You are on page 1of 837

UNIVERSIDAD

COMPLUTENSE.

FACULTAD DE

GEOGBAFIA E HISTORIA .

Madrid, Septiembre 1.984.
o <>

;fmetnoría br ~í rentíatura :

«1Lo5 \!teatínos p la 3Jglesía be
~an QCa~,~etano be fflabríb». ~

TRABAJO REALIZADO POR :
Mo Teresa Garciá Pardo;
Y DIRIGIDO POR:
Do Fernando de Olaguer- Feliu o

<) <>
-I-

--
IN DICE
-·-
- ..PARTE
----------
I : EL MADRID DEL SIGLO XVIII.

Cap!tulo I : Madrid y su Escudo ••••••••••••••••••••••• P.l

Cap!tulo II : Carac~eres generales del siglo XVIII •••• P.9

- Cap!tulo III : Poblaci~n, Alimentaci~n e Higiene •••••• P.l6

-Cap!tulo IV : Alfabetizaci~n, Transporte y Alumbrado ••• P.25

Cap!túlo V : Incendios y Cortes en Madrid ••••••••••••• P.46

Oap!tulo VI : El Barrio : Desde el Centro a las Rondas •• 57

Cap!tulo VII : La Calle de Embajadores •••••••••••••••• !.69

Notas•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••P.87

Bibliograf!a••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••P.91

. ------- .. --------
PARTE II : SAN CAYETANO Y LOS CLl!RIGOS REGULARES*
-
Oap!tulo I : San Cayetano de Tiene •••••••••••••••••••• P.99

-Vida, obras y virtudes.

-Fundador de los CI~rigos Regulares.

Cap!tulo II : SU Veneraei~n como Santo •••••••••••••••• P.127

Cap!tulo III : Canonizaei~n ••••••••••••••••••••••••••• P.l34

-Arquitectura Ef.!mera para esta Efem8rides.

Cap!tulo IV : Los Cl~rigos Regulares •••••••••••••••••• F.140

-No poseen bienes ni rentas y frecuentan la Euoarist!a.
-II-
- Gap!tulo V 1 Los Teatinos a trav8s de los Archivos

de Madrid. ¡ •••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••P.l54

-Problemas entre los oi8rigos españoles e italianos

-Herencias.

-Posesiones etc ~ •••••

Cap!tulo VI 1 Donaciones •••••••••••••••••••••••••••••• P.l85

Cap!tulo VII 1 Misas••••••••••••••••••••••••••••••••••P.l93

Ca~!tulo VIII 1 El Colegio de Salamanca ••••••••••••••• P.202

Cap!tulo IX 1 El Convento de Santiago ••••••••••••••••• P.210

Cap!tulo X : Aetas y Decretos de Visita de la Real Casa

e Iglesia de Cl6rigos Regulares de San Cayetano de esta

Corte•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••P.212

Cap!tulo XI : San Andr8s Avelino••••••••••••••••••••••P.247

Cap!tulo XII 1 Canonizaci~n de San Andr8s Avelino ••••• P.250

Notas•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••P.281

Bibliograf!a••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••P.286

PARTE III : EL ORATORIO DE NI S& DEL FAVOR Y SAN MARCOS*
.. ---------------------------------------------------------
Oap!tulo I : D. Diego de Vera y Ordoñez de Villaquirán; .292

~Biograf.!a

-Literatura.
-III-
- Cap!tulo II : Fundaci~n del Oratorio de Nuestra Señora

del Favor y San Marcos••••••••••••••••••••••~•••••••••••P.300

- Cap!tulo III : Donaci~n del Oratorio de San Marees en

1633 a D. Pl·áoido Mirto y a los Cl~rigos Regulares •••••• P.312

llotas·••••••••••••••••••••••• ••••••••••••••••••••••••• • P. 321

Bibliograf!a •••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••• P.323

---------------
PARTE IV : LA IGLESIA DE SAN <lAYETANO DESDE SU cmTSTRUCCION

HASTA SU DESTRUCCION EN EL AÑO 1936.-
-------------------------------------
Cap!tulo I : Opiniones sobre la Iglesia de San Cayetano de

Madrid, en los siglos XVIII, XIX y XX••••••••••••••••••••p• 326

-Alvarez y Baena.

-Ponz.

-Ceán-Bernrddez.

-Madoz.

-Mesonero Romanos ••••

Cap!tulo II : Estudio de la Iglesia de San Cayetano ••• P. 347

-Olb~s.

-Gavira.

Cap!tulo III : Los Arquitectos de la Iglesia de San

Cayetane de Madrid••••••••••••••••••••••••••••••••••••••P• 368
-IV-
-Marcos y Jos~ L~pez.

-J. de Churriguera.

-Pedro de Ribera.

-Moradillo.

Cap!tulo IV : Construcoi~n de la Nueva Iglesia Teatina.P.408

-En 1674 se comenz~ la Iglesia.

-En 1761 se conol~~. {6-VIII-1761).

Cap!tulo V: Festividades en la Iglesia de San Cayetano •• 445

-Solemnidades y festividades de 1739.

Cap!tulo VI :Bautismos celebrados en San Cayetano ••••• P.453

Cap!tulo VII : Imagen del Cristo de Balaguer ••••••••••• P.459

Cap!tulo VIII : Süpresi~n de la Comunidad Teatina de

Madrid•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••P•468

-En 1822 queda suprimida la Comunidad de Cl~rigos

Regulares de San Cayetano de Madrid.

~ 1837 se abre al p~blico la Iglesia del extinguido

Convento de San Cayetano.

Cap!tulo IX : Los Toldos para la Iglesia ••••••••••••••• P.474

Cap!tulo X : Regalos de la Reina Isabel II al Templo ••• P.483

-2 C~lices de plata.

-1 Cop~n de plata.
-V-

Capttulo XI : Incendio de la Odpula en el año 1858 ••••• P•485

-se destruye totalmente la Odpula Central.

Capttulo XIII : :La Cogregaci~n de N~ Sª del Tránsito •••• P•496

- Capttulo XIII :Parroquia de San Millán de Madrid •••••• P.501

-En 1869 San Cayetano se convierte en Parroquia de

San 1r1illán.

-Se trasladan a San Cayetano diversos objetos de la

derru:i:da Parroquia de San Mil1án: el ,6rgano, las campanas,

los Retablos, el Altar Mayor etc •••

Capttulo XIV : Cofradtas y Hermandades en el año 1869 •• P.522

Capttulo XV : Arreglos en la ~veda de San Cayetano •••• P. 525

-En 1874 se extraen los cadáveres allt existentes.

-En 1875 se conoluyen las obra& de reparaci~n y decoro

-El Aparejador encargado de la obra fUe D. Luis Pan~.
•••• - - ... w-

Cap!tulo XVI : Arreglo de la Torre del Reloj en 1875 ••• P.544•

-En 1875 se arregla la Torre del Reloj.

-En 1877 se Arregla~ la Escalera que conduce a las

habitaciones de los Tenientes.

-El Arquitecto de la obra fue D. Jos~ !: Agu.il~!

-Y el Aparejador D. Lui~~~
-VI-
Cap~tulo XVII: Inventario de Ornamentos del año 1878 •• FP.560

Cap~tulo XVIII: Sant!sima Virgen de la Saleta ••••••••• P.587

-En 1886 se haQe el conjunto escult~rico de la Virgen

apareci~ndose a los dos pastores.

Cap~tulo XIX: Reformas en la Iglesia a finales del XIX •• 589

-1887 Reforma de la Fachada de la Calle del Oso.

-1892 Reformas en la Iglesia de San Cayet~o.

Cap~tulo XX: Verbenas y Procesiones del s. XIX •••••••• P.594

-Verbenas de San Gayetano en 1889.

-Procesi~n de 8an Cayetano en 1893.

Capftulo XXI : Inventario de la Iglesia en el año 1906.P. €>12

Cap~tulo XXII : Opiniones de los autores del s. XX·~ •••• P. 621

-Velasco Zazo •

..Otto Sbhubert.

-Termo.

-Gaya Nuño.

-Geerge Kubler.

-Chueca Goitia.

-Sainz de Robles.

-Cam~n Aznar.

-Guerra de la Vega etc •••
-VII-
- Notas••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••P.656

Bibliograf¡fa ••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••• P.672

--------------
PARTEli!V : LA IGLESIA DE SAN CAYETANO DESDE 1936 HASTA 1984.
------- ---- ------------
- Cap!tulo I : Reconstrucei~n de la Iglesia de San Cayetano

en el año 1962•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••p:683

-Arquitecto D. Manuel Mart!nez Cbumillas.
m--- ---- --- - .
Cap!tulo II : La Iglesia de San Cayetano es Monumento

Hist~rico-Art!stico desde el año 1980 •••••••••••••••••••• P.703

- Cap!tulo III t Reconstrucci~n de la Iglesia de San Cayetano

en 1980, por D. Manuel Manzano-Monis ••••••••••••••••••••• P.710

-Presupuesto de 5.261.767 pts. (17-IV-1980).

Cap!tulo IV : R~construcci~n de la Iglesia en 1982, por

D. Manuel Manzano-Monis••••••••••••••••••••••••••••••••••P.722

-Reconstrucci~n del Chapitel que hace esquina a la C/

del Oso.

-Capilla lateral izquierda.

-Terraza y ~alaustrada.

-Presupuesto de 23.837.863 pts. (Dicimebre de 1981).

Notas•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••$ P,. 748
Bi~liegraffa ••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••• P. 750
~
~

~
~
~
~
..... ~

~

~
·--a
~ ~
~
~
~
1JP
..... ~
t!J
~
~ 1-4
o
~
<
1-4
1-4
1-4

(
-1-

CAPITULO I : MADRID Y SU ESCUDO.-

Antes de pasar a estudia r el tema gue nos ocupa, dedica remo s e~

t e" primera parte de la Tesina a conocer los asp ecto s más i mportantes

d e l a vida y costumbre s de Madrid, durante el si 5lo XVIII, é poca en

la Q.Ue se. construye l a mayor parte de l a Iglesia éle San Cayetano.

En pri mer lugar situaremos geo gráf'icamen·te mac.lri d en el con te~

to de l a Pen:tnsula, y despué s pasaremo s a cletallar su Escudo.

Desde el pun·to de vi sta geográf'ico, Madri d s e hall a. s i tuaCI.a en

tre los 39º 10' y los 41º 10' de latitud meridiona,l - septentrional, y

los Oº 38' y los Oº 53' de longitud E;,.W del meridiano de r.'ia,drid. Con

una altitud media entre 600-700m. s obre el nivel del mar .

Está limitada por Segovia, Guadalajara , Cuenca, Toledo y Avila~

El s istema orográfico principal es la Sierra de Guadarrama, que·

forma parte de la Cordillera Carpeto-vet6nica en el centro Cl.e l a Pe-

n:tnsula. La provincia está comprendida dentro de la Cuence, del Tajo,

beneficiándole las aguas Cl.el Jarama, Guadarrama y Alberc·h e .

Tiene un total de 7.995 Y~ 2 , con 178 municipio s , incluido el de

Madrid Capital, y 4 . 498 . 375 habita nt e s ( En fecha Cl.e 31- XII-1977) .

La Ciudad está situada en el panalelo 40 de la Meseta de Casti-

lla. Se encuenta a 650m. sobre el nivel del mar; y es el Km cero de

la geograf:ta p eninsular.
-2-
Tiene un total de 3. 355 . 720 habitantes . ( En fecha 31- XI]- 1977) ,
2
en 697.090 Km • El clima e s templado, con una media anual de Temper§

tura de 14Q • Además e s una de las capi t ales con más dias al año de

ci elo despeja,do .

De sus 3. 355 . 720 habitante:s , hay :

1. 618 . 652 hombre s y

1. 737 . 068 mujeres •

.A:demá s tenemos :

- Iviedio mill6n de ancianos y

- Un mill6n de niños .

En cuanto a matrimonios, nacimientos etc ~ •• Se pro ducen:

1 matrimonio ca da 21 minuto s .

1 nacimiento cada 10 minutos .

1 defunci6n cada 22 minutos.

Finalmente hablaremos de la media anual de consumo de los madri

leños:

1. 000 millones de Kilo s de f ruta y hortalizas al año .

106 millon es de Kilos de pesca do y mari s co .

- 105 millone s de Kilos de carne . (1)

Debemo s de tener en cuent a que lo s (:tatos demo gráficos y de con-

smno son de 1977, por lo tanto hoy, 1984-, se han visto not ablemente
-3-
incr ementados. As!, Madrid capital supera, en la a ctual i dad lo s 4 mi-

llone s de habitantes. En cons ecuen cia l a s esta d!stica s (le matrimonios,

de~~cione s , consumo etc •••• e stán superada s, y muy incrementadas.

De s de el punto de vista hi stórico, Madri d en el s i glo X segu!a

en poder de los moros, quiene s le hab!an da do el nombre de MAGERIT.

Pero en el año 1.083 Alfonso VI l a ganar á defi nitivamente par a el

mundo Cri sti ano.

Em 1329, Fernando IV reunió por 1 ª vez las Cor t es en Madri d.

En 1561, Felipe II procl ama a Madri d capital de España. Pero ya
----- -------------------------
su pao~ e , Carlos V habia demostrado especial predil e cción hacia la

entonces Vill a "por sus con diciones de salubri dad, que le habian aY];

de,o.o a sanar de sus fiebre s ".

Los Au s tria s dieron i mpulso a I<ia dri d; pero s erán lo s Borbones,

quienes dejen intensa huell a de su r einado, en cuanto a l a cultura y

al orna to de I>iadrid, de s tacando l a l <J,bor de Carlo s III.

En l a a ctualidad , el tiempo y el pro gre so han t raido a Iaadri d

el sello de l a s moder nas ciudades : moles de cemento, ambiente co smQ

polita etc ••• Pero su Historia permanece a dosa da a lo s vetus to s ca se

rone s de lo s barrio s anti guos .

Es el pueblo que pi ntó Goya . Y al que cantaron Bretón y, Ch.8,p!.

Y al que salpicaron con su ingenio: Quevedo, Lope de Vega , Mesonero
-~
Romanos y D. Ram6n de la Cruz. (2)

Esta Villa, convertida en capital de España por Felipe II, po-

see 1L1'l Es cudo de Arma.s muy car a cter:fstico, y de éste nos vamos a ocu

par a continuaci6n:

"El Escudo de Arma s de l a Villa está forma do, sobre campo de pl~

ta, por un mao~oño sinople (verde), terrazado de lo mismo, frutado

de gules (rojo) y acosta do de oso empinante de sable (negro); borda-

dura de azur, car gada de 7 estrellas de plata. Sobre el e s cudo coro-

na real antigua.

En un principio,el blas6n de la Villa estaba reducido al o so p~

sante. Así figuraba en el pend6n q~ e l as milicias madrileñas llevaron

en la gloriosa batalla de l as Navas de Tolosa, y el que aparece en

los sellos de cera medievales.

La sustituci6n del o so pasante por el madroño y el oso empina do

a él se atribuye por varios autores al resultado de un l argo pleito

entre los cabildos eclesiástico y municipal, en el siglo XIII, sobre

pastos y arboleda s, que termin6 con una avenencia, en virtud de la

cual pasªron a ser propiedad de l a clerecia los primeros, correspo~

diendo los árboles al Concejo. Como consecuencia de ese laudo, el el~

ro sigui6 usando en su escudo el oso pasante, mientras que el Conce-

jo adopt6 para el suyo el oso erguido y el maoxoño, emblemas ~stos
.,.5-
ya tan tradicionales, elegidos, segdn se cree, por l a abundancia de

ambas especies en lo s frondosos bosques que rodeaban l a Villa.

Posteriormente se añadi6 al escudo, rodeándolo, l a bordadura

azul, cargada de 7 estrellas, l a cual explica el cronista madrileño
del siglo XVI Juan L6pez de Hoyos; entusiast a enaltecedor de su Vi-

lla n at al, en los siguientes t~rminos: "Tienen l as armas de Madrid

por orla 7 estrellas en campo a zul, por l as que vemo s éÜ Norte, que

llaman en castell ano carro, l as cuales andan junto a la Ursa; y por

ser l as armas de Mao~id Osa, tom6 las mi smas estrellas que junto a

la Ursa, como hemos dicho andada , por raz6n de que, como en tiempo

de D. Alfonso VI, viniendo a ganar ~1 el reino de Toledo, el pri mer

reino que ganaran fu ere, Madrid, y par a denotar que así como a quellas

7 estrella s que andan alrededor del N, son indicio de l a revoluci6n

y el gobierno de los orbe s celestiales, así Mao~io_ , como Alcázar y C~

sa Real y primeramente que ~1, había de s er pueblo de donde los hom-

bres conocieran el gobierno que para asistencia de los Reyes y seño-

res de estos reinos de Madrid hab:ta de salir, y t ambi~n porque este

nombre Carpet ano, que quiere decir carro, por eso tom6 las 7 estre-

llas que en el cielo ll amamos Carro".

El escudo, constituido por el oso y el madroño y c±reundádo por

las 7 estrellas, vino siendo adoptado sin interrupci6n hasta bien ~
-~
trado el siglo XIX. Ahora bien: en 1842, a consecuencia de Un diet~

men del archivero de Villa, ratificando otro de los reyes de armas

de su Ma jestad, se a cord6 incorporar al blas6n un nuevo cua rtel, que

representa, en campo azur, un drag6n alado de oro, a la. vez que tam-

bién se agreg6 al escudo en manteladura,, una corona c:!vica, sobre cam

po de oro.

El drag6n alado hab:!a sido, sin duda., invenci6n del ilustre crQ

nista L6pez de Hoyos, antes citado, que pa.ra enca.recer el rancio abQ

lengo de la Villa, lleg6 a forj ar las más fantásticas leyendas. As:!,

a e s te re specto, dice lo sigu.iente:"Entre las antigüedades que evi-

dentemente declaran la nobleza y funda ci6n antigua de este pueblo,

ha s ido una que en este mes de ja~io de 1569, por ensancha r l a Pue~

t a Cerrada , la derribaron, y esta ba en lo más alto de lé'. Puerta, en

el lienzo de l a mur alla, , l a bracto en pi edra berroqueña, un espantable·

y fiero drag6n, el cual tra:!an los griegos por a rmas y l as usaban en

sus banderas ~~ •• " De a,h:! de duc:!a que lo s griegos hab:!an functado ma

drid. E:n el S. XIX otro cronista más concienzudo, D. Ram6n de i•Iesone-

ro Roma,nos, l a coment a en lo s siguientes términos: "De e sa grat u ita

denomina ci6n <le dra.g6n, da.da a, l a, culebra por el mae s tro Hoyos,parte,

a mi ver, el origen f antástico del drag6n alado, que mucho tiempo

despu ~s apareci6 en la s armas c1e la Villa, y e s t ab&l. pintado en el t_Q
- 7-
cho de una de las Sa,las del Ayunta,rniento, y a"dn hoy ha vuelto a repr.Q_

ducirse en su escudo. El mismo HOyos no estampa t al dragón, y si la

culebra . "Porque es de advertir que el r elieve que Hoyos calific6 de

espantable dragón, era , todo lo más, corno dice Mesonero, l a repre s en

t a ci6n de una vulgp,r culebra que había c~peado sobre una de las pue~

t as fortifice,das a.e la muralla que circunél.aba Ma drid (sobre la lla.ma-

da Puerta Cerrada ). Sin ernb~rgo, dando por buena la afirrnaci6n de 1~

pez de Hoyos, como tal drag6n llegó a ser incorporado al escudo de

la Vill a , si bien se t ard6 3 siglos en efectuar oficialmente esa agre

gaci6n" .

Por ~ltimo, la corona c!vica , adicionada en mªnteladura a los de

más elementos heráldico s del escudo, tuvo origen en un a cuerdo de l as

Corte s extraordinarias de 18 22, que quisieron s e conmemorase un epi -

sodio a ca ecido en aquel agi tacto periodo de const an·lies revueltas pol!

ticas (el 7 de julio de ese año) • • Pero su inclusi6n no lleg6 a efec

tuarse hasta 20 años despu~s, en 1842.

As! el escudo oficial de Madrid desde mitad del siglo XIX es el

que tiene en un cuartel el Cl.r 3 ,g6n alado en ca.mpo aJzur y en el otro

el oso y el madroño rodeado de 7 estrellas y su manteladura con l a

corona cívica.

Pero un dictamen reciente a.e l él, Rea 1 Acacl emia, de l a Historia,
-8-
declara que el escude tra dicional de Madrid, con remotos anteceden-

t es hist6ricos, es el constituido ~icamente por el oso y el mao~oño

don la bordadura de las 7 estrellas y que las demás piezas heráldi-

cas ca.recen de ese valor hist6rico y tradicional. No obstante, como

dura~te más de un si glo, se ha utiliza do el formato por los 2 cuar-

teles y la ma~tel adura , ha continuado manteni~ndose, de momento,

a.quel hlas6n.

La ley dictada el 11-VII-1963 al señalar oue a Madrid le corr es
- -
pondta l a Capitalidad del Reino, señala como distintivo de t al pree-

minencia la inclusi6n en su escudo de armas, en manteladura, de la

corona del escudo na cional.

Pero tra s consultar nuevamente con la Real Academia de la His-

toria, ~stª ratific6 su anterior dictamen , declar ando que s6lo el e~

cudo tradicional, formado por el oso, el mad~oño y la borda dura azul

cargada d.e estrella s de plata , consti tutg el blas6n de l a Villa.

Sometidos estos antecedentes a la Comisi6n Municipal del Gobie.r_

no, en 1967, se adopt6 un acuerdo que se ajusta a dichos antecedentes,

d.eclarc:mcto que debta, vol verse al secule.r escudo de le, Villa., con la

composici6n que al principio se describe, au~que s e autóriz6 al Ayun-

tamiento a que siguiera usando el a.ceptado ha sta el S. X!X!1 (3)
-9-
CAPITULO II : CARACTERES GENERALES DEL SIGLO XVIII.

Para conocer l as caracteristicas generales del Madrid del s.
XVIII, hemos recurrido a resumir el articulo de Espada,s Burgos, ti-

tulado:"Niveles materiales de vida en el Madrid del s. XVIII", ya

que nos proporciona una visi6n de conjunto muy interesante. Tra s e~

ta visi6n global, en capitules posteriores nos iremos deteniendo en'

los aspecto s p~rticul ares más sigaifica~ivos .

Espadas Burgos nos dirá que debemos comenzar observando l a ci~

dad en el siglo XVIII . En estos momentos l a Villa de Madrid se e~

tiende en una superficie de 6 km2, rodeada de escasos bosques, sig~

nificativamente coinciden_,Ges con los reales sitios y con tierras de~

pobladas de un antiguo arbolado consumido en el abasto, cada día, cr2_

ciente, CJ.e leña para l a calefa,cci6n ele l a Villa, en especial de l as

Rea,les Casas .

uEl crecimiento de la poblaci6n, espectacular en el si glo XVI,

tras el establecimiento de l a Corte, y a~ en los primeros años del

S. XVII, se había e stancado en el re s to de la pasada centuria, y e~

periment6 esca so crecimiento a lo largo del s. XVIII .

La Guia de forasteros de 1740 daba una pobla ci6n d.e 110.641 "al

mas de comuni6n", nmaero al que debían de aña,dirse los niños , los r~

pre s entantes de l as comunidades religio sas , los enfermos hosp it aliz~
-IO-
dos etc ••• Esta pobl a ci6n, que se podria evaluar en los 150.000 ha-

bi t antes:;. vivia en los pocos más ele 8 .000 edificios que se leva,nta-

ban en Madrid. A fines cte siglo ronda=t>a los 180.000 ha.bi t an tes, y

en esta cifra, aproxima da se mantendria ha sta qp;e l a Guerra de la In-

dep endencia y sus cons ecuencias, s obre todo, l a temible hambre del ·

a ño 1812, causa,rém vera.a dero s estragos.

Si nos a cercamos a l a composici6n s ocial, la estadi st ica profe-

siona l de 1787 no s muestra un cl aro predomi nio mesocrá-tico, lo s hi-

dalgos eran 8 .618, los empleados civiles 5.058, los milita res, no i~

cluida la guarnici6n, eran 497, los cria do s 17.273, el clero s ecula r

1. 719 , y el clero :t'egul a r es:t.aba, compuesto por 2.430 fra iles y 1.119

monjas.

A media do s del s. XVIII dista ba Naelri d el e ser una ciudad limp i a

y urbanizao.a . El conocimiento de l a sucieo.a d que en ell a hél,bfa, que-

da ba marca do porq_ue to o.&wfa segufa oyéno.ose el grito ele "a gua, va 11 por

las cc:üles de Madrid, para a,lerta r a los vianclante s . Haor~, que e sp e-

r a r a l r eina do de Carlos III, par a que los é'.del anto s en limpieza sean

importantes .

En una, cgrta que escribe el Marqués de San Lorenzo en 1764 se

dice que en la. Villa hay 9 . 000 pozos ya hechos, y ya se conoce t a nto

la limp ieza que Madrid parece otro. Sin embargo, todo es rel a tivo ya
- 11-
q.ue l a. i mpresi6n de al gunos visitantes extranjeros a fines de si glo

se gu~a siendo bastante deprimente. Asi Moldenhauer, diplomático al~

mán, e s cribe en 1786, qu e para hablar de l a suciedad y mi seria que

a~ habita sus calles y sus casas , v al gan estas 2 muestras : l o s piQ

jos s on aqui co sa muy comrtn (en reali dad eran comunes a otros· muchos

paises ). Son ca si lo s habitantes usuales de l as cabe zas españolas .

Por otr o l ado, vemos que está prohibi do orinar en l a call e , per o en

cambio hay permi s o pa.ra. hacerlo en cual qui er casa, a, la entrada mi s

mo, en un recipi ente colo cado al li. ! Curiosa hospitalidad!. As! cua~

do s e entra en cua.l quier casa hay 1Li'l olor abominable.

Un ·f;6pico en el que suelen coincidir l as criticas ele todos los

extranjero s e s el fr!o y l as e s ca sas posibilida des de combatirlo. As!

el Mar qués de Langle escrib!a: "el u s o de chimenee.s es ca.si Cl.escono-

cido en Madrid. La s suplen a,qu! con hornillos o braseros por·cátiles.

El diplomático dané s Herman de Schubart se agen cio un me CJ~o de sol-

ventar el problema: "el f r!o e s excesivo en este pais, donde no hay

ningdn medio para calentarse. Los bra seros son i nsuficientes y en nin

guna parte se encuentran e stufa s o chi menea s. Nos otros s omos lo s ~i'li­

cos que tenemos l a s primeras , mi fiel s ecretario Eschers encontr6

una s estufas de hierro, que yo compré, y como no hay chimeneas en las

casa s española s, conduje los tubos fuera de los muro s de l a ca s a , ha
-12-
cia l e, calle y resul t6 bien. Se ha con·l;ado en la Corte e ste a gra da-

ble bien estar de nuestra ce,s a y l e. Reina , asi como la. Infanta r.I ª Lui

s a <le Parma, ha n envia do a nu e s tra casa para ver como ha ciamo s para.

C o.len·i;arnos ~'

Seria l argo de ha cer una tipologia mao~il eña del s. XVIII . J~

to a lo s bellos pal a cio s n a cido s entonc es, la mayoria de los cuales

ha n desa pa recido, la e difica ci6n popul a r de la época era pobre en sus

materia les, sume~ente perecederos, p ero amplia y bien trazada.

En cuanto a, posa da s y fondas, r!ladrid tenia 27 2, ca si toda s en

torno a l a Puertél, del Sol, Mayor , Preci a o.os, Cava Ba jeJ, r~Iontera •• ••

Sobre lo s problemas-~ de a ba,stecimiento de l e. Vill a , Juan Antonio

de Estrada, en su poble.ci6n general Cl.e España publice..él.a en 17 48, e s-

tima.be, el gc.sto de IIIadri d en 295 . 000 ce.rneros al eJño . Se ma.t a.n ta..m-

bién 110 . 000 va ca s , 60 . 000 ca britos, 6 . 000 tern eras , y 19 . 000 cabe-

za s de gana cto de cero.a ; se goJs t a..n 190·. ooo arrobaJs de a ceite . El vino

e s tan grande en su consumo que no puede numera r el gas to . Un comer-

ciante de 1798 estima.ba el consumo de pan en MaJdrio. en las 840 . 000

f anegoJs anuaJles .

En lo que se refiere al consumo de carne, los datos del "Plan

general de los géneros consumidos en esta ca pital, correspondientes

a l a ño 1789 11 •
-1.3-
Se~~ los a~tos del Plan general, el promedio del consu~o de carne

por habitante sería de 120g., pero Espa das Bugos calcul6 que no so-

brepasarían los 70g. di arios . En cuanto al tipo de carne que se con-

sumia veremos un claro predominio del carnero .

SOCIEDAD JERARQUIZADA:.

La sociedad española del s. XVIII está fuertemente jerar quizada,

aunque dista mucho del modelo del absolutismo franc~s, tipo Luis XIV;

o del autocratismo prusiano o ruso.

En la cdspide de l a pirámide social tenemos al rey y su natur~l

entorno, la Corte. Esta Corte borb6nica, del s. XVIII tiene carácter

itinerante, pues raramente reside en 1/Iadrid y reparte los meses del

año entre los pal a cios y residencias realea del entorno ma drileño~

Circunstancia que es y a norma en los reina dos de Carlos III y Carlos

IV, pero que ya se observa en el de Felipe V, sobre todo, después de

la destrucci~n del Real Alcázar por el e specta cular incendio de la

noche de Navida d de 17 34. La Corte ce,mi naba entre: I'!radrid, Aranjuez,

el Pala cio del Buen Retiro, l a Granj a y el Pardo, a demás de El Esco-

rial. Y en estos despl a zamientos seguían a la Corte entre 6.000 y

7.000 persona,s .

La rtnica diversi6n que se pra cticaba en la Corte era el paseo.

Costurabre muy criticada por los Embajadores de países extra~jeros.
-14-
As:! uno de estos emba jadores dirá: "No conozco nél.da. más enojoso que

estos paseos sin los que los esp8ñoles no pueden pasar; l a Corte va

en medio de una fil a de carrozas que se siguen al paso. Se s aludan

recíprocamente y he ah:! toda la diversi6n~

La vida de la Corte borb6nica del XVIII no fue especialmente s~

tuosa compar a da con otras de Europa, ni pr6diga en fiestas. La buena

mesa y la caza fueron los dos principales y caslií 11nico s lujos que se

permitieron los reyes españoles del s. XVIII.

Despu~s del Sobere~o y la Familia Real, e st aba l a Noble~a esp e~

ñola. E:.11 primer luga,r l a s 119 Familias , que él. fin de siglo constitu:!an
-----------
los Grandes de España.

De spu~s les segu:!an 535 t:r.tulos y el incontable nrtmero de hidal

gos, especialmente numerosos en el N (r~giones cántabra y vas ca), que

en conjunto daban a este estamento, aproximada~ente el 4%de la po-

bla ci6n del censó de 1797.
Era una nobleza obsesiona da por consegu.ir herederos y por crear

mayorazgos . ~~a una nobleza acuciada por la crisis econ6mica e i mp elí

o.a a une. doble direcci6n de lujo y ostentaci6n; por u.'Yl l ao.o, la que

imprim:!a la propia Corte, y la que iniciaba la ascendente burguesía .

Pero el esca so nrtmero de inversiones productivas y el creci ente gas-

to fue l a enfermeda d que minaba el fundamento econ6mico y l a aparie~
-15-
cia, social de este privilegiado grupo. Uno de los principales modos

a.e ostenta ción y a la par una de las principales ca,rgas de l a nobl.§:.

za era l a servidumbre a su cargo.

Su vi&~ solia ser bastante monótona. La alimentación era sobria.

Pero si aue
~
habia entre l a s Grande s f amilias una emula ción en la sun -
tv.osidad de sus palacios, y en las moda s que las s eñoras lucian en

los acto s de la Corte, en el paseo o en la i gl esia.

Finalmente pasaremos a hablar del grupo s ocial más numeroso, CQ

nocido en España, como el com11.n. Asi r.ladritl. quedaba esbozada como une;¡,

ciudad de eclesiásticos, funciona,rios, ren·ti stas, gentes de profesio

nes liberales, criados y toño género de picaros y mendig~s.

El nrtmero de mendigo s es innumerable . Asi en Madrid, el impresor

Sancha ofrec!a brilLantes empleos a jóvenes grabadores, pero al no

encontrar a nadie, deberá hacer venir a algunos de Leip zi g.

Vari as circuns·tancias pueél.en explicar esta inapetencia por el

trabajo. Una de ellas es la, supervi venci8. o.e instituciones benéfica s

del s. XVI , que atraian sobre Madrid esa nube de ociosos, que veian

con ellas colmadas sus elementales necesidades!(4)

------------------------------------------
-16-
CAPITULO III : POBLACION; ALIMENTACION E HIGIENE;.
--------------------------------------------------------
Para conocer la poblaci~n de Madrid en el siglo XVIII, Marte-

rell Tellez-Gir6n ofrece un recuento de 1723, segdn el cual sabemos

que Madrid en ese momento ten:!a 8.082 case,s y 95.473 personas de co

muni6n. El m1mero ele vecinos era, de 24.344, y calculando a, 5 los i,ll

dividuos de cada familia, resulta una poblaci6n· de 121.720 habitantes.

Por otra, parte, añao.iendo a, las· 95.473 persona s de comunión que

hubo en dicho año el 25% aproximadamente que representan los niños

hasta, 12 e,ños, e,rro j a un total de 129. 473 habitantes. Mientre,s que

el Censo de Floridablanca de 1787 arroja un~ cifra de 156.672 hab.

A continuación presentamos un cuad.ro, s2.ca,do del libro Cl.e r.Iart.Q.

rell , en el que se ve una evolución de l a pobla ci6n desde el s. XVI.
1530 ••••••• 4.775 Hab. 185T•••••••• 281.170 Hab .
1570 ••••••• 14.000 " 1877 •••••••• 397.816 "
1594• • • • ••• 46. 2CY9 " 1887 •••••••• 470.283 "
1598 ••••••• 57.285 " 1900 •••••••• 540.000 "
1622-26 •••• 69.418 " 1910 •••••••• 572.000 "
121.720
1723 ······129.473 " 1920 ••••••• ~ 750.896 11 '

"
1745 •••••• 136.000 1930 •••••••• 782.860 "
"
1787 •••••• 156.672 " __ __._____,.:.. ______________
1797 •••••• 166.607 "
-17-
»si aceptamos el crecimiento lento que acusa el cuadro que a ca-

l:)e..mos éte presen-tar, se explica logicamente, a,ñadiendo que el aumen-to

sensible re g~strado en 1797 a 1857, corresponde a üna ~poca distin-ta

ele la arquitectura, madrileña; l as ca.sas y a no eran de 2 plantas, si-

no de 4 y hasta de 5 en algunos casos~ (5)

Si nos base..mos ahora en el Censo de Aranda, obteno~emos los da~

t·os relativos a l a Parroquia de Sa..n Justo y su a,lfe jo San Millán, de

gran inter~s para nuestro e stuoio ya que en su demarcaci6n se !k~lla-

l:)a el convento de San Cayeteno . As1 podremos conocer la poblaci6n de

esta zona en e sta ~poca de 1768-69.

"Parroquia de S~n Justo y Pastor, y l a de Sa,n IJiillán, su ane jo.

t'a pueblan 21.827 almas, a.e ellas 425 pertenecen a la clase hidalga,,

120 están empleade,s en el Rea,l Servicio, y 89 err la Real He,cienda.

Residen en su territorio 17 caballeros de las 6rdenes militares y

135 emplea dos de Pala cio.

En la demarcaci6n parroquial se si~a un convento de mercedarios

calzados con 98 religiosos. Otro llamado de San Cayetano con 48 . La

Escuela P1a con 43. Una hospeder1a de los PP . Dominicos con 38 frai-

les. Conventos de monjas: De la Concepci6n fTe..ncisca, con 35 religi2

sas; y el de las Carboneras con 33, de jer6nima s recoletas ~ (6)
- 18-
Desde el punto de vi s ta alimenticio, Pala cio .P. . tard hizo un es-

·tudio de abe$tecimiento y alimenta,ci<Sn en la segunda mitad del si glo

XVIII, que resumimos a continuaci<Sn:

As1 Ia dieta arquet1pica de l a mayor parte de los madril eños,

al doblar l a segunda mita,d del s i glo XVIII, tiene dos prototipos:

los rel ativos a l a s clases media s holgadas, y lo s de l as cl a ses tr§

~aj adoras del artesana do urbano . La diferencia alimenticia entre unos

y otro s , no a fecta 2, l a ca,ntidad y va,lores alimenticios, sino má s

bien e, lª's cali de,des (carnero o va,ca, chocola te y golosina,s o ausen

cia de ellas etc ••• ) . Ademá s en las clases medias l a cuota de garban

zos ocupa un luga,r importan·te, pero no t e,n principe,l como p&.r a lw,cer

del cocido la comida dia ria, que era lo habit ual en las clas e s ba j as.

Lo s componentes principales de l a a.limenta ci<Sn ma drileñ8, eran:

pan, carne, y garbanzos. Sin olvidar el a ceite, el tocino, el p esca~

do, lo s huevo s y el chocolate, que en el consumo madrileño emp ezaban

a ocupar Ul1 rengl<Sn de cierta i mportancia.

En cuanto al pan ? conserva, su antiqu1 si mo pr esti gio como ba se

del sustento humano en nue str a cultura y geogra f1a . Er a obje:bo de la

a tenci6n de los poderes prtblico s par a que no escaseara en el merca do,

a, fin de evi t a.r a gi t&,ciones como el ~·1ot1n de 1697 o el el e 1766 fMot1rr

cte Esquila che) .
-19-
En cua..nto al pan de r<ladrid, hecho en la,s t a hona.s de la Villa o

traído del Meco o Vallecas, no admit!a, compe.ra.ción con nin~ otro.

Nada menos que Sempere y Gua.rinos asegura que "El mejor pan que come

un obispo o un t!tulo ele provincias, lo desprecia en Ma,CJ..rio. u.n zap_a

tero".

La, ce,rne presentaba una dieta, por persona, y dia de 75g., que no

se acercaba a l a media libra. de la pretendida ración ideal, pero qu:e

superaba en casi el tripl~ l a r a ción media del consu~o de todo el

pa!s. A medida que avanza el siglo, el volv~en global del consumo y

la r a ción individual proporcionan !ndices más altos. As! en 1743 CQ

rre sponden únos 90g. por habitante y d!a . Después en 1763-64 l a ra-

ción diar! a individual de carne rozaba los llO g.

El consumo de a ceite en el Trienio de !796-98 resultaba de

168.200 arrobas de consumo anual, o sea unos 25 litros por persona

y año.

En cuanto al consv~o de pescado, el sal ado se tra!a de Alicante

y Bilbao, casi a partes iguales. El consumo de pe s cado sal a do en 1765

fue de 40.808 arroba s. La ración anual resultaba as! de 3,5 Kg por

habitante. En cuanto a las cifras de pescado fresco y escabeche, los

datos dan unas cifra s de 22.424 arrobas. Es decir, 1,5 Kg. por persQ

na y año.
-20-
En cuanto a las legumbres, disponemos de datos de 1789 en el

que ascendieron a 215.652 arrobas. Es decir, 14 Kg. y algo más por

ma.drileño y a.ño.

De chocolate y cacao se alcanz6 un consumo de casi 1.200.000 li

bras en 1789.o lo que e s lo mismo,? libra s y media por persona y año .

El vino era importante y un art1culo muy solicitado, en los ~1-

timos decenios del siglo se consumian 47 litros por ha,bi tante, inciui

dos los niños y las mujeres.

Era un r•1adrid decentemente abastecido, aunque alguna s gentes qu~

daron hartas, y otras en cambio, se pasaron sin probar la carne.

Por otra, parte se proétujeron crisis de a,b&,stecimientos, como l a

de 1766: I>iotin de Esquilache . Que fue un amotina,miento popular en

cuanto se produjo por mta cri s is de subsistencia.

En cuanto al 1ndice de alimentos proteinicos, que son los ali-

mentos caros e irr emp:Ia zables, son satisfac·torios en aquella época

en cuanto al volumen general.

El consumo ele gra se,s e hidratos de ca,rbono era muy elevªdo, en

contrapa.rticla l a verclura y l a frut e, fre s ce, se consum1e. en Cé.m tia.CJ,étes

pequeña s . La leche y los derivados brillaban por su ausencia . Este

infraconsumo a.e leche era universal en aquel siglo . (7)
-21-
Desde el pvnto de vista de l a higiene, Gloria Sanz y José Pa tri

cio Merino escribieron un articulo para lo s Anales del Instituto de

Estudios M:a.drileños. En primer lugar reco gen la opini6n que a.l res-

p ecto do. Dominguez Ortiz en ''UnB;l. visi6n critica del Madrid del si glo

XVIII", quien o.irá: "El roc!o que llovi a de l a.s venta.na.s al grito ·l; e

meroso de "e.gu.e. va" es nombra.do con to das sus letras, hasta con ma-

yrtsculas . Los madrileños se discul paban diciendo que el a ire de la

Villa es t an s11til que en cuanto l a.s ma.lol ientes sustancias son arr_Q,

j a da.s se descomponen y no hieden. ! Fe'.! so! 11 Hiecl e y rehieCI.e que es un

juicio, y tan liquide. o CU?jada se ma ntiene hasta que lo s ca.rros la.

echan fuera, o l a deshe.cen los coches como la pe.ri6 su madre" ••••••

Y no era é s te el 11nico peligro: "Hay unas cane,les l a rgas que desde

l as cocinas arroj<:m a meél.ie. calle, envuelta s en e.gu2. de fre gar, l a s

111 time.s porqueria s de l a.s casas, y esto sin l a. virtud a..monest atoria

d.el "Agua. va " . De suerte que suelen ca.er encima de los coches muchas

veces, y si los vidrios van abiertos, pueden sin me.leficio entrar

den·!iro".

A continue.ci6n reco gen un párra.fo del libro de Vicente Rodríguez

Casado "La politia. y los politices, · tiempo de Ca.rlos III", quien di

ce: "Visto el esta do de inmundicia en que e s taba la. Cor·lie de Espa.ña,

merece ha.cerse menci6n par a. la. posterida d , clel método que s e empleaba
-22-
para limpiarl a , por medio de lo que llamaban marea, pues como es de

esperar que no vuelva a verse, es bueno d~r una idea· de ello, para

que sepan los venideros d~lo que les ha librado el rey, La vill a t~

n1a una porción de carros o cajones bajo s , sin ruedas, que en lu&ar

de ellas ten1an unos maderos redondos, tirados por una mula, que oi-
rig!a el que iba dentro de pie, apoya do en el palo, y as1 se iba

arrastrando todo el grueso de la inmundicia. Este paseo q~e general

mente se hac1a de noche , iba precedido de gentes con ha chas, que ma~

ban delante, a los l ados y detras de los carro s y en seguida de es-

tos ven1an muchos hombres en una fila, con e s cobas, que iban barrie~

do lo que ellos no podian arrastrar. Est a pest1fera comitiva cuya fe

ti dez se a,pun·l;a,ba, o.esde lejos se dirig!a a varia,s alcant a,rillas o s.:9:,

mideros grande s que hab1a en vario s punto s de la Villa, cuyas casas

inmedie,t as est a,ben afecta da,s por sus hálitos".

Tras ofrecernos estos párrafos, Gloria Sanz y José Patricio M~

rino s egv.irán diciendonos que los da,tos anteriore s nos permiten ver

l as pésima s condicione s de salubridad en que s e desarrollaba l a Vill a

y Cort e. Por lo t anto se buscan diferentes proyectos de limpieza , y

el proyec"'Go más completo y profundo s erá el cte José Alonso de Arce.

Arce concentra sus ideas en el libro: "Dificultades vencidas y curso

natural en que s e d~ r egl as e speculativas y práctiaas par a l a lim-
-23-
pieza dé la,s calles de esta Corte ••• "• Arce en su libro cuente, deta..-

lles de su proyecto . Habla de embaldosar los frentes de l a s ca sas y

de l a instal a ci6n de unos conductos desde los pisos hasta las alcan-

tarillas, pero es en ~stas en las que hace especial incap i~: propug-

na la constrv.cci6n de una ampl i a red o.e a lcantarill a,do que completa-

rá las minas ya existentes, vertiendo toda s en el Manzanares a l a al

tura, del Pal a cio Real. "Los conductos reco ger:! an la basur&, y el agua

de las casas para, llevándolas directamente a la galería sub~erránea,

evi ta.r la suciedad en las ccüles de Madrid". (Desgra ciao.e,mente el pro

yecto de Arce era dema siado completo par a el momento).

Pero el nivel ele ciuda o. a.lcanza.do por ma.o.rid, ha,c:!a urgente la

adopci6n de medidas en el terreno de l a salubridad. Fueron tomadas

durante los primeros años del reinado de Carlos III apoyándose en los

proyectos sobre los que Sabatini reo.a,c-1:;6 l a ins·i:;rucci6n o.efinitiva.

El tema de l a s basuras fue r esuelto rapidamente, ordenando la

cons·i:;rucci6n de ca,ñer:!as y l a ha,bi t a ci6n de fosas sl§pticas en cada

casa. El grueso de l a s medidas está dedicado a la construcci6n de

a ceras y a las obras del nuevo emp eo~ado. Pero hay dos det alles int~

resantes: en primer luge,r, y a diferencia ele Paris, el V8.cie.o.o de los

pozos corre por parte del p'liblico, es decir, la h8,cieno.a Municipa,l.

Y en segv.no.o luga,r que la. construcci6n de estos pozos deb:!an sufra-
-24-
garl as los prop ietarios de las casas .

El buen ritmo ele los tra bajos realizados en f avor de l a sal u-

bri cla d y de l a hi giene , hi zo que los resultados empezaran anota rse

mucho ante s de que es·!iuvieran finaliza,dos.

Pare, concluir, Gloria, Sanz y Jo s é Patricio reco gen lo que Luis

Cervera clice en l a página 180 de su libro: "Feo Sa ba,tini y sus nor-

mas pa ra el s aneamiento de ~4adri'd", y que nos a..a una visi6n cl a,r a

de l a esp erada evoluci6n que en el campo de la hi g~ene estaba expe-

rim enta~do l a Villa: '~ el año 1765, 4 después de iniciarse las

obras de saneamiento proyectadas por Sabatini, estaba transforma do
-------------------
el aspecto de Madrid; sus calles se hab!an convertido en v!as lim-
-------------------- --------------------------------------------
E~:~-~~E:~~~~:~'~-~~-~~~~~~~~-~:~~:~~~~:!~~-~:~~E~~~ con la
paula tina desa,parici6n de aquella pestilente sucieda,a. que rodeaba la

ciudad." . (8)
-25-
GA.:PITULO :rv· : AI.IFAJ3ETIZACION, TRANSPORTE Y ALUMBRADO.-
------------------------------------------------------------
Pa,ra, conocer el nivel de a.lfG,betizaci6n que hab:! a en Macl.riCI. en

la segunda mitad del siglo XVII, hemos consulta do al autor fr ancés

c. Larquié . El nos dirá que tras un sondeo de alfabetizaci6n se ob-

tuvo que en Madrid sab:!a firmar el 45% de la poblaci6n , mientras que

no lo haci a el 55%. Este excelente pa.lmarés de los mél.drileños es e.;¡¡;

plicable porque se ha obtenido en medios esen cialmente urbanos. Las

ciudades del antiguo Régimen siempre aventa j aban al campo. Además M~

drio., al asumir l a s fun ciones de capital, atro,e unél, multitud de adro,!

nistrativos, militares, gentes de corte etc ••• cuyos niveles cultu-

rales son más altos que en las ciudades de provincia y del campo.

11
Si compa,ramo s Ma.drid con l a ciudél,d Cl.e Reims a, fimües del siglo

XVII; en esta rtltima ciudad el 53% de l a poblaci6n sabe firmar. Si

la comparamos con MarsellB, y Avig:.r1on ·tienen ya un 50% de alfe,betiz.§

dos . En conclusi6n, al final de e sta comparaci6n entre 2 paises ve-

cino s , podemos ver que f¡1adrid no parece estar. en una situa ci6n infa

mante a pesar de la tarea del 55% (quizás el 60%) de analfabetos;

un 45% de "letraCI.os" como máximo y un 40% como m:!nimo , son resulta-

dos, después de todo, mu~ honorables.

Si nos de·tenemos ahora en l a repartici6n de este porcentaje por

sexos, veremos, claramente, l a preponderancia de los hombres. As:! la
-26-
cultura e s en primer lug"ar, aunque no exclusivamente, ma sculina .

De 64-1 t .estamentos firma,do s , 435 han sid.o reda cta dos por hom-

bres, o sea el 67,86%. En cuanto a las mujeres hay 206 firmas, o sea

el 32,13%.

Las proporciones de anlfabetos son las siguientes: 198 del sexo

masculino con rel a ci6n e, 772 tetamentos no firma dos: 25,64%; 574 él.el

sexo femenino: 74,35%. De este modo los hombres nutren 2/3 del co~

tingen·ce de firmél,ntes , por lo t an·!;o aventél,jan en mücho a las mujeres.

En Reims en 1668-69 firma.n el 64% y el 50% de mar s elle s e s y aviñone-

ses. La, pobl a ci6n mc>,sculina de ~II2.dri d no hace , en cons ecuencia un mal

pa,p el.

BAL.LUJCE.- .

iVIa,d.rid e s una ciuc1ad clonde el a..na.lfabetismo ( e.l meno s l a f alta

p ersona,s que sa.ben firma.r, y a que hay p er s ona s que saben firma r y ·:no

s aben leer, no s a ben e s cribir, o no saben leer ni e s cribir) domina ,

p ero no a.e u:r1a, manera esp ect a cula.r. Un poco meno s el e la mit a d ele los

ma,drileños e s capaz de firma,r en 1650. Están en primer luga.r los hom

bres , sigv.en l a s mujeres, e s t a s rtltimas son l as v1ctimas del ret r a so

que i mplica su forma de vida .

La cultüra en esta época e s principalmente aristocrática: los

medios de l a nobleza , de l a a dmi mistraci6n, de profesione s i mp ort~
- 27-
tes, del ej~rcito en sus escalones superiores , saben leer y escri-

bir. La I glesia, naturalmente tambi~n . La fróntera entre el alfabe-

tismo y el analfabetismo se establece en el mundo del comercio y la

artesania. Los más olvidados son los jornaleros de la agricnltura y

de la ciuclad. Ninguno de ellos, salvo en casos rarísimos, tiene ca-

pacidad para firmar un testamento, o una cleclara,ción de pobreza~ (9 }'

Desde el punto de vista de la enseñanza en el Madrid del S.XVIII

tenemos un es·tuclio realizado por Apa,risi Mocholi, y publicado por el

Instituto de Estudios r~Ia drileños en 1978 .

El nos dice que se inicia el siglo XVIII con el advenimiento de

Felipe V al trono de España, · adveni~i ento que en general fue saluda~

do con jrtbilo, púes con la Ca s a de Borbón confiaba el país en salir

del abatimiento enq¡e estaba sumido en los ~ltimos tiempos de los

Austrias . Se espera.ba mucho de la influenci a, fra ncesa. (en moa.a.s , CO§.

tumbres, artes y letras); pue s a.quell a fr~se de Luis XIV "ya no ha,y

Pirineos" como despedida de su nieto Felip e, frase que él.lgu.nos his-

toriadores atribuyen al embajador español Castelldosrius, parecía

presagiar nota.bles beneficios de l a vecindad francesa, principalmen

te en el campo de l a, Cultura y de 1&. Enseñanza, que a cusa ba, cierta

deca dencia, fruto o.el enfriamiento de l a,s relaciones in·l;electuales,
-28-
en otro s tiempos muy i mportantes, con Francia y otros pueblos de Eu

ropa, corta de,s por Felipe II, por temor a,l contagio herético.

11
Los historie,dores nos dicen que tras procle,ma,r rey a Felipe V,

en Se,n Jer6nirno el Real, el buen pueblo a.e I1TadriCl. manifest6 su efu-

si6n de alegría ante aquel rey de 17 años, cv~a juventud vigorosa y

<mima,a.a con el aspecto ele progreso, contrastaba con ;:la ima gen cl.eca-

dente del rey anterior, Carlos II . También erª compla ciente la nueva

reina W~ Luisa, Gabriele, de Se,boya , que no pasabe, o.e lo s 14 años y C.:!;!

ya, serenio.ad era ao.mirable para, su juven·i;ud.

Desde l a Gu.erra de Sucesi6n, e ste casi medio siglo que va de

1701-17 46, salvo lo s 17 meses y medio que rein6 Luis, marcan l a ·i;6ni

ca, de 100 años fruc·t:!feros en cuanto a la, cultura espa,ñola, que se

continua,rá con el pa,cífico reina do de Fernando VI y con las ilus tr.§!:_

das miras de Carlos III.

La enseñanza primaria era en España, como en toda Europa la más

i mp erfecta. En el si glo XVIII asistimos a un intento notable: la ge-

neralizaci6n de la enseñanza y los primeros pasos para su extens:!6n

a la, mujer.

El siglo XVIII se abre de una manera notable a los estudios de

Cv.ltura General ( o de segunda enseñañza) prepar atorios de los u~i-

versitarios, militares y marino s .
-29-
INS'l'ITUCIONES' DOCENTES.-
---------------------------------
LA COMPAÑIA DE JESUS-.- Continrta, su traétición de siglos anteri.Q.

res (XVI-XVII), y en medio de las vibisitudes por las q~e pasa la Co~

pañia en el siglo XVIII, sigue apareciendo como institución señera,

que aporta a la vida madrileña un balance positivo en las tareas ed~

cativas.

La primera institución docente de l a Compañia, es el llamado C.Q.

legio de la Compañia de Jesrts, que en 1603 aparece con el nombre de

Colegio Imperial de l a Compañia de Jesrts. Colegio que ha sta la expul

sión de los Jesuitas será l a instituci6n más lograda y una de las que

mayor influencia tuvo en el ambiente cultural de la ~p oca.

Es· continuador como hemos dicho
-COLEGIO IMPERIAL DE MADRID.-
---------------------- ~

del Colegio de l a Compañia de Jesrts, y cuyo nombre de Imperial fue

justa correspondencia al apoyo que le prestara l a Emperatri~ Maria

de Austria, hija de Ca.rlos V, y hermana de Felipe Ir.

Estudios Reales- Estos Estudios Reales perduran hasta el extr&

ñamiento de los reli giosos de l a Compaiia, ~ por Pragmá·l;ica Sanci6n de

Carlos III en 1767. Enero de 1625 es l a fecha que podemos dar como

funda ción de los Reale s EStudios del Cole g~o Imperial.

Real Seminario de Nobles.- Un decreto de 1725 aprueba las pri-

meras instituciones de este Real Seminario de No~les.
-30-
Su primer a finalidell era. "enseñar y dirigir a los alumnos a ser·

C~wal l eros Christianos •••• •"• Los admitidos, en eda d de 8 a 15 e.ños,

han de ser "leg!timos descenclientes de l a. Nobleza notoria ••••• ", e:x:-

cluyendo los delicaclos y enfermizos y ·t ambi~n los de cuerpo deforme.

Cada uno de los caballeros seminaristas, para entrar en el Real Semi

nario, "ha.n de prevenir o tra er una cama pequeña, , con sus colchones,

sábana s, pa~uelos, servilletas, cuchara, tenedor, cuchillo, peine ••••

El Real Seminario tendrá maestros secula res que enseñen habili-

dades Caba llerescas de danza , rrrdsica,esgrima y p ice.dero".

Visitas de mujeres no se admiten, p ero se tendrá la justa conde~

candencia, de que mao.res, hermanas y algune.s otras parientes les pu~

dan ver, sin internarse en el Real Seminario .

La vida del Real Seminar io de Nobles qued8, truncada con la expul

si~n de los Jesuitas. Pero el 2-X-1771, a lo s cua.tro años y mectio de

la Pragmática Sanci~n, se prócede a la inaugure. ci~n de los nuevos Re§

les Estudios de San Xsidro, comenzando as! una nueva etapa que ase~

re la continua ci~n de una de las Instituciones madrileñas más logra-

das a lo largo del S. XVIII.

____ _.. ________________________
Estudios,. Reales de San ¡ sidro.- _ En 1771 Carlo s III no quer!a

que le acusa.sen de ha.ber proo.ucido un perjuicio a l a, socieo.e.d por la

o.esaparici~n de las funclaciones a.o centes c-onfiadas a le, Compañ!a. de
-31-
Jesds, y por ello procur6 que las Cáteoxas de dichos estudios estu-

viesen at endio.as por los más (!_estacados Profesores del Reino.

El Colegio de San Fernando de Padres Escolapio s .- El Colegio

de las Escuelas Pias se funda en 1773. Se instal a en la C/ Mes6n de

Paredes (Colegio e I glesi a ). La Iglesia, destru1da en 1936,era una

de le,s más bellas de ¡,~adrid. De planta en rotoncli:!,, precedicta de una

gran nave rectangular y cubierta con una b6veda-crtpula grandiosa, de

las m~,s éÜ tas· de la Villa. Este monumento terminado en 1791, fue obra

del hermano Escolapio Gabriel Escribano, quien modific6 radicalmente

los planos del a.rquitecto Antonio Berrocal. E~te Colegio ele las Es-

cuelas P1as pas6 a nuevo edificio en la C/ Donoso Cort~s y ha sido

muy reciente y pol~mico su derribo, al haberse trasl adado a las afu~

rs,s de M~drid . (Recordemos que Apari si Mocholi escribe en 1978, y

por eso le parece muy recient~ el derribo).

Colegio de San Antonio Abad.- Más bien conocido por San Ant6n.
-------------------------------- ----------
Fundaci6n de las Escuelas P1as, al igual que Se~ F~rnando, el edifi-

cio, constru1do en 1753, alberga Colegio e I glesia.

Colegio de Nuestra Señora de Loreto.- Colegio que hab1a fundado
---------------------------------------
Felipe II, en 1581, para ni~as hu~rfanas. Este Colegio está en l a C§

lle de Atocha,, esquina a la Plaza del I~latute.

Colegio de l a Inmaculada Concepci6n. - Se funda, en 1651 y estaba
---------------------------------------
-32-
situado en Corredera de San Pablo.

Colegio Santa Isabel.- En la calle que toma su nombre de Santa

Isabel. Fue Convento de Agustinas Descalzas en 1589. La. i glesia se

coneluye en 1675 y es renovada dentro del siglo XVIII.

Colegio de Nuestra Señora de la Presentaci6n.- Conocido por ni
------------------------------------------------ -
ñas de Legan~s. Situado en la calle de la Reina, fue de los má s fa~

sos. Debe su nombre al patronato que sobre ~1 ejercio el mar qués de

Legpn ~s. Acog!a a niñas hu~rfanas y desampar adas.

Colegio ele San Ildefonso.- Funda.ci6n de la Villa de Madrid y

orgullo de su Ayunt amiento. Fundado a.l parecer, en 1478, ten:!a por

objeto ampa.rar niñas hu~rfanC~, s natur ales ele Madrid, de 7 a 14- años.

Colegio de Sa.nta. Bárbara .- Fundado por Felipe II en 1590. Su

misi6n era l a instrucci6n de niños m~sicos de la capilla real.

Colegio de San Patricio de lo s Irlandeses .- Fundado en 1629 y

situado en la C/ Humilladero. acogi6 durante todo el s i glo XVIII a

j6venes irlandeses.

Enseñanza de l a.s Hij as de l a Caridad.- Locél.lizamos 3 escuelas

a cargo de estas r eli giosas: en su casa principa.l de la. calle de San

Agust:!n, en el Hospital de lo s Incura.bles y en el Colegio de la Pa.z,

en la C/ Mes6n ele Pa.redes, que tambi~n estaba a su cargo.

Y as:! ha sta 20 Colegios.
-33-
ENSEÑANZA FEm~ENINA EN MADRID.-
-----------------------
Algunos Colegios de Religiosas se ocupaban de alumnado exclusi

vamente femenino, Son pocos los centros de carácter oficial que para

la formaci6n de mujeres existen en el s. XVIII. Y desde luego, ense-

fianzas muy elementales en cuanto a Cultura general. Van casi s iempre

dirigida s a l abores , m~sica , baile, idiomas (Más bien s6lo franc~s) y

clases o enseñanzas de l a s llamadas de adorno .

Será en el siglo XIX , como nos dirá Mª Carmen Sim6n Palmer en

l a, obra 11
1&, enseñanza privada segl e,r en Madrid' dur&nte el s. XIX" ,

cuando l a enseñanza femenina va tomando carta de naturaleza , sin du-

da alguna por la influencia francesa de l a que se empiezan a copiar

estru.cturas y cometido de estas enseñanzas.

ENSEÑANZA PRIVADA.-

La enseñanza privada va apareciendo con timi de z en el S. XVIII,

pero esta enseñ&nza no alcanzará verdadera i mportancia, ha,sta, el s.
XIX, o más concretamente hasta 1821, fecha del Reglamento General de

Instrucci6n Prtblica .

ESTADISTICAS SOBRE EDUCACION.

Sabemos por el Manual Hist6rico-Topográfico dé Mesonero Romanos

que en 1844 hab!a en la capital 48 escuelas para niños y 46 para ni-

ñas, pero la mayor!a creadas a principios del siglo XIX~ (10)
-34-
Par~ tratar el tema del transporte, en el Madrid del s. XVIIr,

hemos recurrido a WJ. art:J:culo "Problemas a.el transporte madrileño en

el s. XVIII " e s crito por Francisco Aguilar Piñal .

El nos dice que Madrid empez6 a tener problema s de tr~fico cua-:!!

do l a tenta ci6n del lujo fue inva diendo eapas sociales de extracci6n

burguesa. Y como dice D!az-Plaja en· l a página 117 de su libro ''La. Vi
da española en el siglo XVIII ", dos circunstancis.s fuerzan a los e§_

pa.ñoles pudientes a tener coche: "una práctica, el le.stimoso estado

de las calles ••• el barro, los cantos a.e piedras pue s tas boca e.rriba,

los cerdos de San Ant6n hoza,ndo, los desperdicios tirados de una. ve.E:,

tana al grito de !Agua va!. La otra es l a necesida d social de disti.E:,

guiwse del pueblo~

li El padre Sarmiento, benedictino del siglo XVIII , comenta que ha

ce muchos años q~e conoce Madrid; y que ca da d:J:a oye m~s repetidas

las quejas de que hay mucha. peste a.e coches, y que ayer no ha.b:J:a la

quinta parte. Ante esta evidente proliferaci6n de transportes priv~

dos, y para evitarl a en lo sucesivo "alguno s proponen el que se eche

tributo sobre los coches. Pero yo digo, deda el P. Sarmiento, que

los que por su jerarquía pueden tene:rt' coehe no deben pagar tributo,

y que los que no le deben tener; no se l es debe permitir, atUtque p~

guen tributo. Como vemos el P. Sarmiento en esta s consideraciones,
-35-
pa,rte de una concepci6n estamental de le, sociedad, que era precisa-

mente la que entraba en periodo de profunda crisis, para dar origeh

a la sociedad moderna. Pero l a exp2~1si6n econ6mic~ estaba en desa-

cuerdo con esta,s idea.s' del benedictino , ye, que el progreso material

era imparable y el gobierno se· limitar1a a tomar medido,s ordena doras

en el primero, conducentes a respaldar las exi gencias del bien prtbli

c:o. , EJ. mismo P. S~rmiento nos habla de algunas de elle,s : "Es just:!si

ma l a ley de Nadri d que en S:'emana Santa y <ruando alg¡1n pas-eo Real hay ,

ma~de, no anden coches por el grande c:oncurso de gentes ~~ las calles,

y penque serán inevitables l as desgrac1as . Es muy pi adosa l a provide~

cia y muy conforme a, la sociedad. humane. que cuando en ~üguna mü le

hay algdn enfermo en peligro, se pongan vallas en las boca ca.lles pa-

r a que no puedan pasar coches ni carros, cuyo insufrible- ruido ator-

menta. al pobre va,gabundo" .

Durante el reinado de Carlos III l as prohibiciones y limitacio-

nes se dirigirán a f a cilitar la vida ciudadana y a continuar defen-

diendo la salud p~blica, ya que las 6rdenes se iban renovando con re

petida periodicidad· desde hac1a más de un si glo.

Hab1a tambi~n contaminaci6n del aire ciuda dano, como hoy, pero

de origen logicamente diverso. Los animales enrarec:!an el ambiente

con sus inevitables malos olores. Per.o nadie par aba mientes en ello.
-36-
H&.b!a, incluso, quien defend!a los beneficiosos efeC.tos de esta at-

m6sfera enrarecida.

Eran otros, sin embargo lo:s daños que se intentaban ata,jar con

6rdenes y pragmáticas. El más escandaloso y frecuente, los atropellos

de pac!ficos p eatones, por la excesiva velocidad de los coches y la

a.narquia de la. circulaci6n. As! en las 6rdenes de 1650 y 1750 se re-

pite el no uncir a los coches particulares· más de 4 mulas en el re-

cinto de la urbe:; ya que las denuncias de atopellos se suced!an a

diario .

Eh el edicto de 9- VI- 1774, fijado en plazas, plazuelas y puerta.s

de- la corte se pretend!a hacer frente a.l exceso de velocia_ªd y c. la

falta de control de las bestias de tiro . Ordenaba en ~1 la Se.la de

Alcaldes de Casa y Corte que "ningrtn cochero se separe del coche, m_!!

las o caballos, siempre que est~n parados y sin sus dueños dentro,

en las calles, plazuelas, paseos y demás sitios de esta Corte •• ~ La

multa impuesta. ser:ta. de 20 ducados.

El edicto se repite casi id~ntico en febrero de 1782 añadiendo

a la multa 6 meses de trabajos forzados "en las obras p'dblica.s del

Prado" . En Enero dé 1785 , se reconoce en otro bando que los edictos

anteriores no han sido eficientes, sino que "contin11an con mayor ex-

ceso, e:x:perimentándose los muchos atrop ellos, heridé!.s y ot'r os daños
-37-
que diariamente ocasiona est a inobediencia y abuso de correr por las

calles~' Las penas se agrc;wan: al cochero, castigo o.e "vergtlenzc:>, p'libli

ca", y al dueño si fuere dentro del coche, pérdio.a de coche y mulas·

en caso de atropello . También se impone una sanci6n de doscientos d~

cados si el cochero (contra lo establecido) es menov de 17 años.

En junio de 1787 se estableci6 que los coches de viaje con 6 m~

las tuviesen su punto de partida a 325varas fuera de l a s puertas. de

Madrid, sin permitirles bajo ningdn pretexto la entrada en l a Villa,

para evitar accidentes, y con gran r apidez se encar~ al arquitecto

Juan de Villanueva que estudiara la instalaei6n de esta s obligadas

señales en todos los caminos de a cceso a la capital .

Se cumpl i6 la orden pero los excesos de ·iiráfico nó menguaron el

trágico balance de accidentes. Uno de lo s primeros actos del nuevo

Rey Carlos IV, fue un bando de 1789 en el que se reiteraban las no.!:_

mas estQblecidas y se impon1an l a s consabidas penalizaciones.

En agosto, de este mismo año, a petici6n fiscal, se anunc1a aue

"a los cochesros que corriesen·; ga,lopasen o trotasen apresuraclamente

por las calles de la Corte, se les imponga, por primera vez 15 d1as

de traba jos forzados en el Prado" además de lo s 10 o.ucados de multa,

pena que ser1a duplica,da en la, segunda ocasi6n y aumentada ha,sta 6

meses en la tercera.
-38-
LOS PRIMEROS TAXIS~-

Los coches de al quil:er-· no eran novea.a,d a.lguna en l a España del

s. XVIII. Pero lo que si es absolutamente novedoso en l a ~p oca de

Carlo s IV es l a instal aci6n en l a Vill a y Corte del primer servicio

de coches· con parada propi a que, a i mita ci6n de Franc!a , ofrec:tan

sus s ervicios por horas o trayectos. Ser:tan un claro pr ecedente del

servicio p11blico que prestan los "taxis 11 en la a ctuali daa.•

En el Archivo Hist6rico Nacional se conserva l a solicitud pre-

sentada el 17" de V:l:II a.e 1792 con este objeto, (Con sejos·. Leg 1388) .

El nuevo s ervicio p11blico s e · llamaba, Coche s diligent e-s de Ma-

drid y constaba , en principio de 12 veh!culos, todo s nuevo s y de id~n

ticas car a cter:tstica s de f abricaci6n y color par a di stinguirlos coro

facili dad. En cue,nto a l a ttracci6n era de 2 mul a s, yena.o lo s cochero s

en el pes cante con librea , casaca y 0alz6n verde, chal eco, collar:tn

y vuelta pl ateada con botones a.e metal dora,do.

Se establ ecieron 3 paradas en pl a zuelas del centro de Madri d :

Cebada, Santo Domingo y Puerta del Sol, quedando estaciona dos 4 co-

ches en cada nna, con un horario fi j o.

Los servicios se pagaban por viajes y por horas, no por d:tas , a

raz6n de 4 reales ~ vell6n el viaje, por tiempo m~~imo de tre s cua~

tos de hora., "pues en este tiempo puede muy bien atra.vesar la, Villa
-39-
de parte a, parte". La hora de alquiler s e fij aba en s eis real ies

con posibilida~ de reali zar varios viajes.

Tios coches eran~ pare, cuatro personas y no se pon:ta m~,s r.-epa,ros

en la admi sión de viajeros que la indecencia y la suciedad. EStaban

prohibidos los tra.jes de carboneros, aceiteros etc. aunque no · se im-

ped:ta la entrada. a estos trabajadores, siempre %Ue fuesen con tra jes

limpios.Tampoco se permit:ta llevar en los coches pasa jero s enfermos,

borracho s o muertos.

Estaba prohibido a lo s cocheros el pedir propina. Estos coches

no pocl:tan de ningdn modo correr, ni galopar, como tampoco pod:tan ha-

cer viajes fuera de Madrid.

Tampoco se admi t :tan grandes paquetes en lo s coches, ni otras CQ

sas ele mucho peso. Y se prohib:ta terminantemente todo. clase de ver-

duras y a,limentos .

Con estas condiciones se inauguró este servicio a f i nes de 1792,

habiendo obtenido el promotor Franci s co Talosa , un privilegio de ex-

plotaci6n por 10 años~ (11)

--------------------------------------
- 40-
Sobre el t eme, del 2.1u.mbrªdo p'dblieo , González Palencia escribi'6

e.l e,v.nas notas de gran interés , que re su.mimos a continua ción.

As:! nos dice que el primero de noviembre de ]706 , el Consejo de

Castilla excita, el celo de la Sa l a de Alcaldes , di ciéndoles el inte-

rés que tien e S. M. en "que el luge,r- esté <?.l umbrada y q_ue lo s fa,roles

se hage..n poner y estén encendidos s in excepci ón de p er s ona a.lguna".

El celo d e los al ca ldes parece oue no s e encenél:!a y los fa,roles

segu1 an aps,gados . 11 H8,biendo entendido el Rey 12. poca ob s erva ncia Q.Ue

ha habi do en encenderse los faroles por los vecino s de esta corte •••

y Q.u eriendo &.. M. se contim1e -~an conveniente dispo Gi ción, se servirá

v·._ di sponer que e, este fi n s e publiC1ue nuevo banCI.o" . A:s1 en sesión

de 15 de Febrero se di ó un 2.uto en el que se a.cord.a.ba. 11m8,nda.r que

todc>,s- las personas de cua lq_uier estacl.o, ca.lida d y dignidad QUe s ean ,

sin excepción, que vivi eren en lo s cua rto s principales de l as casªs

de le,s calles de I~adrid , se en ci ende..n f a roles q_ue las alumbren él.esde

el a.noche c er, ha,sta el amanec er del d:!e. s i ¡:::tJ.iente, de me.nera que se

pueda reconocer clara. y distintamente l a gent e que ende por el l u ga.r,

pe,ra. evi ta,r los inconvenientes que de l o contr8.rio se ha,n exp erimen-

t:e,do~'

• Revisión de Alcaldes- manda ron que to dos los clicho s a.lce.ldes ,

s iempre c; u e sal gan de r onda , celen con pa.rticul 8.r cu ida Cl.o s i est~..n
-41;..
ardieno_o lo s dichos fBroles en tode,s l a.s ce,sas referi das , y en l a s

QU e n o estuvi es en, e s crib irán c ausa s obre ello, p oni endo l a hora a

l a oue se ha lló muerto él f arol, de que dar~,n cuent a c. la Sa.l a al

df a s i.mient e para aue s e mancl.e ha.c er l e. multa,!'

r.lul t a.- l a, multa, era d e dos duca dos por 1 8, primera ve z y de cua-

tro p or la, s e e;u.nda,.

Pre gón del auto- se pr e gona el él.uto por las c a lles d.e IJladricl· en

los df a s del 18 a l 23 de Febrero .

No se he.c e C8..so- lo s vecin o s segu:f an s in enten der la convenien-

ci2. de lo s f e.role s , y l a Sal a r epet i a, en 5 de Jul io lo ma.n cl a do en Fe-

brero. En vi sta d e que los vecino s d e lo s cu a,rtos pr i nc i pe.les no obe-

c:le0i8..n lo orden a,do , s e dic e que se imp ond.r~,n pena s mayore s .

Siguen s in hél.Cer caso- lo s vecino s de I~adr i d seguf an sin encen-

d.er lo s f arole s . Y en e s t a lucha entr e l o s vecinos aue n o pon f a n fa-

roles, y el Gobern2.dor del Oonsejo empeñado en r.JO stre,rles l e, nec esi-

da<l de usarlo s , pasaba n los años, se o:!an lo s pregones de lo s bandos

y se demo s t rab a con hec hos, que el alumbra do no ha,cfa fc:ü te, en I·Iadrid,

ni siquiera durante el invierno.

Se repiten l a s órdenes- en 1732 , 1733 y 1735 se r ep i ten l as ór -

denes, c asi en l o s mi smos t~rminos qu e en 1706 , con l o cual se ve

cl a ro que los vecinos ha b:!an est ado a oscuras .
-42-
En 1760 tenemos el expediente de Joaquín Azagra , m ~dico, que V;!
ve en la calle del Pra do, quien acude· a la Sala para, que le consie:n;;,..

ta t ·ener el farol "en· su palomill a y garrucha con su cuerda., gancho

y portezueLa que da al portal de la misma casa, para g,ue cada, vecino

pueda usar de él y cumplir la orden de encender los faroles, s in pa~

sar por su estudio perturbándole y ensuci~,ndole la casa". Pero no

se le consis tió a Pi.za gra esta innovación, y a, que era un problema

comrtn a todos los habitantes de cuartas principales. Y asi se lo co-

municó, constando las quejas de los otros vecinos por np d.ejarles PE:

sar a encender el f a rol.

Otro expediexrl;e, promovi do por un cl~ri go- el cl~ri go decia es-
------------------------------------------
tar. exento de poner el f 8,rol y si obligado a, pa,gar el acei·l;e . Pero

como m1os vecinos se entendi an en esto con ~1 del principal y otros

no. La Sala consultó al Consejo de Cas tilla sobre el medio de arre-

gl ar e s to; a s! el 2-X-1761 se dió el siguiente band.o: " ••• para obviar

los escándalos, robos y otros insultos· que f acilita la os cur idad de

la noche,. se continde en el a.lumbra,do de l as calles d.e e s ta Corte,

de modo que est~n ar di endo desde el anochecer hasta, las 12 de l a U.Q.

che, desde 1º de octu~re hasta fin de marzo de cada año, corri endo

enteramente la palomilla, farol y a lumbrado para evitar ruidos y ~

ferencias, al cuidado y disposición de lo s inquilinos de los cuartos
-43-
principales, y este..ndo estos des alquil a do s e, los de lo s cua rtos se-

gu.ndos, p oni~ndolos p endientes hasta e1 balc~n del principal .. oe ~

'l)rá multa de 10 ducados pe,r a lo s que ca rezca....11. de f arol o pa lomilla, y

de 4 duca,dos a los que ten iendo puesto el farol , no se le encon·~rase

encen dido a, l as horas expre s adas ••• Sin distinci6n de eclesiás tic·o s

o regulares, poniendo ~ st e f a,rol en cendi do en l a.s part es oport una s

de sus i glesias o monasterios~

No rilunicipal - En 1765 tenemos l a definitiva ~poca , en q_ue el

alumbrado deja de ser· servicio municipal .

Nueva, s itua,ci6n en 1765- En efecto el 12- IV- 1765, el gob ernador

p a sa a la Sala de comunica ci6n del Marqu~ s de Grimaldi, diciendo que

el Rey ha resuelto qu e el alu~brado s e· est ablezca por u~ sistema di-

f erente a partir de octubre pr6ximo . Como cons ecuencia de la nueva

orge..niza ci6n se public6 y fij6 el s iguiente bando, que reproducimo s

!ntegTo por su interés :

" • •• Como Ul10 de los punto s de policia más importa,ntes a la s~

guri da,d del com11n es· l a luz de las ce.ll es en las· noches de invierno ,

desde 15 de X a, 1 5 del IV, no puede mirar el rey con indiferencia,

que abonando los dueños de las casas a sus inquilino s el co s te de 1as

luces a demás de hab er pagado los faroles y palomillas no se consiga

el fin de estar bien ilumina do Madrid, por la desigual dad y mala co-
-44-
locaci6n d:e los faroles, y por el abandono con que gener almente mira

el vecindario este cargo, no obstante que se dirige a su propia con~

venien~ia . Con estos motivos y con el fin de que sin nuevo grava..men

pueda el p~blico lograr el beneficio de una iluminaci6n uniforme y

permanente, ha resuelto S.M. libertar al vecindario del cuidado de

encender, limpiar y conservar los faroles, y a los poseedores de e~

sas, de la contingencia y gastos de reponerlos, creando para ello un

Director de esta polic1a, que lo es D. Antonio Carrillo de Mendoza,

para que con los precisos dependientes y operarios la. establezca y

rija en todo lo gobernativo y económico, con inmedia,ta sujeci6n al

primer secretario del Estado.

Que el recaudador actual de la Regal1a de Casa de Aposento D.

r•1anuel f.iuñoz cobre en buena, moneda, desde primero de enero de 1766,

los 64 reales y veinte mara;ved.is de cada casa y fe.rol de los que

acostumbraban encenéter, por ser lo mismo que importa el consumo de;

cada farol de los a ctuales en los 6 meses, y abonar los dueños de

las cªsas a sus inquilinos, y que esta exacción, la haga con los mi~

mos privilegios de la Rega11a, sin exceptuar edificio alguno de la

Corte, e incluyendo las iglesias, conventos, hospicios, casas, etc • •

con s6lo los recibos que dará firmados a los dueños, administradores

e inquilinos, para que éstos los descuenten del importe de sus alqui
-45-
leres, y los poseedores de las casas podrán reco ger desde luego los

faroles y demás ~tiles de que han usado hasta aqu1.

Problemas- Que si por ma,licia, o descuido atropellase a.lguno a

los operarios y dependientes al tiempo de encender, limpiam o celar

los faroles, se le exijan 10 ducados de multa, además de pagar el da

ño que cause.

Que el que hurte, rompa o maltrate los f aroles y demás enseres

de esta nueva iluminaci6n, se le sacará la multa que corresponda.

Que los dependientes de esta policia, los rondB,s de justicia y

patrullas de la tropa deberán celar la nueva iluminaci6n, y podrá

cualquiera del pueblo denunciar ante el Director la,s faltas que ad-

virtiere en los operarios que h8..n de cuidarla, y se le gratificará

con 24 reales, los cuales se exigirán del culpado una vez que se v~

rifique el descuido.

:fina,lmente se nombra a uno de- los Alca,ldes de la Real Casa y Co.:f:

te c:omo Juez Conservador de la nueva ilumina,cicSn y que los demás Al-

caldea, el Corregidor de Madrid, sus Tenientes y Patrullas cuiden de

que nó se cometan excesos, ni perjuicios contra la nueva iluminación.

Y para que lo resuelto por s.r~. llegue a noticia de todos, he manc1a,do

fijar el presente en los parajes acostumbrados . Madrid 30-IX-1765o

D. Alfonso Delgado". (12)
-46-
CAPITULO v· : INCENDIOS Y CORTES EN MADRID.-

Sobre el tema de los incendios en la Ville., y de la carencia de

un equipo eficaz pªra combatirlos durante el siglo XVIII, tenemos un

estudio realizado por, D. Antonio Mendoza en el año 1863.

D. An·tonio mendoza de Loyola, "Caballero de Campo de S.M., Cab~

llero del Cuerpo Colegiaél.o de la. Nobleza, de Madrid, Caballero él.e la.

Inclita Orden Militar de San Juan de Jerusalen, de la de Carlos III,

y Comendador de la de Isa.bel l a Ca.t6lica.", nos dice en la. segunda mi

tad del siglo XIX que en otras naciones como: Rusia, Alemania, Inglla

terra etc ••• y aun sin salir d&nuestro pa1s en Barcelona, Granada y

otras· capitales tienen hoy una fuerza destinada unicamente a contra-

rrestar el fuego.

''En donde qttiera que las compañias de bomberos est~n organizadas

de manera que sus servicios' pued.a.n ser instantáneos, claro es que los

estragos producidos por los incendios serán menores, menores las p~r

d.idas, y menor la a.larma del vecindario; alarma que forzosa.men·i;e ha

de ser extrema, cuando no hay la -confianza de que velan por la segu-

ridad del vecindario personas hábiles, diestras, ejercitadas y en n~

mero para cortar instantaneamente v~ fuego.

La Junta Administrativa de l a sociedad de seguros contra ince~

dios de Barcelona presta muy buenos servicios. La de Granada, sin d~
-47-
da es una de l a s mejor organizadas; está probando su utilidad cada

d1a que ocurre desgra.cia.damente un incendio. Di gc:mlo sino los de la,

Alcaicería, donde, a. no haber sido por· su pericia, el fuego hubiera

corri do al Zacat!n, centro de comercio, y extendi~ndose a caso por to

da aquella parte de l a poblaci6n, que por sus circunstancias topogr!

ficas está tan enlasada y sus calles t an estrechas, que a no haberse

acudido con l a prontidud que .se efectu6 por persona s inteligentes y

que desplega,ron ese va.lor c:tvico de q_u e en momentos de peli gTo e st~

mos a..nima.dos, hubiera, habido que l amentar, a demás dé l a p~rdida, ele

una de las joyas de Grana da por su antigUedad y recuerdos hist6ricas

de un nrtmero mayor de infortunios.

Por desgra cia no está exenta esta Villa, y Corte cte Taa.drid. de te

ner que recordar calamidades de este g~nero. Viva está l a memoria de

lo s incendios de l a Plaza. Ma,yor, Ca.ños a.el Peral , Sa.n Ildefonso, El

Palacio Real, el de Liria, Novici a,do ,_sa:;_~ay~~~::~' el del Hospital

de incurables, el de las Descalzas Reales etc ••• ~ ( Se está refirie~

do al incendio que sufri6 l a. Odpul a de l a Iglesia de San Ca.yet~o, y

en el que qued6 totalmente destru! da , en fecha de 26-VII-1858 . De es

te incendio, y de l a s obras de restauraci6n nos ocuparemos má s a.d.e-

l ante).

A continuaci6n el autor nos habla del G~bernador Civil de es e
-48-
momento, Ex:cmo. Señor Duque ele Sexto, étel siguiente modo: "Justo es

reconocer que el Duque ele Sextp merece a ltos elogios como autoridad

a ctiva, inteli gente y celos!sima por el bien de sus administradas.

!~-!~-~~-~~~~~-R~~~~~~-~~~~~~~~' no ya como autoridad, sino como a~

xilia r, en el incendio ocurrido l a noche del 31 de agosto rtltimo en

l a ca lle de Peligros Nº 3, esquina a l a de la Aduana . ~-~~~o~tr~E~

a su l ado qui a,do por senti mientos de hum~mio.&,d y deseoso de contri-
--------
ouir en lo poco q_ue pudiera en la, e:x:tinci6n del :ruego. Aquell a noche

tuve oea si6n de observar que l a lentitud con que se emplean lo s me-

dios de a,cci6n contra el í'uego, y el mal estado de l as '!Jambas ha,c!e,

inrttiles l as disposiciones de las autoridades y la direcci6n de las

mejores y más a certaéta s ma,niobras de las personas í'a cul t a tivas ; y¿:~~

E~~~d!_!:_~~~~~ida~~~-~~~~-~!a_!~-~~~-~in~~~~~~-~ás_~~-~:-~~:~~~~~
de una, Compañ!a, de BOmberos, a í'in de· regul arizarse este servicio ,
---------------------------
que debe· ha cerse con una prontitud tan instantánea , como la vora ci-

o.ad o.e las ll amas lo es en la destrucci6n 1.'

11 El servicio de incendio s , t al como se hcül a, establecido en e s t a

Corte, no satisí'a ce l as n ecesidades del vecindario, ni corr e sponde

a,l aumento de sus riquezas, ya, en eclií'icios, y a en el comercio, en

cuyos e s tablecimientos, los hay que encierran una, í'ortune, inmensa

Q.ue puede quedar reducida e, ceniza,s en pocos instantes. Ni puede ma~
-49-
tener' tranquilo el ánimo de l a s personas que concurren a los teatros

y puntos generales de recreo, si por un momento distraen su ima gina-

ci6n del espectáculo QUe les divierte y l a fij an en el peligro que

puede amenazarles.

P~:~"ra que une, p~rroquia haga hoy l a señal de incendios en su de-

marcaci6n , es necesario reciba orden de l a autoridad civil, lo que

desde luego demuestra YGI· una p ~rdida de tiempo invertido de sde que

se pe,rte del si-tio de la de sgre,cia y se regrese, con l e, eompeten-te &-:!!,

torizaci6n a dar a,vi so a lél, parroquia. Interin esta, hace l a seña,l, y

las demá s la secundan para l a reuni6n de los oper arios, claro e s se

van perdi endo momentos preciosos, en que el fuego va tomando ma,yor

proporci6n. Tambi~n se pierde tiempo mientras los obreros se reunen,

porque sobre ser escaso su n~~ero, se hallan ocupados en sus ~aenas

ordine,rias en puntos más o menos distantes del lugar en que son ta..n1

necesario s .

El nrtmero de 24 hombres destinados hoy por l a Vill a al servieio

Cl.e incendios, no es ba stante para que sus auxilios sean t an efica ces

como se necesita, y mücho menos si se tiene en cuenta que como vigi-

lantes para estos casos salo hay diari amente 5 hombres: 2 en l a Pla-

za Mayor, Casa de l a Pa..naderia , otros 2 en la Plaza del Principe de

Asturias D. Alfonso (An-tes de Se..nta An a ) y uno en el sitio llamado
-50-
Corral de la Villa.

Cada uno de estos operariOB recibe el mezquino sueldo de 7 re§

les; y si desgracia.damente se inutiliza. en el servicio, a. no tender-

le la memo la I>Tunicipalida.d , queda abandoné'.do en la. más &.bsoluta de

l as miseria.s ~

11
Tiempo es ya. de que el Excmo . Ayunta.miento fije su a.tenci6n en

un a.sunto de ta.n·l;o inter~s; y est e. misma decla.ra.ci6n p odr~ disculpa.!_

me de q_ue me atreva a someter resp etuosamente a su deliberaci6n el

proyecto de la. Compa ñi a de Bomberos~' "Este proyecto lo formulé a m~

c1iados de +862". (13)

Aunque D. Antonio r.Iendoza, escribe en 1863, y no tra t a na o.a él.el

siglo XVIII, época que estamos tratando, hemos querido reco ger la i~

formaci6n que da, ya Q.ue a través ele lo.s datos que nos proporciona

nos podemos imagi~ar l a p ésima si tua.ci6n que a est e respecto exis·t:!e.

en el si glo XVIII . Si ya en le. segunda mitad del siglo XIX t a n s6l0

2L!. hombres en toda. l a Villa se ocupe.bcm de sofocar incendios, a pa!_

te de -sus ocupaciones ha.bi tuales , es de suponer q_ue 100 a.ños an·bes

la si tuaci6n fu er a. todcwia más t~trice. y decepcionante .

-----------------------------------------
-51-
El tema de l a s Cortes celebradas en Ir1adrid durante el s i glo

XVIII, lo ha tratado D. Vicente Palacio At ar d en el Ciclo de confe-

rencias que se dieron en el Instituto de Estudios Madrileños sobre

el Madri d d.el si glo XVIII .

D. Vicente no s dice que ~Iadrid es Corte· desde 1561. Pero Madrid

hab!a sido antes de aquella fecha en repetidas ocasiones, y lo fue

despu~s de a quel a,ño, sede de l as aorte·s <le los Reinos <le Ca stilla.•

Desde 1560, y con excep ci6n de l a s convoca das en C6rdoba en 1570 y

las de Valladolid en 1602, durante el paréntes is va llisoletano en la

ca.pi t alidad, l as Cortes castellanas se reunirán ha bitualmente en nue.§.

tra Villa madrileña.

11 El hecho de que Ma,drid fue!la el lugar de reuni6n éle l as Cortes

genera les del Reino, con inclusi6n de Nragón, Ca t a luña, Valencia y

Mallorca, y a.ejan<lo aparte· solo él. Nav a,r ra , no signific6 en el sete-

ciento s par a nuestra Villa madrileña ningdn privile g~o de que se de-

rivar a ventaja ma,teria,l o especia,]. honor .

En el si glo XVIII se convocaron en 1701, siendo toda,via s ol ameE;

te Cortes particula,re s Cl.e Ca stilla, en 1709, 1712 y 1724, ba jo Feli.:..

p e V·, ya con 1&
, represéntaci6n de lo s otros Reino s ; en 176G, dura.nte

el reinado de Carlos III y en 1789, a l advenimiento de Ca rlos IV.

Se ha experimenta do, pues, un si gnifica tivo cambio pol!tico en
-52-
eua.nto al intento unif'ica.dor de la representa.ci6n ele los Reinos. To.,.

davia convoca el Rey separadamente las Cortes de Castill a en Mao~id

y las de Catalu~a en Barcelona; seguidamente, en 1702, las de Ar ag6n

en Zaragoza. Pero este cambio de la estructura interna de la repre-

séntaci6n en Cortes dé los distintos Reinos no s ignifie6, por lo me

nos hasta 1789, ningdn intento de potenciarlas como instituei6n. Al

contrario: es el tiempo de plenitud del absolutismo monárquico.

A la época del dualismo monárquico-estamental en que, junto al

Rex, l a s Cortes encarnaban el Regnum, es· Cl.ecir, a los estamentos S.Q.

eia.les, compartiendo a.s1 el dep6si to de l a. Soberan1a., hab1a. segv.ido

en el s i glo XVI y se acentu6 en las de lo s siglos XVII y XVIII l a d~

cadencia de las Cortes como instituci6n, convertidas en instrumentos

del Rey "instrumentum regís". S6lo las CI.E! 1789 su.scita.n a.lg¡1n inte;¡::¡

rrogante sobre elverdadero prop6sito de su. convocatoria y signif'ic~

do de los temas sometidos a su conocimiento.

CORTES DE 1701 - 1709.-
--------- ..-------·---·-
Después de aceptar Luis XIV el trono de España para su nieto

Felipe v, de a cuerdo con lo Testa.do por Cé!.:Dlos II, se dispuso el vi~

je del primer monarca de la Casa de Borb6n, que lleg6 ~ a MaCI~i d el

18-II-1701.

El acto de las Cortes se redujo a tomar juramento al Rey y a
-53-
prest~rselo, asistiendo los prelados, y los Grandes de Espa,ñe,, t:!t,E!;

los C!.e Castilla, y procuradores de casi toda,s l a s ciudades . Los de

Galacia no concurrieron por no ha,berles llegado los poderes acreo.i-

tativos.

Este simulacro de Cortes ocurri6 despu~s de un va cio de 41 años

en que no se reun:!an . Las ~ltimas convocadas lo hab:!an sido en 1660.

Las Cortes que se reunieron en Madrid en 1109 túvieron la parti

cul aridad de integrar en ellas representantes de Arag6n. No los hubo

de Va lencia, ni de Ca t a luña, porque aquellos territorios se hallaban

por entonces bajo el control de los Ej ~rcitos del Archiduque Carlos,

pretendiente a.l trono. Le, represen-t e,ci6n ara.gonesa en las Cortes C!.e

Castill a, es, pues , la gran noveda,C!. C!.e 1709.

Por lo demás, la convocatoria ten:!e. s6lo por objeto el juramen-

to del Pr:!ncipe de Asturias como heredero del trono. Este a cto se e~

lebr6, como en oca.siones an·i;eriores , en le, Iglesia, C!.e Sc:m Jer6nimo,

el d:!a 7 de Abril .

1as Cortes de 1709 y el juramento del Príncip e' Iluis como hered~

ro- pueden interpretarse como una rea.firm a,ci<m de l a voluntad· C!.e Fe-

lipe V de mantenerse en España.

Las Cortes de 1712. La Reforma de l a Sucesi6n Dinástica.-

Reconocida la Casa de Borb6n en el concierto de le, paz como ti
-54-
tulc.r CJ.e la Corona, de España, deb:!a impedirse que en cualquier ca,so

pudieran recaer en una misma persona las corona s de nuestra Patria y

de Francia, pues de ocurrir as:! tenta r:!a el "equilibrio europeo" ,

principio fijado como clave del sistema internacional elaborado por

los ·tratados ele Utrecht. Era , pues, indispensable la, renuncia mutua

de l as Casas de Francia y de Espe,ña, a sus eventuales d.erechos de su..

cesit'Sn en l a otra. Corona. Y para que tcü fin q_uedar a. jurídicamente

instrumenta,do ,ten:!a que ser admitida por las Cortes españolas la re-

nuncia como condicit'Sn previa a la firma de los tratados de Paz, que

los incorporar:!an entre lo s documentos anejos .

La reforma, sucesoria fue pues, el objeto funcl.a.mental de a.quellas

Co~tes, pero la reforma tuvo m1 alcance más amplio , ya que no st'Slo

consistit'S en las renuncia s mutue.s de l a s ramas española y francesa,

sino que introdujo una nueva, regla, un nuevo reglamento pa.ra la su-

cesit'Sn o "Ley Sálica".

La tradicit'Sn dinástica castellana hab:!a quedado fijada en el C2

di g'O de las Pa.rtio..as, ley 2ª, t:!tulo 15, partiCl.a, 2ª, en l a, q_ue se d~

claraba, que "si el Rey no tuviera hijo vart'Sn, hereclara el Reino l a

hija mayor" .

La lega.lida d tradicional se resu.m:!a en le. ley de las Partidas .
-55-
In-termedio. Las Cortes de 1724" y l e,s de 1760.-

Felipe V vol vi~ a convoca,r Cortes el 12-IX-1724., es decir, al

recob1.. e.r el trono tras el fuga,z reine,do Cl.e su hijo Luis r:. Las ma.nda

oa reunir en mao..rid pa,r a jurar al nuevo heredero y ·t ambi~n pal!1a tra-

tar otro s negoci os.

L2, ceremoni a, de jura Cl.el principe Fermmo.o se hizo en San Jer~

nimo el 15 de noviembre .

La práctica del a bsolutismo en el siglo XVIII s i gaifio6 un au-

mento de poC!.er en l as autoridades 'lll1ipersonales, y un2, correl a tiva

rel a j a ci6n de los cuerpos colegia dos: c:mmenta el poder del Re:x: , di~

minuye el del Regnum, la,s Cor·tes.

En el reinado de Fernando VI no se convocan Cortes , falto de

hijos, el mona rca no consider6 necesario dar cumplimiBnto a esta ce-

remónia .

Pero cuemdo Fernando VI falleci~ nadie puso en duda l a legi tim,!

dad a.e Carlos III. Varios meses de spu~s de su llegadé!, a :Madrid dis-

puso este rey q.ue se juntaran le,s Cortes par a jurarle a ~1 como so-

berano y a su hijo Carlos Antonio, Pr1nci pe de Asturias, como sucesor .

1789. Las Cortes del Despotismo Ilustrado.-
-------------------------------------------------
La agencla inicia l prevista, pa.ra l as Cortes plantea 1L11. contenido

mucho más amplio que el ha,bi tua,l juramen·~o del hereCI.ero en los comien
-56-
zos de un nuevo reinado, en este caso dé Carlos ]V. Se someten a la

G:onsideración de l as Cortes cua tro ctecretos importantes sobre F4ayo¡;o

razgos y cerramientos de tierras . Sus dos promotores eran Campomane s

y Floridablanca . Campomanes como presi dente del Consejo de Castilla ,

debía pre-si dir' tambi~n l a.s Cortes. Floriclablémca, como jefe del Go-

bierno, teni a l a inici a tiva en l a s re spuestas .

Cue.n do l2.s Cortes c elebre.'BB.n sus sesiones , el proceso revolu Ci.Q.

n a r io efi Francia este.ba ya. en m2.rcha . Ahora. bien: el ambiente de Ma..-

drid y el de los pr ocuraclores no pocli a ser má.s sosege.do.

La. Villa s e he.ll a.ba muy e.dornc..da , porque s e ha.b!a hee1io coinci-

a.ir la. reuni6n de l a.s Cortes con l a.s fiesta.s de coron8.ci6n de Carlo s

IV: l a.s c ases enea.l é\.n e.da s, l a.s ca.l l es a.nime.da.s con muchos forastero s •••

No pe.rece que sean los vientos de le. Revoluci6n los oue s oplan

en aquel 2mbi ent e, ni en el más re s tringi do d e l a s Cortes.

En los procuradores prima 12. ment ali da.d nobilia rie, y ele l a.s oli-

ga r q_u ias municipales . Por lo t anto el bi en pa rticule,r a lza ba, su voz

frente al i nter~ s general.

Las Cortes de 1789 apunt 2.n he,ci a el ca.mi no que lleva a. Ba.yona.

en 1808, y no hacia las O~rte s de Cádi z . De cu~l Q uier f orma , su cel~

bra ci6n a fines del X'Va:II es ya, un puro ana.cronismo~ (14)
-51-
CkPITULO VI : EL BARRIO : DESDE EL CENTRO A LAS RONDAS.-
--------------------------------------------------------------
Vistos ya los aspectos más interesantes y cotidianos del siglo

XVIII, como son l a alimentaci6n, alfabetizaci6n, higiene , alumbrado

p~blico, transportes etc... Pasamos ahora a ocuparnos del barrio en

el que está enclavada l a I glesia de San Cayetano, par a estudiar- los

valores hist6rico- art1:s:l;'icos del mismo . Y" para ello na,da, mejor que

resumir el traba jo que para,l a Cámar a de Cqmercio e Industria ,hizo

Virginia Tovar. (15)

As1: l a Do s tora Tovar nos dirá que e s te barrio,comprendido desde

el Centro de Ma,dricl hastél, l a zona de las Rondas, tiene una configu.r2::

ci6n triangul ar, con v~rtice en la Plaza Mayor; y dos calles de gr~

anchura, la de Atocha y la de Toledo.

Este barrio se convirti6 pronto en un va sto dep6s ito de ar qui-

tectura i ndustrial. Desde el siglo XVI se tienen noticias del general

de s eo de aprovechar el terreno de los cerilleros par a construir a do-

bes, 8,ctiviaad q_ue alcanz6 fuerte desarrollo en el si glo XVIII. A

principios del siglo , alcanzaba alta producci6n la fábrica. de Sa,li-

tres situada en la. calle del mi smo nombre .en su ela,bora ci6lll de p61 V.Q.

r a . En l a Huerta del Bayo se instal6 l a, fábrica de Velél,s, en l a ca,lle

de Valencia, se insté!,l6 una potente fábrica de vidriado que comp et1:a

a l a cercana de las Vistillas, y a los t1:midos ensayos en l a fabric~
-58-
ci6n de curtidos llevado s a cabo en l a Ribera de Curtidores desde

principio s del si glo XVII, da.r:ta paso l a f~brica del mi smo g~nero

situada en Mes6n de Pavedes, y que en mano s de D. Ger6nimo Daguerre

a lcanz6 a lto nivel y comp etencia. Junto a l a Rea l calle de Lav~pi~s

e s tuvo l a fábrica de Cerveza m~s c~lebre qu e tuvo r~7a.drid, cercana a

le, :fábrica Real de Coches que en tiempos de Fernando VIT a,lca.nz6 gran

celebridad. Cerca de l a (J.e Il1iraelrio, en el si glo XVIII D. Gregori0

de Sa.ntibáñez, Apoderado del Gremio de r~Terceri a. , Especieria. y Dro~

ria , uno de los Cinco Mayores de :r.Ie,drid, en nombre de su Comunidad,

compraba una casa para r e edificarl a con de s tino a l a Real Fábrica de

"Ola.n dilla s y Boc2.cies", propia del dicho Gremio, a cuyo fin entre~

un hermoso proyecto ar Qu itect6nico en el Ayuntamiento pa r a obtener

l a. correspondi ente licencia. En l!mi te con la calle de Embajadores

t ambi~n se pus o en ma.rcha "La Nueva Real Ca.s a pa r a I mprenta de Pa.p el

sellado; a toda s ell a s habr:ta que añadir l a fábrica de Papel al co-

mienzo de l a Ribera. de Curtia.ores , la de F.il a dos, el abora ci6n de 8.Z11

ca r, y l a s más desta ca da s de Porcelana China junto al Ho s pita l Gene-

r a l, l a de Tapices de Santa Isa.bel, l a. de Taba.co s entre Provision e s

y Embajadores y l a muy anti go.a t ambi~n de Aguardientes Y Nai p es si tu~

da en el mismo secto~.

Virginfua Tova r sigue diciena.o que esta a ctividad industrial : ' ~u-
-59-
~ un papel preponderante desde la primera conformaci6n del barrio.

Artesanos, maestros, oficiales y aprendices, dependientes, empleados

de todos los rangos, constituyeron un fU.erte sector de su poblaci6n,

que en gran parte justifican el n~ero incontrolable de posadas, pa-

ra,dores y bodegones que se si tua,ron por doquier y asimismo, el alma-

cenaje de arquitectura popular y el comercio ambulante, adscrito con

excesivo fervor a esos barrios por los analistas del siglo XIX, hoy

dia, fecundado por comercios de todas las categorias entre las que

sobresalen las casas de comp~a y venta, antigtledades y comercios, d~

dicados a saldos de objetos. La zona sigui6 por costumbre en nuestro

tiempo industrializándose con gas6metros, extensas naves acristaladas,

bajo u~ mercantilismo todavia más variado. Pero alguna s calles como

Olmo, Olivar, Encomienda, Huerta del Bayo, Ribera de Curtidores etc ••

obliga..n a recordar que sus nombres se deben él, los :plant:!os·, huertas

y terrenos despoblados del lugar. Los nombres de algunas de sus ca-

lles tambi~n recuerdan la actividad comercial que siempre le cara~

teriz6, Salitre, Ribera de Curtidores, Cabestreros, Velas etc ••• , en

ellas pa,recen guardarse celosamente, esoi.s Va?lores de su pa.se,do hist&

rico.

