You are on page 1of 15

Abelardo, P. Logica 'ingredientibus: En C. Fernández (Ed.

), Los filósofos
medievales: selección de textos (VoL I, pp. 112-40). Madrid: B A e, 1979. philosophe et théologien (París 1911); B. HAUREAU, Histoire de la philo-
sophie scolastique (Paris 1872-1880) p.362-389; J. REINERS, Der Nomina,
lismus in der Fruhscholastik: Beitrage f. Gesch. Phil. Mitt., VIII, H. 5
ABELARDO (1910); E. GILSON, La philosophie au moyen áge, 2: éd. (Paris 1947)
p.279-296; C. OTTAVIANO, Pietro Abelardo: Biblioteca di fílasofia e
(1079-1142) scienze, 2 (1931); R. MARTINI, La soluzione ab,elardiana del problema degli
Universali: Riv. di Fil. neose. 22 (1930) 371-078; 1. GRANE, Peter Abe-
lard: philosophy and Christianity in the middle age. transl. by F. and
OBRAS PRINCIPALES: Theologia christiana (1123); lntroductio ad CH. C,ROWLEY (New York, London 1970); J. Mc CABA, Peter Abelard
Theologiam (1123); Theologia Scholarium (1123); Sic et Non (1123); (First publ. 1901; Freeport [N. Y.] 1971); ]. LECLERCQ, Notes abélar-
Diatectica (1121/1123); Logica «lngredientibus» (después de 1120; diennes: Bull. Phil. méd. 8-9 (1966-1967) 59-62; ID., Notes abélardiennes:
1136?); Logica «Nostrorum petitiüni socíorum» después de 1120; Bull. Phil. méd. 13 (1971) 68-71; M, DE GANDILLAC, Sur quelques inter-
1136?); Tractatus De intellectibus (después de 1120; 1136?); Apologia prétations récentes d' Abélard: Cahiers de la Civilis. Médiev. 4 (196l)
seu Confessio fidei (1140); Dialogus inter Philosophum, Iudaeum et 293-301; . T. GREGORY, Considerazioni su «ratio» e «natura» in Abelardo:
Christianum (1140); Expositio in Exaemeron (1140); Commentarium Studi mediev., 14 (1973) 287-300; C. JOJA, Le conceptuatisme d'Abélard
in Epistolam ad Romanos (1140}; Historia calamitatum (1140). et la théorie moderne de l'abstraction: R~v. roum. Sc. soc.-phil.-log., 14
(1970) 225-237; E. F. LITTLE, The status of current research on Abelard.
EDICIONES UTILIZADAS: Peter Abaelards Philosophische Schriften, zum lts implications for the liberal arts and philosophy 01 lhe XI andXIl cen-
ersten Male herausg. von B. GEYER, Beitrage zur Geschíchte der Phílo- turies: Arts libéraux et Philosophe au moyen age, 2 vols. (Paris 1969) 1I
sophie des Mittelalters, B. XXI, Heft 1. (Münster i. W. 1919) Die Logica p.1119-1124.
«lngredientibus»; Heft 1. (Münster i. W. 1933) Die Logica «Nostrorum
petitioni sociorum». Trad. del editor.
Petri Abaelardi opera, Il, ... Tractatus De inteUectibus, ed. V. COUSIN LOGICA «INGREDIENTIBUS»
(Paris 1859). Trad. del editor.
Comienzan las Glosas según el Maestro pedro Abelardo a Porfirio
BIBLIOGR. GEN.: PETER ABELARD. Proceedings of the International
Conference, Louvain, may 10-12 1971, ed. by E. M. BUYTAERT (Leuven,
The Hague 1974); M. T. BEONIO-BROCCHIERI FUMAGALLI, La logica di 1.514 Al empezar la Lógica diciendo previamente algu-
Abelardo (Firenze 1969); ID., lntroduzione a Ahelardo (Barí 1974); nas palabras sobre su manera peculiar de ser, empecemos por
ID., La rélation entre logique, physique et théologie chez Abélard, en
PETER ABELARD ... , p.153·162; ID., Note sulta logica di Abelardo: 1. La la filosofía, que es el género a que. pertenece. Boecio llama
concezione abelardiana delta logica: Riv. di Stor. della Fil. 13 (1958); filosofía no a cualquier ciencia, sino a la que se ocupa de los-
II. Il problema del significato: ibid., p.280-290; IIl. Il significato dei seres más excelentes; pues no llamamos filósofos a los que
nomi universali: Riv. di Stor. della El. 14 (1959) 3-27; IV. Il significato
delta «propositio»: ibid., 15 (1960) 14-21; V. L.'úlrgumentatio»: ibid., 18 tienen-cualesquiera conocimientos, sino a aquellos cuya inte-
(1963) 131-139; VI. Abaelardiana inaedita: ibid., p.139-146; J. JOLIVET, ligencia penetra las cosas sutiles. Boecio distingue en ella tres
Arts du langage et théologie chez Abélard: Ét. Phil. méd. LVII (París
1969) (Bibliogr., p.375-381); esp.: p.337-381; ID., Elements du concept
especies: la especulatiya, que estudia la naturaleza de las co-
du nature chez Abélard, en La filosofia delta natura nel Medioevo (Mi- sas; la moral, que considera la bondad de los actos huma-
lano 1966) p.300s; ID., Notes de lexicographie abélardienne, en PETER nos, y la racional, 'que trata de la argumentación, y a la que
ABELARD'... , p.531-545; ID., Comparaison des théories du langage chez
Abélard et chez les Nominalistes du XN siecle, en PETER ABELARD ... , los griegos denominan _«Lógica». Pero a esta última, según
p.163-178; ID., Abélard ou la philosophie dans le langage, Présent: de atestigua Boecio, algunos la separaban de. la filosofía, y la lla-
textes, bibliogr. (París 1969); M. DAL PRA, Pietro Abelardo, Scritti logici, maban, no parte, sino instrumento de la filosofía, porque las
2: ed. (Firenze 1969); ID., Pietro Abelardo, Scritti filosofici (Milano 1954);
CH. DEREMUSAT, Abélard (Paris 1845); GEYER, Untersuchungen, en Peter demás en cierta manera se mueven (o ejercitan) en ella, aJ
Ab.eJar4s Philosophische Schriften: Beitrage f. Gesch. Phíl. Mitt. XXI, 8; usar de sus argumentos para probar sus propias cuestiones.·
.. ~DieS~?tlul1g Abaelards in der Ceschichte der Logik p.622-633; Die
. ; .... Stellunl A,baelards in der U niversalienfrage nach neuen hds. Texten, 1.'514-1573 GEYER, Einleitung, en Peter Abelards Philos. Schriften 1 p.I-X;
. ./ Beitrage," ib':., Suppl. 1 p.IOI-I27; UEBERWEG-GEYER, Grundriss der Ces- In., Untersuchungungen ... p.597-603; ]. ]OLIVET, Arts de langage et théol. che:;;
" éhichté del' P.hilosophie II (Berlin 1928) p.213-226; C. PRANTL, Geschichte Abélard ... , p.Só nt.140; p.120.
. 1514 BEONIO-BROCCHERI FUMAGALLI, La rélation entre logique, physique el
.derLogik tnnAbendlande II (Lepzig 186l); P. VIGNAUX, arto «Nomina- théologie chez Abé/ard, en PETER ABELARD ... , p.153-162; In., Note sulla logica
;lisIÍle»,' en Dict. théol. cath., 11 (París 1931); J. REINERS, Der aristote- di Abelardo. l: La concezione abelardiana della logica: Riv. crit. di stor. della
., lisehe RealiSmus in der Frühscholastik. Ein Beitrag zur Gesehíehte der fil. 13 (1958 p.l3; ]. JOLIVET, Arts du langage et théologie chez Abélard: Et. de
.;¡ ~'UnÍ:llersálienf¡:age im Mittelalter (Aaehen 1917); F. PrcAvET, Roscelin, Phil. méd. LVII (París 1969) p.142 nt.94.
~~ -,;,,,,::~,;): =.~ ';":.~-;"" .;~~

