You are on page 1of 16

UNIVERSIDAD CATÓLICA “NUESTRA SEÑORA DE

LA ASUNCIÓN”
SEDE GUAIRÁ

FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD
CARRERA MEDICINA

Grupo 1

Cátedra: Ortopedia y Traumatología

“FRACTURAS DEL ANTEBRAZO Y MUÑECA”

Alumno: Guillermo Careaga.
Pedro Benítez.
Emilio Alcaraz.
Oscar González.
José Echauri.

Curso 5to Año: 2017

medio e inferior. compuestas). resultado del decalaje que no fue corregido. es el objetivo final y más y más importante para conseguir. Según el trazo (transversal.Lesiones Traumáticas del Antebrazo En forma algo arbitraria se considera que el límite proximal del antebrazo pasa por la tuberosidad bicipital y distal.  Con fragmento den mariposa de cada hueso o de ambos. por la acción de ambos pronadores. Tratamiento de las Fracturas El objetivo final ha de ser la conservación del movimiento a nivel del codo y la muñeca. y de la pronosupinación. En el antebrazo donde se realiza el movimiento de pronosupinación que regula la orientación exacta de la mano en el espacio y le permite cumplir con sus funciones específicas. En el tratamiento de las fracturas no debemos olvidar este concepto. simple. el cual está fijo en su articulación con la tróclea humeral. el segmento superior es llevado a la supinación completa y el distal a la pronación total. oblicua. la no reducción y la consolidación en esta posición dejará una importante limitación de la movilidad. La amplitud total del movimiento pronosupinatorio es de 180°. Cuando el trazo de la fractura se ubica por encima de la inserción del pronador redondo . La supinación se produce por la contracción del bíceps y del supinador corto y la pronación. Según la clasificación de la AO (Asociación para el Estudio de la Osteosíntesis) las clasifica en Fracturas Diafisarias:  Trazo transversal simple de cada hueso o de ambos. a 4 o 5 cm de la articulación de la muñeca. desplazamiento (desplazada y no desplazada). Esta meta es alcanzable con una reducción anatómica de la fractura mediante una osteosíntesis sólida y estable que permita una movilización prematura. pues la preservación de los movimientos. la cúpula radial está en el eje de movimiento en la parte proximal y cubital en la distal.  Distintas combinaciones de fracturas completas. Clasificación de las fracturas del Antebrazo Según la localización de las fracturas diafisarias del antebrazo se clasifican en fracturas del tercio superior. sobre todo de pronosupinación. Como referencia se utiliza la curvatura radial: el tercio superior termina donde comienza ésta y el tercio inferior comienza donde finaliza la curvatura. Alrededor de este eje gira el radio sobre el cúbito. El término “decalaje” se emplea cuando en fracturas del antebrazo la parte proximal se ve en proyección de frente mientras que la distal aparece de perfil (mala alineación por rotación). .

radiocarpiana y radio . en su parte media. Distalmente están unidos por la cápsula de la articulación de la muñeca. Proximalmente están unidos por la cápsula del codo y el ligamento anular. una correcta pronosupinación requiere una correcta relación articular entre las articulaciones radio . se luxa el cúbito a nivel de la muñeca. lesión conocida como luxofractura de Monteggia. Si el que se fractura acortándose es el cúbito. radio .  La aposición mínima es aceptable.cubital distal. Fracturas del antebrazo en niños Es importante destacar algunas diferencias en cuanto al tratamiento y la evolución de las fracturas del antebrazo en el niño:  Tratar de evitar el tratamiento quirúrgico. que el otro hueso compensa con una fractura o una luxación. RECUERDO ANATÓMICO Y BIOMECÁNICO DEL ANTEBRAZO El radio y el cúbito están unidos en sus extremos. constituyendo la lesión de Galeazzi. cúbito .humeral. funcionalmente son de igual longitud.humeral.  El decalaje se corrige con el crecimiento. los ligamentos radio-cubitales y el ligamento triangular del cúbito. FRACTURA DE MONTEGGIA . Estos huesos. y por la membrana interosea. Además. En el mecanismo normal del antebrazo el radio curvo rota sobre el cúbito y la cabeza del radio rota sobre sí misma y el ligamento anular le permite éste juego. en consecuencia.  Las angulaciones metafisarias son bien toleradas y bien corregibles con el crecimiento. Si una fractura modifica las curvaturas compromete la pronosupinación porque los huesos chocarán antes de cruzarse. la angulación de cualquiera de ellos produce un acortamiento.cubital proximal.  Las angulaciones diafisarias no son corregibles con el crecimiento. se luxa el radio (cúpula).  Puede estimular el crecimiento o retardarlo. más que en ningún otro lugar del esqueleto. El giro entre los huesos es posible por la curvatura que existe en ambos. Si por el contrario el que se fractura y acorta es el radio.Creemos que la osteosíntesis con placa de compresión reúne las condiciones como para considerarla el método ideal de tratamiento de estas fracturas.

