You are on page 1of 21

Cristian D.

Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III
Aquellos que alguna vez promulgaron una historia total no podían caer en más groso error,
puesto que la historia es tan grande que abarcarla en su totalidad sería una misión fallida,
como el filósofo que persigue la verdad, pero nunca la alcanza. El ejercicio realizado ha
sido interesante desde varios aspectos, uno es la retroalimentación que puede haber entre un
entrevistado que lleva siete décadas viviendo y un entrevistador que, a penas, ha pasado
veinte años en el mundo. También estamos frente a una luz que nos muestra cómo ha sido
el cambio en la sociedad colombiana, hay un pasaje en la tercera y última entrevista
realizada que posiblemente es el momento más tenso a lo largo de este ejercicio y es
cuándo se le pregunta sobre el matrimonio a nuestro personaje, fue un momento tenso,
seguido de una risa nerviosa. El trasfondo de esto es bastante grande porque ella tuvo un
hijo antes de casarse, además que este no era de su esposo, ella se sintió descubierta,
tocamos las fibras de algo que posiblemente no quería ser recordado. Si ponemos esto
frente a un país que actualmente vive un constante aumento en los embarazos adolescentes
donde tener un hijo fuera del matrimonio es algo normal, incluso el matrimonio mismo en
la sociedad colombiana ha perdido vigencia.

También a grandes rasgos podemos ver un poco de la colonización de los llanos orientales
colombianos en el siglo XX y como lo que hoy se conoce como el departamento del Meta,
fue en su mayoría ocupado por colonos cundinamarqueses de municipios como Caquezá,
Fosca y Gutiérrez.

Un solo personajes no ha dado cuenta de la alimentación, costumbres, religión, modos de
vida… En una palabra, a través de un solo personaje tenemos acceso a parte de la cultura de
los municipios de Cundinamarca.
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III
La niñez
Bueno, primero un saludo. Esta entrevista hace parte del trabajo final de la materia teorías
de la sociedad y la cultura III, en la cual se busca a través de un personaje develar un poco
como ha cambiado la sociedad. Para mí es muy satisfactorio que mi abuela haya aceptado
ser ese protagonista de esta historia.

CG: Para empezar, me gustaría que nos dijeras tu nombre, en dónde naciste y que en año
MC: (Risas) No mijo, muchas gracias por tenerme en cuenta. Bueno me mi nombre es,
María del Carmen Ladino, nací el veintisiete de abril de 1945

CG: ¿En dónde?
MC: En Caqueza, Cundinamarca

CG: ¿Cómo estaba conformada tu familia?
MC: Mi familia estaba conformada por ocho hermanos. Siete mujeres y un hombre

CG: ¿Tus papás?
MC: Y mis papás. Maximino Ladino y Ercilia Gutiérrez

CG: ¿En qué parte de Caquezá vivían?
MC: A la salida para Fosca (municipio de Cundinamarca) cinco kilómetros a la salida de
Caquezá

CG: ¿Cómo recuerdas el municipio de Caquezá cuándo eras pequeña?
MC: Cuando yo era pequeña, recuerdo que desde los cinco años ya corría detrás de los
marranos y de las gallinas

CG: ¿Cómo era el pueblo?
MC: El pueblo era pequeño, pero hoy día ya es grande, cuando eso había más poquitos
habitantes. Y yo cuando ya tenía siete años ya le hacía el tinto a mis papás, se lo llevaba a la
cama y ahí si se levantaban.
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III

CG: ¿Qué tipo de juguetes tenían o nos los tenían? ¿Cómo era ese tema?
MC: Mijo, cuando eso, en la niñez a uno nunca le compraron juguetes, eso es ahora que les
compran una cosa y otra, cuando eso no, uno no sabía que era que le dieran una muñeca. La
muñeca eran los marranos y las gallinas

CG: ¿Para ti estar detrás de los marranos y de las gallinas era quizás un juego o desde
siempre se vio cómo un trabajo?
MC: Eso era un trabajo. Tocaba echarles maíz a las gallinas, echarles agua, ir a ver los
marranos, darles de comer, pasarlos de un sitio a otro. Era trabajo más no juego.

