You are on page 1of 31

historia ~

INFORMACION E HISTORIA, S L IMPRIME: Rivadeneyra, S. A.
PRESIDENTE: Isabel de Azcárate. DISTRIBUYE INDISA. Rufino González, 34 bis.
ADMINISTRADOR UNICO: Juan Tomás de Salas. Teléfono: 58631 OO. 28034 Madrid.
DIRECTOR: David Solar P.v.P. Canarias 320 ptas.
SUBDIRECTOR: Javier Villalba. ISBN: 84-7679-271-9
REDACCION: Isabel Valcárcel, José María Solé Mariño Depósito legal: M-27.457-1993
y Ana Bustelo.
CONFECCION: Guillermo L10rente
FOTOGRAFIA: Juan Manuel Salabert - La historia más reciente patrocinada
Es una publicación del Grupo 16. por la empresa
REDACCION y ADMINISTRACION Madrid. Hermanos más avanzada.
García Noblejas, 41, 6. 28037 Madrid. Teléfonos
0

4072700-40741 OO.
Barcelona: Paseo de San Gervasio, 8, entresuelo.
08022 Barcelona. Teléfono 4184779
SUSCRIPCIONES: Hermanos García Noblejas, 41.
28037 Madrid. Teléfonos 268 04 03 - 02.
PUBLICIDAD MADRID Pilar Torija.

CUADERNOS DEL

MUNDO -LACT-UAL
Angel Bahamonde Magro, Julio Gil Pecharromán,
Elena Hernández Sandoica y Rosario de la Torre del Río
Universidad Complutense

1. La historia de hoy. e 2. Las frágiles fronteras de Europa. e 3. La sociedad española de los años 40. e 4. Las revolu·
ciones científicas. e 5. Orígenes de la guerra fría. e 6. La España aislada. e 7. México: de Lázaro Cárdenas a
hoy. e 8. La guerra de Corea. e 9. Las ciudades. e 10. La ONU. e 11. la España del exilio. e 12. El Apart·
heid. e 13. Keynes y las bases del pensamiento económico contemporáneo. e 14. El reparto del Asia otomana. e 15. A·
lemania 1949·1989. e 16. USA, la caza de brujas. e 17. Los padres de Europa. e 18. Africa: tribus y Estados, el mito
de las naciones africanas. e 19. España: «Mr. Marshalh>. e 20. lndochina: de Dien Bien Fu a los jmeres ro·
jos. e 21. Hollywood: el mundo del cine. e 22. La descolonización de Asia. e 23. Italia 1944·1992. e 24. Nas·
ser. e 25. Bélgica. e 26. Bandung. e 27. Militares y política. e 28. El peronismo. e 29. Tito. e 30. El Japón de McArt·
hur. e 31. El desorden monetario. e 32. La descolonización de Africa. e 33. De Gaulle. e 34. Canadá. e 35. Mujer y
trabajo. e 36. Las guerras de Israel. e 37. Hungría 1956. e 38. Ghandi. e 39. El deporte de masas. e 40. La Cuba de
Castro. e 41. El Ulster. e 42. La Aldea Global. Mass media, las nuevas comunicaciones. e 43. China, de Mao a la Re·
volución cultural. e 44. España: la emigración a Europa. e 45. El acomodo vaticano. e 46. Kennedy. e 47. El feminis-
mo. e 48. El tratado de Roma. e 49. Argelia, de la independencia a la ilusión frustrada. eSO. Bad Godes·
berg. e 51. Nehru. e 52. Kruschev. e 53. España, la revolución del 600. e 54. El año 1968. e 55. USA, el síndrome
, del Vietnam. e 56. Grecia, Z. e 57. El fenómeno Beatles. e 58. Praga 1968. e 59. El fin del mito del Che. e 60. W.
Brandt. e 61. Hindúes y musulmanes. e 62. Portugal 1975. e 63. El Chile de Allende. e 64. La violencia política en Eu·
ropa. e 65. El desarrollo del subdesarrollo. e 66. Filipinas. e 67. España, la muerte de Franco. e 68. La URSS de Brez·
nev. e 69. La crisis del petróleo. e 70. La Gran Bretaña de Margaret Thatcher. e 71. El Japón actual. e 72. La transi·
ción española. e 73. USA en la época Reagan. e 74. OIof Palme, la socialdemocracia sueca. e 75. Alternativos y ver·
des. e 76. América, la crisis del caudillismo. e 77. Los países de nueva industrialización. e 78. China, el postrnaoís·
mo. e 79. La crisis de los países del Este, el desarrollo de Solidarnosc en Polonia. e 80. Perú, Sendero Lumino-
so. e 81. La Iglesia de Woytila. e 82. El Irán de Jomeini. e 83. La España del 23 F. e 84. Berlinguer, el eurocomunis·
mo. e 85. Afganistán. e 86. España 1982.1993, el PSOE en el poder. e 87. Progresismo e integrismo. e 88. El peligro
nuclearlla mancha de ozono. e 89. Gorbachov, la perestroika y la ruptura de la URSS. e 90. La sociedad postindus-
tria!. e 91. La guerra del Golfo. e 92. Los cambios en la Europa del Este: 1989. e 93. La OTAN hoy. e 94. La unifica-
ción alemana. e 95. El SIDA. e 96. Yugoslavia. e 97. Hambre y revolución en el cuerno de Africa. e 98. Las últimas mi·
graciones. e 99. Clinton. e 100. La España plural.
INDICE

8
El proceso de urbanización.
Características generales
9
Incorporación tardía y rápida
de los países subdesarrollados
11
Proliferación de
las grandes ciudades
15
Metropolitanización
16
Suburbanización
19
Contraurbanización y
gentrificación
20
Diferentes modelos urbanos
23
Urbanización en los países
subdesarrollados
26
Modelos urbanos
en el Tercer Mundo
28
El modelo urbano
en América Latina
31
Bibliografía
El proceso de
urbanización en
el mundo (1945-1993)
Por José Estébanez
Catedrático de Geografía
Universidad Complutense de Madrid

El hecho urbano tiene una larga histo-
ria que puede rastrearse en Mesopotamia,
China, el Indo o Mesoamérica 4.000 ó
ción mundial alcanzó un tamaño de 800 mi-
llones.
Desde entonces, la tasa de crecimiento
5.000 años a. C. y sin embargo, la huma- demográfico mundial ha aumentado peli-
nidad habitó predominantemente, hasta grosamente. Entre 1750 y 1950, el descen-
mediados del siglo XVlII, en pequeños asen- so de las tasas de mortalidad, la mayor hi-
tamientos, cuya economía dependía direc- giene, y la mejora en la alimentación permi-
tamente de las actividades primarias. En tieron que la humanidad se triplicara, pasan-
esta fecha los avances médicos y"la mejora do de 800 a 2.500 millones; veinticinco años
de las condiciones de vida aceleraron brus- más tarde se añaden al cómputo demográ-
camente el ritmo del crecimiento poblacio- fico mundial más de 1.500 millones de per-
nal que se había mantenido muy lento has- sonas, haciendo un total de 4.000 millones,
ta entonces. El proceso de urbanización no lo que implica un tiempo de duplicación de
puede separarse de estas coordenadas de- apenas 37 años. La barrera de los 5.000 mi-
mográficas. llones se ha saltado en 1990, y la ONU cal-
Si aceptamos que los seres humanos han cula que al remontar el siglo habrá unos
existido en la Tierra desde hace por lo me- 6.000 millones de seres humanos.
nos un millón de años, durante los primeros El crecimiento de la población mundial ha
990.000, el tamaño de la población mun- sido acompañado por prdcesos migratorios
dial crecía tan lentamente, que se calcula hacia las regiones que tenían un crecimien-
que 8.000 años a. C. había unos ocho mi- to más lento. Y estos procesos migratorios
llones de habitantes, es decir un incremento implicar9n también el trasvase de población
natural de 15 personas anuales por millón desde zonas rurales hacia zonas urbanas. A
de habitantes. Como consecuencia de la re- finales del siglo XVIII, sólo tres de cada 10
volución agrícola acaecida en el Neolítico, el personas vivían en ciudades, y menos del 1
crecimiento se aceleró, y la población se du- por 100 de la población mundial lo hacía en
plicaba cada 1.530 años: en el año cero de ciudades de más de 100.000 habitantes. En
nuestra era había unos 300 millones de per- la década de 1970, sin embargo, casi la
sonas. Desde la época romana, hasta el co- cuarta parte de la humanidad vivía en ciu-
mienzo de la Revolución Industrial la tasa de dades de ese tamaño.
crecimiento se incrementó algo y la pobla- La redistribución de la población de.sde
las zonas rurales a las urbanas fue más acen- lenta al principio, y bruscamente después,
tuado en los países industrializados. En rea- ampliándose al resto del mundo tras la II
lidad, el proceso actual de urbanización co- Guerra Mundial. Al finalizar el siglo uno de
menzó en el Reino Unido, cuna de la Revo- cada dos habitantes mundiales vivirá en ciu-
lución Industrial, en 1900, cuando su pobla- dades, y en el año 2025, más del 60 por 100
ción urbana superó en número a la rural, y de la población estará clasificada como ur-
el proceso se extendió a Europa, de forma bana.

