You are on page 1of 52

Maestra: Mixy Jaques

MONT
AJE DE
LABOR
EQUIPO #34
ATORI
OY
ANALI
SIS
CLINIC
OS

INTEGRANTES:
Jocely Michel Lopez Marquez 6°F
Ramon Lara Escárcega 6°A
Alexis Ramos Páez 6°A
Darlen Torres Gómez 6°G
Laura Angelica Peña 6°A
Cesar Americano 6°G
Hervey Meléndez Pérez 6°A
ANTECEDENTES DEL PROBLEMA

Desde la antigüedad los análisis clínicos han sido de gran ayuda para esclarecer el

diagnóstico y tratamiento de algunas enfermedades, aún en forma rudimentaria el estudio de las

características físicas como color, sabor, olor consistencia de la sangre, orina o heces aportaron a

los galenos datos útiles para el tratamiento de los enfermos. Afortunadamente gracias a

científicos notables como Van Leeuwenhoek, Redi, Pasteur, Tyndall, entre muchos y a la

contribución de prácticamente todas las áreas del conocimiento, en la actualidad el número de

análisis clínicos que pueden realizarse, así como la rapidez, sensibilidad y exactitud de los

resultados es simplemente incomparable. Pero, ¿qué son los análisis clínicos? En forma general

podemos definirlos como los estudios físicos, químicos o microbiológicos que apoyan el

diagnóstico y tratamiento médico y se practican sobre muestras o fluidos biológicos como son la

orina, sangre o heces para investigar alguna anormalidad o cuantificar la presencia o cantidad de

alguno de sus componentes, substancias tóxicas etc.

El primer Laboratorio Clínico de la historia fue un espacio reducido con una mesa y un

asiento, y contaba con un único instrumento que era el propio médico que observaba, probaba e

interpretaba un fluido obtenido involuntariamente por su paciente: su orina. Un pequeño frasco

de vidrio bastaba para preparar la prueba La actividad de laboratorista, fue asumida en un

comienzo por los mismos clínicos. Una representación muy usual de la práctica médica en la

Edad Media fue la observación de un recipiente o mátula con un líquido más o menos
transparente al lado de la cama del enfermo contra luz. Este líquido no debía ser otra cosa que la

orina del paciente.

La popularidad de las gráfi cas con escalas cromáticas para el análisis de la mátula,

determinó que el diagnóstico a través de este nuevo códice urinario fuera asumido por todo tipo

de practicantes, incluyendo barberos, droguistas, y trovadores que representaron la curiosa

escuela de la uromancia medieval.

Al entrar el siglo XVII, en los albores de la química analítica, aparece Robert Boyle

(1627-1691), quien abrió el camino a la colorimetría y la espectrofotometría. Siguiendo el

consejo de su amigo médico y filósofo empirista, John Locke (1632-1704), Boyle analizó y

escribió un tratado sobre la composición química de la sangre que incluye la siguiente

reflexión: “…concentrarse en las partes sólidas del cuerpo y no interesarse en las incógnitas de

los fluidos, especialmente en la sangre, era casi tan impropio para el médico como para un

experto en vinos interesarse en el recipiente y no en el vino que éste contenía…”.

Un contemporáneo de Boyle, Thomas Willis (1624-1689) -conocido por sus trabajos sobre

el sistema nervioso-, reportó diferencias cuantitativas en la orina de los pacientes en su

obra Treatise of urines (1674).

En la misma época apareció el microscopio, segundo elemento emblemático del

laboratorio clínico, cuya historia particular y valor en la microbiología a través del

descubrimiento de gérmenes patógenos ya ha sido exaltado en una pasada exposición temporal
del Museo de Historia de la Medicina. Poco a poco, se fueron añadiendo técnicas e instrumentos

que fueron haciendo cada vez más compleja la labor del laboratorio clínico, hasta que a

mediados del siglo XIX, Johann Joseph Von Scherer (1814-1869), discípulo de Justus Von Liebig

(1803- 1873), creó el primer recinto específi co que recibió el nombre de laboratorio de química

clínica, siguiendo la propuesta de su compatriota Christian Reil (1759-1813), quien había

sugerido construir laboratorios hospitalarios para poder estudiar: “…todas las muestras

patológicas que puedan ser químicamente investigadas, las diferentes excreciones del cuerpo, la

orina en la diabetes y en las enfermedades del riñón o en las altas fiebres, las expectoraciones en

las afecciones pulmonares, el sudor en las fiebres de los militares, en el reumatismo, en las

fiebres intermitentes y así todas las descargas y su relación con el tipo de enfermedad, su carácter

y su duración, así como con los medicamentos aplicados - See more at:.

El laboratorio de Análisis Clínicos es un componente básico del sistema de salud que tiene

como finalidad colaborar con el diagnóstico, control de la evolución y/o tratamiento y

prevención de los problemas de salud a través de información confiable, oportuna y confidencial

que permita al médico una correcta toma de decisiones. La tecnología, junto con el recurso

humano son los pilares sobre los cuales desarrolla su actividad.

Una de los primeros análisis clínicos fue la prueba de embarazo, inventada por Carlos

Galli Mainini en 1948, la cual vino a reemplazar la descrita por Friedman.
Actualmente en los laboratorios, imperan los analizadores clínicos automatizados,

computarizados y especializados en diferentes campos analíticos como hematología, como

hemograma, bioquímica clínica, urianálisis, microbiología, y genética entre otras. Los exámenes

electrónicos, de radioinmunoanálisis, y métodos enzimáticos han permitido dosificar con gran

exactitud cantidades pequeñas como nanogramos, microgramos o picogramos, esto hace posible

la determinación de marcadores tumorales, identificación de anticuerpos, y dosificaciones

hormonales. Estos analizadores clínicos y los kits de reactivos son, en general, producto sanitario

para diagnóstico in vitroEn el pasado el progreso se vivía de una manera sostenida y los

productos aparecían en el mercado en forma continua y predecible. Actualmente la velocidad con

que se desarrollan las innovaciones tecnológicas no tiene precedentes en la historia de la

humanidad. Esta revolución tecnológica complementada con trascendentales avances científicos,

ha producido grandes cambios en las diferentes ramas de la Bioquímica.

La primera investigación de este tipo apareció en el año 1962, los estudios de casos y

controles han hecho aportaciones sobresalientes a la medicina. Fueron de particular importancia

los estudios realizados durante la década de los cincuenta, ya que estos originaron los

procedimientos metodológicos generales que hoy en día son utilizados.

El objetivo principal de los estudios retrospectivos es probar alguna hipótesis planteada

sobre la etiología de una enfermedad, es decir, que estos se dedican al análisis de una presunta

relación entre algún factor o característica sospechosa y el desarrollo de cierto padecimiento.
Antecedentes Históricos del Departamento de Química Clínica

El Laboratorio de Química Clínica y Pruebas Funcionales nació junto con el Hospital de

Enfermedades de la Nutrición en octubre de 1946, teniendo como jefe del mismo al Dr. Rafael

Llescas y como subjefe a la Química Isabel Escobar Berea.

En 1955 el Laboratorio cambió de nombre, denominándose a partir de entonces

Laboratorio de Química Clínica y Toma de Muestras. Posteriormente y como resultado del

crecimiento en la demanda de sus servicios, fue creado en septiembre de 1995 el Laboratorio

Central, resultado de la fusión de los Laboratorios de Química Clínica y de Urgencias.