* TIPO II: Fractura-luxación similar del cúbito. puede quedar como secuela una limitación de la movilidad articular y una incapacidad funcional importante en la extremidad traumatizada. o el 2% de las fracturas que ocurren en la región del codo en los niños. A pesar de su rareza. Cuando no se diagnostica y trata a tiempo. En 1969 clasificó la luxofractura de Monteggia en cuatro tipos: * TIPO I: Fractura-luxación tercio proximal o medio del cúbito junto con una luxación anterior de la cabeza radial y angulación anterior del cúbito. Esta afección puede presentarse tanto en los niños como en la edad adulta. siempre ha sido considerada de gran importancia por los graves trastornos que pueden acompañarla. Es la más frecuente. Es una lesión poco frecuente. * TIPO IV: Fractura-luxación del tercio proximal o medio del cúbito con luxación anterior de la cabeza radial y una fractura-luxación del tercio superior del radio. como una luxación posterior de la cabeza radial y frecuentemente existe una fractura de la cabeza radial. La lesión fue descrita por primera vez en 1814 por Giovanni Monteggia. y representa entre el 5 y el 7% del conjunto de las fracturas del antebrazo. bien por ser tratadas de forma inadecuada o por haber pasado desapercibida en un primer momento la luxación radio-humeral. que en su trabajo aportó 2 casos de fractura del tercio proximal del cúbito que se asociaba con una luxación hacia delante de la cabeza radial.Definición: La luxo-fractura de Monteggia es una lesión caracterizada por la asociación de una fractura del cúbito en su porción proximal o media con una luxación de la cabeza del radio. distal a la tuberosidad bicipital. Causas más frecuentes y epidemiología . asociada con una fractura del radio y del cúbito a varios niveles. redefinió la lesión de Monteggia como un grupo de afecciones que presentan comúnmente luxación de la articulación radio-humeral. generalmente la angulación es posterior. * TIPO III: Fractura-luxación del cúbito distal a la apófisis coronoides con una luxación lateral de la cabeza radial. Clasificación Bado. Se puede considerar como una variante a la del tipo I con una fractura-luxación añadida del tercio superior de radio. Es error frecuente que se inadvierta al principio la luxación. con lo que el tratamiento adecuado se retarda y el resultado es aún menos exitoso.

trazo de fractura. acompañada de un movimiento de supinación. La combinación de la luxofractura de Galeazzi y la de Monteggia es extremadamente rara. El radio se desplaza contra el cúbito fracturándolo. Este tipo de fracturas constituyen aproximadamente el 5% de todas las fracturas del antebrazo y suelen ser clínica y radiológicamente evidentes. es más frecuente en el niño. su diagnóstico completo y tratamiento. El tipo III obedece a un traumatismo directo sobre la cara interna del antebrazo. Esta fractura suele ser el resultado de un movimiento de pronación forzada. son casi exclusivas del adulto y en una proporción importante de casos son expuestas. sin embargo. etc. . El conocimiento de la lesión. es aún pequeño debido a su baja incidencia con poca experiencia individual y la gran dispersión de los datos con múltiples variables (edad. se puede luxar la cabeza del radio sin lesionar el cúbito. tipos de tratamiento. El 50% de las luxofracturas de Monteggia en niños no se diagnostican en la urgencia. En algunas ocasiones. de igual incidencia en el niño y en el adulto. ubicación. incluso cuatro años después del episodio agudo. la reconstrucción de estos casos mediante reposición articular y osteotomía correctora del cúbito ofrece buenos resultados en niños menores de diez años. El tipo IV es igual al tipo I. El tipo II se debe a una fuerza que actúa en forma directa en la producción de la fractura. paradójicamente. A la caída sobre el brazo extendido en pronación completa sigue un movimiento de pronación forzada mientras que el cuerpo sigue girando alrededor de la mano apoyada. que fractura el cúbito y desplaza el radio hacia fuera. La lesión de tipo I es la más común y se observa en más del 80% de los casos. es producida por una pronación forzada. con el agregado de la diáfisis del radio en su tercio superior.).

