You are on page 1of 41

Análisis de las dinámicas
de violencia de género y su relación
con las condiciones de la vivienda
en el poniente de Ciudad Juárez

Universidad Autónoma de Ciudad Juárez

Javier Sánchez Carlos
Rector

David Ramírez Perea
Secretario General

René Soto Cavazos
Director del Instituto de Ciencias Sociales y Administración

Martha Patricia Barraza de Anda
Coordinadora General de Investigación y Posgrado

Servando Pineda Jaimes
Director General de Difusión Cultural
y Divulgación Científica

Universidad Autónoma de Ciudad Juárez

Análisis de las dinámicas
de violencia de género y su relación
con las condiciones de la vivienda
en el poniente de Ciudad Juárez

Sonia Bass Zavala

Martha Estela Pérez García

Jaime Ramírez Muñoz

Ciencias Sociales y Administración

Coordinación General de Investigación y Posgrado

Lisbeily Domínguez Ruvalcaba
Coordinadora de la colección

(Colección Textos Universitarios. Ciudad Juárez. Martha Estela Pérez García y Jaime Ramírez Muñoz. Mujeres – Violencia contra las mujeres – Ciudad Juárez. Incluye bibliografía Colección Reportes Técnicos de Investigación ISBN: 978-607-7953-80-7 Serie ICSA. Sonia. Chihuahua – Análisis HV6626.R. — La mujer en el marco de la violencia integral. Vivienda – Aspectos sociales – Ciudad Juárez. Bass Zavala. diseño y producción editorial de este documento estuvo a cargo de la Dirección General de Difusión Cultural y Divulgación Científica.mx/publicaciones . © 2011 Sonia Bass Zavala. a través de la Subdirección de Publicaciones   Corrección: Jorge Hernández Martínez Diagramación: Diana Prado González Diseño de cubierta: Diana Prado González Primera edición.. : Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. —Relación de pareja y violencia. 1 ISBN: 978-607-7953-87-6 Contenido: El desarrollo urbano en Ciudad Juárez. 2010. Chihuahua. 2011 © 2011 Universidad Autónoma de Ciudad Juárez Av. Jaime. serie Investigación) 40 p. Plutarco Elías Calles 1210 Fovissste Chamizal.uacj. Ramírez Muñoz. Jaime Ramírez Muñoz La edición. Martha Estela Pérez García. C. Chihuahua – Análisis 3. +52 (656) 688 2260 RTI-FX-01 http://www2. México Tel. — Percepciones femeninas de la violencia en el poniente de Ciudad Juárez. Chihuahua – Análisis 2.54M4 B37 2010 Investigación Apoyada con recursos Indesol D. Martha Estela. Violencia familiar – Ciudad Juárez. 32310 Ciudad Juárez. Chih.P. Pérez García. Vol. 30 cm. Análisis de las dinámicas de violencia de género y su relación con las condiciones de la vivienda en el poniente de Ciudad Juárez / Sonia Bass Zavala. 1.

El desarrollo urbano en Ciudad Juárez Mapa 1. Índice Resumen 7 Palabras clave 8 Usuarios potenciales 8 Reconocimientos 8 Presentación I. Distribución de la población de Ciudad Juárez (1980-2005) 15 Mapa 2. La mujer en el marco de la violencia integral La violencia contra las mujeres 19 Tipos de violencia familiar 23 . La zona poniente de Ciudad Juárez 16 II. Grado promedio de escolaridad por AGEB. 2005 12 Cuadro 1. Distribución de la población de Ciudad Juárez (1930-1970) 14 Cuadro 2.

III. Tipos de maltrato familiar en el hogar materno 34 V. Relación de pareja y familia 32 Cuadro 5. Percepciones femeninas de la violencia en el poniente de Ciudad Juárez IV. Conclusiones Bibliografía 37 . Relación de pareja y actividades laborales 31 Cuadro 4. Relación de pareja y amigos 32 Cuadro 6. Historia de violencia hacia las mujeres 33 Cuadro 8. Historial de violencia familiar 33 Cuadro 7. Relación de pareja y violencia Cuadro 3.

separada por el Río Bravo. espacios públicos y de bienestar social. fenómenos como la violencia. La problemática se ve reflejada en Ciudad Juárez. para hacer posible la ejecución de programas tendientes a evaluar. disminuir y prevenir la problemática de la violencia en contra de la mujer. además. es un fenómeno complejo profun- damente arraigado en las relaciones basadas en la diferencia de género. hasta 7 . Es la ciudad más poblada del estado de Chihuahua. las drogas y la inseguridad. se han apoderado de los espacios habitables y los han convertido en seres vulnerables. Debido a la importancia que en la actualidad se le da a la defensa de los derechos humanos. 2006). el pandillerismo. que excluyen a una gran mayoría. donde si bien pueden acceder a ciertos satisfactores. atender. al norte de la República Mexicana y frontera con Estados Unidos. lo que ha propiciado que el desarrollo social no corresponda a las demandas de un conglomerado con más de un millón trescientos mil habitantes. es considerada una de las fronteras más importantes del mundo y. en tanto que la ciudad ha te- nido una dinámica de crecimiento demográfico acelerado. Cualquier estrategia para erradicarla. con 1 313 338 habitantes. deberá considerar las creencias culturales que la perpetúan. Hasta hace poco tiempo. que ha llevado a considerarla como un pro- blema social y de salud pública. La frontera juarense es uno de los 67 municipios del estado de Chihuahua. No obstante. sufren de una baja calidad de vida en materia de infraestructura y equi- pamiento urbano. la sexualidad y las estructuras sociales. junto con organismos de la sociedad civil (OSC). se observa con interés y necesidad la inter- vención de organismos públicos y privados. Resumen L a violencia contra la mujer y la familia. Además. En ésta se manifiestan situaciones de pobreza urbana. además de apo- yarse en la aplicación de conocimientos y recursos combinados de todos los niveles de gobierno y la sociedad civil. El 41% de la población del estado. la violencia hacia el sexo femenino se consideraba un asunto privado o cuestión exclusiva de la familia. vive en esta ciudad. siendo así el municipio más poblado al norte de México (INEGI. en los últimos años ha habido un cambio en el pensamiento.

posicio- nando a esta frontera como la mayor en pérdida laboral del estado. Análisis de las dinámicas de violencia de género y su relación con las condiciones de la vivienda en el poniente de Ciudad Juárez . pues la ola de violencia que la azota desde 2008. El objetivo central de este informe. Obteniendo 20 609 empleos perdidos durante 2009. es presentar el uso del espacio en el poniente de Ciudad Juárez. así como una gran cantidad de negocios de diverso giro cerrados. con el propósito de conocer cómo se entrelaza la problemática social. por su valiosa participación. mujeres. Ante esta situación. Nuevo León. y es que depende en demasía de la industria maquiladora y su desarrollo. por debajo del Distrito Fede- ral. atri- buida a la disputa del territorio por parte del narcotráfico y. en lo que se refiere a escolaridad. ante ello. la mejoría económica de la entidad ha experimentado una recu- peración en suma pausada. que se deriva del uso de la vivienda precaria. Reconocimientos: Agradecemos al Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol). Asimismo. violencia. en su caso. el municipio de Juárez tenía. por ser víctimas de extorsión. de un total de 20 842 en el estado de Chihuahua. temor.60 (mapa 1). secuestro. una de las ciudades más prósperas de México.8 antes de la crisis mundial de 2008. Ciudad Juárez no sólo se ha visto afectada en los últimos dos años por la crisis económica mundial. de acuerdo al II Conteo de Población y Vivienda 2005. el combate al crimen organizado por parte del gobierno federal como una ofensiva. la dinámica de la violencia generada por los espacios reducidos. ha dejado más de 2600 muertes tan sólo en 2009. Palabras clave: Ciudad Juárez. de acuerdo al Instituto Mexicano del Seguro Social. Coahuila y Sonora. mismo que tiene gran relación con la economía estadounidense por el capital extranjero predominante en esta industria. la cuarta posición a nivel nacional con un grado promedio de escolaridad de 8. así como por la nula generación de interacción social en el espacio público. Por otro lado. Usuarios potenciales: Académicos y OSC. por el financia- miento otorgado para la realización de este estudio. así como a los alumnos Marisol Valdés Valdés y Raúl Holguín Ávila. daños materiales o.

