You are on page 1of 6

Historia UCI

La UCI ha experimentado una evolución constante en el tiempo debido a la amplitud de las
problemáticas de salud de los pacientes así como de la evolución y avance tecnológico que ha
venido de la mano para llevar a cabo los tratamientos necesarios.

Fue en 1860 cuando Florence Nightingale, pionera de la medicina moderna, comentó la
conveniencia de que los hospitales contaran con una unidad especial con el objetivo de dotar al
paciente de un área exclusivo para la recuperación de un proceso de cirugía. Es por ello que las
primeras descripciones de la UCI vienen asociadas a los momentos post quirúrgicos, lo cual
suscitó cierta controversia. Sin embargo, la primera UCI en EEUU se conoce como la que llevó a
cabo el neurocirujano Dr. W.E. Dandy en 1940 con capacidad para 4 pacientes y especializada en
servicios post operatorios relacionados con la neurocirugía. Sin embargo, las primeras UCIs post
quirúrgicas nacieron en Alemania debido a las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, con
lo cual los soldados heridos, una vez operados, podían ser ingresados en ellas en función de su
estado de salud. Posteriormente, a comienzos de los años 50 comenzaron las primeras unidades
para cuidados respiratorios de la mano de la epidemia de poliomielitis acontecida en Dinamarca en
el cual se tuvieron que llevar a cabo labores de traqueostomías ventilaciones manuales en los
pacientes.

Por ello, la UCI como el concepto con el que es conocido hoy en día, es decir como la unidad
hospitalaria para los pacientes en grave estado fue una consecuencia y evolución de las primeras
unidades especializadas comentadas previamente. Así, durante las postrimerías de los años 50 y a
lo largo de los años 60, la UCI tuvo un gran desarrollo como unidad de enfermería y tratamiento de
carácter intensivo, eso sí localizado físicamente a parte de las salas convencionales hospitalarias.
De hecho, en el año 1958, sólo un cuarto de los hospitales con capacidad para más de 300
pacientes contaban con una UCI en sus instalaciones, dato que aumentó considerablemente a
finales de los años 60. Además, según un estudio canadiense realizado en 1961, se llevó a cabo
una reducción de la tasa de mortalidad importante gracias a la implementación de este tipo de
unidades.

Junto con la inercia positiva de resultados referentes a los pacientes de la UCI en los hospitales, se
empezó a otorgar una mayor importancia a especialidades de la medicina intensiva desde
diferentes estamentos. En 1970 se creó la Sociedad Americana de Cuidados Intensivos (SCCM).
En el Estado Español, mediante el Real Decreto 2015/1978 se concibió la especialidad primaria
conocida como Medicina Intensiva. En 1982 surgió la Sociedad Europea de Cuidados Intensivos
(ESICM). Conviene no olvidar también la certificación de especialidades como medicina interna,
ginecología o cirugía dentro de la medicina intensiva por parte del Consejo de Especialidades
Americano.

Después de la consolidación de la UCI como sección hospitalaria, ha habido una evolución
constante en los servicios abarcados de cara a mejorar la unidad en lo referente a los tratamientos
llevados a cabo en pacientes de gravedad. Por ello, la historia de la UCI se sigue escribiendo hoy
en día y seguirá habiendo una evolución constante con el avance de la ciencia y las tecnologías
junto con la aparición de nuevas patologías.

Fuente: http://la-uci.es/historia-de-la-uci/

 De la misma manera. A pesar de ello. llevado a cabo mediante un consenso entre los profesionales médicos y las enfermeras responsables de la UCI. debe existir un sistema definido para el intercambio de la información recogida entre los profesionales médicos de la UCI. Así. en toda UCI de un hospital son imprescindibles los requisitos que se enuncian a continuación a nivel estructural y de organigrama.  Se debe disponer de todo lo necesario para la garantía de la calidad de la estancia de los pacientes. el Instituto Nacional de la Salud (INSALUD) en conjunto con la SEMICYUC ha elaborado una completa guía en la cual se enuncian una serie de criterios a nivel de gestión y de organización.  Debe existir un protocolo definido y conocido a cumplir por cada uno de los profesionales médicos de la UCI en el cual se engloban los procesos que se llevan a cabo con mayor frecuencia.  Debe haber constancia de la cumplimentación de los estándares de seguridad de los pacientes así como de la atención a sus derechos. hay que destacar que la cumplimentación de los requisitos organizativos varía para cada centro hospitalario en función de la complejidad de su correspondiente UCI. el cual tendrá el cometido de organizar las labores de los profesionales médicos de la unidad.Organización física Toda UCI de un centro hospitalario debe mantener un organigrama en el cual ciertos puestos son de obligada existencia y otros dependen del centro hospitalario y de las políticas de cada comunidad autónoma.  En cada cambio de turno diario. Normas .  Debe existir un listado elaborado en el cual se enuncian los criterios de alta y admisión de los pacientes que acceden a la UCI.  Debe existir un sistema definido para el permiso de visita.  Debe existir un director de la UCI  La figura de un responsable de la UCI debe estar presente las 24 horas del día. para que la garantía de atención al paciente sea plena.  Debe haber un responsable de atención al paciente de la UCI en cada uno de los turnos que se lleva a cabo a lo largo del día. debe existir un responsable de enfermería de la UCI. con la posibilidad de que pueda ser representada por las personas físicas necesarias para poder cumplir con la legislación. Además. así como de dar una continuidad en su atención.