Población total Población urbana % Población urbana
(Millones) (Millones) sobre el total

1950. 2.516 734 29,2
1960 3.019 1.032 34,2
1970 2.693 1.371 37,1
1980 4.450 1.764 39,6
1990 5.246 2.234 42,6
2000 6.122 2.854 46,6
2010 6.989 3.623 51,8
2020 7.822 4.488 57,4
2025 8.206 4.932 60,1

Definición cuantitativa
de la ciudad
Población urbana según países
seleccionados

Población
mínima
Suecia 200
Dinamarca 200
Australia 1.000
Francia 2.000
Estados Unidos 2.500
Bélgica 5.000
España 10.000
Japón 30.000
Fuente: (1979) Growth ofWorld's Ur-
ban and Rural Population, 1920-2000

Otros 20 países añaden al
criterio demográfico alguna
otra característica como conti-
güidad en el espacio edifica-
do, densidad de habitantes,
La ONU señaló en 1977, a la hora de especificar el um- porcentaje de población acti-
que de los 133 países en los bral de la población no existe va no agraria. Los restantes
que se estudiaron los criterios acuerdo entre los diferentes países considerados en el es-
de definición de la ciudad, en países, como se puede com- tudio no hacen explícitos los
33 casos se utilizó el tamaño probar fácilmente en el cuadro criterios de definición de la
de la población. Sin embargo, adjunto. ciudad.
Pero estudiar la ciudad y el proceso de ur- ción de tamaño, densidad, morfología del
banización supone la dificultad inicial de ha- asentamiento y predominio claro de las ac-
llar una definición coherente, amplia y acep- tividades agrarias de sus habitantes. Otros
tada. En realidad, el intento de buscar una autores identifican lo urbano con un modo
definición de carácter universal refleja un de vIda específico, aunque en el momento
cierto eurocentrismo conceptual que asume presente en los países avanzados, las carac-
implícitamente la existencia de un único pa- terísticas del modo de vida urbano que al-
trón de ciudad, el europeo, al que se han de gunos identifican con las de la modernidad,
ajustar las restantes ciudades originadas y no se constriñen a un nicho ecológico par-
desarrolladas en diferentes contextos cultu- ticular (rural o urbano), sino que dependen
rales y espaciales. más de la clase social, estilo de vida y fase
Por otra parte, en la realidad no es posi- en el ciclo vital.
ble señalar de forma clara y rotunda la fron- De tal modo que son muchas las perso-
tera que separa lo urbano de lo rural; por nas que viven en marcos rurales y tienen
ello toda división que se establezca entre es- sin embargo pautas de comportam,ento ur-
tos dos hechos es en sí misma arbitraria. Así bano, en tanto que algunos grupos de in-
se explica la gran variación que existe entre migrantes rurales conservan incluso en
los diferentes umbrales adoptados por los grandes metrópolis modos de vida clara-
países a la hora de delimitar los asentamien- mente rurales.
tos urbanos. Por ejemplo, Dinamarca lo si- Por consiguiente, el estudio del proceso
túa en 200 habitantes, Estados Unidos en de urbanización depende de las fuentes es-
2.500, España en 10.000 y Japón en tadísticas- y los organismos internacionales
30.000. Esta enorme oscilación hace difícil no han resuelto el problema de encontrar
establecer comparaciones entre las regiones una definición satisfactoria de la ciudad que
del mundo. permita hacer estudios comparativos entre
Tampoco las definiciones cualitativas re- páíses diferentes. En general, se considera
suelven el problema, ya que la definición urbano lo que los diferentes Estados definen
congela una realidad múltiple y diversa, como tal según criterios muy variados: ta-
cambiante en el tiempo y en el espacio. En maño de la población, naturaleza de las ac-
casi todas las definiciones se incluye la no- tividades económicas, función administrati-
irrupción europea en los países del Tercer actividades y concepciones urbanas, hasta el
Mundo no operó en un mapa vacío, pues punto que en los países de mayor desarro-
los procesos económicos, sociales, políticos llo económico diferenciar el modo de vida
y culturales del colonialismo y neocolonia- rural del urbano es un ejercicio carente de
lismo operaron en estructuras socioespacia- sentido.
les claramente diferenciadas. Así, por ejem- . Las tendencias en el crecimiento de la po-
plo, no es comparable la situación socioes- blación manifiestan claramente que la po-
pacial del Africa subsahariana con la de Chi- blación urbana aumentará muy rápidamen-
na o India, ni tampoco la realidad nortea- te en los países menos desarrollados. Los
mericana con la de los Imperios inca y azte- países desarrollados desde 1950 conocen un
ca. crecimiento lento de la población urbana y
En unos casos el proceso urbano se so- son los países subdesarrollados los que tie-
breimpuso a una organización rural, con es- nen tasas de crecimiento muy elevadas, has-
caso desarrollo urbano, en tanto que en ta tal punto que en 1980 la población urba-
aquellos ámbitos en los que el desarrollo ur- na de los países menos desarrollados supe-
bano era importante, el sistema de ciudades ra en número a la de los países desarrolla-
se alteró profundamente en beneficio de los dos y en el año 2000 la excederá en 1.000
intereses de las potencias metropolitanas millones de habitantes.
(por ejemplo, el desarro- En el momento pre-
llo de las ciudades por- sente los países subde-
tuarias en detrimento de sarrollados conocen ta-
los núcleos rectores tra- Las tendencias en el sas de crecimiento tres
dicionales). veces mayores que las
El impacto de la ex- crecimiento de la de los desarrollados, de
pansión europea desde población manifiestan tal modo que se estima
el siglo XVI transformó claramente que la que el 85 por 100 del
las estructuras y formas crecimiento de la pobla-
urbanas, apareciendo población urbana ción urbana entre 1980
funciones ligadas a la di- aumentará muy y 2000 se producirá en
visión del trabajo autóc- los países menos de-
tono y a los efectos ori- rápidamente en los países sarrollados.
ginados por -su integra- menos desarrollados No obstante, los valo-
ción en la economía res promedios ocultan
mundial. variaciones no sólo entre
Tampoco los modelos los países más y menos
coloniales fueron uniformes, y por consi- desarrollados, sino también entre las dife-
guiente el proceso de urbanización ha de rentes regiones de estos dos ámbitos so-
verse, al menos desde el siglo XVI, como un cioespaciales.
fenómeno global en el que los países de- En 1960 los países subdesarrollados eran
sarrollados alteraron profundamente la or- predominantemente rurales. Una de cada
ganización socioespacial de los colonizados. cinco personas vivía en áreas urbanas y exis-
Es cierto que el proceso de urbanización tían 30 países con menos del 10 por 100 de
sólo se entiende si se trata de un modo glo- su población viviendo en ciudades. A fina-
bal y ligado a la expansión del capitalismo; les de la década de los años 80 sólo diez paí-
sin embargo, en los últimos doscientos años ses tenían esta característica y al finalizar el
y especialmente tras la II Guerra Mundial, la siglo xx solamente Bután y Cabo Verde con-
urbanización ha sido tan acelerada que al- tarán con porcentajes de población urbana
gunos autores hablan de una explosión ur- tan bajos.
bana, simultánea al incremento de las uni- Por otra parte y dentro de la misma área,
dades de producción, la división del trabajo entre 1960 y 1980, el número de países con
y un espectacular crecimiento de la produc- mayoría de población viviendo en ciudades
tividad que alteró profundamente la estruc- pasó de 45 a 82 y son 90 en 1993 los que
tura de la sociedad. El crecimiento de las reúnen esta condición.
ciudades se hizo en estos dos últimos siglos Se espera asimismo que al finalizar el si-
con tasas nunca vistas en la historia de la hu- glo xx el 39 por 100 de la población de los
manidad, y los modos de vida rurales van países subdesarrollados vivirá en áreas ur-
siendo progresiv~mente sustituidos por las banas.
Países desarrollados Países menos desarrollados
Año Pob. urbana % Pob. urbana %
1950 447 53,8 287 17,0
1960 571 60,5 460 22,2
1970 698 66,6 673 25,4
1980 798 70,2 966 29,2
1990 877 72,5 1.357 33,6
2000 950 74,4 1.904 39,3
2010 1.011 76,0 2.612 46,2
2020 1.063 77,2 3.424 53,1
2025 1.087 77,8 3.845 56,5

Todas las regiones del mundo, salvo los más larga en el tiempo, la curva es suave, lo
continentes africano y asiático, tienen una que refleja una sociedad de economía agra-
población predominantemente urbana, ria dominante con escaso poder de crear
pero las diferentes regiones muestran con- grandes excedentes; en la segunda fase, la
trastes acusados en sus niveles de urbaniza- curva se dispara y, por último en la tercera,
ción. No obstante los porcentajes de los paí- el crecimiento vuelve a ser moderado.
ses desarrollados y subdesarrollados se
acercan y de continuar las tendencias ac-
tuales se igualarán en el año 2020, pues al
igual que ocurre con la tasa de crecimento Proliferación de las grandes
de la población, los países más pobres co- ciudades
nocen crecimientos urbanos más rápidos
que los países desarrollados en los últimos Otro rasgo de capital importancia en el
25 años. proceso de urbanización reciente es el ex-
En general, el proceso de urbanización se plosivo crecimiento demográfico experi-
ajusta a una serie de fases. En la primera, la mentado por las grandes ciudades, espe-