Hasta hace poco tiempo. se observa con interés y necesidad la inter- vención de organismos públicos y privados. además de apo- yarse en la aplicación de conocimientos y recursos combinados de todos los niveles de gobierno y la sociedad civil. la dinámica de la violencia generada por los espacios reducidos. junto con organismos de la sociedad civil (OSC). deberá considerar las creencias culturales que la perpetúan. Debido a la importancia que en la actualidad se le da a la defensa de los derechos humanos. es presentar el uso del espacio en el poniente de Ciudad Juárez. para hacer posible la ejecución de programas tendientes a evaluar. No obstante. en los últimos años ha habido un cambio en el pensamiento. Presentación L a violencia contra la mujer y la familia. atender. con el propósito de conocer cómo se entrelaza la problemática social. que se deriva del uso de la vivienda precaria. la sexualidad y las estructuras sociales. la violencia hacia el sexo femenino se consideraba un asunto privado o cuestión exclusiva de la familia. 9 Resumen . así como por la nula generación de interacción social en el espacio público. El objetivo central de este informe. Cualquier estrategia para erradicarla. que ha llevado a considerarla como un pro- blema social y de salud pública. es un fenómeno complejo profun- damente arraigado en las relaciones basadas en la diferencia de género. disminuir y prevenir la problemática de la violencia en contra de la mujer.

.

atri- buida a la disputa del territorio por parte del narcotráfico y. separada por el Río Bravo. En ésta se manifiestan situaciones de pobreza urbana. así como una gran cantidad de negocios de diverso giro cerrados. temor. además. las drogas y la inseguridad. El desarrollo urbano en Ciudad Juárez C iudad Juárez presenta una dinámica de crecimiento demográfico acelerado. pues la ola de violencia que la azota desde 2008. se han apoderado de los espacios habitables y los han convertido en seres vulnerables. es considerada una de las fronteras más importantes del mundo y. una de las ciudades más prósperas de México. hasta antes de la crisis mundial de 2008. fenómenos como la violencia. el pandillerismo. Ante esta situación. de un total de 20 842 en 11 . vive en esta ciudad. daños materiales o. ante ello. y es que depende en demasía de la industria maquiladora y su desarrollo. al norte de la República Mexicana y frontera con Estados Unidos. La frontera juarense es uno de los 67 municipios del estado de Chihuahua. mismo que tiene gran relación con la economía estadounidense por el capital extranjero predominante en esta industria. Obteniendo 20 609 empleos perdidos durante 2009. El 41% de la población del estado. Asimismo. 2006). Además. en su caso. sufren de una baja calidad de vida en materia de infraestructura y equipamiento urbano. Es la ciudad más poblada del estado de Chihuahua. siendo así el municipio más poblado al norte de México (INEGI. por ser víctimas de extorsión. I. la mejoría económica de la entidad ha experimentado una recu- peración en suma pausada. Ciudad Juárez no sólo se ha visto afectada en los últimos dos años por la crisis económica mundial. con 1 313 338 habitantes. que excluyen a una gran mayoría. ha dejado más de 2600 muertes tan sólo en 2009. secuestro. el combate al crimen organizado por parte del gobierno federal como una ofensiva. donde si bien pueden acceder a ciertos satisfactores. lo que ha propiciado que el desarrollo social no corresponda a las demandas de un conglomerado con más de un millón trescientos mil habitantes. espacios pú- blicos y de bienestar social.

el municipio de Juárez tenía. la cuarta posición a nivel nacional con un grado promedio de escolaridad de 8. Por otro lado. posicio- nando a esta frontera como la mayor en pérdida laboral del estado. Coahuila y Sonora.01 . por debajo del Distrito Fede- ral. sus proyectos monetarios dependientes del país vecino del norte. de acuerdo al Instituto Mexicano del Seguro Social. Análisis de las dinámicas de violencia de género y su relación con las condiciones de la vivienda en el poniente de Ciudad Juárez .01 .60 (mapa 1).12.00 .9. Grado promedio de escolaridad por AGEB. con fre- cuencia. teniendo fi- nalmente su despunte en los albores del nuevo siglo como una ciudad maquiladora. continuó como proveedor de traba- jadores a la economía norteamericana en la primera mitad del siglo XX. Mapa 1. Los tiempos han llevado a este municipio por un recorrido versátil: de ser un ámbito de atracción turística en las primeras décadas del siglo pasado.01 . como una localidad que crea.00 6. en lo que se refiere a escolaridad. de acuerdo al II Conteo de Población y Vivienda 2005.14. Nuevo León.00 9.6.00 12.75 Ciudad Juárez se ha desarrollado como un espacio caracterizado por la falta de lazos con la vida económica y política del centro. 2005 Limite Internacional Río Bravo Vialidad Grado promedio de escolaridad 3.12 el estado de Chihuahua.

como había sido planeado en su momento. solteras. El PIF otorgó amplias concesiones y principalmente estimuló a inversionistas ex- tranjeros. Las ven- tajas que ofrecía. con alrededor de 27 mil trabajadores. el cual fue enca- minado a estabilizar la vida de los juarenses y de los nuevos habitantes. para que instalaran sus fábricas en las ciudades de la frontera2. El sector industrial. Por cada puesto en El Paso. de los cuales 25 mil fueron deportados por Ciudad Juárez en menos de una semana (García. la Secretaría de Industria y Comercio. al haber con- cluido el Programa Bracero1. que para 1970 había 22 maquiladoras con poco más de 3 mil trabajadores. incluso el turismo. tuvo una baja (Gutiérrez. El plan resultó tan exitoso en generación de empleos. pero el antecedente de deportaciones masivas se tiene desde 1954. se contrató a 37 mil personas. Sin embargo. Texas. se establecieron las dos primeras fábricas extranjeras denominadas AC Nielsen y Acapulco Fashion. se quedaban del lado mexicano. 1 En 1965 concluyó el Programa Bracero. la mayor cantidad de empleos fueron para el sector femenino4. más de la mitad de la población económi- camente activa trabajaba en la maquiladora y la ciudad se convirtió en el principal punto ensamblador de productos exportados a Estados Unidos (González. sino que contribuyó a liberar fenómenos como el aumento de la migración. sur y suroriente de la ciudad. una vez que el PIF se aplicó. desarrollaron un proyecto gubernamental denominado Programa Industrial Fronterizo (PIF). 2 Se pretendía que el programa maquilador de empresas extranjeras. fuera un estímulo para la industria nacional. 2002). A finales de los años cincuenta. 1995). redujo su ocupa- ción al 22%. no así para el masculino. bajos costos de transporte por la cercanía con Estados Unidos. mientras que aquellas en las que se debía instalar maquinaria y no necesitaban muchos operarios. I. el mayor proveedor de empleos. se establecían en el lado norteamericano. agudizaron los problemas ya existentes. en 1977. Como respuesta a esta crisis. Como consecuencia de estos factores negativos. y posibilidades de tener plantas contiguas en los dos países3 (González. En los primeros años de desarrollo de la industria. 3 En 1966. no se tuvieron los resultados esperados. dominio total de las propiedades. 2002). 1993). y para 1980. en Ciudad Juárez se abrían de tres a cuatro vacantes. sobre todo el de la falta de viviendas en condiciones mínimas habitables (Caraveo. El desarrollo urbano en Ciudad Juárez . eran: mano de obra barata. Las empresas que requerían poca inversión y mucho trabajo. se generaron inconformidades y la movilización de sectores de estratos bajos. la industria no sólo aportó efectos positivos. Ciudad Juárez tuvo una crisis económica que pro. Las secuelas del desarrollo de la industria y su atracción de corrientes migratorias. 1993). que constituía otro de los baluartes de la economía. En esa década. cuando la operación Wetback detuvo un millón 75 mil 168 trabajadores ilegales. así como la Dirección General de Aduanas. con 141 empresas. Aunque la maquiladora trajo bienestar a la población fronteriza y constituyó un factor favorecedor para su economía. al cerrar sus operaciones o reducir su producción algunas de las más importantes industrias que hasta entonces habían sostenido la economía local. que llegaban provenientes de otros lugares del país o deportados de Estados Unidos. aumentó a más de 30 mil empleos. 1993). entrada y salida de materias primas libres de impuestos. sin hijos y con la primaria terminada (Almada. que provocaron el crecimiento descontrolado de la mancha urbana. 13 vocó un alto índice de desempleo. hacia 1976 el número de plantas llegó a 89. 4 Se pedía que fueran mujeres jóvenes entre 25 a 30 años. donde la falta de infraestructura y equipamiento urbano es una constante en sectores del poniente. la Secretaría de Hacienda.