Derechos del paciente Los pacientes que acuden a la UCI de cualquier hospital tienen una serie de derechos referentes a la legislación médica actual que pueden reclamar y a los cuales se pueden aferrar a la hora de llevar a cabo cualquier tipo de gestión relacionada con el ingreso en la unidad. la orden establecida a cerca de Autorizaciones Administrativas de Centros y Servicios de Cirugía del 29 de Junio de 2007 indica que todo centro hospitalario debe contar con algún tipo de servicio asistencial de apoyo las 24 horas del día.La UCI de un centro hospitalario debe cumplir una serie de normas acordes a la legislación vigente. establece que el Hospital General deberá contar con una Unidad de Medicina Intensiva. Así. con lo cual han mantenido su normativa anterior. acorde a la ley de regulación de los requisitos mínimos del Departamento de Salud y Consumo referente a la Orden 8 de Marzo de 2006. Por ello. En cuanto a las normas de autorización de los centros hospitalarios de las diferentes comunidades autónomas. como es comprensible al tratarse de una unidad en la cual se trata a pacientes de gravedad. en la Comunidad de Castilla La Mancha. o lo que puede ser una UCI “preferiblemente integrada en el centro. . Esto se debe a que en la UCI se tiene muy en cuenta la atención de cada uno de los pacientes. diez comunidades autónomas. a continuación se enumeran las que referencian a la UCI: En la comunidad de Aragón. en las normas establecidas por la Consejería de Sanidad en el Anexo I de la Orden 577/2000 son una ampliación de las ya existentes de la Orden del 11 de Febrero de 1986 con la incorporación de nuevas tipologías y con la re definición de necesidades estructurales y funcionales para las UCIs de los centros hospitalarios. acordes al RD 1277/2003 se han visto forzadas a llevar a cabo una modificación en su normativa vigente para una correcta cumplimentación. cuyos requisitos mínimos especifica.” En lo que respecta a la Comunidad de Canarias. Por otra parte. se estableció que “los centros que realicen procedimientos quirúrgicos. según la Orden de la Consejería de Sanidad y Consumo del 15 de Junio del 2000 en lo referente a las condiciones mínimas: “las condiciones mínimas que deben cumplir los centros hospitalarios de la Comunidad Autónoma de Canarias. De hecho. estableciendo para esta Unidad los requisitos mínimos”. es conveniente el conocimiento de los derechos por parte de los familiares o acompañantes de los pacientes para poder ejercerlos en caso de ser necesario. aunque puede ser concertada” En la Comunidad de Madrid. que requieren cuidados postoperatorios especializados o críticos dispondrán. mientras otras siete comunidades no han tenido la necesidad de realizar ninguna variedad. de una UCI. como medida de garantía de la calidad en la atención. De la misma manera. hay dos tipos de reglas en la UCI: Las normas previas a la constitución de una UCI se denominan normas de autorización y registro y las normas posteriores a la creación de una UCI se consideran normas de acreditación. dentro su oferta asistencial. las normas varían en función de cada comunidad autónoma y de cada centro hospitalario.

