You are on page 1of 11

Habilidades lectoras: un reto a la Educación Superior a través de la literatura local

Yesenia Barbosa González
Universidad de Pinar del Río “Hermanos Saíz Montes de Oca”
2011
“Año 53 del triunfo de la Revolución”

1. Introducción
2. Desarrollo
3. ¿Qué se entiende por habilidades?
4. Los componentes funcionales de las habilidades
5. ¿Cómo se forman las habilidades?
6. Aspectos metodológicos a tener en cuenta en la planificación del proceso para el desarrollo
de habilidades lectoras
7. La formación de los estudiantes de la carrera Estudios Socioculturales. Su relación con la
lectura
8. Conclusiones
9. Referencia Bibliográfica

Introducción
El desarrollo del conocimiento crea la necesidad de actualización permanente, de búsqueda sistemática de
información. El individuo que ha de vivir en estos tiempos debe ser consecuente con los espacios y las
perspectivas del horizonte del pensamiento, esto supone que el hombre nuevo tiene que surgir del
aprovechamiento y continuación del hombre existente, real, moldeado por hábitos y habilidades que no
siempre llegan al patrón ideal que formulamos, por lo tanto, la enseñanza de la lectura hoy y la formación de
los estudiantes universitarios, debe unir todos sus esfuerzos para lograr la formación del lector; esta es la
esencia de la lectura.
José Martí señaló al respecto: ¨Leer es una manera de crecer, de mejorar la fortuna, de mejorar el alma,
otra gran fortuna que debemos a la colosal naturaleza ¨. (1)
En estas palabras se deduce que es posible descubrir la magia de la lectura antes de haber descubierto el
alfabeto, la lectura ha sido considerada como una medicina, como una sustancia que se introduce en el
alma de quien lee y que actúa como un fármaco que cura o como un veneno que mata.
La necesidad de leer entre nosotros requiere asumirse conscientemente y se debe facilitar, inducir y
estimular por diversas vías en consideración a su profunda trascendencia y la huella que deja en la
inteligencia, en el crecimiento espiritual de los individuos, en su calificación profesional y en su conciencia.
En la actualidad y ante las irrenunciables aspiraciones y perspectivas de nuestro desarrollo social, se debe
rescatar la dimensión ética del conocimiento frente a los combates de la banalización.
Refiriéndose a la lectura: “Títulos dan reyes, nos recordó Martí, pero de ennoblecimiento del alma ninguno
mayor el que se saca de los libros ¨. (2)
Este pensamiento destaca el valor de la lectura como pilar esencial de la formación cultural e integral de la
personalidad del individuo.
En los momentos actuales donde el “sobre consumo” de las tecnologías de la información impera a nivel
global, es necesario que se realicen acciones a nivel local encaminadas a la formación de los universitarios
a partir de los textos y materiales propios de la localidad; ya que se pretende lograr en los estudiantes
valores de patriotismo y amor a la patria los cuales tienen la base en la identidad local y en la idiosincrasia
por los valores de la localidad.
La educación superior lleva a cabo un proceso de introducción de cambios, lo cual trae consigo que los
estudiantes universitarios se sitúen en el centro de atención en el trabajo educacional en correspondencia
con su inserción en todos los ámbitos del desarrollo social.
La carrera Estudios Socioculturales tiene su sentido en la comunidad, en el desarrollo social que sea capaz
de promover en ella a través de acciones concretas y a partir de la formación integral que tengan sus
estudiantes, aspecto fundamental si se tiene en cuenta que la mayoría de nuestros estudiantes rechazan la
lectura como elemento enriquecedor de conocimientos dando al traste con su baja preparación y en este
caso en particular, además, con el poco sentido de pertenencia por su localidad.
Partiendo de un diagnóstico sobre la situación actual de esta problemática en los estudiantes de la carrera
Estudios Socioculturales del CUM La Palma se revela la necesidad de realizar investigaciones sobre esta
temática dirigida a proponer soluciones a partir de acciones transformadoras que contribuyan a elevar la
motivación de los estudiantes por la lectura local y a su vez contribuir en su formación general.