mientras que la ciudad crecía a un ritmo del 5%. En 1984. sobre zonas de topografía accidentada. Para 1989. 13 de febrero de 1971. la expansión hacia el poniente se seguía dando en forma irregular. que era superior al promedio mundial. Este fenómeno también se derivaba del alto índice de nacimientos. Bermú- dez. se construyó el primer parque industrial denominado Antonio J. la población se estimó en 880 000 habitantes y la extensión de la mancha urbana en 15 000 ha. Paralelamente. el crecimiento se dio ha- cia el oriente. Según datos gubernamentales. ahora Zona de Integración Ecológica. En 1968. la tendencia de crecimien- to hacia el sur mantenía un porcentaje por arriba del 30%. Entre 1960 y 1980. lo que determinó el crecimiento sobre ese rumbo de la ciudad. es decir.14 Cuadro 1. aumentando por primera vez la densidad a 69 hab/ha. Análisis de las dinámicas de violencia de género y su relación con las condiciones de la vivienda en el poniente de Ciudad Juárez . Los entonces 770 000 habitantes representaron un incremento de aproximadamente 25%. al pasar de casi 2000 ha en 1960 a 9385 a finales de los setenta (IMIP. en tanto que la población sólo aumentó en 50%. Plan Director de Desarrollo Urbano de Ciudad Juárez. modificando la anterior política de regulación por una de impulso. la extensión territorial de Ciudad Juárez casi se duplicó al llegar a 9385 ha. era de 5600 hectáreas. al este de la superficie urbana. Ciudad Juárez se convirtió en la ciudad del estado de Chihuahua con la mayor cantidad de habitantes: tenía un total de 436 054 personas y le seguían Chihuahua con 363 850 y Cuauhtémoc con 65 160. mientras tanto. Para 1970. Distribución de la población de Ciudad Juárez (1930-1970) Año Población 1930 43 138 1940 55 024 1950 131 000 1960 277 000 1970 424 000 Fuente: Plan Regulador de Ciudad Juárez. en un solo mes se tuvi- eron alrededor de 256 nacimientos. siendo de 622 000 habitantes. La extensión de la mancha urbana. 2003). Hacia finales de los ochenta y principios de los noventa. la regulación y el ordenamiento. fue un factor determinante para que el Plan Director de Desarrollo Urbano de entonces fijara como principales políticas urbanas. p. la población de Ciudad Juárez se estimaba en 424 000 habi- tantes y por primera vez superaba a la de El Paso. Para finales de los años setenta. 1A. Estos factores incrementaron la dispersión urbana. A partir de 1979. con rela- ción a la población de 1979. 1979. 2003). la población de todo el estado era entonces de 1 730 012 habitantes. Esta particular condición. Texas. mientras que la superficie urbana aumentó en términos similares. dentro del mismo periodo. y no planificada. hasta sumar 13 170 ha. se realizó la primera actualización del Plan Director de Desarrollo Urba- no. sobre la zona agrícola. por ejemplo. El Mexicano. 5 Para 1971. bajando la densidad a 76 hab/ha. prácticamente la mitad en relación con el principio de los años sesenta5. en tanto que la expansión física se incrementó en más de 400%. y sobre el Partido Doblado. ocasionando la disminución de la densidad a 66 hab/ha (IMIP/Ayuntamiento de Juárez. se duplicó la población. 1962.

reincidiendo en la tendencia a la dispersión. explotación y violencia por I. Es en este sentido. tal como lo es el abandono. De acuerdo al Plan Director de Desarrollo Urbano para la zona poniente de Ciudad Juárez. podemos realizar un enfoque más próximo a lo que es la zona po- niente. El crecimiento se ha dado principalmente en la reserva de la zona sur. 2000: 4). a 18 767 ha. la población ascendió a 1 050 000 habitantes y la superficie urbana. pues los precios del suelo y rentas les eran más accesibles que en el resto de la ciudad (IMIP. Cuadro 2. pues como objetivo elemental para el desarrollo del presente texto. pues los asentamientos se dieron en forma espontánea. Asimismo. se construyen fraccionamientos que cubren la demanda de la población que gana entre tres y cinco salarios mínimos. en donde el proceso de ocupación fue completamente diferente al de la urba- nización tradicional (parcelación-urbanización-edificación). registrando asentamientos desde 1911 y dividiendo la zona en un total de seis subzonas (mapa 2). y dadas las condiciones de la vida. 2000: 27). Plan Director de Desarrollo Urbano de Ciudad Juárez 1989 y 2003. La zona poniente de Ciudad Juárez (mapa 2). la estructura de la zona poniente es consecuencia de una urbanización marginal. El desarrollo urbano en Ciudad Juárez . realizado por el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP). pues ahora es de 58 hab/ha. definida comúnmente a partir de las vías del ferrocarril que la dividen. años la densidad se ha incrementado levemente. siendo el uso del suelo predominantemente habitacional. surgió como una alternativa para los habitantes de escasos recursos. que se da cuenta de una si- tuación crítica en las mujeres. es preciso exponer en el marco contextual sus condiciones predominantes. a partir de la parcelación-edificación. las etapas de mayor poblamiento de la región ocurrieron cuando se ocuparon las faldas de la sierra de Juárez. la cual absorbe 52. Para este año. El nuevo ciclo de la crisis económica del país en 1994. y el repunte de la inversión 15 industrial por nuevas estrategias corporativas. siguiéndole en importancia el Lote Bravo. durante las décadas de 1970 y 1980 (IMIP. con 18%. refuerzan la migración hacia la fron- tera norte. sin previsión de nin- gún servicio (IMIP. pues la densidad era tan sólo de 56 hab/ha. ubicado al suroriente. En los últimos. ubicando a las subzonas 1 y 2 —en cuanto a la calidad de la vivienda y la dotación de servicios de infraestructura— como las que presentan rasgos marginales más altos. Con lo anterior. 2000: 3). y II Conteo 2005. Distribución de la población de Ciudad Juárez (1980-2005) Año Población 1980 590 809 1990 798 499 2000 1 208 498 2005 1 301 452 Fuente: XI y XII Censos Generales de Población y Vivienda 1990 y 2000.39% de esta expansión. En la zona sur.

que. la forma de apropia- ción del territorio y las características de la organización social (IMIP. Respecto a la organización social de la zona poniente. No obstante. pues ocurre tanto en adultos mayores como en jóvenes sin distinción de sexo. han influido en la estructuración y jerarquización de las redes sociales y las trayectorias por las que ha transitado esta parte de la ciu- dad. que hoy en día condicionan sus posibilidades de desarrollo. en comparación con otras zonas. que si bien no es únicamente exclu- siva de la mujer.16 parte del cónyuge o familiares con los que habita. La zona poniente de Ciudad Juárez Fuente: IMIP (2000). de forma simultánea. las particularidades sociales de la región se encuentran determinadas por dos procesos. Análisis de las dinámicas de violencia de género y su relación con las condiciones de la vivienda en el poniente de Ciudad Juárez . es en ésta donde estas prácticas tienen mayor acentuación. Mapa 2. 2000: 100). cabe reiterar que el ambiente de violencia es una condicionante presente en el contexto urbano con un historial considerable.

I. A manera de conclusión de este apartado. las autoridades no lograron consolidar los Planes Direc- tores de Desarrollo Urbano que se diseñaron con este propósito. 1983. 1979. por parte del IMIP. ya que en el papel lo demuestran los que se han generado desde los años 1958. y está aún en espera de ser ofrecida públicamente. 1962. 1995 hasta 2003. 1989. ac- tualización en noviembre de 1984. se ha visto que. El desarrollo urbano en Ciudad Juárez . aunque hubo esfuerzos 17 por estructurar la ciudad para que tuviera un crecimiento ordenado y sin rezagos de infraestructura urbana. una nueva versión que se espera que salga en febrero de 2010.

.

son. tiene el efecto de colocar a las mujeres en un estado per- manente de inseguridad corporal o. La violencia simbólica es el estrato más profundo en el que se sustenta la violencia de género. representan un papel activo en la generación y mantenimiento de este tipo de violencia. los avances tecnológicos. II. que hace de la mujer un objeto simbólico. para ir conformando nuestras identidades. el de mayor calado y el que se funde con nuestra psique.. la “justifi- cación” de las agresiones. la cultura. que afecta a todas las perso- nas y a las mujeres nos sitúa en un plano de vulnerabilidad. cuerpo. la educación y las relaciones humanas (Gómez Terrón et al. 2000). La violencia cultural. mediante la cosificación de las mujeres. 2006). Explicar la violencia simbólica (Bourdieu. es imprescindible para la com- prensión de la violencia contra las mujeres. en las aportaciones al desarrollo económico y político. por ser menos visible. etcétera (Gómez Terrón et al. la comunidad científica. 2006). el sometimiento a cánones de belleza dañinos para la salud. mejor dicho. relacionándolas con la pasión o los celos. la fragmentación de los cuerpos. 2006). hay que entenderla y combatirla como violencia estructural. Definida por el sociólogo francés Pierre Bourdieu como la dominación masculina.. Dotadas de 19 .. invisibili- za a las mujeres en la historia de la humanidad. Los medios de comunicación y la publicidad. es en- tenderlo como un problema social y de salud. que se materializa en cualquier aspecto de la vida y se transmite (y transmitimos) mediante los mecanismos de socialización (Gómez Terrón et al. el ocultamiento de la violencia ejercida contra las mujeres. La violencia contra las mujeres. cuyo ser es un ser-percibido. que puede con- vertirnos en víctimas. sobre todo. Las mujeres. soporte físico de agresiones. de alineación simbólica. alienadas de sí mismas. La mujer en el marco de la violencia integral La violencia contra las mujeres E l primer interés en la comprensión de la violencia contra las mujeres.