CG: ¿Había algún momento que tú pensabas en jugar?
MC: Pero muy poco porque uno tenía tantas cosas por hacer y en qué ocuparse, uno jugar
muy poco porque ya iba uno que, a conseguir leña, había diferentes cosas para hacer en la
finca

CG: ¿A quién admirabas cuándo eras una niña?
MC: Yo admiraba a mis papás, en la forma en que nos criaban, porque nunca tenían que
reprenderlo a uno con groserías ni nada, le daban a uno una arepita pequeña y le decían
vaya mamita a hacer tal cosa, vaya a traer leña o a ver los marranos, las gallinas. Y uno
salía contento con esa arepa que le daban. No había necesidad de regañarlo a uno.

CG: ¿Cómo recuerdas a tu mamá?
MC: Mi mamá era una persona muy cariñosa y muy tierna y era muy amable con los
vecinos

CG: ¿Tú papá?
MC: Mi papá era una persona muy trabajadora y muy responsable al hogar

CG: En ese tiempo, ¿los vecinos vivían muy cerca o muy lejos?
MC: Quedaban cerquita, no eran así tan lejos, cerquita
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III

CG: Entonces ¿Se entablaban amistades con los niños de las otras fincas?
MC: No casi nunca, uno iba a donde un vecino cuando lo mandaban a ir a llevarle alguna
cosa, que hacían mantecadas o hacían pan en el horno, entonces lo mandaban con un
canastico a llevarle la parte al vecino. Uno llegaba, saludaba y entregaba y de allá también
mandaban alguna cosa para la casa, no lo mandaban a uno con el canasto vacío.

CG: ¿De dónde nacía idea de compartir con el vecino?
MC: Mijo, porque esa era la costumbre, había cierta unidad.

CG: ¿Cómo era la cuestión de la religión en tu familia? ¿A qué edad te bautizaron, cada
cuanto iban la iglesia?
MC: Uno iba a la iglesia cada ocho días, pero de bautizo uno no tenía conciencia, la
costumbre era hacerlo por ahí a los cuatro meses

CG: ¿Después de misa que hacían?
MC: Salíamos, por ahí a comprar alguna fruta o a tomar gaseosa y comprar alguna fruta
para llevar para la casa. Íbamos con papacito o con mamacita, con uno de ellos, porque uno
tenía que quedarse en la finca.

CG: ¿Tú papá vivía de lo que producían en la finca de ustedes o tenía otro trabajo?
MC: Él vivía de la agricultura, eso se sembraba maíz, papá, habas, arvejas, de todo lo que
daba en la finca y eso se vendía

CG: ¿Dónde lo vendían?
MC: Ahí en la plaza

CG: ¿Qué recuerdas de esa plaza?
MC: Que era una plaza muy bonita el día domingo y el día lunes, sobre todo el día lunes se
llenaba de mucha gente que venía de Bogotá a hacer mercado. Y llegaban de Gutiérrez y de
Fosca a Caquezá personas a vender sus productos.
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III

CG: ¿Qué tan grande era la variedad de alimentos en la plaza?
MC: Claro, de todo, de todo, de toda clase de verduras

CG: ¿Cuál era la dieta regular de tu familia?
MC: El desayuno a las siete de la mañana porque cuando había trabajadores tocaba darles
el desayuno para que se fueran a las ocho a trabajar y a las nueve de la mañana o nueve y
media se les llevaba las medias nueves, que era café con leche, arepa o envueltos. A las
doce el almuerzo que era seco con mucha verdura a las tres, tres y media eran las onces,
más café con más arepas y a las cinco, seis de la tarde era la comida cuando estaban los
obreros, o sea cinco alimentos.

CG: ¿Su núcleo familiar comía lo mismo que los obreros?
MC: ¡Claro! Eso era la misma comida para todos

CG: ¿A qué horas te acostabas?
MC: Se acostaba uno por ahí a las ocho y media, nueve de la noche, hasta dejar todo
arreglado, la cocina, todo para el otro día.