Desarrollo
La aproximación del hombre a la lectura debe estar imbuida del conocimiento de lo que este pueda y debe
proporcionarle, la afición por la lectura, la convicción de su utilidad, el nutrir la mente de ideas es
fundamental en la educación intelectual, moral y estética en la formación del hombre multifacéticamente
desarrollado, el hombre nuevo del porvenir.
El desarrollo de habilidades lectoras se ha estudiado e investigado por diferentes especialistas, pedagogos,
psicólogos de todas las épocas incluyendo la actual.
Si se refiere al término habilidades lectoras, se ve que cada lector interioriza atendiendo a sus
particularidades, como protagonista personal de la historia leída.
El estudiante de la carrera Estudios Socioculturales, como agente de cambio, está ligado al desarrollo
sociocultural de la comunidad, ejerciendo un papel de facilitador, organizador e investigador para lo cual
influye en gran medida la formación integral de éste, así como su identificación por el territorio en el cual
radica.
Teniendo estos elementos como base se construye este diseño de investigación para contribuir a la
formación de habilidades lectoras en estos estudiantes universitarios con el fin de que sean capaces de
transformar sus realidades.
En este sentido, las habilidades permiten al hombre, al igual que otras formas de asimilación de la actividad,
poder realizar una determinada actividad. Así en el transcurso de esta, ya sea como resultado de una
repetición o de un ejercicio, de un proceso de enseñanza dirigido, el hombre no solo se apropia de un
sistema de métodos y procedimientos que puede posteriormente utilizar en el marco de variadas
actividades, sino que comienza a dominar paulatinamente acciones, aprende a realizarlas, de forma cada
vez más perfecta y racional.
Para que la apropiación tenga un carácter desarrollador, que permita la aplicación creadora a nuevas
situaciones, desempeñan un papel esencial las habilidades que se logren en los docentes. Estas deben
estar en estrecha relación con los conocimientos, la unidad dialéctica entre ambos es lo que favorece el
desarrollo intelectual de dichos docentes.

¿Qué se entiende por habilidades?
El desarrollo alcanzado por la ciencia y la técnica y la gran cantidad de conocimientos acumulados por la
humanidad, implican que los profesores dirijan su trabajo docente más a enseñar, a aprender, que a
transmitir información, de forma que el estudiante asimile los modos de actuación necesarios para adquirir
de manera independiente el conocimiento, que después aplicará en la vida y en su profesión.
En tal sentido, la escuela no solo preparará a los estudiantes en términos de la teoría del conocimiento de
las más diversas materias, sino que ha de tener en cuenta la enseñanza desde la perspectiva del saber
hacer. Por tal motivo una tarea fundamental de la educación debe ser la formación y desarrollo de
habilidades y capacidades, ya que el éxito en las diferentes actividades que el hombre realiza depende en
gran medida de la forma en que estas sean denominadas por él.
Petrovsky reconoce por habilidad: “El dominio de un sistema de actividades (psíquicas y prácticas),
necesarias para la regulación consciente de la actividad, de los conocimientos y hábitos”.
Considerar que la habilidad se desarrolla en la actividad y que implica el dominio de las formas de la
actividad cognoscitiva, práctica y valorativa, es decir “el conocimiento en acción”, esta es la tendencia de la
mayoría de los autores que se adscriben al denominado “enfoque histórico- cultural”, el que se comparte.
Todo esto permite reflexionar al respecto y plantear que la habilidad no es más que el conocimiento en
acción; es decir, además de saber, saber hacer.
Es importante reconocer que la habilidad se corresponde con la posibilidad (preparación) del sujeto para
realizar una u otra acción en correspondencia con aquellos objetivos y condiciones en los cuales tiene que
actuar. “Estamos entendiendo por objetivo de enseñanza los que se plantean en los currículos docentes o
los que se proponga alcanzar el maestro en su clase, aunque para que realmente se logre la apropiación
consciente de los modos de actuar estos deben ser interiorizados por los alumnos y las alumnas; es decir,
hacerlos suyos los que se convertirían entonces en fuerza motriz de su aprendizaje”.(16)
Los componentes funcionales de las habilidades

HABILIDAD

ACCIONES OPERACIONES

Las acciones están directamente relacionadas con el objetivo de la actividad de que se trate y las
operaciones con las condiciones en que estas se realizan. Existe una unidad dialéctica entre acciones y
operaciones, ambas se complementan. Para que estas logren el desarrollo de la habilidad debe ser:
Suficientes: Que se repita un mismo tipo de acción, aunque varíe el contenido teórico o práctico.
Variadas: Que impliquen diferentes modos de actuar, desde las más simples hasta las más complejas, lo
que facilita una cierta “automatización”.
Diferenciadas: Que atiendan al desarrollo alcanzado por los estudiantes, y propicien “un nuevo salto” en el
desarrollo de la habilidad.
Se puede destacar también que en el desarrollo de habilidades se deben tener en cuenta los pasos o
etapas para desarrollar las mismas:
 Formación.
 Desarrollo.
 Automatización
Al analizar las etapas o fases para el desarrollo de una habilidad se puede plantear que, respetándolas se
garantiza dicho desempeño en los estudiantes. Si se obvia una de estas fases o etapas, se da entonces el
caso de que no se logra llevar al contenido hasta el nivel deseado.
Para que el proceso de enseñanza-aprendizaje, provoque el desarrollo de habilidades en los estudiantes, el
docente deberá ante todo, analizar la estructura de la o las actividades que se proponen, que estas se
realicen en el salón de clases, tener claridad acerca de qué acciones y operaciones que se forman en la
misma, y luego, determinar la sucesión más racional, atendiendo al desarrollo alcanzado por los estudiantes
y el que podrían potencialmente alcanzar.
Se deberán sustituir los procedimientos excesivamente específicos por procedimientos generalizadores; es
decir, trabajar para el desarrollo de habilidades generales o de grupos de habilidades específicas, de modo
que al aprender estas habilidades se asimilen las específicas que las forman.
¿Cómo se forman las habilidades?
Se considera desde el punto de vista metodológico, que la formación de habilidades transita por diferentes
etapas articuladas entre sí, estas son. (17)
1ra etapa: Exploración, diagnóstico y motivación para el desarrollo de la acción.
2da etapa: Información y demostración, por el profesor, de los componentes funcionales de la acción
(operaciones).
3ra etapa: Ejercitación, por los alumnos, de las acciones y operaciones bajo el control del maestro.
4ta etapa: Ejercitación, independiente de los alumnos, en forma de acción verbal externa e interiorización
del procedimiento.
5ta etapa: Aplicación del sistema de operaciones para la acción en nuevas situaciones de aprendizaje.
Es importante destacar que, el desarrollo de la habilidad, conlleva al incremento de la independencia
cognoscitiva, los niveles de ayuda disminuyen en relación con la etapa de formación de la habilidad y se
incrementa el caudal de conocimientos.