Pero el barrio tuvo un sistema de estructura~ más amplio . Su prQ

ximidad al Alcázar fv.e sin duda un incentivo para determinadas y di-
-60-
verse.s entidades pol:!ticas y religiosas , a veces sin parent·esco mutuo,

pero guiadas por actitudes y funéiones de vinculaci6n a la realeza.

Buscando esa proximidad, el campo de Embajadores , donde s egdn la tra

dici6n se refugiaron en tiempos de Jue.n II lo s emba j a o.ores Cl.e Tdnez ,

Arag6n y Francia huyendo de la peste que a.zot6 Madrid, fu e un lugar

escogido para vivir por el emoaj ador de Inglaterra, por a r quitectos

reales como Jos~ del Olmo, por D~ Ana Fernández de C6rdoba y Fi gv.eroa

para. erigir el Colegio él.e l a Pa,z, por los monjes teatinos parª cons-

truir el convento e i gle s ia de San Cayetano; en ella se levant6 el

Casino el e la Reine, y más t arde l a. f~.brica. de Tabacos. Entre fábricas,

talleres artesanales y tiendas de mercaderes, el barrio fue ocupado

poco a p oco por gentes de a.l ta,s esferas. En él tuvo su ca.sa principal

el Duque de Alba; en l a ce.lle de l a Encomienda, junto a mes6n de Pa,-

rede s , e.dquiri6 terrenos D. Pedro 1'Ji1ñez, Ma.estre o.e l e>. Orden de San-

tiago y se cons truy6 una c a sa de campo, en l a de Barrionuevo tuvo su.

ce.sa, principal él r~'Iayorazgo de Vera y Ord6ñez , y el M2.rqués él.e Mont·e-

sa,cro, en l a. Concep ci6n Jer6nima vivieron los Ram:!rez y Se.ave dras, P.Q.

sesi6n que pas6 rpás oilelante a.l Dv.que de Rivas; en l a. de Santa I s~

bel e stuvo si tue.da l a ca.sa. principal de Antonio Pérez y cer cana. a

elle. l a casa. pal a cio él.e los Cond.es o.e Cervell6n y Fernán Ni1ñ ez, y

la quinta del Cardenal D. Gaspar de Quiroge., arzobisp o de Toledo, cu
- 61-
yos terrenos ser!en cedidos para el Hospital General y convento real

de S~nta Isabel . En la de Relatores vivió l a Condesa de Miranda, en

la del Olmo estuvo el palacio de Nolins, en la, Cl.e la lriagdalena se

construyó su pal a.cio el Marqu~s de Perales, l a Condesa, de Villamina..-

ya y el Iliarq_u~s de Portazgo, en r·1esón de Paredes el r.larq_u~s de NeN8l

cuende . Son nu~erosos los t ! tulos de la nobleza que eligieron el ba-

rrio par a a siento de sus mejores residencias; en los s i glos XVII ;

XVIII, y XIX, . el ba.rrio estuvo dotado a.e cierta ca.tegoria monumente.l

y baj o el est!mulo de su digna a.r qui tectura.

Todo ello no s hace saber, que el barrio , comprendido entre las

calles de Toledo y Atocha , tuvo gra,n vitalide,d , y una estructura so-

cial diversa. Vivió en una de su.s calles Juanello Turriano, el exce-

lente arquitecto y científico que Felipe II mandó venir de Italia pa--

ra entrar a su servicio; en l a casa de lo s Uros~ , en l a calle de es-

te nombre , murió Juan Ru!z de Alarcón; Tirso de Molina fue reli g~oso

de l a Merced en el convento de l a Orden situado en los terrenos de lo

que hoy es Pla za del Pro greso ; l a tr ~.dición s eñ8,l a que Sa.nt a Teresa,

de JeS11s vivió en las case.s del Duque de .Alba situada,s en la calle

de este nómbre; Cervantes , Lope de Vega, Calder6n y otros literatos

sobresalien·l:;es de nuestro s i glo ele Oro, pertenecieron a 1 ::. Congr e~.-

ci6n clel Sant! s i mo Sacr::.mento del convento de 1::. r1Ia gllalena en la e~-
- 62-
lebre cap illa. del Oliva.r-. El Bea.to Simón de Roj a s y Fra.y Hort ensio

Pa.ravicino están li ga.dos a.l Convento <:l e la. Trinid2.d· que también tuvo

a.s i ento en el barrio . Vivió en este se ct or D. Mel chor Ga.spar de Jove

ll a.no s y en ~1 se situó t ambién la casa grande de los Oi nco Gremios

Mayores de Madri d .

En combina.ci6n con la arquitectura doméstica. , señoria.l o popular

y con la f a bril, surgieron otras t ambién de servicios p~blicos p ote~

ciando el a s p ecto del barr io; a démás dél Colegio de Ni ñas Huérfanas

o.e la. Paz, se cons·liruy 6 l t:t. <:lasa de Recogimiento de Sc::mta Isabel , la

I nclusa, el Colegio de Santo Tomás con cátedras p~blicas de Teolog!a

y Filosof:ta, el más p otente toda"l.ria. Imperial regido por l a. Orden cl..e

jesuitas ; el de San Carlos, convertido en Fa.cul t a d de Ned.icin2., el

Colegio de l a.s Escuelas Ptas de San Fernando . Estuvo en el be.r r io l a

Direcci6n General de P6si tos, l a ce.s;J, Mat a.dero, y los hospitales de

l a La tina ; de San Juan de Dios , Genera l y de l a Pasi6n, f ábricas de

gran importancia art:tstica, portadora.s del gusto y estilo de etapas

muy diferenciada.s . A to das s irve de digno colof6n la. Cárcel de Corte ,

obra maestra del si glo XVII .

muchos de aq_uellos templo s y conventos h8.n desapa.recido; la Mer

ced él. esca lza en la. pl aza o.el Progreso , la. Con cep ci6n Jer6n ima en l a.

de Barrionuevo , el de Sant a Ca t a.lina. de Sene. fren . lie a Cabestrero s ,
-63-
el convento de dominicos de Santo Tomás, el monasterio de Santa Isa-

bel, el de ~~~~~~~~~' el de religiosas agustinas, el de los Trini

tarios descalzos y el de Salvador, las monjas de la Magdalena, el de

Cl~rigos Agonizantes, el Oratorio del Olivar, el de San Pedro de Pre~

biteros Natur§les de Madrta, yoel de los monjes de San Juan de Dios.

A ellos se sumarmn algunas parroquias como San Sebastián, San Millán,

San Lorenzo constituyendo en su conjunto esta arquitectura religiosa

un rasgo peculiar de la composici~n de este n~cleo de Madrid.

La arquitectura religiosa lle~ a alcanzar en el barrio y en la

vecindad uñ papel preponderante. Hasta el punto de que varios templos

y conventos son considerados como los ejemplares más nobles y signi-

ficativos del Madrid hist~rico.

Uno de los ejemplos conservados más notables es el monumento del

Colegio Imperial, cuya primera piedra fue colocada en 1622 sobre los

planos del arquitecto jesuita Pedro Sánchez, reemplazado a su muerte

por el Hermano Bautist~, que se hace cargo del edificio en 1629. Esta

obra surg!• como invocaci~n palpable de la opra romana de Giacomo de-

lla Porta, arquitecto que abrfa la arquitectura protobarroca surgida

de la Roma contrarreformis:ba de Simo V.

El edificio, destinado hoy a tiatedral e Instituto, revela ente- •

rior y exteriormente la arquitectura del protobarroco en España.
-64-
E[ Convento Real de Santa Isabel, fue construido en el año 1641

por trazas de Juan ~mez de Mora. Situado en parte de los terrenos

de la casa de Antonio P~rez, el convento alber~ jardines· y huertas

y su expansi~n a lo largo de la calle en declive, hoy todav!a nos d~

vuelve la imagen de su esencia morfol~gica en el espacio ambiental

que l e cibunda. Al igual que el vecino convento de Nuestra Señora

de Loreto, obra trazada por el mismo arquitecto real, representan hoy

una bella muestra del gusto artfstico de mediados del siglo XVII y de

ese proceso conventual y que a veces tuvo el peligro de asfixiar al

gunos puntos de la ciudad.

Los conventos de la Merde4, Trinidad, Concepci~n Francisca, san-

to Tomás y San Juan de Dios, potenciaron esa arquitectura religiosa.

Su desaparici~n es muy lamentable cuando se trata de reconstruir la

visi~n de un barrio al que prestaron una nota decisiva monumental.

(A continuaci~n Virginia Tovar nos habla de la iglesia que a no-

sotros nos interesa en nuestro estudio~ Y lo hace diciendo que tod.a.-

v!a nos queda como muestra la iglesia de los teatinos, San Cayetano,

ambicioso edificio trazad0 por Pedro de Ribera entre 1722 y 1737, en

la lfnea del gusto europeo del momento en cerrada composici~n de to-

rres y adpula y en una distribuci~n inversa de valores espaciales

cerrada por la suntuosa fachada de lunetos ovales, divisiones verti-
-65-
oales, juegos de m~nsulas y cartelas y t~nsa artioulaoi~n en la int~

graoi~n de los elementos mrtltiples sobfe la superficie. Iglesia co-

menzada en fecha anterior, Ribera la transform~ bajo compleja elabo-

raci~n y criterio m!s moderno. En franco abandono, la actual fachada

todav1a sin embargo nos presenta la vitalidad y magnificencia que ~

vo, y su bello efecto es un rasgo distintivo, proyectada en la empi-

nada calle de Embajadores.

El barrio tuvo tambi~n otros conventos de menor empeño, pero no

por ello de menor valor art1stico. Cl~rigos Agonizantes, Oratorio de

· El Salvador, Beaterio de la Orden Tercera, Santa Catalina ••• etc. De

este ~timo se conserva un trazado.

Sigae diciendo la Doctora Tov~, que la agrupaoi~n de templos en

el barrio fue grande, pero entre ellos no queremos dejar de señalar

la importancia que tuvo la Iglesia del Colegio de N& SI de la Porte-

r!a, Orden de Cl8rigos Regulares de la Madre de Dios, Escuelas Pfas

de San Fernando, situado en la C/ de Mes~n de Paredes y cuya estruc-

tura en ruinas todavfa se muestra potente para hacernos ver la gran-

deza $,rquitect~nica que tuvo. El monumental conjunto se comenz~ a

construir bajo la fisonom1a que hoy nos ofrece, el 4 de III de 1763.

Se habfa comprado el terreno a D. Diego de Guzmán, Marqu8s de Quinta-

na y Guevara, Conde de Paredes, casado con Dª Isidra de la Cerda.
-66-
En 1789 la iglesia estaba a punto de concluirse a j~zgar por el info~

me de D. Joaquin de Isla y Velasco que ofrece dar a r~dito 262.507

reales para sft cenclusi~n.

El esquema del templo se reduce a un corto cuerpo rectangular

al que se su.borMna una capilla sobre la que se levanta la grandiosa

cdpula,quizá el ~ico templo madrileño en donde s e observa la arro--

gante escala del neoclasicismo. Rodeada de altares tiene la magnifi-

cencia del Pant~n Romano. La fachada entEe dos torres, fue de gran

sobriedad y precisi~n en el engranaje y distribuci~n de sus dos oue~

pos; se manifiesta como una reacci~n contra ese pret~rito barroco y

sus componentes. En ella se revela un gran concepto geom~trico; s~

lida, masiva, de vol~enes apretados y compactos, con una organiz~

ci~n del espacio interno que hunde sus raices en el más acendrado le~

guaje clásico.

Edificios de otro signo engraadecen tambiAn el barrio pues no

s~lo hab!a que despe~ar el sentimiento religioso del pueblo. Destaca

en el v~rtice de la estructura del barrio, la Cárcel de la éorte, hoy

Ministerio de Asuntos Exteriores. Para los observadores es uno de los

edificios más destacados del siglo XVII.

En la mis ma l!nea monumental, los Hospitales más destadados de

Madrid tuvieron su asiento en puntos diferentes de~ barrio. En su m~
-~7-
yorfa han desaparecido o como en el caso del Hospital de la Latina,

ha sido sustancialmente renovado. El de San Juan de Dios en Ant~n

Martfn, el antiguo de la Pasi~n y el de Monserrat en la calle de At~

cha, fUeron obras arquitect~nicas c~lebres y dep~sito al mismo tiem-

po de obras de arte de diferente g~nero, El Hospital General consti-

tuye hoy un digno exponente del m~rito art!stico del arquitecto ita-

liano Francisco Sabatini, que Carlos III trajo a España en 1760. La

obra se realiz~ en 1776 y con ~1 colabor~ Jos~ de Bermosilla. Lo mo-

n~tono de su diseño y su severidad, van a tono con la fUnci~n del

edificio.

La Fábrica de Tabacos, primero con destino a fábrica de agua~

dientes y licores, se alza todav!a a la terminaci~n de la calle de

Embajadores.Es otro ejemplo notable del arte de fines del siglo XVIII,

vasto edificio, con inmensos talleres que en el siglo XIX concentra-

ban a 5.000 operarios con una producoi~n de 2.000.000 de libras de

cigarros. El per!metro del eBdificio y su fachada. principal preferen-

temente expresan la simplicidad y la amplia escala de los ~timoa años

del siglo XVII[, dispuesto en grandes bloques, integrando la propia

funci~n con abstractas formas geom~tricas. Adecuado a las concepcio-

nes utilitarias dél momento, el edificio se reviste de severidad ca-

si herreriana.
-68-
Se suma a ellos el Colegio de Ciruj!a de San Carlos, que susti-

~~ al Hospital de la Pasi~n en 1789 quedando m~s tarde adscrito a

la Uni~ersidad central como Facultad de ·:J fedicina, tras sufrir las n~

cesarias transformaciones. Arquitectura en general utilitaria pero no

por ello ~ta de monumentalismo, se interoal~ con los numerosos COA

ventos, palacios, y otros edificios, cuyas fachadas ofrec!an una cara

más festiva, más ornamentada.

As! el sentido art!stico del barrio se complet~ sin duda con la

serie de fuentes pdblioas y puertas monumentales que le circundaron.

La Fuente de la Fama en la Plaza de Ant~n Martfn, impecable aport~

ci~n en este g~ero de Pedro de Ribera; la FUente de la Provincia,

considerada tambi~n como ejemplar validBo en la produoci~n de 06mez

de Mora, situada en la Plaza de Santa Cruz, junto al palacio de la

C~cel de Corte, las Puertas de Toledo, de Vallecas y de Embajadores ••

El barrio encierra muchos monumentos dignes que nos ayudan a eA

tender y a valorar su pasado, a apreciar su colorismo su colorismo

ac:bual fruto tal vez dé tantos matices diferentes y ricos• (15)

-----------------------------
-~

- --------- - ------
CAPITULO VII t LA CALLE DE EMBAJADORES.-

Poco a poco nos hemos ido aproximando al enclave de la Iglesia

de San Cayetano. Primero vimos un aspecto global del Madrid del si-

glo XVIII, ya que en este siglo se construye la mayor parte del edi

ficio. Despu~s indagamos un poco más, y Bos limitamos al barrio que

circunda la iglesia. Y por ~ltimo veremos el origen hist~rico y eti-

mologico de las e-lles de Madrid, centrándonos en las tres calles si

tuadas en torno a la iglesia: Embajadores, Oso y Abades.

Son muchos y muy imenos los autorea que han estudiado tas calles

de Madrid. Pero para nuestro estudio nos basaremos en dos: un autor

del siglo XIX, Antonio Capmany; y otro del siglo XX, Pedro de R~pide.

Sobre la calle de Abades Antonio Ca:pmany nos dirát "Virlan en

la casa de su propiedad dos regidores de esta Villa, virtuosos y aca~

dalados: llamábanse D.Rodrigo y D. Garcfa Abad; eran hermanos y el

vulgo los conocfa por los Abades. ~a casa en que habitaban era bell!

:sima y deleitable por la amenidad de sus jardines, y los terrenos que

posefan muy dilatados.

Como ambos caballeros er.an tan piadosos y socorrfan Gon prof~

s:i!~n á las pobres gentes que virlan ~n aquellos arrabales, al saber

que el hidalgo D. Diego de Vera trataba de construir un Oratorio pa.-

ra comodidad de aquel vecindario, se holgaron mucho con la noticia
~70-

de aquel proyecto, y aun le ayudaron con donativos, y no menos al P.

Pl,~cido Mirto, que fu~ el que estsblecit1 en Madrid los cl~rigos tea-

tinos, ejerciendo con ellos una y muchas veces el acto caritativo y

misericordioso de llevarles comida, y en particular el dfa 7 de agos

to de 1644, en que habiendo tocado la dampana ~ refectorio se senta-

ron, y sin haber viandas que poner en la mesa, los cl8rigos esperaron

mas de una hora, y nadie ven!a; entonces el Prep~sito mand~ alzar los

manteles y toe~ ·4 dar gracias del mismo modo que si hubiesen comido.

Un criado dé las regidores advirti~ que toda la mañana estaba parado

en la púerta un jumentillo con su ser~n ·~ aguaderas, y al abrir la

puerta á sus señores, que ven!an de cap!tulo, estos le preguntaron

que de quien era aquel pollino, y el fámulo contest~ que no lo sªb!a,

solo s!~:~que hac!a algunas horas que alJ..! se encontraba; los dos reg!

dores le mandaron ª1 criado que se alejase de all·! , pero el jumento

torn~ á la puerta de los nobles una, dos y tres y mas veces. Muchos

pordioseros estaban agrupados 4 la puerta de los Teatinos esperando

la comida de limosna; empero nada pod!an dar, porque tampoco ellos

ten!an para s!: los pobres murmuraban impacientes y con hambre; mas

habiendo se,lido un Teatino á la puerta, le·s dijo que perdonaran por

Dios en aquel d!a, pues que absolutamente (nada) ten!an que dar, de~

pachándo as! á los pordioseros.
-71-
Bien pronto se cftndi~ por el arrabal la noticia de la estrema

escasez de los ~eatinos, y al saberla los regidores me~daron al cri~

do que todo lo (iue hallaren en su cocina se llevase á la comuñmdad, y

cuanto hallaren tambien en la despensa; el criado no pod!a portarlo

solo, y como todav!a el jumento estaba en la puerta, le car~ con la

vianda, y al punto corri~ el asnillo sin detenerse hasta llegar á la
1

casa de los teatinos, idonde se par~; anticipándose un pobre á tirar

de la campanilla, sali~ otro f~lo de aquella religiosa casa, y to-

mando las viandas que el jumento tra!a las puso en el refectorio, y

toelS á comunidad; bajaron, comieron porque eri[IP pocos los teatinos,y::·

dieron lo demás de limosna. El criado de los Abades perdi~ de vista

al jumento; subi~ ·á dar cuenta á sus amos de lo ocurrido, y mientras

tanto oourri~ el transporte providencial de la comida: todo es digno

de admiraci~n, sin dejar de serlo el acto generoso de los dos caball~

ros.

Al morir dejaron en su tetamento el reparto de sus bienes entre

los Teatinos y los pobres, los establecieron ben~ficos y demás obras

p!as; y por su grata memoria, al construirse las casas que forman e~

ta calle la denominaron de los Abades. (Fundaci~n de la oas~ de los

Ol.~rigos Teatinos, anales manuscritos del doctor Vazquez)~ (16).
-72-
Visto ya lo que dice Capma.ny sobre la calle de los Abades, pa-

semos ahor~ a ver lo que opina Pedro de R~pide sobre la misma calle:

" Esta calle, que va desde la de Embajadores a la de Mes~n de Paredes,

toma su nombre de los opulentos hermanos llamados don Rodrigo y don

Garcfa Abad, que en ella vivfan en una casa rodeada de amenos y dilí2:..

tados jardines.

Los Abades, como eran generalmente llamdos, fueron regidores de

la Villa y distribufan sus rentas en ebr as caritativas y piadosas.

Ellos fueron los primeros y principales valedores del Convento

de Teatinos que en la calle del Oso, y añadiclo a::-,l a capilla de la Vi,!.

gen del Favor, erigida por D. Diego de Vera el año 1612 en la calle

del Oso, fund~ en 1644 el cl~rigo regular de San Cayetano, D. Pl4ci-

do Mirte debi~ de obrar con falta de previsi~n y sebra de precipita-

ci~n al fund.a:f aquella casa religiosa, toda vez que es fama que reu-

nida la comunidad que por fortuna, era breve, el 7 de agosto, fies~a

precis~ente del Santo de la Orden, tocaron la campana para llamar

al refectorio, en el que tomaron asiento los religiosos ante la mesa

vacia, y despu~s de esperar en vano a que los fieles de la vecindad,

que conocfan la pobreza de los teatinos, les deparasen la limosna de

algunas vituallas, levantaron los manteles y rezaron la Acci~n de gr~

cias como si en verdad hubiesen comido.
-7~
Grave error fue el de~creverendo Mirto al poner la mesa sin s~

ber lo que habrfa de poner en ella, y disponer el comedor y los co-

mensales sin tener seguridai de c~mo y en qu~ habfan de emplearse,

aunque en gracia a lo bello y po~tico de su nombre deben dispensárs~

les estos olvidos de las cosas harto groseras.

Pero aconteci~ que a la puerta de los hermanos Abades apareci~

un jumento, que no se sabfa de d~nde ven!a, y al que no habfa manera

de apartar de all!. En esto, los regidores, noticiosos de la extrema

pobreza en que se hallaban los teatines, ordenaron que se les ll~a­

se cuanto habfa en la despensa de su casa, y como los criados no pu-

dieran transportarlo, ocurri~seles utilizar para ello al misterioso

borriquillo, que asf como se vi~ cargado comenz~ a correr, y sin que

nadie le guiara se dirigfa a la oasa de les seglares de San Cayetano

y se detenia delante de su puertª.

Al morir los hermanos Abades, dejaron sus bienes repartidos en-

tre los teatinos y les pobres, casas ben~fioas y otras obras pfas,

quedando en su memoria el nombre a esta calle, que, enclavada en el

cora~n de los barrios bajos, no es, sin embargo, de las más bulli-

ciosas de elles, y en la que existe un Cfrculo Republicano por ~

tribuna han desfilado los m~s elocuentes oradores del partido~ (17)

------------- ----------·
-74-
Si pasamos ahora a ver el origen de la Calle del Oso, Capmany

nos dil'~: "Esta calle va desde la del Mes~n de Paredes ~ la de Emb.!;!

jadores: su origen, segdn se halla en la fundaci~n de la casa de los

olArigos regulares teatinos, tratando de la Iglesia de San Cayetano,

no es otro que el escudo de armas q~e hab!a en la casa de D. Diego

de Vera, hidalgo de Madrid,sobre cuyo escudo que estaba en la jamba

de la puerta, habfa un osa apoyado, de piedra, hecho de bajo relieve,

y por eso la denominaci~n as!.

Este caballero d!cese fUA el que viendo que en aquel barrio no

hab!a templo alguno, erigi~ un oratorio p~blico en Su mencionada ca-

sa, detio4ndolo ~ San Marcos Evangelista, en que tambiAn caloc~ una

imagen de la Virgen que intitul6 del Favor, por el que alcanz~ de la

misma señora". (18)

Sobre esta misma calle Pedro de R6pide dice: "De la calle del

Mes~n de Paredes a la de Embajadores, B. deeUabestreros, D. de la I~

olusa, P. de San Mill~.

Es una estrecha v!a, en la que hay alguna s~rdida m~si6n, cAl,!

bre en los anales del hampa madrileña.

En una humilde vivienda de esta calle muri~ hace una veint ~na

de años el famoso actor Jos6 Mata, uno de los mejores de la escena

española en el ~ltimo cuarto del siglo XX.
-75-
Tambi~n se halla aqu! la casa rectoral de San Cayetano, fundado

por D. Diego de Vera. En la casa donde viv!a este hidalgo, hab!a so-

bre la puerta un escudo, cuyo blas6n era un oso, como en las armas

del Concejo de la Villa, y a esa figura her4ldica se debe la denomi-

naci~n de la calle.

D. Diego de Vera fue anteriormente fundador de un Oratorio dedi-

cado a San Marcos Evangelista, en el que puso una imagen de Nuestra

Señora del Favor. Nombre que se atribuye al episodio de la milagrosa

salvaci~n de unos niños que penetraron en la jaula donde cierto am-

bulante extranjero guardaba y exhj)bfa un oso, que por intervenci6n

sobrenatural no hizo daño alguno a sus inocentes visitantes". (19)

------ --------·-----· __________
,

Y Finalmente pasamos a estudiar la C/ de Embajadores, en la que

se encuentra la Fachada y entrada principal de la Iglesia de San C~

yetano. Sobre esta calle dice Capmanyt " Reinando D. Juan II, escri-

be el cronista Ayala que vinieron 4 España embajadores de Cárlos, rey

de Francia; que estos diplomaticos eran Luis Molin, arzobispo de To-

losa, y el caballero Juan de Monais, senescal de Tolosa. El rey D.

Juan, que residia ~tonces en Madrid, mand6 que los saliesen á reci-

bir 4 distancia de una legua de la Corte, y fueron elegidos para esDa
-76-
ceremonia el condestable D. Alvaro de Luna y muchos ricoshombres, t~

dos con galas y lacayos con libreas.

Llegaron de noche á Madrid, dtrtgi~ndose al real alcázar, donde

se hallaba el mo~arca castellano, en una gran sala, acompañado de la

gente noble, como dice el cronista ya citado, donde hab!a c0lgados 6

antorcheros de plata, cada uno con 4 antorchas; salieron tambi~n á

recibir la comitiva y á mes embajadores veinte donceles vestidos de

verde y oro con sombreros y plumajes blancos.

El rey estaba en su alto estrado, en su silla guarnecida debajo

de dosel rico de brocado carmesf; la casa toda estaba entoldada de

costosa tapicerta, y el soberano tenfa á los pies un hermoso leon,

vivo, muy manso, con un collar de brocado.

Esto llam~ la atenci~n de los embajadores mas que todo el magn!-

fio6 y sorprendente aparato que hab!an visto en el alcázar, porque

para ellos fu8 una cosa nueva el leon á los pies del monarca, y se

maravillaron estraordinariamente considerando ser est~ la mayor graE

deza del rey de Castilla.

D. Juan II se levant~ de su asiento dirigi~ndose á los embajad~

res para saludarles, pero el arzobispo, temeroso del leon, ao se atr~

via :' acercarse, queriendo, por otra parte, ocultar su miedo, de sue!

te que vacilaba al pi~ del trono, avergonzado con la presencia de t~
-77-
tos magnates como allf hab!a. Viendo esto el rey, le dijo que se aee~

cara y no temiera al leen, pues era un anim¡& muy manso; comprometi-

do el prelado, subi~ las gradas del trono casi temblando, y en un

reahal~n que di~ hubiera caido si el monarca no le sostuviera: le e~

trech~ entre sus brazos con mucho afec~o, y lo mismo al senesc~l, r~

tirando la mano para que no se la besasen.

En seguida le mand~ sentar en los escabeles que habfa preparados:

habl~ con estos dos enviados, despidD~nd0les despu~s con toda corte-

si a.

En la segunda recepci~n que tuvo con ellos se hallaron presente

sl -~encionado D. Alvaro de Luna, D. Enriqu~ de Villena, deudo del rey,

los Condes de Benavente y de Castañeda, el iadelantado D. Pedro Manri

que y el arzobispo de Toledo D. JU2~ de Ce~esuela, pariente de D. Al

varo de Luna y el 0bispo de Osma, y todos ~ e obsequiaron mucho.

Permanecieron en la Corte por algdn t~ empo; pero habi~ndose d~

sarrollado una grande epidemia en Madrid, ~os embajadores trataron
1

de partir para sus tierras; mas el rey se ljab!a retirado muy deprisa

4 Illescas, por lo que el embajador del reY¡ de Tunez juz~ que el si
1

tio más á prop~sito para residir era el i~ediato al degolladero de

las reses, y allf se retir~ á la Quinta qu, llaman de San Pedro; Yf;'a

su imitaci~n, Sim~n de Puy, embajador del ~ey de Ara~n áe retir~ á
-78-
otra casa de campo 4ue llaman de Santiago el Verde, y en otra inmedi_!
w
ta el embajador del rey de Bavarra. Viendo esto los diplom~ticos fran
...

ceses pasaron ~ r~idir con los demas embajadores hasta que pudieron

partir a su pafs.

Como aquellos sitios los ocupa el Cuerpo Dipl6mático, se inco~

nic& al resto de la poblaci6n, denominándose el campo estranjero o

la Residencia de los Embajadores y de aqu! en adelante le qued6 el

nombre á la calle". (20)

En cuanto a Pedro de R~pide sobre esta calle dir~: " Calle de

Embajadores- De la plaza de Nicolás Salmer~n al paseo Blanco, bs del

Duque de Alba, Rastro, Cabestreros, Miguel Servet, San.ta MI de la C,!

beza, Huerta del Bayo, Gas6metro y Peñuelas, ps del Buen Consejo, s.
Millán y Coraz6n de Mar!a.

Esta calle tan típica de los barrios de la majeza madrileña te.,t

minaba antes en el portillo de su nombre, llamándose Paseo de Embaj.!

dores la v!a que a su continuaci6n se prolongaba en direcci6n al pa-

raje denominado la China. Pero todo ha venido a quedar comprendido

en aquella designaci6n: la angosta calle primitiva, el paseo, ya ' 's

anchuroso, que llegaba hasta la glorieta de Santa Mar!a de la Cabeza,

y el trozo restante con descampados por un lado y poblado por otro
-79-
de merenderos, lugar llamado "la Manigua".

La parte hist~rica y tradicional de la calle se llama de tal m~

do por haber trazado en lo que se llam~ el campo de Embajadores. Era

en los d!as del rey D. Juan II, que hab!a recibido una Embajada del

rey de Tdnez, otra del rey de Navarra, otra del de Ar~n, represen-

tada por Sim~n dé. Puy, y una, en fin, del monarca de Francia, en la

que ventan nuis Molins y Juan de Monais, arztbiepe y senescal de To-

losa, respectivamente.

Acaeoi~ por entonces una gran peste que diezmaba la Villa, y el

rey se retir~ a Illescas. Entonces los embajadores determinaron salir

fuera del recinto de Madrid~y.~ndose el de Tdnez a la quinta de San

Pedr0J el de Ar~n, a la casa de campo llamada de Santiago el Verde,

que fue luego la huerta del Bayo, y en el pasado siglo ~1 camino de

la Reina, hasta llegar a nuestro tiempo en la forma de los descftida-

dos jardines de la Veterinariaf el de Navarra, a otra finca inmedia-

t~ y los restantes ~anceses pasaron a residir con estos otros mi~

tras llegaba la ocasi~n de parti~ hacia su pa!s. Incomunio~se aque-

lla especie de colina diplomAtica oon la poblaoi~n apestada, y de

ahf qued~ el nombre de campo de Embajadores, que hab!a de llevar la

calle abierta en ~1.

La Igie~~~~San e:~~' que se encuentra esquina a la calle
-So-
del Oso, y da motivo a la verbena que en este barrio se celebra, del

6 al 7 de agosto, sirve actualmente de parroquia de San Mill,~, que

fue fundada en 1806, y pas~ a este templo al ser demolido el suyo

propio en la plazuela de su nombre. La iglesia de San Gayetano fue

construida en el siglo XVIII, bajo direcci6n de Jos~ de Churriguera,

y continuada por D. Pedro de Ribera, lo cual la hace quedar por uno

de los monumentos m~s caracter.!sticos de este estilo tan madrileño,

y que, desdeñado por los neoclasicistas de fi:nes de aquella centuria

y por los rutinarios del siglo XIX, es ahora considerado en toda la

importancia que tiene.

La deooraci~n de la fachada consiste en ocho pilastras de gran!

to asentadas sobre pedestal de igual materia, y rematadas por capit~

les de caprichosa oomposici6n. En los intercolumnios del centro hay

tres ancesos con arcos de medio punto coronados por hornacinas, en

las que se hallan las im~genes de la Virgen, San Cayetano y san ~

~As Avelino, la~adas en piedra caliza por Pedro Alonso de los Rfos.

Termina la lB'.aehada por un cornisamento sobre el que se destacan dos

torre~ de corta elevae~n. Por un atrio se pasa a la iglesia, que es

de planta de cruz griega con extenso crucero, dominado por una herm~

sa cdpula. Cuatro capillas cerradas con sus c~pulas tambiAn hay en

los extremos, de manera que esta iglesia es, por el trazado de su
-81-
planta, la que m~s se parece a la de EQ Escorial entre todas las de

Madrid.

Los frescos de la~pechinas son de D. Luis Velázquez, y repr~

sentan a los bienaventurados Cayetano, And.r~s Avelino, Juan !llarinoni

y Jos~ M• Tomasi. En imaginerfa existe, digna de menoi~n una Divina

Paóora dé. D. Luis 5al va<lor Carmona. Y en este templo se guardan los

pasos de semana Santa, que antes eran conservados en el oratorio de

Nuestra señora de Gracia, m~s alguno modernamente construido.

Esta iglesia perteneci~ a los teatinos, de cuya fundaci~n ya se

habl~ al tratar de la calle de los Abades, y posteriormente a los ~

litoa, hasta ostentar actualmente el carácter de parroquia.

Pasada la fuente de Cabestreros existe, en la calle de Embaja-

dores, un amplio edificio, el del Colegio de la Paz, en cuya fachada,

por comunicarse esta casa con la ae la Inclusa, estaba abierto el to~

no para depositar a los niños exp~s,to&e La tremenda escena del ab~

dono de las criaturas ••• ha provocado muchos alborotos de protesta

entre el vecindario de esta calle, determinando por ello su clausura.

El Colegio de N& S~ 4e la Paz fue fundado por D. Ana Fernández

de O~rdova y Figueroa, duquesa de Feria, por testamento y cmdicilo

otorgados en 19 de septiembre de 1679, para las niñas procedentes de

la Inclusa, suplicando al rey que acogiese bajo su proteoci~n .r ~ste,
-82-
nombrando para ello un ministro de su o~ara y Consejo, distinto del

que lo fuera en los hospitales, y enoargtS a su marido D. Ped:ro Anto-

nio de Ara~n, que luego que ella muriese comprase una casa para es-

tablecer en ella dicho colegio, separado de la Inclusa. Como entonces

este establecimiento se hallaba en la Puerta del Sbl, adquiri~se pa-

~a Colegio de la Paz una casa y un solar en la calle de Embajadores,

resultando que, al cabo del tiempo, han venido a tener contiguas sus

residencias ambas instituciones. El Colegio de la Paz dependi~ algdn

tiempo del de los Desamparados, hasta que, por disposioi~n de Carlos

IV, se encar~ de: su administraci~n y gobierno la misma Junta de S&-

ñoras que reg1a la Inclusa, y tomando especialmente a su cargo este

asunto la condesa de Trullás, por una real orden que asf se lo enco-

mendaba, adquiri~ en la calle del Prado una casa para las niñas de

la Paz; y cuando la Inclusa vino a permanecer instalada en la calle

del Mes~n de Paredes, determin~se reunir los dos establecimientos,

volviendo el Colegio de la Paz a la casa que primitivamente tuvo.

Entre la calle de las Provisiones y la glorieta de Embajadores,

se ~iende, en la calle de este nombre, la fachada principal de la

Fábrica de Tabacos, cuyas operarias con'Stituyen un elemento tan don_!

noso y pintoresco de la vida popular madrileña. La elaboraci~n de ci

garros y rap~ en Madrid, empez~ en 1 de abril de 1809, contando en
~~

aquella ~poca con 800 obreras. Quedando instalados los talleres en

el mismo edificio que contin~an, y. fue construido el año 1790, para

la fabricaoi~n de aguardientes y licores, que en esta ~poca se hall~

ban estancados por la real Hacienda.

La enorme casa de la F~brioa de ~bacos es una constrftcci~n he~

mosa, de sencillo estilo, varia~veces reedificada parcialmente de~

pu~s de los diferentes y harto frecuentes incendios q~e ha sufrido,

con gran asombro de los fumadores, que han llegado a observar c~mo

las ijojas nicotinadas no son materia combustible m~s que antes de ser

ofrecidas al p~lioo en forma de cigarrillos y de cigarros, m~s o m~

nos puros·.

Frontero a este edificio est~ el de la Escuela de Veterinaria.

Se al~ sobre parte de lo que fue, Casino de la Reina, cuya ala de

construcciones, que daba a la C/ de EmbaJadores, sirvi~ de local al

Museo Arqueol~gico, oreado por real orden de 20 de Marzo de 1867, e

inaugurado por el rey Amadeo I el 5 de Julio de 1871, siendo primer
. -
director D. Ventura Ruiz de Aguilera. Da Escuela de Veterinaria fue

fundada en Madrid el año 179 3, en la huerta de la Solana, que pert~

necia a los religiosos de San Felipe Neri, y se hallaba al final del

Prado de Recoletos, donde hoy se alza el edificio de la Biblioteca

Nacional. Fue su implantador el mariscal de las Caballerizas reales,
-84-
D. Bernardo Rod.riguez, que habfa sido comisario para estudiar en Fra_u

oia los adelantos de aquella especialidad, cuyos profesores se habfan

llamado albeftares, hasta que fueron veterinarios, desde que Bourge-

lat ore~, el añ0 1762, la primera Escuela en Lyon, y actualmente adoE

tan la denominaci6n elegante de Licenciados en !edicina Zool~gica.

En 1815 se encar~ de esa enseñanza D. Carlos Risueño, quien le

d.i«S un car.,cter verdaderamente cientffico. Pero lle~ el año de 1823,

con la persecuci~n general de cated.r,ticos y hombres de estudio, y

fueron perseguidos y expulsados los de este centro docente; cosa e~

traña, ya que parece que por natural instinto debieran los vencedores

en aquellos dfas cuidar de la mayor sabidurfa y buena pr,ctica de los

alb~itares. Asf lo comprendieron pasado algdn tiempo, pues que el d~

que de Ala~n tuvo que llamar nuevamente a Ri~eño y sus discfpulos

para que restaurasen la Escuela. En 1834 fue incorporado a ~sta el

Tribunal del proto-albeitarato, que estaba formado por mariscales de

Caballerizas. En 1847 s e oonstituy~ la Escuela en Superior y diez <t

años despu~s qued6 dispuest0 el orde~ de las asignaturas, que habfan

de estudiarse.

Al ser derruida la antigua casa de la huerta de la Solana, pas~

la Escuela de Veterinaria a la Carrera de San Francisco y , finalme~

te, a este su edificio propio, donde tiene, además de sus aulas, la
~~ ·

biblioteca, que es excelente, con más de 4000 vel~enes, y una clf-

nica gratuita para.la asistencia de los irracionales dolientes, a la

que no van todos, y~ que mucgos, validos de un aspecto confusamente

humano, suelen reclamar los servicios de la medicina antropol~giua~

(21).

----------------- w--·-----•
Para finalizar este cap!tulo ofrecemos un poema que dedio~ Emi

lio Carrera a la Calle de Embajadores, y que lo recoge Federico Bra
vo Morata en su libro "los nombres de las calles de Madrid"t

----------
" Calle de Embajadores.

Menestrala animaci~n;

clara luz primaveral,

y horrenda de almazarr.~n

la barraca de Pav,~n

-Melodramas de Rambal-

!truculenta evooaci~n!

Chuler!a

a la cl,á sica manera,

pintoresca algarab!a,

vocinglera
-8~

del hertera

y los castizos traperos

sobre el hombro la soguilla

y ~os mugrientos sombreros,

de copa en la coronilla.

Cadenetas de colores

cuelgan de los corredores

de algdn patio vecinal

- comadres que chismorrean,

menestrales que vocean

con donaire de Sainete,

y en la puerta el tenderete

del remen~n de portal-.

Rinc~n castizo y ufano

que conserva su sabor:

...barrio.. de San Cayetano.

y de Vicente Pastor.

Esta calle madrileña,

llena de sol y cantares,

parece que se despeña,

riendo, ha.c!a el Manzanares". (22)
-87-

- , N O T A s.-

1) "Madrid. Inieiaci~n a su conocimiento".

Excmo. Ayuntamiento de Madrid. 1979. Pag 3.

2) "Madrid a la vista. Gu!a y plano"

Madrid.

3)"Eseudo de armas de la muy Noble, muy Leal, nw Heroica, Imp_!
rial y Coronada Villa de Madrid~

Ayuntamiento de Madrid. 1967. (7 páginas)

4) Espadas Burgos, Manuel.

''Niveles materiales de vida en el Madrid del siglo XVIII".

Madrid. Artes Gráficas Municipales. 1979. (32 páginas~.

5) Martorell Tellez-Gi~n, Ricardo.

"Estudio de la poblaoién en el Si. XVII"•

Madrid. Estanislao Maestre, editor. MCMXXX. Pags 47-52.

6) Jim~nez de Gregario, Fernando.

·~a poblaoi~n de la Villa de Madrid en el Censo de Aranda.

(1768-1769)".

A.I.E.M. Tomo III. Madrid. C.S.I.O. 1968. Pags 178-179.

7) Palacio Atar.d, Vicente.

"Alimentaci~n y abastecimiento de Madrid en la segunda mitad

del siglo XVIII"•
-88-
Madrid. Artes ~Aficas Municipales. 1966. (34 páginas).

8) Sans Sanjos~, M~ Gloria y jos~ Patricio Merino Navarro.

"Saneamiento y limpiesa en Madrid en el s. XVIII".

A.I.E.M. Tomo XII. Madrid. O.s.I.C. 1976. Pags 119-132.

9) Larqui8,c.

"La alfabetizaci.,n da los madrileños en 1650"

Universidad de Amiens.

A.I.E.M. Tomo XVII. Madrid. C.s.I.C. 1980. Pags 227-250.

10) Aparisi Mocholi, A.

"La enseñanza en el Madrid del s. XVIII"•

Madrid. Artes ~Aficas Municipales. 1978. Pags 6-34.

11) Aguilar Piñal, Francisco.

"Problemas del transporte madrileño en el s. XVIII".

A.I.EcM• Tomo IX. Madrid. c.s.I.C. 1973. Pags 341-355•

12) Gonz4lez Palencia, A.

"El alumbrado Pdblico de Madrid en el siglo XVIII".

Madrid. Filosof!a y Letras. MCMXVIII. Paga 6-22.

13) Mendoza Loyola, Antonio.

''Proyecto de Organizaci~n de una Compañ!a de Bomberos al Sbco-

rro de Incendios de Madrid". 1863.

Madrid. ImpDenta de D. Tom4s Nfñez Amor. Calle de Valverde, 14
-89-
14) Palacio Atard, Vicente.

"Las Cortes de Madrid en el siglo XVIII ...

Madrid. Artes ~~ficas Municipales. 1979. Pags 5-21.

15) Tovar Martfn, Virginia.

"Valores Hist"ricos del Barrio".

Establecimientos tradicionales madrileños. Cuaderno III. Del

Centro a las Rondas.

Cámara de Comercio e Industria de Madrid. 1982. Paga 31-44.

16) Capmany y Montpa1au, Antonio.

"Origen Hist~rico y Etimal~gico de las calles de Madridn.

Madrid. Imprenta de Manuel B. Quir~s. 1863. Paga 7-9·

17) R~pide, Pedro de.

"Las calles de Madrid". eompi1aci,~n, revisi~n, pr~logo y notas·

de Federico Romero.

Madrid. Afrodisio Agu.ado. 1981. (13 edic:L~n en 1971). Pags

2 y 3.

18) Capmany y Montpa1au, A. Op,cit. Pag 316}

19) R~pide, Pedro de. Op, cit. Pags 475 y 476.

20) Capmany y Montpa1au, A. Op, cit. Paga 195-197•

21) ' Rdpide, Pedro de. Op, cit. Paga 230-232.
-90-
22) Bravo Morata, Federico.

"Los nombres de las calles de Madrid"•

Coleco~~n de Bolsillo Fenicia.

Madrid. 1971. Pag 183.

(Poema de Emilio Carrere dedicado a la Calle de Embajadores).
-91-

------------
B' I Rl L I O G F I A.-
Ri k

Aguilar Piñal, Francisco.

" Los Alcaldes de barrio".

Madrid. Artes Gráficas ?funicipales. 1978.

"Gu!a Ou.aresmal para la Villa y Corte en 1769"•

A.I.E.M. Tomo X. Madrid. c.s.I.rr~ 1974.

"Problemas del transporte madrileño en el s. XVIII".

A.I.E.M. Tomo IX. Madrid. c.s.I:c~ 1973.

Alonso de Arce, Jos~.

"Dificultades vencidas y curso natural en que se dan reglas es

peoulativas y pr~cticas para la limpieza de las calles de esta Corte".

Madrid. Mart!nez Abad. 1735.

Aparisi Mocholi, A.

"La enseñanza en el Madrid del siglo XVIII".

Madrid. Artes Gr~ficas Municipales. 1978.

Bonet Correa, Antonio·.

"Iglesias ma,drileñas del siglo XVII".

Col. Artes y Artistas. · Madrid. C.s.I.C. 1961.
-92-
Bravo Morata, Federico.

"Los nombres de las calles de Madrid".

Madrid. 1970. Colecci~n de bó~sillo Fenicia.

Cabezas, J.A.

"Diccionario de Madrid"

Madrid. Compi. 196~.

"Madrid".

Madrid. 1954•

Oapmany y Montpalau, Antonio.

"Origen Hist~ricc y Etimol~gico de las calles de Madrid".

Madrid. Imprenta de Manuel B. de Quiros. 1863.

Cepeda A~, Jos~.

"El Madrid de Felipe V"

Madrid. Artes Gr~ficas Municipales. 1979.

Cervera Vera, Luis.

"Francisco Sabatini y sus norma:s para el saneamiento de Madrid".

A.I.E.M. Tomo XI. Madrid. C.S.I.C. 1'75.
-93-
Dominguez Ortiz, Antonio.

"Sociedad y Estado en el siglo XVIII español".

Barcelona. Ariel. 1976.

''Una visi<Sn cDftica del siglo XVIII".

A.I.E.M. Tomo VI. Madrid. c.s.I.c. 1970.

"Escudo de Armas de la muy Noble, muy Leal, muy Heroica, Impe-

rial y Coronada Villa de Madrid".

Ayuntamiento de Madrid. 1967.

Espadas Burgos, Manuel.

"Niveles materiales de vida en el Madrid del siglo XVIII".

Madrid. Artes Grdficas Municipales. 1979.

Gigas, Emile.

''Un Voyageur allemand-danois"

Revu.e Hispanique. LXIX. 1927.

"Lettres d'un diplomate danois en Espagn.e. (1798-1800)".

Revue Hispanique. IX. 1901.

Gonzdlez Palencia, A.
-94-
"El alumbrado p;dblico de Madrid en el siglo XVIII".

Madrid. Filosof!a y Letras. MCMXVIII.

Jiménez de G.regorio, Fernando.

"La poblaci~n de la Villa de Madrid en el Censo de Aranda.

(1768-1769 )".

A.I.E.M. Tomo III. Madrid. c.s.I.c. 1968.

Larquié, c.

"La Alfabetizaci~n de los me,drileños en 1650".

Universidad de Amiens.

Madrid. A.I.E.M. Tomo XVII. c.s.I.C. 1980.

"Madrid. Iniciaci~n a su conocimiento".

Ex:cmo. Ayuntamiento de Madrid. 1979.

"Madrid a la vista. Gu.!a y Plano".

Madrid.

Maravall, José Antonio.

"La ou1 tura del Barroco. An~lisis de una estructura hist~rioa".
-95-
:a~ edici~n Esplugu.es de Llogregat. Barcelona. Ariel. 1979•

Mart!ne~ Kleiser, L.

"El siglo de los Chisperos 11 •

:f.iadrid. Voluntad. 19~5.

Martorell Tellez-Gir~n, Ricardo.

"Estudio de la poblaci~n de Madrid en el siglo XVII".

Madrid. Estanislao blaestre, editor. MCMXXX.

Matilla Tasc~n, Antonio.

"Autor y fecha del plano m~s antiguo de Madrid. La inc~gnita

resuelta".

A.I.E.M. Tomo XVII. Madrid. c.s.I.C. 1980.

Mendoza de Loyola, Antonio.

"Proyecto de Organizaoi~n de una Uompañ!a de Bomberos al soco-

rro de Incendios de Madrid".

Madrid. Imprenta de D. Tom~s N~ez Amor. (C/ Valverde Nº 14)

1863.
-96-
Merino Navarro, J.P. (V. Sanz, Gloria).

Miner Otamendi.

"Madrid y sus calles".

Madrid. 1961.

Molina Campuzano.

"Planos de Madrid de los siglos XVII y XVIII".

Madrid. 1960.

Palacio Atard, Vicente.

"Alimentacir~n y abasteoimiento de Madrid en la segunda mitad

del siglo XVIII".

Madrid. Artes Gr~ficas MUnicipales. 1966.
"Algo m~s sobre el a:bastecimiento de Madrid enr4t1: :;siglo XVIII".

A.I.E.M. Tomo VI. Madrid. c.s.I.c. 1970.
"Las Cortes de Madrid en el siglo XVIII"

Madrid. Artes Gr~ficas Municipales. 1979.

R~pide, Pedro de.

"Las calles de Madrid".
-97-
Madrid. Afrodisio Aguado. 1981. (t a edici~n en 1971).

"Costumbres y devooiones madrileñas".

Madrid. 1914.

Rodriguez Casado, Vicente.

"La polÍtica y los politicos en tiempos de Carlos III"

Madrid. R~alp. 1962.

Sainz de Robles, Federico Carlos.

"Algunos monumentos desaparecidos de la ma.noler!a".

Establecimientos tradicionales madrileños. Cuad~rno III. Del

Centro a las Rondas. C~ara de Comercio e Industria de Madrid. 1982.

S~chez Alonso, B.

"La villa de Madrid ante el traslado a la Corte". (1600-1601).

R.B.A.M. Año I. Julio de 1924. N2 III.

Sanz Sanjos!, M! Gloria y Jos! Patricio Merino Navarro.

"Saneamiento y limpieza en Madrid en el siglo XVIII".

A.I.E.M. Tomo XII. Madri~ C.s.I.C¡ 1976.
-98-
Tovar M~tfn, Virginia.

''Valores Hist~rico-art!sticos del Barrio"•

Establecimientos Tradicionales madrileños. Cuaderno III. Del

Centro a las Rondas. Cámara de Comercio e Industria de Madrid.

1982.

Ubilla, Antonio de.

"Diario dé. los viajes del Rey Felipe V".

Madrid. 1704.

-..--• -------w ·----·----
~
f""""'( ~
~

~
....... =
tt:t
o ~
tn ~ ~
~
~ >
~
~ ~
~ t-3
tt:t o
=
=
l!j
f""""'(
1-1
~
=
~
~
1-1
f""""'(
~
~ o
• ~
~
-99-
CAPITULO I: SAN CAYETANO DE TIENE.
--- .
San Cayetano de Tiene fue el fundador de los Clérigos Regula-

res, más oomunmente conocidos como Teatinos. Por lo tanto, antes

de iniciar el estudio sobre dichos ol~rigos, decidimos buscar al-

gu.nas hagiograf:1as que nos hablaran de El, ya que su vida podr:1a

mostrarse sumamente interesan~e para nuestro estudio. En esta bds-

queda tuvimos la fortuna de hallar un libro de D. Manuel Calasci-

betta, cl~rigo de la Orden de San Cayetano, publicado en Ma o~id en

el año 1653, y que lleva por titulo : "Vida del Glorioso y Biena-

venturado Padre San Cayetano de Tiene. Fundador de los Cl~rigos

Regulares". (1)

La obra de D. Manuel Calascibetta se inicia con la aprobaci6n

de la Orden pa~a que el mencionado libro se imprima :"•••••••• no

hallamos en él tope ninguno para dejarse de i mprimir, antes muchas

razones para que salga a la luz, en gloria de Dios, y edificaci6n

de los fieles. En :fi!adrid a 22 de diciembre de 1652"• Y a continua-

ci6n se estructura el libro en tres pa~es 1

Parte I : Vida del Glorioso Padre San C~vetano de Tiene.

Parte II : De las virtudes del Bienaventurado Padre San Caye-

tano.

Parte III : De los milagros del Glorioso Padre San Cayetano.
-loo-
La parte primera, dedicada a la vida del Glorioso y Biena-

venturado Padre San Cayetano, está compuesta por XX capítulos. En·

el primero de ellos se nos relata que San Cayetano, Padre y Funda~

dor de la Sagrada Orden de los Cl~rigos Reglares, naci6 al mundo,

para el cielo, el año del Señor 1480. Justamente tres años antes

que naciese en Alemania un tiz6n para los fuegos del Dnfierno, que

fue Martín Lutero.

~Tuvo por patria 1ª ciudad de Vicencia, que es de la Rep~bli­

ca de Venecia, y por padre al Conde Gaspar Tiene.

Con los años crecía en Cayetano la virtud, y el deseo de más

perfecci6n, pues siguiendo el ejemplo de San Antonio Abad deseaba

coaocer y tratar a las personas espirituales, a fin de imitar lo

mejor de sus virtudes.

Siendo seglar estudi6 Filosofía, Leyes y Cánones, y se gra-

du6 en ambos derechos . Pasando al estado eclesiástico atendi6 a

los estudios de la Sagrada Teología, en la cual sali6 muy docto,

por ser de excelente genio .

Fue a Roma y gastaba lo más del tiempo en las iglesias y lu-

gares sagrados. Con esto toda la Corte de Roma admiraba y aplau-

dia el virtuoso proceder de Cayetano. Llegando estas noticias al

Sumo Pontífice, Julio II, le honr6 con la dignidad de Protonotario
,,

-101-
Apost6lioo, y le hizo de su C~~ara.

Form6 parte de la Congregaoi6n del Divino P~or,y en poco tiem-

po lleg6 a tal grado de perfeooi6n y amo~ de Dios, que en premio

de tan remontada virtud mereci6 un favor singular de la Divina ma-

no ; y fue que estando la noche de Navidad en Santa Marta La Ma-

yor, se le apareci6 la Virgen Soberana con el Niño Jes~s y se le

entregó en sus brazos~

En el capítulo segundo Calascibetta nos habla del tiempo en

que Cayetano se orden6 sacerdote, con menosprecio de las cosas

terrenas y enamorado de las eternas.NAsi parti6 para su patria, y

en Vicencia hall6 otra congregaci6n, en la que s6lo hall6 un des-

cuido, que no recibían con frecuencia la EUcaristía. En aquellos

tiempos fuera de la Pascua no se usaba comulgar entre año, y los

más espirituale s dados a la virtud como mucho comulgaban tres o

cuatro veces al año. Ante esta situaci6n Cayetano les fue descu-

briendo los celestiales tesoros que engendra en el alma la fre-

cuencia de la comuni6n, con lo que aumentando en ellos la devoci6n

de allí en adelante, llegaban a recibir a Dios tres veces por se-

mana. Este mismo deseo dej6 San Cayetano vinculado a sus religio-

sos, que en todo tiempo han mostrado ser hijos de tal padre, so-

licitando en los fieles la frecuencia de la EUcaristía~
-102-
En el capitulo tercero encontramo s los datos relativos a la

fundaci6n de los Cl~rigos Regulares. As1 11inspirado Cayetano por

el Espiritu Santo, pens6 fundar una Religi6n de Cl~rigos, que con

ejemplares acciones y religiosos comportamientos tapasen la boca

infernal de Lutero. Los herejes murmuraban sobre la mala vida que

llevaban los cl~rigos y su mal proceder, irritando los ánimos de

muchas personas contra todo el clero. Para hacer frente a esta si-

tu~ci6n, Cala.sci betta nos dirá lo siguiente : ":Z.i uestro Santo Padre,

fundando una nueva Religi6n, intent6 desmentir a los herejes mur-

mura.dores 11 •

San Cayetano con D. Bonifacio de Acole, hermeno de la misma

Congregaci6n del Divino Amor, con D. Juan Peo~o Garrafa, Obispo

de Teati, y con D. Pedro Consiliari, a 14 de septiembre de 1524

di6 principio a su Religión, profesando en la iglesia de San Pe-

dro en manos del Obispo de Caserta, que asistió a la fundación

en nombre del Papa Clemente VII, el oual la aprob6 y recibi6 ba-

jo su a~paro, y quiso que perpetuamente estuviera sujeta y depen-

diera inmediatamente del SUmo Pontffice, sin protecci6n de Carde-

nal ninguno. Además la enriqueci6 con grandes privilegios, que

sus sucesores no sólo han confirmado , sino que t R mbi~n ha.n aña-

dido otros muchos.
-103-
II:mn este mismo año de 1524, el hereje alemán se despoj6 del

hábito que indignamente llevaba del Glorioso Padre San Agustin,

para dar sin empacho la batalla a la fe cat61ioa. Pero no taFo~-

ron en llegarle las noticias de que en Roma se habia formado es-

ta nueva cuadrilla de cuatro tan Caballeros por la sangre, como

en la virtud y que militando en la Regla del mismo Santo Doctor,

intimaba guerra sangrienta a ~1 y a sus secuaces~ Asi que Lutero

confes6 su temor diciendo J" :fllagnum bellum no bis paratur Romae" .

(Alerta, que en Roma hay gTan aparejo de guerra contra nosotros).

Calascibetta contestando a esta frase de Lutero nos dirá : " no

se engañó el Lucifer de la Tierra, porque asi San Cayetano como

sus religioso s siempre pelearon contra los luteranos". Y sigue

el clérigo diciendo <i· " San Cayetano de Tiene fue el primer Capi-

t :á n General, que levant6 un escuadr6n de valerosos soldados en

defensa de la fe cat6lica y en destrucci6n de la herejia de Lutero.

Porque las demás religiones que envi6 Dios en este mismo siglo a

favor de su iglesia militante : Capúchinos, Jesuitas etc ••• se

fundaron después de la suya".

En el capitulo V se nos ofrecen de~os anterioes a la funda-

oi6n de la que nos estamos ocupando. Asi cuande todavia San Ca-

yetano no hab:ta fundado su Jleligi6n el\ la tierra, su Divina f•~a-
-104-
jestad la tenia alistada en el cielo con las demás 6rdenes; por-

que algunos años antes se la enseñd a una sierva suya, religiosa

agustina milanesa, llamada Ver6nioa, q~e falleci6 en 1491 · (es de-

cir 33 años antes de que San Cayetano fundara la Orden de Cl~ri­

gos Regulares . ) En la vida de la hermana Ver6nica se lee que un

dia de San Ant6n Abad vi6 una procesi6n en el cielo . Iban delan-

te San Antonio y San Pablo, seguian las demás religiones por su

antigUedad, y la terminaban ciertos religiosos vestidos de negro

como clérigos, que traian cubierta la cabeza con un velo, que a

la dicha religiosa le pareci6 ser del mismo género que usan las

monjas agustinas. No supo clecir que religiosos eran estos postre-

ro s por no haber visto hasta entonces tal Hábito . De las particu-

laridades que ella refiere, se colige claramente ser los de San

C~etano, que por no haberlos en su tiempo no los pudo conocer.

El velo como de monjas que vi6 sor Ver6nica significa , segdn lo

que nos sigue diciedo el padre Cala scibett a, que la Religi6n de

Clérigos Regulares se ocupa. de los ejercicios de la vida activa

que son predicar , confesar, auxiliar a los enfermos tanto de dia

como de noche y alflldarles a bien morir, cuando les llegue el mo-

mento etc •••• Pero también tiene y profesa el recogimiento de la

contemplativa que es prQpia de los monjes.
-105-
Despu~s de fundad~ la Religión el Señor se vistió con este

hábito y se apareció a una religiosa llamada Catalina Palmeria.

Dicha religiosa cuenta esta aparición a su confesor, miembro de

la Orden Teatina, diciendole que el Señor en el hábito se parec! a

a vuestra paternidad.

En el capitulo VII se no s aclara porqu~ reciben el nombre de

Teatinos. El padre aale,scibetta dirá :n en Italia nos llaman Tea-

tinos, porque Juan Pedro Garrafa, compañero de nuestro Santo Pa-

dre, antes de ser religioso, siendo Obispo de Teati, se le llama-

ba obispo teatino.

El vulgo poniendo lo s ojos en Garrafa, por razón de su digni-

dad Obispal , asi como tambi~n por haber sido el primer Superior

y Prepósito que gobernó la Orden reci~n fundada, sin atender al

nombre de cl~rigos Reglares, que es el propio de ella, nos fue

apellidando poco a poco por el del Prep6sito y Obispo Teatino .

J,lás en España, por teatinos se entiende tambi~n a los padr es

de la Compañia de Jesds, porque a s! los llama la voz comrtn, fun-

dada a mi entender en la opinión y virtud de estos cl~rigos que

aplaude el orbe. "

Si atendemo s a l a etimología del nombre veremos que Teos es

equivalente a Deidad; mientras que teatis significa contemplador.
-106-
Por lo tanto teatino en buen romance es lo mismo que Divino o con-

templador de Dios.

En el cap1tulo VIII se nos dice que la Religi6n de San C~eta-

no profesa la pobreza. No teniendo rentas, ni pidiendo limosnas,

contenta del caudal de la Providencia de Dios y de la liberalidad

de los fieles."Los teatinos han renovado el modo de vivir antiguo

de los Apóstoles . Los disc!pulos de Cristo viv!an sin pedir limos-

nas. Toman por modelo la vida de Jesrts, ya que Cristo Nuestro Se-

ñor no mendigó; nunca se lee que haya pedido nada. Se sustentaba

con lo que le ofrec1an las personas devotas , y no quiso que de

otra manera vivieran sus ap6stoles.

Ante la evaagélica pobreza que profesaba la Orden, no faltó

quien con su lengua maldiciente procuró oscurecer su lustre. Pero

a estos murmuradores se oponen muchos y grandes autores que han

ensalzado nuestra pobreaa. Lo mismo han hecho los Sumos Pont!fi-

ces desde Clemente VII, hasta Urbano VIIIU

A continuación Calascibetta nos hablará del martirio que su-

frió San Cayetano/1 Tres· .años después de fundada nuestra religi6n

entr6 en Roma el Capitán Borb6n, con un poderoso ejército. Vien-

do los religiosos que era imposible poner freno a la barbarie de

aquella gente porque gran parte de ella era luterana, tuvieron por
-107-
mejor estarse retirados en el convento y oponerse a ella con la

fuerza de la oraci6n. Pero los soldados como lobos hambrientos

que buscaban satisfacer su codicia, llegaron en una cuadrilla a

la iglesia de los padres que estaban fuera, en un alto que dicen

Monte Pincho. Uno de los soldados reconoci6 a San C~etano porque

habia sido criado en su casa; y acordándose de sus riquezas, pen-

s6 que el hábito que traia viejo y roto era rebo§O para ocultar

lo mejor. Entonces empez6 a molestar al Santo para que lé'. s mani-

festara, y respondió el Santo que habia renunciado a sus riquezas

por amor a Cristo Nuestro Señort diciendo además que en el pre-

sente no tenia cosa alguna. Como su respuesta no fue aceptada le

atormentaron sin oompasi6n. Le colocaron entre dos arcones y le

dieron fortisimos apretones. Luego le dieron otro género de tor-

· mentes que la pluma tiene empacho en escribiD con la claridad

del romance por l a cruelda.d usada con un Sento muy puro y hones-

toa

"Revinctu Caietanu varie exagitant, v:exantque, ao primo

quicle inter oeptis, praefisque inter arcarum labra artubus ; quod

in folens omnio ac barbaru: Ma.x infe.ndum plane in modu alligatus

sublasque; in altum fuit, ea oorporis parte, q~a pudor poenam con-

duplioabat 11 •
-108-
En el capitulo IX se narra que otro d!a entraron en el con-

vento unos soldados que llevaros a los religiosos presos a una de

las torres del Vaticano. Allí permanecieron hasta que un dia el

Capitán de aquellos soldados invit6 a comer a un Coronel español,

el cual al oir los rezos lejanos de aquellos religiosos, le pidi6

al Capitán que hiciese gusto de soltarlos o que no tomaría bocado

en su mesa. Ante esta situaci6n el desenlace final fue afortunado,

ya que se di6 orden de soltar a todos aquellos religiosos que se

hallaban en prisión.

El capítulo X trata un tema en el que se aprecia el servicio

que Cayetano prestaba a los enfermos. Asl se nos dice que algdn

tiempo después se traslad6 con sus religiosos a Venecia, donde

fund6 u~ convento con aplauso comdn de todo el lugar. Al poco

tiempo de estar Cayetano en Venecia entr6 allí la peste, y él fue

el primero en servir a los a.pestados. Pero no s6lo el Santo Pa-

dre sino también sus religiosos arriesgaron su vida sirviendo a

los pobres dolientes con mucho amor. Este ejemplo de caridad que

di6 San Cayetano q_ued6 tal en la memoria de sus religiosos y tan

fuertemente grabado en su coraz6n que en semejantes ocasiones han

mostrado ser hijos de tal Padre. " Ahora pueden decir Padua, l•!an-

tua , Génova y toda Italia si nuestros religiosos han tardado en
-109-
socorrerles en los aprietos de la peste~

Despu~s fund6 otra casa en Nápoles. 11 Y all:! el Conde Opido,

viendo la pobreza que profesaba nuestra ~li gi6n, crey6 imposi-

ble que un convento de religiosos pudiera mantenerse largo tiem-

po sin tener rentas fijas. Ks:! que trató de mudar el parecer de

San Cayetano para que el convento que fundas e en Nápoles tuviera

rentas, ofreci~ndose él a dar bastantes. A ello respondió el Santo

que sus religiosos no ten:!~n menester de ellas para sustentarse,

ya que ten:!an sobrado caudal en la Providencia de Dios; y que en

todos estos años nunca les hab:!a faltado. Pero aunque el Santo no

quer:!a rentas no cesaba el Conde de importunarle ofreci~ndoselas

cada vez que le ve:!a. Hasta tal punto llegó la persistencia d.el

Conde, que el Santo llegó a juzgar la situaci6n como asaltos de

enemigo que pretendía robarle el tesoro precioso de su Religión

vinculada a la pobreza, que él apreciaba sobre toda.s las rentas

de este muno.o • .Ante los hechos el Santo tom6 la resoluci6n de de-

jar el conventoll

En aquellos momentos una señora de conocida virtud llamada

Maria Lorenza Longa, pidi6 a San Cayetano que l a admitiese por

hija espiritual; y poco después viendo a los padres desacomodados

les compró una casa.
-110..
En este convento el santo hizo un milagro, ya que une de los

religiosos sufri6 un accidente, y su pierna qued6 en tal e stado :

que era preciso amputarla. Cayetano hizo ora ci6n hasta media no-

che y despu~s en la celda del enfermo volvi6 a orar. A la mañana

siguiente cuando llegaron los cirujanos a amputar la pierna, se

asombraron al ver que estaba perfectamente sana.

En el cap! tulo XIV encontramos la fundaci6n de un convento

de religiosas • . Mar!a Lorenza Longa, por consejo del Padre Cayeta-

no, renuncia al mundo y funda un valioso convento de monjas Fran-

ciscanas Descalzas. A todas estas virtuosas mujeres que formaban

el nuevo convento las gobern6 San Cayeta~o como hijas de su espí-

ritu. Y Calascibetta no s seguirá diciendo que estuvo este reli gio-

so convento ba jo la protecci6n de nuestra religi6n , hasta que el

Sumo Pontífice Paulo III se la encomend6 a los Capuchinos, por

e sta causa las mencionadas religiosres se llaman ahora Capuchinas

de Jerus sl~n .

En cuanto a l as oaracter!sticas generales que presentan es-

tas monjas, podemos mencionar las siguientes:

1- El vestido que llevan estas siervas de ' Dios es un saco

grosero y á spero .

2- En lugar de zapatos usan sandalias.
-111-
3- No comen carne, salvo en caso de enfermedad; y fuera de

ella tampoco beven vino .
4- Ayunan todo el año, y s6lo cenan los domingos .

5- El colch6n de la cama es una estera sobre una tarima y

duermen sin desnudarse.

6- Raras son las que hablan con seglares a la reja, y el m~

dice visita a las enfermas por una ventanilla.

Ante esta forma de vida "la com'dn opini6n 11 dice que el con-

vento de las Capuchinas de Nápoles, es el más esmerado en virtud

de cuantos hay en toda Europa.

El padre Calascibetta nos hace una valoraci6n del citado y

prestigiado convento de religiosas, al decir que dicho convento

acrecienta las glorias de Nuestro Padre San C~etano, porque "ma-

maron la primera leche de la devoci6n del Santo Padre , de su

Santa Doctrina y prudente gobierno".

En el capitulo XVI Calasci bett.a nos cuenta un milagro . As:!

en el Oap!tulo General que se celebró en Nápoles el año de 1540,

hicieron a San C~etano Prep6sito de Venecia. 11 En Venecia fue re-

cibido con gozo universal, porque tanto nobles como plebeyos es-

taban deseosos de ser enseñados y adoctrinados por beca de un án-

gel, porque por tal le aplaud!a la com'dn ppinión~
-112-
En estos momentos Cayetano y sus religiosos se trasladaroma

Verona a ayudar al obispo de dicha ciuo~d en su iglesia . Tras es-

tos meses en Verona volvi6 a Venecia, donde hicieron al Santo Pa-

dre Prep6sito de Nápoles . 11 En el viaje a Nápoles, navegando por el

Adriático, se levant6 una tempestad tan fiera que los pasajeros

pensaoan que habia llegado para ellos la hora postrera. S6lo el

Santo no temia el peligro, porque tenia gran esperanza en Dios.

Alentado de esta fe arroj6 al mar un agnus de cera bendita; y el

le6n embravecido de las aguas, se volvi6 cordero manso . Sorprendi-

dos los viajeros dieron gracias a Dios que les habia librado por

medio de tan Bienaventurado Padre; de peligro tan manifiesto ~

Los capitules finales los dedicará Calascibetta a hablarnos

de los ~ltimos años y la muerte de San Cayetano. 1Asi abundante de

m~ritos por las virtudes, y de glorias por los milagros lleg6 San

Cayetano al postrero de sus años, que fue el de 1547•
El achaque de sus áltimos años vino manifestado por los al-

borotos que habi a en Nápoles, ya que la ciudad no queria admitir

en su Reino el Tribunal de la Inquisici6n, de la manera que pre-

tendía fundarle el Virrey. Es decir, con las mismas .leyes que se

observaban en España.

Afligiase Nuestro Santo Padre a¡ ver tantas muertes y tanta
-113-
sangre derramada, que quiso aplacar aquella situaci6n con peni-

tencias y lágrimas. As! cargó la mano sobre si mismo y añadi6 ri-

gores y a.sperezas corporales a las muchas que usaba consigo mismo.

Alargaba las vigilias, gastando las noches enteras en oración. Mul-

tiplicaba sus ayunos . Usaba asperísimos cilicios; y con gran dis-

ciplina despedazaba sus carnes. Regaba con su sangre inocente el

suelo y pedía continuamente misericordia.

Ante el rigor y la frecuencia. de estas graves penitencias ,

caylS enfermo . Cuando el médico vió la gravedad de su e stado, man-

d~ que en su cama se pusiese un colchón, quitando el sergón que

tenía. Pero el Santo lo rechazó diciendo que ya que no podía mo-

rir clavado en una cruz como era, su deseo,porque querían privarle

de esa cama por ser algo dura. Al contrario deseaba que le llega-

ran mayores descomodidades,que 11 recibiría con sumo gusto~

Otra de las frases que el Santo repetía en e sto s momentos

era la siguiente: "oubridme de cenizas y dadme algrtn cilicio, cu-

ya aspereza sea para mi de mucho regalo porque en ~1 hallar~ los

clavos, las espinas y los azotes que atormentaron a mi amantisi-

mo Redentor. "

Viendo que llegaba su hora, pidi6 los ~ltimo s sacramentos y

con humildad y devooi6n los recibió .
-114-
Las ~ltimas recomendaciones que di6 a sus religiosos fueron

las siguientes: " hijos, hasta aqui a Dios gracias, he vivido po-

bremente, y siempre ha sido mi deseo morir pobre . Esta virtud,

pues, os recomiendo mucho" .

Finalmente a 7 de agosto de 1547, 11 con mucha paz y sosiego,

acab6 el curso de sus dias mortales, yendo su espiritu a gozar de

los eternos del cielo~

Por ~1 timo los ca,pitulo s XIX y XX de esta primera parte del

libro de Calascibetta, están destinados a la veneraci6n de Caye-

tano como Santo . Por lo t anto, lo s tratar emos en m1estro segundo

capitulo destinado a tratar la santificaci6n y canonizaci6n de

Cayetc>..no .

La segunda parte del libro de Manuel Calascibetta está des-

tinada a las virtude s del Bienaventurado San Cayetano. En primer

lugar nos dirá que siendo ya mozo, gastaba lo más precioso del

tiempo en la ora ci6n. (~e las 24 horas del dia gastaba la mayor

parte en ora ci6n, que hacia en el coro debido a la gran devoci6n

que procesaba al Santi simo Sacramento, porque nuestra religi6n

siempre acostumbr6 tener el coro detrás del Altar Mayor, as!

estando en el coro gozaba más de cerca del Santisimo Sacramentoe)

San Cayetan<:> fue además muy celoso del culto. Queria que to-
-115-

do lo tocante a la iglesia estuviese limpio y aseado ( paredes,

suelos, altares •••••••• )

Por otro lado, y aunque anteriomente hemos repetido hasta la

saci edad que ante todo profesaban la pobreza, Ceyetano deseaba.

que las vestiduras y ornamentos sacerdotales, junto con las de-

más alhajas pertenecientes al calto, fueran ricas y curiosas. As!

aplicaba la mayor parte de l as limosnas al servicio de la iglesia

que manteni a . Esta inclinaci6n de enriquecer l a iglesia, se la

dej6 en herencia a sus religiosos. " Nuestra religión no obstan-

te~la pobreza que profesa, ma~tiene con mucho cuidado sus templos

tan bien adornados y con tanta. riqueza que causan admiraci6n a

quien los ve, considerando la poca posibilidad de ella".
11
La Religi6n de San Cayetano mantiene el culto con lustre, pa-

ra hacer frente a los agravios que recibe de lo s herejes, quienes

predica~ contra lo s Santos Sacramentos y contra el decoro de las

iglesias.

Los eclesiásticos de Italia han emulado tanto las iglesias

de nue stra Orden, que la copia casi se confunde con el original.

Asi llegan a decir de otros templos que están adornado s a lo

teatino~

En lo referente al amor al pr6jimo gast6 su juventud sirvien-
-116-
do a los enfermos de los hospi ta..les ' recordemos lo rel at a do so-

bre los apestados).

En materia econ6mica na da era suyo, toda su hacienda era de

los pobres y necesitados, ha,sta llegar a decir: 11
no cesaré de

dar li m osn~ hasta dar todo lo que tengo, pues deseo llegar a tal

extremp de . pobreza por amor de mi Señor Jesucristo, que no me

quede valor de una mort a j a y hol garé me entierren de limosna~

En cuanto al rigor de los castigos que se a:plica,ba, ~ podemos

decir que lloraba los pecados a jenos t e~t o como los propios, cas-

tigándose con rigurosa penitencia para aplacar y satisfacer l a

justicia de Dios. (Esto s tormentos se llevaron a tal extremo, qúe

terminaron costándole la vida .)

Volvi endo nuevamente al tema de l a pobreza, Cayetano decía

que el amor de Dios a.dem~s de llevar al amor del prójimo, produ-

ce en el alma el menosprecio del mundo . El procedía de un lina je

ilustre; su cas 8 era opulenta y ri ca; y sus t alento s personales

tan valiosos que eran aplaudido s en l a corte de Roma. Pero su con-

cepto de la pobreza era lo primero . Por lo tanto, despreciaba las

riquezas , l a fama y l a opini6n del mundo . 11 Cuando oía hablar de las

gra~dezas de su l inaje s enti a un notabl e f astidio. Nunca se hosp e-

d6 en casa ele sus parientes . Por el contrario s e acogía en el
-117-
hospi t al, haciendo más aprecio de la pobreza ele la casa de Cristo

que de la mucha comodidad de l a suya.

Est e amor a la pobreza haci a qu e en su vestimenta campease

lo viejo, pero siempre con mucha limpieza. Est a misma limpieza era

la que de s eaba para sus religio sos, y a que dar!a mayor lustre a la

pobreza teatina.

Su celda era una galeri a de pobreza, no habia en ella más

que una estampa de papel sin ningdn ornato. Y los demás elemen~os

se cornponlan de una camilla angosta , un bufete, un banquillo, y

un candil~

Se sabe que de s de los primeros años codici6 esa " margarita

preciosa de l a Santa Pobreza.U; y para pas eerla di6 tod_a su ha cien-

da a los pobres, porque asi ll egarfa a ser como uno de ellos.

En el momento de su muerte es t aba sumament e contento de mo-

rir pobrv y di6 gracias a Dios de haber vivido como tal.

Est a pobreza tan extrema y esta virtud t an heroica las sus-

tentaba Nue s tro Santo Padre con ayuda de la Providencia·: .

1- As! estando un d! a los padre s con un poco de pan y s in

ninguna vianda, fueron socorridos sin saber c6mo.

2- Faltándoles un dia la leña para cocinar, llamaron a l a

porter! a para. darle s una carga de leña del Cardenal Vitelio.
-118-
~ LLegó un dia un pobre a la puerta del convento y l e die-

ron los dnicos cinco reales que tenían porque con ellos no era

posible sati sfacer las necesidades de los religiosos. Antes de

que llegara ~a noche recibieron una limosna de 500 reales (es de-

cir 100 veces más de lo que ellos le habíam dado al pobre).

4- En Piacenza en algdn tiempo no tenían pescado , entoces

oyeron llruoar. Al abrir la puerta no vieron a nadie, pero les ha-

bían dejado un barril de sardinas.

aEstos son unos cuantos ejemplos de los muchos que podríamos

relatar sobre las maravillas que Dios ha hecho y sigue baciendo

para sustentar y mantener a los hijos de San Cayetano!

Calascibetta en la página 91 nos sigue diciendo que no s6lo

en Italia se alimentan de la Providencia, sino también en los

Reinos de España, donde también consiguen mantenerse teniendo el

mismo estilo de vida, es decir, sin tener rentas ni pedir limos-

nas.

Así "en Madrid en 1645 hubo mucha falta de pan, salían los ve-

cinos a los lugares cercanos para hallarlo, y les costaba mucho

trabajo por ser los tiempos lluviosos. Mas nuestros religiosos sin

salir de casa, ni ir a pedir, tenían tanto pan que podí an repar-

tirlo entre los vecinos y devotos~
-119-
También en Madrid en 1646, unos dias antes de l a fiesta de

Nuestro Patriarca San Cayetano, el vicario de la Villa dijo a lo s

padres que les enviaría la comida para el dia del Santo. Pero di-

cho señor se olvidd de enviar lo prometido. As! cuando los padres

pensaban que ibqn a pasar el dia. en ayunas, una señora que no sa-

bia lo que pasaba les env.i6 tres platos regal a dos. Después el se-

ñor viaario, reconociendo su falta de memoria le s envi6 100 re~

les de limosna, con los que pudieron comer muchos dias.

Si pasamms ahora a hablar de penitencias y mortificaciones,

podemos decir que todas l as que hacia eram excesivas, porque de-

cia que aborrecía su cuerpo como al mismo demonio. Tenia guerra

contra su carne y la domaba con ayunos y ora ci6n, tt que eran las

armas con las que dijo Cristo que se vecen los demonios ~

Su comida se basaba en las hierbas y frecuentemente pasaba

s6lo ccim pan y agua. Babia vino, pero muy poco. 11 Esta forma de vi-

da 1 e tenia. de struidas las carnes hasta el punto de que parecia

un esqúeleto viviente:

Además de comer poco velaba mucho. Incluso gastaba noches

enteras de oraoi6n o lectura , estudiando para predicar y poder

enseñar al pr6jimo .

Sus di s ciplinas eran o~tnua s , á speras y l ar gas . Andaba ce-
-120-
ñidg de cadenas, y vestía cilicios ( como algo propio de un sol-

dado de Cristo).

Mortific~ba con mucho rigor los sentidos interiores y exte-

rieres. En cuanto a l a lengua, a v,e ces pasaba losdias enteros s in

hablar. No se detenia en mirar objetos vanos ••••••

Finalmente pasamos a estudiar el ~ltimo capitulo de esta se-

gunda parte destinado a la pureza y castidad virginal del Santo.

As í Calascibetta nos dirá que estaba muy alerta de defender

la preciosa virtud de la ca.stidad. De esta manera s e encomendaba

a Dios y le pedia a su Madre, que las torpezas que confesando le

llegaban a sus ofdos, no turbasen sus castos pensamientos, dejan-

do en la imaginación feas representaciones.

No podía ver a las mujeres amigas de gala~ aceites y colores.

Notablemente s e ofendían sus ojos casto s mirando aquella pompa . No

las admitía en el confesonario hasta que no reformasen su tra je

profano .

Con gran efica cia procuraba aficionar los corazones humanos

a la virtud celestial, : siendo bastante numerosos los logros que

consiguió en este sentido.

t1 Despu~s de muerto, ha favorecido pronto a mucha s almas, al~

canzándoles auxilios de Dios para mantenerse castos~'
-121-
Ca1asoibetta dedica la tercera parte de su libro a los mila-

gros del Glorioso Padre San Cayetano. Nosotros a modo de ejemplo

hemos recuperado los siguientes:

1-''En Venecia asal tó el demonio a una doncella virtuosa, ul-

trajando su honestidad. Estando ella lamentando su desventura, se

le apareci ó San Cayetano, cuyo patrocinio había solicitado, quien

le restituyó la integridad corporal; hallándose como si nada hu-

biera sucedido y tan doncella como antes. Cuando el Santo se des-

pidió de ella le pidió que hiciese una novena, visitando su San-

ta Imagen colocada en nuestro convento de San Nicolás, rezando 9

oraciones. La doncella cumplió lo que el Santo le habia 9edido con

puntualidad y provecho para su espíritu~

2-~En Venecia maltrataba el demonio a una muchacha. Un dia

su padre espiritual le conjuró en nombre de San Cayetano, por cu-

ya virtud, otras veces hab!a tenido victoria sobre ella, ~ al ins-

tante huyeron los demonios, dando voces de que no podí an resistir

la fuerza del nombre de San C~etano~

3- 11 Tambi6n en Venecia había una señora muy principal, Elena

Grita, que estando en el rtltimo periodo de su vida, tras una lar-

ga enfermedad, se encomendó a San Cayetano y a San Andrés Avelino.

Se le apareciO San Cayetano y le diO esperanzas de vida, recobran-
-122-
do la salud. Al d!e siguiente se levantó de la cama, con admira-

ción de quienes la ve!an con un pie en la sepultura~

4-~\ Violina de Capelo se le apareó.ió de noche San Cayetano,

y con tan buena. visita quedó curada de 30 fistulas inourables!

5- 11 En Xl~poles, D. Fernando Carrafa, Duque de Laurino,cobró

salud en el tiempo en que estaba para entregar su alma a Dios, só-

lo con invooar el auxilio de San Cayetano~

6- 11 En Madrid, D. Isabel Rhiz,despu~s de un mes de grave en-

fermedad, le sobrevino un accidente tan grave que le quitó el ha-

bla y se quedó dormida. Al despertar se halló buena y sana de to-

do s su.s males".
)• ~~·

7-'Incluso a losmismos difuntos ha dado vida el Santo . As! en

:r.a1~ un muchacho cayendo de muy alto perdió la vida. La madre 'ODn

ojos llorosos se volvió a San C~etano, y despu~s de pocas horas

llevó el cadáver a nuestra iglesia, poni~ndclo delante de su ima-

gen, diciendo que no se alejar!a hasta ver a su hijo vivo. Gcmpa-

deciose el Santo de sus lágrimas, y dió vida al parto de sus en-

trañasU

8- Tambi~n le llaman el abogado de las pario.as, pues favore-

ce a quien se le encomienda en aquel aprieto .

a1 "En Milán, Susana Gastellón estando con graves dolores de
-123-
parto, para poder salir de ellos, hizo voto al Padre San Cayetano

quien mirando su fe le comunic6 tales fuerzas , que parecia que no

habia parido. De suerte que pareci~ndole descanso quedar en cama,

quiso vestirse y levantarse~

b/ 11 En Madrid, D. Maria de Loarte y Luna, vecina de la villa

de Escalona, mujer de Baltasar de Saavedra, estando mala de sobre-

parto, recibi6 todos los sacramentos. Pero se le aplio6 una estam-

pa de San Cayetano, y quedó tan buena que con admiraci6n de todos

se levant6 de la cama al dia siguiente~

9- Tambi~n sana males incurables como el de Iosei>ho de Padoa

de Vicencia, que no estaba en su sano juicio. ''su tia le encomend<S

al Santo; y termin6 alcanzando la salud~

10- En Zaragoza, un hombre al que le faltabe~ uhos papeles de

gran importancia s e encontraba totalmente desconsolado, entonces

su mujer vi~ndole afligido se encomend6 a San Cayetano, y poco de-

bió pasar para que este hombre encontrara los papeles donde tantas

veces antes los habia buscado.

Tras la lectura del libro del padre Manuel Cala scibetta, tan

importante para conocer la vida, obras y pensamientos de San Caye-

tano, podemos extraer unas cuantas ideas, ya que adem~s de ser de

suma importancia para el Santo, s ervirdn de herencia a sus hijos:
-124-
1- En primer lugar, recordemos el motivo de la fundaciOn de

los Cl~rigo s Regulares. As! en el capitulo tercero de la primera

parte se nos dice que Cayetano, inspirado por el Espiritu Santo,

pensO fundar una "ReligiOn de Cl~rigos", q.u e con ejemplares obras

y religioso s comportamientos, tapase la boca infernal de Lutero.

"Cayetano de Tiene fue el Primero que levantO un escuadrOn de sol-

dados valerosos, en defensª de la fe oatOlica y en destruociOn de

la herej!a de Lutero. Porque l a s demás religiones que enviO Dios

en este siglo a favor de la iglesia militante : Capuchinos, Jesu&-

tas •••••••• se fundaron despl1~s de la suya".

2- En segundo lugar, fijaremos nuestra atenciOn en el capi-

turo segundo de la primera parte. En ~1 se nos dice que en aque-

llos tiempo s fuera de Pa scua no se usaba comulgar entre año.In-

cluso los más espirituales y dados a la virtud comulgaban tres o

cuatro veces al año. t'Pero cada d!a Cayetano les descubr!a los ce-

lestiales tesoros que engendra en el alma la frecuencia de la co-

muniOn,con lo que aumentando en ellos la devociOn, llegaban a re-

cibir a Dios tres veces a la s emana. Este mismo deseo se dej6 a

sus religiosos; ~ue en todo tiempo han demostrado ser hijos de s.
Cayetano, solicitando en los fieles la frecuencia de la comuniOn~

3- En tercer lugar hablaremos de la importancia de la pobre-
-125-
za para el Santo. As! en el cap!tulo VII de la primera parte, de-

dicado por ~ompleto al tema de la pobreza,se nos demuestra que la

"Religi6n de San Cayetanou profesa la pobreza.

Los cl~rigos regulares han renovado el modo de vivir de los
11
antiguos'ap6 stolea. Cristo Nuestro Señor no mendig6 nunca, ni tam-

poco pidi6; por lo tanto los jovenes hijos de San Cayetano ni p~

dirán limosnas, ni tendrán rentas fijas. Se contentarán con el ca-

pital que Dios y los fieles devotos les ofrezcan~

Tanto valor6 Cayetano la pobreza que el d!a de su muerte de-

j6 como lega do las siguientes palabras: " hijos, hasta aqu:!, a

Dios gracias, he vivido pobremente, y siempre ha sido mi deseo mo-

rir pobre. Esta virtud, pues, os encomiendo mucho". ( Legado que

se recibe y ofrece en el cap!tulo XVIII de la primera parte del

libro).

4- Finalmente, acabaremos este extracto de ideas claves, alu-
diendo a la segunda parte del libro de Calascibetta, en la que se

nos habla de la pompa, riqueza y esplendor de los templos que po-

see la Orden. As! se nos muestran los siguientes aspectos.''Siendo

tan pobre y de la pobreza tan amigo, deseaba que las vestiduras y

ornamentos sacerdotales, y demás alhajas pertenecientes al culto,

fueran ricas y curio sas; aplicando la mayor parte de las limosnas
-126-

al servicio de la iglesia. Esta inclinaci6n de enriquecer la igle-

sia la dej6 vinculada a sus religiosos. As! no obstante la pobre-

za que profesan, mantienen con mucho cuidado sus templos. Estos

están tan bien adornados y con tanta riqueza, que causan admira-

ción a quienes los ven, considerando la poca posibilidad que po-

seen ~

Concluyendo, para los teatinos hay tres ideas fundamentales

que aquí hemos estado viendo:

1- Frecuencia de la Eucaristía.

2- Profesar la virtud de la pobreza ante todo, viviendo como

Cristo y los ap6stoles, sin pedir limosnas ni tener rentas fijas

de ningdn tipo.

3- A pesar de su pobreza, sus templos siempre deberán estar

muy bien cuidados, muy adornados, y con tanta riqueza que caus en

ao~iraci6n en quien los vea.

-------------- ---------·
-127-
CAPITULO SEGUNDO t SU VENERACION COMO SANT0'5
-- - - - - - - - - - • 1 - ---·. - - -

Para tratar la Santidad de Cayetano debemos remontarnos nue-

vamente al libro de Calasci be·tta. Recordemos que al referir la

muerte del Santo dijimos que los dos ~ltimos capítulos de l a pri-

mera parte,(capitulos XIX y ·x x) no los ibamos a resumir en ese mo-

mento, ya que los destinabamos al presente capitulo. Y... en efecto,

en este momento pasamos a estudiarlos .

El capitulo XIX estaba destinado a hablano s de su ~enerac i6n

como Santo .

"La muerte de Cayetano fue llorada en todo Nápoles con increi-

ble sentimiento, especi almente por parte de sus fervientes hijos • •

Infinito nrtmero de gente acudió a sus funerales; y todos le lla-

maban Santo y Bienaventurado, encomendándose a E!. Y muchas per-

sonas devot as y prudentes le alistaron en·tre los Santos ele su de-

voción.

San Andrés Avelino le tuvo partícula~ devoción, y celebraba

sus virtudes por heroicas, mostrand~ en muchas ocasiones la opi-

nión y altisimo concepto que tenia de la perfección del Padre y

Patriarca de su Religión.

Las cosas que ha.bi a usado en vida se tenian por reliquias, y

se oraba ante sus retratos como si se tratase ya (ae un Santo .
-las-
Cuando entr6 el Bienaventurado Padre en el Reino de la Paz

Eterna, consigui6 para los napolitanos paz temporal, ya que se de-

pusieron las armas y se obtuvo paz.

En la Capilla donde está depositado el cuerpo del Santo, hay

estos dos versos en latin :

Porque se turba Nápoles, el Sa~to muere;

Mas con su muerte lo sosiega todo .

En N~poles, en el convento de San Pablo, hay una estatua del

Padre San Cayetano, colocada en los claustros en un nicho y con 1

epitafio escrito en letras de oro :

D. O. :l-1.

Beato Cayetano Tiene vieéntino

genere et dignitate praestanti

apostolici spiritu vire

miraculis claro

sinceriosis dinini cultus

restitutori.

clerici regulares

congregationis, husce aedis

Fundator inclito .

P. P.
-129-
La ciudad de Vicencia, su patria, le alist6 no mucho despu~s

de su muerte entre los santos que tiene en el cielo por prpteóto-

res,para q.u e les ayudara en todo momento ~

En el capitulo XX Calascibetta nos da la opini6n de diferen-

tes autores sobre el Santo • .
11
La opinión de Santo que dej6 en la tierra el Bienaventurado

Padre, ha durado en la memoria de los fieles.Por lo cual muchos

autore s han empleado sus plumas en e s cribir con veneraci6n sobre

su virtud'i

1- Ono:fre Panvino en "la vida de Paulo IV"l!e llama Santo, po-

cos años despu~s de morir." Cayetano Tiene, dize noble de Venecia,

var6n Santo".

2- El padre Agustín Tu.rtura dice: 11 0a.yetano 'ti ene en Roma con

Juan Pedro Garrafa, fue autor y padre de los Cl~ri gos Regulares,y

muri~ con aplauso y opini6n de Santo~

3- Nigroni, pa.dre de la Caompañ!a de JeSl1s, dirá: 1'Nuestro

Santo Padre es ejemplan en idea de penitencia y de vida rigurosa~

4- Finalrnente)1Urba.no VIII teniendo bastantes noticias de su

vida y milagros, el 8 de octubre de 1629, le Beatific6, dando li-

cencia a nuestra religi6n para que pudiese decir misa de El, co-

mo de Santo ~
-136-
En cuanto a la efi~~e corporal del Santo, la pint6 con su

pluma el padre D. Antonio Caraoholo:
n •
Era de cara redonda"; más que larga, y algo mac1lenta.

Sus ojos y todo su semblante eran serenos.

Las barbas entre canas y cortas.

El cabello más bien era largo.

Su estatura era media, más bien alta, que baja ~

Para seguir hablando de la santidad de Cayetano tambi~n he-

mos consultado a V.eny Ballester.(2) El no s dirá que a requerimien-

to de Antonio Cara ooiolo, escrib!a en 1600 nada menos que San An~

dr~s Avelino al Rvdmo. P. D. Sooroovillo, Pr~po s ito General de los

teatinos: " El señor Raniero Gualano, f amiliar de dicho Padre (Ca-

yetano), contaba de ~1 grandes cosas . Ponderaba su prudencia, su

devoci6n, su santa vida, de forma que le tenia por Santo y le re-

za:ba la colecta. de los Santos confesores".

EQ exorno P. D. EStebán Solis, obispo de Sarno, , depuso bajo

juramento: n Cuando yo era joven, el Beato Andr~s Avelino nos pro-

ponia al Beato Cayetano como perfecto modelo al que debiamos imi~

tar~

Desde el dia de su muerte el pueblo comenz6 a venerarle y a

invocarle a boca llena con el titulo de Beato. Cuando esta buena
-131-
costumbre fue severamente proscrita por la autoridad apost6lica,

Paulo V y Gregorio xv· exceptuaron expresamente de l a comdn prohi-

bioi6n al Fundador de lo s teatinos.

Pero no contentos los cl~rigos con esta beatificaci6n popu-
1
\

lar, que tanto honraba la memoria del venerado Padre, apréstáron-

se a conseguir su glorificaci6a p~blica y can6nica, basándo s e en

la fama de los milagros hechos a diario por su intercesi6n. El

nombre de Juan Bautista Castal do figura como campe6n en esta gi-

gantesca empresa. A este ilustre teatino corresponde, antes que a

nadie, el m~rito de haber valorado, pese a la extraña humildad y

al silencio desconcertante de los contemporáneos del Santo, la

grandeza del Fundador de la Congregaci6n teatina. Sintfendose mo-

vido en conciencia, como hace nota r el P. Silos, a conseguir por

todos los medios su reconocimiento mediante l a canonizaci6n y el

otorgamiento del culto pliblico a su Padre Y Patri arca por parte de

la Sede Apost61ica , se consagr6 sin descanso a la bdsqueda de te s-

timonios y noticias aut~nticas sobre l a Santidad del Funda.dor.I.os

traba jos del padre Castaldo culminaron en los procesos que a es-

ite fin s e abrieron en Vicenci a. , Roma, y Nápoles; y que dieron por

r esultado el suspirado decreto de canonización del Siervo de Dio s ,

empedido el 22 de septiembre de 1629, y el Breve de Beatificaci6n
-132-
publicado por Urbro1o VIII el 8 de Octubre del mismo año .

La multitud impresionante de milagros de toda especie obra-

dos por el Beato, movieron a Inocencio X a ordenar nuevos proce-

sos para su canonj.zación, proseguidos por sus sucesores Alejandro

VIIy Clemente IX, personalmente devotos del Patriarca de Thiene,

y coronados felizmenDe en el Pontificado de Clemente X, al que

cprresponde la gloria de haber inscrito a C~etano en el catálogo

de Santos. Al suscribir el Decreto de la Sagrada Congregaci6n de

Ritos, emanado el 11 de noviembre de 1670, mandaba celebrar su

fiesta el dia 7 de agosto .

Movido Inocencio XI por los incesantes milagros obrados por

el nuevo Santo durante su pontificado, y por su particular devo-

ci6n al Padre de Providencia, elevó la fiesta a rite doble. Final-

ment~, Inocenóio XII, mandó despachar la bula de canonización de-

tenida hasta entonces .

Muchos Reyes, entre ellos el rey de España Carlos II, junto

con principes y prelados rivalizaron en entusiasmo y solicitud ar-

dorosa por conseguir de la Santa Sede la elevaci6n de Cayetano a

los altares .

El dia 12 de abril de 1671, segundo domingo despu~s de Pas-

cua, en el marco grandioso de la Bas! lioa Vaticana, el Papa Cle-
-13~

mente VII, recibió la profesión del ~1lndador, Y otro Papa del mis-

mo nombre, su Santidad Clemente X, inscribiría solemnemente a Ca-

yetano de Thiene en el catálogo de los santos. Las naves de la Ba-

sílica, que habían sido testigos de la suprema renuncia del cor-

tesano pontificio en aras del mayor servicio a lo s intere ses de

la Iglesia, escucharon estremecidas de labios del Vicario de Cris-

to la apoteosi s de sus heroicas virtudes. Veny Ballester nos si-

gue diciendo que desde aq~el glorioso día el nombre de San Caye-

t ano, Prez de la Curia Romana , y honor del clero católico, esplen-

de con fulgores de s o~ en todos los ángúlos de la Iglesia.

Compartieron aquel mi smo dia el honor de lo s altares otros

cuatro religiosos. Tres españoles: San Luis Beltrán, Y Santa Ro-

sa de Lima, dominicos, y San Francisco de Borja, jesuita; y un

italiano: San Felipe Benicio, servita.

nLa metrópoli del Cristianismo vibró de entusiasmo al oir por

primera vez pronunciar de labios del Papa el nombre de San Caye-

tl}no~

·-----------------·---·--------------------·----------------·
-134-
CAPITULO TERCERO : CANONIZltCION.
--------- -- -·-----·
Volviendo de nuevo a Veny Ballester (3) nos dirá que el j~-

bilo del pueblo de Roma ray6 en el paroxismo al solemnizars e en

el templo teatino de San Andrés della Valle la canonizaci6n del

Siervo de Dios; incluso un gigantesco árbol de oro levantose en

el presbiterio del primer templo de la Orden. En preciosos meda-

llones veianse representados los diversos santos que se habian

distinguido como mantenedores celosos o restauradores de la dis-

ciplina eclesiástica. En el tronco, como autor y maestro, figu-

raba el apósto~ San Pedro, y en lo alto, como ápice, San Cayetano

de Thiene.

Nápoles, Vicencia, Venecia y todas l as ciudades de Italia, o

oele)raron con fervor y con entusiasmo indescriptibles la exalta-

ci6n de Cayetano al honor de los altares . Centenares de Arcos de

Triunfo, millones de lámparas de aceite etc ••••••• decoraron con

tal motivo l as plazas y las vias p'dblicas. Y lo que es más, en

una época en que la comunión era fenómeno nada frecuente, s6lo

en l a iglesia de San Pablo de la ciudad del Vesubio, donde repo-

san sus reliquias, se repartieron aq~el año 154.000 comuniones.

( Recordemos que en el capi~1lo 1 señalabamos l a importancia que

conferia San Cayetano a la frecuencia de l a Eucaristia).
-135-

Acabamos de ver como en Italia se conmemoraba la canonizaci6n de

San Cayetano; pero en España esta celebraci6n tambi~n se llevará

a cabo. Y para constatarlo tenemos un documento perteneciente al

Archivo Hist6rico de Protocolos fechado el 20 de mayo de 1671. A

continuaci6n ofrecemos un resumen del citado documento, pero para

mayor claridad y exactitud hemos creido conveniente presentar una

fotocopia del mismo, que adjuntamos en el ap~ndice documental.

A 20 de mayo de 1671 el pintor D. Pedro Borfes y su hijo D.

Francisco Borfes, tambi~n pintor, dicen que como se está tratan-

do de hacer la fiesta de canonizaci6n del Glorioso Patriarca San

Cayetano en su convento de Nuestra Señora del Favor de Madrid,

los religiosos del convento han dado licencia al hermano Francis-

co Rodriguez, religioso profeso del dicho convento, para hacer y

disponer lo tocante a la fiesta. Por lo tanto, los dos pintores

han tratado con ~1 el tema de la pintura y adorno que ha de lle-

var el Altar Mayor.

El adorno del Altar se hará conforme a l a traza y distribu-

ci6n que Pedro Borfes tiene hecha.

De este modo el Glorio so San Cayetano e stará en el lado iz-

quierdo . Y cerca aparecerá la figura del Espiritu Santo con sus

alas y su tramoya.
-136-
Tambi~n se han de hacer dos lienzos de dos varas y media de

alto y si ete cuartas de ancho , ambos pintados al óleo . En el pri-

mer lienzollestará represen·tado el Sumo Ponttfice, que hay ho;1; y

en el otro el Rey y la Reina, nuestros señores . Estos dos retra-

tos se han de quedar en poder del convento .

En el techo se debe fingir una media naranja, con los ador-

nos que fuesen necesarios .

Del mismo modo el Arco que está en la fachada de la capilla

se ha de adornar pintándose al temple; y tambi~n se deP.en adornar

las dos fachadas donde van los dichos retratos del Pont í fice y de

los Reyes .

LO aue quedase descubierto del Altar hasta fuera del Arco ,

junto con la pintura y los alambres los ha de poner el pintor D.

Pedro Borfes , pero el carpintero lo s ha de clavar y fijar .

Los rayos de la Custodia han de ser de gasas de colores muy

bien pues·tas.

Las imágenes de San Cayetano y de Nuestra Señora con el Ni-

ño deben de estar al natural; y los ángeles han de llevar cada

uno algdn pensamiento de azucenas, junto con coronas , espigas y

paja.rillos que son los atributos del Santo . Y en el pensamiento

del corazón del Santo los ángeles han d.e llevar as:r mismo a.zuc~
-137-
nas.

L< con las referidas condiciones nos obligamos a pintar el dicho

Altar sin que falte cosa alguna; quedando a gusto y sati sfacción

del hermano Francisco Rodriguez y de Francisco Ribero, altanero

que es del convento .

Todo esto no s obliga a cumplir lo acordado para el dia 30 de

julio de 1671, por el precio de 8000 reales de vellón, que s e pa-

garán en la forma siguiente:

a/ 4000 reales al contado

b/ Los 4000 restantes para el día primero de septiembre de

1671 .

Si pasado este tiempo no estuviese acabada la obra, el con-

vento puede bus car alguna persona que lo acabe, a quien pagaremos

todo el material y traba jo personal que declarase haber gastado .