CG: ¿Qué aparatos comunicativos tenían?
MC: Mijo, cuando eso el radio nada más, el radio transistor.

CG: ¿Con qué frecuencia usaban la radio?
MC: Con bastante, escuchábamos más que todo radio Sutatenza

CG: ¿Recuerdas algo de radio de Sutatenza?
MC: No recuerdo mucho, ellos daban enseñanzas por la radio, peor no recuerdo mucho.

CG: ¿Cómo era la relación con tus hermanos?
MC: Eso era muy bonito. Nosotros nunca alegábamos, ni peleábamos, porque vivíamos
ocupados haciendo oficio (risas). Porque a cada uno nos mandaban, que, a ver el marrano,
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III
que la vaca, que traer leña, entonces vivíamos ocupados.

CG: ¿Qué tan grande era la finca donde vivían?
MC: Mijo, la finca, era una finca grande eso si no sé cuántas hectáreas ni nada, pero era una
finca grande en el páramo.

CG: ¿Compartías cuarto o tenías uno propio?
MC: Ah no, mijo eso eran dos o tres cuartos no más y dos o tres camas y ahí dormíamos,
unas dos tres mujeres en una cama y otras dos en otra y así. Cuando eso no había tantas
camas y eso eran camas echas... ¿cómo le dijera yo? Eran de madera, eso eran con estera,
eso no eran con colchones.

CG: ¿Las camas las compraban o las hacían ustedes mismos?
MC: No mijo, es que esas camas se hacían como una camareta, eso era una camareta y
encima se ponía la estera.

CG: ¿Cómo era la camareta?
MC: Por ejemplo, poner cuatro estacones y ponerle palos bien finitos atravesados y encima
se le ponía la estera para uno acostarse y cobijas, si esas común y corriente.

CG: Cambiando un poco de tema ¿cómo fue la educación? ¿Tenías acceso a ella?
MC: Yo aprendí a leer cuando tenía como ocho años.

CG: ¿Quién te enseño?
MC: A mí me entraron a la escuela, una escuela de la vereda, cerquita de la casa

CG: ¿Cómo recuerdas esa escuela?
MC: Muy bonito y eso uno aprendía mucho, porque uno estudiaba todo el día. de ocho a
doce y de dos a cinco de la tarde

CG: ¿Cuántos años estuviste en esa escuela?
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III
MC: Tuve un año no más en primero, yo no tuve más estudio.

CG: ¿Qué tan buena era la educación?
MC: Uno aprendía harto, se ve como casi un bachillerato. Cuando eso era con el catecismo
astete, una cartilla que se llamaba la cartilla tercera y con la cartilla y el catecismo, eso era
para todos en la casa, no tocaba estar comprando cada año uno

CG: ¿Recuerdas tus profesores?
MC: Sí la recuerdo, pero muy poco. Ella era de Caquezá también, yo solo estudié un año
con ella, pero me apegué mucho a esa profesora y ella me quería mucho también. Pero de
pronto la cambiaron para Guayabetal (Municipio cundinamarqués, ubicado en la vía al
llano), entonces yo dije que no entraba a estudiar más porque la profesora no estaba y
después de yo ya ser una joven, yo hice por ahí cursitos en el pueblo, en el colegio de las
monjas, eso era el día domingo, esos (los cursos) eran dominicales, entonces ahí ya eche a
aprender más.

CG: ¿Un evento que te haya marcado de niña?
MC: Yo, recuerdo de niña mucho el día de la fiesta de la madre, porque así no tuviéramos
plata le llevábamos una flor a mi mamá y que se llegará diciembre porque mi mamá hacía
amasijos y repartía mucha mantecada entre todos, esos eran los dos mejores eventos del
año.

CG: ¿Cómo recuerdas tu cumpleaños de niña?
MC: Mijo, en ese tiempo no se celebraban cumpleaños, uno prácticamente casi no sabía
cuándo cumplía años porque eso no se acostumbraba.