Así. Es importante resaltar las principales características que un paciente necesita cumplir para su ingreso en la UCI. los profesionales del centro deberán ofrecer toda la información que esté en sus manos tanto al paciente como a sus acompañantes para que su periodo de estancia sea lo más agradable posible.En relación a lo expuesto previamente. es decir. la necesidad de un alto nivel de cuidados y capacidad de recuperación. En cuanto a la información general de la UCI. etc. En esta información se deben incluir aspectos como el horario de información. El DH tiene como misión ayudar a las personas a vivir más y en mejores condiciones. También deberá incluir información sobre los tratamientos y atenciones llevados a cabo en el centro. esta información deberá ser de carácter diario mediante los profesionales encargados de la comunicación con cada uno de los pacientes. Criterios de ingreso Los pacientes tienen que cumplir una serie de requisitos para su inclusión en la UCI. ha llevado a cabo la publicación de los diferentes casos)  Todo tipo de recomendaciones por parte del hospital para la permanencia en las instalaciones así como instrucciones necesarias. es de obligatorio cumplimiento por parte de la UCI la entrega de cierta información al paciente o en su defecto a familiares o acompañantes que comprende los aspectos que se enuncian a continuación:  Información sobre las atenciones y cuidados ofrecidos por la UCI  Información general de la UCI  Consentimiento informado en las casuísticas en los que sea necesario (La Sociedad Española de Medicina Intensiva. la categorización de los pacientes por los niveles de cuidado requeridos se ha llevado a cabo acorde al Department of Health (DH) perteneciente al Reino Unido. patología y una serie de características. desde el centro hospitalario se debe ofrecer toda la información disponible sobre cualquier aspecto relacionado con la estancia de cada uno de los pacientes. Una vez contemplado este aspecto. SEMICYUC. ya que la información se tiene que ofrecer de una forma oral y por escrito. Por último. Es un departamento que lidera la salud y los cuidados en Inglaterra para asegurar que los pacientes . a modo de evaluación inicial de cada paciente. El consentimiento informado se lleva a cabo en casos en los que los tratamientos y diagnósticos invasivos en los que la salud del paciente pueda ser afectada de una manera negativa o impliquen algún riesgo a nivel vital. teléfonos de contacto. en el Estado Español se llevaron a cabo una serie de estandarizaciones en lo referente a la inclusión y tratamientos y atenciones a realizar. Es importante destacar los canales de información que se tienen que llevar a cabo con los familiares o acompañantes de los pacientes. En un principio debe incluir los motivos y proceso del paciente en la UCI. Crítica y Unidades Coronarias. en función de su estado. formas de comunicación con los profesionales del centro. Este es un aspecto que hace que los pacientes ingresados en la UCI realmente necesiten los cuidados y atenciones correspondientes a su grave estado de salud. Además. La información sobre las atenciones y cuidados ofrecidos por el personal de la UCI debe incluir una serie de características.

el número mínimo de camas no puede ser inferior a 6. Por ello. En cuanto a la localización. la localización de la UCI debe aportar facilidades para la conexión inmediata con otras áreas del hospital como son urgencias. personal médico.  Nivel 1: Se pueden dar varias casuísticas: o Paciente proveniente de un nivel superior de la UCI o Paciente cuya asistencia sanitaria es necesaria y presenta necesidades adicionales de control  Nivel 2: Paciente con necesidades de soporte de algún tipo de sistema orgánico o con requerimientos de monitorización. . Esto se debe a que es necesario contemplar unos límites mínimos. así como el apoyo general y personal necesario. estos niveles se basan en las necesidades de atención por parte de cada uno de los pacientes en vez de a los recursos requeridos por cada uno de ellos. etc. será imprescindible la disponibilidad de áreas especialmente habilitadas para la recepción de los familiares de los pacientes. Todos los componentes de la UCI (pacientes. Por ello.reciben las atenciones y tratamientos necesarios con la compasión dignidad y respeto necesarios para ello. Por ello. etc. También será necesaria una sala de UCI. es decir la sala para el paciente y su correspondiente control de enfermería. el área dedicada a la UCI debe estar dentro del centro hospitalario a la cual haya un acceso que incluya medidas de control.) deben disponer de todo el material físico adecuado para el desempeño de sus labores. Equipamiento requerido La UCI de un hospital debe contar con una serie de recursos a nivel material y en lo referente al personal para cumplir con la legislación vigente. Así. el personal médico debe estar cualificado y congregar las aptitudes necesarias para obtener el máximo beneficio de las herramientas que están a su disposición para implantar el tratamiento necesario a cada uno de los pacientes que ingresen en la UCI. familiares. Así. En lo referente a la capacidad de pacientes de la UCI. los niveles de los pacientes que se han establecido como estándares son los siguientes:  Nivel 0: Paciente con necesidad de hospitalización. gabinetes de exploraciones como el de hemodinámica. Las necesidades incluyen un amplio abanico de posibilidades para las cuales es necesario disponer del material tecnológico correspondiente. los profesionales de la UCI llevan a cabo una categorización inicial de los pacientes para poder ofrecer los tratamientos correspondientes en cada caso en el menor periodo de tiempo posible. De la misma manera. ya que la inclusión de una UCI en un hospital demanda como se ha podido apreciar un gran número de requerimientos.  Nivel 3: Paciente con necesidad de monitorización y soporte respiratorio avanzado o que requiere de dos o más sistemas orgánicos.

En lo que se refiere a recursos humanos. la UCI debe incluir al menos las siguientes figuras en su plantilla de profesionales:  Director o Responsable de la UCI (Al menos 5 años de experiencia necesaria en medicina intensiva)  Enfermera supervisora de la UCI (Al menos 5 años de experiencia necesaria en cuidados intensivos)  Médico (con especialidades en atención al cliente)  Celador  Enfermera  Personal administrativo  Profesionales cualificados para otros tipos de servicios prestados en la UCI .