You are on page 1of 15

MUNIBE (Ciencias Naturales) 41 31-45 SAN SEBASTIAN 1989-1990 ISSN 0027 - 3414

Recibido. 2 -XII-88

Los trazadores en la hidrogeología kárstica: Metodología
de su uso e interpretación de los ensayos de trazado (*)
Tracers in the karstic hydrogeology: Methodology of the use
and explanation of the tracing results (*)

PALABRAS CLAVE: Karst, trazadores, ensayos, ordenador.
KEY WORDS: Karst, tracers, tracing, computer.

ANTIGUEDAD, I.*
IBARRA, V.*
MORALES, T.*

RESUMEN
Se exponen las principales cuestiones metodológicas a tener en cuenta en la realización de ensayos de trazado en sistemas acuífe-
ros kársticos, así como los fundamentos de su interpretación. Ello permite obtener la mayor información posible de un ensayo de traza-
do y, por tanto, un mejor conocimiento del sistema acuífero kárstico investigado.

LABURPENA
Sistema akuifero karstikoetan oso interesgarri gertatzen diren markagai edo trazadoreen erabilpen-metodologia eta hortik lortutako
emaitzen ulerkuntza-oinarria bera ere hartzen ditu helburutzat ikerlan honek. Era honetan markagai-saio batetik ahalik eta argibide ge-
hien ateratzea errezten da, horrela aztertutako sistema akuifero karstikoaren jokabide hidrogeologikoa hobeto ezagutuz.

ABSTRACT
In this paper the main methodological questions which must be taken into account when working with tracers in the karstic aquifer
systems are presented. Moreover, fundaments for data interpretation are given. This way enables to obtain the best possible informa-
tion to know the hydrogeological behaviour of the investigated aquifer systems.

1. INTRODUCCION sitemas acuíferos, kársticos fundamentalmente, del
La realización del proyecto «Aplicación de los tra- PaísVasco.
zadores en la investigación hidrogeológica de los Así, se ha llegado a conocer la metodología de
acuíferos kársticos» * (ANTIGÜEDAD et al., 1988). por uso de los trazadores en los ensayos y de la inter-
el Grupo de Recursos Hídricos de la Universidad del pretación de los datos susceptibles de ser recogi-
País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea, ha permi- dos a lo largo de un ensayo. Además, se ofrece en
tido al equipo investigador profundizar en una nue- esta publicación una amplia visión sobre el interés
va línea de exploración hidrogeológica (los ensayos y modalidades de este tipo de ensayos, haciendo es-
con trazadores), que junto con otras anteriormente pecial énfasis en la forma en la que se deben reali-
utilizadas por el Grupo (hidroquímica, hidrodinámi- zar los trabajos para que se pueda obtener la máxi-
ca), aportan una cada vez mayor comprensión de los ma información de los ensayos.

* Area de Geodinámica. Universidad del País Vasco/Euskal He-
rriko Unibertsitatea. (*) Proyecto de Investigación n.º 310.09-25/86, financiado por
Apartado 644. 48080 BILBAO la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea.

V. la presen- ción de esta técnica en el campo de la investigación cia temporal de fluoresceina natural en lac aguas hidrogeológica. En efecto. algunos autores (MOLINARI.de la fluoresceína) puede originar su presencia en tos de detección. frecuentemente. 1). ya que esa información es sólo relativa a una aparición fuera del período de vigilancia. La puesta en práctica de este tipo de ensayos es simple. a pesar de que los tra- zadores artificiales (colorantes. Este segundo objetivo es. del agua (físico-químicos y biológicos). en la medida que el volumen tados ofrecen. incluso. la interpretación de los to experimental tendente a hacer aparente y obser.al. subterráneas. 1976. en las cercanías del sumide. pero su no las diferentes zonas recorridas del acuífero. T. constatación no necesariamente implica ausencia de Los trazadores han sido utilizados casi de manera relación. Se ha puesto de manifiesto. necesariamente. puede estar presente de forma natural o ser añadi- do artificialmente. pueden parte del sistema acuífero.gún MARJOLET. zadores químicos).geológico y práctico. el reciente uso de ciertos marcadores propios 1976a). 1986). asociada a productos orgánicos di- sueltos (caso de la importante surgencia de Lez. LUTZ et Este tipo de ensayos son de uso frecuente en hi. pero ofrece un mayor interés hidro- A pesar de la simplicidad del ensayo. la larga permanencia que algunos tra- en un acuífero según una o varias trayectorias defi. exclusiva en el estudio de acuíferos kársticos. TRAZADORES Y TRAZADOS: INTERES HIDROGEOLOGICO CASTANY y MARGAT (1977) definen el trazador como todo carácter específico o toda sustancia so- lidaria de un cuerpo en movimiento. ANTIGUEDAD. es defi. la recorrida por el agua ofrecer los mismos resultados. vable el desplazamiento real del agua subterránea Por otra parte.— Consideraciones-tipo de trazados en el Karst (Molinari. Pero el objetivo de un trazado no es solamente do con añadir al agua. con trazadores colorantes). trazada. conocimiento de la organización del drenaje en el frecuentemente. los resul. y no a su globalidad.. rrecta interpretación de la información que ellos su- gencia en concentraciones inferiores al límite de de. por medio de un trazador artificial la surgencia. amplía las posibilidades de utiliza. delimitar cuencas vertientes (Fig. aunque en débiles concentraciones. 1987) proponen instaurar una moratoria de em- drogeología kárstica.afinan las técnicas analíticas. IBARRA. con objeto de verificar la exis. sino que puede ofrecer informa- ro. la constatación de la do a un volumen de agua polucionada. evidenciar (aspecto cualitativo) una relación entre dos o más puntos. fundamental- mente del agua subterránea que se desplaza. 1977). del cual po- presencia del trazador en una surgencia evidencia demos conocer la modalidad de tránsito a través de su relación con el punto de inyección. bastan. dudas respecto al de agua marcada por el trazador puede ser asimila- objetivo planteado. generalmente. si no se nido por los mismos autores como un procedimien. ya que la «desaparición» del trazador du. 1. se- El trazado.trazados efectuados con sustancias fluorescentes.nes kársticas en las que este tipo de ensayos hayan mideros) y una o varias surgencias. fundamentalmente) han venido siendo empleados de forma casi exclu- Fig. una masa de trazador suficiente para que su de- ciones más valiosas que sirvan para caracterizar (as- tección en la(s) surgencia(s) sea posible. en el adecuado tección del método analítico utilizado (ocular. su aparición en la sur. me- nos frecuente.acuífero visitado por el trazador (LEPILLER y MONDAIN. ministran se basa. MORALES 2. como traza- dores naturales. an- que marca el agua. La co- rante el trayecto subterráneo. siva.zadores pueden llegar a tener en el acuífero (caso nidas entre un punto de inyección y uno o varios pun.pleo de sustancias de larga permanencia en regio- tencia de relación entre una o varias pérdidas (su.32 I. tanto visualmente (caso de trazadores colorantes) como pecto cuantitativo) hidrodinámicamente el sector de por medio de determinados reactivos (caso de tra. por esta razón. En efecto. que puede dificultar. pudiendo así sido frecuentes. de la misma forma que . que permite IDENTIFICAR y DESCRIBIR su movimiento. o su Karst. ensayo mediante trazadores. tes incluso de su inyección en un nuevo ensayo.