El proceso de formación y desarrollo de habilidades desde la perspectiva del enfoque histórico
cultural.
El enfoque histórico-cultural de Vygotski parte de reconocer que el desarrollo cognitivo tiene sus orígenes en
la interacción entre las personas en la cultura, en la sociedad. Todos los procesos psicológicos personales
comienzan como procesos sociales compartidos entre personas. El más claro ejemplo de esto es el
lenguaje.
Los procesos psicológicos en el hombre comienzan como procesos sociales, a partir de los patrones de su
propia cultura. De este modo, las interacciones sociales determinan qué es para cada cultura en particular,
agradable o desagradable, cómico o triste, determinan además, si se mantienen categorías cognitivas muy
amplias o muy estrechas.
De acuerdo con la teoría de Vygotski, el desarrollo ontogenético de la psiquis del hombre está determinado
por las formas histórico-sociales de la cultura. “La cultura –según Vygotski -es el producto de la vida social y
de la actividad social del hombre”.(18)
Esta teoría, nos demuestra que los determinantes de la actividad y la psiquis del hombre se encuentran en
la cultura que se desarrolla históricamente. En otras palabras, las fuentes del desarrollo psíquico del
individuo no se hallan en el individuo mismo, sino en el sistema de sus relaciones sociales, en el sistema de
su comunicación con otras personas, en su actividad colectiva y conjunta con ellos.
Para desarrollar su teoría, Vygotski parte de los fundamentos de la teoría marxista, de la filosofía
materialista dialéctica, es por lo que para él todas las funciones psíquicas superiores existen inicialmente en
forma de relación social de las personas; es en el proceso de realización de la actividad, es decir, en el
proceso de comunicación donde se estructuran en el sujeto las diferentes funciones psíquicas que
corresponden a las diferentes formas de la cultura. La apropiación por las personas de la cultura en el
proceso de su actividad colectiva y su comunicación transcurre en formas históricamente establecidas como
son la enseñanza y la educación. Desde el punto de vista vygotskiano, la enseñanza (entendiendo por esta
el proceso de enseñanza-aprendizaje) y la educación, constituyen formas universales del desarrollo
psíquico del hombre.
Para Vygotski, a diferencia de los psicólogos que lo antecedieron, el aprendizaje es un proceso activo y
social de construcción de conocimientos, habilidades y valores en el marco de alternativas donde se
desarrolla lo cognitivo y lo afectivo. A su modo de ver, el aprendizaje no sigue al desarrollo, sino que tira de
él, “la instrucción solo es buena cuando va por delante del desarrollo, cuando despierta y trae a la vida
aquellas funciones que están en proceso de maduración o en la zona de desarrollo próximo. Es justamente
así como la instrucción desempeña un papel extremadamente importante en el desarrollo”. (18)
A Vygotski corresponde el mérito de haber determinado, en contraposición con lo hasta entonces sostenido
por otros psicólogos, que el aprendizaje es una actividad social y no solo un proceso de realización
individual.
En este proceso, se revelan como mínimo dos niveles evolutivos, el de las capacidades reales del sujeto, y
el de sus posibilidades de aprender con la ayuda de los demás. Este concepto designa las acciones que al
inicio el individuo pude realizar exitosamente solo en relación con otra persona, en la comunicación con esta
y con su ayuda, pero que luego pueda llegar a cumplir en forma completamente autónoma y voluntaria. La
zona de desarrollo próximo delimita el margen de incidencia de la acción educativa.
Aspectos metodológicos a tener en cuenta en la planificación del
proceso para el desarrollo de habilidades lectoras
La formación y desarrollo de habilidades lectoras, constituye un factor fundamental de educación
permanente. La aproximación del hombre a la lectura debe estar imbuida del conocimiento de lo que este
pueda y debe proporcionarle, la afición por la lectura, la convicción de su utilidad, el nutrir la mente de ideas
es fundamental en la educación intelectual, moral y estética en la formación del hombre multifacéticamente
desarrollado, el hombre nuevo del porvenir.
Como aspectos metodológicos a tener en cuenta en la planificación del proceso para el desarrollo de
habilidades lectoras, los que se nombran a continuación. (19)
- Etapa de adquisición de las formas de actuar: es el momento en que la bibliotecaria aprende cómo
debe proceder, cómo debe actuar en determinadas situaciones.
- Etapa de concientización de los modos de actuar: supone la interiorización del algoritmo, forma
esencial de proceder.
- Etapa de ejercitación: es la que garantiza el logro de a habilidad, siempre que sea variada y
suficiente.
Es importante que se conozca que no es posible alterar estas etapas, es decir, no puede variarse el orden
en que se deben trabajar, ni omitir alguna de ellas. Además, debe tenerse presente que solo la práctica, la
ejercitación suficiente y variada, garantiza el aprendizaje de cualquier habilidad, por último se debe recordar
la atención diferenciada que debe prestarse a esta actividad.
Leer bien afecta e involucra a todas las capacidades: tanto la percepción y la imaginación, como la
memoria, la comprensión, la creatividad y la capacidad para resolver situaciones que intervienen en la
experiencia mental de la lectura.
Cuanta más agilidad para leer se desarrolle, más capacidad se tendrá para tratar con ciertos materiales y
ciertos objetivos.
La lectura, a mayor velocidad de la que ahora nos resulta cómodo aplicar, no solo es real y accesible para
todos, sino, que puede ser la más adecuada en muchas situaciones.
La lectura, se relaciona directamente con factores lingüísticos, cognitivos y socioculturales; en el proceso
de esta, debe asegurarse que el lector capte la información literal y explique lo que el texto ofrece
Si bien se ha considerado a la lectura, como el reconocimiento de símbolos impresos o escritos, que sirven
como estímulos para la evocación de significados que se han establecido mediante la experiencia del que
lee, el enfoque cognitivo considera a la lectura como una habilidad compleja que consiste, en una serie de
procesos psicológicos de diferentes niveles, cuyo inicio es un estímulo visual, que producen globalmente y