ha ido avanzando gra- dualmente. 2005). se postula que la violencia de género es constitutiva del orden social (Castro. que tiene su origen en su estructura social de naturaleza patriarcal. Algunas autoras han propuesto que la violencia contra las mujeres. la dependencia. que estructura el orden social y el mundo relacional con base en identidades femeninas y masculinas. tienen diferentes cualidades y han de ejercer distintos roles. No nos ha- llamos ante una forma de violencia causal o individual ejercida en el ámbito privado. Desde esta perspectiva. es una de las estructuras básicas que componen al patriarcado. Sabemos que la categoría hace referencia a un sistema social de dominación de los hombres sobre las mujeres. La formulación de teorías en torno a la violencia de género. no es la razón de la opresión. a las mujeres (Ruiz-Jarabo y Blanco. el olvido de nosotras mismas (Ruiz-Jarabo y Blanco. cui- dar. se basa en las relaciones de desigualdad y el abuso de la construcción simbólica. 2005). Dónde termina la desigualdad de género y donde comienza la violen- cia. el poder y el control a los hombres. sexual) con respecto a los hombres. 2006). las cuales se construyen desde los roles adjudicados a cada sexo. pues en última instancia las diversas formas de discriminación de género. eventualmente. que es necesario recuperar. El género es el resultado de un proceso de construcción social. la aceptación indiscutible de la autoridad masculina y la obediencia. y en los que se establecen normas de dominio para los hombres y de subordinación para las mujeres. para afianzar su autoridad. tenía como objetivo desarrollar las cualidades y potencialida- des necesarias para mantener ese orden establecido. La violen- cia existe porque no sólo existen diferencias. Análisis de las dinámicas de violencia de género y su relación con las condiciones de la vivienda en el poniente de Ciudad Juárez . sino desigualdades. En este contexto. y la sumisión. agradar. sacrificio y abnegación. excluyentes y antagónicos (Gómez Terrón et al..20 un ser que es una apariencia. estar siempre disponible. están tácitamente conminadas a manifestar una espe- cie de disponibilidad (sexuada y. que son prescriptos. sin cortes claros. sino que es consecuencia de una situación de discriminación intemporal. mediante el que se adjudican simbólicamente las expectativas y valores que cada cultura atribuye a sus varones y mujeres. también podrían ser tenidas como formas de violencia contra las mujeres. asignaban la dominación. Cualquier tipo de violencia. La diferencia entre sexos. La violencia contra las mujeres. La educación de las mujeres. se refiere a la noción de que la dominación masculina y la violencia de género forman parte de un continuo. la renuncia personal. se toleraba socialmente que los hombres utilizaran la violencia en el interior de la familia. nace de un sistema de relaciones de género an- clado en la organización social y la cultura. Un primer aporte. es una cuestión siempre difícil de dilucidar. Estos roles estereotipados. La educación y socialización de hombres y mujeres. iba dirigida a estar atenta a las necesidades afectivas de la familia y satisfacerlas. 2004). que a lo largo de la historia ha postulado que los hombres son superiores a las mujeres. que proceden del orden patriarcal. No son diferencias interpersonales que enriquecen el conjunto de la sociedad: son roles asignados cultu- ralmente.

se ha enfatizado el estudio de las relaciones de producción en el interior de la familia. radica en que. el refranero popular. es posible identifi- car un conjunto de dispositivos sociales que operan en sentido contrario a las normas antes mencionadas. La discusión se podría dar. En el caso latinoamericano. valores y lenguaje) de los dominadores (Castro. entendiendo que la reproducción humana es. 2004). en torno a si es la violencia contra las mujeres. Junto a esta hipótesis. Suscribimos. por tanto. sino más bien a los arreglos específicos-materiales e ideológicos. Dentro de las diversas formas de dominación. Para clarificar su significado. por supuesto. se ha sugerido que si bien no todos los hombres agreden violentamente a sus parejas. Así como la esclavitud era constitutiva del orden social típico de la antigüedad. creían que era atribuible a una comunidad de valores internalizados por los individuos. pues supone la plena internalización que los dominados hacen de la visión del mundo (normas. la noción de orden social impulsada por autores como Marx. Desde la perspectiva de los estudios de género. más recientemente. la simbólica es la más acabada y contundente. sin duda. vista así. ciertamente todos sí se benefician de la existencia de este problema. supone la permanente existen- cia de conflicto y de mecanismos de legitimación. Bourdieu. La posición marxista. es uno de los cimientos sobre los que se fundan las sociedades donde se oprime a las mujeres (Castro. y en orientar la conducta de los individuos en que las normas que los llevan a esconderse —y que. o más bien la dominación masculina sobre ellas. y suponen. por su parte. en tanto que dicha violencia es un mecanismo de “restauración” de la dominación masculina. que condenan explícitamente la violencia contra las mujeres. Orden social no se refiere a la cohesión social que Durkheim y. la violencia simbólica. Parsons. a su vez. que permiten que una sociedad exista en un momento determinado (Castro. ha sido una temática muy estudiada en los enfoques sociológicos y económicos sobre la mujer (Castro. La fuerza de esta hipótesis. 2004). La mujer en el marco de la violencia integral . Dicha dominación. y el trabajo asalariado lo es de las sociedades capitalistas. como vere- mos. La reproducción. Por esta razón. la dominación de un grupo sobre otro. una de las con- diciones de su funcionamiento. la violencia contra las mujeres no sería una cuestión disfuncional para la sociedad. Tales arreglos entrañan una desigual distribución del poder y de los bienes ma- teriales. por ende. vistos en conjunto—. lo que es constitutivo del orden social contemporáneo. sobre todo. un proceso productivo. II. Weber y. 2004). 2004). de perpetuación) de la violencia de género (Castro. al contrario. debemos precisar el del concepto orden social como lo 21 estamos usando. explica la subordinación femenina a partir del análisis de los procesos de producción. sugieren la existencia de un patrón de legitimación (y. como un proceso productivo que ocurre en el interior de la unidad doméstica. en última instancia. entonces. la hipótesis aquí es que la violencia contra las mujeres. entendiendo ésta como una unidad productiva. entre los que sobresale. la que más influencia ha tenido en los estudios sobre mujeres en las ciencias sociales. Se trata de dispositivos que existen encapsulados en el sentido común. esta perspectiva ha sido. sino. 2004).

que se da dentro de los miembros del hogar.22 La violencia de género. de todas las etapas. El fenómeno de la violencia doméstica o familiar. siempre que sea experimentada como negativa. a los fetos hembras y a las an- cianas. Análisis de las dinámicas de violencia de género y su relación con las condiciones de la vivienda en el poniente de Ciudad Juárez . es decir. como toda acción u omisión cometida en el seno de la familia por uno o varios de sus miembros. lo que es lo mismo. 2001). psicológica o social de otra persona. se ve principalmente obstaculizado por la gran ocultación social. Si bien esta problemática siempre ha existido. normas y creencias (Whaley. familias e indi- viduos desde el principio de la historia de la humanidad hasta nuestros días. es tan reciente como el propio reconocimiento de la realidad del maltrato a las mujeres. y aún más. y Ruiz-Jarabo y Blanco. Es considerada como el ejercicio de una fuerza indebida de un sujeto sobre otro. 2006. 2005). Se considera la violencia intrafamiliar. la ocasionada por exterminios por diferencias étnico- religiosas. La violencia de género o. la violencia de hombres contra mujeres —que incluye a las niñas. de la comunidad. y la familiar. a todo ser humano de sexo femenino. El uso de la expresión. niveles y concepciones de la violencia. es ejercida en todas las sociedades en el ámbito de la familia. El término violencia. a las no nacidas—. Las agresiones pueden ocurrir en cualquier lugar. no está exenta de la práctica de violencia y la violencia intrafamiliar es considerada como una forma de violencia social. ha sido parte de las diferentes sociedades. proceso o condición por la cual un individuo o grupo social viola la integridad física. vinculada a la desigualdad económica. psicológico o sexual a otro de sus miembros. 2001). Se han reconocido diversas formas de vivir la violencia: la estructural. que menoscabe su integridad y cause un serio daño a su personalidad y/o a la estabilidad familiar. que de forma permanente ocasione daño físico. e incluso pueden estar presentes en el noviazgo o el amasiato. Los diferentes grados. suicidios. la diferencia es que se reconozca como tal. 2003. en tanto es una expresión de las relaciones sociales que acontecen a nivel par- ticular (Torres. se ha convertido en las últimas décadas en un asunto de máximo interés institucional y social. su elevada incidencia y la gravedad de las consecuencias que de él se derivan. es aquella que se ejerce sobre la mujer por el hecho de ser- lo. atendiendo. que tradicionalmente ha ido asociada al sufrimiento de malos tratos por parte de una figura perteneciente al ámbito familiar. la social. principal- mente. están en correspondencia con los valores. y Torres. como la calle. El conocimiento real de la incidencia de este tipo de violencia. como célula fundamental de la sociedad. La violencia ha sido definida como cualquier relación. violaciones y asaltos. caracterizada por homicidios. La familia.. o tolerada y favorecida por los diferentes estados (Gómez Terrón et al.