Factores de riesgo  Edad avanzada  Osteoporosis  Mala nutrición  Alteraciones ósea congénitas  Reducción de la masa muscular  Deportes de contacto Clínica y diagnóstico Dependiendo del tipo de fractura y de su extensión. Por este motivo. parestesias o tumefacción. En el estudio radiológico se han de incluir proyecciones frontales y laterales de la muñeca y del codo. se recomienda practicar una exploración neurológica completa pues la lesión nerviosa es más frecuente que en otras lesiones del antebrazo. el paciente puede mostrar hinchazón y deformación del codo. El diagnóstico diferencial incluye: . En las fracturas de tipo I se produce a veces una parálisis de nervio interóseo posterior que puede aparecer de forma tardía si la cabeza del radio no es reducida con rapidez. Algunos pacientes no muestran mucho dolor en reposo pero no pueden flexionar el codo ni girar el brazo sin un intenso dolor.

volviendo la función a la normalidad en un plazo de 1 a 3 meses. Suele ser bilateral. desgarrado en la luxación de la cabeza del radio.  Refractura. En el adulto el tratamiento ortopédico tiene un alto índice de fracasos. recomendándose siempre el tratamiento quirúrgico. excéntrica y ligeramente irregular con una longitud total del radio excesiva. en tal caso es necesaria la reducción abierta.  Codo flotante  Dolor crónico Tratamiento médico En el niño se obtiene un buen resultado mediante tratamiento ortopédico: reducción mediante tracción de la muñeca y contratracción en región supracondílea con el codo en flexión de 90º. Si tras la intervención hay dudas de la estabilidad de la cabeza de radio. muchas de ellas irreversibles. es posible que el ligamento anular. síndrome compartimental. Si la función nerviosa no se recuperase en este tiempo.  Redislocación de la cabeza del radio. Otras complicaciones que pueden presentarse son:  Defectos de la consolidación. se completa el tratamiento mediante yeso braquiopalmar durante 6 semanas.  Pseudoartrosis. Se han recogido hasta un 20% de parálisis del nervio interóseo posterior asociada a esta fractura. seguida de una inmovilización con yeso braquiopalmar durante 8 semanas. * La luxación congénita de la cabeza del radio. caracterizada por una cabeza grande. El tratamiento más aconsejable es la osteosíntesis temprana del cúbito (placa con tornillos) al reducirse la angulación del cúbito resulta fácil la reposición incruenta de la cabeza radial. Sin embargo. Una disfunción nerviosa prolongada requiere un entablillado inmediato.  Sinostosis radiocubital. puede estar indicada una exploración quirúrgica. * Las luxaciones traumáticas que pueden ser agudas o crónicas .  Síndrome de Volkman. se interponga. . Complicaciones Las complicaciones más frecuentes de la fractura de Monteggia son las neuropraxias.

