You are on page 1of 4

Introducción

Los balances de materia y energía (BMyE) son una de las herramientas más
importantes con las que cuenta la ingeniería de procesos y se utilizan para
contabilizar los flujos de materia y energía entre un determinado proceso
industrial y los alrededores o entre las distintas operaciones que lo integran. Por
tanto, en la realización del PFC, los BMyE nos permitirán conocer los caudales
másicos de todas las corrientes materiales que intervienen en el proceso, así
como las necesidades energéticas del mismo, que en último término se
traducirán en los requerimientos de servicios auxiliares, tales como vapor o
refrigeración.
Dentro del PFC los BMyE tienen su lugar lógico en el Estudio de Viabilidad, ya que
es por medio de ellos que se obtiene la información necesaria para proceder al
dimensionamiento de los equipos y la estimación de las necesidades de servicios
auxiliares (vapor, aire, refrigeración). En la Memoria de Cálculo deberán incluirse
los BMyE de la alternativa elegida, como un anexo de la misma.

Balances de Materia (BM)
La aplicación de los BM no es conceptualmente complicada, y sus fundamentos
teóricos pueden consultarse con detalle en textos como los que se incluyen en la
sección de búsqueda de información [Balances de Materia y Energía], junto con
numerosos ejemplos de aplicación a diferentes operaciones y procesos. A
continuación se repasan las ideas básicas para el planteamiento de los BM, y se
indican posibles estrategias para su utilización en el PFC.
Los BM se basan en la ley de conservación de la materia, la cual, rigurosamente
hablando, hay que aplicarla al conjunto materia-energía, y no a la materia o
energía por separado. Sin embargo, en las condiciones que se dan en los procesos
industriales objeto de los PFC en la UGR, al no abordarse el caso de los reactores
nucleares, no existe transformación de materia en energía o viceversa, con lo que
la forma general del balance de materia TOTAL a un sistema, será:

podrán plantearse tantos BM independientes como componentes intervienen en el mismo. ya que en ese caso habrá que considerar la aparición o desaparición de los componentes individuales por efecto de la reacción (sin embargo la masa total del sistema nunca variará). Tal y como se ha indicado los BM se pueden aplicar a una unidad de proceso (un equipo). excepto cuando existe reacción química. como a todo el proceso completo. Para una unidad o equipo. y a un proceso completo se le podrán plantear un número de BM independientes .La forma del balance a cada uno de los componentes será la misma. con lo cual el término de acumulación será 0. Por ello el BM al componente ‘i’ tendrá la forma: Una situación muy frecuente es que el proceso sea continuo.

ensayando distintas estrategias. que básicamente será: 1. igual a la suma de los de todas las unidades del mismo. cuando sea posible. consiste en. Composición de las corrientes 3. siempre se conocerá la cantidad por hora de producto final a fabricar. A partir de dicho dato se pueden emplear varias estrategias para plantear los balances. o incluso lo será sólo una (en general no suele ser posible hacer todos los balances secuencialemente): 1. y resolver secuencialmente el proceso hacia delante. en algunos casos existen relaciones impuestas entre las distintas corrientes que nos pueden servir como ecuaciones adicionales a los BM. aunque luego habría que cambiar la escala para que la capacidad de producción sea la deseada. si fuera posible. ya que este dato viene dado por la capacidad de producción que ha debido quedar establecida en el Estudio de Mercado. Además. Tomar como base de cálculo (variable de diseño) el caudal de materia prima (si hay varias se escogería la principal o una de ella). 2. sobre el diagrama de bloques del mismo. Comenzar a plantear y resolver los balances secuencialmente y hacia atrás. y el número de grados de libertad. Caudales de las corrientes 2. En general el planteamiento y la resolución de los BM exige “manipular” y trabajar con la información disponible. Resolver el balance al proceso global. plasmar toda la información de la que se disponga. Planteamiento de los BM en el PFC El primer paso para plantear los BM a un proceso determinado. 3. Otras relaciones o restricciones conocidas Aunque es aconsejable analizar si el sistema está o no determinado. y con los datos obtenidos plantear el balance a la primera unidad. entendiendo como unidades de un proceso los equipos u operaciones que lo integran. en caso de que no lo esté. empezando por la última de las unidades de proceso. aunque no siempre serán todas posibles. empezando por la primera unidad. e ir resolviendo secuencialmente. hasta llegar a una .

en la mayoría de los otros equipos. es decir. debido a que la energía puede transformarse de unas formas a otras (mecánica. aunque si hay cambios de fase también habrá que considerar el calor latente. disponibles en bibliografía o incluso en aplicaciones on- line.). Donde ms y me son los caudales másicos de entrada y salida del sistema. que se incluye a continuación. química. He y Hs las entalpías de los mismos. también son imprescindibles los balances de energía para su diseño. cuando haya que calentar o enfriar un fluido. pues en ningún caso podrá salir del sistema más materia de la que entra o viceversa. El cálculo de la entalpía de cada corriente puede realizarse usando de su capacidad calorífica. evaporadores. lo que obliga a considerar este aspecto en las ecuaciones. . En general. En reacciones bioquímicas dichos efectos no suelen ser muy significativos.solución aceptable y físicamente coherente. suele ser suficiente para su planteamiento. ya que en cualquier caso habrá que asegurarse de que la temperatura del reactor permanezca dentro del intervalo deseado. así que se podrán ignorar en el dimensionamiento preliminar de los fermentadores o reactores enzimáticos.. y a efectos de dimensionamiento preliminar. siempre que se justifique. la llamada ecuación de las entalpías. y una temperatura de referencia. etc. columnas de destilación. lo que fundamentalmente sucederá en cambiadores de calor. Balances de Energía (BE) Los BE son normalmente algo más complejos que los de materia. Para el vapor de agua lo ideal es usar las tablas de vapor de agua saturado o recalentado. térmica. etc. y Q el calor intercambiado por el sistema. En el caso de los reactores químicos. y si es negativo será cedido por el mismo a los alrededores. que si es positivo será ganado por el sistema. los BE serán imprescindibles en equipos en los que el intercambio de energía sea determinante. Dejando de lado el planteamiento de los BE en reactores. en el PFC. especialmente cuando los efectos térmicos de la reacción sean importantes.