You are on page 1of 32

historia ~

INFORMACION E HISTORIA, S. L. PUBLICIDAD MADRID Pilar Torija.
PRESIDENTE: Isabel de Azcárate. IMPRIME: Rivadeneyra, S. A
ADMINISTRADOR UNICO: Juan Tomás de Salas. DISTRIBUYE: INDISA Rufino González, 34 bis.
DIRECTOR David Solar. Teléfono 58631 OO. 28034 Madrid.
SUBDIRECTOR: Javier Villalba. ISBN: 84-7679-271-9
REDACCION Isabel Valcárcel, José María Solé Mariño Depósito legal: M-27.458-1993
y Ana Bustelo.
CONFECCION Guillermo L1orente.
FOTOGRAFIA Juan Manuel Salaberl. - La historia más reciente patrocinada
Es una publicación del Grupo 16. por la empresa
REDACClüN y ADMINISTRACION: Madrid. Hermanos más avanzada.
García Noblejas, 41, 6. 28037 Madrid. Teléfonos
0
.

4072700-40741 OO.
Barcelona: Paseo de San Gervasio, 8, entresuelo.
08022 Barcelona Teléfono 4184779.
SUSCRIPCIONES: Hermanos García Noblejas, 41.
28037 Madrid. Teléfonos 268 04 03 - 02.

CUADERNOS DEL

MUNDO ACTUAL
Angel eahamonde Magro, Julio Gil Pecharromán,
Elena Hernández Sandoica y Rosario de la Torre del Río
Universidad Complutense

1. La historia de hoy. e 2. Las frágiles fronteras de Europa. e 3. La sociedad española de los años 40. e 4. Las revolu-
ciones científicas. e 5. Orígenes de la guerra fría. e 6. La España aislada. e 7. México: de Lázaro Cárdenas a
hoy. e 8. La guerra de Corea. e 9. Las ciudades. e 10. La ONU. e 11. La España del exilio. e 12. El Apart.
heid. e 13. Keynes y las bases del pensamiento económico contemporáneo. e 14. El reparto del Asia otomana. e 15. A·
lemania 1949·1989. e 16. USA, la caza de brujas .• 17. Los padres de Europa .• 18. Africa: tribus y Estados, el mito
de las naciones africanas .• 19. España: «Mr. Marshalln.. 20. Indochina: de Dien Bien Fu a los jmeres ro·
jos .• 21. Hollywood: el mundo del cine. e 22. La descolonización de Asia .• 23. Italia 1944·1992. e 24. Nas·
ser .• 25. Bélgica. e 26. Bandung. e 27. Militares y política .• 28. El peronismo .• 29. Tito .• 30. El Japón de McArt·
hur. e 31. El desorden monetario. e 32. La descolonización de Africa. e 33. De Gaulle. e 34. Canadá. e 35. Mujer y
trabajo ..• 36. Las guerras de Israel. .37. Hungría 1956 .• 38. Ghandi.. 39. El deporte de masas .• 40. La Cuba de
Castro. e 41. El Ulster. e 42. La Aldea Global. Mass media, las nuevas comunicaciones. e 43. China, de Mao a la Re·
volución cultural. .44. España: la emigración a Europa. e 45. El acomodo vaticano. e 46. Kennedy .• 47. El feminis·
mo .• 48. El tratado de Roma. e 49. Argelia, de la independencia a la ilusión frustrada. e 50. Bad Godes·
berg .• 51. Nehro .• 52. Kruschev. e 53. España, la revolución del 600 .• 54. El año 1968 .• 55. USA, el síndrome
, del Vietnam .• 56. Grecia, Z.• 57. El fenómeno Beatles. e 58. Praga 1968. e 59. El fin del mito del Che. e 60. W.
Brandi. e 61. Hindúes y musulmanes .• 62. Portugal 1975. e 63. El Chile de Allende .• 64. La violencia política en Eu·
ropa .• 65. El desarrollo del subdesarrollo. e 66. Filipinas. e 67. España, la muerte de Franco .• 68. La URSS de Brez·
nev .• 69. La crisis del petróleo .• 70. La Gran Bretaña de Margaret Thatcher. e 71. El Japón actual. e 72. La transi·
ción española .• 73. USA en la época Reagan .• 74. olof Palme, la socialdemocracia sueca. e 75. Alternativos y ver·
des .• 76. América, la crisis del caudillismo. e 77. Los países de nueva industrialización .• 78. China, el postmaoís·
mo. e 79. La crisis de los países del Este, el desarrollo de Solidarnosc en Polonia. e 80. Perú, Sendero Lumino·
so. e 81. La Iglesia de Woytila .• 82. El Irán de Jomeini. e 83. La España del 23 F.• 84. Berlinguer, el eurocomunis·
mo. e 85. Afganistán. e 86. España 1982·1993, el PSOE en el poder. e 87. Progresismo e integrismo. e 88. El peligro
nuclearlla mancha de ozono. e 89. Gorbachov, la perestroika y la ruptura de la URSS. e 90. La sociedad postindus·
tria!. e 91. La guerra del Golfo. e 92. Los cambios en la Europa del Este: 1989. e 93. La OTAN hoy. e 94. La unifica·
ción alemana. e 95. El SIDA. e 96. Yugoslavia. e 97. Hambre y revolución en el cuerno de Africa. e 98. Las últimas mi·
graciones. e 99. Clinton. e 100. La España plural.
INDICE

5
El país de la calma matinal
8
Dominación japonesa
9
El paralelo 38 y las dos Coreas
10
La URSS se anticipó
11
El problema de Corea llega
a la ONU
13
Caos en las relaciones
internacionales
14
Rebelión en la ONU
16
Seúl, en manos del Norte
23
Contraofensiva fulgurante
24
La guerra vuelve a la ONU
26
La avalancha de los chinos
27
Para Navidades ...
31
Bibliografía
La guerra de Corea
Por Pablo J. de Irazazábal
Periodista