por su acción coordinada, la comprensión del texto. Aunque estos procesos son múltiples, se pueden
agrupar básicamente en dos grandes componentes: los que intervienen en el reconocimiento de las
palabras o procesos de bajo nivel, y los que intervienen en la comprensión de una frase o texto o procesos
de alto nivel. Los procesos de reconocimientos son aquellos que traducen la letra impresa en lenguaje
hablado, y los de comprensión, tendrían como finalidad captar el mensaje o la información que proporcionan
los textos.
- Literatura local y habilidad lectora en estudiantes de la carrera Estudios Socioculturales
La literatura es un bien común de los hombres, parte del patrimonio cultural que la humanidad ha creado y
enriquece, ella es uno de los factores que ha influido de forma sistemática en el proceso de socialización del
hombre. La literatura – como todo arte – deviene medio fundamental de regulación de las relaciones
individuo – sociedad – ya que toma fenómenos de la realidad vital para compararlos con un determinado
ideal, partiendo de los valores establecidos, es decir, las normas que ayudan a crearlos, consolidados pues,
en fenómenos de la realidad de la vida. La literatura demuestra ciertas tesis o su comprensión de los
problemas fundamentales del hombre, de la sociedad y de la humanidad.
La identidad, es un componente básico de la realidad no solo objetiva, sino subjetiva, que es aquella
realidad en la cual el hombre se constituye, se forma como sujeto o persona capaz de relacionarse con
otros, porque sobre la base de esta realidad objetiva se irán formando representaciones, juicios,
valoraciones que contribuirán al desarrollo integral de su personalidad.
De modo que el hombre adquiere su identidad, por su participación en un mundo social y lo asume
subjetivamente solo con ese mundo y esa cultura que le dieron nombre y lugar en las relaciones sociales, y
le enseñan además; el nombre y los significados de su cultura, de los símbolos patrios y de la patria.
La cultura de cada país tiene por tanto, una historia de gestación y desarrollo en la que se aprecia la forma
de vincularse lo universal con lo propio, lo auténtico con lo foráneo; y donde se alcanza de igual manera, la
conciencia auténtica, la conciencia de lo pasado, el patrimonio de lo conservado y la reflexión acerca del
porvenir.
Como la identidad, encuentra su forma de expresarse y su raíz en la diversidad, se trata de que en ella se
condensen y multipliquen los factores más importantes aunque disímiles, que configuran la fisonomía propia,
aquella que nos hace reconocibles como lo que somos y al propio tiempo la diferencia de otros en el eje
integrador de la cultura. No es casual que por esta razón con renovadoras fuerzas el V congreso de la
UNEAC, haya ratificado la resistencia de la sociedad cubana actual como la clase en la preservación de la
identidad cultural.
La identidad nacional y cultural es un acto pleno de soberanía de cada pueblo. Es en este momento donde
con más nitidez se proyecta el vínculo entre cultura y nación, pues es a través de la vía cultural histórica,
donde el hombre se encuentra con su perfil propio reafirmándolo, según sean las circunstancias propias o
no, a la confirmación de virtudes, rasgos de la ética, patrones de conducta y perfiles patrióticos.
En Cuba al triunfar la Revolución y dársele a todos la posibilidad de estudiar, se abrieron los caminos para
que el pueblo se encontrara con la cultura y se hiciera partícipe de ella.
El municipio La Palma, no quedó aislado de dicha situación, ya que las clases explotadas habían forjado
una especie de cultura clandestina, opuesta a la cultura oficial impugnada de sus valores, que hoy
constituyen nuestras tradiciones folclóricas; tradiciones que en nuestro caso se revitalizan y mantienen,
pues la tendencia actual en nuestro entorno, acerca de este tema enfatiza la importancia que tiene la cultura
popular como afirmación de la identidad y la cultura nacional.
Para entender la significación de la literatura local para el desarrollo de habilidades lectoras, es necesario
tener como base el concepto de patrimonio cultural el a partir de que plantea que es: “Comprender el
proceso histórico que dio lugar a lo que rodea, aprender a ver y escuchar el lenguaje de la naturaleza, la
arquitectura; los monumentos; saber cómo era ese lugar en otros tiempos y cómo llego así hasta hoy.
Conocer sus tradiciones, costumbres, creencias, permite ubicarse mejor en la realidad, los ayuda a pensar,
a ser más sensibles y les despierta sentimientos de amor, respeto y pertenencia a su comunidad”. (20)
Por otra parte, "somos herederos de una rica tradición pedagógica porque somos ante todo memoria
histórica”. (21)
En este sentido se busca el rescate de tradiciones y la actividad creadora como parte del trabajo destinado
a mejorar la enseñanza –aprendizaje en las escuelas, aparece la vía de incluir el tratamiento de la literatura
local con el fin de estimular a los creadores y despertar en el personal el interés por valores de la localidad,
logrando que el pueblo se reconozca por su propia historia en su identidad cultural, en sus valores y en la
razón de ser de una lucha que tiene raíces seculares.
Partiendo de estas definiciones, se considera la concepción de un sistema de actividades con textos de la
literatura local, aprovechando todas las potencialidades que brinda para conformar convicciones éticas y
estéticas en los estudiantes de la carrera Estudios Socioculturales, por lo que, de algún modo se comporta
como parte de la vida socio-comunitaria; además esta literatura al hacer cómplice al resto de la comunidad
en su gestación, logra motivaciones lectoras en todos sus miembros.
En los textos de literatura local se enlazan acontecimientos del pasado con el presente, se presentan las
tradiciones desde diferentes puntos de vista y un escenario cultural idóneo para enseñar a los alumnos a
descubrir, a leer, interpretar y relacionarlos con la vida diaria, muy ligado a su identidad local.
La creación literaria en La Palma, sobre la base de una rica tradición, constituye un acontecimiento artístico
de gran alcance en la vida cultural, lo que valida su trascendencia al ámbito nacional e internacional.