«después». Es la primera: si los géneros y las especies Añade la causa por la cual renuncia a esas cuestiones: a sa- subsisten. 1. o si son seres subsistentes corpóreos o inco:' el mismo Boecio dice que no hay nin guna dificultad en que póreos. como si dije· ber. E n oposición a ellos. 't os en que tOdoscol1venían y nó habi. como la de la causa comú n de la imposi_ luego tampoco deja de ser filosofía por que sea instrumento ción de los no mbres un iversales. sobre el género.ifíci les. sin embargo . de que ami te el tratar cosas denominadas. puede todav ía . pero por la solución de es tas cuestiones en otro lugar .5 15 Después. La cl áusula : «y .ic. el lector. cu ando. daderamente existen.51 7 Pasa o r alto estas cuestlones diCiendo: Des ués. por trata de ellas.l). si se plantea un a cuestión de la filoso~ía natural o moral .ic. tiones. Pero hace mención de elhs. en Jos que se hallan.. es decir. Pues existen dos especies de seres incor- do .. como. PUes . a saber. es decir . en virt ud del objeto inte~ de ellas. insinúa de algún modo que el lector espere' tas y utilísimas y tocadas por no pocos filósofos. están separados de una misma cosa sea instrumento y parte de otra. sobre los géneros y espacios. Y J tud de la denominación alguna cosa. o tam bién la de la inteligen- especies de la filosofía. . Especifica qué cues- mientra s _ n . . y ja tercera: si están separadas de las cosas sensibi 's tor no la tiene para es tudiarla . a saber : si los géneros y especies. antiguos. porque el lector no iniciado no es capaz de per- ejemplo. sino la Ló. la prueba con sus propios ar. nes y otras relacionadas con elbs. Se pueden plantear también otras cuestiones que SOfl mas no por ser instrumento de la Lógica. recóndi- presente tratado. la especie y de las otras tres propuestas. Abelardo Lógica «1 ngredientibus» 114 Así. o/) i. rehusaré el tralar la cuestión d los argumentos se toman de la Lógica. y otras muchas tamb ién difíciles. y las cuestiones con ellas relacionadas. d. como la linea sin un cuerpo que le sirva lo s .. para ello le instruye no la Física. esto es.con verosim ilit ud. creyendo que ya no queda nada que investigar. universal. lo cu al determina sa en e Uas . igualmente d. si so n esencias. el nombre «rosa» . P ero de esas cuestiones t ra taremos pación en el lector. asignándole un fin propio. o est án sóló en [las mentes ] .:: que de esas cuestiones. sobre los géneros. dicho que sean incorpóreos. cuarta) cuestión. residen en ellas .. la mano respecto del cuerpo. podemos exponerla in troducien- ~o un .i existen verdaderamente. (p. La segunda es: caso de que se conced a que ver- a renglón seguido : Y necesitada de mayor estudio. o tros no pueden existir fuera de los seres sensibleó cir. si subsisten. para no crea r despreocu- cosas a las que es común . que es el cia de los nombres universales.r la mentalidad. cuando no existe ninguna de las cibirlas . hace mención de ellas. Podríamos ch as veces ser instrumento de sí misma.a . Esto se puede entender de diversas maneras. que el que tú podrías hacer. como D im qué cosas no va a hablar. aun des truidas las d a h razón de ambas cosas. .f 1. Es decir. pi'o_babiliá~á. pues ta un a en tender C0l11 0 si dijera : Rehusaci el tratar de esas cuestio- cuestión que es de su ám bito. de lps ' püt1. deben tener como suj eto I inferior a sí en vir- tiones son esas más elevadas . en el 1. entien- o . no obstante. El mismo Boeelo la distingue de las otras dos conveniencia de cosas diversa '. atendida la de la filosofía. y de que .516 H ay tres cuestiones. f1ingún~ discusión. deja de ser Lógica. ~rata­ de sUJeto. pocos resueltas. porque el tratar de ellas es cosa muy ardua por lo que' se: . Pues aunque el físico usa de la concibe nada y que no se trata de cosa alguna en el término argumentación. Advertir que con la palabra ntOX. sin resolverlas .. tener vigencia. con esas tres cues- gumentos. Aun la Lógic~ misma parece m u. como és ta : «el hombre es una especie del animal ». pero el lec- reas. Pues e s altísimo. otras rel< ionaóas con ellas». y si. etc. Pero aquello : D eclarado de póreos: unos pueden perdurar en su incorporeidad. en la cu al parece que no se de disponer la argumentación. Pues si hubiese guardado absoluto silen- después detenidamente . es de- y el alma. etc. en decir de Boecio. no . cio sobre ellas. cu ál pueda ser. corpóreas o incorpó- que el au tor sí que tiene capacidad de resolverbl. por el tiempo . YI)n con . 1. o consisten sólo en que se pien- hace al lector que no puede llegar a ellas.. si no po. De un mayo r estudio. co mo lo es las cosas sensibles.518 Pero sigamos ahora c n las palabras del proemio. descuidaría por completo su estudio. N o lectual o concepto q ue significan...

opinaba que no sólo se los significar o mostrar es propio de las palabras. U¡¡tersu~hunge1!. y-resulta en la naturaleza. a las cosas. ponen una sus- bién el mismo Porfirio. los puso como existentes los singulares en que se halla.. entre las cosas. crates se predique de todas sus partes tomadas en conjunto y PorfÍrio.." p. mente).Q. Y de uno solo. ya que su predicación no se aplica a los singulares. a las Cosas '-como a los V< cablos> hay que investigar cómo. en cambio. Pues nin- ver si esas propiedades competen a los solos nombres o tam.nyetúr a las cosas lainidón del universal. ya que difieren precisamente tan sólo por la 1. a concluye que también los vocablos son 1.5~4. pue- les. de las cosas lo es el ser significadas. contrastándolas con las de los singulares. La logica di AbelarJo.523 Algunos entienden as! que una cosa es universal: dicado de muchos. y singular... especie en sentido propio no lo es. el mismo Aristóteles. de ser del universal. guna cosa ni colección alguna de cosas parece que se pueda bién a las cosas.519 Volvamos ahora. o esta casa.istiri~ diferencia alguna '" J---. 1J~~) que se llama universales tanto otros de una manera general las propiedades de los universa. BEONlp":BRO~~I FUMAG~LLI~. sino accidental. a los cua- las cuestiones mencionadas y tratemos de estudiarlas con toda les sé les adscribe el ser solamente términos de las proposi- diligencia y de resolverlas. al singular.116 Abelardo Lógica «lngredientibus» 117 en la solución de esas cuestiones un'JS opinaban de una ma.521 También se llama universales a los r. ' 1523 BEONIO·BROCCffiERI FUMe>GALU. en los cuales toca de una manera general la naturaleza de los universales. pues le conviene la definición de universaL De ello se 1. Cr ~/. Pero llama Peripatéticos a los dialécticos o a cualesquiera argumen. mientras que pensaba fuera de las cosas sensibles.. o sea..520 Aristóteles define el universal en el «Perierme. . Lo cual parece atribuir el texto tanto . que es la esencia material de pone del género y de la diferencia. tancia esencialmente la misma. bra «nombre» se predica de muchos nombres.. sino que también exis..ómbres~! Por eso Aristóteles: El género determina la cualidad-respecto de diversidad de sus formas. Si a esas formas apelativo de universal están comprendidas la("cosas' mismas.. pAO y 41..a las cosas como a una sola co~a admite mucho menos que una colección el ser predicada de muchos. una parte de esos antiguos. distingamos aquí nos. en cambio. De todo 10 cual resulta evide1p:. que sibles y que se formaba un concepto de ellos fuera (en la muestra la conveniencia sustancial de todas ellas. al establecer que la especie se com. y tratemos de de S2.628.' Tam. Y llamo univérsal a lo que tiene aptitud para ser pre- lección. u. que el género es una cierta semejanza de muchas especies. hombres. o Só~ neias»: Lo que tiene aptitud para ser predicado de muchos. En cosas que difieren entre sí por sus formas. JOLI- VET.' . Por ejemplo. la sustancia. ~ .•( (L4lAf'--. Y Boecio. (p. se las separase (de sus sujetos). nadie en absoluto. en el libro de nera y otros de otra. donde poco una de las opiniones llama universal a una cosa o a una co- antes había dado la definición del universal diciendo: Porque unas de estas cosas son universales. pero universal lo es sin duda alguna. sin- gulares. Y los antiguos de entre ellos. que difieren entre sí numéricamente. .i'-:4L '. o.<. y que Platón. Y en otro sitio: La pala- tían fuera de ellas. pues.J .~ . digo. etc.e. Ahora bien... al individuo: Lo que se predica y a la vez. Aunque este pueblo. existe una úni- 1521 GEYER. Veamos. lo que no la tiene. . pues. algo sustancial.que en el diversa sólo por las formas de los inferiores. predicar de muchos distributivamente. en todos y cada uno de los 1520 BEONIO-BROCCllERI FUMAGALLI. al ser completamente idéntica esen- cialmente la materia. como exige la manera I 1. Boecio recuerda que Aristóteles pensaba las divisiones: Es de. o. pues significa «¿cuál?». a saber.. como hemos prometido. como la especie conteniendo bajo sí a esos individuos. ) 1.7-8). . aquéllas. sin embargo. Y como consta que los géneros y Clones. y es en sí mismlt Una.Juma utilidad--dice-tener en cuenta que los géneros y especies subsistían tan sólo en los seres sen.86.fG\J (\. especies son universales. ya que el vocablo no es tadores . y expongamos cómo cada las palabras..lniversales. 1. Como parece.c. y má.pAL :.p. los llama u"niver- sales. y viene a' ser xime los perípatétícos.