1960 1980 1993 2000

Mundo 34,2 39,6 42,0 46,6
Países Desarrollados 60,5 70,2 72,0 74,4
Países Subdesarrollados 22,2 29,2 34,0 53,1
América del Norte 69,9 73,9 75,0 74,9
Europa con la ex Unión
Soviética 56,9 67,-7 70,0 73,4
Oceanía 66,3 71,5 70,0. 71,4
.Africa 18,8 27,0 30,0 39,0
Asia 21,5 _26,6 31,0 35,0
América Latina 49,3 65,4 71,0 76,8
Fuente: ONU (1986). Urbana and Rural Population. Projections 1950-2025: The 1985 Assessment, New
York. -
11
cialmente en los países sl,ü)desarrollados. experimentan crecimientos demográficos de
En 1960, había 114 ciudades con más de cierta consideración.
un millón de habitantes, de las que 62 se En general, los países más industrializados
localizaban en los países menos desarrolla- de Norteamérica, Europa occidental y Asia
dos. Entre 1960 y 1980, las ciudades mi- oriental conocen un mayor grado de urba-
llonarias alcanzaron la cifra de 222, de las nización. Por el contrario, Africa y los res-
que 103 se daban en los países menos de- tantes países asiáticos tienen proporciones
sarrollados. de población urbaña muy bajas. Lo que
Si el tamaño de las ciudades fue consi- pone de manifiesto que el proceso de indus-
derado durante mucho tiempo como un ín- trialización llevó consigo un proceso de ur-
dice de desarrollo económico, en la actua- banización.
lidad, muchas de las mayores ciudades Aunque las grandes ciudades aparecen en
aparecen ubicadas en el mundo subde- todos los continentes, su distribución mani-
sarrollado. Menos de la mitad de las mayo- fiesta formas de concentración y dispersión
res aglomeraciones del mundo se daba en claras. En efecto, a escala mundial cabe di-
los países subdesarrollados en 1960, y tan ferenciar cuatro grandes espacios que alber-
sólo cuatro en los países de rentas muy ba- gan a la casi totalidad de las grandes ciuda-
jas (inferiores a los 400 dólares). Pero en des. La primera región se extiende desde las
el año 2000 se estima que 20 de las mayo- islas Británicas, y avanzando por Europa oc-
res aglomeraciones urbanas aparecerán en cidental y central, continúa por la cuenca del
los países menos desarrollados y ocho de Mediterráneo y Oriente Medio incorporan-
ellas en países de rentas muy bajas. do países con niveles de desarrollo desigua-
Muchas de es- les.
tas ciudades se La segunda área de concentración de las
expandieron ab- grandes ciudades se extiende por el Asia
Aunque las grallt1.es sorbiendo los meridional desde Pakistán a través de la In-
núcleos rurales dia y Bangladesh. Se trata de países poco
ct;i~s aPí!t~c:en próximos e' in- urbanizados y de población agraria y rural
en todos los/; cluso pequeños dominante.
continentes, su centros mercan-
tiles, constitu-
El tercer agrupamiento de megaciudades
combina países industrializados con fuerte
distribución yéndose en presión demográfica. Se extiende por el Asia
manifiesta formas áreas metropoli- oriental, desde Manchuria y Corea hasta Ja-
tanas. En 1990 pón, China orienta! e Indochina. Por último,
de concentración y hay 280 áreas el cuarto espacio está constituido por Nor-
dispersión claras metropolitanas teamérica, donde cabe diferenciar dos gran-
que superan el des fachadas. La fachada occidental desde
millón de habi- Vancouver y Columbia Británica, se extien-
tantes y de ellas de por el sur hasta San Diego-Tijuana y aquí
dieciocho (Beijing, Bombay, Buenos Aires, penetra por el interior por Phoenix, Arizona.
El Cairo, Calcuta, Londres, Los Angeles, La segunda se extiende por el Nordeste de
México, Moscú, Nueva York, Osaka-Kobe, los Estados Unidos desde Boston a Wash-
París, Rin-Ruhr, Río dd Janeiro, Sao Paulo, ington.
Seúl, Shanghai y Tokio-Yokohama) tenían En algunos espacios de estas regiones,
más de diez millones de habitantes. las áreas metropolitanas se extienden y en-
Por lo tanto, el proceso de urbanización tran en contacto con las vecinas hasta for-
afecta especialmente a las grandes ciudades, mar regiones urbanizadas sobre amplias
cuyos crecimientos demográficos superan extensiones, con varios centros urbanos
ampliamente las tasas medias de crecimien- rectores. Estos espacios fueron descritos y
to de sus países respectIvos. Sin embargo, la reconocidos por primera vez por el geógra-
tasa de crecimiento de población urbana va- fo J. Gottmann en la fachada oriental de
ría sustancialmente en las diferentes regio- los Estados Unidos y les aplicó el nombre
nes del mundo, pero en todas ellas se man- de megalópolis, fenómeno al que nos refe-
tienen dos característiCas en común: todas .riremos más adelante.
conocen un incremento de población urba- En resumen, el crecimiento de la pobla-
na superior a la tasa media y en todos los ción urbana superará ampliamente al de la
países sus ciudades de tipo medio y grande población tota!. La población urbana de los
-

TENDENCIAS DE LA POBLACION MUNDIAL
• RURAL
• CIUDADES MENORES DE 1 MILLON
• CIUDADES CON MAS DE 1 MILLON

1 1.600 1 2.500 1 5.300 1 8.100
- - - -
países menos desarrollados aumentará un en ciudades millonarias es el año 2025. En
66 por 100 entre 1985 y el 2000. Por otra las tres próximas décadas aparecerán mega-
parte, como la población de las grandes ciu- ciudades en estos países de tamaño desco-
dades está creciendo a un nivel superior al nocido en toda la historia urbana. Ello su-
del conjunto de la población urbana total, pondrá un fuerte reto para resolver los pro-
especialmente en los países subdesarrolla- blemas de vivienda, infraestructuras y servi-
dos, de continuar las actuales tendencias de- cios.
mográficas, casi la mitad de la población ur- Una de las características más distintivas
bana de los países subdesarrollados vivirá de los· países desarrollados desde la 11

1960 1980 1993 2000

Norteamérica 69,9 73,8 75,0 74,9
Europa 60,9 70,2 73,0 75,1
Ex Unión Soviética 48,8 63,1 66,0 70,7
Japón 62,5 76,2 77,0 80,0
Australia y N. Zelanda 79,8 85,3 85,3 85,8

