OLIVERIO CASTAÑEDA DE LEON (casa

)
Fue líder estudiantil guatemalteco. Miembro del grupo estudiantil FRENTE, el cual
formaba parte del ala juvenil del proscrito Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT)
luchó por los derechos humanos en Guatemala desde su puesto de secretario
general de la Asociación de Estudiantes Universitarios de la Universidad San
Carlos de Guatemala. Tras demostrar su poder de convocatoria y organización
durante las protestas contra el alza al pasaje urbano contra el recién instalado
gobierno del general Fernando Romeo Lucas García.

Fue amenazado de muerte por el Ejército Secreto Anticomunista (ESA) junto con
otras treinta y siete personas, -incluyendo a muchos dirigentes de la Universidad-
y fue asesinado el 20 de octubre de 1978 a los 23 años en el centro de la Ciudad
de Guatemala, tras haber acusado directamente al entonces Ministro de
Gobernación, Donaldo Álvarez Ruiz, de ser el promotor de la oleada de terror que
se vivía en Guatemala luego de que el gobierno empezara a reprimir a las
organizaciones populares que dirigieron las protestas contra el alza del transporte
urbano.

ASESINATO DE OLIVERO (
El 20 de octubre de 1978, la marcha conmemorativa de la Revolución de Octubre
de 1944 concluyó sin incidentes en el Portal del Comercio de la Ciudad de
Guatemala, localizado frente al Palacio Nacional en el Parque Central de la
ciudad. A pesar de las amenazas en su contra, Castañeda de León se presentó en
el Parque Centenario para dar el discurso de la AEU en ocasión del aniversario de
la Revolución y señaló al Ministro de Gobernación, Donaldo Alvarez Ruiz, como
responsable de la oleada de terror. La famosa frase final de su discurso -«Ellos
pueden matar a nuestros dirigentes, pero mientras haya pueblo, habrá
revolución»- fueron trágicamente visionarias.12

Castañeda de León fue asesinado poco después, cuando caminaba sobre la 6a.
avenida hacia la cervecería "El Portal", poco después de una hora de haber
pronunciado su discurso. Cuando cruzaba la 6.a avenida -una de las principales
calles de la Ciudad de Guatemala en ese entonces- se produjeron varios disparos;
un hombre no identificado descendió de un auto, y abrió fuego con una
ametralladora contra Castañeda, quien fue alcanzado por una bala y cayó.
Entonces, otro sujeto no identificado salió de otro vehículo, se detuvo y le dio el
tiro de gracia.12

Los perpetradores huyeron de la escena del crimen sin la intervención de los
policías que estaban en los alrededores y Castañeda murió poco después debido
a sus heridas.12 Esta operación, al mediodía y en pleno centro de la ciudad,
demostró la impunidad de los asesinos y el abierto desafío lanzado contra el
movimiento popular.13