nt .1525 ' JOÚVET. D ie Stellung Peter .de Sócrates. aun cuando el ser blanco le venga por UrJO de ellos consta de propiedades cuya colección no se en- algo distinto de aquello de que le viene el ser negro. se entiende que es. porque sisten como singulares y se las piensa o entiende como . y ser así el animal racio-' ta Platón. por eso mismo misma cosa que permanece completamente la misma. después una de un buey. es común de tal suerte que todo él está a la vez no dejan de ser contrarias por encontrarse de ese modo en el en ' los diversos sujetos cuya sustancia constituye materialmen- mismo sujeto. sin las cuales subsiste en sí naturalmente .pAl o nr.' · ' C . . serían contrarias ni la blancura ni la negrura. y la irracionalidad en el mismo individuo. res'ulta singular por las formas especie. en decir de Boecio. y allí. O. la en ridad que está afec tada por es tas so de las formas de Sócrates. nal. prueba. a saber. que el universal. ~'r" '\''''''') . la Física mas de Sócrates. cura y por la dureza . cuando Por la participación de la especie muchos hombres se hacen exis tirían a la vez en la misma esencia. . con tal que no estén fundadas en el mismo individuo. mas 1 tes. 1. unas mismas entidades.R (Münster 191.. en el «Ad aliquicl». resulta entonces que Sócrates es] el ~sno . sub- y verdaderamente Sócrates y el asno son Sócrates. cosa segun l' Clversos aspectos. esencialmente la misma. . o{-.c · p97 2 15 .J.. Por eso Aristóteles.122 · nt.. es aquello que en el asno es diverso de las se halla en absoluta oposición con ellaJ En efecto.4 ." i5 24~EON[b'BROcéHIERI ' Fuí! ~Gi\ Ll. mo trozo de cera a las diversas estatuas. Lógica «1 ngredientibus» 119 118 Ahelardo ejemplo. ni más ni menos que no uno. y aSÍ. mejor dicho. ya que se hallan en pues. universal en su naturaleza. por esto~ accidentes. en el mismo género o en la misma te. y. . pero singular en acto e incor- Sócrates. a la ma.. trarias. . ya no serían contrarios. así en dicha teoría: Cuanto en Sócrates es diverso de las for- can. y en los particulares los muchos se hacen uno y común. si a la vez coin- y en otro pasaje: Los individuos se llaman así porque cada cidiesen en este objeto. al contrario de lo que 1. Pues en los contrarios no se da 10 que males que difieren por la especie. si algo esen. a la cual hacen derivar en las diver.89.3 ) p . una sustancia de animal en los relativos y la mayor parte de las demás (oposiciones). lo que en el asno es diverso de . a saber. 1525 JOLlvn . . s~s aspectos. 15: · 'JOtIVÚ. dando diversas formas a la l· 91sma .4belards in der Urtiversalicnlrage: Festsch. ~jmpatizar con ella en gran . siguiendo en la men tali- se dice que pasa en el universal. p. los autores. que no son con- esta diferencia: que no da origen en el mismo tiempo el mis. .. y de esa suerte estar en el mismo sujeto De ese sentir parece ser sobre todo Porfirio cuando dice: dos contrarios. Aunque p2rez. exis las formas del asno.medid¡¡. pA2. como cuentra en otro .i22 1526 GEYER.""'9'J . por aquellos otros. que pueden darse a la vez en un mismo sujeto según di ver- sas especies.(.. Ahora bien. al de- nera como si de este trozo de cera hago ahora una estatua de n~ostrar que la magnitud y pequeiíez se hallan a la vez en una hombre. es el asno. por la blan- 1. 1524. formas lendráqüe ser la que está afectada por aquéllas. Lo que en Sócrates es diver- rte en' los singulares. d5 . p. .C. BA [JEMKf.l5. Aho ra bien. que le sobrevienen. .replicará. que la racionalldad y la irracionalidad gún Boecio. . L (~ . . A. por la recepción de diversas diferencias.525 Esta es una de las dos opiniones. por como Sócrates mismo es precisamente eso que es diverso de las formas . 0 '. se- dad de dicha opinión. clalrtlente idéntico. que aquí. UnI- Sócrates es Sócrates y el asno. C· . O . es blanco y es duro por diversas causas. Yeso se prueba así: Con toda verdad se hallan la racionalidad y sin las cuales no permanece en acto. resul- mal diversificado por la irracionalidad. animal ir~clonal.526 Pero tal vez se . ca sustancia del hombre. formas del asno.. Que Sócrates sea el asno.' 0. Pero con de que se hallan en una misma cosa a la vez. i V-\"". Pero si esto es así. a ca usa de que Sócrates es Só- versales: '. crates y Sócrates es asno.11 nt . siendo en sí univers al. a saber. se prueba . es el asno . se prueba por el hecho de que se hallan a la vez en Só- subsiste el mismo en acto corpóreo y sensible por los acci- crares y en el asno .' p::U6. ser el animal diversificado por la racionalidad el ani. BEONIO·BROCCHIERI. p. y real dentes. Sócrates.C.524 De manera parecida ponen en cada uno de los ani. aunque afectado por diversasfotmas. que se hallen ambas a la vez en Sócra- póreo e insensible en la simplicidad de su universalidad. Pero Sócrates y el asno son Sócrates. .I8.I .

sino ces los accidentes son naturalmente anteriores a ellos. que ~s la misma. ya que no hay ningún ser que sea hombre en cuanto los accidentes que recibe. por- ~~ 1. si los indi- animal blanco es animal que anda». l)GY' ~l" { das las formas del uno son las del otro. es el por la naturaleza de las cualidades ni por la naturaleza de su asno. porque en cada uno de los predica. Só.529 Además. o. pero bajo respecto di.~5. puede dar origen a la diversi- tonces habría que decir que el cuerpo es a la vez cuerpo y no dad. así como bién en las sustancias primeras como en sujeto. Por tanto. O.531) De todo esto resulta claro que no se funda en nin- crates y Platón todo cuanto pertenece a cada predicamento.c. O. porque el mis. se dice racional por un capítulo tancia que les sirve de sujeto? A Sócrates no le llamamos mu- e irracional por otro. a saber. repren. el asno. pues. ¿cómo podríamos considerar multitud en sí es ambas cosas. adoptando otra manera de pensar sobre los versifican en la esencia como tampoco las sustancias en las universales más cercana a la verdad de las cosas. existen más que diez esencias de todas las cosas.217. son también las diferencias respecto de las especies que originan. habría que decir que ningún animal es dista (del animal).. ni anda en cuanto que es blanco. cuerpo. de suerte que su sujeto. guna razón la teoría que s.. En consecuencia. y no es. tampoco 10 estarán en los universales. como en sus sujetos. pero que no se demuestra eso por la expre.C. Por la mism~ razón. Porque cuanto se halla en las sustancias segundas como en se diversifica por las formas de los inferiores._ 1.527 Hay algunos que. De lo contrario. Por eso. Pa. mentos no se da más que una esencia.89·91. tampoco Sócrates puede que es animal. buscando una evasiva. tampoco materia ni la forma del asno juntas son el asno.ús 196~) p. subsistir sin sus accidentes. porque en. 1531·1533 JOLIVET.osV~ne que~a . ni la como también sus tualidades. p. como 10 que las tienen por completamente verdaderas. la cuantidad.C. ya que una dad de formas permaneciendo completamente idéntica la sus- cosa. otros. el funda- 0'2. así también todas las cualidades y cuantidades. tonces las formas no tienen ya tal oposición. como queda dicho. así le imponen el nombre de Sócrates por hombre. En efecto. J. a saber. como la cualidad del uno y la cualidad del otro. por la formación de la diferencia verso. tancias. porque no es mortal en viduos adquieren su ser determinado por los accidentes. el orden de las sustancias si no se diese más que una diversi- sión: «el animal racional es el animal irracional». MONFIUN.216. es decir. to-· . tampoco de las formas puede derivarse diferencia alguna.216. 1528 BEONIo-BROCCHIERI. mo animal tiene ambas cosas a la :vez. ción: «el animal racional es el animal irracional». ni más ni menos que las sus- den sólo en su tenor verbal y no en su contenido la proposi. ya que estarían completamente a la vez en ellos. si los accidentes no se hallan en los individuos diez géneros supremos. ya que la I sustancia de ambas es una única' esencia. que no son diversas entre sí. Poseyendo.}Pero en-I4f'l4 chos porque reciba en sí muchas formas. Por tanto. p. no mento de ellos. o «el tituir los individuos por sus accidentes. siendo ambas cualidades. Hiftoria l¡alamitf:ltlft11 (~. 1. enton- cuanto que es racional. por formas opuestas. a tenor de lo que afirma dicha teoría. como no lo es el hombre de sus diferencias. dicen que que se hallan. que tampoco se di. 120 Abelardo Lógica «1ngredientibus» 121 y la verdad de la afirmación que antes hetJ?ós hecho. Porque así como el hombre. Por tanto. aun siendo la misma.530 Tampoco resiste el análisis su pretensión de cons- proposiciones: «el animal racional es animal mortal». porque. ABELARDO. consta del hecho de· que ni las formas del asno son sustancia. ni más ni menos que el hombre no puede darse sin sus diferencias.. los accidentes serían la sustancia. es cosa reconocida universalmente que se halla tam- sin ellas no adquiriría ninguna variedad. etc. no resultan diyersos ni que lo que en el asno es diverso de las formas del asno. por lo mismo. los Ahora bien. diciendo que 03 1. cada una de las cosas no sólo difiere de las otras por sus for- 1527-1529 JOLIVET. a la vez en cosas diversas. .misma ¡se~ia existe pero siendo al propio tiempo eso completamente idéntico. si no. ni tampoco reprenden estas (}q 1._ . pA2. que. ni tampoco los demás predicamentos.528 Además. todas las sustancias se identifican completamente.