Se nos podrá apremiar con todo rigor por cualqui er cosa que fal-

tase de cumplir; con advertencia de que dicha obra habrá de estar

puesta conforme a lo arriba indica do para dicho d!a postr ero de

julio de este presente año, pues en dicho Altar se han de cele-

brar los Divinos Oficio s .

Yo, el hermano Francisco Rodriguez, en voz y nombre del Rmo .

Pe. Vicario y religioso s vocales del mencionado convento, y en
-138-
virtud de su licencia, declaro lo siguiente.

Aqu! la Licencia.

Este convento debe pagar el d! a postrero de septiembre de es-

te pre s ente año de 1671, a D. Pedro Borfes los 4000 reales de ve-

116n restantes al cumplimiento del principal de esta escritura.

Los dichos D. Pedro y D. Francisco Borfes obligamos nuestras

personas y bienes; y yo el hermano Francisco Rodríguez obligo los

bienes y rentas espirituales y temporale s , presentes y futuros, de

dicho convento .

As! lo otorgamos y firmamos ante el presente es cribano y tes-

tigos. En la Villa de Madrid a 20 de mayo de 1671; siendo testi-

gos Fr2~ci s co Rivero, Baltasar Garc! a Serrano y el licenci ado D.

Franci s co Mart! n Ventura, todo s residentes en esta Corte; y yo el

dicho escribano doy fe de que conozco a lo s tres otorgantes . Y es

advertencia de que todos los despojos pintados que queda sen del

dicho Altar , despu~s de aaabada la fiesta de Canoni zaci6n, excep-

to las pinturas del Ponti fica y los Reye s , que se han de quedar en

el convento, lo demás que quedase ha de ser para el pintor D. Pe-

dro Borfes. Y de e sta forma lo otorgaron y firmaron los referidos

testigos . Y yo el escribano dGy fe de ello~ ( Va acompañado de to-

das las firmas correspondi entes) .
-139-
Este Altar que aparece en el documento, y que se hal la deco-

rado por la familia Borfes para conmemorar la fiesta de Canoniza-

oi6n de San Cayetano, pudiera ser una muestra más de l as muchas

arquitecturas efimeras que se construyeron a lo largo de todo el

Barroco. Acabamos de ver otras muestras de monumentos efimero s co-

mo Arcos de Triunfo etc ••••••••• que iban apareciendo en la fiesta

de Canonizaci6~ de San Cayetano en Roma. Y tambi~n las podremos

contemplar más adelante cuando hablemos de las canonizacione s de

S. Andr~s Avelino, San F~lix Cantalicio •••••••••••• Por lo tanto

no resultaria extraño que el mencionado Altar fuera otro de los

muchos ejemplos de nues-tra Arquitectura Efimera del siglo XVII .

-------- ---·· -------------
-140-

.. ---------------------
CAPITtJLO IV : LOS CLERIGOS REGULARES •

Para conocer a lo s Cl~rigos Regulares (Teatinos), nada mejor

que consultar lo que ellos mismos cuentan sobre su Orden. As! el

padre Fr,ancisco Andreu (5), nos contará todo aquello que nos pue-

da interesar. En primer lugar nos d4r4 que el nombre oficial de la

Orden es "Ordo Clerioorum Regularium": Cl~rigos Regulares, sin ni!!,

guna añadidura .El nombre de Teatinos proviene del titulo del Obis-

po Teatino, "Episcopus Theatinus", que ten!a Juan Pedro Carafa,

obispo de Chieti (Theate), que fue Papa con el nombre de Paulo IV,

y primer superior de la Orden y compañero del fundador Cayet ano

de Thiene.

Cayetano naci6 en Vioenza en 1480; y fU.e ordenado sacerdote

el 30 de septiembre de 1516.

En 1523 fue a Roma para poner en pr~tica la fundaci6n de.·una

Compañia de Cl~rigos Regulares.

En el Oratorio del Divino Amor encontr6 a sus pri~e~es compa_

ñeros: Juan Pedro Carafa, Bonifacio de Colle y Pablo Consiglieri.

Carafa en 1523 conoci6 a Cayetano de Thiene en Roma y a prin-

cipios de 1524 le pidi6 insistentemente que le admitiese en su

proyecto de reforma. La idea fundamental era reformar radioalmen-

te el Clero, y eón ~1 al pueblo cristiano.
-141-
Como Clérigos tendr!an especial cuidado de las almas, de la

administraci6n de los sacramentos, de la predicaci6n y de la vida

litárgica. Como Regulares, los Fundadores quer!an una sociedad ba-

sada en el principio de l a vida en comdn y en la profesi6n de los

tres votos: pobreza, castidad y obediencia. Obedecerían a un Pre-

p6sito y estar!an sujetos directamente de la Santa Sede.

Los Fundadores abrazaron la pobreza apost61ica, en su forma

primitiva: no tendrian bienes inmuebles, ni entradas fijas, ni be

neficios; confiarian en la Providencia , sin mendigar; y vivirian

de las ofrendas que los fiele s les dieran libremente.

De est a manera se restauraba la vida apost6lica; y la uni6n

de vida monástica y clerical seria la Regl a de los Cl~rigos.

El 24 de junio de 1524 el Papa apr ob6 la Funda ci6n con el

Breve "Exponi nobis". El Papa le.s conoedi6 emitir publicamente los

3 votos; vivir en oomdn con el h~ito clerical con el nombre de

Cl~ri gos Regulares , bajo la protecci6n apost6lica inmediata; ele-

girse cada año un Prep6sito, que podia ser reel egido, pero no más

de tre s años se ~uidos; admitir a otros a la profesi6n, tengan la

dignidad que :. tengan, después de un año de Noviciado .

llabiendo hecho renuncia a sus biene s , el 14 de septiembre ,

los cuat ro sacerdotes reformados hicieron la profesi6n solemne
-142-
en la Basilica Vaticana.

Fue elegido Prep6sito de la Comunidad, Juan P.edro Carafa. La

primera residencia en Roma fue la casa, en la. Via Leonina, que D.e

Colle habia cedido al nuevo instituto.

Los Cl~rigos Regúlares se dedicaban & los oficios divinos, a

la oraci6n, al estudio de las ciencias sagradas, & la predicaoi6n,

a asistir a los enfermos incurables etc •••••••••••• E[ Año Santo

de 1525 cuidaron y asistieron a los peregrinos.

Respecto a los Sacramentos, los cronistas de su tiempo y los

historiadores de hoy dia, afirman, que uno de los primeros frutos

del renacimiento espiritual dirigido por los Teatinos, fue la fre-

cuencia de los Sacramentos.

A finales de 1525, después de residir en la Via Leonina, que

fue s6lo una residencia provisional , los Clérigos Regulares pasa-

ron a uha casa en el Pincio, cedida por un amigo de ellos, Juan

Mateo Giberti, que estaba situada cerca de la actual Villa Medici.

En el retiro del Pincio les sorprendi6 en mayo de 1527 el sa-

queo de Roma. Agredidos por los lanceros,los religiosos fueron he-

chos prisioneros y llevados como rehenes a la Torre del Reloj, en

el Vaticano. El 25 de mayo fueron puestos en libertad, gracias a
la generosidad de un coronel español, huyendo a Civitavecchia y
-143-
desde alli, probablemente por tierra llegaron a. Venecia el 17 de

junio. En esta ciudad el 14 de septiembre, terminado el trienio

de Carafa como Prepósito, fue elegido para este cargo Cayetano de

Thiene.

El hambre y la peste que asolaron Venecia, en 1527 y 1528,

fueron motivo para ejercitar de nuevo su caridad.

Desde el comienzó de su fundación los Teatinos tomaron una

postura netamente ofensiva contra la herejia. Los primeros choques

con ella los tuvieroa en Venecia, en 1530. Alli el nuncio Atohello

Averolo encargó a Carafa revisar el proceso contra Jerónimo Gala-

teo, fraile conventual luteranizante, quien fue procesado en Padua

y condenado segdn sentencia pronUnci ada por el ~eatino el 16 de

enero de aquel año. En su "~1emorial", Carafa S'e lamentaba de que

la inquisición véneta no procediera contra los herejes con la ener_

gia requerida.

VIDA Dill LOS TEATINOS.

Cada año, en los Capitulos generales, segdn las necesidades

y experiencias que ten!an, iban acomodando las propias Constitu-

ciones, segdn las concesiones otorgadas por Clemente VII a los

fundadores. El primer esbozo de Constituciones lo tenemos en la

carta, que a finales de 1527, Bonifacio De Colle escribió a Gi-
-144-
berti; en ella se ve la vida que llevaban los primeros Teatinos,

descrita en una forma que no es tan rudimentaria, que no púedan

conocerse los detalles; ante todo es evidente la rígida observan-

cia de los tres votos; se hace notar que ningdn precepto, emanado

del instituto, obliga por si mismo bajo pecado.uEl Noviciado du-

raba de uno a tres años; el Oficio divino se rezaba en el coro en

horas de diurnas y nocturnas, segdn costumbre de la iglesia roma-

na. Muy cuidadosa era"' la observancia de los sagrados ritos en l a

administración de los Sacramentos y en la celebración de los ofi-

cios divinos; llevaban vestido talar" simple como lo usaban los

buenos ol~rigos; nadie sali a de casa, para el ministerio sin un

acompañante, y sin haber orado antes en la iglesia y haber pedi-

do la bendición del Prep6sito. Dos veoes al dta, por la mañana y

al anochecer, al dar l a señal, se arrodillaban, cada uno en su lu-

gar, o en su habitación, para hacer oraci6n; en verano se hacia

al mediodía en lugar del anochecer.

Además de los ayunos prescritos por la iglesia, ayunaban to-

dos los vierne s del año y en tiempo de Adviento . En el comedor, no

f altaba nunca la lectura sagrada; se observaba una costumbre espe-

cial en la lectura del Evangelio, ya que cada semana se le!a un

evangelio entero Y' en un mes los cuatro.
-145-
Los que cuidaban de la sacristia , biblioteca, roperia, por-

teri a , huerto, cocina y de otras dependencias tenian su s respee-

tivas normas.

Las otras particularidades de la vida teatina( concluye el

documento) l as podrá conocer solamente el que abrace y se conven-

za de la belleza de una vida en la que reina sobre todo l a cari-

dad de Cristo~

SACERDOTES REFORMADOS.

El 2 de agosto de 1533, C~etano y el P. Juan Marinonio, obe-

deoiendo al Papa Clemente VII y a requerimiento del Virrey y de la

nobleza de Nápoles , salieron de Venecia para fundar una Casa en

aquella ciudad.

El 31 dejulio de 1533 se instal aron en Santa Maria della Sta-

lleta, despies denominada Santa :Maria de Jeru salén. Durante la

primavera de 1538 el virrey D. Pedro de Toledo puso a disposici6n

de Cayetano la iglesia de San Pablo el Mayor, que permitiria a los

Clérigos Regulares desarrollar plenamente su actividad , pasando

a ser pronto un modelo de vida li t'drgica., de orden y limpieza.

Desde su llegada a Nápoles , Cayetano(que por 1519 habia coo-

per~~o oon su pariente, Domitila de Thiene, a l a reforma de l as

Eenedictinas de Vicencia) tom6 l a direcci6n del monasterio de la
-146-
Sapiencia, que habia sido fundado el 25 de junio de 1530 por Maria

Carafa, hermana de Juan Pedro, por sugerncia de su hermano y en el

que se observaba. la mls rigida regla o.omicana.

También el Santo tom6 parte en la fundaci6n de otro Menaste~

rio, segdn l a dura regla de Santa Clara, realizada en 1535, por

Mari a Lorenza Longo, hija espiritual suya, cerca de San~a Maria

de Jerusalén.

Cayetano y los suyos t ambién tomaron bajo su cuidado el mo-

nasterio de l a Convertidas, que fund6 en aquel tiempo, junto al

de los Incurabl es de Nápoles, otra hija espiritual de Cayetano,

r.qaria Ayerbo, Duquesa de Termoli y amiga de :Maria Lorenza tengo.

La lucha contra los herejes, que iniciaron los Teatinos en

Venecia, la prosiguieron en Nápoles, donde se habi an reunido por

el año 1539 Juan Vald~s, Pedro Martir Vermigli y Bernardino Ochi-

no . Con l a predicaci6n, consejos y discusiones, Cayeteno y los su-

yos consiguieron que Ochino dejase la predicaci6n y que f::Us se-

guidores se dispersasen, siendo quemadas las publioa.ciones heré-

ticas. Los secuaces de Vald~s eran más numerosos y pudieron re-

sistir un poco más pero al morir su jefe en 1540, se dispersaron.

En el Consistorio del 22 de diciembre de 1536, Paulo III cre6

Carclenal a Juan Pedro Carafa y lo tlam6 a Roma para ocuparse de
-147-
los asuntos de la reforma, y junto con G. Contarini fueron los dos

mayores defensores.

El 21 de junio de 1542, Paulo III orgF~iz6 la Inquisici6n ro-

mana y el Teatino, que fue su principal impulsor, pas6 a ser el

jefe. Desde que fue nombrado Gardenal, Cara.fa no tom6 parte direc-

ta, en el régimen de la Orden.t. Cayetano qued6 como el hembre más

eminente y, ~unque nó fuera. Prep6sito, todos se miraban en él.

P:!o V (1566-1572} honr6 de modo muy especial a los Teatinos.

Y el l argo y fruct:!fero pontificado de Gregorio XIII(l572-1585)

dirigido a la actuaci6n rigurósa de la reforma tridentin~ tuvo en

los Teatinos unos cooperadore s muy valiosos.La Orden estuvo prote-

gida por el Papa y el cardenal Carlos Borromeo; as:! las fundacio-

nes se mul tiplica.r on en· Italia. y la Orden pudo desplegar toda su

actividad.
11
De este modo la reforma cat6lioa que se hab!a iniciado silen-

ciosamente en los Oratorios del Amor Divino, en los pontificados

de P:!o V, Gregorio XIII y Sixto V; y con más eficacia. todavia pro-

t agonizada por los cuatro s acerdotes reformados, llegará ahora a

su apogeot!

EXPANSION DE LA ORDEN.
---- -----
Desp~éb de la muert e del Santo Fundador, la Orden teatina ,
-148-
que s~lo tenia Casas en Venecia, N'poles y Verona, se extendi~ rá-

pidamente por toda Italia.

En 1555, Pa.ulo IV entregaj'ba a sus religiosos, en Roma, la Ca-

sa e iglesia de s. Silvestre de Montecavallo, que durante muchos

años seria la residencia generalicia. En 1582, la Duquesa de Amal-

fi, Constanza Piocolomini, hizo donaci~n a los Teatinos de su pa-

lacio en 1ª Via Papae, donde se levant~ 1& monumental iglesia. de

San }Jtdrés della Valle con el contiguo convento.

Desde 1550, Scotti había fundado una Casa en Padua; sucesi-

vamente los Teatinos se establecieron en Milán ( 1570), en Piacen-

za(l571). En 1575 abrieron en Nápoles la Casa de los Santos Ap6s-

toles, la segunda de las que teno.rian en aquella ciudad, hasta. lle_

gar a seis.

Siguieron posteriormente las fundacione s de Génova con dos

Casas(l575 y 1629), Lecoe{l585), Florencia(l592), Vicenza(l595),

Bérgamo(l598), Bolonia(l599), M~dena(l6o2) , Palermo(l6o2), Ferra-

ra(l617), Turin{l622), Cosenza{l624), Parma(l627), Como(l640),

Brescia{l692), Bari{l772), para mencionar s~lo las más importan-

tes. A finales del siglo XVII, la Orden tenia en Italia 50 Casas.

Fuera de Italia, los Teatinos se extendi eron menos. La pri-

mera naci~n que les acogi6 fue España. En el otoño de 1622, los
-149-
PP. Plácido Fra.ngipane-Mirto y Crescencio Vivo pasaron a il!adrid

para cuidar se del Hospital de los Italianos . Tras bast~ntes difi-

cultades, el P. Mirto, ayudado por el P. A. de Bellis fund6 la Ca-

sa de Zaragoza(l630-1632) y la de Barcelona(l632) . Siguieron lue-

go las de Madrid(l644), los Colegios de Alcalá de Henares(l630 ) ' y

de Salamanca(l683) y la Casa de Palma de Mªllorc~(l721) .

Estas Oasas de España se cons ervaron en parte , hasta la su-

presi6n , en la segunda mitad del s . XIX . Teatinos españoles ilus-

tres fueron el P. Francisco Antonio Escand6n, a,rzobispo de Lima y

virrey de Perd; el venerable Jer6nimo Abarrátegui; el P. G. Oliden

y Juan Gallifa, que muri 6 por la independencia española en las ba-

tallas contra..J'lapole6n.

En el Capi tulo del año 1644 se decidi6 la fundaci6n de Par!s.

All! construyeron la iglesia de Santa Ana la Real, seg~ proyecto

del P. Guarini .

En 1648, Juan VI de Portugal, regal6 a lo s Teatinos una Casa

en Lisboa. Y el 29 de septiembre de 1653 los religiosos se estable-

cieron en la Casa e i glesia de Santa J¡Iar:ra de la Providencia.

La fundaci6n de Munich se debi6 a la magnificencia de Enri-

queta Adelaida de sahoya, esposa de Fernando, Duque de Baviera. Y

el 29- IV- 1663 iniciaron la constru.coi6n ele la ma,jestuosa iglesia
-150-
de Santa Adelaida y San ~ayetano .

Por 1663 se decide la fundaci6n de la Casa de Santa Mar!a

del Desierto en Praga.

Pocos años después los Teatinos se establecieron en Salzbur-

go, y en 1675 se autoriza la fundaci6n de Trento .

El archiduque d.e Sajonia en 1703 ced!e, a los Teatinos su pa-

lacio, como residencia, en Viena.

Después fueron a Varsovia, donde tuvieron bajo su cuidado

hasta fines del s . XVIII la iglesia nacional de Santa Cruz .

Educaci6n de la Juventud.

Aunque no ~ sido esta una de las finalidade s principales

de la Orden, sin embargo los teatinos se aprestaron a levantar

institutos para la educa ci6n de la juventud. Además de colegios ~

para armenos en Constantinopla y Leopoli s , los teatinos los tu-

vieron en N~poles , Lecce, Palermo, Alcalá de Henares y Salamanca.

Hoy d1a regentan uno de los principales coleg~os de Palma de Ma-

lloroa.

Restaure,oi6n.

A fina,les del s . XVIII y durante todo el XIX, l a Orden tea-

tina decay6 de su primer florecimiento, pero a principios de nues-

tro siglo fue providencialmente restaurada gracias a Pfo X.
-151-
Con el Breve"Auspicato" del 15 de diciembre de 1909, el Papa in-

corporaba a la Orden Teatina las Congregaciones españolas de los

Hijós de la Sagrada Familia y el dos de Febrero de 1910 la de la

Congregación de San Alfonso de Ligorio, nacida hacia poco en M~~

llorca. En 1916 la Congregación de la Sagrada Familia, a pesar de

permanecer teatinos algunos de sus miembros más con~picuos, retor-

n6 a su propia autonomia.

La restaura ción de la Orden se ha distinguido tambi6n en la

vida misionera. De este modo en la actualidad trabajan en las mi-

siones teatinas 16 religiosos españoles e italianos.

HOMBRES ILUSTRES~

La Orden teatina cuenta con dos Santos: Cayetano de Thiene,

ce~onizado por Clemente X el 12 de abril de 1671; y Andr~s Aveli-

no, que nació el año 1521 en Castronuovo, en la Basilicata, y mu-

ri6 en Nápoles el 10 de noviembre de 1608, siendo canonizado por

Clemente XI el 22 de mayo de 1712. Tiene tres Beatos: Juan Mari-

n~nio( que murió el 13 de diciembre de 1562); Pablo Burali de Are-

zzo, obispo de Piacenza y cardenal-ªrzobispo de Nápoles( que murió

el 17 de junio de 1578); y José M~ Tomasi, eximio liturgista( que

murió el 1 de enero de 1713).

Entre los muchos venerables, vamos a citar: Jaime di Sxefano
-152-
Francisco Manco; Jos~ del Giudice; Pedro Avitabile; Antonio Ven-

timiglia; Jer6nimo Abarrátegui; Francisco Olimpo y Vicente MB Mo-

relli. Todos ellos murieron en el s. XVII y los dos ~ltimos tienen

en curso Su proceso de beatificaci6n.

Han tenido además un Papa: Paulo IV( Carafa); ocho Cardena-

les; y unos 250 Obispos, lo que hizo que se llamase a la Orden

teatina, "semillero de Obispos".

Entre los Teatinos que cultivaron las ciencias sagradas y pr~

fanas pueden recordar se: Te6logos; Liturgistas; Moralistas y Ju-

ristas; Ex~getas; Orientalistas; Historiadores; un Arque6logo; un

Astr6nomo; el Arquitecto Guarino Guarini; y los Pintores Biagio

Betti y Mateo Zoccolini.

TEATINAS.

San Cayetano no fund6 ninguna Congregaci6n religiosa femenina,

pero son teatinas las Congregaciones de la$0blatas y Ermitañas,

fundadas por Ven. Ursula Benincªsa (1547-1618), napolitana, debido

a que, desde sus comienzos, estuvieron confiadas espiritualmente a

los Teatinos y hoy d!a profesan su Regla y su esp!ritu.

Ursula Benincasa en 1583 fund6 en el Vomero de Nápoles la

Congregaci6n de las Oblatas de la Inmaculada eoncepci6n, que vi-

vian sin votos p~blicas, pero con su oblaci6n debian servir a Dios
-153-
s6lo por su amor. Estaban exentas de la rigurmsa clausura can6ni-

ca y se dedicaban a educar a la juventud femenina. En 1617, Ursu-

la Benincasa fund6 junto al convento de las Oblatas, un retiro pa-

ra las Ermitañas de la Inmaculada, que haofan profe si6n solemne,

segdn la Regla de San Agustín y segdn las Constituciones de la f~

dadora..

Gregorio XV, con su Breve del 7 de abril de 1632, aprob6 los

dos Institutos, que pasaron en 1633 a la jurisdioi6n de los teati-

nos. Las Hermanas Teatinas tuvieron conventos en Nápoles, Palermo '

y Monreale.

Estas Hermanas Teatinas profesan hoy los tres votos religio-

sos acostumbrados, segdn la Regla de los Clérigos Regulare s (Teati-

nos) y se dedican al cuidado de la infancia, a la educaci6n de la

juventud y a las obras misioneras.

---------- --...------------
-154-
CAPITULO V' : LOS TEATINOS A TRAVES DE LOS ARCHIVOS
------------------------------------------
DE MADRID.
-
A medida que avanzaban nuestras investigaciones por los di-

ferentes archivos de la Villa, pudimos ir recopilando los m~s di-

versos datos ·sobre la Orden de Clérigos Regul~res (Testinos). De

este modo, y por parecernos toda esta serie de notas de sumo inte-

rés para nuestro e studio, decidimos agruparlas por orden cronol6-

gico y presentarlas a continuaci6n.

1- Así en el año 1667 {6) tenemos una carta de pago de An-

tonio L6pez, en la que nos dice que-- como maestro de obras que es,

ha hecho reparos en unas Gasas de la calle de Embajadores, que son

del convento de San Cayetano.( en estos momentos al convento de S.

Cayetano también se le llama convento de Nue stra Señora del Favor)

Los referidos arreglos se han hecho por orden de los padres pro-

cesadores.

2- Con fecha de 23 de julio de 1672 (7), encontramos la

Fundaci6ñ de un censo perpetuo de cuatro dueados de renta que diO

el convento de San Cayetano en favor de D. Pedro Bravo de Urosa,

como poseedor de un Mayorazgo que fund6 Matias de Urosa, y de los

dem~s sucesores.

3- También con fecha de 1672 (8), vemos como los clérigos
-15$-

devuelven 14000 reales de vell6n que les hab!an prestado. Pero pa-

ra poder apreciar mejor los detalles del texto lo rep~oducimos a

continuaci6n:

ccEn la Villa de Madrid a onze d!as del mes de Agosto de mil y

seiscientos y setenta y dos años estando en el Combento de Nues-

tra Señora del Fabor della Orden de C¡erigos regulares de San Ca-

yetano enla sala Capitular del ason de campana tañida segun su es-

tilo antemi el escrivano y testigos se congregaron y jun·~a.ron es-

pecialmente el Rmo Padre D. Francisco Antonio Carrafa Calificador

del Supremo y Prep6sito el Rmo Padre D. Cayetano Passareli Predi-

cador de su Magestad y Visitador general de dha Orden los muy Rdos

Padres D. Geronimo Mayo Pont Jbseph Maria Libertino D. Manuel Ca-

lasoibeta D. Domingo Riccio ••••••••••••• que confesaron ser lama-

yor parte del Combento que segun su sacro instituto hacen cuerpo

y forma de Comunidad y por los demás ausentes y enfermos •••••••••

se obligaron de dar y pagar llanamente sin pleyto ni dilacion al-

guna a D. Francisco Arce desta Corte a quien su poder y derecho

tenga es a fabor Catorce mil reales de Vellon que por haberles

echo merced y buena obra les ha dado y prestado antes de aora ••••

Le entregaron Carta de pago en forma y catorde -mil reales de Ve-

llon· se los davan y pagaran en una sola p~ga puestos en su Casa
-156-
y poder en esta Corte para dentro de seis meses de la fecha des-

taescriptura-- que se cumplira para onze de febrero pr6ximo que ven-

drá de mil seiscientos setenta y tres •••••••••• "

4- En otro documento de 1674 se nos plantea la problem~ti­

ca existente entre los cl~rigos españoles y los italianos, ya que

los cl~rigo~ al venir de Italia a fundar el convento,dignamente se

cpmprometieron a marcharse en el momento en que hubiera religiosos

espaioles, que pudieran regir el mencionado convento. (9) A con-

tinuaci6n reproducimos el texto original:

" Los Padres españoles de San Caietano= Dicen que por haver

experimentado los graves inconvenientes que se siguen contra laRe-

ligion dela asistenzia delos Padres estranjeros, les ha sido pre-

ciso recurrir asu Magestad y con representazion deellos pedir

fuese servida deponer remedio enellos yesto se cometio alos Seño-

res del Consejo; y actualmente se esta tratando de tomar despedie~

te por ser materia detanta importanzia, pues los dhos padres es-

tranjeros vienen a costa dela Casa, y sebuelvencon el mismo gasto,

haziendose este a espensas delo que contribuye lapiedad de los

fieles; con que con est& notizia cessan las limosnas, por recono-

cer que nose emplean enel fin paraque se dan, y procuran recoger

todas las limosnas quevan ala casa, y procurar recoger todas las
-157-
limosnas, empleandolas en asuntos propios, y no en convenienzia

dela Comunidad. ( Lo que sigue hasta el final de la pdgina está

to~almente borrado, por lo tanto seguiremos reproduciendo el tex-

to que viene a la vuelta del folio).

Devenir a asistir a esta Corte fue solo para la fundazion, y

hasta tanto que huviese religiosos españoles que pudiessen gover-

nar, y por haverlos oy, ha cesado, y sin embargo dehaver tomado la

mano los Señores del Consejo para remedio deesto, tratando de dar

patentes a algunos Religiosos Españoles, solo por quehavian tra-

tado de recurrir aestos daños, y es cierto se huviera logrado echar

a muchos combentuales deesta Corte, si por el Consejo no se huvie-

ra dispuesto, el queen quanto a esto no incrasen; y por que la

conservazion de dho combento, 8, religion es dela eausa publica, y

el que este faltase oontra ella en euya considerazion pido y su-

plioo a u.s. se sirva de favorezer y amparar la pretension delos

Padres Españoles, ayudandoles por todos medios para que prontamen-

te seremedien los inconvenientes referidos actualmente.

En voz y nombre detodos los españoles. "

Firman : Francisco dela Dueña y otros ••••••••••••

5- En otro documento de 1678 (10~, se nos habla de alargar

una Capilla donde se ha de colocar la imagen de Nuestra aeñora.
¡
-158-
11 En laVilla deMadrid a tres dias del mes de m~o milly seis_

cientos y setent~ ocho años estando eneluonventode Nuestra Seño-

ra del Favor dela hordende clerigos regulares de San C~etano des-

ta Corte enla Sala Capitular deldho convento donde acostumbran j~

tarse •••••••••• Dixeron quepor quanto oy diadela fecha la Real

Congregazion de esclavos deNuestra Señora dela pureza y el Santi-

ssimo Cristo deladivinaprovidencia sitaenel dh~ convento anotor-

gado Sbniptura enque obligan aladha Congregazion sus vienes ha-

zienday rentas alapaga y seguridad delos dosmill ducados que el

dho convento toma azensso paralacompra dela cassa queesta ynmedia-

taala yglesia del enla calle delosso y para alargar la capilla do~

de sea decolocar Nuestra Señora y hazer laSalaCapitular paralas

juntas deladha Congregazion y hazer su redencion •••••••••• "

6- Dos documentos, uno de 1681 y otro de 1682, nos darán

referencias sobre la herencia que ha de recibir uno de los cl~ri­

gos de la casa de Nuestra Señora del Favor de Madrid. As! " Enla-

Villa deMadrid anueve d!as delmes deseptiem~re añode millseiscien-

tos yochent~no antemielescrivano y testigos el Rmo Padre D. Ge-

ronimo Maggio Allias M~o Religioso cl~rigo regular delaorden de

Nuestro Padre San Cayetano palermitano conbentual yabitante enla-

casa de Santa Maria del Favor de dhaorden de Nuestro Padre San
-159-
Cayetano enestacorte= otorgo queda todo supoder cumplido como de

derecho serrequiere parabaler al Padre D. Guillermo Torrioela de-

lamisma orden abitante enlacasa de San Joseph delaoiudad de Pa-

lermo expecial generalmente para que en nombre deldho Rmo Padre

otorgante yrepresentando sumismo derecho y persona pueda pedir

aber recivir y cobrar pida aya reoivay cobre judicial o extraju-

dicialmente ocomo mas convenga de todas yqualesquiera personas de-

qualquier estado calidad y esfera puesto y condioion quesean ecle-

siastioas y seglares concejos y comunidades ospitales hermanda-

des thesoreros depositarios personas particulares, y dequien ycon-

derecho lodevapagar yaiayo cargo seayfuere lapaga enqualquier ma-

nera esasaver todas las rentas dinero alajas y bienes deotrosefec-

tos pertenecientes a dho Rmo Padre otorgante como heredero de Dt

Bizenz1a bella y maggis sumadre difunta como consta delaescriptu-

ra de donaoion que hizo ante scotar Bizenzio Slaoa decastelbeltran

queparaensupoder aqueserremite y paraque pueda espender y sacardi

nero qunqueste enlatabla deladhaciudad de Palermo detodo ~uello

queletocarey perteneciere oomotalheredero pedir y thomar quenta a

quien la debadar del que ubiere sido asucargo de dhas rentas yefe~

tos••••••••••••••••" (11).
~

El documento de 1682 sigue tratando el tema de la h~cia de
-16o-
del padre Ger6nimo Maggio. {12).

" Poder que otorg6 el Rmo Padre Ger6nimo Maggio Allias Mayo

a favor del Rdo Pe D. Diego Espatafora Relixiosos en Nuestro Pa-

dre San Cayetano. En 4 de abrill de 1682.

EnlaVilla deMadrid, aquatro d!as delmes deAbrill demill y

seiscientos y ochenta y dbs años ante mi el escrivano y testigos

el Rmo Padre D. Geronimo Maggio Allias Mayo Relixiosso clerigo Re-

glar del Horden de Nuestro Padre ~an Cayetano Palermitano comben-

tual y abitante enla cassa de Santa Maria del favor de dha horden

en esta Cortte= otorgo que da todo supoder cumplido como letiene

y en tan amplias ybastante forma como de derecho se requiere para

baler al Padre D. Diego Espataforta palermitano Relixioso de dha

horden Ressidente alpresent~ en el d~o Convento de San Cayetano

desta Corte expecial y Generalmente para que en Nombre del dho Rmo

Padre otorgante y repressentando sumismo derecho y perssonaque de-

pedir aber reoivir y cobrar pida haya recivay cobre judical oextra

judicialmente para que en Nombre del dho Rmo Padre otorgante y ce-
rno mas convenga detodas y qualesquiera personas, dequalquier esta-

do calidaddy esfera puesto y condicion que sean eclessiasticas y

seglares consejos y comunidades hospitales hermandades Thessoreros

depossitarios perssonas particulares y dequien y condereoho lode-
-161-

vapagar y a cuyo cargo seay fuere 1apaga en qualquier manera es

assaver todas las Rentas dinero alaxas y vienes de otros efectos

pertenecientes adho Rmo Padre otorgante como heredero fiduciario

de DB Bizenoia bellay Maggio sumadre difunta como consta de la

scriptura de Donazion ~e hizo ~te Bizencio Stioa de CaatelBel-

tran que para en su poder aquese remite y para quepueda espender

y sacar dinero aunque este enlatabla de la dha ciudad de Ealermo

detodo aquello queletooare y perteneziere como tal heredero pedir

y thomar quenta aquienladevadar delo que ubieresido asucargo de-

dhas Rentas y efectos todo sin resservazzion de cossa alguna= y de

~.
loque recibiere y cobrare de qualquier cossayparte en el dho nom-

bre deyotorgue Cartas depago y los demas recados y despachos que

fueren necesarios alas perssonas que pagaren porssi ocomo fiadores

las quales balgan como sieldho Rmo Padre otorgante las dieray oto~

gara pressente siendo y desdeluego paraquando seotorguen las prúe-

bas ratifica yse obliga aestar y passar porellas= y sienrazon de-

la dha cobranza y demas contenido enesse instrumento seofreziere

contienda de juizio nombrar litixio oque se mueba demandando ude-

fendiendo pueda el dho Padre D. Diego Espatafora parecer ante los

señores governadores juezes y justicias de su Magestad dela dha .

Ciudad de Palermo de todos sus tribunales yaudiencias dondey como
-162-
combenga y toque su conozimiento y segun subuen estilo haga pedi-

mentos requerimientos citaziones protestas apremios execuciones

prissiones embargos ventas y remates de vienes pida ytome laposse-

sion de ellos y las costas caussadas y que se causaren hasta el

entero y cumplido pago hagaprovanzgs y las pressentes y otros

qualquier instrumentos haga contradiciones recussaciones juramen-

tos licites conssentimientos y apartamientos oposiciones conclu-

ya las caussas apele y suplique dequalquiera detérminazion auto o

sentencia en contrario y lo siga fenezca y acave en todas ynstan~

zias · antequien con derecho pueda y deva y final mente haga todos

los damas autos y dilijencias judiciales y extrajudiciales que

se requieran aunque aquino sedeclare queparaello y lodemás aqui

referido y que conbenga anexo y dependiente leda y otorga elpoder

en derecho nezessario amplio y bastante sin ninguna limitazion

sin falta de requerimiento sustancia ni cirqustancia y detalma-

neraque no por falta della dexe detener cumplido afecto lo que en

su virtud se hiciere todo conlibre franoay general administr.azion

y relebazionenforma y con facultad deque le pueda sostituir en

quanto alitigar yno en mas conlames~a relebazion y seobliga con-

forme adereoho dehaverlepor fin bastante y baledero y lo quepor-

el yen su virtud fuere dho sobreloque dio poder ala$ justicias
-163-
asu fuero competentes para sufirmeza ycumplimiento renuncio las

leyes de su favor y la general en forma yassi lo otorgo y firmo

aquien aquienyo el escrivano doy fee que cónozcosiendo testigos

Sebastian deLara Benito Garcia y Antonio Fernandez Ressidentes en-

esta C0rte~

Padre D. Geronimo Maggio, Alias Mayo, clerigo regular

ante

Matheo de Yvaizaval.

7- Otro caso pa~ecido al anterior tenemos en 1683 (13).

As! don Bartolome Casteli, cl~rigo regular del convento de Nues-

tra Señora del Favor de Madrid, da poder a D. Vicente Mayorana p~

ra que en su nombre cobre la herencia que deb!a de poseer, a la

muerte de sus padres.

" EnlaVilla deMadrid' a cinco d!as delmes deAgosto de millsei..§.

cientos y ochentay tres años estando en el convento de Santa Ma-

ria delFavor dela Horden de clerigos Reglares de San Cayetano des-

ta Corte ante mi el escrivano y testigos el Padre D. Bartholome

Casteli Relixioso deladha Horden ••••••••••••••••••• datodoSupoder

a D Vizente Mayorana paraque enSu nombrey Repressentando su per-

ssona pueda pedir pida recib~y cobre •••••••••• de quien en qual-

quiermanera lo deva o deviere pagar esassaber todas las Cantidarees
-164-
de dinero en Vellon ~ oro-Plata- Alaxas-Semillas-ygranos yotros

Vienes muebles y Raizes que letocan y pertenezen y que letocaren

y pertenezieren dela herencia delos Señores Don Lanzeloto Casteli

Marques de Capizi Príncipe deCastelferrato y Dª Ypolita Lercano

yPlatamon Sus Padres difuntos de ladha Ciudad de Palermo y falle-

cieron en ella ••••••••••••••••• "

D~ este documento adjuntamos una fotocopia en el ápendice do-

cumental.

8- Sobre la forma de vida de los Teatinos ya hemos hablado

en cápítulos anteriores. Así referíamos lo que al respecto dicen

los autores consultados( el padre Calascibetta en el s. XVcmn.; el

padre Francisco Andreu en este pnesente siglo etc •••••• ) Además,

afortunadamente encontramos un documento que nos corroboraba todo

señalado en la bibliografía anteriormente citada. El mencionado

documento(l4) dice lo siguiente:

" •••••••••••••• Los Colexiales sean de alimentar del dine-

ro que embiaren delas cassas o padres delos estudiant~s aeste

efecto todo lo cual confirma elantiguo Ynstituto desta Congrega-

cien de clerigos quede mas de Cien años aesta parte sea guardado y

Guarda Ymbiolablemente es assaver de no poder pedirlimosnas, ni

publicas ni secretas nissalir a cossechar ni permitir ttassas o
-165-
contribuciones y tras esto de no poder gozar de rentas ni bienes

raizes fuera de la eassa en quebiben sino aguardar que espontanea-

mente los fieles embien lo que Dios les espirare y bibir de aque-

llo enla mexor forma que pudieren ••••••••• "

9- En 1685 el padre D. Juan Bermejo acude al Capitulo Gene-
ral (15).

" El Rmo Padredon Juan Bermexo Preposito desta Cassa deSan-
ta Maria delfavor de laVilla deMadrid y demas Padres Capitulares

y Conventuales de dha Cassa enprimero deJulliopassado deste pre-

ssenteaño Segunla dispossicion dela Bulla dela Santidad de Clemen-

te Nono Sudacta en Roma enSanta MarialaMayor a Veintey Seis de oc-

tubre del año passado demill Seiscientos ySessentay ocho haviendo-

sse echado suerte entre eldho Rmo Padre D. Juan Bermexo yelPadre

DonLuis Abaunza electo que fue delos Padres Vocales Para el Ca-

pitulo General em primero deseptiembre pasado destedho año ca-

yola suerte eneldho Rmo Padre DonJuan Bermexo deYrperssonalmente

ai Capitulo General y por Suo oupacion Votto Ympedimiento y poder

Nombrar Perssona que en Sunombre Vaya adho Cap!tuloSegun el The-

nor deladhaBulla y Constituciones ennuestra Sagrada Religion lo-

qual Certificamos ser Verdad lo fteferido y alpedimento deldho

Rmo Padre Preposito para que pueda Ussar desuderecho damos lapre-
-166-
ssentey lo firmamos y sellamos Conel Sello denuestra Cassa enMa-

drid aprimerosdias delmes deoctubre demill Seiscientos y ochen-

tay Cinco años;~

Tambi~n adjuntamos fotocopia de este documento.

10- Con fecha de 1688(16), vemos como pertenece un censo

al convento de San Cayetano,.por escritura de permuta con los pa-

tronos de las memorias de don Pedro Bravo de Urosa, otorgada en

esta Villa de Madrid a 16 de mayo de 1688, ante Antolin Solis, es-

crivano de su Majestad. (Es un censo perpetuo).

11- En 1~88 el padre Francisco Rodríguez, religioso del

convento de San Cayetano, como testamentario de Benito Juarez, re-

cibi6 100 ducados para ayuda del Retablo que se ha de poner en la

Capilla de Nuestra Señora de la Pureza. (17)

" En la Villa de Madrid a diez y seis dias del ~es de mayo

de mill seiscient6s y ochenta y ocho años ante mi el escrivano y

testigos D. Andr~s Cazo Hermano Mayor de D. Andr~s LLorente de la

Real Congregacion de Nuestra Señora de la pureza y el Santísimo ·

Cristo de la Divina Providencia sita en el convento de la Horden

de Clerigos Regulares de San Cayetano desta Corte residentes en

ella y thessorero actualmente de la dha Real Congregacion el pr&-

sente escrivano da fe que confessaron haver recivido y cobrado del
-167-
Padre Fr~cisco Rodriguez religioso y procurador del dho convento

como testamentario de Benito Juarez ya difunto Maestra que fue de

obras y vecino desta Villa y Congregante de la dha Real Congrega-

zion; •••••••• dio 1100 reales los mesmos que el suso dho mando pa-

ra ayuda del retablo y sucoste que se esta executando y seadepo-

ner en la Capilla de Nuestra Señora y que sediessen luego que se

empezasse otro retablo entregandolos para el dho efecto al hermano

m~or o thesorero que lo fuesse y quando se empezare como consta

la clausula del testamento del dho Benito Juarez queleotorgo ze-

rrado ante el presente escrivano en 12 de abril de 1686."

12- Con fecha de 1771 tenemos l a patente dada por el Pre-

p6sito General de la Congregaci6n de Cl~rigos Regulares de San

C~etano a favor del Duque de Alba, haci~ndole participante de

los sufragios de dha Congregaci6n a ~1 y a sus descendientes hasta

la cuarta generaci6n. Roma, 10 de Febrero de 1771. {18)

" Patente original librada por el Rmo Padre Prep6sito Ge-

neral de la Congregaci6n de Cl~rigos Regulares del Santo Patriar-

cha San Cayetano a favor del Exmo.Sr.D. Fernando de Silva, Tole -

do, y Raro, Duque de Alba, y a toda su descendencia hasta la qua~

ta generaci6n haciendoles participes de todos los sufragios de

dha Congregaci6n. Dada en Roma en San Silvestre del Monte Qui-
-168-
rinal a 10 de Febrero de 1771.

D. Franciscus Maria Banditi.

CONGR. CLERC. REGUL. PRAEPOS-. GENERALIS.

Excellentissimo Domino Duci de Alva magno Prime Classis et

Prime Suppositionis in Regnis Hispaniarum ac omni Familie exce-

llentissime usque ad quartam generationem et ultra. Salutem in D~

mino Sempiternam.

Piam decet nostri Instituti rationem, ut quos Nobis charitas

nectit, cosdem et bonorum operum communio jungat; idcirco, cum ve~

tram erga Nostram Congregationem voluntatis propensionem jam pri-

dem cognoverimus maximam, cumque Nobis significatum fit; Vobis

summ~pere jucumdum fore, si bonorum omnium, quae in eadem Congre-

gatione, Deo auctore, fiunt, competes, ac participes faceremus,

non potuimus, et benevolentiae, pioque desiderio vestro non sa-

tisfacere. Quapropter per has nostro sigillo signatas litteras,

vos in charissimorum nostrorum numerum cooptamus, et· cum inter

vivos, tum inter mortuos numeramus, atque Sacrificiorum, Precum

Horariaerum, Meditatiomum, Vigiliarum, Jejuniorum, ac denique bo-

norum omnium, quae a Nobis fiunt, vel post hac fient, consortes

volumus esse, atque participes. Quoniam autem ncn nostris meritis,

sed Dei ope, et gratia nitimur, fontem bonorum omnium. Jesum Chri~
-169-
tum Dominum Nostrum exorarus, ut intercadente Sancto Patriarcha

Patre Nostro C~JETANO, de immenso meritorum suorum cumulo nostram

ipse inopiam ditare dignetur. Vos vero, quo amplioribus hujus nos-

trae Congregationis fructibus, meritisque potiamini, memores esto-

te, Deu opt. Max. Obsecrare, ut ipsam non mode tueatur, atque con-

servet; sed in dies etiam merito, ac numero auctam amplificet ad

laudem, et gloriam sempiternam~

Rome apud S. Silvestrum in Monte Quirinale.

10-II-1771.

D. Franciscus Maria Banditi.

13- Con fecha de 1777 tenemos a D. Juan Fernado de Ocaña,

Arquitecto Maestro de Obras en esta Corte, quien testifica que ha

visto, medido y tasado una casa sita en esta Corte, en la calle de

Toledo frente de la fuente, y vuelve por la de Humilladero, seña-

lada con el nQ 13, de la manzana 1 6 2 perteneciente al Convento

de San Cayetano.

~y habiendo tasado y dado a cada cosa su justo valor, dijo

que vale el sitio y la fábrica referida 105. 860 Reales de Ve116n.

Y para que constara firm6 el presente documento(19), en Ma-

drid a 6 de Diciembre de 1777:

Juan Fernando de Ocaña.
-110-
14- Siguiendo con el tema de la casa que posee el Convento

de San Cayetano en la calle de Toledo con vuelta a la de Humilla-

dero, tenemos un documento Real de 1781. A trav~s de este docu-

mento el Rey expide una Real C~dula por la .cual la mencionada ca-

sa queda libre perpetuamente de la Carga Real de Aposento de 11049

mrs. (20)

uSello de Mil Setecientos YOchenta Yuno. ( 1781).

--
EL REY.

Por quanto por Real Orden mia de quince de Abril de mil se-

tecientos sesenta, comunicada a mi Consejo de Hacienda en Sala de

Justicia fu! servido mandar que paraque los Dueños de las Cassas,

y Sitios de Madrid, pudiesen libremente, y sin el gravamen de la

Casa de Aposento atender a repararlas, y fabric ar otras, se ena-

genase de mi Real Erario esta Regalia, a cuyo fin, y que se exe-

cutase sin perjuicio de mis Vasallos, se examinase por la misma

Sala de Justicia si convendrfa ·componerse en cada Dueño, sacando

el Capital del importe de la Carga a razon del interes, que le p~

reciere proporcionado. En su consequencia me hizo presente el Co~

sejo en Consulta de tres de Julio del mismo año lo que sobre este

asunto se le ofrecia, y que seria mui equitatibo el fixar estos

capitales al respecto de quatro por ciento para la redempcion de
-171-
la Carga, que sufr!an los Dueños de las Casas de Madrid, particu-

larmente para aquellas, que hasta el año de mil· setecientos qua-

renta, y nueve ( en que se dio nueba forma al Juzgado de la Rega-

lía) havian estado en pacifica posesi6n de pagar sus antiguas Ca~

gas, sin alteracion alguna, suspendiendo por entonces la redemP-

cion de las Nuebas Cargas de Aposento, conque el Juzgado havia

gravado a diferentes Casas, y de que se hallaban pendientes en el

Consejo muchos recursos sobre agravios de las mismas nuebas Car-

gas. Y haviendome conformado eón su dictamen, mande se hiciese

notoria la gracia que concedía de que se enagenase esta regalía

al quatro por ciento; lo que publicado en el paraque tubiese mas

exacto cumplimiento se hizo notorio al Publico. Y posteriormente

en otra Consulta de tres de Septiembre de mil setecientos sesen-

ta, y uno, me propuso el Consejo lo que igualmente . . se le ofrecia,

y parecia, en razon de las Casas que tienen la Carga material,

sin estar privilegiadas, cuya clase no estaba oomprehendida en

mis antecedentes providencias, ni fixado el Capital para sus re-

dempciones: y por resolucion a ella fui servido mandar que las

Cargas de Aposento se regulasen todas a quatro por ciento, tanto

de las Casas privilegiadas, como de las que no lo estuvieren, lo

que asimism0 se hizo notorio al Publico. Con este motivo, y bajo
-172-
este concepto se ha acudido al expresado mi Consejo, en Sala de

Justicia, por el Padre don Josef Fernandez Portalegre, como Pro-

curador del Real Convento de Nuestra Señora del Fabor, de Cl~ri-

gos Regúlares de San Cayetano de esta Villa, exponiendo que al r~

ferido Convento pertenece una Casa en la Calle de Toledo, gravada

con la anual Carga de Aposento de once mil, y quarenta y nueve ms

de Vellon suplicandome le admita a la redempcion de ella, entrega~

do de contado el correspondiente Capital al respecto de quatro por

ciento. Ymediante haver resultado de informe de la Contaduría de

la Regalía de Aposento, que la Casa numero trece de la Manzana

ciento, y dos, sita en la Calle de Toledo, que hace esquina, y

vuelve a la del Humilladero, Parroquia de San Justo y Pastor, en

el distrito de San Mill~n, su Anexo, pertenece al referido Conve~

to de San Cayetano de esta Villa, y en lo antiguo se visit6 en e~

veza de Juan de Ortega, quien gano para Privilegio de Exempcion

que se le despacho en seis de m~o de mil seiscientos veinte, y

cinco, quando compon1a su Area Plana mil novecientos quarenta, y

ocho pies, y siete octabos quadrados superficiales, quedando obli

gada a contribuir a dicha Regalía c9n varias havitaciones de ella

y así continu6 hasta que haviendo reca!do en el eXPresado Conven-

to, _gan6 este otro Privilegio, que se le concedio en veinte y seis
·17~
de Noviembre de mil setecientos quareta y tres, por el qual que-

daron reducidas aquellas piezas a contribuir en lugar de ellas

con doscientos y setenta reales cada año, que valen nueve mil

ciento, y ochenta ms; resultando igualmente que aunqúe por la

concesion del Privilegio, que ganó Juan de Ortega ofreció servir

con doscientos ducados de Vellón por una vez, y de los quales f~

dó Censo al redimir, y quitar en fabor de dho fondo, y sobre la

propia Casa; este se hav!a redimido aora por el referido Convento

de San Cayetano, y a su fabor se ha otorgado la Escriptura de re-

dempcion correspondiente en veinte, y nueve de octubre de este

año de la fecha ante Feo Antonio Diez de Mongrovejo, Escrivano de

aquel Juzgado, y as! solo hav!a quedado con los citados nueve

mil ciento, y ochenta ms que se havian librado corrientemente cow

tra ella; y de importar su Capital al expresado respecto de qua-

tro por ciento para la redempcion de doscientos veinte, y nueve

mil y quinientos ms de Vellon; he venido en condescemder a su in~

t~cia. Por tanto, y haviendo constado por Carta de pago del Mar-

qu~s de Zambrano, Cavallero de la Orden de Calatrava, el Propio

mi Consejo de Hacienda, y mi Thesorero general, su fecha veinte

y nueve de octubre ultimo que por el enunciado Padre D. Josef Fe~

nandez Portalegre como Procurador del referido Convento, se entr~
-174-
garon en mi Thesoreria general los referidos doscientos veinte,

y nueve mil y quinientos ms de Vellon correspondientes al Capital

de la citada Carga, como también otros ocho mil, y treinta y seis

ms de Vellon que por razon de reditos de ella se estaban debiendo

por el rateo vencido desde la Navidad del año proximo pasado, ha~

ta el nominado dia de la entrega de dho Capital como igualmente

ha constado por otra Carta de pago del mismo Thesorero general

de veinte, y nueve de noviembre próximo pasado; he tenido por bien

expedir esta mi Real Cédula de Redempcion, por lo qual es mi vo-

luntad que la enunciada Casa quede libre perpetuamente de la re-

ferida Carga Real de Aposento de once mil y quarenta y nueve ms

de vellon conque annualmente se hallaba gravada, sin que por mi,

mis sucesores se pueda pedir cosa alguna oon Titulo de Hospedage

de Corte, ni por razon de tercia parte al nominado Convento, ni

a los demás posehedores, que fueren de la expresada Casa, ni es-

ta se carque de nuebo, aunque en adelante se reedifique, aumente,

o mejore, una o muchas veces dentro del sitio, que al presente

ocupa, y si por alguno se intentare ordeno a mis Fiscales salgan

a la voz, y defensa de todo ello, y a su seguridad, respecto de

haverse cumplido por el mismo Pe D. Josef Fernandez Portalegre,

como Procurador al referido Convento de Nuestra Señora del Fabor
-175-
de Clerigos Regulares de San Cayetano de esta dicha Villa con lo

que correspondia, arreglado a mis Reales resoluciones, que quedan

explicadas, y mando al Governador, y los de mi Consejo de Hacien-

da, y a los del Juzgado de la Regal!a de Aposento, que al presen-

te son, y en adelante fueren, y a todas las damas personas a qui~

nes tocase el cumplimiento d& lo en esta mi Cedula contenido, lo

guarden cumplan, y executen inviolablemente en todo, y por todo,

sin alteracion, ni va riacion alguna, que as! lo tengo por bien se

exeoute; y que de esta mi Real Cedula se tome razon en las Conta-

durias generales de Valores y Distribucion de mi Rel Hacienda, y

en la de la Regalia de Aposento de Corte en el termino de dos me-

ses de su fecha, y no haoiándolo en ellos, sea nula esta redemp-

oion. Dada en Madrid, veinte de Diziembre de mil setecientos oohe~

ta, y uno~

YO EL REY.

---------------------------------
-176-
15- Con fecha de 1793 tenemos una fUndaoi6n de Capellanía
en la Real Casa de San Cayetano de esta Corte, por D. ~6lix Maria

de Zurbano, como heredero de D. Margarita de Salcedo. Dª Margari-

ta poseía una hacienda en la Villa de Ceroedilla y se la oedie-

ron al Convento de San Cayetano con la condioi6n de fundar una

Capellanía sobre ella. (21)

" Funda·e ion de Capellanía enla Real Casa de San Cayetano de

esta Corte por D. F~lix Maria de Zurbano como Heredero dela Seño-

ra Dª Margarita de Salcedo Giner y Rivadeneira Vecina que fue de

esta Villa otorgada en diez y ocho de junio ante el esorivano de

Numero.

D. Juan Villa.

Dª Margarita •••••••••••••••• posehia una Haoinda por heren-

cia de ~ primer marido D. Feo Martinez Montero, en laVilla de

Ceroedilla y su termino, compuesta de casa con pajares y prados

la huviere, poseyere y disfr.utase la Congregaoi6n de Cl~rigos Re-

gulares de San Cayetano de esta Corte atitulo de Sacristía, o oo-

mo pudiesen haverla segun su regla, leyes, o estatutos, pero con

la Carga de una Capellanía que fundaia sobre ella con la dotacion

de mil y cien reales annuales que havia de apercivir el Capellan

cumplidor, de cuya memoria y Capellanía havia de ser Patrono el
-177-
otorgante, sus herederos y suoesores, y tambi~n el Padre D. Caye-

tano Vergara y Azcárate delamisma Congregaci6n y por su falleci-

miento los Padres Prep6sitos dela misma Casa de San Cayetano d~

esta Corte •••••••••••• Que el capellan que fuese nombrado, hu-

viese la obligaci6n de decir por si dos misas rezadas todas las

semanas enlareferida Yglesia de San Cayetano deesta Corte alahora

dalas once, y en el altar donde sevenere Imagen del Santo= Una los

miercoles ~ otralos Domingos, y adamas haviade decir otra misa r~

zada a la propia hora enlamisma Yglesia todos los dias en que se

celebrase Misterio de la Virgen Maria Nuestra Señora: El dia de

la Purificaci6n, de los Dolores, de la Anunciaci~n, y Encarnacion,

el de los Desposorios, Natividad ••••••••••••••• "

Además de las obligaciones que hemos referido, se imponian

otras muchas, que no hemos querido enumerar para no alargar ex-

cesivamente lo relatado.

16- En 1797 encontramos un documento que trata de cercar
un sitio erial, que pertenece al Procurador del Convento de San

Cayetano, y que se hatla enfrente a la Fábrica de Aguardientes.

Hay diseños que muestran como debe quedar la referida oerca.(22)

El documento se inicia con un sello de Carolus IV y con

otro de 1797•
-178-
HISPANIORUM REX

CAROLUS· IV. SELLO DE 1797.
YTTmo. Señor
6
E1 Padre D. Juan Cabezas Procurador de la Comunidad de San ~ ­

Cayetano, a quien pertenece un sitio erial a lo ~ltimo de la ca-

lle de Embajadores frente de la Real Fábrica de Aguardientes. Con

la debida atenci6n hace presente a N. S. y necesita cercarlo por

la tachada adha calle y la del Sol con paredes de tapias de tie-

rra y su albardilla segdn el diseño adjunto que presento, firmado

por el profesor de Arquitectura D. Josef Tellez, Maestro de obras

aprobado por la Real Academfa de San Fernando, afin de tener dho

sitio cerrado para obiar las maldades que se hacen en sus rinco-

nes, y parages ocultos: En cuia atencion.

A.V.S.Y. Suppo se sirba dar la correspondiente licencia para

poder ejecutar lo espresado. Merced que espera recibir de N.s.Y.
Madrid 12 de Maio de 1797.

D. Juan Josef Cabezas Procurador.

Madrid 11 de Mayo de 179t• En su Ayuntamiento.

Ynformen el Sr. Rexor Comisario del Quartel yel Arquitecto

Mayor.

YTTmo Señor.
-179-
En cumplimiento del anterior acuerdo de V.Y. he visto y re-

conocido el sitio erial yermo demostrado en el adjunto diseño de-

terminado con la aguada rosa, que el ynteresado de esta ynstancia

solicita cercar con arreglo a los limites desu pertenencfa, de-

marcacion hecha sobre el propio Diseño, y lo figurado en el otro

que igualmente acompaña señalado con el NS! 2, firmados ambos por

el Maestro de obras D. Josef Tellez que parece hade dirigir lade

que setrata; y mediante que con ello conseguirá aquella entrada y

parte de Población alguna mas decoracion y arreglo, evitandose la

acogida y capa debastantes excesos, encuentro por mui conveniente

el expresado cierro, bajo las precisas e indispensables prevenci~

nes de que siendo solo provisional y de mero aprovecho para lo ~

cesivo en los cimientos y materiales utiles, se ejecute guardando

una perfecta linea recta por la calle del Portillo de Embajadores

desde el punto inferior dela Casa Almazen de Pescado, hasta el d~

lla Casilla del Resguardo incorporada enssu ~erca; y porla de Tr!

bulete sobre otra linea recta con los dos puntos delas esquinas

en las manzanas 77 y 8G, practicandose su construccion conlos so-

rrespondientes cimientos demanposteria debuena calidad, fundados

en terreno firme, dandoles el grueso de tres pies y tres cuartos

hasta el enrras del pabimento publico, adonde, dejandodepie re-
~8~

los retablos demedio pie por el exterior, y un quarto depie porlo

interior, sereplantearan los zocalos desnudos deigual construccion

continuando elresto de altura con Machos de Albañilería, y Capo-

nes de tierra, sin eleccion alguna de huecos, mas que el de la

Puerta significado por la calle del Tribulete, cuyas ojas abriran

hacia lo interior, dejando coronadas las paredes con Albardilla,

efecto, y el de que asi conste, deberá dar aviso a V.Y. el ynte-

res~do luego que estén concluidos los zocalos para que se sirva

mandar reconocerlos y segundo aviso del cierre concluido, bajo la

responsabilidad de reponer gastos. Y es lo que puedo informar y

manifestar a V.Y. acerca del particular.

Madrid 13 de Mayo de 1797.

Firmas.

El Comisario Rexor del Quartel considera debe concederse a

esta Parte la licencia que solicita en los terminas mismos que el

Arquitecto Mayor propone en su anterior Ynforme, o, como mejor p~

rezca a v.s. Madrid a 13 de Mayo de 1797•

Mariano de Blanca.

Madrid a 17 de Mayo de 1797. En su Ayuntamiento.

Concederselicencia para haoer estaobra con arreglo alos in-

formes antecedentes ya lo demas que Madrid tiene prevenido Ymand~
-181-
do anteriormente sobre estos particulares~

Firma.

17- En 1802 encontramos una lista de los individuos de la

Real C&sa de San Cayetano de Madrid con expecificacion de sus no~

bres y apellidos, y de los criados comensales de la misma. (23)

PNDRES SACEROOTES~

1- R.P. Prep6sito D. Agustin Manio.

2- R.P. D. Gabriel Rodriguez.

3- R.P. D. Sim6n Vergara.

4- R.P. D. Francisco Vázquez.

5- R.P. D. Pedro Cabezas.

6- R.P. D. Pedro Guereña.

7- R.P. D. Gregorio Marchante.

8- R.P. D. Antonio Tejada.

9- R.P. D. Benito Moreira.

10- R.P. D. Juan Cabezas.

11- R.P. D. Agustin Valderas.

12- R.P. D. Fulgencio Palet.

13- R.P. D. Manuel Maria Jofiño.

14- R.P. D. Fulgencio Rojo.

15- R.P. D. Juan de la Cruz Carrasco.
-182-
16- R.P. D. Juan Antonio Salanova.

17- R.P. D. Clemente Gutierrez.

18- R.P. D. Julián Ruiz.

_________
DIACONO S:.......,_

1- P.D. Santiago G6mez Delgado.

2- P.D. Miguel Ximénez de Porras.

3- P.D'e Fernando Carrasco.

4- P.D. Francisco Frejo.

LEGOS~
-----------
1- H2 Isidro Medel.

2- H2 Manuel Merino.

3- H2 Raphael Bruisel.

4- Hº Juan Alcalde.

5- H2 Xavier de Tejada.

6- H2 Bentura Marchina.

CRIADOS. PROCURACIONo
---------------------
1- D. Pedro González.

COCINA.
-------
1- Manuel Pérez.

2- Alonso Méndez.
-183-
SACRISTIA.

1- Jos~ Ferndndez.

2- Francisco Ram~rez.

3- Manuel Rodriguez.

ENFERMERIA·.

1- Sevastian Ganechada.

PORTERIA.

1- Manuel Ulloa.
11
Y para los efectos que convenga lo firmo en M~drid a 14 de

julio de 1802.

D. Agustin Manso. C.R. Prep6sito.

Paso a manos de u.s~ la adjunta razón que me ha remitido el
~

Padre Prepósito de San Cayetano en cumplimiento de la Real
o
Orden

comunicada por el exmo Sr Governador del Consejo Supremo de Cast!

lla en 13 del corriente : Unica Casa de la comunidad que se halla

en la demarcación de este Barrio de San Cayetano que está a mi

cargo.

Dios guarde a u.s. muchos años.

Madrid, 11 de Julio de 1802.

Sr. D. Juan Domenech.
-184-
D. Juan Domenech.

En contestaci6n al Oficio que con fecha del corriente se ha

servido u.s. comunicarme, en el que se expresa la Real Orden Re-

lativa a la averiguaci6n de Conventos, Congregaciones, Casas de

Recogimiento, que se hallan en esta Corte , debo decir a u.s. que

en este Barrio de la Huerta del Vayo, que se halla a mi carga, no

existe ninguna de las citadas Casas o conventos nominados en esta

Real Orden!

Dios guarde a u.s. muchos años.

Madrid. 17 de julio de 1802.

Miguel de Torres.

Todos estos ejemplos que hemos ido recuperando por los dis-

tintos Archivos de la Villa, nos han servido para conocer un po-

co mejor, como transcurría la vida de estos Cl~rigos Regulares de

la Orden de San Cayetano.
-185-
CAPITULO V! : DONACIONES.

En el capftulo anterior hemos visto distintos aspectos de los

Teatinos, reflejados en los Archivos de Madrid. Pero los datos r~

lativos a las donaciones que hicieron al Convento de San Cayetano

hemos preferido agruparlos y presentarlos a continuaci6n:

1- En primer lugar tenemos la donaci6n que haoe en 1665 un

napolitano al referido convento, constitufda por ropas, muebles,

libros •••••••••• (24).

"Fallecido D. Andr~s Caputi natural de Nápoles Mando al Con-

bento de San Cayetano de esta Corte que luego que el fallezca s e

le dey entregue todos mis vestidos.Libros.Ropa blanca~Pinturas.

Sillas. Bufetes. Camas.Y demás alajas •••••••

( En total lo donado por D. Andr~s Caputi es lo siguiente:

1- 2'camas de nogas.

2- 90 avanicos de Nápoles.
3- Calcon y ropilla de felpa de Holanda.

4- Un jub6n de terciopelo berde.

5- 8 camisas a medio hacer.

6- Un cofre grande con sus llaves y cerradura.

7- 2 espadas con 2 dagas.

8- 2 cortinas coloradas.
-186-

9- Un taburete.

10- 3 cofres medianos con sus cerraduras.

11- Un estante con 54 libros grandes y pequeños.

12- 18 pinturas de ramilletes.

13- 10 pinturas pequeñas de todo g~nero.

14- 9 cuadros pequeños de todo g~nero.

15- 9 cuadros grandes de diversas pinturas.

16- Un doselillo para la cabecera de la cama con un Santo

Cristo.
17- 1 colcha blanca.

18- 1 espejo.

19- 2 almoadas.

20- 5 colchones con su lana y una m~nta.

21- 1 sombrero nuevo.

22- Calcon y ropilla de terciopelo usado.

23- 1 jub6n viejo de raso y otro de tela.

24- Un pedazo de 8 baras de manteles~

Y algunas cosas más que no seguimos enumerando por no hacer el

recuento demasiado extenso).
-187-
2- En 1666 la Condesa de Benavente dona 9500 ducados de plata al

Convento de San Cayetano.(25)

"••••••••• En la Villa de Kadrid a 26 dias del mes de abril

de 1666. Ante mi el escrivano y testigos estando en la Sala Capi-

tular del Conbento de Nuestra Señora del Fabor de esta Corte, Or-

dem de Cl~rigos regulares deSan Cayetano a son de campana tañida

segdn costumbre y su estilo ordinario se juntaron especial y se-

ñaladamente el muy Rdo Padre D. Josef Caraoholo, Prep6sito, D. M~

nuel Calascibetta •••••••••

Dª Antonia de Mendoza, Condesa de Benavente, ante el presen-

te escrivano otorg6 escritura de Poder zesi6n en causa propia en

fabor del dicho Padre Prep6sito y del que Por tiempo fuere de dho

Conbento de San Cayetano de 9500 ducados de plata doble que por

raz6n de bienes gananciales pertenecen a la exª desde 18 de marzo

dei año pasado-de 1648 hasta el mes de diciembre del año pasado

de 1652, librados sobre fiscales del Reino de Nápoles."

( En este texto se pueden apreciar dos cosas fundamentales:

A/ En primer lugar, la costumbre que tenian los ~eatinos

de reunirse en la Sala Capitular a son de campana t añida para tr~

tar sus asuntos. Esta costumbre es tan habitual que la mayor pa~

te de los documentos que hemos manejado se inician como ~ste.
-188-
B/ Y en segundo lugar, vemos al Padre Calascibetta. Recor-

demos que el padre escribi6 una Vida de San Cayetano a la que de-

dicamos por entero nuestro primer capitulo.

Este no será el ~nico documento en que aparezca Manuel Cala~

cibetta, ya que cas! todas las escrituras, cartas etc ••••• dan el

nombre de los Clérigos. de este momento; en consecuencia la apari-

ci6n de su nombre se hace necesaria.

3- En 1668 Dª Inés de Quesada deja al Convento tres pares

de casas en esta Corte. (126)

" .En la Villa de Madrid aocho d!as del mes de junio de mil

seiscientos y sesenta y ocho años estando en el Combento de Nues-

tra Señora del Favor desta Corte Horden de Clerigos Regulares de

San Cayetano ensu Sala Capitular del ason de campana tañida segun

suestilo ordinario para conferir y.d ratar las cosas tocantes al

Servicio de Dios ~e juntaron y congregaron especial y señalada-

mente el Rmo Pdo D. Cayetano Pasareli Predicador de su Magestad y

los muy Rdos Pdes D. Manuel Calascibetta y D. Francisco Maria Ca-

rafa la m~or parte de los religiosos vocales de dho Combento y

por los demás ausentes y enfermos del •••••••••

D. Feo de la Dueña religioso profeso de dha horden y teniente

en dho Combento especial y expresamente para que en nombre de dhos
-189-
Pdes otorgantes y representando sus propias personas pueda en vi~

tud de Dt In6s de Quesada la difunta, vecina que fue de la Villa

de Consuegra que otorgó ante Mathias Fernández escrivano en 30 de

octubre del año pasado de 1667 por donde consta dejó la susodicha

por su muerte tres pares de Casas en esta Corte y en ellas Insti-

tuyó por heredero a dho Convento de San ~ayetano despu6s de los

d!as de la Vida de D. Inés Maria hija de la susodicha religiosa

profesa en el Conbento Real de Santa Isabel de la Ciudad de Tole-

do ••••••••••• ••• "

4- En 1669 Dª Maria Cornejo da al Padre Prepósito de San

Cayetano cierta cantidad de dinero para que lo distribuyera en lo

que le tenía comunicado.(27)

" En la Villa de Madrid a 11 de julio de mill y seis cientos

sesenta y nueve años ante mi el escrivano y testigos pareció el

Reverendfssimo Padre D. Cayetano Passareli Predicador de su Mage~

tad y Prepósito del convento de Nuestra Señora del Favor, desta

Corte orden de clérigos Regulares de San Cayetano aquien doy fe

que conozco y dixo, que ante el presente escrivano y estos cl6ri-

gos en esta dicha Villa en febrero del año proximo pasado de mil

seiscientos y sesenta y ocho DB Maria Cornejo viuda de D. Jeronimo

Zapata Gutierrez de Moya Oavallero dela orden de Santiago estando
-190..

enferma ensujuicio natural otorg6 codicilo conforme a ··derecho y

declar6 que tenia dado en confianza al dho padre otorgante una e!

dula de cierta suma para que la cobrase y distribuyese en lo que

le tenia comunicado sin que por ello fuese obligado a darquenta

aninguna persona segun dha escritura •••••••••• •• "

5- En 1671 Dª Josepha Teressa de Canenzia dej~ al Convento

de San Cayetano 1500 reales de vellon, bajo la condici6n de que ~a

encomienden a Dios. (:28)

11
En la Villa de Madrid a diez días del mes de junio de mily

seiscientos y setenta y un años Antemi escrivano y testigos pare-

cío el Rmo P. D. Cayetano Pasareli Predicador de su majestad'y Vi
cario del Combento de Nuestra Señora del Fabor desta Corte orden

de clérigos regulares de San Cayetano aquien doy fee queconozco y

confesso haber recivido de Dª Joana Goncalez viuda de Jer6nimo C~

nezia Cavallero dela Orden de sttntiago del Consejo de su majestad

RL de hacienda como madre y testamentaria de D~ Josepha Teressa

de Canenzia ya difunta el saver un mil yquinientos reales de Ve-

116n que por clausula de su testamento mand6 dha Dª Josepha al

dho Conbento de San Cayetano de limosna con obligaci6n de enco-

mendarla a Dios dela qual dha cantidad como por si y en nombre

del dho combento otorg6 carta de pago y lo firmo ante testigos."
-191-
6- En 1686 D. Juan Lorenzo Portela dona su ermita dedicada

al Glorioso Padre San Cayetano, sita en la Villa de Crevillente,

al Convento de San Cayetano de esta Corte, para que de este modo

la ermita obtenga un mejor culto y oonservaci6n.(29)

" En la Villa de Madrid a diez y siete d1as del mes de febr~

ro de mill seiscientos y ochentay seis años antemi el escrivano y

testigos el lizenciado Juan Lorenzo Portela Ressidente al presen-

te enesta Corte Capellam Hermitaño de la Hermita delglorioso pa-

triarcha San Cayetano sita eneltermino dela Villa de Crebillente

una legua de distancia della poco mas omenos del Obispado deorigu~

la en el Reyno de Valencia= y dixo quepor quanto de diez años ae~

ta parte aestado y ressidido enladha hermita assistiendo como tal

capellan della encuyo tpo ycon supropio dinero aadquirido lapro-

piedad dedha hermita y diferentes pedazos de tierras guertas de-

arboles frutales Parrales y Ygueras y un colmenar dehas~a cient

colmenas y aumentando la fabrica y vibiendas delacassa de dha he~

mita y echo su fuente detras della quelallaman ladela olibera. Y

para el serbicio y culto del Santo glorioso y adorno delayglessia

aecho diferentes alaxas y ornamentos lamparasy quadros con sus

molduras todo asucostay espenssas y assimismo para el servicio de

de las bibiendas las acompuesto delo nezessario como es decamas,
-192-
bufetes, taburetes cossas decocina y otros vienes que todo es no-

torio assi enladhaVilla deCrebillente ••••••••••••••••••••

••••••••• movido de ~tencion y por expecialdebocion que

tiene alglorioso Santo y que siempre assido ladha suyntencion de-

mantenerlo yaumentarlo condecencia y venerazion, y que sudesseo

tambienassido deque sefundase endhahermita combento de su Reli-

xion oqueno sepudiese fundar la gobernassen y assistiessen aella

algunos relixiosos deladha Relixion para sumexor culto venerazion

assistencia y oonsserbaoion y siendo este su principal yntento y

queladevocion del Glorioso Santo vayaenaumento tiene tratado de-

zeder donar renunciar y traspassar ael Padre Prepósito y relixio-

ssos delahorden de clerigos regulares del C~mbento de SanCayetano

desta Corte para simismos y los adelante venideros •••••••• "

------------- ---------------
-193-
CAPITULO VII 1 MISAS~

Otro aspecto de la vida de los Teatinos era recibir limosnas

a cambio de decir misas por el alma de los difuntos. Estas misas

de alma son tan sumamente frecuentes, que tan s61o hemos recogido

unos cuantos ejemplos para no alargar excesivamente el presente

capitulo.

1- De este modo en 1664 se reciben 600 reale s de ve116n e~

mo limosna, por decir 300 misas de alma.(30)

" Enla Villa de Madrid a 27-X-1664 El muy reberendo Padre D.

Francisco Maria Garrafa Preposito del conbento de Nuestra Señora

del Favor deesta Corte Horden de SanCayetano confeso haber reci-

bido seiszientos reales de Vellon por la limosna de treszientas

missas de alma que sean de decir en el Dicho conbento de San Ca-

yetano!.' .

2- En 1671 D. Agustin de Castro dej6 1340 reales de vel16n

para su funeral y entierro en el convento de San Cayetano de Ma-

drid. (31)

" Enla Villa de Madrid a nuebe dias del mes de octubre de

mil y seiscientos y setenta y un años Antemi el escribano y testi

gas parecio el Reberendissimo Padre D. F~ancisco Maria Carafa pr~

pasito del Conbento de Nuestra Señora del Favor de esta Corte de
-194--
Clérigos regulares de San Gaietano aquien doi fe conozco y como

talprelado confeso aber recibido de D. Agustin de Castro su padre

Difunto registrador que fue del Tribunal dela Nunciatura de Rey-

nos es a saber un mil trescientos y quarenta reales de Vellon y

los mismos que importaron los derechos del funeral y entierro que

en dho Combento se hizo al dho su padre donde por su ultimo tes-

tamento semando sepultar."

3- ':rrl:unbién en 1671 Dª Francisca Guzmán y Velasco manda que

se funde un censo perpetuo, a favor del Convento de San Cayetano,

pero con la condioi6n de que los religiosos de dicho convento di-

gan por su alma tres misas a la semana en la Capilla de Santa Ro-

sal:!a.(32)

" En la Villa de Madrid a primero d:!a del mes de diziembre

de mill y seiscientos y setenta y un años estando en el Conbento

de Nuestra Señora del Favor desta Corte Orden de clerigos Regula-

res de San Cayettano •••••••••••

TESTAMENTO :

Dª Francisca de Guzman y Velasco hija legitima deles señores

D. Gonzalo de Guzman Salazar y de Dª Juana de Ooampo y Velasoo

mis señores padres que Santta Gloria ayan mugar legitima que soy

de D. Juan Triazguez, cavallero de la orden de Santiago jentil om
-195-
bre dela booa. de su magestad miseñor y marido estando como estoy

enferma de la enfermedad que Dios nuestro Señor a servido a mi

dar aunque en mi buen juicio y entendimiento natural y temiendome

de la muerte que es cosa natural, creyendo como firmemente creo

en el Misterio de la Santisima Trinidad Padre hijo y Espiritusan-

to tres personas distintas y un solo Dios Verdadero y entodo aqu~

llo que cree y confiesa la Santa Madre Iglesia cat6lica Romana ••••

y tomando por abogada a ia siempre Virgen Maria Nuestra Señora

concevida sin mancha de pecado original en el primer instante de

su ser para que por sus ruegos sea Nuestro S~ñor Servido de per-

donar mis pecados y poner mi alma en carrera de Salvazion para su

Santo servizio y descanso de mi Conziencia ago y otorgo este mi

testamento en la forma y manera siguiente:

CLAUSULA. Item mando yes ni boluntad que si de mis bie-

nes muebles alajas de oro plata y joyas procedi·ere más dinero de

lo que montare mi funeral mandas y legadas suso referidos y lo

que así labrare llegare a mill duca.dos de vellon se funde azensso

afabor de dho Combentto de s·a.n Cayetano desta Corte y con loque

cinquenta ducados de renta en cada un año que corresponde al dho

Prinzipal ayan de tener obligazion el Padre Preposito que fuere y

religiosos del dho conbento de dezir por mi alma y por mi inten-
-196-
zion tres misas cada semana en la dha Capilla de la Gloriosa Vir-

gen de Santta Rosalia y que en esta razon para la buena perpetua

firmeza y cumplimiento desta memoria se agan y otorguen una y

otra parte la escritura o escrituras que convengan ••••••••••••••

Se entrega al dho Combento y religiosos los mill ducados de

vellon obligandose a dho combento Padre Preposito y religiosos

con los requisitos nezesarios de dezir para siempre jamas perpe-

tuamente cada semana las dhas missas rezadas."

4- El documento al que nos acabamos de referir,hallado en

el Archivo Hist6rico de Protocolos sobre el testamento de Dª Fran

cisca de Guzmán y Velasco, tiene su correlato en otro documento

encontrado en el Archivo Hist6rico Nacional, que se presenta en

los siguientes t~rminos:

" En la Villa de Madrid a primero dia del mes de diziembre

de mil y seiscientos y setentta y un años estando en el combento

deNuestra Señora del Fabor desta Corte Orden de clerigos Regulares

de San Cayettano ••••••••••••

Dixeron quepor quantto Dª Francisca deGuzman y belasco ya di

funta muger que fue de D. Juan ydiaguez ysasi cavallero dela or-

den de Santiago gentil hombre dela boca de sru4agestad otorgosu ul

timo testamento enesta Cortte ante Feo Martinez deMendibil escri-
-197-
vano de ~4agestad en treintta deMarco del año Proximo Passado de-

mil y seiscientos y settenta •••••••••••••

CLAUSULA: Mando y es mi boluntad que si de mis bienes

muebles alajas de oro plata y joyas procediere mas dinero delo que

montare mi funeral y legados referidos y lo que así sobrare llega-

se amil ducados de Vellon sefunde Azensso afabor del dho Comben-

tto de San Cayetano desta Cortte y con los cinquenta ducados de

renta en cada un año que corresponde aldho Prinzipal ayan detener

Obligaci6n el Padre Preposito que es o fuere y religiosos del dho

Combentto de dezir por mi Alma y por mi yntencion tres missas ca-

da semana enla dha Capilla dela gloriosa birgen Santa Rosalia.~ ••

En 1671" (33)
5- En 1775 Dª Maria de Bustamante deja cierta cantidad de

dinero para que se le digan misas a su muer-te.(34)

" Como Preposito, que soy de esta Real Casa de San Cayetano,

doy licencia y facultad al P.D. Benito Franco, Religioso, e indi-

viduo de la referida Real Casa paraque como testamentario que es

de Dª Maria Bustamante, pueda intervenir y efectivamente interven

ga en todos quantos asuntos sean, y correspondan a dha testamen-

taria; y para que conste lo firmo y sello en esta Real Casa de

San Caietano de Madrid hoy 18 de Julio de 1775.
-198-
D, Simon Antonio de Vergara C.R.

Preposito.

Como colector que soy de esta Real Iglesia de clerigos Regu-

lares Theatinos de San Cayetano de e sta Corte, certifico haver r~

cibido de D. Benito Franco y Isidoro Oñate, testamentarios de Dª

Maria de ~stamante 144 reales de vellon, limosna de 36 misas re-

zadas a razon de 4 reales cada una, que por el Alma de dha Maria

Bustamante se han celebrado en dha Iglesia, y por verdad, y para

que conste, doy el presente, que sello, y firmo en esta Casa de

Madrid a 19 de Julio del 1775.

D. Manuel Felix de Villasante.

C.R. Colector.

Siguiendo con el tema de las misas celebradas en torno a Dª

Maria de Bustamante podemos decir que :

a/ En 1775 se celebraron 150 misas que costaron 600 reales.

b/ En 1776 se oficiaron otras 30 misas que se pagaron a 120

reales de vellon.

e/ Nuevamente en 1776 se celebraron 12 misas que costaron

48 reale s .

d/ Y por ~ltimo en 1781 se oficiaron 550 misas que importa-

ron 2220 reales de vellon.
-199-
Finalmente tenemos el recibo del entierro de DB Maria de Bus

tamante, que se enterró en la Iglesia de San Millan en fecha de

11 de julio de 1775.

El coste total del entierro se elev6 a la cifra de 621 rea-

les, distribuidos en la forma siguiente:

L- Cruz y Misa = 18 reales.

2- Responso = 6 reales.

3- Clamores = 33 reales.

4- Ofrenda =300 reales.

5- 16 Sacerdotes = 64 reales.

6- Las velas de los sacerdotes = 33 reales.

1- Las velas del cuerpo y altares= 40 reales.

8- Sepultura • 59 reales.

9- Sepulturero = 18 reales.

10- Crucero =4 reales.

11- Paño y tumba =1 reales.

12- Posas = 20 reales.

13- Acheros = 4 reales.

14- Cinco por ciento = 15 reales.

Por lo tanto el coste total supone la cifra de 621 reales~
-~
6- Finalmente con fecha de 1779 tenemos una declaración de
carga de misas. (35)

" Nota de Redempcion y deolaracion de carga de misas. 1779•
El zenso de Doscientos ducados de capital al redimir y qui-

tar que consta dela escriptura de los 4 hojas conesta pertenecía

a Sebastián de Uzelay, fue redimido y quitado en diez de mayo de-

mil setecientos setenta y nuebe por escriptura que en dho día y

ante Mateo Albarez dela Fuente escrivano del Numero desta Villa,

otorgaron a los Patronos de las Memorias que fundó Dª Ana Valen-

tín en quien parece haber recaído dho censo, a fabor dela Real C~

sa de Santa Maria del Fabor y Nuestro Padre San C~etano desta

Corte dueña delas Hipotecas, como consta dedha escritura original

que acepto de poner esta Nota me fue exibida por el padre D. Jo-

sef Portalegre clerigo Regulan Procurador dedha Casa y su Comuni

dad, quien eneste acto declaró que los unmil y doscientos reales

parte delos dosmil y doscientos empleados en la citada redempcion

procedieron y es lamisma suma que se hallaba impuesta contra oa-

sa, Biñas y tierras en el lugar y termino y jurisdioion de Villa-

verde, a fabor de su comunidad como cumplidora de la Memoria de

tres misas rezadas que en los días de San Josef, Anunciación , y

asumpcion de Nuestra Señora fundó Dª Luisa delaPeña, y Calderon,
-201-
y los unmil reales restantes se suplieron del comun de dha Real

Casa sin embargo deno prebenirlo la citada escriptura deredencion

Y aefecto aque della, y quedar la comunidad obligada acumplir dhas

tres misas anuales a solicitud de dho Padre que firma aqui- Yo ~

dres Blazquez, escrivano delRey nuestro Señor y del calegio desta

Corte pongo esta Nota con remision a dha redencion que me fue exi

bida y bol bia a entregar en Madrid a treinta., y uno de Marzo demil

setecientos, y ochenta, y deque doy fe=u

Josef Portalegre

Andres Blazquez.
-20~

CAPITULO VIII : EL COLEGIO DE SALAMANCA.

Los Cl~rigos Regulares fundaron un Colegio para los religio-

sos de su Orden en la Ciudad de Salamanca. Para obtener alguna in

formación sobre el mencianado colegio decidimos investigar en el

Archivo Histórico de Protocolos, donde tuvimos la fortuna de ha-

llar varios documentos referentes al tema.

1- En el año 1665 se habla de comprar unas casas en la ci~

dad de Salamanca para la fundación que se pretende hacer de un C~

legio de Religiosos de la Orden de San Cayetano.{36)

" En la Villa de Madrid a 8 dias del mes de abril de 1665 ail.

te mi el escrivano y testigos , estando en la Sala Capitular del

Conbento de Nuestra Señora del Favor Horden de cl~rigos regulares

de San Cayetano a son de campana tañida segun su estilo hordinario

parecieron presentes el muy Rdo D. Feo C~spedes Vicario del dicho

Conbento, el Rdo Padre D. Josef Fura Predicador D. Manuel Calas-

cibetta, D. Cayetano Pasareli ••••••••••

El muy Rdo Pe D. Antonio Carrafa Religioso de dicha Orden p~

ra que en nombre del Combento puede comprar y compre una casa en

la ciudad de Salamanca para la fundazion que se pretende hacer de

un Collexio de Religiosos de Dha Orden en sitio part~ y lugar que

le pareciera conbeniente ••••••••"
-203-
2- Nuevamente en 1673 se habla de comprar unas casas en la

ciudad de Salamanca para fundar el referido Colegio. (37)

" Poderdel Combento de San Cayetano en 4 de abril de 1673.

El Padre D. Francisco dela Dueña sacerdote y el Hermano Fr~

cisco Rodríguez ambos Religiosos professos de dha orden yaoada

uno dellos Ynsolidum especialmente para que ennombre deldho Com-

bento puedan comprar y compren en la ciudad deSalamanca enel si-

tio parte ylugar della quemejor les pareziere, las oassas y si-

tios oompe~entes para lanueba fundazion que enella sepretendeha-

oer de dha orden paraelCollegio yestudio delos Religiosos cursan-

tes de dha Religion oomprandolos delas personas quepudierenhaber

yallar •••••••••• "

3- En 1682 se les concede la licencia que requer!an para

poder poner en marcha la fundaci6n del Colegio. (38)

" Poder General deles Padres bocales y convento de San Caye-

tano. En 30 de Noviembre de 1682.

En la Villa de Madrid atreinta dias del mes de Noviembre año

de mill yoch~nta ydos estando enel convento de Santa Maria del ~

bor dela orden de clerigos regalares de San Cayetano de dha Villa

en la Sala Capitular ••••••••••

Digeron que porquanto tienen lizencia y facultad de su Mage~
-204-
tad y S~ñores de su Real ySupremo Consejo de Castilla. ParaPoder

fundar enlaziudad de Salamanca un collegio desuorden para estudios

desusreligiosos cuyapretenzion amuchos años quela yntentaron yen

sucontinu~cion obtubieron yganaron lizenzias de los Reynos delas

ciudades Vil~sy lugares y quesienboto delascortes y de la dha

ciudad y del Sr Obispo que alasacon lo hera deella conbista deto-

doloqual y comel mucho travajo ycontinuada asistencia y conel de-

seo deque surreligion y los sujetos deella ~resplandezcan con lo-

noble deella en Virtud y Para onrra y gloria de Dios y desusanta

fee Catholica selesdio y conzedio la dha lizenzia yfacultad para

hazer la dha lizenzia y fundazion poruno delos dias deeste prese~

temes y año.••••••••"

4- En otro documento de 1683 seguimos teniendo noticas so-

bre la fundaci6n del Golegio de Salamanca. (39)

" Aprobazion y Ratificacion de un conssentimiento que otor-

garon los Padres vocales del Convento de san Cayetano desta Corte

En 8 de henero de 1683.

En la Villa de Madrid aocho dias del mes de henero de mill

seiscientos y ochenta y tres años estando en el Convento de Santa

Maria del Fabor desta borden de clerigos Regulares de San Cayetano

desta villa enla Sala Capitular del donde es estilo y costumbre se
-205-
juntaron los muy Reveredos Padres Vocales para tratar y conferir

las cossas tocantes al serbicio de Dios Nuestro Señor Bien y uti-

lidad del dho convento a son de campana tañida poramte mi el es-

crivano y testigos se juntaron los Padres •••••••••• = Y dixeron que

por quanto tienen lizencia y facultad de su Magestad y Señores de

su Real y Supremo Conssexo de Castilla para poder fundar enla Ci~

dad de Salamanca un colexio desurelixion para el Curso y estudios

de sus Relixiosos la qual dha lizencia se les dio y conzedio por

decreto de los dhos Señores de diez y siete de Noviembre del año

passado de mill y seiscientos y schentay dos ••••••••••••••••

PETIZION : D. Placido Mirto clerigo Regular= Dize que su re-

lixion entoda Ytalia es degrancalidad yestimacion y dessea embiar

algunos de sus mexores estudiantes auna delas Universidades famo-

sas de España atento que los estudios dela ~agrada Teologia seha-

llan en estos Reynos mas subidos de punto que en otros y tambien

muchos señores ytalianos embiaran a sus hixos debaxo de elamparo

y prottecion dellos y assi parala comodidad delos unos y delos

otros nezessitan de una cassa en forma de colexio o en Alcala oen

Salamanca dondepuedan relixiossamente yconforme a sus Reglas Vi-
~

bir sacando delos estudios el provecho de bolberlos asus tierras

mexorados y criados eonestaleche para consserbaraos enlaantigua
-206-
debozion delaCorona de España de quien Siempre anttenido particu-

lar dependencia porsser enlamayorpartte Vassallos de ella: y por-

que elthener esta cassa de colexio no contradize alas condiciones

por quanto no es una fundazion Nueba sino una permission de estu-

diar en forma relixiossa tanto y mas que por ningun Caminotopa

enlas razones que mobieron a los Reynos a suplicara su M~gestad

elataxo detantas funda~iones como sehacian en ellos porque los e~

lexiales sean de alimentar del dinero que embiarian delas cassas

o padres delos estudiantes aeste efecto todo lo cual confirma el

antiguo Ynstituto desta Congregacion de clerigos quede ma s de Cien

años aesta parte seaguardado y Guarda ymbiolablemente es assaver

de no poder pedirlimosnas; ni publicas ni secretas nissalir a co_

sseohas ni permitir thassas o contribuciones y tras esto de no p~

der gozar de rentas ni bienes raizes fuera de la cass~ en quebiben

sino aguardar que espontaneamente los fieles embien lo que Dios

les espirare y bibir de aquello enla mexor forma que pudieren •• ~

En este documento aparece D. Placido Mirto, este padre será

de suma importancia para nosotros, ya que a través de ~1 los Tea-

tinos se estableceran en Madrid. Además a ~1 se le donará el Ora-

torio de Nuestra Sefiora del Favor y San Marcos, que será el lugar

de asent amiento en }~drid hasta que construyan el Convemto de San
-207-
Cayetano en la C/ de Embajadores.

Desde otro punto de vista el documento también resulta inte-

resante porque refleja el modo de vida de los Clérigos Regulares.

Pero en este aspecto no nos vamos a detener más, ya que con ante-

rioridad le hemos dedicado un capitulo entero.

5- Para acabar con el Capitulo relativo al Colegio de Sa-

l~manca tenemos nuevos datos en 1685. "En estos momentos se trata

de agrandar el referido Colegio ya que el espacio se les habia

quedado demasiado reducido. (40)

" Poder que otorgo el Padre Preposito y vocales del Convento

de San Cayetano ael Padre D. Thomas Pereira Prefecto del Colexio

de San Cayetano en Salamanca. En 13 de Jullio de 1685~

" Dixeron que por quanto mediante lanueba fundazion del col~

jio de su Relixion que seymboca de Nuestro Padre San Cayetano y

San Andrés Avelino de la ciudad de Salamanca, tienen tratado de

comprar enladha Ciudad unas cassascontiguas aldho colexio paraY,m

corporar enel porsucorto sitio que es del Colexio de San Millan

della con el Rectory colexiales dedho colexio sobre que sean echo

diferentes conferencias y pasado a difert~s autos judiciales en

razon del valor dedhas cassas y sussitio. Ypor nezessit ar deellas

para el dessaogo del dho colexio de San Cayetano y haverse con-
-208-
benido conel dho colexio de San Millan y ajustado el precio en

4800 Reales de Vellon •••••••••• "

Como podemos apreciar en 1685 el Colegio de Salamanca estaba

en perfecto fúnoionamiento hasta el punto de precisar una amplia-

ci6n para sus distintas actividades.

6- En 1691 nuevamente se necesita ampliar el espacio del

Colegio. (41)

" El oollejio de la religion de San Cayetano y San Andres

Avelino delaciudad de Salamanca quese fundo aynstancias de dho e~

sa y convento Real para los estudios de sus relijiosos sealla~e
...

diato y contiguo aunas casas propias dela ~anta Yglesia delas qu~

les necesita eldho collejio porser corto paraeldesaogo delos re-

lijiosos estudiantes •••••••• "

7- Finalmente ofrecemos noticias del Colegio de Salamanca

de 1701, en las que nuevamente se trata el problema de la falta

de espacio. (42)

" Enla Villa deMadrid anueve dias del mes demayo demill se-

tecientos y un años estando enel convento ycasa Real de Nuestra

Señora del Favor orden de clerigos Regulares de Nue stro Padre ~an

Cayetano deesta Corte...... Antemi el esorivano y testigos dige-

ron queporquanto hallandose eloollejio de San Cayetano y San An-
-209-
dres Abelino de dha orden declerigos Regulares delaziudad deSala-

manca asistido y manthenido por dha Real Casa de San Cayetano de-

esta dha Villa como matriz del dho collejio y quien porsi seobli-

ga entodas las dependencias capitulares sin mas lizencia nietro a!

miniculo quesola su determinacion como esnotorio- y sin sitio bas-

tante para su fabrica la dhaEiudad dio yconzedio unpedaeo deterre-

no enlaplazuela quellaman del Rey con laynteligencia deser dela-

dha~iudad y queriendo fabricar enel y theniendo abiertas las zari

gas se puso contradicion porparte del collejio del Rey pormotivo

de pertenezerle dho sitio por concesiones anteriores ••••• "
-210..
CAPITULO IX : EL CONVENTO DE SANTIAGO.

Los Cl~rigos Regulares fundaron un convento de su Orden en la

ciuda d de Santiago de Compostela. Y la licencia para dicha funda-

ci6n la obtuvieron entre 1684 y 1685 oomo lo demuestran los dos

documentos que a continuaci6n presentamos:

1- " La Sagrada Religion del Patriarca San Gaetano Thiene,

Pretende fundar unconvento de su estatuto enesta Ciudad del glo-

rioso singular Patron y Tutelar delas Españas Santiago. Para cuya

erecci6n y fundaci6n tiene admitido al Padre D. Ignacio de Araujo

Clerigo Regular desta Sagrada Religion calificador del Santo Tri-

bunal de la Inquis~cion Theologo del Rmo Sr Cardenal Nuncio de ~

paña y ex aminador A'postolico aquien la Ciudad'··ft. dado el domici-

lio en nombre de su Religion, y siendo preciso concurrir para tan

Santo y loable yntento, no escussa l a Ciudad ynterponerse como lo

hace con todo obsequio y rendimiento ••••••••••••••• l'

( A continuaci6n aparece un fragmento que está totalmente b~

rrado, pero la página siguiente si se puede leer y la ofrecemos ·''·

para poder seguir el texto)

"El conbento desta Corte ylaReligiom de Clerigos Regulares de

San Cayetano = Dizen que la Ciudad de Ssntiago lesconzedio domi-

cilio en tres de nobiembre delaño pasado deseiscientos y ochen-
-211-
tay quatro por reconocer que en breve aya enaquella ciudad reli-

giosos de San Cayetano que portener ynteligencia delas lenguas

delas naciones estangeras puedan confesar yacer platicas espiri-

tuales alos peregrinos que llegaren en Romería detodo elmundo con

el grande Concurso que es notorio ••••••••• " (43)

2- " Poderqueotorgo el Padre Preposito y vocales del Con-

vento de San CaYetano de esta Corte a f avor del Padre D. Ignacio

de Araujo relixioso de dho Combentto. En 24 de henero de 1685.

Otorgaron quedan todo supoder cumplido alnezesario en derecho

y el que mas pueday deva valer, ael Padre D. Ignacio Antonio de

Araujo Relixioso deladha Horden y Combentual dedho Combento que

al presente resside enla Ciudad de Santiago del Reyno de Galicia

expecialy generalmente paraque en Nombr~ deladha Relixion y de-

dho Combento y repressentando supropio derecho respecto de halla~

se enlaciudad alapretenssion y solizitud de fundar enella comben-

te dedha Relixion y que estayntroduzida y admitida porla dhaciu-

dad, y porel Ilmo Sr Arzobispo della dequien ay lizencia y con-

asentimiento •••••••••••• " (44)
-212-
CAPITULO X : A~TASY DECRETOS DE VIS]TA DE
------------- ----------------·
llA\ REAL CASA E IGLESIA DE CLERIGOS REGULAREs··
------ ----------------------
DE SAN CAYETANO DE ESIJ!A. CORTE. 1801.

Para finalizar con el tema de los Teatinos tenemos el Breve

que di6 Pio VI el 7 de agosto de 1787, por el que estableci6 un

nuevo m~todo de gobierno para los Cl~rigos Regulares de San Caye-

tano establecidos en España. (45)

A continuaoi6n ofrecemos un resumen de este libro de Actas y

Decretos que se inicia de la forma siguiente: ''El Oat6lico Rey y

Señor D. Carlos III, pidi6 y obtuvo de la- Santidad de Pio VI en 7

de Agosto de 1787 un Breve, por el que estableci6 un nuevo m~todo

de gobierno en las casas de Cl~rigos Reglares de San Cayetano,e~~

tentes en los Reynos de España, diputando para la que está sita en

Madrid al M.R. Arzobispo de Toledo en calidad de visitador apost6-

lico, y previniendo que en caso de no poder hacer por si mismo la

Visita, nombrará a uno de los sugetos más condecorados del Cabil-

do;'Y atemperándose el Eminentisimo Señor D. Luis de Borb6n, Car-

denal Arzobispo de Toledo al espiritu, y tenor del indicado Breve,

se sirvi6 nmmbrar al Can6nigo de la misma D. Miguel Ochoa, del Co~

sejo de S.M., Auditor de Rota en el Tribunal de la Nunciatura de
•213-
estos Reynos, y Caballero de la Real y Distinguida orden de Car-

los III~'

Para hacer la visita apostOlica de dicha casa, que se prin-

cipi6, y abrió con las solemnidades de estilo el 2 de julio de es

te año, y después de haber tomado las noticias e informes oportu-

nos, y practicando todos los medios y diligencias conducentes a

tan saludable fin, se ordenaron varios Decretos y Actas, cuyo te-

nor es como sigue:

'~octor D. Juan de Lucas L6pez, Canónigo y Dignidad de la S~

ta Iglesia Magistral de Alcalá, y Secretario de la actual Visita

Apostólica de la Real Casa de San Cayetano de esta Corte: Certi-

fico que para su mejor go~ierno, y mayor provecho espiritual, se

han dictado y acordado por el Señor Visitador Apostólico las Pro-

videncias, Decretos y Actas respectivas a la Iglesia y culto divi

no, del tenor siguiente.