El 21 de abril de 1997 las instalaciones del Laboratorio Central, así como muchos de sus

procedimientos fueron remodelados, con lo que las perspectivas y horizontes de crecimiento y

desarrollo son ahora prácticamente ilimitadas.

A partir de noviembre de 1999, el Laboratorio Central forma parte de la Subdirección de

Servicios Auxiliares de Diagnóstico y desde marzo de 2013 se encuentra a cargo del Dr.

Reynerio Fagundo Sierra.

A partir del mes de septiembre de 2013 se inicia en el laboratorio central el proyecto de

adición del Laboratorio de Alta Especialidad y de Diagnóstico Molecular, área que pone a

disposición de la población las pruebas diagnósticas más novedosas del momento. Este

laboratorio se caracteriza por la más alta tecnología aunada a un concepto de funcionalidad,
eficiencia y flexibilidad, esto último con el fin de poder adoptar nuevas tecnologías sin realizar

cambios estructurales.
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

OBJETIVO GENERAL.

Ayudar a confirmar o descartar un diagnóstico, detectar complicaciones y establecer un

pronóstico para controlar la evolución de la enfermedad o complicación y los resultados del

tratamiento.

OBJETIVOS PARTICULARES.

 Determinar las distintas enfermedades y/o complicaciones que se pueden

encontrar en las muestras (sangre, orina, heces fecales, etc.) de análisis clínicos.
 Conocer el tipo de muestras que más son utilizadas para los análisis.
 Conocer Qué enfermedad y/o es la principal que se encuentra a través de

análisis clínicos.
 Investigar los métodos que se llevan a cabo en los análisis clínicos.

PREGUNTAS DE INVESTIGACION.

1. ¿Qué enfermedades y/o complicaciones se encuentran a través de análisis

clínicos?
2. ¿Qué muestras son más utilizadas en los análisis clínicos?
3. ¿Qué enfermedad es la principal que se encuentra a través de análisis

clínicos?
4. ¿Qué métodos se llevan a cabo en los análisis clínicos?

MARCO TEORICO

El ANALISIS CLINICO EN LA VIDA

Objetivo de laboratorio para análisis clínicos

Somos un equipo de trabajo dedicado a proporcionar un servicio de estudios de

laboratorio, para auxiliar en el diagnóstico de las enfermedades de nuestros pacientes, a través

del empleo de tecnología de vanguardia y de personal especializado, así como también contribuir

a la investigación y la docencia en el área del laboratorio clínico.

Funciones de nuestro servicio a realizar

1. Realizar la toma correcta de muestras de pacientes para la realización de estudios de

laboratorio.

2. Realizar análisis de laboratorio confiables para apoyar en el diagnóstico certero de

enfermedades.
3. Proporcionar resultados de análisis de laboratorio oportunos para tomar decisiones

terapéuticas eficientes.

4. Implementar pruebas de vanguardia para dar a los médicos herramientas diagnósticas

actualizadas.

5. Realizar eventos académicos para contribuir al desarrollo profesional del personal de

la salud de áreas afines al laboratorio clínico.

5. Contribuir a la investigación

1. El método clínico

Es el proceso o secuencia ordenada de acciones que los médicos han

desarrollado para generar su conocimiento desde el comienzo de la era científica. Es el

método científico aplicado a la práctica clínica; es el orden recorrido para estudiar y

comprender el proceso de salud y de enfermedad de un sujeto en toda su integridad

social, biológica y psicológica. Al aplicar el método clínico se está elaborando y

construyendo el conocimiento médico. Conocimiento que tiene una connotación
histórico-social, dado que el "proceso de conocer" depende del tiempo y el espacio de

una sociedad. De esta manera, en el interior de cada sociedad se van desarrollando

diversos saberes acerca de todos los aspectos que preocupan al hombre.

1.1. Objetivo
El objetivo de estudiar y entender el proceso de salud y/o enfermedad de un paciente,

inmerso en un problema que lo lleva a la consulta, implica arribar al diagnóstico

médico (conocer), establecer un pronostico (adelantarse en el tiempo) y ofrecer

recomendaciones de tratamiento para resolver la situación. Diagnosticar es reconocer y es

una actividad cognoscitiva del médico, que comienza tan pronto como se encuentra con el

paciente. Ese diagnóstico debe ser abarcativo o integral. Lo orgánico-biológico es solo una

parte de la integridad de la persona. Aplicar el modelo médico integral (holístico) es tener en

cuenta los espacios del sujeto en lo biológico, psicológico y social. Es decir, al sujeto desde

su percepción (cómo se piensa y se siente a sí mismo), dentro de su familia y la sociedad. Por

lo tanto, cada exploración médica tiene figura y contenidos propios que le otorgan una

singularidad. Esto está esbozado en la metáfora “no hay enfermedades sino enfermos”. A

partir del encuentro mismo, comienza una secuencia de conjeturar una hipótesis que permita

explicar teóricamente la problemática planteada. Tratar de confirmar esa hipótesis mediante

recursos exploratorios, sustituirla por otras y si la confirmación no se produce, proseguir

hasta que el conocimiento de la situación permita corresponder a ese diagnóstico presuntivo

de manera satisfactoria, con todos los datos obtenidos en la consulta. Se produce un proceso
espiralado de construcción de saberes, un ir y venir desde la teoría (hipótesis) a los hechos y

de los hechos a la teoría, que resultará en la confirmación o descarte del diagnóstico

presuntivo (contrastación).

1.2. Condiciones de realización

Las condiciones de realización son los contextos en los cuales se ejecuta la práctica

médica. El paciente contextuado es el individuo inserto en el espacio socio-político-cultural,

dónde juegan las características económicas, sociales, culturales y biológicas generales, y

particulares del medio, más las características socio-económicas y genético-biológicas singulares

de la persona.

Esta dimensión afecta todos los procesos que desarrolla la práctica médica: escenarios de

la consulta, lenguaje, cultura, sistema de atención, recursos sanitarios, condiciones sociales y de

vida del paciente, etc. Esta dimensión opera sobre las posibilidades de selección, utilización y

aplicación de las técnicas y la concreción de las recomendaciones ya sea por recursos de los

servicios de salud o de los sujetos.
El contexto de la entrevista médico-paciente se da en la instancia de la consulta médica.

Esto habitualmente se desarrolla en un consultorio, pero puede ocurrir en el hospital durante una

internación, en el hogar en la visita domiciliaria, aula, espacio comunitario, geriátrico, etc. En

otras palabras: es el lugar dónde se aplica el método clínica

Cuando se inicia una consulta médica se establece una relación de comunicación entre el

médico y el paciente, conocida como relación médico-paciente.

1.2 Procedimientos a aplicar

 La anamnesis implica dialogar con el paciente, teniendo en cuenta su lenguaje, discurso y

cultura, para que el médico recopile información sobre su estado de salud. En este acto se

aplican diferentes técnicas de comunicación: entrevistas estructuradas, con acuerdo de las

partes en las características del encuentro; semiestructuradas, donde hay algunas pautas

establecidas y otras libres; y la entrevista libre sin definiciones previas.
 El examen físico incluye la inspección, la palpación en búsqueda de formas, tamaños,

bordes, límites y movimientos, la auscultación en búsqueda de sonidos y ruidos y la

percusión, induciéndolos para luego interpretarlos, en el orden adecuado al signo buscado.

 Las exploraciones complementarias comprenden los datos de exámenes de laboratorio,

diagnóstico por imágenes y técnicas especiales, los cuales son evaluados e integrados a la

información precedente.