de lo contrario. uno en virtud de la semejanza en la humanidad. por una parte. que convienen con él o él con ellos. to que son hombres. se distingue de sí mismo en cuanto Sócrates. p. según enseña Boecio. es aquélla. Lógica «I ngredientibus» 123 122 Abe/ardo tancial de los individuos. Así también. por lo que hace al número. 10 mismo que las formas mismas se ". ni serían de que su distinción entitativa.ClllpU. 1.ONlO·BROC. pueda predicarse de muchos. ya que los que son relativos tienen plo. eso ya no tiene nada que ver con la comunidad todos los hombres tomados colectivamente son la especie «hom. y otros rno . Tal modo de diferir ya lo señaló Porfirio entre rada. en '. y todos los animales tomados colectivamente el género de los suje tos.C. y a los mismos que llaman singu. muchos hombres SOD. sino indiferentemente. lo entienden en sentido figu" formas dadas . Esos no llaman de por sí de ninguna sujetos por partes. de ningún modo tendrían en la cosa universal la pre- las formas dejan ellas de ser distintas en sus esencias . no se tiene por las formas . sino que se distinguen ellas mismas en sus esen~ias. y cuando dicen que es·a realidad que es rio suponer otras formas para explicar la diversidad de unas Sócrates se predica de muchos.32 Pero concibiendo la diversidad de todas las cos a ~ se los tiene por diversos de sí mismos según que se atienda de tal suerte que afirman que ninguna de ellas participa o de a la distinción o a la semejanza. sino que dicen que sus par tes. muchos formas. Esos ponen tantas la especie se haría lo generalísimo. la diversidad de las for. p. sino por la diversificación de la esencia propia. y que no por la desaparición de contrario. dicen que son lo mismo en el homb re. en virtud de la cual ésta no menos en número l~s universales que los singulares . una misma cosa no podría ser género o especie de real a las cosas distintas entre sí. por la aplicación a eilos de cada una de manera a Sócrates y a Platón especie.. propia del universal. 1. ni el. a causa dicación de muchos o la continencia de una multitud. y que cies.533 Pero también en este punto hay diversidad de opi. y así en todo lo demás . y no se dice. ni es. pA. y por otra .44. sino a cada uno de ellos en cuan- mas es taría empeñada en un proceso al infinito. 1534 B EONlO·BROCC HIER I . ponen menor número de universales que de sin- la dis tinción de los predicamentos no se tiene por· algu nas gulares . cia respecto de sí misma..la indiferenci a y la conveniencia de semejanza. les dan el apelativo de (lo) sí misma . O.46.'r 1. colección . género lo especialísi. De lo la materia. en cambio.3 13E. bres tomados cole~tivamente. especies cuantos individuos. toda ella de cada niones. En efecto. por lo que hace a la semejanza de las que la esencia del uno no es la esencia del otro».. Y si se dice que se predica de diversos la colección de muchos. es decir. no esencialmente. que no difieren en la que oPa~~m~ ~ ai!únl~~50· naturaleza de la humanidad. . O. De lo me nte la misma.insinúa que alguien en modo alguno. e investiguemos cómo toda la colección de los hom- I bres que se dice una espeó e. Como diciendo: «En esto consiste su modo de diferir: tantos géneros . lo que hay en una se da en otra.535 T ero ahora tratemos d~ hacer ver la poca consis- lares por (en el orden de ) la distinción. Al dec.5. O. corno si dijesen que muchas son idénticos con él. pero. ya sea ello hace la operación de tomar colectivamente a muchos. . esto el género generalísimo y el especialísirno al decir: A demás. sino por la diversidad I misma de la esencia. al ser necesa. hombre. los llaman universales tencia de la teoría que se ha pues to en primer lugar sobre la por. ya sea la forma . en cuanto una ma teria esencialmente la misma. y se d istingue precisa- «animal».ir: «que recoge la semejanza». 153. y el género lasemejanz4 de las espe- mas . cuanto es universal. naturalezas.534 H ay otros que llaman especie no sólo a los hom- distinguen entre sÍ. como Sócrates. 1535 BEO NIO·BROCC HTERI. y reteniendo con todo todavía el universal contrario. es to de Boecio : No hay que pensar que la especie sea otra cosa sino el concepto colectivo que r((co ge la sem ejanza sus. en sí en virtud de la distinción entitativa. o de una forma esencial. Con esto parece concordar mente en eso de 10 que es común por la división de sus partes. y a unos mismos 1.43. Algunos no ponen la realidad universal más que en uno de los singulares . si no fuese susceptible de presentar alguna diferen c «mismo». por ejem. el cual debe es tar todo él en cada uno bre». de cada uno de los hombres distintos entre sí.

.. en cuanto que es hombre. puede haber que sea su opuesta. y resultar así universal. El hombre. además. cuyas diversas partes se repar. de rencia en el ser predicado de muchos entre el universal y el suerte que ya toda la colección de los hombres incluiría en sí singular. conviene también Sócrates? de cuerpo y espíritus la llamaríamos una única sustancia uni.538 Nos queda ahora el impugnar la teoría que llama bién él no es ese otro. sino porque muchos convienen con él. en nada diferirá éste de aquél. Pero aSÍ. Por eso Sócrates su especie homóloga bajo el mismo género. Pero ni el el universal supremo. ya que sustancia está contenida en ella completamente. ambas las tiene él-mismo y de modo absolutamente idéntico. por ejemplo.C. Luego lo que tiene e! hombre. a los cuales igualmente les veniencia tan sólo con una cosa? ¿Cómo. lo tiene y de modo absolutamente idéntico. conviene con otros.539 Además. en el libro De divisio. O. y lo mismo hay que decir de otro. 1. no habiendo ninguna cOiói'-4Jea hombre. cuanto tiene en cia universal. un campo. los hombres. e igualmente el gramático. animal La única manera de que resultase distinto de sí mismo al ser racional. venir con muchos. y Platón no difieren en el hombre». podrá ser toda colección de los hombres la multitud de los sino Sócrates u otro. o tiene comu. es hombre.218. En sí mismo. de suerte que. más bien es diverso de él.541 Hay otros que a la expresión «convenir en el hom- 1537. por cierto. universal a cada uno de los individuos en cuanto que conviene 1. difieren entre sí" tanto por la materia como por nibus: que la parte no se identifica con el todo. que Só- de que se compone. como si se dijese: «Sócrates 1538-1541 ]OLIVET. con los otros. todo universal es natural.536 Además. sin embargo. gramático.C. desaparecida una y quedando las demás. Pero ¿cómo dad que es hombre. sería que e! blanco se distinguiese mente anterior a sus propios individuos. tendrá que ser especie de la sustancia y tener sÍ. p. tendrá entonces que convenir él con animales? Plat6n o en sí mismo o en otro. siendo así que de la misma manera exactamente que muchas· especies. ¿cómo es que decimos que el individuo se Asimismo. O. como.540 Además. no de· manera que sea (o resulte) muchos entitativamente. a cualquier colección e! hombre conviene con muchos.124 Abelardo Lógica «lngredientibus» 125 como. siendo toda la colección de las sustancias que es hombre. constando que todos universal 'señala Boecio esta diferencia. y. ni Sócrates en cuanto que tendríamos muchos universales supremos entre las sustancias. permanece todavía la sustan. en ese sentido. o al ser blanco. BEONro-BROCCffiERI.44. cuando aun la especie de la sin embargo. concediéndose que son una cosa . no resulta diverso de sí mismo por ellas. Pero en contra de eso está que si una_ colección que mente idéntica el hombre que hay en Sócrates y Sócrates mis- queda separada de las demás sustancias no es el género uni. mismo tiempo diversa de sí misma. si el ser predicado de muchos es lo mismo que con- de muchos según sus diversas partes. 1. conviene con todos los demás.219. mas la colección de de sí mismo. hombre en cuanto que es Sócrates. O. De manera semejante. Pues ninguna cosa es al versal supremo y. nes con ella dos mismos individuos.C. cualesq{¡iera cosas se halla en relación a ellas como un todo respecto de susparús. animal mortal? Además. y es naturalmente posterior a esas cosas 1. . y Sócrates. Poi' otra parte. ya que tam- 1. ten en diversos sitios. ¿cómo entender eso que dicen. p. y concede que (cada uno) es predicado de muchos. incluida en el género universal supremo es un género universal 1. así el mismo Sócrates podría predicarse Pero. porque. habría que llamar universal a cualquier grupo de predica de uno solo. p. Pero ¿qué especie blanco y gramático. mo. entre el todo integral y el crates y Platón convienen en el hombre. cuando no hay ningún ser que tenga con- hombres tomados colectivamente.absoluta- supremo.44_ bre» la toman en sentido negativo. aunque tenga (esas) diversas cosas en sí. por ejemplo. se da dife- cuadraría la definición de! universal o aun de la especie.. en cuanto versal. mientras que la forma? Porque si Só~rates conviene con Platón en la reali- la especie siempre se identifica con el género. de la misma manera.537 Se replicará tal vez que ninguna colección que esté lo tiene Sócrates. 1538 BEONIo-BROCCffiERI.

