You are on page 1of 9

Declaración Universal de Derechos Humanos Adoptada y proclamada por la Asamblea General en

su resolución 217 A (III), de 10 de diciembre de 1948

Preámbulo

Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de
la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia
humana, Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han
originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad; y que se ha
proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los
seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la
libertad de creencias, Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un
régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión
contra la tiranía y la opresión, Considerando también esencial promover el desarrollo de
relaciones amistosas entre las naciones, Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas
han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el
valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres; y se han
declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto
más amplio de la libertad, Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a
asegurar, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el respeto universal y
efectivo a los derechos y libertades fundamentales del hombre, y Considerando que una
concepción común de estos derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno
cumplimiento de dicho compromiso, La Asamblea General Proclama la presente Declaración
Universal de Derechos Humanos como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben
esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente
en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y
libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su
reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados
Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.

Estos son los artículos de la declaración de los derechos humanos universales con su descripción
general.

1. Todos Hemos Nacido Libres e Iguales. Todos hemos nacido libres. Todos tenemos nuestras
propias ideas y pensamientos. Todos deberíamos ser tratados de la misma manera.

2. No Discrimines. Estos derechos pertenecen a todos, sin importar nuestras diferencias.

3. El Derecho a la Vida. Todos tenemos el derecho a la vida y a vivir en libertad y con seguridad.

4. Ninguna Esclavitud. Nadie tiene derecho a convertirnos en esclavos. No podemos hacer a
nadie nuestro esclavo.

5. Ninguna Tortura. Nadie tiene ningún derecho a dañarnos o torturarnos.

6. Tienes Derechos Sin Importar a Donde Vayas. ¡Soy una persona igual que tú!
7. Todos Somos Iguales Ante la Ley. La ley es la misma para todos. Nos debe tratar a todos con
equidad.

8. La Ley Protege tus Derechos Humanos. Todos tenemos el derecho de pedir a la ley que nos
ayude cuando hemos sido tratados injustamente.

9. Ninguna Detención Injusta. Nadie tiene el derecho de meternos en la cárcel sin una buena
razón y de mantenernos encarcelados o de echarnos de nuestro país.

10. El Derecho a un Juicio. Si se nos lleva a juicio tiene que ser en público. Las personas que nos
juzgan no deben permitir que alguien más les diga qué hacer.

11. Somos Siempre Inocentes hasta que se Pruebe lo Contrario. No se debería culpar a nadie
de haber hecho algo hasta que se haya demostrado. Cuando alguien nos acusa de haber hecho
algo incorrecto, tenemos el derecho de demostrar que eso no es verdad.

12. El Derecho a la Intimidad. Nadie debería tratar de dañar nuestra reputación. Nadie tiene el
derecho de entrar en nuestra casa, abrir nuestras cartas o molestarnos o a nuestra familia sin una
buena razón.

13. Libertad de Movimiento. Todos tenemos el derecho de ir a donde queramos en nuestro propio
país, y de viajar a donde nos plazca.

14. Derecho de Buscar un Lugar Seguro en Donde Vivir. Si tenemos temor de ser tratados mal
en nuestro propio país, tenemos el derecho de irnos a otro país para estar seguros.

15. El Derecho a una Nacionalidad. Todos tenemos el derecho de pertenecer a un país.

16. Matrimonio y Familia. Toda persona adulta tiene el derecho de casarse y formar una familia si
así lo quiere. Hombres y mujeres tienen los mismos derechos, tanto cuando están casados como
cuando se separan.

17. El Derecho a tus Propias Posesiones. Todo el mundo tiene derecho a tener sus propias
cosas o a compartirlas. Nadie debería tomar nuestras cosas sin una buena razón.

18. Libertad de Pensamiento. Todos tenemos el derecho de creer en lo que queramos creer, de
tener una religión o de cambiarla si así lo queremos.

19. Libertad de Expresión. Todos tenemos el derecho de pensar por nosotros mismos, de pensar
lo que nos gusta, de decir lo que pensamos y de compartir nuestras ideas con otra gente.

20. El Derecho a Reunirse en Público. Todos tenemos el derecho de reunirnos con nuestros
amigos y de trabajar juntos en paz para defender nuestros derechos. Nadie nos puede obligar a
unirnos a un grupo al que no queremos unirnos.
21. El Derecho a la Democracia. Todos tenemos derecho a tomar parte en el gobierno de nuestro
país. A todo adulto se le debe permitir elegir a sus propios líderes.