S eñor, acabamos de recibir noticias de
Seúl. A las cuatro de esta madrugada fuer-
tes contingentes norcoreanos han cruzado el
impresiones personales. La acción posterior
de los misioneros y el trabajo de los histo-
riadores han superado las vaguedades anec-
paralelo 38. dóticas que se conocían hasta casi finales del
Esta fue la llamada telefónica que, reali- siglo XIX:
zada por el oficial de servicio en el Cuartel ----:que era un país pobre en el que se uti-
General de las Fuerzas norteamericanas en lizaban como abono los excrementos huma-
el Japón, despertó al general de cinco estre- nos,
llas Douglas Mac Arthur, el domingo 25 de - que su historia se veía absolutamente
junio de 1950. Mac Arthur era el comandan- condicionada, mejor, dominada, por sus ve-
te en jefe de dichas Fuerzas y, probablemen- cinos más poderosos y, en especial, por Chi-
te, el militar de más popularidad en los Es- na y Japón,
tados Unidos por su victoria en el Pacífico - que una de sus aportaciones cultura-
que llevó a la conclusión de la II Guerra les fue la utilización del tipo móvil de im-
Mundial, en septiembre de 1945. prenta en 1234, es decir, doscientos años
antes que Gutenberg y
- que los amantes de la poesía llama-
ban a Carea el país de la calma matinal.
El país de la calma matinal En sus inicios, la historia se mezcla con la
mitología, y esto no puede extrañamos a los
Carea era un país prácticamente desco- descendientes de una cultura grecolatina.
nocido para Occidente. En 1656 llegó a la Unos ochocientos años antes de Cristo se si-
zona un buque holandés, pero sus tripulan- túa la fundación del más adelantado de los
tes no tuvieron buena suerte. La mayor par- estados conocidos: el de Choson, en el va-
te murió a manos de los coreanos y los 36 lle del río Taedong. La leyenda dice que
supervivientes fueron hechos prisioneros. Hwanung, hijo de los Cielos, descendió a la
Sin embargo, uno de los líderes de la expe- tierra y se casó con una fornida muchacha,
dición, Hendrik Hamel, y siete compañeros de la que nació Tan'gun, quien fundó Cho-
pudieron escapar trece años después y vol- son. Tan'gun se llamó siempre a sí mismo
ver a casa. Hamel escribió un libro con sus nieto de los cielos.
Choson se constituyó en cabeza de varias y que aparece ya consolidado a partir del
agrupaciones tribales menores que fueron año 936.
naciendo a las orillas de los ríos Taedong y
Liao. Pero no resistió el poder de China. Ha-
cia el año 194 antes de Cristo un expulsado
chino, Wiman, se convirtió en caudillo de El reino de Koryo
Choson, pero toda su tarea fue absorbida
por el Imperio Han y Choson fue reempla- Koryo, que recogía mucho de la clase di-
zado por cuatro colonias chinas. rigente de Silla, se constituyó en una oligar-
quía aristocrática que mantenía al Rey como
un símbolo y creaba una importante orga-
nización en la que destacaba el Supremo
Consejo de Estado, formado por el Sam-
song, o máximo cuerpo administrativo, y el
Siguiendo el ejemplo de Choson -inclu- Chungchuwon o Secretariado del Rey. Con-
so en sus asentamientos en los valles de los vivían, sin demasiados problemas, dos for-
ríos- fueron naciendo otras organizaciones mas religiosas: el Budismo y el Confucianis-
que derivaron hasta la configuración de rei- mo.
nos. Al tiempo que los bárbaros azotaban el La discriminación ejercida por los políti-
tambaleante Imperio Romano, en la penín- cos civiles contra los militares propició un
sula de Corea se localizan tres reinos califi- golpe de Estado en 1170 que llevó al poder
cados como conflictivos: al general Ch'oe Ch'ung-hon y al estableci-
- Koguryo, fundado por Kojumong, en miento de un régimen militar en el que el
el año 37, Rey siguió perdiendo atribuciones y el Bu-
- Paekche, fundado por Onjo, en el 18 dismo, suprimido, se refugió en las monta-
ñas para dar origen a una secta nacional, lla-
- Silla, fundado por Pak Hyokkose, en mada Choge-jong.
el 57. Ch' oe, más preocupado por su seguridad
Los tres tuvieron muchos rasgos en co- personal que por otras razones de Estado,
mún y se desarrollaron casi de manera se- acabó por generar una revuelta popular de
mejante a los pueblos europeos: con un la que se aprovecharon los mongoles. Una
Rey, un cuerpo de nobles o aristócratas y invasión de éstos en 1231 desató la guerra.
viendo hacer su aparición a las clases socia- Los habitantes de Koryo se defendieron con
les. Silla disponía, además, de una conferen- una bravura formidable durante 30 años y
cia de estados -en cierto modo, un Sena- es posible que hubieran derrotado a los
do- que tuvo especial relevancia en las de- grandes dominadores de Eurasia de no ser
cisiones del reino. porque la revuelta interna combatía más a
Silla, con ayuda de los chinos, conquistó Ch' oe y sus ejércitos privados que a los in-
Paekche en el 660 y Koguryo en el 668. vasores. Resurgieron los civiles, terminaron
Ocho años después expulsó a sus aliados con la estructura militar de Koryo y firma-
chinos y reunificó, así, la península coreana. ron un tratado de paz con los mongoles.
Los derrotados Koguryo hallaron refugio en La nueva situación -de independencia
Manchuria y establecieron el reducto de Par- condicionada- sentó las bases para un fu-
hae, bajo el mando de Dae Cho-yong, para turo en el que desapareció la dinastía Koryo
lanzar desde allí continuos ataques contra y fue sustituida por la Yi. Se adoptó oficial-
Silla. Se inicia un enfrentamiento de Norte mente el Confucianismo y se creó la capital
contra Sur que podría considerarse como un del Estado: Hanyang, la actual Seúl.
remotísimo precedente de los que habrían
de producirse mil cuatrocientos años des-
pués.
Los conflictos de la nobleza -que au-
menta en riqueza y poder- con la Monar-
quía dirigente son paralelos a los que nutren Los Yi, que reinaron a partir de 1392, tu-
la historia occidental y propician la desapa- vieron 26 monarcas y se mantuvieron en el
rición de Silla y su sustitución por un nuevo poder hasta 1910 en que Japón se anexio-
reino unificado, el de Koryo, fundado en nó Corea. Florecieron las artes, las ciencias,
918 por Wang Kon sobre Sonkag (Kaesong) la investigación y los centros de enseñanza.
Se creó una Academia Real, surgieron es- También a la llegada de los lejanos visitan-
cuelas de pensamiento y debate y se forma- tes europeos, entre los que figuraban los
ron cuadros de dirigentes. más pacíficos y positivos misioneros. En el
Desgraciadamente la voracidad de los ve- sigfo XVIII, que es una era de despegue para
cinos hizo que los carean os tuvieran que en- Carea, el catolicismo hizo sus primeros pro-
frentarse a los japoneses y a los manchúes. sélitos. El enfrentamiento con los confucia-
nistas fue inmediato y las persecuciones a ia fundamentales de libertad de expreSlon y
Iglesia, sistematizadas en los años 1801, asociación, persiguió la lengua, la cultura y
1839 Y 1866. La religión católica se asentó la organización del suelo y convirtió a los co-
fundamentalmente entre los campesinos. reanos en esclavos a su servicio.
Los finales del siglo XIX y principios del XX Pero cuanto más dura era la represión,
marcan dos signos convergentes: la debili- más animosa crecía la voluntad coreana de
dad interna de las estructuras coreanas y la independencia nacional. Pocos días después
creciente fortaleza expansionista de Japón. de la muerte del emperador Kojong, a quien
Un tercer factor acabaría de completar el se veneraba como símbolo supremo de esas
cuadro: la presencia de Rusia. ansias independentistas, el 1 de marzo de
La rebelión de los boxer en China dio pie 1919 se produjo una manifestación nacio-
a la invasión rusa de Marichuria y originó la nal que agrupó a dos millones de personas.
guerra ruso-japonesa de 1904-1905. En este Todo empezó con un acto cargado de
conflicto 'los coreanos se mantuvieron ini- simbolismo: 33 dirigentes de la resistencia
cialmente neutrales pero, presionados por coreana -entre ellos Syngman Rhee- se
Japón, acabaron por aceptar que su suelo reunieron en el restaurante de Seúl La Luna
patrio fuese utilizado como lanzamiento de brillante para celebrar la última comida jun-
las acciones bélicas japonesas. La victoria tos. Leyeron en voz alta la proclama de in-
del Imperio del Sol naciente en 1905 llevó dependencia que previamente habían re-
al Tratado general de Portsmouth (septiem- dactado, la firmaron con sus nombres ador-
bre), firmado nados de flores y... llamaron a la policía.
por mediación Simultáneamente en todo el país surgie-
de Estados Uni- ron las manifestaciones - hasta los dos mi-
Los linales del XIX dos, por el que llones de personas citadas- que ondeaban
Corea reconocía la prohibida bandera coreana y copias de la
y principios del XX la hegemonía ja- declaración de independencia. Copias y
marcaron dos ponesa. banderas habían sido llevadas por las mu-
Animado por chachas de Corea bajo sus túnicas para bur-
signos: la debilidad su victoria, Tok- lar la severa vigilancia de los dominadores
coreana y la yo forzó al em- japoneses.
fortaleza perador corea- Inicialmente las autoridades colonialistas
no Kojong a fir- se comportaron con cierta magnanimidad.
expansionisla de mar -en di- Procedieron a la detención de algunas per-
Japón ciembre del mis- sonas, pero no las trataron con violencia.
mo año- un Sin embargo, semanas después la acción re-
nuevo Tratado presiva fue brutal. El número de detenidos
bilateral por el ascendió a 47.000, de los cuales 10.500 fue-
que Corea admitía convertirse en un protec- ron asesinados y 23.000 sufrieron heridas
torado bajo dominio japonés. graves.
Kojong hizo lo imposible por modificar
esta situación: envió emisarios secretos a la
Conferencia de La Haya; intercedió ante las
grandes potencias para que convenciesen a
Japón de lo injusto de su dominio y favore-
ció las agrupaciones independentistas nacio- En abril, un mes después, Syngman Rhee
nales. Pero todo falló y Japón, enfurecido, y otros dos independentistas -Ch'ang-ho y
obligó a Kojong a abdicar en su hijo Sun- Kim Ku-, escapados de la redada japone- ,
jong, desmanteló el ejército coreano y, en sa, formaron en Shanghai (China) un go-
1910, se anexionó definitivamente Corea. bierno coreano' en el exilio, iniciaron la' or-
ganización de los miles de coreanos que se
habían visto obligados a huir de su patria y
consiguieron establecer una muy eficaz
Dominación japonesa coordinación con los líderes resistentes del
interior de Corea.
La dominación colonialista japonesa fue La llama sagrada de la independencia fue
feroz, Creó un Gobierno general militar en mantenida por periódicos como Dong-a Ilbo
Seúl, privó a los coreanos de los derechos o Chosun Ilbo, por los estudiantes, los no-
velistas y, muy especialmente por el llama- sión que había soportado el pueblo coreano.
do Nuevo Cuadro, organización en la que En la Declaración de El Cairo de 1 de di-
se integraban todos los sectores intelectua- ciembre de 1943 Estados Unidos, el Reino
les de Corea. Ellos fueron los que propicia- Unido de Gran Bretaña y China afirmaban
ron manifestaciones populares como la de que: a su debido tiempo Carea se converti-
Seúl en 1926 -aprovechando el funeral del rá en libre e independiente. El Gobierno
emperador Sunjong- o la de Kwangju, el provisional coreano de Chungking pidió
11 de noviembre de 1929. precisiones sobre esa vaga frase. ¿Cuál era
su debido tiempo? La respuesta jamás llegó.
El presidente norteamericano Franklin D.
Roosevelt propuso al mariscal soviético Jo-
El paralelo 38 y las dos Coreas sef Stalin en la Conferencia Cumbre de Yal-
ta (4-12 de febrero de 1945) que se consti-
Los intentos japoneses de reprimir la re- tuyese un Comité de tutela para Corea, in-
sistencia coreana se vieron obstaculizados tegrado por cuatro potencias: Estados Uni-
por dos fechas históricas: la guerra chino-ja- dos, la Unión Soviética, el Reino Unido de
ponesa de 1937 y, sobre todo, la II Guerra Gran Bretaña y China. Stalin se mostró con-
Mundial en 1941, después del ataque a la forme con la propuesta, pero no se llegó a
Flota norteamericana en Pearl Harbor. un acuerdo formal.
En el desarrollo de ésta, cuando los japo- En la Conferencia de Potsdam (17 de ju-
neses ocuparon Shanghai, el gobierno co- lio a 2 de agosto de 1945) los norteameri-
reano en el exilio se vio obligado a despla- canos pr-esionaron a los soviéticos para que
zarse a Chungking. Desde allí promovió la entraran en guerra con Japón. Stalin pidió
formación de un pequeño ejército de libera- que los norteamericanos hicieran un desem-
ción que, en 1942, declaró la guerra a Ja- barco masivo en Corea, a lo que se nega-
pón y luchó con las fuerzas aliadas hasta la ron los ayudantes militares de Truman por
rendición japonesa de septiembre de 1945. considerarlo inviable. Pero, en la declara-
Se terminaban ahora los 36 años de opre- ción oficial de la Conferencia, se habla de
Carea, para decir que su independencia se La fijación del paralelo 38 ha sido objeto
llevará a cabo de acuerdo con lo firmado en de arduas discusiones. Para muchos jamás
El Cairo. Es decir, se mantiene la ambigüe- se habría pensado en esa línea -totalmen-
dad, pero lo que queda fuera de toda duda te artificial- como una frontera de separa-
es que la Unión Soviética apoya decidida- ción de dos países que, además, no existían.
mente la independencia coreana. En principio -dice Christian Zentner- di-
Los soviéticos entraron, efectivamente, en cha línea no sirvió más que para evitar la po-
guerra la noche del 8 al 9 d~ agosto ge 1945 sibilidad de que, con las ya derrotadas tro-
y enviaron tropas a Manchuria que se tras- pas japonesas a punto de capitular, los ru-
. ladaron al norte de Carea. El 9 los Estados sos dispararan por error contra los nortea-
Unidos lanzaban su segunda bomba nuclear mericanos y viceversa.
sobre la ciudad de Nagasaki y los japoneses Pero también hay quien estima que en la
ofrecían inmediatamente su rendición. mente de las autoridades norteamericanas
De acuerdo con conversaciones técnicas -después de la experiencia reciente de lo
previas, la Orden General número 1 de 11 ocurrido en Europa - sí estaba la fijación de
de agosto fijaba que las tropas japonesas un límite, artificial o no, para frenar la ex-
que se encontrasen al norte del paralelo 38 pansión de los soviéticos en las mesas de ne-
de latitud se rendirían al comandante sovié- gociación.
tico, mientras que las que se encontrasen al En cualquier caso, los soviéticos se encar-
sur de dicho paralelo lo harían al coman- garon de hacer que el paralelo 38 se convir-
danté de Estados Unidos. La Orden decía tiera en frontera y los acontecimientos pos-
también que el único gobierno de Carea era teriores tuvieron que enfrentarse con esa
el militar. Y así lo mantendría, a rajatabla, realidad.
el comandante de las Fuerzas norteamerica- Por supuesto, los más desconcertados
nas, teniente general John R. Hodge. fueron los propios coreanos, que intentaron
tímidos esfuerzos para organizar sus destinos
como nación independiente y encontraron
la oposición ordenancista del general Hod-
La URSS se anticipó ge, aferrado al único gobierno militar evo-
cado el 11 de agosto.
La Unión Soviética no hizo objeción algu-
na a la Orden del 11 de agosto. Pero Wash-
ington se movió con cierta lentitud: las tro-
pas llegaron al sur del paralelo 38 el 8 de Tutela por cinco años
septiembre y un día después recibían en
Seúl la rendición de los japoneses. Los so- Entonces se resucitó la conversación que
viéticos llevaban ya un mes en la zona y te- Roosevelt y Stalin habían mantenido en Yal-
nían acceso directo al norte de Carea por ta sobre el Comité de Tutela, y en la Con-
vecindad geográfica. ferencia celebrada en Moscú por los tres mi-