Resumen

El método clínico es un orden de trabajo elaborado por el médico dentro de la instancia de

la consulta médica, a través del desarrollo de una relación médico-paciente, con una herramienta

de registro, la historia clínica, con el objetivo de llegar a un diagnóstico médico integral del

proceso de salud-enfermedad de un individuo.

El médico con capacidad de manejo del método clínico es el que está más cerca de la

médula de la profesión. Desde Hipócrates no se describe otro espacio para el médico que tenga

esta dimensión y protagonismo.
Se debe considerar también la ética en el comportamiento, en las conductas morales en los

contactos con el paciente, tanto en los límites como en el profesionalismo, queantiguamente se

aprendía de los mayores y que hoy necesita también de actualización. La sociedad moderna

impone cada vez más cuidado en controlar estos aspectos que sorprendentemente no son

considerados con la seriedad que merecen. En ese sentido debe fortalecerse la docencia de las

ciencias y artes semiológicas.

El método clínico es un orden de trabajo elaborado por el médico dentro de la instancia de

la consulta médica, a través del desarrollo de una relación médico-paciente, con una herramienta

de registro, la historia clínica, con el objetivo de llegar a un diagnóstico médico integral del

proceso de salud-enfermedad de un individuo.

El médico con capacidad de manejo del método clínico es el que está más cerca de la

médula de la profesión. Desde Hipócrates no se describe otro espacio para el médico que tenga

esta dimensión y protagonismo.

Se debe considerar también la ética en el comportamiento, en las conductas morales en los

contactos con el paciente, tanto en los límites como en el profesionalismo, que antiguamente se

aprendía de los mayores y que hoy necesita también de actualización. La sociedad moderna

impone cada vez más cuidado en controlar estos aspectos que sorprendentemente no son
considerados con la seriedad que merecen. En ese sentido debe fortalecerse la docencia de las

ciencias y artes semiológicas.

Se intentó identificar y describir los aspectos a considerar para lograr un comportamiento

ético en los laboratorios clínicos, con el objetivo de proponer un grupo de recomendaciones que

el personal de los mismos debe incorporar, para un mejor desarrollo de su praxis profesional y el

logro de la excelencia. Con este fin, se realizó una investigación cualitativa fenomenológica. Los

métodos empleados fueron: a) empíricos (observación de los fenómenos); y b) teóricos (revisión

bibliográfica, análisis histórico y lógico, síntesis y elaboración de tesis y conclusiones). Se

concluyó que la búsqueda de la excelencia en el trabajo de los laboratorios debe incluir la

formación integral e integradora del personal, que priorice los aspectos éticos y que tenga en

cuenta la vocación; la colaboración del profesional del laboratorio con el médico tratante en los

procesos diagnósticos y en la información al paciente y establecer una adecuada filosofía de

trabajo que aspire a la excelencia, entre otros aspectos.

2. Estudios clínicos de fase I

Un estudio clínico de fase I intenta demostrar que las personas pueden usar un fármaco o

tratamiento nuevos en forma segura. Los médicos recopilan datos sobre la dosis, la frecuencia y

la seguridad del tratamiento. En este punto, los médicos ya han demostrado que el fármaco o el

tratamiento es seguro para los animales. Las personas que participan en estudios clínicos de fase

I suelen ser las primeras en recibir una nueva terapia o una nueva combinación de terapias.
En los estudios clínicos de fase I, los médicos aumentan lentamente la dosis del fármaco

que se estudia. El objetivo es encontrar la dosis que funciona mejor sin causar efectos

secundarios graves. La comunidad de investigación se refiere a este proceso como aumento

escalonado de la dosis. Las primeras personas que participan en el estudio obtienen una dosis

pequeña del fármaco. Si no hay efectos secundarios o estos son pocos, los siguientes

participantes reciben una mayor cantidad de fármaco. Los médicos continúan realizando pruebas

hasta encontrar la dosis más alta que produzca la menor cantidad de efectos secundarios.

A veces, los médicos necesitan encontrar la mejor manera de administrar el tratamiento

nuevo. Por ejemplo, podría ser por boca o a través de una vena. Los médicos también recopilan

datos sobre:

 cómo el cuerpo absorbe el fármaco;

 cómo el cuerpo usa el fármaco;

 cómo el fármaco se disemina en el cuerpo.

Los estudios clínicos de fase I con frecuencia duran de varios meses a un año. En

general participan solo 10 a 30 personas. Los médicos ofrecen los tratamientos de los

estudios clínicos de fase I a personas con cáncer que no responden a los tratamientos
estándar. Los médicos no diseñan estos estudios para evaluar cuán bien funciona un

tratamiento o una combinación de tratamientos. Sin embargo, el tratamiento administrado

durante esta fase a veces puede ayudar a enlentecer o detener el crecimiento del cáncer de

una persona.

Todos los tratamientos que están disponibles en la actualidad fueron evaluados por

médicos en estudios clínicos de fase I.

3. Estudios clínicos de fase II
Los estudios clínicos de fase II brindan a los médicos más información sobre la

seguridad del tratamiento y sobre cuán bien funciona. Estos estudios también analizan si el

tratamiento nuevo es eficaz para un tipo de cáncer específico. Los médicos pueden medir el

tamaño del tumor o evaluar los resultados del análisis de sangre para saber si el tratamiento

está funcionando.

Los estudios clínicos de fase II llevan aproximadamente 2 años. En general participan

30 a 120 personas. A veces, en los estudios clínicos de fase III, se asignan diferentes personas

a varios tratamientos posibles. Estos tratamientos pueden incluir el tratamiento estándar en

comparación con el tratamiento estándar administrado junto con el tratamiento que se

estudia. O bien, se les pueden asignar diferentes dosis del tratamiento. Los investigadores se

refieren a esto como estudio aleatorizado de fase II. En estos estudios, se pueden inscribir

hasta varios cientos de pacientes.
Los médicos necesitan demostrar que el tratamiento nuevo probablemente funcione y

que es seguro como tratamiento estándar. Si lo es, la investigación puede pasar a los estudios

clínicos de fase III.

4. Estudios clínicos de fase III

Los estudios clínicos de fase III comienzan con un tratamiento nuevo que ha funcionado

bien en una pequeña cantidad de pacientes con determinada enfermedad. Los médicos

comparan el tratamiento con el estándar de atención de esa enfermedad. Lo hacen al recopilar

datos de muchos pacientes, en general más de 300, y a veces de miles de personas. El

objetivo es determinar si el tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar o si tiene

menos efectos secundarios.

Los estudios clínicos de fase III generalmente son aleatorizados. Esto significa que los

médicos no eligen qué persona recibirá el tratamiento nuevo o el tratamiento estándar actual.

En esta fase, los médicos comparan 2 o más opciones de tratamiento.

Estos estudios incluyen a pacientes de diferentes edades y orígenes étnicos, y de ambos

sexos. Esto ayuda a los médicos a aplicar los resultados a una gran cantidad de personas. A

veces a los médicos les lleva muchos años finalizar los estudios clínicos de fase III.

Una vez que la investigación demuestra que el tratamiento funciona bien contra un tipo

de cáncer específico, los médicos pueden solicitar la aprobación de la FDA. Si los datos
obtenidos en los estudios clínicos cumplen con las normas de la FDA, la FDA aprueba el

tratamiento para un uso específico.

En ocasiones, los médicos recetan un fármaco para un uso no especificado por la FDA.