La formación de los estudiantes de la carrera Estudios Socioculturales.
Su relación con la lectura
Las comunidades científicas muestran una clara conciencia de la necesidad de asumir una perspectiva
más amplia y holista en la concepción del proceso de formación de profesionales, a tono con los desafíos
de la sociedad actual. “el campo educativo, actualmente, apunta a una formación que comprenda la
complejidad del mundo y que pueda trabajar junto con ella. 22
La universidad tiene ante sí, el reto de proyectar el currículo como un sistema que "propenda al
conocimiento como el fruto de diferentes áreas disciplinares, que genere los espacios de articulación y
flexibilidad adecuados para la consecución del saber transdisciplinar…" 22
Para propiciar, al decir de Paulo Freire, "un aprendizaje significativo, humanista y constructivista que permita
comprender y explicar los procesos de desarrollo y aprendizaje de los alumnos, que sea consensuado,
abierto, flexible, con el propósito de favorecer el proceso de actualización permanente de los docentes y
alumnos, tomando en cuenta propuestas alternativas de conocimiento, a fin de adecuar los contenidos
educativos al contexto sociocultural". (Freire, P., 1998). Citado por Agoglia y Erice, 2003.
En este sentido, al cierre del siglo XX se creó la carrera de Estudios Socioculturales, que tiene entre sus
retos principales en el campo del desarrollo
cultural la elaboración de estrategias que permitan favorecer procesos de construcción creativos, no
limitados al consumo de las bellas artes, sino desplazadas a los espacios de la cotidianidad que permitan la
búsqueda de una vida mejor.
La creación de la carrera obedece a una necesidad planteada en el país en aquellas regiones donde existen
centros de Educación Superior de especialidades técnicas y económicas, pero donde no se forman
graduados en las ramas de humanidades y ciencias sociales, lo que constituye un potencial para el
desarrollo de las propias universidades en el orden humanístico y para
contribuir al enriquecimiento cultural del entorno. Además brinda posibilidades de estudios superiores a
promotores, instructores y otros trabajadores comunitarios en aspectos directamente vinculados con su
labor. En otro sentido, responde a las necesidades territoriales de organismos, comunidades y otras
instituciones que realizan trabajo social comunitario, cultural y turístico sin la formación profesional
adecuada.
Surgida ante la aspiración expresada por el Comandante en Jefe de la masificación de la cultura, requiere
de la formación de profesionales identificados con el proyecto socialista y con el desarrollo de una cultura en
su sentido más amplio, que les permita contribuir al mejoramiento de la vida espiritual en la comunidad tanto
intrauniversitaria como extrauniversitaria.
El objeto fundamental del egresado es el trabajo comunitario, el cual desempeñará en sus propias
comunidades de origen, por lo cual se precisa de un nivel de preparación y formación que permita
desarrollar actividades transformadoras, además, y por sobre todo, una identificación de este profesional
con su realidad a partir del conocimiento de su historia, sus costumbres, sus tradiciones, para entonces,
convertirse en un verdadero agente propiciador de cambios.
Es por tanto que se convierte la lectura en un elemento clave para el estudiante de la carrera Estudios
Socioculturales en su formación docente, así como en la elevación del nivel cultural general, la capacidad de
comunicarse, la interpretación de las realidades, la nueva forma de enfrentar al mundo con una actitud
científica, personalizada y creadora.
Es importante señalar que la habilidad lectora permite que estos estudiantes de la carrera Estudios
Socioculturales, que su formación básica son las letras y que necesitan de una buena y fuerte
concientización de la necesidad de leer y leer bien, para alcanzar no solo su logro personal sino su completa
formación cultural como actores por excelencia de la comunicación y el trabajo comunitario, sea el
componente impulsor clave que se necesita para motivar a estos estudiantes por el estudio de su historia
local, sus raíces, sus costumbres, sus tradiciones, los cuales complementarán sus valores en pos de
alcanzar irradiar en la comunidad y pautar metas en función del desarrollo social.