Douglas Mac Arthur
Nacido en Little Rock, Arkansas, el 26 de enero de 1880 y muerto en
Washington D.C., el 5 de abril de 1964. Salió de la Academia de West
Point con el grado de comandante. Combatió como coronel en la Prime-
ra Guerra Mundial, fue herido dos veces y promovido a general de bri-
gada en 1918. Jefe del Estado Mayor en 1930 fue el más joven que llegó
a ese cargo en la historia militar de EE.UU. Se retiró del Ejército en
1937, pero fue l1amado de nuevo al entrar su país en la Segunda Guerra
Mundial, en 1941. Como general de cuatro estrel1as fue nombrado co-
mandante en jefe de las Fuerzas del Pacífico y su éxito en esta empresa
le valió la quinta. Comandante de la ocupación en Japón, ayudó a de-
mocratizar este país. Dirigió las tropas de la ONU en Corea hasta su des-
titución en abril de 1951. Hombre de carácter vivo y muy particular, fue
l1amado procónsuJ o virrey del Pacífico.
nistros de Asuntos Exteriores de los Grandes que ya se empezó a denominar de manera
- Estados Unidos, Unión Soviética y Reino abierta Corea del Norte. Los comunistas
Unido de Gran Bretaña- se decidió la crea- crearon el Comité Ejecutivo del Pueblo de
ción de dicha tutela a cargo de cuatro po- la provincia de Hamgyong del Sur, que fue
tencias (China sería la cuarta) por un perío- inmediatamente reconocido par la URSS
do de cinco años. como verdadero Gobierno, evitándose así la
La irritación de los coreanos fue tan fuer- necesidad de formar uno militar, semejante
te que el Gobierno militar se vio obligado a al que, tan tenazmente, defendía el general
la creación -el 14 de febrero de 1946- de Hodge. Esta ficción tomó, en octubre de
un Consejo Democrático Representativo, 1945, el nombre de Oficina de Administra-
cuerpo asesor del mismo Gobierno, e inte- ción de Cinco provincias y, en febrero de
grado por coreanos. Fue designado presi- 1946, el de Comité Provisional del Pueblo
dente de este Consejo Syngman Rhee, el para Corea del Norte.
antiguo presidente del Gobierno careano en A su frente situaron a Kim Il-sung, coman-
el exilio. dante del Ejército Rojo y primer secretario
Los norteamericanos pretendieron avan- del Partido Comunista de Carea a quien ha-
zar un paso más y en el mes de octubre pro- bían presentado previamente como un hé-
movieron una Asamblea Legislativa Provi- roe de guerra. En menos de un año se ha-
sional cuyos miembros habrían de ser elegi- bía consolidado el Partido de los Trabajado-
dos, par mitad, por el pueblo y el Gobierno res de Carea del Norte y se había estableci-
militar. Las atribuciones concedidas a la do una Asamblea Suprema del Pueblo.
Asamblea no pasaban más allá de peque-
ños asuntos de administración y estaba so-
metida al veto del Gobierno. La Asamblea
quiso excederse en sus funciones y conde- El problema de Corea
nó el sistema de Tutela establecido. Inme- llega a la ONU
diatamente el Gobierno militar vetó la de-
claración calificándola de ilegal. Ante la falta de acuerdo entre soviéticos y
Entretando, los soviéticos no perdían el norteamericanos para la reunificación de la
tiempo y establecieron un Gobierno en la península careana, el Gobierno de los Esta-
dos Unidos llevó el problema a la recién na- Ahora hacían su aparición los temas mili-
cida ONU. La Asamblea General adoptó tares. La URSS anunció la retirada de sus
una resolución, a propuesta de Estados Uni- tropas el 1 de enero de 1949. Los Estados
dos, con estos puntos: Unidos no 10 hicieron hasta el 29 de junio
- Celebración de elecciones generales de ese mismo año. Pero las circunstancias
en Carea bajo la observación de una Comi- no podían admitir comparación.
sión Temporal de la ONU creada aJ efecto.
- Los elegidos formarían una Asamblea
Nacional cuyas tareas inmediatas serían:
establecimiento de un Gobierno La división como realidad
preparación de un acuerdo con las consumada
potencias ocupantes para la retirada de las
fuerzas de ocupación. La Unión Soviética había organizado, en
La Unión Soviética ni siquiera se molestó colaboración con los coreanos del norte, un
en rechazar la resolución. ejército de 20.000 hombres entrenados que
Simplemente prohibió la entrada de los .pasaron a ser, primero -en agosto de
componentes de la Comisión de supervisión 1946- Ejército de Carea del Norte y, des-
en Carea del Norte. pués -febrero de
El Sur celebró las elec- 1948- Ejército Popular
ciones -aunque no era de Corea, que se había
el espíritu de la resolu- El ataque por sorpresa del multiplicado hasta alcan-
ción que se realizasen zar la cifra de 135.000
por separado- ellO de 25 de junio puso de soldados. Al marcharse
mayo de 1948. La relieve la situación de los soviéticos dejaron un
. Asamblea Nacional que cuerpo de monitores
salió de las urnas se reu- caos que reinaba en las -150 por cada Divi-
nió el 31 de mayo y , relaciones internacionales sión - para la formación
nombró a Syngman bélica. Desde 1946 miles
Rhee su presidente. De
cinco años después de de carean os del norte
inmediato elaboró una terminada la 11Guerra habían marchado a las
Cql)lstitución, la aprobó Mundial Academias militares de
y Rhee pasó a presiden- la URSS con idéntico
te del país. La declara- i propósito. Pekín aportó
ción de nacimiento del 12.000 soldados de Co-
nuevo país se llevó a efecto el día 15 de rea, que se encontraban en suelo chino,
agosto de 1948. como refuerzo del Ejército Popular. La ayu-
En la siguiente sesión ordinaria de la da material de los países comunistas estaba
Asamblea General de la ONU, el 12 de di- garantizada por un acuerdo de 17 de marzo
ciembre, la organización internacional afir- de 1949 en el que se especificaban las ar-
maba que la República de Corea era el úni- mas pesadas.
co representante legítimo de Carea. Tres semanas antes de la retirada de las
Tampoco en esta ocasión los soviéticos se fuerzas de los Estados Unidos el presidente
molestaron en discutir. La Asamblea Supre- Truman envió un Mensaje al Congreso pre-
ma del Pueblo, en el Norte, había elabora- sentando el caso de Carea como un ejem-
do su propia Constitución. El Comité dio su plo de la confrontación ideológica con la
visto bueno en abril de 1948 y convocó sus URSS y pidiendo, en consecuencia, que se
elecciones particulares con lista cerrada y... votara una ayuda a Carea del Sur. El 29 de
única. Kim Il-sung fue elegido presidente de junio, como ya queda dicho, se marcharon
la República Popular que fue proclamada el los soldados norteamericanos dejando en
9 de septiembre de ese mismo año de 1948. suelo de Carea un grupo de 500 asesores.
Moscú se apresuró a declarar que éste era El 6 de octubre de 1949 el Congreso de los
el único gobierno legítimo de Carea. Estados Unidos autorizaba una ayuda, para
La división entre el Norte y el Sur se con- el año fiscal de 1950 y con la posibilidad de
vertía en una certeza, incluso para la nego- aumentar el plazo en dos años más, dividi-
ciación internacional. Y el enfrentamiento da así:
bipolar -USA-URSS- de la guerra fría ga- Militar 10.200.000 $
naba en argumentos. - Económica 110.000.000 $
El 15 de marzo de 1950 se concedió una blación del Norte y que ésta se había visto
ayuda para gastos militares suplementaria obligada a repeler la agresión. El argumen-
de 10.970.000 $. to fue válido para la propaganda de todos
Estas eran las circunstancias en Corea los países comunistas del mundo. Pero no
cuando se produjo la invasión de los norco- resistía el mínimo análisis, ni aun ·teniendo
reanos sobre el paralelo 38. en cuenta las agresivas declaraciones del
presidente surcoreano, Syngman Rhee,
quien, para disimular las dificultades inter-
nas del país, políticas y económicas, amena-
Caos en las relaciones zaba siempre con invadir el Norte.
internacionales Carea del Sur -escribe el General Mac
Arthur e-nsus Memorias- disponía de cua-
El ataque por sorpresa del 25 de junio tro Divisiones, integradas por hombres vale-
puso de relieve la situación de caos que rei- rosos y Fielesa su Patria. Sólo tenían armas
naba en las relaciones internacionales cinco ligeras, sin aviación ni barcos de guerra,
años después de terminada la II Guerra muy pocos carros y otros medios de com-
Mundial. Moscú llegó a afirmar que los fas- bate. El hecho era que una fuerza de poli-
cistas surcoreanos habían agredido a la po- cía -no pasaba de ser eso- instruida por
nosotros, con algo más que fusiles, se halla- Consejo, olvidando el descanso dominical,
ba frente al Ejército norcoreano, adiestrado se reunió la misma tarde del 25 de junio.
por los soviéticos y dotado de armas moder- Compuesto entonces por once miembros
nas. -actualmente son quince desde-la reforma
Los soviéticos lograron disimular muy de 1965-, acudieron diez. El undécimo era
bien sus intenciones ofensivas. A 10 largo del la URSS, que llevaba media docena de me-
paralelo 38 desplegaron varias unidades con ses boicoteando a la Organización universal.
unos pocos carros de combate, una fuerza El 13 de enero de ese mismo año 1950 el
similar a la surcoreana. Pero más atrás te- delegado soviético, Jacob Malik, había he-
nían concentradas poderosas unidades con cho público que no participaría en las tareas
armas pesadas, -entre ellas los más recientes del Consejo mientras permaneciera en él el
modelos de carros de combate soviéticos representante del grupo del Kuomintang.
- T-34 Y Stalin-. En primer lugar, las tro- Dicho de otra manera, la URSS acusaba
pas ligeras cruzaron la línea divisoria y se a la China nacionalista (Formosa-Taiwan)
desplegaron a derecha e izquierda. Luego, de ser un falso representante de los intere-
por el centro, avanzó el grueso de las fuer- ses de los chinos, que deberían ser defendi-
zas con las armas pesadas. dos por la China continental comunista de
La revisión de las declaraciones realizadas Mao Zedong (Mao Tse-tung). Como se
por autoridades norteamericanas durante el sabe, esta tesis se aceptó casi un cuarto de
año 1949 y la primera mitad de 1950 da pie siglo después, en 1972, de modo que la Chi-
a pensar hoy que se estaba invitando a los na de Beijing (Pekin) pasó de estar ausente
soviéticos a emprender la invasión. El pro- a ser uno de los cinco miembros permanen-
pio Mac Arthur había dicho a un periodista tes del Consejo de Seguridad.
británico -el1 de marzo de 1949- que lo La ausencia de Malik permitió que pros-
importante era defender Japón y Filipinas. perase una resolución - por 9 votos a O y
Más concreto fue el secretario de Estado, la abstención de Yugoslavia- condenando
Dean Acheson, quien declaró en el Club Na- la invasión norcoreana y pidiendo la retira-
cional de Prensa de Washington, el 12 de da de las tropas de Pyongyang (la capital
enero de 1950, que la línea defensiva de los narcoreana) a su situación anterior por en-
Estados Unidos iba de las islas Aleutianas a cima del paralelo 38.
Japón, a las Riu-Kiu y a las Filipinas. Por 10
que se refiere a la seguridad militar de las
otras regiones del Pacífico -añadió- está
claro que nadie puede garantizar su seguri-
dad frente a un ataque militar.
Cuando el presidente Harry S. Truman El Consejo de Seguridad de las Naciones
tuvo noticias del ataque en Carea, pidió a Unidas se encontraba prácticamente parali-
Acheson que forzase una reunión de urgen- zado desde su creación, por la concesion del
cia del Consejo de Seguridad de la ONU. El veto que figura en el artículo 27 de la Carta