CG: ¿Cómo era la vestimenta en tu niñez?
MC: Mijo, eso a uno le hacían los vestidos largos, más abajo de la rodilla, los vestidos
largos, la manga larga y el cuello alto.
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III
CG: ¿Los hacía su mamá?
MC: No, eso los mandábamos a hacer

CG: ¿La movilidad desde la vereda dónde vivías hasta el casco urbano de Caquezá cómo
era?
MC: Eso, era a pie, porque cuando eso no había carros casi y cuando íbamos a vender los
productos de la finca, esos se bajaban en caballo o en burro.

CG: ¿A pie cuanto duraba el camino desde tu casa hasta Caquezá
MC: Eso de la finca al pueblo eran cinco kilómetros, pero eso a uno le rendía mucho
caminar, eso es hoy día que la juventud es mañosa, peor cuando eso no.

CG: ¿Cómo fue la experiencia de conocer a un hermano tuyo?
MC: Ah, pues muy bonito mijo, pero el error más grande era que cuando eso a uno lo
engañaban que era la cigüeña (risas). Nosotros nunca sabíamos cuando mi mamá estaba
embarazada, nunca. Y eso entre mis padres no se comentaba nada, eso era muy oculto y
cuando el niño lloraba, entonces salía papacito y decía mijo quiere ir a mirar a su
hermanito, mire la cigüeña trajo un hermanito y uno creía que era cierto. Yo vine a saber
que no era así, pero ya con mi último hermano.

CG: ¿Cómo fue eso?
MC: Yo me di cuenta por un rotico, vi cuando salió mi hermanito de la barriga de
mamacita y supe que no era ninguna cigüeña, pero yo no podía decir nada porque eso era
muy delicado. Nadie nunca supo que yo había visto (risas).

CG: Tuviste la suerte de nacer en el seno de una familia diferente, donde la tolerancia y el
amor eran bastante grandes
MC: Eso sí, la familia era muy unida, mis papás nunca nos trataban mal, ni nos regañaban
ni nada, por ejemplo, cuando lo mandaban a uno a ver las vacas, los marranos le decían a
uno: Tome mijo un pedacito de panela, una arepita y vaya miga haga tal cosa, uno se iba
contento y eso brincando y alegre con esa arepita y ese pedazo de panela que le daban y así
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III
era siempre.

CG: La relación de tus padres ¿cómo era?
MC: Ellos tenía una forma de ser muy bonita. A veces cuando mi madre se iba sola al
pueblo a hacer mercado, que era el día lunes, entonces yo recuero mucho un lunes que
mamacita llego como a las cuatro de la tarde, porque ella siempre llevaba mercado para
vender, que la cuajada, que frutas, que huevos, entonces mientras llegaba a la plaza y
vendía y compraba lo que tenía que llevar para la finca, entonces yo recuerdo de una vez
que llego mi madre y entonces papacito le dijo: ¿Mija, por qué se demoró tanto? Entonces
ella le dijo: ¡Ay mi viejito! Mijo lo que tiene es hambre, de una vez saco piquete, frutas y le
dio y ahí se le fue la rabia de una vez.

CG: ¿Caquezá es un municipio muy conocido por el piquete, ¿cómo lo recuerdas, ¿cada
cuánto lo comían?
MC: Mijo, lo comía uno cada que iba al pueblo, eso no fallaba y muchas personas de
Bogotá iban especialmente a comprar piquete.

CG: Eso es algo que se mantiene hasta hoy
MC: Pues ya no es lo mismo de antes, pero sí, todavía se vende mucho piquete #00:03:50-
8#

CG: ¿Qué contiene un buen piquete?
MC: Papa, rellena (morcilla), carne, chorizo, huesos.

CG: ¿Y de las preparaciones especiales de tu madre, ¿cuál recuerdas?
MC: Pues, en navidad que hacían amasijos, colaciones, pan relleno, mantecada. Eso era lo
más especial.