Que sea estable química y biológicamente en ta el contexto hidrodinámico (evolución de niveles el agua ensayada. 2). 2): parte del sistema acuífero que ha sido visitada por el volumen de agua marcada por el trazador. tes del sistema trazado representadas en discontinuo son even- rán informaciones diferentes ensayos realizados me. modalidad de infiltración y flu. de cuyo funcionamiento y organización hidrogeoló- ma. TRAZADORES EN HIDROGEOLOGIA KARSTICA 33 es también relativa a un momento concreto. o aquéllos en los 2..Representación esquemática del sistema trazado en el En consecuencia. dinámica del sector capacitivo visitado. con toda probabilidad. piezométricos y/o caudales) en el que aquél se ha realizado. En el primer caso.1. más mita determinar el mayor número de factores del flu- allá de la simple verificación de conexión hidráulica jo. mu. que la inyección se realice en lugares alejados de la 3. el comporta.1. ensayos realizados en distintas épocas (aguas bajas. cuadro del sistema kárstico (Lepiller y Mondain. Trazadores: Requisitos y tipos miento del acuífero fisurado. para ello. Inyección a partir de una pérdida de una escorrentía super- ficial. no pudiendo. los ensayos mediante trazadores 2. Fourneaux y Sommeria (1986) proponen gica informa el ensayo realizado. 2. pues. 1. inyectar el trazador en puntos no directamente aso- ciados con los drenes importantes. 2. tes condiciones: tar los datos del ensayo teniendo siempre en cuen. mientias que en el segundo caso. Inyección en un dren.1. y al conocimiento geológico (litológico y estruc. Un trazador ideal será aquél que se mueva a la namiento hidrogeológico de los sistemas acuíferos misma velocidad que el agua. para poder. éstos necesarios para delimitar el sistema trazado cho más lenta. Será por tanto necesario que cumpla las siguien- entre varios puntos. Es precisamente esta variación espacio-temporal en las respuestas de los trazados. y en base a la esquematización del siste. diante inyección en sumideros directamente 1. 3. En conclusión. 2. relacionados con la surgencia a través de los con- ductos más transmisivos (drenes). . red principal del drenaje kárstico. Fig. (parte del sistema acuífero visitada por el trazador). De esta for. aspectos acuífero. al igual que ensayos realiza- dos en diferentes lugares de un mismo acuífero (he- terogeneidad espacial). la respuesta. de tal forma que per- investigados (kársticos. 1986). Inyección en un sistema anexo. rreno. Mangin (1975) defi- ne el sistema trazado (système traçage) como un subconjunto del sistema kárstico (Fig. El trazador ideal pueden aportar valiosa información sobre el funcio. caracterizar el funcionamiento de un acuífero por medio de un único ensayo. perío- do de realización del ensayo. y no puede ser gene- ralizada en el tiempo. en consecuencia. Que no altere las características de flujo del tural) de la formación acuífera investigada. dará información relativa a la hidro. aguas altas) en un mismo lugar darán. tuales. Desde este punto de vista. la respuesta obtenida será más rápida y relativa al comportamiento de la zona transmisiva del sistema. ofrece. jos). Las par- zación del sistema acuífero kárstico (Fig. y a la vista de la esquemati. evidenciar. incluso siendo simultáneos en el tiempo. de manera más adecuada. 2. es necesario interpre. respuestas diferentes (hete- rogeneidad temporal). fundamentalmente). la que sirve para identificar hidrodinámicamente el medio atravesado. relativa solamen- te a las modalidades de tránsito del agua trazada por dicho subconjunto del sistema. 4. Así. así. Inyección a partir de una cavidad sede de una circulación. que presente débil absorción y adsorción. La información su- ministrada en el ensayo es. Que no interaccione ni sea retenido por el te- ma acuífero (Fig.

Se puede determinar colorimétricamen- Ensayos fiables en crecida y estiaje en largas dis. serrín. Sin embargo. granos de pectrometria de llama hasta 1 ppb. . lo cual es frecuente. difica la permeabilidad. poroso.2. Util principalmen- dium Clavatum y esporas coloreadas comerciales). Utilizable en acuíferos intersticiales y de fractura. Que no contamine permanentemente el terre. salvado de cereales. aguas naturales con importantes contenidos en cloro cionan. Se determina el litio. El cromo es tóxico en kársticos. Ello per- B. Buena tasa de almidón. 4. Acuíferos intersticiales y de fisuras. dio kárstico. exceptuando isótopos cil de determinar con precisión hasta 1 ppb con fo- naturales y radioisótopos artificiales: tómetro de llama. T. El agua natural presenta normal- mente bajos contenidos en litio. Presenta buana tasa de restitución en me- filtración o recuento microscópico. rísticas más importantes de los trazadores reates 3) Cloruro de Litio (ClLi).2H2O). cipal es establecer conexiones hidráulicas. Determinable por es- 1) Bolas de avena. te soluble. sas variedades. Que sea fácil de transportar y manejar. es fija- vivos. si bien.H2O). Precio económico y que sea fácil de adquirir vado contenido natural (utilizable si el contenido en en el mercado. do por las arcillas. El almacenamiento máximo de las muestras es de 48 horas. polen. Normalmente se deter- sente en bajas concentraciones. IBARRA. ANTIGUEDAD.34 I. Ensayo delicado y costoso. Se Tipos: recomienda proteger los ojos. Que sea fácil de detectar cualitativa y cuanti- tativamente. restitución en medio kárstico. MORALES Además de ello es importante que cumpla tam. por lo que su uso debe de infección para animales y vegetales. mina el cloro. su transporte tas condiciones de trazador ideal. Interacciona con el terreno. Han sido 4) Cloruro Amónico (ClNH4). V. trazadores existentes puede permitir correcciones 2) Cloruro Cálcico (Cl2Ca). de- No existe ningún trazador que reúna todas es. y calcio.1. Confieren mayor den- dicado para casos concretos. te en distancias cortas. Bastan- 3) Bacteriófagos (virus específicos de bacterias). Detección hasta una ppm mediante electrodo específico. No tóxico a las concentraciones utili- ductos kársticos bien desarrollados. Asequible. cuenta una serie de principios técnicos. 1) Cloruro Sódico (CINa). No utilizable en que hagan aprovechable la información que propor. Adecuado en medio 2) Esporas (principalmente esporas de Lycopo. cloruros es inferior a 50-100 ppm). Altera la fracción arcillosa y mo- 7. 6) Dicromato Sódico (Cr2O7Na2. No tóxico. el es complicado (cientos de litros con algunos metros conocimiento del comportamiento de los diferentes cúbicos de sal). Sin riesgo de bajas concentraciones. Fácil de adquirir. Que esté ausente en las aguas naturales o pre. consumo. bacterias y microorganismos. El análisis químico se puede realizar por 2. utilizados históricamente. agua natural. sidad y viscosidad al agua. bido a las grandes cantidades a utilizar. Marcadores sólidos en suspensión terreno menos que la mayoría de los otros cationes Características generales: Detección óptica por utilizados. Fá- más comúnmente utilizados. luciones concentradas de mayor densidad que el no o durante un largo período de tiempo. económicos. No es útil en aguas con ele- 8. Puede causar molestias en el consumo. 5) Hidróxido de Litio monohidrato (LiOH. Que no sea tóxico ni molesto para los seres por espectrometría de llama hasta 0.1 ppm. Su utilidad prin. No es tóxico. incluso a baja concentración. Tipos: 5. El sodio se puede determinar 6. por lo que en la selec. Algo fijado por las arcillas. El trazador real conductivimetría. Marcadores químicos solubles mitirá el uso de pequeñas cantidades de dicho trazador. te con difenil carbacida a una concentración de tancias.0002 ppm. Existen diver. es tóxico. Se necesita contar con laboratorio bién las siguientes condiciones: microbiológico. además de variaciones en las caracterís- ticas de flujo. Interacciona con el A. Cada trazador puede estar especialmente in. lo cual per. etc. ruro Sódico. zadas. Fácil de adquirir. estar controlado y restringido. variando por tanto las ción de un trazador determinado habrá que tener en características del flujo. si bien no de disponibilidad y sanitarios que aconsejen su uso. Muy buena tasa de restitución en sistemas 0. Presenta una problemática similar al Clo- A continuación se dan algunas de las caracte. lo cual puede originar molestias en el mitirá la repetición del ensayo. Se necesitan so- 9. Aplicables a con. levaduras (cerveza).