Esto puede deberse a que hay estudios publicados en revistas corregidas por expertos que

muestran que el tratamiento funciona para otras enfermedades, afecciones o síntomas. Las

compañías farmacéuticas se refieren a esto como “uso para una indicación no autorizada”. Sin

embargo, las compañías aseguradoras no siempre cubren los fármacos de “uso para una

indicación no autorizada”.

4.1. El análisis

Cuando se habla de análisis clínico, se hace mención a un examen de nivel cuantitativo y

cualitativo de determinados componentes de un organismo.

Este examen permite desarrollar un diagnóstico de una situación vinculada a la salud.

La distinción entre análisis cualitativo y cuantitativo refiere al tipo de datos con los que se

trabajan. Mientras que el análisis cuantitativo busca conocer cantidades, el análisis cualitativo se

centra en características que no pueden cuantificarse

4.2. Importancia del análisis clínico

Los análisis clínicos ayudan al médico a poder esclarecer su diagnóstico y tratar a tiempo

algunas enfermedades, abarcan sin número de estudios que pueden practicarse en muestras de
orina, heces, fluidos vaginales, sangre, entre otros. Sin embargo, los análisis clínicos no sólo se

utilizan como apoyo al diagnóstico, sino que es cada vez más frecuente el monitoreo de algunas

enfermedades como la diabetes, afecciones renales o por prevención, como son las campañas

para la detección de glucosa o colesterol elevado.

Nosotros como pacientes no nos agrada tener que practicarnos análisis clínicos y es

natural, porque muchas veces no sabemos si será doloroso, la incertidumbre de no saber el

resultado por la posibilidad que sea una enfermedad incurable, aunque la posibilidad de

detectarlo a tiempo y seguir un tratamiento eficaz es lo que nos alienta a seguir las indicaciones

del médico.

5. Proyecto educación física

Exámenes de sangre

Los exámenes de sangre generalmente pueden ser realizados en un laboratorio donde los

químicos están entrenados para sacar la sangre de los pacientes. Cuando sólo se necesita una

muestra de sangre pequeña, la muestra puede obtenerse del talón de un bebé o del dedo de un

niño pinchándolo levemente con una pequeña aguja o si es un adulto se toma la sangre en una

vena del antebrazo.
Cuando se necesita una muestra de sangre más grande, el técnico extrae la sangre

limpiando la piel de la persona e introduciendo una aguja en la vena (generalmente en el brazo o

en la mano) y sacando la sangre.

Los exámenes de sangre pueden atemorizar a algunos niños, así que trate de ayudar a su

niño(a) calmándolo durante el procedimiento. Darle la mano, un juguete de peluche u otro objeto

que le guste, puede ayudar. Dígale a su hijo(a) que puede que sienta un pequeño pinchazo, pero

que durará muy poco. Con los niños más jóvenes, intente cantarles una canción, recitar el

alfabeto o contar juntos mientras le están sacando la sangre.

Los exámenes de sangre más comunes incluyen:

Recuento de células en sangre. El examen de BHC mide el nivel de distintos tipos de

células en la sangre como los glóbulos rojos y glóbulos blancos. Al determinar si hay

demasiadas o insuficientes células de cada tipo, puede ayudar a detectar una variedad de

enfermedades o infecciones que el médico debe determinar con una buena exploración e

interrogación clínica.

Panel de química sanguínea. Los doctores solicitan este tipo de prueba para ver si hay

algún tipo de problema en los riñones, diabetes, trastornos del metabolismo o daño en los

tejidos. Estos estudios incluyen glucosa, colesterol, triglicéridos, ácido úrico, urea,

creatinina.

Cultivo de sangre. Un cultivo de la sangre puede necesitarse cuando un niño(a) tiene

los síntomas de una infección— como, por ejemplo, fiebre alta y escalofríos — y el doctor
sospecha que la bacteria se ha propagado en la sangre. Un cultivo de sangre enseña qué tipo

de germen está causando la infección, lo cual determinará cómo debe ser tratada.

Examen del funcionamiento del hígado. Los exámenes para confirmar el

funcionamiento del hígado chequean cómo está funcionando el hígado y detectan cualquier

tipo de daño o inflamación que pueda haber en el hígado. Los doctores típicamente solicitan

uno de estos exámenes cuando quieren ver signos de una infección viral o daño en el hígado

por otro tipo de problemas.

Pruebas de embarazo, mediante una obtención de sangre se puede determinar si existe

un embarazo desde los primeros días de atraso menstrual.

Pruebas prenatales. Del ultrasonido a la amniocentesis, existen una variedad de pruebas

prenatales que pueden ayudar a mantener a las mujeres embarazadas informadas. Estas pruebas

pueden ayudar a identificar— y a tratar — problemas de salud en la madre y el bebé. Algunos

exámenes se hacen de forma rutinaria en todos los embarazos. Otros se realizan si el embarazo es

considerado de alto riesgo ( por ejemplo, cuando una mujer tiene 35 o más años de edad, cuando

es más joven de 15 años, cuando está baja de peso o alta de peso, o cuando ha tenido un historial

de complicaciones con el embarazo.

“Triple marcador” Multiple marker” test. A la mayoría de más mujeres se les ofrece el

examen para detectar ciertos datos en su sangre entre la semana 15 y 20 el embarazo.

También conocida como el “triple marcador” o pantalla cuádruple, este examen de sangre
puede reveler condiciones como la espina bífida o el Síndrome de Down midiendo ciertas

hormonas y niveles de proteínas en la sangre de la madre. Tenga en mente que estos son

exámenes de diagnóstico y sólo enseñan la posibilidad de que pueda haber algún problema,

pero no aportan un diagnóstico definitivo. Sin embargo, si los resultados apuntan a un

problema potencial, el doctor recomendará otros exámenes de diagnóstico.

Examen de los recién nacidos. Estas pruebas son hechas poco después de que un

niño(a) nazca para detectar condiciones que no pueden diagnosticarse antes de que nazca el

niño, como la anemia Falciforme (sickle cell anemia) o la fibrosis quística. Generalmente se

obtiene sangre a través de una aguja en el talón y las gotitas se colocan en un papel especial,

el cual se envía a un laboratorio para su análisis. Diferentes estados tienen diferentes pruebas

que detectan diferentes enfermedades.

Nivel de bilirrubina. La bilirrubina es una sustancia de la sangre cuya cantidad puede

incrementar en los bebés y causar que su piel se torne amarillenta (ictericia). Usualmente la

ictericia es una condición que no es peligrosa, pero si su nivel se incrementa demasiado

puede conllevar al daño cerebral. Un bebé con una tez amarillenta puede someterse a una

prueba del nivel de bilirrubina, el cual se hace colocando un instrumento en la piel o

mediante exámenes de sangre. Esta medición de las bilirrubinas se obtiene en un perfil de

pruebas de función del hígado.
VIH o SIDA. El estudio del virus de la inmunodeficiencia humana, se determinar

mediante la obtención de sangre y no requiere ayuno como la mayoría de los estudios. Es ya

un estudio de rutina en los hospitales.