entre las inserciones del pronador redondo y del pronador cuadrado. con daño del complejo triangular fibrocartilaginoso de la muñeca. aunque de acuerdo a Voigt y Lill fue descrita por Cooper en 1822. Clasificación . Ocurre entre 3 a 7% del total de fracturas de muñeca y tiene una mayor incidencia en hombres. sin embargo. La lesión está asociada a caídas con el brazo y mano en hiperextensión.FRACTURA DE GALAEZZI Definición: Lesión traumática que consiste en la fractura presente en el tercio medio y/o inferior del radio. la reducción abierta con fijación interna se ha convertido en el procedimiento estándar para optimizar los resultados después de fracturas del antebrazo asociadas con disrupción de la articulación radiocubital inferior. La fractura de Galeazzi se llama así en honor al cirujano italiano Ricardo Galeazzi del Instituto Rachitici en Milán. quien en 1934 reportó a la sociedad Lombard su experiencia con una serie de 18 pacientes con este patrón de lesión. aunada a lesión de la articulación radiocubital distal. Con los avances en las técnicas quirúrgicas para conseguir osteosíntesis y la reconstrucción de tejidos blandos. El tratamiento quirúrgico ha demostrado resultados satisfactorios en más del 80% de los pacientes adultos con este tipo de lesiones. Judet y Schnek también escribieron sobre esta lesión en 1929. la cual se presenta como luxación.Hughston. Esta luxofractura también se conoce por lesión reversa de Monteggia. esta compleja fractura-dislocación del antebrazo ha sido acreditada a Galeazzi. Piedmont y Darrach.

Causas más frecuentes y epidemiología El Mecanismo de Lesión es variable: • Por Mecanismo Directo: Agresiones con trauma directo. .7 – 6. esta lesión es más frecuentemente vista en varones. En niños.3 a 2. diversos autores consideran una frecuencia menor del 7% (2. En general este tipo de lesión es considerado de rara aparición. el fragmento distal del radio esta desplazado anteriormente con dislocación posterior (dorsal) del cubito distal. las fracturas de tipo I son causadas por una carga axial con el antebrazo en supinación.8%). los reportes de incidencia de este tipo de lesión varían sustancialmente desde 0. El tipo I (ápice palmar) está caracterizado por desplazamiento dorsal del fragmento distal del radio con dislocación anterior (palmar) del cubito distal. generalmente por objeto en movimiento. En las fracturas de tipo II (ápice dorsal). en una serie de pacientes pediátricos con este tipo de lesión. Según esta clasificación el tipo II es el más frecuente. Antebrazo en supinación. Estas fracturas ocurren típicamente como resultado de una carga axial con el antebrazo en pronación. hasta el 41% de ellas no fueron reconocidas. Los pacientes en ocasiones no son diagnosticados a tiempo y por esta razón la frecuencia puede variar. TABLA DE CLASIFICACIÓN CLASIFICACIÓN DE WALSH Basada en el desplazamiento distal del radio fracturado Tipo I: Ápice palmar Tipo II: Ápice dorsal Desplazamiento dorsal del fragmento Desplazamiento dorsal del fragmento distal del radio con dislocación anterior distal del radio con dislocación posterior del cubito distal. Este tipo de lesiones son frecuentemente infradiagnósticadas. del cubito distal.Varios sistemas han sido utilizados para clasificar este tipo de fractura. Típicamente. Nosotros utilizaremos la clasificación de Walsh que es una clasificación basada en el desplazamiento del fragmento distal del radio fracturado.8%. esta lesión es producto de un traumatismo al caer cuando la persona intenta detenerse usando las manos y los brazos (caída sobre la mano con el codo en valgo y antebrazo en ligera pronación. Antebrazo en pronación. • Por Mecanismo Indirecto: Por lo general. El pico de incidencia ocurre entre los 9 y los 13 años.) La fractura-luxación de Galeazzi corresponde a un aproximado de 3 a 7% de todas las lesiones del antebrazo. Factores de riesgo • Edad Avanzada.

