You are on page 1of 3

Musculo esquelético: Los músculos esqueléticos son un tipo

de músculos estriados unidos al esqueleto. El músculo debido a su alto consumo de
energía, requiere una buena irrigación sanguínea que le aporte alimento y para
eliminar desechos, esto junto al pigmento de las células musculares, le dan al músculo
una apariencia rojiza. El músculo esquelético dispone de cinco diferentes moléculas de
donde obtener la energía para sus contracciones. Que son el trifosfato de adenosina,
el fosfato de creatina, el glucógeno, las grasas y las proteínas.

Fibras musculares:
Fibras rápidas: Se contraen en segundos después de la estimulación. De gran
diámetro. Contienen miofibrillas densas, grandes reservas de glucógeno, y las
mitocondrias son relativamente escasas. Las fibras rápidas se agotan con rapidez
debido a que sus contracciones requieren el uso de ATP en cantidades masivas.

Fibras lentas: Son sólo la mitad del diámetro de las fibras rápidas y se toman tres
veces más tiempo para contratar después de la estimulación. Tiene un suministro de
oxígeno mucho más alto. Las fibras lentas contienen importantes reservas de oxígeno
que puede ser movilizado durante una contracción.

Fibras Intermedias: Las fibras intermedias se parecen a las fibras rápidas, ya que
contienen poca mioglobina y son relativamente claras.

Estructura de la fibra muscular:
Sarcoplasma: Los espacios entre las miofibrillas están llenos de líquido intracelular
denominado sarcoplasma que contiene grandes cantidades de potasio, magnesio y
fosfato. También posee mitocondrias que proporciona grandes cantidades de energía
(ATP).

Retículo sarcoplásmico: En el sarcoplasma que rodea a las miofibrillas de todas
las fibras musculares se encuentra un extenso retículo sarcoplásmatico, controla la
contracción muscular. Los tipos de fibras musculares muy rápidas tienen retículos
sarcoplásmicos extensos.

Sarcolema: Es la membrana citoplasmática de las fibras (células) musculares. Es
una membrana semipermeable y lipídica, glucoproteinas tal como las demás
membranas.

Miofibrillas: Son unas finas estructuras cilíndricas de naturaleza proteica y son los
elementos responsables de la contracción muscular. Están dispuestas paralelamente
al eje longitudinal de la fibra, a la cual recorren de punta a punta.

Miofilamentos: Los miofilamentos son fibras que conjuntas forman la miofibrilla.
Están constituidos por proteínas y son de dos tipos: Miofilamentos delgados formados
por la proteína actina; Miofilamentos gruesos formados por la proteína miosina.

Sarcómero: El sarcómero o sarcómera es la unidad anatómica y funcional del
músculo estriado. Se encuentra limitado por dos líneas Z con una zona A (anisótropa)
y dos semizonas I (isótropas). Está formado por actina y miosina.

Túbulos T: La función de los túbulos-T es la de llevar el potencial de acción de la
membrana celular hasta los sarcómeros, donde se encuentra organizado la
maquinaria contráctil de la fibra muscular. Es común que estos canales tubulares se
ramifiquen y extiendan a lo largo de las miofibrillas en el sarcolema muscular.