You are on page 1of 1

Adversidad versus bendición

Título: Cuando la adversidad se convierte en bendición
Base Escritural:2 Reyes 4:8 - 37 Lucas 11: 19-24

Introducción: ¿Porque A mí?
Un misionero debió partir lejos. Iba con su familia. Pero en medio de los cambios que
representaba su trabajo, murió primero su esposa y luego sus dos pequeños hijos. Sufrieron
contagio de fiebre amarilla. Pero lo que inicialmente se consideró motivo de crisis, que
llevó al misionero a una profunda depresión, terminó siendo una bendición porque muchos
de quienes habitaban la tierra, creyeron en el Dios de poder por el testimonio de alguien
que embargado por los problemas, seguía dependiendo del Poder Supremo para el que no
existen límites.

I. La adversidad en manos de Dios, se torna una bendición (v. 19).
A. No debemos preguntar: ¿Por qué a mí? Sino: ¿Qué propósito tiene Dios con
esto?
B. La persecución, instrumento para evangelizar (vv. 19, 20).
C. Dios nos lleva a romper esquemas eclesiales (v. 19).

II. La evangelización eficaz depende de Dios (v. 20).
A. No son las estrategias humanas
B. Depender de Dios origina grandes resultados
C. Dios es quien produce avivamiento (vv. 20, 21)

III. El compromiso del cristiano es pastorear a los nuevos (vv. 22, 23)
A. Acompañar a los nuevos creyentes (v. 23)
B. El centro del mensaje debe ser Jesucristo (v. 23 b.)
C. La palabra clave es “fidelidad”

IV. Las características de un cristiano (v. 24).
A. Varón bueno
B. Lleno del Espíritu Santo
C. Lleno de fe
D. Dios lo respaldaba
Conclusión: Las crisis que enfrentamos, aquello que consideramos adverso, debemos
someterlo a Dios. Cuando rendimos nuestros problemas a Él, las crisis se convierten en
fortalezas y la adversidad, se transforma en bendición.