You are on page 1of 5

LA RUTINA DEL DEBATE

Éste es el ejercicio central de la terapia cognitiva y consiste en transformar las
creencias irracionales en racionales. Se trata de emplear una argumentación
masiva para convencerse de que no hay nada que temer, que no hay nada
«terrible» bajo el sol y, mucho menos,esas pequeñas adversidades que nos
asustan, entristecen o enfurecen. Si lo hacemos bien, en ese mismo momento
experimentaremos alivio y armonía.

Llevar a cabo un ratito de rutina diaria va a modelar nuestra mente de modo
que, en un futuro cercano, habremos instaurado en ella una nueva manera de
ver las cosas. Eso sí: siempre a base de razonar. Si no nos creemos lo que nos
decimos, no lo sentiremos. Más que nunca, aquí tenemos que aplicar el lema:
«Convencer antes que vencer».

Ejemplo de Juan:

Joan había discutido por la mañana con su mujer acerca de su proyecto de
cambiar de trabajo. Él deseaba abrir un despacho de abogados, a lo que su
esposa se oponía. Ella no podía soportar que dejase su empleo como
funcionario. Por dos razones, por la pérdida de seguridad y porque imaginaba
que el gabinete le iba a robar tiempo de dedicación a la familia. Joan se enfadó
porque su mujer quería imponerle su voluntad y, además, cuando salía el
tema, podía ponerse agresiva. Aquella mañana había sido así. Joan estaba muy
estresado por el asunto y no dormía bien. El objetivo de su rutina del debate
era verse menos afectado y no desear mandar su matrimonio a la porra sólo
por eso.

El primer paso consistió en hallar las creencias irracionales que le habían
llevado a enfadarse hasta el punto de gritar, él también, aquella mañana. Y las
encontró rápidamente:

 «Es inaceptable que mi mujer quiera imponerme su voluntad»;
 «Es intolerable que emplee palabras hirientes y hasta me insulte»;
 «¡Debería (absolutamente) ser menos conservadora!»;
 «¡Debería (totalmente) apoyarme en el sueño de mi vida!».

Recordemos que las creencias irracionales son siempre «deberías»,
«terribilizaciones»…
Y así, tranquilamente, en la soledad de su habitación, Joan redactó cómo
serían esos mismos pensamientos, esta vez, en clave racional:
 Me gustaría que mi mujer no quisiera imponerme nada, pero eso
no es el fin del mundo. Muy débil tendría que ser yo para pensar
que eso es como estar en un campo de exterminio nazi. Puedo
soportarlo y ser feliz, a pesar de que sea unpoco incómodo. A una
persona fuerte ese tipo de cosas no le arruina el día.

pero son sólo palabras.  Por otro lado. Si estuviese enfermo. Puedo comprender que ella pierde los papeles con facilidad y ese fallo no la convierte en una asesina en serie. sé que la tendría cien por cien a mi lado. RUTINA DEL DEBATE Perturbación Creencia Debate Creencia Emocional(Situ Irracional Racional ación) Me multaron y Que me multen No me gusta la por eso me puse ES TERRIBLE!. existe la justicia Todo me sale completa y lo mal más inteligente últimamente.  ¿Dónde está escrito que mi mujer DEBERÍA ser diferente? Todos tenemos fallos: ¡yo también! Jamás encontraré a una persona perfecta y tampoco la necesito para ser muy feliz. sin creer en ellas. argumentarse una y otra vez. ¿es necesario que mi mujer me apoye en esto? Ella me apoya en muchas otras cosas. pero no terribilizó por ello. Si sólo nos repetimos esas frases como loritos. que colma el especialmente vaso. estar convencidos. Podría soportar media hora al día de insultos y ser muy feliz como el filósofo griego Epicteto. La repetición de un hecho no lo . multa pero muy furioso Las multas son sobreviviré a increíblemente ella. hasta aceptar las nuevas creencias. No gano nada dramatizando y tomándome esto como una afrenta brutal.  No me gusta que mi mujer sea verbalmente violenta. y es asumir ese ésta es la gota hecho. En este caras y ésta ha universo no sido injusta. no estamos haciendo nada. hay que debatir en contra de los «deberías» y los «no-lo puedosoportitis ». Por eso. que fue esclavo. ¿No es eso mucho más importante? La rutina del debate demanda creer en los pensamientos racionales que redactamos. cuando no hay mucho que hacer para cambiar lo sucedido.