En la Villa de Madrid a 18 días del mes de Julio de 1801, con

tinuando su señoría el señor Doctor D. Miguel Och0a la Visita Apo~

~
t6lio~ de la Real Iglesia de San C~yetano, y demás conducente al

culto divino y funciones eolesíasticas, que en la misma se cele-

bran por su Instituto, o por fundaciones posteriores, habiendo vi~

to su actual estado y constitución, deseando su Señoria promover
-21.5-
quanto sea posible su mayor bien espiritual; y teniendo presente

la raz6n circunstanciada y formal, que con los correspondientes li

bros remiti6 el P. Vic~F~ep6sito, de todas las cargas espiritua-

les y eclesiásticas que la Comunidad y sus individuos cumplen por

su profesi6n y fttndaci6n; y sin perder de vista los informes, así

manifiestos como reservados, que para asegurar el mayor acierto de

estas Providenc:i:.as se han tomado, dixo:

I- Que debía mandar, y mand6 a todos y cada uno de los in-

dividuos de dicha Real Casa el exacto cumplimiento de su profesi6n

e Instituto, con la distribuci6n de horas ~e hoy lo hacen, y ma-

nifest6 por escrito el P. Vice-Prep6sito; pero deseando su Seño-

ría fomentar el espíritu y máximas del Santo Fundador, les encar-

gaba, y encarg6 tengan muy en su memoria haber abrazado un estado

de perfecci6n, para mirar por la salud del pr6ximo antes que por

su propia Conveniencia •••••• y que habiendo ofrecido dedicarse al

puntual servicio del Señor, y su mayor honra y gloria, deben re-

verenciarle con un coraz6n dócil e incorrupto, señaladamente en

el templo y su santa Casa; y acord6 que el P. Prep6sito sea el 12

en el Coro para cantar y rezar digna y devotamente el Oficio Di-

vino, dexando sus ocupaciones temporales para otra hora; y que a

su exemplo le sigan todos sus sdbditos con la distinci6n y modo
-215-
respetuoso que previenen las Constituciones, dignas del mayor apr~

cio; de suerte que los que lleguen tarde al Coro, no pasen a su

puesto sin hacer los actos de humildad y reconocimiento que aqu~

llas exigen, para evitar el tedio y pereza, especialmente en los

jóvenes, a quienes nada puede disimularse es este punto; y por t~

to, no s6lo dará en esta Visita Apost~lica : ouenta el Padre Brep6si

to, sino que tambi~n le dará cuentas a Dios§ haci~ndole como su S~

ñoria lo hace, responsable de los descuidos , permisos y licencias

que diere para no asistir al Coro, sin proceder las justas causas.

que previenen las Constituciones, y la aprobaci~n del Vi sitador

Apost~lico, e igualmente el Prelado ha de procurar la puntual asi~

tencia de sus sdbditos a la celebración del Sacrificio, y a los

demás actos propios de su profesión religiosa~ siendo en todas las

funciones el que como jefe y superior ha de celebrar las Misas Co~

ventuales de 1~ clase, el Vice-Prep~sito las de 2ª, y los demás

por el orden que la Congregación tiene establecido; de modo que en

todo se vea el Santuario lleno de Magestad, decoro y veneración,

sin faltar al rito y clase, de que cuidará el Maestro de Ceremonias

a quien todos se someteran en esta parte, y con su acuerdo dispon-

drá el Prepósito se tengan Conferencias sobre este asunto en las

4 estaciones del año, para precaver la ignorancia, y la irrevere~
-216-
cia en lo que toca al culto divino~

II~ nQue ni el ·p. Prep6sito, ni toda la Comunidad consienta

se pongan armas familiares, epitafios u otros t!tulos en los alta-

res, sepulturas, ornamentos ni otras partes de la Iglesia, sin li-

cencia expresa del Visitador Apost6lico, sin la que tampoco permi-

tirán se entable fundaci6n alguna perp~tua de Misas, Aniversarios,

Capellan!as, por más lucrosas que sean, pena de nulidad de lo que

obrasen, y de ser tratados segdn la gravedad de la culpar y asi-

mismo, sin noticia y consentimiento del Visitador Apost6lico no

tolerará el Prelado que los individuos de esta Real Casa pasen a
1
recibir las 6rdenes mayores y menores, o exponerse de Confesores

y Predicadores, y menor a fixar su residencia fuera de la Clausu-

ra, para que haci~ndolo todo con la bendici6n y voluntad de su le

g!timo Superior, se logre un fruto que ceda en aumento del exple~

dor y excelencia de la propia Comunidad~

III- lfQue aunque en la Visita de la Iglesia, Vasos Sagrados

y Ornamentos reconoció el aseo y limpieza correspondiente, y apla~

di6 la zelosa vigilancia del Sacristán, a quien se le recomendó

por la Comunidad la formación de inventarios que orden6 su Seño-

r!a se hiciesen, no pod!a mirar con indiferencia la falta de ofi-

cio y exercicio de Sacristán Mayor en esta Real Iglesia; siendo
-217-

as! que en los mayores ha pasado a ser dignidad, y en los regul~

res a ser vocal de distinciOn: y en su conseqUencia mandO su Señ~

ría, que en losucesivos el oficio de Sacristán Mayor esté anexo al

de Colector, y que por ahora, hasta que se haga nuevo nombramiento

de oficios, exerza tambi~n el actual Colector el oficio de Sacri~

tán Mayor, siendo de su cargo confesar a los sacerdotes que con~

rran a celebrar, y asistir a la Misa de losfPadres que la dicen o

celebran en el Oratorio de la Sacrist!a, en virtud de Breves e i~

dultos de su Santidad; y siendo igualmente de su obligaciOn dar

cuentas al P. PrepOsito, o Visitador ApostOlico, en su caso, de

los, -defectos que advirtiese en la Iglesia, Sacristia y Confeson~

rio, para proveer de oportuno remedio; como también si notase que

algunas Santas Imágenes llegan a ponerse disformes y ultrajadas

del tiempo, las mandara retirar a la Sacrist!a, y no permitirá se

coloquen de nuevo Reliquias para venerarlas, ni de las antiguas

se expongan para su adoraciOn mas que las que estén reconocidas y

aprobadas por su Prelado el M.R. Arzobispo de Toledo, o aquellas

que por tradiciOn antigua se tubieren por verdaderas, y se hubie-

ren reverenciado con culto religioso, fii tampbCD permitir~ celebrar

el tremendo Sacrificio de la Misa, sino habiendo en medio del Al-

tar una Cruz con la efigie de Nuestro Redetor Crucificado; prohi-
-218-
biendo, como su Señor!a prohibe, los retratos y pinturas de San-

tos y de Angeles con profanidad e indecencia; que las Imágenes se

vistan con otros trages que los del antiguo uso y estilo de la

Iglesia; y que en las sepulturas y sus lápidas est~n esculpidas

Cruoes, Imágenes de Nuestro Señor Jesucristo o de algdn Santo~

IV- ~Que en consideraci6n a la formalidad y exactitud con

que se han hecho los inventarios de Iglesia y Sacristia, los apr~

baba y aprob6 en quanto ha lugar en derecho, y mand6 se coloquen

en el Archivo de esta Real Casa, poniendo en forma debida su en-

trada y existendia de los libros, y que sin dilaci6n se forme otro

en que se escriban con la mayor distinci6n y claridad todas las

~lhajas y muebles inventariados que en lo sucesivo estarán al cui
dado del Sacristán Mayor, el que con conocimiento del P. Prep6si-

to asentará en el propio libro todo lo que se vaya acrecentando o

disminuyendo, para que confrontado el libro con el inventario ori

ginal, se vean y reconozcan en las futuras visitas los aumentos o

menoscabos~

V- hEn atenci6n a lo que aparece de las declaraciones de los

P.P. Colector y Maestro de Ceremonias, y de los informes que ha

tomado su Señoria, ~probaba, y aprob6 en igual forma, daba, y di6

por cumplidas las Misas Cantadas y Rezadas, y demás cargas espir!
-219-
tuales de las Fundaciones perpetuas de esta Real Casa, que han e~

rrido al diligente empeño de los dos enunciados Padres~

VI- tEn igual forma aprob6 las cuentas de Colecturta exten-

didas en el libro hasta el pr6ximo mes de junio, y mandó que con-

tin'lie el P. Colector formándolas como hasta ahora mensualmente; p~

ro las correspondientes a cada año han de ser con intervenci6n del

P. Prep6sito y los Revisores nombrados; y mand6 que el Padre Cele~

ter no reciba, ni tenga detenidas más Misas que las que la Comuni

dad pueda celebrar en el t~rmino de dos meses, sobre lo que s e le

tomarán y aprobarán las del presente año!

VII'- 'Aprobó las partidas de entirro visibles en el libro

que se ha remitido a esta Visita, pero sin darle s más firmeza que

la que merecen en su extensión, y mandó que el libro ha de estar

siempre al cuidado del Sacristán ~iayor, el que tomará razón de los

empleos que han obtenido los difuntos, y de su vida exemplar, acri

solada virtud, y prendas recomendables, poniendo las partidas con

forme a su m~rito, y circunstancias, para que ningdn descuido pri

ve a las familias, al pueblo, y a la posteridad de lo que justa--

mente son acreedores!

"Por 'liltimo, con el deseo vehemente de afianzar el más exacto

desempeño y puntual execución de estas Actas y Decretos, debía pr~
-220-
venir, y previno que el presente Secretario extienda las diligen-

cias de Visita, y aprobaci6n en los inventarios, y libros indica-

dos, y se pasen al P. Prep6sito, a fin de que ~ste, con asistencia

de los PP Revisores, los coloque en el Archivo, ponga las noticias

y asientos en los papeles correspondientes e interesantes de la Co

munidad, y entregue los que son de Entierro, Colectur!a y Fundaci~

nes a los PP que por su oficio les corresponda, excepto el de ~ec~

iro que form6 el P. D. Sim6n Aguado, que permanecerá por ahora en

esta Visita Apost61ica, para que sirva de instrucci6n a continua~

la en lo respectivo a la Real Casa, sus individuos, oficinas, ouen

tas y demás concerniente a la manutenci6n, caudal y alimentos; po

niendo el mismo Secretario Certificaci6n de estas Providencias y

Decretos, que se trasladará a manos del P. Prep6sito, para que jun

tando toda la Gomunidad, según uso y costumbre, disponga se lean,

a efecto de que lleguen a noticia de todos, y ninguno pueda ale--

gar ignorancia, ni dexar de dar cuenta de su contravencci6n, para

procurar la correcci6n, y castigo en su caso; cuyo encargo hacia

e hizo su Señoría al P. Prep6sito, esperando lo evacuara escrupu-

losamente; y que notificadas estas Actas a la Comunidad, y cúmpl!

mentando todo lo referido se transcriban y fixen en el libro capi

tular para perpetua memoria y observancia; y con el propio desig-
-221-
nio se leerán en el Refectorio dos veces al dia; y que cumplimen-

tado todo lo establecido y mandado, se devuelva con dicha Certifi

cación; y y la firma del P. Prepósita y Revisores, para que unién

dola al expediente surta y obre los efectos que convengan. Lo m~

dó y firmó su Señoría al Señor Visitador Apostólico, de que yo el

Secret~rio doy fe= D. Migu.el Ochoa= Ante mi = Doctor D. Juan de·, ,n-1!

cas López.

El auto preinserto concuerda con su original, que proveído

por su Señoría en este dia de la fecha se halla en el Expediente

de esta Visita Apostólica; Primera pieza sobre la que se ha hecho

de la Real Iglesia de nsan Cayetano", y demás puntos concernientes

al Culto Divino; y en virtud de lo mandado en dicho Auto, pongo la

presente Certificaci6n en quatro fojas rttiles, y rubricadas de la

que acostumbró, en esta Villa de Madrid a 18-VII-1801= Doctor D.

Juan de Luoas L6pez, Secretario=~

DECRETOS DE VISITA RELATIVOS AL RAMO - T~~PORAL.
--------------------------------------------
Doctor D. Juan de Lucas y L6pez, Can6nigo y Dignidad de la

Santa Iglesia Magistral de Alcalá, y Secretario de la Visita Apo~

tólica de la R~al Casa de San Cayetano de esta Corte:
-222-
"certifico que por el Señor Visitador Apot6lico de esta Corte

se provey6, en 22 de mes y año que rigen, el Auto del tenor sigui

ente.

En la Villa y Corte de Madrid, a 22 de Octubre de 1801, el

Señor D. de Ochoa, del Consejo de s. M., su Auditor de la Rota Eé

pañola, Can6nigo de Toledo, y Visitador apost6lico de la Real Ca~

sa de s. Cayetano, habiendo visto este Expediente sobre los pun-

tos rel ativos al ramo temporal de . dicha Real Ca sa, sus personas,

cargos y oficios, y teniendo presente las cuentas, con sus reoa-

dos de justificaci6n y declaraciones del P. Procurador, sin perder

de vista el resultado de la Visita personal, y las ConstituQiones

q~e rigen en el asunto:dixo su señoria que para afiansar el buen

Go, y subsisteneia decorosa con quanto pueda conducir al remedio

o alivio de las necesidades de tan ilustre Comunidad, y a fin de

que nivelando esta sus operaciones por l a s reglas de su Institu-

to se conserve o renueve el rigor de la disciplina, sin desviar-

se del espiritu y máximas de su Santo Fundador, y de su ceraz6n

magnánimo, que despidiendo de si tod~esp eranza terrena, fix6 ~i

camente sus deseos en el cielo; y fiado en la promesa de Cristo,

s e abandon6 en un todo a su Providencia, ordenando viviesen del ~

tar y del Evangelio sus hijos; deb!a de mandar y mandó que todos
-223-

los de esta Real Casa guarden y cúmplan los Decretos sguientes~

I. 1'Qu.e no pudiendo permanecer Cuerpo o Comunidad alguna sin

leyes y jefes que la Gobiernen y dirijan, y sin la sumisión y ob~

diencia de" los sdbditos, han de conocer todos los de esta Casa la

que es debida, y rendirse con ebsequiosa docilidad a los preceptos

y ordenaciones de su legitimo Superior el Eminentísimo Señor Car-

denal Arzobispo de Toledo, Persona tan digna y por tantos titulos

repetable, y reconocer ~ mismo tiempo lo mucho que han debido al

cristiano celo y ardiente caridad con que su Eminencia les ha pr~

porcionado generosamente el inestimable bien de la Santa Visita

y el apoyo de sus Actas, en virtud del Breve del Señor Pio Sexto

de 7-VIII-1787, por el que no han sido derogadas las bulas, cons-

tituciones y decretos de la Congregaci~n de dichos Padres en los

puntos que tocan a la disciplina regular, sino subrogados en lu-

gar del Prep6sito General los Visitadores Apost~licos, a los que

se han de sujetar las Casa de España respectivamente~

II.~Que conforme a las Constituciones y Decr6tos de la ConM

gregaci6n,declara su Señoría, que ningdn oficio es ni debe ser

perp~tuo, y que solo ha de durar tres años, oesande todos al mismo

tiempo que óesa el de Prep6sito, a no ser que por las particulares

circunstancias de alguno de los emplea dos, juwgue el capitulo que

su reelecci~n, quando sea de aquellos ~~é el Capitulo elige,puede
-224-

ser ~til para el bien espiritual y temporal de la Casa;y a~ en

este caso se deberá acudir al Visitador Apost6lico con la solici~

tud de que confirme la reelección, sin cuyo requisito será nula~

III."Que hecha la elección de Prep6sito, se celebrará Cap!tu

lo al d!a siguiente, o cuando parezca oportuno, y por votos secr~

tos se hará la de los Consultores, los que juntos cen el Prep6sito

han de resolver todos los puntos que corresponden ser decididos
.
por'el General y Consultores, segdn las Constituciones y Decretos

que a virtud de su letra y tenor, se elija en el propio Cap!tulo

Secretario del mismo, maestro de n4vicios,Procurador de la Casa

y dos Escrutadores,todos a propuesta del Prepósito; y que para los

demás oficios se nombren por el Prepósito los sujetos que estime

más aptos para su cabal desempeñe previBd~ndose,como se previene

no ser precisa la qualidad del vocalaDo en todos que han de servir

los oficiosJ y que en este particular se conserve la Constitución

y práctica, de la Casa~

IV. 'Que subsista como está el tránsito del Noviciado para

habitación del Maestro y Novicios, por ahora, y hasta el Cap!tulo

quando hubiere proporción, disponga otra pieza sin vista a la ca~

lle, precabiendo toda ocasión que pueda ser nooiva,con especialidad

a los j6venes; y que no se admitan al Noviciado sino a lGs que ~
-225-
yan de profesar en esta Real Casa , y mucho menos par a el Colegio de

Sal amanca , el que siendo como es, filiaci6n suya , deben ser hijos

suyos, y hacer todos en 1 8, Ca sa Matriz el Noviciado y profe s ion".

V. 11
Que los profe s os han de per manecer en Novicia do baxo l a

direcci6n del mi smo Mae stro, a no ser que e st ando ya ordenados de

Evangelio, e stime el Cap!tul o conducente su salida de él; y que en;

el int ermedio de su profesi6n, hast a pasar a los e studio s del Co l~

gio de Sal amanca , ha de cuidar el Prep6 sito y el Maestro de Novi-

ciado s , que a más de los exercicios de virtud en que deben emplea~

se, como principal objeto de su voca ci6n, se dediquen a r a dicar s e

en l a l atinida d. ( Suponiéndose instruidos quando se fueron recibi

do s en l a Casa) en el es tudio de la Ret6rica , u otra s ciencias prQ

pí a s de su p rofesi6n~

VI . 11 Que a fin de f a cilitar y a delanta r sin impedi mento l a

instrucci6n y ciencia de la Teolog! a Mor al qu e los individuos de

e st a Real Cas a deben tener, y evitar que por de s cuido (lo que Dios

no per mita ) se llene l a Comunidad de Clérigos i gnorantes, e ineptos

par a exercer l a s funciones de su min isterio Sa grado; siguiendo el

e sp!ritu de l as Constitucione s y Decreto s de su Congregaci6n, pre-

vino y di spuso su Señor!a, nombre el P. Prep6sito un lector de Mo-

r a l, el que entre los aproba dos sea más de su satisfacci6n, al que
-226-
estarán subordinados los profesos que no hayan ascendido al sace~

docio, aunque hayan concluido el estudio de la Teologia, y el que

velará sobre su aplicaci6n y conducta, haci~ndoles entender, que

sin ~ - informe y aprobaci6n del Cap!tu1o1, no podran pasar a orde-

narse, ni exponerse de Confesores o Predicadores, que el mismo le~

tor ha de ser el Presidente de las Conferencias. ~

Moralesy de Liturgia, que deberán tenerse el dia de cada semana ~

que señalaré al P Prep6sito, sustentándolas los Discipulos Orden~

dos; y no habi~ndolos de esta clase, -los defenderan los Padres que

no sean vocales o estos por su orden de antigliedad a falta de aqu~

llos, argumentando otros, y asistiendo el P. Frep6sito, que zelará

no dexe de haber Conferencia semanalmente en la hora que prescriba

y determine!

VII.«Que mediante haber esta Real Casa fundada a sus expensas

en 1689, el Colegio de estudios de Salamanca, y que sin intermisión

ha enviado a él antes y despues del Breve de la Santidad de Pio VI

Rector~, Lectores y Estudiantes, alimentándolos como hijos suyos

y debiendo al buen lustre y nombre que hoy tiene, y ha mantenido

siempre, a los sugetos que a~ viven, y a los que han fallecido

en la misma Real Casa, todos los cuales adquireron y prometie-

ronen aquel Colegio la más sana Doctrina que porpagasen en Madrid
~227-

fluctuosamente, prosiga el Prep6sito y Capitulo t an loable práct!

ca,enviando los que estan en proporción y disposición, al cuidado

y enseñanza de los lectores que alli existan, y que el P. Prepósi

to, usando de su prudencia, pase los oficios convenientes a los ·

que estuviesen ausentes del Colegio, para que se restituyan a 61

luego que los permitan las actuales circunstancias~

VIII. ''Que e1 P. Prep6sito elija de entre los vocales uno de

su confianza, que sea idóneo para el oficio de Despensero, Enfer-

mero y Ropero mayor; el que ha de procurar, y asi se le manda, que

a la Comunidad se la subministre lo necesario para su decente ma~

nutenci6n, pero sin exceder los limites de su pobreza, cuidando '

del aseo y limpieza en todas lss oficinas de su cargo, y haci6á-

dole con separación un inventario de todos los muebles que corre~

pendan a cada uno, para entregarlo a su sucesor baxo recibo al

concluir su trienio; y en calidad de Despensero ha de disponer

quanto gradue conveniente y necesario en la Cocina y Despensa; y

le estaran inmedi~tamente suje~os todos sus dependientes, como

tambien los del ramo de Ropería, en la que igualmente formará sus

inventarios de los enseres, con el propio designio que el de la :

Cocina; y sobre todo, deberá esmerarse en la asistencia de los e~

fermos no permitiendo les falte ninguno de aquellos consuelos y
-128-
regalos que pudieran tener en sus casas, por acomodadas ~ que fuesen,

porque as! lo previeren las Consti t.uciones~

IX.IlQue el oficio de procurador pertenece la recaudación de

todos los caudales que entren en la Real Casa por cual~uiera tit~

lo y ramo, y por el propio oficio se ha de dispensar todo gasto '

baxo la pena de ser abonado; y en atención a que el P, Procurador

no puede por si solo ocurrir a los muchos negocios que están a su

cargo, tendrá como hasta aqut, un criado de toda confianza, para

que le escriba, y haga. las cobranzas a que le de stine; y obtiendo

el deber de ser responsable de su conducta, se lo autoriza por e~

ta razón para admitirle a despedirle, precediendo la venia del P.

Prepósito, con especificación de los motivos que para uno y otro

tubiere

Que qualquiera individuo de la Comunidad, sin exceptuar al~

no, que reciba para ella alguna lim~Sna4 · la entregue sin demora al

Procurador, el que con intervención del P. Prepósito la describirá

en su respectivo libro, expresando el nombre del bienhechor; y si

este no lo permitiere, anotará la cantidad, día y sugeto por cuya

mano la recibe, para que pueda constar en la pablicación de limo~

nas, que se ha de hacer en ca da quatrimestre, a fin de que por e~

te ajustado medio se coteje el ingreso con la sal ida.
...129-
XI.~Que por cuanto el punto de economía es de suma importane

cia en las Comunida des Religiosas, y su imprudente administración

es causa no pocas veces de precipitarse la espiritual, de forma c1

que no pueda remediarse su r~na por su mal régimen, tanto más sen

sible en las Casa de los Hijos de San Cayetano, que libran en la

caridad egna el decente socorro de su indigencia;debia de mandar

y mandó que el P. Procurador no pudiera hacer más ga stos que los

ordinarios para el mantemimiento de la Comunidad y de la Casa, que

para los gas tos extraordinarios de cuenta, y tome permiso de la

junta del Prepósito y Consultores; que en llegando a 100 ducados

intervenga la resolución del Capitulo; y que por el mi~mo orden

gradual se tome el dinero pre stado en l a s necesidades que ocurran

y represente razones de entrada, y gastos mensuales que ha pre s ea

tado el P. Procurador a la Junta de Capitulo, que se aprueban las

cuentas que se han puesto en el libro nuevo, desde el mes de Enero

de noventa y n~eve, hasta el ~ltimo de Junio, respecto a estar s~

gdn estilo y práctica, y no haber propue sto ~stos, y haberse su~

sanado del modo posible, con la declaración jura da sobre legalidad
""'·
./ y legitimidad de las mencionadas cuenta s; pero en lo sucesivo los

Revisores y Capitulo no aprobaran, ni~abonaron en las que mensual

mente se debieron semej antes invers ione s , sin exibir y manisfestar
-t30-
los reca dos de justificación~

XII.vQue las cuentas de la Huerta se aprueban quanto ha lu-

gar en derecho, y según lo que aparece de ellas mismas , y de la

decl aración del P. Procuradoe; y en atenci6n a que l a merece muy

particular este Predio R~stico, y que a~ resta apurar las utili

dades o ventajas de su administración, para poder determinar con

pleno conocimiento acerca de su progresivo manejo, continua sepa-

rando de todo oficio de entrada y gasto, al cargo, por ahora, del

P. PrmcuPador, y que esta por medio de su cri a do lleve cuenta exaE

ta de los gastos y productos diarios de la Huerta, para presentar

un estado a la Junta de Prepósito y Revi s adore s al final de cada

mes, y al de el semestre al Capitulo; que en orden a lo s ga stos que

se ofrezcan ,y caudales que se necesiten, se practique lo preveni

do en el n~me ro XI. advirti~ndose que de los efectos que se saquen

de la huerta,a~ para peder consumirlo la 0omunidad se ha de dexar

pa gado su importe, como si se fuera a comprar o otra parte, para

poder averiguar con mayor puntualidad el producto de este predio~

XIII.aQue el Capitulo, Junto SUprema de l a Casa a la que co~

rrespondiente el gobierno supremo de los negocios interesantes a

la Comunidad,siga desempeñando sus funciones, con ·la formalidad, ·

fidelidad y distinción que establecen l as Constituciones, que en
-!31-
observancia de estas, ninguno será admitido al vocalato, sin prece

der las solemnidades prevenidas, y los 12 años de profesi6B; y ve-

rificada l a admisi6n del Vocal ato por p~rte del Capítulo, dará es-

te cuenta al Visitador Apost6lico , pidiendo su confirmaci6n, para

recibir en el Capítulo al electo, y que a su voto no pueda oponerse

la menor tacha o nulidad de las que el derecho prescribe".

XIV. " Que el Prep6sito sea el 'l1nico que mande juntar el Cap,!

tulo, y que en caso de su inacci6n e indolencia puedan convoca rle

los 2 voca¡es más antiguas en uni6n con el Secretario, con la pretex

ta de poner en noticia al Visitador Apost61ico, el motivo de seme-

jante novedad, y que el Secretario tenga un libro en q~e escriba

como hasta aquí, los capítulos, firmando al pie el Prep6sito , un vo-

caly el Secretario, para mayor autenticidad de sus acuerd·o s".

XV . " Que se tenga por punto general, que todos los f a cultado

res residan en la casa con su Prep6s ito, salvo s iempre el derecho

de capitulo , segdn dispone en las constituciones y Decretos de su

Congregaci6n, y salva tambien l a autoridad del Visitador Apost6lico

a quien e stá sujeta l a Casa, y pertenece autórizar la variaci6n

aue el Prep6sito, junto con el Capítulo, juzgase conveniente que

se puede hacer en algunos puntos de las Constituciones y Decretos,

y f ormar nuevos, a i mpulsos de causas justas, y de l a s circunstan-
-13~
cias de los tiempos, sin que en ninguno pueda servir de exemplar lo

que en el año 94 se practicó con uno de los individuos del Colegio,

e hizo con los Capitules previos por el Colegio de Salamanca contra

las Constituciones, costumbres y observancia de su fundación, y

que para subsanar este defecto, que nada influye en la profesión,

sino en la ~iliaci6n del tal individuo, disponga el Capitulo se r~

ciba por hijo suyo, y restituya a esta Casa a su tiempo y se pre-

vee~ que en lo venidero no se admita jamás al Noviciado, ni a la

profesión al que la quiera hacer para otra Casa, a no ser que lo

haya pedido el Capitulo, y convini~ndose el de esta obra que debe-

rá cobrar los ali~entos que se estipulen, y que e s to mismo se e~e-

cute con los estudiantes de otras Casas en España que quieran en-

viarios al Colegio de Salamanca, precediendo la sdplica del CapitR

lo de la Casa de donde haya de concurrir el e studiante, y el conse~

timiento del Capitulo de ésta, pagando los alimentos que s e é stimen

convenientes, interviniendo, para todo lo eA~resado en esta Amta,

la autoridad del Vi si taclor Apostólico" .

XVI . "Que el Prepósi to procure eficazmen-l;e , se guarcte la, cla:l!

y el mayor silencio en las horas acostumbradas, que todos y cada

uno e sten prontos a desempeñar su ministerio, que se evite asi t~

da distracción, que los jóV-enes que no sean confesores de las muj~
~3~
res, no puedan salir solos, ni baxar a tener conversaciones en l a

Portería u otros sitios sin licencia del P. Prep6sito, que podrá

darla conforme a la ley ~ costumbre!

XVII . ~Qüe los libros de Capítulos, de Profesos y de cuentas,

con las de la Huerta, sus recados de justificaci6n, y las de ena-

genaciones, y existencias del Colegio de Salamanca, que existen

hoy en esta Visita, se pasen al P. Prep6sito, pue stas en cada uno

las nota s de haberse visit a do, y de lo resuelto por su señoria,

para que entregase los uno a los respectivos oficios y oficinas,

y coloque los otros en el Archivo, ~ecogiéndose el recibo corr e sp o~

diente, que se unirá a este ExPediente; y que extendi~ndose por el

infras crito secretario Certificaci6n literal de estos Decretos y

Actas, que deberan leerse en el Refractario des veces al afio, se

entregaran al p. Prep6sito, para que disponga juntas la Comunidad

Plena, y hacerla saber y pontificar, colocando despues la misma

certificaci6n en el Archivo, anotarán todo en su libro y en el

de Capítulos, con expresi6n de tod0 lo mandado, que firmará con el

Secretario del Capitulo, remitiendo la correspondiente certidicae

ci6n a esta Visita Apost6lica para formalidad del Expediente,y que

en ~1 conste de la publicaci6n y notificaci6n de esta Auto, que su

señoría el Señor Visitador Apost6lico por ante mi su Secretario

provey6, mand6 y firm6, de que doy fe = Miguel Ochoa= Ante mi=
-134-
Doctor D. Juan de Luca s L6pez, Secretario=;

El Auto preinserto concuerda a la letra con su original, pro-

veido por dicho señor Visitador Apost6lico en la pieza s egunda del

expediente de la Visita Apost6lica para que tenga efecto lo man-

dado en dicho auto, doy l a pre s ente en cinco hoj as rttiles, escri-

t~s de mi mano, y rubricadas de l a que a costumbro, en e st a Villa de

r.1adrid a 23-X-1801. Doctor D. Juan de Lucas L6pe z= D. miguel Ochoa

Visitador APOSIDOLICO~

NOMB~~MIENTOS DE OFICIOS-
---------------------------------

Sacristán Mayor-

"Estará a cargo clel Sa cri st~.n Mayor cuidar de todo quanto p eE,

tenece a l a Iglesia y Sacristia , siendo jefe inmediato de todo s los

que est~n empleados en el s ervicio éle e stos r amos . Se formar~, en un

libro separado, el invent ario que se mand6 ha cer de la Santa Visita,

con enumeraci6n circunstancia da de los bienes y a lha j as de estas
-135-
Oficinas, con distinci6n de aquellas que son de metales preciosos,

de las que no lo son; observando en todo la más exacta escrupulo-

sidad, para que siempre conste lo que entra en su poder al tiempo

de encargarse en el oficio; y al pie del inventario pondrá su re-

cibo firmado de su nombre, y con arreglo a ~1 hará la entrega al

tiempo de concluir su o~icio, se sacará una copia aut~ntica de es-

te inventario, que la firmada por el mismo sacristán Mayor, queda-

rá en poder del P. Prep6sito.

Tendrá tUl libro donde apuntará con la mayor exactitud todos

los muebles o alahajas que de nuevo entren en la Sacrist!a o Igle-

sia, ya sea por compra, ya por donaciones o limosnas de los fieles,

llevando igual cuenta y raz6n de todas aquellas que perezcan por

el uso, o por qualquiere ptro accidente; y de todo dará cuenta en

la Junta Mensual a los Revisores, y al Cap!tulo al fin del semestre;

nombrará un segundo Sacrrstan, e¡ que propondrá al P. Prep6sito,

para ~ste confirme su nombrmiento, si lo tuviere por conveniente;

y será arbritro en recibir o despedir a los demls dependientes de

la Sacrist!a, poniendo en noticia del Prelado los motivos que ten

ga para hacerlo.

Como toda la responsabilidad de los bienes pertenecientes a

la iglesia y Sacristia queda ª cargo del Sadristan Mayor, no ten
~236-

drá precisi6n de entBegar llave alguna, p~r ningdn motivo que ale

gue, y s6lo las fiará a las personas de quien tenga entera confi~

za•

LLevará cuenta y raz6n de todos los gastos que se hagan el la

Sacristia será de su gargo pagar cera, labandera, costurera y t~

do lo demás; para lo que el Procurador le franqueará los caudales

qtie necesite baxo su recibo.

En quanto a la administraci6n de los: Sacramentos de la Peni-

tencia y de la Eucaristia, y demás relativo a la Iglesia, sus al-

tares y culto religioso se observará lo que se manda en las actas

de la Santa Visita~

Cago de Colector-

~Estará a cargo del colector tener un libro donde anoten el

námero de misas que entré en su poder, oon expresi6n del quanto

de sus lismonas, si son rezadas o cantadas, con m~sica o por la

Comunidad, señalando las que se han celebrado por individuos de la

misma, y las que lo han sido por sacerdotes particulares que asi~

ten a esta Real Casa con toda ex~resi6naEstará a su cargo el cui4

dado de hacer cumplir todas las fundaciones de misas reza.das en

los t~rminos que se expresan en las mismas fundaciones, y de todo

dará cuenta a la Junta mensual, y al fin del semestre al Capítulo.
-11-7-
Para el desempeño de estos dos ministerios, por la analogia que tie

nen entre si nombra el P. Prep6sito al P. D. Benito f•1oreira".

Maestro de Ceremonias-

"Estará al cargo de Maestro de Ceremonias instruir en las Sa-

gTadas ceremonias a los que hayan que asistir al servicio del Altar

y a los que de nuevo se ordenen en el exercicio de sus Ora_enes . Fo,;r_

mará la tabla. mensual del Oficio Divino, expresando. ella los nom-

bres de los que han de asistir en la. misma semana: y será obliga-

ci6n suya componer el Directorio del Oficio Divino para todo el año

siguiente.

Cuidará del aseo y limpieza de la Sacristia, Iglesia y Coro,

sin que ninguno de los dependientes de esta s oficinas pueda excu-

sarse con pretexto alguno de obedecerlo; como tambien de ha cer que

se cumplan l a s Ivlisªs canta das de funda ción, segdn previenen sus

respectivas funda ciones y qualesquiera. otras que s e hayan de cantar

en esta Real Casa e Iglesia; llevando en libro separado cuenta y r_§l

z6n de su cumplimiento, y presentá~dole en la Junta mensual a los

P. P. Prep6sito y Revisore s , al fin del semestre al Capitulo para su

aprovaci6n; y pa.ra este ministerio el P. a l P. D. Manuel Maria To-

fiño".
-238-
Lector de Moral-

''Será cargo del lector de Moral presidir las conferencia.s se-

manales, y las que sustentará uno de los clérigos, que no est~ e~

puesto de Confesor, por su turno empezando por el más antiguo, y

señalando con anticipación de una semana la materia que se ha de

tratar en la siguiente Conferencia.

Todos los sacerdotes no confesores y demás ordenados tendr!n

obligación de asistir en las horas y d!as que señalare el lector

de Moral a el paso de este estudio, baxo la dirección del mismo

lector, el que con acuerdo del P. Prepósito destinará el autor y

l a s materias que la ha de explicar; con arrglo a las constituciones

observando en lo demás lo que se manda en las Aotas de Visita Apo~

tólica.

El mismo Lector de Moral tendrá el cargo de Bibliotecario, y

una llave de la Librer!a, sin que a nadie se le permita de tener

otra, a excepción de la que tendrá tambien la P. Prepósito' y re~

pecto de lo deteriorada que se halla la Biblioteca se le señalará

un indi~iduo de la Comunidad, de su confianza, para que la ayude

arreglarla~

Recogerá todos los libros sin excepción alguna, que se hallan

derramados por la 6aaa, y formará un E¡enco semejante al que ac-
-239-
tualmente existe en el que escribirá todos los libros pertenecien-

tes a la libreria y lo s que sucesivamente vayan entrando en ella,

por qualquier motivo que sea.

Tendrá en la libreria tinteros y un libro en blanco y plumas . ~

Y en el libro se sentaran las obras que se saquen de esta pieza, con

el nombre y apellidos del que los sacare, y el dia en que se sacaron

no permitiendo que ningúno tenga en su poder estos libros más de

doce dias; y si alguno necesitare usar de ellos más tiempo los pr~

s entará en la libreria al mismo Bibliotecario, borrará la nota que

puso al tiempo de s~carlos, y hará nuevo asiento con l a fecha de e~

te nuevo dia.

Si le pareciere conveniente al P. Prep6sito podrá nombrar de

entre los cl~rigos no vocales:; uno que sea a_e le, satisfacci6n del P.

Bibliotecario, para que con el titulo de bibliotecario segundo le

ayude y al mi smo tiempo se instruya en este mini sterio: para el qu~

nombra el P. Prep6sito al P. D. Pedro Cabezas".

Despensero-

"Estará a cargo del Despensero todo lo perteneciente a la -ao-

mida y bebida; y por lo tanto debe de hacer las provisiones mayo-

res y menores en el tiempo más oportuno. Ha de mandar como jefe in

mediato en Despensa, Cocina, y en todas las demás piezas perte--
-240-
necientes a este ramo; teniendo en su poder la llaves de todas ellas

fiándolas solamente a aquello sujetos que estuviesen destinados por

~1, o por el P. PrepOsito al servicio de estas Oficinas.

Podrá despedir y admitir a todos los que hagan algdn servicio

en ellas y dará cuenta al Prelado de haberlo hacho, y de los moti

vos que para ello ha tenido.

El Despensero distribuirá a los dependientes de esta ra,mo

tanto a los individuós -de la Comunidad, como a los sirvientes Se-

glares las ocupaciones respectivas, atendiendo a sus fuerzas, edad,

y demás circustancias; y podrá mudarlos de destino a otro siempre

que lo juzgue conveniente, para el mejor sevivio de la Comunidad.

Tendrá facultad para determinar por si mismo todo quanto sea

conducente al · aseo y limpeza del Refectorio, Cocina y dem~.s piezas

que dependan de su Oficina; y hará las compras de aquel los muebles

q~e necesinen siendo su imperte de corta consideraciOn, pero si

este llegase a 500 reales, deberá hacerlo presente al P. Pr~p~sito

y pedirle su consentimiento; y en caso de exceder de esta cantidad

deberá pedir licencia al Capitulo. Por lo toeante a las provisiones

que se hacen al por mayor Car~n, Aceite, etc, •• se arreglará a lo

que más convenga, condultando con el Procurador para saber con ce~

te~a los caudales de los que se pueden disponer, sin necesitar de
-141-
licencia del P. Prep6sito, ni Capitulo para gastar de una vez ma-

yor cantidad que la señalada arriba.

Asi mismo, tendrá facultad para ordenar la comida, disponie~

do los guisados que se hru1 de dar a la Comunidad, y en que canti-

dad, arreglándose en toda la costumbre y circustancias que ocurran

sin exceder los limites de la pobreza: pero no podrá disminuir ni

aumentar las raciones ni los principios que se dan por costumbre

o por ley, ni el n~ero de platos que se sirven a cada individuo,

sin licencia del Capítulo.

En el dia primero de cada mes entregará el Procurador al De~

pensero la cantidad que se estime necesaria para el gasto de la

Cocina y Despensa; el Despensero llevará una cuenta exacta y clara

de lo que haya gastado en e 1 mes anterior, la que presentará al

P. Prep6sito y Revisores; y aprobada por estos se guardará para

presentarla al fin del semes tre al Capitulo.

En el Capitulo que se ha de celebrar al fin de cada semestre

para instruirse del estado temporal de la Casa, y saber lo que se

ha gastado en el semestre anterior; se determinará si se ha de

seguir en el mismo pie , o si algo debe aumentarse o cercenarse

de los gastos, atendiendo al aumento o disminuci6n de las limosna s

y fondo s que tiene la Casa.
-242-
Las limosnas y todos los demás ramos que se consumen en la

Cooina y Despensa se anotarán en un libro separado, para que los

Revisores al fin del mes puedan hacer un c6mputo prudencial de la

~ebaxa que se deba hacer en el dinero que se h~a de entregar al

Despensero para el gasto del mes que empiezat la misma formalidad

se observará en los g~neros que se saquen de la Huerta para el ga~

to de la Casa; especificando el Despensero en su libro, que el tal

g~nero se sac~ de la Huerta, y costó tanto; y si quedó pagado, o

en deuda contra la Despensa y a favor de la Huerta.

Al tiempo que se ha nombrado el despensero recibirá por inve~

tario todos los muebles pertenecientes a la Cocina y Despensa, p~

ra que al tiempo de concluir su ministerio se le haga cargo por el

mismo inventario de lo que entrega ; y llevará una cuenta separada

de aquellos muebles que hubieren pereóidO por el uso o por otro

qualquier motivo, segdn se previene en las Actas de la Santa

Visita Apost~li~a~

Enfermero mayor-
---------~--

~Al cargo de Enfermero estará el cuidado y asistencia de los

enfermos, y para esto tendrá en una pieza separada baxo llave t~

dos los utensilios destinados a la Enfermer!a.

Tendrá baxo sus órdenes un individuo de la Comunidad, que sea
-143-
de su satisfacci6n, y de la aprovaci6n del P. Prep6sito, para que

le ayude en este· caritativo empleo.

Conservará en su poder el libro de las Recetas, no permitie~

do que pase a 0tras manos que las del Enfermero segundo.

Ser~ obedecido tanto en la Cocina, como en todas las demás

oficinas en ~quanto mande en orden a la asistencia, alimento, y t~

do quanto pueda conducir al alivio y consuelo de los enfermos~

Ropero ~or-
---------
''A cargo del Ropero Mayor estarán todas las ropas pertenecien

tes a la Cocina, Refectorio y demás Oficinas, excepto las de la

Sacrist·! a,por tener reglamento separadd.

En el libro que actualmente hay en la Roperta, llevará una

exacta cuenta de todas las ropas d~ qualquier g~nero que sean,

que se compren, o que de qualquier otra manera se adquieran para

la Comunidad, ya sea para las oficinas de ella o para los indi-

viduos9 con especificaci6n del d!a en que se compran,para que usos

fueron, y si quedaron pagadas o en deuda.

Baxo las 6rdenes del Ropero Mayor estará el Sastre secular,

y qualquiera otra persona que se destine a esta Oficina. Será

dueño de admitir o despedir de ella a los dependientes siempre que

lo juzgue necesario, dando cuenta antes al Prelado de los motivos
-l44-
que tenga para determinaoi6n que toma.

Para todos estos tres oficios, por la conexi6n que entre si

tienen, nombra el P. Prep6sito al P. D. Fulgencio Palet:

~~t~~~~~!::

''Nombrará el P. Prep~si to un sacerdote de toda su satisfaoci6n

para que ~st·é' cuide de enseñar y explicar la Doctrina Cristiana a

todos los que no est~n destinados al Coro, y demás familiares, que

por derecho cumplen en esta Real Iglesia con el precepto anuall

para cuyo empleo nombrará el P. Prep6sito al P. D. Manuel Mar!a

Tofiño.

Tanto el Despensero como todos los demás oficiales empleados

por el P. Prep6sito o Cap!tulo,ser~n tenidos por presentes en el

Coro y demás obsevanoias regulares, quando est~n legítimamente

ocupados en los respectivos ministerios a que los tiene destinados

la obediencia~

Procurador-

"será cargo del Procurador hacer las cobranzas de todos los r~

ditos que por raz6n de las fundaciones, por limosnas fixas, o por

qual quier otro motivo o t!tulo pertenecen a esta Real Casa.

Tendrá un li~ de cargo y data en donde conste el ingreso de

los caudales, ya sea en dinero efectivo, o ya en otras especies,
-145-
y la salida que da uno y &tro, para que cotejado el cargo con la

data, se vea si alcanza, o si es alcanzado; y se harán las notas

correspondientes para que sirvan de norma al tiempo que se ajusten

las siguientes cuentas.

No podrá gastar de una vez cantidad que pase de 500 reales

sin hacerlo presente al P. Prep6sito, y si el gasto que tuviese

que hacer pasará de 100 ducados, deberá pedir licencia al Capi-

tulo, haciendo presente en él la necesidad, ~ utilidad de lo que

pretende gastar.

Tendrá un criado para que le sirVa en su ministerio; y como

él solo es responsable de la administración del oficio que está

a su cargo, tendrá facultad para recibir el criado a su satisfac~

ci6n , y para despedirle quando lo tenga por conveniente, dando

cuenta en ambas ocasiones al Prelado, por serie debido este re~

peto. En quanto a la Huerta, en atención a que por ahora sigue e~

te ramo unido a la Procuración,observará lo que se manda en las

Actas de la Visita Apostólica, hablando de este predio.
-
Para este empleo nombró el Capitulo, a propuesta del P. Pre-

pósito, al P. D. Juan Josef Cabezas.

En la misma Junta Capitular propuso el P. Prepósito para Re-
visores de las cuentas mensuales a los ~. P. D. Pedro Diaz de
-246-
GUereñu, y D. Gragorio Marchante, y por voto& secretos fueron no~

brados para este empleo.

El d!a 5 de nov.dembre juntó al P. Prep~sito en Capítulo, y

en ~1 propuso para Consultores a los P. P. D. Simón Antonio de

Vergara, y D. Francisco Vazquez, con arreglo a lo que · se previene

en este punto de las Actas de la Santa Visita, al fol. 31. Se vo-

taron separadamente, y quedaDon nombrados por Consultores~

-------------------------·
-!47-
CAPITULO : XI : SAN ANDRES AVELINO.
~------------------------------------

La Orden de Cle~igos Regulares de San Ca7etano, posee dos S~

tos,uno es el propio JUndador, y el otro será San Andrés Avelino.

Para conocer algunos datos sobre San AndrAá nos hemos remitido al

libro de Veny Ballester.t46) • El) en el capitulo VII dedicado a

San Andrés Avelino, f.atrono de Mallorca, nos dirá que con la caída

de las hojas coincide en el calendaDio litdrgico, la fiesta de San

Andrés Avelino, caido al pie del altar , la mañana del 10 de No- •

viembre del año 1.608, víctima de un ataque aplopético, en la igl~

sia teatina de San Pablo el Mayor, de Nápoles.

Desde la exaltaci6n de San Andrés Avelino al honor de los al

tares, a par de su culto lit~gico, se ha desarrollado el uso de

invocarlo como patrono y abogado especial contra los ataques apo-

plécticos y la muerte repentina.

Muchas ciudades de Italia se apresuraron a ponerse bajo su

especial protecci6n, consiguiendo de la Santa Sede el necesario

indulto para gozar de su patrocinio. Por todo el mundo cat~lico

se han multiplicado las cofradias y asociaciones piadosas cuyo

objeto es conseguir la paternal intercesi6n de San Andrés Avelino

al emprender el ~ltimo viaje del tiempo a la vida futura.

No pueden, en buena crítica, precisarse los orígenes de la
-148-
devoción, en España, a San Andr~s Avelino. No es aventurado supo-

ner que se remontan a los albores del establecimiento, en nuestra

patria, de la Orden de San Cayetano.

Figura de primer plano en los tiempos fundacionales, fue el

teatino napolitano Plácido Frangipane-Mirto, discipulo novicio del

Santo. En los procesos de Nápoles para beatificación de su maestro,

declara deber a su trato la vocación religiosa, y haber curado a

la sola invecación de su nombre, de una dolencia mortal.

Fundador de las Casas de Madrid en 1.622, Zaragoza en 1.630

y de Barcelona en 1.632, a la pluma de P,lácido Mirto se debe la

primera biograf!a, en lengua española de su bienaventurado maestro

aparecida en Madrid a raiz de su beatificación, bajo el titulo

"Breve relación de la vida, santidad, muerte y milagros del Bien_!

_venturado Padre Andr~s Avelino, religioso de los Cl~rigps Regul~

res", en Madrid a 1.625, que alcanzó una segunda edición en la

misma Villa y Corte en 1.661, fallecido ya su autor'.

La frecuencia alarmante con que se produc!an en Mallorca los

accidente apoplécticos y las muertes repentinas, movieron a impl~

rar en valimiento del Santo de la buena muerte y confiarle la so-

lución del¡ acuciante problema.

Para conseguir este objetivo se enviaron continuas preces a
-249-
la Santa Sede Apost~lica. Aa·f con fecha de 12 de Marzo de 1. 754,

era enviada una instancia a Benedicto XIV. Los regidores de la ci~

dad y los representantes de los pueblos, despu~s de lamentarse de

los accidentes apopl~ctiaos" y la& frecuentes muertes repentinas,

que se venfan registrando en la capital y en la Isla, exponen al

Sumo Pon~ffioe que han determinado acogerse, en prueba tan doloro-

sa, a la piadosa interoesi~n de SBn Andr~s Avelino y que para ello

en sesi~n plenaria, por votos secretos· y nemine discrepante, le~

bfan aclamado patrono de todo el Reino. Y ~~e solicitaban que dicha

elecci6n fuese aprobada,fuese ~confirmada por su Apost~lica Autor!

dad.

En efecto, esto fue aprobado y San Andr~s Avelino se convirti~

en el patr~n de Mallorca.

,.. -----------------------
-2.50..

··--·· ------------
CAPITULO XII : CANONIZACION DE SAN ANDRES AVELINO,
- ---. -
En 1713 se celebra la oanonizaoi6n de San Andrés Avelino, jua

to oon la de San P!o Quinto y San F~li:x: Cantalioio. Afortunadame.a

te sabemos quienes prepararon esta celebraoi6n, como se repartie-

ron los balcones de la Plaza Mayor para presenciar los festejos,

como se adornaron las calles, cuanto oost6 la fiesta etc •••••••••

ya que contamos con los Acuerdos que se hicieron en Madrid para

la solemne Canonización de los Santos referidos. (47)

Los primeros datos que nos proporciona el documento son del

18 de Agosto de 1713.

Señor.

" El Prior del Convento de Santo Thomas y el Guardián de San A'nt.Q.

nio de esta Corte, Hallandose con la obligacion de hacer las de-

mostraciones de solemnidad que pide la canonizaci6fude San Pio

Quinto del orden de Predicadores, y la de San Felix Cantalicio del

orden delos Padres Capuchinos y aviendo obtenido de su Magestad

( que dios ~e mus añs) su Real permiso, para que la Solemne Pro-

cession se aga el d!a del Arcangel s. Miguel deeste pressente año=
Supplicamos a V.Sª se sirva Honrar y favorecer con su asiste.a

cia dha Procession; y mandar se pongan en execucion las ordenes

que u. Sª a estilado dar en semejantes solemnidades Honrrando los
-251-
Sanctos, y ambas Religiones, como lo esperan dela grandeza d-e· u.s•.
El Prior del Convento de Santo Thomas y el Guardian

del Convento de s. Antonio deesta Corte~

Rmo. Pe.

nHaviendo thenido Junta este d!a, los 5 señores, Corregidor y

Cavalleros Comisarios, nombrados por Madrid, para las disposizio-

nes dela Procesion y solemnidad quesehadehazer . por la Canonicazion

de San Pio Quinto, y San Felix' Cantalizio; han acordado tenerla ft.

estefin el martes 29 deestemes enlas Casas del Aiuntamiento alas·

9 delamañana ft. que~ de concurrir u. Rma. para, cuio efecto selo

participo deorden de dhos señores, quedando alaobediencia de U.Rma

contodo afecto deseando que Nuestro S'éñor lege mos añs. Md y Agto ·

26 de 1713=

Rmo. Pe. Prior del Combento de Santo Thomas!

''En liladrid a Veinte y seis de Agto año demillsetezientos y tre
-
ze, sejuntaron enlas casas del Aiuntamiento deesta Villa los Señ~

res Conde delaJarosa Correxidor deella, D. Lucas Reinalte, D. Pe-
-152-
dro de Alava, D. Juan de Prats y D. Juan de Vilbao Rexidores dee~

ta Villa y Comisarios para efecto de travar y conferir, sobrela-

forma enquesepodrá executar la Procession quesehadehazer enzele-

bridad delas Canonicaziones de San Pio Quinto, y San Felix C~nta­

licio, con la maior decenzia y culto quesemejante funzion requie-

re:

Enesta Junta se hizo presente lo executado enlas canonicazi~

nes de San Juan de Dios, San Pascual Bailón, S~Juan de Saagun, y

San Juan Bapistrato; yse acordó que para el martes que biene vei.n

te ynuebe deeste mes ~ las nuebe dela mañana se comboque a Junta

havisandose por el presente alos Reverendísimos Padres Priores de

Santo Thomás y Nuestra Señora del Rosario, y Guardianes de Capu-

chinos de San Antonio y Paciencia, interesados enesta funzion=

ylo señalaron dhos señores=''

---------------------------
11
Dilixencias, que se practicaron para las Canonizaciones de

San Pio Quinto, San Felix Cantalizio, y San Andr~s Abelino.

Al Prior de Santo Thomas, y el Guardian de Capuchinos dieron

a Madrid, suplicandolo se sirbiese asistir ala Procesion y dar las

ordenes que siempre havia acostumb~ado para m~yor solemnidad de
-153-
semejantes funciones.

Ysta suplica reiteraron haviendo entrado enel Aiuntamiento,

y sentadose despues delos quatro Cavalleros mas antiguos, que asi~

tieron, alo que condescendio Madrid gustoso, y nombr~ quatro Comi

sarios para disponer lo combeniente.

Porlos dos prelados se puso en noticia de S.M. estaba par~

celebrarse procesion delos Santos Canonizados por si gustaba de-

verla, y el Sr Conde de Granedo ensu Real nombre expreso la ver!an

Sus Magestades desde Palacio pasando igual orden al Sr Correxidor.

Señalase la C~rre~a por los Cavalleros Comis~rios con concu-

rrencia delos remos y por ~uellos se visit~ alos Prelados delas

Comunidades, que hav!an ofrecido hazer altares, y se dieron todas

las disposiciones Combenientes para el adorno dela Carrera.

s.M. señal6 el d!a de San Miguel 29 de septiembre para la

Procesion ylaora delas quato delatarde para q~e pasase por Pal~

cio.

Sehizo repartimiento de los balcones delas Casas,que Madrid

tiene enla-Plaza Mayor para que el Cuerpo de Ayuntamiento viese

la referida Procesi~n.

Madrid coste~ los Ymperchados, Atajos, Colgado delas Bocas

Calles, y Plazuela de la Villa, Casas de Ayuntamiento, alumbrado
~5~

de estas, y el dela Plaza mayor, que se hizo confaroles, quatro

damas parala Procesion y la de Gigantónes , clarines y timbales,

Musica y Ministriles, y hizo und!a defuncion acada uno delos San-

tos que todo el Coste ascendio a 473.542 rs quese libraron contra

el caudal de Sisas2

11
Haviendo puesto enla Real noticia de S.M. comoesta para haze~

se la procesion delos Santos Canonizados de la Religion de Santo

Domingo por si S.M. gustava de verla, se a servido mandarme decir

que s,M. y la Reyna Nuestra Señora, veran esta procesion desde Pa

lacio, yestando señalado para ella eld!a de San Miguel pr6ximo que

viene selo aviso a u.s. para que teniendolo entendido, lo partici

pe u.s. enel Ayuntamiento afin dequese ejecute para estafuncion el

adorno, y lo demas quese hubiere practicado enotras ocasiones de-

la calidad~

Dios ge a u.s. ms as Madrid agosto 30 de 1713.

Conde de Granedo

Conde dela Jarosa

------- --------
-255-
dEn Madrid ados de Septiembre año demill S~tezientos y treze

se juntaron enlas cassas del Aiuntamiento de esta Villa los Seño-

res Conde dala Jarossa Correxidor deella, D. Lucas Reinal te1, D.Pe

dro de Alava, D. Juan de Prast y D. Juan de Vilbao regidor de es-

tadha Villa y comisarios para las disposiciones de la Procession

y solemnidad de las canonizaciones de San Pio Quinto y San Phelix

( Se vuelve a repetir que el Rey y la Reina ocuparán el Balcón de

Palacio para ver la Procesión; que el Ayuntamiento se encargará

del adorno de las calles etc ••••••••••• )

Yse Acordo se execute lo que s.M. se sirve mandar y ensu con

sequencia se haga la prozession saliendo del Colegio de Santo Tho

mas ala Plaza, Calle Nueba puerta de Guadalajara enderechura alsde
Maria, Palacio, San Gil, calle de Santiago Platería, Bolviendo a

la Puerta de Guadalaxara, Callemaior, San Phelipe, subida de San-

ta Cruz terminando en dho Collegio de Santo Thomas y que esta sea

eldia de San Miguel próximo que viene veinte y nuevede estemes

que es el señalado, como tambi~n que el altar ofrecido por el Co~

vento dela Trinidad se haga enfrente delapuerta delos pies dela

Yglesia de Santa Cruz, eldelos de San Francisco y compañia de Je-

sds en la Plaza; eldeGaetanos· enla callejuela de la Duquesa de Na

jera Despues dela Villa, el de Carmelita s calzados enfrente dala
~~

Tienda de Jul C~vello, el del de C~rmelitas descalzos enla rinco-

nada del Marques de Pobar enfrente de Santa Maria ; el del de San

Gil ensu cassa, el del de los Agonizantes· en la Plazuela de Santi~

go; el del de San Juan de Dios en la Costanilla de la calle de S~

tiago, el del de los cl~rigos menores enla callemaior enfrente d~

la delos boteros y el del de San Phelipe ensuYglessia cojiendo al

go dela callemaior= Como tambien estajunta deja acargo delas dos

religiones de Santo Domingo y Capuchinos y su corte de estandarte

enla formª que tienen ordenado.

Acordosse qúe los· Señores D. Lucas Reinalte y D. Juan de Vil

bao vean alo s prelados delas Comunidades que estan expresadas y

han ofreoido hacer altar yles obsequien de Parte de Madrid dando-

les las gracias como se ha practicado en otras funziones segun lo

i~formado por dho Señor D. Lucas Reinalte y todos los que concu-

rrieron en esta junta con quienes se conformoel Sr Corregidor y

fueron de este acuerdo, excepto el Sr D. Juan de Prast que dijo

que respecto de haver concurrido con las Religiones que han ofre-

cido hazer altares para esta funzion, no es deparezer vaya Madri~

a visitarlas oonel pequeño motivo de hazer yaver acada Religion

el paraje dondetiene asignado sualtar, ni tampoco darlas gracias

porlo que antemano tienen facilitado los Rmos Padres Prior y Gua~
-257-
dianes=

Acordose que de todo lo executado se dequenta a Madrid para

que se halle enterado delo resuelto porestajunta y lo señalaron~

Firmas de los Asistentes.

------------------
uCopia de los Papeles de acuerdo de la Junta que se escrivie-

ron alos comisarios delos Scrivanos de Provincia y Alcaide delas

Casas dela Panaderia dela Plaza maior parael efecto que se e~pre-

sa en ellos.

Señores mios la JuntaDiputada por Madrid para las disposizio

nes que enla Procesion queel dia 29 deste mes seha dehazerpor la

Canonicazion de San Pio Quinto y San Felix Cantalicio, ha resuel-

to dejar ~1 ouidado delos escrivanos de Provincia la Compostura y

Adorno dela fuente de Santa Cruz y demas del distrito enla confo~

midad que en otras ocasiones deesta calidad se ha practicado, fi~

do delzelo conque han procurado atender, lo executaran con ela-

zierto que Corresponde para el maior culto deestos Santos, cuia

noticia participo a vm~ paraque denlas providenzias combenientes

a este fin y ami mnohas hordenes desu agrado que exeoutar~ com-

promta voluntad. Septiembre de 1713.
-258
La Junta Diputada por Madrid para las Disposiciones que enla

Prozesion que el dfa 29 deste mes seha de hazer y lacanonicazion
de San Pío Quiftto y San Felix Cantalizio, haresuelto dejar al oui

dado de nos el adorno y compostura delas Cassas dela Panader!a d~

la Plaza Mayor enla conformidad que en otras ocasiones se ha pra~

tioado por um como Alcaide deellas fiando del zelo conque siempre

haprocurado atender lo executara con el azierto que corresponde

para el mayor culto de los Santos•••••••••••••••••••••••••

ACUERDO-
----- ...
uEn Madrid aonze de septiembre año demillsetezientos y treze,

estando Jutos enelAiuntamiento deesta Villa los Señores Corregí-

dores y entrelos acuerdos que· hizieron dho d!a yelsiguiente-

Diese quenta del Acuerdo que la Santta Diputaoion paralas

disposiciones dela Prozesion y solemnidad dela Canonicazion de s.
Pio Quinto y San Felix Cantalizio ha hecho en nueve deeste mes=

Yse acorde de conformidad Ynforme segun lo prevenido en el Acuer-

do deel="
-159-
~Los Gastos precisos; que sehan de hacer enla Prozesion y ado~

nos de calles para la funcion dela Canonicacion delos Santos que

Madrid aofrecido son enesta forma:

1- Emperchados y attaxos de calles está ajustado en 10500 R

2- Refrescos para el Consejo enla Casa del Ayuntamiento

y para Madrid desp dela prozesion con carta diferencia 10.500 R

3- Las 9 danzas y Gigantones 10020 R

4- La Musica y la Procesion 330 R

5- Para los dos dias defiesta que hace Madrid en el Cole-

xio deAtocha yen los Capuchinos enlas octtavas 20.400 R

6- Gastos para mano de conducir las tapizerias y colgadu-

ras y estrados y otros que corresponden para su mano 600 R

7- PaEa colgar en todas las bocascalles y reoojer las

tapiceriaa 800 R

8- Sise cuelga el Ayuntamiento con ropas que sean 7~ R

9- Yla escuadra de soldados y clarines y timbales 7~ ~-

En total suman : 80. 988 Reales:

·--------------------------
-!60..
~En Madrid aveinte deseptiembre año demill setecientos trez~

estando juntos enelaiuntamiento desta Villa los Señores Corregido~

res y Madrid entre otros acuerdos ai el siguiente-

Acuerdo-

Diose quenta del acuerdo dela Junta Diputada para las dispo-

siciones dela procesion y solemnidad quepor las canonizaciones de

San Pio Quinto y San Felix Cantalicio seha de celebrar el d!a vei~

te y nueve deste mes y memoría delos gastos quesesupone son preci

sos para ella; yse acordó seponga presente al Consejo se necesita

para todo el gasto de estafuncion hasta diez mill reales de Vellon

yal mismo tiempo el papel escripto en treinta de Agosto proximo

pasado por el exmo Señor Conde de Granado de Horrden de su 1/Ia.ges-

tad en que manda se execute el adorno de las calles, y demas que

en otras ocasiones se hubiesen practicado, y atendiendo ael, con~

ta que en la de Santo Thom~s de Villanueva que fue el año de mill

seiscientos y cinquentay nueve se gastaron doze mill doscientos y

veintey ocho reales; en la deSAn Pedro de Alcantara que fue el de

mill seiscientos y setenta y nueve, veinte mill trescientos y ochen

tay seis; y en la de S&nta Maria Magdalena de Paris que fue en el

mismo año, Diez y ocho mill y ochocientos y todos se aprovaron por

el Consejo y libraron en diferentes sisas, con que aora, parece se
-161-
ha solicitado estrecharle ala constitucion presente, pues aunque

en la ~ltima de San Juan de Dios, San Pascual Bailen, San Juan Ca

pistrato y San Juan de Saagun, consta no hubo mas gasto que la li

mosna que Madrid di6 por los d!as que concurri6 ala fiesta, y mill

reales de gastos menores, se cree que las religiones interesadas

le hicieron poriguales partes segun se combinieron en una Junta ,.

que se celebr6 con el exmo Señor Conde de Granedo siendo Corregi

dor, y aora se hallan las religiones deesta funci6n sumamente es-

trechas enqueno pueden concurrir aeste gasto, todo lo qual pone

Madrid presente al Consejo para que ensuvista resuelva lo quesea

mas desu agrado; y todos los cavalleros capitulares que concurrí~

ron eneste Aiuntamiento con quienes se conform6 el Señor Corregi-

dor fueron deste acuerdo y parecer,excepto los señores D. Vicente

Gutierrez Coronel, y D. Savastián de Espinosa, que dixeron que

siendo el ~ltimo estado la celebridad dela canonicacion delos qu~

tro Santos referidos en cuia funcion asistio Madrid sin concurrir

más que en algunos cortos y precisos gastos por la que en algunos

la concurrencia del d!a haviendo sido del cargo delas religiones

todos los que se ofrecieron, sin que hagan exemplar los anteceden

tes, por la disparidaa·dela abundancia de entonces ala esterilidad

deoi tan notoria, eran de parecer se execute lo mismo que en la
-!62-
referida ~ltima celebridad sin quesesaque delas Sisas ni aun el

menor gasto, y este es su parecer=='1

----------------- - ...
~
Apruebase el acuerdo de Madrid de el dia Veinte deeste mes de

septiembre, en quanto alos gastos que contiene lamemoria quese ha

tenido presente enel Consejo, exzeptto los mill y quinientos Rs d~

los refrescos queenella serrefieren, y todo lo demas que ymporta-

rem los dhos gastos, sesaque deel producto delas Sisas· que Madrid

administra como lo propone, paralo qual seden las hordenes y des-

pachos nezesarios== Los Señores deel Consejo de S.M. lomandaron y

señalaron erlsala de Govierno a veinte y zinco dias deelmes de se~

ttiembre de mill setezientos y treze años=~

----------------------~---

HEn Madrid a Veinte y Seis de Septiembre año de mill setezie~

tos y tneze se juntaron en las Casas del AY-untamiento deesta Villa

los Sres Conde delaJarosa Corregidor deella, D. Lucas Reinalte, D.

Pedro de Alava, D. Juan de Prats y D. Juan de Vilbao Rexi~ores d~

ella y comisarios delas disposiziones para la procesion y solemni

dad de la Canonicazion de San Pio Quinto y San Felir Cantalicio=
-163-
Enesta Junta se vio el Auto de los Sres del Consejo de Veinte y

cinco deeste mes, aprovando los gastos que contenía la memoria y

se havian de ocasionar en la procesion y solemnidad quepor la Ca-

nonicazion de San Pio Quinto y San Felix Cantalicio seha de cele-

brar mandando quelo que importasen sesacase del producto delas

Sisas que Madrid administra, como por su acuerdo de Veinte deel lo

proponía yse acordo que en conformidad de dho auto, y Acuerdo de

Madrid del mismo d!a veint~ · y cinco se despache orden para que por

aora, y hasta tanto que se executa la libranza formal deltodo de-

estos gastos se entreguen del caudal de Arcas ~ D. Agustín Antt.

de Villarreal hasta ocho mill Rs de Vellon. Acordose se haga con-

sulta ~ su Magestad por ma~o del Exmo Señor Conde de Granedo Gove~

nador del Consejo para quese sirva señalar laora queha de salir

la procesion delColegio de Santo Thomas; yque elpresente Srio

escriva papelal Prep6sito, de Agonizantes expresando queno tocan-

do a Madrid la decisi6n dela Relacion de Comunidad enla procesi6n,

combiene lajunta enla dejaciondesuconcurrencia, y lo señalaron

dhos Sres:

______
, ......._......,_.. ______________
-264-
~Repartimiento de los Valcones delas Casas del Arco dela Ca-

lle de Toledo, Carnizeria y Panaderia de la Plaza Maior para ver

la Prozesion dela Canonicazion de San Pio Quinto y San Felix Can-

talizio, quese ha de ejecutar el viernes 29 deste mes de septiem-

bre y año de 1713, el qual se hace entre los cavalleros capitula-

res, de actual exercizio ofizios vacos y demas personas que es e~

tilo, excluyendose los cavalleros suspensos de exercizio de Capi-

tular yenla conformidad quese practicase enla ultima Prozesion de

Canonicazion del año pasado de 1691=

ARCO DELA CALLE DE TOLEDO
---------------------·
1- Sr Corregidor : donde vive Miguel Muñoz.

2- Sr D. Lucas Reinalte Comisario : dho.

3- D. Pedro de Alava Comisario = dho.

CASAS
,__ -DE CARNIZERIAS
---------
PRIMER SUELO.

1- Sr D. Juan de Prats. Comisario= Joseph Martinez.

2- Sr D. Juan de Vilbao= Comisario= dho

3- Sr D. Juan Antt. Carvallido. D. Pedro Pardo.

4- Sr. Marqs de Hermosilla= dho.
-265-
5- Marqs de Palazio= dho.
6- D. Cosme de Abaunca= dho.

7- D. Francisco Mathias delos Rios= dho.

ARCO DELA CALLE DE TOLEDO
'-
SEGUNDO SUELO.

1- D. Feo Joseph de Montenegro= Joseph Chrisostomo.

2- D. Miguel Bentuzo y arrilla=dho.

3- D. Juan Antonio Dela Rortilla= dho.

CASAS DE CARNIZERIAS

SEGUNDO SUELO •

1- Sr. Marqs de Villamagna Andres Cos.

2- Toca al administrador de las casas= dho.

3- Sr. D. Alfonso de Baendia= Simon Rodriguez.

4- Sr. D. Gaspar Saenz de Vitteri= dho.

5- Sr. D. S~vastian Pacheco= dho.

6- Sr. D. Diego Anttonio DeArze.

7- Si'. D. Felix Delgado= dho.
-266-
ARCO DELA CALLE DE TOLEDO

TERCER SUELO.

1- Sr. D. Vizentte Gutierrez Coronel= Joseph.

2- Sr. D. Juan Antt de Penarando= dho.

3- Sr. D. Diego R~on del Castillo= dho.

CASAS DE CARNIZERIAS

TERCER SUELO.

1- Sr. D. Juan Isidro Poxaldo; Juan de Zercadillo.

2- Sr. D. Anttonio Monttero= dho.

3- Sr. D. Juan Feo deLara. Geronimo Marz.

4- Sr. D. Sevastian de Espinosa. dho=

5- Sr. D. Diego dela Atoneda= dho.

6- Sr. D. Juan Anttonio de Quadros.

7- Sr. D. Feo Gonzalez= dho.

_
---ARCO DELA CALLE DE TOLEDO
-
_....._.__

CUARTO SUELO.

1- Sr. D. Joseph Vizentte de Borja. Diego Ramon.

2- Sr. D. Pedro Gomez Lozano= dho.
-467-
3- Sr. D. Feo de Lorenzo Venegas. dho=

CASAS DE CARNIZERIAS
--------- -
CUARTO SUELO.

1- Sr. Procurador General Anttonio de Otaola.

2- Sr. D. J~seph Marttinez= dho.

3- Sr. D. Juan Monzon de Venavides·.

4- Conttador D. Joseph Verdugo= dho.
5- Comdr D. JuandePaz. dho.
6- D. Manuel Gama. D~ Ana deMonguya.

7- Ofizio del Sr. D. Anttonio Saenz= dho.

CASSAS: DELA PANADERIA ESCALERA DELAFUENTE.
-------------------- -----
SEGUNDO SUELO.

1- Ofizio del Alferez mayor. D. Antonio ~ Languen.

2- Ofizio del Sr. D. Creszencio tiezeno= dho.

3- Ofizio del Sr. D. Miguel dela Torre= dho.

4- Marqs de Lebra= dho.

5- D. Martin Marcelino de Vergara= dho.
-l!6&-

------........-------------.--,-----
CASSAS .DELA PANADERIA ESCALERA· DEL PASADIZO

SEGUNDO SUELO.

1- D. Manuel de Olivares. Bartholome Perez.

2- D. Bernardo Naranjo= dho.

3- D. Manuel Naranjo,. dho.

4- D. Alejo Joseph Varnera : Lucas Corona.

5- D. Feo Carlos Delemdo= dho.

l'Yen estta conformidad seha ejecutado el repartimiento deval-

eones para ver la Prozesion referida en virtud de horden verpal,

queporlos Sres Correxidor y Comisarios dela Junta Diputada a es-

tefin, seha dado estte dia; yse ~depresentar enlas boletas se 11~

ve Colgaduras.

Madrid y septiembre. veintte y seis de mill settezien-

tos y treze=01

Reynal te. "

Vil bao.
~9-
UEn Madrid aonze deoctubre año demill setezientos y trece es-

tande juntos enelAiuntamiento, desta Villa los Señores corPexido-

res y entre los acuerdos que hizieron dho dia ayel siguiente.

ACUERDO •

Viose un meml del Convento .de clerigos menores de San Caye-

tano expresando que siendo uno de los quatro Santos canonizados

San Andres Abelino desu Reli:x:ion y que deseando Zelebrar su cano-

nicazion con solemnes cultos dando principio el d!a diez de No-

viembre proximo queviene suplicaba a M• le favoreciere consagran-

do su piadoso zelo enobsequio al Santo deun d!a desus fiestas co-

molo exeou:ba conSan Pio Quinto y San Felix Cantalizio; yse Aoord~

quesinque sirba de exemplar se haga und!a dela fiesta cuio gasto

seincluira enel que por las canonicaziones referidas seha ocasio-

nado="

~En Madrid aveinte y ocho demill setecientos y treze, se jun-

taron enlas casas de suAiuntamiento los señores Conde dela Jaro-

sa Correxidor deesta Villa, D. Pedro de Alava y D. Juan de Vilbao

regidores deella, y comisarios delas disposiciones dela Prozesion

y fiestas dela canonizacion delos Santos San Pio Quinto y San Fe-
-rto..
lix Cantalizio=

Diase lagda de D. Agustin Antonio deVillarreal de los gastos

executados de horden deesta junta asi enel dia dela Prozesion d~

los referidos Santos cono enlos que Madrid asistio a sus fiestas

enel Colegio deSantto Thomas y Convento de Capuchinos deSan An-

ttonio que ymportto onzemill trescientos y doze Rs de Vellon, en.-

que seyncluye el coste delafiesta que Madrid acordó en onze de o~

tubre proximo pasado se hiziese enel Convento deSan Caietano aSan

Andres Abelino {tambien nuebamente canonizado) yteniendo presen-

tte el auto de Madrid de veinte deel y mandar que de el dinero de

lassisas se sacase lo que enesta funcion segastase y que todos los

referidos gastos que yncluye_ladha quentta se hantenido por pre-

zisos=

Seacordo se haga presente a Madrid paraq~e se despache li-

branza deles referidos onzemill trescientos y doze Reales sobre

dho asunto a favor de D. Agustín Antonio de Villarreal~

------------ ----- --
• ''Relazion deles Gastos Causados enlaZelebridad dela Canonic~

zion delosSantos San Fio Quinto, San Felix de Cattalizio, ffan An-

dres Abelino quedeHorden deStt Mgd y de Madrid eld!a Treinta de Sep
-271-
de estepresente año demill Setezientos y Treze en la Prozesion

Adornos de Calles y fiestas ensus Yglesias y Otros quese Expre-

asan enesta forma=

Por el Coste deloa Emperchados y atajos delas Vocas Calles

donde passo 1~ Prozesion Unmill y Ochocientos rs en Cuia Cantt lo

ajustaron los Cavalleros Comiss de lasfiestas.

Aloa Tapizaros para haver dado algunas tapizerias que ofre-

zieron de Grazia para Colgar algunas Vocas Calles seles dio 0300

Por el Alqr delas Colgaduras, Doseles y tapizerias que Sir-

bieron enlas CAsas delAyuntamiento, algunas Vocas Calles, Plazue-

la delaVilla, Sta Maria y Calle de Santiago Unmilly duzientos Rs

de Vellon.

Alos Attareros que Colgaron ottras Cassas delAyuntamiento t~

das las Vocas Calles y por Descolgarlas y recoger y Conduzir asus

Dueños en Carros y el Goste de los Carros Novezientos Rs enque se~

justo.

Poe el Coste delas Quatro Danzas ~ Duzientos Rs cadauna y por

los Gigantones Veinte Ducados que Sallieron en dha Prozession por

todo Unmill y Veinte rs.

Alos Clarines y Timbales que asistieron ªdha Prozesion Zien-

to y Cinquenta rs.
~7~

Ala Musica deMadrid por dha asisten~ia Treinta Ducados de V~

llon que ValenTreszientos y Treinta Rs Vn

Aloa Ministriles que tocaron en ella ocho Ducados.

Al Prior del Combento del Colegio deAtocha Un mill y duzien-

tos Rs Vn los mismos que alaOrden de dhos Sres Comissarios Sale-

dio por el Gasto dela fiesta del dia que Madrid asistio; Al Guar-

dian del Uonbento de Capuchinos de San Anttonio Un mill y duzien-

tos Rs por la misma Razon; y al Pe. Perfecto del Combento deSan

Caetano Otrastanta _Canttidad por la Razon expresada que todo Ym-

porta Tres milly Seiszientos Rs.
Por el Coste del Alumbrado dela Plaza con faroles, los Tres

qu~rtos, Primero, Segundo y Tercero entoda ella, Coste de Velas

y delos que las pusieron y enzendieron Un mill y Ochenta y qua-

tro Rs ••••••••

Ymportaron en total los expresados Onze mill Treszientos y

doce Rs Von que ha pagado el Sr. D. Ang Anttonio de Villarreal

Tessorero General de Madrid DeHorden del Correxidor y Cavalleros

Comissarios alas Personas que en ellase refiere Cuia Canttidadse

Serviran u.s. mandar Despachar Libranza ~mi favor enMadrid ~ Vein

tey quatro de Noviembre de mill Setezientos y Treze=

Ang Antt de Villarreal.
-173-
Haviendose Visto por los Señores dela Junta esta Cuenta y

partizipandolos Como l~familia del Sr Presidente mepedia la Pro-

pina Como Selos da eldia del Corpus queno los entregue hasta tho-

mar horden, me ladieron dhos Sres yles di dos Dots Segun Estilo ••

Asi11ismo Pague por.·· el Coste de quatro Achas Empezadas y Bu-:P

jias para las Cassas delAyuntamiento la Bispera dela Prozesion por

lanoche para Colgar las C~ssas del Ayuntamiento y los Empercha-

dos antes que amaneziese por no haverse podido hazerporla tard~

por estar llobiendo que Costaron Ziento y diez Rs Cuio Coste no

pudeynoluir en Gasto deZera por no haverlehavido enestafunzion ni

enla Prozesion nifiestas deYglesias.

Cuias dos Partidas Ymportaron duzos y Treinta Rs Von quejun-

tos Con los Onzemill Trezos ydoze Rs Von Monta todo Onze mill Qui

nientos y quarenta y dos Rs de Von de Guia Canttidad SeServiran

u.s. mandar Sele Despache Libranza; Madrid Veintey nueve de Né-

viembre de dho año de mill Setezientos y Treze =u

VILLARREAL.

,_____________ ..,._ __________
~4-
11En Madrid ft. Veinte de:Marzo año de mill Setezientos y Catorze,

Estando juntos enel Ayuntamiento de esta Villa lo s Sres Corregidor

y Madrid, entrelos Acuerdos que dho d!a hizieron ay elSiguiente-

ACUERDO.

Diose quenta delAcuerdo que la Junta Diputada para las dis-

posiziones delaprocesion y solemnidad queporla Canonizacion deSan

Pio Quinto y San Felix Cantalicio se executo el dia Veinte y nue-

ve deSeptiembre, delaño proximo pasado demillSetezientos y Treze

hizo enVeinte yocho de Noviembre del, Expresando, como haviendo

Visto la quenta presentada por D. Agustin Antt de Villarreal, en-

que consta haverse gastado enlaprocesion y d!as que Madrid Concu-

rrio ~las fiestas de dhos Santos enel Colegio deSto Thomas, Com-

bento de Capuchinos de SanAnttonio, 8nze mill trezientos ydoze Rs

de vn, enquese incluie elcoste delaqueporAcuerdo deMadrid deonze

de octtubre, antecedentesedetermino hazer enel Comvento deSan

Caietano ~San Andres Abelino, tambi~n nuebamente Canonizado, yque

theniendo presente el auto del Consejo deVeinte y Cinco del Refe-

ridomes deSeptiembre, en que aprov6 elAcuerdo deMadrid deVeinte

deel, ymand6 que del producto delas Sisas sesacase lo que en dha

funcion se gastase, como tambi~n el que todos los expresados gas-

tos que incluia dha quenta se havian tenido por precisos lo po-
~~
nia aVista deMadrid para que manda se, se despachaseLibranza so-

bre el mismo efecto afavor de D. Agustin Anttonio de Villarreal

delos onze mill trescientos y doze Reales de Vellon.

Tratado yConferido enVista del expresado Acuerdo dela Junta

los demas deMadrid yauto del Consejo Citados, SeAcord6 de Confor-

midad, sedespache nomina afavor de D. Agust!n Enttonio de Villa-

rreal paraquese hagapago asimismo delos onze millquinientos y qu~

renta y dos Reales de Vellon quesehangastado, los onze mill tre-

cientos ydoze expresados en dho Acuerdo y quenta dada en Veinte y

quatro del Referido mes de Noviembre, y los ducientos y treinta

Restantes que enVirtud dehorden Verbal delos Señores, delaJunta

di6 y gast6 enlas dos partidas enúnciadas enla memoria firmada en

Veinte ynueve del mismo mes delo quetodas las sisas hubieronprodu

cido., hastafin de Septiembre de dho año que estubo ~ cargo de~m­

drid suAdministrazion en Conseqcia, del Acuerdo y auto del Conse-

jo Expresados:

Concuerda consu Original~

( De este documento y del anterior ofrecemos una fotocopia.)

------- --------------
-t76-
Mayo de 1714.

''Las Comunidades de Religiosos Cl~rigos Regulares de San Ca-

yetano, y Menores Capuchinos dicen, que haviendo u.s. mandado li-

brarseles el importe delas fiestas que Madrid celebr6 en las de

Canonizacion de sus Santos San Andr~s Avelino y San Felix Canta-

licio, y haviendose acudido a la Thesorer!a; les ha sido replica-

do que no ay en ella caudales, por haverse valido de ellos la Real

Junta de Medios. u.s. se sirva de dar la providencia conveniente,

para que este libramiento tenga efecto, y lo puedan cobrar; o en

caja de carnizer!as, o en la parte que u.s. tuviere por bien pa-

ra su mas breve consecucion. Enque reciviran merced, y limosna de

u. s. =
En cumplimiento de la horden anttecedentte no puedo informar

mas que de lo que tengo expressado enla quentta formal quetengo

presenttada de estos gastos y aprovada por los señores delaJunta

deque puede u.s. mandar se de quentta y noticia y mandarme·-~ lo

que fuere servido ejecute, fechado en Madrid en 24 de mayo del

año 1714.

La cantidad que recivi para este efecto fue ocho mill Reales

del caudal de Aroas, y loquesedeve es mill y ducientos Reales al

Combento de Capuchinos y otratanta cantidad al de San Cayettano,
-2.77-
y el restto a diferenttes personas que asistieron an la Prozesion

con ynstrumentos de clarines timbales y descolgar las calles y

mas tastos y para que constte a u.s. lo firmo.

FIRMA.

Las Comunidades de Religiosos Clerigos Regulares de San

Cayetano, y Menores Capuchinos de esta Corte suplican a U.S.=="

Madrid y Junio 19 de 1727, en el Ayuntamiento-
----...--------------------------
uEneste Ayuntamiento D. Juan de Vilbao Procurador General Ex-

preso que para efecto deponer en loque por Madrid le estava horde

nado sobre ciertos expedientes queseles cometio, necesitava preci

sa mente distribuir hasta encanttidad de 200 Ducados de Vellon y

teniendo Madrid por ynescusable practicarse loqueesta resuelto s~

gun seha comferido y lleba entendido el Señor D. Juan de Vilbao-

Se acorde que del caudal existente enlas arcas dela Thesso-

reria de Madrid tocante asalario de Abogados por sus Bacantes, D.

Diego Diaz de Toledo, Thesorero Xral de dhas arcas, entregue adho

Señor Procurador Xral los mencionados 200 Ducados que en virtud
-278-

deeste acuerdo y suzesivo seleharan buenos enla quenta que diere

desucargo. Tomando razon de Conttval quelatiene delahaciehda dee~

ta Villa=''

-.....-------------------------
Madrid y Junio 25 de 1727-en su Ayuntamiento-
-----------------------------
•Teniendo Madrid presente quepor el gasto yasistencia quese

ofreci6 alas fiestas que Madrid zelebro enel Colegio deSanto Tho-

mas. Y combento de Capuchinos deSanAntonio y San Cayetano porla

Canonizacion de San Pio Quinto, San Felix de Cantalizio y San An-

dr~s Abelino enelaño de 1713. Sedio Acada Comunidad 10200 Reales

de Vellon haviendo concurrido ·~drid enlamisma conformidad en e~

te presenteaño enel Convento de Nuestro Padre San Feo dela obsse~

vancia undía porla canonicazion deSan Jacomo delamarca y San Feo

Solano~:

Seacord6 seden adho Comvento ottros 10200 Rs de Vellon porla

misma razon quesedio alos demas expresados, los que pague D. Eus~

bio de Sabugo. En virtud de este acuerdo y recivo sele abonaron

ensugta, tomando razon laContttia quela tiene alahaz desta Villa="
~9-

.
La documentaci6n que acabamos de presentar procedente del Ar
-
chivo de la Villa, nos proporciona una visi6n amplia y detallada

de las Canonizaciones de San Pio Quinto, San Felix Cantalicio y

San Andr~s Avelino. Pero para conocer don mayor precisi6n el Al-

tar que los Cl~rigos de San Cayetano hicieron en honor del Santo

de su Religi6n, San Andr~s Avelino, recurriremos a la informaci6n

que al respecto nos proporciona Mercedes Agull6. (48)

" Frente de las Religiones de Constantinopla, el Altar de los

Padres de San Cayetano, un escollo .ameno con grutas, y sobre ellas,

entre macollas verdes, riscos de plata, en diversidad de alhajas

primorosas; terminando este corpulento edificio, en una espaciosa

Gruta, 6 Palacio, y en quatro columnas, cantonadas, y entalladas

de flores, y salvas de plata: entre las murtas sustentaban un vi~

tos!ssimo arco en pirámide, con la misma guanici6n, tan bien col~

cado que pareci6 aver producido las piezas en el hermoso frontis-

picio; en cuyo solio, que coron6 un pabell6n de estraña tela, se

mir6 San Andr~s Abelino, tambi~n aora Canonizado, cuya funci6n no

se executa hasta su d!a: estaba el Santo en su trage, con Roquete

y Estola, sin conocerse la tela, por estar quaxada de joyas, que

la bordaban, que sola pod!a bastar para matizar todo el Altar: a

los costados del Palacio, en dos remates, dos 6balos, y en ellos
-280-
dos espejos gra~des en los pechos de dos Aguilas Imperiales; y en

su correspondencia abaxo, otros dos de lo mismo, repartidas por

todo el ámbito efigies de plata, y esculturas, y en las grutas di

versos Santos, y Santas Penitentes, de arte primoroso; y sobre la

mesa de Altar, adorno de candeleros, y blasones de plata con sus

luzes."

Este Altar parece ser otra de las muchas muestras de Arqui-

tecturas Eftmeras, tan frecuentes durante los siglos XVII y XVII],

en honor a la Entrada de un Rey, a la Proclamaci6n de un Principe

Heredero, a una fiesta de Canonizaci6n etc....... Este Altar que

se hace en torno a San Andrés Avelino en el s. XVIII, debemos po-

nerle en contacto con en que se hizo en honor a San Cayetano Tie-

ne en el s. XVII, por la Familia de pintores Borfes, y al que ya

nos hemos referido en su capítulo correspondiente.

----------------------------
-281-
NOTAS

1) Calasci betta, Manuel. 'rVida del Glorioso y Bienaventurado

Padre San Cayetano de Tiene. Fundador de los Cl~rigos Regulares!

Dedicase al Señor D. Cristobal de Moscoso y Cotdova, Caballero del

hábito de Santiago, del Consejo de su Magestad en el Supremo de

Castilla, y Santa y General Inquisici6n. En Madrid; por Pablo del

Val, Año de 1653.

2) Veny Ballester, Antonio (cl~rigo regular)

"san Ceyetano de Thiene. Patriarca de los Cl~rigos Regulares:

Barcelona, Ed. Vicente Ferrer, 1950. Pags 697-701.

3) Veny Ballester. Op, cit. pag 701.

4) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10.141. De 20

de mayo de 1.671. Fols 125-128.

MercedeS'- Agull6 t ambi~n alude a es:be documento en "El Orato-

rio de Nuestra Señora. del Favor y San Marcos" . Madrid, Artes Grá-

ficas Municipales. 1.977. Pags 26 y 38.

5)'Los Clérigos Regulares~(Teatinos). 450 aniversario de su

Fundaci6n. , Palma de Mallorca . Artes Gráficas de San Cayetano.l974

pags 5-20.

6) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10139·

Año de 1.667. Fols 150-151.
-282-
También lo recoge Mercedes Agull6; op, cit. Pag 24.

7) Archivo Hist6rico Nacional. Secci6n Clero. 4199. Fol 27.

8) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10141.

De 11 de agosto de 1672. Fol 169.

9) Archivo de la Villa. 2-362-124. Año 1674 (s.f.)

10) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10359.

Año 1678. Fol 66.

11) Archivo Iüst6rico de Protocolos. Protocolo 10359.

Año 1681. Fol 79.

12) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10360.

Año 1682. Fol 28.

13) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10360.

Año 1683. Fol 135.

14) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10360.

Año 1683. Fol 5v.

15) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10360.

Año 1685. Fol 13.

16) Archivo Hist6rico Nacional. Secci6n Clero 4199·

Año 1688. Fol 20.

17) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocélo 10360.

Año 1688. Fol 48.
-283-
Recoge este documento Mercedes Agull6; op, cit. Pag 27.

18) Archivo de La Casa de Alba. C-161-35· Año 1771.

19) Archivo Hist6rico Nacional. Secci6n Clero 4199· Año 1777.

20) Archivo Hist6rico Nacional. ~~coi6n Clero 4199· Año 1781.

21) Archivo Hist6rico Nacional. Secci6n Clero 4199· Año 1793.

22) Archivo de la Villa. 1-55-21. Año 1797.

23) Archivo Hist6rico Nacional. Secci6n Consejos. Libro del

año 1802. Fols 916-918.

José Gavira en " La Iglesia de San Gayetano de Madrid" tirada

aparte de la Revista de la Biblioteca, Archivo y Museo del Ayunta-

miento de Madrid. Madrid. Imprenta Municipal . 1927. Pag 10; tam-

bién recoge este documento.

24) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10139•

Año 1665. Fols 5 y 6.

25) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10139.

Año 1666. Fols 73 y 74.

26) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10140.

Año 1668. Fols 172 y 173.

27) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10140.

Año 1669. Fols 149 y 150.

28) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10141.
-284-
Año 1671. Flo 154.

29) Archivo Histórico de Protocolos. Protocolo 10360.

Año 1686. Fol 12.

30) Archivo Histórico de Protocolos. Protocolo 10139.

Año 1664. Fol 134.

31) Archivo Histórico de Protocolos. Protocolo 10141.

Año 1671. Fol 280.

32) Archivo Histórico de Protocolos. Protocolo 10141.

Año 1671. Fols 380-389.

33) Archivo Histórico Nacional. Sección Clero 4199·

Mercedes Agu116. Op, cit. pag 26, tambi~n se refiere a estos dos

~ltimos documentos.

34) Archivo ílistórico Nacional. Sección Clero. Legajo 4199

Año 1775•

35) Archivo Histórico Nacional. Sección Clero Legajo 4199·

Año 1779·

36) Archivo Histórico de Protocolos. Protocolo 10139.

Año 1665. Fols 30-31.

37) Archivo Histórico de Protocolos. Protocolo 10141.

~ño 1673. Fols 31-32.

38) Archivo Histórico de Protocolos. Protocolo 10360.
-285-
Año 1682. Fol 118.

39) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10360.

Año 1683. Fol 5

40) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10360.

Año 1685. Fol 81.

41) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10361.

Año 1691. Fol 57.

42) Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10361.

Año 1701. Fol LOO.

43) Archivo de la Villa. 2-362-124. Año 1685.

44)Archivo Hist6rico de Protocolos. Protocolo 10360.

Año 1685. Fol 17.

45) 1Actas y Decretos de visita de la Real Casa e Iglesia de

Cl~rigos Reglares de San Cayetano de esta Corte~

Madrid. Imprenta de la Viuda e Hijo de Marin. Año MDCCCI.

46) Veny Ballester, A. (clérigo regular)

b La Real Casa de San Ca~etano de Palma de 1~allorca: Regnum D~i~Co_

llectanea Theatina. Roma. 1971. Pags 134-141.

47) Archivo de la Villa. 2-389-15. Canonizaciones de San Pio

Quinto y s. Felix Cantalicio. 1713.

48) Agull6 Cobo, Mercedes. Op, cit. Pag 39·
-286-
BIBLIOGRAFIA-

11
1- Actas y Decretos de visita de l a Real Casa e I glesia de

Cl~rigos Reglares de San Cayetano de esta Corte~

Madird. Imprenta de la Viuda e Hijo de Mar!n. Año MDCCCI. {84 p)

2- Agull6 Cobo, Mercedes.

El Oratorio de Nuestra Señora del Favor y San Mare-os~
11

Madrid. Artes Gráficas Municipales. 1977.

3- Calaaci betta, Manuel.

•vida del Glorioso y Bienaventurado Padre Sen C~etano Tiene. Fun-

dador de los Clérigos Regl ares~ ( Escrita por D. Manuel Calascibe-

tta de la misma Orden)

Ded6a se al Señor D. Cri stobal de Moscoso y Cordova, Caball ero del

hábito de Santiago, del Consejo de su Majestad en el Supremo de

Castilla, y Santa y general Inquisici6n.

En Madrid. Por Pablo de Val. Año 1653.

4- ''Los Clérigos Regulares- Teatinos-~

450 Aniversario de su Fundaci6n.

Palma de Mallorca. Artes Gráficas San Cayetano. 1974.
-287-
5- Collecelli, Domenico.
11
San Gaetano Thiene'l. II edizione (completamente Riffatta).

Nel IV centenario dalla Morte Omaggio Dell'Instituto San Gaeta-

no. Vicenza. 1947.

6- Chimenelli, Fiero.

"San Gaetano Thiene, cuore della Riforma Cattolic a ~

Vicenza. Soc. An. Tipografica Fra Cattolici Vicentini Editrice.

MCb~VIII . (a Cura della CUria Generalizia dell'ordine Dei Chie-

rici Regalari. Roma.)

7- Gavira, Jos~.

"La Iglesia de San Cayetano de Madrid~

Tirada aparte de la Revista de la Biblioteca, Archivo y Museo

del Ayuntamiento de Madrid. Madrid. Imprenta Municipal. 1927.

8- González, Eduardo A.

-Vida de San Cayetano!

Revista Pan y Trabajo ( ndrnero 13 al 45: 1971, 1972, 1973, 1974)

Argentina. 1974.
-288-
9- Laugeni, Bernardo ( cl~rigo regular).

•Iv Centenario della morte (1562-1962). Beato Giovanni Marinoni Tea

tino. Grande Apostolo ed insigne Benefattore Di Napoli'!

Napoli. Tipografía Vincenzo Mirelli. 1963.

10- Lucatello, Enrice.

•san Ga etano Thiene e gli inizi della Riforma Cattolica:

Milano. Instituto Di Propa ganda Libraria. 1941.

11- Llompart, G. ( clérigo regular).

11
San Cayetano de Thiene. Perfil Biogr~.fico~ Ilustraciones de Mario

Barberis.

Madrid. Editorial Providencia. 1956.

12- Mattoni, Giovanni B. ( cl~rigo regular).

"san Gaetano Thiene vomo e grande Santo:

Vicenza. Tipografía I.S.G. 1981.

13- Personé, Rafael M~. ( clérigo regular)

Vida de Sant Cayetano. Fundador dels clerics regulars~ Anomenats
11

Teatins pel P. Rafel M~ Personé c.r. y traduhida a la nostra llen-
-2.89-
gua pel P. Juan Llabrés c.r.

Palma. Estampa D'en Sebastiá Pizá. 1910.

14- Ru$z de Cardenas, Luigi.

"San Gaetano Thiene. Il Santo della Providenza~

Vicenza. Societá Anonima Tipogr á fic a . 1947.

15- Rullán, Pedro A. (clérigo regula r)
11
El Beato José Maria Tomasi-Caro. Cardenal Teatino~

Madrid. Ed Providencia. 1953.

"Por las Rutas del Padre de la Providencia~ Pr6logo del Exorno Sr.

D. Eduardo Aun6s.

Madrid. Ed Providencia. 1949.

Regulares~
11
Semblanza de l a Orden de Clérigos

Palma de Mallorca. Imprenta Moss én Alcover. 1945.

16- Tomasi, clérigo regular.
1
Imaginide cinque Santi Clementini, Gaetano, Francesco, Filipo, Lui

gi, Rosa, Spi egati encomi a sticamente~

Roma. 1771.
-290..
17- Veny Ballester, Antonio. (cl~rigo regular).

"san Cayetano de Thiene. Patriarca de los Cl~rigos Regulares~

Barcelona. Ed Vicente Ferrer. 1950.

nSan Andr~s Avelino. Cl~~igo Regular~

Barcelona. Ed Vicente Ferrer. 1962.

"san Cayetano, Padre de la Providencia~

Madrid. 1ª Edici6n. Editores Libreria Cat6lica. 1952.

' La Real Casa de San Cayetano de Palma de Mallorca~ El P. Jos~ Ma-
1

riano Talladas, c. R.

Roma. Regnum Dei- Collectanea Theatina. 1971.

''Cartas y escritos asc~ticos <le San Cayet~no de Thiene:

Palma de Mallorca. Gráficas Miramar. 1977.

18- Vergara, Cayetano, c.r.

•san Gaetano Thiene: Compendio de la vida de San Cayetano. Fundador

de la Orden de Cl~rigos Regulares Teatinos~

Barcelona. Tipografia Cat6li9a Casals. 1921.
-291-
FUENTES MANUSCRITA&-

1- Archivo de La Casa de Alba.

2- Archivo Hist6rico Nacional:

Secci6n Clero.

Secci6n Consejos.

3- Archivo Hist6rico de Protocolos.

4- Archivo de la Villa de Madrid.

-------------------------------
~
~
= ~
f-""(
tA. 1

~
1fp ~
~ ~
®
~
~
--a
~ >
= ~
~
o ~
~ ~ ~
=( ~'
~ o o t!J
~ ~
~ :a
o a ......
a ~ ......
ut ~ ......
f-""(

(

~
~
c:r
o
~
-292-
CAPITULO I : D. DIEGO DE VERA ORDOÑEZ DE VILLAQUIRAN.

D. Diego de Vera fue el Fundador del Oratorio de Nuestra Se-

ñora del Favor y San Marcos, en el año 1612. Posteriormente, en

1633, cedi6 dicho Oratorio al Padre D. Plácido Frangipane Mirto,

religioso te~tino, quien acept6 la referida donaci6n, convirtién-

dola en lugar de asentamiento de los Clérigos Regulares en Madrid;

y donde algdn tiempo despu~s edificar!an su Convento e Iglesia de

San c::yetano.

Antes de pasar a estudiar el ··oratorio, dedicaremos este ca-

p!tulo a conocer a su Fundador: D. Diego de Vera. As! Mercedes

Agull6 {1) nos dirá que las noticias sobre la Familia de D. Die-

go, los Ord6ñez de Villaquirán, se remontan en Madrid a 1530, en

que 1ª Reina Dª Juana dicta provisi6n, prolongando por un año el

corregimiento de D. Pedro Ord6ñez de Villaquirán.

~Por linea paterna D. Diego descend!a de D. Alvaro de Vera y

Toro, cuyo apellido afirma Alvarez de Eaena figura entre los de

los caballeros hidalgos de Madrid en el s. XII, camarero de Enri-

que IV, casado con Dª Juan~ de Vera.

Naci6 D. Diego hacia 1591, entrando muy joven al servicio del

cardenal de Toledo, D. Bernardo de Rojas y Sandoval. Capitán de

Infanter!a, alguacil mayor de la Inquisici6n de C~taluña, en los
-293-
condados de Rosell6n, Cerdeña, y Urgel, gobernador y capitán gen~

ral de Chiapa y conquista de la provincia del Pr6spero, caballero

de Calatrava, fue además autor de unas Heroydas b~licas.

Las Heroydas b~licas nos proporcionan las más diversas y cu-

riosas noticias sobre la vida de su autor. En la vida de D. Diego

el suceso fantáático y la vida real conviven tan intimamente que

la realidad enlaza tan profündamente con la fábula que es dificil

separar una de otra~

Las Heroydas b~licas hemos tenido la oportunidad de ojearlas

en la Bibliotec.a Nacional. Y lo primero que diremos al respecto

es que en el mismo tomo aparecen tres obras de D. Diego de Vera:

1- Heroydas B~licas y Amorosas. Barcelona, 1622.

2- A la Santidad de Nuestro Sant!ssimo Padre Urbano VIII ••

sobre el estilo que puso a la Ciudad de Casal el Marqués Espinmla

en 1630.

3- A la embarcaci6n en Italia para Espaaa del Excellenti-

ssimo Señor D. G6mez Suarez de Figueroa, Duque de Feria.

En primer lugar nos referiremos a las Hermydas Bélicas y Amo

rosas, escritas en verso, ya que en su primera página nos propor-

ciona una serie de datos de sumo inter~s.
-294-
nHeroydas B~licas y Amorosas.

Por D. Diego de Vera, y Ordoñez de Villaquirán, Alguacil Ma-

yor de el Sancto Officio de la Inquisici6n de Cathaluña (con sus

Condados y Valles) que reside en el Real Palacio mayor de la ciu-

dad de Barcelona, fundador de la Iglesia de Nuestra Señora de el

Favor en la Villa de Madrid, Corte de su Magestad.

Dedicado al Excellent1ssimo Señor D. Fernado Afán de Ribera,

y Enriquez, Señor de la Casa de Ribera. Adelantado mayor de la An

daluzia, Duque de Alcala, Marques de Tarifa, Conde de los Molares,

Virrey y Capitán General en el Principado de Cathaluña, y Condados

de Rosellon, y Cerdania.

Con licencia.

En Barcelona, en la Empresa de Lorenzo Deu, delante el Pal a-

oio del Rey, año de MDCXX." II~

APROBACION.

;Por comission de el Excellentissimo Señor D. Fernando Afan

de Ribera, Duque de Aloala c. Virrey de Cathaluña o. e visto y

con particular cuydado leido este libro intitulado Heroydas Bé-

licas y Amorosas . Compuesto por D. Diego de Vera y Ordoñez de Vi-

llaquirán, Alguacil Mayor de el Sancto Officio en e s te Principado
-295-
de Cathaluña, y Condados de Rosellon y Cerdania, y me parece que

assi por no tener cosa que ofenda, como por ser obra de singular

ingenio, erudicion, y lenguaje, y muy digna de su Autor, se le d~

ve dar lalicencia que supplica. En el Oobento de Nuestra Señora

del Carmen de Barcelona a 31 de Iulio de 1622~

El Mae~tro Fr. Gaspar Gilabert

Imprimatur

V. Sentís Officialis.

El libro contiene ocho Heroydas en verso, escritas en ciento

ocho páginas.

Nos:.ha parecido interesante reproducir la primera página del

libro de D. Diego de Vera, Heroydas Bélicas y Amorosas, ya que en

ella se confirma un hecho de sumo interés para nosotros, que D.

Diego fue el Fundador de la Iglesia De Nuestra Señora del Favor y

San Marcos.

En segundo lugar el tomo nos ofrece otro libro de D. Diego.

" A la Santidad de Nuestro Santisimo Padre Urbano VIII, Pon-

t1fice Sumo, por D. Diego de Vera de Villaquir~, Cavallero de la

Orden de Calatrava Alguazil mayor del Santo Oficio de la Inquisi-

ci6n de Barcelona, y Capitán de Infantería Española por su Mages-

tad Cat6lica, militando sobre el sitio que puso a la ciudad de
-296-
Casal el Marqués Espinela, año de 1630.

En Madrid en la Imprenta del Reyno, año 1632!

( Tiene en total 18 páginas)

Y por 11ltimo, el tercer libro del tomo está dedicado a " La

embarcaci6n en Italia para España del Excellentissimo Señor D. G~

mez SUarez de Figueroa Duque de Feria, Marqués de Villalva, Come~

dador de Segura, de la Sierra, en la Orden de Sántiago, Virrey, y

Capitán General, en el Estado de Milán, c. D. Diego de Vera, y O~

d6ñez de Villaquirán, cavallero de la Orden de Calatraba, Alguacil

Mayor de el Santo Officio de este Principado, y Condados, y Capi-

tán de Infantería Española por su Magestad."

Con Licencia, en Barcelona por Loren9o Deu, Año 1626.

( Es una canci6n Real en 7 páginas, y se dice al curioso que

quisiere esta canci6n se le dará de gracia en la misma imprenta.)

Además D. Diego de Vera tiene 2 libros más en la Biblioteca

Nacional:
11
1- Cancionero llamado Danga de Galanes: Barcelona. 1625.

( En el qual se contienen innumerables canciones para cantar, y

baylar, con sus respuestas, y para desposorios, y otros plazeres.

En Barcelona. Por Geronymo Margarit, en la calle de Pedritxol, d~
-297-
lante N.s. del Pino. Año 1625.

Contiene canciones, villancicos, glosas etc •••••••••••••••••

escritas en verso.)

2- En el volumen 22 de Comedias Nuevas, escogida s de los

mejores ingenios de España; tenemos una comedia famosa: " Merecer

de la Fortuna. Ensalzamientos dichosos. De D. Diego de Vera, y D.

Joseph de Ribera."

( Consta de 17 páginas, de la 179 a la 196, y está dividida

en tres jornadas, contando con 9 personajes importantes.)

________________________________
,

Vista la faceta literaria de D. Diego, seguiremos ocupándonos

de su vida. As! el 26 de marzo de 1611 contrajo matrimonio con D~

Juana Gir6n, dama perteneciente a la mejor nobleza madrileña. Pe-

ro su matrimonio no le impidi6 seguir enamorándose, lo que causa-

rá una reacci6n de celos por parte de su esposa, que parece se de

jo visit~r por otro caballero, lo que motiv6 el retraimiento de D.

Diego, y s6Io volvi6 el poeta a su lado, ~ porque ella le escribi6

al cabo de un año.