table debido a su menor sensibilidad frente a las ar- maria y de fisura. C. Se puede adsorber con carbón ac- 11) Bromoformo. lo que favorece su retención. Pre. por microoganismos. Puede ser atrapado mediante car- bón activo. 10) Borax o Tetraborato de Sodio (B4O7Na2. Recomendado en aguas ácidas. cid o Amidorhodamina G extra (diethyl diamino-3. Algo deficientes en Utilizable exclusivamente en Karst. algunas bacterias y óxido férrico. hasta 0. visualmente. La relación sensibi. Utilización fácil y costo relativamente bajo. restringido dada su toxicidad. 7) Pentacil brilliant pink o Sulforhodamina orcoa- tros o fotocolorímetros. Recomendado en aguas do por causas variadas. cillas y reacciona con el CO2. 5'. Menos sensibles a la luz que la uranina. Similar sensibilidad de detección. El análisis es molesto y en medios intersticiales y de fisuras.rojo a rosa. Se fija en la pared de las botellas cillas. ruido de fondo en la determinación.005 ppb. Utilizable en acuíferos con porosidad pri. rojo-violeta. Relación calidad-precio similar a la uranina. Destruido por la luz. Análisis por fotometría hasta 0. Acuíferos de intersticios y fisuras. sódica. a la luz y bacterias. rojo 8) Piranina (1. Presenta poca gravoso. también presenta más estabilidad frente centraciones utilizadas. Puede presentar kárstico. retención. 0. di- dia. 4'. . Produce un gusto desagradable. Buena relación retención y buena tasa de restitución en medio sensibilidad-precio.Na). Detectable por espectrofluorime- Detergentes comerciales. No son recomendables.25 luntariamente en el sistema dadas sus característi. Principalmente utiliza.porosos. y posterior.6-dimethyl-3. de vidrio. 3. Es ligeramente tóxico. Se pueden utilizar fluo- Es fijado por sustancias orgánicas. Son parcialmente destruidos ácidas. Relación calidad-precio similar a la ura- Tipos: nina. fácilmente detectables. Detectable mediante análisis por espec- sos. Relativamente inestable en el en acuíferos kársticos. 7-tetrabromofluoresceína. senta gran solubilidad. Poco sensible a la luz. 7 phenyl 9 xanthylium disulfonate-2. ar- captores. 3) Eosina (2'. Se recomienda proteger calinas.ppb. Poder coloran- es dificultosa. cas tóxicas.002 ppm con fluoroscopio. TRAZADORES EN HIDROGEOLOGIA KARSTICA 35 7) Ioduro Potásico (IK). Su determinación median. Buena sensibilidad. Detectable a bajas concentraciones. Azúcares. te electrodo específico y comparación con estándars Muy sensible a las arcillas. 4) Azul de metileno. dos en acuíferos kársticos.lor beig. Tóxico en elevadas concentraciones. carbonosas. Se utiliza para aguas algo al- kársticos y de intersticios. Pueden ocasionar molestias en zonas próximas trofluorimetría hasta 0. Puede ser adsorbido me. formamida (DMF). pero más es- 10H2O). Polvo de color acuíferos porosos y poco recomendables en arcillo. No es tóxico a las con. 6-Pirentrisulfónico ácido a verde. Poder colorante fuerte.1 ppb y por cromatografía hasta 0. Inofensivo para la salud. cancerígenas en presencia de nitritos. 5) Azul de Anilina. Difícil de 1) Uranina o fluoresceína disódica o fluoresceí. Es más estable que la fluoresceína a cam- los ojos en la preparación.1 ppb. Caro. con fluoríme. Rhodamina WT. Color verde. Complejos Cianurados. No suelen introducirse vo. Es el más utilizado. Precio elevado.02 ppb. 9) Naphtionate (1-napthtylamin 4 sulfonic acid diante fluocaptores de carbón activo. Se pueden usar fluo- tasa. feros porosos y fisurados. tivo y posteriormente liberarlo con dimetil- 12) Fenoles. Utilizables cuando se detecta su verti. Características generales: Fácilmente solubles.adquirir y mala tasa de restitución en acuíferos na soluble (C20H10O4Na2).01 8-hidroxitrisódico sal).1 ppm. Su uso debe ser 9) Acido Bórico (BO3H3). Inestable a la luz Tóxico en altas concen- traciones. de carbón activo. Es tóxico. Gran estructura molecular. Presenta baja retención en acuíferos te fuerte.tría hasta 0. Utilizable en acuí- ppm a simple vista y 0. sal). buenas tasas de restitución. Tasa de restitución me. Es tóxico para vegetales. por fluorescencia hasta 0. La determinación de lodo 2) Rhodamina B (C28H31N2O3Cl). bios de pH. Polvo de co- mente recuperado en una solución alcohólica de po.Trazadoresquímicoscolorantes 6) Fucsina. da lugar a nitrosaminas 8) Nitrito Sódico (NO2Na). Presenta débil captores. Poder colorante fuerte. Similar al anterior. por cromatografía a la extracción. Débil fijación. donde suelen presentar 7 sódico 552). Puede ser adsorbido a partir tiempo y a la luz. Utilizable lidad-precio es elevada. Estable a la luz y a pH entre 5 y 9. Presenta poca retención llega hasta 10 ppb. rojo.

