You are on page 1of 2

“El Imperialismo fase superior del Capitalismo”

“El Imperialismo fase superior del Capitalismo”, Vladimir Lenin nos lleva a través de unas
fases concretas y específicas, a entender como un sistema económico como el Capitalismo
(en donde lo que se pretende es la libre Competencia), puede llegar a Convertirse en una
Etapa Superior llamada Imperialismo, la cual representa, según él, la total decadencia del
primero. Estas etapas, todas ellas muy bien argumentadas e hiladas entre sí, plasman que el
Capitalismo se va modificando y transformando, según haya grupos de poder ó monopolios
que intervengan en su devenir y según se vean vertidos un sinfín de intereses particulares
en él. Lo anterior deriva, en convertirse en un sistema Imperialista que dependiendo de la ó
las Potencias dominantes y que simpatizan con él, expanden sus intereses a todas las
economías más débiles, influenciándolas en cuanto a sus valores no sólo económicos, sino
también políticos y culturales, para satisfacer sus intereses de dominio e imperio.

DESARROLLO
La primera fase ó rasgo económico que resalta Lenin es que la Concentración de la
Producción trae consigo la Formación de Monopolios, Carteles y/o Trust.
De esta forma unas cuantas empresas “se adueñan” no sólo de las materias primas y de la
producción que de ellas se derive, sino también de la mano de obra y de las vías y medios de
comunicación necesarios. Por ello, las ganancias principales van a parar a manos de unos
cuantos “selectos”, comenzando con ello el declive de las pequeñas empresas. Y es
precisamente, el elevado aumento de las operaciones bancarias y que se van concentrando
en un número reducido de instituciones, que los bancos van tomando un nuevo rol, lejos de
ser ya los intermediarios solamente en las operaciones crediticias, se convierten también en
grandes monopolios, concentrando todas las ganancias de los grandes empresarios y
tomando un papel activo y ya no pasivo en todas las actividades realizadas por los principales
monopolistas, ya que ahora el banco “construye” alianzas y relaciones benéficas para sus
propios intereses, y es precisamente, este “cambio de giro” de los Bancos, el que Lenin
destaca como una segunda fase y/o rasgo que interviene en el cambio del papel original del
Capitalismo. Pero entonces, la concentración primaria que ya teníamos de la industria, y
ahora, la concentración monetaria que empieza a darse en los Bancos, trae consigo que la
relaciones entre los primeros (Monopolio Industrial) y los segundos (Monopolio bancario), se
estrechen y sean cada vez más intensas y unificadas, trayendo consigo la Dominación del
Capital Financiero y con ello la Oligarquía Financiera, esto es, la concentración en muy pocas
manos del Capital. Esto genera que, en los periodos de auge industrial los beneficios sean
muy altos, pero en los periodos de depresión, las pequeñas empresas tienden inevitablemente
a la quiebra, así entonces los bancos participan en su “rescate” a muy bajo precio,
haciéndolos todavía más fuertes. Derivado de lo anterior y a los excedentes de capital del
cual ahora se dispone, pasa a un segundo término la exportación de mercancías, que era lo
que caracterizaba al Capitalismo anterior, para ahora realizar Exportación de Capital, a los
países atrasados, ¿por qué en ellos?, Porque el beneficio es elevado, ya que los factores de
producción (tierra, trabajo, capital) y la materia prima en estos países, son mucho más bajos
de lo que lo son en los ricos y poderosos. Esto a la larga, lo que trae consigo, es que los
países exportadores de capital “van tendiendo sus redes”, en otras palabras “se van
repartiendo el mundo” para obtener con ello crecimiento, poderío y ventajas competitivas
respecto al resto.
Así las cosas, El Reparto del Mundo se da entre las Grandes Potencias, y ellas buscan los
mejores territorios, aquellos, que la materia prima sea atractiva y que no sólo sea la ya
descubierta, sino también la que indique un grado de probabilidad, ya que esto les seguirá
garantizando un dominio mundial de riqueza y de mercado.
Dicho todo lo anterior, y tomando en cuenta de donde se partió, esto es, de la formación de los
monopolios, se considera que ellos son el Tránsito primario del Capitalismo a un Régimen
Superior, esto es, al Imperialismo. En este nuevo sistema entonces, en el Imperialismo,
dominan los monopolios y el capital financiero, la exportación de capitales reemplaza a la
exportación de mercancías, se inicia el “reparto” del mundo en una lucha sin freno, por
territorios abundantes de materia prima y en sí, las grandes potencias van formando sus
“imperios”

CONCLUSIONES
Considero que para el año en que fue escrito éste documento por parte de Lenin, ya
se plasma de una manera muy fiel y visionaria, todo lo que quizá ya se vivía en ese momento
económico del mundo, pero que en definitiva se venía venir como una gigantesca bola de
nieve y que nosotros en nuestras épocas actuales estamos viviendo muy crudamente con
nuestros sistemas económicos, esto es, concentración de la riqueza en unos cuantos y
“acaparamiento” de una forma muy sutil, de los territorios de las economías pobres por parte
de las poderosas, pero no para ayudarlas a salir adelante y que éstas se beneficien con los
adelantos de las primeras, sino, sino para aprovecharse de sus recursos tanto naturales como
humanos y continuar así con su política de expansión económica.