Syngman Rhee
Primer presidente de la República de Corea. Nació el26 de abril de 1875
en Whanghae y murió el 19 de julio de 1965 en Honolulú. Se educó al
modo tradicional clásico de su país, pero luego entró en la Escuela Me·
todista, en donde aprendió inglés. Fogoso nacionalista desde joven, se
convirtió al cristianismo y en 1896 formó con otros jóvenes el Club de
la Independencia. La extrema derecha destrozó el Club y Rhee fue en·
carcelado hasta el año 1904. Se exilió a Estados Unidos, en donde se
doctoró. Volvió a Corea en 1910, el año en que Japón realizó la anexión.
Nuevamente viajó a EE.UU. en 1912. Luchó incansable por la indepen.
dencia y fue jefe de Gobierno en el exilio chino hasta ser elegido en 1948
presidente de la República de Corea. Reelegido en 1952, 1956 Y 1960,
se convirtió en un auténtico dictador y se vio obligado a renunciar por
una fuerte protesta estudiantil.
fundacional a los cinco miembros perma- aportar a la República de Carea toda la ayu-
nentes (Estados Unidos, la URSS, el Reino da necesaria para rechazar a los asaitantes.
Unido de Gran Bretaña, Francia y China). Antes de que las Naciones Unidas se pu-
En ese artículo se dice que las decisiones del siesen en marcha el presidente Truman
Consejo sobre cuestiones que no sean de tomó sus precauciones para hacer frente, no
procedimiento deberán ser adoptadas por sólo al problema de Corea, sino al de todo
un voto afirmativo de siete de sus miembros, el Sudeste asiático y, en general, a la filoso-
comprendidos los votos de todos los miem- fía de contención, propugnada por Georges
bros permanentes. Kennan, en aquellos especiales momentos
La interpretación estricta de la palabra de la Guerra Fría. Las decisiones inmedia-
comprendidos estaba sustituida, en la prác- tas de Truman -que se encontraba disfru-
tica, por la falta de un voto negativo. De tando del fin de semana en Missouri- fue-
modo que la ausencia de la Unión Soviéti- ron éstas:
ca permitía la aprobación de la resolución. - Evacuación de los norteamericanos
Como ocurriría dos días después, el 27 de que se-encontrasen en Corea, incluidos los
junio, cuando el Consejo -a petición del 500 asesores militares adscritos al ejército
delegado norteamericano, Warren Austin- coreano.
pasó, por 7 votos afirmativos, 1 negativo - Cobertura de protección aérea y ma-
(Yugoslavia) y 2 abstenciones (India y Egip- rítima proporcionada por Mac Arthur desde
to), una nueva resolución en la que se invi- su Mando del Pacífico pero sin traspasados
taba a todos los miembros de la ONU a límites del paralelo 38.
- Traslado de la VIIFlota, que se encon- del norte, escapaban para cruzar el Han, un
traba en Japón, al estrecho de Formosa, río que, en su momento, el Cuartel General
para evitar la posible extensión del conflicto de Tokyo había creído podía servir de barre-
a la China nacionalista (con la intención ra defensiva. El 29 de junio -sigue relatan-
añadida - pero no declarada - de evitar do Ridgway- el comandante en jefe, gene-
que los nacionalistas chinos aprovechasen la ralMac Arthur, actuando como acostumbra-
ocasión para lanzar sus tropas sobre-la Chi- ba hacerla, sin pensar en su riesgo personal,
na continental y provocasen la inmediata hizo un reconocimiento que le convenció de
entrada de este país en la guerra). que no podría realizarse una contención sin
- Reforzamiento de todas las defensas el apoyo de un refuerzo masivo. Mac Arthur
de las islas Filipinas. y siete oficiales de alto rango de su Estado
- Aumento del apoyo a las tropas fran- Mayor -entre los que se incluían los gene-
cesas que luchaban en la península indochi- rales Edward M. Almond y George E. Stra-
na desde 1946. temeyer- volaron de Tokyo a Suwon, 3D
kilómetros al sur de Seúl, y fueron informa-
dos en el Cuartel General del Alto Mando
Avanzado por dos oficiales del grupo de ase-
sores del Ejército carean o, que acababan de
llegar de Seúl. Acompañado por ellos y el
Al sur del paralelo 38 la situación era de- staff, el comandante en jefe bordeó el río
sesperada para los surcoreanos, incapaces Han, contemplando la desbandada de los
de contener la invasión de los 150 carros de refugiados, sus enseres, los camiones destro-
combate que el Ejército del Norte había zados ...
puesto como punta de lanza. El día 28 de ju- Desde una colina divisó el panorama del
nio - tres después del inicio de la invasióri- Valle del Han. E, inmediatamente, envió un
los norcoreanos tomaban Seúl. La bravura radiograma a la Junta de jefes de Estado
de la 1.a División del Ejército de Carea del Mayor: Las fuerzas surcoreanas se encuen-
Sur fue insuficiente. Una compañía de In- tran en un estado de confusión, no luchan
fantería, situada en una colina estratégica, realmente y les falta un liderazgo... Son in-
defendió su posición hasta la muerte de su capaces de tomar la iniciativa...
último hombre. Aunque sean reiterativas, merece la pena
El general norteamericano Matthew B. recoger las impresiones del propio Mac Art-
Ridgway relata así la situación: hur, escritas en sus Reminiscencias o Memo-
En las primeras horas del 28 de junio el rias:
NKPA -acrónimo utilizado para designar al ... Por último abordé un jeep y, bajo'con-
North Korean People's Army, es decir, Ejér- tinuos ataques aéreos, me dirigí hacia el río
cito de la República Popular de Corea del Han, al norte, encontrando a mi paso a un
Norte; de la misma manera que se utilizaba Ejército derrotado. Allí tropezamos con fuer-
el de ROKA, República of Korea Army, para zas de retaguardia surcoreanas que trataban
hablar del Ejército de la República de Co- de defender unos puentes.
rea o Corea del Sur- El panorama era es-
llegaba a Seúl, en donde tremecedor. Al otro lado
los incendios se multipli- del Han (que también
caban por todas partes y discurre por Seúl, la ca-
empezaban a mostrarse «Por último abordé un pital), vimos que ésta,
las banderas del norte. ocupada ya por el ene-
Con la pérdida de Seúl jeep y, bajo continuos migo, era un humeante
-el corazón cultural, ataques aéreos, me dirigí i mar de llamas. Junto a
político, psicológico y hacia el río Han, los puentes llovían las
centro de comunicacio- granadas del enemigo.
nes de la nueva Repúbli- encontrando a mi paso a Por todas partes se veían
ca -, toda la resistencia un Ejército derrotado. Allí soldados en retirada, se
efectiva quedaba colap- destacaban las cruces ro-
sada y los hombres del tropezamos con fuerzas jas de las ambulancias
ROKA, entre los que se
mezclaban extranjeros e
de retaguardia» repletas de hombres he-
ridos. En el aire silbaban
infiltrados entrenados los proyectiles anuncian-
...
••
••
••
••
,
,,
,,
,
,,
,,'
"