Pruebas del VIH Una prueba de detección rutinaria para el VIH se basa en la técnica

ELISA (enzyme-linked immunosorbent assay). La sensibilidad y fiabilidad de esta prueba es

alta, aunque no del cien por cien. Eso significa que, en caso de un resultado positivo, el

diagnóstico debe confirmarse mediante una segunda prueba. Para identificar los anticuerpos

como anticuerpos “reales” del VIH, se realiza una segunda prueba en la misma muestra de

sangre mediante la técnica “Western Blot”. Esta prueba visualiza la reacción de los

anticuerpos frente a proteínas estructurales independientes del VIH. El virus se diagnostica

mediante un examen de sangre que detecta la presencia de anticuerpos específicos del VIH

(proteínas que reaccionan contra la enfermedad). Como en algunos casos, una vez contraída

la infección, pueden pasar hasta seis meses antes de que la cantidad de anticuerpos sea lo

suficientemente elevada como para ser detectada en una prueba de sangre normal, es

importante consultar al médico sobre la necesidad de hacerse pruebas adicionales.

ELECTROLITOS DE LA SANGRE: Los doctores solicitan estos niveles de SODIO,

CLORO, CALCIO Y POTASIO para determinar grados de deshidratación de un paciente con

diabetes e hipertensión.

Hemograma completo
El hemograma consiste en un conteo de los elementos celulares de la sangre como son las

células rojas, blancas y plaquetas. Este análisis incluye los índices o sea el contenido de

hemoglobina de la célula roja, diámetro de las células. El diferencial o el porcentaje de cada tipo

de células blancas se refiere a las diferentes células blancas que se encuentran normalmente en la

sangre expresado en porcentaje del total de células blancas. El valor principal, valor de este

análisis, nos permite dar una información general del organismo, prognosis, respuesta a

tratamiento y recuperación. El número total de células blancas es una guía útil para conocer la

severidad del proceso de la enfermedad. Un número elevado de células blancas puede ser la

respuesta del organismo para defenderse de una infección, o en otros casos patológicos, el

aumento de células anormales o inmaduras de células blancas puede ser el caso de leucemia o

cáncer en la sangre.

El número total de células rojas es una medida importante para la evaluación de anemias.

Los valores de hemoglobina complementan el tamizaje para la evaluación de las enfermedades

que causan anemias. Por ejemplo, una disminución del contenido de hemoglobina en la célula

roja con una disminución en el diámetro de la misma, nos indica que la anemia es microcítica,

posiblemente por una deficiencia de hierro.

Urinálisis completo

Unos cuantos mililitros de este desecho humano, pueden ser la clave para detectar

un problema de salud relacionado con el sistema urinario: una infección, diabetes, pobre

funcionamiento de los riñones, cálculos o el primer indicio de una malignidad. En los
inicios de la medicina del laboratorio, el “técnico” probaba la orina para saber si por su

sabor dulce, la paciente tenía “azúcar en la sangre”. Gracias a los avances tecnológicos

con una pequeña muestra y un mínimo de tiempo, hoy en día los instrumentos pueden

detectar azúcar, proteínas, acetona, presencia de glóbulos blancos y sangre en la orina. El

estudio microscópico complementa el informe químico enumerando la presencia de

células, cristales, cilindros o bacterias. Se sospecha una infección urinaria cuando se nota

la presencia de glóbulos blancos, nitritos y bacterias. Un Urinálisis normal en su análisis

químico tiene valores negativos, y en el informe microscópico pocos elementos celulares

Heces por parásito, sangre oculta

Las heces ‒o excrementos‒ están compuestas por sustancias alimenticias no

digeribles (fibras, por ejemplo) y no digeridas, como secreciones mucosas y celulosa,

restos de jugos intestinales procedentes del hígado, el páncreas y otras glándulas, restos

celulares, grasa, agua, sales minerales y enormes cantidades de bacterias.

EN QUE CONSISTE

El análisis consiste en la recogida de una muestra de heces de la persona para la que se

solicita el estudio que, convenientemente conservada, es enviada a un laboratorio especializado

en este tipo de estudios.

Existen diferentes métodos de análisis de las heces, cada uno de los cuales tiene su finalidad

específica. Son los siguientes:
 Estudio bioquímico: mediante el que se determinan las características generales de las

heces: color, consistencia, acidez, etc.

 Prueba del guayacol: que permite detectar la presencia de pequeñas cantidades de

sangre oculta en las heces (no es visible a simple vista) y mezclada con ellas. La

detección de sangre oculta en heces también se puede realizar mediante el uso de tiras

reactivas que en algunos países se venden en las farmacias.

 Estudio microbiológico: llamado en terminología técnica coprocultivo (cultivo de las

heces), con el que se estudia la posible existencia de una infección y se identifica el

germen causal.

 Estudio parasitológico: mediante el que se puede detectar la presencia en las heces de

larvas y huevos de parásitos que podrían estar causando enfermedades en el tracto

digestivo.

¿PARA QUE SE UTILIZA?

El análisis de las heces es una de las técnicas diagnósticas de uso frecuente en medicina.

Proporciona información muy valiosa para:

 Determinar si los órganos digestivos funcionan de manera adecuada y mediante el

mismo se puede sospechar la existencia de síndromes o enfermedades intestinales (colitis

ulcerosa, enfermedad de Cronh)
 Diagnosticar infecciones bacterianas o infestaciones por parásitos en el tracto

intestinal.

 Detectar la presencia de sangre oculta en las heces, que es característica de procesos

inflamatorios, infecciosos o tumorales (cáncer de colon, por ejemplo).

Para proceder al análisis previamente se ha de obtener una muestra de las heces del

paciente para el que se ha solicitado el análisis

.

 Lo habitual es que la recogida de la muestra la realice el propio paciente en su

domicilio

 La emisión de las heces se hará en un recipiente limpio (orinal o similar) que no

contenga restos de jabones, detergentes, desinfectantes o lejía. Posteriormente se

transferirá una pequeña muestra (no más del tamaño de una nuez si las heces son sólidas,

y 5-10 mililitros si son líquidas) a un recipiente estéril de cierre hermético ayudándose de

una espátula, cuchara o similar asimismo estériles. Conviene no llenar excesivamente el

recipiente con las heces pues, una vez cerrado éste, los gases que se generan a partir de

ellas pueden hacer saltar la tapa del recipiente con una cierta violencia.
 La recogida puede realizarse en cualquier momento del día y la muestra para análisis

se ha de llevar en el recipiente herméticamente cerrado al laboratorio a la mayor brevedad

posible (antes de 24 horas). En todo caso, la muestra debe guardarse en el frigorífico si ha

de transcurrir algún tiempo entre su recogida y su entrega.

 Se ha de evitar que la muestra de heces se mezcle con orina, por lo que la persona a la

que pertenece aquélla ha de orinar y realizar una adecuada higiene de la zona que rodea al

ano antes de iniciar la defecación.

 Para el estudio bioquímico o de sangre oculta en heces bastará una sola muestra; en

cambio, para otros estudios más complejos, como la búsqueda de grasa o de parásitos,

será necesaria la recogida de muestras sucesivas en distintos días según las indicaciones

del médico.

PREPARACION PARA EL ANALISIS
No se requiere ninguna preparación especial por parte de la persona que ha de

proporcionar la muestra de heces, pero sí se han de tener en cuenta las siguientes observaciones:

 En el caso de la mujer, es preferible no realizar la toma de la muestra durante los días

de la menstruación a fin de evitar que la sangre se mezcle con las heces, lo que podría

alterar los resultados del análisis.

 Si la muestra es para realizar un coprocultivo, se ha de evitar la toma en los días

previos a la recogida la toma de antibióticos o antidiarreicos.

 Si la muestra es para estudio parasitológico, conviene evitar la toma en los días previos

de antiácidos y laxantes oleosos, así como las sustancias que se utilizan de ordinario en

los estudios radiológicos del tubo digestivo, como el bario o el bismuto.