Las 25 aglomeraciones urbanas mayores
del mundo, 1960, 1980 Y 2000
Año 1960 Año 1980 Año 2000
Aglomeración Población Aglomeración Población Aglomeración Población
N. York-N. Jersey 14,2 Tokio- Yokohama _17,7 Ciudad de México 25,8
Londres 10,7 N. York-N. Jersey 15,6 Sao Paulo 24,0
Tokio- Yokohama 10,7 Ciudad de México 14,5 Tokio- Yokohama 20,2
Shanghai 10,7 Sao Paulo ~ 1218 Calcuta 16,5
Rin-Ruhr 8,7 Shanghai 11,8 Gran Bombay 16,0
Beijing 7,3 Londres 10,3 N. York-N.Jersey 15,8
París 7,2 Buenos Aires 10,1 Seúl 13,8
Buenos Aires 6,9 Calcuta 9,5 Teherán 13,6
Los Angeles-L. Beach 6,6 Los Angeles-L. Beach 9,5 Shanghai 13,3
Moscú 6,3 Rin-Ruhr 9,5 Río de Janeiro 13,3
Chicago-NE. Indiana 6,0 Río de Janeiro 9,2 DeIhi 13,2 1
Tianjin 6,0 Beijing 9,1 Yakarta 13,3
Osaka-Kobe 5,7 París 8,7 Buenos Aires 13,2
Calcuta 5,6 Osaka-Kobe 8,7 Karachi 12,0
Ciudad de México -5,2 Gran Bombay 8,5 Dacca 11,2
Río de Janeiro 5,1 Seúl 8,5 Cairo-Giza 11,1
Sao Paulo 4,8 Moscú 8,2 Manila 11,1
Milán 4,5 Tianjin 7,7 Los Angeles-L. Beach 11,0
Cairo-Giza 4,5 Cairo-Giza 6,9 Bangkok 10,7
Gran Bombay 4,2 Chicago-NE. Indiana 6,8 Osaka-Kobe 10,5
Filadelfia 3,7 Yakarta 6,7 Beijing 10,4
Detroit 3,6 Milán 6,7 Moscú 10,4
Leningrado 3,5 Manila 6,0 Tianjin 9,1
Nápoles' 3,2 Delhi 5,9 París 8,7
Yakarta 2,8 Bagdad 3,9 Bagdad 7,4
Fuente: Global Report on Human Settiements (1986), pág. 28.
14
Guerra Mundial, es el alto grado de urbani- Estados Unidos fue el primer país que sin-
zación. tió la necesidad de recoger en sus estadísti-
El proceso de urbanización de los países cas demográficas y económicas este nuevo
desarrollados ha ido acompañado de algu- modelo de ciudad. Y así, introduce el con-
nos cambios demográficos tales como el cepto de área metropolitana en sus censos
descenso de la tasa de crecimiento de la po- desde el año 1910, aunque variando los cri-
blación y el fuerte incremento de la pobla- terios de delimitación. En general los crite-
ción mayor de 65 años que se cifra en tor- rios que se utilizan para definir una ciudad
no al 20 por 100 al finalizar el siglo xx. Asi- y su área metropolitana son: presencia de
mismo, se está produciendo un descenso del una ciudad central con un tamaño determi-
tamaño medio de la familia, siendo de des- nado y una gran
tacar que el 50 por 100 de los núcleos fami- c o m pie j ida d
liares será de uno o dos miembros. funcional; exis-
Además, y desde un punto de vista exclu- tencia de movi- En las tres
sivamente urbano, en los países desarrolla- mientos pendu-
dos se han producido importantes transfor- lares de trabaja- próximas décadasl
maciones recientes entre las que cabe seña- dores entre ellu- en los países
lar la concentración de la población en gran- gar de residen-
des áreas metropolitanas primero, y más tar- cia y la ciudad
menos
de el abandono de la ciudad central de las central y un sis- desarrollados,
mismas en beneficio de las periferias metro- tema de trans- apareceran .
politanas, lo que· se conoce con el nombre porte y de co-
de suburbanización. municaciones inmensas
muy desarrolla- megaciudades
do. Las áreas
metropolitanas
Metropolitanización con el desarrollo
del transporte y de las comunicaciones fue-
El desarrollo económico posterior a la 11 - ron extendiéndose hasta entrar en contacto
Guerra Mundial supuso un modelo-territo-,.e- _con las áreas metropolitanas vecinas, for-
rial concentrador de hombres y recursos-e\)__ .mándose así espacios urbanos muy amplios,
espacios reducidos. La ciudad se transfor- ..- . Jal y-como observó el geógrafo Cottmann en
ma y se hace mucho más compleja y difu- ~·-"'''~lfacbada costera del Atlántico estadouni-
sa. Se forman extensas áreas metroplitanas dense. En poco más de 20 años se fueron
en las que se destaca un núcleo central consolidando en el mundo cinco grandes
-centro decisional-, y un área periférica conurbaciones, denominadas megalópolis,
en la que existe un espacio residencia indi- formadas por varias áreas metropolitanas
ferenciado y una serie de núcleos urbanos contiguas que en su conjunto reúnen un mí-
satélites y dependientes del centro metro- nimo de 20 millones de habitantes.
politano. De este modo se forma un amplio 1. Megalópolis de Boswash. Extendida
espacio de intercambio de flujos, de bienes, desde New Hampshire a Virginia, incluyen-
servicios, trabajo y residencia. Cuando se do las áreas metropolitanas de Nueva York,
produce este crecimiento, impulsado por la Filadelfia, Baltimore y Washington ..Alberga
ciudad central y transmitido a los núcleos en un 2 por 100 del territorio nacional el 20
dependientes y se hace a un ritmo superior por 100 de la población y Gottmann la de-
al del crecimiento natural de la población, fine como la calle mayor de las finanzas y
el núcleo central se convierte en la madre empresas del mundo moderno.
de otras ciudades y se genera así un área 2. Megalópolis Chippitts. Se extiende
metropolitana. Por lo tanto, cuando un cen- desde Chicago a Pittsburg, incluyendo las
tro rector se convierte en centro metropoli- ciudades de Cleveland y Detroit. Tiene unos
tano, los núcleos dependientes o tributa- 25 millones de habitantes.
rios, procedentes del esquema urbano tra- 3. Megalópolis de Tokio. Constituida por
dicional pasan a incorporarse a la nueva la unión de las áreas metropolitanas de Y0-
centralidad que actúa con características di- kohama, Nagoya, Osaka. Tiene 45 millones
fusas en toda el área de influencia de la me- de habitantes.
trópoli. A este espacio de actuación se le de- 4. Megalópolis renana. Incluye las áreas
nomina área metropolitana. metropolitanas de Amsterdam, Dusseldorf, 15
Frankfurt, Mainz-Manheim y Stuttgart, con nómico y financiero en el centro de las áreas
más de 33 millones de habitantes. metropolitanas. Acentuó también la segre-
5. Megalópolis londinense en la que se gación social y política entre el centro y la
incluyen ¡las áreas metropolitanas de Bir- periferia y, de este modo, el centro de las
mingham, Manchester, Liverpool, Leeds, áreas metropolitanas alberga cada vez más
Bradford, Nottingham y Leicester, con más una población marginal (ancianos, minorías
de 34 millones de habitantes. étnicas, mujeres con hijos), es decir, una po-
blación insolvente con dificultades de colo-.
cación e incapaz de costear los servicios e in-
traestructuras urbanas del centro. Por otra
parte, el centro pierde cada vez más dina-
mismo económico, ya que va perdiendo a
Desde la 11Guerra Mundial asistimos a través de la descentralización productiva
una etapa en la que la economía pasa de es- gran número de empresas industriales, co-
tar orientada hacia la industria a centrarse merciales y de servicios que se instalan en
paulatinamente en el sector de los servicios. la periferia metropolitana, pero al mismo
El proceso más significativo desde el punto tiempo en él se localizan actividades tercia-
de vista de la forma y estructuras urbanas, rias que exigen un elevado grado de cuali-
lo constituye la sub urbanización, que puede ficación socioprofesional.
definirse como un conjunto de procesos que . La suburbanización no es realmente un
hacen que la tasa de crecimiento de la pe- fenómeno nuevo, ya que como señala
riferia metropolitana domine claramente so- Mumford, ésta se produce sincrónica a la
bre el crecimien- formación de la ciudad, pero durante mu-
to de la ciudad chos siglos, estas áreas residenciales eran
central del área. sólo patrimonio de una minoría privilegia-
De tal modo que da. Los suburbios responden al deseo de las
el área central clases sociales más acomodadas de diferen-
comienza per- ciarse, de aislarse de los problemas sociales,
diendo pobta:- así comQ..de disfrutar de una cierta imagen
ción y más tarde del medio-rural. Sin embargo, la suburbani-
una parte d~Jas __ zación eA-gran escala sólo aparece a media-
actividades in-=- __dos del siglo XIX, como imagen que encarna
dustriales y de un modo de vida deseado y alternativo a los
servicios en be- males de la ciudad industrial. Pero el proce-
neficio de la pe- so alcanzq. su máxima expansión con la di-
riferia. Este mo- fusión clelautomóvil que permitió a un nú-
vimiento centrí- mero creciente de personas librarse de las li-
fugo origina una mitaciones del transporte colectivo y sepa-
transformación rar el lugar de residencia del espacio del tra-
importante en el paisaje urbano de las ciu- bajo.
dades grandes y de tipo medio en los países La suburbanización más intensa y exten-
avanzados. Las ciudades centrales se ven sa se produce en los Estados Unidos al fi-
envueltas por un cinturón de viviendas de nalizar la 11Guerra Mundial, mediante una
características muy variadás, pero que co- - política de créditos a la vivienda, y una fuer-
mienzan siendo mayoritariamente de carác- te inversión en carreteras y la reducción del
ter unifamiliar y exentas, aunque más tarde horario laboral a 40 horas semanales, que
se entremezclan con otros tipos de vivien- hizo posible los desplazamientos de 50-65
das: chalets adosados, bloques de aparta- kilómetros entre el lugar de residencia y el
mentos y el tejido edificado de antiguos nú- del trabajo.
cleos rurales preexistentes y englobados en Los primeros suburbios eran física y so-
el proceso. cialmente muy uniformes: vivienda unifami-
Además de la transformación de la ciu- liar exenta y jardín, sobre la base de unos
dad, el suburbio originó el deterioro del cen- pocos prototipos de edificios, jóvenes matri~
tro, y la formación en él de un espacio físi- monios con hijos y un alto nivel de educa-
co y socialmente deteriorado. La suburbani- ción del cabeza de familia, con una marca-
zación produjo el despoblamiento de las cla- da separación del trabajo en la familia
ses medias y causó un fuerte quebranto eco- (hombre trabajo remunerado; mujer cuida-
MODELO DE AREA METROPOLITANA EN ESTADOS UNIDOS