Conclusiones
El diseño de investigación presentado pretende aproximar aún más a los estudiantes de la carrera de
Estudios Socioculturales a la lectura como fuente inagotable de recursos e instrumento fundamental de su
formación docente, además brinda las bases para posibles investigaciones sobre la temática a partir del
aprovechamiento de la literatura local como parte indiscutible de la cultura y componente enriquecedor de
su preparación docente.
La realización del diseño permitió a la autora sentar las bases para futuras investigaciones a partir de un
trabajo detallado y profundo sobre los referentes teóricos y en el diagnóstico inicial lo que permitió alcanzar
un mayor nivel de estudio en el tema para el logro de su conformación.

Referencia Bibliográfica
1- MARTÍ, JOSÉ. Obras completas tomo 15. Artículo. Los Pinos Nuevos. Ed. Gente Nueva. La
Habana. 1883. Pág. 190
2- MARTÍ, JOSÉ. Obras completas tomo 19. Artículo. La Edad de Oro. Ed. Gente Nueva. La Habana
1983. Pág. 165
3- PETROVSKY, A. “Psicología General”, Moscú 1982. p 188.
4- DANILOV y SKATKIN. “Didáctica de la escuela media”, Ed. Gente Nueva, La Habana: 1990, p127.
5- GONZÁLEZ, VIVIANA. “Psicología para educadores”. Ed. Gente Nueva, La Habana: 1995, p.106.
6- CARDEMORRIN, MERCEDES. Taller de la palabra. La Habana. Ed. Pueblo y Educación 2003.p.
158
7- WIKIPEDIA. Definición de literatura.es.wiktionary.org/wiki/literatura. Consultado el 2 de marzo de
2011.
8- Diccionario digital.www.definicion.org/diccionario/227. Consultado el 2 de marzo de 2011.
9- DUBOIS, MARÍA E. Interrogantes sobre comprensión lectora en RIDECAB. Año 6. Nro. 14. Lima.
1986. p. 28.
10- Glosario de términos.
www.unmsm.edu.pe/ogp/ARCHIVOS/Glosario/inde.htm. Consultado 27 de febrero de 2011.
11-WIKIPEDIA. Definición de cultura. es.wikipedia.org/wiki/Cultura. Consultado 27 de febrero de 2011.
12-W.H. GOODENOUHG. Lengua nacional e identidad cultural del cubano. Editorial Félix Varela, La
Habana 2007.
11- Cultura, concepto y definición.
psychobiology.ouvaton.org/glossaire.es/es-txt-p06.20-02-glossaire.htm. Consultado el 25 de
febrero de 2011.
12- PUPO, RIGOBERTO La actividad como categoría filosófica, La Habana. Ed. Pueblo y Educación.
1999 p 27.
13- LAHERA,DELCI. “Las formas de organización del proceso de Enseñanza y aprendizaje en la
escuela”. En Didáctica, Teoría y Práctica._ Ed. Pueblo y Educación . La Habana, 2004, p. 123.
14- ZILBERSTEIN, J. “Desafío escolar”, Vol. 2 Ago-Oct. México, 1999, p132.
15- RUBIO.I Modelo de gestión del proceso de desarrollo de habilidades…Tesis doctoral. 2005. p. 56
16- VYGOTSKI L. S. Obras Completas T6. 1989. p. 215
17- COLECTIVO DE AUTORES. Orientaciones Metodológicas. 6to grado. La Habana. Ed. Pueblo y
Educación p-32
18- TEJEDA DEL PRADO, L Compendio de lecturas acerca de la cultura y la Educación Estética. La
Habana. Ed. Pueblo y Educación. 1999. 158p.
19- ROMERO RAMUDO, MANUEL. Didáctica de la Historia. La Habana. Ed. Pueblo y Educación. 2006.
106 p.
20- AGOGLIA OFELIA Y ERICE MARÍA (2003). Diagnóstico del grado de ambientalización de la
Facultad de Educación Elemental y Especial. En ambientalización curricular de los Estudios
Superiores. Universidad de Girona.
Bibliografía
1. ABRAMOVA, N. La dialéctica y los métodos científicos generales de investigación. La Habana: Ed.
Ciencias Sociales; 1989.__195p.
2. ABREU MORALES, ARMANDO. La presencia de Martí en La Palma.
