You are on page 1of 5

Los enamorados Pobres

que ahora se besan, los que ya se encontraron,
todavía no saben ahora tendrán
que tendrán que separarse.
que separarse muy pronto. Pobres
Los enamorados los que aún no se han hallado,
que aún no se han encontrado, ahora tendrán
ignoran que continuar esperando.
que pronto creerán Otto René Castillo
haberse hallado "El sabor de la sal"
para todos los tiempos.

UN HOMBRE EN EL ESPEJO perennemente comido por el miedo
Salgo a la calle y me espanto yo mismo / me doy tristeza
y la gente me mira con ojos distraídos de verme reducido a ésta máscara de eterno
como se mira a un perro vagabundo penitente
nadie se da cuenta que me estoy desangrando pobre de Luis
que me arranco por dentro dice mi boca dentro del espejo
no ahuyento ni a los niños que juegan en los pobre de Luis que soñó con transformar el mundo
parques a la medida de sus tribulaciones / que vivió su
ni a los viejos jubilados tragedia
ni siquiera a sus bandadas de pájaros hambrientos anónima y vulgar
no obstante pobre de Luis tan hondamente hastiado
cuando estoy a solas en mi cuarto de ocultar torpemente su torpeza / su papel
y me miro al espejo de contrito
no veo más que este rostro angustiado pobre de Luis
Luis Eduardo Rivera
"Movimientos

la ingenua. cauda de verdes curvas imantando auroras. un leve acento. En mi lóbrega y yerta fantasía Guacamayas que son tu plusvalía brilla tu imagen apacible y pura por el plumaje de oro. que ahora para quién no son atroces! José Batres Montúfar ¡Patria de las perfectas mieles. tienden de volcán a volcán verdes hamacas que escuchan hoy llorar casas y calles! ¡Patria de los perfectos frutos. júbilo del pueblo. como el rayo de luz que el sol envía proclamándote va su gritería. sin tregua. tú vives en mi mente de la protesta de tus animales! aunque tal vez mi rostro indiferente Loros de verde que a tu oído gritan no deje reflejar sobre mi frente no ser del oro verde que ambicionan la llama que en silencio me devora. calzan ¡Patria de las perfectas luces. el pájaro amarillo YO PIENSO EN TI y los cenzontles reales. aroma. son agonías! ¡Patria de los perfectos cielos. de silencio que ahora. con la que ahora en el pesar te creces! sin proferir un solo. ¡Patria de los perfectos goces. juego en voces Yo pienso en ti. Callado.. los tapires. color. no la apartes de mí. . agridulces ahora por tus lutos! ¡Patria del armadillo y la luciérnaga NUESTRA VOZ del pavo azul y el pájaro esmeralda. gente sin agitarme en ciego frenesí. ¡Patria de las perfectas meses. del colibrí ligero. los que huyen hoy. cielo y sangre.. a través de una bóveda sombría ¡Patria de las perfectas aves. tus machos y tus hembras! campos que cubren hoy brazos de cruces! Poemas de Miguel Ángel Asturias ¡Patria de los perfectos lagos. no me consueles! PATRIA ¡Patria de las perfectas siembras. los venados. fija. altos espejos que tu mano acerca al cielo para que vea Dios tantos estragos! ¡Patria de los perfectos montes. Patria. te quitan. llanto salado hoy. que tuyas. llanto en copa de amargura. alba y poniente que hoy visten tus duelos! ¡Patria de los perfectos valles. ¡oh dolor!. libre al roto mármol de una sepultura. cuando entre el vano estrépito del mundo más salóbregos hoy por tus pesares! la melodía de tu nombre suena. a toda hora. lo sabes! mi corazón se embarga y se enajena. los que la libertad. fuego en plumas sola. tuya con hambre de maíz sus pies desnudos. por la que llora sin cesar el grillo! ¡Patria del monaguillo de los monos. hoy por cárcel te dan tus horizontes! ¡Patria de los perfectos días. sabor. sin afán y sin lamento. horas de pájaros. dueña de tardes de oro y noches de luceros. el atel colilargo. antes Sin lucha. inerte. en estupor profundo la vida es libertad. agraria y melodiosa fiesta. de flores. pulpa de paraíso en cáscara de luces. Patria. ¡Patria de los perfectos mares. y pienso en ti. vive el quetzal y encarcelado muere. tuyos y allá en su centro vibra moribundo de tu profundidad y ricas costas. hechos las largas horas de la noche cuento de sonido.