Parque industrial

/ Centro comercial

Rentas bajas

.~ Rentas medias y medias bajas

Rentas altas
do de la casa y de los niños). Una primera zan fundamentalmente entre las diferentes
consecuencia de la suburbanización fue el partes de los suburbios y no con la City.
cambio en la distribución de la población, la También se hacen cada vez más autónomos
localización del empleo y la distribución del en el abastecimiento de bienes y servicios, y
espacio social por clases, etnias y estilos de así el suburbio, perdida su primera condi-
vida. ción de dormitorio, y convertido paulatina-
Al comienzo de la década de los años 70, mente en un espacio independiente sé di-
la mayor parte de la población urbana nor- vorcia cada vez más del centro metropolita-
teamericana residía en los suburbios de las no. En este espacio se ha formado, en pa-
periferias metropolitanas. Las ciudades me- labras de Brian Berry, una civilización urba-
tropolitanas aumentaban su población en na sin ciudades.
conjunto, sin embargo el nivel de creci- El nuevo modelo de ciudad metropolita-
miento de la periferia suburbana entre 1950 na estadounidense se hizo muy complejo y
y 1970 fue cuatro veces superior al de los combina núcleos muy especializados en
espacios centrales metropolitanos. Si en' usos del suelo (industrial y comercial), con
1950 el 67 por 100 de la población urbana una segregación social en forma de sectores
vivía en los espacios centrales de las áreas .o cuñas formando espacios contiguos y re-
metropolítanas de los Estados Unidos, en legando los grupos de menor poder adqui-
1970 sólo lo hacía 23 por 100, y en la dé- sitivo al centro o a las proximidades de las
cada de los años 80 el 25 por 100. Tam- fábricas.
bién en Europa se produce esta huida del .En el momento presente aparece un nue-
centro por parte de la población y de las ac- vo paisaje urbano en la periferia metropoli-
tividades económicas. tana: el suburbio ya no depende del centro,
Esta descentralización demográfica fue sino que forma espacios autosuficientes con
acompañada posteriormente por una des- centros comerciales, industrias, parques de
centralización de los empleos: si en 1960 el oficinas-~-una proliferación de viviendas co-
65 por 100 de puestos de trabajo se locali- lectivas.
zan en el centro, en 1970 descendió aL56 Globalmente los nuevos centros que apa-
por 100 y en 1980 al 30 por 100. recen en los suburbios metropolitanos com-
El suburbio, que comenzó siendo residen- piten con los antiguos de las ciudades cen-
cial y dependía del centro para el trabajó y trales y de este modo las metrópolis dejan
el abastecimiento de bienes y servicios, se de poseer una estructura momonuclear a
hace cada vez más autónomo. Y así por polinuclear; las regiones urbanas actuales
ejemplo, en 1990 en una encuesta del New adoptan una estructura galáctica, es decir,
.York Times, se pone de manifiesto que el 80 se convierten en galaxias de modos de acti-
por 100 de las familias residentes en el.su- vidad económica organizadas en torno a los
burbio neoyorquino no obtienen su sueldo grandes ejes de carreteras.
en la City. Los movimientos migratorios intragalácti-
Los desplazamientos del trabajo se reali- cos son más frecuentes que el tradicional

Las mujeres en la ciudad
Las mujeres tienen diferen- madres con niños constituyen desplazamientos más cortos al
tes necesidades, problemas y una gran proporción de la po- trabajo y dependen más del
comportamientos que los blación marginal de la ciudad. transporte público que los
hombres respecto al espacio Esta feminización de la pobre- hombres ..
social de la ciudad. za se debe a la discriminación Por otra parte, las oportuni-
En primer lugar, y como salarial, el trabajo a tiempo dades de empleo se ven limi-
consecuencia de la mortalidad parcial y la inseguridad en el tadas al tener que hacer com-
diferencial, son más numero- empleo, sobre todo en los patible la atención de los niños
sas que los hombres, especial- tiempos de crisis. con el trabajo. En las áreas su-
mente en el centro de las gran- La tercera característica de burbanas se relega a la mujer
des ciudades. La segunda ca- las mujeres en las aglomera- al cuidado de la casa y de los
racterística es que las mujeres ciones urh-':''iases que hacen niños.
commuting entre el suburbio y el centro me- destacada y la fuente de conflictos más im-
tropolitano tradicional. portante en las medias y grandes ciudades
La suburbanización en Europa fue más de los países desarrollados.
tardía y de menor alcance que en Nortea-
mérica, y las causas de esta diferencia de-
ben buscarse en:
- El valor artístico y simbólico de los Contraurbanizac:ión y
centros históricos que originan una preocu- gentrilication
pación mayor por su conservación y rehabi-
litación. Desde finales de la década de los años 70
- La ideología antiurbana y el mito del se produce un fenómeno caracterizado por
retorno a la aldea están menos desarrolla- la disminución de la población en el sistema
dos en Europa que en los Estados Unidos. metropolitano como consecuencia del dete-
- Menor movilidad en el trabajo que en rioro físico y social de la ciudad central. Se
Estados Unidos, donde una persona de observa incluso que el conjunto de los con-
cada cinco cambia anualmente de ocupa- dados metropolitanos en Estados Unidos
ción. crecía más rápidamente que en las áreas
- Unas normas de planificación urbana metropolitanas. Años más tarde, este fenó-
más estrictas y un mayor control del merca- meno se constató en Australia, Canadá, Eu-
do inmobiliario por el Estado que impide el ropa occidental y Japón. Se observó tam-
crecimiento descontrolado del suburbio. bién que el movimiento tradicional desde el
- Menor difusión del automóvil. campo a la ciu-
Sin embargo, desde la,década de los años dad se invirtió
sesenta, aparece uha clara tendencia a la su"- en la mayor.par-
burbanización con unas características se- te de los países Los suburbios
mejantes a las descritas en Norteamérica. avanzados. A
En los países mediterráneos la suburbani- este fenómeno
responden al deseo
zación se produce en forma de viviendas ce- se le denominó de las clases
lectivas formando bloques exentos. La vi- popuiation tur- sociales más
vienda unifamiliar está menos generalizada- naround o con-
y sólo aparece en algunos sectores prestigio- traurbanización. acomodadas de
sos de las áreas metropolitanas. Sin embargo, diferenciarse del
En resumen, el suburbio constituye un es- en lá década de
pacio de ,gran im,portancia y ha transforma- los años SO pa- resto de la
do el paisaje y el espacio social en las ciu- rece que se población
dades grandes y medias en los países de- apunta una ten-
sarrollados. Se inició en Estados Unidos y se dencia opuesta
extiende más tarde a los restantes países a la contraurba-
avanzados; comienza con unas característi- nización y manifestada en el descenso de la
cas formales y sociales homogéneas, y se población de las áreas no metropolitanas en
convierte más tarde en un espacio comple- los Estados Unidos que alcanzan, desde el
jo y heterogéneo. La suburbanización está comienzo de la década de los años SO, ta-
acompañada de la formación del sium en sas de crecimiento inferiores a la~ experi-
las áreas centrales de las ciudades metropo- mentadas por el conjunto de las áreas me-
litanas. tropolitanas. Un comportamiento similar fue
Es decir, la suburbanización es responsa- comprobado también en el Reino Unido y
ble de la formación de barrios centrales en en los principales países desarrollados.
los que la mayoría de los edificios están de- Una de las causas de este cambio recien-
teriorados, existe un alto grado de hacina- te se debe al esfuerzo por parte de los go-
miento, y socialmente se caracterizan por la biernos se revitalización del centro de las
presencia de grupos sociales marginales en grandes ciudades. Tanto en Estados Unidos
donde es frecuente la presencia de toda cla- como en las ciudades más importantes del
se de patologías sociales. mundo desarrollado se está realizando un
En el momento presente la dicotomía en- importante esfuerzo rehabilitador privado y
tre el centro ocupado por una población público del parque de la vivienda localizado
marginal y las periferias suburbiales de cla- en el centro de las ciudades. Este fenómeno
ses medias es, sin duda, la característica más se conoce ocn el nombre de gen trifica tion,
proceso por el cual ciertas partes deteriora- 4.". La reurbanización se produce en el
das del centro de la ciudad -especialmente caso de que los programas de revitalización
los cascos históricos- son ocupados por de los centros urbanos tengan éxito.
grupos sociales de renta superior después de
rehabilitada la vivienda. Este proceso invier-
te claramente la tendencia tradicional en la
cual los grupos de escaso poder adquisitivo
ocupaban las viviendas del centro abando-
nadas por las familias de clase media en su Aunque existen mecanismos generales
huida al suburbio, especialmente tras la 11 comunes en el proceso de urbanización,
Guerra Mundial. también es cierto que estos procesos actúan
En el caso de los Estados Unidos, el Ur- sobre espacios heredados y estructuras so-
ban Land Institute (1990) estima que el 70 ciales diferentes, lo que hace que podamos
por 100 de todas las ciudades norteameri- hablar de modelos urbanos distintos al des-
canas conocen este proceso de gentrifica- crito para Estados Unidos. Incluso se pue-
tion. Todo ello refleja una revitalización del den establecer diferencias entre la ciudad
centro y un cambio en la estructura y los va- canadiense y la estadounidense; en efecto,
lores familiares. El fenómeno de gentrifica- la primera es más compacta, más densa y
tion también se está produciendo, aunque con menor grado de suburbanización. Ade-
en distintas proporciones, en las grandes más, la ciudad canadiense muestra mayor
ciudades metropolitanas europeas. estabilidad social, mejores oportunidades de
Aunque no es posible establecer leyes me- empleo y menor dicotomía entre la periferia
canicistas para y el centro de las áreas metropolitanas.
explicar el pro- Madeja europeo: En el caso de Europa es
ceso de urbani- obvio señalar que su larga historia se refleja
En los países zación, algunos en el centro de sus ciudades, y gran parte
autores conside- de ellas exhiben el legado medieval, rena-
mediterráneos la ran que los paí- centista y barroco, así como el esplendor co-
suburbanización se ses desarrolla- lonial. A pesar de las destrucciones durante
dos han pasado las guerras mundiales, la huella de la ciudad
produce en forma por las siguien- prelooustriaJ queda patente en el paisaje ur-
de viviendas tes fases en un bano y en el valor simbólico de los cascc;>5
colectivas proceso de ur- históricos. Aunque cada ciudad es única,
banización: ellas poseen, sin embargo, características co-
formando bloques 1.a. La ciu- munes que la diferencia de la ciudad nor-
exentos dad central cre-
ce rápidamente
teamericana, ya que el pasado histórico y la
valoración subjetiva· del centro, hacen que
y el entorno in- la ciudad europea 'sea más compacta, con
mediato rural menor desarrollo suburbano y menor verti-
pierde población. Es la fase de urbanización. calización del centro. Asimismo la mayor ho-
2.". El crecimiento de la ciudad central mogeneidad cultural hace que no sea tan
comienza a descender al mismo tiempo que patente la formación de guetos étniCos, aun-
crece la población residente en la periferia que en los dos últimos decenios se configu-
suburbana. La proporción de habitantes en ran en las grandes ciudades europeas áreas
este último ámbito aumenta considerable- ocupadas por inmigrantes procedentes de
mente. Es la suburbanización. . contextos socioculturales muy diferenciados
3.". En la fase de desurbanización se al- de los países receptores (magrebíes,'turcos,
canza el punto en el que la población de la etc.).
ciudad central comienza a descender a un Carácter más compacto, mayores densi-
nivel tal que de ello resulta un descenso ab- dades demográficas, predominio del espacio
soluto de toda la región urbana funcional. residencial ocupado por edificios de vivien-
El descenso absoluto de toda la región ur- da colectiva, menor difusión del automóvil
bana se asocia al rápido incremento en po- y del suburbio de vivienda unifamiliar, per-
blación y puestos de trabajo en un radio de miten diseñar un modelo de ciudad e,uropea
50 a 120 kilómetros del centro, en el que sin tal y como propone el geógrafo P. White
duda predominan las pequeñas ciudades sa- (1984).
télites. En este modelo aparece el casco histórico
muy gentrificado y terciarizado con vivien- terciarización y deterioro de los centros de
das ocupadas por familias de clases medias, las ciudades metropolitanas.
al lado de áreas ocupadas por población El modelo soviético: La revolución sovié-
marginal. La muralla puede marcar el límite tica heredó un sistema urbano escasamente
con el ensanche o la expansión de la ciudad desarrollado en el que, en 1919, sólo el 17
burguesa decimonónica. En las proximida- por 100 de la población residía en asenta-
des de los industriales aparecen viviendas mientos urbanos infradotados además de
sociales obreras y en la periferia, en espa- servicios y en los que la mayoría de las vi-
cios altamente valorados, una clase social viendas eran cabañas de madera. El proce-
acomodada (nuevas clases medias y clase so de urbanización fue lento y solamente se
alta). dispara en el momento en que se aborda
Ciertamente el modelo responde en ma- prioritariamente la industrialización, logran-
yor o menor medida al espacio social de la do doblarse el porcentaje de población ur-
ciudad europea, pero no podemos olvidar bana entre 19~9 y 1939. En el período es-
que tras la 11 Guerra Mundial, las ciudades talinista las prioridades inversoras se centra-
europeas rompieron su evolución tradicio- ron en la industria y por ello las ciudades
nal y se americanizaron en sus formas y es- continuaron con fuertes déficit de servicios
tructuras. La·manifestación de este proceso y viviendas. El problema de la vivienda se
es: verticalización del centro con torres de abordó al iniciar la década de los años cin-
oficinas y apartamentos, formación del slum cuenta, pero a pesar del esfuerzo realizado,
en los espacios centrales más deteriorados e en 1980 el 20 por 100 de las familias urba-
importante suburbanización sincrónica a la nas compartían vivienda. El proceso de ur-