 Aun cuando será el médico el que dará las indicaciones oportunas en cada caso, en

general para los estudios parasitológicos se han de recoger tres muestras obtenidas en

días diferentes.

PRECAUCIONES RIESGOS Y CONTRAINDICACIONES
La recogida de heces para análisis es una técnica simple y segura que no requiere tomar

ninguna precaución; tampoco entraña ningún riesgo ni tiene ninguna contraindicación.

Perfil renal: Nitrógeno de urea, Creatinina, Ácido úrico, Proteína

total, albúmina/globulina calcio, glucosa

El perfil renal es una prueba de diagnóstico que mide los valores de varias sustancias en

sangre que están relacionadas con la función renal. También se conoce como análisis de sangre

renal, aunque este nombre es poco utilizado. Se suele realizar cuándo se sospecha que puede

haber algún problema en el riñón o como parte de un chequeo de salud general ya que la función

renal puede afectar a la salud de todo el organismo.

Las pruebas de evaluación de la función renal incluyen, además del perfil renal, análisis de

orina (principalmente proteinuria y creatinina) y pueden incluir también pruebas adicionales

como la aclaración de creatinina. En personas con enfermedades crónicas, por ejemplo, con gota,

disfunción renal o en casos de trasplante y donación de riñón, estas pruebas se realizan

como monitorización de la evolución del paciente más que con fines diagnósticos.

Es bastante común que se realice un análisis de orina primero y en base a los resultados el

médico decida si necesita o no la realización del perfil renal para obtener información adicional.
Por ejemplo, un paciente acude a la consulta del médico con problemas de micción o

relacionados con la orina; por ejemplo, sed excesiva, dolor al orinar, etc. El médico puede

determinar con un análisis de orina si el problema está en la vejiga o vías urinarias, en cuyo caso

puede que no sea necesario el perfil renal.

¿Cómo se realiza?

El perfil renal es una prueba muy sencilla; tan sólo es necesario tomar una

pequeña muestra de sangre. El médico dará instrucciones sobre si hay que acudir en ayunas o no,

así como otras posibles medidas que el paciente haya de tomar para la realización de la prueba.

La muestra de sangre se envía al laboratorio y en unos días estarán listos los resultados.

El valor obtenido de cada parámetro medido es comparado con los valores medios de

referencia y las desviaciones, tanto por encima como por debajo, darán información importante

para el diagnóstico y la posible realización de pruebas adicionales.

¿Qué valores mide?

El perfil renal mide la concentración en sangre de numerosas sustancias que se pueden

dividir en tres grupos:

1. Creatinina

2. Urea

3. Electrolitos

Creatinina
La creatinina es una sustancia de naturaleza proteica formada por tres aminoácidos. Es

producida en los músculos por degradación de las fibras musculares. La concentración de

creatinina en sangre depende de la masa muscular de la persona y se mantiene constante si la

masa muscular no cambia. El aumento de creatinina en sangre puede ser indicio de un proceso

patológico que provoca ruptura de fibras musculares o de un proceso fisiológico, por ejemplo,

aumento de la masa muscular en deportistas.

Pero el aumento de creatinina en sangre también puede ser indicio de un problema

glomerular en el riñón. Casi toda la filtración renal de creatinina se produce en los glomérulos

siendo la secreción y reabsorción tubular mínima.

Los valores normales de creatinina en sangre se sitúan entre 0,3 y 1,4 mg/dl en mujeres y

0,5 – 1,2 mg/dl en hombres. Cuando se detecta una concentración de creatinina en sangre

superior y se quiere determinar si se debe a un problema renal, se suele recurrir a la medición

del Aclaramiento de Creatinina, una prueba que mide la velocidad de filtración de creatinina en

los riñones. Esta prueba requiere la concentración de creatinina en sangre y el análisis de la orina

recogida durante 24 horas. El valor normal es 100-130 ml/min; un valor inferior indicaría un

problema en la filtración glomerular.

También es frecuente medir la tasa de filtración glomerular estimada (eGFR – Estimated

glomerular filtration rate). Aunque la concentración de creatinina en sangre puede servir de

indicio sobre la función glomerular, el eGFR es un dato mucho más preciso y puede ser obtenido
de forma estimada a partir de la concentración de creatinina en sangre y datos del paciente como

edad y sexo. El rango de referencia es 90 – 120 ml/min. Un valor inferior a 60 es señal de algún

tipo de daño renal.

Urea

La degradación de proteínas produce urea, una molécula pequeña de fórmula (CO(NH2)2.

El rango de referencia de la concentración de urea en sangre es, en ayunas, 15 – 50 mg/dl.

La secreción y reabsorción de urea acompaña en gran medida al agua y es bastante

variable de una persona a otra. Cualquier proceso que afecte al volumen de agua en la orina

afectará a la concentración de urea en sangre. Por ejemplo, si la micción es muy abundante, se

eliminará más urea y su concentración en sangre será menor. Por el contrario, si hay algún

proceso que haga disminuir el volumen de orina (baja diuresis por deshidratación, hemorragia,

insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, etc), la concentración de urea en sangre aumentará.

Se puede decir que la concentración de urea en sangre da una idea general sobre el

funcionamiento del riñón pero no es un dato muy específico. La subida de la concentración de

urea en sangre puede ser indicio de un mal funcionamiento del riñón pero también se puede ver

afectado por el funcionamiento hepático, estados catabólicos (proteinolisis), por un consumo

excesivo de proteínas en la dieta y, como se ha señalado anteriormente, a otras muchas causas.

Una baja concentración de urea en sangre no suele tener mucha importancia clínica y entre

las causas puede estar una dieta pobre en proteínas, período de gestación, exceso de hidratación o

fallo hepático.
Además de la urea en sangre como tal, también es frecuente la determinación de nitrógeno

ureico (conocido como BUN, el inglés Blood Urea Nitrogen), cuyos valores de referencia son 5

– 20 mg/dl.

Electrolitos

Los electrolitos son iones disueltos en el medio acuoso del organismo. Los más destacados

en el perfil renal son el Na+ (sodio), K+ (potasio), Cl– (cloro), Ca2+ (calcio), fosfatos (PO43-,

PO4H2-y PO4H3–) y bicarbonato (HCO3–).

La concentración de electrolitos en el organismo es fundamental, entre otros, para

mantener el pH y la osmoralidad. Su concentración en sangre se mide en mmol/L y se ve

rápidamente afectada ante cualquier alteración de la función renal. Sin embargo, su

interpretación suele ser muy compleja, ya que puede verse afectada también por numerosas

patologías y estados fisiológicos que no afectan al riñón directamente.

Otros

El perfil renal es frecuentemente acompañado de otras pruebas y análisis, especialmente si

ya existen indicios sobre algún problema de salud concreto. Los más habituales son ácido

úrico en sangre y en orina, proteínas en orina (proteinuria), glucosa en sangre y en orina,

hemograma y sedimentos en orina.
Perfil lipídico: Colesterol, LDL; HDL; triglicérido

El perfil lipídico es uno de los exámenes de laboratorio más requeridos. En general, se

solicita para la pesquisa inicial del riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular producto

de una dislipidemia, o sea, un trastorno en el metabolismo de lípidos.

“También es útil para el seguimiento o control del paciente que se encuentra con una dieta o

medicamentos para disminuir el colesterol y, a su vez, el riesgo de enfermedad cardiovascular”,

explica la doctora Alicia Anderson, jefe del Laboratorio Clínico de Clínica Alemana.

