de mordidas en el extremo proximal (lado izquierdo de la imagen). Medidas de huesos largos y piezas dentales de los tlalchichis descubiertos en Teopancazco. . 68555 .95 5. 40. . . En dos casos. .3 4.74 6.74 4. 105* - 59895 . Por último. . Huesos de tlalchichis de Teopancazco con evidencias de alteración. 6. 78. A.1 - 66188 . Teotihuacan. . esquema de que fue carcomido (de ahí que el piso de los cuartos empleando basura.5 Incisivos superiores derechos y medidas Ejemplares Primero Segundo Tercero Longitud Ancho Altura Longitud Ancho Altura Longitud Ancho Altura Común de referencia .2 5.4 28. otro. . . las acumulaciones de Figura 5. .87 Tlalchichis de referencia Tolteca .2 114 114 - Sinaloense 79 85. . 38.88 4. 22(6): 166-175 Cuadro 2. . sino en los rellenos que se consti- bros.14 4.7 Tlalchichis de Teopancazco 50193 . .96 4. . - 56092 .2 91 78 31. . unas marcas de mordidas daban el remodelación. La mitad de los individuos aparecieron en cuartos donde se confeccionaban ves- timentas.

Segunda mitad del pri- cubiertos constatan las labores en las que núan en forma de flor de Lys y los espa.7 Así.C.C. en la cual se manifies. . bien adherida al hueso. Valle de Toluca el esquema dominante en el que se observan rastros de mordi. bió aclararse bajo la idea de que el nómicamente amplias regiones).C. se les involucraba y al mismo tiempo se cios interdentales son muy pequeños. probablemente ya muerto el ani. 9 Las te. en las inmediaciones de les del espécimen 68335-68555 (Figura origen se trató de un cráneo o rostro com. la raíz se encuentra Sugiura.C. entiende por qué sólo se dispone de hue. • Sitio. estudiado desde finales de depositados a manera de ofrenda. pleto empleado en un rito. • Temporalidad. no correspondía a un esquema natural. Valadez R y cols. México. d. Curiosamente éste es el espécimen desgaste observado tuvo una causa an. Esta situación.7 90. de esos sitios. trópica. • Arqueólogo responsable. Yoko las mismas características culturales del seen restos de sarro. condición que en primera instancia se ra con el propósito de fundir lo humano y excavaciones y estudios posteriores tomó como evidencia de que era un ejem. (con el continuo desarrollo de grandes Como se indicó. 83. Santa Cruz Atizapan. a la de las humanas. o incluso senil. en el tierro). que acudía la gente de los diferentes po- Posteriormente. El tlalchichi quince años después (Parte 1) 171 AMMVEPE 2011. dominaron por completo la zona. 22(6): 166-175 en ese espacio. quizá porque se trató de materiales mal. de.9 70 78 - Tlalchichi de Santa Cruz Atizapan . tan características simultáneas de ejem. Yoko Sugiura. quizá por además de que las piezas dentales no po. Radio y tibia izquierdas de adulto Descubiertos en un espacio de alta acumulación de restos de animales. quizá porque en su Atizapan. incluyendo varios depositados en entierros. A diferencia de la Cuenca de México sos aislados. . los organismos des. sitio. - Chichen Itzá Chultún 5C3 . o como másca. Dra. . Ala pélvica izquierda de subadulto Hueso con marcas de corte asociado CH94 G22 Chultún 5C3 a posible entierro u ofrenda. Húmero y ulna derechos de subadulto Huesos descubiertos en un basurero. CH94 G22 Chultún 3 Dinteles Chichén Itzá Siglo XIII d. mostraron que era un centro rector al plar maduro con más de 15 años de edad. lo animal en un solo elemento. Uno das. momento en el cual se tomaría el crá. a los 90 por la Dra. . colocado en un punto de acumulación de basura. Ejemplares Elementos óseos Húmero Ulna Radio Tibia Pelvis Común de referencia 130 134 115 136 - Tlalchichis de referencia Tolteca 97 102* 86 114 - Sinaloense 79 85.9 riqueza faunística de la región. Datos arqueológicos de los tlalchichis descubiertos en Santa Cruz Atizapan y Chichén Itzá y medidas de los elementos óseos descubiertos en comparación con los ejemplares tolteca y sinaloense. sólo el ejemplar 69903 plar joven y maduro. Estado de Los restos descubiertos muestran la pues era demasiado uniforme y agresivo. Dato de referencia Cuadro Capa Ubicación temporal Restos Observaciones SCAT 5327 D13 II Siglos VI-IX d. los grupos dominantes no fueron Cuadro 3. ciudades que controlaron política y eco- está asociado a un contexto primario (en. . se determinó que este Santa Cruz Atizapan blados aledaños para intercambiar pro- desgaste en bisel (llegaba hasta la pulpa) ductos. las coronas conti. mer milenio. x * Medida aproximada. se alimento dejado al difunto. pequeñas lagunas que en otros tiempos 4B) fue claro el marcado nivel de desgas.6 - Chichen Itzá Chultún 3 90* x . fin de dar a las piezas una forma parecida encuentra en la cercanía de Santa Cruz Cuando se revisaron las piezas denta. . Chichén Itzá Siglo XIII d. fueron aldeas o pequeñas ciudades. tal vez neo y se realizaría la mutilación dental.