Los Angeles: una metrópoli
difusa
Frente al desarrollo de Man- les viven en abigarrada y no sez si no la nulidad de trans-
hattan, Los Angeles contrasta siempre armónica- m~cla, no portes públicos, el alto coste
no sólo por ser una ciudad sólo gente del restQ-de...los"gá~_de vida (el más caro de Nor-
más joven sino porque su ex- tados de la Uniélt-SiJ::w pobla- teamérica), pero merece espe-
tenso crecimiento horizontal ción procedente e-difef.entesy cial atención la pobreza y dis-
r,
(113 km de oeste a este, una
extensión de 1.266 km ) su-
variados países; los mexicanos criminación que determinados
son la minoría mejor represen- grupos padecen en cuanto a
giere el automóvil como vehí- tada, pero son también impor- empleo, educación y vivienda.
culo de su desarrollo. La ma- tantes los grupos de chinos, ja- Las revueltas de 1992 fueron
yor ciudad de la costa occi- poneses, filipinos, vietnamitas, una manifestación más de la
dental americana (3 millones coreanos, alemanes, franceses violencia latente que ya tuvo
en la ciudad central y 11 en la y británicos. Viajando en algu- otras explosiones en 1965,
aglomeración), ha crecido al nos de los escasos autobuses 1970 Y 1971.
mismo tiempo que se genera- públicos, es posible escuchar B tamaño· de las ciudades
lizaba el uso del automóvil y conversaciones en cuatro o se consideró durante mucho
puede ser considerada por y cinco idiomas diferentes. tiempo como un índice de de-
para el coche; no sólo aparca- Al mismo tiempo es uno de sarrollo. Hoy muchas de las
mientos, rampas, y vías rápi- los centros neurálgicos de la grandes ciudades con fuertes
das (más de 1.000 km dentro economía americana, siendo tasas de crecimiento se en-
de la ciudad), ofrecen en este el segundo centro industrial cuentran en los países subde-
sentido una imagen de la ciu- tras Chicago, y el tercero en -sarrollados. Como se indica
dad, sino que sin salir del co- cuanto a volumen comercial en la tabla adjunta, menos de
che es posible comprar flores, tras Nueva York y Chicago, la mitad de las 25· ciudades
asistir a un concierto, cenar, además de poseer la industria mayores del mundo se locali-
ver una película, comprar e in- más potente de cine y de tele- zaban en los países subde-
cluso asistir a un funeral. visión. Sus principales proble- sarrollados. En el año 2000,
Es además una de las más mas son la contaminación re- 20 de las mayores aglomera-
cosmopolistas ciudades del sultante de la industria, el cli- ciones urbanas se desarrolla-
mundo, porque en Los Ange- ma y los F1,¡fr-"'-'/¡Tliles,
la esca- !'án en estos países.
banización no fue demasiado espectacular, bano mantienen sus propias redes sociales
ya que en 1950 sólo el 39 por 100 de la po- diferenciadas. Además, si ciertamente ape-
blación residía en ciudades, acelerándose nas existe especulación, los rascacielos no
posteriormente hasta lograr el 66 por 100 en están ausentes del paisaje urbano.
1993. En resumen, no puede hablarse en senti-
En la Unión Soviética se planteó un de- do estricto de una ciudad socialista concor-
bate entre los partidarios de la desurbaniza- dante con los principios del marxismo leni-
ción y de la urbanización, pero triunfó la te- nismo. Las exigencias de vivienda obligaron
sis productivista y funcional que apoyará a los soviéticos a adoptar en la construcción
Stalin de forma contundente en 1931 al de- de la ciudad las concepciones funcionalistas
clarar que la historia demuestra que en los y comunitaristas europeas. Por lo tanto, la
grandes centros industriales, el tipo de ciu- forma urbana de la ciudad soviética no di-
dad más ventajoso, desde el punto de vista fiere sustancialmente de la ciudad occiden-
económico, lo constituye el que ahorra en tal, si bien la ausencia de especulación del
obras de canalización, conducción de aguas, suelo, el predominio del transporte público,
iluminación, etc. Por eso, se han equivoca- generan una ciudad más uniforme, formal y
do los que han propuesto extender indefini- funcionalmente, carente de individualidad y
damente las ciudades. de personalidad. Por otra parte, la planifica-
La forma de la ciudad soviética comparte ción soviética no fue rigurosamente aplica-
muchas tradiciones y prácticas con la ciudad da, pero sí lo suficiente para lograr una ciu-
europea occidental, pero difiere en los prin- dad más compacta, con una fuerte separa-
cipios de planificación central que se idea- ción entre los
ron para controlar tanto las·ciudades tradi- usos del suelo
cionales como las nuevas. Las preocupacio- urbano y rural.
nes esenciales de los planificadores urbanos y aunque el pla- En Europa, a pesar
son: neamiento ur-
- Limitación del tamaño de las ciudades bano perseguía de las
para evitar la formación de superciudades y una uniformi- destrucciones de
el desarrollo suburbano metropolitano in- dad en la pro-
controlado. ducción de vi-
las guerras, la
- Asegurar una estructura interna del viendas y la pro- huella de la ciudad
barrio igualitaria y autosuficiente. hibición de cual- preindustrial queda
- Regulación estricta de los usos del sue- quier forma de
lo. segregación resi- patente en el
- Papel ideológico del centro, ya que en dencia, en la paisaje urbano
él no se concentran los establecimientos co- práctica esta
merciales y de servicios como en el C.B.D. uniformidad y
de las ciudades occidentales, sino que el es- segregación no
pacio central se consagra a actividades polí- se logró plenamente, ya que existe una di-
tico-educativas. ferencia entre las vivienqas construidas por
- Control estatal de la producción y dis- los organismos oficiales y aquellas hechas en
tribución de la vivienda. régimen cooperativo, y por otra parte, algu-
. - Igualdad espacial en la distribución de nos ciudadanos influyentes o adinerados lo-
los servicios de consumo, educativos y cultu- graron elegir vivienda en partes de la ciudad
rales. con mayor prestigio, con lo que aparecen
- Regulación de una distancia mínima barrios elitistas en la pretendida ciudad igua-
en los desplazamientos al trabajo. litaria.
La estructura y morfología urbanas que se
elaboran tienen como objetivo lograr un es-
pacio diferenciado en comunidades de inte-
racción social. La unidad básica es el mi- Urbanización en los países
krorayon y tiene como objetivo proporcio- subdesarrollados
nar un medio edificado armónico y equili-
brado que suscite un sentimiento comunita- En el mundo subdesarrollado existe una
rio, pero esta meta no siempre se logra, ya variedad similar o superior a la que se en-
que las diferentes categorías socioprofesio- cuentra en la urbanización de los países de-
nales que conviven en el mismo espacio ur- sarrollados. Es difícilcomparar el proceso de
el Africa subsahariana, el sudeste asiático o
TENDENCIAS DE LA URBANIZACION en América Latina. Sin embargo, cabe dife-
EN ASIA 1960-2020 renciar una serie de rasgos comunes. Así la
mayoría de las ciudades conocen fuertes in-
Población migraciones rurales que no pueden ser ab-
en millones sorbidas por el sistema productivo. Por ello,
todas las ciudades tienen una mano de obra
2.000 que supera las posibilidades de empleo, y
así se explica el gran número de personas
que trabajan en la economía informal y es-
pecialmente en el comercio callejero.
En 1960 estos países menos desarrollados
reunían al 69 por 100 de la población mun-
dial, pero al iniciarse la década de los 80 ha-
bía ascendido al 74 por 100 y al finalizar el
siglo constituirían el 80 por 100 de los efec-
tivos demográficos mundiales.
En 1950 sólo 300 millones de habitantes
vivían en ciudades en los países subdesarro-
.llados; en 1960 la cifra se elevó a 500 y en
1993 asciende ya a 1.435 millones de habi-
tantes. Por otra parte, la tasa de crecimien-
to demográfico descendió considerablemen-
te desde la década de los años 50, pasando
deIS al 3,4 por 100 en el momento presen-
te.
En el ámbito tercermundista aparece un
I I sistema económico dual, entre una econo-
1960 1980 mía centralizada y estable y la economía de
bazar, pero estos dos circuitos económicos
están íntimamente relacionados. No resulta
urbanización de países tan dispares como In- posiblg, pues, establecer un paralelismo en-
dia y China, que juntos reúnen las dos quin- tre etpfbceso de urbanización europeo y el
tas partes de la población mundial y poseen del Tercer Mundo, ya que sus fuertes tasas
un pasado urbano brillante, con el de los casi de crecimiento demográfico, su escaso de-
cincuenta Estados con efectivos demográfi- sarrollo económico y la ausencia de válvu-
cos inferiores al millón de habitantes. Los las que permitan la emigración hacia tierras
países sudesarrollados difieren también en poco pobladas hacen que el crecimiento de
sus estructuras socioeconómicas como en sus la mayor parte de las ciudades subdesarro-
experiencias históricas. Ante tal diversidad lladas supere ampliamente la capacidad de
las características de la urbanización sólo crear puestos de trabajo. Esta divergencia se
pueden describirse con precisión tratando la conoce con el nombre de sobre urbaniza-
situación por separado de cada país, lo que ción.
no es posible en una obra como la que nos Un rasgo común en el proceso de urbani-
ocupa. Se analizarán en primer lugar los pro- zación del Tercer Mundo es el fuerte creci-
cesos generales y más tarde presentaremos, miento experimentado por las ciudades mi-
con un alto nivel de generalización, los prin- llonarias en los últimos 30 años. La gran ma-
cipales modelos de urbanización. yoría de estas superciudades, de continuar
Todos estos países conocen una industria- la,s tendencias demográficas actuales, verá
lización tardía y en la mayor parte de los ca- duplicarse sus efectivos demográficos en tan
sos incompleta. El Tercer Mundo es amplio sólo quince años. Así a finales del siglo xx,
y diverso tanto desde un punto de vista na- Ciudad de México, Bombay y Ca1cuta pue-
tural como sociocultural y las generalizacio- den haber superado los 15 millones de ha-
nes sobre sus paisajes urbanos carecen de bitantes, en tanto que Bangkok, Beijing, El
universalidad. Las ciudades islámicas del Cairo, Delhi, Yakarta, Karachi, Manila, Río
norte de Africa, por ejemplo, son ciudades de Janeiro o Teherán pueden superar los 10
muy diferentes de las que se encuentran en millones de habitantes.
..
Participacióa de los paises subdesarrollados ea la poblacióa urbaaa y
.. raral del muado, 1960.2~00.(Ea porceataj!s)
1960 1980 2000