De la Heroyda &ª se desprende otro detalle biográfico: que e~

tudi6 Leyes y Cánones en Salamanca.
-298-
En cuanto a la opinión que mereció D. Diego como escritor an

te sus contemporáneos, podemos decir que Lope de Vega le alaba;el

padre maestro Serrano destaca su mucha erudición, siendo más de

admirar, en la sustancia y en el método de escribirla; Fray Gas-

par Gilabert calificará las Heroydas de obra de singular ingenio,

erudición y lenguaje •

Volviendo a su vida privada, diremos que tras su matrimonio

con D3 Juana Girón, en 1611, estuvo durante bastante tiempo ausen

te de la Corte, por su cargo de algua cil mayor de la Inquisición

de Cataluña, residiendo en Barcelona, si bien Dª Juana queda en

Madrid, en sus casas de la calle del Oso, contiguas a la ermita

de Nuestra Señora del Favor. Y en ellas muere el 9 de febrero de

1636. Y nuestro siempre enamor~do D. Diego,un mes más tarde de la

muerte de su esposa, exactamente el 9 de marzo, contrae -nuevo ma-

trimonio con Dª Jerónima Negrete, viuda de D. Melchor Carlos Inga

obteniéndo incluso por la urgencia de la boda, dispensa de amone~

taciones.

Mercedes Agulló nos sigue diciendo sobre D. Ca rlos Inga o In

ca, como más propiamente debería llamarse,que era descendiente 1

del ~ltimo Rey del Pe~. Y que resulta curioso este enlace ameri-

cano de los Vera, ya que también entroncaron con los Moctezuma.
-299-
Para finalizar con la vida de nuestro poeta, M. Agull6 nos. di

rá que tan s6lo conoce-dos noticias sobre D. Diego posteriores a

1636: la de su estancia en Madrid, en 1640, en que hace declara-

ci6n de poseer una casa en la calle de Embajadores, esquina a la

del Oso, y que en 1642 estaba ocupada por D. Feo Navarro. Pero

desconoce la fecha de su fallecimiento, aunque con toda probabili

dad piensa que aconteci6 fuera de Madrid; lo que si sabe es que le

heredaron sus hermanas Catalina y Marta y a éstas su sobrino D,

Juan Criado de Castilla y Vera.
-300-
CAPITULO I~ : FUNDACION DEL ORATORIO DE NUESTRA SEÑORA
-----------------~-----------------------------------------

DEL FAVOR Y SAN MARCOs-

La primera noticia sobre la Fundaci6n del Oratorio de Nuestr~

Señora del Favor la encontramos en: las Heroydas B~licas y Amoro~

sas, escri·has por el propio D. Diego, y a las que ya nos hemos r_2

ferido en el capitulo anterior. Tan s6lo recordaremos aqu! la fr~

se que ahora nos interesa: 11
D. Diego de Vera y Ord6ñez de Villa-

quirán •••••••••••• fundador de la Iglesia de Nuestra Señora de el

Favor en la Villa de Madrid, Corte de su Magestad. 11 Barcelona, año

1.622.

En segundo lugar D. Gil González Dávila (2) nos dice: 11
Capi

lla de Nuestra Señora del Favor se fundo por los años de 1612. 11

En tercer lugar Ger6nimo de Quintana en 1629 nos dirá: 11
1612

Oratorio publico de San Marcos. D. Diego de Vera con zelo pia-

doso, y devoto viendo, que estava le:x:os la Iglesia del barrio do_!!

de vivía, y con mucha descomodidad los vezinos ibsn a Missa, o

por no passarla, se quedavan algunos sin oirla, determin~ hazer

un Oratorio publico en sus mismas casas en la calle del Osso. Do_!!

de, sibie en los principios tuvo contradiciones de la Parroquia

de San Iusto, por estar en su distrito, con licencia del Ordina-

rio se dizen muchas Missas todos los días. Dedic~le al Evangelis-
-301-
ta San Marcos el dia de su fundacion, que fue por el año de mil y

sei s cientos y doze, colocando en el una Santa imagen de nuestra

Señora del Favor de mucha devoci6n, con quien la tienen los fie-

les, por el que la divina Magestad por medio della les haze, es

pequeña de talla, y muy antigua." (3) De estas noticias de Ger6-

nimo de Quintana adjuntamos una fotocopia.

En 1658 Antonio de Le6n Pinelo publica unos Anales de Madrid

desde el 447 al 1658, y refiri~ndose al año 1612 dirá: " D. Diego

de Vera Ordoñez de Villaquirán Cavallero del habito de Calatrava,

viendo que su barrio que era la calle del Oso estaba t an lejos de

l a iglesia que para oirla(misa ) se desacomodaban los vecinos hizo

en sus casas un Oratorio publico. Y aunque ~ los principios tuvo

contradicion de la parroquia de San Justo, en cuyo distrito cae,

al fin s e permiti6. Dedicole al Evangelista San Marcos y coloc6

en el una imagen de Nuestra Señora del Favor muy antigua, con

quien los fieles tienen mucha devoci6n. Hoy e s iglesia de San Ca-

yetano, como se ditá año de •••••••• " (4).
Como podemos ver las noticias que nos proporcionan Ger6nimo

de Quintana y Antonio de Le6n Pinelo son muy parecidas, ha sta el

punto que las segundas parecen una copia, casi literal, de lo an-

terior.
-302-
Por ~ltimo recopilaremos la informaci6n que en 1786 nos ofre

ce José Antonio Alvarez y Baena, de la que también presentamos f~

tocopia (5). 11
Casa Real de Nuestra Señora del Favor, de Religio

sos Reglares de San Cayetano:

Don Diego de Vera, Caballero, mayorazgo de Madrid, con zelo

piadoso viendo que estaba lexos la Iglesia del barrio donde vivía

en la calle del Oso, fundo un Oratorio p~blico en sus mismas ca-

sas, que el año de 1612. dedic6 en su dia al glorioso San Marcos;

colocando en él una Imagen de Nuestra Señora con titulo del Favor.

En este Oratorio fund6 el año de 1644. el Padre Don Plácido Mirto,

Clerigo Reglar Casa, y Convento a los hijos del Patriarca San Ca-

yeta.~no •• ••••••••••.••••••• "

Pero las noticias más detalladas y precisas del Oratorio nos

las proporciona el propio D. Diego de Vera y Ordoñez de Villaqui-

rán, ya que entre los Papeles Históricos de la Iglesia d.e San Ju.§.

to y Pastor, tenemos un cuaderno que lleva por titulo: 11
Fundaci6n

del Oratorio de San Marcos~ Este Cuaderno es de suma importancia

para nosotros porque nos ofrece una amplia informaci6n. (6)
-303-
FUNDACION DEL OBL~TORIO DE SAN MARCOS-

Ofeceremos un resumen del Cuaderno de la Fundaci6n del Orato-

rio de San Marcos, presentando en primer lugar los acontecimientos

principales, para pasar seguidamente a analizar todo el contenido

del citado Cuaderno, escrito en gran parte por el propio D, Diego

de Vera y Ord6ñez de Villaquirán.

En la página 3 tenemos la Memoria de los Ornamentos que hay en

la Ermita de Nuestra Señora del Favor y San Marcos . Pero lo más i~

portante es que en esta página se nos dice: " yo D. Diego de Vera

funde en esta Villa de Madrid a honra y gloria de Nuestra Señora y r

con el favor de su Divina Majestad ( el Oratorio)."

Nuevamente en la Página 32 tenemos datos de la fundaci6n de la

Ermita por D. Diego de Vera: " La Iglesia de Nuestra Señora del F~

vor y San :Marcos que yo fundé en esta Corte y Villa de Madrid ."

En el folio 102 se cuenta la primera misa que s e ofici6 en el

Oratorio de N. Sra del Favor, que tuvo lugar el 5 de diciembre de

1612.

En el folio 95 y en el 106 se nos habla de la ubicaci6n de la

Ermita en la C/ del Oso de la Villa de Madrid.

En el F. 120v se trata el tema de la colocaci6n de la imagen

de la Madre de Dios en su Ermita de la calle del Oso de Madrid,
-304-
con titulo de Nuestra Señora del F~vor y San Marcos.

En el F. 138 D. Sebastián Fernández, marido de Micaela de la

Campa, recibi6 100 reales dé censo de D. Diego de Vera, que paga

cada año por la casa que compr6 a D. Micaela de la Campa para la

Capilla de Nuestra Señora del F~vor y San Marcos.

Y en el F. 145, ~ltimo folio del Cuaderno, se da una tabla

con los acontecimientos más importantes que contiene todo el libro.

Vistos los acontecimientos principales, pasamos a analizar

con más detalle el cuadernillo:

F.l- uPara honra y gloria de Dios Nuestro Señor y de su San-

tisima Madre y del Ap6stol Santiago y de todos los Santos y Santas

de la Corte Celestial, nos desposamos, Dª Juana Gir6n de Atienza y

Robles y yo (D. Diego de Vera). El presente año de 1611, Sábado de

Ramos a 26 de Marzo . Desposonos el Mae stro Feo de Sánchez Capellán

del Cardenal de Toledo mi Señor con licencia del cura de San Justo

y Pastor, ~uestra Parroquia en esta Villa de Madrid:

F. 2- "A 3 de octubre de 1614 empez6 a servir la Ermita el heJ:

mano Domingo en compañia del Hermano Francisco. Y se hizo concierto
-305-
entre ambos para que la limosna que recibiesen sirviera para que

los dos se vistiesen, calzasen, y además de lo que les sobra se da-

rian real y medio a la Ermita.

Y desde el 16 de enero de 1615, los dos hermanos decidier on

que la limosna que encontrasen a la puerta de la Iglesia, quedaria

para el gasto de aceite, cera, vino y demás cosas tocantes a la Er

mitaU

F.3- "Memoria de los Ornamentos que hay en la Ermita de N. S.

del Favor y San Marcos, que yo D. Diego de Vera funde en esta Vill-a

de Madrid, a honra y Gloria de N. Sra. y con el f avor de su Divina

Majestad:

Una casulla de damasco leonado y blanco que dio el cardenal mi

Señor.

Otra casulla de damasco carmesi con e stola y manipulo, que yo

di(D. Diego).

Otra casulla de tela de plata con estola de la misma tela, sin

manipulo que di6 Dª Ana riiª de Leyla.

Un frontal de dama squillo dorado y carmesi con frontaleras de

damasco de lo s mismos colores.

Una sábana del Alt ar de manteles alemaniscos con juntas.

Otra de lienzo sin juntas.
-306-
Unos corporales nuevos con juntas.

Otro corporal con juntas y encaje sin cubierta.

Otro corporal de puntas sin cubierta.

Una bolsa de corporale s labrada de seda sobre cañamazo, nueva

forrada en tafetán carmesí.

Otra bolsa de corporales de terciopelo carmesí con trencillas

de plata.

Otros corporales sin puntas.

Un paño de manos nuevo con unas puntas.

Una toalla nueva labrada de hilo.

Un bufete de pino en la sacristía.

Un frontalillo para el bufete etc ••••••••••••• !

F.6 aparece un manuscrito firmado por el propio D. Diego de

Vera.

F.l7- Aqui tenemos las velas y ofrendas para que colgasen

de la Ermita de Nue s tra Señora del Favor:

'un cirio grueso con las armas del Cardenal mi Señor.

Otra vela q~e' di6 el Sr. D. Jooan Juarez, mi hermano.

Otra labrada y como iluminada que di6 una mujer no conocida.

Otra vela que di6 Marta Mantínez que e s tratada con listonci-

llo el borde.
-307-
0tras dos velas de más de a libra que dieron sus hermanas,del

Ldo I~agán .

Un librillo de cera con un listón carmesí.

Otra vela que dió Feo Carrasco.

Otro cirio de tres libras que dió Pascual de Borobia Cerero.

Otna velilla delgada que dió una mujer desconocida.

Otra vela grande con un listón de nacar que dió la Sra Isabel

de Vega.

Otro manto v erde forrado con tafetán encarnado que trajo el

hermano Domingo.

Otro manto de t afetán dorado con puntas deplata •

Un niño Je s~s de pequeño tamaño, que lo bus caron los hermanos

de esta Ermita.

Y en 27 de abril de 1615 Dª Maria del Castillo, natural del

sitio de Alcalá, di6 a la Madre de Dios, dos cendales de lino y s~

da para la comunión~

F.l?v.- En e ste folio se no s da la ubica ción de la Ermita

de Nue stra Señora del Favor, en la C/ del Oso.

F.32- Nuevamente se nos habla de la fundación del Orat orio.

11
A 24 de agosto de este a.iío de 1615, que fue di a de San Bartolome,

volvió a la Iglesia de N. Sra. Del Favor y de la Verdad y el Glo-
-308-
rioso Evangelista San Marcos, que yo por su Divina Magestad y Mis~

ricordia fund~ en esta Corte de Madrid!
6
F.46- Memoria de los Mantos y Joyas· que tiene N. Sra del Fa

vor de Madrid :

Una corona de plata blanca y el niño na divinidad de la misma

manera.

Un manto de plata y seda blanca con puntas de oro y plata que

hizo Dª Juana.

Otro manto azul y plata con puntas de oro y plata.

Un agnus de Cristal guarnecido de oro pendiente de una cadena

de vidrio negro, cuyos trozos enlazan unos eslabone s que parecen de

orQ.

Un agnus de oro escarchado, pendientes dos arracadas de vidrio

azul.

Otro manto de plata encarnado con cuatro guarnicione s de car~

colillo de oro, alrededor del manto puntas de oro y plata, forrado

de plata y prensado,que di6 a N. Sra. Dª Melchora de Luna, mujer de

D. Antonio de Acuña.

Una cruz de bronce pendiente de una medida de Nuestra Señora

del Pilar de Zaragoza, amarilla.

Otro agnus mayor que los dhos de oro y plata escarchados que
-309-
di6 a N. Sra. Dª Maria Serrano, mujer de D. Joan Baptista de Almo-

gera.

Otro agnus de la misma manera y tamaño.

Un relicario de cristal con una borla amarilla que dió D~ Al-

donza, el sábado 30 de agosto de 1614~

F.75- Nuevamente aparecen firmas de D. Diego de Vera.

F.83- Se recibe una limosna para decir 300 misas por el al-

ma de la Condesa de Chinchón, ya difunta.

F.95v- El hermano Francisco recibi6 dinero de D. Gabriel Ló

pez, para decir 10 misas por Dª Mª Gabriela, su difunta esposa.

F.l02- uPara hónra y gloria de Dios se celebró la primera mi

sa en la Ermita de N. Sra. del Favor el 5 de Diciembre de 1612, con

licencia del Cardenal. La primera misa la dijo el Ldo Andr~s de Gur

guiano, cl~~igo presbitero que asiste a la Iglesia de San Sebastián

Y dijo misa por intención de Dª Juana~

F.l06- ''Digo yo el Ldo Francisco de la Mata, que recibi de D.

Diego de Vera y Ordóñez 31 reales, 7 que son limosna de 105 misas, ·-

las cuales dió por el alma de la Condesa de Chinchón, difunta. Y

se dirán en esta Ermita de N. Sra. Del Favor, que está en esta Vi-

lla de Madrid, en la calle del Oso. Y por ser verdad lo firmo el

24 de marzo de 1614~ Ldo Feo de la Mata.
-310-
F.l06v y ss- En este folio y los siguientes se detallan las

misas que por la difunta Condesa de Chinch6n, se han de decir en el

Oratorio de San Marcos.

F.l20v- ~Colocose la imagen de la Madre de Dios en esta su

Ermita que a honra y gloria de su Divina Magestad y con ayuda, fun

dé, en esta calle del Oso en la Villa de Madrid, con t1tulo de Nues

tra Señora del Favor y San Marcos . El domingo de carnestolendas que

fue a 9 de febrero de 1614. Habiéndose traído en solemne procesi6n

y con licencia que para ello di6 el Cardenal mi Señor, desde la Con

cepci6n Francisca..

El mismo dia, mes y año se puso en el Altar la imagen de pin-

cel que yo di a la Ermita del Glorioso Evangelista San Marcos :

4 Digo
F.l38- yo D. Sebastián Fernández de Pedrosa como mari-

do y conjunta persona de Micaela de la Campa, que recibí del Sr.D.

Diego de Vera y Ordoñez 100 reales de censo que paga en cada un año

de la casa que compr6 a la dha mi mujer para la Capilla de Nuestra

Señora del Favor y San Marcos y por ser verdad está firmado de mi

nombre a 2 de octubre de 1614. Sebasti6n~de Pedrosa.

Digo yo Miguel Pérez Calahorra en virtud del poder q~e tengo

del Sr. D. Ger6nimo Barrionuevo de Peralta Arcediano de Osma otor-

gado en 23 de noviembre de 1610 ante Feo Hernández escribano de su
-311-

Magestad que he recibido del Sr. Diego de Vera Ordoñez y Villaqui-

rán 200 reales a cuenta de los r~ditos corridos del manso de 300

ducados de principal que el dho Sr. D. Gerónim9 compró de Sebas-

tián Fernández de Pedrosa y Micaela de la Campa, su mujer, contra

el dho D. Diego de Vera, y otros consortes como consta en la escri

tura de venta que otorgaron ante el dho Feo Hernández en 30 de di-

ciembre de 1614, y se dejará que hasta N. Sra. De Agosto de este

año el dho D. Diego deberá 31 reales menos un cuarto~

Y lo firm6 en Madrid a 7 de diciembre de 1615. r.aguel P~rez.

F.l45- Este es el ~ltimo folio del Cuaderno; y en el hay una

tabla de las cosas más importantes que contiene el libro:

El dia, mes y año que se dijo la primera misa. (102)

El dia, me s y año que s e colocó la Imagen de N. Sra. del Favor.

Inventario de los Ornamentos de la Ermita. (3)

Velas ofrecidas a N. Sra. para colgar en la Ermita . (17)

Mantos y demás cosas que tiene N. Sra del Favor . (46)

Funda ci6n del Oratorio a cargo de' D. Diego de Vera. (3 y 32)

---------------------------------------
-312-
CAPITULO III : :OONACION DEL ORATORIO DE SAN MARCOS EN 1633

A DON PLACIJX.) FRANGIPANE MIRTO Y LOS CLERIGOS REGULARES -

En 1633 D. Diego de Vera y Dª Juana Gir6n donan su Oratorio

al Pa dre D. Plácido Frangipane Mirto, cl~rigo regul ar. Ya conoce-

mos al P~dre Mirto por capitulas anteriores. Asi recordemos que"h~

ta 1622 la Orden de los Teatinos habia rehusado salir de Italia, p~

ro cuando decidi6 extenderse por Europa, España fue el primer país

en acogerlos, a trav~s de la venerable persona de D. Plácido Mirto.

Este lleg6 a España en 1622, en calidad de confesor y te6logo del

~mba jador de Polonia. En seguida fue muy estimado para el Rey Fe-

1ipe IV, que le nombr6 predicador. Al esfuerzo de este padre sed~

bi6 el establecimiento de los Clérigos Regulares en Madrid en el

Hospital de los Italianos. Después, en 1644, la comunidad madrile-

ña se traslad6 a la Iglesia de N. Sra. del F~vor, en la calle de

Embajadores~(7)

tambi~n
1
' D. Plácido Mirto fue fundador de las casa s de Zaragoza

en 1630 y Barcelona en 1632. Además tenemos que destacarle como una

figura de primer orden en los tiempos fundacionales. Este teatino

napolitano, fue además discipulo y novicio de San Andrés Avelino.

Santo del que escribi6 la primera biografia conocida en lengua es-

pañola, en el año 1625:(8)
-31~

Del Padre Mirto se conservan tres obras en la Biblioteca Na-

cional:

1- Una vida, de San Andr~s Avelino, editada en 1661; titula-

da " Breve relaci6n de la vida, muerte, y milagros del Bienaventu-

rado San Andr~s Avelino, Religioso de los Cl~rigos Reglares~ Ma-

drid. Imprenta Real. 1661.

2- El serm6n predicado a la muerte del maestro Agustín Nu-

ñez Delgadillo, carmelita, impreso en 1631; titulado " Fama p6stu-

ma del l·iuy Reverendo y Venerable Padre Maestro Fray Agustin Nliñez

Delgadillo, de la Orden de Nuestra Señora del Carmen. Serm6n que

predic6 en sus Honras fúnebres el Padre D. Plácido Mirto Frangipa-

ne, Clérigo Reglar, en 11 de agosto de mil y seiscientos y treinta

Y uno."

3- Y por '11ltimo 11 los Blasones de la Virgen Madre de Dios y

Señora Nuestrá; cuya primera parte apareci6 en Barcelona en 1635.

Las tres obras llenas de erudici6n y doctrina, resultan prac-

ticamente ilegibles; y podemos considerarlas como muy repre s enta-

tivas de su momento. (9)
-
Dejando las obras del PAdre Mirto,diremos que poco tiempo es-

tuvieron los Teatinos en el Hospital que la naci6n Italiana tenia

en la madrileña carrera de San Jér6nimo. Asi el 26 de octubre de
-314-
1633, D. Diego de Vera y Dª Juana Gir6n firmaron con el Padre Mir-

to, en nombre de los Clérigos Regulares, la escritura de donaci6n

del Oratorio de Nuestra Señora del Favor y Ban Marcos, ya que los

clérigos padecen gran incomodidad en su hospedaje en esta Corte;

para que se instalen de modo definitivo en nuestra Villa. (10)

A continuaci6n vamos a resumir el contenido de la Es critura de

donaci6n del Oratorio de San Marcos. (11)

11 En la Villa de Madrid a 26 d!as del mes de octubre de 1633,

D. Diego de Vera y Dª Juana Gir6n, su mujer, fundadores y patronos

de la Iglesia de Nue stra Señora del Favor y San Marcos de e sta Vi-

lla, de Madrid; fundaron dicha Iglesia en la C/ del Oso hace 21

años ( en 1612). Y deseando el mejor culto divino y la utilidad y

bien de de las almas y condescendiendo con el pedimento que le s ha

hecho el Rdo Pa dre D. Plácido Mirto, Prep6sito del Convento de N.

Sra. del Buen Parto de la Ciuda d de Zaragoza, de la Orden de Clé-

rigos Regulares y su procura dor general en España • Y parecéndoles

que los fines dichos se conseguirán cumplidamente con dar al Padre

D. Plácido Mirto hospicio en dicha Iglesia, han acordado de hacer-

le donaci6n de la referida Iglesia y su sitio, ~ue e s como se con-

tiene en la escritura de donaci6n.

D. Diego y Dª Juana otorgaron y juraron esta escritura. Y con
-31.5-
libre voluntad y de forma irrevocable:

La Iglesia de Nuestra Señora del Favor y San t~rcos.

La Milagrosa Imagen de N. Sra. del Favor.

Y todas las demás imágenes que tiene dicha Iglesia.

Los Cálices y demás cosas de Plata y de cualquier otro g~nero.

Todo esto pas6 a la Orden de Cl~rigos Regulares. Y en su nom-

bre al Padre D. Plácido Mirto, su procurador general en España, p~

ra que en dicha Iglesia y su sitio puedan tener y tengan su hospi-

cio los religiosos actuales y futuros.

La donación tiene los pactos y condiciones siguientes:

1- Que la Iglesia y hospicio se llame para siempre Nuestra

Señora del Favor y San Marcos,

2- Que D. Diego de Vera Dª Juana Girón se queden con el de-

recho de Patronazgo sobre dicha Iglesia; reservando para si todas

las honras y prerrogativas, que el derecho concede a los patronos

Y particularmente a los fundadores de Iglesias.

3- Declararon los dichos D. Diego y Dª Juana que se han de

quedar con el uso de la ·l;ribuna que hoy dta tienen.

4- Si en adelante los Clérigos Regulares fundasen convento

de su Orden en esta Villa, es condici6n hagan la fundaci6n en la

Iglesia de Nuestra Señora del Favor y San lilarcos, bajo su misma
-316-
invocaci6n. Además D. Diego y Dª Juana se reservan la facultad de

fundar dicho convento. Así los padres están obligados a preguntar

a D. Diego y Dª Juana si quieren hacer la fundaci6n por la misma

cantidad que otro ofrece. Contando D. Diego y Dª Juana con un mes

para dar la respuesta.

En caso de no quererla, o no poderla hacer, se entiende que

están los padres libres de dicha, obligaci6n, pudiendo dar la re-

ferida fundaci6n a quienes la quieran.

5- Que el Convento y los padres han de edificar en parte

principal una Capilla, con su retablo, para el entierro de D. Die-

go y Dª Juana, y de sus hijos y sucesores. Además la milagrosa im~

gen de N. Sra. del Favor debe ir alli colocada.

6- Sobre la Capilla o fuera de ella, se han de poner las a~

mas de los patronos y en la Iglesia un r6tulo que diga la causa

por la que están allí enterrados.

7- En dicha Capilla s6lo se pueden enterrar los patronos, y

sus sucesores o personas que ellos consientan.

8- Que los patronos puedan tener TribUna en la Iglesia y si

desean ponerla balc6n, deberá tener unas medidas determinadas y pre

cisas.

9- Mientras vivan D. Diego y Dª Juana se les ha de permitir
-317-
tengan una puerta por donde entren desde su casa a la Iglesia.

10- Que todos los domingos de Ramos y de la Candelaria, te~

ga el Convento obligación de dar a los patronos una vela de cera

blanca de una libra, y una palma.

11- Que D. Diego pueda trasladar a la Iglesia los cuerpos

de sus padres y sus abuelos, asf como los de los padres, y el de

una hermana de Dª Juana.

12- Cuando los patronos pre s entes y venideros fallezcan,el

Convento tiene la obligación de hacerles las honras frtnebres y

las misas, y si fallecen fuera de la Villa, y se traen sus cuerpos,

el Convento tiene la obligación de asistir a enterrarlos y decir-

les una misa cantada.

13- Que las aguas de la Iglesia y el Convento no las reciba

la casa de los patronos, como hoy las recibe.

14- Se ha de obligar con juramento al dicho Padre D. Pláci-

do Mirto y también al Rdo Padre General de dicha Orden de Clérigos

Regulares; que en ningrtn momento han de traladar de la referida

Iglesia y su sitio el convento, para otra iglesia y su sitio, por

ninguna causa, ni acontecimiento, utilidad, comodidad etc •••••••••

15- Que D. Diego, Dª Juana y sus sucesores estén obligados

a pagar el principal, y r~ditos del Censo, que son 15 ducados al
-31&-
año, juntamente con cualquier otra carga que pareciese estar im-

puesta sobre la Iglesia y su sitio, salvo los dos ducados de censo

perpetuo que paga el suelo de la Iglesia y su sitio cada año. Y que

a partir de ahora quedan a cargo de los Cl~rigos.

Mediante las referidas condiciones y pactos, D. Diego y Dª

Juana hacen esta donaci6n, de la Iglesia y sU convento, a la Orden

y Religi6n de Cl~rigos Regulares, y por ella a la persona de D. Pl!

cido Mirto . Dieron esta donaci6n de la mejor forma que pudieron, y

por posesi6n Real entregaron esta escritura de donaci6n.

Juraron que esta donaci6n es cierta y no fingida, ni hecha en

perjuicio de terceros, sino real y verdadera. Y prometieron no re-

vocarla jamás, ni por testamento, ni por cualquier otra causa.

D. Diego y Dª Juana firmaron y juraron esta escritura. Y en

el folio 304v s e detalla el juramento de Dª Juana Gir6n, que jura

no ir ni venir contra la dicha escritura en tiempo alguno, ni por

ninguna raz6n o causa. Además declara que firma y jura sin ser in-

ducida, ni atemorizada, ni violentada por su marido ni por ninguna

otra persona . Y lo hace y otorga de su libre volunta d.

El Padre D. Pl~,cido Mir·to dijo que la aceptaba con las condi-

ciones y pactos en ella expresados. Además e stima la merced y cari

dad que por ella se hace a su Orden; y les da las debidas gracias
-3!1-
a D. Diego y Dª Juana. Intervimiendo en esto en nombre de la Orden

y Religi6n de Cl~rigos Regulares, y en virtud del poder que tiene

del Rmo Pre General, para admitir y hacer semejantes contratos, e~

crito en papel, y en lengua latina, despachado en forma de patente,

segdn el estilo de la dicha Orden, firmado del dicho Rmo Pre Gene-

ral y sellado con el sello com~ de l a Orden en fecha de 9-V-1633.

Yo el escribano doy fe de haber vi sto y leido sano y sin sospecha.

D. Plácido Mirto , por si y por el Rmo Pre General y demás pa-

dre s de la dicha Orden y Religi6n, mediante juramento prometi6 que

si fundasen convento de su Orden en la referida Iglesia, lo harían

conforme a lo expuesto en esta escritura.

Estuvieron pre s ente s por testigos el Ldo M ~dico F!sicó G~roni

mo Viguera y Luis Mart!nez , todos vecinos y residentes en esta Vi

lla. Y los dichos otorgantes a los cuales yo el escribano doy fe

conozco. Y lo firmaron con sus nombres:

D. Diego de Vera Ord6ñez de Villaquirán.

Dª Juana Gir6n.

D. Plácido Mirto!

D~ este folio y los anteriores podemos extraer las siguientes

ideas básicas:
-32o.-
l- Si los Cl~rigos Regulares fundan Convento, e s condici6n

lo hagan en la citada Iglesia.

2- Deben edificar una Capilla para enterrar a D. Diego, Dª

Juana y sus sucesores.

3- Que los patronos tengan tribuna en la Iglesia y una pue~

ta que comunique su casa con la Iglesia.

4- En ningdn momento se pueden trasladar la Iglesia y el

Convento de este lugar.

De este documento de Donaci6n del Oratorio de Nuestra Señora

del Favor y San Marcos, en 1633; y del Cuaderno de D, Diego de Ve-

ra, sobre la Fundaci6n del cita do Oratorio en 1612, ofrecemos fo-

tocopias que nos pueden aclarar mejor los referidos textos, que ae~

bamos de analizar.
-321-

NO'IPAS

1) Agull6 Cobo, Mercedes.
11
El Oratorio de Nuestra Señora del Favor y San Marcos~ Madrid. Artes

Gráficas MUnicipales 1977, pags 6-13.

2) González Dávila, Gil.

uTeatro de las Grandezas de la Villa de Madrid Corte de los Weyes

Cat6licos de España, al muy poderoso Señor Rey D. Felipe III:

Fecit en Madrid 1623, pag.299·

3) Quintana, Ger6nimo de.

•Historia de la Antigüedad, Nobleza, y Grandeza de la Villa de Madrid!

Imprenta del Reyno. JL~o MDCXXIX pag. 455.

4) Le6n Pinelo, Antonio de.

C/Anales de Madri~' ( desde el año 447 al de 1658).

Transcripci6n, notas y ordenaci6n cronol6gica de Pedro Fernández ..

Martin, Madrid, Instituto de Estudios Madrileños, 1971 pag. 206.

5) Alvarez y Baena, Jase Antonio.

nCompendio Histórico de las Grandezas de la Coronada Villa de Madrid .

Corte de la Monarquia de España~ Madrid MDCCLXXXVI .

Primera edición facsimilar. Madrid. Ed. Abaco. 1978. pags 167 y 168.

6) Archivo de la Parroquia de San Justo y Pastor de r4adrid.

" Fundazi6n de la Hermita de San Marcos " tiene 145 folios.
-32~
Mercedes Agull6 op., cit. pags. 13-19,ofrece un resumen deta-

llado del mencionado cuaderno.

7) Veny Ballester, Antonio ( Clérigo Regular )

11
San Cayetal.lo de Thiene. Patriarca de los Clérigos Regulare s :

Barcelona. Ed. Vicente Ferrer. 1950. pag 705.

8) Veny BS.llester, Antonio ('c. R. )

Mallorca~
11
La Real Casa de San Cay.etano de Palma de

Roma. Regnum Dei-Collectanea Theatina- 1971. pag 136

9) Agull6 Cobo, Mercedes. Op. cit. pags 21 y 37.

10) Agull6 Cobo, Mercedes. Op. cit. pag 21.

11) Archivo Histórico de Protocolos. Protocolo 5267.

de 26 de Octubre de 1633. Fol. 300-305.
-32!-
-BIBLIOGRAFI'A
1- Agull6 Cobo, Mercedes.

'El Oratorio de Nuestra Señora del Favor y San Illarcos 1~

Madrid. Artes Gráficas Municipales . 1977.

2- Alvarez y Baena, Josef Antonio.
11
Compendio Hist6rico de las Grandezas de la Coronadª Villa de Ma-

drid. Corte de la Monarqu1a de España~

Madrid. MDCCLXXXVI.

( Primera edici6n facsimilar. Madrid. Ed. Abaco. 1978.)

3- Frangipane Mirto, Plácido. (Clérigo Regular)

11
Breve relaci6n de la vida, muerte, y milagros del Bienaventurado

San Andrés Avelino, Religioso de los Clérigos Regulares~

Madrid. Imprenta Real. 1661-.

11
Fama p6stuma del ~quy Reverendo y Venerable Padre Maestro Fray Agu~

t1n N~ez Delgadillo, de la Orden de Nuestra Señora del Carmen. Se~

m6n que predicó en sus honras f~nebres el Padre D. Plácido Mirto ,

Clérigo Regular, en 11 de agosto de mil y seiscientos y treinta y

uno.11
11
Blasones de la Virgen Madre de Dios, y Señora Nuestra'! Compuestos
-324-
i repartidos en sermones. Primera parte que publica, i declara los

de su limpia Concepci6n con cinco indices copiosos ••••••••••••••••

Zaragoza. luan de Larumbe. 1635.

4- González Dávila, G-il.

11
Teatro de las Grandezas de la Villa de Madrid Corte de los Reyes

Cat6licos de España~ ( Al muy poderoso Señor Rey D. Felipe III).

Fecit en Madrid. 1623.

5- Le6n Pinelo, Antonio de.

"Anales de Madrid~( De sde el año 447 al de 1658).

Transcripci6n, notas y ordenaci6n cronol6gica de Pedro Fernán-

dez Martin.

Madrid. Instituto de Estudios Madrileños. 1971.

6- Quintana, Ger6nimo de.
11
Historia de la Antigüedad, Nobleza , y Grandeza de la Villañe Ma-

drid~

Madrid. Imprenta del Reyno. Año MDCXXIX.

7- Veny Ballester, Antonio. (Clérigo Regular)
-325-
uSan Cayetano de Thiene. Patriarca de los Clérigos Regulares~

Barcelona. Ed. Vicente Ferrer. 1950.

La Real Casa de S'an Cayetano de Palma de Mallorca~
11

Roma. Regnum Dei- Collectanea Theatina- 1971.

8- Vera y Ord6ñez, Diego de.

"Heroydas Bélicas y Amorosas'~

Barcelona. 1622.

uA la Santidad dé Nuestro Santissimo Pa dre Urbano VIII, Pontífice

Sumo, •••••••••••••• sobre el sitio que puso a la Ciudad de Casal

de el Marqués de Espínola en 1630~

Madrid. Imprenta del Reyno. Año 1632.

"La embarcaci6n de Italia para España del Excellent!ssimo Señor D.

G6mez Suarez de Figueroa Duque de Feria, Marques de Villalba ••••• :

Barcelona. 1626.

FUENTES; MANUSCRITAs-

Archivo Hist6rico de Protocolos.

Archivo Parroquial de la Iglesia de San Justo y Pastor.
~
~
~
~
~

~
~
o
= ;a
-e a ~
~
~ ~
tn tn. ~ >
~
a ....-<
~ =a
~ ~
trt tn
....,., t-3
1:.!:2
.....
~
~
(!) ~
a
w
= .....
o ~
(j) tn
~

(
= <l
f-1 ~
~
~
~
....,.,
==
o.
=
-326-

CAPITULO I OPINIONEfiD·. SOBRE LA roLESIA DE SRN CAYETANO DE
-------------------------------------------
1

MADRID, EN LOffi SIGLOS:. XVIII Y XIX. (TRA$ SU INAUGURAOION EN 1761).-
-------------------------------------------------------------------
Para iniciar nuestro estudio sobre la Iglesia de San Cayetano

de Madrid, nos basaremos en las diferentes opiniones que se mani-

festaron sobré e11a1. a lo largo de los siglos XVIII y XIX .

1- En primer lugar tomanos las noticia~ que nos da al res-

pecto D. Tomás L6pez en 1763. (1) El escribe un libro muy intere-

se.nte en el que describe la provincia de Madrid. En la. primera pá-

gina del libo se da. la Licencia del Ordinario, con la cual se per-

mita publicar el mencienado libro ya que no contiene cosa alguna

opuesta a nuestra fe, y buenas costumbres. Y se da como fecha de

la Licencia el 26 de abril de 1763.

El libro contiene 208 páginas y al final ofrece un mapa muy

pequeño de Maclrid.• ('~'aproximadamente de unos 10 cet:tmetros). Y en

~1 se habla de los r:tos, las puerta.e antiguas, las iglesias, los

conventos, las personas que florecieron en la Villa, los Generales

y Capitanes que salieron de Madrid para la guerra, de la Ciudad en

en poder de los moros y de su conquista por parte de los cristia-

nos, de los problemas entre Segovia y Madrid, de las Cortes cele-

bradas en la Villa etc •••••••• Tambi~n nos habla de Madrid como

provincia: El Escorial, Aravaca, Fuencarral, Villaverde etc •••••••
.,
-327-

Pero lo realmente interesante para nosotros se halla en la pá

gina 32: " El convento de San Cayet~no, de religiosos Theatinos,

fundole D. Plácido mirto en el año 1644".

2- Veinte años más tarde, en 1783, D. Manuel Alonso hablan-

do de los conventos de Madrid dirá: " El de San Cayetano, de Reli-

giosos Teatinos, por el P. D. Placido Mirto, el año de 1644. en la

calle de Embaxadores".(2) Ofrecemos una fotocopia de este libro.

3- En el año 1786 José Antonio Alvárez y Baena, a quien ya

recurrimos al hablar del Oratorio de Nuestra Señora del Favor y Se

Marcos, nos dirá: "En el Oratorio fund6 el año 1644. el Padre Don

Plácido Mirto, Clerigo Reglar Casa, y Convento á los hijos del Pa-

triarca San Cayetano. Es patrono de esta Casa el Real Consejo de

Haeienda; el T~mplo se concluy6 en 1761. que se habia empezado al

principio del siglo, por lo que la fachada está demasiado cargada

de adornos; pero en el interior es magnifico, de tres naves, con

cupula en mitad de la del medio, y quatro mas pequeñas en los es-

tremas colaterales". (3) Tambi~n ofrecemos una fotocopia de este

documento escrito.

4- En l a segunda mitad del siglo XVIII el escultor D. Feli-

pe de Castro, nos proporciona una especie de inventario de las pin

turas y esculturas existentes en las Iglesias de la Villa de Madrid.
-328-

Este Manuscrito, que se encuentra en la Universidad de Santi~

go de Compostela, result6 in~dito hasta 1979, año en que D. Jos~

del Corral lo public6.(4) En l a página 36 se trata el tema del Co~

vento de San Cayetano en los siguientes t~rminos:,.El Apostolado

que está en l a Sala de Capitulo; es pintura de Frªncisco Collantes.

El San Pedro Llorando, que está en la Sacristia, e s pintura de Ba~

tholome Roman. La Cayda de Christo con la Cruz a Cuestas, que está

al subi~ de la escalera interior es pintura de Antonio del Ca sti-

llo Cordoves~

5- Para finalizar con la bibliograf!a del siglo XVIII nos

r eferiremos a D. Antonio Ponz, que en 1796 nos dice sobre San Ca-

yetano: "La Iglesia de Clérigos Regla res de San Cayetano se empez6

á construir entrado ya este siglo, y se concluy6 pocos años hace.

He oido decir que los planos (diseños) vinieron de Romaf pero que

uno de aquellos sublimes Catedráticos de la Es cuela Churriguera hi

zo sus habilidade s , y los ech6 á perder. Es edificio de tres naves,

con una c~pula en mitad de l a del medio, y quat~o en los extremos

de las colaterales. El a ltar mayor aun no s e ha hecho. Como la pl an

ta, los muros, y las luces son buena s, un arquitecto s abio pudiera

todavia manifestar su estudio, y buen gusto, revistiéndola con un

6rden serio, y ma gestuoso; en cuyo caso se le podria dar á este
-329-

Templo, por lo tocante á su interior, un lugar principal entre los

q~e ahora hay en Madrid. En lo exterior tendrá siempre poco reme-

dio, porq~e la gran fachada es de piedra, y solo quedaba el arbi-

rrio de picarla, y dexarla lisa. Pint6 las pechinas Don Luis Vela~

quez . En la Sacristia hay un buen quadro de San Pedro llorando,obra

de Bartolom~ Roman. El Señor con la cruz á cuestas, pintado por ~

tonio del Castillo, que cita Palomino, en la escalera de esta casa,

está hoy en la pieza llamada la Prepositura, con otro quadro pequ~

ño del mismo Palomino". (5) Tambi~n ofrecemos una fotocopia del li

bro de Ponz.

6- Llaguno y Amirola no da ninguna noticia sobre San Cayet~

no, pero Ceán Bermudez en las notas que acrecientan el contenido

del libro de Llaguno, nos dirá al referirse a Jos~ de Churriguera

que empez6 la iglesia de San Cayetano. Y posteriormente al mencio-

nar a Pedro de Ribera dirá que dirigi6 por muerte de Churriguera la

de San Cayetano. (6)

7- En 1847 Pascual Madoz también nos proporcionará informa~

ci6n sobre San Cayetano: " En la calle de Embajadores, n~ero 19,

tiene 4 puertas, 3 á· la iglesia y una al convento, con otras 4 en

la calle del Oso, n~eros 12 y 14, dos de ellas cerradas que comu-

nicaban á la iglesia y las otras dos al convento.
-330-
Este suntuoso templo fue empezado á construir á principios

del siglo XVIII, bajo la direcci6n de Don Jos~ Churriguera, quien

afe6 sin duda los diseños que, segdn refiere Ponz, vinieron de Ro-

ma; y habiendo fallecido el mencionado Churriguera, le sucedi6 en

la direcci6n de la obra Don Pedro Ribera. Basta oir dos nombré~

tan c~lebres por su mal gusto para conocer que la iglesia de San

Cayetano estará bastante desfigurada por adornos impropios de la

severidad clásica. La misma prueba de que es~o es muy cierto se ~

lla en la estensa fachada, cuya decoraci6n consiste en ocho pilas-

tras de granito, que sientan sobre pedestales de igual materia, y

tienen capiteles compuestos harto caprichosos. En los tres inter-

columnios del centro hay tres ingresos con arcos de medio punto, y

encima se ven otras t antas hornacina s recargadas con adornos supe~

fluos. Ocupan dichas hornacinas las estatuas de Nuestra Señora, San

Cayetano y San Andr~s Avelino, hechas del tamaño natural en piedra

caliza, por Pedro Alonso de los Rios. Termina el todo de la facha-

da un cornisamento sobre el que se elevan dos torres en los estre-

mos. Por un atrio se pasa á la iglesia, que es de planta de cruz

griega, con estenso crucero, coronado con una c~pula que se compo-

ne de cuerpo de luces, cascar6n y linterna. Constituyen el ornato

de los pilares del indicado crucero, pilastras pareadas de 6rden
-331-

j6nico compuesto, y las pechinas se hallan pintadas al fresco por

Don Luis Velazquez, quien represent6 en ellas á los bienaventurados

Cayetano, Andr~s Avelino, Marinoni y Tomasi. La Capilla Mayor ha e~

tado sin retablo ha sta el presente año en que se ha hecho uno de

perspectiva: es sensible que de tantas igles ias que se han demolido

no haya podido aprovecharse un retablo mayor para este grandioso

templo. Ov.atro capillas cerradas con sus correspondientes c~pul a s

se ven colocadas en los estremos, de manera que la iglesi;a es por

su planta la que mas s e parece á la del Escorial entre las que hay

en Madrid . Si hubiese dirigido la obra un buen arquitecto, hubiera

sidé una de las· primeras de la Corte, puesto que la planta, los mu-

ros y las luces son buenas, como observa acertadamente el erudito

Ponz. Entre las esculturas que se hallan repartidas en los retablos

de este templo deben citarse un San Andr~s Avelino de Alonso de los

Rios, y la Divina. Pastora de Don Luis Salvador y Cªrmona. Sirvi6 e~

ta iglesia á los teatinos, cuyo convento fUnd6 en 1644, el padre D.

Plácido Mirto, y hasta construir la actual , tenian por iglesia los

cl~rigos reglares del indi0ado instituto un Oratorio que habia eri-

gido un caballero madrileño. Ultimamente se hallaba ocupada esta e~

sa por los gilitos. Sirven la iglesia un rector y varios capellanes~

Todos estos datos los ofrece Madoz en 1847• (7) incluimos una
-332-
una fotocopia del libro de Madoz.

8- Mesonero Romanos en tres de sus libros tambi~n nos habla

sobre la iglesia de san Cayetano:

A/ Asi en el Fvlanual de Madrid escrito en 1833, nos dice que

Madrid se halla dividido en 17 parroquias. Y luego dedica diferen-

tes. apartados a estudiar las parroquias y conventos de Madrid.

Al referirse a la Parroquia de San IVIillán nos dirá: u Fue ermi-

ta en sus principios, y luego parroquia anej a á la de San Justo.

En fecha de 14 de marzo de 1720 un violento incendio ocasionado por

una vela de las que ardian en el Altar, redujo á cenizas todo el

edificio, que prontamente se volvi6 á levantar por el maestro don

Teodoro Ardemans. En esta iglesia está un Sant!simo Cristo llamado

de las Injurias, que es un objeto de gran devoci6n. Se halla situ~

da en frente de la plazuela de la Cebada".

Posteriormente nos hablará del Convento de San Gil dici~ndonos

que fue fundado este convento en la antigua parroquia de San Gil

por el rey D. Felipe III. Es de franciscanos descalzos, y su igl~

sia edificada en 1513 estaba cerca de palacio, y fue demolida, en

tiempo de los franceses, por lo que los religiosos he~ ocupado el

convento de San Cayetano en la calle de Embajadores.uEste templo es

magnifico, de tres naves espaciosas, y se construy6 á principios
-333-
del siglo pasado. Lo hubiera sido más, si uno de los arquitectos

de la Escuela de Churriguera no hubiera echado á perder los dise-

ños que vinieron de Roma. La fachada, sobre todo, es de mal gusto,

aunque muy costosa!' (8)

B/ En el Manual Hist6rico-Topográfico, escrito en 1844, Me-

sonero Romanos dirá sobre San Cayete.no: "Elste suntuoso templo, si-

tuado en la calle de Embajadores, se empez6 a construir a principios

del pasado siglo y se concluy6 en 1761 con destino a iglesia de Cl!

rigos seglares de San Cayet~no; y a pesar de las obsevaciones cr!ti

cas de D. Antonio Ponz y otros rigoristas del arte, no se puede ne-

gar que es uno de los buenos templos y monumentos religiosos que en

cierra la capital; la portada sobre todo es suntuosa, aunque algo

exagerada con adornos y follajes; siendo lástima sin embargo que

por l a estrechez de l a calle carezca de perspectiva. Ell interior

del templo consta de tres naves espaciosas, claras y bien dispues-

tas, y no contiene objeto notable en los altares. La Divina Pastora

es de D. Luis Salvador Carmona. Este templo es en el dia anejo de

la Parroquia de San Millán". (9)

C/ Y para finalizar con la obra de Mesonero Romanos nos re-

feriremos a su libro m antiguo Madrid. En ~1 nos dice lo siguiente

sobre San Millán:
-334-
11 Frente al Hospital (de la Latina) estaba por ::aquellos tiem-

pos la antigua ermita de San Millán, hasta que en 1591 haci~ndose

sentir la necesidad de una nueva parroquia aneja á la de San Justo,

por la considerable es:bensi6n que hab:ia tomado el caserio hácia

aquella parte, lo dispuso asi el cura de dicha parroquia; para lo

cual, saliendo una tarde con el Santisimo para un enfermo, se entr6

á su vuelta en ella y le colocó en el Sagrario. Posteriormente se

labr6 una nueva iglesia. en lugar de la ermita; pero quedó reducida

á cenizas en 1720, y levantada de nuevo á los dos años, fu~ erigida

al fin en parroquia independiente en 1806.

Por entre esta iglesia y la de la Latina abria la tapia á la

calle de Toledo su rtltimo portillo, y luego por la derecha del si-

tio que es hoy plazuela de' la Cebada, y entonces dehesa de la Enco

mienda, corria á incorporarse con la antigua muralla en Puerta de

l!1oros~ (lO)

Sobre San C~etano; Mesonero nos dirá en este año de 1861:

uLa iglesia y. convento de San Cayetano, principal edificio religioso

de aquel estenso distrito y situada en el nrtmero 19 de dicha calle

de Embajadores, con vuelta á la inmediata del Oso, es lástima cie~

tamente que se halle escondida en sitio tan estraviado y en una e~

lle estrecha donde no puede lucir su grandeza. Este hermoso templo,
-335-
costru1do en principios del siglo pasado bajo la dirección de los

c~lebres arquitectos D. Jos~ Churriguera y D. Pedro de Rivera (aun

que con diseños venidos de Roma, segdn D. Antonio Ponz) es suntuo-

so, despe jado en su planta interior y magn1fico en su fachada, aun

que el abuso de adornos sup~rfluos con que , siguiendo su escuela y

gusto particular, quisieron recargarla los arquitectos directores,

haya dado lugar á las severas censuras de los cr1ticos rigoristas,

entre otros del mismo Ponz, que no hallaba otro arbitrio para rem~

diar la suntuosa fachada de piedra que picarla y dejarla lisa; ha~

ta este punto llegó el encono de los cr1ticos á fines del siglo p~

sado. Esto no obstant~ (y á pesar de tan acerbas censuras y acad~mi

cos anatemas) la iglesia de San Cayetano continrta figurando entre

los más bellos templos de Madrid, y su magnifica fachada constitui

r!a uno de los más ricos ornamentos,, á estar en punto conveniente,

por ejemplo, en el que ocupa el Buen Suceso 6 la Casa de Astraere-

na. Este templo padeció un horroroso incendio hace dos años, pero

ya se halla restaurado. El Convento, fundado en 1644 para la casa

de seglares de San Cayet~no, estuvo ocupado rtltimamente por la co-

munidad de San Gil, y ha sido vendido despu~s de su estinci6n, a~

que al templo contin~a dedicado al culto. Mas abajo está el Colegio

de niñas hu~rfanas de la Paz, unido piadosamente a la Inclusa~
-336-
9- Para finalizar con las opiniones de diferentes autores a

lo largo de los siglos XVIII y XIX, nos referiremos a la Guia de

Madrid que hizo Fernández de los Rios y que public6 en 1876:
11
San Cayetano- S~ halla en la calle de Embajadores, nrtmero 19
Se empez6 á construir ~ principios del siglo XVIII, bajo la dire~

ci6n de Churriguera, que probablemente estrope6 los diseños, que,

segun parece, vinieron de Roma. A su muerte fu~ sustituido por otro

arquitecto que tenia igual gusto que el anterior. La fachada está

decorada con ocho pilastras de granito, que sientan sobre pedestal

de igual materia y tienen capiteles compuestos no poco extravagan-

tes; en los tres intercolumnios del centro hay tres ingreses con <'~

arcos de medio punto, y encima otras tantas hornacinas recargadas

con intempestivos adornos: en ella se hallan las estatuas de la Vi~

gen, San Cayetano y San Andr~s Abelino, hechas de tamaño natural en

piedra caliza por Pedro Alonso de los Rios; termina la fachada con

un cornisamento, sobre el que se elevan dos torres á los extremos.

Por un atrio se pasa á la iglesia, que es de planta de cruz griega,

con extenso crucero coronado por una crtpula, que hace pocos años d~

sapareci6 incendiada por un rayo; los pilares del crucero e stán ador

nados por pilastras pareadas de 6rden j6nico compuesto; las pechinas

se hallan pintadas al fresco por Velazquez, Abelino, Marinoni y To-
-337-
masi; cuatro capillas, cerradas con sus correspondientes c~pulas,

se ven colocadas en los extremos. En suma, y como dice Ponz, la

planta, los muros y las luces de ese templo son buena s, pero Chu-

rriguera y Rodríguez desgraciaron esta iglesia, que debi6 ser una

de las pocas buenas de Madrid, y que áun así merece contarse entre

las aceptables~ (11) De esta Gu!a de Madrid tambi~n ofrecemos la

fotocopia correspondiente a San Cayetano.

CONCLUSIONES.-

Los tres primeros autores consultados, Tomás L6pez, Manuel

Alonso y Alvarez y Baena nos hablan de la fundaci6n del convento de

San Cayetano por D. Plácido Mirto en 1644. Recordemos que la Terce-

ra Parte de l a Tesina, dedicada al Oratorio de Nuestra Señora del

Fávor y San Marcos, presenta su ~ltimo capitulo dedicado a la dona-

ci6n que D. Diego de Vera y Dª Juana Gir6n hacen del citado Orate-

rio a D. Plácido Mirto en nombre de los cl!rigos regulares. Pero

la mencionada donaci6n tiene lugar en 1633, año en que los Cl~rigos

Regulares y D. Plácido Mirto se instalan alli. Por eso nos resulta

extraño que tanto autores cercanos en el tiempo a la ~poca de la d.Q.
-338-

naci6n, como los propios historiadores de la Orden Teatina en el

presente siglo, siempre den como fecha de fundaci6n del Convento el

año 1644, cuando desde hacfa 11 años poseían el citado Oratorio por

donaci6n de su Fundador D. Diego de Vera. La conclusi6n que podemos

obtener al respecto es que entre 1633 y 1644 los teatinos pasan por

unos años de transici6n y acoplamiento a su nuevo y definitivo asie~

to en la Villa y Corte, hasta que en 1644 se encuentran perfectamen

te instalados, y se decide anunciar que la fundaci6n de su convento

está perfectamente en orden.

Los autores que hemos tratado a continuaci6n hablaban con más

detalle de la Iglesia del Convento de San Cayetano:

As~ Alvarez y Baena nos dirá que la iglesia se inini6 a prin-

cipios de siglo y se concluy6 en 1761. Que tiene cinco crtpulas en

un interior magnifico; y que es patrono de ella el Real Consejo de

Hacienda. Y en efecto toda la informaci6n que ofrece Alvarez y Ba~

na es válida, salvo la de que la iglesia se inicia a principios de

siglo, porque como ya veremos más adelante, las obras de la iglesia

se inician a finales del siglo XVII, y no a principios del XVIII.

Ponz dirá, al igual que Alvarez y Baena y que otros muchos a~

tores, que la iglesia se inicia entrado ya el siglo XVIII y que se

concluy6 pocos años hace. (Recordemos que Ponz escribe en 1793.)
-339-
Tambi~n dirá que es un edificio con cinco crtpulas, y que su

planta, sus luces y sus muros son buenos. Pero esta opinión ser1a

excesivamente generosa para un erudito educado en el riguroso esp1

ritu clasicista, como le sucede a Ponz; por lo tanto no nos pueden

extrañar los siguientes ataques que hace a esta iglesia, ya que al

estar constru1da dentro de los cánones barrocos atentaba directa-

mente contra sus principios costructivos. As1 nos dirá que los di-

seños vinieron de Roma y que uno de los Catedráticos de la Escuela

de Churriguera los echó a perder; y que la fachada no tiene arre-

glo, hasta el punto de que hab1a que picarla y dejarla lisa.

Las ideas de que los arquitectos churriguerescos estropearon

los diseños y que la fachada hab1a que picarla y dejarla lisa, re~

ponden a su punto de vista clasicista, enemigo de la est~tica ba-

rroca. Pero la idea que difunde Ponz de : " he oido decir que los

diseños vinieron de Roma", va a tener much1sima importancia ya que

que a partir de ~1 serán muchos los historiadores que mantengan e~

ta idea como cierta, y que afirmen ~ue los planos de San Cayetano

vinieron de Roma. Desafortunadamente no tenemos ninguna documenta-

ción que nos permita afirmar o negar con seguridad esto que Ponz

hab1a oido decir. Pero para intentar aclarar este punto tuvimos

algunas conversaciones con los Teatincs y con el a ctual párroco de
-340- )

de la Iglesia de san Cayetano (Parroquia de San Millán).

Los teatinos, tras cosultar con los actuales historiadores de

su Orden, nos comunicaron que no tenían ninguna nota~ de que los ~

seños de la iglesia hubieran venido de Roma. No obstante, y para

esclarecer más este punto,tuvieron la amabilidad de comúnicarnos

que escribirían a Roma para obtener más informaci6n al respecto.

Pero desgraciadamente para nuestro estudio, las dificultades que

siempre plantea la investigaci6n de Archivo no han hecho posible

que en la actualidad tengamos la informaci6n que precisábamos.

Despu~s estuvimos dialogando en m~ltiples ocasiones con D. Cl~

mente, actual párroco de San Cayetano. El es una persona sumamente

interesada por el aspecto hist6rico-artístico de l a Iglesia, y ad~

más un gran conocedor e investigador del tema. Y habiendo plantea-

do la problemática que presentaba la traída de los diseños de Roma,

nos comúnic6 un dato de suma importancia: que en Roma existe una m~

queta sobre la Iglesi~ de San Cayetano, y que en un futuro pr6ximo

se la van a traer a Madrid. ( Al igual que nos ha ocurrido con la

informaci6n de los Archivos de los Teatinos de Roma, el estudio de

la Maqueta no podemos incluirlo en este trabajo, ya que carecemos

del tiempo necesario para ello; pero e speramos hacerlo en pr6ximas

investigaciones.)
-341-
El siguiente autor consultado es Ceán Bermudez, quien en las

notas a Llaguno nos dice que Jos~ de Churriguera empezó la igl esia

de San Cayetano, y que Pedro de Ribera dirigió la obra s de la misma,

tras su muerte. Lo importante de este autor es que por primera vez

nos proporciona el nombre de los arquitectos que intervienen en la

obra, aunque no facilita ningdn tipo de documentación que confirme

su información. Es de suma importancia la aportación de los nombres

de los dos arquitectos, ya que a partir de ~1 los demás historiad~

res repetirán que San Cayetano está construida entre Churriguera y

Pedro de Ribera.

Madoz en 1847 nos ofrece la información más extensa hasta ese
momento conocida: As1 nos dice que se inició a principios del XVITIL;

que dirigió la obra Churriguera, afeando los diseños que vinieron

de Roma. En cuanto a la fachada nos describe que es de granito en

sus 8 pilastras, y que estas poseen capiteles compuestos (aunque

muy cªprichosos}. Que pose~ tres ingresos con arco s de medio punto

y tres hornacinas con esculturas de San Cayetano, San Andr~s Aveli

no y Nuestra Señora, realizadas por Pedro Antonio de los R1os. Que

está enmarcada por dos torres en los extremos etc ••••• Y luego pasa

a hablarnos del interior diciéndonos que por un atrio se pasa a la

iglesia que tiene planta de cruz griega. Que en el crucero hay una
-342-
c~pula y que las pechinas están pintadas por Luis Velazquez. ( fta~

ta aqu1 tenemos la primera descripción interior y exterior del tem

plo).

Luego hay un detalle sumamente interesante proporcionado por

Madoz: 1'la capilla mayor estaba sin retablo hasta el presente año en

que se ha hecho uno de perspectiva~ Recordemos que Madoz escribe en

1847, año en el que se hace ese retablo de perspectiva. Desgracia-
damente, y a pesar de la grandiosidad del templo, se carecia de un

retablo hasta el punto de tener que recurrir a pintarlo. Como ver~

mos en los siguientes capitulos la iglesia posteriormente tendrá v~

rios retablos, muchos de ellos de gTan calida d y perfección, pero

esto no sucederá hasta que no se traslade a ella la Parroquia de s.
Millán, y con la parroqaialidad se trasladen los retablos que habia

en ~. Millán.

Madoz tambi~n nos dice que esta es la Iglesia de Madrid que

más se parece al Escorial. Esta idea del parecido de la planta de

S~n Cayetano con San Lorenzo del Escorial aparecerá tambi~n en otros

autores posteriores.

Y finalmente Madoz nos dirá que ultimamente han ocupado la Igl~

sia los Gilitos (la Congregación de San Gil). As1 al hablarnos de

las escultura~ de la Iglesia, Madoz nos dirá que hay en ella una
-343-
Divina Pastora de Luis ~alvador Carmona. Esta escultura debieron

~aerla los gilitos al venir a San Cayetano, ya que Ponz,(l2) al

hablar del Convento de Franciscanos Descalzos (San Gil), nos dirá:

" La Divina Pastora en su altar es de D. Luis Salvador".

En cuanto a Mesonero Romanos apreciamos una evoluci6n en sus

opiniones, ya que entre las obras seleccionadas oscilan casi 30 años.

Así en 1833 nos dirá que los gilitos han ocupado la iglesia.

Que los arquitectos churriguerescos estropearon los diseños venidos

de Roma, y que la i glesia posee una fachada de mal gusto.

Como vemos se nos confirma la ocupaci6n de les gilitos en San Caye

tano' y se mantiene el gusto est~tico clasicista, que ya hemos vis-

to en Ponz y en Madoz, al hablarnos de como se"pierden" los diseños

venidos de Roma; y de que la fachad~ es de mal gusto. (Recordemos

que Ponz decia que habí a que picarla y dejarla lisa).

En 1844 ya se va notando ese cambio. Asi Mesonero nos dice que

es un templo suntuoso y que es uno de los buenos monumentos religiQ

sos que encierra la capital. Y al referirse a la portada es donde

mejor se puede apreciar esta evoluci6n ya que nos dice que es sun~

tuosa, aunque exagerada en adornos.

Y por fin en 1861 nos dice que la Iglesia de San C&yetano por

estar en calle estrecha no puede lucir su grandeza. 11 Es un templo
-344-
suntuoso y magnifico en su fachada~ Aqui vemos el cambio total. No

s6lo dedica apelativos sumamente agradables a la iglesia, sino que

aquemás nos dice que es magnifico en su fachada ( cuando en 1833

nos decia que su fachada era de mal gusto, ~ y en 1844 decia que era

suntuosa pero exagerada en adornos) .

Tambi~n nos comunica que hace dos años padeci6 un horroroso i~

cendio. Se refiere al incendio de la crdpula de 1859, del que ya nos

ocuparemos con detenimiento en pr6ximos capítulos.

Finalmente alude a que ultimamente estuvo all! la Comunidad de

San Gil. Y que en la actualidad na sido vendido el eonvén~o~ aunque

el templo sigue abierto al pdblico.(Tambi~n de esto hablaremos más

adelante).

En cuanto a Fern~ndez de los R!os nos repite la misma versi6n

de que Churriguera estrope6 los diseños venidos de Roma. Nos des-

cribe someramente el exterior e interior del templo, y luego tam-

bi~n se refiere al incendio que sufri6 San Cayetano. Pero propor-

ciona mayor informaci6n que Mesonero Romanos, ya que nos dice que

es la cdpula lo que se incendia y que el motivo del desatre fue un

rayo.

Por ~ltimo Fernández de los Rios incluye un error, que luego

repetiran otros autores con posteriorida~. El error consiste en de-
-345-
cir que las pechinas están pintadas por Velázquez, Abelino, Marin~

ni y Tomasi. Cuando el pintor fue LuisLVelazquez y los temas repr~

sentados eran los dos Santos de la Orden Teatina: San Cayetano y S'.

Andr~s Avelino; y los dos Beatos de la Orden: Marinoni y Tomasi.

Finalmente, y para acabar con este capitulo reproduciremos los

apelativos que los autores consultados otorgan a la Iglesia de San

Cayetano:

1- Alvarez de Baena:"Tiene un interior magnifico~·

2- Ponz, a pesar de su riguroso espiritu clasicista, recon~

ce que la ple,nta,la s lucest y los muros son buenos.

3- Madoz nos habla de que es un templo suntuoso, y que si h~

biera dirigido la obra un buen arquitecto hubiera sido una de las

primeras de la Corte. (Recordemos su concepci6n est~tica) .

4- Mesonero Romanos ofrece una clara evoluci6n:

En 1833 habla de que el templo en su interior es magnifico, ~un

que considera la fachada·~ _ de mal gusto .

En 1844 considera el templo suntuoso y le cataloga entre uno

de los buenos monumentos religiosos de la capital.
-~~
En 1861 mos dice que la Iglesia de San Cayetano por estar en

calle estrecha no puede lucir su grandeza. Y nos habla continuame~

te de este hermoso , suntuoso y magni fico templo en su fachada .

Incluso le considera uno de los más bellos templos de Madrid.

5- Y por ~ltimo Fernández de los Rios nos hace una descrip-

ci6n del templo, aunque no le dedica los generosos apelativos que

el re sto de los autores .
-347-
CAPITULO II : ESTUDIO DE LA IGLESIA DE SAN CAYETANO.-
-----------------------------------------------------------
Sobre la Iglesia de San Cayetano ha~ dos monografías intere-

santes . Una escrita en 1925 por D. Luis Olb~s Fernández, y otra e~

crita en 1927 por D. Jos~ Gavira.

D. Luis Olb~s (13) en su investigación se encontró con diver-

sos problemas; el primero de ellos fue la escasez de fondos con que

contaba para documentar la iglesia, ya que en tiempos de la invasión

francesa desaparecieron la mayor parte de los papeles relativos a

la iglesia, y los pocos que sobrevivieron a tan lamentable hecho,

son los que pesee el Archivo Histórico Nacional, casi todos refere~

tes a censos . El siguiente problema que encontró el señor Olb~s fue

todavía más lamentable, ya que era preciso buscar en los Archivos

del Ministerio de Hacienda, teniendo en cuenta que la fundación del

convento estuvo bajo el patronato del Consejo de Hacienda . Y allí

le comunicaron un hecho, que como el propio Olb~s cuenta sonroja

tenerlo que divulgar : 11No hace mucho tiempo, uno de los subsecreta-

rios que han pasado sucesivamente por el Ministerio de Hacienda n~

cesitó unos buenos estantes de madera; y habiendo sido informado

de que el archivo los poseía, mandó desalojarlo para aprovechar la

estanterí a, quedando desde entonces los documentos en espantosa con

fusión , tir~dos por el suelo sin clasificaci ón ni catalogación al~
-348-
na, hasta el punto de haberme aconsejado los citados archiveros que

no intentara ni siquiera utilizar dichos papeles, no s6lo por el e~

tado en que los hubiera hallado, sino, y esto es los peor, porque

a la hora presente muchos de ellas han desaparecido, pues segdn me

informan particularmente en la Delegaci6n de Hacienda de Madrid, t~

dos los archivos de este ramo han sido vendidos al peso o utilizados

para. combustible en los crueles inviernos pasados~/

Despu~s de relátar tan lamentables acontecimientos, Olb~s nos

dirá que la Iglesia de San Cayetano es una. de las m~.s :: importantes

de Madrid, tanto por su arquitectura, como por la grandiosidad 1le

sus proporciones. ( Las opiniones de Olb~s y de Gavira son de suma

importancia para nuestro estudio, ya que ambo s tuvieron la oportu-

nidad de presenciar como era la iglesia en su forma primitiva. Re-

cardemos que la iglesia qued6 totalmente destruida durante la Gue-

rra Civil de 1936-1939, y que lo que hoy d!a contemplamo s es una

restauraci6n ejecutada en los año s 60).

A trav~s de la documentaci6n encontrada en el Archivo Hist6ri

co Nacional, Olb~s pudo averigu~r que la iglesia se hab!á iniciado

a finale s del siglo XVII, y no a principios del XVIII como aleg~ban

casi todos los autores de los siglos XVIII y XIX, que hemos estu-

diado en el capítulo anterior.
-349-
En cuanto a la construcci6n del edificio, nos dice que se re~

liz6 muy lentamente, debido a los innumer~bles censos perpetuos im

puestos sobre las fincas y solares circundantes que iban cayendo

dentro de la 6rbita de la iglesia.

"observando el edificio vemos que presenta una planta de cruz

griega, si bien el brazo correspondiente al altar mayor es sensibl~

mente más largo. Los pilares que sostienen el cornisamento son ro-

bustos, y a su vez de robusto barroco. Y los detalles de sus j6ni~

cos capiteles están indicando la influencia {con sus guirnaldas) de

un rococ6 españolizado.

Sobre los cuatros pilares centrales se apoya una hermosa c~p~

la, incendiada en el siglo pasado. {De este incendio hablaremos en

un capitulo pasterior). Y hay 4 c~pulas más que se elevan sobre los

4 antebrazos del templo. En realidad son 4 oct6gonos elevados sobre
base cuadrada, que resuelven el problema de su apoyo por medio de

dinteles, que prestan al templo una característica singular y muy

bella.

Se ha hablado por algunos de bizantinismo, pero no hay tal. Si

en efecto esta iglesia tiene planta de cruz griega, nada tiene de·

griega su estructura. Los empujes de la Cl1pula no se llevan al ex-

terior; por lo tanto, si la construoci6n, hoy encerrada entre ca-
-35<>-
sas, se pudiera contemplar por el exterior;nada. ver:!amos en ella -

que se pareciese a lo bizantino, por ejemplo: a la Teotocos de Con~

tantinopla. Es, pues, imposible defendeder esta opini6n, aunque a

ello hayan ayudado las semicrtpulas que presentan los brazos late-

rales del crucero, pero que quedan embutidas en el grueso del muro.

En cuanto al mobiliario litrtrgico actual, (recordemos que 01-

b~s escribe en 1925); es bastante moderno. Se trajo en su mayor pa~.

te de la derruida iglesia de san Millán, procediendo de all:! los

23 retablos.

Las tribunas que a los lados del presbiterio se ofrecen, as!

como los cuadros de formas que demuestran no haber sido hechos a

prop6sito para ~quel sitio, son obra del reinado de Carlos III~

Si analizamos ahora la monograf:!a presentada por D. Jos~ Gavi

ra en 1927, veremos que en primer lugar se refiere al Oratorio de

Nuestra Señora del Favor , y a su fundador D. Diego de Vera y Or-

d6ñez de Villaquiránf para posteriormente pasar a estudiar la Real

Casa y Convento de Cl~rigos Regulares de San Cayetano de Madrid.

Gavira (14) nos dice que a principios del siglo XVIII la mo-
-351-
desta comunidad de San Cayetano, ya por aumentar de individuos o

por acrecentarse su importancia en la Villa, pens~ en levantar un

edificio que céntuviera una iglesia de importancia y un amplio con

vento. Aunque ya hay documentos que nos empiezan a decir algo de la

erecci~n del nuevo templo en los rtltimos años del siglo XVII. Pero

en estos documentos no hay la menor cita de los dos maestros arqui

tectos que sucesivamente se encargaron de la obra: Jos~ de Churri-

guera y Pedro de Ribera; tan s6lo aparece el nombre ' del maes:bro de

obras, Antonio L~pez, cosa que carece de valor.

El templo no qued6 terminado hasta 1761, y esta lentitud en la

ejecuci6n de la obra estuvo motivada,sin duda,por la falta de me-

dios econ~micos.

A fines del siglo XVIIJ! la 11
Real C~sa y Convento de Cl~rigos

Reglares de San Cayetano", como se llamaba, ocupaba una gran exten

si6n de la manzana donde estaba ins·talada. Pertenecían a la comuni,

dad de San Ca.y etano las casa s nrtmeros 7, 8, 9, 11, 12, 13 y 14 de

la C/ del Oso; n~mero 15 de la de Embajadores, que era propiamente

la Iglesia; y n~ero 16 de la de los Abades, ya que las casas del

siglo XVIII se numeraban, no por las calles, sino dando la vuelta

a la manzana. Tenia el convento de los Teatinos ocupada la manzana

n~ero 65 (12 sitios); y su extensi6n era de 175 pies por la calle
-352-

del Oso, 190 por la de Embajadores y 265 por la de los Abades. Asi

es que,excepto por los lados de las calles de Embajadores y del Oso

que limitaban directamente a la iglesia, por los otros dos est~ba

ésta redeada de casas que servian de habitaci6n a la comunidad, y

algunas las disfrutaban d~ndolas a alquiler.

Los Teatinos permanecieron en su Casa hasta el año 1822, en

que se suprimi6 su Congregaci6n en Madrid y se les oblig6 a tras-

ladarse a la Casa teatina de Zaragoza. Después ecuparon este con-

vento los Gilitos y permanecieron en él hasta la época cde la Des~

mortizaci6n, ya que se vendi6 todo lo que no fuera iglesia, respe-

tando siempre ésta por haberse considerado en todo tiempo como una

de las más hermosas. Por efecto de ello dej6 de ocupar dicha casa

toda la fachada de la calle de Embajador~s, pues qued6 de propiedad

particular el ángulo de la izquierda.

A partir de 1869 la Iglesia de San Cayetano se convirti6 en

Parroquia de San r-iillán , ya que ésta fue demolida. Gavira dedica

varias pág~nas de su monografia a hablarnos de la Parroquia de San

Millán, y hemos decidido ofrecer un resumen de las mismas porque

nos parecia interesante para completar nuestro estudio.

La parroquia de los Santos Justo y Pastor , instalada en los P.!

sados tiempos en la calle de San Justo(hoy en la plaza del Dos de
-353-
Mayo), tuvo a fines del siglo XVI un gran aumento de feligreses,

as1 que se vi6 obligada a tomar por anexa y auxiliár a la ermita

de San Millán, famosa desde hacia tiempo por sus conjuros y exor-

cismos, y que exist1a en lo que es hoy calle de San Millán con fa-

chada a la calle de la cebada. Esta agrupaci6n tuvo lugar en 1591,

y segdn las cr6nicas cuentan, el párroco de San Justo, que deb1a

ser hombre enemigo de trámites oficiales, reliz6 el hecho por sor-

presa, pues saliendo un d1a con el Sant1simo como para dar un Vi~

tico, se meti6 de rond6n en San Mi l lán, y qued6 as1 uni~( esta er-

mita a aquella parroquia. Desde entonces, siempre que se nombra a

la parroquia de los Santos Justo y Pastor, se añade: " y su anejo

San Millán".

El n~cleo y alma principal de esta parroquia fue una famos1si

ma e influyente Cofrad1a en ella instalada, la del Cristo de las

Injurias. Y el origen de la mencionada Cofra.d1a parece ser el si-

guiente: a fines del siglo XV":· o principios o.el XVI, unos judios,

que viv1an en lo que hoy es plaza del Rey, cometieron un horrendo

sacrilegio, ya que se procuraron una imagen del erucificado y se

ensañaron en ella dándole azotes y atormentándole de nuevo en efi-

gie. Se descubri6 el crimen y el pueblo de Madrid clam6 de indign~

ci6n: los malvados judios fueron quemados vivos y su casa arrasada
-354-
hasta los cimientos, sobre cuyo solar se levant6 luego un convento

de capuchinos, que en memoria del hecho se llam6 de la paciencia y

que 6~ardaron el maltratado Cristo. A fines del XVI este convento

fue derribado y el Cristo pas6 a la ermita de San Mill~~. · Hasta aqu!

tenemos la historia del mencionado Cristo, bajo cuya advocaci6n se

fund6 la Cofrad!a del Cristo de las Injurias, en cuya constituci6n

intervino el Duque de Alba.

Puede esta Cofrad!a citarse como modelo en su g~nero de pote~

cia, riqueza, influencia •••••• y amiga de ciscos curialescos, pues

se pa sa la vida pleiteando. El más formidable pleito que tuvo fue

con el párroco , pues no hay que olvidar que la iglesia, oficialme~

te~ era ayuda de San Justo, aunque, s egdn Gavira nos ha hecho no-

tar, la Cofradía tom6 tales vuelos que en realidad anul6 tal cará~

ter. El párroco quiso impedir que los cofrades usaran la puerta de

una s acristía y l a b6veda. La Congregaci6n a esto respondi6 que e~

si toda la i gl esia habia sido reconstruida a sus expensas, al igual

que la b6veda y la capilla mayor. Incluso se lleg6 a poner la cue~

ti6n en manos del Papa, y, en fin, tanto se encon6 el pleito, que

la iglesia fue incendiada intencionadamente, y no quedaron de ella

más que los muros humeante s . Ocurri6 este inconcebible hecho el 15
de marzo de 1720.
-355-
Como e s natural todo lo que contenta la i glesia de s~pareció,

y la Congregación mandó hacer otro Cristo, donde se pusieron las

cenizas del antiguo. Tanta vitalidad y medios econ6mico s ten!a la

Cofrad!a, que a pesar de esta gran p~rdida al año siguiente de 1721

ya estaba la i glesia de nuevo construida,. Se hizo segdn el estilo

imperante de la ~poca, el barroco, y de ella dijo Ponz que en su

indigna f achada ten!a una mala estatua de San Millán. Por entonces

se hizo tambi~n el retablo mayor, hoy en San Cayetano.

En el l a do de la Ep!st~la se puso una lápida que dec! a cuándo

y por quién se reconstruy6 l a i glesia, probablemente para acabar

con dudas y pleitos. Poco despu~s l a parroquia de San Justo se t ra~

l a dó adonde hoy s e encuentra, y San Millán quedó en funciones de ~

rroquia del distrito. Principiado el s iglo XI X l a famosa Cof-radia

decayó, y perdió toda su importancia, como tantas otras.

Es ta fue l a parroquia que se acordó derribar por mezquina , tra~

ladándola a San Cayetano. Fue una i glesia trágica, cuyas campanas

dobl aron infinidad de vece s por lo s reos condenados a garrote vil

en la pla za de la Cebada.

En 1869 se demolió la parroquia de San Millán y el párroco hi

zo una lista con los objetos que convenia que se llevasen a su nu~

va residendia en la iglesia de San Cayetanoa retablos, campanas ••••
-356-
Despu~s de hablarnos de la Parroquia de San Millán, y de su

famosa Cofradia del Cristo de las Injurias, Gavira dedica los dos

rtltimos apartados de su estudio a describir y analizar la iglesia

como monumento arquitect6nico, y a los retablos y otros objetos a.r.

tisticos que existian en la misma. Todos estos datos son sumamente

importantes para nosotros como ya hemos repetido en mrtltiples oca-

siones, ya que lo que hoy observmnos es s6lo un mero recuerdo del

esplendor y la grandeza de la iglesia de San Ca;y:etano.

Asi Gavira inicia esta parte de su estudio unas palabras sum~

mente significativas: "Hay que reconocer que la atenci6n que mere-

ci6 siempre la iglesia de San Cayetano es justificada, pues no hay

en la corte muchos templos que la aventajen en armenia de lineas,

espaciosidad y bella disposici6n de planta."

Despu~s Gavira nos ofrece un dato curioso: "que la iglesie, de

Santa Isabel de Zaragoza (perteneciente a los Tea.tinos) reproduce

las lineas del plano de la de Madrid~ Y a continuaci6n Gavira se

formula la siguiente pregunta 1 ~Es que en esta Orden habia una tr~

dici6n en lo que se refiere a l a construcci6n de sus iglesias?~

Comentando este interrogante de Gavira con el actual párroco

de la iglesia de San Cayetano, que como ya dijimos antes es un gran

conocedor del tema, pudimos ver que la Orden Teatina no tiene un
-357-
determinado esquema constructivo como les ocurría a los jesuítªs.

Pero si hay que tener en cuenta que cuando se construy6 la Iglesia

de San Cayetano en Madrid, con una planta central de cruz griega,

se estaba rompiendo el esquema direccional que habían implantado

los miembros de la Compañía de Jesds; y debido a la proximidad de

ubicaci6n entre la Iglesia de los Teatinos y la de los Jesuitas,

( ya qu~ la de la Comp8~!a se ubicaba en la Calle de Toledo y la de

los Teatinos en los primeros nrtmeros de la Calle de Embajadores) es

posible que se produjeran algune.s problemas en los primeros momen-

tos de la construcci6n.

Si seguimos analizando ahora el estudio de Gavira, ~ste nos

dirá que el recuerdo de la planta bizantina, continuado por los a~

quitectos italianos de los siglos XVI y XVII, daría la traza del m~

delo romano de este templo. El edificio es un cuadrado dividido en

otros 9 mediante cuatro gruesos pilares. A ambos lados del presbit~

rio se abren dos capillas de ábside circular, advirtiendo que, al

parecer, el presbiterio tuvo en un principio tambi~n fondo circu-

lar, pues llano, tal como está hoy (1927), rompe la armonía del co~

junto.

A los lados de la iglesia hay otras dos capillas. Y rtnicamente

alteran el cuadrado perfecto de la planta dos prolongaciones: una
-358-

en el testero para la capilla mayor, y otra en los pies para el ve~

t!bulo. Amador de los R!os y ¡.¡adoz dicen, que, por su planta, esta

es la iglesia madrileña que más se parece a la de San Lorenzo de El

Escorial.

En cuanto a los arquitectos Gavira nos dirá que la construcción

de la iglesia estuvo a carga de D. Jos~ de Churriguera, y a la mue~

te de ~ste, acaecida en 1723, de su discípulo D. Pedro de Ribera.

Pero en San Cayetano el estilo churrigueresco no está llevado

muy a su extremo, ni con mucho puede compararse con la portada del

Hospicio, patrón y cumbre del sistema. Además, nos sigue diciendo

Gávira, hay una gran diferencia de estilo entre la fachada y el in-

terior.

La fachada es de piedra granítica, y a lo largo de ella se le-

vantan ocho grandes pilastras rematadas con capiteles de orden com-

puesto. En su parte in~erior terminan las pilastras en grandes pe-

destales. Las dos pilastras de cada extremo encua&ran las dos to-

rres, y entre las cuatro del centro se abren tres puertas en arco

de medio punto que dan paso al pórtico, sobre el cual cae el coro.

Hasta hace poco entre las dos torres habia cornisamento o oresterfa

de piedra, con adornos de bolas y en forma triangu~~r. ( Pero este

cornisamento que daba mucho carácter a la fachada lo m&ndó quitar
-359-
hace unos 15 años, es dec'ir en 1912 aproximadamente, el p~rroco de

San Cayetano, ya que creia que amenazaba ruina y podia constituir

un grave peligro .

Sobre los tres arcos de ingreso hay otros tantos nichos esf~ri

cos, de puro abolengo churrigueresce, con adornos m~s o menos capri

chosos, pero de singular riqueza. Estos nichos alojan las estatuas

de San Cayetano, de Nuestra Señora y de San Andr~s Avelino , debidas

al cincel del escultor Pedro Alonso de los Rios, vallisoletano, na-

cido en 1650 y muerto en 1700, autor de muchas im~genes esparcidas

en diversos templos de Madrid, y otra en el interior de la iglesia

que nos ocupa.

El interior de la iglesia es lo que verdaderamente la hace ser

una de las primeras de Madrid. Cuatro gruesos pilares, divididos en

dos en cada cara, de modo que lo hacen aparecer como un haz de ou~

tro cada uno, parten la iglesia en tres naves y sostienen la crtpu-

la central, constituida por un tambor cilindrico, el cuerpo cónca-

vo y una linterna; interiormente el anillo de esta cápula, verdad~

ramente grandiosa, está circundado por una baranda. Alrededor de la

ortpula central se elevan otras cuatro pequeñas en disposición ver-

daderamente sim~trica, y que nacen, sin intermedio de tambor, de un

anillo octogonal, de modo que la crtpula se constituye por ocho
~

-360-

sectores esf~ricos, rematando en su correspondiente linternín.

Las pilastras descansan en pedesta les gigantescos de cerca de

un metro de alto, y se hallan coronadaspor capiteles con a dornes

" impropios de la severida d clásica"; por las volutas estos capi-

teles son jónicos; pero entre cada par de ellas pende una güiñnalda
'
de frutas: granadas, uvas, manzanas, limones y alcachofas, mezcl a~

das con hojas de acanto; una ancha cornisa, recortadísima, corre

a lo largo de toda la iglesia. En el arranque de los arcos, en l os

ángulos del polígono de las crtpulas menores y en la crtpula grande,

por parejas, unas graciosas cabecitas de ángeles hacen el oficio

como de repisas. En la clave de los arcos y en las albanegas, hay

motivos de enrevesada hojarasca.

La tribuna del coro avanza hacia la iglesia en elegante curva,

y bajo ~1, y sobre el muro, se ve en gran tamaño algo que debe ser

sin duda el s!mbolo de los teatinos por lo mucho que se repite en

el templo: una cruz sobre unas rocas circundada de una guirnalda.

( Eh nuestras conversaciones con los teatinos pudimos saber que el

emblema de la Orden ~atina es una cruz sobre un trimonte )

Gavira sigue su descripción diciendo que las capillas latera-

les se abren en arcos de medio punto pero cobij ados dentro de un

gran arco el!ptico o carpanel, que dejan así , a uno y otro lado de
-361-
la capilla, sitios para otros dos .. altares. El poco espacio de techo

que dejan las cinco c~pulas está cubierto por b6veda semicilindri

ca con complicada laceria. "La alta y tranquila luz de la nave prin

cipal, combinada con la fuerte iluminaci6n de las cinco c~pulas, d~

termina un efecto de espaciosidad extraordinaria~ente pintoresco y

arm6nico, seg[n nos dicen Schubert". Y en efecto, Gavira dirá que

lo que primero llama la a-t;enci6n al entrar en este templo es su gran

claridad, elemento que suele faltar en ca si todos los recintos sa-

grados...

Los cuatro arcos semicirculares que sostienen la ct1pula central

dan lugar a otras tantas pechinas de f0rma elegant~sima, las cuales

se hallan pintadas al fresco por Luis González Velázquez, y rep r~

senta en ellas a cuatro santos teatinos: San Cayetano, San Andrés

Avelino, y los beatos Juan Marinoni y José f•laria Tomassi.

Los frescos son buenos, y para dar idea de la libertad barro-

ca baste decir c6mo aqui puede verse un ejemplo de la transforma-

ci6n de la pintura en escultura,ya que cada santo descansa en una

nube que, tomando cuerpo, se sale del triángulo, rebasándolo en

abultado relieve.

Tiene este templo debajo una amplia y hermosa. cripta con mul-
~

titud de nichos , sin enterramientos ni restos humanos algunos.
-362-
En el testero de dicha b6veda hay un lugar que claramente indica

haber tenido adosado un retablo.

Para finalizar con este apartado Gavira nos ofrecerá el siguie~

te resumen: "Este hermoso monumento arquitect6nico no tiene más que

un defecto: el estrechisimo y oculto lugar donde está, que hace que

su fachada, buena o mala, disparatada o no, pero al fin represent~

tiva de una ~poca, pase inadvertida y aun ofrezca dificultades pa-

ra ser contemplada por quien se proponga a ello. Además al estar el

edificio redeado de otras construcciones, sus ejes, como dice Schu-

bert, están algo apretados y la planta es ligeramente· irregular , no

encuadrando enteramente con el extremo de la manzana que ocupa.rt

Por ~ltimo Gavira dedica el ~ltimo aspecto de su estudio a e~

11
tudiar los retablos y otros objetos art:!sticos de la parroquia . As:!

sabemos por Ivladoz que la iglesia ca.recia de retablo ya que se tuvo

que hacer uno de perspectiva. Pero al sobrevenir el derribo de San

Millán y el consiguiente traslado de sus penates a San Ce.yetanc, en

seguida se pens6:el retablo mayor de aquella iglesia, obra de la co~

sabida Oofrad:!a del Cristo de las Injurias, se debe trasladar a s.
Ce~etano. As:! se procedi6 al despiece del altar mayor y se coloc6

en San Cayetano, encalando previamente el que hab:!a " de perspecti

va" y que estuvo sirviendo 22 años~
-363-
Gavira encontr6 unos papeles en la parroquia de los Santos J~

to y Pastor que mencionaban este altar mayor trasladado a San Cay~

tano. En ellos se relataba que en el año 1720 todo fue pasto de las

llamas, incluso el retablo mayor, del cual G~vira confiesa no saber

absolutamente nada. Pero la Cofradía del Cristo de las Injurias,

que al año siguiente ya había reconstruido el templo, tambi~n se

ocup6 de hacer un nuevo retablo. Gavira nos dice que entre los do-

cumentos no encontr6 ningdn dato que esclareciese quien habia rea-

lizado el retªblo, aunque si encontr6 en un legajo sin signatur~ e~

pecial, y entre los folios 20 y 92, el precio de dicho retablo: 11 la

Congregaci6n tambi~n hizo el retablo del altar mayor, que por su e~

pecial arquitectura cost6 más de ocho mill ducados ••••••• " Y algu-

nos folios más adelante se repite de nuevo el valor del retablo: "Y

por los excesivos dispendios que la Congregaci6n ha hecho ••••• ya

labrando el retablo del altar maior, que oost6 8.500 cucados por lo

especial y primoroso de su arquitectura •••••••••• "

Despu~s de hablarnos del precio del retablo, Gavira nos dirá:

" Y en San Cayetano está el al!tar de "especial arquitectura" de que

dichos documentos hablan. Es uno de tantos retablos madrileños que

obedecen a la Escuela de Churriguer~. Características generales de

los retablos como el de la iglesia que tratamos son las columnas
-364-
dispuestas en alineaci6n sinuosa,sosteniendo frontones en curva con

vexa e interrumpidos en su centro para dar lugar a diversos motivos.

Este tiene 6 grandes columnas de orden compuesto en dos grupos de a

tres, dejando en el centro un ·camarin, donde se halla una ima,gen de

Nuestra Señora de las Mercedes, y antes del Cristo de las Injurias·.

Cada grupo de columnas sostiene el extremo de un front6n de linea s

curvas, y que no pasan de extremos puesto que no se continrtsn en el

centro; sobre cada uno de ellos cabalga un ángel, mancebo de gran-

des alas abiertas, sosteniendo con ambas manos l a cuerda de una lám

para. En el hueco del interrumpido front6n hay un medall6n tallado

con l a imagen de San r.lillán Matamoros a caballo, pues asi dice la

leyenda que se present6 en la batalla de Simancas al ej~rcito del

Conde Fernán González, que venci6. Sobre esta talla viene un escudo

rematado en una corona real, en cuyo campo se ve, denotando l a pro-

cadencia del retablo, la S y el clavo, simbolo de la Cofradia de

Cristo. Se elev~, por fin, un ático con ángeles en los extremos y

con lo s indispensables trozos de front6n desviados hacia fuera, e~

tando el todo coronado por un extraño trofeo de trompetas, lanza s

y banderas, sobre el cual descuella un gallardete que ostenta una

cruz roj a de brazos iguales: la de Montesa al parecer, aunque ig-

noro la raz6n de tal insignia aqui".
-36~

"Lo que no hay que preguntarse es si el altar perteneci6 a la

Cofradia del Cristo de las Injurias, pues por todas partes, en es-

pejos , aparece el distintivo de la S y el clavo. Donde está la im~

gen principal se hallaba el Crucifijo, hoy en San Andr~s. En el 12

cuerpo del retablo, dos a cada lado de un grupo de columnas, están

los 4 profetas Isaias, Jeremias, Ezequiel y Daniel, todos en vio-

lenta postura y ademán airado, en tallas doradas y con labor de e~

tofa, obras del escultor Roberto Michel, individuo tambi~n perten~

ciente a una familia de artistas del siglo XVIII, de origen fran-

c~s; la imagen ecuestre del medall6n de arriba es obra, segdn se ~

ce, de Juan de Mena, y los ángeles de Raimundo Capuz, escultor este

rtltimo que tiene obras por diversos templos de Madrid. SUben a lo

largo de los extremos del altar unos tableros dorados y tallados

con raros paisajes~

Esta magnifica de scripci6n que nos hace Gavira del retablo es

de suma importancia para nuestro trabajo, ya que este retablo, al

igual que las demás obras de arte que se conservaban en San Caye-

tano, desaparecieron en 1936. Y si no fuera por este trabajo de Ga

vira s6lo conoceriamos el templo por lo que hoy contemplamos en ~1.

Desdichadamente nunca. podremos volver a centemplar el templo en su

antigua y singular grandeza, pero al menos estas notas nos ayudaran
-366-
a valorarle. Todo su esplendor no radicaba solamente en su fachada,

interior y retablo mayor, que es lo que hasta ahara hemos podido e~

nocer a trav6s del estudio monográfico realizado por D. Jos6 Gavira,

sino que además poseía otras cosas meritorias como herrajes, imágé-

nes, cuadros etc •••••••• As! Gavira nos seguirá diciendo: " De los

restantes retablos, imágenes, y cuadros de esta iglesia no me par~

ce oportuno ocupªrme. Pero de verdadera obra de arte pueden califi

oarse los herrajes que forman la cerradura, falleba y cerrojos de

la puerta principal, que se abre al atrio. Pasado el atrio, hay un

pequeño espacio cerrado por una puerta que da a 6ste y otra que o~

rresponde a la iglesia. En la primera de dichas puertas está la prin

oipal pieza y la verdadera cerradura, aplicada sobre una chapa que

mide cerca de medio metro con calados admirables, haciendo unas e~

pirales entrelazadas. En la parte superior las espirales oircu~dan

la insignia teatina, la cruz con guirnalda sobre unas peñas. Esta

chapa calada es de doble hoja, sujeta por unos clavos de cabeza

gruesa, y primitivamente bajo la lámina calada hubo una bayeta ro-

ja que realzaba el dibujo, si bien hoy está todo barbaramente re-

pintado por espesa capa negra. En la cerradura figura la leyenda:

"Juan Antonio González me fecit. Anno 1730". Los pestillos que afia_!!

zan al suelo imitan las guardas de una espada, con una hoja en vol~
-367-
ta delicadamente trabajada.

Asf como esta pieza tiene el m~rito del dibujo, la que figura

en la puerta que da a la iglesia es una joyita escult6rica. Dos fi

guritas desnudas y entrelazadas parecen querer representar a Kdán

y Eva, cobijadas bajo un original templete, todo de únos cuatro ce~

tfmetros de alto. Más arriba, bajo un tabernáculo, vuelve a verse

la cruz de los teatinos, no en gr~bado ni en relieve, sino en fi~

ra exenta. !lástima que esta artfstica pieza no pueda verse en to-

dos sus detalles por la pintura que la cubre! No puede darse cosa

más original y artfstica en lo que a cerraduras madrileñas se refi~

re~

Desgraciadamente,tambi~n estos retablos, cuadros, herrajes,

cerraduras etc •••••••• desaparecieron al ser destrufdo el templo en

1936.

Esta monograffa de D. Jos~ Gavira ha sido muy beneficiosa pa-

ra completar nuestro trabajo, ya que sin ella nos hubiera quedado

una gran laguna, que nos hubiera impedido saber como era la iglesia

de San Cayetano antes de la Guerra Civil. Es cierto que muchos autQ

res han citado el templo por ser uno de los más grandiosos de la Vi

lla, pero ninguno de ellos hab!a realizado un estudio tan detallado

de la fachada, interior y retablo mayor como D. Jos~ Gavira.
-368-
CAPITULO III : LOS ARQUITECTOS · DE LA IGLES.I.A:
- ---------····-·-··-----
DE SAN CAYETANO DE ~urnRID.-

El presente apartado, que intenta esclarecer quiene~fueron

los arquitectos que trabajaron en la iglesia de San Cayetano, ha

sido y será un aspec·to debaffiido y pol~mico para todos aquellos ez:!!

ditos y estudiosos que pretendan indagar en ~1.

En 1793 Ponz dice que uno de aquellos sublimes catedráticos

de la Escuela de Churriguera ech6 a perder los diseños venidos de

Roma. Pero no proporciona el nombre de ese o esos catedráticos. (15)

As1 que tendremos que esperar a 1829, año en que Ceán Bermddez pu-

blica el libro de Llaguno acrecentado con sus notas. Hasta ese mo-

mento no habiamos tenido referencias sobre los arquitectos de San

Cayetano, pero Ceán nos dirá que empez6 la obra Jos~ de Churriguera

y por muerte de ~ste la continu6 Pedro de Ribera. (16)

Aunque Ceán no nos ofrece la fuente de donde ha obtenido la

noticia, ni alude a ningdn documento que verifique y acredite su

afirmaci6n; los investigadores posteriores a ~1 darán como válida

y aut~ntica la participaci6n en la obra de Jos~ de Churriguera, de

Pedro de Ribera, o de ambos.

D. Elias Tormo en 1921 será el primero en mencionar la parti-

cipaci6n de un tercer arquitecto: Moradillo. ( Recordemos que la
-369-
familia Moradillo se hallaba compuesta en su mayor1a por arquitec-

tos, y que todos ellos eran disc1pulos y seguidores de Pedro de Ri

bera. Por lo tanto no resultar1a extraño que Moradillo concluyese

la obra a la muerte de Ribera. (17)
Fina lmente, en 1975, Virginia Tovar nos proporciona el nombre
de dos nuevos arquitectos que trabajaron en la iglesia a finales

del siglo XVII, es decir, en los primeros años de su construcción.

Y son Marcos López y Jos~ López, padre e hijo re spectivamente. (18)

La construcción del templo fue lenta y prolongada ( cas i de un

siglo); en consecuencia la participación de los cinco mencionados

arquitectos es factible. Pero siempre nos podemos seguir plantean-

do interrogantes: ¿ Intervinieron realmente los cinco arquitectos?

¿ Hubo algdn arquitecto má s? ¿ Qu~ reali zaron exactamente cada uno

de ellos~ etc •••••••••• Tal vez esta rtltima cuestión sea l a más di

f1cil de resolver, ya que para unos investigadores l a facha da es

de Churriguera, para otros es de Pedro de Ribera etc ••••••••••••• ·•

En los próximos cap1tulos intentaremos indagar en l a vida de

todessy cada uno de los mencionados arquitectos, para obtener l a.

informa ción más completa posible sobre el tema.

-------------------------------
-37G-
MARCOS LOPEZ Y JOSE LOPEZ.-

Las escasas noticias existentes sobre el arquitecto r•1arcos L&

pez y su hijo Jos~ López nos las proporciona Virginia Tovar en el

año 1975. Hasta e s e momento ha.bia sido un ~rquitecto desconocido ~

ra nosotros, e incluso la propia Doctora Tovar dirá que es uno de

los arquitectos que salen del anonimato y a quien queremos seña lar

un puesto destacado en el desarrollo de nuestra arquitectura. (19)
En cuanto a sus datos biográficos Virginia Tovar dirá que pa~

tió de simple cantero y llegó a ser tracista de algunos de los edi

ficios más destacados de este periodo.

No s e sabe su origen, pero lo ha~llamos como vecino de Madrid

desde el año 1659, en que se ¡e contrata para ejecutar los cimien-
tos de la c~lebre capilla de San Isidro .

Contrajo matrimonio con Isidra Gonzálliez, y de esta unión na-

ció Jos~, que seguirá la profesión de su padre y se convertirá tam

bi~n en arquitecto.

Jos~ López se casará con Sebastiana Sánchez, hija de Bernardi

no Sánchez, tambi~n maestro de obras, y morirá el 5 de mayo de 1677,

dejando tres hijos, de los cuales su abuelo Marcos López se consti

tuye en tutor o curador.

Jos~ L6pez otorgó un poder para testar en el que interviene
-371-

como te stigo Rodrigo Carrasco, maestro de cante~ia, y Juan Gonzá--

lez, maestro ensamblador, gran amigo de l a familia. en su testame~

to declara que ejecut~ en la Cárcel de la Villa " unos cal abozos

para la seguridad y conveniencia de los presos", y un lienzo de la

fachada en compañia de Rodrigo Carrasco, recibiendo por la obra la

cantidad de 4.000 ducados. Decla~a haber intervenido en la obra de

la Ca sa de la Villa y en una casa de la calle del Principe. Informa

también que corri~ por su cuenta l a obra de la Iglesia de San Caye

tano "con mi señor padre". Este dato, nos sigue diciendo Virginia

Tovar, es de suma import ancia porque a la vista de l a pers onalida d

de Marcos Lópe z , pu do ser muy bien su inicial tracista. (20)

Hombre cuya principal misión debió consistir a partir de e stos

hechos, en orientar y dirigir sus proyectos, no extraña v erlo rea-

lizar varia s obras simultáneasa San Luis, las Trinitarias y , pro-

bablemente, San Ca,yetano, debió :Marcos López emprenderlo s al mismo

ti empo.

Sobre la Iglesia de San Cayetano Virginia Tovar dirá: " sabe-

mos de l a intervención en ella de Marcos López por el testamento de

su hijo; y a l a vista de su actividad comb tracista pudiera ser que

Marco s López fuese también autor de los proyectos. No sabemos has-

ta que punto J. Churriguera y Pedro de Ribera respetaron los pla-
-372-
nos antiguos al proseguir el edificio en el siglo XVIII . Hoy, al

meno s , sabemos que la iglesia no se comenz6 en el siglo XVIII, co-

mo afirm6 Ponz, y de lo cual desconfiaron algunos historiadores.

Con la muerte de su hijo el año 1677, el arquitecto no tuvo más r~

medio que hacer frente a las obras que habfa dejado a medio hacer

Jos~ L6pez~ (21)

La mayor parte de la documentaci6n ofrecida por la Doctora TQ

var se encuentra en el Archivo Hist6rico de Protocolos. Y allf fui
mos para poder presentar en este trabajo todo aquello que nos re-

sultara interesante.

As! en 1677 hallamos el poder para testar de Jos~ L6pez:

"Yo Joseph Lopez, vecino desta Villa••••••••••••••••••••••• =
Asimismo decl aro que etenido encompañia de mi Señor y padre, la

canteria, delayglesia deSanCayetano, y delas cantidades, que e re-

ci bido tengo dado rec¡li vo ex ceto dealgu.nas, cantida.des, questan,

porquenta, yasiento, del hermano Francisco Rodriguez dequeno le ten

go dado re9ivo, y seña ladamente de diez y ocho doblones, y mil Re~

les devell6n, que de mi horden, dioy pago, a Matheo Lopez, ma estro

de Puertas y bentana s, yotras cantidades, de portes depiedra dela

siera., y saladores, como pa.rec;rera. dela misma memoria, quetiene el

hermano Francisco Rodriguez=••••••••••••••••••••••••••••••••••••••
-373-
Yo Dª Sebastiana Sanchez muger de Joseph L6pez mi marido yadi

funto, y el hermano Feo Rodríguez, Religioso del Convento de SanCa

yetano desta Corte= decimos, y declaramos, que lo contenido enlad~

claracion y memoria de suso es loq~e sabemos, porque nos lo tenía

comunicado, el dicho Joseph L6pez, y lo mismo queabiamos de decl~

rar encaso quel susodicho no lapudiese aber echo y asilo declara-

mos y encasonecesario lo juramos enferma, enlaVilla de Madrid. A

seys dias del mes de mayo de mil y seiscientos y setentay siete

años= y lo firme yo el dicho ermano Francisco Rodríguez~ (22)

Este documento, como hemos podido apreciar, nos presenta la

participaci6n en la Iglesia de San Cayetano de Marcos y Jos~ L6pez,

ya que el propio Jos~ declara haber tenido en compañia de su padre

la canter!a de la Iglesia de San Cayetano; e incluso se habl a de

las cantidades recibidas por el trabajo ejecutado.