CG: ¿Y los regalos de navidad?
MC: No mijo, yo vine a recibir regalos, cuando ya era señorita, una hermana nos llevó un
carrito.
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III

CG: Muchas gracias por esta primera sesión.
MC: Bueno mijo.

¿Qué fue de la adolescencia?

Una cita más, en un principio pactada para sábado ocho de octubre, pero solo realizada
hasta el once del mismo mes, la razón, pues en Acacías Meta, el municipio donde reside la
protagonista de esta historia se encontraban en el festival del retorno y como es normal
varios de los familiares de María del Carmen, retornaron al llano para volver a los viejos
tiempos, llenos caminatas hasta el río, baile, alegría y la suficiente comida para mantenerse
enérgico, por ende no había tiempo para dar entrevistas.

Para la fortuna de esta entrevista, la conexión a internet era estable, a diferencia de la
primera sesión realizada a través de Skype por medio de computadoras portátiles, esta vez
María del Carmen, se encontraba mirando a la lente de la cámara trasera de un Huawei P8
lite un poco desconcertada por el flash de este dispositivo móvil. La videollamada esta
ocasión se realizada a través de imo una aplicación para celulares. La conversación inicio
con la petición de apagar el flash y mis preguntas sobre el festival que había concluido hace
poco, lo cual derivo en la primera pregunta formal de esta entrevista.

CG: ¿En su adolescencia cómo se vivía la música a usted le gustaba?

MC: La música en ese tiempo era música de cuerda y la música de cuera era muy bonita o
es muy bonita y toda reunión que se hacía era con música de cuerda y toda la gente bailaba
al son de esa música, para una serenata lo que fuera esa música. Llegaban los músicos, se
reunían de un lado y otro, se reunían donde fuera ser la fiesta, eso a veces que iba gente
hasta de otros pueblos a dar serenata, por ejemplo, a mi casa llegaban de otro pueblo
familiares de mis padres a dar serenata o por alguna ocasión, por alguna reunión por algún
matrimonio todo era con música de cuerda

CG: ¿Eran contratados estos músicos?

MC: No, era en la familia
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III

CG: ¿A usted le gustaba esa música o prefería otra?

MC: A mí me gustaba esa música, era que primero no se escuchaba sino eso y todavía me
gusta porque es una música muy bonita

CG: ¿Recuerda alguna canción?

MC: Ah no mijo, eso si no, eso si no alcanzo a recordar.

CG: ¿Admiraba a alguien que no fuera de su núcleo familiar?

MC: Yo admire mucho a un hogar, que era una familia muy allegosa a mis padres, era una
gente muy católica y había un respeto muy bonito entre padres e hijos, así el desayuno
fuese solo una aguade panela, todo el mundo comía calladito y le daban las gracias a Dios,
entonces yo admiraba mucho ese hogar, ese matrimonio y esos hijos.

CG: ¿Pensaba usted en casarse mirando ese ejemplo?

MC: Pues pensaba, pero no pensaba así todavía mucho, todavía no, no era mucha la
imaginación de formar hogar.

CG: ¿Hay mucha diferencia entre la juventud que usted vivió y la de ahora?

MC: Claro, mucha, mucha porque la juventud en ese tiempo, era una juventud muy sana,
no había discotecas, no había tanta vagancia, no había nada de eso, nunca un joven
tomando licor ni nada de eso, en cambio hoy en día el mundo ya está muy cambiado, ya
niños y niñas puros jovencitos en las discotecas tomando trago y eso cuando en eso no se
veía eso, incluso las esposas cuando llegaban a un matrimonio o se sentaban en una mesa
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III
en una tienda o en una cantina. Se tomaba una cerveza de pronto el señor, pero la señora
una gaseosa, no se miraba una mujer tomando cerveza

CG: ¿En algún momento desobedeciste a tus papás?

MC: Prácticamente nunca, porque como tenían una forma de mandarle a uno cualquier cosa
nunca lo regañaban a uno ni nada y.… no sé, no sé pues sería como el modo de ellos como
ellos nunca alegaban y nunca peleaban entre ellos, entonces uno miraba como ese respeto,
entonces no.