ción hipotética y elegir las surgencias con probable cuadamente el trazador y la cantidad que va a ser conexión con el sumidero de inyección.) Todo ello permitirá obtener la mayor información posible de los ensayos de trazado. se planteará la posi- con un incremento de tiempo de muestreo lo me. Así. se ción fuera dudosa habrá que muestrear todos los suele emplear un notable exceso de trazador.2. vio de la accesibilidad del área de estudio mediante cientemente precisa. establecidos en las operaciones previas del ensayo. procedente de la gente que vive en el área. tramo del río. Es degradable. para adquirir En todo caso. También es aconsejable realizar un análisis pre- dor inyectada. Los puntos de inyección y de muestreo deben ser bres comerciales propios de cada fabricante y de di. 2. Elección del trazador y de la cantidad a datos exhaustiva durante un largo tiempo. ANTIGUEDAD. se estudiará la bibliografía y cartografía geológica existente. De esta forma. comprobar la existencia de es- Por otra parte. 2. rámetros de transferencia de los acuíferos. si se dispone de una analítica lo sufi. de forma que con posibles sumideros que pueden servir como no se de lugar a improvisaciones y se asegure el punto de inyección del trazador. si esta elec- inyectada en el sistema acuífero. exutorios o zonas de descarga del acuífero. según dio. tema acuífero se delimitarán las zonas endorreicas zación y realización de los ensayos. Además. 2. MORALES 10) Tinopal o Tinopal CBS-X o Triazimylaminos. nada en base a las características hidrogeológicas de la región que se está investigando. y las eventuales experiencias previas al ensayo. función de los objetivos que se esperan conseguir. de conocido. el obtener un buen ensayo depende más de la calidad del muestreo que de la cantidad de traza. es necesario realizar aforos bre el terreno previo al ensayo. puntos de inyección y muestreo. utilizar terpretación y evaluación de los datos recogidos se La elección del trazador a utilizar se realizará en determinan interesantes variables tales como los pa. productos iguales con distintos nombres. Análisis del área de estudio: elección de los res. y preparativos preferentemente. V. y poder obtener la curva de flu- de trabajo.1. Por lo general. Hay que proteger de la luz. además de elegir ade. Ensayos de trazado: Metodología y Plan se debe analizar con interés la información al res- de trabajo pecto.2. para colorear esporas. ficos y fotografías aéreas. se es- buen desarrollo de los trabajos. asimis. sin em.2. para verificar el es- sistemáticos en los puntos de descarga del sistema. Existen otros productos fluorescentes. tablecerán los puntos de muestreo en los cuales el trazador puede aparecer al ser coincidentes con el Así. Organización del ensayo: operaciones previas tilben. Utilizable en acuíferos kársticos. Se utiliza. si no se conoce en detalle el área la función de salida. etc. es necesario un conocimiento previo. des.2.1. bargo. T. La metodología de los ensayos de trazado en la investigación hidrogeológica requiere el marcarse un De esta forma en la zona de alimentación del sis- plan de trabajo detallado a seguir durante la organi. bilidad de acceder mediante vehículos a los puntos nor posible. IBARRA. Además. lo que hace necesario un análisis del área de estu- mo. correntía en los sumideros y tener perfectamente traciones de salida del trazador debe de ser fiable ubicados los puntos de descarga del sistema (ma- y realizarse con una buena cualificación.1. Así. conviene realizar un reconocimiento so- jo másico del trazador. con nom. si éste es des- de el punto de vista geológico e hidrogeológico. sentido de la circulación subterránea. ya que. existiendo.36 I. No se pueden utilizar fluocapto. siempre entran en juego un conjunto . la analítica que determina las concen.2. a pesar de que su carácter cuantitativo precise una toma de 2. ya que será lo que ayude a definir mejor de inyección y de muestreo. Por su parte.1. la nube de paso del trazador. tado de los accesos. fícil identificación del producto. es necesario estimar una red de circula- la zona que se va a estudiar. no obstante. nantiales. el muestreo de la consulta de los correspondientes planos topográ- los exutorios del acuífero debe de ser sistemático. de la in. la selección de estos puntos será determi- el fabricante.

de recorrido. A ligrosas y tóxicas. en m. acuífero. ceína.Q Las dimensiones del sistema acuífero (distan- cia del trayecto. tales como la toxicidad. tablecen para sistemas carbonatados y para dicro- dada la lógica alarma que se crearía entre los usua. crecidas. + 0. en rocas kársticas. — La sensibilidad del sistema de medición. tales como son: 5 a 20 gr. la ab. P = peso en Kg. de fluoresceína. A = velocidad real del agua subterránea. TRAZADORES EN HIDROGEOLOGIA KARSTICA 37 de factores. 2 a 20 gr.mato potásico que: rios ante la coloración del agua. ya que por lo general los trazadores son caros. m3/s de forma que la dilución no supere los niveles de. para in- tentar asegurar el umbral de detección. con paráme.02 V masiado densas o viscosas. etc. de. nos lleve a QL concentraciones y cantidades de difícil manejo. N = número de kilómetros en línea recta que hay tros variables. 2 a 10 gr. 1962) es- des que permitan su visualización a simple vista. para realizar un cálculo estimativo de desde el punto de inyección del trazador has- la cantidad de trazador a utilizar en un ensayo. a utilizar por cada 10 m. tener cuidado de que un cálculo por exceso. es de: — Las características hidrogeológicas del siste- ma acuífero a trazar. estimación de los recursos subterráneos o de la des.) dades hasta 5 veces superior. en m/día. zador. P = N. 1981) utiliza una fórmula acuífero (existencia de ramificaciones y sinuosida. etc. En el caso de que existan dos con permeabilidad secundaria (por fracturación aprovechamientos de abastecimiento en el sistema y karstificación). unas concentraciones dadas. QL dad óptima de trazador a utilizar en un ensayo. Los principales parámetros que influyen en la en los cuales. L = distancia desde el punto de inyección al pun- — La posible toxicidad del trazador utilizado a to de muestreo. demasiado caras o pe. pero. gradientes energéticos. que se intente afinar lo máximo posible en el cálcu. se considera conveniente no perturbarlo con el empleo de trazadores colorantes en cantida. cidos por el investigador. tectables. no debe superar los límites sanitariamente permi. en rocas fisuradas. por lo que la máxima V = volumen de reservas de agua subterránea en concentración esperable en los puntos de descarga 103 m3. el grado de desarrollo de la karstificación. la capacidad de absorción del medio. Varios autores proponen fórmulas. P = K. siempre hay que y para la fluoresceína.1 V A de garantizar que el trazador pueda ser suficiente- mente detectado y medido. el precio. la dispersividad del MARTEL (en Milanovic. en rocas arcillosas. . En ta el manantial más lejano. que dependerá de las condiciones hidrodiná- micas en las que se encuentre el acuífero (épocas Para otros colorantes pueden precisarse canti- de estiaje. elección de la cantidad de trazador a utilizar son: P = cantidad de trazador en Kg. contribuyen a Por su parte. que Q = caudal de los manantiales de descarga en aconseja una concentración ideal para su analítica.) donde. Se hace necesaria la deteminación de la canti. la mayoría de estos factores no están bien conocidos y son parcialmente descono. sibles. K = 3 en formaciones porosas.general sólo son aplicables a acuíferos carbonata- sorción y retención. Por lo general. HOURSySCHEEBELI(en Schoeller. etc. el volumen de agua que va a ser trazado. Q = caudal en m3/s de las surgencias. práctica y exenta de grandes complicaciones: des). carga de los exutorios en el período de paso del tra.5 para circulación por fisuras o canales. — Las consideraciones económicas. por 2 a 10 gr. a fin P = 3 + 0. K = 0. en arenas. etc. RAVIER.. 1970) estima que la cantidad en gramos de fluores- lo de la cantidad a inyectar. BEKTCHOURINE (en Salbidegoitia.