70...543 Una vez explicada la función del" primer término o designarlas en cuanto que convienen en alguna realidad.4 4. entonces inevitablemente difiere también aquellas (proposiciones) en que no se da el término 'es'. Por eso en sí mismo. queda sino el adscribir esa universalidad a solos los vocablos. p. Pues. ples. II p. ad- no difiere de Platón en la realidad que es el hombre. llaman los gramáticos apelativos.628. por ejemplo.8~ fuerza de su institución. pues. ji A. «corre» y «anda». Parecería (en esas cuestiones propuestas) que los nombres ciden muchos nombre.. sin embar- . bre es Sócrates».542 Akóra. puestos así. . L I' iogica 1543 BEONIO-BROCCHI ERl. 1544 GE YER . no se adver. no sólo insinúa la simpli. a saber.C . Iv.C. sino singulares. todo de su significación. O. ya que todas las que el universal es lo que se predica de muchos. ni tomadas singularmente ni mlectivamente.5J . así los dia. como. «ser predicado» y'«de ya que ninguno de los dos es piedra. blos en cuanto a la significación. . sino cia se pudiesen impo ner los nombres universales. esos nombres . Y singular es el que es mente la manera de ser de los vocablos universales.e/ard o .629. Phi!. y a otras particulares.9:¡.nes.2 18. el término cosas existen dis tintas en sí. y no convienen en ninguna reali- «lo qu e».217. que así como a algunos no mbres los rácter de que designan diversidad de sujetos. tienen como sujeto una misma y única realidad .94. pues había' duda sobre se toma el nombre de uno solo. . parece 1542 GEYER. no un vocablo. 31. que se puede aplicar a los 1. como. no hombre». por el verbo sustantivo.) 4 . viniese a decir: «Son hombres. y tampoco que puedan denominarlas 1.. «éste es músico». el mismo sentido que si se añadiese 'es'».126 Abelardo Lógica «lngredientibus» 127 también se puede decir que no difiere de él en ser piedra. si Sócrates ejemplo.90.. ya que ni parecen tener alguna cosa mente. E p.45. porque si se toma equívoca. pues dó que» en la definición del ullivers<. sino muchos voca. BEON lO-BROCCJlIERI. ]O Ll VET.89 .544 Una vez asignada la definición. dad-como se ha demostrado---en virtud de la cual convenien- cidad de la expresión par a distinguirla de la propos1ción. de muchos singularmente. no bay ninguna cosa (o realidad) en la que convengan..' «hombre» puede aplicarse a diversos (seres) bre».. en una voz. consideremos aten ta. por ejemplo. Pero ni aun así se puede admitir. cuando se dice universales no se imponían a ninguna cosa . La expresión «de muchos» destaca en los nombres el ca- Es de saber. Aun los mismos verbos . o.el ~1 en los verbos correr y an dar.. Sobre predicable de uno solo.. por ejemplo.~ue k. mente los otros dos que siguen. Gnmdriss der Gesch de. O. según Prisciano.72. porque es absoluta.c. este nombre: «hombre». tirá una mayor conveniencia en el hombre que en la piedra. ya que entonces no serían comu. expuestas las razones por las cuales a las y en otro sitio: «No hay ninguna diferencia entre 'andar cosas. Por tanto. también la unidad de sigmficación para distinguirla de los cosa cierta qLle los nombres universales no se imponen a las equívocos.. G nll driSJ der Gesch . o.l. y él es la realidad dice Aristóteles en el libro segundo del Periermeneias: «En que es el h~mbre. tampoco quieren la función copulativa del verbo sustantivo. tanto del universal nombres particulares de los hombres según la naturaleza de como del singular a los vocablos. aunque suscitan diversos conceptos. al ser predicados de muchos.. cuando ellos se propusieron varias cuestiones. adquieren. es decir. p. . porque no difieren en el hom. muchos». si difiere en sí mismo de él.f. cosas en cuanto que son di ferentes.. ni constituir un concepto con algún contenido. c . p. Siendo. Es universal aquel vocablo que puede ser predicado. a que aplicarse. Sócrates se predicaría de muchos cuando Se dice: «Este hom- lécticos llaman universales a algunas de las expresiones sim. como. porque. . «este animal es blanco» . Y con eso. como de él en la rr±t~. BCO NIO-BROCClilE1U. singulares. por mente falso que no difieran en el hombre. De lo contrario.55 ¡ JOLl VET . . «Ser predicado» es ser aplicable con verdad a alguna cosa a no ser que tal vez vaya por delante alguna proposición que en virtud de la enunciación del verbo sustantivo presen te. p. que va en primer lugar. Sócrates. p .54 .. lo que se tiene es. como. Unl ersuchungen . se puede el hombre' y 'estar andando el hombre' o ser andante el decir que sean universales porgue se prediquen de muchos. coin. en go . y a otros propios.93 . investiguemos ahora atenta- los sujetos a los cuales se impone. 1. p ues.

p. pues. ni siquiera en cuan- to que es hombre. nesc. por lo cual sabe a qué atenerse. como difieren. ya que la proposición de más o menos.epto 9 se. a saber. a saber.. en los que Aris- puede ser verdadera aun a propósito de uno solo. Pero tampoco parece pueda 1548 BEONIo·BROCCHIERI. que es Sócrates el que esta si recapacitamos bien en ello. Por igual razón. cuya semejanza animal racional mortal. no pudiendo existir conveniencia algu- 1. ciona el concepto de ninguna cosa. p. No digo que convienen en «el hombre».. Cada uno (GI<) él solo verdadera esta proposición: «Un hombre está sentado de los hombres distintos entre sí. venido el caso. esa misma comunidad impide el que común concibe.. o por ambas cosas a la vez por 10 bres. difiriendo. . p. en su libro De divisionibus. O. y constituye un cierto concepto común.l. dice Boecio en el Comentario: «Todo con. ¡. ni el no recibir contrariedad y el no ser susceptible poco toda la colección de los hombres. no significa nada.91. a cosas di- versas. a saber: !cuál es esa causar eJ. aunque sea solo Sócrates el que está sentado en esta casa. el vocablo «todo hombre anda». del hecho de que u~ tanto en sus esencias como en sus formas propias. como ni tam. ni toda la colección de los hom- o por la común concepción. quieren. ni ningún otro hombre..545 En efecto.. Abelardo Lógica «I ngredientibus» 129 128 que los universales no adquieren significa~ión sobre las cosas. y sea para 1. sino en el ser hombre.c.. si bien no constituyendo un concepto que surja de ellas. de alguna manera.C. Pues no puede hacerse un concepto sobre todo no constituyendo ningún concepto de alguna cosa. al contrario de 1. de tal proposición se enten- dería razonablemente que la sesión le compete (como propie- dad). 1549-1551 JOLIVET.550 En efecto. y que pertenece a cada uno de ellos. como algunos que se le llama común al vocablo. como «hombre» ha sido impuesto se le llama universal. sin embargo. o como no es». En consecuencia. 22 (1930) p. 1.J Porgue los universales significan por un gran oleaje de dudas y cae en muchos errores.Q~ll como es en sí di Fil. (1. sentado en ella. en su sentir.547 '-"Pero noesa.. cación. Grtmdriss der Gesch . 2 5 . versal/y cuál es la concepción que hace el entendimiento de (t() no se entiende en fuerza del vocablo razonablemente ni Sócra- la semejanza [común] de las cosa'¡y si es por esa causa común. p. porque. aspectos todos. si no tiene como objeto ninguna cosa.9l. a.549 Hablemos primero sobre la causa común. II p.92. en modo alguno el nombre de hombre remite a Sócrates como sujeto de esa proposición. de 10 contrario. La so[¡¡zione Abelardiana del problema degli Universali: Riv. hace como de sujeto ele l. Por eso. 1.fla <. de suerte que se pudiese inferir.. a. En efecto. tóteles afirma convienen todas las sustancias.375. Pues..29. Los filósofos medievale. ni tampoco es notificado por ese nombre. el ser hombre no es el hombre. que el vocablo «hombre». realidad. el entendimiento del que oye no una causa común. o bien «alguien (anda»> y designa a ése. porque todos son no propio. Untersuchungen . «hombre» nombra o designa a cada uno de los hombres por si 10 puede. que se entiende antes hemos tratado de pasada. a cada uno por la misma causa. Ahora bien. Sócrates en cuanto que es hombre.630. dice que el que los universales están totalmente desprovistos de signifi- vocablo «hombre» es origen de dudas para el entendimiento. la con- otro vocablo universal. nombrándolas o designándolas.) tes. en el nombre común «hombre». 1 hombre está sentado ~n esta casa.546 Parece. ya que no propor- 1547 JOLIVET. pueda ser entendido alguno en ese nombre. si no especifica el que habla diciendo: sino uno que pertenezca a cada una de ellas.218. convienen. concebir. parece De ahí que Boecio.) la persona de un solo hombre y por eso se le llama singular común en virtud de la cual ha sido impuesto el nombre uni- a ese nombre. como tampoco el no estar en sujeto es una otro (designado) en ese nombre de «hombre». 1. ser concepto el que no tiene como objeto cosa alguna que 1549·1550 GEYER. al oírlo el entendimiento se ve arrastrado ---------:-. como se ha demostrado más arriba. tampoco se podría entender ni realidad alguna.c. como ya lo hemos recordado al tratar de la cuestión física.. pues ninguna realidad es «hombre» más que la discreta o singular distinta. sin embargo. en esta casa». o cualquier na en una realidad. En cambio. en que son hombres. Así. la cosa.si. 1550 MARTINI. la de que son hombres.548 Pero estudiemos ahora más detenidamente lo que lo que sucede con el nombre de «Sócrates».