En otro documento se cuenta que Jos~ L6pez pide ser enterra-

do en la Iglesia de Nuestra Señora del Favor, de la Orden de Clé-

rigos Regulares de San Cayetano. (23)

" Enla Villa de Madrid Aveynte días delmes denobiembre demil

y seiscientos y setenta y siete años, Ante miel e s cribano y testi-

gos. Parecieron Dª Sebastiana Sanchez, viuda, muger que fue de Jo-

seph Lopez, ya difunto, y Marcos Lopez supadre Maestro de obras y
-374-
alarife destaVilla, Y Bernardino Sanchez. Asimismo Maestro deobras,

yalarife destadicha Villa su suegro, todos vecinos desta dicha Vi-

lla, y testamentarios ynsolidum del dicho Joseph Lope~ ••••••••••••

Ytem declaran quefuelavoluntad del dicho Joseph Lopez quel di

cho sucuerpo fuese enteRado, enlayglesia denr~ Señora del Favor, :· .

horden de clerigos Reglares, denr8 Padre SanCayetano, destaCarte,

enuno delos nichos dela bobeda, yquel dia del entieRo, si fuese a!

ra competente, osino eldia siguiente, seledixese misade cuerpo Pr~

sente, como es costumbre, to dolo qual se executo asi •••••••••••• ~

El escribano

Matheo de Yvaisaval.

--~----------------------------
-375-

-JOSE -----
CHURRIGUERA.-
---
Las primeras noticia~ sobre Jos~ de Churrigue~a nos las pro-

porciona Llaguno, quien se expresa en los siguientes t~rminos:

"Contemporáneo de Izquierdo fue D. Josef de Churriguera, á

quien se di6 título de ayudante de trazador ma~or en 30 de julio

de 1696. Tuvo este empleo hasta su muerte en 1725, pero no le eje~

ci6, porque presuntuoso y soberbio, crey~ndose superior á cuanto h~

bia en el mundo, jamas quiso sujetarse al maestro y trazador mayor

Don Teodoro Ardemans, y asi tampoco se le satisfizo el sueldoc Se

ocup6 particularmente en diseñar y hacer muchos de aquellos retablos

en que el maderamen y la hojarasca astan en bellísima disposici6n

para que no deje de pegarles fuego la primer vela que se les arri-

me". (24)

En 1929, Garcia Bellido, ~ presenta un estudio monográfico sobre

la familia de arquitectos de los Churriguera, y en 61 nos basaremos

para intentar conocer la personalidad de Jos~ de Churriguera:

" Jos~ de Churriguera naci6 en Madrid el día 21 de Marzo de

1665, en la calle de Mes6n de Paredes, perteneciente a la parroquia

de Santos Justo y Pastor. Fué bautizado en la misma parroquia once

días más tarde, ; el 12 de abril. Sus padres fueron Jos~ Churriguera

y D~ María de Ocaña, vecinos de Madrid. Se le puso por nombre Jos~
-376-

Benito! ( por lo tanto desmiente la afirmaci6n realiza~ por Ceán

Berm~dez de que Jos~ Benito Churriguera era de Salamanca)

"La noticia inmediatamente posterior nos traslada de un golpe

a veinte años despu~s. Ciert~ente esto no es una laguna, pues es-

tos veinte años son de la infancia y adolescencia de Jos~ de Churri

guera. El hecho es que en el 24 de septiembre de 1685, el joven ar

quitecto, ya problablemente formado, contando veinte años, se ca-

saba en la parroquia de San Sebastián de Madrid, con una madrileña,

como ~1, Dª Isabel de Palomares.

Al contraer matrimonio en 1685 em~z6 a vivir independiente-

mente en casas propias situadas en la calle del Oso"(cerca del ac-

tual San Cayetano).

"En 1689 sabemos de antiguo que gan6 el concurso para el t~llTÚ.­

lo de la Reina muerta, Dª Mª Luisa de Orleans, primera mujer de

Carlos II. Esta es su primera obra conocida.

A partir de 1690 los archivos de Madrid callan por cierto tiem

po pero hablan los de Salamanca. Su estancia en la ciudad del Tor-

mes no fue desde luego continua. No sabemos cuando volvi6, pero

los acontecimientos, algunos de importancia trascendental para su

vida, acaecidos en Madrid permiten poner una fecha limite en 1699

(año en que muri6 su esposa) para su vuelta a Madrid de Salamanca.
-377-

Al año siguiente, el 28 de junio de 1700, a los 35 años, con-

trajo segundas nupcias en la parroquia de San Sebastián, con DG

Paula Sánehez, natural de Madrid y viuda de Diego flánchez de la

Lastra. Traslad6 su domicilio tras este nuevo matrimonio a la C/

del Olmo.

Nicolás, rtnico hijo var6n habido en este segundo matrimonio,

as! como Mat!as y Jer6nimo, los dos del primero fueron luego arqui

tectos como su padre.

Desde el momento de su segunda boda hasta su muerte, es decir,

durante 25 años (de 1700 a 1725) abundan las fechas de su actividad

en Madrid. Los años anteriores a 1700 están ocupados íntegramente

por el primer matrimonio y por sus obras en Salamanca. De 1700 a

1725 es el momento de su plenitud, de sus obras madrileñas y de su

segundo matrimonio. Este cuarto de siglo, que coincide exactamente

con el primer reinado de Felipe V, el primer Borb6n, lo llena ple-

namente con su estilo. Este es propiamente el momen-to Churriguere~

co del barroco e spañol. Era entonces el arquitecto más famoso de

España, como lo confiesan sus contemporáneos. Le llamaban "el Mi-

guel Angel de España", pues era como aquel gran florentino, gran

arquitecto, gran escultor y pintor.

En 2 de Marzo de 1725 muri6, a los 6o años, Jos~ de Churrigu~
-378-
ra, "Maes·!iro Alarife", en su casa de la calle del Olmo. Test6 a f!!

vor de los hijos de ambos matrimonios. Como testamentarios figuran

su mujer, D. Juan de Goyeneche y D. Feo Javier de Goyeneche, padre

e hijo respectivamente, que protegieron a Churriguera y al que en-

cargaron la traza y construcci6n del pueblo y del palacio de lo que

conocemos por Nuevo Baztán, en la provincia de Madri d, y del pala-

cio de los Goyeneches, en la calle de Alcalá. Esta riquísima familia

oriunda de Baztán (Navarra), adquiri6 en 1696 la Gaceta de Madrid y

en ella apareci6, por caso raro (cuya rareza la explica la ami stad

entre los Goyeneche y Churriguera) la noticia de la muerte del gran

~rquitecto en estos t~rminos: "Tambi~n muri6 de edad de 60 años D.

Jos~ de Churriguera, insigne Arquitecto y Escultor reputado de los

científicos por otro Miguel Angel de España".

Todas estas noticias que nos ha proporcionado Garcia Bellido

(25), nos han servido para conocer la biografía de Jos~ de Churri-

guera. Despu~s dedicará una buena parte de est~ monografía a es-

tudiar todas y cada una de las obras que hizo Jos~ de Churriguera.

Pero como en nuestro trabajo s6lo nos interesa lo relativo a San

Cayetano, a continuaci6n reproduciremos lo que García Bellido dice

al respecto. (26)

"De la portada de San Cayetano puede asegurarse con bastantes
-379-
visos de certeza que es en efecto de Jos~ de Churriguera. El señor

Moreno Villa, sin embargo opina lo contrario. El señor Gavira apo~

t6 algunas noticias de inter~s. En 1689 aun no se hab!an empezado

las obras, pues en esta fecha se origina el pleito por el derribo

de una casa para ellas. Muoho más tarde, en 1723, aun se compra

otra casa para la continuaci6n de las obras. Pero nada pudo hallar

de arquitectos. Si la noticia de Ceán es cierta, no hay ningdn in-

conveniente ni en fechas ni en estilo, para dudar que la fachada es

de Churriguera, el cual, desde luego, no termin6 sus proyectos. La

oontinuaci6n de las obras de dicha iglesia cay6,poco antes de la

muerte del arquitecto, en manos de Pedro de Ribera, del cual se han

descubierto recientemente los dibujos que hizo para dicha iglesia,

cuyas obraB debi6 dirigir desde 1722 a 1737, fechas que aparecen en

dichos dibujos. Ribera debi6 encontrarse la facha da hecha o casi

hecha. Pero en su proyecto intent6 aprovecharla y ornamentarla se-

gdn el plan general de la obra por ~1 proyectada. No obstante no se

ejecutaron tal como los plante6. Desde luego la fachada actual no

es la que Ribera dibuj6. Es muy posible, pues, que sea la que Chu-

rriguera hizo. La arquitectura de ella no desdice de la churrigue-

resca y tiene puntos de semejanza notables con l a del nuevo Baz-

tán. La parte de Churriguera en esta magnifica iglesia madrileña
-----
-380-
podría, pues, fecharse antes de 1722, fecha en que Pedro de Ribera
parece tom6 a su cargo las obras, las cuales no se terminaron has-

ta 1761, muerto ya hacia muchos años (en 1742) Pedro de Ribera. No
sabemos, además,como era que antes de la muerte de Jos~ de Churri-

guera ( tres años antes de 1725) se encarg6 de ella Ribera ~

Cuando plante~bamos la problemática de qui~nes fueron los ar-

quitectos que se habian encargado de las obras en San Cayetano, di

jimos que a partir de Ceán Berm~dez los distintos historiadores se

inclinaban por Churriguera, Ribera o por ambos. Pues bien García

Bellido, como acabamos de ver, concede la paternidad de esta fach~

da a Churriguera. En el pr6ximo apartado de este capitulo,dedicado

a los ~rquitectos de San Cayetano, veremos como Moreno Villa se in

clina hacia Pedro de Ribera, ya que al estudiar la portada encuen-

tra detalles muy ribereños como los 6culos elipticos, los baqueto-

nes, la utili~aci6n de pilastras etc •••••••••• Nosotros tambi~n nos

inclinamos por Pedro de Ribera ya que nos parece que el esquema de

esta fachada está muy en l a linea de la Monserrat, y en el resto de

las obras de Pedro de Ribera. Pero logicamente seguimos teniendo

interrogante s : Las esculturas de la facha da son de Pedro Alonso de

los R!os, quien muere en 1700, ¿C6mo se hacen 11nas esculturas para

una facha da no construida?.
-381-
PEDRO DE RIBERA.-

Las primeras noticias sobre Ribera tambi~n las obtenemos de la

obra de Llaguno: (27)

"Pero ~- quien se debió el rtl timo punto y complemento en esta

clase fue á D. Pedro de Ribera, maestro mayor de Madrid, autor de

la~portadas del Hospicio, Cuartel de Guardias de Corps, estanco

del tabaco, fuente de la Puerta del Sol y otras cosas. De s de que

hizo la primera se le debi6 recoger para curarle el cerebro, y de~

tinar easa para todos los fatuos delirantes que ha habido y hay tQ

davia. Acaso con esta providencia se vería libre Madrid de infini-

tos retablos, que han de ser mientras duren el oprobio de la arqui

tectura de España en estos rtltimos tiempos.Semejantes delirios se

aplaudían entonces; y no es de extrañar, porque se aplaudían ento.a.

ces tambi~n los retu~canos de los oradores y los equivoquillos de

los poetas. El bueno 6 mal gusto camina en toda s las cosas á un

mismo pasol.'

(Para poder entender las opiniones que Llaguno dedica a Chu-

rriguera y Ribera, debemos tener presente su concepci6n e st~tica

totalmente opuesta al movimiento barroco).

Para conocer la vida de Pedro de Ribera nos basaremos en u~ e~

tudio, que sobre ~1 hizo el Marqu~s del Saltillo en 1944• (28)
-382-
El Ma,rqu~s del Saltillo dirá que Pedro de Ribera es hijo de

Juan F~lix de Ribera, natural de Gea de Albarracín (Teruel), y mae~

tro en el campo de la arquitectura. Juan F~lix de Ribera estaba da-

sado con Josefa P~rez, y el matrimonio vivía en la calle del Oso de

J.'vladrid. En el seno de esta familia na,ci6 su hijo Pedro Domingo de

Ribera el 13 de agosto de 1681, siendo bautizado en la parroquia

de San Justo y Pastor de Madrid.

De esta forma el Marqu6s del - Saltillo nos dirá que en el ho-

gar pa terno, y guiado por su progenitor, aprendería Pedro de Ribera

los rudimentos del arte en el que fue maestro reputado, como las

escrituras y su testamento confirman.

En cuanto a la vida privada de Pedro de Ribera el Marqu~s del

Saltillo seguirá dici~ndonos que se cas6 tres veces. El primer ma-

trimonio lo celebr6 con Dª Juana Verdugo. El expediente de ma trim2

nio se inici6 el 22 de febrero de 1702. El Marqu~s recoge todo ti-

po de datos sobre este expediente, pero nosotros s6lo vamos a ofr~

cer lo que nos puede resultar interesante: 11
Recibí juramento por

Dios y una cruz del que dijo ser contrayente y habiendo jurado,

dijo se llama Pedro de Ribera y que es natural de esta villa, hijo

de Juan de Ribera y Josefa Perez y que de toda su vida es parro qui~

no des. Justo por vivir calle de San Cayetano •••••••••••••••• ~ (29)
-383-
Hemos querido reflejar este dato porque como podemos apreciar

tanto Jos~ de Churriguera como Pedro de Ribera vivieron junto a la

Iglesia de San Cayetano (en la calle del Oso). Incluso ambos fueron

vecinos, ya que Churriguera no se traslad6 de residencia en Madrid

hasta el año 1700, despu~s de su segundo matrimonio; pero su nueva

residencia se fij6 en la cálle del Olmo, es decir, muy pr6xima tam

bi~n a la Iglesia. El hecho de que ambos residieran en la mismª e~

lle del Convento de San Cayetano pudo ser decisivo en su particip~

ci6n en la obra.

Seguiremos con los datos biográficos proporcionados por el

Marqu~s del Sa~tillo, quien nos dice que muy pronto qued6 Pedro de

Ribera viudo y con dos hijos habidos del matrimonio: D. Anr~s Ave-

lino y Dª Feliciana de Ribera. ( Aqui tenemos otro dato importante

para la vinculaci6n de D. Pedro con la Iglesia, ya q~e su primer

hijo var6n lleva el nombre de uno de los dos Santos de la Orden de

Cl~rigos Regulares• s. kndr~s Avelino .) "Feliciana morirá en edad

pupilar, y su hermano tomará estado de religioso en los Cl~rigos

Reglares de san Cayetano. Antes de profesar en la Real Casa de Sa~

ta Mart a del Favor, donde hizo su noviciado, otorg6 renuncia de sus

legitimas ante Eugenio Mart1nez Noguerol , el 31 de diciembre de 1723

en favor de la segunda mujer de su padre. En el mismo acto su padre
-384-
le cedi6 para alivio de sus necesidades una casa tahona y dos co-

rrales unidos a ella en el portillo de Santa Isabel y calles de s.
Felipe y Reyes Nuevos, cuya propiedad renunci6 en dicha casa de S~

ta Maria del Favor". ( Como nos acaba de decir el Marqués,su hijo

ingreso como religioso en el Convento de San C~etano. ~or lo tanto

aqui tenemos una nueva vinoulaci6n de Pedro de Ribera con la Igl~

sia).

El Marqués nos dirá que Pedro de Ribera se casará por segunda

vez con Dn Juana Ursula Voiturier el 29 de julio de 1711. Pero el

9 de junio de 1724 muri6 Dª Juana,dejando tres hijos de su matrim~

nio con Ribera. Sus hijos eran: Juan José Cayetano, Alfonso Anto-

nio y Manuela Mª• ( Como podemos apreciar uno de los hijos de es-

te segundo matrimonio llevará el nombre de Cayetano).

Además Dª Juana Ursula, al igual que el padre de Pedro de Ri b~

ra, D. Juan Félix, será enterrada en San ~ayetano. ( Nuevamente en

centramos una vinoulaci6n de D. Pedro de Ribera con la Iglesia, ya

que su padre y su segunda esposa son enterrados alli.)

Durante este segundo matrimonio, nos sigue diciendo el Marqués,

vivi6 en la C/ del Mes6n de Paredes, enfrente de la fuente de los

cabestreros. Y los dos hijos varones de este segundo matrimonio

también ingresaron en los clérigos de San Cayetano, en la casa ma-
-385-
drileña de Santa Maria del Favor. Hicieron renuncia de sus legiti~

mas en 1732,en favor de su padre durante su vida y despu~s para su

casa religiosa.

Y finalmente llegamos al rttimo matrimonio de Pedro de Ribera.

En esta ocasi6n se cas6 con Dª Francisca Vallejo en el año 1734.

Y fruto de este mªtrimonio fueron D. Bartolom~, D. Pedro y D. Al-

fonso Mª de la Porter!a.

La piedad del matrimonio se acredit~ por la donaci6n a la Con

gregaci6n de la Pureza, establecida en la iglesia de los cl~rigos

regulares de San Cayetano, de un real diario de renta. Estos rtlti-

mos años de vida de Pedro de Ribera fueron de gran prosperidad ec2

n6mica, frente a los años de escasez de su primer matrimonio.

Finalmente Ribera morirá el 19 de octubre de 1742, recibiendo

su cuerpo sepultura e~ San Cayetano. (rtltima vinculaci6n de D. Pe-
------
dro de Ribera con nuestra iglesia).

El estudio que hizo en 1944 el .Marqués del Saltillo sobre D.

Peo~o de Ribera nos ha sido sumamente rttil,para intentar ver una

posible relaci6n de D. Pedro de Ribera con la Iglesia que nos ocu-

pa..

Desde un punto de vista constructivo, nos referiremos a las

notas que sobre Ribera ofrece Tamayo. (29)
-386-
Asi Tamayo dirá que despu~s de Jos~ de Churriguera, el barro-

co, o más bien, el llamado estilo churrigueresco, halla en Castilla

su genuino representante en Pedño de Ribera. Y que as! como admir~

mos en Churriguera al gran ensamblador y al creador inspiradisimo

de Retablos, hay que admirar en Pedro de Ribera al gran arquitecto,

singularmente~ hábil en la forma de tratar y emplear la piea.ra, so-

bre todo la de granito, logrando de este material obras tan acaba-

das y admirables, como lograra su antecesor con la madera de sus r~

tablas. Además era un gran dibujante, hasta el punto de imprimir en

sus fachadas y portadas una notable exuberancia decorativa.

La fantasía de Ribera, sigue diciendo Tamayo, cubri6 los edi-

ficios de una profusi6n decorativa inusitada, desconocida hasta en

tonoes, pues Churriguera no supo tallar en la piedra las creaciones

que esculpi6 en madera; encuadr6 los vanos con gruesos báquetones;

sustituy~ las columnas por los estípites y pilastras fajadas; tall~

gruesos cortinones, espeso y carnoso follaje, cartelas, angelotes,

temas heráldicos, ventanas circulares, frontones partidos, y mil

motivos más de originalidad personalísima. (Todos estos motivos ca

ract.eris~icos de Ribera: baquetones, pilastras, 6culos etc ••••••••

podemos apreciarlos en la fachada de San Cayetano como veremos se-

guidamente.)
-387-
DO CU fii E N 'l' O s.

1/ Partida de Bautismo de D. Pedro de Ribera . (30)

" Enla Villa de Madrid a treze dias del mes de Agosto año de

mill Seiscientos iochenta iuno yoel Ldo D. Antonio de Palazio Cura

'l'heniente de esta Iglesia Parrochial deSan Justo iPastor dedhaVi-

lla Bautize a Pedro Domingo, quenazio en quatro dedhomes iaño hijo

de Juan deRivera ide Josepha Perez su mujer queviven enla Calle

delosso Cassas de D. Juan Navarro fue su Padrino Bizente Ferrer

aquien advert! elparente s co espiritual Siendo testigos Andr~s Pe-

rez Franco Cañamares Isabel deMora ilofirme="

ANTONIO DE PALACIO=

2/ Partida de Defunci6n de D. Pedro de Ribera. (31)

" D. Pedro de Rivera ma,ri<lo de Dª Francisca Vallejo, muria en

diez y nuebe de octubre del año demill settecientos y quarenta y

dos, en la calle de Embajadores, cassas propias , no pudo recivir

los Santos Sacramentos, otorg6 Poder demancomum con la dha su mu-

ger, en diez de Abril delaño pasado de treinta y uno, ante Feo Blas

Dominguez, escrivano del n~mero de esta Villa, nombr6 por testamen

tarios a la referida su muger, a D. Barme de Castro, a D. Joseps

Alfonso Albarez y por herederos a los Padres D. Juan y D. Alfonso
-388-

de Viñeza, Clérigos Regulares de San Cayetano, sus dos hijos, y de

Dª Juana de Boituriel su segunda muger, y a D. Barme, D. Pectro y

D. Alphonso de Rivera, as! mismo sus tres hijos y dela expresada

Dª Fanca Vallejo su tercera y actual muger, y a los demas que tu-

bieren, durante su matrimonio, enterrose en la Yglesia Real de San
-----------------------------------
~:~~~~~-~~-~~!~~~~' y di6 a l a fábrica deesta de San Justo, Cie~

to y diez reales~

3/ Partida de Defunci6n de Dª Juana Ursula Boyturiel. (32)

" Dª Juana Ursul a Boytturiel muger de D. Pedro de Rivera murio

en nuebe de junio de mill settezientos y veinte y quattro en la e~

lle del Messon de Paredes cassa s frente del Conde del as Torres re-

zivio los Santos Sa cramentos, dio poder para testar al dho su mari

do en seis de octubre de Setezientos y veinte y uno ante Manuel

Bermejo escrivano Real nombr6 por sus testamentarios aldho su mari

do y a Joseph Albarez Theniente de Procurador General de esta Vi-

lla, y a D. Manuel Nara.njo e scrivano de nrtmero de Aiuntamiento y

por sus herederos a Juan Joseph Caiettano, a Alfonsso Antonio y a

Manuela Maria de Ribera sus tres hijos y del dho su marido, enterro
-----
se en San Caiettano y dio a la fábrica de San Justo zientto y qu~

rentta realesll
-389-
4/ Partida de Defunci6n de D. Juan F~lix de Ribera, padre de

D. Pedro de Ribera. (33)

" D. Juan F~lix de Ribera viudo de Dª Josepha P~rez muri6 en

veinte y nuebe de maio año de mill setecientos y veinte y dos en la

calle de Emvajadores Cassas delas monjas. rezivio los Santos Sacr~

mentos, otorg6 su testamento en diez y ocho de abril de setezientos

y veinte ante Manuel Bermejo escrivano R. dejo por su alma cien mi

sas rezadas de atres reales, su limosna. por testamentarios a D. P~

dro de Ribera, Maestro de obras su hijo, a Joseph de Rojas y a Di~

go de Bv.en Cuchillo, y por herederos al dho D. Pedro, Theresa, y a

Mathea Maurizia de Ribera sus hijos, enterrose en San Cayetano y

dio a la f~brica de esta de San Justo ciento y diez reales".

5/ Testamento de D. Pedro de Ribera. (34)
"Poder para testar de D. Pedro de Ribera y Dª Fea Ballejo su

muger ~ Abril. 10 de 1731.

" Enel Nombre de Dios todo Poderoso Amen= Sepasse por este P:!!

blico instramento de poder para testar ultima y postrimera volun-

tad, como nos D. Pedro de Ribera Maestro Mayor delas Obras de Ma-

drid ny sus fuentes y Dª Fea Vallejo ambos marido y muger vezinos

que somos deestaVilla de Madrid; yo d.ho D. Pedro de Ribera Natural
-390-
quesoy desta dha villa yhijo lexitirno de D. Juan Felix de Ribera y

de Dª Josepha Perez ••••••••••••• yo la dha D~ Fea Ballexo natural

quesoy dela ciudad de Jerez delafrontera yhija lexitirna de Pedro

Ballejo y de DB Maria r.ranuela Canseco y Castillo ••••••••••••••••••

estando corno estarnos en la rniseric·ordia de Dios buenos yen nuestro

juicio y enttendirniénto natural creyendo corno firmemente crehernos

en el rnistterio dela Santissirna Trinidad, Padre, hijo y espiritusa~

tto Tres personas Distintas yun solo Dios verdadero y entodo lode-

mas que Tiene crehe y cornfiesa Nuestra Santa Madre Yglessia Catto-

lica Apost6lica Romana, vajo de cuia fee y crehencia prottestarnos

vivir y morir corno fieles y catholicos ••••••••••• Dezirnos que pre-

biniendonos dela muertte que es cosa na;tural, y porsi Dios Nuestro

Se~or fuese servido de darnos aczidente o emfermedad quenos pribe

el sentido •••••••••••••••••• nos queremos dar poder reciproco para

que elque delos dos sobre vibiere haga yottorgue el testamento del

que falleziese segun yenla conformidad quenos lo tenemos comunica-

do•••••••••••••••••••• Declaro yoel dho D. Pedro de Ribera estube

cassado deprimeras nupcias con Dª Juana Berdugo de cuyo Matrimonio

tuba diferentes hijos y solo tengo al presente a Padre D.
- -. Andr~s

Cayettano de Ribera Religioso Profeso enel Combentto de Nuestro P~
------------------------------------------------------------------
dre San Cayettano de Clerigos Regulares yal tiempo desu Profesion
-391-
hizo renuncia de.sus lexi tirgas enfavor de Dª Juana Ursula Boi turiel

mi segunda muger cuya renuncia tengo en mi poder loque declaro assi

para que entodo Tiempo conste, Assimismo declaro yoel dho D. Pedro

de Rivera estube casado de segundas nuncias conla dha D. Juana Ur-

sula Boyturiel de ~o Matrimonio tube hijos yalpresente, solo ten

go dos quesellama~ D. Juan de Rivera y D. Alfonso de Ribera ambos

Religiosos novizios endho Convento denuestro Padre San Cayetano de
----------------------------------------------------- --------~
clerigos regulares; y por muerte dela dha Dª Juana Ursula Boyturiel

se hizo quenta y partizion deles vienes y hazienda queporsu muerte·

quedaron enttremi ylos dhos mis hijos quepasaron a,nte Manuel !-Taran

jo escrivano del ndmero desta villa loque declaro assi para que en

ttodo conste••••••••••••••••••• Assimismo declaro yoel dho D. Pe-

dro de Rivera quedel t erzer mattrimonio deque alpresentte estoy e~

ssado conla dha Dª Franzisca Ballejo tenemos por nuestros hijos 1~

xitimos a D. Bartholome de Rivera, D. Pedro de Rivera y D. Alphon-

so Maria dela Portteria de R:ivera, todos tres menores enla hedad

pupilar ymediante lamucha sattisfa.zion que tengo dela dha Dª Fea

Ballejo mi muger desde luego la nembro por tuttora y curadora de-

le.s personas y vienes deles Clllos mis tres hijos ysuyos relevandola

como la relevo dettodas y qualesquier fianzas que paxa este caso se

requieran ••••••••••••••••••••••• • • nos nombramos por testamentarios
-392'~

el uno al otro y el ottro al ottro •••••••••••••••• yo el dho D. Pe

dro de Rivera Ynstittuyo y nombro por mis unicos y unibersales he-

rederos alos a~os D. Juan de Rivera y D. Alphonso de Rivera que al
------- - --------··- . ------=
E~~~~~~-~~~~~~~~.- ::~~i~~~~-~~~~~~-~1 C~~~~to ~~==~.:~~ro P~
dre San Cayetano de Clerigos Regulares mis hijos legittimos y dela
---------------------------------------------
~~~-E:-~~~:=:-~~~~~0~~~~~~-~i.~.:~~~~~~; yassimismo alos

referidos D. Barttholome, D. Pedfo y D. Alphonso Maria de la Port~

ria de Rivera todos tres tambi~n mis hijos legittimos y dela dha

Dª Fea Ballejo mi mugar, y prebengo no ynstituyo por mi heredero

aldho Padre D.
---------- - -------
Cayetano de Rivera religioso
Andr~s
. ------
pro~eso
- -de..la
~~~~~~~-~~Ca~.:~~~' tambien mi hijo mediante la renuncia

que desus legi ttimas hizo en favor dela referida D~ Juana Ursula

Boyturiel, mi segunda muger••••••••••••••••••• yporel presentte

revocamos yanulamos y damos por nulos ydeningun valor ni efectto

ottro qualquier Testamento o Testamentos. Cobdicilios poderes para

testar, u ottra qualquier Disposizion que anttes hayamos echo por

escriptto u, depalabra que ninguno queremos quevalga ni haga fee

sino es este poder paratestar y el Testamento que ensu virtud rehi

ziere y Memoria quellebamos referida que queremos valga por nuestra

~ltima y final voluntad en aquella via y forma quemas haya lugar;

y assi lo ottorgamos antte elpresente Escrivano del Numero enla Vi
-393-
lla de Madriz adiez dias del mes de Abril año de mill settezien-

tos y treint~ uno siendo testigos Manuel Alvarez de Faes, Pedro

dela Piedra Feo Angel Alvarez Feo Eugenio Moradillo y Antonio de

Balza residentes enestta Cortte y los otorgantes a.quienes yo el e~

crivano de numero doy fee conozco lofirmaron='!

Dª Fea Vallejo

D. Pedro de Rivera

Antemi Feo Bias Dominguez.

6/ " Testimonio de la Possesion de una Casa sita en esta Vi

lla enla calle alta de Foncarral- que fue de D. Pedro de Rivera

Maestro de Obras- y de un Censo perpetuo de Tres Ducados y Tres ~

llinas de renta anual- impuesto sobre dha casa, y otras contiguas

aellas- Y requerimientos echos asus inquilinos, y administrador j~

dicial de dhas Casaspara queacudan consus alquileres desde 12 de

Enero de 1734 en adelante ala Real Casa de San Cayetano enquien r~

cayeron por larepresentazion delos Padres D. Alphonso y D. Juan de

Rivera religiosos profesos en dha Real Casa acuio Prior cedio dha

posesion- Por el alguazil Francisco Perez- ante Bernardo Bargorri

Ssno de S.M. Sello del año 17 41 !'
-394-
"Francisco dela Serna Albarcino Procurador demi Real Casa de

San Cayetano dest~ Corte. Digo que por muerte de Dª Juana Boituriel

se hizo particion de sus bienes entre Pedro de Rivera Maestro Maior

delas obras y fUentes de Madrid su marido y sus hijos herederos que
____________________________ _,....
uno deellos fue D. Alphonso de Rivera el qual entr6 religioso y pro

!~~~~--~~-~~!-~~~!~~~~~~~!o Y_!~mb~~~~:~~-~~~~~~~~~
he~ano: y conforme asus renuncias seotorg6 escritura de ajuste P§.

ra el entrego de süs legitima s ante elpresente escribano en veintey

tres de Diziembre proximo pasado demill setecientos Treinta ytres,

entre dha mi casa, y elreferido D. Pedro de Rivera, por el qual en

tre otros bienes y efectos que entrego elsuso dicho fueron una s ca

s as principales sitas enesta Villa en la calle alta de foncarral

que hacen esquina y buelben ala delas Infantas, que seavian adjudi

cado al dho D. Alphonso en la referida particion- y tambien entre

g6, y cedi6 el censo perpetuo dellas y de otras contiguas, que le

pertenecía por dha calle de foncarral, todo con elgoce desus fru-

tos y rentas para desde primero deste pre sente mes de enero en ad~

lante como consta dela dha escritura deque hago convicion y en con

formidad della~ Suplico al escrivano demandar sed~ adha mi Casay

combento y ami en sunombre la posesi6n de las referidas casas y cen

so perpetuo, que asi es justicia quepido u. Francisco de l a Serna.
-395-
Posesion- EnlaVilla de Madrid aónce días delmes de Enero año

demill setecientos y treinta y quattr0 en virtud del auto anteceden

te antemi el escribano el Alguacil Feo Perez, quelo es del juzgado

desta dha Villa dio al Padre Feo Alvarado dela Serna Religioso PrQ

curador desu Real Casa de Santa Maria del Favor de Clerigos Regul~

res Teatinos denuestro Padre s. Cayetano desta Corte l a posesion

Real, actual, corporal, civil natural, yenforma de unas Casas prin

cipales que eran de D. Pedro de Rivera sitas enesta dha Villa en la

Calle de Foncarral subiendo a l a derecha por lared deSan Luis, que

hacen esquina y buelben ala que llaman delas Infantas, como bienes

propios de D. Alphonso, y D. Juan de Rivera Religiosos profesos de

dha religion con elgoce detodos sus frutos, rentas onores y al qui-

leres•••••••••••••••••••• Enla Villa de Madrid aonce días del mes

de Enero año de mill Setecientos treinta y qu atro •••••••••• En nom

bre de l a Comunidad de dha Real Casa y por l a representacion de D.

Alphonso, y D. Juan de Rivera hermanos religiosos profesos deella,

reciven la posesion real, actual , civil, natural, y en forma deun

Censo perpetuo de tres Dttcados y tres gallinas de renta- a l año con

los derechos de lizencia tanteo y veintena y su principal correspon

diente sobre el sitio y fabrica de la referida casa de Rivera cont~

nida en la posesion antecedente y sobre l a de la C/ de Foncarral"(35)
-396-
En cuanto a la participaci6n de D. Pedro de Ribera en la Igl~

sia de San Cayetano, Moreno Villa public6 en 1928 unos dibujos de

este arquitecto que nos dejan ver sin ningdn g~nero de dudas su

participaci6n en la obra. (36)

A trav~s del resumen que hemos hecho de la monograf!a de Rib~

r a publicada por el Marqu~s del Saltillo, y de la presentaci6n de

estos documentos que nos dejaban patente l a vinculaci6n de D. Pe-

dro de Ribera con la Iglesia, tan s6lo nos faltaban algunos planos

que nos pudiesen confirmar plenamente su trabajo en s. Cayetano.

Moreno Villa no s6lo nos proporcion6 estos dibujos, sino que tam-

bi~n nos ofreci6 una serie de teorías muy interesante s sobre la

originalidad de su planta, su construcci6n, la intervención de Mo-

radillo etc ••••••••• De este modo, y debido a la importancia del

articulo de Moreno Villa, hemos decidido r esumirle, presentandele a

continua ci6n: " Estos di bujos corresponden a l a planta, secci6n y

al zado de San Cayetano. Uno de ellos, concret~ente el de l a s ecci6n,

pr esenta dos inscripciones en l a s que consta por dos veces el nombre

de Ribera y las fecha s de 1722 y 1737~ En un primer momento Moreno

Villa creyó que estas fechas se corre spond!an con l a s fechas de p ri~

cipio y fin de la obra, pero más tarde llegó a l a conclusi6n de que

significa ban los años en que Ribera tuvo l a direcci6n del edificio.
-397-
En primer lugar Moreno Villa se referira a la fachada de la

Iglesia diciéndonos que desde el entablamento hacia abajo todo es-

tá conforme al alzado de Ribera. Y lo que ha varia do es la parte

más alta. Primeramente, las dos torres, presentan un cuerpo menos

aunque sigui endo l a traza del dibujo. Luego, el hastial, que tan

bello de linea resulta en el proyeuto; es claro que se comenz6 a

ha cer como en ~ste. Quea~n arranques curvilineos, con florones a

los extremos, y el orden de pilastra y contrapila stra, con 6valos

intercalados. l a barandilla que hoy tiene delante es toda de hierro

sin pasamano granítico que era lo proyectado .

R~ cuanto a l a crtpula, por fuera, es menos peraltada que en

Ribera, pero obedece en sus lineas al original y presenta una mol-

duraci6n interesant e por lo s imple. El tambor en que se apoya ~

cambia do algo tambi~n; en cambio, las torre s y cupulillas son abs~

lutamente ribereñas. (Recordemos que Moreno Vill a escribe en 1928,

y que por lo t anto sus de scripciones se corresponden con lo que h~

bía en la iglesia antes de su destrucci6n en 1936, y no con lo que

tenemos en la a ctualidad).

Sobre el interior, dice que estudiando simultáneamente l a plan

t a y el alzado, se ven l a s cosas que perduran y l as que han variado

o no han llegado a hac erse .
-398-
El señor Villa nos ofrece la planta actual (1928) diseñada por

los alumnos del Sr . Anasagasti en la Escuela de Arquitectura de M~

drid . El atrio y los pies de la iglesia no han sufrido modificación,

y en ellos hay pequeños vestibulos con preciosas bovedillas de mol

duractdn típicamente ribereña. Los accesos a la iglesia siguen i~

tactos.

1
~s también muy interesante observar lo bien que resuelve la

forma de cuña a que le obliga la calle del Oso.

Los ábsides , de izquierda a derecha, son hoy capillas semicir-

culares, en vez de aquellas de traza eliptica que figuran en el pr2

yecto. <La cabecera fue cerrada de otro modo y tal vez como solución

previsional.

En la planta moderna se ha suprimido todo lo que ha~ detrás

de la cabecera, porque ya es más bien un laberinto que obra arqui-

tectónica; debido , sin duda, a l a demolición del convento o al arr~

glo (para salir del paso) que le sucedió . No obstante, hay en esta

parte un recinto capital, la sacristia , que puede ser de Ribera, en

tre otros detalles por la pila o aguamanil, que coincide con l a de

Nuestra Señora de la Porteria, en Avila; coincidencia que no es s&

lo de dibujo , sino de materiales , color, y distribución de ellos.

Volviendo a comparar la sección de Ribera y lo existente, te-
-399-
nemos que l a s capillas medias de las naves later~les, o sea las del

eje transversal de la iglesia, conservan el nicho primitivo y hasta

el ante-nicho, pero este ha sido modificado, resuelto con un arco

pesadote y sin gracia.

modifica ci6n ulterior es tambi~n la de la tribuna del 6rgano,

que no está resuelta en el dibujo de Ribera, posiblemente atendie!!,

do a que los Teatinos eran Orden de predicadores. En esta parte, c2

mo en el resto de la iglesia, la ornamentaci6n es ya de tipo fran-

c~s, coincidente con le, de las Salesas Reales, donde trabaj6 r~orad!_

llo. Es lástima que en la renovaci6n se hayan perdido algunos vent~

nales y puertas que se ven en la preciosa s ecci6n de Ribera. Como

dato de identidad, entre alguna de esas puertas y las de la iglesia

susodicha de Avila, reproducimos el dibujo de Moya; publicado en 1~

magn1fico que le dedica recientemente la revista de Guti~rrez Mo-

reno, Arquitectura españolaU

_______
Moreno Villa seguirá dici~ndonos que a pesar de las modifica-

ciones y mutilaciones creemos que la iglesia tiene más de Ribera
---- -------------
----------- No vemos a Churriguera por ningdn lado, y-----
que de ningdn otro. ....._________________________ lo

9;~~~~~~-~:_:t:~.d~~~ (~-~~~~) ~~!~~~:-~~~:-~~-~~~~~~' sal
vo en la crtpula que pierde peralte y se adocena.

Repasando lo s datos que da Tormp en su libro reciente Las igl~
-40ü-
sias del antiguo Madrid, (recordemos que Moreno Villa escribe en el

año 1928, por eso el libro de Elias Tormo, publicado en 1927, le

parece reciente), encontramos: "•••••••••• la extensiOn del solar

adquirido por los Teatinos se agrandO en 1689 y tambi~n en 1723"•

Esta segunda fecha para Villa es de suma importancia , ya que segdn

se de sprende de las fecha~ de los dibujos, parece que Ribera se en

cargó de las obras en 1722. Y sigue a este dato otro no menos int~

resante:"Termin6se el templo hoy subsistente (1928), en 1761. Pero

a los pies se ven es culturas ya de 1737 y los bellos herrajes del

ingreso los firma en 1730 el herrero Juan Antonio González". NOte-

se, nos dice Villa, que precisamente l a fecha de 1737 es la otra

que figura en el dibujo. De modo que l a a ctividad de Ribera alean-

za desde la segunda ampliaciOn del solar ha sta los primeros ente-

rramientos, de 1722 a 1737. Por otra parte, Jos~ Churriguera muere

en 1727. Poco pudo hacer, si hizo algo. ¿En que se fUnda l a afirm~

ciOn de ser suya la portada? Si en ella hay algdn acento que parez

oa suyo, creemos, dice Moreno Villa, que es l a herencia , de lo que

Ribera a similO. de ~1; asi se distingue por una levedad y gra cia ma

yores, empleo de Ovalos muy alargados y un floreo más ceñido y ro-

cocO.

Seguirá diciendo moreno Villa, que la perspectiva hipot~tica
-401-
~

que ofrece en este articulo da ideª perfecta de lo singular de la

planta: las desigualdades de longitud que tienen los brazos de la

cruz, la altura de las b~vedas, mucho mayor que las de las cuatro

cdpulas de los ángulos (todo ello subsistente en 1928), y las ca-

pillas elipticas que , como la biblioteca y otros departamentos con

ventuales, no llegaron a levantarse.

Una de las cosas que no se consignan en ningu.na~~:parte es la . ,.

existencia de una cripta q~e viene a quedañ bajo el presbiterio .

Los dibujos de Ribera no acusan nada tampoco. Pue de considerarse

como obra de cimentaci~n, y como tal de lo más antiguo . Carece de

adornos en absoluto . Como el dibujo de Moradillo presenta una sem~

jante, pensamos si convertiría ·.~1 en cripta lo que primitivamente

se hizo con fines constructivos nada más . Moreno Villa a continu~

ci~n reproduce el dibujo de Moradillo porque presenta una semejanza

muy grande con San Cayetano, hasta el punto de que muy bien ~ste

pudo ejercer una gran influencia en aquel . El dibujo de Moradillo

e stá fechado y firmado el 6 de marzo de 1745. Carece de la gracia

dibuj!stica rebosante en Ribera y no tiene el sistema de cdpulas

del que a continuaci~n nos habla Moreno Villa. ( esta cripta,de la

que nos habla F1loreno Villa por primera vez, sirvi~ de enterramiento

durante mucho tiempo como ya veremos en sucesivos capítulos.)
-402-

Sistema de C~pul as- Este s er~ el siguiente a specto que trate

Moreno Villa. Así dice que respecto a la pl anta que tanto extraña

a los escritores , deriva evidentemente de Santa Maria de Carignano,

en G~nova, obra de Galeazzo Ales si (1512-1572), s eguidor de Miguel

Angel. Ateni~ndose a la planta de San Pedro inscribe aqu~l una cruz

griega en un cuadrado, ,pero introduce la noveda d de no conceder a

las ct1pulas auxiliares m~s función que de linternas. " el interior

( dice Burckhart en el Cicerone), hablando de es ta i gles i a , tiene

cua tro bóvedas, una crtpula central, cuatro l a tera les, y una tribu-

na , descansando s obre pilares que son de un orden de pila stras co-

rinti a s. Es de un sublime enla ce de riqueza y sencmllez. La i glesia

ha ce el efecto de ser m~s grande de lo que es en r ealidad~

Esta de s cripción, segdn dice Moreno Vill a , puede aplicarse sin

variar a San Cayetano. Pero en e sto que t anto choca de rebaj ar l a s

crtpul as s ecundanias hast a no permitirle s l a altura de l a s bóveda s

de l a cruz, h2~ un principio netamente barroco, muy de Miguel Angel.

Analizando t,¡(;5lf flin el sistema de los interiores en Bramante y Mi-

guel Angel, dice que ~ ste, para producir el efecto sobrepotente,

reduce el t amaño de los e spacios secundarios (c~pul as s e entiende)

obteniendo a sí un centro dominante junto a l cual todo lo re st ante

queda sin liberta d ni propio albedrío. El diámetro de los espacio s
-403-

secundarios es en Miguel sólo un tercio del espacio central; mien-

tras en Bramente alcanzan algo más de la mitad. Así queda explic~

da la importante grandiosidad que tiene el centro de San Cayetano,

dadas sus no extraordinarias dimensiones. Y se explica tambi~n su

bonitisima iluminaci6n.

Para finalizar su artículo; Moreno Villa, analizará las for-

mas decorativas. Aquí nos dice que extraña que la obra haya venido

teni~ndose en conjunto como de Churriguera, ya que bastan 3 signos

para apartar a Churriguera de esta iglesia: primeramente la clari-

dad, la esquivaci6n de formas arquitect6nicas superpuestas o enchu

fadas, y luego el empleo sistemático del 6culo elíptico (no del r~

dando empleado por Churriguera) y de la pilastra (no de la columna

como es también inevitable en Churriguera).t~ñádese todavía que los

nichos y 6valos van guarnecidos con colgantes de frutas y flores,

muy finos y gentiles, muy típicos de Ribera como puede comprobarse

en todos los pa]acios suyos existentes en Madrid, más en la Iglesia

de la Monserrat, en San Jos~ y en el mismo Hospicio. Recu~rdese tam

bi~n c6mo remata la gran pertada de ~ste: con un 6valo en el cual

irrumpe el flor6n de un vaso. Y n6tese esto mismo en el nicho cen-

tral de San C&~etano. En general este enlace ascendente conseguido

por el levantamiento e inmiscuici6n de la forma baja en la más alta
-404-
es muy típico de Ribera. Y, en general también, la molduraci6n de

Churriguera es más bronca , más angulosa, más contra dictoria , más

confusa y de más r e s alte. Ofrecemo s , pa ra contraste, algdn detalle

de la obra más importante de José de Churriguera , el Nuevo Baztán~

Además del resumen que acabamo s de ofrecer del articulo de MQ

reno Villa, sobre los dibujos de Pedro de Ribera para la Iglesia

de San Cayetano de Madrid, incluimos en este traba jo las reproduc-

ciones de estos dibujos de Ribera, junto con los demás e studios,

dibujos y foto s del cita do ar·ciculo.

Como hemos podido comprobar, ~~areno Villa se inclina durante

todo el artículo a realzar l a misi6n de Ribera en l a, fábric a de s·.
Cayetano. Nosotros compartimos l a opini6n de Moreno Villa y t ambi~n

pensamos que Pedro de Ribera fue el artífice principal en l a cons-

trucci6n de San Cayetano. A lo l a rgo de nuestra investiga ci6n no

hallamos nigdn documento que nos hablará qe la participa ci6n de Chu

rriguera, ni de la cJ.e riiora.dillo. En cambio si que hemos encontra do

numerosos datos que relacionan a Ribera con nuestra iglesia . Da tos

de carácter familiar,como los nomUre s de sus hijo s y el hecho de que

ingresaran en los Teatinos. Datos econ6micos, como el de l a s ca sa,s

de l a calle de Fuenca rral. Y datos arquitect6nicos, como el encon-

trar sus planos; y ver los 6culos elípticos, l~s pilastra s,fruta s •••
PI.ANTA OE SAN CAYETANO AC-
TUALMENTE, SEG ÚN LU.; ALUM-
(;ÉNOVA.-PLANTA DE SANTA MA- NOS DE LA ESCUELA DE AR-
RÍA DE CARIGNA NO. DE Au:s1 QUITECTURA DE 11-l.<\DRIJJ.

arranques curvilíneos, con florones a los extremos, y senta una molduración interesante por lo simple. Sim-
cl-orden de pilast~a . y contrapilastra, con óvalos inter- Pli cidad que corres~onde al declive del barroco madri-
calados. La barandilla que hoy tiene delante es toda leño. El tambor en que se a•poya ha cambiado alga
de hierro; -;¡¿ - pasamatio -granítico, qne era lo pro- ~m.bién; .en cambio, las torres y cupulillas son abso-
yeétado. lutamente ribereñas.
La cúpula, por fuera, es menos peraltada que en
Ribera, ·p ero obedece en sus líneas al original y pre- simultáneamente la planta y la sección,
se 'V en 'las cosas <jue perduran, las que han variado y
las que no llegaron a hacerse. Qfre_s:emos la planta ac-
tual diseñada 1por los alumnos del Sr. :\nasagasti en

- .. ~ ...-- .......... ...
""::'~

1-~· ' -~ .. -~::·· :• .
... :¡
~
1
l'
1
· -1

GÉNOVA. -SANTA MARÍA DE CARIGNANO.-DE LA.; CÚPl"LAS
ANGULARElS NO ASOMAN MÁS QUE LAS LINTERNAS, CO~IO EN
PI.ANTA ORIGINAL DE RIB~; RA. SAN CAYETANO.

212
r

-- ~

j

RD! ATE DE OT!\A.

que figuran en el proyecto con tinta clara amarillenta.
.. Nótese también que toda esa parte no construida lleva
~e:iales de columnas, que en las _obras de Ribera apa-
SAN (AYETANO.-ALZADO SEGÚN QUEDA HOY.
recen por excepción. La cabecera fué cerrada, por
Dib. L. M oya . consiguiente, de otro modo y tal vez como solución
provisional.
la Escuela de Arquitectura de Ivlladrid, D. José Luis En la .planta moderna se ha suprimido todo lo que
Fuentes y D. Frar-cisco Jiménez de la Cruz. __g¡_ªtrio_ hay detrás de la cabecera, porque ya es más bien un
y los pjes de la iglesia no ·han sufrido modificación, laberinto que obra arquitectónica•; debido, sin duda,
y en ellos hay peque'ños vestíbulos con preciosas bo- a la demolición del comento o al a;r~glo {para salir
,·edillas de molduración típicamente ribereña. Los ac- del paso) que le sucedió. No obstante, hay en esa
cesos a la iglesia, por huecos sesgados o en esviaje, parte un recinto c<>.pital, la: sa-cristía, que 'puede ser de
siguen intactos. -~ entre otros detalles, por la pila o aguamanil
:t: I9tese que el plano antiguo lleva dos tinta~ . . La (vé·asc apunte), qu~ coincide con la de Nuestra Sef!Era
!nás clara corresponde. según hemos podido compro- de la Portería, en A v'Í·I a; coincidencia que no es sólo
bar el arquitecto D. Lu1s .:tvl oya y yo, a lo no cons- r!e dibujo, sino de materiales, color y distribución de
truído. Así, por el costado izquierdo. avanza la tinta ell!?s.
negra ju~to hasta la mitad del recinto, donde hoy Volviendo a comparar la sección de Rihera y lo
existe una capilla de igual pla,nta que en la nave
opuesta. Siguiendo aquella nave y saliendo a un patio,
pasado el ábside correspondiente-, se ve dónde y có-
mo se interrwnpió la obra.
Es interesante lo bien que resuelve la forma de cuña
a que le obliga-ba la calle del Oso.
Los ábsides, de izquierda a derecha, son hoy oa.pillas
semicirculares, en vez de aquellas ele traza elí.ptica

VARIANTES EN LA SECCIÓN; ESTADO ACTUAL.
R EM ATE DE UN A LINTERNA.
Foto. Torbado. Dib. L. Afoya.

213

- ---------------------------------
:"~~~ -<~
~ ~ .~ .·
., -.
·.

;.;~ ~ ~
f'"("ll

SAN CAYETANO.-BÓVEDA DE LA SACRISTÍA,
Foto Torbado.

SAN UYETANO.-TRIDUNA REGIA EN EL PRESBITERIO.
Foto Torbado.

..--. ...
';:(}?;:~' . -.-··--·--
... ~-~ ~~~ .... .

SAN CAYETANO.-DETALLE DE UN PASO DE LA TO- SAN CAYETANO.-UN,\ DE LAS TORRES.
RRE A LA TRIBUNA. Foto Torbado.

214
')

SAN CAYETANO.-VENTANA DE RI-
BERA. SAN CAYETANO.· - DETALLE DE LA
PORTADA.

A VILA.-SANTA MARÍA DE LA Pon.
TERÍA. COMPÁRESE EL PERFIL DE
ESTA PUERTA CON OTRA EN LA SEC.
CIÓN ORIGINAL DE RIBERA.
Dib. L. Mo3•a.

NUEVO BASTÁN (!IJADRID). VENTAN.\
DE JosÉ CH lJRRIGUERA.

N u Evo BAsTÁN (MADRID). DETALL!'
DE !.A PORTADA DE LA IGLESIA. DE
JosÉ CHURRIGUERA.
Fotos de J. Tm·bado.

215
existente, tenemos que las capilla·s medias de las na-
ves laterales, o se.~n las del eje transversal de la igle-
sia, -conservan el nioho primitivo y hasta el ante-ni-
cho, pero que éste •haJ sido modi•ficado, resuelto con
un arco pesadote, s1n gracia.
Modificación ulterior es también la de la ~
del órgano. que no está resuelta en el dibujo de Rj-
(,ra, posiblemente atendiendo a qu~ los Teatinos eran
Orden 9e predicadores. En esa parte, como en el resto
c.!.:_ la iglesia, la ornamentación es ya de tipo francés,
( oinctdente con la de Las Salesas Reales, donde tra-
bajó M:oradillo. Es lástima que en la renov:ación se
hayan perdiao algul 1os ventanales y .puertas que se

SAN CAYE.TANo.-PE.RSPEcT!VA HIPOTÉTICA. Arqt. L. Mo3•a.

SAN CA(YETANO.-DE11ALLE
EN UN Vt)STÍBULO. Com-
párese con el perfil de
Santa María de la Por-
tería. Pe-rfil de capitel
árabe.

ven en la preciosa sección de Ribera. Como dato de
identidad, entre alguna de esas puertas y las de la
iglesi:a susodi·c ha de .Avila, rep_roducimoSI e1 dibujo de
INTERIOR. Moya, publicado en el magnífico estudio que le dedic,t
recientemente .Ja revista de Gutiérrez Moreno, Arqui-
teriura espaiíola.
A pesar de las modificaciones y mutilaciones cree-

~
moo. que fa - iglesia tiene más de Ribera que de ningún
otro. No vemos a Churriguera por ningún lado, y lo
que hizo l\oforadillü--'si fué él-no afecta nada a la es-
tructura, salvo en la cúpula que, como dijimos, pierde
peralte y se adocena.
Repasando los datos que da Tormo en su libro re-
cien te Las 1'g;esias del antiguo Afadrid encontramos:
" ... la extensión del solar adquirido por los Te:atinos
se ag:¡:afích en 1689 y también en 1723". Esta segun-
da fecha es ·para nosotros muy importa~te, -·pOrque se- •
gún se desprende de los dibujos, parece que Ribera
se encargó de la cbra en 1722. Sigue a ese dato es· ~
otro no menos interesante: "Tenn inóse el tem,plo hoy
subsistente, en 1761. Pero a los pies se ven sepulturas
CRIPTA DE SAN CAYETANO. Dib. L. JJ! o ya. .YQl de I?37 y los bellos herrajes del ingreso los firma

216
d ' -Si
_Q2rta.!:
_que parezca

mayores,
gados y
coco.
~rspectiva
hi.potética que ofre-
cemos da idea perfec-ta de lo singular
de la planta: las desigualdades de lon-
gitud que tienen los brazos de la cruz,
1~ altura de sus bóvedas, mucho ma-
yor que las de las cuatro cúpula~ de
los ángulos (todo ello subsistente, y
las capillas elípticas que, como la bi~
__ .......

!.t ~ ... ~ .. "'"·-~· ··~·····
blioteca y otros departamentos ccmven-
tua1es, no llegaron a levantarse.
¡.,.. _... ' Una de las cosas que no se consig-
nan en ningw1a parte es la existencia
L. -...-·--~.,.;~1~: -~'~ : _ de una cripta que viene a quedar bajo
SAN (AYETANO .-ARHAN\Jl ' E DEL HASTIAJ., J. ADO IZQUIERDO Foto. Torbado el presbiterio. Los dibujos de R1ibera no
acusan nada tampoco. Puede conside-
rarse como obra de cimentación, y co--
en 1730 el herrero Juan Antonio González." Nóbese mo tal de lo más antiguo. Carece de adornos en abso-
que precisamente la fecha de 1737 es la otra que figu- luto. Como el dibuj·o de J\'foraclillo ;presenta una seme-
ra en el florón del dibujo. De modo que la actividad jante, pensamos si convertiría él en cripta lo que pri-
de Ribera alcanza desde la segunda ampliración del so- mitiva mente se hizo con fines cons~ructi vos nada más.
lar ·hasta los pr1meros enterramientos, de 1722 a 1737. Reproducimos este dibujo de Moradillo porque sus
Por otra parte, José Churriguera muere en 1 2 . concomitancias con Slan Cayetano hablan de -la in-
Poco rudo hacer, SI IZO a go. ¿En que se funda la nueiicia que éste pudo ejercer en él. Está f~chado
y firmado el 6 de marzo de 1745_. Carece de esa
gracia dibujística rebosante ;en el d'e Ribe~a y no tiene
el sistema de oúpu1as de que hablaremos en seguida.

Sistema de cúpulas.

Respecto a la planta que tanto se extrañ:a por Jos
escritores, -evident~ se deriva de la de Santa Ma-
l:ía de Carignano..~, en Génova, obra ele Caleazzo Alessi
(!512-1572), seguidor de Miguel Angel. Ateniéndose
a la planta de San Pedro inscribe aquél una cruz grie-
ga .en un cuadl:.i!Qo, pero 111trocluce la novedad de no
~ a las cúpulas auxi·l iares mas función que de
linternas 1). "El interior--dice Burr.khart (en el Ci-;¡_
ro11e , habÍando de esa iglesia-, cuatro bóv;edas, una
cúpula c"'ntra1, cuatro laterales y una tribuna, descan-
sando todo sobre .¡:·ilares que son de un orden de pi-
lastras corintias. Es de un sublime enlace de riqueza
y senciHez. La iglesi-a hace el efecto de ser mayor de
lo que es en realidüd."
La descri.pción peede aplicarse, sin variar, a San
yetano. Pero- en e:;o, que tanto choca, de r.ebajar
en pulas sécunclarias hasta no permJttrles la altura de
Jas l ... A~P.a. ...l,.... ...1..,. ¡..,. ......... ~... 1,,.~ ~ ..... ,.. ... : .......... ............. ...,..,.t ......... _., .... ;.,..

SAN (AYETANO.-EXTJ(E~IO DEHECHO DEL HASTIAL,
LINTERNA Y TMIIJOR DE LA CÚPULA. . (1) Véansc planta v conjunto en Con·ado Ricci, Hoch-
Foto. Torbado und Spatrenaissance in ltalien.

217
f"

l ' j / j / / '-" '• · · ·· ·'-" · ·· ~
' - - ( 1,1t .; 1.. : , · . :.,. . .. ·
~~ -
: ... - .. . ' .. · _.2 ., CD

.. ~

SECCIÓN DE IGLESIA DESAPARECIDA, FIRMADA POR FRANCISCO DE J'I'!ORAD!I.LO EN 17-15· INTERESANTE
PORQUE FUÉ SU~ESOR D E HIUJ;r{A EN ::ÍAN CAYETANO. lJIBUJO Y ESTILO MÁS SOSOS QUE !LOS DE
RIBERA.

flin (1) el sistema ele los interiores en Bramante y Mi- . 1~qlm!_51~ Chnrriguera J !). El arquitecto Sr. Gutiérrez
guel Angel, d.icé (lue éste, para producir el efecto so- llVl oreno fija en un estudio sobre Pedro Ribera {Artr
hrepoten ~, reduce el tamaño ele los espacios secunda- Espatiol) muchas características de su estilo; a ella:,
rios (cúpula ~ ·;;~;1l-iencle) obteniendo así un centro clo- ag~·egamos aquí que bastarían tres signos .nada má :;
minariú;· junto al cual tódo lo restante queda sin liber- p_a ra suprimirle a José Churri!wera esta ob.ra: prime-
tad ni · propio albedrío. El diámetro ele los espacios
secundarios es en Miguel Angel sólo un tercio del del
• -
r tmente la claridad, 1a esquivación de formas arquitec-
!t ónicas superpuesTas, o enchufadas, y luego, el empleo
.;..---... ~

e:~ r-acio cen:r~1 (d : D I : 3), = sistemático del óculo elíptico (íw dei
micntra~ en Bramante alcanzan algo ~eoondo, que es lo usado por 'Chu-
más de la mitad (entre el y D existe rr i"gue;·a) ·Y de la pilastra (n:> de la
la relació~ cie la llamada Scccióu de columna, como es tamlHen inevitah 1 ~
Oro). en éste) . Añúdase todavía que los ni-
.-\~í qurda explicada la importante chus y óvalos van guarnecid~
grandiosidad que tiene el cenl~ ro de · _colgantes de frutas y flores, muy
San Cayetano dadas sus no extra- tii1üs y gentiles. muy típicos de 1&;
ordinarias . dimensiones. Y se expli- bera ~omo puede comP._r Q\Jarse en to-
ca también su bonísima ilun:inación. ~los los palacios s ~yos que subsisten
en llVIaclricl, más en la iglesia de }\Ion-
• serrat, en . San ] ose y en e l _mi smo
Análisis de las fú;·mas. Hospicio _(hoy Museo Municip<!_Ü-
Recuérdese también cómo ren)ata la
Volviendo ahora al alzado de Ri- gran portada de éste: con un óvalo
bera ·:y - éxaminanclo las formas que en el cual irrumpe el florón de un
-aecoran el portal, extraña que haya --~so. Y nÓtese que est0 mismo ocu-
venido teniéndose este conjento co-
(I) Las esculturas son de Pedro
Alonso de los Ríos, 1!4 en 1700 (\ ' .
(I) Rcuaissauce :md Barock, pág. 83. Tormo, ob. cit.).

218
--::""~:~ >z-·~ ·c~...::_..<.:u:rn ¡ !J fiTlil rn: ! :! ¡1:.)
'\fJ1m; J:í C!:L\ !M 11 tlf.RvlOS EN El ll1TE.tUCR OC
lA CUJ:\.J!.A. ~- ,~<:~~~}~~i.t~6~~~~~
~- . ' ~~'?·- ~
----._..:_:::.:... .. . ______
.·· .
..;.:;
···., ¡

PER F IL EN LA cú PU L.\ Dt: S AI'O T.\ SAN CAYETANO.-ARRA N QU E DE LA CÚPULA CENTRAL. Foto T orbado.
MARÍA DE LA PORTE R ÍA (A VI LA),
para comparar con el de Sa n Ca-
yeta11o. Dib. L. Moya.

rre en e) nicho central de San Cayetan9.
En generaCése· enlace ascendente conse-
gúidó por el levantamiento e inmiscui-
ción de la form a baja en la más alta
es muy típico de Ribera. Y, en genenil
también, la molduración dé Churriguera
~s m:Gliroñ'Gt, más angulosa, más con- ·
tradi ctoria, más confusa y de más resitl-
te. Ofrecemos, p<;~a· ~-ont~~~t~,~~l gítn de-
·¡;¡¡e d-;-i~ "ó¡)¡;a más importan!~ de-f~
Churr~gÚera, el Nue;o B a:-st~~~-- y-·;;:05··
proponemos ir haciet{do el;-~tros -~;fu¡;e:
~:~sde-XRQU ITI,cT~ RA 1~ difereaciació;~·
que exigen ya las obras gue hoy ~~~;~~~
globan bajo la divisa- ~hurrigueresca. -.
Coti -üñestudio dete1iido ~ reo que se pn~ _
'Jr¡a \'er el ' mundo que media e.1~tre. __s}
si stema decorativo de estas dos gratH.ie,
ligur;ts' riel harrocó espaii oL

_l . . 1\fo R ~: :-.o VILLA. SAN CAYETANO .-NAVE IZ2UIERDA. Foto Torbarlo .

219

----
·anHIVJ'q "ONV~3AV;) NVS 3Q VIS3"I!Jl V"I 3Q N9I::l::>3S
;:-~~ ,; .. ~ -; - ·
.•
: ·.
.. ~ ... • • .!
... -~-·· ·· · . ---···~ ·--·· ··-~-··· · · .·

.. ,
~/~
-··
:";: ·

.... .

. '~. • '

.·~-

,,

.......
-405-
I•1 0RADILLO.-

Francisco Eugenio de Moradillo parece ser el tercer arquitec-

to de renombre que interviene en l a fábrica de San Cayetano. El pri

mero en lanzar la hip6tesis de la participaci6n de Moradillo en e~

ta iglesia fue D. El!as Tormo en 1927. Hast ~ ahora s6lo sabemos de

Moradillo que fue uno a.e los te sti gos en el Te sta.mento de Pédro de

Ribera, que acabamos de reproducir páginas antes. Pero para obtener

mayor informe.ci6n sobre este arquitecto hemos recurrido a Virginia,

Tovar. (37) En su articulo se ocupa de todos los componentes de la
fa.milia Moradillo , ya que en su mayor parte fueron arquitectos. En

primer lugar se refiere al iniciador de la dina st1a:'~las de Mora-

dillo, natural de Villusto, provincia de Burgos, y maestro de obras

que viene a l a Corte y fija su residencia en ella siendo artn muy j2

ven, ya que en Madrid contraerá matrimonio con Dfi Mar1a Garc!a. De

esta uni6n nacerán 5 hijos: Manuel, Blas, Jer6nima , Fernando y Feo

Eugenio Moradillo. Todos sus hijos varones, exceptuando a Blas , S,!t

guirán l a profesi6n de su padre. Pero sin duda alguna el que a lean

z6 mayor prestigio de todos fue Fancisco~

Antes de pasañ a hablar de Feo, haremos menéi6n a su hermano

Manuel . Este muere en 1743 y pide ser enter~ado en San Millán, de-

jando incluso un legado a la Congregaci6n del Cristo de las Inju-
-406-
rias, de la que fue Mayordomo. (Hemos querido reflej ar este dato,

que ofrece Virginia Tovar en la p~gina 25 de su art1culo, por~ue

en el cap1tulo anterior hemos dedicado algunas notas a la Congre~

ci6n del Cristo de· las Injurias , establecida en San Millán.)

A continuaci6n nos neferiremos a Feo Eugenio de Moradillo , fi

gura interesante de cara a nuestro estudio. En primer lugar Virgi-

nia Tovar nos dirá que Feo de Moradillo e s sin o.uda el que di6 en

su tiempo mayor prestig~ o al apellido, y el que realiz6 algunas

obras de evidente esplendor y magnitud art1stica. Natural y vecino

de Madrid, nace al parecer en torno a 1720, ya que en 1784 se dice

que tiene alrededor de sesenta años.

Debi6 ser el hijo más joven de los hijos varones de Blas de

Moradillo; y sus cualidades, sin embargo, fueron las más destacadas,

ya que con 15 años trabajaba ya como oficial de Manuel de Moradillo,

su hermano, en el Palacio de la Nunciatura y posiblemente en otros.

Es importante destacar tambi~n que fueron disc1pulos de Pedro

de Ribera, como nos dice l a Doc·~ora Tovar. Y esta proximidad al

maestro mayor de la Villa fue sin duda sumamente valiosa y provech2

sa para la forma ci6n de todos los hermanos, especialmente para Feo ,

quien por sus cualidades personales logrará e s calar un alto puesto

en los medios art1sticos de la Corte.
-407-
La ~ltima obra riberesca, llena de acentos equilibrados, u~

da al majestuoso barroco clasicista importado por Felipe V e Isabel

de Farnesio, fuefon la fuente directa de aprendizaje de la que se

saturará la obra del joven Moradillo.

Sus m~ritos tambi~n se han reconocido al ver su colaboraci6n

con Pedro de Ribera, en la que pas6 por todos los grados: aprendiz,

oficial, ayudante ....... Como discípulo, sin duda aventajado, y

muerto su protector, Ribera, Feo Moradillo surge casi subitamente

como figura de alto prestigio, segdn nos dice Virginia Tovar.

El 9 de marzo de 1781 reda cta su te stamento. En ~1 se titula

Ar quitecto de su ~ajestad y ayuda de l a Furrieria de su Real Casa.

Manda que se le entierre en la B6veda de l a Capilla de Nuestra Señ~

ra de Bel~n, en la igles ia de San Sebast ián, "propia de los ~rqui.t.

~

tectos maestros de obras de cuya congregaci6n y como Hermano Mayor,

que he sido me corre sponde un nicho en ella" . Manifiesta que lo:s

bienes que "entr6 al matrimonio fueron de 493.214 reales de vel16n

y 18 mars~ A su mujer, además de la dote que le corresponde, le aña

de 2000 ducados y una casa en la C/ del Niño .uReparte gran parte de

su hacienda entre sus parientes, -~!_~~~~-~-~n C~ye~;::~, s. Pa~

cual Bail6n del Prado, Capuchinas y Franciscanas". Es importante e~

te dato que nos da V. Tovar sobre repartir su ha cienda con S.Cay etano r
-408-

CAPITULO IV : CONSTRUCCION DE LA NUEVA IGLESIA TEATINA.

Como podemos comprobar, nuestra iglesia ha sido un tema muy

debatido por diversos aspectos. Desdichadamente, carecemos de la

documentaci6n necesaria para poder afirmar o negar las diferentes

hip6tesis que se han lanzado sobre ella, y ante esta situaci6n se

seguirán planteando nuevos interrogantes en el futuro. Tan s6lo

uno de sus aspectos polémicos ha podido esclarecerse: la inicia-

ci6n de sus obras en el rtltimo tercio del siglo XVII, y no en el

siglo XVIII, como se pensaba durante los siglos XVIII y XIX.

El primer investigador que pudo aportar alguna documentaci6n

sobre este punto fue D. Luis Olbés Fernández en 1925. Después de
él, los demás investigadores empezaron a desconfiar de las afirma-

cienes aportadas por los autores de los siglos XVIII y XIX, como

Ponz, e indagaron para poder corroborar los datos que ofreci6 el

señor Olbés.

Nosotros hemos hallado varios documentos relativos a la ini~

ciaci6n de las obras de la Nueva Iglesia de los Clérigos Regulares.

Y a continuaci6n los ofrecemos por orden cronol6gico, intentando

precisar la fecha en que se empez6 a construir la iglesia que nos

ocupa.
-409-
1- Las primeras noticias sobre l a construcci6n de una nueva

i glesia para el Convento de san ··oayetano las tenemos en 1669. En

este año s e entabla un pleito entre Dª Maria Lariz y el Convento

de San Cay,etano, ya que DB Maria Lariz, como heredera de la fami-

lia de D. Diego de Vera, reclama el Patronato de la Iglesia. Pero

los ci~rigos niegan su derecho a este Patronato, y ante esta situ~

ci6n tan conflictiva Dª Maria decide renunciar,a lo que piensa son

sus derechos, a cambio de una capilla en el crucero.

En 1671 los clérigos quieren comprar a Dª Maria Lariz dos ca-

sas, ya que pretenden ensanchar la iglesia de su convento.

Y por rtltimo en 1672, los alarifes tasan las mencionada s ca-

sas que Dª Maria va a vender al Convento, y además ésta cede la e~

pilla que iba a ;.tener en el crucero a cambio de 18.000 reales,

En primer lugar nos referiremos al pleito de 1669. (38)
11 D. Cayetano Pasareli Prep6sito del Convento de San Caietano

de esta Corte y D. Gon9alo Cavallero de Isla marido y conjunta pe~

sona de Dª Maria Lariz de Soto Mayor y Toledo porsi y como madre

tutora de D. Juan Criado de Castilla y Vera su hijo y de D. Alenso

Criado de Castilla su primero marido, como ma s aya lugar de derecho

decimos que por el mes de Diciembre del año pa sado de seiscientos

y sesenta y cinco dha Maria pa recio ante uno de los tenientes Al-
-410-
caldes de esta Corte y ante el presente escrivano y pid~~-!~-E~~=

sion de diferentes Vienes libres que habían quedado por muerte del

dho D. Alonso como heredero de Dª Catalina y Dª Maria de Vera sus

tias hermanas y herederas que fueron de D. Diego de Vera hordonez

y Villa quirán cavallero de la horden de Calatrava y entre otros

Vienes se aprehendi6 la posesion de tres pares de casas contiguas

al dho convento y del Patronato de su Iglesia, aloqual en cuanto a
--------------------------- -------------------
la Possesion del dho Patronato seopusieron el prep6sito y religio-

~~-~~-~~~~~!~~to, ~~~~~~~~~~~~~~-~~~E:' y no haverse fundado

la Iglesia por el dho D. Diego de Vera y ~~~-~~~~~~-~~~~~-~~-~~i

cio mui dilatado enque despu~s de haverse pressentado diferentes p~
----------------
peles enhorden a comprovar que fue 'ltnica y priva.tica del dho D. Di~

go la fabrica y fundacion dela dha Iglesia Se recivio la causa ap ru~ .

ba y abiendo echo provan9as salieron los vecinos de aquel Varrio y

religiosos y con ellos se bolbio a recibir nuevamente la causa a

prueba y se hicieron por todas las partes proban9as y dho pleito se

halla con clusso y enastado dedarse sentencia y porquelos fines y

determinaciones son dudosos , nos haparecido util y conbeniente aju~

tar dho pleyto, y que para ello dha Dª Maria por si y como madre ·:tu

tora del Dho D. Juan Criado de Castilla y Vera se aparte de cuales

quiera derechos que la puedan tocar y pertenecer y al dho su hijo .
-411-

al Patronato referido cediendolos en favor del dho Padre Prep6sito

y Convento y su Iglesia para que desde aora y para siempre setenga

por libre y no sujeta a Patronato y q~e dho Prep6sito y convento en

lugar de la pretesion de dho Patronato aian dedar y den con efecto

al dho D. Gongalo Cavallero y De Maria Lariz de Soto Mayor y D.

Juan su hixo y a sus herederos y subcesores una Capilla en el e~

cero de la dha Iglesia que es la colateral al lado de l a Epistola

que su adbo cacion es de San Andrés Avelino que fue religioso de la

dha horden en laqual ayan de tener su entierro privativo= y ellos y

sus herederos y subcesores y l as personas aquien le perteneciere a~

d~ ser enterrados Conprohivicion de g~e sin sulicencia y consenti-

miento in Scriptis no se ha depoder dar sepoltura aotros: y Conque

el Conbento y su Comunida d ayan de salir perpetuamente a recivir

los cuerpos que se hubieren de enterrar en dha Capilla y aian de p~

ner enellas una lámpara y en l a pared dentro del a misma Cap illa una

piedra y un rotulo en que se diga haver dado el Convento dha Capilla

a lo s susudhos por la Buena Memoria del dho D. Diego de Vera enagT&

decimiento de haverles dado el sitio y capilla de Nue s tra señora del

Favor que fue el principio de la fundacion de dha Iglesia y su Con

v ento ••.••.•.•••••••..••...•..••....... "
-412-
En 1671 se habla de comprar dos casas a Dª Ma r ia La riz , par a

ensanchar l a i gle si a del convento. (39)

" En l a Villa de Ma drid a Veintey ocho di a s del mes· de octu-

bre de 1671 años. Ante mi el e scrivano y t estigo s parecio D. Pedro

Bravo de Uro s s a residente en e st a Corte a qu ien doy fee que conoz-

co y dijo qu e r epecto el Rmo P. D. Feo Antonio Carrafa Prep6 s ito y

demá s Pa dre s vocale s del Combento de Nue stra Señora del Favor della
- --------------------------------
orden de clerigo s regulares de San Caye·cano paraefecto de ensanchar
--------------------------------------------------------------
l a i gl esi a de su combent o ·cienen trat ado y concertado de compP.ar a
--------------------------
D. Gon9alo Cavallero de Isla y Dª Mari a Lariz de Toledo su mujer 2

casas qu e tienen y po s een. l a una en l a ca lle de los Emba j ador e s y

l a otra en l a call e del osso y amba s en l a par r oquia de San Jus·co y

Pa stor. s obre las quales estan repartida s 2 ducados de zenso perpe-

tuo acada una con el derecho de licencia t anteo y veintena que a di

cho otorgante pertenece como poseedor del vinculo y mayora zgo que

dejo y fundo el lizenciado Mathias Uro s s a su tio ya difunto".

Pero sobre l a venta de e s t a s casa s de Dª Maria La riz tenemos

además otro documento. (40)

" D. Ca rlos por l a graci a de Dios rey éle Castill a ele Leon de

Aragon de l a s Dos Sicilias de Jerusalen de Portugal de Navarra de

Granada de Toledo de Valencia de O~lioi~ de Mallorca de Sevilla de
-413-
de Cerdeña de C6rdova de C6rcega de Murcia de Jaén de los Algarbes

de Algeciras de Gibralta.r de las Islas de Cana.rias de las Indias

Occidentales .: Islas y tierra firme del Mar Oceano Archiduque ele Au_2

tri a duque de Borgoña de Bravante y Milan conde de Apsburg de Flan

des del Tirol Rosellon y Barcelona Señor de Vizcaya y de Melina . Y

la Reina Dª Mariana. de Austria su madre como tutora y Governadora

de los Reynos y Señorios= Por cuanto por parte de Vos D. Pedro Br~

vo de Urossa begino de la Villa de Madrid nos ha sido echa relacion

que sois poseedor del Vinculo y mayorazgo que fund6 el Lizenziado

Mathias de Urossa cura que fue de Palacio y Comisario del Santo Ofi

cio y entre etro s bienes com que consiste sendos zens sos perpetuos

de a dos ducados de rrenta cada uno con derecho de tanteo lizencia

y veintena sobre ~~~~~ti~~~:_~~~ en que están fundados ~!_pe~-

~~!~~-~:-~~~~~~~~~~-~!_!~!~ biuda de D. Alonso Cria do de Ca~

tilla por si y como tutora y curadora de D. Ju¡:m Criado de Castilla

su hijo y del dho D. Alonso su marido y lo s cuales están en l a. calle

de los Embaxadores y en l a del Osso linde con la Yglesia. y Conbento
-------------------------------------------------------------------
de San Gaetano desta Vill a y por ser muy viexas necesitan de muchos

reparos y por esta causa Dª Maria Laris y D. Gonzalo Cavallero de

Isla con quien esta ca sada en s egunda.s nupcias tiene trat.ado ele ven
--------------------
derlas al dho Conbento de San Gaettano para la nueba yglesia que se
-414-
!~~!~-~~-~~~~-~! cuia venta no se puede efectuar por rragon de

los dhos censsos perpetuos y con esta consideraci6n as habeis conb~

nido y concertado con ~1 en cederle el derecho que teneis a ellos

por rrazon de ser bienes del dho m~orazgo . que fues s emos servidos

de daros lizencia y facultad para bender los ill1os zenssos como la

vuestra merced fuesse.

Por t anto mandamos al Escrivano o e scrivanos q.nte quienes soli

citaren y otorgaren las dhas escripturas que yncorporen en ellas el

traslado de esta nuestra facultad para que se guarde y cumpla y no

se exceda de lo ~n ella contenido y a los del Nuestro Consejo Presi

dentes y Oydores de las Nuestras Audiencias y Chancillerías y a

otros cua lesquiera Jueces y Justicias destos Nuestros reynos y se-

ñorios que guarden y cumplan y ~gan guardar y cumplir e sta nuestra

cart a y lo en elra contenido.

Dada en Ivladrid a 29 de Septiembre de 1671 años= Yo la Reyna=

Yo D. Jer6nimo de Cuellar Secretario del Rey nuestro Señor le Hize

escrivir por mandato de su ma gestad= el Conde de Villaumbrosa= Do-

tar D. G:ii;rcia de Medrana= El Cono.e Casarrubios= Registrada : D. Pe'-

o.ro Cast añeda Canciller Mayor="

Como acabamos de leer en este documento, se quieren comprar 2

casas para poder hacer una nueva iglesia para el Convento.
-415-
Si lo s dos documentos anteriores, el del Archivo Hist6rico Na

cional y el del Archivo Hist6rico de Protocolos, nos hablaban de

que el Convento quiere comprar a Dª Maria Lariz de Toledo dos casas,

para l a fábrica de la nueva i glesia que pretende hacer, los dos nu~

vos documentos nos hablaran de la tasaci6n que realicen los al arifes

y de la renuncia de Dª Maria a la Capilla del Crucero a cambio de

18000 reales.

En el primer documento,(41) nuevamente se cuenta el motivo del

pleito entre Dª Maria Lariz y el Convento de San Cayetano. Pero a

partir del folio 48 se dirá lo siguiente:

"••••••••••• Dho pleyto sealla conclusso y en estado de darse

sentencia y porque los fines y determinaciones son dudosos. Nos ha

parecido util y combeniente el ajustar dho pleyto y que par~ ello

dha Dª Maria por si y como madre y tutora del dho D. Juan Criado de

Castilla y Vera se aparte de todos y qualesquiera, derechos quela

puedan tocar y pertenecer y al dho su hijo al Patronato referido

cedi·é ndonos todos en favor del dho padre Prep6sito y Combento y su

Iglesia para que desde aora y para siempre se tenga por libre y no

sujeta a Patronato y quedho Prep6sito y Combento y su yglesia en lu

gar de la pretension de dho Patronato ayan de dar y den con efecto

al dho D. Gon9alo Cavallero de Isla y Dª Maria Lariz de Sotomayor y
-416-
D. Juan su hijo y sus herederos y sucesores una Capilla en el Cru-

cero de dha yglesia que es l a colateral al lado dela Epístola que

su advocacion es de San Andr~s Avelino que fue religioso de la o~

orden en la cual ayan de tener su entierro privativo •••••••••• ••••

y que el dho D. Gongalo y su mujer y sus herederos y subcesores pu~

dan poner en la dicha capilla sus··Armas y las de los Veras dejando

lo a su arbitrio y seleccion y que asi mismo paramayor firmeza de

este ajuste y atajar en los tiempos venideros nuebos pleytos y di-

ferenci a s tenemos tratado y aju stado deque ~~~~E~~~~~~~~

~~nti~~~-~~-~~E~~ de que se tomo la dha pose s ion ~~-~~t~

sar por dos alarifes nombrados por ambas partes q~e son porla del
-----------------------------------------------
dho D. Gongalo Juan Del~do, y por la del dho Preposito y Combento

a Leonardo Leal y que lo que importare la tas sa dho preposito y Com

bento ayan de tomar y compren dhas cassas bajandoles del precio y

tassa . •••......•••......•........ "

En el folio 51 se continua del siguiente modo: ••••••• ;•mn la

Villa de Madrid a veinte y nuebe día s del mes de noviembre de mil

seiscientos y sesenta y nuebe años en cumplimiento del Auto de diez

y ocho deste pressente mes yo el escriva.no hice notorio lo conveni

do en la Pension a Leonardo Leal y a Juan Delgado Maestros de obras

y Alarifes desta Villa nombrados por las partes los quales habiendo
-417-
entendido y aceptado como aceptan el dho nombramiento y jurado a

Dios y auna cruz dijeron unru1imes y conformes que han visto y ta-

ssado y medido por mayor y menor las casas querefiere dho pedimento

en la forma siguiente:

Primeramente han medido la cassa quehace esquina ala calle de

los Embajadores y calle del osso y tiene por l a calle de los emb~

jadores quarenta pies de largo y por las espaldas quarenta pies de

fondo y por la fachada dela calle del osso sesenta y dos pies de lai

go y por las espaldas quarenta pies y por la otra linea setenta y

ocho pies que hacen en planta 2600 pies superficiales •••••••••••••

tassaron la dha cassa en trece mil y quatrocientos reales de Vellon.

Y asi mismo hanmedido unas cassas parla parte de arriba lindan con

la yglesia y por la parte de abajo con las casas arriba referidas y

por la calle del osso tienen treinta y dos pies de fachada y cinquen

ta y medio defondo y luego alarga un recodo del fondo veinte y seis

pies y catorce pies por las espaldas hacen la planta de mil nove-

zientos y ochenta pies superficiales ••••••••••• • •••• Tasaron los

pies y fabrica de dhe,s casas en diez y nuebe mil y seiscientos re~

les de Vellon.

Conque entrambas dhas cassa.s pies y fabrica dellas montan trein

ta y tres mil reales de Vellon'~
-418-
Posteriomente, se nos vuelve a hablar de que D~ Maria y D. Go,!!

zalo quieren una capilla en el crucero para el enterramiento de su

familia. Pero en el folio 52v asistimos a un cambio de ideas:

"••••••••••••• hemos experimentado algunos Incombenientes y en

e special el que puede hazer de que ~~~~~!~-~gl~~~~~~!o sitio

y dandose como s in duda se abra de dar su Patronazgo alquela f abri
------------------------------------------------------------- -=
que puede haber grande ·tropiezo sobre la forma y calida d que aya de

tener. la capilla que se hubiese de subro gar en lugar de l a que se

ha ofrecido y sobre quien debe costear su f abrica y adorno a que es

justo ocurrir sin llegar aexperimentar semeja~tes pleytos mayormell

te quando la dha Dª Maria ni el dho D. Juan su hijo nece sitan de e~

t a capilla en su entierro pues tienen otros asi en esta ce~e . oomo

fuera de ella porloqual y por quitarse de toda s diferencias tienen

ajustado el que por la estimaoion del patronato de dha Capilla aya

de dar el Combento ala dha maria Lariz diez y ocho mil reales mita d

de contado y el resto dentro de un año~

En este texto hay un dato de capital importancia para nosotros,

ya que adem~s de todos los problemas que llevaron al dilatado plei-

to entre Di! ~~aria y el Convento, tenemo s un nuevo conflicto: que la

iglesia se va a cambiar de sitio. Ante este nuevo problema Dª Maria

d~cide renunciar a la menciona da capilla a cambio de 18000 reales.
-419-
Para finalizar con el tema de Dª Maria Lariz y el Convento de

San Cayetano, nos referimos a otro documento que trata de nuevo el

tema de las casas que Dª Maria le va a vender al Convento. (42)

" En la Villa de Madrid a 16 dias del mes de jullio de 1672

años, estando en el Conbento de Nuestra Señora del Fabor de la Hor
---------------------------------------------------------~
den de clérigos regulares de San Cayetano, en la sala Capitular del
----------------------------------------- -----------------------
a son de campana t añida como e s uso hordinario para conferir y tra
------------------------------------------------------------------
tar las cosas tocantes al servicio de Dios nuestro Señor vien y uti
------------- -
lid~d del por ante mi el e s crivano y te stigos se congregaron y jun

taron especial y señaladamente el Padre D. Feo Antonio Caraffa Cal i

ficador de 1~ Suprema y General Inquisic.ion y Preposito Y el Rmo.

Padre D. Cayettano Passarelli Predicador de su Magestad y asimismo

Calificador de l a Suprema y Visi tador general de la horden de San

Cayettano: el Padre D. Manuel Calas cibetta y el Padre D. Domingo

Riccio predicador General del dho conbento y el Padre D. Geronimo

Mayo y el Padre D. Andrés Selora todos religiosos professos y la m~

yor parte de los bocales del dho conbento y por los demás ausentes

y benideros prestaron bastante boz y caucion que staran a lo que

aqui se contiene y no irán contra ello en manera alguna con obli~1

cion que hicieron de los vienes y rrent as espirituales y temporales

del dho combento= y dijeron que por qu ando en veintte y nueve dese~
-420-
tiembre del año Proximo Passado demill y sseisoientos y setentay

uno, D. Pedro Bravo de Urossa vecino de esta Villa de Madrid como

poseedor del vinculo de Mayorazgo q~efundo el lizenoiado Matias de

Urossa oura.que fue de Pal~oio y oomissario del Santo Oficio ••••••••

Declaró le perteneoian entre otros bienes el Vinculo y Mayorazgo

que el difunto dexo. fueron censos perpetuos deados ducados de ren

ta dada uno con derecho de licencia, tanteo y veintena. So bredos
------
~~~-~_::-~~~~~ enque estan fundados q_uepertenezen A Dªr.~aria Laris

deToledo mujer quefue de D. Juan Criado de Ca stilla por si y como

madre tutora de D. Juan Criado de Castilla su hijoy con dho su ma-

rido queestan enasta Villa enla calle delos Embaj a dores y enladel
-----------------------------
~~~~~~~~~-!!_~~-~~bento denuestraseñora del Favor y respecto

de estar muy viejas y deterioradas y queneoesitan demuohos reparos

por cuy aoaussal adueña DªMariaLaris y D. Gon9alo Cavallerosuse~

do marido teniantratado de venderl as al dho oombento par al anueva
------------------------------------------------------
!~!;:;::~~~~;:E~;:~_:~~~~~~=> lo qua.l no sepodia efectuar poroaussa de

los dhos Censso s perpetuos y enesta oonsideraoion se oombenoido dho

D. Pedro_enzeder el derecho que tenia dediohos oenssos y paraoodel

dhomayorazgo en favor deldioho Combento".

Los diferentes textos que acabamos de leer, nos dej an ver el~

ramente que en 1671-1672 el Convento de San Cayetano tenia pensado
-421-
construir una nueva iglesia, aunque todavía no se habia empezado .

2- Los pr6ximos documentos que vamo s a tratar ya nos hablan

de la construcci6n de la nueva iglesia, y todos ellos se refieren

a D. Sebastián de Angulo y a su esposa Dª Felipa Martinez .

El primero de ellos dice lo siguiente: ",••••••••••• En el no!!!

bre de Dios todo poderoso Amen= Sepan los que bieron esta publica

Scriptura de te stamento ultima y postrimera voluntad como nosotros

Sevastian deAngulo y Dª Phelipa Martinez sumuger vezinos de esta Vi
------------------------------------------------
lla de Madrid ••••••• •• o..... Y en el remanentteque queda.rey fine~

r e dettodos nue stro s vienes derechos y aziones, assi muebles como

r a.y zes que nos tocany perttenezen y puedan tocary Perttenezer enqua!,

quier manera asi enesta Cortte como fuera della dexamos y nombramos

por nuestro unico y unibersal heredero •••••• • •••• al Combento deSan
-------------------------------------- -----------------
~~~~~-~~aVil!~~~2:~~' y a sus Religiosos, para quetodo

el dho remanente le lleven, ayan y hereden con labendizion de Dios

nue stro Señor y l a nue stra y lo distribuyan y ga,sten en beneficio
-------------------------
dedho eombentoy fabrica desu ygle s sia y como mas les pareciere ••••••
-------------------------------------
Lo otorgamos assi ante el presente escrivano y testigos enla

Villa de Madrid a tre s días del mes demarzo año de mill y seiszien

tos y setenta y quatro ~ ( 43)
-422-
Al dejar D. Sebastián de Angulo y su esposa Dª Felipa Martínez

al Convento de San Cayetano como ~nico y universal heredero, decidi

mos buscar su testamento, para intentar ampliar los datos que sobre

ellos teníamos. Fue curiosa esta bdsqueda porque nos encontramos 2

protocolos que nos hablaban de su testamento. Uno con fecha de 12

de enero de 1674 y otro de 3 de marzo de 1674.

El Testamento de 12 de enero, (44) nos aportaba los siguientes
elementos: " Es nuestra voluntad quenuestros cuerpos seanenterrados

enlaYglesia c1el combentto dení'a Sra del Favor orden de San Ca.yetano

desta Villa de Madrid frentte dela capilla de Santa Rosalia •••••••

Es nuestra voluntad que nuestros entierros vayan ala dha Yglesia de

San Ca.yettano perlé!, calledelas cabestreros al a delo sso donde esta

l apuerta principal paraque los quel os vieren pidan a Dios nuestro

Sr. perdonen nuestras culpas ••••••••• ••• ••• y Mandamos al dho con-

vento de Nuestra Sra del Favor orden de San Cayettano destadha Vi-

lla donde mandamos se entierren nuestros cuerpos •••••••••••••••••

Todo lo qual m¡;¡~damos aldho Combentto •••••••• y a condicion eldho

combentto nos ha de dar lasepultura para losdhos nuestros entierros

y disponer de dha sepultura como de cosa nuestra propia ••••• otor-

gando escriptura de propiedad de ladha sepultura ••••••••••••••••••

Lo qual hago por esta Ra9on yporvia de manda y limosna para la
-423-
fabrica él.eia yglessia queendho Comben"b.tosehade hacer •••••••••••••• 11

Como acabamos de leer, D. Sebastian y Dª Felipa dejan ª1 con-

ven·~o como su -dnico heredero a cambio de obtener una sepultura pr.Q

pia en su casa. Pero el siguiente documento que tenemos sobre el

Testamento del señor Angulo,es mucho rn~s in-teresante para nuestro

estudio, ya que nos dice que la nueva iglesia ya est~ empezada. El

Testamento é.mterior,con fecha de 1º de enero habla de la Iglesia que

se ha de hacer, mientras que este nuevo testamento <le 3 de marzo nos

dice que la i glesia est~ empezada a fabricar. Si estos datos s on C.Q

rrectos, fijaríamos en los primeros meses de 1674 el inicio de las
obras en la fábrica de San C83etano.

A continua ci6n ofrecemos un resumen de los datos m~s interesan

tes del Testamento del 3 de marzo. (45)

11
En primer lugar encomendamos nuestras almas a Dios nf>o Señor

que las crio y Redimio a costa desu Santissima Sangre Pasion y mue..t

te y mandamos mue stres cuerpos ala tierra de donde y para donde se

formaron, y e s nuestra Voluntad, que sean enterrados enla Yglesia

del Combento denuestra Sra del Favor orden de San Cayettano desta

Villa de Madrid enla bobeda que cae debajo de su capilla amortaja-

dos enel Abito de Nuestro Padre s. Francisco y que el dia del enti~

rro de ca da uno de nosotros si fuere aora competente senos dira M
i
-4all-

sa de cuerpo presente como es costumbre y si no lo fuere se exeoute

eldia siguiente, que asi es nuestra voluntad••••••••••••••••••••••

Asi mismo mandamos deun Acuerdo y conformidad aldho Combento de

nuestra señora del Favor, orden de San Cayetano y a san Andres Abe

lino un zensso que tenemos, y nos pertenece de quatrocientos Ducados

de plata de Principal ysus Reditos ympuestos por Antonio Rodríguez

de Abarca y Dª Francisca Ramirez sufiadora afavor de francisco Pei-

ron de Bedoya quenos lo bendio Juan Shnchez Murillo y Dª Maria Pei-

ron su muger como consta dela Escriptura queestaennuestro poder= Y

tambien mandamos aldho Combento dos escripturas . La una de dos mill

y quinientos Reales. echa porel~~o Juan Antonio Rodríguez deAbarca

en favor delos dhos Ju1:m Sanchez Murillo y su muger, que nos perte-

nece por zession que della nos hicieron los susso dhos= Ylaotra de

dos Mil y quatrocien·hos Reales contra los bienes y herederos del

LizenciadoLucas de Careaga difunto porque tenemos ganado mandamien-

to de execucion contra elsus so dicho y sus biene s y conquesean

echo algunas diligencias antePedro de Carea~cl scrivano de Provincia

su hermano y heredero= Yesta manda hacemos aldho Combento en Remu-

neracion de la Sepultura, que nos a dedar para nosotros y nuestros

descendientes acabada quesea la yglesia que esta empezada afabricar
-------------- -· ----------------------------------
enla Capilla Mayor junto alas gradas del Altar adonde seande trasl~
-425-
dar nue stro s guessos y seadeponer lossa a costa del dho Combento con

nue stros nombres lo qual tenemos assi a justado conel Pa dre Prepo si:,

t o y Reli gi osos deldho Combento de que ancle ha cer obli gacion y por

e st a caussa ha cemos dha mano~ y tambien p~~~~~~--~-~-~~E~~~~-~~

dha yglesia yen Remuneracion delo s muchos agasa jos quenas anecho y

ha cen, y que Creemos, no s encomendar an a Dios nuestro Señor; lo qual

s eade executar assi y para ello seles entregar a l a s dhas escripturas

quel a stengan por Titulo suyo conla s qu ales y e st a cl ausula baste P.§:

ra su cobranza sin que necesiten de otro instrumento •••••••••••••••

Y para cumplir y pagar e s t e nuestro te st amento y lo que queda decl.§!:_

r ado y l a s mandas y legado s enel Contenida s nos eligimos por nues-

tras Alba zea s y t estament arios el uno al otro y el otro al otro. Y

mas a l Rmo Pa dre Prep6sito quee s ofuere del dho Combento de San Ca-

yetano. Y al Padre D. Francisco del a Dueña yal hermano Franci s co R,2

driguez Religio s os dedho Combento. Y al dho Manuel del Olmo. y a D.

Feo Navarrete vecino s desta dha Vill a •••••••••••••••••••••••••••••

Y en el Rem¡;mente que qü.e quedare y finc are detodo s nue stro s bienes

derechos y acciones asi muebles como r ayzes quenas tocan y pertene-

cen y puedan tocar y pertenecer enqual quier manera a si enesta Corte

como f uera della de jamos instituy mos y nombramos por nue stro ~nico

y unibersal heredero, en todo el dho Remanente Cumplido y pa gado e~
-426-
te nuestro testamento y todo loque enel queda declardo, para des-

pues de nuestros dias deentrambos, porque como queda dicho arriva

el que sobreviviere de nosotros adeser usufructuario dellos: Aldho

Co~~~~!~-~~~~~-~~~!~~-~~~!~-~~-~~~~~-~-~~~~~ y asus Religio-

ssos ~~-~~~-!~~~~~-~~~~~-~~~~~~!~-~~-~le~~-~~~-~~~E~~~ co~

la bendicion de Dios nuestro señor y lanuestra y lo distribuyan y

~~!~~-~-~~~~!~~io ~~~-~~~-~~~~~to_~bri~~-~~~~-~~~~~~~ y como

mas les pareciere combiene al Servicio de Dios nuestro Señor y qui

sieramos tener mucho mas que dejarles porla satisfacion qu e tenemos

de que ensus oraciones y sacrificios nos encomi endan a Dios nuestro

Señor : ••••••....••••••••..••••...••.•.•• "

En el mismo Protocolo que tenemos los dos Testamentos de D. S~

bastián de Angulo y su mujer, se encuentra el inventario de lo s Bi~

nes muebles y r a íces que les pertenec!an.

3- En 1677 D. Cristóbal Estopani dé Milán, y Dª Isabel Mart1

nez de Burgos, ceden unas casas j a rdin al Convento de San CByetano,

ya que tiene empezada una Iglesia que será muy costosa. (46)

" Escriptura de Donacion queotorgaron D. Cristoval E¡:;topani y

Dº' Ysavel Martinez Abascal su mujer en favor del Convento de san C.2-_

yetano desta Corte. En 29 de henero de 1677.
-4a1-
El pase poPesta Publica Scriptura dé Dona cion perpetua comonos

D. Cristoval Estopani na tural delos estados de Milan y Dª Ysavel

Martinez Abascal sumuger na·tural del Balle deC&,rriedo enlas monta-

ñas de Burgo s vecinos deesta Vill a de Madrid= Dezimos quepor quanto

thenemos ynos pertenezen por nue stros bienes propios unas casas ja~

din y acesorias, que estan enesta dha Villa enlacalle del tribulete

quea orallaman de San Agus·tin que l os ubimos y compramos de Matheo

Aguado . Porescriptura debenta Real ot orgada porelsuso dho anue stro

favor enestadha Vill a endiez y nueve delmes de Diziembre del año pa

s ado demill y s eisciento s y s etenta ante Cristoval debadaran e s cri-

vano deprovincia= y otra s casas enesta dha Villa enla cal le del me-

s on deparedes que hazen e squina al adha del tribulete quenos perte-

nezen porescriptura debenta Real otorgada a nue s trofavor ••• •• • ••.• •

y asimismo nos perteneze una Guerta deort aliza que fue de D. Juan

dela Lana y esta aloultimo del a calle delos Emba jadores destadhaVilla

arrimada alapuerta del campo y por aba jo arrima aladha calle delme-

son de Par edes delaqual senos despacho b enta judicial porel Lizenci~

do D. Miguel r.iuñoz • •• •• • • ••• y otras ca sas consucorral ene st a dhe. Vi

lla enladha ca lle delmeson de Paredesque ubimos y compramos de Se-

bastian Bravo •••• • • •••••• ••• ••• •• • • yta.mbien thenemos y nos perte-

necen otras casas enestadha Villa enla calle quell aman dela oz mas
-428-
aba jo de nuestra señora del Pilar enloba jo deladha calledel meson

deparedes y hazen e squina porlaparte dearriva ala calle del amor de

Dios ba j a y por l a de aba jo lindan concasas de PedroGa rri do quees-

tan porentra da al a clha Guerta y l as ubimo s y compramos •••••••••••••

Y porque con elfavor de Dios nue stro Señor tenemos determina do deha

zer y disponer fundar yasentar unamemoria de mi s a s rrecadas todos

los dia s dela ño perp etuamente par a siempre j amas par aanvas alma s y

las deto dos nuestro s difuntos y quee st a adeser enel Convento d enue~

tra Señora delfavor orden decleri gos ~~~~~~~~~~!~-E~~~-~

Cayetano deest a corte conquien lo tenemo s comunica do y a justado, y
--------
respecto dee sto y delmucho amory cariño quetenemGB a esta Reli gion

por mucha s caus sas y motivo s que a ello nos anmovido y princi palmen

te aque~-!~~~~~~to_~~-~~~~~~~~~-E~~~~-~~~~~~~~-~~~~~~~~~

!~~~~~ tiene~-~~~~:_~!:br~~~~!~~~~-~~~~~~-~~-ob~~~~~-~~~!o
sa enunion a todo lo rreferido y por el servicio de Dios Nuestro Se-

ñor y par a el aumento y pro s ecuzion dela dha f abrica y quese pueda
---------------------------------------------------------------
adel antar= no s lo s dichos D. Cri stovcü Estopani y Dª Ysavelmartinez

Abascal su muger thenemos ajusta do y determina do juntos y deuna-

cuerdo pornosostros mismos y ennombre denue st ros herederos y sub-

ce s ares pre s entes y porbenir deha zer Dona cion cesion Renunci a ciony

traspaso detodas las ~~as Casas j a rdin acesori as y guert as con to-
-429-
das aquideclaradas a fabor deldho convento ysus Religiosos para siem

pre j amas y para, el dho efecto y fabrica de l a dha y glesia conla ca~

gay obligacion delas dha s dos misas rrecada s cadadia todos los del

año perpetuamente pornuestras almas y las dedhos nuestro s difuntos~

11
Escriptura d.e aceptacion que otorgo el convento de Se..n Caye-

tano desta corte en 30 de henero de 1677.

Los señores D. Cristoval Esto pani y Dª ysavel r~Tartinez Abascal

su muger vecinos deesta dha Villa enella y en Veinte y nuev~deste

dho año porante el pre sente e s crivano hicieron y ot~~~~~~-~!~~~

del dho convento y sus religiosos y para a~~da a l a f abrica delay-
------------------------------------------------------------------
~~~ si~¿;:~e s t~-~~~~ga~_:: y culto de ella escrip·tura de Dona cion de-

unas casas j ardín •••••••••••••• ya ora los dhos Rmos Padres consi-

derando l a gran utiliél.ad que s esigue aldho convento deobra, t an pía

y del servicio de Dios Nuestro Señor quieren hazer ladha a ceptacion

yponiendolo enexecucion porlapresente y por si mismos y ennombre d~

todos los demas Religiosos del él~o convento presentes y porbenir

otor gan que aceptan l ad.ha e s criptura o.e Dona cion ••••••••• • •••••••• 11

. Tambien con fecha de 1677 tenemos el Testamento de
d- Jos~ -
16

pez , en el que no s dec!a que corri6 por su cuenta l a obra de l a Igl~

sia de San Cayetano junto con su padre Marco s L6pez . Por lo t anto la
-430-
iglesia en 1677, además de e star ya iniciada, contaba con estos 2

Maestros de Obras. No nos detenemos más en habla r de Marcos y Jos~

L6pez, ya que en el capitulo dedicado a los ar quitectos de l a Igle-

sia, les dedicamos un apartado .