• Distrofia Simpatica Refleja. hay una obvia deformidad angular en el lado radial acortado del antebrazo con protrusión de la cabeza del cúbito. . • Síndrome Compartimental. • Pseudoartrosis. y sensibilidad y dolor a la palpación del antebrazo distal y de la muñeca. La subluxación o dislocación será evidente en la articulación radiocubital inferior con la prominencia de la cabeza del cúbito y severa sensibilidad sobre la articulación. • Sinostosis. Tardías: • Limitación de la Prono- Supinación • Retardo de Consolidación. • Mal Estado Nutricional. • Infección. • Atrapamiento de Músculos y Tendones. • Violencia Familiar. Un alto índice de sospecha debe de ser mantenido por el examinador y una evaluación meticulosa para identificar inestabilidad de la articulación radiocubital inferior debe ser llevada a cabo. • Artritis Post-traumatica. • Síndrome del Túnel Carpiano. • Alteraciones Oseas Congénitas. Todos estos signos y síntomas varían con la severidad de la lesión y el grado de desplazamiento. Datos clínicos Un paciente con una fractura-dislocación de Galeazzi se presenta con hinchazón. • Callos Viciosos. Usualmente. La rotación del antebrazo y el movimiento de la muñeca son dolorosos y limitados como resultado de la disrupción en la articulación radiocubital inferior y de la fractura del radio. . • Reducción de Masa Muscular. deformidad. Complicaciones Agudas: • Exposición de la fractura. • Osteoporosis.

En los adultos las fracturas de Galeazzi son extremadamente inestables. el antebrazo es inmovilizado en supinación para mantener la reducción de la articulación radiocubital inferior y permitir que el complejo fibrocartilaginoso triangular sane.Tratamiento médico No quirúrgico El manejo de las fracturas de Galeazzi difiere en niños y en adultos. En el paciente pediátrico. Un elevado riesgo de deformidad ha sido vinculado al tratamiento no quirúrgico debido a diferentes fuerzas. La reducción anatómica y una fijación estable de la fractura del radio con evaluación intraoperatoria y reparación de los tejidos blandos dañados en la articulación . y los resultados del tratamiento conservador son uniformemente insatisfactorios. esta opción está asociada con resultados satisfactorios a largo plazo. capacidad superior de remodelación de las fracturas. usualmente sucede en un lapso de entre 7 a 10 días después de la reducción. así como fuerzas asociadas con el musculo braquiorradial. seguida de inmovilización con yeso por encima del codo por 4 a 6 semanas. el abductor del pulgar y los músculos extensores. siempre y cuando la fractura sea inmovilizada en un yeso largo en posición de supinación es de esperar la presencia de excelentes resultados. De acuerdo a la literatura. y fuerza y elasticidad incrementadas de los ligamentos de la articulación radiocubital inferior. el tratamiento no quirúrgico de elección consiste en reducción cerrada realizada bajo anestesia general y guía fluoroscópica. que actúa a través del peso de la mano y causa desplazamiento de la fractura y subluxación de la articulación radiocubital inferior. incluso cuando la disrupción de la articulación radiocubital inferior no llegue a ser identificada en los pacientes pediátricos. el pronador cuadrado. Se ha demostrado que la angulación y el deslizamiento de las porciones del radio acompañado por subluxación o dislocación de la articulación radiocubital inferior puede ocurrir cuando el brazo se encuentra en un yeso. Debido a estos factores. Los factores que contribuyen a esta estabilidad incluyen la presencia de periostio grueso. Seguido a la reducción cerrada de la fractura del radio. Quirúrgico La reducción abierta con fijación interna es considerado el tratamiento de elección para la mayoría de los pacientes adultos con fractura de Galeazzi. Los resultados satisfactorios asociados al manejo no quirúrgico son muy probablemente resultado de la estabilidad de la reducción. incluyendo la gravedad. la reducción cerrada con inmovilización da resultados insatisfactorios en hasta 80 a 92% de los casos.