los cua- dominantes de la península de Yucatán estaba completamente fusionado. debido a que el elemento óseo no cánidos (principalmente perros). Siglo XIII d.14 re. perros comunes. Figu. nes. en cisternas subterráneas un tlalchichi. mento pélvico fueron hallados en chultú- rros. se evidenciaron dos junto a difuntos. en el existe y la distal está adherida a la diáfi- cual estaba sepultado un perro común jun. duo subadulto. lote doméstico13 y el propio tlalchichi. En este caso. un espacio abierto en don. d. en el mismo elemento óseo. en la península de Yucatán. presentó el organismo en vida) coincidían Schmidt. desde garzas has. un gía diagnóstica del húmero en compara- Figura 6. de un indivi- animales interesantes. Dr. Radio y tibia izquierdos de ejemplar des- humano y huesos aislados de una doce. Espécimen de ala pélvica descu- bierto en Chichén Itzá. es mente. presenta varios cortes finos de despiece to en Chichén Itzá (al cual le falta la epífisis proxi.15 condición derivada de berros y de pecaríes. un xoloitzcuintle y mésticos como el perro pelón.17 cyon cinereoargenteus). hispánica de perros se ubica en el sureste cuyo acetábulo muestra medidas ligera- de México. Valadez R y cols. llevadas a cabo a principios (Cuadro 3. durante una primera inves- una longitud de 128 mm y la del tlalchichi de 79 mm. izquierda de un individuo subadulto. Figura 8). (Cuadro 3). además. un perro común. cial y otras partes del asentamiento. mente mayores a los 14 mm de diámetro.9-12 . con la tolteca. En la parte superior de la imagen se muestra el húmero izquierdo del tlalchichi descubier- Las exploraciones arqueológicas del Ins. un coyote (Ca- se debe recalcar la trascendencia de este Tanto el húmero como la ulna y el frag- nis latrans). en particular. Peter J. Figura 7.17 dad de usos y formas: animales coloca- un punto de fuerte contacto entre la cul. lobe- contacto en la difusión de animales do.C. en la parte externa del pubis y del íleon15. pertene- fue. segundo milenio.12 el guajo. son un húmero y de se concentraron numerosos restos de una ulna. El contexto en el que aparecieron Los materiales identificados. ambos derechos. Yucatán. tenecer a un tlalchichi.. ósea. es decir. como señala la autora. hubo zorras grises (Uro- son posteriores al periodo mencionado. En ninguno de los casos la longitud total rebasó los 91 mm. ra 6). con las del ejemplar tolteca. un lobo (Canis lupus). Respecto a este último. perteneciente a un tlal- chichi con base en las medidas osteomorfo- métricas. En cuanto a los Los hallazgos de tlalchichis en este sitio de la acción de raíces sobre la estructura taxa registrados. además de que ahí que en el húmero la epífisis proximal no se descubrió un entierro múltiple. El húmero del ejemplar común tiene del siglo XXI en el grupo de la Serie Ini. es una ala pélvica ron nuevos materiales de esta raza pre. tigación realizada por Götz. el material iden. Posterior- les se emplearon en una extensa diversi- entre los siglos VII y XIII d. que por algunas características osteométricas podría per- El último sitio en donde se encontra. longitud total de la pieza es de 79 mm ta tlacuaches.15 se reconoció velaron con seguridad dos especímenes la condición de tlalchichi de este espécimen óseos asignables a un tlalchichi. aunque con la epífisis in- cluida llegaría a los 90 mm. los tificado consiste en una tibia y un radio cuales llegaron al área maya al inicio del izquierdos de un adulto (Cuadro 3. tituto Nacional de Antropología e Histo. ción con la de un perro común. 22(6): 166-175 Figura 8.C. otras ocasionadas por la afectación física nufactura o el alimento.C. las medi- • Sitio. La cubierto en Santa Cruz Atizapan. Chichén Itzá Debido a su particular morfología y a los datos osteomorfométricos. en el análisis realizado por Ramos. y estableció que dicho ejemplar era suba- animales lacustres (como anátidos). En la pieza se descubrieron marcas de corte (flechas). por ejemplo de lo. En la figura 7 se aprecia la morfolo- to con restos de maíz (perros maíz). entierros tura maya y las culturas contemporáneas marcas tafonómicas de origen antrópico y individuales. restos asociados con la ma- del centro. Chichén Itzá. cientes a un tlalchichi. sis. El tlalchichi quince años después (Parte 1) 172 AMMVEPE 2011.3 • Temporalidad.16 mal) y su comparación con una pieza equivalente de ria (INAH). sino Chichén Itzá fue una de las ciudades dulto. das del ejemplar de perro tlalchichi (que • Arqueólogo responsable. na de organismos más. Otro espécimen. al parecer.