por cada kilogramo se requieren carga del manantial más alejado en m3/s. T. lo que minar la cantidad de trazador a inyectar es la expe. puede bastar con 1 ó 2 muestras sarios para la toma de muestras debidamente refe- diarias. que permite poder cas. de carbo- cionado en base a la experiencia previa del hidrogeó.38 I. Elección del tipo de muestreo a realizar — un 7% de sosa caústica (proporción 1:2) que Es aconsejable llevar una planificación del mues. y se añaden. En el caso de gramos por kilómetro de recorrido por 5 veces la des. en grano de dimensiones similares al arroz. renciados. logo y a un conocimiento preciso de la hidrogeolo. donde la piel y ojos produce irritaciones. 2. siendo siempre aconsejable añadir una cantidad adicional ya que es — de 0. riencia previa del investigador. La frecuencia del muestreo no puede ser fijada por ninguna regla absoluta. treo a realizar en un ensayo de trazado. consisten en una cantidad de 15 a 25 gr. . Al diluir fero que se quiere estudiar. aproximadamente 40-50 litros de agua.1. por ejemplo en distancias comprendi. ANTIGUEDAD. lo que hace desaparecer los grumos y homogeneizar la diso- lución. no activo. En lo que respecta a las disoluciones preparadas En todo caso. la fluoresceína. facilita su detección. ya que se produce das entre 1 y 10 Km el intervalo de tiempo puede una reacción exotérmica y además su contacto con ser de 4-6 horas. por ejem. Por otra parte.1. menta la solubilidad de la fluoresceína. los inter- disolución debe poseer una concentración netamen- valos de muestreo deben ser adecuados al tiempo te inferior a la solubilidad límite para evitar la repre- transcurrido desde el instante de la inyección.4. que se introduce en un recipiente poroso que debe estar lleno para evitar la agitación de los granos y gía regional. La determinación de la la fluoresceína toma un color rojo intenso. se prepararán los fluocaptores. directamente sobre el punto de inyección. los La principal aplicación de estas fórmulas es la de siguientes aditivos: determinar una cantidad estimativa del trazador a utilizar en un ensayo en unas condiciones específi.3. se comienda portar guantes durante su preparación. sin embargo. la elección del intervalo Por su parte. el factor más valioso para deter. se prepararán los frascos nece- do de tiempo. Preparación de los materiales de fluoresceína sódica para trazar 1 Hm3 de agua. y siempre es aconsejable adoptar un su desgaste. que estarán en función de la usando contenedores de plástico ya que nunca se distancia entre el punto de inyección y los de obser. más dilatados cuanto mayor es el tiempo. y para grandes distancias. recoge mayor cantidad de fluoresceína. La puede muestrear diariamente. debido a la fuerte concentración en que se encuentra. que incre- mejor pecar por exceso que no por defecto. por lo que se re- se prevea que la nube tardará varios días en salir. 2. se aconseja que las disoluciones se plo. que de tiempo de muestreo es fundamentalmente selec. característico. Son muy lorante de forma que se visualice el paso de los tra. para ello es preciso tener en cuenta el tiempo que pueda tardar Generalmente. MORALES Según el cálculo de FILIP se deben utilizar 40 Kg. Una vez realizado el pesaje del trazador se pro- mientras que DREW y SMITH (1969) aconsejan 60 cede a la preparación de la disolución. pero puede durar su paso. — de 2 a 5 litros de alcohol. y tanto cipitación en caso de enfriamiento de la disolución. V.109. al objeto que se estima la salida de las máximas concentra. de homogeneizarlas perfectamente. la preparación de la disolución se en reaparecer el trazador y el período de tiempo que realiza en el lugar considerado para la inyección. adecuados los contenedores a modo de bolsas fa- zadores. bricadas con tela de nylon. IBARRA. multiplica por 8 la intensidad de coloración. en observaciones realizadas en períodos en los preparen unos días antes de la inyección. identificar concentraciones hasta de 1:6. No obstante. debe de echar el polvo anaranjado de fluoresceína vación y de los rangos de velocidad del tipo de acuí. ya que es la superficie del carbón la que margen de seguridad a fin de garantizar que la nube de paso será muestreada o utilizar algún trazador co. ciones conviene muestrear a intervalos cortos (1 ó 2 horas). con objeto de mejorar la calidad de la solución. ciones a la hora de manipularlas.25 litros de amoniaco.15 a 0. En todo caso.2. Asimismo. y des- distancia a recorrer siempre es difícil. se pueden tomar algunos valores con cloruro de litio se deben tomar ciertas precau- orientativos. ya que no es pués al verter sobre el agua adquiere su color verde sistemáticamente igual al trayecto más corto.2. después de un amplio perío.

Muestreo y toma de datos: adquisición de y muestreo la función de salida En primer lugar. ya que transportan ta. inyección 2. es aconsejable que las personas que va. además. ja con fluocaptores se instalará alguno en un perío- porte se realizará en bidones con cierres de seguri.1. TRAZADORES EN HIDROGEOLOGIA KARSTICA 39 2. resguardo de la luz. por su parte. sin embargo los peligros de contaminación carán sumergidos en las posibles surgencias. ade- un volumen de una disolución con una concentra.2. en el caso de que se produjeran fugas.2. Cada frasco de muestreo debe diar la transferencia de la masa de trazador inyecta. ante posibles decrecidas o crecidas del caudal. del mismo modo. narlos.2. etc. No obstante. Es necesario aforar el caudal mediante un aparato tomamuestras. Realización del ensayo: transporte. la interpretación de los resul- do. el ve. 2. supuestamente. De to- del trazador. Con objeto de obtener las funciones de salida del vará completamente el interior y exterior del trazador se procederá a realizar un muestreo siste- vehículo. a fin de determinar el te el transporte y manipulación de las disoluciones «blanco» o un posible «ruido de fondo».2. para poder ob.2. ya que el consumo vación. es ne- yan a realizar el muestreo no participen en la prepa. tampoco se debe- Existen dos tipos de técnicas de inyección: la rán depositar en fondos lodosos que puedan tapo- continua a caudal constante. se realicen con objeto de identificar el paso del tra- dre» conviene tomar una muestra. y la instantánea o ma. atados a un soporte fijo. entre el momento de la inyección y el fin de el personal encargado de la inyección no debe acei. Además.2. ni tan siquie. fuera de la zona de trabajo. mediante un registro de altura del agua en los exu- ra en calidad de espectadores y. pelo. forma que. de colorantes. Los fluocaptores que se van retirando durante el La inyección continua no es aplicable en la reali.3. expre- Asimismo. manos. Así. hículo utilizado para el transporte del trazador no están en relación con el punto de inyección. con la ayuda de un limnígrafo o regle- carse a los puntos de muestreo. si se traba- a inyectar para evitar contaminaciones. preparada a tal instantánea. torios. de efecto. dad y. Este método consiste en inyectar. ya que el caudal de vertido de la nes naturales de la conductividad de las aguas. terminar la cantidad de trazador en el agua. no queden en lugar seco o. Transporte y manejo: precauciones cogerán las muestras de referencia en cada punto Se deben adoptar medidas de precaución duran. Además. los niveles del agua y de los aforos realizados. cesario medir la descarga de los manantiales ración e inyección de las disoluciones. en las son menores si se utilizan trazadores químicos no zonas de máximo flujo. siempre que el caudal del sumidero sea eleva- vo el ensayo. en la que se incluirán los datos de altura de forma instantánea o en un período de corta duración. para verificar su concentración. muestreo se introducen en frascos para su preser- zación de ensayos de trazado. siva de corta duración. considerarse cuando se trabaja con trazadores co- En el caso de trabajar con fluocaptores se colo- lorantes.2. da. que harían económicamente prohibiti- ble. siempre conviene tomar alguna mues- . para obtener los caudales se establecerá la cur- partículas de trazador en sus ropas. dan contener colorante deben ser almacenadas al tener la respuesta impulsional del sistema y estu. va de gastos de la estación de medida mediante va- Todo este tipo de medidas precautorias deben rios aforos. Inyección del trazador en el acuífero sean arrastrados por la corriente.2. previamente a la inyección. sada en unidades de concentración. es indispensable que la inyección sea llevándose su control en una tabla.2. la restitución. De esta disolución «ma. sin embargo.su trans. para de- debe usarse para realizar la recogida de muestras. además. previamente a la zador. llevar la referencia del punto e instante de la toma. dos modos. se la. do precedente al ensayo. de muestreo seleccionado. mático de todos los exutorios que. evacuado por el agua. permite alige- de entrada al sistema en el sumidero de inyección rar considerablemente los trabajos de muestreo y para poder construir la función de entrada del flujo realizar un muestreo ajustable en el tiempo. no es aconsejable su realización si tados siempre es dificultosa debido a las variacio- es menor de 1 l/s. trazador en disolución. disolución debe ser inferior al caudal del sumidero. con objeto de que el trazador sea constantemente La posibilidad de muestrear automáticamente. se 2. por el contrario. sólo se pondrá de manifies- to en el caso de que se utilicen grandes cantidades Una inyección instantánea es fácilmente realiza- de trazador. las muestras de agua que pue- de trazador sería prohibitivo. la relación conductividad- inyección. más de las posibles medidas de conductividad que ción de trazador conocida.

