ensayo (importanca del marco teorco

)
El primer momento en que abordamos una Investigación Científica parte de su primer
paso metodológico y fundamental consistente en la Observación, que se aborda desde un
principio de una vista general correspondiente al Análisis Extrínseco, que permite una
descripción precisa de sus características generales y sus cualidades principales, y
posteriormente continúa con el Análisis Intrínseco, abordando la descripción de los
detalles minuciosos y sus pormenoridades.

Es allí cuando podemos arribar a una afirmación que buscará predecir el comportamiento
de este Objeto de Estudio ante la presencia de un estímulo externo, que puede ser desde
la Aplicación de una Fuerza hasta la combinación con otra sustancia para dar lugar a una
Reacción Química, siendo este cambio percibido a través de nuestros sentidos mediante
la aparición de un color, olor, temperatura o manifestación de un gas, entre otros
fenómenos.

Realizado esto es cuando se propone entonces una Metodología Experimental que nos
permitirá, mediante la realización de distintas actividades empíricas, poder comprobar o
refutar lo que hemos afirmado anteriormente en el planteo de la Hipótesis, teniendo para
ello contar con una serie de actividades que se deben dar en un área de trabajo
determinada, con condiciones repetibles y una Sistematización que permita ordenar cada
uno de estos procedimientos.

Es allí cuando se aborda a una Conclusión del trabajo realizado, que debe tener un
fundamento para poder considerar una afirmación como válida, y es allí cuando entra en
juego el Marco Teórico, que no solo dan sustento a la misma sino que también deben ser
considerados desde un principio como punto de partida o enfoque a la Investigación
Científica que debe ser llevada a cabo.

No es más que un conjunto de Conceptos y Conocimientos que pueden ser aplicados a la
tarea científica realizada, pudiendo aportar datos de interés tanto al Objeto de Estudio
como a la experimentación en sí y sobre todo a lo que hemos concluido, por lo que
también se los conoce bajo el nombre de Fundamentos Teóricos, siendo la base de
porqué se considera una cosa y no otra.

No debemos pensar entonces que el Marco Teórico es el sustento de toda la
investigación, sino que la finalidad principal es la de guiarla, dar los principios y la base
para la misma, tomando distintos conceptos y en base a éstos arribar a un resultado en
particular, lo cual garantizada la correcta aplicación del Método Científico evita que el azar
o distintos factores aleatorios alteren este resultado y garanticen su repetición por parte
de otros operadores.

Una neurociencia forma parte de un conjunto de disciplinas abocadas al estudio del
sistema nervioso y como en la mayoría de los casos se trata de un estudio y abordaje
multidisciplinar -entre varias disciplinas- quizás sea correcto hablar de neurociencias, en
plural. Estas ciencias engloban desde el estudio a nivel molecular, es decir, de la
conformación puramente física del sistema nerviosos hasta lo que hace referencia a lo
conductual y cognitivo, que se refleja en las actitudes y acciones de cada individuo para
con el exterior. Asimismo, las neurociencias se encargan no sólo de lo referente a la
patología a estudiar sino también del desarrollo de fármacos orientados al tratamiento de
estas patologías relacionadas con la psiquis humana.

Las neurociencias tienen como objeto de estudio nada más ni nada menos que
comprender el complejo sistema mediante el cual funciona la mente humana, abordando
ese estudio de manera científica. Las células del cerebro, llamadas neuronas, se
encuentran ampliamente influenciadas por el entorno en el cual el individuo se relaciona
con ese mismo entorno y con las demás personas, y es por eso que las neurociencias
también tienen disciplinas como el caso del psicoanálisis, que está enfocado en el estudio
de la conducta humana para develar los rasgos actitudinales de cada persona. También,
se encargan de desentrañar cómo es que se produce el proceso de aprendizaje, de
archivado de información en el cerebro, y los procesos biológicos que tienden a facilitar el
proceso de aprendizaje

En la actualidad, las neurociencias han tenido una gran tarea en la medida que muchas
personas padecen trastornos del sueño, de ansiedad, de angustia, estrés, debido a la
aceleración del ritmo en el cual estamos inmersos y que es el tiempo que nos imponen
todas nuestras obligaciones diarias, que muchas veces dejan a las personas con poco
tiempo para la relajación de la mente y el exceso de responsabilidades y de tareas
-muchas de ellas que se deben realizar casi al mismo tiempo- juegan en contra para la
salud mental.

Seguramente hemos visto alguna vez carteles con pequeños tubos de luces de colores en
negocios, comercios y otros locales a la calle. ¿Qué es eso que los compone? Bien, se
trata de un elemento químico, que en la tabla periódica de los elementos corresponde al
símbolo Ne. Por otra parte, el neón conforma el grupo de los cinco elementos que en
mayor abundancia se encuentran en el Planeta, sobre todo en la corteza terrestre y en la
atmósfera (los otros son el hidrógeno, carbono, helio y oxígeno). Asimismo, los científicos
aseguran que es uno de los elementos también más abundantes en lo que respecta a
todo el universo.

El neón forma parte de la categoría de los gases nobles, y a si a los gases nobles -como
el neón, xenón, kriptón, y otros más- los asociamos a la iluminación o a las luces –como
en el ejemplo que pusimos al comienzo- no es una casualidad. La iluminación es una de
las aplicaciones básicas y quizás más frecuentes de este tipo de gases, y esto se debe
principalmente a la baja radioactividad química que poseen. Desde su descubrimiento a
fines del siglo XIX por parte de los científicos británicos Ramsey y Travers, el neón
también es utilizado en la fabricación de los tubos que van dentro del televisor y es el
encargado de la transmisión de colores, como así también mediante la mezcla de neón
con helio es posible lograr luces de láser.

Los gases nobles o también denominados inertes, tienden a proporcionar una tonalidad
rojiza, que es el que estamos acostumbrados a observar en lámparas o estos tubos de
colores de los que hablábamos al principio. Más allá de que en carteles publicitarios y
esas cosas vemos de manera frecuente también otros colores, el neón es sólo aquel que
obtiene tonalidad en rojos, los demás colores se tratan de otros gases que proporcionan
dichas tonalidades.

Las luces de neón en la actualidad están en muchas partes, y en general se utilizan como
indicaciones acerca de algo, de algún lugar o para resaltar algún dato o información que
resulta importante para que otros lo vean. Sin embargo, no siempre vemos que esas luces
sean de tonalidad rojiza, sino que muy por el contrario, vemos que las hay de todos los
colores, y esto se debe principalmente a la mezcla del neón con otros elementos que
permiten la combinación de colores que se utilizan mucho en estos casos de cartelería y
cartelería publicitaria.