22. Seguridad Social. Todos tenemos el derecho a una vivienda decente, a cuidados médicos,
educación, guardería infantil, suficiente dinero para vivir y atención médica si estamos enfermos o
somos mayores.

23. Los Derechos de los Trabajadores. Todo adulto tiene el derecho de trabajar, cobrar un sueldo
justo por su trabajo y a unirse a un sindicato.

24. El Derecho a Jugar. Todos tenemos derecho a descansar del trabajo y a relajarnos.

25. Comida y Alojamiento para Todos. Todos tenemos el derecho a una buena vida. Madres y
niños, gente mayor, personas desempleadas o con limitaciones físicas, todos tienen el derecho de
recibir cuidados.

26. El Derecho a la Educación. La educación es un derecho. La escuela primaria debería ser
gratuita. Deberíamos aprender acerca de las Naciones Unidas y sobre cómo llevarnos bien con los
demás. Nuestros padres pueden elegir lo que aprendemos.

27. Derechos de Autor. El derecho de autor es una ley especial para proteger la creación de una
persona, ya sea artística o literaria. Nadie puede copiar nuestro trabajo sin permiso. Todos tenemos
el derecho a llevar nuestro propio modo de vida y disfrutar de las cosas buenas que el arte, la
ciencia y la enseñanza nos brindan.

28. Un Mundo Justo y Libre. Debe haber un orden apropiado para que podamos todos disfrutar
de derechos y libertades en nuestro país y por todo el mundo.

29. Responsabilidad. Tenemos un deber hacia los demás, y deberíamos proteger sus derechos y
libertades.

30. Nadie Puede Arrebatarte tus Derechos Humanos. Nada en la presente Declaración podrá
interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona,
para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera
de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración.

Breve historia del Sistema Interamericano de Derechos Humanos

En abril de 1948, la OEA aprobó la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del
Hombre, en Bogotá, Colombia, el primer documento internacional de derechos humanos de
carácter general. La CIDH fue creada en 1959, reuniéndose por primera vez en 1960.

Ya en 1961 la CIDH comenzó a realizar visitas in loco para observar la situación general de los
derechos humanos en un país, o para investigar una situación particular. Desde entonces ha
realizado 92 visitas a 23 países miembros. Con respecto a sus observaciones de tipo general
sobre la situación en un país, la CIDH publica informes especiales, habiendo publicado hasta la
fecha 60 de ellos.

Desde 1965 la CIDH fue autorizada expresamente a recibir y procesar denuncias o peticiones
sobre casos individuales en los cuales se alegaban violaciones a los derechos humanos. Hasta
diciembre de 2011, ha recibido varias decenas de miles de peticiones, que se han concretado
en 19.423 casos procesados o en procesamiento. Los informes finales publicados en relación
con estos casos pueden encontrarse en los informes anuales de la Comisión o por país.

En 1969 se aprobó la Convención Americana sobre Derechos Humanos, que entró en vigor en
1978 y que ha sido ratificada, a enero de 2012, por 24 países: Argentina, Barbados, Brasil,
Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Dominica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador,
Grenada, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú,
Suriname, Uruguay y Venezuela. La Convención define los derechos humanos que los Estados
ratificantes se comprometen internacionalmente a respetar y dar garantías para que sean
respetados. Ella crea además la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y define
atribuciones y procedimientos tanto de la Corte como de la CIDH. La CIDH mantiene además
facultades adicionales que antedatan a la Convención y no derivan directamente de ella, entre
ellos, el de procesar peticiones individuales relativas a Estados que aún no son parte de la
Convención.

Introducción a la historia de los muros que dividen a las naciones.

Desde que los hombres decidieron ser sedentarios, han dividido y delimitado el territorio ya sea por
diferencias ideológicas, culturales, religiosas… esto ha dado lugar a una infinidad de guerras que
han forjado la historia de la humanidad. Los muros han servido para dividir al mundo, para dividir
pueblos, familias, amigos; para suprimir la libertad de tránsito que te impide ir al otro lado.

A lo largo de la historia han existido un sin número de muros que han caído como símbolo de paz,
tal vez el ejemplo más actual, es el muro de Berlín, también llamado “Schandmauer” que significa,
literalmente, “Muro de la vergüenza”, el que durante 28 largos años separó a miles de personas
como consecuencia de la Guerra Fría. Fue un claro ejemplo de represión y violencia, se extendió
115 kilómetros, dividiendo el país en dos: la República Federal Alemana de la República
Democrática Alemana, desde el 13 de agosto de 1961 hasta el 9 de noviembre de 1989.

