You are on page 1of 1

Investigación sobre el problema de abandono de perros

La perrera municipal (PM) de una gran ciudad se enfrentaba con un número
cada vez mayor de perros callejeros y no deseados. Según el reglamento, si un
perro callejero no era adoptado en el plazo de 10 días desde su llegada a la PM,
se le daba muerte. Sin espacio físico para albergar estos animales ni fondos
para alimentar y cuidarles, la PM estaba obligada a dar muerte a más de
100.000 animales cada año. Para intentar resolver este problema, la PM
encargó una IM para conocer qué pensaban los vecinos de la ciudad acerca de
la superpoblación de perros y cuál sería su reacción a programas de adopción.
En una primera fase, para ayudar a la PM a comprender el problema, la
empresa encargada formó dos grupos de discusión, llamados grupos de
enfoque, con 10 vecinos en cada grupo.

Las conversaciones revelaron que la mayoría de la gente no era consciente de
la magnitud de superpoblación de perros y no sabía que cada perro entregado
en adopción por la PM era esterilizado obligatoriamente. Este estudio llevó a la
siguiente fase, en la cual la empresa de investigación diseñó un cuestionario de
entrevista telefónica y contrató un servicio local para llamar a 500 cabezas de
familia seleccionados aleatoriamente de la guía telefónica. Un total de 350 en
cuestados ha participado en la encuesta, siendo el resto no disponible o no
dispuesto a participar en la misma. La tabulación de las respuestas recogidas
reveló que la mayoría (63%) de los encuestados estaría dispuesta a adoptar un
perro macho de raza mezclada en el próximo año, principalmente como
compañía personal (46%) o como mascota de familia (31%), pero sólo la mitad
de estas personas veían la necesidad de esterilizar al perro. Menos de un cuarto
(22%) de los encuestados creían que la ciudad sufría un problema de
superpoblación de perros. Con esta información, la PM lanzó una campaña
publicitaria para informar a los vecinos acerca del serio problema de
superpoblación y promover un programa de adopción de mascotas. También se
insistió en la importancia de asegurarse de que los perros adoptados no iban a
tener cachorros no deseados. Al final de la campaña, la tasa de adopción se
incrementó en un 500%. Los efectos en la población de perros se verán en los
próximos dos a cinco años, dado que la mayoría de los perros adoptados eran
cachorros que alcanzarán la madurez sexual en unos 18 meses.
Responda las siguientes preguntas:
1. ¿Cuál es el problema de investigación planteado?
2. ¿Qué diseños de investigación observa que se aplicaron en el estudio?
3. ¿A qué tipo de fuentes de información se recurrió para cada diseño de
investigación identificado?
4. ¿Qué métodos de recolección de información se implementó en cada fase del
estudio?