CG: Gracias a la entrevista anterior supimos que fuiste catequista ¿cómo percibes la labor
del catequista hoy día?

MC: Pues ha habido mucho cambio, por ejemplo, cuando yo enseñaba catecismo si uno era
mujer tenía que enseñarles a las mujeres. Recuerdo una vez unos matrimonios que
quedaban cerquita, en otras veredas me dijeron que, si no les podía enseñar también a ellos,
entonces yo fui a hablarle al padre, porque eso tampoco era lo normal y el padre me dijo
que sí, porque había mucho respeto porque no había tenido quejas mías y se llegó el día en
que se llegaban setenta alumnos los domingos entre señoras, señores, jóvenes y niños.
Hubo una época que el padre fue a visitar el centro de catecismo mío porque a la hora del
catecismo había mucho respeto, terminaba el catecismo y a todo el mundo se le daba su
tintico, no había recocha, no había nada después de que se terminaba, que si se ve hoy día.

CG: ¿Pensaban en política?

MC: Nunca, uno cuando escuchaba la política, uno escuchaba era que votaban por el
partido conservador o liberal, pero uno de eso no entendía mucho, uno era por lo que
escuchaba.

CG: ¿Qué le gustaba hacer en su tiempo libre?
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III
MC: A mí me gustaba mucho tejer.

CG: ¿Dónde aprendió?

MC: Yo hice un curso en un colegio de monjas llamado María Auxiliadora en Cáqueza.

CG: ¿Se arrepiente de algo que haya hecho en su adolescencia? ¿Le gustaría cambiar algo?

MC: Lo único es que yo quería como estudiar y salir adelante, pero ya después de que me
case yo intente hacer cosas, pero ya se me dificulto.

CG: ¿Qué quería estudiar?

MC: Yo quería estudiar enfermería.

CG: ¿Lo intento?

MC: Alcance a hacer los primeros auxilios no pude más porque como ya estaba casada, ya
tenía hijos, entonces ya cuando me dijeron que tenía que ir directamente al hospital pa ya
empezar a aprender a poner inyecciones ya no pude porque me tocaba todo el día, en
cambio cuando estaba por fuera del hospital yo iba a medio día, por la mañana y por la
tarde y ya estaba en la casa con dos o tres hijos, el menor tenía como tres añitos.

CG: ¿Quién le enseño lo de primeros auxilios?

MG: Eso fue en el colegio de las monjas en el María Auxiliadora en Cáqueza.

CG: ¿Qué proyecto no hubieses querido abandonar?
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III
MC: Pues a mí me gustaba mucho servir a la iglesia, ayudar a la iglesia, pero ya cuando me
case, se me troco todos mis proyectos.

CG: ¿Cómo era su relación con Dios?

MC: Yo, era mucho de la iglesia y todo eso.

CG: Pero ¿pensaba en Dios?

MC: Claro, claro porque uno en la iglesia en todos esos grupos le explicaban a uno todo eso
y la santa misa todos los domingos.

CG: ¿Piensa que hoy en día es más fácil o más difícil ser joven?

MC: Más difícil, más difícil por el mundo tan cambiado como está.

CG: ¿Cómo en qué?

MC: Pues en muchas cosas, porque ya hoy en día la juventud tiene más libertad, entonces
ya si los van a reprender, si les van a decir algo ya lo toman a mal.

CG: ¿Y los hogares más fácil o más difícil?

MC: ¿En ese tiempo o de ahora?

CG: De ahora

MC: Ah, no, los hogares hoy en día son más difícil porque hoy en día ya no hay respeto en
el hogar, hoy en día ya no es como hace años que uno se casaba y era hasta que mi Dios los
separara, en cambio hoy en día es muy diferente ya el hombre o la mujer se fijan en otro o
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III
en otra y ya deciden abandonar el hogar y abandonar los hijos, cuando eso, eso era muy
poco que se veía eso. Así uno no se entendiera bien con el esposo o con la esposa, hubieran
(sic) problemas, esas cosas se sobrellevaban, pero no todo ha sido para mal, por ejemplo, ya
hay más comunicación en el hogar y ya ambos determinan si van a hacer un negocio,
determinan entre ambos, claro que no todos, en cambio cuando eso no, cuando eso era lo
que el marido dijera, era muy poca la comunicación que había, era lo que él dijera.