Pinar del Río: Ed. Loynaz, 2008.__80p.
3. ___________________Cara y Cruz. Pinar del Río: Ed. Loynaz, 2004._86p.
4. ____________________Ciertas tesuras del odre. Pinar del Río: Ed. Loynaz, 2004.__102p.
5. AGOGLIA OFELIA Y ERICE MARÍA (2003). Diagnóstico del grado de ambientalización de la Facultad
de Educación Elemental y Especial. En ambientalización curricular de los Estudios Superiores.
Universidad de Girona.
6. AGUILERA LUIS. (2000). La articulación Universidad – Sociedad. Tesis para tratar el cambio en las
Universidades. En Revista Cubana de Educación Superior. Vol. XX. No.3
7. ALVAREZ DE ZAYAS. CARLOS M. La Escuela en la Vida. - La Habana: Ed. Pueblo y Educación,
1999.__178p.
8. ÁLVAREZ DE ZAYAS C y SIERRA V. (2002). La investigación científica en la sociedad del
conocimiento. Material de apoyo a la docencia. La Habana.
9. ARIAS LEYVA, GEORGINA. Español 7. Hablemos sobre la comprensión de la lectura. La Habana:
Ed. Pueblo y Educación; 2007.__31p.
10. AZCUY GONZÁLEZ, RAFAEL. La Cueva de Los Portales. La Habana: Ed. Pablo de la Torriente.
__32p.
11. Benítez Cárdenas Francisco y otros (1997). La calidad de la Educación Superior Cubana. En Revista
Cubana de Educación Superior. No.1. Vol.XVII.
12. BRITO, Héctor. Habilidades y hábitos. En Revista Varona. Año 10, (No) 8, ene – jun.1988. p 27-__33.
13. CASTELLANOS, D. Teorías Psicológicas del aprendizaje. La Habana. ISP “Enrique José Varona”: Ed.
Pueblo y Educación. 1994.__ 86p.
14. CARDEMORRIN, MERCEDES. Taller de la palabra. La Habana. Ed. Pueblo y Educación 2003.p.
158.
15. CEMBRANOS FERNANDO y otros. (2003). La animación sociocultural: Una propuesta metodológica.
Editorial Popular. Madrid.
16. COLECTIVO DE AUTORES CEPES (1993). Cuba: La Educación Superior y el alcance de una
reforma. Editorial Félix Varela. La Habana.
17. COLECTIVO DE AUTORES. Orientaciones Metodológicas. 6to grado. La Habana. Ed. Pueblo y
Educación p-32.
18. _____________________Reflexiones teórico-prácticas desde las ciencias de la Educación. La
Habana. Ed. Pueblo y Educación. 2004.__253p.
19. COMPENDIO DE LECTURAS: Acerca de la cultura, educación y estética. La Habana: Ed. Política;
2000.__200p.
20. Cultura, concepto y definición.
psychobiology.ouvaton.org/glossaire.es/es-txt-p06.20-02-glossaire.htm. Consultado el 25 de
febrero de 2011.
21. CHÁVEZ, ARMANDO. Enseñanza de la filosofía. Un enfoque, dos reflexiones. En Revista
Educación. No 127. may-ago. 2009.__p7.
22. DANILOV y SKATKIN. “Didáctica de la escuela media”, Ed. Gente Nueva, La Habana: 1990, p127.
23. DE LA TORRE, NOTARIO (2004). Investigación Científica en las Instituciones de Educación
Superior. Colección autores. Serie Formación. ESUMER, Medellín. Colombia.
24. Diccionario digital.www.definicion.org/diccionario/227. Consultado el 2 de marzo de 20.
25. Dumoulin John (1973). Cultura, sociedad y desarrollo. Editorial de Ciencias Sociales. La Habana.
26. ENRIQUE UREÑA, CAMILA. Invitación a la Lectura. La Habana. Pueblo y Educación. 1975.__ 180
p.
27. Freyre Roach Eduardo. (2000) ¿Qué son los estudios socioculturales? Monografía.
28. GALIANO RODRÍGUEZ, ALFREDO. Todavía la mitad del día. Pinar del Río: Ed. Loynaz;
2004.__39p.
29. GARCÍA BATISTA, G Compendio de Pedagogía”. La Habana: Pueblo y Educación.2002. 78p.
30. Glosario de términos.
www.unmsm.edu.pe/ogp/ARCHIVOS/Glosario/inde.htm. Consultado 27 de febrero de 2011.
