1

Santiago, veintiuno de diciembre de dos mil dieciséis.

Vistos:

De la sentencia en alzada se suprimen los

considerandos cuarto y quinto, y se reemplaza el vocablo

“tildan” en el considerando segundo, por el de

“consideran”.

Y teniendo en su lugar y además presente:

Primero: Que los recurrentes Mariela Alejandra Chávez

Quintana y David Alejandro Alberto Chávez Quintana, han

interpuesto la presente acción con el objeto de que se les

restituya las cenizas de su padre fallecido Leopoldo

Alejandro Chávez Pérez, el 03 de enero de 2016, habiendo

autorizado ellos con fecha 04 de enero de 2016 ante Notario

Público, al Servicio de Salud de Concepción la incineración

de los restos del difunto, además de su sepultación y

traslado, permitiendo –además- que tales restos fueran

retirados por Rosa Dina Chávez Pérez y/o Marcela Claudia

Chávez Pérez, quienes permitieron, por mera tolerancia, que

los mismos permanecieran por un tiempo prudente en manos de

la recurrida Paola Rina Avilés Roa, a quien posibilitaron

que tuviera un momento de paz con su padre al haber sido

una persona querida por él y para que ésta pudiera

despedirse, ya que mantuvo una relación de pareja con el

fallecido una vez acaecido el divorcio de aquél con la

madre de los accionantes, Rita Marcela Quintana Messer. Han

fundado su acción en el derecho que les asiste a despedirse

0170072175693

Tercero: Que. la controversia que se plantea surge en casos en que los diferentes seres queridos disputan el derecho en comento. la misma idea en torno a mantener la cercanía del ser querido mediante el valor simbólico de sus cenizas en una urna. indicándoles –en cambio. por lo que tienen el legítimo derecho a su sepultura. prescindiéndose de tal informe. 2 de su padre. sino de la extensión de la memoria del difunto. pues son herederos no sólo de su patrimonio. pero que al concurrir el 03 de febrero del presente año.que las lanzaría al mar el día que ella determinara libremente. la práctica de dar sepultura a los ancestros es tan antigua como transversal a todas las culturas. la recurrida Paola Avilés Roa se negó a entregar las cenizas que mantenía en un ánfora de cobre sobre un mueble. Segundo: Que la recurrida no informó dentro del plazo que se le concedió al efecto. 0170072175693 . controversia que se traduce en una pugna por un mejor derecho para decidir tal titularidad. Así. a recuperar y retirar tales restos con esos fines. sobre el punto resulta menester hacer presente que. no obstante carecer de regulación legislativa la determinación del dominio de los restos de una persona fallecida e incinerada. subyaciendo a la práctica de sepultación o inhumación más comúnmente utilizada.

fueron los propios recurrentes quienes dieron la 0170072175693 . por lo que no puede hablarse de algún derecho a disponer de ellos como si se tratara de tales. y proscribiendo -en la violación de sepulturas. el Código Sanitario en su artículo 140 prescribe que la “obligación de dar sepultura a un cadáver recaerá sobre el cónyuge sobreviviente o sobre el pariente más próximo que estuviere en condición de sufragar los gastos”. es que los restos de una persona se encuentran fuera del comercio humano acorde a los artículos 1. así como de otorgar las autorizaciones competentes a la autoridad sanitaria.461 y 1. toda práctica que tienda directamente a faltar al respeto debido a la memoria de los muertos. según el artículo 7 del mismo cuerpo legal. entregando la supervisión de dicha obligación. según el derecho civil. actualmente el Servicio de Salud. lo primero a establecer. tal como consta de la documental allegada. el derecho penal castiga como delito en los artículos 320 a 322 del Código Penal. Quinto: Que.464 N° 1 del Código Civil atendida su especial naturaleza. tanto la inhumación como la exhumación ilegales. por su parte. así como la violación de sepulcros. Por su parte. 3 Cuarto: Que. y en materia de cremación. que va más allá de la mera consideración de cosa. poniendo especial hincapié –en los dos primeros casos. cuando éstas se han hecho transgrediendo las leyes o reglamentos. acorde a lo establecido en los artículos 136 y 137 del mismo Código. Y.