Para realizarlo, el paciente debe estar en ayuno de, al menos, 12 horas. Se hace una punción de

vena para obtener una muestra de entre 2 a 5 ml de sangre, la que es enviada al laboratorio

clínico donde es analizada en equipos automatizados de química.
¿Qué parámetros mide?

• Triglicéridos

• Colesterol Total

• HDL Colesterol

• LDL Colesterol

• Índice de Colesterol Total/HDL

• VLDL Colesterol Calculado

“De acuerdo a las guías emitidas por el Programa Americano de Educación en Colesterol ATP III

y de aplicación mundial, con los resultados de todos estos parámetros se establece si el paciente

tiene riesgo bajo, moderado, alto o muy alto de presentar una enfermedad cardiovascular. Por

ejemplo, si la persona tiene un triglicérido de 280 mg/dL, presenta alto riesgo de tener una

enfermedad cardiovascular asociada al ateroesclerosis”, afirma la especialista.

Perfil hepático: Bilirrubina, total y directa, AST, LDH

El perfil hepático o hepatograma es básicamente un análisis de sangre diseñado

específicamente para evaluar si el hígado funciona o no correctamente, para el diagnóstico de
enfermedades hepáticas, para saber si se ha visto afectado por otras patologías originadas en

otras partes del organismo o controlar la función hepática en pacientes que siguen tratamientos

con medicamentos que son hepatológicos.

Hay que tener en cuenta que el hígado es uno de los órganos más importantes por la

función que desarrolla en el metabolismo humano, tales como la síntesis de proteínas

plasmáticas; almacenamiento de hierro, vitaminas y glucógeno; la síntesis de proteínas como la

albúmina; la producción de las lipoproteínas y los triglicéridos; la síntesis del colesterol; la

producción de bilis; función desintoxicante, etc.

Para someterse a un estudio del perfil hepático no hace una preparación especial, aunque

los resultados serán más precisos si se mantiene el ayuno durante las 10-12 horas previas a la

extracción de sangre.

Qué se mide con el perfil hepático

Los marcadores séricos que se buscan con la realización del perfil hepático pueden variar

de un laboratorio a otro, aunque en general contemplan la medición de una serie de enzimas y

proteínas que son clave en el metabolismo hepático:

 Albúmina: el rango normal es de 3,4 a 5,4 g/dl.

 Fosfatasa alcalina: los valores normales se sitúan en el intervalo de 44 a 147 UI/l,

aunque varía en función de la edad y el sexo.

 Transaminasa alcalina (ALT): los valores normales son de 5-60 UI/l.

 Aspartato de amnitransferasa (AST): el rango normal es de 10 a 34 UI/l.
 Transminasa GGT: 5 a 80 UI/l.

 Bilirrubina: los valores normales de los dos tipos son:

- Bilirrubina directa: 0-0,3 mg/dl.

- Bilirrubina indirecta: 0,3-1,9 mg/dl.

 Tiempo de protrombina (TP): el índice internacional normalizado (IIT) establece

los valores normales en el rango de IIN de 0.8 - 1.1 seg.

Los médicos suelen solicitar la realización de un perfil hepático cuando la historia clínica

del paciente ofrece la sospecha de que existe una enfermedad hepática. Por lo general, la

confirmación del diagnóstico procede de los valores de bilirrubina, fosfatasa alcalina, GGT, AST

y ALT, pues, ya sea de forma aislada o en combinación pueden señalar anomalías concretas y

daño celular (colestasis). Si los valores son normales se descarta la existencia de una patología.

Por otra parte, en el caso de que exista una enfermedad hepática el hepatograma también

ofrece información útil para establecer un pronóstico. El tiempo de protombina, la bilirrubina y

la albúmina son los marcadores más significativos.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio

de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un

diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos,

técnicas, productos, etc.… que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los

usuarios.

Perfil tirode: TSH, T3, T4

Las pruebas de laboratorio para evaluar la función de las glándulas tiroides o para

confirmar o excluir el hipertiroidismo son T4 total, T4 libre, T3 y TSH. Para detectar el

hipotiroidismo son el T4 total, T4 libre y TSH.

La TSH, también denominada hormona estimulante de la tiroides, se produce en

la hipófisis o glándula pituitaria. La glándula tiroides —ubicada en la parte inferior del cuello,

frente a la tráquea— es regulada sobre todo por esta hormona.

El análisis de la hormona TSH es el examen de referencia para el diagnóstico de una anomalía en

el funcionamiento de la glándula tiroides. En la mayoría de los casos, los resultados de este

análisis son suficientes. Sin embargo, para detectar el mal funcionamiento de la glándula tiroides

también se pueden efectuar otros exámenes complementarios, por ejemplo, el análisis de las

hormonas T3 y T4 (hormonas tiroideas) o realizar un ultrasonido de la glándula tiroides.
Advertencia: el resultado del análisis de sangre no es suficiente para confirmar el diagnóstico de

una enfermedad. El médico necesita confrontar los resultados con el examen clínico, el

interrogatorio médico del paciente y los resultados de otros análisis para detectar una patología

relacionada con la glándula tiroides.

Cuáles son los valores normales de la hormona estimulante de la tiroides

Los valores normales de la hormona TSH varían según la técnica utilizada en cada

laboratorio, pero en promedio se encuentran entre 0,15 y 5 mUI / l. Por otra parte, el índice de

TSH disminuye durante los 3 primeros meses de embarazo y, en cambio, el índice de TSH en la

sangre es mucho más elevado en los recién nacidos.

Qué significa tener niveles bajos de la hormona TSH

Un índice bajo de TSH indica que la tiroides produce demasiadas hormonas tiroideas.

Qué es el hipertiroidismo

En la mayoría de los casos, una disminución del índice de TSH evidencia un cuadro

de hipertiroidismo. Las personas que padecen hipertiroidismo pierden mucho peso rápidamente,

se muestran excesivamente nerviosas y sufren sofocos (bochornos) y palpitaciones cardíacas.

Qué significa tener niveles altos de la hormona TSH
Un índice alto de TSH indica que la glándula tiroides no está funcionando adecuadamente

y que no produce una cantidad suficiente de hormonas tiroideas.

Qué es el hipotiroidismo

Un índice alto de TSH es el síntoma precoz de un hipotiroidismo. Los síntomas del

hipotiroidismo incluyen: gran sensación de cansancio o astenia, calambres y dolor en los

músculos, estreñimiento, así como palidez e hinchazón del rostro.

Cómo tratar el mal funcionamiento de la glándula tiroides

El análisis de sangre para verificar los niveles de la hormona TSH también se utiliza para

evaluar la eficacia del tratamiento de las enfermedades de la tiroides.

Panel básico metabólico: Electrolitos, glucosa, nitrógeno de urea,

creatinina

Panel básico metabólico: Glucosa, electrolitos (sodio, potasio, cloro y dióxido de

carbono). El nivel de glucosa puede revelar una de las enfermedades más frecuentes en nuestro

país: la diabetes. El tener elevada la “azúcar” en la sangre sin el control adecuado, puede dar
inicio a una cadena de otros trastornos fatales a nuestro cuerpo como lo son las enfermedades del

corazón y riñones. La glicemia es una prueba sencilla, económica, y conocer sus niveles nos

ayuda a mantenernos vigilantes de nuestra salud. El ayuno de 9 a 12 horas es recomendable para

hacer una buena evaluación tanto de la glucosa como de las pruebas para el perfil lipídico. Los

valores normales para glucosa en ayuna son de 70-110mg/dl.