LA GUERRA
DE COREA (1)
---+

-
Ofensivas norcoreanas, 6/8·1950

Frente, 5-8/16-9-1950

---+ Contraofensivas de las tropas
...•
--
de la ONU, 9/11-1950

Frente, 26-10-1950

........• Frente, 2-11-1950

9 Operaciones de paracaidistas
.- --
f7
do la muerte, y la desolación se había adue- de los norteamericanos. Truman se opuso
ñado del campo de batalla. Por si esto fue- . tajantemente para no introducir un nuevo
ra poco, una verdadera oleada de refugia- factor que hubiera perturbado, sin duda, las
dos taponaba las carreteras. Sin proferir la relaciones internacionales en aquel momen-
menor queja, marchaban hacia el Sur, lle- to.
vando a hombros sus escasas pertenencias Tampoco pudo contar Mac Arthur con
y de la mano a los niños, con los ojos muy fuerzas de Hawaii y el primer contingente de
abiertos por el miedo; eran los representan- los Estados Unidos que llegó a Corea fue la
tes de un pueblo orgulloso y duro, habitua- Fuerza de choque Smith, avanzadilla de las
do durante siglos a vivir cerca del desastre. cuatro Divisiones del 8.° Ejército que se en-
(En este punto, y sin dejar de reconocer contraba en Japón. Así la describe el gene-
la situación de desastre bélico, el general ral Ridgway:
Ridgway hace notar otra descripción de la Esta era la Fuerza de choque Smith, lla-
escena, presentada por el general Almond, mada de este modo por su jefe, el teniente
quien se encontraba aliado de Mac Arthur, coronel C. B. Smith, y que durante varios
según la cual las tropas que él vio no esta- amargos días constituyó toda la fuerza lu-
ban andrajosas o desorganizadas, sino que chadora de los Estados Unidos en el campo
todos sonreían, todos llevaban su fusil, to- de batalla. Estaba compuesta exactamente
dos portaban las cartucheras repletas de mu- por 500 hombres: 2 compañías de fusileros,
nición y todos saludaban. Especialmente re- 2 pelotones de morteros 4.2 (que pasaban
. chaza la idea de por ser la artillería), solamente 1 de 75 mm,
que fueran rese- un grupo de fusiles sin retroceso y 6 equi-
cos por el polvo pos de bazookas 2.36. La Fuerza de choque
Tampoco pudo porque había Smith no tenía reservas, ni proyectiles capa-
llovido inin- ces de dañar los fuertes blindados de los
contar Mac Artbur terrumpidamen- carros y nada para combatir a los morteros
con fuerzas de te durante las úl- enemigos.
Hawaii J! el primer timas doce ho- El general Mac Arthur se queja también
ras). de las insuficiencias:
contingente que Mientras La Infantería sólo contaba con un tercio
llegó a Corea fue la Syngman Rhe y de sus efectivos. Los regimientos sólo tenían
su gobierno se dos en lugar de tres batallones, carros lige-
Fuerza de choque trasladaban ros en lugar de pesados y abuses de 10,5
Smith también hacia el cm en vez de las piezas de 15,5 cm. Sin em-
sur, a Taejong, bargo, la guerra de Carea exigía que las tro-
Mac Arthur soli- pas entraran enseguida en combate, tal
citó del presi- como estaban. No se podían completar ni
dente Truman dos apoyos: preparar las unidades.
- El envío de fuerzas de Infantería para Mac Arthur pretendía dos objetivos:
poder reorganizar el desorden observado. - Uno, estratégico: evitar, como fuera,
- La autorización para bombardear ob- que el NKPA partiese en dos el espinazo
jetivos de Corea del Norte. geográfico de Corea del Sur y llegase a con-
La respuesta de Truman fue un sía la pri- quistar el puerto de Fusan, en el sudeste. Si
mera -porque la Resolución del Consejo esto se producía -estimaba el gerreral- la
de Seguridad de 27 de junio lo autorizaba- reconquista del Sur hubiera sido imposible
y un no, rotundo, a la segunda. Los bom- y, lo que es peor, desde Fusan los comunis-
bardeos no podrían ir más allá del paralelo tas tenían una base de lanzamiento casi per-
38 y, por tanto, se limitaban a la vigilancia fecta sobre Japón y Formosa con gravísimo
de las rutas de abastecimiento de las fuerzas peligro para la defensa del Pacífico.
invasoras. - Dos, psicológico: lo importante, de
Además, en el envío de las tropas de in- momento, era una presencia testimonia!.
fantería, hubo ya un importante roce entre Que los norcoreanos -y los soviéticos-
el presidente y el general Mac Arthur, que vieran que había .llegado la ayuda de los
probablemente por razones de rapidez estra- norteamericanos sin saber exactamente, a
tégica, sugirió el envío de 33.000 soldados pesar de los evidentes servicios de espiona-
que el presidente formosano, Chiang Khai- je, hasta dónde llegaba la cuantía de esa
sek, estaba dispuesto a poner a disposición ayuda.
Ese fue el primer triunfo de Mac Arthur. masen un cuerpo separado que luchaba con
La penetración norcoreana se detuvo te- los norteamericanos y se cambió por la in-
miendo una ofensiva norteamericana. La tegración en las unidades combatientes. En
reagrupación de los invasores en el centro cada pelotón estadounidense se incluían
de Corea del Sur, en lugar de la continua- cuatro soldados coreanos. Esta táctica dio
ción hacia Fusan, permitió la ganancia de un extraordinario resultado. La idea parece
un tiempo precioso. Hasta la llegada de la que puede atribuirse al general Walton Wal-
24 División de Infantería del general Dean ker, a quien correspondía el mando directo
que, sin embargo, sólo fue otro tapón de ur- de las fuerzas de Estados Unidos.
gencia, pues resultó casi totalmente aniqui- La guerra se endureció extraordinaria-
lada y su jefe cayó en manos de los enemi- mente. Ahora las fuerzas norcoreanas avan-
gos. Pero tras ellos vinieron otras fuerzas del zaban con mucha mayor lentitud y enormes
8.° Ejército: la Divisón 25 y la La de Caba- pérdidas humanas y de materia!. Pero avan-
llería con carros ligeros. zaban. En agosto el NKPA se había adue-
ñado de las cinco sextas partes del territorio
surcoreano. Taejong, la capital provisional,
también había caído en sus manos. Domi-
Ganando tiempo , naban las costas y mantenían a las fuerzas
aliadas -de Corea y Estados Unidos apenas
El tiempo ganado fue muy importante en una cabeza de puente en torno a Fusan.
para dos factores: la organización de la de- El general Walker, más por dar ánimos a la
fensa sobre un terreno propicio y el estable- tropa que por convencimiento propio, pro-
cimiento del Sistema Buddy o coordinación nunció la famosa frase de arenga: ¡Ya no
de los esfuerzos de los combatientes unidos. habrá más retiradas! La verdad es que la re-
Se desechó la idea de que los coreanos for- tirada siguiente sólo podía ser el abandono
de Corea y la vuelta a casa. En los cuarteles tromba masiva, sino en unidades aisladas de
generales la denominación del territorio que tipo batallón, buscando incluso el cuerpo a
correspondía a las fuerzas de la ONU era el cuerpo con ferocidad.
perímetro de Fusan. La clase y ritmo del aprovisionamiento
Cuando empezó septiembre llegaron las enemigo -escribió Mac Arthur- indicaba
primeras tropas de la ONU no norteameri- que, a pesar de las acción de nuestros bom-
canas: dos batallones británicos de Infante- barderos, llegaban a la zona de combate nu-
ría que se ocuparon de la defensa occiden- tridos transportes de hombres, víveres y mu-
tal de la cabeza de puente. Los bombardeos niciones procedentes de Siberia y de Man-
norteamericanos destrozaban continuamen- churia, pasando por Seúl, por regla general
te puntos estratégicos de los norcoreanos, de noche.
pero éstos demostraron dos virtudes funda- De Corea del Norte venían Divisiones de
mentales: la capacidad y destreza en la re- refuerzo y Brigadas acorazadas, y todo con-
paración de puentes o material destruido y tinuaba la marcha en dirección al frente, sin
la versatilidad-en el combate. Ya no comba- pausa, en vagones de ferrocarril, vehículos
tían como en los inicios de la invasión, en de motor, en carretas e, incluso, a hombros

12 fecbas clave para la guerra
1. 25 de junio de 1950: El
Ejército Popular de Corea
del Norte cruza el parale-
lo 38 e invade Corea del
Sur. Tres días después se
apoderará de Seúl, la ca-
pital del Sur. Esta ciudad
cambiaría tres veces de
manos durante los tres
años de guerra.
2. 5 de juliode 1950: Primer
contacto del Cuerpo Ex-
pedicionario de la ONU
con las fuerzas comunis-
tas, cerca de Osan.
3. 6 de agosto de 1950: El
general Douglas Mac Ar-
thur conferencia en Tokio
con Averell Harriman y
los generales Norstad, Al-
mond y Ridgway para de-
cidir un desembarco en hew B. Ridgway, al frente presentantes de Naciones
Inchon. del VIIIEjército. Unidas y los comunistas.
4. 15 de septiembre de 7. 11 de abril de 1951: El 10. 12 de mayo de 1952: El
1950: Desembarco de las general Mac Arthur, co- general Ridgway es desti-
fuerzas de la ONU en In- mandante en jefe de las nado a la DTAN Y le sus-
chon. Fuerzas Expedicionarias, tituye el general Clark,
5. 26 de octubre de 1950: es fulminan temen te desti- pero se suprime la deno-
La 6.' División del III tuido por el presidente minación de comandante
Cuerpo de Ejército de Truman y sustituido por en jefe.
Corea del Sur llega al río el general Ridgway. 11. 19 de julio de 1953: Se
Yalú. La posición se verá 8. 23 de junio de 1951: Ja- llega a un acuerdo com-
consolidada con la llega- cob Malik, comisario ad- pleto en las negociaciones
da del Ejército americano junto de Asuntos Exterio- de paz de Panmunjon.
el 24 de noviembre. res de la URSS, propone 12. 27 de julio de 1953: Tie-
6. 23 de diciembrede 1950: un alto el fuego. ne lugar la firma del ar-
El general Walker muere 9. 10 de julio de 1951: Se misticio que pone fin a los
en un accidente de jeep y inician, en Kaesong, las tres años de la guerra en
le sucede el general Matt- negociaciones entre re~ Corea.
, .,.
....
'.... fIJ-?
••• .~.f';
'..•.