Hace ya 25 años que cayó el muro de Berlín, y para muchos indicaba el inicio de una nueva era,
una era de expansión, globalización y disminución de límites, tanto reales como simbólicos, pero
no sucedió así; actualmente existen muchos muros que no han sido derribados y otros más que se
construyen.

Es por eso que hicimos una lista de algunos muros que aún se encuentran “de pie”, dividiendo al
mundo

EUA-México

El muro que divide Estados Unidos y México inició su construcción en 2007 con el objetivo de
impedir la entrada de inmigrantes ilegales mexicanos. Abarca varios kilómetros en la frontera
Tijuana- San Diego, California. El muro incluye tres barreras de contención, iluminación intensa,
detectores de movimiento, censores electrónicos y equipos con visión nocturna conectados a la
policía fronteriza estadounidense, así como vigilancia permanente. Otros tramos de muro existen
en los estados de Arizona, Sonora, Nuevo México, Texas y Chihuahua. Hasta el momento, esta
frontera dividida ha cobrado la vida de 5 mil 600 personas.

Corea del norte-Corea del sur

También conocida como Frontera intercoreana, es una franja de seguridad que protege el límite
territorial de tregua entre las repúblicas coreanas, establecido en 1953. Mide 4 km de ancho y 238
km de longitud.

Cisjordania

En 2002, el gobierno israelí decidió construir este muro formado por vallas, alambradas, zanjas,
placas de cemento y censores para detectar cualquier movimiento con la finalidad de protegerse de
los ataques palestinos. Sin embargo, ahora este muro se ha convertido en un método de agresión
y humillación contra los palestinos.

Sahara occidental

También conocido como “el muro de la vergüenza” empezó a construirse en 1980 y la última etapa
finalizó en 1987.
El Sahara Occidental es una zona disputada por sus pobladores originales (los saharauis y los
marroquíes), quienes ocuparon ese territorio en 1976 luego de que España, ocupante anterior, se
retirara de éste. Al apropiarse del territorio, Marruecos decidió construir un muro en el desierto para
defenderse del Frente Polisario, un movimiento político y militar que busca su independencia de
Marruecos y la autodeterminación del pueblo saharaui.
El muro es en realidad un conjunto de seis paredes
defensivas que en total superan los 2 mil 700 kilómetros.
Tiene una altura de entre dos y tres metros y tiene partes de
arena, otras de piedra, alambres de espino y minas.
Organizaciones de derechos humanos lo llaman el “muro de la vergüenza” y condenan la
existencia de minas antipersonales a lo largo de la pared. El gobierno marroquí, por su parte, dice
que limpió el desierto de minas y desactivó unas 65 mil.

Melilla, España-Marruecos

La valla en la ciudad española de Melilla es una alambrada metálica, una barrera física de
separación entre Marruecos cuyo único propósito es dificultar la inmigración irregular.

Está fabricada de alambre de acero y su costo inicial fue de unos 33 millones de euros. Comenzó a
levantarse en 1998, primero como una sola valla y finalmente como dos vallas paralelas de tres
metros de altura, que fueron aumentados hasta los seis metros en 2005, tras la llamada ‘Crisis de
la Valla’. En 2007 se añadió entre ambas un tercer obstáculo, conocido como ‘sirga tridimensional’
que alcanza los tres metros.
Desde Marruecos, la persona que quiera entrar a Melilla debe pasar una carretera perimetral, una
doble alambrada de espino, una zanja de tierra de dos metros de profundidad y cuatro de anchura
y finalmente una pista de seguridad repleta de fuerzas auxiliares y puestos de vigilancia antes de
toparse con la valla.

Río de Janeiro-Trece favelas

El gobierno del estado de Río de Janeiro construye desde principios de este año varios muros
alrededor de algunas de las favelas o barrios pobres que crecen en las montañas de la ciudad. En
total, 13 favelas serían rodeadas de hormigón y concreto, para un total de 14 kilómetros de
longitud. Su altura va de los 80 centímetros a los 3 metros.

El objetivo es evitar que las construcciones precarias que caracterizan esas comunidades
destruyan la vegetación que las circunda, que en Brasil se conoce como el Bosque Atlántico, típico
de esa región y que según portavoces oficiales habría perdido más del 90% de su superficie.

