You are on page 1of 2

Investigaciones sobre dos hechos en la ciudad de La Paz.

“No existe acción alguna, por más bizarra que se presente, que sea verdaderamente criminal; como
tampoco existe una que pueda llamarse realmente virtuosa.”
Sade

"A fair vision had welcomed him in this land of disease."
J.R.R. Tolkien

Empiezo a escribir estas mis memorias, con un propósito esquivo todavía. Perduro
de manera convaleciente en los lindes de Apaña, al momento. Valgan estas
aclaraciones previas a manera de advertencia. No busco un texto de tipo
amarillista, o que confíe su eficacia a la mera impresión; sin embargo, no me
evade la certidumbre que su inscripción realista y fidedigna aligerará mi mente de
las imágenes que han torturado mis noches en consecutivas y espeluznantes
pesadillas. Por tanto al aislamiento al que me he entregado –una vez cerrado el
caso y presentado el informe oficial–, éste ha brindado un breve periodo de
sosiego y ha ayudado a que mi cordura, aquella que se disolvía lentamente en las
penumbras de mi encierro, recupere cierta imagen reconocible del mundo. Estos
posibles indicios de locura no han aminorado ni tampoco debilitado mis aptitudes
intelectuales; sólo las han trastornado al punto que he llegado a comprender en lo
íntimo de mi ser justificaciones atroces. Por último: las imágenes, que siguen
rondando mi consciencia, y que paso a referir, mantienen rigurosamente la
claridad e intensidad con las que se presentaron ante mi memoria; las que ha
forjado la sinrazón de mis sueños, a partir de las primeras, son un ardor que sólo
me asalta durante insondables noches y son: inefables en cuanto me compete. No
incido en mayores preámbulos y paso al relato puntual de los hechos.

El relato que suscitó la indignación en el Departamento de Investigaciones
Especiales de la FELCC, fue un artículo de prensa escrita -anticipándose a las
pesquisas oficiales-, publicado el 20 de mayo del 2013 en un periódico local. En
éste se resumía, de manera un tanto indiferente, la serie de hechos que habría
culminado en el macabro acontecimiento, que tomó lugar en los alrededores de la
Curva del Diablo, Autopista a El Alto. Cito el mencionado artículo:
“La madrugada de este lunes, varios pobladores de las cercanías se vieron
consternados al encontrarse ante una imagen estremecedora. Un nuevo
asesinato se produjo en las afueras de la Ciudad de El Alto. […] La escena,
ubicada en una de las laderas de la llamada Curva del Diablo, fue
inmediatamente clausurada por la Policía, por lo aberrante de la misma. Ésta
ha sido objeto de especulación creciente de parte de los ciudadanos, que
han relacionado el hecho a prácticas religiosas del mundo andino. Por otra
parte han atribuido estos hechos a la actividad de un organismo criminal
[sic], dedicado a la trata y tráfico de personas. […] Algunos testigos relatan

Estos me dirigieron. hecha t’amphulli. se enroscaban hasta llegar al suelo.” Junto con este artículo. marcha sobre un río pestífero. de trenzas alargadas. La investigación del caso se me delegó y partí el mismo con los procedimientos protocolares. brillaba. que sean precisamente las entrañas de la ciudad las insalubres fuentes de donde brota algo corrosivo y exsecral. . a los testigos del hallazgo. se encontraba unida al cuello de una llama. en la superficie. venían adjuntos los respectivos informes de peritaje y el del detective de turno. sin demora. pero absolutamente predecible a la vez. que termina infectando el núcleo de la misma. la lana del animal. coaguladas de sangre. ----- Es contradictorio. haber visto restos esparcidos entre el “ch’iji” húmedo de rocío y sangre. las extendidas tullmas. exaltadas en itinerantes y abominables ritos…. No pienso redundar en detalles insignificantes: no se prestan a la rápida impresión que causan las imágenes en la mente. La cotidianidad. Veo las fotos y paso a reconocer el espacio donde se realizaban las reuniones. La imagen descrita: la cabeza de una mujer de pollera. ni tampoco dan cuenta del enajenamiento y perturbación que comunicaban los testigos. […] Al momento no se ha encontrado ninguna pista que pueda llevar a los actores materiales del hecho.

Related Interests