You are on page 1of 2

DISCRIMINACIÓN RACIAL

La discriminación racial y étnica ocurre a diario a la vez que impide el progreso
de millones de personas en todo el mundo. El racismo y la intolerancia
destruyen vidas y comunidades por medio de sus diversas manifestaciones,
desde privar a las personas de los principios fundamentales de igualdad y no
discriminación, hasta propiciar el odio étnico que puede conducir al genocidio.
La lucha contra el racismo es una prioridad para la comunidad internacional y
es parte esencial de la labor de la Oficina del Alto Comisionado para los
Derechos Humanos.
Las Naciones Unidas se ha ocupado de este problema desde su fundación y la
prohibición de la discriminación racial está consagrada en todos los
instrumentos principales de derechos humanos. La prohibición de la
discriminación racial establece obligaciones para los Estados y les encomienda
la tarea de erradicar la discriminación del ámbito público y privado. Asimismo,
el principio de la igualdad también exige a los Estados adoptar medidas
especiales para eliminar las condiciones que causan la discriminación racial o
que contribuyen a perpetuarla.
En 2001, La Conferencia Mundial contra el Racismo elaboró el programa más
integral y con más autoridad para combatir el racismo, la discriminación racial,
la xenofobia y las formas conexas de intolerancia. Se trata de la Declaración y
Programa de Acción de Durban. En abril de 2009, la Conferencia de Examen de
Durban examinó el progreso mundial alcanzado para superar el racismo y llegó
a la conclusión de que aún queda mucho por hacer. No cabe duda de que el
logro más importante de la conferencia fue la renovación del compromiso
internacional con el programa de trabajo contra el racismo.
La discriminación racial ocurre cuando un miembro de un grupo racial es objeto
de trato distinto o desigual ("discriminación") en diferentes situaciones, en
función de su raza.
¿Dónde y cuándo puede ocurrir la discriminación racial?
La discriminación racial puede ocurrir en muchos contextos diferentes, pero,
por lo general, ocurre con más frecuencia en las siguientes situaciones:
Empleo. Acusaciones de que un posible empleador no contrató, no ascendió o
despidió ilegalmente a un empleado en función de su raza; y acusaciones de
acoso de un empleado por su raza.
Educación. Acusaciones de que se excluyó a una persona de un programa u
oportunidad educativa en función de su raza; y acusaciones de acoso de
estudiantes por su raza.
Vivienda. Acusaciones de no negociación con una persona que buscaba una
vivienda; acusaciones de imposición de diferentes términos de
arrendamiento/contrato (o "redlining" [discriminación]); y acusaciones de que
no se otorgó un préstamo en función del sexo del
solicitante/arrendatario/comprador.
Acceso a edificios y empresas. Acusaciones de que una empresa no
permitió el ingreso de un cliente o no le brindó servicios en función de su raza.

y acusaciones de consultas inadecuadas durante el proceso de aprobación del crédito/préstamo en función de la raza del demandante. Acusaciones de negación de crédito. .Préstamos/Crédito. acusaciones de imposición de términos inequitativos de préstamos.