No se consideran las manifestaciones de violencia intrafamiliar de mujeres hacia hombres. ɶɶ La violencia económica es la que representa la limitación del dinero como me- dida de control. económica. la exposición a una situa- ción altamente traumática y desestabilizadora (Janoff-Bulman y Frieze. En muchos casos. entre otros. vecinos o instituciones. acompañantes en la salida de éstas del hogar. la violencia se manifiesta contra la mujer e hijos como sufrimiento físico. compadres. entre otros. 2002). a la vez. o la privación arbitraria de la libertad. Las investigaciones llevadas a cabo hasta la actualidad sobre los hijos de estos hogares violentos. Tipos de violencia familiar 23 Los diferentes tipos de violencia. La mujer en el marco de la violencia integral . humillaciones. si- lencios. la palabra y el acto. psicológica. críticas permanentes. tan- to en la vida pública como en la privada. sexual y social: ɶɶ La violencia física es considerada como toda lesión física o corporal. la pérdida del sentimiento de invulnerabilidad —bajo el cual funcionan la mayoría de los individuos y que consti- tuye un componente de vital importancia para evitar que las personas se consuman II. se considera como tal cuando existe la imposición de actos de orden sexual por parte de un miembro contra la voluntad de otro. todavía no ha recibido una amplia atención. violación física o criminalidad. a través de insultos. por efectuarse con poca frecuencia y ser producto en muchos casos de la defensa propia. etcétera. éstas se relacionan entre sí. ɶɶ La violencia social es la imposición o prohibición de establecer o continuar las relaciones con las diferentes redes sociales. y forma parte de la psicológica (Ramírez So- lórzano. son representados de manera física. pero sus implicaciones son más trascendentes. es la capacidad de destrucción con el gesto. como las de: parentesco. también en otros casos de violencia. Es víctima también de abuso social en su propio hogar cuando ocurren robos. la situación de los hijos de estas mujeres. a la vez. mutilación genital. que deja huellas o marcas visibles. Sin embargo. descréditos. sino que. empujones. Incluye la violación marital. a menudo. La violencia es un fenómeno complejo que tiene múltiples causas y. 1983). también son víctimas de esa violencia. ɶɶ La violencia psicológica es el hostigamiento verbal entre los miembros de la fa- milia. En el caso de los niños que no sólo son testigos del maltrato hacia sus madres. amigos. Ésta no deja huellas visibles inmediatas. muestran la necesidad de una intervención específica sobre las repercusiones que conlleva para ellos. testigos del maltrato hacia sus madres y. incluyendo amenazas. bofetadas. incluye: golpes. sexual o mental en contra de ellos. hasta llegar a controlar a una persona por medio de objetos con cierto valor emocional. ɶɶ La violencia sexual.

subyace la ideología de que la mujer es propiedad del hombre. el mie- do o la preocupación sobre la posibilidad de que la experiencia traumática se pueda repetir. figura central y de referencia para el niño. de los significados cruciales de la vida de una persona. lo cual se asocia a una ansiedad que puede llegar a ser paralizante. la cual es todavía más fuerte y mucho más desequilibrante—. Los efectos producidos por la experimentación de un acontecimiento traumático de forma crónica. 1983).24 y paralicen con el miedo a su propia vulnerabilidad. la experiencia temida se repite de forma intermitente a lo largo de muchos años. Sin embargo. y la violencia ocurre dentro de su propio hogar. 1983). tanto para la salud de las mujeres como para la salud pública en general (Brasileiro. en mayor o menor medida. afecta a un componente absolutamente necesario para el adecuado desarrollo de la personalidad del menor (Janoff-Bulman y Frieze. algunos de los significados que resultan minados por esta experiencia son sen- timientos tales como los de merecimiento. constituyendo una amenaza continua y muchas veces percibida como incontrolable (Lazarus. frecuentemente produce la destrucción de todas las bases de su seguridad (Janoff-Bulman y Frieze. El menor queda entonces a merced de sentimientos como la indefensión. aún más cuando el agresor es su propio padre. en el caso de la violencia familiar. la cual se manifiesta en diversos mensajes culturales. 1998). violencia de los hombres contra las mujeres. violencia sexista o violencia machista. la creencia de ser querido y atendido o la percepción de control sobre los acontecimientos y la vida en general (Lazarus. se desvanece. lugar de refugio y protección. Análisis de las dinámicas de violencia de género y su relación con las condiciones de la vivienda en el poniente de Ciudad Juárez . Desgra- ciadamente. golpear e intimidar mujeres (niños). El sentimiento de seguridad y de confianza en el mundo y en las personas que lo rodean. puesto que llevan asociados la afecta- ción. pueden ser mucho más profundos. nos situamos necesariamente en una concepción de la violencia como un grave problema social con repercusiones igualmente graves. En el caso de las mujeres y niños que experimentan la violencia dentro de su propia familia. en el fondo de la decisión de violar. 2000). 2000). Al acercarnos al concepto de la violencia contra las mujeres. La toma de conciencia por parte del menor de tales circuns- tancias.

Las colonias más cercanas al centro de la ciudad. se diseña. así como la lejanía de la zona con el resto de la ciu- dad. en cambio. han generado un fenómeno de desarraigo hacia el espacio público por parte de sus habitantes. la pobreza estructural. La situación de inseguridad. se reconstruye y se enfrenta al espacio público desde dimensiones conformadas por las distintas identidades e interrelaciones que confluyen. se experimenta esta situación en el poniente de la ciudad. la violencia y las condiciones precarias de los espacios de interacción social en esta ciudad. las que se ubican en el surponiente. son de autoconstrucción. Se observa que la mayoría de las casas-habitación. la falta de acceso a los servicios básicos o la baja calidad de los mismos. son los principales problemas a los que se enfrentan los habitantes del poniente de Ciudad Juárez. De tal forma que en esta urbe. falta de hospitales. centros comunitarios y el nulo mantenimiento de parques y jardines. centros comerciales. Percepciones femeninas de la violencia en el poniente de Ciudad Juárez C omo se ha visto. Ciudad Juárez ha mantenido un crecimiento constante por ser una ciudad con un alto índice de migración. III. ubicadas al norponiente. El hacinamiento. escuelas. En esta zona. son las que interaccionan directamente con los fenómenos que se derivan del espacio público. Principalmente los cuerpos femeninos mantienen vivencias muy especiales. que implica transporte urbano deficiente. ya que realizan su cotidianidad en una conexión 25 . de manera especial. son las más excluidas del desarrollo de la ciudad. al estar con- trolados por las políticas sociales y los procesos culturales que se construyen en éste. son las más desarrolladas con relación a la introducción de la infraestructura y equipamiento urbano. Como sabemos. Las mujeres de la zona experimentan y sobreviven a estas problemáticas de manera específica. se tiene una problemática diversa por ser una extensión amplia. y.

así como en la política (Lagarde. como son: los símbolos culturales. Por un lado. según su posición en la jerarquía económica. escolar o de trabajo doméstico. están determinadas por la posición social. política y culturalmente los hombres y las mujeres. Pero. Scott. permite conocer la calidad de vida que desarro- llan las mujeres al interior de los hogares. cuyas carencias afectan también a las mujeres. la organización social de las relaciones. ni evitar conocer cómo se construyen las relaciones de las mujeres en el espacio público y privado. La formulación e implementación de las políticas urbanas. el género es un sistema organizado de procesos que diseñan los esquemas. puesto que una gran parte de las prácticas. que están conformadas bajo esque- mas diferenciados de clase y divisiones profundas de espacios y contextos. se debe promover el de- sarrollo de indicadores urbanos de género. 1997). se denomina rol de género. con equidad. La falta de espacios adecuados para el esparcimiento y/o momentos de intimidad. Las carencias que tienen. debe promover el uso so- cialmente justo. tiene un capital social que la distingue y la marca. el sistema de parentesco y la identidad subjetiva. educativas. A este conjunto de comportamientos. al transporte. como par- ques. bajo los cuales nos dirigimos social. a los servicios públicos. Sin embargo. ¿de qué hablamos cuando se refiere sobre el género. y sobre todo las vivencias en sus espacios cotidianos. jardines y/o centros deportivos. Le ofrece o le restringe las posibilidades de generar una concientización sobre su situación para enfrentar al otro. posiciones y formas de vida de los/las sujetos. entre los géneros. se caracterizan por la convivencia en construc- ciones precarias y limitadas en el espacio físico. En las mujeres. de modo que le facilita o le dificulta las formas de superación de este contexto de domi- nación. como es su situación de clase. Los terrenos reducidos provocan hacinamiento y no permiten generar una convi- vencia sana. a la condición femenina se le agregan otras categorías que se entre- cruzan. legales. quienes no encuentran cómo liberar la tensión de la jornada laboral. empleo y calidad ambiental.26 con éste. generan malestar entre los integrantes de las familias. acceso al suelo. la cual hace a las mujeres distintas. Igualmente. las mujeres y sus condi- cionamientos culturales? El sistema sexo-género. 1999. Por lo que no se puede prescindir en el análisis de este tema. aunado a la ausencia de estructuras exteriores en buen estado. que permitan conocer la calidad de vida en la ciudad y sus necesidades: vivienda digna. El análisis de los espacios urbanos. marcan estratégicamente las formas en que deberíamos funcionar ambos. y por otro. espe- cialmente bajo situaciones precarias. científicas. los cuales se ven reflejados en doctrinas religiosas. debido a que cada una. aplican coerciones si se rom- pen las representaciones culturales definidas para las unas y los otros. Dicha perspectiva le brinda o le limita posibilidades de acción y de decisión. que desembocan en una serie de problemáticas urbanas como es la segregación y exclusión social. es una representación corpórea que se integra por diversos elementos. es decir. este condicionamiento es responsable de moldear su nivel de opre- sión social y destinarlas a padecer de distintas formas por transitar socialmente con Análisis de las dinámicas de violencia de género y su relación con las condiciones de la vivienda en el poniente de Ciudad Juárez .