en el espacio (sistema trazado) que ella recorre tificiales). Resultados del ensayo: detección y analítica rio bien equipado que mantenga a punto los patro- Existen diversos métodos de detección. surgencia(s) dependerá del tipo de inyección reali- — con la lámpara de cuarzo a concentraciones zada (conocida) así como de la organización de los por encima de 0.10-9.) La interpretación de los resultados de una ope- espectrografía de masas (isótopos y radioisó- ración de trazado se funda en el estudio de las mo- topos naturales. La interpreta- nes de 1. colorimetría (bicromato sódico). sustancias sólidas). en el espectrofluorímetro o espectrofotómetro. nes y curvas de calibrado. por tanto. de forma que se ayude a centrar la intensidad perficial sobre los granos. que va. deuterio) dalidades de tránsito del agua marcada por el traza- medición de la radiactividad (radioisótopos ar. que ab- go antes y durante el trazado (Fig. V. a simple vista.10 . tección son los siguientes! no sólo la respuesta del sistema-trazado (curva de — a simple vista a concentraciones mayores de concentración del trazador en la surgencia. dor.ción se basa. se determina la cantidad — Observación óptica: de trazador que sale en el flujo de cada surgencia. do o que ha fluído por otros manantiales no incluí- lubles): dos en el plan de muestreo. LEPILLER y MONDAIN. por observación directa (colo. Información obtenida e interpretación del espectrofotometría (cloruro de litio.5. con lo que se daría por concluído el ensayo. has.). evolu- 2. entre ellos citaremos A partir del análisis de las muestras y de la des- los siguientes: carga de los manantiales. que es pre- — en el espectrofluorímetro hasta concentracio. ANTIGUEDAD. en la consideración conjun- rectamente de muestras de aguas hay que añadir ta del tránsito del agua trazada (cantidades de KOH o NaOH hasta alcanzar un pH=12) trazador) y de la transferencia de energía. nutos. Las muestras serán analizadas por un laborato- 2.zador puede considerarse como puntual.45 µm y el fluído se examina ción. la inyección del tra- ta de 1. estimar la cantidad de trazador que ha sido reteni- — Análisis químico (sustancias químicas. eléctrica (sales) Desde un punto de vista sistemático (concepto En el caso de la fluoresceína. lidad de inyección del trazador y la evolución de cau- dales a lo largo de esa inyección.2. resceína aparece enseguida una coloración verde su- treo. Las muestras se filtran en las mis- de trazador ha pasado por los puntos de observa.3. permite que las posibilidades de detección lleguen hasta umbrales más bajos. se mantendrá contacto con el la. etc. al microscopio (bacterias. etc.10-8 (0. agua estudiada. En el caso de que el carbono contenga fluo- boratorio de analítica durante el período de mues.02 mg/l). Ade- más. ción de caudales en la misma a lo largo del ensayo) — con el fluoroscopio Trillat a la concentración sino también su señal de entrada. (GUIZERIX y MARGRITA. 2. y a veces de 1. T. la respuesta observada en la(s) centración de 2. instantá- -11 ceína extraída del carbono es muy superior a la del nea (impulsión unitaria). es decir.cisamente lo que se trata de conocer. IBARRA. ha salido por los exutorios controlados y.de sistema) esto conlleva la necesidad de conocer. so. flujos en el sector del acuífero visitado.3. Así se concluyen las relaciones prioritarias del flujo rantes.40 I. O18.001 mg/l).ella tiene lugar. 1976. medición de la conductividad o resistividad 1986). simultáneamente con el apa. La fluoresceína se recupera en un rato.10-9. de KOH por 100 ml de etanol).10-9 (para la medida de la fluorescencia di. levaduras.10-9. En el caso más generalizado. para corroborar los resultados y poder detectar 50% al introducir los granos de carbono en una so- posibles contaminaciones en su mecanismo de lución alcohólica de potasa al 5 ó 10% (10 gramos toma. mas condiciones a 0. los niveles de de. ya que la concentración de la fluores. MORALES tra de forma manual.10-9 (0. 3) sorben la fluoresceína. durante 15 ó 30 mi- A ser posible. Así. por tanto. que puede extenderse a del muestreo y se confirme positivamente que la ola toda la solución. del agua entre los sumideros y los manantiales. fluoresceí- ensayo con trazadores na. relativa esta última a los caudales de agua puestos en jue- El uso de fluocaptores de carbono activo. la moda- de 2. en el punto donde — con el fluoroscopio eléctrico Dienert a la con. se puede calcular la cantidad de trazador que al fluoroscopio (colorantes). de forma que la respuesta . rían según el tipo de trazador.