Población total 68,7 74,5 79,1
Población urbana 44,6 54,8 66,7
Población rural 81,2 87,4 90,0

Otro rasgo característico del proceso de
urbanización de los países subdesarrollados Modelos urbanos en el Tercer
es el desarrollo del chabolismo o del urba- Mundo
nismo marginal como consecuencia del cre-
cimiento explosivo de las ciudades. Este fe- a) Modelos asiático-africanos.
nómeno tiene un carácter general, como lo Muchas de las grandes ciudades de Asia
atestiguan los diferentes nombres con que se y Africa fueron fundadas y desarrollados por
conoce en estos países (ranchos en Caracas; las potencias coloniales europeas. Por ejem-
callampas en Chile; favelas en Río de Janei-
ro, pueblos jóvenes en Lima; villas miseria
en Buenos Aires; bustee en Calcuta, bidon- Estimacioaes del porceataje
villesen el ámbito africano francófono, etc.). de poblacióa urbaaa vivieado
Estos asentamientos espontáneos, al mar- .~ ea chabolas. 1980;
gen de la planificación y disciplina urbanís-
tica, están formados por infraviviendas de Addis Abeba (Etiopía) 85
autoconstrucción, con materiales de dese- Luanda (Angola) 70
cho y carentes de todo tipo de servicio. Este Dar es Salaam (Tanzania) 69
espacio urbano forma un componente esen- Bogotá (Colombia) 59
cial de la ciudad tercermundista y alberga Ankara (Turquía) 51
entre un tercio y dos tercios de la población Manila (Filipinas) 40
en la mayor parte de las ciudades del Ter- Ciudad de México 40
cer Mundo. Se estima que la mayor parte Caracas (Venezuela) 34
de las viviendas que se construyen en estas Sao Paulo (Brasil) 32
ciudades tiene este carácter y tan sólo el 20
por 100 de las viviendas las construye el sec-
tor formal.