5- En 1683 nuevamente se habla de l a "Iglesia nueva"d.el Con-

vento de San C~yetano. (47)

"••••••••••••••• balgaportal mi testamento ultima y postrimera

voluntad yque se executeguaro.ey cumpla todo lo que enelsecontiene

contodo cuydadoy puntualidad enaquellabiay forma que mexor haya 1~

gar de dho que e s dhoyotorgado por mi la o.ha Dª Maria delapalmay Ye

pes estando enlas ca s sas principa les dela dha señora D. Guiomar Va-

negas ~~~~~~-~~~-~mba~~dore~-!~~~te d~~:~~ay~~~~~-~~~~a-

del convento de San Cayetano Parrochia de San Justo y Pastor por an
----------------------------
te el presente e s crivano y te stigos en la Villa de Madrid a diez y

seis dias del mes de henero demill seisciento s y ochenta y tres

años" .

6- En 1685 D. Bartolom~ Saez di6 1100 reale s al Convento para

ayuda a l a fábrica de l a "Nueva Iglesia". (48)

"Carta de Pago que otorg6 el Rmo P. Prep6sito de San Cayetano
-431-
D. Juan Bermexo. En 29 de Jullio de 1685.

En la Villa de Madri él. a Veinte y nuebe dias del mes de Jullio

de mill Seiscientos y ochenta y cinco años antemi el scrivano y te~

tigos- El Rmo Padre D. Juan Bermexo Prep6sito del - comvento dela Ho~

den de clerigos regulares de San Cayetano destaCorte queade serlo

el pre ssente escrivano da fee y como salen nombro otorgo y confesso

haver recibido y cobrado delSeñorDonBartolome Saez de Vera Capriscol

dela Santa Yglesia Cathedral de Osma persona en cuyo poder paran los

los mrs hacienda y efectos quequedaron por muerte del Señor D. Ber-

nardo de Velasco que fue de dha Santa yglesia. Por mano del señor

Atanasio~Rodriguez de Carriedo Racionero secretario de su cabildo.

Es assaver Cient Ducados de Vel l on que v~len mill y cient reales
--------------------
los mismos queleandaclo y pagado y mandaron S'ediessen al dho Comben
---------------------- ------------
topara ayuda a la fabrica de la Nueba Yglessia ••••••••••••••••••• "

7- En 1686 Dª Maria Alvarez cede unos derechos de cobro al

Convento de San CAyetano, para la fábrica de su "Nueva I glesia" .(49)

"Pocler que otorgo Dª Maria de Al barez viuda de G~spar dela Pe-

ña enfabor del Convento de Sa,n Ca.yetano desta Corte. En 12 de Ju-

llio de 1686.

En la Villa de Madrié!_ a Doze dias del mes de jullio de milly
-432-
seiscientos yochentay seis años antemi elescrivano de su Magestad

Dª Maria Al varez vezina desta Villa viuda de Gaspar de la Peña Mae.§.

tro mayor de las Reales obras de su magestad su heredera unibersal

instituida por tal en el testamento ••••••••••••••••• Como heredera

del dho su marido sobre l a obra que hizo en la y glesia sobre lo qu~

ay pleyto en el Consejo de l a Ciudad de ~oledo ••••••••••••••••••••

traspasa sus derecho s y acciones reales y personales y es su volu~

tad que lo que procediere y ,:::~~E~~ del dho derecho sea~~~~~=

bierta en la fabrica de l a nueva Yglessia del dho combento de San
------------------------------------------------------------------
Cayetano ••••.••••.• .. ~
------ e o o e o • • • • • • • • • • o"

8- En 1688, Jl..ntonio Martinez, Maestro de Obras, traba j a en

la~ fábrica de la nueva iglesia del convento de San Cayetano. (49)

"En la Villa de Madrid a 26 de abril de 1688 Antonio Mártinez

que as! se dijo llamar y ser maestro de obras y vezino de sta Vill a

quevive en l a calle delos embaxadores cassas del Combemto desan Ca-

yettano, elqual habiendo jurado como serequiere prometio de desir

Verdad ••••••••••••••••••• dijo quelo que puede dezir es q~eel es

testigo, a muchos dias travaja en la fabrica délª' Iglesia q.u eesta
---------------------------------------------------------
haziendo el combentto desan Cayettano destacorte y comotal vio de-

~~~::_!:~-~~~~~!_~~~_::~~~~:~:::~~-~~~:-~:;_!:=:~:ic:;, sobre losqu~
-433-
les siempre oy dezir que elmayorazgo deles Urossa tenia Zensso pe~

petuo y el derecho delizencia tanteo y veintt·ena, pero que dho com-

bentto los havia comprado, al poseedor dedhos mayorazgos coymtt·er-

benzion dela camara de Castilla. Pero quese quedavan conla carga y

gravamen de pagar sus cr~ditos rreditto s dequedesto estavan siempre

con cuydado perno poder tener libre y desembarazada su y glessia, y

mas s queaora nezesitavan de proseguir consuobra y paraeste efecto

nezesitaban dedho suelo queesta, muy mal parada quees posehe Dª M~

ria Muñoz sobre laqual el dho mayorazgo tambien tenia zenso perpetuo

•••••••••••••••••• tres suelos e stan y a incorporados en la fabrica

dela Iglesia que dho Combentto haze ••••••••••••••••••••••••••••••
------------------------------------
En l a Villa o.e r~adrid a Veintte y tres dias o.elmes deabril demill

seiszientos yo chenta yo cho años ••••••••••• En el Combento de San

Cayetano en presenzia de miel escrivano les dijo y propusso que vien

savian y les constava como dho Combento esta fabricando Yglesia pa-

~~~~-~~~:~~~el_~ul~~-di~~~' y que para ayuda a su f~brica les ha-

bia dejado por herederos de su hazienda Sevastian de Angulo y Dª

Phelipa Martinez su muger por cuya caussa y pa.radisponer dela, dha,

ha zienda ha.via s ido prezisso acudir ante monseñor ntL~zio a pedir

lizencia par a dar cobro a dha hazienda •••••••••••••••••••••••••• • •

La cassa queesta conttigua a dha. fabrica quees la que a ora dho co.m
-434-
bento nezesitta parasu prosecuzion quees posehedora deella Dª Mari-a

Muñoz; las memorias del señor lizenciado D. Mathias de Urossa Cura

que fue de Palazio tenian diferentt.e s zenssosperpetuos enellas y d~

recho de t anteo, lizencia y veintena que por esta caussa nos epodra

continuar dha obra por los grave s ynconbenientes quedespue s resul t~

ria y queaora se reaonoci an ••••••••••••••••••• el veinteyu..no de Se,E,

tiembre del año passado demilly seiszienttos y ochenta y s iete como
----------------------------------------
nez esitava proseguir dha f abrica lo qual no podian hazer a caussa

de dhos zenssos perpettuos les suplicava respectto az er obra depi~

dad y para dho culto diesen permisso aladministrador de las memori~s

•••·••••••••• con l a dha permuta quedarian libres y desembarazadas

dhos suelos para quesin embarazo se prosiguiese dha fabric~••••••••"
---------------------------------------

9- Eln 1688 tenemos varios documentos de Dª Maria Muñoz y el

Connvento de San Cay etano, ya que para continuar l a fábrica de su

igles i a el convento necesite. comprarle unas casas a Dª IJiaria Muñoz.

El primero de estos documentos e s del 16-V-1688. (50)

" En l a Villa de Mfi\drid. a 16 dias del mes de mayo de 1688 años

ante mi el e scrivano y testigos los Muy Reverendos Padres D. Luis

de Abanuza que lo es del muy religioso Conbento de San Cayettano

desta Corte horden de clérigos regulares= D. Juan Bermejo Vissita-
-435-
dor general= D. Antonio Montero Vicario=D. Bernardo de Salinas=D.

Feo de la Dueña= D. Ignacio Antonio de Arauja todos bocales y que

segun sus institutos hazen cuerpo de comunidad haviemdose juntado

para este efecto en su Sala Capitular a son de campanB, como se acqg

tumbra para tratar y conferir las cosas tocantes al servizio de Dios

N2 Sr. Vien y utilidad de su religion prestando los susodichos vozy

cauzion por los ausentes y que passaran y trat ar an sin contradiccion

por lo que en esta scriptura va menzionado y de la otra el Revere~

disimo Padre ~aestro fray Sevastian Martinez de la horden de predi-

cadores Prior del Real Conbento de Nue stra Señora de Atocha egtra-

muros de esta Villa; y el Sr. D. Joseph Reynal te Cavallero de la ho,E.

den de Santiago del Consejo de su fllagestad y de su Junta de Apose,!l

to Cavallero Regidor y Decano desta dha Villa como Patronos de la,s

Memorias que fund6el licenziado D. Mathias de Urossa Comisario que

fue del Santo Oficio y cura del Real Palacio de su Magestad= y dij~

ron que por cuanto entre vienes y rrentas sobre que stan ympuestas

dha s Memorias ay algunos zenssos perpetuos sobre diferentes casas

que estan en esta Villa y en especial sobre algunos que estan en la

calle que llaman del Osso contiguos sus sitios a dho Conbento ·e n-

tre los quale s dhos zenssos ay tre s ; los dos deados ducados y el

otro de a quince rreale s de rrenta y tributo perpetuo en cada un año
-436-
con lo s derechos de ~t ant eo lizencia y veintena que t ocan y perten~

zen como dho e s a dhas Memorias cuyos s itio s e st an yncorpor a do s en

l a f á brica que dho conbento ha ze de su y glesia los do s deados duca

do s en virtud de f a culta d de l a Cámara que se le conzedio con la f~

culta d de que a f abor de dha s Memoria s dho Conbento ynpu s siese de

nuebo •••••••••••••••••• Y e s assi que a ora de spues de todo lo ref~

ri do pa ra continuar l a fábric a de l a dha y glesia el dho Conbento tie
------------------------------------------------------------~
ne yntento de conprar una ca ssa contigua del en l a dha calle del O~· ·
-------------------------------
so que es al pre s ente de E~-~~~i a MU11o~ ve zina de st a misma Villa.

y aviendo entendido que a simi smo tiene l a calidad de zensso perpetuo

a fabor de o.has !llemorias dio Memorial en l a Junt a que dhos Patronos

della s hubieron el dia 21 de septi embre de 1687 haziendo rela zion

de lo referido y concl uyendo re specto de s er obra de Pi edad y par a

el culto divi~o s e conzedio lizencia par a que s e pudie s se haz er pe~

mut a de d.hos zenssos a otro que dho Conbento tiene par a que cuando

llegara el caso de poder entrar en l a conpra de dha casa no tuviera

enba.razo •••.•••••••••••••• ·="
" El Prep6si;io y Religiossos de l a Comunidad de San Cayetano

desta Corte-dize- que el dho conbento paga al mayorazgo qua ba c6 por

muerte de D. Pedro Bravo de Urossa su s obrino por diferent e s zens s os

perpetuos que e stán car gado s s obre diferentes cas s as incorporadas en
-437-
suyglesia y conbento quatro ducados de vellon por una parte y ' por

otra quince reales en cada un año Y E~~~-E~~~~~~~~-~~-!~-~~!~

~~~-~~~~ tiene necesidad de o·!;ro peda9o de sitio tarnbien zensso pe.!:

petuo el dho mE~,yorazgo y lo s que paga el dho Conbento e stan conpue.§.

tos con la misma carga sobre que saco despacho de l a Cámara de ~as-

till a. y depósito lo prozedido de sus veintenas en el Depositario ~

neral por mandado el CJ.ho Consejo="

Los textos que a cabamos de recoger,del libro del señor Olb~s,

vamos a completarlos yendo a las fuentes de informa ción que nos pr2

porciona el Archivo Histórico Nacional. (51)

" •••••••••••• D. Pedro Bravo de Urossa •••••••••• qu edaron sus

vienes Reduzidos arnemorias, como alpresentelo estan y entreellas son

quatro zenssos perpetuos, ympuestos so@re quatro ~~~ que l as tres

deellas estan yncorporada s enlayglesia que dho combento esta hazien
-----------------------------------------------------------
~; y los dos zenssos deellos heran deados ducados cadauno, y otro

de quinze Reales, el otro es de treinta reale s sobredichas cassas

contigua.s a dha I glesia y quesean deymcorporar enella de que alpre-

s entte es posehedora Dªf<larie, Muñoz vezina de st a Villa ••• •••••••• ••

D. Pedro Bravo de Urossa poseyendo al dho mayorazgo por escritura

que otorgo ante Manuel de Vega escrivano que fue de Numero de stavi-

lla en 9 de septiembre del año demil seiszientos y zinquentay seisl!
-438-
10- Con fecha de 6 de junio tenemos dos nuevos documentos,

que tratan el tema de Dª Maria Muñoz y el Convento de San Cayetano.

El primero de ellos dice lo siguiente: (52) "EnlaVilla de M~

drid a cinco dias delmes de junio de mill seisciento s y ochentay

ocho años antemi el e s criv8~o y testigos parezio Dª Maria Muñoz ve-

cina desta dha Villa dueña y poseedora de unas cas sas que estan en-

l a calle del osso della dela parrochial de San Justo y Pastor della

en linde de cassas porla parte deabajo que perteneze a la yglesia

y combento de San Caye-Gano desta cortte y porla dearriba de Dª Ma-

riana de Morales y por las espaldas del mismo combento y de D. Pe-

dro Gutierrez de Miranda que las uboy heredo de Ana Gonzalez del

Campo muger que fue de Lucas de Velasco sutiaya difuntos vecinos

que fueron desta dha Villa= y dixo quepor quanto sobrel a s dhas ca~

sas y suelo dellas esta puesto y fundado un zensso perpetuo de mill

mrs de renta en cada un año con derecho delizencia t anteo y veinte-

na en favor de el vinculo y mayorazgo que fundo el lizencia do Ma-

thia s de Urossa deque fue rtltimo possedor D. Pedro Bravo de Urossa

su sobrino en que subzedio por el derecho de sus memoria s y como P~

tronos dellas el Rmo Padre Prior del Convento de N. Sra de Atocha

dela horden de Predicadores de Nue stro Padre Santo Domingo extramu-

ros destaVillay el Rexidor mas antiguo della y enestte estado pareze
-439-
que los dhos patronos hizieron trueque y permuta de el dho zensso

perpetuo con el dho convento de San Cayetanoconotros suyos por scri~

tura que entre las partes seotorgo enesta o~a Vill a en diez y seis

demayo prossimo passado deste pressente a ño ante Antolin de Solis

escrivano de su magesta d y de db~s memorias porla qual dieronzedi~

ron y tras passaron el dho convento el dho zensso perpetuo con el

dho derecho y paraquelegozasse le tubiessey dispussiesse del como

de cossa suyapropiayle subrogaron en supro pio lugar comotodo mas en

particular secontiene en dha scriptura en Virtud dela qu al subzedio

el o~o convento enel dho zensso perpetuo ycomoya suyo pro pio, por

el Padre Francisco Rodriguez relixioso y procurador del dho conven-

to se dio peticion ante el señor lizenciado D. Andr~ s Pinto deLara

Theniente deCorrexidor desta Villa •••••••••••••••••••••••••·•····"

El segundo de estos documento s del dia 6 de junio de 1688, lo

encontramos en el Archivo Hist6rico Na cional (53) , pero no vamos

a ofrecer aqui su contenido, ya que es muy parecido al que acabamos

de presentar, o_e igual fecha .

11- Para finalizar con el tema de Dª Maria. Muñoz y el Conven

to de San Cayetano de Madri d , tenemos un documento de 1705 concer-

niente a D. Pedro de Rica lde. (54)
-44<>-
n En l a Vill a de r.ladritl a 16 dia s del me s de marzo del año de

mill s eteciento s y cinco antemi escrivano y te sti gos D. Pedro de Ri

calde vecino destavill a de Madrid di9o quees poseedor de una s cassas

que est an en l a calle del Os so •••••••••• y el otorgante l a subo y he_

redo de Dª maria Muñoz sobre l as qu ale s e s t aba impuesto y ca r gado un

zens s o perpetuo de mill mrs de r renta ca da un ano •••••••••••••••••

que Da Maria reconozio a f abor del Conbento de S. Cay etano en 5 de

junio del año pro ssimo pas sado de 1688 •••••••••••••••• D. Pedro de

Ricalde como t al poseedor de otras ca s sas otorga quetiene y recóno-

ce al dho conbento y r elixiosos del por dueños y s eñores del o~o zen

sso perpetuo ••.•.••.....•.... .. e ••••• •••••••••••••••• $ •••••••••••• "

12- En 1690 t enemo s un documento en el qu e D. Feo Rodriguez ,

como procura dor de San Cayetano y te st ament ario de D. Sebastián de

Angulo y Dª Felipa Martinez, decla r a tener mucho s gasto s en l a fá-

brica de l a nueva i gle si a que e stán f abricando. (55) De e s te docu~

mento pre s entamo s una fotoco pia.

" Enlª Villa deFiíadri d aqu e,tro dias del me s de junio de mill

s ei s ciento s ynoventa años ante mi el e s crivano yte sti go s- El Paclre

Francisco Ro dri guez Relixio sso y procura dor del Conv ento deSanta

Maria delfavor orden de clerigos Regl a res deSan Cayet ano de st a Carte.
-441-
••••••••••••••••••• Ya Caussa delos ~~~~~-~st~~-~~~-~~~!~E~~~~~

tiene Enl a fabrica dela nuebaYgle s ia que se Est a fabricando y seba
-----------------------------------------------------------
continuando eneldho su Comben·!:;o •••••••••••••••••••••••••••••••••• ~'

13- En 1691 tenemo s dos documentos que nos hablan de l a nu~

va iglesi a que se e stá ha ciendo, al tra tar el tema ele una salida de

a,guas.

En el primero de estos documentos se di ce lo siguiente: (56)

" El Procurador delé.1, Ca,ssa Real de San Caetano= ante U. pareze

y dize que adeservir dedar lizencia par a sacar al medio dela calle

un conducto dediferente s patio s dela dha ca ssa por junto al a porte-

ria por nohaver otraforma pa r a ello re specto de e st ar porsu
. l a do la
...r-

~gl~~~~~~~~~pordonde antes corrian yser prezisso dar esta forma,

y porque es l a entrada mas principal •••••••••••••••••••••••••••••• "

El segundo documento, t ambi~n con fecha de 1691, di ce (57):

" P. Pri or General ele San Cayetano, par a hacer un conducto .B~

r a dar salida a l as a guas de los pat io s del dho Convento, en la e~

lle de Embajadores.

P. D. Juan dePinedo Religi oso y Procura dor General delaca sa

Real el e Nue stra Señora Santa Maria del Fabor delaorden de cl eri gos

regulare s de Nue stro Pa dre San Cayetano deestacorte. Comomas ayalu-
-442-
gar de derecho parezco ante Us y digo queladha casa tiene necesidad

dehazer un conducto pe,r asacar l as agua s deella y c1eUnos patios que_§;

rriman a él.iferentes piezas y ala Capi tü.lar enquesejunta el Supremo Co_u

sejo deYtalia quando biene ªsus funcione s aél~a casa y aotra s bibien-

da s ••••• • •• • •••• • •• haz en grave per juicio porser mucha s l as a gua s

y sumirse en dha s pieza s elqu al e s muy nece sario parae s cus ar dho per

juicio y tiene determina do hazerle y s a carle debuena fabrica arrima-

do alest a nque ~~~~~E~-~~~~~~~~~-!~~~~~-~~-~~~~~~~-~-~~~~~~-~~

~~~~~!~_Y que de s envoque alconducto dela.call e delo s emva. j adores

sinque sirva deenbaraco ni e storvo a lguno par a,loqu e.l necesita deli-

zencia de u. s. y pa r aquet engo, efecto y dha ca sa Real pueda hazer y

sacar dho conducto a l a dha calle enla forma rre ferida s inningun

ympedimento=

Pido suplico a Us s esirva de dar y. ccnzeder adha Casa Real la

lizencia que enesta petizicn serrefiere y ccnell a el de spa cho nece sa-

rio para que pueda ha cer y ejecuta r el dho Condu cto segun y como por

ella sepide.

D. Juan de Pinedo ~

14- En 1702 tenemos otro docu.mento, que no s habla de l a nueva

i gles i a que el convento está constru.y endo . (58)
-443-
11
Enla Villa der4adrid, a seis dias del mes deFebrero de mill

setecientos y dos años, ante mi el e s crivano y te stigos. El Pad~e

D. Gonzalo deCuellar y Medrano Religioso Sacerdote Vocal y Procur~

dor delConvento y Casa Real deNuestro P. San Gaet~no deesta Corte,

en nombre y en virtud de su poder •••••••••••• Y digeron que par a

que esto estan convenidos y ajustados, y por, y por la presente se

convienen, ajustan y conciertan en que el dho Antonio Gonzalez se

obliga de dar y entregar, y portear a su costa, y con su ganado pa

ra !afa~~~~-~~~~=-~~ta~~~~~~do_~~!~-~~~!~!~~~~-~=~~-~o~

vento y Ca.s a Real. Dos mill cargos de pi edra de pedernal delos Ze-

rros del Lugar deVallecas Jurisdicion deest aVill a , para mazi zar las

zepas y zanjas, que se han de abrir para este efecto en el sitio de

cthaYglesia y enel termino de treint á me s es •••••••••••••• 11

15- Para finalizar reproduciremos el texto que se public6

en la Gace-~a de Zaragoza,el 18 de Agosto de 1761, donde se nos cue.!!.

ta la inauguraci6n de la Iglesia de San Cayetano de Madrid. (Ofre-

cemos una fotoco pia de este documento) .

11
El Jueves 6. del presente mes (de a go sto), por la tarde, lo s

Reverendos Padres Clérigos Reglares de San Cayetano hicieron Proc~

sionalmente la solemne Traslacion del Augusto, y Venerable Sacrame.!!,
-444-
to del Altar, desde su antigua Iglesia al nuevo, Suntuoso, y magni

fico Templo, que se acaba de construir ~ expensas de la Catholica

Real Piedad de nuestro Rey, y Señor Don Carlos Tercero, (que Dios

guarde) y de otros piadosos afectos corazones; executandose esta

Procession devota con assistencia del Real Consejo de Hacienda, en1

nombre, y por representacion de nuestro Catholico Monarca, como P§

trono, que es de esta Real C~sa . El nuraeroso Concurso de Personas

de la primera distincion, que iba alumbrando con la mayor modestia,

y compostura, y el bello adorno, y limpieza de las Ca lles, en que

se esmeraron a porfia sus Habitadores causaron una gran edificacion.

Luego, que su Mag. entr6 en su nueva Iglesia, se cant~ el Te Deum ,

~ que se sigui~ la Salve ~ Nuestra Señora por l a Capilla de esta

Real Casa, a compañada de muchos Individuo s de las de otras. Al dia

siguiente comenzaron las obstentosas Fiestas de colocaci6n, dando

principio a ellas, y authori zandolas con su presencia el referido

Real Consejo; l as quales duran hasta mañana , ~ estimnlos de l a Dev2

cion de mucho s ~cmos. Grandes, y Señores de la Corte, reconocien-

dose ahora mas que nunca la general aficion, que se tiene al Glori2

s o San Ca.yetano, y a su Apostol ico Instituto~ (59)

----------------------------------
o 5 lO 20 30 40 M.
euu- 1 1

1

IGLESIA DE SAN CAY ETANO
"111 · u ufo 1¡ 1) !"1)
- / ·'/} "tJ.I ./ , J.\ .l , J. / . •'/' UIIIJJ(I
011
o fl "'"'!
0 0
0
:: " \ - - - - ,. . .. o o :1
.. ::::::::::) ~
o o ' _. . . , _ _ _ _ _ , _ _ _ _ __ . . . . . ; . _
.~-:' ..•'~·· . .
.
. ,;.,'... o .._
...... . .
o /1 o
·.. ::
1 o.
," .~
t 1 t,~
.·> f.
• o
''
·. \
-445-
CAPITULO V : FESTIVIDADES EN LA IGLESIA DE SAN CAYET~O .

En 1739 ·cenemos un "Ramillete y solemne Dia rio de las Fiesta s

má s clasicas que se celebraban en toda s las I gles i a s de ~·1adr icl ", el!

crito por Sebastián Alva rez de Pedr osa. (60)

Este libro en su primera página lleva l a aproba ción del R. P.

Antonio Cortecedo (de los Clérigos Menores, Predicador de su Casa

de el Espiritu Santo, de e st a Corte). En l a referida aproba ción s e

dice que el Ramillete festivo compue sto por el licenciado Sebastian

Alvarez de Pedros~, Pres bitero, pos ee un de s eo ar diente con el que

s olicita que lo s fieles frecuenten los Templos, par a que l as s olem

nidades que en ellos se ejecutan perciban f ruto s de aprovecham ie~

to espiritual. Y contim1a. con l a s siguientes pal abras : " Por lo

cual doy de dictamen que no contiene cosa opue st a a nuestro s Ca t6li

co s Dogmas y buenas costumbre s , y consiguientemente merece e ste

frondoso Ramillete eterni zar su buen olor, y hermosur a en l a est am

pa . A 5 de Febrero de 1739"•

A continua ción tenemos la licencia del Ordinario: " Nos D. Di~

go Iv1oreno, Pre sbytero, a bo gado de lo s Reales Cons ejos y Theniente

Vicario de e s t a Villa de Madrid y su Partido: Por el pre s ente d~mo s

licencia para que se pueda i mprimir e imprima el libro titulado "R.§!:,

millete Festivo, y s olemne Diario de l a s Fiestas de Madrid" compuel!
-446-
to por el Licenciado D. Sebastian Alvarez de Pedrosa, y reconocido

por el Reverendo Padre Antonio Cortecedo. Nos consta que no con-t;i,2_

ne cosa opuesta a nuestra Santa Madre I glesia, Fe Cat61ica y buenas

costumbres. Madrid a 8 a.e Febreto de 1739"·

Vistas las licencias con que contaba el libro para poder ser

publicado, pasaremos a resumir los a spectos más interesantes para

nosótros, es decir, todos aquellos puntos que afecten al Convento

de San Cayetano. As1 Alvarez de Pedrosa nos dice que todos los do-

mingos del año se expone el Sant1simo en el Colegio Imperial, Casa

Profesa y Noviciado, con Ejercicios Espirituales, y explicaciones

de la Doctrina en la Capilla de los Remedios de San Gin~ s , Capilla

de Nuestra Señora de la Aurora en San Francisco, en San Salvador lo

mismo; en San Cayetano, y en el Oratorio de San Felipe Neri, con E.

Espirituales y Pláticas por las tardes todos los 1 2 Domingos de mes.

Otro diaJ importan·t;e en la semana en la Iglesia de San Cayetano

será el mi~rcoles. As1 Alvarez de Pedros~ dice que todos los Mi~r-

coles del año hay descubierto en San Sebas·tián, con explicación de

la Doctrina por la tarde. En San Cayetano, donde se ganan muchas in

dulgencias 'Wisitando el Altar del Santo; y los primeros !r!i~rcoles

del mes hay Indulgencia Plenaria en dha Iglesia de San Cayetano. En

el Espíritu Santo, de clerigos Menores, tambi~n hay descubierto ha~
-447-
ta mediodia.

Después de ver los dos dias de la semana más importantes en la

Iglesia de San Cayetano, pasaremos a estudiar los dias más importan

tes a través de los diferente s meses del año.

~1 Enero, nos sigue diciendo Pedrosa, hay visperas muy solem-

nes en S. Antonio Abad y en ~:~-~:~~~~~~! el dia 16.

El 17 de Enero "San Antonio Abad, fiesta muy solemne en su C-ª.

sa, Calle de Hortaleza, con Octava de Sermones, descubiertos y m~-

sica los 8 6 10 dias siguientes al del Santo. Fiesta en los itali~

nos con mucha m~sica , fiesta en S. Salvador, en S. Sebastián y en

Santa Cruz. En s. Cayetano fiesta y procesión •••••••••••• Es te dia
---------------------------------
visitando los altares de s. Antonio de los Portugueses, se gana lo

mismo que en la Basilica de San Pedro de Roma".

En Febrero sólo tenemos un dia importante, el dia 2. En este

dia dos Pedrosa dice que Nuestra Señora de las Candelas, o de l a

Purificación, tiene muchas procesiones en su honor; y en especial

en Palacio, s. Nicolás, en el Buen Suceso, en Antón Ms.rtin, en s:.

Ildefonso, =~-~~-~~~=~~~-~~~-~~~~~~~~~~-~~~~~~~etc •••

La próxima fiesta importante se celebrará en el mes de Junio.
-448-
El dia 11 de juni9, :Alvarez de Pedrosa dice: " Oy se comienza la e!

lebre ~~~~~~-~~~-~~~~!~' en su Casa de Nuestra Señora del Fa-

vor, con gran solemnidad los nueve mi~rcoles antecedentes al: d!a de

San Cayetano".

El d!a 29 de Junio, Fiesta de San Pedro y San Pablo, Pedrosa

nos dirá tambi~n que hay !~~~!~~~-~~~-~~~~~~~·

En el mes de Julio hay varias fiestas de importancia . As! el

______________
d!a dos Pedrosa dirá que hay fiest a en ._____ _ con
s. Cayetano indul gencia

y Salve con mdsica.

El dia 9, en San Oaretano hay una fiesta de carácter muy sole~

ne.

El d!a 15, dice Pedrosa: " Fiesta muy solemne en S. Jorge por
la Real y primitiva Congregaci6n de Santa Rosalia, a l a invenci6n

de sus Reliquias. ~~!~_:~~~~~~~~!~~~-~-~~~-~~~~Sui~-~~~~~-

Ro~~!!a, y en las dos casas de Agoni zantes donde hay reliquia s de

la Santa !.'

El d!a 2l,nos sigue diciendo Pedrosa: " ~!~-~~!~:Y:;r_!:!_!ie~

!~~~-~~~-~~!r~~~~~' ~~~~-~_:::~~-~~~-~~-~~!~qu~~-~~-!~-~~~~"·

Pasamos ya al mes de Agosto, mes en el que se ce~ebra la festi
-449-
vidad de San Cayetano. Aquí Pedrosa nos dice que el día 6 finaliza

la Novena en honor de San Cayetano; y además h~ vísperas muy so-

lernnes en su Iglesia.

El día 7 de agosto se celebra la festividad de San Cayetano.

Sobre este día Pedrosa dice: " San Cayetano, Fundador de los Teati

nos. Gran solemnidad en su iglesia, con asistencia de las Cornunida

des: Hay Indulgencia Plenaria, y se adoran las Reliquias Insignes

del Santo". Estas Reliquias consistfan en una carta escrita por el

propio Santo, y una porción de tela de la Capa con que celebraba.(61)

Si pasarnos ya al mes de septiembre, vernos que los días 4,5 y 6
se celebran fiestas en hónor de Santa Rosalía de Palerrno.

El día 21, festividad de San Mateo Apóstol, Pedrosa dirá: "En

San Cayetano hay una Reliquia del Santo Apóstol~

En Noviembre, el día 10, Alvarez de Pedrosa dice: " Fiesta en

San Cayetano, con jubileo, a San Andr~s Avelino, y se expone un d~

do del Santo!.'

El 15 de Noviembre tenernos la festividad de San Eugenio, arz~

bispo de Toledo, y San Alberto Magno="Hay indulgencia Plenaria en

todas las iglesias de Dominicos. Tambi~n hay Honras Frtnebres en S.
-450-
C<?,yetano, y en el Hospital General, con Procesi6n por la C<?.lle~

En el mes de Diciembre tenemos varias fiestªs. La primera de

ellas es el d1a 18, fecha en que se celebra una fiesta de gran sole~

nidad en Santiago, la Inclusa, ~-~~~~~~~~L la Encarnaci6n etc •••

El d1a 24, Pedrosa dirá: " Hay Kalenda esta mañana a las seis

en Santo Tomás, con pláticas; y en la Trinidad Calzada, con ~sica y

serm6n a las 7 de la me~ana ; y en Santo Domingo; y en Santa Bárbara;

""
~::-~::-~::~~~~~-~~!~::~~-~~:;-~~_:::~~· Esta tarde hay v1speras muy so-

lemnes en Palacio, Enca.rnaci6n, Descalzas, Santo Domingo, San Caye-

tano, los Angeles, Constantinopla, y el Carmen Calzado: y en todas

estas iglesias Maytines con Villancicos a las 10 de la noche, antes

de la Misa del Gallo~

El d1a 25 " La Natividad de Nuestro Señor Jesucristo: en Pal~

cio gran funci6n, en las Descalzas, Encarnaci6n, Santo Domingo, Ca~

men Calzado,_~~:;-~~~~~:;~, Constantinopla y en los Angeles . En to-

da s estas iglesias es de ver estos 4 d1aslas Misas l!Iayores, por la

diversidad de Villancicos que cantan en ellas".

El d1a 31 "San Silvestre, Papa y Confesor: Fiesta en la Enca_E

naci6n, y a la ·tarde v!speras muy solemnes, y en las Descalzas, Ca.r_

men Calzado, Santo Domingo, los Angeles, San Cayetano y en Palacio~
-451-
Despu~s de hablarnos de las fe stividades que se celebran a lo

largo de todo el año, Pedrosa hace menci6n a las fiestas m6viles.

As! refiriéndose a la"Quaresma 11 dirá : "Todos los mi~rcoles de Qua-

resma hay Misereres, con mrtsica en San Basilio, en el Buen Suceso,

y en la Inclusa, en Santa Catalina de los Donatos y en San Cayetano.

Todos los viernes de Quaresma por l a mañana hay serm6n en todos las

Conventos de Religiosos y Religiosas. Todos los Domingos de Quares-

ma hay serm6n en todas las iglesias de Religiosos y Religio sas . Y

todos los Domingos de Quaresma por las tardes hay Misereres en San
--------------------------------------------------------
Cayetano"•
-------

En cuanto a la Semana Santa dirá que el Jueves Santo por la n~

che hay Pasi6n a las 7 de la tarde en los Desamparados, en Palacio
a las 9, y en muchas iglesias, en especial en Santo Tomás, Trinidad

Calzada, ~~-C aye~ etc •••

Alvarez de Pedrosa concluye el libro con las siguientes pala-

bras: "Doy fin a este Ramillete Festivo, y Diario solemne ele Madrid,

para que los Curiosos y Devotos no ignoren las festividades, Jubi-

leos e Indulgencias, y logren el fruto de unos y otros, para mayor

honra y gloria de Dios, y provecho de sus Almas cuyo deseo me ha m~
-452.¡..
vido a recoger e stas funciones, a costa de mucho trabajo, el que

doy por bien empleado, logrando cada uno el fruto que deseo, y sea

todo para gloria de Dios, y su Bendita Madre. Amen".

Finalmente Pedrosa hace un resumen de las Parroquias y Conven

tos que hay eh la Corte:

11
Parroquias: son 14 y 6 anexos.

Conventos de Religiosos: son 37 ( entre ellos el de San Cayeta

no) Y de Religiosas: 31.

Adem~s hay otras 54 iglesias en Iv!adrid. Lo que hace un total
___________ ___________
de 136 iglesias en_.,._._
Madrid en 1739 11 •
-453-

CAPITULO VI : BAUTISI'I!OS CELEBRADOS EN SAN CAYETANO= (S=XVIII)
------------------------------------------------------------ -
( Y SIGLO XIX).-

Desdichadamente para nuestra investigaci~n, la Iglesia de San

Cayeta.no tan s6lo posee en sus Archivos Libros de Bautismos, Defun·

ciones etc •••• Al ser el rtnico material de trabajo que encontramos

in situ, decidimos entresacar de los primeros libros de Bautismos,

algunos ejemplos, que nos ilustraran sobre el rtnico aspecto que p~

d!amos tratar en la propia Iglesia.

El Tomo I de Bautismoa; que es el libro más antiguo, sobre e~

te aspecto, conservado en la Iglesia, abarca desde Enero de 1792 a

Septiembre de 1798. Y a modo de muestrario decidimos pre sentar en

este trabajo uno de estos bautismos, para conocer como se realiza-

ban las Actas Bautismales en el Siglo XVIII:

--~AU!ISM~_DE_~!~~l-~~~-~~-~~CI~~~-~~~~~~=----

" En la Iglesia ele San Millán Anejo de San Justo y Pa,stor de

esta Corte. En beinte de febrero de mil setecientos nobenta y dos.

Yo D. Josef Abancens teniente cura de ella, Bautice solemnemente a

una niña que naci6 en diez y nuebe de ottro mes en la Cª de los Ab~

des Cª N~ diez y nuebe. Se la puso por nombre Juliana Gavina Fran-

cisca de Paula; Hija legitima de Francisco Adame Natural del lugar
-454-
de Armilla Arzovispado de Granada y Escolástica Caunedo Natural de

esta Corte= Abuelos paternos Francisco Adame Natural de Monaquil

de dicho Arzovispado y Josefa ][azquez Natural de Ojacares de la V~

ga en otro Arzovispado. Maternos Francisco Caunedo jatural de la

Ciudad de Murcia y Josefa Martinez Natural de Toledo. Fue su padri

no Pedro Lorente a quien adverti el parentesco espiritual y obli~

ci6n de enseñarle la doctrina Christiana= ~ (62)

Si nos adentramos ya en el Siglo XIX, creemos conveniente re-

flejar el 'dnico bautismo celebrado el dia 2 de ~~ayo de 1808, por su

repercusi6n hist6rica:

" En la Villa de Z.!a.drid en dos de Mayo de mil ochocientos y

ocho, yo D. Juan L6pez Teniente Cura de esta Iglesia Parroquial de

San Millán de esta Villa; Bautice puse por oleo y crisma a una niña

a quien puse por nombre Felipa, Rosa, Maria, Ramona, que naci6 en

primeros de otro mes, hija. f.!de Manuel Perez Natural de Palencia y de

Maria Mendez natural del Real sitio de San Ildefonso, que viven en

la calle Rodas, casa n º cinco, fue su padrino y madrina Rosa Gonz~

lez a quien adverti el parentesco espiritual y la obligaci6n de e~

señarle la doctrino, Christiana y lo firme ="

JUAN LOPEZ.-
-455-
Acab~os de ver dos ejemplos de bautismos, uno de finales del

siglo XVIII y otro de principios del XIX. Ahora vamos a ver un Acta

Bautismal de una familia de mayor rango social:

" En la Iglesia Parroquial de San I<1illán de Madrid, en 17 de

Octubre de mil ochocientos diez y seis años, yo D. Nicolás de Lezo

y Garro de la Santa Iglesia Metropolitana y Patriarcal de Sevilla,

Examinador sinoaal de los Obispos de Cádiz, SigUenza y Abad!a de Al

calá la Real, y Acad~mico de Honor de la Real Academia de San Fer-

nando. Bautice solemnemente y puse los Santos Olees y Chrisma, e hi

ze las demás ceremonias que ordena el ritual romano, a un niño que

naci6 en diez y seis del otro mes y año a las tres y tres cuartos

de su tarde, a quien puse los nombres de C~rlos, Maria, Francisco

Javier, Nicolás, Juan Nepomuceno, Luis Gonzaga, Guillermo, Blas,

Fausto, Galo, Josef, Santos, hijo legitimo y de matrimonio legitimo

de los señores D. Carlos Francisco de la Cruz Lopez Tineo Altamir~

no, natural de la ciudad de Zamora, obispado de la misma, bautizado

en la Parroquia de San Andr~s de esta: Rexidor perpetuo de esta ci~

dad; capitán de Milicias del Provincial de Salamanca. Y de la seño

ra Dª Maria Casilda de Lezo y G~rro, natural de la Villa y Corte de

Madrid, ··Arzobispado de Toledo; Bautizada en San Sebastián, Marque-

ses de Valdegama; Abuelos Paternos D. Ferm!n, Natural de Zamora, ~
-456-
gidor perpetuo de ella, y Diputado de Millones, Bautizado en San

Bartolom~, y de D.Josefa Tineo y Ramirez, hija de los Marqueses de

Casa Tremañes Natural de l1ladrid, Bautizada en San Martín, Marqueses

de Valdelaguna; Abuelos Maternos D. Blas Alejandro Mayordomo de su

I1lajestad. Maestro de Ceremonias de la Real y distinguida Orden Es-

pañola de Carlos III, Coronel de Caballería, natural de Madrid, Bau

tizado en San Martín, y Dª Maria Guillermo de Garro y Arizeum nat~

ral de Madrid, Bautizada en San·ta Cruz, J,Tarqueses de Oviedo, Bisa,.:,

buelos D. Fernando Lopez, natural de guipuzcoa; Bisabuelos maternos

El exorno S. D. Blas Fernando de Lezo y Pacheco, Consejero de Estado

Gentil-Hombre de su Majestad. Maestro de Ceremonias de la Real y

distinguida Orden Española de Carlo s III. Ministro plenipottenci~

rio nombrado a la Corte de Nápoles. Introductor de Embajadores, ~

tural de la Ciudad de Lima, Reyno del Perd, y de la excma Sra Dª

Ana Maria de Castro y Arauzo, natural de Sevilla Marqueses de Ovi~

do; fue su padrino el Ecmo Sr. D. Nicolás Ambrosio de Garro y Ari~

cum ( su tio) Cavallero del havito de Santiago Iilarqu~s de las Ho~

mazas el Consejo de su Me. jestad en el SUpremo de Estado, y lo firme=

<-. Nicolás Luis de Lezo y Garro~ (63)

A continuaci6n ofrecemos un bautismo de un ~jp natural y otro
-457-
de padre s de s conocidos. (64)

" En l a Iglesia Parroquial de San Millán de Madrid en 10 de F~

brero de 1820. Yo D. Joaquin Albarellos Teniente Cura de esta, baB:,

tice solemnemente a un niño que naci~ en otro d!a hijo natural de

Manuel Cordero natural de Jerez de los Caballeros y de Mar!e. P~rez

natural de Crebillente Obispado de Orihuela; fueron sus padrinos

Juan Brebijo y Carmen IMndez: y lo firme~

Joaquin Albarellos.

"En la Iglesia Parroquial de San Iwlillán de Madrid en nueve de

Mayo de mil ochocientos veinte y uno. Yo D. Juan L6pez Teniente Cu

ra de e st a , bautice solemnemente a una niña que nació en ocho de

otro mes y año, Calle de la Espada n~mero doce hija de pa dre s no CQ

nocidos. Fue su madrina Micaela Mart!nez, y l a puse por nombre Maria

de las Mercedes Juana Ramona Luisa y lo firme=

D. Juan L~pez~

Finalmente recogemos el Acta Bauti smal de l a hij a del Duque

de Estrada.

" En l a I glesia Par r oquial de San Mill~n de Madrid en diez y

siete de Diciembre de mil ochociento s veinte y uno. Yo D. Juan L6-
-45B-
pez Teniente Cura de esta bautice solemnemente a una niña que naci6

en otro dia en la calle del Duque de Alba numero veinte y tres ~ .

quien puse por nombre Maria de la Concepci6n Joaquina Manuela Jos~

fa Ana Teresa Isabel Mª del Carmen Luisa Ignacia Francisca de Sales

Angela Romualda Valentina Lázara Francisca de Sena Luzgarda Mª de

los Dolores hija de D. l-1:anuel Duque de Estrada, naturc.l de es·ta Co_!

te, y de Dª Maria de la Concepci6n Mon y del Yerro natural de esta

Corte. Abuelos Paternos el excmo Sr. D. Vicente Duque de Estrada y

Atorra Sagasti natural de Hernani Provincia de Guipuzcoa Ministro

del extinguido Consejo de Castilla, y de la señora Dª Mª del Carmen

Duquesa de Estrada. Abuelos Maternos los Ilustrisimos Sres D. Jos~

Antonio de Oscos Principado de Asturias Ministro del extinguido Con

sejo y Cámara de Castilla, y Dª Isabel Mª del Yerro, y al6s natural

de Alicante. Condes del Pinar fueron sus Padrinos D. Jos~ Mªnuel

Duque de Estrada Cura Parroco de San Reman de Cu~ Concejo de LLanes

en el Principado de Asturias y la Sra Dª Teresa Josefa de Al6s Con-

desa Viuda del Pinar, y lo firme=" (65)

D. Juan L6pez.

Con estos ejemplos hemos podido observar distintas actas de Bau

tismos, pertenecientes a diferentes clases sociales.
-459-
CAPITULO VII : I:f.lfAGEN DEL CRISTO DE BALAGUER.- ( 1802)
-----------------------------------------
Sobre la Sant!sima imagen del Cristo de Balaguer, cuya copia

se veneraba en la Iglesia de San Cayetano de Madrid, tuvimos la fo~

tuna de encontrar un librito titulado: " Breve Resumen de la Histo-

ria de la Portentosa Imagen del Sant!simo Cristo de Balaguer, cuya

devot!sima copia se venera en su propio Altar en la Real Iglesia de

San Cayetano de la Villa y Corte de Madrid". (66)

Sabemos que la Imagen tuvo una gran trascendencia en su mome~

to; por eso hemos decidido presentar aqu! un estracto del mencion~

do librito:

" Teniendo el Santo Nicodemus vivamente impresa en su alma la

sangrienta imajen de Cristo, segdn le vi6 difunto en el madero Sa~

to de la Cruz, y deseando que todos le adorasen por el verdadero R~

dentor del g~nero humano con el inestimable precio de su sacratisi-

m~ sangre; se determin6 a esculpir en madera una efigie del Señor

Crucificado, que manifestase no s61o la integridad de su·' sacrosanto

cuerpo, sino tambi~n la atrocidad de los tormentos a cuyo rigor ~

b!a rendido la vida.

Para principiarlo no tuvo otro modelo sino el que estaba fijo

en su coraz6n.

Ten!a ya formado todo el cuerpo, y faltándole aliento para s~
-460-
car el rostro de la manera que es·l;aba cuando espir6 el Señor, le

suplic6 se dignara a darle la luz y destreza necesarias para tan a~

duª empresa. Quedose dormido y bajando ángeles del cielo acabaron

el rostro de la Imagen con la perfecci6n que ~1 deseaba.

Se sorprendi6 al despertar y ver aquel portento; y at6nito rin

di6 beneficio, y di6 gracias al Señor por tan singular obra.

Divulgose el prodigio entre los fieles, y no fue de los rtlti-

mos quelo supieron Lucas Evangelista, quien como secretario de la

Virgen se lo partiparia y de su Consejo y de los demás Ap6stoles la

encarn6 y pint6: y conducida a Jerusalén, al verla San Pedro tan uni
forme con el difunto Divino original, la bendeciria y adorarian to-

dos despu~s de la Virgen Madre.

Estuvo en aquella ciudad la Santisima Imagen hasta el año 41

de la muerte y gloriosa Ascensión de Cristo. Porque teniendo enton

ces los Cristianos que habitaban en ella, aviso celestial para que

partieran de alli, por acercarse el tiempo en que habia de quedar

asolada en castigo de la injusta muerte que di6 a su Rendentor, ob~

decieron, llevándose consigo lo más precioso que tenian, y entre

otras prendas de gra,n valor, fue una la Santa. Imagen, que fue a P!!

r ar con su dueño a la ciudad de Berito, hoy Baruth, en Siria. Donde

estuvo venerada privadamente hasta el año 765, del Nacimiento del
-461-

Señor, en que se hizo prtblica por un estupendo milagro. El suceso

pas6 ast. El rtltimo poseedor cristiano de laSanta Imagen vivta jun

to a la Sinagoga de los Judios, y estando descontento de semejante

vecindad, pas6 a vivir a otra calle, dej~~dosela all! descuida damen

te. Alquil6 un judio aquella casa por su proximidad con la SinagQ

ga y convid6 a sus amigos a ella, mostrándoles toda s las estancias.

Al llegar al armario donde se encontraba la Imagen, le abrieron pa-

ra ver que hab!a all!; y al de scubrir la Santtsima Imagen, escanda

lizados los convidados contra el nuevo morador le dijeron: ¿ C6mo

trt, siendo judio como nosotros, te atreves a tener en tu ca sa sem~

jante Imagen del Crucificado?. A lo que les respondi6 con verdad,

que el no hab!a visto aquella Imagen. Uno de los convidados di6 pa~

te a su .Ponttfice, y al dt a siguiente, muy de mañana, congregados

los padres ministros y acompaña dos de una gran muchedumbre del Ju-

daísmo, se agolparen en la casa del judio. Hallando allt la Santa

Imagen, arrebatao.os del furor, le arrojaron de la sinagoga, y con-

dujeron a ella el Sagrado simulacro, y de comdn acuerdo renovaron

en ~1 los arobios y tormentos que padeci6 en Jerusal~n su Divino

Original. Incluso uno de ellos con una l8~za abri6 su costado como

Longinos. Pero l a Ima gen correspondi6 como su original, arrojando

por la herida r!os de sangre y agua. Quedaronse asombrados los ju-
-462-
dios del portento, y tras algunos momentos dijo el Presidente: Los

cristianos publican que Cristo es Salvador de todo el linaje humano;

y si esto es verdad, esta sangre dará salud a los enfermos. Hagamos

la experiencia. Inmediatamente partieron en busca de los tullidos,

ciegos, baldados etc •••••• y rociándoles con aquella sangre qued~

ron repentinamente sanos. Trajeron cuantos enfermos hab!a en Berito,

y todos con aquel prodigioso bálsamo, recobraron la salud. Abrieron

entonces· los ojos del alma; y roto el velo del error, que les ten!a

obstinado el coraz6n, acudieron al Obispo de Berito e inf6rmándole

del prodigioso suceso, le pidieron el Santo Bautismo.

El Prelado, comprobando la verdad, administr6 el Santo Bauti~

mo a todos los judios, sin quedar ni grande ni pequeño que lo reci

biera, Y se transform6 la Sinagoga en Templo, colocando en ~1 la

Sant!sima Imagen con el titulo del Salvador.

Todo lo que queda referido de l a formaci6n, transformaci6n y

pasi6n de la Santa Imagen es tan aut~ntico, como autorizado del s~

gundo Concilio Niceno, del Martiriologio Romano, de San Ba silio, y

otros grav!simos autores.

Colocada la soberana Imagen en aquel Templo fue en él venerada

de los fieles por muchos siglos, hasta que en una de las repetidas

ruinas que padeci6 Berito, arrojada en la ensenada que forma el r!o
-463-
Adonis en su descenso por el Monte L~bano al Mar líiedi terráneo, para

que entre sus obras sumergida quedase sepultada para siempre su me-

moria. Mas no fue as~, pues se cree por p~a y antiqu~sima, que sur

cando mares y venciendo r~os, arrib6 a Balaguer, ciudad de Cataluña,

subiendo por el Ebro y Segre contra sus corrientes, acompañada de 3

brillantes luces; y se par6 frente al l·~onasterio e Igle sia de Reli-

giosas Bernardas de nuestra señora Matá.

Acudieron ansiosos los vecinos a ver tan extraordinaria prodi

gio: y probando los más esforzados por todos los medios de recoger

y sacar a la orilla un tan ri qu~simo tesoro, dispon~a el Señor que

as~ como ellos se acercaban a la Santa Imagen, ~sta se les hu~a en

t~rminos de que no pudiesen cogerla, ni adelantar el nado sin peli

gro de la vida. Fue entonces el Clero con los Magistrados en devot!

sima procesi6n; pero haciendo probar el vado, se les alejaba como a

los primeros, dejándoles anegado en amargura el coraz6n, y bañados

en lágTimas los ojos. Sin embargo no se apartaba la Santa Imagen del

frente de la Ciudad y Monasterio, lo que alentaba en todos la espe-

ranza de que se quedar~a en su distrito para su refugio y consuelo.

No se les frustr6 esta confianza, pues oyendo tal vez la Abad~

sa en su interior, la voz de su Divino Enamorado que la dec~a: Abr~

me la puerta, herm&~a mia, querida mia, paloma mia, que mi uabeza
-464-
está llena de rocio. RespondiO a la voz con la obra, y abriO la

puerta del Monasterio, y en procesiOn con su ang~lica Comunidad ba

jO a la orilla del r:to, desde donde postrada le dir:ta: Ven del L:t-

bano, esposp mio, ven del L:tbano, ven a coronar~e de tantas azuce-

nas como esposas tienes• aqu:t recogidas. A estas interiores voces,

fue tan pronto en acercarse que una ola se le puso en las manos. Y

dándole fuerzas el amor, despu~s de haberle adorado, le elevO, a pe

sar de su gran corpulencia, y le subiO por si sola por la cuesta de

casi un cuarto de legua, que h~ hasta la iglesia del Monasterio con

todo aquel concurso en procesiOn. All:t las Religiosas y todos los

concurrentes rindieron su adoraciOn a la Sant:tsima Imagen, y des-

pu~s la colocO la venerable Prelada en la Capilla inmediata al Altar

Mayor , donde estuvo más de 400 años, hasta el d:ta 22 -III- 1626. En

dicho d:ta fue trasladada a la Real Capilla Mayor en que actualmente

se venera (1802). Habiendo asistido en persona a la trasla.ciOn el

Señor Rey D. Felipe IV, con el Señor Infan~e D. Carlos y toda su

Corte, como se refiere en una inscripciOn que está colocada en la

Capilla antigua.

Doce cuadros que adornon el camar:tn de la Sant:tsima Imagen, y

en que está esculpida en relieve toda la Historia de la de Berito;

y el gr~n lienzo que existe en la Capilla antigua, y representa el
-46.5-

milagro de la efusi6n de sangre al golpe de la lanza, son testimo-

nios que apoyan la pia antiquisima tradici6n de ser la de Balaguer

la misma Imagen de Berito, confirmándose la costumbre establecida

en aquella ciudad de celebrar una procesi6n general, y la princi-

pal festividad a la Santisima Imagen en el mismo dia 9 de Noviembre

en que se renov6 la Pasi6n en la de Berito, y en que hace la igle-

sia la conmemor~ci6n de aquel suceso.

Las hijas de Santa Clara~ que sucedieron con el tiempo a las

de San Bernardo, el venerE;J.ble Cabildo,'.de EW.uella Santa Iglesia, Co-

legial, las Comunidades religiosas de los conventos, y todos los v~

cinos de Balaguer tributan de continuo el más devoto y afectuoso cu,l

to a la Santa Imagen. No tienen n'dmero los forasteros y extranjeros

de toda la cristiandad que acuden a visitar ~uel Santuario, y dar

gracias al Señor por los beneficios recibidos, vi~ndose a infinito

n'dmero subir la larga cuesta a pie descal·z 6; cuya g.ran concurrencia

oblig6 a construir una hospederia en que se franquea albergue a

cuantos lo piden; y toda clase de auxilios a los que enferman.

Los Señores Reyes de España, y con particularidad los Señores

Carlos I, Felipe II, Felipe III y Carlos II han dispensado en dife

rentes tiempos particulares gracias y privilegios a ~quella Santa

Casa; y los prodigios que por medio de la Soberana Imagen se ha di~
-46~

nado obrar el Señor son incalculables, pues no hay g~nero de dolen

cia, trabajo, ni peligro de que no se vean libres sus devotos, asi

en la tierra como en el mar, implorando su patrocinio.

Una Imagen tan c~lebre y venerada, durante tantos siglos, era

desconocida en la Corte. Ha carecido Madrid de su noticia hasta el

presente año de 1801, en que se coloc6 una devotisima copia suya en

un magnifico retablo, construido para su p,erpetuo Trono en la Real

Iglesia de Nues-tra Señora del Favor de PP. Clérigos Regulares de la

Congregaci6n de San Cayetano. El domingo dia 30 de Agosto, se cele-

br6 la solemnisima colocaci6n en su Iglesia. Oy6 el pueblo de boca

del sabio Orador la Portentosa Historia de la Soberana Imagen, y em

pez6 a venerarla por medio de su Sagrada Copia, y lo ha continuado

y continua, en t~rminos que parece que quiere reparar su fervor

la falta de culto que ha tenido hasta ahora en esta capital. Las

gracias presentes que acuden los fieles a rendir al Señor, al pie

de este nuevo Altar son evidentes muestras de lo acep·to que parece

le es este fervor, y de los beneficios que por el se digna dispen-

sar.

N. SS. Pio VII por tres Breves expedidos en 22 de septiembre,

se dign6 enriquecer de los tesoros de la Iglesia este mismo Altar.

Y diferentes eminentísimos Señores Cardenales, e Ilustrísimos Señ2
-467-
res Arzobisp0s y Cbispos han franqueado todos los auxilios de sus

sagradas facultades en la concesi6n de Indulgencias, para excitar

más y más la devoci6n de los fieles, y aumentar tan dehido culto.

Ultima~ente, para perpetuarle se halla ya fundada una Real Co~

gregaci6n en la propia Iglesia y Altar; aprobada por el Real y Su-

premo Consejo de Castilla, el 7 de Diciembre de este mismo año, en

la cual se admite a todo g~nero de personas, distribuidas en dos el~

ses. Pero que disfrutan y disfrutarán, igualmente delos beneficios

de la Congregaci6n.

Todos los domingos por la tarde y por la mañana, está manifie~

to el Santisimo Sacramento en el referido Altar. ( Los 4 domingos de

cada mes). Tan s6lo se ejectrta de modo diferente eh el mes de Agos-

to, en que se transfiere al dia 30, en Memoria y celebridad de su

dedicación. Todos los fieles de ambos sexos, verda~eramente arrepea

tidos, y habiendo confesado y comulgado, que asistan por algdn esp~

cio de tiempo a dicha exposici6n de su Majestad Sacramentado, y ha~

gan alli oraci6n a Dias por la Paz y concordia entre los Pr1ncipes

cristianos, por la extirpaci6n de la herej1a y la exaltaci6n de la

Santa Madre Iglesia, ganan indulgencia Plenaria y remisi6n de todos

sus pecados. Esto tambi~n puede aplicarse a las almas del Purgatorio,

teniendo la Bula de la Santa Cruzada~
-468-
CAPITULO VIII : SUPRESION DE LA COMUNIDAD TEATINA DE MADRID.

Ya sabemos, por los diferente s autores consultados, que l a C~

munidad de Cl~rigos Regulares de Madrid qued6 suprimida en la. pri-

mera mitad del siglo XIX, ya que posteriormente ocuparon la Iglesia

y Convento de San Cayetano los Gilito s .

Antes de pasar a estudiar este punto en los Archivos, veremos

lo que dice al respecto Veny Ballester: 11
Triunfante de nuevo l a ~

voluci6n con el alzamiento de Riego el 1º de enero de 1820, y procl~

ma da otra vez la Consti tuci6n de Cádiz, providencia,lmente I'i.lallorca

escap6 a los desafueros y al encono de las persecuciones, reprodu-

cidas., con más saña que en 1812, en otras regione s de la pa.tria., don

de se llenaron las cárceles de sacerdotes y religiosos, y fueron as~

sinados muchos de ellos, entre es tos el franciscano Fray Ra imundo

Strauch.

Fernando VII, secuestrado en Cádiz., hubo de firmar, mal de su

grado, el d!a 20 de Diciembre de 1820, un decreto de supresi6n de

todas las casas de regulares,cuyas comunidades no constasen, por lo

menos, de doce ordenados in sacris, es decir más de la mitad de las

conventos de España. La drástica medida alcanz6 a todas las casas

Teatinas, excepto a la de Zar agoza . A los miembros de l a orden se

les oblig6 a optar entre secularizarse o integrarse en la comúnidad
-469-

de la capital aragonesa~ (67)

Si pasamos ya a indagar este punto en los Archivos, veremos que

en 1821 hay una Real Orden de 18 de Marzo, designando los conven·tos

que deb!an permanecer y los que deb!an suprimirse. Pero en esta re-

laci6n todavia no aparece San Caye·tano. (68)

En 1822 ya conta,mos con un clocumen·to que nos habla de la supr~

si6n del Convento de San Cayetano:

" Gobierno Pol!tico de la Provincia ele P~adrid.

1>iadrid. 30 de julio de 1822.

En Ayuntamiento Constitucional. Queda el Ayuntamiento enterado.

Escmo. Sor.

El Sor Srio del Despacho de Gracia y Justicia con fecha de hoy

me dice lo que sigue=

Al M.R. Cardenal Arzobispo de Toledo digo con esta fecha lo que

copio= Los Sres Srios de las Cortes con fecha 17 de Junio po po me

dicen lo q~e sigue= En vista del parecer del Gobierno manifestado

por V.E. en oficio de 30, ~ltimo sobre la esposicion dela Comunidad

de Clerigos Regula~es de San Cayetano de esta Corte, contraida oi

que se declare suprimida su Congrega,ci6n y se asigne a lo s religio-

sos la pension acordada a los que se hallen en este caso; se han

servido las Cortes resolver que los individuos de la misma Congreg§
-470..

ci~n deben trasladarse a Zaragoza segun está dispuesto para incor-
--------------------
porarse a la Comunidad de su instituto: lo que comunicamos a V.E.

para los fines convenientes devolviendole adjunta dha esposicion=

Lo traslado a V.E. para los efectosoportunos.

Dios guarde a V.E. muchos años. Madrid 28 de julio de 1822.

Firma: El jefe pol1tico interino~ (69)

Como acabamos de leer, en 1822, los Teatinos de Madrid se vi~

ron eñ la obligaci~n de abandonar su Casa de la C/ de Embajadores y

trasladarse a Zaragoza. Desgraciadamente,nunca más pudiero.n insta-

larse en su antigua residencia, ya que a su regreso a Madrid, hacia

1940, intentaron ubicar su Comunidad en su primitiva residencia del

Barrio de Embajadores; pero ~sta se hab1a convertido el la Parro-

quia de San Millán, y los Teatinos se vieron en la obligaci~n de

buscar un nuevo alojamiento. Desde los años 40, tenemos a los Teati

nos instalados en la C/ Ardemans, Barrio de la Guindalera, que por

aquellos d1as era uno de los barrios extremos de Madrid.

Volviendo a lo que tenemos en los Archivos, sabemos que en 1837

hay peticiones para que se abra al p'dblico la Iglesia del extingu,i

do Convento de San Cayetano de Madrid.

" Madrid 22 de septiembre de 1837• Real Orden accediendo a la
-471-
solicitud sobre ~~-~~~EE~-!~ Ygle~~-~-~~~!~~~~-2~~!~~~~-~~-

~~~~~~~~~~-de_~st~~~rt~~

Ministerio de Gracia y Justicia.

EXCmO. SR.

Habiendose dignado tomar en su alta consideraci6n la augusta
-------
~--Gob~~~~~~~ lo espuesto por varios vecinos del Barrio de San

Cayetano de esta Corte, en solicitud de que se mande abrir para el

culto la Yglesia del estinguido Convento del mismo nombre; lo in-

formado por el Gefe superior Pol1tico de la Provincia de Madrid y

por V.E. y oido el parecer del Sr. Ministro de Hacienda, se ha se~

vido acceder a dha solicitud sin perjuicio de lo que en adela~te

pueda resolverse con motivo de la enagenaci6n del citado edificio,

o en el plan parroquial de esta Villa que está pendiente; siendo v2

luntad de S.M. que V.E. provea a aquella Yglesia de los ornamentos

y objetos necesa~ios para el culto, destine a su servicio el numero

de Eclesiásticos que crea conveniente, bajo la inspeccion y vigila~

cia del párroco en cuya demarcaci6n está situado dho Templo, y por

~ltimo que disponga V.E. todo lo demás que sea conducente acerca de

la dotaci6n de los Ministros que destinare al intento y otros parti

culares para el mejor servicio de los fieles, pero sin que para ello

se grave en ma~era alguna los fondos del Estado . Lo que de Real Or-
-472-
den digo a V.E. para su inteligencia y efectos consiguientes, de-

biendo tener entendido que traslado hoy mismo esta resolucion al

Sr. Ministro de Hacienda y al Gefe pol!lico de la provincia. Dios

guarde a V.E. m. a. Madrid 22 de set. de 1837.

Ramon Salvato.

Sr. Arzobispo de Toledo~ (70)

Otro documento de 1837, tambi~n nos hc,bla de la apertura de la

Iglesia de San Cayetano de esta Corte.

" Madrid, 7 de Diciembre de 1831-

Real Orden para que se abra la Yglesia de San Cayetano, hacien

do todos los gastos los parroquianos del referido Barrio y sin per-

juicio de dar a dha Yglesia otra aplicaci~n si conviniere.

Ministerio de Gracia y Justicia.

EXCMO. SR.

Enterada la Augusta Reyna Gobernadora de cuanto V.E. manifie~

ta en su comunicaci6n de tres del procsimo pasado noviembre, conte~

tando la Real Orden de 22 de septiembre ~ltimo, relativa a que se

abriese la Yglesia del estinguido Convento de San Cayetano conforme

a lo solicitado por varios vecinos del barrio del mismo nombre; te

niendo en consideraci~n lo resuelto por el Sr. Ministro de Hacienda
-473-
de acuerdo con lo propuesto por la Junta Superior de Enagenaci~n

de Conventos sobre que el uso de dicha Yglesia no perjudique al de~

tino que pueda darse al referido Convento, y que vuelva a cerrarse

la Yglesia, si por la venta o aplicaci6n del edificio se hiciese

precisa esta circunst&~cia; y atendida la oferta que Ram6n Casal y

otros vecinos de dicho barrio hicieron en su instancia de 6 de ma~

zo de este año, obligandose a pagar los gastos que ocasionase la ha

bilitaci6n de la expresada Yglesia, instancia que en 1º de julio si

guiente, produjeron tambien muchos otros vecinos del mismo barrio, y

pas~ a V.E. a este Ministerio en 15 de Julio 'dltimo, ha resuelto S.M.

que V.E. ponga en acci~n los resortes que le dicten su ilustraci6n

y celo pastoral para mover la piedad y debocion de los indicados v~

cinos, a fin de que cumpliendo por su parte lo que ofrecieron al re~

pecto de los gastos que causase la habilitaci6n de aquella Yglesia y

vajo la restriccion señalada por el Ministro de Hacienda, puedan t~

ner lugar los deseos de los parroquianos del referido barrio, dando

cuenta del resultado a s. M. por este Ministerio. De Real Orden lo

comunico a V.E. para su inteligencia y dem~s efectos. Dios guarde a

V.E. m.a. Madrid 7 de Diciembre de 1837~ (71)
Sr. Arzobispo Electo de Toledo.
-474-
CAPITULO !X : LOS TOLDOS PARA LA IGLES-IA.

Durante el siglo XIX, una costumbre muy usual en la Iglesia de

San Cayeta~o era cubrir su puerta de acceso con un toldo, para li~

brar del calor y demás inclemencias del tiempo a los fieles que d~

rante el mes de Agosto,asist!an a la Festividad que se celebraba en

honor a San Cayetano.

En nuestra investiga,ci6n hemos recogido varios documentos que

tratan este tema, y ahora los presentamos por orden cronol6gico:

" Ayuntamiento Constitucional. 1841.

El Rector de San Cayetano pidiendo un toldo para la pue~ta de

la Yglesia.

Exorno Ayuntamiento de esta M.H.V.

El Rector de la Yglesia de San CaYetano con el devido respeto

a s. Exª • Expone= Que deviendose celebrar la Novena de San Cªyeta~o

la que e s sumamente concurrida, y necesitando para su mayor decoro
------------------------------ ---------------------------------
evitar el rigor del calor, y mucho polvo q:u.e por las obras inmedi~
-----------------
tas se produce, cubrir la puerta dela misma Yglesia con toldo no te

n:i:endole.

A.S . Exª : Suplica se di~te por un efecto de su notoria jurisdi

cion y vondad dar las ordene s convenientes para que el juebes dela

Semana proxima d!a cinco de Agosto se :·.le- ' :f'~cilite un toldo para el
-475-
efecto indicado y durante toda la Novena que principia el seis, y

concluye el quince del mismo Agosto con que recibira gran Merced.

Dios guarde a s. Exª mn años. Madrid 30 de julio de 1841.

Miguel Santos Gomez

Rector de San Cayetano.

Exorno Sr. Ayuntamiento de esta Villa y Corte de Madridi

Sr. D. Gabriel Talabera R~gidor Comisario del Almacen de

Efectos. 4 de Agosto de 1841.

El E:x:cmo Ayuntamiento Consti tuciona.l de esta. l1l.H. V. a,ccediendo
----~-~--------------
a la solicitud de Sr. Rector de la Yglesia deSan Ca.y etano, ~~se:_:

vido acordar se le facilite un Toldo para cubrir la puerta de la
---------~~------------------------------------------------------
~!~~~ en los él.ias que dure la Nóvena que hacen ad.ho Ss,nto yque e.m

pezar~ el dia demañana 5 concluyendo el 15 del corriente mes.
Lo que pongo en noticia de u.s. para su inteligencia y efectos

correspondientes.

Dios Vª~ (72)

----------~-----------------------------

" 1842. Concesi6n cte un toldo a la Yglesia de Se..n Cayetano.
-476-
Excmo Ayuntamiento de esta lll. E. V. de liladrid.

El Réctor de l a Yglesia. de San Cayetano con el debido respeto

a S.E. espone: Que debiendose celebrar l a novena del Santo, segun
---------------------------------------
costumbre; y convieniendo a su mayor decoro el que se cubra l a par
------~------------------------------------------------
!:_~~-~~!!:_s~~-~~~~~~-~~-~~~~~rt~~~-~~-!~!~~ia.
A.S. E. Suplica se digne por un efecto de su notoria justifi-

cación, dar las ordenes competentes, para que se le entregue un ti

ro de toldo con sus cordeles correspondientes en lo que recibira

merced.

Dios gde a S. E. ms. años.

Madrid. 17 de julio de 1842.

Miguel Sa.nto s G6mez.

RESPUESTA-

~~dri d 29 de julio de 1842. En Ayuntamiento Constitucional e~

mo pide, a cuyo efecto se comunique al Sr. Comisario del almacen

general.

D. Gabriel TalaverfJ!. Comisa.rio del Alma.cen General. 2 de a.go..§.

to de 1842.

El e:x:mo Ayuntamiento Constitucional de esta, M. H. Villa, en S_!i

sion que celebr6 en 29 del proximo pasado julio, con vista de una
-477-:-
instancia del Rector de la Yglesia cl_eSan Ca.yete..no en que pide se le

facilite un tiro de Toldo con sus cordeles correspondientes para Cli

brir la puerta de dha Yglesia en los d!as que se celebra la novena

del Santo, se ha servido acordar se comunique a u.s. como lo hago

afin de que ~ng~!~~to_!~-~~~~~!-~~~~~~~-!~~' debiendolo

devolver en el estado que lo reciba~ {73)

----- •• 1 ·------------------------

" Concesi6n de Toldos, <los a la Yglesi2, de San Cayetano, y uno

a la Congrega.ci6n ele Ntra Sra de la l•Iisericordia en San Sebastian.

Año 1844.

Excmo. Señor.

El Rector de la Yglesia de San Cayetano con el devido respeto

a s.E. ________ __________________________
espone= Que habiendose ....,._
de celebrar la. Novena del Santo en su

f:~Pi~-!~~~s~~' !_~~~~!~~~~-~~E~~-~~~~~~~-~-~~ don diez
cuerdas largas para cubrir la puerta en la parte exterior de la ca-

lle, el que todos los años hatenido habien S.E. concederle=

A.s.E. SUplica se digne por un efecto de su notoria justifi-

caci6n concederle el indicado toldo con las diez cuerdas largas por

toéto el tiempo de la Nobena que principiara el d!a seis de el pre-
-478.

gente mes, y año=

Dios guarde a S.E. <'lilatados años. Madrid 1º de Agosto de 1844•

?iliguel Santos G6mez Santa Cruz.

Rector de San C~yetano.

Maél.rid 2 de Agosto de 1844.

En Ayuntamiento Constitucional.

Como lo pide, comunicandose al Sr. Comisario del Almacen gene

ral.

En 5 de Agosto se paso orden alguarda almacen general por ~

llarseausente elSr. Comisario.

Exmo . Sr. Ayto. Constitucional de esta H.V.

La Asociaci~n del Sagrado Coraz~n de Mar~a establecida en la

Yglesia de San Cayetano de esta Corte, a V.E. como mejor se corDeSoi-(

ponda hace presente. Que por gracia de V.E. se concedio a la citada

Yglesia el uso de un toldo para los d1as de la Nobena que a5u tut~

lar acaba de celebrarse, y deseando la Asociaci6n obtener la misma,

con toda confianza.

A.V. E. Suplica se digne dispensarle el referido uso en la q~
-479-
la Asociaci6n ba a dar principio. Grasia que espera de V.E. Madrid

a 21 de Agosto de 1844.

Juan Manriquev (74)

En 1845 el Rector de San Cayetano vuelve a pedir un Toldo para

la Iglesia, con motivo de la Novena que se celebra en honor del San

to. Y una vez más el Toldo es concedido. '(75)

El 27 de julio se pide un toldo para la Iglesia de San Cayet~

no, ya que desde muy antiguo se viene pidiendo. El Ayuntamiento re~

ponde a esta. solicitu9-, dando a D. :Ma,riano Garo!a Ruiz, enca,rgado

de la Iglesia, un Toldo para evitar al pueblo la incomodidad del

sol durante los d!as de la Novena. (76)

El 30 de julio de 1849, D. Mariano Garc!a Ruiz solicita al A~

tamiento un Toldo, bajo el oportuno recibo, para colocarlo en el p6~

tico de la Iglesia, durante la festividad de San Cayetano, como se
ha hecho en años anteriores . (77)
-480-

El exorno Ayuntamiento de esta Villa, con fecha de 31 de julio

de 1850, accediO a la concesión de un toldo al Sr. Rector de la

Iglesia de San Cayetano; quien lo solicitO con motivo de la mucha

concurrencia de fieles a la citada Iglesia, desde el dia 7 al 15

de Agosto. (78)

En 1851 el Rector de la. Iglesia de San Cayetano, a.nte el Nov~

nario dedicado a dicho Santo, y en atenciOn a la pobreza del Templo

y al gran concurso de fieles ~ue acude~ ~ ~1, suplica la coneesiOn

de un Toldo al Ayuntamiento de la Villa. Y el Ayuntamiento accede

a esta peticiOn el 4 de Agosto de 1851. (79)

El Ayunte.miento de Flladrio_, en vista de la inst~ncia del P. Re_sa

tor de la Iglesia de San C~etano, en solicitud de un toldo para la

festividad del Glorioso Santo, acordO el 16 de Julio de 1852 conce

der el citado Toldo. · (80)

El rtltimo Documento,concerniente a los Toldos concedidos a la

Iglesia de San Cayetano de Madrid, es de 1858. Y lo reproducimos a

continuaciOn:
-481-
" El Ayuntamiento Constitucional. F!iadriéJ., 1858.

Sobre conceder 2 Toldos para la festividad de San Cayetano, en

su Iglesia.

Exmo Sor,

El Rector dela Yglesia de San Cayetano de esta Corte tiene la

honra de esponer respetuosamente ala consideracion de V.E. que con

motivo del incendio ocurrido enla tarde dé~ 26 de Julio ~ltimo ha

desaparecido la linterna que serv!a de remate a la media naranja.
-----------------------------------------------------------------
La reparaci6n consiguiente es obra de algun tiempo, pero anelando

el vecindario de este barrio se contin~e el culto en dho templo, y

estanél.o tan pr6xima. l a festividad del Glorioso San Ca.yetano, obte-

nidas las licencias convenientes, se volverá a abrir en dho d!a ha

bilitando una delas naves de la Yglesia, y afín de cubrir por luego

el hueco dela espresada lucerna y enlafalta de recursos.

Suplica a V.E. se sirva por un efecto de su bondad dispensar

la gracia de quesefacili ten dos toldos y ·treinta cuerdas para el e.§_

presado objeto; dispensando de todo pago atendida lafalta de recur~

sos, y la conveniencia de- que el publico halle enla espresada Ygl~

sia el cu~to la celebraci6n de misas y demás. Madrid 2 de Agosto de

1858. Nicolás Senar~.
-482-
Respuesta-

Madrid, 2 de Agosto de 1858.

Sin perjuicio de darse cuenta al Exmo Ayuntamiento y atendie~

do lo recomendable del obgeDo para que se hace el pedido de los dos

toldos, dese la orden oportuna al Guarda almacen general de efectos

para que los facilite.

El Alcalde Corregidor.

Madrid. 5 de Agosto de 1858.

En Ayuntamiento Constitucional se ap~eba la disposici6n tQ

mada por el Alcalde Corregidoro~r (8l)

Es interesante que se recoja en el texto el incendio que sufri6

la crtpula de San Cayetano en 1858, ya que más adelante dedica.remos

un capitulo entero al referido incendio y al arreglo que se lleva-

rá a cabo en la crtpula por su causa.

--------------------------------
-483-
CAPITULO ¡ : REGALOS DE LA REINA ISABEL II AL TEMPLO.
-----------~---------------------------------------------

El 21 de Junio de 1856 se produjo un importa~te robo en la

Iglesia de San Cayetano. Para tratar de reparar en alguna manera

las p~rdidas sufridas, Su Majestad la Reina Isabel II regal6 va-

rios objetos al Temploa

11
Alha,jas y Ornamentos regalados por Su ~gestad la Reina Is,2:

bel II a la Iglesia de San Cayetano.

Inspeoci6n General de Oficios y Gastos de la Casa Real.

Emmo Señor.

Be or~en de S.M. la Reyna mi Augusta Ama y Señora tengo el ho

nor de remitir a Vª Emª dos calices y un copon que S.M. destina pa

ra el Culto Divino de la Yglesia de San Cayetano de esta Corte.

Dios guarde a Vª Emª muchos años.

Palacio. 24 de Junio de 1856.

Emmo . Sr. Cardenal Arzobispo de Toledo~'

11
Yglesia dé San Cayetano= Como Rector dela Yglesia de San Ca-
-484-
yetano de esta Corte certifico: que por acuerdo del Teniente mayor

dela Yglesia parroquial de San Millán D. Mariano Garcia Ruiz en a~

sencia del Sr. Cura párroco he recibido del Sr. D. Antonio Aguado

Secretario del Emmo Sr. Cardenal Arzobispo de Toledo las alhajas

que S.M. la ReinaDª Ysabel 2ª (q.D.g.) se ha servido donar para

dha Yglesia de San Cayetano para indegmiar la del robo sacr!légo
cometido enla noche del 21 de este mes, y son las siguientes:

primeramente un Caliz grande de plata sobre dorado cincelado con v~

ríos tributos dela pasi6n del Señor y ptros misterios con su pate-

na y cucharilla, custodiado todo en una caja de tafilete verde. Otro

caliz mas pequeño de pla ta tambien cincelado con atributos del au-

gusto misterio. Y ultimamente un Cop6n de plata, sobre dorado, y

tanto esta como las demas alhajas tienen la marca de S.M.= Y para

que conste la entrega de dichas tres alhajas y sobre los efectos

convenientes doy el presente que firmo en !I'Iadrid a veinte y cinco

de junio de mil ochocientos cincuenta y seis= El Rector= Nicolás

Señore~ (82)

--------------------------
-485-
CAPITULO XI : INCENDI@ DE LA CUPULA EN EL AÑO 1858.-
----------------------------------------------- ----------
En el año 1858 un rayo dest:ruy(S la Odpula de la Iglesia de San

CayetanG. Afortunadamente hemos hallado gran cantidad de datos so-

bre este suceso en el Archivo Diocesano ( C/ Bail~n nº 8.)
A continuaci6n presentamos los documentos que hemos encontra-

do sobre este aspecto, por orden cronol6gico:

" VICARIA ECLESIASTICA DE MADRID Y SU PARTIDO .

Exmo. Señor.

Tengo el sentimiento de participar a V.Ema. que la famosa adpu
--------~

la del Templo grandioso de San Cayetano de esta Corte ya no existe=
----------------------------- -- ------
Su nueva construccion no bajar~ de 40.000 duros en sentir de los i~

teligentes= Una exhalacion !~-E~~~~io_~-!~~-!~-~la_!~~~~-~~-~~~'

y no alcanzaron fuerzas humanas para cortarlo= No ha habido desgra-

cia alguna personal, y parece prodigioso atendidas las posiciones

que ocuparon los trabajadores a tanta elevacion y casi sin pie fir

me al lado de un volc~ horroroso y en medio de arroyos de plomo

derretido=

Las autoridades todas nos encontramos alli desde los primeros

momentos= En el Templo no hubo desman alguno. Solo un hombre tratO

de coger el escapulario de la Virgen de las Mercedes, y fue condu-
-486-
cido a la carcel= A las once dela noche cesaron los trabajadores, ,

y poco mas tarde qued~ cerrada la Iglesia= Esta mañana se celebro

una misa en la sacristía, a donde se habia trasladado el tabernac~

lo del SSmo Sacramento. que el celebrante consumi~= He dispuesto

que se haga el mas escrupuloso inventario de cuanto hay en la Ygl~

sia para ponerlo a salvo, hasta que llegue el d!a de quedar cubie~

to el techo que ocupaba la media naranja para abrirla al culto pu-

blico= La desgracia hasido completa, porque ~!~Pl~~-~~~~~

asegurado de incendios.
-------------
Dios guarde a V.Emª• Muchos Años.

Madrid 27 de Julio de 1858.

Excm. Señor. Manuel de Obesco.

Excm. Señor. Cardenal Arzobispo de Toledo~

----------------------------------

El siguiente documento trata de que tan s~lo sufri~ daño la

cdpula, ya que los retablos, imágenes, y demás utensilios se cense~

varen intactos:
-487-
" VICARIA ECLESIASTICA DE ~~RID Y SU PARTIDO.

Ernmo. Señor.

Aparte de la f~lta de la cdpula del centro del templo de San

Cayetano, que viene a formar una grande claraboya, no ha habido n2

vedad alguna dentro del mismo, y los r~~~~~' !~~~~y ~más_

~~~~~lio~~~~~~~~~ y-~~~~necen_~~-~_R~~pi~~~~~~; de man~

ra que, como la Yglesia forma una rotonda con nabas espaciosas al

rededor, podrá abrirse al culto, tan pronto como se despega de los

escombros y el Sr. Gobernador de la Provincia nombre un maestro a~

quitecto que informe no haber peligro de que se desprenda algun chi

naro de las paredes sobre que descansa la media naranja.

En tal supuesto podrá convenir el suspender la traslaci6n de

imágenes y de mas a otras Yglesias hasta que el d~a de dar princi-

pio a la nueva obra, ma~ime
--------
existiendo el proyecto de cubrir la ola
----------
~~~~~-~-~~~' interin se reunen recursos para otra cosa, a

cuyo efecto entiendo será muy conveniente designar en su d~a persQ

nas que recauden las limosnas con buena cuenta y razon para que e~

tren en un depositario con los fondos que s.:M:. o el Gobierno apli-

que, a fin de evitar que la maledicencia ultrage la buena adminis-

traci6n y aplicaci6n de estos.
-488-
Por lo tanto, suspendo el circular a los párrocos para que ya

abran suscricion, y esciten a las piedras de los fieles para que

contribuyan a la nueva obra, hasta que V.Ema, tomando en consider~

ci6n estas indicaciones, no resuelva otra cosa.

Esto no obsta a que el Rector de dho Templo, a quien V.Ema e~

noce pues que fue el ultimo Provincial de aquella casa, en union

con otros sacerdotes y seglares del Barrio trate de proporcionar

los primeros fondos para limpiar la ~lesia, y colocar si llega el

caso el mencionado toldo.
-
Dios guarde a V.Ema muchos años. Madrid 29 de julio de 1858.

Emmo. S:eñor Manuel de Obesso.

Emmo. Señor. Cardenal Arzobispo de Toledo~

De la colocaci6n del Toldo, para cubrir el espacio descubierto .

que dej6 como secuela el incendio de la C~pula, ya hemos hablado en

el ~ltimo documento del capttulo destinado a los toldos que se col~

caban en la Iglesia de San Cayetano.

_______________________ ______. _________ _
.

El siguiente documento trata de la suscripci6n que se abri6
-489-
para contribuir a la construcci~n de la nueva adpula para la igle-

sia:

" NEGOCIADO 62 - ASUNTO ECLESIASTICO.

Emmo y Ecsmo. Sor.

Tengo la honra de incluir a V. Ema la instancia que dirigen a

____ ---·------------------- --------
mi autoridad varios vecinos del barrio de Embajadores, en solicitud
_.....,.

de que se les autorice para abrir una. suscripcion, con objeto de r~
------------------------------------------------- --------------
~~-!~-!~~~~~-de_~~-~~!~~~' deteriorada considerablemente por

el reciente incendio que ocasion~ un desprendimiento de electrici-

dad en la tarde del 26 del mes anterior.

Tratándose de un asunto de jurisdici~n mista, por lo que a,fe,2_'

ta al bien de la iglesia y al inter~s del Estado, todo lo que ten-

ga, relaci~n con culto religioso, he creido oportuno pasar a manos

de V.Ema dicha solicitud para que, dignándose informar sobre su co~

tenido, se pueda acordar luego lo mas acertado.

Dios guarde a V.Ema muchos años.

llladrid. 9 de Agosto de 1858.

Emmo. y Escmo Sor. Cardenal Arzobispo de esta Diocesis~
-490..
" NEGOCIADO DE GRACIA Y JUSTICIA .- ( MINISTERIO)

Excmo. Señor.

He dado cuenta a la Reina q.D.g. dela comünicaci6n de V.Ema de

31 de Julio ~ltimo, en la que despu~s de referida la lamentable de~

gracia de haber una exalaci6n electrica reducido a cenizas la c~pu
---------------------- --------------------~
!::_~~!-~~!~-!:~!:lo de -~:~~~Y!,t~~-~;:-~~ta-~~!~' pide V. Ema, que

en atenci6n a no tener fondos la f~b~ica de dha Yglesia para veri-

ficar la reparaci6n, y a que esta por otra parte obliga a hacer cua~

tiosos gastos, que ni el Estado podria facilitar sin dejar ~esate~

didos otros muchos templos cuya reparaci6n es muy urgente; ~-!~:u

to~~~~-~::~~ab~~~-~~-~~E~~~~~-~~~!~nd~_!:_~!igio~~!:~~~!-
los vecinos de esta Corte: y enterada S.M. de tan laudable pensa-
-------------------
miento se ha dignado conceder su Real autorizaci6n para que V.Ema.

promueva la referida suscricion, prometiendose del distinguido celo

que le anima, que valienél.ose de cuantos medios le sugiera el deseo

de realizarun obgeto tan santo, y secundado por los sentimientos

religiosos del vecindario de esta Capital Conseguirá obtener un d~

nativo cuantioso. As! mismo es la voluntad de S.M. que V.Ema. info~

me con toda urgencia si la expresada Yglesia del exconvento de San

Cayetano es ayuda de pa.rroquia de la de S. lllillan de esta Corte. De
-491-
Real Orden lo digo a V. Emma para los efectos consiguientes.

Dios guarde a V, Emrna. muchos años.

Madrid 10 de -·Agosto de 1858.

Sr. Cardena.l Arzobispo de Toledo~

" VICARIA ECLESIASTICA DE MADRID Y SU PARTIDO.

Emmo. Señor.

Luego que recib! la superior comunicaci~n de V.Ema fecha 10,

---------------
trascribiendo la Real autorizaci6n, que ha sido concedida para abrir
.....,_._ _____
una suscricion en esta~Corte con el fin de reunir recursos para le-

_________________________________________
vantar la cdpula del templo de San Cayetano _
.. destruida por el rayo,
-----------------~

pas~ a a.vistarme con el gobernador civil a quien transcrib! integr~

mente la citada comunicaci6n de V.E.

Me aviste tambien con el ancia~o Rector de San Cayetano, y j~

tos volvimos a visita.r al d!a, siguiente al citado Sr. Gobernaclor con

el fin de convenir en las personas que hayan de componer la Junta

de Administracion y direccion de la'obra.
-492-
Este señor me aplazo para el d!a de ayer para determinar sobre el

punto; pero aun que me acerqu~ en horas distintas no fue posible el

tratar de la materia, por encontrarse su Ema ocupado en asuntos del

servicio publico fuera de su despacho ordinario.

Cuidar~ pues de que no se demore el cumplimiento de cuanto v.
Ema se ha servido prevenirme.

En el interior ya están estendidas las circulares a los parr~

cos de esta Corte, que se les remitirán hoy con las prevenciones

oportunas para que esciten la piedad de los fieles y generalicen la

idea de suscricion por todos los medios que esten a su alcance de-

signando cada uno en su parroquia persona de confianza que reciba

con las anotaciones correspondientes las limosnas u ofertas que se

hagan, y la Junta de Administraci6n acuerde y designe la persona

que haya de continuar en cada distrito con aquel encargo.

Dios guarde a V. Eme, muchos años. Madrid 20 de AgoJ!i

to de 1858.

Emmo Señor.

Manuel de Obesso.

Emmo. Señor Cardenal Arzobispo de Toledo~
-493-
El pr~ximo documento es ya de 1859, es decir, un año despu~s

de que se produjera el incendio. Y en ~1 se da el presupuesto del

arquitecto, que ascendi~ a 477.047,10 pts.
" ARZOBISPADO DE TOLEDO.

Excmo. Sr.

Acompaño a V.E. el espediente instruido de, Real orden sobre la

reedificacion de la crtpula del Templo de San Cayetano de esta Corte
' - - - - - - 1 - - - - _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _. _ _

cuyo presupuesto formado por el Arquitecto de la Academia de San
--------
Ferna~do ~~~~~il~~~~~~~~-la cantidad de ~~~~~~!~~s

setenta y siete mil cuarenta y siete y diez centimos de los que de
----------------------------- --------- - ..-------- -
ben rebajarse nueve o diez mil duros que importa la suscricion y

los dona.tivos que hasta hoy día se han hecho para este objeto pi~

do so.

Yo espere que V.E. atienda la necesidad y urgencia de la rep§

~acion de dicho templo uno de los mas notables y frecuentados de la

~;:~, se servirá inclinar el Real ánimo de S.M. para que se digne

aprobar dho espediente, y mandar se libren cuanto antes los fondos

necesarios para la ejecuci~n de las obras presupuestadas, en lo que

se atendera al mayor bien espiritual y comodidad de los fieles que

lo desean vivamente y nos lo suplic~n con instancia movidos de sus
-494-
religicrsos sentimientos.

Dios guarde a V.E. muchos años.

Madrid 11 de Junio de 1859·

Exorno Sor. Ministro Secretario de Estado y del despacho de Gª

y Justicial.'

El rtltirno documento que tenernos sobre el incendio de la cdpu-

la, es tarnbi~n de 1859; y en ~1 se habla del cornienz6 de las obras

de restauraci6n en la Iglesia&

"Ernrno. Sr.

Enterada la Reina (q.D.g.) del espediente de las obras de re-

paraci6n del Templo . de St:m Ca.y etano de esta Corte; y de la esposi-

cion hecha por el Consejo de adrninistraci6n de las mismas para que

sin perjui·c io del curso de aquel se le autorice para principiarlas

contando corno lo hace con crecidas sumas de donativos, se ha digna_

do mandar que atendiendo a la urgencia del caso, el Consejo de Admi

nis:braci6n puede empezar las obras de reparaci6n con arreglo a los

planos devueltos por la Academia, a cuyo efecto van incluidos, sin
-495-
perjuicio de aprobar definitivamente el espediente tan pronto se s~

pa la cantidad fij a a que ascienden los donativos para poderlos re-

bajar de la suma presupuestada. De Real orden comunicada por el Sr.

Ministro de Gracia y Justicia lo digo a Vª Ema. para los efectos

consiguientes.

Dios guarde a Vª Ema muchos años.

IJiadrid 19 o.e Julio de 1859·

Sr. Cardenal Arzobispo de Toledo~ (83)
-479-
la Asociaci6n ba a dar principio. Grasia que espera de V.E. Madrid

a 21 de Agosto de 1844.

Juan Manriquev (74)

En 1845 el Rector de San Cayetano vuelve a pedir un Toldo para

la Iglesia, con motivo de la Novena que se celebra en honor del San

to. Y una vez más el Toldo es concedido. '(75)

El 27 de julio se pide un toldo para la Iglesia de San Cayet~

no, ya que desde muy antiguo se viene pidiendo. El Ayuntamiento re~

ponde a esta. solicitu9-, dando a D. :Ma,riano Garo!a Ruiz, enca,rgado

de la Iglesia, un Toldo para evitar al pueblo la incomodidad del

sol durante los d!as de la Novena. (76)

El 30 de julio de 1849, D. Mariano Garc!a Ruiz solicita al A~

tamiento un Toldo, bajo el oportuno recibo, para colocarlo en el p6~

tico de la Iglesia, durante la festividad de San Cayetano, como se
ha hecho en años anteriores . (77)
-480-

El exorno Ayuntamiento de esta Villa, con fecha de 31 de julio

de 1850, accediO a la concesión de un toldo al Sr. Rector de la

Iglesia de San Cayetano; quien lo solicitO con motivo de la mucha

concurrencia de fieles a la citada Iglesia, desde el dia 7 al 15

de Agosto. (78)

En 1851 el Rector de la. Iglesia de San Cayetano, a.nte el Nov~

nario dedicado a dicho Santo, y en atenciOn a la pobreza del Templo

y al gran concurso de fieles ~ue acude~ ~ ~1, suplica la coneesiOn

de un Toldo al Ayuntamiento de la Villa. Y el Ayuntamiento accede

a esta peticiOn el 4 de Agosto de 1851. (79)

El Ayunte.miento de Flladrio_, en vista de la inst~ncia del P. Re_sa

tor de la Iglesia de San C~etano, en solicitud de un toldo para la

festividad del Glorioso Santo, acordO el 16 de Julio de 1852 conce

der el citado Toldo. · (80)

El rtltimo Documento,concerniente a los Toldos concedidos a la

Iglesia de San Cayetano de Madrid, es de 1858. Y lo reproducimos a

continuaciOn:
-481-
" El Ayuntamiento Constitucional. F!iadriéJ., 1858.

Sobre conceder 2 Toldos para la festividad de San Cayetano, en

su Iglesia.

Exmo Sor,

El Rector dela Yglesia de San Cayetano de esta Corte tiene la

honra de esponer respetuosamente ala consideracion de V.E. que con

motivo del incendio ocurrido enla tarde dé~ 26 de Julio ~ltimo ha

desaparecido la linterna que serv!a de remate a la media naranja.
-----------------------------------------------------------------
La reparaci6n consiguiente es obra de algun tiempo, pero anelando

el vecindario de este barrio se contin~e el culto en dho templo, y

estanél.o tan pr6xima. l a festividad del Glorioso San Ca.yetano, obte-

nidas las licencias convenientes, se volverá a abrir en dho d!a ha

bilitando una delas naves de la Yglesia, y afín de cubrir por luego

el hueco dela espresada lucerna y enlafalta de recursos.

Suplica a V.E. se sirva por un efecto de su bondad dispensar

la gracia de quesefacili ten dos toldos y ·treinta cuerdas para el e.§_

presado objeto; dispensando de todo pago atendida lafalta de recur~

sos, y la conveniencia de- que el publico halle enla espresada Ygl~

sia el cu~to la celebraci6n de misas y demás. Madrid 2 de Agosto de

1858. Nicolás Senar~.
-482-
Respuesta-

Madrid, 2 de Agosto de 1858.

Sin perjuicio de darse cuenta al Exmo Ayuntamiento y atendie~

do lo recomendable del obgeDo para que se hace el pedido de los dos

toldos, dese la orden oportuna al Guarda almacen general de efectos

para que los facilite.

El Alcalde Corregidor.

Madrid. 5 de Agosto de 1858.

En Ayuntamiento Constitucional se ap~eba la disposici6n tQ

mada por el Alcalde Corregidoro~r (8l)

Es interesante que se recoja en el texto el incendio que sufri6

la crtpula de San Cayetano en 1858, ya que más adelante dedica.remos

un capitulo entero al referido incendio y al arreglo que se lleva-

rá a cabo en la crtpula por su causa.

--------------------------------
-483-
CAPITULO ¡ : REGALOS DE LA REINA ISABEL II AL TEMPLO.
-----------~---------------------------------------------

El 21 de Junio de 1856 se produjo un importa~te robo en la

Iglesia de San Cayetano. Para tratar de reparar en alguna manera

las p~rdidas sufridas, Su Majestad la Reina Isabel II regal6 va-

rios objetos al Temploa

11
Alha,jas y Ornamentos regalados por Su ~gestad la Reina Is,2:

bel II a la Iglesia de San Cayetano.

Inspeoci6n General de Oficios y Gastos de la Casa Real.

Emmo Señor.

Be or~en de S.M. la Reyna mi Augusta Ama y Señora tengo el ho

nor de remitir a Vª Emª dos calices y un copon que S.M. destina pa

ra el Culto Divino de la Yglesia de San Cayetano de esta Corte.

Dios guarde a Vª Emª muchos años.

Palacio. 24 de Junio de 1856.

Emmo . Sr. Cardenal Arzobispo de Toledo~'

11
Yglesia dé San Cayetano= Como Rector dela Yglesia de San Ca-
-484-
yetano de esta Corte certifico: que por acuerdo del Teniente mayor

dela Yglesia parroquial de San Millán D. Mariano Garcia Ruiz en a~

sencia del Sr. Cura párroco he recibido del Sr. D. Antonio Aguado

Secretario del Emmo Sr. Cardenal Arzobispo de Toledo las alhajas

que S.M. la ReinaDª Ysabel 2ª (q.D.g.) se ha servido donar para

dha Yglesia de San Cayetano para indegmiar la del robo sacr!légo
cometido enla noche del 21 de este mes, y son las siguientes:

primeramente un Caliz grande de plata sobre dorado cincelado con v~

ríos tributos dela pasi6n del Señor y ptros misterios con su pate-

na y cucharilla, custodiado todo en una caja de tafilete verde. Otro

caliz mas pequeño de pla ta tambien cincelado con atributos del au-

gusto misterio. Y ultimamente un Cop6n de plata, sobre dorado, y

tanto esta como las demas alhajas tienen la marca de S.M.= Y para

que conste la entrega de dichas tres alhajas y sobre los efectos

convenientes doy el presente que firmo en !I'Iadrid a veinte y cinco

de junio de mil ochocientos cincuenta y seis= El Rector= Nicolás

Señore~ (82)

--------------------------
-485-
CAPITULO XI : INCENDI@ DE LA CUPULA EN EL AÑO 1858.-
----------------------------------------------- ----------
En el año 1858 un rayo dest:ruy(S la Odpula de la Iglesia de San

CayetanG. Afortunadamente hemos hallado gran cantidad de datos so-

bre este suceso en el Archivo Diocesano ( C/ Bail~n nº 8.)
A continuaci6n presentamos los documentos que hemos encontra-

do sobre este aspecto, por orden cronol6gico:

" VICARIA ECLESIASTICA DE MADRID Y SU PARTIDO .

Exmo. Señor.

Tengo el sentimiento de participar a V.Ema. que la famosa adpu
--------~

la del Templo grandioso de San Cayetano de esta Corte ya no existe=
----------------------------- -- ------
Su nueva construccion no bajar~ de 40.000 duros en sentir de los i~

teligentes= Una exhalacion !~-E~~~~io_~-!~~-!~-~la_!~~~~-~~-~~~'

y no alcanzaron fuerzas humanas para cortarlo= No ha habido desgra-

cia alguna personal, y parece prodigioso atendidas las posiciones

que ocuparon los trabajadores a tanta elevacion y casi sin pie fir

me al lado de un volc~ horroroso y en medio de arroyos de plomo

derretido=

Las autoridades todas nos encontramos alli desde los primeros

momentos= En el Templo no hubo desman alguno. Solo un hombre tratO

de coger el escapulario de la Virgen de las Mercedes, y fue condu-
-486-
cido a la carcel= A las once dela noche cesaron los trabajadores, ,

y poco mas tarde qued~ cerrada la Iglesia= Esta mañana se celebro

una misa en la sacristía, a donde se habia trasladado el tabernac~

lo del SSmo Sacramento. que el celebrante consumi~= He dispuesto

que se haga el mas escrupuloso inventario de cuanto hay en la Ygl~

sia para ponerlo a salvo, hasta que llegue el d!a de quedar cubie~

to el techo que ocupaba la media naranja para abrirla al culto pu-

blico= La desgracia hasido completa, porque ~!~Pl~~-~~~~~

asegurado de incendios.
-------------
Dios guarde a V.Emª• Muchos Años.

Madrid 27 de Julio de 1858.

Excm. Señor. Manuel de Obesco.

Excm. Señor. Cardenal Arzobispo de Toledo~

----------------------------------

El siguiente documento trata de que tan s~lo sufri~ daño la

cdpula, ya que los retablos, imágenes, y demás utensilios se cense~

varen intactos:
-487-
" VICARIA ECLESIASTICA DE ~~RID Y SU PARTIDO.

Ernmo. Señor.

Aparte de la f~lta de la cdpula del centro del templo de San

Cayetano, que viene a formar una grande claraboya, no ha habido n2

vedad alguna dentro del mismo, y los r~~~~~' !~~~~y ~más_

~~~~~lio~~~~~~~~~ y-~~~~necen_~~-~_R~~pi~~~~~~; de man~

ra que, como la Yglesia forma una rotonda con nabas espaciosas al

rededor, podrá abrirse al culto, tan pronto como se despega de los

escombros y el Sr. Gobernador de la Provincia nombre un maestro a~

quitecto que informe no haber peligro de que se desprenda algun chi

naro de las paredes sobre que descansa la media naranja.