ya que se reduce la participación. lo que produce la ruptura de la unidad urbana. la filosófica señala que el espacio público es un conjunto de nodos. III. Ciertos sectores son afectados por las tendencias que el modo de producción capitalista asume como domi- nantes. 1973). a través del espacio físico. En éste es donde se construyen las expresiones e identificaciones sociales (Carrión. Salcedo (2002) habla de un espacio de resistencia social. Sin embargo. donde se derivan acciones y opiniones. como un tipo de organismo donde lo público define su lógica y razón de ser. ¿Cómo viven las mujeres en situación precaria el espacio público? El espacio público no es más que el ámbito utilizado por los/las sujetos. donde hay espacios de encuentro y de contacto. que significa la segregación. mediante el uso colectivo del espacio. explica Carrión (2004). refleja de manera muy interesante las vivencias femeninas. la estructura de las ciudades. pero no sólo esto. esos segmentos pasan a ocupar el nivel más sometido del orden social (Quijano. se restrin- ge la ciudadanía y se ausenta el estímulo a las prácticas de tolerancia (Carrión.6 27 padecen mayores carencias y sobrellevan situaciones más difíciles en los contextos en que se desarrollan. En esta discusión habría que visualizar al espacio público más como un término de naturaleza social. Segundo. es decir. 2004). La 6 La marginalidad es la manera indirecta. al extremo de que la población lo considera peligroso. logra trascender al tiempo y espacio físico. bajo la concentración de la heterogeneidad social. donde la sociedad se apropia de la ciudad y la vive. así como por los tipos de relaciones sociales que se conjuguen en su contexto. comerciales y de vivienda. se refiere al concepto de propiedad y apropiación del espacio. mientras que Carrión (2004) lo ve como un componente fundamental para la organización de la vida colecti- va y la representación social. también se debe observar como una arena. 2004). y en caso específico el espacio público. es decir. le da sentido y forma a la vida colectiva bajo dos modalidades: primero. y se genera una apropiación simbólica del espacio público. que las mujeres de otros estratos sociales. Se caracteriza por sus condiciones y ubicación física. En este caso. por lo que la ciudad pierde las posi- bilidades de construcción y cohesión social. Esta representación social. en la actualidad hay una especie de rechazo por el espacio público. De manera que las que pertenecen a las clases marginadas. 2004). la existencia de espacios unifuncionales que son utilizados como ámbitos indus- triales. Los espacios públicos en nuestras ciudades. La concepción jurídica. La ciudad se organiza en una múltiple dimensión de uso de los espacios públicos.un cuerpo femenino. Por su parte. donde se desvanece la individualidad y se coarta la libertad (Carrión. Percepciones femeninas de la violencia en el poniente de Ciudad Juárez . que permiten unir la unidad en la diversidad y la definición de la ciudadanía (Carrión. a que segmentos de la población son sometidos. 2004). por consecuencia. están en peligro por diversas razones. Está la fragmentación urbana. expresado en la posibilidad de transformar el orden urbano. es decir. para la circulación e interacción social. la Teoría del urbanismo nos dice que el espacio público tiene la fun- ción de vincular a los otros. fragmentaria e inestable de inserción. El espacio público. De otro modo. es la centralidad urbana desde donde se estructura la ciudad. como un ámbito de interacción donde se construyen rela- ciones sociales.

Si bien el espacio público representa interacciones y relaciones sociales. el aislamiento de la sociedad y el empobrecimiento de los hogares. implica el fenómeno de la violencia. son algunas de las dinámicas que se sobrellevan en el espacio público moderno. es otro de los elementos que marcan las ciudades modernas. también aumenta la inseguridad (Se- govia y Jordán. 2005). por otro lado. que se convierta en un conjunto de puntos de encuentro. Ante esto. Si se pierden los espacios de interacción social —los lugares en donde se construye la identidad colectiva—. habría que agregarle a estos elementos. debate crítico. 2005). que impacta en la reducción de tiempos y espacios de uso. los atribu- tos de estas prácticas sociales están definidos por las características de la vida pública local y dependen de ella. Éste asume una particular importancia en las experiencias y condiciones de vida de quienes participan en él. se abandona el espacio público y se pierde la solidaridad. en el cual subyace. La inseguridad. se diluye. la tensión entre la potencialidad de la construcción y preservación del tejido social en la ciudad. La percep- ción de inseguridad y el abandono de los espacios públicos. Este autor habla también del peligro que representa la difusión de la ciudad. que significa la pérdida del sentido de pertenencia. en cierta forma. Los vecinos se pueden retirar de la esfera pública. es el espacio público. En este contexto de construcción social de la inseguridad. 2004). con lo cual se aíslan más unos de otros y disminuyen las posibilidades de generar acciones colectivas o redes de ayuda mutua (Savarí. En ciertos contextos.28 segmentación social. que impiden el encuentro y donde el sentido de pertenencia. Análisis de las dinámicas de violencia de género y su relación con las condiciones de la vivienda en el poniente de Ciudad Juárez . los altos índices de inseguridad. de y para la sociedad. el interés y el respeto hacia los “otros”. lo que genera un proceso de privatización. En el espacio local Ciudad Juárez. mediante la ampliación de los límites de la esfera privada. Salcedo (2002) expone también que si el espacio público moderno significa exposi- ción. espacio de aislamiento y segrega- ción. lo cual reduce las posibilidades del ejercicio de la ciudadanía con el cierre de los espacios. que desemboca en el desencuentro de los/las distintos(as) sujetos y las clases sociales. En la actualidad. existe preocupación por la segu- ridad de transitar y estar en la calle. Como se puede ver. que están excluyendo a los actores sociales del uso de ciertos espacios. a la que observa como un territorio de espacios discontinuos. y el crecimiento de una tendencia a la privatización de la vida cotidiana y social (Segovia y Jordán. propone rescatar el espacio público como un lugar simbólico. como un sistema de lugares significativos donde la sociedad se visibilice y rompa con estos esquemas diseñados en la actualidad. de perte- nencia y de representación. funciona como un proceso circular y acumulativo. la fragmentación interna. es decir. El territorio donde a menudo la crisis de la vida social urbana se manifiesta con más fuerza. el espacio pú- blico representa el riesgo de ser sujeto de violencia. que han transformado las relacio- nes sociales de manera determinante. interacción entre clases. su existencia ha sido cuestionada por la nueva sociedad informacional y la ideología privatista de los grupos dominantes. el temor urbano es un tema central en el debate.

urbanas. y de qué forma reforzar los usos de los espacios públicos que ahuyenten el miedo. a escala de ba- rrios y a escala de la ciudad. Una activa política de espacios públicos de calidad. el fortalecimiento de la convivencia social en espacios públicos seguros. y que promueva una acción positiva hacia grupos vulnerables y de riesgo. La experiencia en América Latina. que impulse y fortalezca un uso intensivo y diverso. en áreas de alta vulnerabilidad. Si una mayor y mejor convivencia social está vinculada estrechamente a la apropiación del espacio público por parte de la ciu- dadanía. No obstante. Por lo tanto. 2005). muestra que la delincuencia penaliza más a los sectores desfavorecidos. se abandona el espacio público. III. contribuye eficazmente a crear un ambiente de seguridad (Segovia y Jordán. es medular preguntarse cómo resguardar los lugares colectivos de encuentro. es un desafío para las políticas sociales: habitacionales. de acuerdo a estos autores. sociales y culturales. en un ambiente de construcción colectiva de 29 inseguridad. ya segregados. Percepciones femeninas de la violencia en el poniente de Ciudad Juárez . impidiéndoles apropiarse de los espacios públicos o transfor- mando sus barrios.