Arabia Saudita-Irak
Arabia Saudita está construyendo un muro de 965 kilómetros de largo en su frontera del norte
con Irak para protegerse del Estado Islámico (EI), que está asentado en gran parte del territorio
iraquí. El gobierno saudí se siente amenazado por el Estado Islámico, grupo que ha determinado
como clave “la captura final de Arabia Saudita, el hogar de las dos mezquitas sagradas de La Meca
y Medina”. Este muro incluirá una zanja para separar a Arabia Saudita de su vecino del norte, cinco
líneas de barreras con torres de vigilancia, cámaras de visión nocturna y de radar. Además, el
gobierno saudí envió 30 mil soldados adicionales a la zona fronteriza.

Kuwait-Irak

En 1991, la ONU tuvo la iniciativa de construir una barrera protegida con electricidad, alambre de
púas y muros de arena entre ambos países para evitar una nueva invasión iraquí. En
2004, Kuwait reforzó su frontera.

La India- Pakistán
El muro que comparte India y Pakistán está compuesto por alambradas y fortificaciones que se
extienden por casi la mitad de los 2.900 kilómetros de línea fronteriza, y la intención manifestada
por Nueva Delhi es cubrirla prácticamente toda.

A finales de la década de los años 80, India comenzó a levantar la barrera en los estados de
Punjab y Rajastán con el argumento de “combatir el terrorismo”. Un motivo frecuente de tensión es
la valla de alambres, combinados con minas y alta tecnología, conocida como Línea de Control,
erigida a casi todo lo largo de la frontera de facto en Cachemira, no reconocida por Pakistán.

Botsuana- Zimbabue

Lo que intentaba evitar este muro cuando fue construido en el 2003, era que la fiebre aftosa, que
afectaba al ganado de Zimbabue, llegara a Botsuana. Siete años después, ésta cerca electrificada
aún no ha sido derrumbada.

Uzbekistán – Kirguistán, Afganistán y Tayikistán.

Uzbekistán está flanqueado en buena parte de su perímetro por barreras de alambre de púa. El
motivo fue un atentado en la capital, Taskent en 1999, por el cual el gobierno uzbeko recurrió a
estas barreras alegando que había que impedir que militantes del radical Movimiento Islámico de
Uzbekistán se infiltraran en su territorio. Buena parte de los 1.100 kilómetros de frontera que
Uzbekistán comparte con Kirguistán están se encuentran delimitados por el muro. En algunos
tramos de la frontera, la instalación de este tipo de cercas no es posible debido a la geografía
montañosa de Uzbekistán.
En su límite sur, Uzbekistán linda con Afganistán. La barrera de alambre de púa está allí
respaldada por una cerca electrificada con una corriente de 380 voltios.

Irlanda del norte
Su función es separar a las comunidades católicas y protestantes de Belfast. El primero de los
muros fue levantado en 1969 y el último el año pasado frente a una escuela primaria.

Conclusión.

Considerando los objetivos primordiales de la declaración universal de los derechos humanos y
analizando la causalidad de la construcción de muros entre naciones, estos tienen dos vertientes
desde el punto de vista interno del país que lo construye y el país vecino. En la actualidad los
muros construidos, en procesos de construcción y propuestos, se deben principalmente a medidas
de seguridad internas aparentando tener un mayor control de las personas que entran a cada país
a través de las fronteras terrestres. Sin embargo un muro no les da la certeza de que el país o
ciudades contiguas presenten mayor seguridad ya que esta se puede deber a factores internos y
de cultura en los cuales el muro pierde su objetivo principal y pasa a un segundo plano y dando pie
a la otra perspectiva que posee el vecino “afectado”. Es decir, la población aledaña se ve afectada
desde el punto de vista de los derechos humanos, intrínsecos de la sociedad global ya que se
restringe el libre tránsito referente al artículo 13 a pesar de que este artículo hace referencia al libre
tránsito dentro de un mismo país en el que rigen las mismas leyes. Sin embargo en un mundo
globalizado, la convivencia entre culturas entre naciones se da de una forma tan común y
constante por lo que en dichas fronteras se pudiese decir que es una sola nación, ya que los usos
y costumbres son compartidos al grado de equipararse de ambos lados. Por lo tanto en este
sentido los residentes de las fronteras están siendo violentados en sus derechos humanos
alterando sus costumbres y actividades diarias.

A grandes rasgos los muros son una buena alternativa para tener un control de las personas que
ingresan a un país, siempre y cuando la nación que propone dicha barrera haya realizado un
estudio previo interno para definir o descartar las razones reales de sus problemas de seguridad.
Además de ello ver cómo se puede afectar de la menor manera posible a los residentes de las
fronteras en ambos lados.