vértebra. entierro digno. por lo que no tienen peso diag- te.1 310 RECONSTRUCCIÓN DE 56092 Tibia 81.3 (promedio 390) cerámicos.1 279 presencia en los sitios de hallazgo. Alzada probable de los diferentes tlalchichis analizados a partir de los huesos largos. se dis- 69903 Tibia 105 2. El tlalchichi quince años después (Parte 1) 173 AMMVEPE 2011. huesos lar- gos y metapodiales (Cuadros 1-3). aunque determinaron que el en tiempos prehispánicos.C.7 3. tiestos Radio 115 3.1 275 66188 Fémur 95 .5 2. 22(6): 166-175 A (deslave de basura por acciones del agua. con- conversión tuvo numerosos huesos de animal.20 Este chultún fue construido entre 850 y 1150 d. de manera nóstico. Medidas de los huesos largos de los ejemplares descubiertos.. pero Común Húmero 130 3. ni del perro típicas de las tierras bajas mayas del nor. está asociado a la estructura del mismo nombre que corresponde al periodo Clá- sico Tardío.9 queólogos.3 276 nocer aspectos en cuanto a sus caracte- Tibia 90. Fémur 136 . Chultún 3 Dinteles Los elementos óseos se agrupan en dientes (junto con el hueso incisivo).9 305 pone de elementos necesarios para reco- SCAT 5327 Radio 83.1 226-245 momento del uso del chultún como depó- Radio 70 3.6 2. de los ejemplares 68335-68555 y 66188 no B. una *Alzada probable de acuerdo con su posición en la gráfica 9A. que albergaba el frag- mento de pelvis. en donde los mayas almacenaban agua como receptores de desechos. 68555 Tibia 78. en donde se encontraron húmero y ulna del tlalchichi.6 3.15 Muchos chul.9 seis cráneos humanos.3 (promedio 235 mm) sito de basura y puede relacionarse con Fémur 91 . El Chultún 3 Dinteles. fechado en el pe- riodo Posclásico.19 El Chultún 5C3. además de seis cráneos humanos que Tolteca Húmero 97 3.3 (promedio 307) una catástrofe mayor que no permitía el Fémur 114 .6 constituyen sólo huesos aislados.20 La colocación del fragmen- Sinaloense to pélvico probablemente corresponde al Húmero 79 3.9 227. un fragmento pélvico. Galería de los Monos. y probable alzada.1 380-400 también adornos arquitectónicos. el evento que originó el depósito de los Tibia 78 2. 246* Aun cuando los individuos descritos 68335.18 El chultún. además de justificar su Chichén Itzá Húmero 90 3. El pri- Figura 9. arbitraria (depósito de basura) o casual primer individuo era un adulto maduro y . Los resultados muestran que ninguno medía más de 31 cm a la cruz y la mayoría midió entre 23 y 27 cm (para más mero sirve para reconocer que la dentición información ver texto). Relación gráfica entre las medidas de los huesos largos de los ejemplares y alzada. es diferente en dimensiones de la de los tlalchichis de referencia. también se encuentra en el grupo arquitectónico de la Serie Inicial.9 263 rísticas físicas.9 236 EJEMPLARES 55586 Húmero 88. adornos individuales de piedras precio- Tibia 136 2. manos de metates ápodos.1 285-330 supuestamente se desecharon luego de Radio 86 3. A. según lo reportado por ar- Tibia 114 2. que con gran probabilidad representaba el reservorio de agua de los antiguos habitantes del gru- po. del viento o del pisoteo). Valadez R y cols.9 sas. Teopancanzco 35119 Húmero 100 3. utilizado Individuo Huesos Medida (mm) Factor de Alzada (mm) después como depósito de basura. pudo usarse entre la construcción del edificio y su abandono. entre el llamado Templo de los Búhos y la B.3 2. tunes sirvieron en tiempos posteriores común.