El prestigioso general Douglas Mac Arthur inspeccionando una posición americana en la isla de Morotai

de porteadores. Pero las tropas del general Almond y Norstad para discutir el tema con
Walker combatían con el mar a retaguardia. un nombre del punto elegido que parecía
El general Mac Arthur no podía asistir pa- ser el único adecuado: Inchon, el segundo
sivo a este desarrollo de los acontecimien- puerto De Carea del Sur, 30 kilómetros al su-
tos. 'Concibió entonces una táctica que ya doeste de Seúl.
había utilizado en otras ocasiones y... todas La propuesta fue trasladada a Washing-
ellas con éxito: un desembarco a espaldas ton, a una Junta de mandos militares. Eljefe
de las fuerzas enemigas. El 6 de agosto se del Estado Mayor Conjunto, el general
había reunido en Tokyo con el diplomático Ornar Bradley -otro de los héroes de la II
Averell Harriman y los generales Ridgway, Guerra Mundial- desaconsejó la operación
alegando que la lentitud de este tipo de ac- ría más indefenso aún -si esto era posi-
ciones las había convertido en viejas e inú- ble- en el perímetro de Fusan. Aunque el
tiles. Ofrecía como recambio una operación desembarco fuera un éxito, las tropas de In-
aerotransportada. chon tendrían sobre sí una misión imposi-
De todas formas, el jefe del Estado Mayor ble: cruzar toda Corea del Sur y unirse con
del Ejército, general Collins y el comandan- las fuerzas de Walker.
te supremo de la Flota, almirante Sberman, A estos dos grupos de argumentos respon-
se trasladaron a Tokyo para discutir directa- dió Mac Arthur con los suyos, que se apo-
mente con Mac Arthur el plan que éste ofre- yaban en la historia militar y en la política
cía. del momento. Invocando la primera recor-
Las objeciones de Washington se centra- dó que el factor sorpresa había sido siempre
ban en torno a dos problemas. decisivo y había derrotado abiertamente al
A) Técnicos: Se reconocía que Inchon era factor dificultad. El tema político lo introdu-
el único punto posible, pero las diferencias jo con tanta habilidad como doble intención
de la marea en ese puerto eran de 9 metros y con una fogosidad y elocuencia de la me-
en 6 horas. La marea alta se producía dos jor escuela dramática:
veces al día: a las 6.59 y a las 19.19. Había Sólo tenemos dos posibilidades -afirmó
que desechar esta última porque dos horas Mac Arthur-: desembarcar en Inchon o se-
después se ponía el sol. En la marea baja el guir soportando bajas en Fusan, donde la si-
cieno penetraba dos millas en el puerto y la tuación es poco menos que desesperada.
velocidad de la corriente podía alcanzar has- ¿Quieren ustedes que nuestros hombres se
ta tres millas náuticas. Esto produciría el en- dejen matar como corderos en esas posicio-
callamiento de las lanchas anfibias en el cie- nes erizo? ¿Quién aceptará la responsabili-
no y quedarían expuestas al fuego de la de- dad de la tragedia? Yo, no, por supuesto.
fensa. El prestigio de Occidente -continuó- se
Además, el puerto estaba dominado por haJJa en entredicho. MilJones de asiáticos
el islote fortificado de Wolmi-do, situado en contemplan tensos la marcha en esta guerra.
el centro de la bahía y con una altura supe- Debe quedar claro, sin embargo, que el co-
rior a los 100 metros. Debería ser neutrali- munismo internacional se ha lanzado aquí a
zado en menos de dos horas y, aún así, ha- la conquista de la Tierra; no en Berlín, Vie-
bría que esperar a la pleamar de la tarde na, Londres o París, sino aquí, en Corea del
para la llegada de las tropas de asalto. Sur. Si perdemos la guerra contra el comu-
B) Estratégicos y logísticos. Inchon estaba nismo en Asia, Europa estará en peligro; si
muy lejos de las tropas de la ONU en Co- vencemos, la libertad de Occidente quedará
rea. Quienes desembarcasen quedarían de- garantizada. Hemos de actuar, y enseguida,
samparados a sus propios recursos, incluido o pereceremos.
el de avituallamiento. Si mis ideas son erróneas - remató en el
Las fuerzas utilizadas le tenían que ser res- mejor estilo- y si las posiciones en Inchon
tadas al general Walker quien se encontra- resultan inexpugnables, entonces me perso-

Kim II-Sung
Su verdadero nombre era Kim Song Ju, que luego cambió por el que
siempre ha sido conocido y que correspondía al de un antiguo héroe na-
cional. Nacido en 1912 fue el primer presidente de la República Popu-
lar de Corea cuando ésta se creó en 1948. Afiliado al Partido Comunis-
ta de Corea en 1931, dirigió una parte de la resistencia a los japoneses
en los años 30 y fue entonces cuando cambió de nombre. Durante la Se-
gunda Guerra Mundial dirigió el pequeño contingente de coreanos que
se integró en el Ejército soviético y volvió en 1945 para organizar un go-
bierno comunista con la ayuda de la URSS. Fue el comandante en jefe
de los norcoreanos durante la guerra de Corea. Al terminar ésta dedicó
todos sus esfuerzos a la construcción de un Estado socialista en el Nor·
te y buscar, en su tarea, más el apoyo de la Unión Soviética que el de
sus vecinos, los comunistas de China.
naré en el lugar de la pelea y ordenaré la re- el Monte Mac Kinley el primer informe po-
tirada inmediata de nuestras fuerzas, a fin de sitivo: Ha desembarcado la primera oleada
evitarles una sangrienta derrota. En tal caso, de infantes de Marina y han establecido una
mi fama de comandante de tropa quedaría cabeza de puente sin sufrir una sola baja.
mermada, pero ésta sería la única baja de
consideración.
Las tesis del comandante en jefe fueron
aceptadas en Washington. Mac Arthur se Contraofensiva fulgurante
trasladó al acorazado Monte Mac Kinley
para dirigir las operaciones y en la noche del También se cumplieron las previsiones de
14 al 15 de septiembre, después de vencer que, a las 9 de la mañana, quedaran vara-
un durísimo tifón, las tropas de desembarco das algunas lanchas de desembarco, pero
estaban concentradas frente a Inchon. No esto ya no era problema porque del ataúd
eran, además, tropas sustraídas al general de Wolmi-do no venía otra cosa que silen-
Walker, sino la La y la 7: Divisiones de In- cio y llamas.
fantería de Marina que formaron el 10. 0
En la segunda pleamar desembarcaron
Cuerpo de Ejército, cuyo mando directo fue las tropas del 10. Cuerpo y, siguiendo las
0

confiado -por delegación expresa de Mac órdenes de Mac Arthur, no se detuvieron ni
Arthur- al general Almond. En total, para tomar un respiro. Los objetivos eran,
40.000 soldados de elite y bien pertrecha- ahora y-por este orden, la base aérea de
dos, dispuestos a todo. Kimpo -adonde se dirigió la 1: División de
Las previsiones se cumplieron de manera Infantería de Marina-, Seúl -reservada
casi matemática. La fortaleza de Wolmi-do también a esa Divisón- y Suwon, otra base
fue arrasada por la aviación, las defensas área, en la que había aterrizado Mac Arthur
costeras no reaccionaron a tiempo y, a las el29 de junio, hacia la que marchó la 7: Di-
ocho de la mañana, Mac Arthur recibía en visión.
La ofensiva fue frenética. El 16 de septiem- ral que carece, de acuerdo con la Carta, de
bre conquistaban Kimpo; el 22, Suwon y el poder decisorio. Una vez más, el recurso tác-
28, Seúl. Pero, antes, el 23 se había conver- tico.
tido en un día de gloria no sólo por la con- El Reino Unido de Gran Bretaña, Fran-
quista de Osan, sino porque en ese lugar que cia, Canadá ... y un total de siete países alia-
había sido el del primer choque de la Fuerza dos de los Estados Unidos promovieron una
Smith con los comunistas el 5 de julio, se en- resolución de la Asamblea afirmando que,
contraron con las tropas del general Walker cuando, a causa del veto, el Consejo de Se-
-la La División de Caballería, la de los carros guridad no cumpliera su responsabilidad
ligeros- que había conseguido romper el fundamental, la Asamblea examinaría inme-
cerco del perímetro de Fusan. diatamente la cuestión, para hacer a sus
Los invasores norcoreanos estaban descon- miembros las recomendaciones apropiadas
certados. Una vez conocido el desembarco de sobre las medidas colectivas que habría que
Inchon, apenas se ocuparon de él. Pretendían tomar.
asestar un golpe definitivo en Fusan y volver Después de durísimos debates, la Asam-
luego su atención a la aventura de Mac Art- blea General pasó estas dos resoluciones:
hur. Pero la ruptura del general Walker rom- -Autorización para cruzar el paralelo 38
pió todos sus planes. Los norteamericanos (7/10/1950): 47 votos a favor; 5 en contra;
habían conseguido formar una gran tenaza 7 abstenciones.
que dejaba aisladas, sin avituallamiento y sin - Aumento de poderes de la Asamblea
esperanza a las tropas del sudoeste. En quin- (3/11/1950): todos a favor, con la excepción
ce días las tropas de Estados Unidos hicieron del bloque soviético y 5 abstenciones.
más de 100.000 prisioneros. Por supuesto, la acción de los norteame-
ricanos en Corea discurría al margen de es-
tas adquisiciones. Truman lo que necesita-
ba era un apoyo moral y más que eso era
La guerra vuelve a la ONU el respaldo obtenido en la ONU, aunque se
consiguiera en un órgano distinto del debi-
y no era mejor para los norcoreanos la si- do.
tuación del sudeste. Los que, unos días an- La única sombra en el horizonte era el po-
tes, cercaban implacables Fusan, huían aho- sible comportamiento de China. Cuando Tru-
ra, por la costa, abandonando armas y per- man había reiterado a Mac Arthur que no
trechos. Otros 30.000 prisioneros se añadie- transgrediese límites en los bombardeos o en
ron a los cien mil anteriores. El 29 de sep- los avances de la Infantería probablemente
tiembre Syngman Rhee y su gobierno se pensase más en la Unión Soviética que en
reinstalaron en Seúl y el presidente surco- China. El desconocimiento sobre las realida-
reano, lloroso, decía a Mac Arthur: Le ad- des de este país -que sólo tenía un año de
miramos y veneramos con todo nuestro co- existencia oficial- era casi completo.
razón, como salvador de nuestro pueblo. El 2 de octubre, cuando la ONU estaba
Un día después la 3: División del ROKA sumida en los debates sobre el paso del pa-
cruzaba el paralelo 38 en ralelo 38, el primer mi-
dirección al Norte. nistro de la China, Chu
Esta decisión de los En-Iai, convocaba al em-
surcoreanos se había an- bajador de la India, Pa-
ticipado a la batalla legal Cuando Trumanbabía nikkar, y le hacía saber
planteada en Naciones -evidentemente para
Unidas. Malik, el delega- reiterado a Hac Artbur que lo transmitiese con
do soviético, se había que no transgrediese urgencia - que si fuerzas
reintegrado a su puesto de la ONU, que no fue-
en el Consejo de Seguri-
límites en los bombardeos ran surcoreanos, pene-
dad, dispuesto a echar o avances de la Infantería traban en Carea del Nor-
mano del veto en cuan- te, China intervendría en
to se planteasen los te-
probablemente pensase el conflicto. La adverten-
mas coreanos. Por eso, más en la Unión Soviética cia no fue escuchada.
los occidentales quisie-
ron desviar el problema
que en Cbina Con todo, y para cer-
ciorarse sobre el terreno,
hacia la Asamblea Gene- el presidente Truman
LA GUERRA
DE COREA (11) COREA
• Taejon
• Ofensivas chinas