y más triste aún humeando en las raíces. de nubes y interrogación de frutas y mariposas silvestres. Su terror necesito. devorante. Que se aburrió de la vida y se fue corriendo. El aguante se va perdiendo. Te acuerdas de aquel compadre. Tal vez. Para que nadie diga: tierra mía!. Para tu rostro fronterizo del alma lujurioso como un hombre que sólo una idea tiene. Soledad de soledades. tal vez es la nostalgia. oh amor de la canto. para que nunca baje al lugar donde nació la traición del vil que ato su corazón a la tiniebla inegándote! OTTO RENE CASTILLO Nada Especial Ya la edad y las canas. Salto de aquel bus para no volver jamás. que nunca hay vida. canto. porque el dolor me mata. enreda tu nombre en mis palabras.. tu. Me oprimen tus manos absolutas. que me ha nacido entre las manos: angustiadamente carnal con la misma muerte canto. adentro de la estrella más triste es aún todo recuerdo. porque viene al encuentro de mi dolor humano. sino la intensidad. su hueso mondo y su misterio. faltan más escalones por subir. Porque el amor y la muerte son las alas de mi vida. Sólo es un paso. que bajo el mar. sin querer. alegre como un violín de surcos. Lástima que ya no se permite el desdoblamiento. Hay que ver la energía tal cual es en el Universo. tal vez me vuelve a suceder… Yo canto porque no puedo eludir la muerte.. Me lanzo a caminar sobre mi voz para decirte: Me duele el aire. En mis manos de fango gime una paloma Por lo que no debe morir. porque le tengo miedo.Para que los pasos no me lloren. Para decir que me has crecido clara yo me consumo aullando la traición de los dioses. SOLEDAD Tal vez. La quiero ya como se quiere el amor mismo. porque el amor y el sueño son las alas de la vida. ¡nunca! sino sólo con toda la decisión de la nostalgia: agonía. toda esperanza. el maestro. que es como un ángel expulsado perpetuamente. oh muerte del amor. escorpiones. Lleno del fervor de la manzana y su corrosiva canto. Escritor: Luis Cardoza y Aragón Me busca del abrazo del mar hasta el abrazo del viento para ordenarme que no tolere el crepúsculo en mi boca. Canto tu nombre. tu pueblo: resplandeciente canto. fragancia. en los huesos amargos de la voz: Soledad mía. . rojas de besos y relámpagos. Para sacudir todo el lastre que sólo estorba. palpitando mundo. Me acompaña emocionado el sacrificio de ser hombre. nunca. esas libras de más. El tiempo ya no importa. muerte. yo sé que si es triste todo porque hay un maya alfarero en su corazón olvido. no perderás el paso en los andamios de mi grito.

. por libre. No esperes ser herido.. da ventura.porque no sabes cuanto tiempo interior. Yo sé que no tengo nada especial que dar. si no es libre. ¡Oh. a murmurar. para compartir un poco. tal vez me vuelve a suceder… Autor: Rodrigo San Marcos Poema Bosque De Rosas ¡Oh! la sangre del alma. Sé que a veces fallo. oh mi amada. Deja. a callar. Por libre. será cierta. De alguien que quiere hablar…que no soy.. quiero. Eternamente entre las sombras acusa. No esperes el mejor empleo para empezar a trabajar. gentes ruines. ¿tú la has visto? NO ESPERES Tiene manos y voz. y ¡en el pilón Nunca veas a los ojos si todo lo que haces es mentir. Ésa es la lidia humana: ¡la tremenda Nunca digas por siempre por que por siempre harás Batalla de los cascos y los lirios! llorar. quizás son reminiscencias de una vida anterior. Tal vez. pero es sin querer. aquí te traigo No esperes ser amado para amar. No esperes estar solo para reconocer el valor de un Ven. Bestias y fieras! Mira. No esperes tener tiempo para poder servir. verdad? Sólo hay que seguir el camino… el camino con corazón.. separación para reconciliarte. Allí es buena la vida. y hay cadáveres existen. mi respeto meritorio. tal vez es el túnel del tiempo. y hay villanos matadores! Nunca tomes la mano de alguien si vas a romper su Al bosque ven: del roble más erguido corazón. sólo hay paz en tu No esperes. Quizás. ¿Pues los hombres soberbios. tienes.. las paredes mudas No esperes tener mucho. claridad. ni falta hacen. Mi bestia muerta y mi furor domado. De esta casa ahoyada y ven conmigo No esperes llegar ahí para recordar un consejo. al ruido amigo. y al que la vierte Nunca digas te amo si en verdad no te importa. porque es libre.Veo tu resplandor. los que en calma gozan .Sonia Marroquín Rojas No hay palabras. No esperes el mejor momento para decir un te Y tu virtud. No al mar que bate y ruge sino al bosque No esperes el dolor para rezar una oración. De las hojas de Abril y los nidales. Un pilón labremos. no son fieras? No esperes una sonrisa para ser gentil. De rosas que hay al fondo de la selva. Tal vez. para pedir perdón ni una Ni el amor. De almas. Cuantos engañen a mujer pongamos! Nunca digas hola si realmente te irás. Nunca hables de tus sentimientos si en verdad no ¡Hay crímenes ocultos.

Si es ajeno porque aquí la realidad todavía está en guerra con El cariño. ¡Aleteos. e ignora por lo tanto la cristalización de la Del buen obrar que orgullo al pecho queda decrepitud Y como en dulces lágrimas rebosa. Autor: Mario Payeras Mario Payeras ZONA REINA No recordamos ya cómo éramos al principio porque con cada día parte un cadáver nuestro a pudrirse en el tiempo. que allí triste iré. no voces! Y ¡qué culpa Y agreguemos: La de fingir amor! ¡Pues hay tormento nunca como estas mañanas Como aquel. y los tardíos laberintos Y en extrañas palabras.De robados amores! que ardieron bajo la lluvia de la primera noche. pues yo me veo! espíritu ¡Ven. que parecen en que suele extraviarse su mudanza. el placer de respetarlo los pájaros Mayor mil veces es que el de su goce. que la soledad será tu escudo! ni nuestros pensamientos se parecieron tanto a José Martí nuestros actos. sin amar. de hablar de amores! estuvimos tan exentos de los envejecimientos del ¡Ven. Nuestros mejores esbozos de humanidad futura resultaron apenas artificios de pólvora .

Related Interests