y ancianos. una que pasa por la punta de la apófisis estiloides del radio y la otra por la parte distal de la superficie articular del cubito y que es de aproximadamente 11mm.Conminución . se obtiene una inclinación radial.Extra. o Intrarticular .Dirección del desplazamiento . especialmente en mujeres. Deben tenerse en tenerse en cuenta tres medidas que se toman con relajación a l eje longitudinal del radio: a) Vista de perfil: Presenta una inclinación palmar (10° aprox que varía hasta 28°) b) Vista de frente: Presenta una inclinación que se mide a partir del ángulo formado por una línea que une la punta de la apófisis estiloides del radio y el borde cubital de la superficie articular del radio con una línea perpendicular al eje longitudinal del radio. La restauración del arco radial al momento de la reducción abierta es esencial para restituir la arquitectura normal del antebrazo y de la articulación radiocubital inferior. Cualquier alteración en la dirección de la articulación. El complejo fibrocartilaginoso triangular y los ligamentos radiocubital dorsal y palmar. modifica la distribución de esta carga y por tanto la biomecánica de la muñeca . La altura del radio que se toma en la radiografía de frente y representa la distancia entre dos perpendiculares al eje longitudinal del radio.radiocubital inferior son pasos esenciales que se deben completar para conseguir resultados favorables. forma parte del complejo sistema articular de la muñeca.Deformación . El uso de una placa y tornillos es el método más utilizado y con el que se han obtenido mejores resultados en conseguir la osteosíntesis de una fractura de radio. LESIONES DE LA MUÑECA: Son comunes (8 – 10% de todas las lesiones óseas). La fuerza que se transmite normalmente sobre el extremo distal del radio y cubito por el carpo se distribuye más del 80% sobre el radio. y otra más pequeña ubicada en la cara lateral cubital para la articulación biconvexa de la cabeza del cubito.Lesiones asociadas Anatomía funcional: El extremo distal del radio presenta una superficie articular alargada bicóncava para articularse con la línea proximal del carpo. que se extienden entre la base de la apófisis estiloides del cubito y el borde cubital de la superficie articular del radio. Descripción de la fractura: .

Al producirse una caída con la muñeca en dorsi-flexion. . mayor será la fuerza necesaria para producir una fractura. que las divide en: A Extra Articulares  A1: Fractura extra articular del cubito  A2: Fractura extra articular del radio simple  A3: Fractura extra articular del radio.  C3: Fractura articular completa del radio. estamos frente a una fractura inestable (que es mayor en fracturas muy desplazadas y que se asocia una fractura dela apófisis estiloides del cubito). articular simples. Si se extiende a la superficie palmar. en función de las fuerzas ejercidas durante la caída.Mecanismo de producción y diagnóstico: Pacientes jóvenes: traumatismo violento Pacientes ancianos: simple caída Generalmente. en las que una cortical está rota y la otra hundida o conminuta. característica que debe mantenerse en el tiempo. La fractura estable es aquella que en la cual la posición que adquieren los componentes óseos es difícil de alterar. El hueso es más débil en tensión que compresión. duración y el ángulo de la fuerza y. B Intra articulares parciales  B1: Fractura articular parcial del radio.  C2: Fractura articular completa del radio. los extremos distales del radio sufre en la cortical palmar “fuerza de tensión” y en la cortical dorsal “fuerza de compresión”. articular simples. Mientras mayor sea la dorsi-flexión. pero también habrá más conminución. metafisaria multifragmentaria. La conminución depende de: la cantidad. metafisaria simples. que se hizo en 1981. multi fragmentario. se produce por una caída con la muñeca en dorsi-flexión. calidad de los tejidos. CLASIFICACIÓN: Si bien hay muchas clasificaciones. multifragmentaria A esta clasificación debemos agregarle la calidad ósea. borde dorsal (Barton)  B3: Fractura Articular parcial del radio. por tanto la lesión será desde cortical palmar al dorsal. plano sagital  B2: Fractura Articular parcial del radio. presentamos la de Asociación para el Estudio de las Osteosíntesis (AO). Son fracturas extraarticulares. Comúnmente ocurre en el 2/3 distal del radio. Clasificación de Fernández: TIPO I: Fracturas con desviación de la metafisis. borde volar C Intra Articulares completas  C1: Fractura articular completa del radio.