como aquéllos que únicamente pueden solicitar las autorizaciones de sepultación y asignándoles incluso la obligación de hacerlo. facultando a personas diversas de la recurrida a retirarlos. por el hecho de no encontrarse regulado en el orden civil el derecho que permita reivindicar los restos de un ser humano bajo tenencia de una persona. en atención a la relación de afecto que mantuvo su padre con ella. 0170072175693 . concediendo las autorizaciones que a ellos la ley asigna. se negó a entregarlos aduciendo que ella los lanzaría al mar. las determinaciones de la ley en materia penal y sanitaria han procurado regular lo anterior señalando a los herederos. Sexto: Que. tanto para sepultar. e incluso permitiendo potestativamente que una persona querida por su padre mientras estuvo vivo. pese a lo cual igualmente tuvo acceso a ellos la recurrida. cónyuge sobreviviente e hijos. previo al cumplimiento de su obligación y derecho legales de proceder a su sepultura. trasladar y cremar a su padre fallecido. permitiéndolo los recurrentes por un tiempo prudente. por un tiempo prudente. Todo lo contrario. pudiera acceder temporalmente a sus restos. esta circunstancia no deja abierta la posibilidad del abuso. 4 autorización ante Notario Público. a fin de que también pudiera despedirse. pero que una vez que fueron a retirarlos desde el hogar de esta última. constando en autos que se abocaron al cumplimiento de tal deber.

derecho que les asiste de manera preferente. pues se ha atentado de tal manera en contra de la integridad psíquica de los hijos. resulta que frente al ejercicio de un derecho que asiste en primer lugar a los herederos. teniendo en cuenta que la ley debe interpretarse de modo armónico y conforme al espíritu general de la legislación y a la equidad natural. Y en conformidad además con lo dispuesto en el artículo 20 de la Constitución Política de la República y en el Auto Acordado dictado por esta Corte sobre la materia. rendir culto y sepultar a su padre fallecido. en este orden de ideas. quienes han tolerado que se ejerza en la medida correspondiente. razón suficiente para otorgar la protección por esta vía a su derecho consagrado en el artículo 19 Nº 1 de la Constitución Política de la República. se revoca la sentencia apelada de diecinueve de mayo de dos mil dieciséis. por quien fuera la pareja de su padre en vida. menor a la de ellos. se ha producido un abuso de parte de esta última. 5 Séptimo: Que. la recurrida Paola Rina Avilés Roa deberá 0170072175693 . a quienes se ha negado el derecho a despedirse. se acoge la acción constitucional de protección y. en consecuencia. al impedir de manera arbitraria que se restituyera a sus hijos las cenizas de su padre para proceder a sus exequias. incurriendo en una situación no amparada por la legalidad y que el ordenamiento jurídico no acepta. en este caso los hijos del fallecido. escrita a fojas 22 y siguientes.

y el Abogado Integrante Sr. No firman. los restos de su padre contenidos en un ánfora actualmente en poder de aquella. en un plazo de diez (10) días contados desde la fecha de la notificación de esta sentencia. Rol Nº 34. Sergio Muñoz G. 21 de diciembre de 2016. Redacción a cargo del Abogado Integrante señor Quintanilla.. Pronunciado por la Tercera Sala de esta Corte Suprema integrada por los Ministros Sr. Sra.. Rosa Egnem S. 0170072175693 . Álvaro Quintanilla P. ambos Chávez Quintana. no obstante haber concurrido al acuerdo de la causa.465-2016. la Ministra señora Egnem por estar con feriado legal y el Ministro señor Valderrama por estar con permiso.. y Sr. Santiago.. María Eugenia Sandoval G. Manuel Valderrama R. 6 restituir a los recurrentes Mariela Alejandra y David Alejandro Alberto. Regístrese y devuélvase con su agregado. Sra.

a veintiuno de diciembre de dos mil dieciséis. 0170072175693 . Corte Suprema En Santiago. notifiqué en Secretaría por el Estado Diario la resolución precedente.Autoriza el Ministro de Fe de la Excma.