La administración científica fue iniciada por el ingeniero mecánico americano Frederick W. Taylor.

En esencia, la administración científica implicaba una revolución mental, tanto de los trabajadores con
respecto a sus deberes y compañeros, así como por parte del sector directivo o propietario, en cuanto
a sus obligaciones administrativas hacia sus compañeros y hacia el personal obrero.
Este cambio de mentalidad implicaba también un cambio de actitud de parte del personal
administrativo y obrero. La idea principal de este cambio de actitud era la de dejar de ver a las
ganancias (superávit) de la producción como la manzana de la discordia, y mejor trabajar en
colaboración armónica en busca de un aumento de la producción que se pudiera traducir en mejoras
para ambas partes, estas mejoras se traducían en un aumento en los salarios de los trabajadores y
en mayores beneficios para los fabricantes, lo cual constituye el primer paso hacia la administración
científica.
El nombre administración científica se debe al intento de aplicar los métodos de la ciencia a los
problemas de la administración, con el fin de alcanzar elevada eficiencia industrial. Básicamente
aborda aspectos como estudios de tiempos y movimientos, selección de obreros, métodos de trabajo,
incentivos, especialización e instrucción.
Estos principios que estableció Taylor le permitieron obtener un mayor rendimiento de la mano de
obra y de los materiales.

VENTAJAS:
a) Mayor especialización.
b) Se obtiene la más alta eficiencia de cada persona.
c) La división del trabajo es planeada y no incidental.
d) El trabajo manual se separa del trabajo intelectual
e) Disminuye la presión sobre un solo jefe por el número de especialistas con que cuenta la
organización.

DESVENTAJAS:
a) Dificultad de localizar y fijar la responsabilidad, lo que afecta seriamente la disciplina y moral de los
trabajadores.
b) Se viola el principio de la unidad de mando, lo que origina confusión y conflictos.
¿EN QUE CONSISTE?
El enfoque típico de la escuela de la administración científica es el énfasis en las tareas. El
nombre administración científica se debe al intento de aplicar los métodos de la ciencia a
los problemas de la administración, con el fin de alcanzar elevada eficiencia industrial. Los principales
métodos científicos aplicables a los problemas de la administración son la observación y la medición.
La escuela de la administración científica fue iniciada en el comienzo de este siglo por el ingeniero
mecánico americano Frederick W. Taylor, considerado el fundador de la moderna TGA.
A Esta Corriente se le llama Administración Científica Por la Racionalización que hace de los dos
métodos de ingeniería aplicados a la administración y debido a que
desarrollan investigaciones experimentales orientadas hacia el rendimiento del obrero.

CARACTERISTICAS
Salarios altos y bajos costos unitarios de producción.
Aplicar métodos científicos al problema global, con el fin de formular
principios y establecer procesos estandarizados.
Los empleados deben ser dispuestos científicamente en servicios o puestos de trabajo donde
los materiales y las condiciones laborales sean seleccionados con criterios científicos, para que así
las normas sean cumplidas.
Los empleados deben ser entrenados científicamente para perfeccionar sus aptitudes.