.

lo que dice que la cifra no es baja. El 81% señaló no tener problemas de salir a trabajar y que su pareja no se molesta. si se molesta porque trabaje. se refleja en la información obtenida con las preguntas relacionadas a la relación de pareja y ciertas actividades al interior de la familia. 31 . sólo el 19% indicó que su esposo o pareja sí se molesta porque trabaje y tenga que desplazarse fuera de su casa. de relacionarse libremente con su entorno. contra un 10% de las mujeres que seña- lan que a sus esposos o parejas no les parece que se relacionen con su familia. el 19% es un quinto del grupo de mujeres entrevistadas. incluso.2% 88. aquí sólo un hombre (1%) señaló —del total de los entrevistados varones— que su pareja se molesta porque se relacione con su familia. En el caso de cómo se ve la mujer. indica que sus parejas no se molestan y que las dejan relacionarse sin ningún problema. lo cual es un indicativo de las limitaciones que viven algunas mujeres. su trabajo y lo que dice el esposo (o pareja). Cuadro 3. Relación de pareja y violencia E l aspecto nodal de la relación vivienda precaria. Relación de pareja y actividades laborales ¿Su pareja se molesta si trabaja fuera de la casa? Sexo Total Sí No Cantidad 0 19 19 Hombres % 0% 100% 100% Cantidad 46 195 241 Mujeres % 19% 81% 100% Cantidad 46 195 260 Total % 11. poder apoyar al ingreso familiar. No obstante. es decir. IV.8% 100% En cuanto a que si la pareja se molesta porque se relaciona con familiares. El 90% de las mujeres entrevistadas. violencia y mujeres.

que no.6% 99.3% de las mujeres indica que a sus parejas les desagrada o se molestan porque establezcan algún tipo de vínculo con sus amistades. A diferencia de cómo ven ellas el historial de violencia en la familia de ellos.7% 100% Cantidad 28 229 257 Total % 4. contra un 74. Análisis de las dinámicas de violencia de género y su relación con las condiciones de la vivienda en el poniente de Ciudad Juárez .4% señala haber visto algún tipo de violencia familiar en la casa de ellos.6% 90.9% 90. Relación de pareja y familia ¿Su pareja se molesta si se relaciona con familiares? Sexo Total Sí No Cantidad 1 17 18 Hombres % . y un 85.4% 100% Cantidad 27 212 239 Mujeres % 11. siendo en el caso de ellas.6% 99.8% 100% En el caso de cómo percibe su pareja el historial de violencia con respecto a su familia (de él o de ella).3% que vieron algún tipo de violencia en la familia de ellas. Cuadro 5. Relación de pareja y amigos ¿Su pareja se molesta si convive con amigos? Sexo Total Sí No Cantidad 1 17 18 Hombres % .4% 100% Con respecto a que si su pareja se molesta porque se relacione con sus amigos. al no permitirles contacto con familiares o amigos.2%.3% 88.32 Cuadro 4.2% 95.4% 100% Cantidad 24 218 242 Mujeres % 9.1% 100% Cantidad 25 235 260 Total % 9. que indica que no. es un patrón similar al cuadro anterior.7%. el 26. los hombres indican con un 14. una cuarta parte de las entrevistadas. Ambas preguntas denotan cierto tipo de agresión por parte de la pareja. donde el 11.

8% 74.4% 73. una tercera parte de las entrevistadas afirma haber visto maltrato hacia las mujeres en la casa de ellos.5%. En cuanto a las mujeres. que sí han visto cierto tipo de maltrato hacia las mujeres en la familia de sus parejas.4%. 45.3% 100% En los tipos de maltrato hacia ellas. lo que denota cierto patrón en las relaciones de pareja y en las familias que provienen. sangrados.6% 100% Cantidad 67 193 260 Total % 25. IV. que no.6%. contra un 66.1%. y 15.7%. 33 Cuadro 6.9% indica que en su hogar materno han padecido de dolores corporales.7% 66. que no. el 30.7% 100% Cantidad 65 181 246 Mujeres % 26. necesidad de ir al médico. el 50% señala que en sus familias han sido dolores corporales y moretones. Relación de pareja y violencia .2% 100% Otro aspecto relacionado es la historia de violencia hacia las mujeres en la familia de sus parejas. Los hombres señalaron con un 40% haber visto algún tipo de maltrato hacia la mujer. pero no indicaron sangrados o la necesidad de ir al médico. respectivamente. 5. y un 60%. no especifica.3% 85. Historial de violencia familiar Violencia familiar en la casa de los padres de él y de ella Sexo Total Sí No Cantidad 2 12 14 Hombres % 14. de acuerdo a los hombres. 1. ellos afirmaron que en sus familias ha habido algún tipo de maltrato familiar. moreto- nes. Historia de violencia hacia las mujeres ¿Violencia familiar hacia las mujeres? Sexo Total Sí No Cantidad 6 9 15 Hombres % 40% 60% 100% Cantidad 84 168 252 Mujeres % 33. Las mujeres entrevistadas indican con un 33.4% 66. Cuadro 7. Si bien las mujeres son más explícitas en el tipo de maltrato que han visto en sus familias.3%.6% 100% Cantidad 90 177 267 Total % 33. No obstante.

Tipos de maltrato familiar en el hogar materno Hay golpes ¿Qué tipo? Necesidad de Sexo Dolores Total Moretones Sangrado consultar un Otro corporales médico Cantidad 2 2 0 0 0 4 Hombre % 50% 50% 0% 0% 0% 100% Cantidad 17 25 3 1 9 55 Mujer % 30.3% 100% Cantidad 19 27 3 1 9 59 Total % 32.8% 5.1% 1.34 Cuadro 8.5% 5.8% 6.5% 1.2% 45.9% 45.7% 15.3% 100% Análisis de las dinámicas de violencia de género y su relación con las condiciones de la vivienda en el poniente de Ciudad Juárez .

Por otro lado. ¿cómo empezar? La implementación de modelos de gestión vecinal. lo cual no sólo se deriva de una sensación de peligro. en cambio. se destruyen y no se construyen nuevos. 35 . Esto provoca un aislamiento social y la desaparición de redes de interacción vecinal. al sentirse vulnerables de sufrir algún tipo de ataque. porque crea alteraciones en la coti- dianidad. V. por otro lado. este mismo trasfondo cultural. sus necesidades en el espacio público. debido a su rol. Para ellas. los varones. tienen percepciones distintas que los hombres sobre el espacio público. sin duda. es im- prescindible para corregir esta situación. Los espacios simbólicos de poder. bajo una visión real. aunque hablaron de la inseguridad como un problema en su contexto. provocando cuadros de estrés y violencia por el aislamiento en espacios tan pequeños. Todo esto bajo un esquema de compromiso- responsabilidad: los gobiernos ante sus obligaciones y la comunidad como responsa- ble de demandar. porque las mujeres acostumbradas a establecer redes en los espacios donde conviven. otorga la dominación plena al mundo masculino del uso de la ciudad. Esta situación destruye las interacciones familiares y comunales. y ahí realizan su vida diaria y parte de lo que debería ser su vida en el espacio público. la comunidad se disipa. ven alteradas sus formas de hacer relaciones y resolver sus problemas en conjunto. para que éste realmente funcione y vuelva a su compromiso original: generar libertades de acción y de decisión. como suelen ser las viviendas en el poniente. por lo que los grupos sociales pierden influencia en las decisiones que les aquejan. las mujeres y sus familias se recluyen en el espacio privado. es importante. es decir. ya que éstos no fueron hechos supuestamen- te para ellas. ¿Qué hacer ante esta situación? El trabajo en conjunto del gobierno-comunidad. haciéndolas sentir incómodas. no habrá una solución viable. Entonces. suelen utilizar con más confianza los espacios. y suele excluirlas de los espacios públicos. son más inseguras las calles. sino que también surge del trasfondo cultural que las destina al espacio privado. Conclusiones L as mujeres de Ciudad Juárez. o del miedo a sufrir alguna agresión. mientras que. pero mientras no se resuelva el problema de la pobreza es- tructural que se refleja en la falta de oportunidades.

de los estratos populares. político. al vivir en fracciona- mientos cerrados: “la ciudad dentro de la ciudad”. la seguridad y la acción social. Han sido las mujeres las que habitualmente han experimentado de cerca esta pro- blemática. cultural y social en el país. excluyéndolos de la oportunidad de compartir como los estratos medios altos y altos. el diseño de estrategias crea- das desde la condición de ser mujer. y las mujeres en particular. viviendo de modo cercano las carencias que se derivan de la base estructural de nuestra socie- dad. Análisis de las dinámicas de violencia de género y su relación con las condiciones de la vivienda en el poniente de Ciudad Juárez . El “mall” desplaza a la plaza pública. que coexisten con el espacio público de ma- nera diferenciada. éstos han resultado insuficientes para alojar a los habitantes locales y a los recién llegados en búsqueda de un área para asentarse. transform ándola en un espacio privado de esparcimiento. de acuerdo al estrato social a que pertenezca. es decir. Además. y de manera especial en la frontera norte. que contempla aspectos como el económico. situación que las priva de una vida digna y se vuelve una constante entre los habitantes en general. bajo el compromiso de mejorar las experiencias femeninas en el espacio público. para que implemente prácticas ciudadanas con pleno derecho a la libertad. al ser ellas las que desarrollan su vida cotidiana en sus hogares.36 Es sustancial privilegiar la visión de género. de espacios ya no públicos sino privados. siendo la seguridad del entorno el eje central de la vida de las mujeres y hombres que pueden pagar por ella. se observó que ante la demanda de espacios para albergar a una pobla- ción en crecimiento. que la reconozcan como una parte importante de su vida. para que ellas vuelvan a la ciudad. educativo. que segrega el uso del espacio público y lo distancia.

