You are on page 1of 2

La Nutricion Celular

¿Qué es la nutrición celular?
¿Qué es la nutrición celular? ¿en qué consiste? Se basa en suministrar al
organismo las vitaminas, minerales y oligoelementos que no obtiene de los
alimentos. Descubre por qué.
La denominada como la nutrición celular es un tipo de nutrición que se basa
principalmente en suministrar al organismo los nutrientes esenciales que
necesitamos cada día (vitaminas, minerales y aminoácidos), que no obtenemos
de los alimentos y de la alimentación que sigamos diariamente.
Básicamente consiste en añadir estos nutrientes esenciales en la proporción y
cantidad adecuados, de forma que no se conviertan en nutrientes perjudiciales
para el cuerpo humano por un consumo excesivo.
No en vano, la propia nutrición celular comprende el conjunto de procesos
mediante los que las células intercambian tanto materia como energía con su
medio.
En este sentido, instituciones como el Instituto de Nutrición Celular Activa
(I.N.C.A.), sostiene que investigaciones médicas llevadas a cabo en todo el
mundo demuestran que tanto el aporte de cantidades óptimas de nutrientes
como la corrección nutricional y alimentaria puede ser más que suficiente para
mejorar determinados trastornos de la salud.

¿En qué consiste la nutrición celular?
Teniendo en cuenta que la nutrición celular se basa en el suministro de
vitaminas, minerales y oligoelementos en proporción y cantidad adecuados,
que nuestro organismo no obtiene de forma natural a partir de los alimentos,
no hay duda que uno de sus principales objetivos es suministrar nutrientes
naturales a cada persona según sus necesidades personales, consiguiendo el
equilibrio orgánico que garantiza un estado de salud óptimo.
Dado que se puede correr el riesgo de excedernos en el consumo de estos
nutrientes esenciales, es fundamental que el tratamiento indicado por la
nutrición celular sea supervisada y controlada por un médico.
La nutrición celular sostiene que con los métodos de cultivo existentes
actualmente, y con el periodo que transcurre entre su transporte y
almacenamiento, finalmente se deterioran los nutrientes de los alimentos
naturales, con lo que llegan a nuestras casas pero en cantidad de nutrientes
inferiores.