de México. Valadez R.6 y 24. Twin To- 7. 2. Captura. cional de Antropología e Historia-Instituto res un tanto pequeños.2 2o. D.5 y 30 cm de alzada. Instituto de diferencial de la ictiofauna encontrada en Investigaciones Antropológicas. resultado im. pues de ellos 8. Facultad de Filosofía y Letras-Instituto de bias). Valadez R. Dogs 11. 2007.: Secretaría de Gobernación. 12. México cortas del occidente mesoamericano. pero es posible ubicar una altu. metatarso 31. Rodríguez B. metacarpo 36. tional Series 889. su historia. Manzanilla L. Rodríguez B. El resultado mostró que en un centro de barrio de Teotihuacan. 10(2): 180-200. algo Hirth K (ed. Blanco A. Universi. portante si se considera que el perro co. Entie. Figura 10. Valadez R. Del segundo y los cuatro ejemplares involucrados te. 5.F. similares al tolteca. 9. En: Sugiura Y (coord. caso de Teopancazco. representados por metapodiales y posibles alzadas a partir de la comparación con un perro común y los ejemplares tolteca y sinaloense. ricano. Méxi- lación. Méxi- Los huesos largos fueron el grupo de BIBLIOGRAFÍA co: 2010. Rodríguez B. el tolteca entre 28. México: Respecto a los metapodiales. Sahagún B. Chichen Itza.F. metacarpo 28. de Chignahuapan. Latin American Anti. lentín N. El Tlalchichi. el sitio arqueológico de Teopancazco.2 307 Sinaloense 4o.7 Teopancazco 50193 4o. AMMVEPE 2000. 2003. D. Valadez R.4 315* 70603 5o. Paredes B. Producción artesanal y espe- cializada en Mesoamérica: áreas de activi- duo 59390 y el fragmento de pelvis. America. nían entre 24. Empleando estas dos alter. En: Manzanilla L. sium on the Domestic Dog. Blanco A. tercer grupos. radios y ti.). Metapodiales de perro común y tlalchichis. Valadez R. logía (arqueología) inédita. Archaeozoology (ICAZ 98).4 235 5o.5 cm. Historia de en el caso de la ulna y el fémur no existe una vida lacustre en la antigua ciénaga Rodríguez B. gitud de huesos-alzada en una gráfica 10. Blanco A.8 300* 54381 5o.8 a 1979. de Investigaciones Antropológicas. mexicano (Canis lupus baileyi) en el con- México.F. tihuacan. Valadez R.8 Tolteca 5o. metacarpos y 2o. El perro gress of the International Council for pelón. 1995. perro de patas tal factor.7 390 5o. El lobo 4. y 5o. Kristen-Graham C. Teo- de los ejemplares y evidencia de manipu. Códice Florentino. ra probable observando la relación de lon. BAR Interna- UNAM-UADY. UNAM. co. metacarpo 50. preparación y uso se derivó información sobre edad.5 y 33 cm. Velazquez A. 2010. metacarpo 33. metacarpo 40. los huesos largos. los dos tlalchichis llans. Olmos K. la vértebra lumbar del indivi. AMMVEPE 2008. Eighth Con- loense entre 22. se dispone de factores de rros de perros descubiertos en la antigua ciu. 6. In: Crockford S (ed. Hidalgo. uno juvenil. Edo.F. co se cuenta con factores de conversión. A. Dumbarton Oaks Research Library dos (Figura 10). Tlalchichis estudiados. Va- sic to Early Postclassic Mesoamerican de referencia y los ejemplares estudia. El perro mexicano. Tula. AMMVEPE 31 cm en estos ejemplares. Producción de atavíos y tocados World. El and Collection.). el segundo. El tlalchichi quince años después (Parte 1) 174 AMMVEPE 2011. D. Relación entre longitud de diversos metapodiales y alzada. Libro XI. metatarso 38. tropológicas. Prehispanic dog types en Middle 2007. metatarso 14.5 2o. Rev Arqueol Mex vando la relación entre ésta y la longitud 2003. El coyote through time: an archaeologfical perspec- mún poseía una altura a la cruz de 38 a 40 (Canis latrans) dentro del universo mesoame- tive. 2010. XI(64): 50-3. Instituto Na- tiene el dato de que pertenecieron a ejempla. 