Cbabolismo en Bombay
Bombay tiene una pobla- fra menor que en Calcuta falta de servicios básicos con-
ción en 1990 de 11,8 mil10nes donde se estima que 10hacen vierte a los barrios de chabo-
de habitantes. De el10s3,5 vi- 600.000 personas. listas en medios muy propicios
ven en chabolas sobre una ex- Las condiciones de los a toda suerte de enfermeda-
tensión de 3.200 Has., con barrios de chabolas son peno- des..
una densidad media de más sas. Casi en el 40 por 100 de En las zonas más infectadas
de 100 personas por Ha. De las viviendas viven de 2 a 4 se registran 22 casos de lepra
continuar las tendencias ac- personas por habitación y en por cada mil habitantes, fren-
tuales, el 75 por 100 de la po- un 3 por 100 de 5 a 9por ha- te a sólo mil para el conjunto
blación de Bombay vivirá en bitación. Más de la tercera de la ciudad, y la mortalidad
chabolas al finalizar el siglo. parte carece de evacuación de infantil es tres veces más alta
Actualmente más de 100. 000 vertidos y un 40 por 100 po- que la del conjunto de la ciu-
personas viven en la calle, ci- see drenaje al aire libre. Esa dad.
plo, los británicos construyeron Ca1cuta y una hegemonía de lo rural sobre lo urbano.
Bombay en la India y Nairobi y Harare en En el segundo grupo se encuadran países
Africa; los franceses desarrollaron Ha Chi con un cierto nivel de industrialización,
Minh en Vietnam y Dakar en. Senegal; los como Tailandia, Filipinas, Singapur y Ca-
holandeses Yakarta en Indonesia. Estas y rea. Todos estos países poseen un mayor
muchas otras ciudades tienen ciertas seme- grado de urbanización.
janzas derivadas del pasado colonial. En el continente asiático se puede diferen-
En el continente asiático se dan grandes ciar el modelo de ciudad del sudeste. El puer-
diferencias en el grado de urbanización. to se asocia con construcciones europeas,
Dado el peso de China, India e Indonesia, desarrolladas durante la independencia y en
el continente posee un bajo nivel de urba- tomo a él aparece un distrito de negocios de
nización (31 por 100 en 1993), y en todas estilo europeo, con comercios, hoteles y res-
las ciudades asiáticas el crecimiento está taurantes, con comunidades de comerciantes
muy ligado al saldo natural de población. chinas e indias. En conjunto, la población
El crecimiento medio anual de la pobla- que habita en los barrios deteriorados del
ción urbana es del 3 por 100 y su valor no centro (tUgurios)y en las chabolas de la pe-
variará sustancialmente hasta el año 2000. riferia supone los dos tercios del total.
Dentro de este continente es preciso diferen- El segundo modelo es el de la ciudad asiá-
ciar los países de baja renta per cápita (in- tica del sur y resume la estructura interna co-
ferior a 400 $), de los que conocen un cier- lonial, apareciendo claramente la separa-
to despegue económico (1.500 $). En el pri- ción de los espacios residenciales de la po-
mer grupo se incluye China, Pakistán, India blación autóctona y la colonial. Como espa-
y Bangladesh, con fuertes tasas de creci- cio intermedio aparece un área de pobla-
miento demográfico total y urbano y con miento mixto y los desarrollos recientes en
1993 viviendo en ciudades. Presenta las ta-
sas de urbanización más elevadas del mun-
do y se estima que seguirán manteniéndose
hasta el año 2025. El fuerte crecimiento de
Población la población asegura un crecimiento urbano
en millones espectacular. Las diferencias en el proceso
600 urbanizador son notables. Africa del Sur es
predominantemente urbana en tanto que el
Africa oriental y occidental tiene valores en-
tre el 20 y 25 por 100. En el Africa septen-
trional y meridional el factor esencial del cre-
cimiento urbano se vincula al crecimiento
natural, en tanto que en el resto de Africa
juega un mayor papel la emigración rural.
La ciudad africana es menos susceptible de
generalización que la asiática, pero como
ocurre en Asia, los europeos también crea-
ron centros de administración y explotación
y también aquí se marcó una separación cla-
ra entre la población autóctona y la euro-
pea. Los europeos imponen sus códigos es-
téticos y arquitectónicos sin tener en cuenta
las condiciones del medio natural. Desde la
independencia estas ciudades crecieron
fuert~mente hasta llegar a alcanzar tasas del
10 por 100 anual Este crecimiento explosi-
vo refleja la centralización del gobierno y la
- concentración del poder y la riqueza en una
='§'91aciudad que es percibida por la elite 10-
• o ~ cal como símbolo del desarrollo económico
_o' ..Jl deJa modernidad.
•.

Muchas ciudades, como Lagos (Nigeria),
presentan un paisaje urbano confuso en el
que alterna un centro de elevados edificios
y buenos servicios rodeado por espacios de
CONO SUR I CARIBE chabolas carentes de los servicios más ele-
mentales y con un gran índice de hacina-
I I I I miento.
1960 1980 2000 2020 En todas las ciudades africanas y en la
mayoría de las ciudades subsaharianas, la
la periferia donde residen las elites locales. segregación económica convive con la rígi-
El tercer modelo es el de la ciudad bazar. da separación en el centro y en las áreas de
Carece de centro comercial y de distritos in- chabolas con segregaciones étnicas y religio-
dustriales y sus usos del suelo no están bien sas. Las diferentes densidades, según clases
definidos. En la ciudad bazar es muy impor- sociales son manifiestas. Y así, por ejemplo,
tante el centro, convergencia de caminos, en Nairobi el 10 por 100 de la población
donde viven las clases acomodadas y tam- más rica ocupa las dos terceras partes del es-
bién los comerciantes viven encima o detrás pacio residencial.
de sus tiendas. Más allá del núcleo central
aparece una corona con residentes de altas
rentas relativas conviviendo con un gran nú-
mero de sirvientes y en la periferia surgen El modelo urbano de América
las chabolas segregadas de acuerdo a la et- Latina
nia, religión, casta o procedencia rural de
sus moradores. Todo este espacio conoce una tasa de cre-
Africa es el continente menos urbanizado cimiento urbano cuatro veces superior a la
con sólo el 30 por 100 de su población de del crecimiento rural. La región presenta ac-
El crecimiento explosivp de
la Ciudad de México
Ciudad de México había cam-
biado. El Paseo de la Reforma
había sido abandonado por
las familias acomodadas hu-
yendo del ruido y de la multi-
tud. Sus palacios fueron susti-
tuidos por bloques de aparta-
mentos y hoteles. La ciudad se
industrializó y recibió fuertes
oleadas de inmigrantes. En la
década de los años 90, con
unos 22 millones estimados, la
ciudad metropolitana recibe
medio millón de inmigrantes
al año y su superficie supera
los 1.000 kilómetros cuadra-
dos. La contribución que ha
de pagar ante tan inusitado
crecimiento, es de 500 millo-
nes de toneladas de contami-
nantes anuales vertidos en su
En 1930 la Ciudad de Méxi- ma era· una de las avenidas atmósfera, cuatro millones de
co era considerada como la más hermosas de todo el personas sin agua corriente y
ciudad más exótica y hermo- mundo. unos tres millones sin alcanta-
sa de América del Norte. Ya En la década de los años rillado. Un tercio de las fami-
Humboldt en el siglo XIX la ca- 50, con una población d~.lJlás lias con un tamaño promedio
lificó como la ciudad de los de 2 millones y un.Esuªerficie de cinco miembros vive en
palacios. El Paseo de la Refor- de 52 kilómetros~cua rados, una sola habitación.

tualmente un nivel de urbanización similar dad donde se concentra la mayor parte de
al logrado por los países desarrollados al ini- los empleos. El centro de la ciudad es ani-
cio de la década de los años 70 y al finali- mado y moderno, con una gran presencia
zar el siglo xx el nivel de urbanización de de edificios altos y un comercio de calidad.
América Latina será del 77 por 100. El ni- Asimismo la vivienda en el centro puede ser
vel de urbanización y las tasas de crecimien- de gran calidad, porque muchas familias
to urbano difieren según las regiones y así acomodadas prefieren vivir próximas al cen-
los niveles de urbanización varían del 55,5 tro. Por el contrario, las clases bajas viven
por 100 para los países caribeños hasta el en la periferia y deben trasladarse diaria-
84,5 por 100 en los países templados (Ar- mente al lugar del trabajo invirtiendo de una
gentina, ehile y Uruguay). En 1985 la ma- a dos horas. Existen dos rasgos característi-
yor parte de los países de América Latina lo- cos de la ciudad americana. En primer lu-
gró un predominio de población urbana y gar la espina que es el eje que prolonga el
esta condición será alcanzada por los países e.B.D. y que es casi siempre un amplio bu-
caribeños en los próximos veinte años. levar ocupado por clases adineradas. El se-
El modelo de la ciudad es mucho más oc- gundo rasgo es la disposición de la ciudad
cidentalizado que el de las ciudades asiáti- en coronas concéntricasl. disminuyendo la
cas y africanas, pero presenta ciertas simili- calidad de las viviendas conforme nos sepa-
tudes en la disposición de los usos del sue- ramos del centro, aunque a veces en el cen-
lo. La riqueza limitada de las ciudades lati- tro existen barrios muy deteriorados y muy
noamericanas limita la mayor parte de la ac- hacinados (tugurios). El espacio social se or-
tividad comercial al e.B.D. El sistema de ganiza de forma opuesta al que aparece en
transporte converge en el centro de la ciu- la ciudad norteamericana.
La explosión demográfica de Ciudad de México la ha convertido en los últimos años en la mayor concen-
tración urbana del mundo. No hace falta recordar el alto coste de este récord: inmensos barrios de miseria

,

B I B L I O G R A F lA

Agnew, J. A., Mercer, J. y Sopher, E., The City in Ferrer Regales, M., Sistemas Urbanos. Los Países
Cultural Contexto Winchester, Mass., Allen & Unwin lndustrializados del Hemisferio Norte e Iberoaméri-
(Ed.1984). ea. Madrid, Síntesis (1992).
. Brunn, S. D. y Williams, J. F. Cities of the World: Gottmann, J., Megalopolis. Thte Urbanized Nort-
World Regional Development. New York, Haper & heastem Seabord of the United States. New York,
Row (1983). The Twentieth Century Fund (1961).
Bursthenshaw, D., Bateman, M. y Ashworth The Habitat, Global Report on Human SettIement.
City in Western Europe. New York, John Wiley & United Nations Centres for Human SettIements, Ox-
Sons (1981). ford, Oxford University Press (1987).
Castells, M., The Informational City. Oxford: Hardoy, J. E. Y Satterthwaited, D., Squatter Citi-
Blackwell (1989). zen, Ufe iln the Urban Third World. London. Earths-
Drakais-Smith, D., The Third World City. London ean Publication (1989).
y New York, Methuen (1987). Medvedkov, O., Soviet Urbanization. London y
Estébanez, J., «Los Espacios Urbanos», en R. Pu- New York, Routledge (1990).
yol, J. Estébanez y R. Méndez, Geografía Humana, White, P., The West European City: A Social Geo-
Madrid, Cátedra, pp. 357-585 (1992). graphy. London y New York, Longman (1984).
7é/efónica