No queda. _~U~~ 3m ~859 ) p. p . desaparece la se nsación que la tenía por la conveniencia de las cosas en el sentido de que no es reali. p. y así la porque no quiere ir al foro». como. Par is 1947) p . y sólo como también convienen el caballo y el asno en no ser hom.91. lo llaman con- .552 Explicada ya la significación de los universales. como la cualidad es imaginada. por ejemplo. concibió el que impuso (o acuñó) el nombre..' éd . p.'" cua~do decimos que éste y aquél ~onvienen en el estado sen tido no es la cosa sentida. es que cada una de ellas es o no en cambio. Traet. nombrándolas (o designándolas). P odemos tambie~ templo alta y cuadrada en el campo dilatado. bre. dera esncia se puede conformar.46.734.c. GILSON. ni necesita instrumento corpóreo. Con ellos parece estar Aris tóteles. De intelL~c/ib us. Pero así como el tentes. «No quiere ir al foro». :e: fábrica de la to rre. ni tampoco tiene es lo mismo (una misma cosa). U nierwc!wngen . una torre o sus cualidades visibles.351 . le dan el mismo nombre de concepto. cepto de la torre. Y llamamos estado de hombre al miS. ésta decimos que es algo diverso del intelecto . venir. Lógica «1ngredientibus» veniencia que se dé de algu nos habrá que . . Por eso. ID . 1. imaginaria y fingid a. quitecto concibe. diversas cosas. po r ejemplo. p. destrui- 1. o blanco. el entendimiento es la forma de la cosa que concibe. como cuando se dice: «Ha sido azotado.. y a la cual dirige la acción de su inteligencia. que se forja en la men te cuando quiere y mo ser hombre.cosa o una realidad. Y de lugar). por ejemplo. p . V. pues. y de lo cual la quiere. con la semejanza de la cosa que se fabrica a sí misma la mente. sino que mos decir es que ellos son hombres y que en eso no difieren. la vista. así 1552 MAR11 NI . por lo cual de ambos se dice que son no-hombre . ]OLlVET. O. una cosa o realidad. Con. imaginada sea también la sus- . objeto. o. pre- y en primer lugar hagamos una caracterización general de Gunto si esa cuadra tura v esa altura es una verdadera forma b J la naturaleza de todos los conceptos. hombre. as í tampoco de hombre. En efecto . y la forma n la que se dirige es una cosa mos a n.~ p . que no es una .ge.3¡1. ed. BEONIO·BRoccmERI .. El entendimiento. por conc"bir los conceptos que tienen por correspondientes (o a que dan lo que en propio sentido se dice semejanza de la cosa...c. que los sentidm ej emplo.375. (P . Opera.365 . o la forma del edificio a construir que el ar- del nombre a cada uno.551 Pero parece cosa intolerable el que entendamos da o alejada la torre.la auténtica cuadratura y la 1551 A llELAR DO. La pbiloso phie au moyen áge (2. que. en virtud de la cual digo. no hay duda alguna de que .93. y el ejemplar de la cosa que se va a hacer.285. del intelecto. la cosa.123. a la cual se diri. sino que.. Cwndl'iss del' Ceseb . mientras que la intelección permanece por la conser- dad alouna como si uniésemos en la pura nada las cosas exis. como. o no blanco. C. en que son ho mbres. en que son hombres (en ser hombres ).:JlO . e _. p. Aunque no hay ninguna dificultad en que se llame rada la causa de su imposición. sino que se contenta o no hombre. auténtica altura no concierne sino a los cuerpos y que con TOLIVET . que se haga semejante a la torre y a su estruc- tura.. el concep to es una cierta acción del alma. que en ausencia de ésta concibo y la con· pone como causa. no es ninguna esencia.46 . semejanzas de las cosas.. que dirigirse a un cuerpo como objeto. que 1.. e~tenderla en el' Telnto los sentidos como el entendimiento son facult ade~ sentido de que no es o se trata de alguna reatidad. pues. en cuanto que convienen entre SI. O.218. Sócrates y Platón son semejantes en ser hombres. Pero 10 que quere. se ejercen tan sólo por medio de instrume ntos corporales. pero hay entte ellos esta diferencia.c.94 ..C. f i n : ABAELARDl. a la Muchas veces damos el nombre de causa aun a lo que no es: cual no podemos llamar ni sustancia ni acciden te. vación en la mente de la imagen de la cosa. una cualidad imaginada ni el ente ndimiem o ni ninguna verda- 1552·1562 ]OLlVET. perciben los cuerpos o lo que hay en ellos.inguna esencia.c. O. O. Algunos. o. h agamos ver ahora qué son también semej anza de alguna manera al intelec tO. por del alma.630. esas ciudades imaginarias que que dijimos también que era la causa común de la imposició~ vemos en sueños. aunque no ~pe~e­ se dice que entiende. y decla.95. sin embargo. que lla ma tuidas) en la naturaleza de hombre. es decir . GUER.. II p. BEONIO·BROCC HLE R1 . cuya semejanza común a las pasiones del alma que suelen denominarse concep tos. como.220 nL1l9 . llamar estado de hombre a las cosas mismas puestas (o constI.553 P ero nosotros llamamos imagen a la semejanza de es sobre las cosas.

. p. en general.3536. como hemos dicho. la misma comunidad sirve de confusión otra significación suya. 1554 GEYER. cuanto a la semejanza de muchos que en sí retiene o exhibe. Tal concepción sales? Ante todo hay que advertir que eso lo dice Boecio en común se atribuye acertadamente r . a. Prisciano. después de demostrada la común bio. éd.c.47. en espejo aparece con frecuencia la cualidad del color contrario . tituyen inteligiblemente en la mente divina. o empequeñecido. siguiendo a Boecio..51.132 Abelárdo Lógica.l4. Así como se pinta una figura común de como singular de uno solo. del proposición no sea verdadera en su mente: tratando de evitar hombre. cuando 1. mente la forma ejemplar de la obra que se va a hacer. que suscita en la mente la forma propia de ridad como por la razón. esto es. París 1836) p. aunque los denomine a todos. ni sus vocablos son vocablos de además. Por eso la casa o la espada no son obras de la natu- la falsedad... por este vo. ]OLIVET. ya sea esa verdad que no es nada. como el hombre. 1. en cambio. ausente ésta. o cualquier otro singu. En efecto. en cam..556 Pero a propósito de esa forma que es término del oigo «Sócrates». ya que en la blanca superficie del forma común. pone a prueba las razones de los contrarios. como aquellas otras. con razón se dice que el vocablo «hombre» no de la naturaleza de las cosas. no del artífice. se ofrece la duda. y. p.70 nt.95. para caracterizar a uno cualquiera de ellos. de si la significa semejanza de una determinada persona. como he. que el concepto que corresponde al nombre universal.. naturaleza son de Dios. puede ser propio o apropiado significa ni a Sócrates ni a ningún otro. mero de sus Constructiones. el sales. ya que ninguno es para las formas generales y especiales de las cosas que se cons- notificado en fuerza del nombre. como cuando acompaña la sensaClOn o que aparece a la vista en el espejo .557 En este pasaje se habla de Dios como de un artí-' fice que va a hacer algo y que concibe de antemano en la 1.c. o. varias cosas y otra singular. aunque en sí se la considere como una única realidad. nt.. surge en la mente una forma que expresa la intelecto.47. Grundriss der Gesch . en el libro pri- un solo hombre. ¿cómo se verifica eso en los conceptos de los univer. la naturaleza de los para explicar la naturaleza de todos los leones.48 nt. a saber. Ir p.. sino también de deter- minar la realidad que está bajo él. también el nombre.377. Así. así también se concibe una común sona. a. por el vocablo «hombre».C.91. digo. a su vez. por eso no hay ninguna dificultad en que también esa alma. se notifica y determina una realidad. limitado a una sola per. cuya inteligencia se apoya en la imposición de los universales a los individuos. Dii1lectici1 (oeuvr.c.ninguno. que es común a todos y no es propio de . el nombre de «Sócrates». no al hombre . V.. La diferencia que hay entre ellos es ellos.c. ]OLIVET. 1. no injustificada. Así. cuando la obra se hace a su fiel semejanza. Tal vez también a1. parece añadir forma común de todos. manifestasen en los cuerpos»" lar. concibe arreglar otra que exhibe algún rasgo propio de él. mientras que el que plo. 737. COUSIN. Por eso. en la mente que guarda con cada hombre tal relación. . a. O. distingamos ahora los conceptos de los universales una pintura que no represente nada propio de ninguno de y los de los singulares. raleza. o la piedra. inéd. p. una casa o una espada.ln la misma imagen sustancia de la cosa. Así que. por- el contexto de una argumentación sofística. se puede hacer conceptos. en la cual trata que aquellas obras como lestados generales o especiaies de la de probar que es vano o sin objeto el concepto de los univer. Pero. antes de que se En cambio. pintándole cojeando. cosa que parece avalada tanto por la auto- cablo «Sócrates». de la mos dicho...se pueda decir con toda la forma concebida de cualquier cosa.61. por ejem- una imagen común y confusa de muchos.. En cambio. podemos llamar objeto del concepto a la verdadera 1556-1557 ]OLIVET. al decir: que impide el que entendamos alguno -determinado de entre «También eso con que se demuestran los géneros o especies ellos. «Ingredientibus» 133 tanda en que se la finge. surge un a modo de algo y otra propia.30 1557 ABELARDO.746.555 Pero se presenta ahora esta cuestión: si. a Dios. cuando oigo «hombre». de la forma común. o herido por la es originado del vocablo singular contiene la forma propia y flecha de Hércules. todo concepto tiene algo como cual forma se dice que se manifiesta o exterioriza en el cuerpo objeto. no sólo tiene la virtud de nombrar. p. BEONIO-BROCCHIERI.38. BEONIO-BROCCHIERI.218. o propia: común. p.554 Considerada ya.