........ Frente, 24-11-1950

~ .. Frente, 24-1-1951 ·Chonju

Contraofensiva s de
• las tropas de la ONU

- Frente, 22-4-1951
tomó una decisión insólita: en lugar de lla- existía restricción alguna para el avan~e y
mar a Washington a Douglas Mac Arthur, que, por tanto, la consigna era: ¡Adelante!
acudió él mismo a la isla de Wake, en el cen-
tro del Pacífico, para entrevistarse con su co- .
mandante en jefe en Corea.
Este hecho hablaba por sí mismo de la im-
portancia que la cuestión tenía pa~a las au-
toridades de Washington. La entrevista se Cuarenta y ocho horas más tarde se iba
celebró el 15 de octubre. Durante fa misma, a producir un giro copernicano en los acon-
el general hizo al presidente dos afirmacio- tecimientos, justamente cuando la 6." Divk
nes tan optimistas como equivocadas: sión del IIICuerpo del ROKAllegaba al pun-
- La guerra estaba tan decidida que los to máximo de su avance: el río Yalú, fron-
soldados podrían celebrar el Día de Acción tera natural de Corea del Norte con China.
de Gracias (el cuarto jueves de noviembre; Chu En-Iai había declarado que no tenía
ese año, el día 23) en sus respectivas casas. objeciones a que .los surcoreanos sobrepa-
- Los chinos no intervendrían en la sasen el paralelo 38 y entrasen en el norte
guerra (algunos historiadores escribieron de Corea. Pero, ahora, la situación era dis-
que Mac Arthur había dicho que no se atre- tinta: podían avanzar sobre territorio chino.
verían a intervenir; el propio general lo des- Aquella misma tarde del 26 de octubre
mintió en una entrevista, inédita hasta des- fuerzas del 26 Regimiento del 1 Cuerpo del
pués de su muerte en 1964) y que si lo ha- ROKA hicieron prisioneros a nueve chinos
cían serían severamente derrotados. en Sudong. El número, como es lógico, no
Afirmaciones que los hechos no tardaría preocupaba, pero sí la historia que narraron
en desmentir. aquellos 9 hombres. Se trataba de soldados
Desoyendo las amenazas de Chu En-Iai, de la China nacionalista (Formosa), captu-
el 7 de octubre la 1.a División de Caballería rados por el Ejército Rojo chino, obligados
norteamericana cruzaba el paralelo 38; el a combatir con éste y que veían la ocasión
día 19 el8.o Ejército conquistaba Pyongyang de recuperar su libertad entregándose a los
y el 24 Mac Arthur reunía a sus más inme- surcoreanos.
diatos colaboradores para decir/es que no Los prisioneros contaron algo más, y de
mucha importancia: el Ejército maoísta es- las Navidades las pasarían en casa. Y el vier-
taba dispuesto a atacar, con un enorme con- nes 24 el comisario en jefe daba la orden
tingente de hombres y materia!. Apenas dio para una contraofensiva -que el 8. Ejérci-
0

tiempo a contrastar si podía darse crédito a to puso inmediatamente en marcha - con
la información de unos simples soldados, un objetivo concreto: el Yalú.
porque los chinos atacaron y arrasaron el
campamento. A la mañana siguiente se ini-
ciaba la primera ofensiva china que, el mis-
mo día 27, aniquilaba una División surco-
reana y el 2 de noviembre atacaba en Un-
san el 8. Ejército norteamericano y le for-
0
Pero los chinos lanzaron, el día .25, una
zaba a retirarse cruzando el río Chongchon. nueva y durísima ofensiva: cerca de Tok-
Todavía el día 4 el general Mac Arthur chon, en el centro de Carea, masacraron al
quería quitar importancia a lo sucedido, IICuerpo del RüKA; sobre el río Chongchon
pero el 5 emprendió la ofensiva verbal - no infligieron un severo castigo al 8. Ejército,
0