CG: Sumerce, pensaba en el dinero, era importante, no era importante ¿cómo era ese
manejo?

MC: Pues cuando estaba yo joven, yo casi en eso no pensaba, porque uno en la casa, en la
finca de mis padres antes de casarme uno lo tenía todo, con una finca muy grande y se daba
tanta comida entonces uno no le paraba bolas al cuento del dinero, pero después de que me
case si ya, ya me di cuenta que sin el dinero uno no podía hacer nada.

CG: ¿En su adolescencia le toco trabajar?

MC: Claro ayudándole a mis padres en la finca.

CG: Pero ¿le pagaban?

MC: Ah, no, nunca. Yo vine a recibir dinero cuando empecé a trabajar con unos familiares
de mi madre y entonces ahí ya empecé a ganar y empecé a vestirme.

CG: Abuelita muchas gracias, nos vemos la próxima.

MC: Con gusto mijo.
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III

Un nuevo hogar

CG: ¿Cómo fue el proceso para casarse? ¿Qué pensaba usted de quedar embarazada?
¿Cómo fue la crianza de esos primeros hijos

MC: Pues en ese tiempo no pensaba uno mucho, en ese tiempo la costumbre era que uno se
casaba y de una vez a la casa a criar los hijos y el marido a trabajar. Eso no es como hoy en
día que ya la mujer trabaja también, las cosas eran diferentes, uno se casaba y se dedicaba
al hogar.

CG: ¿A qué edad te casaste?

MC: (Hay un silencio un poco incómodo, seguido de una risa nerviosa, luego hace unas
señales con las manos indicando que se casó a los diecinueve años.

CG: ¿Cómo fue la crianza de los primeros hijos?

MC: Pues bien, normal… yo los crie a todos fue con leche materna, yo a ninguno les daba
teteros.

CG: ¿Hasta qué edad los alimentabas con leche materna?

MC: Hasta los dos años y medio, luego nuevamente quedaba embarazada (risas).

CG: ¿Fue muy dura la crianza de los primeros hijos?
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III
MC: No tanto, porque como uno se dedicaba de tiempo completo a ellos, entonces no
bregaba uno, uno bregaba cuando se enfermaban.

CG: ¿Qué hacían cuándo se enfermaban?

MC: Pues dependiendo lo que fuera, se hacían infusiones de hierbas o se llevaba al médico,
pero como en ese tiempo casi no había, eso era con puros remedios caseros.

CG: ¿En qué momento se van a vivir al llano?

MC: No me acuerdo muy bien, pero fue como a los diez años de casados tal vez. (teniendo
en cuenta que la entrevistada nació en el año de 1945 y que se casó a los diecinueve años,
sumado a los diez años de matrimonio que calcula al momento de llegar al llano, podríamos
calcular que esta llegada fue en el año de 1974)

CG: ¿Por qué tomaron esa decisión de irse a vivir al llano?

MC: Es que como mi marido trabajaba en el llano, desde joven siempre trabajo en el llano,
yo me vine a ayudarle a trabajar, para ayudarle a ahorrar para comprar la casa.

CG: ¿Qué tal fue ese cambio?

MC: Pues fue un cambio hasta bueno, pues ya llegaba yo y tenía la comida, lo tenía todo,
no pagaba arriendo ni nada, en cambio allá en Caquezá donde yo estaba pagaba arriendo y
demás, en cambio aquí todo era libre porque yo era la güisa, me vine a trabajar de güisa
aquí al llano (el termino güisa es utilizado, para referirse a la persona que trabaja en las
cocinas cocinando). Yo llegué un domingo y el lunes ya me toco levantarme a cocinarle a
veinticinco trabajadores.
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III

CG: ¿En qué lugar empezó a trabajar?