Butler. “Introducción”. Lucy. Versión amplia. mujer y hábitat. año IV. Cardona. Ander Egg. Fernando. Nóe- sis. Plan Regulador de Ciudad Juárez. Social Watch. núm. julio- diciembre de 1993. Fabio Velásquez Ca- rrillo/Fundación Foro Nacional por Colombia/FEDEVIVIENDA/Corporación 37 . Hugo.). Plan Director de Desarrollo Urbano de Ciudad Juárez. “La industria maquiladora y su impacto en la migración y el empleo”. México. México. UACJ. Instituto Nacional de Ciencias Penales. año VI. “Vivienda con rostro de mujer. Carrión Mena. Bibliografía Almada. El ateneo. A. Bogotá. Paidós. Ed. México. Ezequiel. vol. Sobre los límites materiales y discursivos del sexo. Ciu- dad e inclusión: por el derecho a la ciudad. Plan Director de Desarrollo Urbano de Ciudad Juárez. Temas de psicología. Antología. -----. julio-diciembre de 1995. Guernika. México. Bue- nos Aires. 11. Nueva visión. Marisol Dalmazzo y Liliana Rainero. Ana María. Paidós. Bleger. UACJ. Cuerpos que importan. Bourdieu. Ciudad Juárez. El género en disputa. Base científica para la prevención. 1980. 15. 2002. 1989. -----. Nóesis. Buenos Aires. Ciudad Juárez. México. Brasileiro. -----. pp. Pierre. 2004.1958. 1. Habitat Inter- national Coalition.. S. Ed. 41-52. México. 2001. José. 2002. Actualizado a no- viembre de 1984. “La víctima y su relación con los tribunales federales”. 1998. 121-154. en: María Sil- via Emanuelli (comp. “Espacio público: punto de partida para la alteridad”. 1962. Caraveo. -----. núm. Bertha. 19-30. Anagrama. México. 2000. Mujeres y derecho a una vivienda adecuada”. La dominación masculina. “Introducción al trabajo social”. 2000. Las mujeres contra la violencia: rompiendo el silencio. Red. pp. Judith. El feminismo y la subversión de la identidad. Ayuntamiento de Ciudad Juárez. pp. “El problema de la vivienda en Ciudad Juárez: los asentamientos humanos irregulares”. Barcelona. Plan Director de Desarrollo Urbano de Ciudad Juárez. 1993.

pp. Gómez Terrón. Violencia masculina en la pareja. Violencia contra mujeres embarazadas: tres estudios sociológicos. Heise. -----. El género en disputa. Disponible en: http://works. Ciudad Juárez. México. México. “Ciudad Juárez en los sesenta: la estructura urbana en transición”. 1992. Nóesis. Jürgen. Mujeres en situación de violencia familiar. Nueva York. Managua. PUEG/UNAM. 55-79. González de la Vara. Editorial Es- pacio. Ayuntamiento de Juárez/IMIP. UACJ. “Mujeres en situación de violencia familiar”. 1997. 11. julio-diciembre de 1993. Nacimiento de la prisión. Piloto. El género: la construcción cultural de la diferencia sexual. “Procesos de asignación de vivienda en Ciudad Juárez. 2004.com/fernan- do_carrion/110 Castro. acoso y salud. 1994. Guía programática para proveedores y encargados de servicios de salud. Mónica Liliana Dohmen et al. OCSDOIT/OPS/AOS. Universidad Autónoma de México. -----. Elena María Rodríguez Santero y Ana Solano Pares. Martha. Rafaela. García. Las ciudades de América Latina.). Roberto. 1994. Lamas. Vigilar y castigar.). 53- 88. pp. Editorial ArCiBel. Buenos Aires. Sevilla. Gutiérrez Casas. Rosa. Pedro. 1995. Habermas. México. Ciudad Juárez. Galeano. “Usos. Sergio. 1995. en: Rosa Entel. México. La carga oculta de la salud. Violencia contra las mujeres. pp. Lagarde. 1999. año IV. Foucault. Entel. Problemas y oportunidades. Violencia contra la mujer. 11. 1950-1993”. Luis Enrique. pp. El feminismo y la subversión de la identidad. Martín. en: Mar- tha Lamas (coord. Taurus. 2006. en: Alonso Puncel (ed. 13-40. Silvia. Pia- dos. Escuela Nacio- nal de Trabajo Social/UNAM/Plaza y Valdez Editores. Jacobi. 1993. Fondo de Población de las Naciones Unidas. México. “Las organizaciones del movimiento de mujeres en la reforma política”. Mónica Guerra Gracia. Corsi. 327-366. núm. Eduardo. México. Ediciones Espacio. El Colef/UACJ. “Causas recientes del crecimiento urbano actual de América Latina y las tendencias a corto plazo”. Breve historia de Ciudad Juárez y su región. Género. Colección Paso del Norte. año IV. 2001. Ciudad Juárez. julio-diciembre de 1993. Plan Director de Desarrollo Urba- no de Ciudad Juárez. Instituto Municipal de Investigación y Planeación. núm. Marcela. Lori. vol. Buenos Aires. 1ª edición. La identidad de género. 2004. Galeana. Mu- jeres en situación de violencia familiar. 71-80. Jorge. pp. 2001.bepress. 2004. 2004. España. dificultades y posibilidades de la categoría género”. Michael. Siglo XXI. Teoría de la acción comunicativa II. 5. Promoción social una opción metodológica. 2002. en: Al- Análisis de las dinámicas de violencia de género y su relación con las condiciones de la vivienda en el poniente de Ciudad Juárez . Pai- dós. Nóesis. UACJ. Universidad de Valencia.38 REGIÓN/ATI. 2001. Una aproximación al diagnóstico y a los modelos de intervención.

Scott. Lerner. Winston and Son. 2006. Violencia. María Elena. México. El 39 Colegio de México. Elósegui. Nóesis. Chantal.). 1999. Gerda. 401-425. pp. El Diario de Ciudad Juárez. “Antecedentes de la industria maquiladora en Ciudad Juárez. De la teoría a la realidad. pp. Mouffe. Violencia en la familia. vol I. México. 1997.gob. Mother-activism. Lima Malvido.cucsh. 3-25. México. “Feminismo.udg. López Sáez. A. Páginas web: www. año VI.. [consulta: 12 de diciembre de 2009]. Ruiz-Jarabo Quemada. Méxi- co. Wright. El periodo 1956-1964”. El género: la construcción cultural de la diferencia sexual. “Día Internacional de la Mujer”. Bibliografía . la violencia y el sistema de derechos humanos”.. La violencia contra las muje- res: prevención y detección. María de la Luz. The Creation of Patriarchy. Icaria Editorial. berto J. Ed. “El género: una categoría útil para el análisis histórico”. 50-68. Pennsylvania. Revista La Ventana.pdf [consul- ta: 12 de diciembre de 2009]. La sociedad civil. Ciudad Juárez.). 28. “Violencia en el ámbito doméstico”. Inc. Colección Universitas.mx Periódicos El Mexicano de Ciudad Juárez. El rostro de la violencia. pp. 265-301. julio-diciembre de 1995. Oxford University Press. año 4. UACJ. ¿de qué genero?”. en: Esther López Zafra y Pilar Martos. PUEG/UNAM. Serrar Moré. 119-129. “Feminicide.mx/pperiod/laventan/ventana%2027/261-264. núm. Olvera (coord. Cortés y Gaudó. pp. Disponible en: http://www. Melissa. 1997. Urban Geography. 2002. Joan W. Dolores. 97-120. Consuelo y Pilar Blanco Prieto. Vargas Olmos. Modelo de atención a victimas en México. -----. México. Mercedes. and the Geography of Protest in Northern Mexico”. Editorial Díaz de Santos. en: Debate feminista.pu- blicaciones. “Las mujeres. New York. S. 1986. “Mujeres maltratadas y asesinadas por sus parejas. 2005. pp. 2007.inegi. en: Martha Lamas (coord. en: González. pp. 15. No. ciudadanía y política democrática radical”. marzo de 1993.