Dios.. pues. que Platón piensa que los universales subsisten gendran de por sí inteligencia ciert:l más que opinión. sino más bien a la semejanza común de muchos . O. sas sensibles. y que las tiene conocidas antes do este último afirma que Platón quiso que los géneros y de que existiesen. y otras. la afirmación de propiedades de las cosas. parece haber ciones por abstracción. parece haber pensado en esa concepción parecen sostener CJue por los nombres universales se designan las formas comunes concebidas. En cambio.57. p. aunque tienen una significación co nfu. Y dice que para cosa sensible. p. aun cuando ni él mismo acertase a Aristóteles de que los universales subsisten sier~re en las co- pensar bien la naturaleza o propiedad de la cosa en cuestión . cio que tal vez consistió su discrepancia de AristÓ. cuan- fiestas todas las cosas que creó. [comúnJ. a quien son mani. ¿Qué 1552 B EONI0-I3ROCC!l1ERI . b paternidad. de la semejanza de muchos es género o especie.C. y que subsistían en poseer la verdadera inteligencia. p. y por lo mismo. de tal suerte que retendría su universales. a semejanza 1. Lo que Aristó- ellos. o. Por eso también acertadamente se y asimismo Boecio.. como la racionalidad.c. la mortalidad. cuando pensamos en zá. al llegar a ella advertimos Aristóteles. sino que también lo eran en realidad .. niega en cuanto a la actualidad. al llamar géneros o especies a aque- llegar a esa simple inteligencia. lo mismo que lo hacen vest igador de la naturaleza física. . que conocen las aludido a esa común concepción. p. ya que fuen de las cosas sensibles. p . la entendía en cuanto al acto. los cuales. no se generales o especiales. dice (Boceio). Así. las fo rmas intrínsecas que no son objeto de los sentidos.628.74. conforme al cual ser sa por lo que hace a las esencias (realidades) designadas por natural se la llama con un nombre universal. como un nombre que se va aplican- 1. Lógica «Ingredientibus» 135 134 Abelardo sustancias. al punto dirigen u orientan la mente del teles. También el mismo Porfirio. porque nos las insinúan. cuando dice que el pensamiento obtenido atribuyen a la mente divina.teles. lo cual sabe. O..559 A esas concepciones comunes las llama Prisciano por lo cual se la llama universa l por cierta traslación. . la sesión.558 y asimismo creo que tenemos más bien opinión de do a mLlChos uno por uno .56 1 A los testimonios aducidos de los filósofos que de materia y forma. que nos la habíamos imaginado distinta de lo que es . VET . no atendiendo a la predicación común. y así des aparece toda disensión entre ellos . concibiendo al universal. de lo cual se hablará más por extenso en otro lugar. 1.72 . Algunos dicen que también cosas tan sólo a través .nes comunes que pone en la mente y separadas de los ~uer­ nen a tener opinión más bien que inteligencia. cuando dice que algunas cosas están consti tuidas por materia y forma. mien tras que Platón de ésa misma dice que esas concepciones vienen a ser como sus propios nombres los subsiste naturalmente en -sí. distingue a cada uno de los estados en sí especies y todo lo demás no sólo se los pensara como univer- mismo. JOUI'ET .C. En efecto. . p. Jou· 1561 ]OLlVET. no son ni gé. parece unirse la razón.de los se ntidos. tajes concep. como lo h ace una ciudad que no hemos visto. O. BEONIO-BROCCII1ERI. pensó que eran universales. ser aun no siendo obje to del sentido. pos. y no a la humana. Pla tón. . vie.C. y se sien ten impedidos por los llas ideas comunes que pone en la mente.47. como in- que oye hacia esa comú n concepción. todos los nombres de todas las cosas exis[entes en. ya que los hombres. que la naturaleza «animal» que se designa con el nombre universal. l559 GEYER. ral. fuera de los cuerpos. O. P ues tal concepción [común] no parece que se predique en modo alguno de muchos. qui- mos muy bien por la experiencia . . sin embargo. sino de accidentes.79 . . neros ni especies ínfimas. De ahí que los hombres. es decir.560 También puede resolverse de otra manera eso que embargo. lo pone en la aptitud natu- los nombres propios con la realidad singular que significan. los nombres generales o especiales.c. de manera que no haya ninguna el que los acuñó lo hizo atendienco a algunas naturalezas o disensión entre los dos filós ofos. Ul!termchungen . como si dijese que aquellas conceocio- cuando se tnta de cosas que no impresionan sus sentidos. apenas o nunca logran fue Platón de ese sentir. ni le son de estorbo los sentidos a quien es el único sales. y en eso dice Boe- acciden tes de las cosas. Sin 1.comoquiera encuentra actualmen te en ninguna otra parte más que en una que sea.