2009. Rodríguez B. Los restos zoológi- 3. (Figura 9A). 22(6): 166-175 A B Individuo Elementos óseo Medida Alzada Común 4o. metacarpo 45.: IIA. Proceedings of the first ICAZ Sympo- cm. Respecto a la segunda caracterís. metacarpo 34. Valadez R y cols. Valadez R. B. 18(4): 95-106. La domesticación animal. Tesis de Doctorado en Antropo- dad Nacional Autónoma de México. Mendoza V. Padró J. México D. conversión21 que permiten convertir la dad de Tula. medida individual en alzada (Figura 9B). texto cultural prehispánico: los restos ar- nativas se calculó una alzada entre 22. Rodríguez B. Valadez R. 11(2): 49-57.5 295* *Alzada probable de acuerdo con su posición en la gráfica 10A. 13. cos. Los individuos analizados por esta vía mostraron alzadas probables de entre 24 y 31 cm. London 2000. Investigaciones Antropológicas. Götz C. Viniegra F.. Kowalski K. Valadez R. metacarpo 28. Rodríguez B. su origen. UNAM. 19(1): 9-21. y el sina. quity 1999. . Zúñiga B. del 4o.7 245* 59895 2o. por lo que se obtuvo una alzada obser. Teopancazco: Un conjunto UNAM: Instituto de Investigaciones An- residencial teotihuacano. sólo se que encaja muy bien con lo obtenido con dad y procesos productivos. alzada 1. Pé- entre el perro común. Valadez R. and the Epiclas- rez G. elementos más significativo. Manzanilla L.). tampo. metatarso 49. queozoológicos e iconografía.: tica (en el caso de húmeros.

UNAM- pánica de las tierras bajas del norte. Ramos C. González de la Mata R. ría de los Monos. Díaz 17. ciones Arqueológicas en Guatemala. La Gale. En: Laporte JP. logie.F. Huellas Antrópicas. México. Rodríguez B. 2009. El papel del perro (Canis lupus y mitos: El caso de tres rejolladas de Chi. Metodolo. Götz Ch. Estructura 5C6 de Chi. INAH. 20. bache. 2009. 2008. Colima.). 1998. González L. México D. nología. 22. El estu- 16. p. En: Laporte JP. El tlalchichi quince años después (Parte 1) 175 AMMVEPE 2011. Perros en las tumbas de gía. provincia de Colima. Arroyo B. Vol. 2009. chen Itza. H). Guatemala (versión digi.: INAH. Verlag nal de Antropología e Historia. Instituto Nacio. XX Simposio de Investigaciones Ar- durch die Maya des nördlichen Tieflandes trimonio de la Humanidad. 1988. tal) 2006. Braniff B. 2006. sis de Licenciatura inédita. García-Moll R. 89. Mérida. Schmidt P. 23. Benítez F. 305-18. dio de cánidos arqueológicos del México familiaris) en la sociedad maya prehis. México. 19. Cobos R.. 2a. 7(60): 6-14. Me. González de la Mata R. Te. Ortiz L. Valadez R y cols. Museo Nacional de Arqueolo. 22(6): 166-175 15. Reixach J. jía H (eds.F. gía y Etnología. Guatemala (versión digital) 2007. Blanco A. Rev Ar. diferenciación y problemática. queológicas en Guatemala. Rahden.F. A. Grupo Aza. Los perros de la antigua catán: Universidad Autónoma de Yucatán. Die Verwendung von Wirbeltieren 18. prehispánico.: IIA. 577- während der Klassik und Postklassik. Chichén Itzá: Pa. XIX Simposio de Investiga. chen Itza. México: Gobierno del Esta- queol 1986. Serie Internationale Archäo. D. Baus de Czitrom C. Yu. . 106. p. García G. Colección Catálogos Facultad de Ciencias Antropológicas. Museo Nacional de Arqueología y Et- Marie Leidorf. Mejía do de Colima-Universidad de Colima. ed. Valadez R. agricultura 21. 2005. Arroyo B. de Museos. Agua. D.