En tal supuesto podrá convenir el suspender la traslaci6n de

imágenes y de mas a otras Yglesias hasta que el d~a de dar princi-

pio a la nueva obra, ma~ime
--------
existiendo el proyecto de cubrir la ola
----------
~~~~~-~-~~~' interin se reunen recursos para otra cosa, a

cuyo efecto entiendo será muy conveniente designar en su d~a persQ

nas que recauden las limosnas con buena cuenta y razon para que e~

tren en un depositario con los fondos que s.:M:. o el Gobierno apli-

que, a fin de evitar que la maledicencia ultrage la buena adminis-

traci6n y aplicaci6n de estos.
-488-
Por lo tanto, suspendo el circular a los párrocos para que ya

abran suscricion, y esciten a las piedras de los fieles para que

contribuyan a la nueva obra, hasta que V.Ema, tomando en consider~

ci6n estas indicaciones, no resuelva otra cosa.

Esto no obsta a que el Rector de dho Templo, a quien V.Ema e~

noce pues que fue el ultimo Provincial de aquella casa, en union

con otros sacerdotes y seglares del Barrio trate de proporcionar

los primeros fondos para limpiar la ~lesia, y colocar si llega el

caso el mencionado toldo.
-
Dios guarde a V.Ema muchos años. Madrid 29 de julio de 1858.

Emmo. S:eñor Manuel de Obesso.

Emmo. Señor. Cardenal Arzobispo de Toledo~

De la colocaci6n del Toldo, para cubrir el espacio descubierto .

que dej6 como secuela el incendio de la C~pula, ya hemos hablado en

el ~ltimo documento del capttulo destinado a los toldos que se col~

caban en la Iglesia de San Cayetano.

_______________________ ______. _________ _
.

El siguiente documento trata de la suscripci6n que se abri6
-489-
para contribuir a la construcci~n de la nueva adpula para la igle-

sia:

" NEGOCIADO 62 - ASUNTO ECLESIASTICO.

Emmo y Ecsmo. Sor.

Tengo la honra de incluir a V. Ema la instancia que dirigen a

____ ---·------------------- --------
mi autoridad varios vecinos del barrio de Embajadores, en solicitud
_.....,.

de que se les autorice para abrir una. suscripcion, con objeto de r~
------------------------------------------------- --------------
~~-!~-!~~~~~-de_~~-~~!~~~' deteriorada considerablemente por

el reciente incendio que ocasion~ un desprendimiento de electrici-

dad en la tarde del 26 del mes anterior.

Tratándose de un asunto de jurisdici~n mista, por lo que a,fe,2_'

ta al bien de la iglesia y al inter~s del Estado, todo lo que ten-

ga, relaci~n con culto religioso, he creido oportuno pasar a manos

de V.Ema dicha solicitud para que, dignándose informar sobre su co~

tenido, se pueda acordar luego lo mas acertado.

Dios guarde a V.Ema muchos años.

llladrid. 9 de Agosto de 1858.

Emmo. y Escmo Sor. Cardenal Arzobispo de esta Diocesis~
-490..
" NEGOCIADO DE GRACIA Y JUSTICIA .- ( MINISTERIO)

Excmo. Señor.

He dado cuenta a la Reina q.D.g. dela comünicaci6n de V.Ema de

31 de Julio ~ltimo, en la que despu~s de referida la lamentable de~

gracia de haber una exalaci6n electrica reducido a cenizas la c~pu
---------------------- --------------------~
!::_~~!-~~!~-!:~!:lo de -~:~~~Y!,t~~-~;:-~~ta-~~!~' pide V. Ema, que

en atenci6n a no tener fondos la f~b~ica de dha Yglesia para veri-

ficar la reparaci6n, y a que esta por otra parte obliga a hacer cua~

tiosos gastos, que ni el Estado podria facilitar sin dejar ~esate~

didos otros muchos templos cuya reparaci6n es muy urgente; ~-!~:u

to~~~~-~::~~ab~~~-~~-~~E~~~~~-~~~!~nd~_!:_~!igio~~!:~~~!-
los vecinos de esta Corte: y enterada S.M. de tan laudable pensa-
-------------------
miento se ha dignado conceder su Real autorizaci6n para que V.Ema.

promueva la referida suscricion, prometiendose del distinguido celo

que le anima, que valienél.ose de cuantos medios le sugiera el deseo

de realizarun obgeto tan santo, y secundado por los sentimientos

religiosos del vecindario de esta Capital Conseguirá obtener un d~

nativo cuantioso. As! mismo es la voluntad de S.M. que V.Ema. info~

me con toda urgencia si la expresada Yglesia del exconvento de San

Cayetano es ayuda de pa.rroquia de la de S. lllillan de esta Corte. De
-491-
Real Orden lo digo a V. Emma para los efectos consiguientes.

Dios guarde a V, Emrna. muchos años.

Madrid 10 de -·Agosto de 1858.

Sr. Cardena.l Arzobispo de Toledo~

" VICARIA ECLESIASTICA DE MADRID Y SU PARTIDO.

Emmo. Señor.

Luego que recib! la superior comunicaci~n de V.Ema fecha 10,

---------------
trascribiendo la Real autorizaci6n, que ha sido concedida para abrir
.....,_._ _____
una suscricion en esta~Corte con el fin de reunir recursos para le-

_________________________________________
vantar la cdpula del templo de San Cayetano _
.. destruida por el rayo,
-----------------~

pas~ a a.vistarme con el gobernador civil a quien transcrib! integr~

mente la citada comunicaci6n de V.E.

Me aviste tambien con el ancia~o Rector de San Cayetano, y j~

tos volvimos a visita.r al d!a, siguiente al citado Sr. Gobernaclor con

el fin de convenir en las personas que hayan de componer la Junta

de Administracion y direccion de la'obra.
-492-
Este señor me aplazo para el d!a de ayer para determinar sobre el

punto; pero aun que me acerqu~ en horas distintas no fue posible el

tratar de la materia, por encontrarse su Ema ocupado en asuntos del

servicio publico fuera de su despacho ordinario.

Cuidar~ pues de que no se demore el cumplimiento de cuanto v.
Ema se ha servido prevenirme.

En el interior ya están estendidas las circulares a los parr~

cos de esta Corte, que se les remitirán hoy con las prevenciones

oportunas para que esciten la piedad de los fieles y generalicen la

idea de suscricion por todos los medios que esten a su alcance de-

signando cada uno en su parroquia persona de confianza que reciba

con las anotaciones correspondientes las limosnas u ofertas que se

hagan, y la Junta de Administraci6n acuerde y designe la persona

que haya de continuar en cada distrito con aquel encargo.

Dios guarde a V. Eme, muchos años. Madrid 20 de AgoJ!i

to de 1858.

Emmo Señor.

Manuel de Obesso.

Emmo. Señor Cardenal Arzobispo de Toledo~
-493-
El pr~ximo documento es ya de 1859, es decir, un año despu~s

de que se produjera el incendio. Y en ~1 se da el presupuesto del

arquitecto, que ascendi~ a 477.047,10 pts.
" ARZOBISPADO DE TOLEDO.

Excmo. Sr.

Acompaño a V.E. el espediente instruido de, Real orden sobre la

reedificacion de la crtpula del Templo de San Cayetano de esta Corte
' - - - - - - 1 - - - - _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _. _ _

cuyo presupuesto formado por el Arquitecto de la Academia de San
--------
Ferna~do ~~~~~il~~~~~~~~-la cantidad de ~~~~~~!~~s

setenta y siete mil cuarenta y siete y diez centimos de los que de
----------------------------- --------- - ..-------- -
ben rebajarse nueve o diez mil duros que importa la suscricion y

los dona.tivos que hasta hoy día se han hecho para este objeto pi~

do so.

Yo espere que V.E. atienda la necesidad y urgencia de la rep§

~acion de dicho templo uno de los mas notables y frecuentados de la

~;:~, se servirá inclinar el Real ánimo de S.M. para que se digne

aprobar dho espediente, y mandar se libren cuanto antes los fondos

necesarios para la ejecuci~n de las obras presupuestadas, en lo que

se atendera al mayor bien espiritual y comodidad de los fieles que

lo desean vivamente y nos lo suplic~n con instancia movidos de sus
-494-
religicrsos sentimientos.

Dios guarde a V.E. muchos años.

Madrid 11 de Junio de 1859·

Exorno Sor. Ministro Secretario de Estado y del despacho de Gª

y Justicial.'

El rtltirno documento que tenernos sobre el incendio de la cdpu-

la, es tarnbi~n de 1859; y en ~1 se habla del cornienz6 de las obras

de restauraci6n en la Iglesia&

"Ernrno. Sr.

Enterada la Reina (q.D.g.) del espediente de las obras de re-

paraci6n del Templo . de St:m Ca.y etano de esta Corte; y de la esposi-

cion hecha por el Consejo de adrninistraci6n de las mismas para que

sin perjui·c io del curso de aquel se le autorice para principiarlas

contando corno lo hace con crecidas sumas de donativos, se ha digna_

do mandar que atendiendo a la urgencia del caso, el Consejo de Admi

nis:braci6n puede empezar las obras de reparaci6n con arreglo a los

planos devueltos por la Academia, a cuyo efecto van incluidos, sin
-495-
perjuicio de aprobar definitivamente el espediente tan pronto se s~

pa la cantidad fij a a que ascienden los donativos para poderlos re-

bajar de la suma presupuestada. De Real orden comunicada por el Sr.

Ministro de Gracia y Justicia lo digo a Vª Ema. para los efectos

consiguientes.

Dios guarde a Vª Ema muchos años.

IJiadrid 19 o.e Julio de 1859·

Sr. Cardenal Arzobispo de Toledo~ (83)
-496-
CAPITULO XII : LA CONGREGACION DE NTRA SRA DEL TRANSITO.
--------------------------------------------------------------
La Congregaci~n de Nuestra Señora del Tr~nsito se fund~ en 1848,

y tenia por objeto principal tributar el mayor culto y veneraci~n a

Maria Sant!sima, en su Sagrada Imegen del Tr~sito.

Hacia 1861 editaron unas Ordenanzas tituladas: " Ordemmzas de

1~> Real Ilustre y primitiva Congregaci~n de Nuestra Señora del Trá,!l

sito, establecida en la Iglesia de San Cayetano. De esta Villa y

Corte de Madrid. Aprobada por S.Ml.' (84) A continuaci~n resumimos

los puntos principales de las citadas Ordenanzas:

" Dª Isabel II, por la Gracia de Dios y por la Constituci~n de

la Monarquia Española, Reina de las Españas.

Por cuanto con la presencia del espediente instruido ~ instaE;

cia de la Junta de Gobierno y fundadores de la Primitiva Congrega-

ci~n de Nuestra Señora del Tránsito, establecida actualmente en la

Iglesia de San Cayetano de Madrid, en solicitud de mi Real Aproba-

ci~n de las Constituciones formadas para su r~gimen y gobierno, las

cuales han sido aprobadas por el muy reverendo Cardenal Arzobispo

de Toledo, segun despacho librado por su Consejo de la GobernE.ci6n,

en 30 de Junio de 1859; en vista de lo informado en su razon por la

autoridad superior de la provincia y secci~n respectiva del Consejo

de Estado, por mi Real resoluci~n de 9 de Marzo rtltimo, tuve ~ bien
-497-
acceder ~ ella con la espresa condici6n, de que el Párroco ha de _

ser en todo tiempo el Presidente de la Asociaci6n, siendo el tenor

de dichas constituciones modificadas el siguiente:

ORDENA}JZAS DE LA ILUSTRE Y PRIMITIVA CONGREGACION DE NUES

TRA SEÑORA DEL TRANSITO; ESTABLECIDA EIIJ LA IGLESIA DE SAJ.IJ CAYEilANO

DE LA VILLA Y CORTE DE MADRID.

Bendita y alabada sea la pur!sima y glorios!sima Virgen Mar!a

en todos sus Misterios, y en especial, en el de su Gloriosa Asun-

ci6n a los cielos Amen,

No hay cosa de ma.yor importancia para el cristiano, ni que mas

cuidadosamente deba procurar, q:ue acabar su vida con una buena y •..

santa muerte. Es sentencia pronunciada por Dios, y sentencia de que

la esperiencia de todos los siglos no nos permite dudar, que todos

hemos de morir, que la muerte es el fin de la vida, y el principio

de una eternidad, 6 de penas 6 de gloria, y que tan cierto como es

morir, tan incierta eg la hora; el lugar y. el modo 6 estado en que

moriremos. El mismo Jesucristo nos advierte que es incierta aquella

hora, y que nos sorprenderá y cojerá desprevenidos, porque vendrá

cuando menos lo pensemos; dichoso aquel que pudiera decirse as! mi§_

mo lo que tan amenudo repet!a San Vicente de Paul: " Hace más de 18

años que no me acuesto, sino en el estado en que me quiero morir~
-498-
¿Y qu~ medios ni qu~ diligencias m~s propias y eficace~puede un

cristiano poner en práctica para acabar su vida, con una, buena y

santa muerte, que la devoci6n ~ Maria Santisima, y el esmerarse en

tenerla propicia para aquell a hora?. Unas de las verdades mas de~

consoladoras y que con mas frecuencia nos repiten los Sa~tos Padres

y Doctores de la Iglesia es que Maria Santisima asiste y favórece

en todo á sus devotos; pero señaladamente en la hora de l a muerte.

Esta confia~za en la protecci6n y generosida d de Maria Santi-

sima, ha movido á los individuos de la religiosa Asociaci6n de Nue~

tra Señora del Tr~nsito establecida actualmente en la Iglesia de s.
Cayetano, impulsados en su mayor parte por los continuos favores

recibidos de su ben~fica mano ~ darla mayor esplendor y acrecentar

mas y mas su devoci6n y culto, ao~itiendo gustosos ~ cuantos fieles

de uno y otro sexo quieran asociarse como hasta aqui, y participar

de todas las gracias é indulgencias que est~n concedidas á la ref~

rida Imagen y su Corporaci6n para lo cual nos ha parecido que no d~

bia omitirse medio alguno para formalizar cuanto antes las constitu

ciones, para la elevaci6n ~ Congregaci6n, persuadidos de que servi

rá de estimulo á todos los asocia dos á ella, para cumplir con e~c

titud lo que exige de ellos esta gran Reina, y á los que no, esci-

tarlos á pretender ser del n~mero feliz de los que velan cada dia á
-499-
las puertas de la Señora del Mundo, como la llama San Buenaventura,
~
pues encontrarán la vida y l a salud, como nos lo atestigua el Espi

ritu Santo, por estas palabras: Beatus horno qui vigilat ad fores

meas cuotidme et observat ad postes hostu mei. Qui me invenerit vi-

tam, et auriet salutem á Domino (Prov ocho, treinta y cuatro y ci~

có1).. "Feliz el hombre que vela a mis puertas cada dia, y está en ob

sérvaci~n á los umbrales de mi entrada, el que me encuentre encon-

trará la vida, y alcanzará del Señor la Salvaci~n'

Y con efecto, habi~ndose dignado el Señor de honrar a los que

a~jo firmomos, eliji~ndonos para la elevaciOn de esta CongregaciOn,

pues por los inescrutables arcanos de su sabiduria, suele valerse

de los medios más d~biles y despreciables para mayor realce de las

obras de su poder y gloria, hemos convenido en la formación de es-

tas ordenanzas, por las cuales queremos acreditarnos los mas humil

des esclavos de la Reina de los Angeles y Señora Nuestra Maria Sa~

tisima del Tránsito, manifestando que sean por la jurisdiciOn ecl~

siástica diocesana, y para ello se establecen 10 capitules que con

tiene 77 articules en 24 páginas.

Capitulo I: AdvocaciOn y objeto de la rnstituciOn de esta Con

gregaciOn.

Articulo I.- Se denomina y denominará siempre Ilustre y Primi
-5ü0-
tiva Congregaci6n de Nuestra Señora del Tránsito, bajo cuyos sober~

nos auspicios se instituy6, como celestial Patrona, Reina de los An

geles, y remedio de los necesitados.

Art!culo II.- El objeto principal de esta corporaci6n, ha si

do desde su fundaci6n en 8 de Noviembre de 1848, y será siempre, el
--------- -----
de !::~~ta:__~~~~~::-~!~~~::~~6n á M~!~-~~t!si~,; ~~~a

~~~_!~~~n d:~_!:_án~~to, su soberana protectora; por lo tanto, a~

mitirá en su seno, á todas las personas de ambos sexos que lo soli-

citen, siempre que reunan á su buena vida y costumbres, una piedad

conocida, sin cuyo requisito, no deberán afiliarse bajo la prote~

ci6n de tan buena Madre.

Cap!tulo II- Admisi6n de los individuos.

Cap!tulo III- De los Actos Religiosos .

Cap!tulo IV- De los Oficios de la Congregaci6n.

Capítulo V- De los Camareros y Mayordomos de la Sa.n t!sima Viz:

gen.

Cap!tulo VI- De las Juntas que ha de celebrar la Congregaci6n.

Cap!tulo VII- Creaci6n y recaudaci6n de fondos.

Cap!tulo VIII- Asistencias en los casos de Viático y falleci-

miento .

Cápitulos IX-X- Obligaciones y Disposiciones generales~
-501-
CAPITULO XIII f PARROQUIA DE SAN MILLAN DE MADRID.
------------------------------------------
La I ·g lesia de San Cayetano es desde finales del siglo XIX Pa..-

rroqu!a de San Millán, ya que en 1868-69 se deoidi~ derribar la a~

tigua Parroquia de San Millán, trasladándose ~sta a San Cayetano.

Sobre el derribo de la Parro~uia de San Millán, y los objetos

que se trasladaron de ~sta a San Cayetano, tenemos varios documen-

tos que ofrecemos a continuaci~n para poder entender mejor todos ·

los detalles del"Traslado".

El primer documento que poseemos,hablando de la necesidad del

derribo de la Parroquia de San Millán, es de 1837-38, y dice lo si

guiente:

" ~~~-~~~~~~·- ~!.~~-=~!~!~!~~~~~~~~E!to ~!§~-!~-~~vi~~

RE~~E=~~~~' al paso que !!~~~~~~~~~~=-~=~~~E~~~~-~~~~-~~=~-!a
mezquina Iglesia de San Mill~n.
------------------------------
Demarcaci~n: Calle del Peñ~n de las Velas, Plazuela de la Ceb~

da , de Toledo, del Estudio, de Juanelo, de la cabeza, del Mir6n, Cam

pillo de Manuela, calle del Avapi~s, de Carabaca, de Mes~n de Par~

des, calle de Cavestreros, de Roelas y del Carnero~ (85)

Los pr~ximos documentos que vamos a utilizar son ya de 1868 y

1869, fecha en la que se decide el derribo de la Parroquia de San

:f.!ill~..n.
-502-

El primero de estos documentos contiene un cruce de cartas ea
tre miembros de la Iglesia y del Estado, yª que el Estado comunica

la demolici6n de la Pa,rroquia de Sa.n Filillán, y los miembros de la

Iglesia manifiestan sus protestas ante este hechoa

" Ayuntamiento Constitucional. madrid 1868.

Negociado de Obras Pdblicas. Clase de Derribos.

Espediente sobre derribo de la Yglesia de San Millán para las

obras de la calle del Duque de Alba.

Octubre. 26 de 1868.

Siendo indispensable para la prolongaci6n de la calle del Du-
-------------------------------------------------------------
~~~-~~~!~~_:!_~~~~bo_!~~~ia~~~:_!~gl~~~~-~~~~~-~~!!án1 _~!~

~~~~~~-~~=-!~~~!~~~~~-fa~~!~=~~~-!~~~-~~~~!~~~~~; tengo
el honor de designar a V.E. para que se sirva adoptar las disposi-

ciones oportune,s a fin de que pueda verificarse ordenadamente la r_!

ferida traslaci6n.

Traslado al cura párroco de San Millán para su inteligencia y

efectos correspondientes.

( Destinada al Esmo. Sr. Cardenal Arzobispo de Toledo~)

------------------------------------------
-503-

" Arzobispo de Toledo. 28-octubre-1868.

Excmo. Sr.

A las once de la noche del d!a de ayer recibi el oficio en el

que se sirve V.E. prevenirme que, siendo indispensable para la. pr.Q.

longaci6n de la, C/ del Duque de Alba, el derribo inmediato de la igl~

sia de San Millán , cuya parroquia puede trasladarse facilmente a s.
Ca~etano, comunique yo las ordenes oportunas a fin de que pueda ve-

rificarse ordenadamente la referida traslaci6n.

Grande fue mi sorpresa al leer la disposicion de V.E., increi

ble en persona tan ilustrada, al valerse del jutil, y hasta absurdo

pretesto que se alega para derribar una parroquia colocada en sitio

tan necesario para el servicio de su feligresia.

La calle del Duque de Alba ~-Eed~-~~!~==~~~' ni aun para

darla mas ensanche cabe derribar un templo absolutamente necesario

al vecindt:~Jrio, que no podra menos de o.eplorar o.ejaran de hacerse a

V. E. las recla.maciones legales y justas para evitar una arbitraria

demolici6n.

La Calle del Duque de Alba termina en la Plazuela del p6rtico

de la parroquia de San Millán al desembocar en la Ca.lle ·de Toledo,

y no cabe prolongarla sin derribar la fachada s. ele la Plaza de la
Cevada, y aun as! no podría conservar aquella su nombre; y acerca
-504-
de la completa alineaciOn de la calle puede lograrse en parte sin

derribar la parroquia de San Millán segun pod!a informar un esperto

Arquitecto.

Razones tambien mas atendibles me obligan a dirigirme a V.E.,

de cuya prudencia y religiosidad espero hallará justo cumpla yo con

una de las obligaciones de mi sublime ministerio.

Sin dejar en la pol~mica del despojo a que se condenE, al Parr~

co y sus Tenientes privandoles de su habitacion: sin reclamar la i,!!

vasion que se hace a otros derechos imprescindibles de la Yglesia,

permitame V. E. que proteste el innecesario derribo de l a Yglesia
-------------· ------------------
parroquial de Se..n ltillán; estando ce,si cierto de que meditando V.E.
------------------------ ----------------------------------------
~~~~~~!~_:~ mi pr~~~ sta t~~~~ ot~~~~~~~ic~~~~~ al objeto que

se propone, quede..ndo yo en todo caso libre de toda responsabi]idad

ante Dios, y ante mis catOlices diocesanos.

28- Octubre- 1868.

Cardenal Arzobispo de Toledo~

-------------~-------------------------

11 Excmo. Sr. Cardenal Arzobispo de Toledo.
-505-

Eminent!simo Sr. 2-Diciembre de 1868.

Tengo el honor de contestar a la comunicaci~n de V.Exc. fecha

28 de Octubre, relativa al derribo por este Ayuntamiento de la Ygl~

sia de San Millán y traslél,ción ele esta él, lél, de San C2.y etano.

V. Emma, comienza sus observaciones contra la determinación

del Municipio con estas palabras, que por honor a V. Ema no quisie

ra ver estampada. "Grande fue mi sorpresa al leer la disposicion de
------------------------------------------------
~!_~~~~~~bl~-~-~~~~~~-~~-~~~~da1_~!_!:!~~~-~~!_!~~!-~_ha~
ta absurdo pretexto que se alega para derribar una parroquia en si-

tio te~ necesario para el servicio a la feligresia~

Qu~~~-~E~~E_S~~-~!-~~-~~~~~~~~~E~~~~~-~1 f~rmar ~~~~jan

~~~-!rases, ~~~-~!_!~~-~edi~~~-~~-~~~~~~~~-~!~~ia~~'

~-~~E~~~-~-~~~~~~~~~~~!~-~~-~-~~ela~~~~-!~-!~!~si~.
Pod!a haber en el Municipio y en su Presidente, error, equiv~

caei~n, mala apreciaci~n de los hechos. Pod!a excederse de sus atri

buciones, de.ndo e.casion a reclamaciones legitimas.

Lo que no pod!a existir; lo que v. ;E. ni nadie tiene derecho a

suponer, mucho menos tratandose de la. autoridad constituidél,, es que

esta busque pretextos desatinados para llevar a cabo disposiciones

absurdas.

Tienen los Españoles todos la obligación de obedecer y repetar
---------- - ------------- ~----- ·-· -----------
-506-
la autoridad del Ayuntamiento y de su Presidente; obligaci6n más es
-------------- --------------------------- -----------------
trecha y sagrada en un Prelado de la Yglesia, cuyos actos deben de
------------------------------
ser todos ejemplos de mansedumbre, ele respeto a la, autoridad., de

obediencia a la,s leyes patri~s.

Y sube de punto la e:x:tañeza, cuando calificaciones tan duras y

poco convenientes carecen de todo fundamento, y son, no dir~ yo ha-

llando a V.Ernma absurdas, sino verdaderamente extraviadas.

El informe del arquitecto del Distrito que tengo el honor de

acompañar adjunto instruira a V.Emma de las razones en que se apoya

el Excmo Ayuntamiento para ordenar por causa de utilidad p~blica el

derribo de la Yglesia de San Millán.

No es un proyecto nuevo el de alinea..r la calle de San Millán,

dándole el ensanche conveniente a las necesidades del tránsito vi~

ne acordado hace muchos años, y tiene en el dia un carácter de u~

gencia que no puede ocultarse a la ilustracion de V.Emma.

Demostrada la utilidad de las obra.s y la conveniencia del ve-

cindario, que la exige imperiosamente no me detendre a justificar

ante V. Emma lasfacultades del Municipio ni la competencia de mi au

toridad para ordenar el derribo en cuesti6n.

Esta.n por las leyes deslinda das aquellas facultades, definida

mi autoridad, prevenida la obediencia a las 6rdenes del Municipio y
-507-

ciertamente no es a un Prelado de la Yglesia española y mucho menos

a V. Emma al que pretenda yo recordarle sus deberes para con l a au

toridad p~blica.

Dir~ tan solo a V. Emma que el Ayuntamiento no despoja, que no

invade derechos impre s criptibles ni aun transitbrios de la Yglesia y

que obrando dentro de l a s funcione s propias de su instituto no cabe

pretexta contra sus a ctos en t~rminos de ley sin f altar a muy jus-

tos respetos.

No y mil veces no, aqui no existe despojo ni inva,si6n de los

derechos de la Yglesia. La Municipalidad de Madrid ordena el derri

bo de la Yglesia de San Iiiillán por que a s! lo reclaman muy alto los

intereses del vecindario, ante los cuales debe enmudecer todo otro

inter~s, y ha cer todos gustosos como que redunda en bien del proc~

r ar los mayores beneficios.

La Parroquia se traslada f a cilmente ala Yglesia de San Cayeta-

no sin menoscabo del culto, sin incomodidad para los feligrese s , sin

perjuicio de su devoci6n. ¿ D6nde el despojo; d6nde la invasi6n de

los derechos de la Yglesia?

No seguire mis razonamientos, porque seria ofender la sabiduria

y el alto criterio que reconozco en V. Emma.

Tengo por mi parte la seguridad muy completa de que hecho ca~
-508-
go de mis reflexiones, y meditando con calma el asunto, la rectitud

de V.Emma hará cumplida justicia a los acuerdos del Ayuntamiento y

a 1ª sinceridad y sanas miras de su Presidente.

Restame solo insistir con V.Emma en que se sirva dar sus sup~

riores 6rdenes para la traslaci6n ~rroquial, afin de q~e en breve

t~rmino pueda empezarse el proyectado y necesario derribo.

No concluir~ sin ofrecer a V• Emma. el testimonio de profundo

respeto y altisima consideraci6n que le debo como dignisimo Prela-

do de esta Diocesis.

Dios VG = N. IYI. Rivero~ (86)

-------------------------------
El siguiente documento, que hemos podido encontrar, nos habla

ya de la demolici6n de ¡a parroquia y de los objetos que deben tra~

ladarse de ~sta a San Cayetano:

" 1869. Ayuntamiento Popular de Madrid.

Negociado de obras. Clase Demolici6n.

El:lopediente referente a la Yglesia de San Millán y lista de los

objetos que se trasladan de esta a la de San Ce.y etanoU
-509-
" Sello de la Parroquia de Sa..n Millán de Madrid.

Despues de haber aducido cuantas razones he creido atendibles

para el no derribo de la Yglesia de mi Parroquia; Dirigidome a to-

das las autoridades eclesiasticas y seculares, saber y en igual se~

tido lo he..n hecho el Emmo Sr. Cardenal Arzobispo de Toledo mi prel~

do; y muchos de mis feligreses, hoy creen han sido oidos sus votos,

con fecha 10 del Presente me dirigi al Sr. Alcalde y presidente del

Excmo Ayuntamiento de esta Villa, poniendo a su consideraci~n nue-

vas razones para que se suspendiera el derribo de esta Yglesia, y

Diciendo, y si estaba definitivamente a.cordado el derribo, se me :-~

proporcionase local para el Despacho y Archivo de los li~os y Doc~

mentos Parroquiales, para los Tenientes y dependientes precisos de

la Yglesia, y se me dejase sacar de ella cuanto en la de San Caye-

tano necesitase. Con fecha 12 del mismo me contesto el Exmo Sr. Al

calde popular, si bien haciendo caso omiso de las r a zones para el

no a_erribo, con la ma..yor y ma.s amplia at:enci~n y deferencia; ase~

rándome que abundaba en los mismos deseos que yo"o que se file pre-

sentaría el Arquitecto de la obra al que le prevenia que ponga de

su parte cuanto pueda. y sea necesario para que sean cumplidamente

satisfechos mis deseos". I~is deseos eran el que se me proporcionase
-510-
Archivo y Despacho Parroquial, y se me dejase sacar cuanto necesi-

tase de esta, Yglesia en la, de San Cayeta.no. El Sr. Arquitecto solo

me designo el local, donde pod1a estar el Despacho y Archivo, pero

me-asegur~ no estaba autorizado para construirlo, ni aun para darme

los peones necesarios para la obra, Y' en cuanto a lo que hab1a de

sacar de esta Yglesia dijo, bueno seria que lo pusiera en una lista,

y que esta fuese aprobada por el Exorno Ayuntamiento.

En este estado, contra mi voluntad, mi genio y mi edueaci~n de

nuevo tengo que molestar a V.E. para esponerle mi situaci~n. Sin fon

dos para la obra precisa indispensables, pues sabidas son las que

he tenido que hacer en esta de San Millán. Dep~sito para cadáveres,

oficinas, Ce.pilla reservada, habitaciones para nuevo Teniente, que

crei indispensable añadir a los dos que hab1a, escaleras a las ha-

bitaciones, casullas, Albas, y ropa de que carecia esta Parroquia,

todo lo he tenido que reponer; en esta imposibilidad, suspendase el

Derribo, y sino, supla ese Exmo. Ayuntamiento lo más preciso para

las obras indispensables en la Yglesia de San Cayetano, donde hace

treinta y cinco años no se hapodido hacer ninguna de oonservaci6n,

y apruebe la adjunta lista de los objetos que se han de sacar de

esta Yglesia a la referida de San Cáyetano.

Espero sabra disimularrne esa Exma corporaci6n el que la distrai
-511-
ga de sus altas atenciones.

Dios guarde a V .E. muchos años: S1:m f•íillán de Madrio.•

31 de Diciembre de 1868.

JUAN :OOLAÑOS~

"LISTA DE LOS OBJETOS, QUE ES NECESARIO TRASLADAR DE ESTA YGLE

SIA DE SAN MILLAN A LA DE SAN CAYETANO DE MADRID.

Todas las ropas, ornamentos, y demas efectos y enseres perten~

cientes al culto, servicio de la Yg¡esia y de sus dependencias=

El organo, y las campanas, de que carece San Cayetano= y cajo-

neras= Ymagenes y retablos pertenecientes a esta Parroquia=

Varias mamparas, y puertas, que son necesarias para habilitar

las dependencias, y oficinas=

As! mismo estando deterioradas y en estado ruinoso las armadu-

ras de los tejados, que cubren la sacristia, y camarin del altar M~

yor, asi como tambien los tejados de la Yglesia se hallan faltos de

reparos, particularmente los canalones y tuberia para dirigir la S§

lida de las aguas llovedizas, es necesario su pronta reparaci~n, y
-512-
para ello es necesario la traslacion de la armadura solo del cuerpo

de Yglesia de esta Parroquia con los cane,lones y vertederos, que

tiene: juntamente con la estatua de San Millán, que se halla encima

de la puerta principal de la entrada de la Yglesia.

Nada se menciona de los efectos de la casa Parroquial, como

son puertas mamparas, y puertas vidrieras, pues habiendolas pagado

el dho cura de su pecunio particular, nada mas justo, que los uti-

lice en su servicio particular.

I~drid= 31 de Diciembre de 1868.

JUAN R>LAÑOS!:

"Ayuntamiento Popular de M~drid. Secretaria.

Excmo. Sr.

D. Juan Bolaños, Cura párroco de San Millán, en 31 de Dicie~

bre rtltimo se dirigi6 a V.E. manifestando, que deseaba se le propo~

cionase local para el Despacho y Archivo de los Libros y Documentas

Parroquiales para los Tenientes y dependientes precisos de la Ygle-

Sia, dejándosela sacar de ella cuanto necesitare en la de San Caye

tano, pero que el Sr. Arquitecto solo le design6 el local donde po-
-51~

d1a estar el Despacho y Archivo, asegurdndole que ni estd autoriza-

do para construirlo, ni aun para darle los peones necesarios para

la obra; y que en cuanto a lo que hab1a de sacarse de la Yglesia de

San Millán, le dijo sería bueno lo pusiera en una lista y que esta

fuese aprobada, por el Elccmo • .Ayuntamiento: que en este esta.do, ha-

lláandose sin fondos para las obras precisas e indispensables por

varias razones de gastos hechos anteriormente que a.duce, pido que

se suspenda el derribo, y de otro modo, que supla V.E. los fondos

que importen las ob~s de que no pueda prescindirse en la Yglesia

de San Cayetano, donde, segun dice, hace 35 años no se ha podido ~

cer ninguna para su conservaci6n, suplicando además apruebe V.E. la

lista de los objetos que se han de sacar de la Yglesia de San Millán

y trasladarlos a la de San Cayetano.

Esta Comisión de Obras opina que no debe accederse a lo que pi

de, y que se est~ a lo acordado por l a Comisión en la sesi6n ~ltima;

y en cua~to al altar Mayor concedido en la misma, se entienda con
----------- ----------------
la obligación de colocarlo en la Yglesia de San Cayetano en el t~r
--------------------------------------------------------
mino de dos meses, bajo la direcci6n del Sr. Arquitecto, y oportuno

conocimiento del Sr. Comisario.

Sin embargo de lo dicho, V.E. con su buen criterio acordará lo

que estime procedente. iiTadrid 11 de Enero de 1869~ (87)
·-5~4-

Otro documento de 1869 nos habla de los objetos de San IUllán,

que conviene se conserven, y se traspasen a San Cayetano:

" Ayuntamiento Popular de Madrid. 1869.

Negéciado de obras. Clase Demolici6n.

Expediente sobre acorde~ la de~olici6n de la I glesia de San

:r.Iillán.

Excmo. Sr.

Esta Comision de Obras se ha ocupado en la sesi6n de e ste dia

de la conveniencia> ele subastar el derribo de la Yglesia de San Mi-

llán y esplanaci6n de la calle.

Para esta rtltima parte, ei Sr. Prieto manifest6 que era de opi

ni6n de acuardo con el Arquitecto Sr. Herrera, se subaste parcial~

mente la obra por destajos entre los mismos trabajadores.

D. Juan Antonio Sánchez aplaudio la idea como ventajosisima

para el Municipio, y en consonancia conlas opiniones dela Comisi6n

-----------· -
sobre lox;materia; e hizo menci6n del al ta.r r.'íayor de San ll'fillán como
.....___......,.

obra de arte que recuerda una ~poca y que convendria se conservase.

Se acord6 que los objetos de culto se pongan a disposici6n del

Sr. Cura Parroco para que los utilice en la Parroquia.

Se acord6 tambi~n la entrega del 6rgano y campanas al mismo.
---------------------------------------
Enterado V.E. de lo deliberado por esta Comi si6n, restada solo
-515-
encarecer que el Exorno Ayuntamiento apruebe y sancione los acuerdos

antedichos. As! lo espera confiadamente. V.E., sim embargo, resolve

rá lo que estime justo.

Madrid. 9 de Enero de 1869.

Madrid. 12 de Enero de 1869. En su Ayuntamiento . Conforme con

la Comisi6n~ (88)

Sobre la colocaci6n de las Campanas de San I·'Iillán en San Ca;y;e

tano, tenemos el siguiente expediente:

" Ayuntamiento Popular de Madrid. 1869.

Negociado de Obras. Clase Varias.

Expediente sobre la colocaci6n de las campanas de San Millán

en San Cayetano.

Exmo. Sr.

Necesit8~do subir las campanas de la estinguide, Yglesia de San

Mill~~ a la de San Cayetano, y siendo necesaria la autorizaci6n del

Excmo. Ayuntamiento de esta capital, a V.E. suplico se sirva dar su

licencia para dicho objeto.
-516-
Dios guarde a V.E. muchos años.

San r.iill~n de :Madrid. Febrero de 1869.

JUAN OOLAÑOS=

Excm. Sr. AlGalde de A. Popular de Madrid~

Con fecha 8 del presente hetenido el honor de manifestar al Sr.

Alcalde Popular del distrito lo siguiente:

" Enterado de lo que manifiesta el Inspector de V. en su ant~

rior denuncia asicomo dela certificacion ~ue se acompaña firmada

por Jos~ Mª Aguilar Arquitecto de la Academia de San Fernando, por

la cual se asegura no ser necesario ejecutar obra alguna en la fe-

brica de la torre para la colocación de las ..:campana.s; y recivir

aquella la resistencia necesaria. afirmo que puede V. concederla li

cencia parala colocacci6n de las referidas campanas enla.torre dela

Yglesia de San C 8~etano debiendo quedar unida a este espediente la

certificación antesdicha=

Y lo trascribo a V. en cumplimiento y como informe del derecho

de S.E. Madrid. 9 de Febrero de 1869~
-517-
" Ayuntamiento Popular de Madrid. Secretaria.

Excmo. Sr.

El Sr. Cura Parroco don Juan Bolaños, acudi6 en 1 de Febrero

rtltimo, solicitando autorizaci6n para subir de la estinguida Ygle-

sia de San Millán a la de San Cayetano, las campanas de aquella.

Pasando su oficio a informe del Sr. Arquitecto Municipal, en

9 de dicho mes, opinando que puede concederse le licencia solicit~

da para su colocaci6n.

La Comisi6n de obras que ha deliberado sobre el particular,

acuerda informar a V.E. que no ve inconveniente en que se le otor-

gue el permiso de colocar las campanas de la Yglesia de San Millán

a la de San Cayetano, de acuerdo con el Sr. Arquitecto D. Manuel M&,.E.

tinez Nuñez, &, quien deber~ record.a.rsele la comunicaci6n que se p~

so al Sr. Cura Parroco para. la. repa.raci6n esterior del Templo, con

objeto de que sea simultanea la reparacion indicada, con la coloca-

ci6n de las campanas.

V.E. no obstante acordará lo que estime justo.

i·1adrid 8 de :Marzo de 1869.

Firma de todos los presentes: Presidente, Sr. Galdo; Fernandez

de los Rios; Bravo; Borrell; Talavera; Ranenco; Laorga; Pozas; San

chez~ (89)
-518-
Pa.ra finalizar con el tema de los objetos que se tra sla.daron

de San hlillán a San Cayetano, tenemos un inventario de 5 de Agosto

de 1869:

" Entregado al párroco de le. de San Millán para la iglesia de

San Cayetano.

Ca,mpanas 4

Pila Bautismal 1

Id. de agua bendita 2

Organo Completo 1

Altar mayor completo 1

Cancela de la puerta principal de l a iglesia 1

f>'Iamparas 4

Pulpito con escalera y ante pecho 1

Balaustrada del pre sbiterio 1

Puerta Grande lateral 1

Puertas vidrieras (pares) 3

Ventana con vidriera 1

Mampara pequeña 1

Cerrojo de la puerta de entrada 1

Chimenea s francesas 2

Bastidores decristales 15
-519-
Hojas de cristales 2

Id con contr8mares 2

Id de 3 pies 3

Reje.s de varios tamaños 4

Escalera completa de l a casa del Sr. Cura 1

Maderas de a 6 9

Herrages de adorno y seguridad de la generalidad de

las puertas de esta habitacion, asimismo lasbarras de

hierro que servian para la seguridad de las venta.nas.

Madrid 5 de Agosto de 1869.

El Arquitecto Municipal.

Manuel Martinez Nuñez~ (90)

De este documento presentamos una fotocopia en el apéndice d~

cu~ental.

,_________________________________

Una vez trasladados todos estos objetos de San Millán a San

Cayetano, surgieron algunos problemas. Uno de ellos fUe la sustitu

ci6n de la Imagen de Ntra. Sra. de las Mercedes . A continuaci6n pr~
-520-

sentamos unos documentos que tratan este tema:

" Emmo. Sr. Cardenal Arzobispo de Toledo-

Los que suscriben, vecinos en su mayor parte de los barrios

contiguos a la Yglesia de San Cayetano de esta Capital a V.Emma r~

verentemente exponen: que una vez _______________________________
colocado el Retablo del altar M;a

~~~=-!~~=~~li~~-~~~~~~~~-~=-~~~-~!!~~-=~-!~-~=!=~~~_!~!~~~~-

~~-~~~-~~~.:!~~~' ~~-~~!~~~::-di~~~!~-!~~~~::-~-~-~::!~!-~-
po del mismo la imagen del titular á l a vez que tambi~n figura en
----------------------------------
el segundo cuerpo del retablo, ~~!~~~~::do~_!~-~~~~~~~-~~~~=::-~e

~-~~::!1s~~~-!~~~~=-!~~-~=~~=~=~! ~E1~!~~=-!~-=~=~~~!_~=!~~
de los que suscriben, la cual ha desapa recido de dicho sitio y se

halla oculta en un camer1n. Como quiera que ser1an infructuosas to

da cla se de gestiones para que la Virgen vuelva a su sitio sin la

medi tacit5n de V.Emma, los que suscriben con la ma.yor confianza a,c:!!

den a la bondad de V. Emma. Suplicando
-------- se otorgue acceder a sus de
-
seos sirviendose dar l as ordenes convenientes para que ~~-~~~~~~~

en su sitio la i magen de l a Santisima Virgen, en sustitucit5n del S.
-------------------------------------------- -- . ----------------
---
Millán, el cual puede figurar en otro altar como estaba cuando exi~

ti a l a iglesia demolida de dicl1a parroquia. Es gra cia que esperan

obtener de V.Emma . cuya vida guarde Dios Muchos años.

Madrid. 11 de Ma.yo de 1869~ ( Acompaña do de las firmas )
-521-

" Emmo. Sr. Cardenal Arzobispo de Toledo. Con fecha 13 de Ma-

yo di~ orden verbal al Sr. Visitador, para que se trasladara la

imagen al centro del altar en lugar de San Millán.

Muy Sr. Mio y de mi mayor respeto. Me tomo la libertad de diri

girme a V.eme. incluyendole adjunta solicituél. de varios vecinos q_u e

piden se coloque a la Virgen de las Mercedes en el altar mayor de
-----~---------------------------------------------------------
la Yglesia de San Cayetano en vez de San Millán que han puesto, des
~------------------------------------------------------------ ~
E~;:~-~-!~ja::_,:!_~!~.:=::• Por la premura del tiempo no han firma.do i_u

finitas personas que unen sus deseos a los nuestros. Yo ruego enea-

recidamente a Vema se sirva decretar favorablemente dicha instancia,

pues sobre ser justo dedundará en ob seq~io de la Sant~sima Virgen,

quien quiza nos dispensará una especial merced en estos tiempos en

que estamos tan atribulados los Españoles. Con este motivo tengo

el alto honor de ofrecerme a Vemma, como oficial Au_~iliar cesante

del Ministerio de Fomento, y su casa calle de Cabestreros Numero 15
principal izquierda.

Es de Vemma. respetuoso y atento servidor. q.D. A. M.

Dnmo Señor.

Hip~lito G6mez. Madrid 12 de Mayo de 1869~ (91)

-----------------------------------------
-522-
CAPITULO XIV . : COFRADIAS; Y HERMANDADES;. EN EL AÑO 1869.
-------------------------------------------------------------
Conocemos las Co~rad!as y Hermandades existentes en el año

1869, gracias a un documento que present~ el Rector de San Cayet~

no al Cardenal Arzobispo de Toledo expresando las funciones de las

mismas a

" Estado que presenta el presbitero Rector de la Yglesia de

San Cayetano al Emmo y Rmo. Señor Cardenal Ar zobispo de Toledo, su

señor y Prelado de las Cofradia s y Hermandades que esisten en la

expresada iglesia, mani~est ando las ~unciones que ha cen l a s mismas,

limosnas que dan y su distribuci6n.

ARCHI COFRADIAs·. (Limosnas que da~)

El de Ntra. Sra. del Rosario que da principio el primer domin

go de Octubre por la mañana con misa, para la Iglesia y dependien-

tes de ella •••••••••• 60 reales.

El de N"tra Sra. de las Mercedes que principia el 24 de septie.m.

bre por cada ta.rde de Novena para todos •••••••••• 40 reales.

Cuando tiene misa cantada veinte reales mas ••••••••••• 20 Rs.

......._ ______
______HERI>WmADES. ...,.

Ntra Sra. de la Pureza, el dia 2 de Febrero por todo el d!a.

con Misa cantada y asistencia de SS. Sacerdotes •••••••••• 253 Rs.
-523-

Smo. Cristo de Balaguer, Domingo de Ramos con Misa cantada y

asistencia de SS Sacerdotes •••••••••• 348 reales.

San Antonio Abad el 17 de Enero por la mañana para todos los

dependientes y asistentes de la iglesia •••••••••• 151 reales.

Ntra Sra. del Tránsito, en Mayo por cada tarde Novena para to

dos los dependientes •••••••••• 40 reales.

El Señor en el Cenáculo, 4ª sema,na de Cuaresma por todo el d1a

con JI.'Iisa mayor y asistencia.... .. ...... 250 reales.

ASOCIACIONES.

Sagrado Corazon de Maria, en Agosto por cada tarde Novena pa-

ra distribuir entre todos los asistentes •••••••••• 40 reales.

Divina Pastora, 4ª Duminica de Cuaresma, por cada tarde de No

vena para distribuir entre los asistentes •••••••••• 40 reales.

Las Novenas de San Cayetano, San Pedro de Alcántara, San Anto

nio, Nª Sª de los Dolores, Animas y Triduos de San Andrés Avelino

y de San Ram6n Nonnato, se hacen con las limosnas que den los fie_

les, asi como los oficios de Semana Santa y otras varias funciones

entre año.

Smi!A UN TOTAL DE 1.242 reales.
-----·----------------
Contaba ademas este Templo con las limosnas que se recogian

en los cepillos y las que su Rector pod!a adquirirse con las que
-524-
sostenía el culto y pagaba las misas de punto a los SS Sacerdotes

que acontinuaci6n sé espresaran ••••

Tambien pertenecen a esta iglesia cinco cuartos pequeños de

los cuales habitaba uno el que suscrive, otro el Sr. Sacerdote en-

cargado de rezar diariamente el Sto. Rosario, otro el Sa cristán y

los dos restantes estaban alquilados en 90 reales mensuales cada

uno.

De estos cinco cuartos se han dado cuatro al Sr. Cura de San

Millán quedando solo el que habita el Sr. D. Claudio Salas, que es

el encargado de rezar todos los dias a las diez de la meEana el Sto

Rosario, con cuya carga se edific6 el espresado cuarto a espensas

de un devoto.

____________________________________________
SE DA
,
I~ENSUALMENTE A LOS DEPENDIENTES DE SAN CAYETAH01

Al Sacristán cuatro reales diarios y las funciones •••• 120 Rs.

Al mismo un diario por dar cuerda al reloj de la Torre •• 30 Rs.

A los Ac6litos veinte reales mensuales y las funciones •• 40 Rs.

A la labandera por labar, planchar y coser la ropa de la igl~

sia todo el mes•••••••••••••••••••••••••••·······••••••••••••80 Rs.

Al Gapell~n por rezar el Rosario ademas del cuarto, se le dan

mensuales •••••••••• 30 reales. Sin contar los gastos dé cera, acei

te, esteras y demas menudos gastos. Madrid 20 de Enero de 1869~(92)
-525-
CAPITULO XV : ARREGLOS EN LA IDVEDA DE SAN CAYETANO; l8J.4•
--- --------------------------------------------------------
En 1874 se hacen unas obras en la Iglesia de San Cayetano de

Madrid, a fin de que su B6veda(Cripta) quede habilitada para dep6-

sito de cadáveres, al tiempo que se extra!an los restos de los anti

guG.s Padres q_ue habitaron el Convento, y que estaban alli sepulta-

dos junto con otras personas. Sobre este tema tenemos un ampl!simo

expediente en el Archivo Diocesano de Madrid, del que presentamos

los textos más interesantes:

" Fabrica de la Parroquia de Sa:n Millán.

Auto .

El Pbro. D. Cirilo Ca stro, su r1layordomo .

Sobre que se egecuten varias obras enla boveda de San Cayeta-

no, a. fin de destinarla a deposito de cadáveres, y sobre estraccion

delos restos que enlo antiguo fueron sepultados en dicha boveda.l874.

Ecmo . Sor. Visitador Eclesiastice de Madrid.

D. Cirilo Castro, Mayordomo de fabrica de la Yglesia Parroquial

de San r<iillán, a V. E. hace presente: Que siendo de necesidad praeti

car ciertas pbras en la b6veda de dicha parroquia, sita hoy en el
---........------------------------------ ---------
convento que fué de Se,n Cayetano, y al mismo tiempo, que sean ·tras-

ladados los huesos 6 restos mortales de los antiguos Padres que ha-
-526-

~~~:~~~ic~~~~!!!ci~, y~~-~t:,a~-E~~~~~-~~!~~~~~-!~_!!_~~~~

~~~~~~~' ~!_~~~~~~~!~~~~~~!!-~ ~ que corresponde dicha p~

rroquia, con objeto de que quede habilitada la b6veda pa~a dep6sito
--~----~--------------------------------------------------

~!-~~~!~~!~-~-~~li~-~!_!~~=-~~~~-!~~-~rde~=~-~~~~~-~=-!·E!-~~~~
del Emo. Sor. Gobernador Civil, de acuerdo con el Sor Cura parroco,
------------------------------
A V.E. suplica se sirva dar las 6rdenes oportunas para que

examinado todo por el maestro aparejador de este Tribunal puedan

llevarse a efecto las referidas obras. Madrid 4 de Diciembre de 1874.

CIRILO CASTRO.

AUTO// En vista de lo que manifiesta el Mayordomo de f~brica dela

parroquia de San Millán en su anterior instancia pase al Maestro

apareja.dor de obras de este Tribunal a. le, esprese.da Yglesia, a.comp~

ñado del Notario de diligencias D. Luis de Andres para que en union

del Parroco y l•layordomo de fábrica !.:~~~~~~~-~-~=~~de_!~_!.§!~~

~~-~~-~~~~~~~-~~-~~~~~~~~~-~=-~~~-Mi!!~' e informe detallademe~

te del estado en que se encuentra, y de las obras quehaya necesidad

de ejecutar á fin de que quede dicha boveda arreglada y en estado
-----------------------------------------
decoroso para que sirva de deposito de cadáveres en aquella Parro-
---------------------------------------------~-----------------

quia . r.o mand6 y firma el Exmo e Ylmo Sr. Dr. D. Julián de Pa nclo y

Lopez Visitador Ecco de estavilla de Madrid a 4 de Diciembre de mil
-527-
ochocientos setenta y cuatro=

Dor. Pando. Dr. Julian Alonso Ruiz~

" En cumplimiento de lo manda.do: yo el notario acompañado del

Maestro aparejador D. Luis Pan~ en la Yglesia de San Cayetano hoy

parroq:uia de San I•'Iillán, y en memoria del Pbro. D. Manuel Pesquero,

Teniente mayor enrepresentacion del Sr. Cura Parroco y del mayordQ

mo de fab~ica Pbro Cirilo Castro, pasamos á la boveda dé la dicha

yglesia con elobgeto de reconocer su estado y ver las obras que ha
-----------------------------
bia necesidad de egecutar en ella. a fin de destinarla á deposito de

ca.dáveres y habiendo practicaclo dicho reconocimiento se observ6 que

los nichos de dicha boveda, se hallaban en su mayor!a sin tabiq_ues y

llenos con re stos de parvulos: que la parte del osario se encontr~
---------------------- ----------------------------------
ba llena tambien de restos y enterado el aparejador D. Luis Pa.n~ iE,
----------------------
formará a V.E. acerca de las obras que á su juicio deben egecutarse

tanto para el uso y decoro de dicha boveda á fin de que sirva de de

posi to de cadáveres, en cuanto a la segurida.d dela misma, y para

que conste el presente en Madrid a 5 de Diciembre de mil ochocientos

setenta y cuatro= Luis de Andresll
-528-

"AUTO// En vista de la anterior diligencia en que se espresa

el estado las timoso en que se halla la boveda de l a yglesia de San

Ca..yetano hoy parroquia de San Millán, y que hay bastantes restos h.!!:,

manos en el osario y cajas de pa,rvulos en los nichos que contienen

tambien restos mortales; teniendo presente las disposiciones sobre

higiene p~blica, y sin perjuicio deformalizar el espediente para las

obras que haya necesidad de ejecutar en la boveda á fin de que sir-

va de deposito de cadáveres, hagase saber al ~~~~!E~-~E=E~1=~~E-~·

~~~-~~~ que desde el lunes prosimo EE~~~~~~~-~=-~~~~=~~E-~~~-liu~

~~~~~=ja~~~-~~~~~-~!~~~-~~~~~~~~~~~~~~-~~-~~EE~-~~~~E~~E~~-~~

~~~~~~~~~-~~!~~~-~~~~E~~~-~~-!=~=~1=-!=-~~=~~~~=-~-~~~~=~~~-~
~!~~~~~-~~~~~!~~~-~=~-~=~~~: pasandose al efecto el oportuno ofi

cio al Parroco de San Millán y al capellan de dicho Cementerio para

su conocimiento respectivo. Lo mand6 y firma el Exmo e Ylmo Sr. Vi-

sitador Ecco de esta Villa, de Madrid a cinco de Diciembre de mil

ochocientos setenta y cuatro=

Dor. Pando. Dr. Julian Alonso Ruiz~

-------------··------------=-------------

~Exmo. Sr. En cumplimiento á lo mandado por V.E. y he pa sado
-529-
á la Yglesia de San Cayetano hoy parroquia de San Millán, para re-

conocer la boveda que serv1a de esnterramiento cuando eraCombento

de Religiosos, resultando estar esparcidos por el suelo multitud de

osamentos que no se han podido colocar en el sitio destinado para

osario, ademas de estar llenos la mayor parte de los nichos de ca-

jas de parbulos, conteniendose en ellas sus correspondientes restos,

puestos all1 de antiguo, ~~!~~~=~=~~io ~:~:-~~!-~~~~~-~~!!~:-~~e

de limpia, estraer los restos y la madera de sus cajas.

Despues de verificada la estraccion se limpiaran interior y e~

teriormente todos los nichos, guarneciendo todo bajo y dando á la

boveda una lechada con cal bi~ despues de haver puesto unapuerta

con cerr~dura en el Osario.

En la boveda que sirve de paso desde la escalera, se guarnec~

rá tambi~n lo bajo dando igualmente lechada de cal.

En los suelos de estas dos bovedas se pondrá buena capa de ar~

na por ser donde se encuentran las humedades.

En toda la bajada de la escalera, se quitarán los guarnecidos

que estan cayendose haciendolos de nuebo y dando la leclLada de cal.

Se pondrá nuevo el penrtltimo peldaño que es de piedra por estar

hecho pedazos y se pondrá una pieza en el rtltimo.

En las dos ventenas altas, que dan á la escalera se pondrán dos
-530-

alambreras gruesas, quitando el cerramiento que tienen de oja de 1~

ta con bujeros; dando as~ luz y bentilacion.

Con el mismo obje~o en una ventana baja se quitará parte del

tabicado poniendo por el interior U11a pantalla colocada de modo que

prive la vista del esterior.

En la puerta que dá ~ la calle se enrrasará por el interior en

toda la. altura de los postigos forrando con oja de palastro y arre-

glando su herraje.

En la que está frente á la anterior y que no es mas que una :

gTan mampara que sirviendo de fondo á un altar y por donde está com

pletamente abierta la yglesia, es combeniente quitar dicha mampara

haciendo cerramiento de seguridad con nna pequeña punta en uno de

sus rincones f~rrada tembien interiormente de palastro y con su h~

rraje correspondiente,sirviendo esta puerta para poder asegurar me-

jor la esterior.

La que da ingreso á la escalera dé la boveda se arreglará po-

niendo cerradura.

En el supuesto que a V.E.Y le parecieran necesarias estas obras

por su indole especial es imposible presupuestar su in~orme.

Todo lo que pongo en el superior conocimiento de V.E.Y.

Madrid 7 de Diciembre a.e 187 4• Luis Pan~ll
-531-
" Ynforme del Parroco.

Estoy conforme con cuanto el Sr. Pan~ propone respecto alo que

piensa h2,cer en la boveda de esta yglesia, si se esceptua lo que

opina en ultimo parrafo en el que dice 11 en la que esta frente a la

anterior, y que no es mas que una gra..n m&mpara" bien informado y en

terado, no creo conbeniente el quitarla pues necesario pensar, que

es una entrada principal de la Yglesia, que si en la actualidad no

se usa, puede en lo sucesibo ~cer falta, y conbenir hacer uso en

alguna festibidad ~ otro casa, y siempre seria pribar atan magnifi

ca yglesia de una entrada auna calle y barrio muy separado de las

otras puertas; sin perjudicar ala seguridad de la Parroquia, toda

vez que reforzando, como se propone, con buen acuerdo el Sr. Pan~

las puertas dela calle y accesorias, no se necesitan tabicar las de

adentro,dejando las de la calle que adornan y dan magestad al tem-

plo, y que creo que con mejor acuerdo conbendrá con mi parecer el

Sr. P<:m~.

Es cue..nto tengo que decir a V.E. Madrid 9 de Diciembre de 187 4.

JUAN :OOLAÑOS~

11 Ynforme del Mayordomo de Fél.brica.

El Mayordomo de Fabrica dela Yglesia de San Millán está en to-

do conforme con lo m.,nifestado por su Señor Cura parroco en el ante
-532-
rior informe. Madrid a nueve deDiciembre, año del sello. 1874.
CIRILO CASTRO~

"El Fiscal se ha enterado del expediente instruido a instancia

del Mayordomo de Fabrica de la parroquia de San Millán en solicitud

de que se practiquen lasobras necesarias para el Deposito de cadáv~

res, y se extraiga la osamenta, cajas y demas estorbos que hay en

la boveda de lamisma; y envistas de cuanto resulta y de lo inform~

do por el Maestro Aparejador, y los refer~dos Parroco y Mayordomo

dice, que considera de absoluta y perentoria necesidad la execucion

de todas las obras para poner expedito el Deposito para cadáveres y

con arreglo al presupuesto de las gl hay precision de hazer en con-

cepto del Maestro aparejador; teniendo sin embargo en cuenta las o~

servaciones del Parroco y Mayordomo en su informe, pero procurando

que quede la yglesia con la seguridad indispensable, y que se prac-

tiquen dichas con la mayor economia ·posible; no pudiendo menos de

llamar la atencion del Tribunal el descuido del Parroco y Mayordomo

los que despues de cinco años que se design6 para Parroquia dicha

Yglesia de San Cayetano, no hayan cuidado de exponer la necesidad
-533-
de la limpieza de dicha boveda para el Deposito de cadaveres, segun

esta prevenido repetidamente tanto por la autoridad Ecca como por

la Civil para la mejor salubridad publica, ni hayan procurado el

que los sepultüreros las tubiesen despejadas y en un estado decente

y decoroso, y no infestada y llena de cajas con cadáveres de adúltos

y niños, V. E. sin embargo en su ilustraci6n y mejor enterado de todo

resolvera como juzgue conveniente y necesario.

Madrid Diciembre once de mil ochocientos setenta y cuatro.

D. PEDRO f.iA.GANl.'

"Escmo. e Ylmo. Sr. Visitador Eclesiastico de r•Tadrid.

D. Cirilo Ca stro, presbitero, mayordomo de Fabrica dela Ygle-

sia, parroquial de Sa.n M ill~.n a V .E. respetuosamente espone: que al

reconocer la boveda. de la Ygles ia para hacer decoroso deposito de

cadáveres, no se not6 que faltaba el ~ltimo peldaño en el primer

tramo de las escaleras de dicha boveda por estar cubierto de maderas

Tampoco se advirti6 que las puertas dela calle del Oso, que comuni-

can con la Sacristia necesitan la misma reforma y seguridad, que

las que dan entrada a la boveda. En su consecuencia a V.E. suplica
-534-
se digne ordenar lo que estime mas oportuno. As! lo espera dela n~

toria justificacion de V.E. cpya vida guarde Dios muchos años.

Madrid a quince de Diciembre del año del sello (1874).

Escmo Sr. D. Cirilo Castro.

AUTO// El anterior escrito del Mayordomo de fabrica de la Yglesia

parroquial de San Millán, unaxe al espediente de su razon y dese "

cuenta, lo ma,ndO y :firma el kcmo e Ylmo Sr. Visitador Ecco de esta.

Villa de Madrid a diez y siete de Diciembre de 1874=

Dor Pando. Dr. Julian Alonso Ruiz~

''AUTO// En la. Villa de r.Iad.rid a él.iez y ocho de Dieiembre de

mil ochocientos setenta y cuatro: El Exmo. e Ylmo. Sr. D~. D. Ju-

lian de Pando Lopez Visitador Ecco de esta Villa, habiendo visto

la instancia de D. Cirilo Castro Mayordomo de Fabrica de la parro-

quia de San Millan ma.nifestando la necesidad de practicar varias

obras en la boveds. de dicha, Yglesia que fue convento de San Ct=!.yeta

no y traladar los restos mortales que hay en ella de antiguo , con

el obgeto de que quede habilitada la boveda para deposito de cad~

veres y cumplir de este modo las Ordenes que se le tienen dadas por
-535-

el Exmo. Sr. Gobernador Civil de este Tribunal: Visto el informe del

Maestro Aparejador D. Luis Fané y diligencia del notario: .n. Luis de

Andrés: Resultando de los mismos haber necesidad de estraher los va

rios restos mortales y cajas que hay enla misma boveda y hacer des-

pues varias obras que detalla el Maestro D. Luis Fané, no pudiendo

especificar su coste por la clase de trabajos que hay necesidad de

egecutar. Resultando del informe del Farroco estar conforme con las

obre,s que propone el citado lliaestro de obras á escepci6n del cerra-

miento por la parte de la Yglesia donde hay una mampara en el fondo

de un altar, por creer el parroco innecese.Tia dicha, obra. Resultan-

do que en instancia del Mayordomo de fabrica fecha q~ince del co-

rriente manifiesta que no se tuvo presente al hacer el reconocimien

to de la boveda y sus inmediaciones el estado poco seguro en que se

halla la puerta por la calle-del Oso que comunica con la Sacristía,

necesitando la misma reformaque la ~ue da entrada a la boveda, y que

tampocose advirti6 la falta del ~ltimo peld8~0 en el primer tramo

de las escaler~s de dicha boveda, por estar cubierto de madera; y

visto finalmente lo expuesto por el Ministerio Eiscªl' S.E.Y. por

ante mi el infrascrito Notario dijo: que luego que se hallen estrai

dos los huesos y cajas que hay en la mencione,da boveo.a para cuya e§_

traccion se autoriz6 al ~.~aestro D. Luis Fané por auto de cinco del
-536-
corriente, proceda el citado Maestro á limpiar el interior y este-

riormente todos lo s nichos guarneciendo todo lo bajo y dando á la

b6veda una lechada con cal viva despues de poner una puerta con ce-

rradura en el Osario. guarnecen tambien lo bajo de la boveda que

sirve de paso desde la escalera, dando igualmente lechada de cal vi

va: poner una buena capa de arena en los suelos de las bovedas refe

ridas por ser donde aparecen humedades: quitar los guarnecidos en

toda la bajada de la escalera por estar cayendose ha.ciendolo de nu.§;_

voy dando tambien lecha da de cal viva: poner nuevo el penultimo pel

daño del segundo tramo de escalera de la boveda, una pieza en el ul

timo y poner nuevo el ultimo pelda~o del primer tramo de la propia

escalera: poner en cada una delas dos ventanas altas que den ~- la

escalera, dos alambreras gruesas quitando el cerramiento que tienen

de hoja de lata con agujeros dando asi luz y ventilacion: quitar con

el mismo obgeto en una ventana baja parte del tabicado poniendo por

el esterior una alambrera y por el interior una pantalla colocada de

modo que impida la vista de ita parte esterior: en las puertas que

dan á la calle del Oso que sirven de pasoá la boveda y á la Sacris-

tia enrasarlas por el interior entoda la altura de los postigos fo-

rrandolas con hoja de Palastro y arreglar su herrage: y finalmente

arreglar la puerta que da, ingreso a l a escalera de l a boveda po-
-537-

niendo la cerradura. De los jornales y materiales que se empleen

en las obras que van detalladas llevará cuenta circunstanciada y

justificada el Maestro Apa.reja.dor D. Luis Pan~ la cual presentará

en este Tribunal luego est~n terminadas para en su vista acordar lo

que proceda. As!lo mand6 y firma. S.E.Y, de que doy f~=

Dor. Pando. Dr~ Júlian Alonso Ruiz:

11
CUENTAS· DE LAS OBRAS EN LA :OOVEDA DE SAN Mn.LAH.-

Cuenta y razon del importe de jorna.les y materiales empleados

en la Yglesia de San Cayetano, hoy parroquia de San Millán para es-

traer toda la osamenta esistente en su boveda, nichos y Osario escom

brandolo despues, arreglar su pavimento como tambien el del dicho

osario, estendiendo una capa de arena escepto toda la galeria que

media desde l a escalera he.sta la boveda general, pa.rchear los des-

perfectos de lo alto guarnecer con yeso y despues enfoscarlo con

mezcla de cal y arena todo lo bajo dando dos manos de lechada con

cali biva en la ante dicha boveda y galeria , poner en el Osario una

puerta.; colocar en la escalera de bajada dos peldaños de piedra y

una pieza de dos pies en otro; solando con baldosa las faltas de la
-538-
mesilla intermedia donde concluye la escalera y toda la entrada qu!

tando la piedra de que se componia por estar totalmente descompues-

t a guarnecer con yeso todo el lado de derecha y frente de la susod!

cha escalera, arreglar lo alto blanqueandolo todo como tambien to-

da la entra da . Colocar tres cercos grandes con alambreras en la es-

calera; o·~ro en la entrada encima de la Puerta y otra en un hueco .,,

que pertenece al Osario; en la otra puerta por donde está el paso á

la sacristia hacer una mesilla nueva y guarnecer y blanquear todo lo

bajo en lo que hace de portal; arreglar la puerta de bajada á la b~

veda, poni~rrdola el erra je de seguridad, como tambien ~ la de por

o.onde se pasa á la Yglesia, y la grande de entrada que porsu anti-

guedad y por el estado de descuido en que se ha tenido estaba inse~

bible; arreglar tambien la grande ~ue da' entrada á la sacristia fo-

rrando esta y la anterior pordentro con oja de palastro despues de

poner corrientes los errajes poner una pantalla tambien de oja de

palastro en un8, bentana baja que dá á la esc::üera de la boveda para

evitar la vista desde la calle y finalmente pintar las puertas de

entrada y de la escalera .

1ª semana del 7 al 12 de Diciembre.

Ymporte de los jornales y ma,teriales empleados. 575,84.
-539-

2ª semana del 14 al 19 de Diciembre.

Ymporte de los jornales y materiales empleados. 960,84.

3ª semana del 21 al 26 de Diciembre.

Ymporte de los jornales y materiales empleados 647,18.

4ª semana del 28 de Diciembre al 2 de Enero.

Ymporte de los jornales y materiales. 906,84.

59 semana del 4 al 9 de Enero.

Ymporte de los jornales y materiales 337,50.

6ª semana del 11 al 16 de Enero.

Ymporte de jornales y ma.teriales 523,00

7ª y ~ltima semana del 18 al 23 de Enero.

Ymporte de jornales y materiales empleados 212,00

Ymporte total de todas estas sumas= 4163,20.
--------------------------
Por la cuenta del Carpintero segun la que acompaña. 1085.

Por la del Cerrajero segun id. 330. ,

Por la del bidriero segun id 226.

Por ladel pintor segun id 258.

Por mi asistencia y la erramienta de treinta y seis dias

a 12 R. uno.= 432. _...______________
Ymporte total de sumas= ------
6494,20.
-540-
Yrnporta esta cuenta los figurados seisrnil cuatrocientos nove~

ta y cuatro R. y veinte c.
Madrid 23 de Enero de 1875!1

( A continuaci6n figuran las facturas de la obra entre las que

podernos destacar las siguientesa

1/ La de la fábrica de Yeso de Vallecas, de Juan ~~tista Morn

biela, que suministra el yeso para la obra de la fábrica de San Mi

llán.

2/ La del Taller de Carpinter!a de Sandalia Olías en la calle

del Oso, 21. Madrid.

3/ La del Pintor Revocador Andrés Blando en la calle de las

Dos Hermanas Nº 7. Madrid.( Pintaban toda clase de muebles y habi-
taciones. Hac!an imitaciones a madera, a j aspes , a bronces y dora-

dos ••• )

------------------ -------

nE:xrno. Sr.

Luis Pané encargado de las obras mandadas ejecutar en las be-

vedas de la Yglesia de San Cayetano hoy parroq~ia de San Millán; p~
-541-
ne en el superior conocimiento de V.E.Y._~~~~_!~~~i~a~~-~~~~'

cuya cuenta acompaño para los efectos siguientes .

Madrid 25 de Enero 4& 1875~

LUIS PANE.

tt AUTO// Por presentado el anterior escrito con las cuentas y

recados justificativos de l a s obras egecutadas en la boveda de la

Yglesia de San Cayetano, hoy parroquia de San Millán; unanse al e~

pediente de su razon, y pase al parroco y Mayordomo de fabrica de

dicha Yglesia. para que se espongan lo que se les ofrezca y parezca .

Ast lo mand~ y lo firma el Exmo. e Ylmo. Sr. Dr. D.Julian de

Pando y Lopez Visitador Ecco de esta Villa. de :Madrid a 26 de Enero

de 1875= Dor. Pando Dr. Julian Alonso Rui z.

Ynforme del Parroco.-

Nada tengo que decir delasobras practicadas enesta fabrica, si

no que estan concluidas segun lo dispuesto, y delas cuen·tas presen-

tadas nada tengo q~e decir. San f<lill~.n de Madrid. 26-I-1875•

Juan Bolaños~
-542-
11
Ynforme del Mayordomo .

Nada me resta que decir respecto á las Obras~ practicadas en la.
·-------------------------------------
bOveda de esta fábrica sino el estar ya terminadas, segun lo dispue~
-------------------------------
to por este Tribunal, y estoy en un todo conforme con el informe que

antecede y con las cuentas presentadas por el aparejador D. Luis Pa

n~. San Millán de Ma drid a 29 de Enero de 1875•
CIRILO CASTROI:

----------· ·---------------
11
AUTO// Vista la cuenta justifica,da y presentada por el mae.§.

tro aparejador D. Luis Pan~ delas obre.s ejecutadas enle.Yglesia ybo

veda deSan Cayetano, hoy parroquia de San Mill~n, mandada . hacerpor

o.u to dediez yocho de Diciembre 11ltimo en virtud delas solicitudes

del Mayordomo def~brica de dicha Yglesia confechas cuatroy quince

del espresado mes, para l a seguridad de dicha Yglesia, estraccion

de cadáveres que habta enlaboveda y recomposici6n de esta para que

sean depositados de una ma.nera decorosa los cadáveres, á virtud de

lo mandado por el Exmo. Sr. Gobernador Civil dela provincia: Visto

lo · informado acerca de. dichas obras por el Párrocoy Ilia.yordomo y ~

tar aqu~~~-termi~~~:~ ' s.E.Y. por ante mi el infrascrito Notario
-543-
dijo: que aprobaba y aprob6 l a s espresadas cuentas declarando por
---------------------------------
leg1timo elimporte de seismil cuatrocientas noventa y cuatro reales
-------------------------------------------------------------------
~~~~~t!~~~' salvo error que se deshará si alguno apareciere;

satisfagase la espresadacantidad al mencionado D. Luis Pan~ por el

Mayordomo defábrica de dicha Yglesia delos fondos que existen en s~

poder pertenecientes á la misma, recogiendo el oportuno recibo para

quele sirva deabono enlas cuentas defábrica que seleformen: y para

que selleve á ef'·e cto pásese oficio al mencionado Mayordomo defábri

ca ·e:on inscricion de este auto. As! lo mand6 y firma el Exmo. e Ylmo

Sr. Dr. D. Julia.n de Pa.ndo y Lopez, Visitador Ecco de esta Villa de

Madrid á tres defebrero de milochocientos setenta y cinco=

Dor . D. Julian Pando Dr. Julian Alonso

y Lopez. Ruizl:

--------------------------------
1En el espediente mostrado eneste Tribunal de Visita Ecca á in~

t ancia deV . como Mayordomode fábrica dela Yglesia parroquial de San

Millán sobre ejecucion de varia s obras y reparos en esta dha Yglesia

ysuboveda ha recaido el sigte ••••• Y en cumplimiento de lo mandado

lo comunico para los efectos oportunos. Cirilo Castro. 3-II-75~(93)
-5~

CAPITULO XVI : ARREGLO DE LA TORRE DEL RELOJ EN EL AÑO 1875.
------------------------------------------------------------------
En 1875 se hacen arreglos en la Torre del Reloj de la Iglesia

de San Cayetano, y en la escalera que conducia a las habitaciones

de los Tenientes. Este expediente es muy interesante ya. que D. Jos~

Mª Aguilar, arquitecto éle las obras,decidi6 levantar plano de 1ª

iglesia en este año de 1875. Nosotros para completar nuestra inve~

tigaci6n vamos a presentar a.qui los textos más interese,ntes del e~

pediente, pero desgraciadamente no podemos presentar los referidos

planos, ya que despu~s de mdltiples discusiones, y tras repetir

que el ~ico objetivo de extraer los planos era una finalidad ciea

tifice,, nos vimos obligados a acatar la r6rden del sacerdote que te

nia a su cargo el Archivo, teniendo que dejar alli las fotocopias,

ya hechas;de los mencionados planos.

A continuaci6n pasamos ya a ofrecer los textos del expediente:

" Exmo. e Iltmo. Sor. Visitador Eclesiástido de Madrid.

D. Cirilo Castro, lol~yordomo de fábrica de la pa.rroquia de San

Millán, con conocimiento y de orden del Sr. Cura ~rroco a V.E. Y~

respetuosamente espone: Que dicho Sr. Cura ha notado que la Torre

y su Chapitel donde está colocado el relox de esta iglesia, asi e~
---------------------------------------~------------------ ------
___ ____________________
mo tambien
..,.._ la escªlera en su base
, ·-----------------------
que conduce a las habitaciones de

!~_Te~~~~;:~, están notablemente resentidas y en su juicio con pe-
-545-
!~E:~-~~-~~~~· .Aconsejado ante la gravedad del a.sunto por persona

inteligente, ve con pena confirmados sus temores, creyendo que pa

ra 1~ reparaci6n de la Torre será necesaria almenos la cantidad de

cinco a seis mil reales, y para la de la Escalera de mil a dos mil

reales. En su consecuenci~, para evitar responsabilidades, se apre-

sura a comunicarlo a este Tribunal. y por lo tanto a V.E.Y.

Suplica se digne mandar qúe el Sr. Arquitecto y demas de este

Tribunal hagan el oportuno reconocimiento, y acordar despues lo que

V.E.Y. estime mas acertado.

As! lo espera de la bondad de V.E.Y., cuya vida guarde Dios ~

chos años.

Ma.drid. 26 de Abril de 1875•

Exrno. e Iltmo. Sor. Cirilo Castro~

-----------------------------
11 En cumplimiento del auto anterior he pasado a la Yglesia P§

rroqttial de San Millán para examinar los puntos que abraza la com~

nicaci6n del Mayordomo de Fábrica. Reducense estos a dos, que con

el ~-=~~::~~-~-.~~=~~~~~~~~~~~!~~~=-~::_~~==-~~~=-=~~~~

~~~-~!_::el~1! ..a f~==-~~-=!~!~~-~-~~!!~:-~=~~~~, y .E;_~~:::-~=- co.n
-546-
~!!~~!~~-~~~~~!~~~_!~~~~~!~-S~~~~~~_!~~~~!~~!~~~

de los Sres Tenientes.

Respecto al primer punto la contestacion·. es sencilla, porque

ni el desperfecto de dicha torre es importante por hallarse en buen
---------~-------------- ----------------------------------------
~~~~~~!~-~~~~~' ni el coste por consiguiente es de gran cantidad.

Red11cese la. obra á reponer los tablones que forman la contra-armad];

ra de la lima para dar salida a las aguas en los ángulos y hacer

una reparacion en el empizarrado de la torrej cuyas obras ascend~

rán a la cantidad de dos a tres mil reales siendo posible precisa~

la, pues el coste de poner andamios y demas medios auxiliares sup~

ra al d.e la obra misma •

El segundo punto se refiere a la compostura de la escalera de

los Sres Tenientes, asunto en mi sentir tan grave, que por está r~

z~n me he retrasado en proponer antes a V.E. una soluci~n s atisfaE

toria. La escalera de que se trata no pertenece a la Yglesia y si a
------------------------------------------------------------
~-~~~~~~~~~~~~~~~~!~~~~~~l~~~~~~Z ~quin~-~-!~~~~~-~~
des, que en lo antiguo fue convento de San Cayetano y hoy es propi~
--- --------------------------------------------------------------
dad de un particular. Es cierto que esta casa, que tiene supuerta ·,
--------------
por la calle de Embajadores, tiene la servidumbre, no s~ si escri-

ta o consentida, de dar paso por su portal y escalera á las habita

ciones de los Sres. Tenientes. Lo es tambien que del reconocimiento
-547-
dela ~~~!er~-~~_!!~~~~~~~!~!~~~~~~~-~~~~~~!~~-~~-~!-~~!-~~

tado una de sus paredes, perode estos antecedentes no se desprende
--------------- --------------------------
que haya de repararse por cuenta de la Yglesia el muro de la refe-
-------------------------------------------------------------
rida ~!~' y como seria deficil por otra parte obligar al due-

ño a que haga las obras de consolidacion necesarias, cree el que

suscribe q:ue !~-2:~~~~~~~~~~!~~::' ~~~-E~~E!~~~~-~~-~n

trada y escalera particular de uso esclusivo de la Yglesia, que con
--------------------------------------------------------- ------
~~~~~~~-~~bita~~~~~~-~~-!~~-!:~~~~~' renunciando al derecho

de paso por el portal y escalera de la casa, siempre que se consigan

algunas ventajas positivas para la yglesia, en justa compensaci6n de

la servidumbre de que libre á una finca que tanto la perjudica.

Basta decir a V.E. que ~~~~s puntos lo::_~~~~~~~~~ di-

cha casa de vecindad están sostenidos ~or codales de made~a que van
·------------------------------ --------------------------------
a buscar su punto de apoyo en las grandes paredes de la Yglesia de
--------------------------------------------------------------
San Millán.

Por otra parte en los patios van construy~ndose tinglados que

pasan con el tiempo a ser verdaderas viviendas presentando el todo

un aspecto impropio del Templo y hasta repugnante bajo el punto de

vista de la policía.

Por esta razon, si V.E. y el Sr. Cura Párroco estuviesen con-

formes con mi opini6n red~cese esta a proponer el estudio de nueva
-548-
entrada y. escalera para las habitaciones de los Tenientes y una vez

convencidos de que esto :,es posible promover un deslinde de las dos

posesiones que por haber constituido una sola en lo ~ntiguo tienen

multitud de servidumbres, procurando obtener para la Yglesia todas
----------~~------------------------

!~~~~~~1~E~~~~!:~-~-~~~~ia~-~~~~-~!_~~~~~~-~-E:~~-~~~-~~l

~~~~~-E~-E~~~~!_l_~~~~!~~~-~~~~~~~~
Es cuanto puede manifestar por hoy a V.E. para su resolucion.

Dios guarde a V.E. muchos años. Mairid 5 de julio de 1875.

JOSE ~!ARIA AOOILAR. (ARQUITECTO)

Enterado detenidamente y con arreglo a las instrucciones reci

bidas del Sr. Cura Párroco, el que suscribe, debe manifestar que es

tá en todo conforme con el dictamen del Sr. Arquitecto.

San Millán de Madrid a cinco de Agosto de mil ochocien

tos setenta y cinco.

El Teniente Mayor. l.fanuel Pesquero~

---------------------------------

"El Fiscal ha examinado el proyecto presentado por el Ivlaestro

Aparejador D. Luis Pan~ para la compostura dela Torre de la Yglesia
-549-
de San Cayetano donde se halla colocado el relox y dice que el co~

te de la compostura de la expresada torre la fija en la cantidad de

tres mil reales que fue el maximen que mareo el Arquitecto en su i~

forme de 5 <le julio 'dl timo cuyo coste es mucho menor del que crey6

el Mayordomo en su escrito de 26 de Abril de este año pues en el se

marca que ascenderia a la cantidad de cinco o seis mil reales;· y por

lo tanto a fin de evitar cua.lquier desgracia o que sean me.y ores los

desperfectos que con el transcurso del tiempo pudieran ocasionarse,

juzga necesario que V.E. autorice la compostura de la mencionada To
-------------------------------------------------------------------
rre por la cantidad delos tresmil reales que fija el Maestro Apare-
------------------------------------------------------------------
jador D. Luis Pan~. V. E. no obstante resolverá como siempre lo mas

acertado. r.Iadrid veintiseis de Agosto de mil ochocientos setenta y

cinco=~

KVista la instancia del Mayordomo de Fábrica de la Yglesia pa-

rroquial deSan Millán fecha veintiseis de Abril 'dltimo, esponiendo

la necesidad de componer la torre donde se halla colocado el relox

dela Yglesia de San Cayetano hoy parroquia de San Millán visto lo

m&.nifestado por el Ar quitecto D. Jos~ I:1ª Agu.ilar en su informe de
-550-
de cinco de Julio ~ltimo, visto asimismo lo espuesto por el Tenien

te de la espresada Yglesia por ausencia del Parroco. Visto igualme~

te el presupuesto presentado por el Maestro Aparej ador D. Luis Pan~

en el que porlas obras que hay necesidad dehacer en la referida t~

rre importa el coste de tres mil reales que es el maximum en quelo

presupuesto el Arquitecto. Visto principalmente lo espuesto por el

Ministerio Fiscal y de conformidad con lo que propone, S.E. y por

ante mi el infrascrito Notario, dijo: que autorizaba y auto~i~6 a!

~!~~~~!d~~~-~~~~-~~~~-~~~~-~~-E~d~-!~-~ire~~~~ del Ar-

~~~~~~!..~~~~-~-=-~~~~~~~~~-~-~~~~~~~-~~~~E~-~~!-~~~
~:!~-!~!~~~~~~~~~ Cayet~~-~~~pa~~~ia de ~~-~~~-!~~-obra~

que dicho Arquitecto determina en el citado informe porla cantidad
------------------------------------------------------------------
~~~~~~~!_~~~ q~elo seran satisfechos delosfondos defabrica

luego que esten entregados y completamente terminados. Asi lo mand6

y firma el Exmo. e Iltmo. Sr. Dr. D. Julian de Pando y Lopee Visit~

dor Ecco de esta Villa de Madrid a 27 de Agosto de 1875=

Dor. D. Julian de Pando y Lopez D. Julian Alonso Ruiz~

--------------------------------

"Exmo. Sr. Luis Pan~ encargado de las obras de repara-

ci6n ejecutadas en la Torre del Relox, en la Yglesia de San Cayeta-
-551-
no, hoy parroquia de San Millán, pone en el superior conocimiento
---------------------------------
de V. E. y haviendose terminado est as, segun lo mandado.
------------------------------------
Madrid. 23 de setiembre de 1875• D. Luis Pan~l:

" Examinamos las obras de reparaci6n hechas por D. Luis Pe.n~
- ------------------------------------
_:~-~_!§~si~-~=-~~~~~=~~~~' ~~Y,_P:;~~~~~-~=-~~-~~~~~' con ob
jeto decorregiv el mal estado dela contraarmadura de la Torre del
----------------------------------------- . ----------------------
~_:loj, ~~~~~~-=~-~~~~~~~:~~-de_:~~~' ~~~~~-~~=-~~~~:~-~~:~~
han llevado a cabo con toda perfecci6n y con arreglo a lo manifest~
------------------------------------------------------------------
~~=~~-~~~o~:_~-2_~:_~~~~' ~-~~-~~-~~~:~=-~-~~~=-=~~~~~r
te de dichas obras al referido D. Luis Pan~.

Es cuanto puedo manifestar en cumplimiento del auto que ante-

cede. Madri d 27 de setiembre de 1875. Jos~ Maria A guil ar~
--------------
Como podemos apreciar,en septiembre de 1875 las obras de la To

rre del Reloj hab!an concluido en perfectas condiciones, como se

desprende del informe que acabamos de leer del Arquitecto de la fá

brica de San Cayetano, D. Jos~ Mª Aguilar.

"Visto el escrito de veintitres del corriente del I~estro Apa-
-552-
rejador D. Luis Pan~ manifestando estar terminadas las obras de la

Torre del relox dela Yglesia deSan Cayetano, hoy parroquia de San

Millán: Visto asimismo el informe del Arq11itecto D. Jos~ r.Iª Aguilar

fecha 27 del presente mes en que manifiesta haberse llevado a cabo

las obras dela contraarmadura y empizarrado de la espresada torre

con toda perfeccion y conarreglo á lo que informO en 5 de julio ~1

timo; procedan al pago de las referidas obras importantes tresmil

reales por que se mandaron ejecutar por auto de 27 de Agosto rtltimo;

y al efecto ~~rija~~!~o a D. ~~lo Ca~~~~l~~~~-~~-!ábrica

~~~~E,:~g~a de ~~-~illán, con inserciOn de este auto, ~~~

------- - --------
de los fondos dela misma que existan en su poder satisfaga a D.Luis
-----------------
P~lo~-e~~~~~~~-tres ~il ~~~ recojiendo el competente recibo

para que le sirva de abonoeen cuentas. Asilo mand6 y firma el Exmo.

e Iltmo. Sr.Dr.D. Julian de Pando y Lopez Visitador Ecco de esta Vi

lla de Madrid a 29 de Setiembre de 1875=

Der. Pa.ndo Dr, Julian Alonso Ruiz.

Paga.mos los derechos menos los del Arquitecto D. Jos~ I.J!aria

Aguilarl.'

-------------------

"D. Cirilo Castro, me.yordomo o.e Fábrica de la Parroquia de San
-553-
111illán a V. E. Ylustr~sima respetuosamente espone: que en abril del

presente año a V.E. Ylustrisima en la correspondiente solicitud ma

nifestO la necesidad de componer la. Torre dela Yglesia donde seha-
----------------------------------------------------------
!!~~!-~~!~j, Y_!~~~~~!~~~ q~e conduce á las habitaciones de los

Sres. Tenientes.

~-R~~~~E~~E~~-~st~-~~-~~~~~ en cumplimiento de las 6rdenes

de V. E. Y. y, ~~2:::~~!~-~2:~::~~~-~~~-:::~~~~~-~~:~~ segun di_2

tamen del Sr. Arquitectode ese Tribunal, a V.E. Ylustrisima Supli-

~~-~:-~~2:_~~~~~~~-~~t~:~~~~R~~!~~, P~~-~~2:-~~~~~-~~~~
obra en la urgencia, que su necesidad reclama.

Asi lo espera de la bondad de V.E. Yltma, cuya vida guarde Dios

muchos años, para bien de la Yglesia y del Estado . Madrid 5 de No-
viembre de mil ochocientos setenta y cinco.

Exmo . e Il·cmo. Sor. Cirilo Castro~

Acabada ya la obra en la Torre del Reloj, como hemos visto por

textos anteriores~ · ahora se intenta llevar a .cabo la más dificulto-

sa de las dos, es decir, la obra de la escalera.

--------------------------------

11
AUTO// Por presentado el anterior escrito, el que se un~a al
-554-
al espediente de su razon, y pase al Arquitecto de este Tribunal D.

Jos~ Mª Aguilar, para que en conformidad conlo que manifest6 en su

informe de 5 de julio del corriente año, respecto a l a Compostura

de la escalera de los Tenientes proponga al Tribunal lo que estime

conveniente en consecuencia del estudio que haya hecho o hiciere

acerca dela nueva entrada y escalera para las habitaciones, con lo

demás que se le ofrezca y parezca. As! lo mand6 y firma el Exmo e

Yltmo. Sr. Dr. D. Julian de Pando y Lopez Visitador Ecco de esta Vi

lla de Madrid a seis de Noviembre de mil ochocientos setenta y cin-

co= Dor. Pando. Dr. Julian Alonso Ruiz~

"Cumpliendo el auto de V.E. fecha seis de Noviembre del año pro

ximo pasado debo manifestarle que a fin de proceder con el mayor ,
-------------------------------
~~~~~~-~~~~~~~di~-~~-!~~~~~-:~~~~~:-~:_!:_~~~~~~-~:-~~-~i
llán se ha procurado averiguar las condiciones con que se hizo la
~------------------------ ---------------------------------
escritura de venta del antiguo convento de San Cayetano y no se ha

encontrado ningrtn dato que pueda ilustrarnos sobre las circunstan-

cias de las servidumbres de que hacia m~rito en mi comunicaci6n de 5

de julio de 1875.
-555-
En este estado me dirig! al representante del dueño de la fin
-------------------------------------------- - ---------~
ca que lo es á la razon su hermano el Sr. Perez Garclutorena,_E~:

E~~~~~do~~-~~-~~!~~~~-~~ ~a-~~~!~~-~~y ~~~~~~~~~ de modo que de-

sapareciese la servidumbre de paso que actualmente tienen dicha e~

calera y el portal de la casa.

Para conseguir esto hab!a necesidad de construir una nueva es-
-------------------------------------------------------------
cªlera que sirvieae á las habitaciones de los tenientes con nueva
------ ----------
~~tr~~~_s~~~~-E~~~~~~~~!~-~~-~:_!~~ha~~de_!~_ig~~~~~; pero como

el espacio disponible es muy reducido ser!a forzoso añadirle una

parte de la ~~al-~~~!~ que E~!~~efo~~-2!"!:~~~!~-~~-~~duci

~~' como puede verse en el plano adjunto pliego numero 1.

El_~~!-~!:~~ Garclutorena ~-~~!:~-~~E~st~-~-~~~E~~~-~

reforma siempre que no se le gravase con los gastos que hab!a de
-----------------------------------------------------------------
~:~~~~~-!~-~~~~~~~~~~~-~~-~~~~~!~-;:~~~~~' prestaridose solo gu~

toso a suministrar alguna madera de que dispone con objeto de faci

litar la obra.

~ si~-~~E~~~s~~_:~ist~:-~.:_~~~~R:~~~~~~-E~:_!~~-§:~~~~s

~~~!!~~~~-~~~-R~:~~~~!~~~~i6~~~~E~~~~~!~E~~ al verificar

su estudio, siendo las principales las siguientes:

1/ Que habiendo de derribar la escalera que al presen·te ex~

te E:~-E~~~~~:-~:=;-~~~~~~~~~~~-~~~:_::¿~~~~~~' e~-~~~~ri~
-556-
~:~:~~~~' tanto la casa que el Sr. Perez representa como la que

ocupaban los tenientes de la parroquia.

2/ Tampoco era posible la construccion de la nueva escalera

para las habitaciones de los tenientes porque el paso que en plan-

ta baja eociste para ir al lugar escusado y que con la reforma babia

de convertirse en portal y pasillo de comunicaci6n, va desaparecie~

do en las plantas superiores, pues tiene solo cubierta escalonada,

que vierte sus aguas desde la fachada al patio de la iglesia, deja~

do un esp~cio entre esta y la casa, del que reciben luces varios

cuartos de la misma por haber estado sin duda en otro tiempo separ~

da la casa de la iglesia.

3/ Era tambien necesario, como se ve en el plano, derribar

los muros de la casa que habitan los tenientes, que forma~ la esqui

na que da al patio si se habia de dajar espacio suficiente para la

construccion de la nueva escalera y esto traia forzosamente obras

considerables tanto por el derribo de dichos muros, como por la con~

truccion de otros en diferente sitio.

4/ Y ~ltima. La escalera que s~ ha proyectado, elevandose

mas que las cubiertas de la iglesia, interrumpiá el curso actual de

las aguas de sus tejados, de modo que sobre la caja de dicha escal~

ra, venian a confluir, tanto estas aguas de la iglesia, como las del
-557-
actual pasillo que la separa de las habitaciones.

Viendo los graves inconvenientes que esta reforma presentaba,

prooediposteriormente al estudio detenido de tan dificil cuestion,

!~~~~~!~!~~~-!~-E~!~~~~ y~~~-~~~~~-~~-!!~~
medianeras, asi como todas las plantas del despacho y habitaciones
----~----- ------------------------------------------------------
de los tenientes.

~~~~!ud~~-~~~~~~!~~~-~~~fi~~!~-!~~~~!~~~!!~~~ de que

antes he hecho merito y en su consecuencia se ha hecho plano de re
-----------------------------------------=
forma. ( Pliego numero 2) que es adjunto, y que salva todos los in
------ -
convenientes como ~~-~!~~!oyecto_~~-~~~~ye_!~-~~~~~-~~~~ler~

~~~2~~~~~-~~~~-~-!~-~~!~~~' ~_s~~-E~!~!!~-~~~-~in~~~~!:
quilarse ninguna de las dos casas pueda llevarse a cabo la obra;con
-----------------------------------------------------------------J-
cluida la escalera se haria con ella el servicio interior a ambas

!~~~~ie~~~~~-~~-~~~!~~~~-!~-~~~~~!' por quedar un paso en lo que

hoy es mesilla, como puede verse mas claramente en el plano (lifº 2h
En esta reforma se propone la mejora de la casa la apertura de

un patio que de luz á la actual escalera, que quedaria sin luces por

la que se proyecta. Proporciona almismo tiempo luz y ventilación a

otros varios cuartos de las habitaciones de los tenientes, cuya di~

tribucion se reforma por completo como no podia menos de suceder va

riándose la colocación de la puerta de entrada.
-558-
Para mayor claridad en los planos de las construcciones exi~

tentes, se marca con tinta amarilla lo que es de uso comdn para la

iglesia y vecinos de la casa, con tinta azul los linderos de esta

y con tinta carmín todo lo perteneciente a la iglesia. En los pla-

nos de reforma, desapareciendo la servidumbre: no queda mas que la

tinta azul para la posesi6n del Sr. Perez Garclutorena y la roja lo

perteneciente a la Parroquia.

Por ~ltimo, dir~ á V.E. que ~~-~~~-~~~~obra ~erá_RE~~

~~!~-~~-~~~~!~-~~~~~~_!=~~~~' sin perjuicio de formular el

presupuestoen el caso de que !a_~~~~~~6n ~~=-EE~~~go, c~~-~~!~~n

te beneficiosa para ambas partes sea aceptada por las mismas y m~
----------------------
rezca la aprobaci6n de V.E.

Dios guarde a V.E. muchos años. Madrid 2 de Agosto de 1876.

JOSE IilARIA AGUILAR~

El arq~itecto de la obra, D. Jos~ Mª Aguilar, da dos proyectos

para arreglar la escalera. El primero de ellos,como hemos podido

leer, resultaba demasiado difícil de ejecütar, ya que hab!a que d~

salojar el edificio, de ah! el segundo proyecto que hizo el Sr. JQ

s~ Mª Aguilar. El coste total de las obras ascendía a la suma de

36.000 Reales, con fecha ya de 1876.
-559-
" Ynforme del Parroco-

Enterado detenidamente como el aaso exige, de los planos y con
---- ---~

-
diciones de la obra relativa a los planos y condiciones de la obra
..
de los cuartos habitaciones de los s.s. teni·e ntes de esta Parroquia

9;~!_So::_~::~~tecto~_E::,:~~~ a este Tribunal, y por el mismo

se me han remitido para su informe; en cumplimiento de lo cual debo

decir: que !~!~~-_:~_!~~~-~~~~::~~~~-_:!r 12 por ser necesario de

toda necesidad la citada obra, la que debe ejecutarse antes; 22 po~

que la fabrica de esta iglesia cuenta con recursos propios para ella

sin acudir a la munificencia de este Tribunal: 32 porque se bien el

presupuesto parezca hoy algun tanto alzado; acaso en el transcurso

de la obra, y terminada esta, y previo examen detenido del mismo

Sr. arquitecto, dar reforma del que ahora se presenta. Es cuanto pu~

do y debo de·c ir; refiriendo ser obra necesaria para que puedan con-

vibir en esta parroquia los Tenientes de Sacramentos.

San Millán de Madrid. 11 de Agosto de 1876.

JUAN :OOLAÑOS~'

Los pla~os realizados por el arquitecto son los que no hemos

podido presentar en este trabajo, debido a la rotunda negativa del

sacerdote encargado del Archivo. A pesar de que lo intentamos por

todas las vias posibles, como el propio Párroco de San !•'Iillán.
-560-
"El que suscribe, apoderado del Sr. D. Lorenzo Perez,¿~~~-~~

la casa de la calle de Embajadores nº 19 en la cual se proyecta, ha
-------- -----------------------------------------------------~
~E_!~~-~-~~~~~E!~ de quese trata en este espediente, con ~rreglo

a los planos formados por el Arquitecto del Tribunal de Visita D.

JoseMª Aguilar, en uso del traslado que seha conferido al citado

dueño de estos autos, tengo el honor de manifestar que por parte de

mi poder~-~! ob~ta~~~~-~~que ~E~~~~~ desde luego ~~~~~~~

ci~~_!~~-~E~~~-~~~~ec~~~ en la forma y manera que indica el

mencionado Arquitecto en su informe fecha dos del presente mes y

planos referidos. Madrid 3lde Agosto de 1876. Jose Lopezll

U 1
AUTO/ Vistos los planos presentados por el arquitecto de e~

te Tribúnal D. Jose MI Aguilar con el escrito de dos de Agosto de

1876, para ~-~~~~ccio~_!_~~::m~-~e la_:_::~~~=::~ que conduce a

las habitaciones de los tenientes de la parroquia de San Millán, e~

yo coste calcula proximamente en 36.000 reales sin perjuicio de foR
-----------------------------
mular el presupuesto en el caso de que la soluci6n que en el mismo

escrito propone como altamente beneficiosa a la Parroquia y al due-
-----------------------------------
ño de la casa contigua , fuese aceptada por ambas partesy mereciera

la aprobaci6n de eeDe Tribunal. Vista laconformidad presentada por
-561-
el Párroco al proyecto, si bien le parece algun tanto alzado el pr~

supuesto: Visto asimismo el escrito en fecha de ayer de Jose Lopez

apoderado de D. Lorenzo Perez, dueño de la casa de la calle de Em-

bajadores n2 19, presentado su conformidad de parte del poderdante

en que se ejecuten las obras proyectadas en la forma y manera que

indica el a~quitecto en su infoFme de dos de Agosto rtltimo y planos

presentados, Se aprueba la ejecuci6n de las obras que propone el a~

quitecto en el mencionado escrito con arreglo a los planos y vuel-

vanestos con el espediente al mencionado arquitecto para que fo~

le el presente en este Tribunal el presupuesto del coste de las

obras proyectadas. As! lo mand6 y firma el Exn1o. e Ylmo Sr. D. Ju-

lian de Pando y Lopez, Visitador Ecco de esta Villa de Madrid a 1º

de Setiembre de 1876=

Dor. Julian de Pando y Lopez. D. Julian Alonso Ruiz~

" El Fiscal con vista del presupuesto detallado de las obras

que son precisas en la parroquia . de San Millán para la habitacion

de los Tenientes de sacramentos, escalera, patios y demas; no halla
---
reparo en que se les autorize para la execucion de todas ellas; con
---------------------------------------------------------------
arreglo al presupuesto presentado por el Arquitecto de este Tribunal

toda vez que el apoderado dueño de la casa contigua donde han de ha_
-562-
zerse las obras estas entodo conforme segun los planos del Arquite2

to V.E. sin embargo determinara como siempre lo mas acertado.

Mao~i d . 13 de Septiembre de 1876. D. Pedro Magan~'

----------- --------------
"AUTO// Visto el presupuesto presentado por el Arquitecto D.

Jos~ Mª Aguilar con fecha 9 del corrien·te, y la conformidad prest~

da por el Párroco de San Millán y Sr. Fiscal, ~~!:-~.:-~~~~!!~~~o

los pla~-~:_:~~~_:~~-:.:!,:ri do_~l M~_:~~~-~~~:.:1ad~!-~~~~~~

n~ para que enterado de todo manifieste si se halla ~ no conforme
-----------------------------------------------------------------
en ejecutar las obras que en los mismos se expresan y por la ca~
---------------------
tidad de 36.57·5 . Reales y 65 centimos. que se m:?.rcan en el presu-

puesto. As1 lo mand6 y firma el Exmo. e Ylmo. Sr. Visitador Ecco de

esta Villa de Madrid. a 13 de Setiembre de 1876.

Dor Pando. D. Julian Alonso Ruiz~

" E:x:rno. Sr. Visitaclor Ecco.

Enterado de los planos, condiciones y presupuestos hechos por

el arquitecto de este Tribunal D. Jose Mª Aguilar, para las obras

que se ejecutarán en la casa contigua a la Yglesia de San Cayetano,

hoy parroquia de San Ivlillán, y havitaciones de los tenientes; no ten

go inconveniente en encargarme de dicha obra por la cantidad de
---------------------------------------------
-563-

treinta y seis mil quinientos setenta y cinco R. sesenta y cinco r

------------------------------------------------------------------
~~ti~~!-~~;-~::~:_;~-;~~:;~~~-~!~-~~~~~;~to!
Madrid. 15 de Setiembre de 1876. Luis Pan~l!

"AUTO// Enla Villa de r.ladrid a diez y sei s de Setiembre de

1876, el Exmo e Ylmo. Sr. Dr. D. Julian de Pando Lopez Visitador

Ecco de esta corte, habiendo examinado los planos para la ejecucion

de l ~. escalera queda subida a las habitaciones de los Tenientes de

la Yglesia. parroquial dé San Mill4,n formados por el Arquitecto de

este Tribunal D. Jose !·1ª Aguilar, y presupuesto ~· detallado del coste

de las obr.as referidas que con fecha 9 del corriente mes ha prese~

tado el citado Arquitecto importantes a una suma de 36.575,65 c.

Vista la conformidad prestadá al mencionado presupuesto por el

Párroco de San Millán y Fiscal de este Tribunal y vista i gualmente
--------------------------------
la manifestaci~n hecha por el Maestro aparejador D. Luis Pan~ en su

escrito de ayer de las obras con arreglo a los planos condiciones y

cantidad de 36.575,65 c.marcada por el presupuesto del mencionado

Arquitecto, S.E.Y. por ante mi el infrascrito Notario dijo que au-

toriza~ y ~~:~~~-;~~:~:~-~:;~~r~_:~:;~~~D . Lu~-:~~-~a
ra que a la brevedad posible proceda a la ejecucion de las obras

marcadas en los planos y presupuesto por la cantidad de 36.575,65c.
-564-
bajo la direccion del citado arquitecto, cuya cantidad será satisf~·

cha de los fondos defábrica de mencionada parroquia de San Millán,

luego que est~n completamente terminadas las obras y certifique el

Arquitecto haber sido ejecutadas conforme a los planos y presupue~

to mencionado. As! por este su auto que s~ notif~que y del que se

d~ testimonio o testimonios que se pudieren, as! como copia del pr~

supuesto detalladolo mand6 y firma el E.Y, de que doy fe=

Dor. Julian de Pando y Lopez D. Julian Alonso Ruiz~

Como acabamos de leer, el presupuesto asciende a 36.575,65 e,
y se concede al aparejad.or D. Luis Pan~ autorizaci6n para que lo

ejecute con la mayor brevedad posible.

---------- -. ---------------
A continuaci6n tenemos un nuevo texto del arquitecto:

11
No cre!a tener que molestar la atenci6n de V. E. hasta darle

cuenta de la conclusi6n de las obras de reforma que estoy dirigie~

do en la Iglesia Parroquial de San Millán, si u~a circunstancia im

prevista no me obligase a ello. Consiste esta en que al deshacer el

lugar escusado que hab!a en el pasillo que separaba la iglesia de
-