tiende a deformar y a la duración de su restitución. la transferencia de materia a tra. Se conocen existente entre el punto de inyección y el punto de así las modalidades del flujo. del trazador. yo. a causa. esta curva se deducen una serie de parámetros re- lativos a la velocidad de tránsito (de las partículas De esta manera. Con. pudiendo diferenciarse el flujo rápi- (t=0) el momento mismo de la inyección. a la concentración (máxima y media) del trazador. y no con sus concentraciones (mg/l). por tanto.. mediante diversos ensayos. por lo general. dificultan el trata- te la evolución de la masa del trazador y la evolución de los cau- dales durante el ensayo (según Guizerix y Margrita.-Interpretación de un trazado. en cualquier caso. en consecuencia. Por otra parte. por tanto. en su globalidad. Curva de concentración del trazador (nube de gimen no es permanente (hay variación de caudal) paso). 1976). importante a veces. Cuando el ré- A. y de la no constancia de los caudales (Q no Fig. Estas curvas son: ne la referencia obligada para la correcta interpreta- ción de la nube de paso del trazador. miento. Expresa la evolu- de entrada (momento y condiciones de la inyección) ción temporal (días) del caudal (I/s) en la surgencia como a la de salida (control de la nube de paso de y. cada una de funcional durante el período de duración del ensa- las cuales representa un determinado aspecto a con. cepción sistemática. Un ejemplo de representación puede obser. proceden- cia utilizada para el cálculo de las velocidades es la te de las reservas. TRAZADORES EN HIDROGEOLOGIA KARSTICA 41 muestreo. una evolución de los caudales. es posible conocer mejor la distancia real recorrida por el agua trazada. Diversos autores (citados en Jamier. de precipitaciones. duración.. estratificación. Esta curva representa. fluencia espacio-temporal que una polución origina diciones concretas de realización del ensayo. puesto a punto en el Area de Geodinámica de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Uniber. exento del mismo. de así conocer. tanto en lo que se refiere a la función B. 1976) pro- ponen métodos de cálculo de la dispersión longitu- dinal a la que se ve sometido un trazador en un fluí- do. por su dis- tancia en línea recta en un plano horizontal. en ocasiones. considerando conjuntamen- constante) durante el ensayo. De dor. hidrodinámicas (aguas altas. la toma en consi- deración de la dispersión transversal. do (portador del trazador) del flujo lento. medias. . a partir de parámetros deducidos de la curva de concentración. Se pue- derarse como la respuesta impulsional (Molinari. Expresa la evolución temporal (días) de la con. Esta curva repre. energía operada. bajas). si bien. por ejemplo. va de paso del trazador ayuda en la interpretación Los tiempos se miden tomando como referencia del hidrograma. la curva de concentración del trazador (posible as- senta. las condiciones tsitatea. la in- 1976a). Se conocen así los volúmenes de agua puestos siderar (Tabla 1. representa la transferencia de trazador en las surgencias y control de caudal en és. en ensayos de algunos días de trazadas más rápidas. se establece una serie de curvas. de las más lentas y la modal). y supo- varse en la Figura 4. siempre considerando las mismas condiciones del sistema trazado a esta impulsión puede consi. pecto plurimodal) pudiendo conducir a interpretacio- vés de la parte del sistema acuífero visitada por el nes erróneas (¿diferentes caminos de acceso a la surgencia?).) La representación gráfica de estas en juego antes y durante el período de restitución curvas se obtiene mediante un programa informáti. El interés principal de la curva de concentración reside en que la respuesta observada puede ser asi- milada a la que daría el tránsito de un agua polucio- nada. en base a crite- rios estructurales (fracturas. ejes de plegamiento. 3. por el sistema tas). A partir de los datos recogidos durante el ensa- yo de trazado. co. que viene dada.). Curva del caudal (hidrograma). el conocimiento de la cur- trazador. es preciso trabajar con los flujos (mg/s) del traza- centración (mg/l) del trazador en la surgencia. hidrodinámicas habidas durante el ensayo. en un acuífero. que caracteriza a ese sistema para las con. La distan.

acuífero. C. 1986). IBARRA. ANTIGUEDAD. — Adsorción del trazador utilizado (inadecuada tituída y la masa inicialmente inyectada determina elección del mismo). a pesar de la posible be- lleza de la curva. cuyo conocimiento permite cri- ticar los resultados del ensayo (LEPILLER y MONDAIN. Q cte: Mr = Q(t) C(t) dt el contexto espacio-temporal del sistema kárstico. En . T. representa la evolución — Concentraciones de salida próximas a los lí- temporal (días) del flujo del trazador (mg/s). MO = masa de trazador inyectado. Curva de flujo del trazador (flujo másico). doren la surgencia implica.— Diferentes parámetros calculados a partir de los resultados de un trazado (deducido de Lepiller y Mondain. La inte- mites del ruido de fondo. Flujo másico: — Masa de trazador restituída: Mr Crítica de los resultados. — velocidad de las partículas más rápidas: Vmax = L/t1 — concentración máxima de salida: Csmax. MORALES Curvas utilizadas Parámetros Calculados Informa sobre: — tiempo de tránsito de las partículas más rápidas: t1 — tiempo de tránsito de las partículas más lentas: t2 — duración de la restitución: tr = t2 — t1 — tiempo modal de tránsito: tm Concentración: Cs(t) Simulación del tránsito de un — velocidad modal de tránsito: vm = L/tm polucionante. Q = cte: = Q C(t) Situación de la restitución en Q = cte: Mr = Q C(t) dt. obtenida como producto de las dos curvas an. — Inyección inadecuada (mala dilución del En una tal situación. La relación entre esta masa res. una baja tasa de restitución del traza. — velocidad aparente de tránsito: Vap = Simulación del tránsito de un polucionante. teriores para cada valor de t. gración de esta curva permite calcular la masa de trazador restituido. * Estos volúmenes pueden ser descompuestos en flujo de crecida y flujo de base. L = dis- tancia punto de inyección-punto de restitución. Tabla 1. — concentración media de la nube de trazador: = C(t) dt/tr — volumen de agua drenado por la surgencia antes de la restitución: V1* — volumen de agua drenado por la surgencia durante la restitución: V2* Condiciones hidrodinámicas Caudales: Q(t) durante el trazado.42 I. la existencia de fenómenos que no — Mal conocimiento de la evolución de cauda- habían sido considerados a priori. — Restitución de parte del trazador fuera ya del 1986). la tasa de restitución. por el ensayo deben ser utilizados con prudencia. Esta — Otros puntos de salida del trazador no con- curva. tales como: les durante el ensayo. los datos proporcionados trazador). período de control de la surgencia. debido a un cier- to almacenamiento temporal del mismo en el En efecto. Q cte: = Q(t) C(t) — Tasa de restitución (%): r = Mr/Mo Distribución de los tiempos — tiempo medio de estancia: de estancia (DTS): — velocidad media de tránsito: Modalidades del tránsito del agua. V. trolados.

la tasa de restitución sea aceptable. curva de distribución de las curvas deducidas de los datos de un ensayo con trazado. res (datos de la inyección. Velocidad aparente de tránsito: Corresponde a ción informa sobre las precauciones a tomar para la la velocidad de desplazamiento del centro de grave- realización de posteriores trazados. el mismo sistema pero en condiciones distintas.— (Cont. A partir de la DTS se pueden calcular los siguien. dad de la nube del trazador a lo largo del trayecto entre el punto de inyección y el de restitución.) Curva de flujo del trazador. contado este tiempo a partir del momento tema y compararlo bien con otros sistemas. que le pueden afectar. Según MOLINARI (1976). más completa de la que se puede disponer para co- diente a la abcisa del centro de gravedad de la cur. ) a lo largo del trayecto sub- terráneo. Permite además. la DTS es la información Tiempo medio de estancia: Tiempo correspon. 1975). Fig. 5).. Velocidad media de tránsito: Esta velocidad tra- 1976a). sin considerar los fenómenos (DTS) (Fig. tiempo comprendido entre t y t+dt (MOLINARI. hidrograma). La velocidad aparente puede ción de densidad de probabilidad que tiene una mo. 4. vés del sistema. únicamente al transporte hi- D. ser relacionada con la conductividad hidraúlica lécula de agua trazada de residir en el sistema un (Mangin. Fig. un ensayo con baja tasa de restitu. 1977). bien con de la inyección. adsorción-desorción . Toma. Curva de distribución de los tiempos de estancia dráulico del trazador. curva de concentración. dispersión. en cuenta todos los fenómenos físicos sus- de trazador restituída. por obtiene como relación entre el flujo másico y la masa tanto. caracterizar el sis- zador). Se picas reales (CASTANY y MARGAT. nocer la modalidad de propagación del fluído a tra- va (ha pasado la mitad de la masa restituída del tra. en las conjunto de velocidades intergranulares microscó- condiciones concretas de realización del mismo. Constituye la respuesta impulsional de la duce macroscópicamente la media estadística de un parte del sistema involucrada en el ensayo (consi- derando la inyección puntual en el tiempo). Para una mejor simulación del tránsito de un even- tes parámetros (ver formulación en Tabla 1:) tual poluante es esta velocidad la que interesa. por tanto. ya que considera la DTS en su globalidad. TRAZADORES EN HIDROGEOLOGIA KARSTICA 43 cualquier caso. mediante ordenador. 4. parámetros característicos. . y parámetros característicos.. Esta distribución representa la fun. Hace referencia. de los tiempos de estancia (DTS). y tiene validez siempre que ceptibles de afectar al trazador (difusión.— Ejemplo de representación gráfica.