MC: En una finca de Chichimene (Chichimene, es un corregimiento del municipio de
Acacías Meta). Con una familia Baquero, también de Caquezá.

CG: ¿Cómo consiguió este primer empleo?

MC: Ellos eran muy amigos de su abuelo.

CG: ¿Cuánto tiempo duró trabajando de guisa?

MC: Yo duré doce años repartidos en cuatro fincas

CG: Harto tiempo

MC: Sí, recuerdo que una vez dure seis semanas cocinando para ochenta y dos trabajadores,
eso era trabajo para tres guisas y lo hacía yo sola porque no había quien me ayudara.

CG: ¿Y la relación con los trabajadores cómo era?

MC: Eso consiste en uno de mujer. Hacerse respetar.

CG: En qué momento decidieron moverse al pueblo

MC: En esos doce años conseguimos para la casa, entonces ya nos vinimos para el pueblo,
compramos el lote y fuimos edificando.

CG: ¿Cuánto tiempo duraron edificando la casa?

MC: No me acuerdo, se eran meses, pero no me acuerdo exactamente.
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III

CG: Ya viviendo en el pueblo ¿qué te pusiste a hacer?

MC: Yo empecé a trabajar en las cooperativas de los colegios (el termino cooperativa aquí
es utilizado haciendo referencia a la cafetería).

CG: ¿Cómo conseguiste este trabajo?

MC: Por una profesora que me ayudo. Entonces llegué al colegio de las monjas, La
Sabiduría y allá me arrendaron la cooperativa por once años, de ahí saqué para darle estudio
a mis hijas, ya que los hombres no pudieron.

CG: ¿Cómo se celebraban las fechas especiales en el llano?

MC: Aquí en el llano ya es muy diferente, la costumbre en la finca era matar una mamona
(Mamona hace referencia a la res joven de carne tierna) Por ejemplo para reyes, para el 24
y legaban mucha familia.

CG: Un consejo para los jóvenes y los adultos

MC: Por ejemplo, para los jóvenes. Que no se dejen llevar por las malas amistades, que no
cojan malas costumbres, que uno mismo se empieza a dar la buena o la mala vida según
como empieza a llevar la vida desde jóvenes. Ser juiciosos, ser responsables y no dejarse
llevar de los amigos, porque el que aconseja no es el que pierde, sino el que se deja
aconsejar, sobretodo porque ya todo el mundo es a las drogas, no piensan que el día de
mañana llegan a caer a una cárcel o no saben que les puede pasar por toda esta situación, es
mejor seguir por el buen camino.

CG: ¿Qué piensa de lo moderno?
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III
MC: Yo no cambió el campo por el pueblo, porque el campo es el mejor, allá siembra uno
maticas, tiene animalitos, en el pueblo uno no puede hacer eso.

CG: ¿Entonces al pueblo se vinieron a qué?

MC: Por el estudio de mis hijas mayores.

CG: ¿Cómo era el pueblo en ese entonces?

MC: Era pequeño todavía, muy tranquilo, muy tranquilo todo, cuando eso no había nada de
inseguridad uno andaba, podría ser a media noche y no pasaba nada.

CG: ¿Había mucha edificación?

MC: Pues lo que era el centro si estaba casi todo edificado a las salidas si todavía le faltaba.

CG: ¿El parque principal ha cambiado mucho?

MC: Si ha cambiado, pero no mucho.

CG: ¿Del pueblo que era cuando llego a hoy día cómo lo ve?

MC: ah no, es que hoy día ya no es un pueblo, es una ciudad. Hoy ya más de la mitad del
pueblo uno no la conoce, ahora hay mucho comercio, antes había tres, cuatro cuadras sin
una tienda en cambio ahora hay por todo lado.

CG: ¿Y la plaza de mercado?

MC: Esa sigue siendo lo mismo. No ha cambiado.
Cristian D. Gutiérrez
Teorías de la sociedad y la cultura III

Related Interests