Los valores de referencia de cada análisis son incluidos en los informes. Estos rangos son

estudios poblacionales en condiciones controladas de pacientes normales analizados en equipos

confiables. Los rangos normales son diferentes tanto para mujeres, hombres, niños y neonatales.

Diferentes equipos de análisis sugieren rangos normales diferentes. Por ejemplo en un analizador

de química el valor normal de una glucosa es de 60-110 mg/dl, en otro modelo puede ser de 80-

120mg/dl.

CRONOGRAMA

ACTIVIDAD/ FEBRERO MARZO ABRIL MAYO RESPONSA
MES BLE
Semanas 1 2 3 4 1 2 3 4 1 2 3 4 1 2 3 4
Elección del x Ramón Lara
tema
Planteamien x Alexis
to del Ramos
problema
Definición x Alexis
de objetivos Ramos
Ramón Lara
Búsqueda x x x Todos los
de fuentes e integrantes
información del equipo.
para la
investigació
n
Recolección x x x Todos los
de integrantes.
información
x Ramón Lara
Planteamien
to de
objetivos
Asistir a un x x Alexis
laboratorio Ramos.
a pedir Ramón Lara.
muestras. Hevey
Melendez.
Michel lopez
Cesar
Americano
Darlen

Recolección x x Michel
de los Darlen
materiales Cesar
para el Americano
montaje de
laboratorio
de análisis
clínicos.
Recolección x x x Hervey
de Ramon Lara
diferentes Alexis
muestras(sa Ramos
ngre, orina,
etc.)
Montar el x x Todos los
laboratorio integrantes
de análisis del equipo
clínicos.
HIPOTESIS

HIPOTESIS: SERVICIO DE ANALISIS CLINICO (Hi)

Las personas de mayor edad son las que más acuden a la clínica toda la semana o

mayormente ya que tienden a enfermarse o lastimarse con mayor facilidad.

Los adultos de la tercera edad delos pueblos indígenas son los que menos pueden acudir a

la clínica debido al lugar donde se encuentran o su economía.

Los adolescentes y adultos van casi regularmente a la clínica porque saben de su

mantenimiento y tienen una mente más abierta de lo que pasa y está bien en su cuerpo

Los niños y las niñas son quienes más le temen ir a las clínicas porque no difieren en

cuanto padecen una patología necesaria que fueran para determinarla por profesionales.

Los adolescentes y adultos son los que más difieren de la patología y acuden de inmediato

a la clínica explicando en claro su problema.

Los adultos mayores son los que difieren su enfermedad y en si acuden más algunos

menos por su condición dada de su enfermedad o nosología a las clínicas de su beneficio o a

domicilio.

Dados los casos entonces lo que se tiene por comprendido que el servicio es de todos pero

algunos diferencian conforme su diagnóstico de salud o el alcance de la clínica en su lugar natal
ALCANCE DE LA INVESTIGACION

ESTUDIOS EXPLORATIVOS. Se basa en explorar sobre nuestro tema en el cual

estamos trabajando de cómo estamos manejando el laboratorio de análisis clínicos y

exploraciones o nuevas ideas hemos identificado

ESTUDIOS DESCRIPTIVOS. Como estamos describiendo nuestro trabajo como

se va relacionando y como estamos identificando las reacciones del trabajo de laboratorio de

análisis clínicos

ESTUDIOS CORRELACIONALES. Esto se trata de la relación que hay entre el

trabajo que estamos elaborando de los estudios y análisis clínicos de que observaciones hemos

tomamos de las reacciones recabadas de los estudios
ESTUDIOS EXPLICATIVOS. Lo que hemos observado de nuestro trabajo en el

cual estamos explicando y observando cómo realizar mejor el trabajo y con nuestras

observaciones tratar de hacerlo mejor

DISEÑO DE LA INVESTIGACION

Existen dos tipos de diseños de investigación

Experimental: se puede establecer las condiciones necesarias para el montaje de un

laboratorio clínico o preventivo de enfermedades degenerativas de alta prevalencia.

No experimental: que no se puede decidir en este momento si se justifica o no

experimental es posible que existan propiedades de la conducta humana

Los diseños experimentales se dividen en dos

1.- es como se distribuye los sujetos en los diferentes tipos de análisis que forman parte de

un diseño experimental
2.- estos diseños de antemano no asignados los sujetos a los que por lo general cuando el

tratamiento es efectivo para poder aplicar dicho tratamiento al resto de los que lleva acabo el

diseño experimental de análisis clínicos

Los diseños no experimentales se refieren a una

Porque hay ocasiones que surge la idea de que un fármaco pueda ser clínicamente útil para

comprender su íntimo mecanismo de acción, así como la potencia a nivel celular y molecular ya

que se determina por varios síntomas una determinada enfermedad de hecho en ocasiones resulta

muy tentador intentar predecir el efecto de un cierto medicamento con base únicamente en la

información generada en el laboratorio tanto como en modelos moleculares de experimentación.
RELACION DE LAS VARIABLES Y SUS INDICADORES

INTRUMENTO: DIARIO DE CAMPO

Variable Indicador

(unidad de medida )

edad 5 a 60 años

Tiempo 1 a 2 horas

Contenido Servicio de Examen clínico

uso Realizar análisis clínicos y determinar su patología

Punción capilar para los niveles de glucosa en la sangre

Preparatoria estatal por coop.” Maestros mexicanos “No.8418
Metodología de la investigación
Investigación “montaje de laboratorio de análisis clínico”
ENCUESTA

Nombre del encuestado sexo fem. Masc.
¡Hola estamos realizando una investigación sobre la influencia de hacerse un

examen clínico en la población de todas las edades! Lee la pregunta y tacha la

respuesta que más se acerque a tu realidad; en la pregunta 5 te pedimos que

escribas con tus propias palabras tu respuesta

1 ¿Qué edad tienes

a) 8 años b) 14 años c) 30 años d) 50 años

2 ¿cuándo tienes tiempo realizas una actividad física en beneficio de tu salud.

a) Si b) no c) siempre d) regular

3 ¿cada cuando vas a realizarte un examen clínico

a) Cada mes b) cada año c) cada 3 años d) nunca

4 ¿a qué tipos de clínicas asistes mas

a) Privada b) publica c) gratuita d) general

5 ¿Cuál examen te realizas más

6 ¿crees que un examen clínico influye en tu salud

a) No b) si c) casi siempre d) siempre

7 ¿de qué forma

a) Salud b) enfermedad c) vanidad d) importante

8 ¿tu familia dedica tiempo para realizar actividades físicas

a) no b) casi nunca c) casi siempre d) siempre
9 ¿tu familia se preocupa por la salud en todos

a) no b) casi nunca b) casi siempre c) siempre

10 ¿Qué influye más en tu salud

a) mi familia b) mi amistad c) mi relación d) en mi salud

¿Gracias por su tiempo para responder!

A llenar por el encuestado

Fecha de aplicación de la encuesta lugar de aplicación

DIARIO DE CAMPO

Escuela preparatoria estatal por cooperación “maestros mexicanos “No. 8418
Metodología de la investigación
INVESTIGACION: los servicios de los exámenes clínicos junto al montaje de
laboratorio y análisis clínico.

No. 34
Día hora lugar
Nombre del Firma del
observador observador

Observaciones reflexiones