según el experto de los trazadores y una interpretación ade- momento de realización del ensayo (aguas altas. Los fundamentos expuestos en este trabajo per- bución del Tiempo de Estancia (Distribution du Temps de Séjour). La Houille Blanche 3-4: 187-196. Technical Bou. J. aquifères en milieu calcaire». V. & SOMMERIA. E. ques». & MARGAT. & MARGRITA. British Geomorphological research group. UPV/EHU. ple verificación de conexiones hidráulicas. de la propia realización de los ensayos con trazadores.M. mientras que esas curvas se ensan. Proyecto GUIZERIX. D. Llamas. relacionado todo ello con las diferentes mo- dalidades de flujo en el sistema trazado. MORALES menores. DTS = Distri.— Determinación del tiempo medio de estancia del traza- doren el sistema a partir de la DTS (Muet. entre los que se encuen- La DTS. T. M. T. 25: 229-240. 3. 82 pp. en zonas de baja transmisividad (sistemas anexos). & SMITH. para alcanzar una dad (drenes). 1977 «Dictionnaire français d'hydrogéologie». tiaje) y según también el lugar de la inyección del el objetivo de un trazado no será solamente la sim- trazador (pérdida conectada directamente con la sur. V. & MONDAIN. R. IBARRA. He aquí el interés de la obtención e interpretación de la DTS y. Hidrología subterránea. V. para un mismo sistema acuífero. Barcelona. por tanto. & MORALES. ANTIGUEDAD. con velocidades aparentes zar hidrodinámicamente la parte del acuífero visitada superiores a 100 m/h. 1986 «Les traçages artificiels en hydrogéologie karstique». Paris B. G. en zonas de alta transmisivi. Ediciones Omega. pérdida relacionada con pueden obtener informaciones de gran interés. L. ya que se gencia mediante un dren. miten la divulgación de la técnica de trazadores en- tre sus posibles utilizadores. Hydrogéologie 1: 33-52. lletin 2: 37 pp. Así. do en sistemas hidrogeológicos». 1969 «Techniques for the Tracing of subterranean drainage». esos mismos autores propo- nen establecer. tran un importante número de grupos espeleoló- nal de una inyección puntual. Karstologia 7:21-24. I. II Congreso Geológi- co de España. 1988 «Aplicación de los trazadores en la investigación hidro- geológica de los acuíferos kársticos». R. E. CUSTODIO. ANTIGUEDAD. para un mismo sistema acuífero.G. D. presentará diversas gicos.R.44 I. y proporcionan velocidades aparentes mucho aguas en el karst. I. cada vez mayor comprensión de la dinámica de las chan. en definitiva. C. RAMON-LLUCH. Ed. Bilbao.º série. Vol. . JAMIER. Cus. LEPILLER. 1976 «Interprétation des essais de traçage des eaux karsti- todio y M. de menor transmividad). En consecuencia. de Investigación. J. 3. D. metros de transferencia. que sirven para caracteri- trechas y puntiagudas. un catálogo de DTS que caracterice su funcionamien- to hidrodinámico en las diferentes situaciones. es. (1976) encuentran curvas DTS es. nales scientifiques de l'Université de Besançon. J. CASTANY. 5. ello favorecerá el que se realice un uso más formas. Barcelona. 1985). cuada y de carácter cuantitativo de los ensayos. DREW. Vol. 1976 «Trazadores y técnicas radioisotópicas en hidrologia sub- terranea». Granada. & IBARRA. IBARRA. An- II (12): 1161-1312. 1976 «Méthodologie d'étude par traceur des transferts de mas- ses». II: 535-538. CONCLUSIONES Fig. MORALES. considerada como respuesta impulsio. Géolo- gie. BIBLIOGRAFIA FOURNEAUX. P. por el trazador y. 1988 «Tratamiento en microcomputador de ensayos de traza- 250 pp. R. T.º Colloque d'hydrologie en Pays calcaire. ta- un bloque capacitivo. 2.. les como la modalidad de propagación y los pará- MANGIN et al. 1986 «Utilisation de la méthode des traçages pour l'étude des ANTIGUEDAD.

& PALOC. Annales scientifiques de l’Université de Besançon. 1962 «Les eaux souterraines». MOLINARI.T. La Houille 1985 «Structure. d‘Orleans. J. Paris. 30 (1): 21-124. Annales Spéléologie 29 (3): 233-332. ceurs naturels et artificiels en hydrologie karstique. 7 pp 139-168. Montpellier. MILANOVIC. 29 197613 «Interactions avec le milieu et développements récents (4): 494-601. C.A. 386 pp. çages». 1977 «Contribution à l‘étude de la vulnerabilité à la pollution de l‘aquifere karstique de la source du Lez». MANGIN. 5 pp. M.E.R. «Contribution à l’étude hydrodynamique des aquifères 1975 karstiques». MOLINARI. A. mes aquifères karstiques du Nord du Causse de Martel (Corrèze)». Masson & Cie. . 1987 «Traçage au gouffre du Chevrier (Préalpes vaudoises) et 1976a «Perspectives offertes par l’utilisation rationnelle des tra- méthode d’identification de l’uranine à faible concen. 642 pp. SCHOELLER. 25: 275-306. Moulis. T. P. SALBIDEGOITIA. Com- tration». 3. dans l’emploi de traceurs artificiels» La Houille Blanche 3/4: 197-204. & TISSIERES. H. Thèse de Doctorat de spécialité. 1976 «Les traceurs en hydrogéologie karstique.. mentaires de nombreux exemples récents de multitra- Neuchatel. TRAZADORES EN HIDROGEOLOGIA KARSTICA 45 LUTZ. Bull. P. H. 1981 «Application of tracers in karst hydrogeological investi- gations». Centre d‘Hydrogéologie. Laboratoire souterrain du CNRS. J. Géologie. PARRIAUX. J. 1974. fonctionnement et évolution de deux systé- Blanche 3/4: 261-267. Karst Hydrogeology. P. MUET. MOLINARI. G.ª série. Leur apport a la connaissance des résservoirs aquifères». 1970 «Trazadores». A. J..G. Université MARJOLET. Kobie 2: 25-37. A. MANGIN. WRP: 268-289.