la militar en el campo de batalla - y dijo que que no tuvo otra alternativa que la retirada
la intervención de los chinos era uno de los e, incluso, el abandono de Pyongyang. Des-
actos más contrarios a la ley internacional. pués de haber dominado, a finales de octu-
También aquí estuvieron rápidos los chinos bre, las tres cuartas partes del territorio nor-
porque Mao Zedong respondió inmediata- coreano, los Ejércitos de Estados Unidos y
mente que el pueblo chino, voluntariamen- Carea del Sur se retiraban el 15 de diciem-
te, había decidido entregarse a la tarea sa- bre por debajo del paralelo 38.
grada de resistir a los Estados Unidos de Dos desgracias más se sumaban al ya
América, ayudando a Carea y defendiendo muy oscuro panorama: el día 23 de diciem-
sus casas y su país. Era el final de la espera. bre moría en accidente el general Walton
Pese a todo, los soldados norteamerica- Walker; su jeep patinó sobre el hielo y los
nos celebraron el día 23 la festividad de Ac- ocupantes fueron proyectados contra la
ción de gracias y Mac Arthur les hizo llegar carretera. Enseguida se procedió al nombra-
un mensaje en que aseguraba que las ope- miento del general Matthew B. Ridgway
raciones se habían demorado algo, pero que para sustituirle.
El segundo infortunio fue la llegada de conducción de las tropas, en la resistencia del
noticias confirmadas por los Servicios de In- perímetro de Fusan y, por fin, en la ruptura
teligencia de Tokyo: los chinos habían infil- de ese cerco hasta conectar con los soldados
trado en Carea del Norte -en vísperas de del 10.° Cuerpo. La línea Mac Arthur-Walker
la primera ofensiva- 100.000 soldados. En había funcionado a la perfección.
el Yalú, en Manchuria, estaban preparadas Pero, después de Inchon, se produjo un
para intervenir 56 Divisiones -500.000 cierto descontrol. Ese 10.° Cuerpo, las fuer-
hombres- a los que había que añadir zas de desembarco, habían sido colocadas
370.000 soldados más de organizaciones re- de manera teórica bajo el mando directo de
gionales especiales. Una suma de 970.000 Mac Arthur y de manera práctica bajo el del
combatientes, bien entrenados y dotados de general Almond. En poco tiempo se vio que
armamento, que en cualquier ocasión po- existía descoordinación. Almond y sus tro-
dían causar desaliento, pero mucho más pas, que estaban en el Oeste, se desplaza-
después de haberse realizado las dos prime- ron hacia el Este. Walker y sus hombres vi-
ras ofensivas. El 5 de enero ponían en mar- nieron de la zona oriental a la occidental. Se
cha la tercera a la que, naturalmente, califi- despreció un enorme vacío central que, más
caron de Ofensiva del año nuevo. Antes, el tarde, habría de pesar como una losa a la
día 3, las tropas del sur se habían visto for- hora de reagrupación de fuerzas. La frase tó-
zadas a abandonar Seúl que, una vez más, pica de que cada uno parecía hacer la
cambiaba de manos. guerra por su cuenta estaba aquí utilizada
Douglas Mac con pleno acierto. La llegada de Rigdway, a
Arthur, que de- la muerte de Walker, resolvió casi comple-
mostró sobrada- tamente el problema, pues consiguió reesta-
mente ser un blecer el principio de unidad bajo su mando.
gran militar; ig- Cuando se produjo la primera ofensiva
noraba o quería china Mac Arthur siguió pensando en repe-
ignorar la políti- tir lo que había realizado en Inchón. Sólo
ca. Incluso, la de que ahora la operación era de una enverga-
su propio país. dura inimaginable: centenares de miles de
Probablemente chinos quedarían atrapados en Carea des-
el éxito del de- pués de que los norteamericanos bombar-
sembarco en In- dearan los puentes del Yalú. El6 de noviem-
chon fue el pri- bre, sin consulta previa, ordenó que 90 for-
mer paso de su talezas volantes destruyesen los puentes.
caída. Porque Pero el secretario de Defensa, general Mars-
propició un se- hall, se enteró a tiempo y prohibió personal-
gundo, la visita mente la operación tres horas antes de que
de Truman a Wake, que decantó el interés se iniciara. Dos días más tarde se autorizó,
de la opinión pública del lado del coman- pero con dos condiciones:
dante del Pacífico. - Sólo se bombardearía la orilla coreana.
- No se atacarían los embalses que sumi-
nistraban la corriente eléctrica a Manchuria.
Evidentemente, no era esa la operación
General contra presidente: que deseaba el general Mac Arthur, quien
pierde general empezó a vivir en sus carnes la teoría de los
santuarios de tan desgraciado recuerdo en
Se ha recordado, al estudiar esta situa- la posterior guerra de Vietnam.
ción, que Mac Arthur vivió 37 años fuera de El enfrentamiento presidente-general,
los Estados Unidos y los últimos consagra- centrado sobre la estrategia en el Yalú, se
dos como un virrey de Asia, un héroe casi agudizó cuando Mac Arthur presentó la so-
coronado por los dioses, en el caso de que lución alternativa de lanzar entre 30 y 50
él no formase ya parte del Olimpo. bombas atómicas sobre Manchuria.
Cuando los norteamericanos llegaron a y mientras el general rumiaba la impoten-
Carea -tras la Fuerza Smith- el mando cia en que le colocaban los políticos, Tru-
operativo de las tropas estaba en unas solas man quería ganar la batalla diplomática en
manos: las del general Walker, quien demos- la ONU. Aparentemente lo consiguió, pues-
tró también ser un militar admirable en la to que una resolución de la Asamblea Ge-
neral condenaba, el 1 de febrero, a China mediatas con relación al caso coreano que,
como agresora. de ningún modo, debe mezclarse con con-
Las fuerzas de la ONU, reorganizadas, pa- sideraciones que no se refieran directamen-
saron el 25 de enero a la contraofensiva, ha- te a Carea, como la de Formosa o la pre-
ciendo inútil -incluso- una cuarta ofensi- sencia de China en las Naciones Unidas.
va de los chinos y recuperando, esta vez de El enfrentamiento con el presidente, ya vi-
manera definitiva, Seúl. rulento, llega al colmo al hacerse pública, el
Esta dinámica de avances y retrocesos es- 5 de abril, una carta que Mac Arthur había
tabilizó la guerra y, primero en la ONU, des- enviado al representante republicano Jo-
pués en las cancillerías internacionales se seph Martin el 20 de marzo. El general in-
bosquejó la posibilidad de una salida nego- siste en que deben utilizarse tropas de la Chi-
ciada. El presidente Truman dio por bueno na nacionalista y denuncia a los que se nie-
el consejo de sus asesores de que la nego- gan a comprender que es en Asia en donde
ciación debería intentarse sobre la base de los conspiradores comunistas han decidido
la vuelta al statu quo ante. jugarse el todo por el todo para la conquis-
Mac Arthur se adelantó a las negociacio- ta del mundo. Ningún acuerdo puede reem-
nes y lanzó una proclama inflamada: plazar a la victoria.
China, incapaz de lograr la conquista de
Carea por la fuerza de las armas, debe com-
prender que si las Naciones Unidas deciden
extender -sus operaciones militares a las re- Negociaciones en Panmunjon
giones costeras ya las bases del interior, se
verá amenazada por un hundimiento militar El 11 de abril de 1951 el presidente Tru-
inminente. Dado este planteamiento, nada man destituía el genera! Douglas Mac Arthur
debe impedir la adopción de decisiones in- y le sustituía por el genera! Matthew B. Ridg-
way. Mac Arthur fue recibido en San Francis- dos boxeadores de los grandes pesos, firmes
co y, sobre todo, en Nueva York, como un en el centro del cuadrilátero, en un inter-
héroe legendario. Cuando llegó a Washing- cambio de golpes no muy veloces, aunque
ton y el fervor popular le dedicó un tercer ho- poderosos, obligando a los jueces a puntuar
menaje, el presidente Truman se fue al cine. a uno y a otro con el inevitable pronóstico
Por extraño que parezca, la realidad es de combate nulo. Esta situación hacía toda-
que la guerra terminó aquí. 0, si se quiere, vía más recomendable la negociación sobre
los presupuestos o ideas que la habían pues- la base del statu qua ante. Todos los ojos se
to en marcha. Es cierto que los combates, la volvían a Moscú esperando una respuesta
destrucción, la muerte, todos los horrores que llegó, al fin, en dos fases:
que lleva consigo un enfrentamiento bélico, - La primera el 19 de mayo, cuando el
continuaron hasta julio de 1953, es decir, dos periódico Pravda publicó, casi al completo,
años y tres meses más. Pero este residuo de una propuesta del senador norteamericano
violencia resultó casi absurdo y estúpido. El por Colorado Johnson (nada que ver con el
intento de los chinos para aprovechar la po- tejano Lyndon B. Johnson) pidiendo un alto
sible influencia psicológica de la destitución el fuego para el aniversario del principio de
de Mac Arthur, lanzando una nueva ofensi- la guerra -25 de junio- con retirada de
va el 22 de abril, fue frenado en seco por las los combatientes a uno y otro lado del pa-
tropas de las Naciones Unidas, muy sólida- ralelo 38.
mente asentadas en una línea de contención - La segunda, mucho más esperanza-
trazada sobre el paralelo 38. dora, en unas declaraciones del jefe de la
Las noticias de los frentes de combate delegación soviética en la ONU, Jakob Ma-
eran reiterativas y muy locales. Se había en- lik, realizadas en una emisión de radio de la
trado en la guerra de las cotas y de las co- propia Organización sobre el precio de la
linas. Un muy reducido espacio geográfico, paz, el 23 de junio: El pueblo soviético esti-
conquistado por un bando al amanecer, era ma -dijo Malik- que, como primera eta-
reconquistado por el enemigo poco antes pa para la solución del conflicto de Carea,
del ocaso para volver a repetirse la historia los beligerantes deben iniciar conversacio-
en las 24 ó 48 horas siguientes. Los dos Ejér- nes con vistas a establecer un alto el fuego
citos eran -si se permite el símil- como y un armisticio que considere la retirada de
las fuerzas armadas de ambos bandos a una las 10 h. del 27 de julio y entró en vigor al
y otra parte del paralelo 38. Las coinciden- mediodía del 28.
cias no podían ser más completas.
El 29 de junio de 1951 el presidente Tru-
man cursaba una orden al general Ridgway
para que transmitiese al comandante en jefe
de las Fuerzas chinas la oferta de negocia-
ción y el lugar elegido: un buque-hospital Había terminado una guerra, feroz y sin
danés surto en el puerto de Wosan. Los chi- sentido, con unos datos que no llevan a par-
nos aceptaron negociar, pero sugirieron otro te alguna:
lugar: un pueblecito llamado Panmunjon, - Corea fue un escenario preparado por
muy cerca de Kaesong, justamente sobre el la Unión Soviética para un ensayo general
tantas veces recordado paralelo 38. Las con- de la confrontación bipolar de la guerra fría,
versaciones se iniciaron ella de julio. pretendiendo conocer la capacidad de res-
Fueron largas y difíciles, muchas veces in- puesta de Occidente, para saber a qué ate-
terrumpidas y reanudadas. Mientras los nerse.
combatientes - pretendiendo mejorar sus - La coordinación de los comunismos
posiciones- lanzaban oleadas de hombres soviético y chino - no expresada, pero de-
a la lucha, caso de los chinos, o bombardea- mostrada- funcionó perfectamente. A los
ban sin descanso puntos estratégicos, caso chinos les correspondió la tarea de desgas-
de los norteamericanos y tropas de la ONU. te, pues los soviéticos todavía estaban resta-
Tres fueron -entre otros muchos menu- ñando sus heridas de la II Guerra Mundial.
dos- los escollos fundamentales de la nego- - Los resultados de la guerra de Carea
ciación: son estremecedores. Combatieron 970.000
- La condición de China de que las hombres del lado de Carea del Sur -15
fuerzas extranjeras abandonaran el territorio países de la ONU prestaron su apoyo, a ve-
coreano antes de firmar al armisticio. A la ces testimonial- y algo más de 1.000.000
que se negaron en redondo los norteameri- del lado de Carea del Norte. Los muertos
canos, desconfiando abiertamente del com- fueron 580.000 soldados y más de 400.000
portamiento de los chinos una vez que se civiles, y los heridos, incontables. Las estruc-
hubiera producido la retirada de la ONU. turas de Carea quedaron arrasadas.
- La inoportun,a intervención de - Estados Unidos, cuyos soldados pe-
Syngman Rhee, que quería introducir como learon con extraordinaria decisión y bravu-
condición la promesa formal de la unifica- ra, se encontraron con una experiencia nue-
ción coreana. va: la de participar en una guerra a cuyo fi-
- El comportamiento de los prisioneros nal no podían denominarse claramente ven-
de guerra hechos a los comunistas, pues, en cedores. Eran, como les bautizó el gran pe-
su inmensa mayoría, se negaban a volver a riodista Víctor de la Serna, un pueblo nue-
sus puntos de procedencia. vo: Saludamos la entrada en la Historia de
Al fin, el 10 de julio de 1953 se llegó a un un pueblo nuevo. A pie, con sus muertos al
acuerdo. Se firmó el Tratado de armisticio a hombro y sus heridos en parihuelas.

8 1 8 L 1 O G R A f 1 A

Ridgway, Matthew B., The Korean War. Nueva Mac Arthur, Douglas, Revitalizing a Nation. Nue-
York, Popular Library, 1967. va York, Heritage Foundation, 1952.
Fehrenbach, T. R., This Kind oFWar. Nueva York, Mac Arthur, Douglas, Reminiscences. Nueva
The MacMillan Co. 1963. York, McGraw-Hill, 1964.
Goodrich, Leland M., Korea: U.S. Policy in the Fontaine, André, Historia de la Guerra Fría, Vol.
U. N. Washington, Council on Foreign Relations, 11. Barcelona, Luis de Caralt, 1970.
1956. Doddoli, Luciano y Maradei, Mario, Historia del
Gunther, John, The Riddle of Mac Arthur. Nueva Mundo Contemporáneo, Vol. 1. Barcelona, Edicio-
York, Harper & Brothers, 1951. nes Nauta, S. A, 1967.
Kennan, George F., American Diplomacy, Zentner, Christian, Las guerras de la posguerra.
1900-1950. University of Chicago Press, 1951. Barcelona, Círculo de Lectores, 1963.
7elefónica