TIPO V: Representa combinaciones de fracturas por distintos mecanismos. Cuando hay una fractura de Colles. torsión. mejor será el resultado final. especialmente en pacientes activos y con fracturas que . es una fractura inestable que con frecuencia requiere una reducción abierta  CHOFER: Es la fractura de la apófisis estiloides del radio producida por un retroceso violento o repentino de la manivela de arranque como sucedía al arrancar los coches antiguos.Clínica . TIPO III: Fracturas por compresión de la cara articular con impactación del hueso subcondral y metafisario (fracturas conminutas intraarticulares del radio distal). incluyendo estiloides radial y cubital. inmediatamente por encima de la muñeca (3 cm). compresión. palmares y de la estiloides radial. Si bien son fracturas muy frecuentes. Es una fractura del tercio distal del radio en que el fragmento distal se desvía en el sentido palmar. en las que los ligamentos arrancan una porción del hueso. acortamiento. Paulatinamente y con prudencia tiende a ser más agresivo en el tratamiento. DIAGNOSTICO: . TIPO IV: Fracturas por avulsión. EPÓNIMOS (no son útiles):  COLLES: Fractura transversal transmetafisaria del radio. la posición de la mano queda hacia atrás y hacia fuera con respecto al antebrazo.  DIE PUNCH: Es una fractura en la que hay un hundimiento de la fosa semilunar del radio distal como resultado de una carga transmitida a través del semilunar. Signo de Laugier: descenso de la estilodes radial a la misma altura que la cubital  SMITH: llamado también “COLLES INVERTIDO”.TC TRATAMIENTO: Se basa en restaurar la anatomía en la forma mas perfecta posible sea la consolidación de la fractura. avulsión y en él se incluyen las fracturas por traumatismos de alta energía.TIPO II: Fracturas parcelares: marginales dorsales. El mecanismo se produce por una caída con la muñeca en flexión. no hay uniformidad de criterios sobre cuál es el tratamiento más efectivo.Radiografía . con desplazamiento dorsal del fragmento distal en la mayoría de las fracturas.Antecedentes de la caída .

se confecciona un yeso antebraquiopalmar que incorpora en el extremo que sobresale las clavijas con la mueca en desviación cubital y flexión neutra. las características de la fractura. lo que crea estabilidad y previene el desplazamiento por un mecanismo de ligamento taxia. se suelta la tracción longitudinal y se toman radiografías para controlar la reducción obtenida. cruzando la línea de la fractura y tomando la cortical cubital y el yeso con la muñeca en desviación cubital y flexión neutra Reducción cerrada y yeso abulonado: Este tratamiento se indica fundamentalmente en fracturas metafisarias conminutas inestables. Si se obtiene una buena reducción pero inestable. de la calidad ósea de la reducción obtenida y del equipamiento disponible. se sacan el yeso y las clavijas. se corrigen los desplazamientos laterales y se aplica a nivel del fragmento distal. por el borde palmar y cubital.no pueden ser reducidas o estabilizadas satisfactoriamente por métodos incruentos. Se mantiene por 6 semanas. Si no se obtiene una reducción aceptable o si se pierde reducción. . en la región dorsal y radial. Esta indicado fundamentalmente en fractura estables. en este momento manteniendo la compresión. Manteniendo la tracción. actividad y cooperación del paciente. colocadas en forma per cutánea desde la apófisis estiloides del radio. debe re evaluarse la lesión osteo-articular (especialmente pacientes activos) y ser mas agresivos en restaurar y mantener la reducción hasta la consolidación. la calidad de la reducción y la actividad del paciente tienen una relación directa con el resultado final. compresión en dirección cubital y palmar. tracción desde los dedos y contra tracción desde el codo con 5 a 8kg durante 5 a 10 minutos para des impactar los fragmentos. Manteniendo la tracción. y se confecciona un yeso hasta consolidación. El tratamiento dependerá del tipo de fractura. extraarticulares. Anestesia troncular. Si se produce edema. deben restaurarse el largo del radio y la inclinación normal de la superficie articular. con la muñeca en ligera desviación cubital y ligera flexión. Consiste reducir la fractura y poner una clavija de Kirschner de 3mm a cielo abierto (que atraviesa las dos corticales proximales del radio en la unión del tercio medio con el tercio distal) y otra clavija en la base del segundo y tercer metacarpiano. debe abrirse el yeso longitudinalmente.5mm. si la reducción obtenida es satisfactoria se confecciona un yeso antebraquiopalmar desde la cabeza de los metacarpianos en la región dorsal y el pliegue de flexión distal de la palma de la mano hasta el pliegue de flexión del codo. Tratamiento incruento: Reducción cerrada e inmovilización con yeso: Es el más utilizado. la fractura puede ser estabilizada con dos clavijas de Kirschner de 1 a 1.