ed.94. se hace por separadamente al oro y a la plata que están juntos. inteligencia. Si el pensar la cosa de otro modo de como lo es consiste e~ mas. 1. d~ formas: si la considero en la esencia materiaL de [su] sustan. ¿resulta ahora una tercera signifi. de las cosas. considerar en ella una naturaleza o propiedad que no tiene. que tatua a medias de oro y a medias de plata. de existir de él. que [después] uno a la sustancia. se dice en algún sentido que se la pero que el alma tiene el poder de considerar ahora sólo la entlende de otra manera de lo que es. y está revestida de infinitas cuando ni aquéll~ existe puramente ni ésta simplemente. mirando abstracción con relación a las otras formas distintas' de la cor. perCIbe puramente a la materia y simplemente a la forma bre es cuerpo y animal y hombre.563 Y en primer lugar tratemos de la~tracción) Es /~. Tract.lOO. O. suerte que tal pundad y simplicidad no se refunden en la cosa cia. cierto. como modo que es de entender y n~ abstracción. son vanos. II p." éd. y no al ~odo - sin embargo. o. al hacerlas 1. en efecto.1. como es la deJ das. p. Por ejemplo. no separada de ella).627. a saber. como consideran a la materia en sí o a la tremo es éste que. Pues se entiende separadamente esta cosa de otra (si considerar su naturaleza. cuando no existe separadamente. por lo mismo.36 Abelardo Lógica «lngredientibus» 137 otra cosa es. Pero no es así 1. 1564 BEONIO-BROCCHIERI. La COsa en efecto. si hay una es- concepto. na dificultad en que sea por ambas cosas.565 En efecto.. es. no vacíos. o por ambas cosas a la vez. pero parece tener más influencia la causa común que se toma de la naturaleza 1. De intel/ectibus. sin embargo.224. como queda dicho.18-26). desnudos y puros. Aun los sentidos.C. cuando pienso a este hombre sólo en su naturaleza de su sustancia o de su cuerpo. pero no separa- poreidad.564 T ates conceptos por abstracción podrían parecer diversas de los conceptos. y ninguna de ellas existe separadamen- filósofos. no presto atención a todo 10 que hay indicado. existe. de los que están unidos. En efecto. ahora a la plata separadamente.287¡ }OLIVET. . 1563-1566 ABELARDO.. presentan a los corporeidad. como.. concebir esas forma. La philosophie au tno~'en ¿j~e (2. ahora las dos juntas. p. y se es por «conjunción». puede considerar se fijaba tan sólo en la naturaleza de la sustancia. ~ero no considero. ya que separados no lo están. si bien no se encuentra en los textos de los forma separadamente. no se opone a la razón. por ejemplo. concepto considera los objetos por la abstracción separadamen- 1562-1567 BEONIO-BROCCflIERI..C. a ninguna de las cuales considero. tal bres universales por la causa común de la imposición. no se hace eso.745-747. o no como separados. p.94. sino de otra manera. Pero en la abstracción concepción común. ahora al oro. 1564-1567 GEYER. el entendimiento o el ser animado. la sustancia de este hom.... te. do del.. tengo concepto' por sino en . . Como cación de los nombres. qu~ tiene. Y. la. la blancura. la sensibilidad. O. Y cuando digo que me fijo tan sólo en 10 que tiene ese abstracción.. que es «por conjunción» con relación al primero. El tercer grado o modo de pensar bien.. porque abstraen el sentIdo de que es otro el modo de entenderla del que tiene algún elemento del conjunto. en meros modos de pensar son por abstracción. p.218. y que. «tan sólo» hace referencia o afecta a la atención. 156-3 }OLIVET.c. y cómo los llamamos solos. para d~ ser. pues en ese caso sería vano . cit. Asimismo cuando considero en ella tan sólo la de subSIstIr. o. en otro esta- materia. ( . ahora sólo la forma. dejando a un· lado todas las formas. pero sólo se la considera en es~ de saber que la materia y la forma existen siempre unidas.. 1563-1567 GILSON.) p. pues entonces el concepto sería vano. te. Grundriss der Geschichte der Philosophie . p. que tiene. Los dos pri. parece cosa clara que conciben a la cosa de otra manera de como. p.562 Tratemos ahora de decidir lo que antes prometi. falsos o vanos por percibir al objeto de otra manera de.47.. no pienso sino lo que está en También tenemos que poner en claro laque antes hemos él. O. No hay ningu. por su parte.s por los nombres sino el ser significados por -ellos? Pero entonces. Así.c. 1565 GEYER.626. además de la cosa y el concepto? Ex. '. y. o de gramático. o por la concepto es con toda seguridad vano. la racionalidad. o de hombre. ]OLIVET. y no en la de animal. que los conceptos [de los] universales se hacen por en el. pA7A8. también ese compuestos separadamente. no tiene sólo eso. no. Unterstlchungen .C. si se juzga (o discierne) la comunidad de los nom..

p. desnudo y puro: solo (o exclusivo). ya no son predicables declarado la naturaleza de todos los universales . puesto que tampoco son comunes a muchos ' como La primera cuestión era si los géneros y las especies sub. los vocablos singulares. si significan algunas cosas verdaderamente exis.~69 I?e entre los existentes unos se llaman corpóreos. . y los incorpóreos. aunque sí confusa. cosa ya fácil de hacer.57? Quedaba la cue~tión de ~i l. por lo tentes. h. A lo cual se responde que significan ambas totalidad. que necesariamente se hacen siempre por abstracción.c. o si existen sólo en el entendinuento.e . a. me al sentido que damos aquÍ a la cuarta cuestión. no recuerdo en fuerza de ese nombre todas las' naturalezas z..8-1571 JOLlVET. 1571 BEONlO -BRü CCIIlERI .. o «blancura». De ahí que a blanco». aunque no tenga poder de denominar. ni tengo tampoco la concepción de los acCI. dualmente el. como hemos explicado más airiba . p.49 nt. sea que Prisciano atribuye principalmente a la mente divina. 1568'--Jo.45. .-Confor- a esta concepción confusa . la solución que damos es que no pre- a resolver las cuestiones que Portirio propuso sobre los géne. desaparecidas las cosas . no lo hacen distinta y determi- nadamente . p.C.567 Pues aun los conceptos de los singulares se hacen a la manera de notificar del nombre universal. «es te fu samente. que no suscitan conocimiento «nmguna rosa exis te»_ auténtico. pero que en cierto modo sales. por 10 que hace 1. esto es. como estos nom.94. . p.1ll~0.una .57 2 Y con razón tales cuestiones se proponían sobre A eso hay que responder que significan con toda verdad. «este animal».566 Hecha esta amplia exposición ' de la natutaieza de que significan los nombres singulares y que no consisten en la abstracción. O. esas mIsmas 1569 JOLIVET. «este de que no los nombran distinta y dete. vengamos ahora mos dicho más arriba. tendemos de ningún modo que se den los nombres universales ros y las espeCies. los corpóreos.consIsten en un concepto solo. Ábelardo Lógica «Ingredientibus» 139 1.!minadameme. los universales. cosas verdaderamente existen tes. a . mien. puro en su totalidad en cuanto a la cosas .35. bien que en un determinado suje ~o.49. mod? d. 1572 BEONTO-BROCCIlIEKI.u~ver. los nombres mismos universales se les llama corpóreos en turaleza del hombre. ya que.1. las cosas sensibles. La logica di Abelardo p. ya que en él no se notifica ninguna cosa. Por la expresió~ «este hombre » atiendo sólo a la na.opinión o en un pensar vacío. como ya se ha En efecto.c. distinta. «esta.. materia. desnudo. aquí que con razón se dice que el concepto de los universales es solo (o exclusivo ). no en algún hombre determinado. significar. . en CIerto modo. de muchos.49.os . a. ¿Cuáles de ellos diremos que son los que sino que solamente por la palabra «hombre» recuerdo animal son ~lgmfrcados por los universales? A lo cual se responde: racional mortal. no subsistiría o tendría sentido la proposición: bres: quimera. una vez que hemos una vez que. De son mdlV1dualmente distintos. p.. o SI slgmÍlcaban también al- ble. o en su guna otra cosa . o de algunas. es decir. ya que no designá ndolas. cons isten en una opinión vana sin objeto. su esencia. en el sentido en que más arriba llamamos ' 1.568 Hecha esta exposición preliminar. por ') y 1. en -el sentido por abstración.blancura ».!-2vET. esto es.c . sino con- cuerpo». si que se entiende por é1. a.. otros .c.y. puntualizado . y no sobre . O. por ejemplo. como cuando se dice : «esta sustancia».. cuanto a la naturaleza de las cosas.. . si bien tal nombre tenía todavía poder significativo.C.. etc. p . desnudo y puro. los separados indivi- dentes que le son propios. aunque designen a los seres que plemente en sí misma. cuando oigo «hombre». . «este hombre ». e incorpóreos en cuanto al tras que por «hombre» me fijo en esa misma naturaleza sim... 1. o propiedades que se hallan en las cosas bajo esos nombres.49. 156. el nombre de rosa.571 y las cuestiones relacionadas con ellas. o «blanco» . 1567 BEO NIO-BROCCHIERI. naban solo a las cosas sen lbles. como ya he- 1.226 .94. en cuanto que abstrae de las formas. y a la vez aquella concepción común determinación.sales denomi- referencia al sentido. de lo contrario.rporeos. . cuando no existen la~ rosas: :-listen. 1570 BEONIO-BROCCHlERl. .62 . volvamos allora a los conceptos de los univer.. porque no percibe a la cosa como sensi.irco-ciervo. sea forma.

Estas. por no saber distin guir bien o la propiedad de la imposición o el abuso o impro- piedad de la traslación . ya que no hay nin- guna cosa o realidad en la que convengan. Y ésa es la causa de que tanto el tratado de la Lógica como el de la Gra- mática. (p. . los universales.573 Es de advertir. sin embargo. como hemos dicho también más arriba .. al no significar las cosas como individuales. es decir. por la ambigüedad resultante de la traslación de los nombres. la realidad que es de la especie.de los singulares. al concordar perfectamente su modo de significar con el estado de las cosas. significadas por ellos. Pues cuando se está explicando la naturaleza de los vocablos por su significación. ni aun como convenien- tes entre sí.. y el concepto de ellas lleva incorporado un objeto bien determinado. y frecuentemente los nom- bres de unos y otras se transfieren mutuamente.140 Abelardo ex~stían tales dudas sobre la signifipción . aunque la defi- nición del universal abarca tan sólo a los vocablos o términos orales del género o de la especie.27-30). parecía que las significaban. como son en sí individuales. de la realidad que es la del género. con frecuencia tales nombres se transfieren a las realidades.. individual- mente también son significadas por ellos. se habla unas veces de los vocablos y otras de las realidades. que. 1. Además. como cuando se dice que la especie consta de género y diferencia.. ha inducido a muchos al error. cosa que no ocurre con los universales.