es la reacción Sería TERRIBLE. pero para nada estaré condenado a una mala vida. lo pasaré un poco mal hasta que me readapte. hace necesariamente peor y peor: si se rompe un lápiz cada día. seguir a su lado. esa para todos. normal. Me va un desastre a doler si. pero Que me ponga qué me diría los cuernos es alguien que una falta de acaba de perder respeto la movilidad en intolerable. no . la acumulación de lápices rotos no convierte a ese hecho en un desastre. Los ultrajes mentales son para “débiles”. pero Sería Si nuestro realmente eso matrimonio se el fin del va a pique será mundo?. un accidente? Si algún día se acaba mi matrimonio.Si yo quiero . Esta tarde me Si mi mujer me No me gustaría puse celoso con fuese infiel no que mi mujer mi mujer podría soportar me fuese infiel.

TODA de mi imagen informe del mi imagen en el de eficiencia y trabajo y me trabajo estará ser feliz? estresa… en peligro. tengo por qué sentirme mal porque alguien haga lo que quiera con su cuerpo. Si Podría ser una me despidiesen persona a raíz de eso humilde a nivel sería TERRIBLE laboral. Está mi dignidad de por medio. pero grande a nivel humano?qué me hace más valioso? Si me despidieran.  Comparaciones con problemáticas mucho mayores… .  Ejemplos de personas que han sufrido esas adversidades y las han superado muy bien. Tengo que Si fallo con este Podría prescindir redactar un informe. acaso moriría instantáneamen te? Podría encontrar de alguna forma otros medios para sobrevivir y hacer cosas valiosas por mí y por los demás? En la columna del «debate» empleamos todos los argumentos posibles para transformar nuestras creencias:  Pruebas a favor de que necesitamos muy poco para estar bien.

si recibiese una multa DIARIA para el resto de mi vida… ¿podría adaptarme a la situación y encontrar la felicidad? ¡Claro que sí! ¡Incluso así! Entonces. la columna del «debate» está en blanco porque simboliza el trabajo mental que llevamos a cabo para llegar a las conclusiones racionales. . La mejor forma de llevar a cabo la «rutina del debate» es situarse en el «peor escenario» de nuestros temores y enfados para concluir que.  En segundo lugar desenmascaramos esa lógica con argumentos contrarios. Resumen-La Rutina del debate La rutina del debate consiste en transformar las creencias irracionales en racionales: todos los días:  Primero revisamos los malestares del día y les asignamos la creencia que los ha provocado. en muy poco tiempo. En el esquema de la página anterior. Si todos los días nos ejercitamos para pensar —y sentir— de otra forma frente a las adversidades de nuestra vida. nos convertiremos en otras personas. Cuantas más razones empleemos. no hay nada que temer. si mi mujer me fuese infiel SIEMPRE (todos los días).  Opciones que tengo a mano para estar bien Y es que existen miles de argumentos que nos pueden llevar al convencimiento de que todas las adversidades son soportables. redactamos una creencia racional que nos hará sentir mejor. Es la parte del trabajo más costosa: se trata de argumentar hasta deshacer la angustia. mejor. ¡Adelante! Cuantas más creencias irracionales vayamos eliminando.  Finalmente. más fuertes y felices seremos. eso nos impediría ser felices: si me despidiesen y no pudiese encontrar un empleo NUNCA MÁS. ni siquiera en ese caso.