31. GONZÁLEZ, VIVIANA. “Psicología para educadores”. Ed. Gente Nueva, La Habana: 1995, p.106.
32. _______________. (2000). Educación de valores y desarrollo profesional en el estudiante
universitario. En Revista Cubana de Educación Superior. Vol. XX. No.3.
33. Kristova Ana (1984). Dirección Científica de la cultura. Editora Política. La Habana.
34. LAHERA,DELCI. “Las formas de organización del proceso de Enseñanza y aprendizaje en la
escuela”. En Didáctica, Teoría y Práctica._ Ed. Pueblo y Educación. La Habana, 2004, p. 123.
35. LEONTIEV, A (1981). Actividad, conciencia y personalidad. Editorial Pueblo y Educación. La
Habana.
36. LÓPEZ, M. Sabes enseñar a describir, definir, argumenta. Ciudad de La Habana.: Ed. Pueblo y
Educación. 1990. 78p.
37. MARGARITA, SILVESTRE ORAMAS, ¿Sabe usted orientar el uso de las notas de clases y de la
literatura docente?: Algunos consejos para estudiar mejor. __ La Habana: Ed. Pueblo y
Educación, 1988. __ 28p.
38. MONTAÑO CALCINES, JUAN RAMÓN. La enseñanza de la literatura en la escuela. Tres
reflexiones. En Rev. Educación No. 126 ene- abr. 2009.__2p.
39. MUSTELIER, INÉS. Historia de la literatura local en La Palma. En Trabajo de Diploma. Instituto
Superior Pedagógico, Rafael María de Mendive. Pinar del Rio.__83p.
40. MARTÍ, JOSÉ. Obras completas tomo 15 y 19. Artículo.. Ed. Gente Nueva. La Habana. 1883. Pág.
190.
41. OROZCO SILVA, E. y CARRO SUÁREZ, J. R. Propuesta de estrategia para la introducción de la
gestión de la información y la gestión del conocimiento en las organizaciones cubanas.
(Spanish). Ciencias de la Información, 2002, vol. 33, nº 1, p.17-23.
42. PETROVSKY, A. “Psicología General”, Moscú 1982. p 188.
43. PUPO, RIGOBERTO La actividad como categoría filosófica, La Habana. Ed. Pueblo y Educación.
1999 p 27.
44. RODRÍGUEZ ALMAGUER, CARLOS. José Martí, por los caminos de la vida nueva. Santa Clara. Ed
Sed de belleza, 2007.__176p.
45. ROMERO RAMUDO, MANUEL. Didáctica de la Historia. La Habana. Ed. Pueblo y Educación. 2006.
106 p.
46. RUBIO.I Modelo de gestión del proceso de desarrollo de habilidades…Tesis doctoral. 2005. p. 56.
47. RUDNKAS KATZ, BERTHA. ¿Cómo interesar a los alumnos en la búsqueda de bibliografía? La
Habana .Ed Pueblo y Educación, 1998.__44p.
48. TEJEDA DEL PRADO, L Compendio de lecturas acerca de la cultura y la Educación Estética. La
Habana. Ed. Pueblo y Educación. 1999. 158p.
49. VYGOTSKI L. S. Obras Completas T6. 1989. p. 215.
50. _____________. (1983). Historia del desarrollo de las funciones psíquicas superiores. Editorial
Científico- técnica.
51. _____________. (1987). Historia de las funciones psíquicas superiores. Editorial Científico técnica.
52. W.H. GOODENOUHG. Lengua nacional e identidad cultural del cubano. Editorial Félix Varela, La
Habana 2007.
53. WIKIPEDIA. Definición de cultura. es.wikipedia.org/wiki/Cultura. Consultado 27 de febrero de 2011.
54. WIKIPEDIA. Definición de literatura.es.wiktionary.org/wiki/literatura. Consultado el 2 de marzo de
2011.
55. ZILBERSTEIN, J. “Desafío escolar”, Vol. 2 Ago-Oct. México, 1999, p132.

Autor:
Yesenia Barbosa González
Enviado por:
Orquidea Hailyn Abreu González
haylin@sum.upr.edu.cu

Universidad de Pinar del Río “Hermanos Saíz Montes de Oca”
2011
“Año 53 del triunfo de la Revolución”
www.monografias.com

Para ver trabajos similares o recibir información semanal sobre nuevas publicaciones, visite www.monografias.com