You are on page 1of 6

6

5 7
8
9
1
1 2
4
3

LAS TORRES ALMENARA
DE LA COSTA ONUBENSE
¿Quién no conoce la expresión “Hay mediante fuego o señales de humo
moros en la costa”? Pues esta frase (almenara en árabe significa “el
se fragua en los siglos XVI y XVII, faro de fuego”) pudiera comuni-
en los que las incursiones de piratas carse al resto de las torres la señal
berberiscos eran numerosas en las de alarma.
poblaciones de la costa de La Luz Tomada la decisión, el rey Felipe
buscando las riquezas derivadas del nombra como comisionado a Don
comercio de la carrera de Indias. Luis Bravo de Laguna, Comenda-
Con el fin de evitar estos ataques, dor de los Hornos, quien asume la
que en muchos casos finalizaban labor encomendada iniciando un
con secuestros de ciudadanos espa- viaje por la zona en 1577. Tras ha-
ñoles y la consiguiente petición de cerse cargo de la problemática que
rescate, Felipe II celebró en 1576 conlleva la construcción de estas
un consejo de guerra en el que se torres, el comisionado elige el lugar
Dr. Juan Antonio concibe un proyecto de vigilancia para el levantamiento de cada una
Morales integral para las costas de Huelva de ellas, proyectando un total de
González y Cádiz. Este proyecto consistía dieciséis torres que se sumarían al
en la construcción de una cadena ya existente Castillo de San Miguel
de fortificaciones de vigilancia de- de Arca de Buey que controlaba
nominadas “Torres Almenara” que la desembocadura del río Piedras.
“Grupo de Geociencias cubrieran en su totalidad la línea de Otro de los problemas que acomete
Aplicadas e Ingeniería costa desde la frontera con Portu- es la planificación de la financia-
Ambiental” gal hasta el estrecho de Gibraltar. ción, estableciendo que un cuarto
(GAIA). La idea era que desde cada una del presupuesto debe ser financiado
de estas torres se divisasen las por los armadores de las naves de
torres más cercanas, de modo que la carrera de Indias, mientras que
4
RECUERDA: La legislación vigente, si encuentras objetos de valor patrimonial.
10
11
12

UBICACIÓN DE LAS TORRES

1. Torre Canela.
2. Torre del Catalán.
3. Torre de Marijata.
4. Torre Umbría.
5. Torre Arenillas.
6. Torre de Morla.
7. Torre del Oro.
8. Torre del Asperillo.
9. Torre de la Higuera.
10. Torre Carbonero.
11. Torre de Cruz de Zalabar.
12. Torre de Modolón. Rey Felipe II.
Obra de Sofonisba Anguissola
Mapa de la costa onubense del
(circa 1564). Óleo sobre lienzo,
año 1653 con ubicación de las
medidas: 88 x 72 cm.
Torres Almenara.
Museo del Prado. Madrid.

los tres cuartos restantes deberían siva para proteger su territorio, es los nobles quienes deben asumir la
ser sufragados por los señores de la propia corona la que debe asumir mayor parte del gasto. Presupuesta
las tierras y los cabildos de las el gasto. Por otra parte, la ubica- un total de ocho millones y medio
villas del litoral… y ahí es cuando ción de algunos de los proyectos de maravedíes para acometer las
empiezan los problemas. en terrenos limítrofes entre dos torres de la provincia de Huelva,
villas o entre dos señoríos conlleva que serán asumidos en un 77%
EL CONFLICTO POR LA FINANCIACIÓN un fuerte debate. Esta oposición al por los señores, en un 20% por
Cuando Don Luis Bravo establece modo de financiación deriva en un los cabildos de las zonas costeras
su plan de financiación, surge de conflicto que durante una década y sólo en un 3% por los mareantes
inmediato una fuerte oposición paraliza el inicio de las obras, hasta (comerciantes de la carrera de In-
por parte de los cabildos (que ya que en 1586 Felipe II decide nom- dia y pescadores). En este último
estaban sufriendo una fuerte pre- brar un nuevo comisionado ante caso establece un nuevo impuesto
sión impositiva) y también de los la ineficacia de las labores de don sobre las capturas de pescado que
señores (Marqués de Ayamonte, Luis Bravo. será destinado a la construcción
Duque de Béjar, Conde de Miranda El nuevo encargado de las edifica- de las almenaras. Tras este nuevo
y Duque de Medina Sidonia), que ciones será Don Gilberto de Bedoya, reparto, se llega a un acuerdo y la
alegan que si es la corona quien quien elabora un nuevo plan de construcción de las primeras torres
decide establecer una línea defen- financiación, en el que son ahora comienza en 1586.
5
RECUERDA: No utilizar el detector de metales dentro de los límites de yacimientos arqueológicos ni de zonas protegidas.
Torre A
(Fotogra
re nillas.
.
el Catalán
fía: Jua
Torre d s) n A. Mo
rale ra
a: Juan A. Mo les)
(Fotografí

LA CADENA DE TORRES
El comienzo de la construcción delimita la ubicación definitiva Como se desprende de esta lista, el
de las torres que constituirán el sistema de vigilancia. Estas se número de torres se vio reducido a
encuentran en la costa de Huelva (de oeste a este): 12 de las 16 iniciales tras desechar
la construcción de las torres de
TORRE CANELA, situada en la desembocadura del río Guadiana. Vaciatalegas (en Isla Cristina), del
TORRE DEL CATALÁN, ubicada en un punto elevado al oeste Terrón (en Lepe), del Portechón
de la desembocadura del río Piedras. A 16,5 kilómetros de la (en Cartaya) y de la Cascajera
anterior. (en Huelva). Puede observarse
TORRE DE MARIJATA, situada en un punto elevado cercano a la la distancia regular de entre 8 y
actual localidad de El Portil. A 11,3 kilómetros de la anterior. 11 kilómetros entre estas torres,
TORRE UMBRÍA, localizada en la desembocadura de la ría de que sólo se rompe entre las dos
Punta Umbría. A 10,7 kilómetros de la anterior. primeras al no haberse construido
TORRE ARENILLAS, situada en la confluencia de las desemboca- la de Vaciatalegas situada entre
duras de los ríos Odiel y Tinto. A 3,4 kilómetros de la anterior. ellas y en la desembocadura del
TORRE DE MORLA, localizada sobre un acantilado cercano al Odiel, donde Torre Umbría y Torre
actual Puerto Deportivo de Mazagón. A 11,3 kilómetros de la Arenillas se distancian poco más
anterior. de 3 kilómetros al flanquear ambos
TORRE DEL ORO, (hoy del Loro por deformación local del nom- márgenes de la ría de Huelva.
bre) situada sobre un médano en la cumbre de un acantilado
en un paraje deshabitado. A 11 kilómetros de la anterior. FRAUDES, RETRASOS Y ERRORES
TORRE DEL ASPERILLO, situada sobre el acantilado del mismo CONSTRUCTIVOS
nombre. A 8,1 kilómetros de la anterior. Una vez iniciadas las obras, la cons-
TORRE DE LA HIGUERA, ubicada sobre otro acantilado en la trucción de éstas sufre numerosos
actual urbanización almonteña de Matalascañas. A 9,1 kiló- retrasos debido a causas diversas.
metros de la anterior. Quizá sea la torre del Asperillo la
TORRE CARBONERO, situada sobe una duna en el Parque Na- que sufre más avatares, comenzan-
cional de Doñana. A 11,9 kilómetros de la anterior. do con el rapto de sus constructores
TORRE DE CRUZ DE ZALABAR, localizada también sobre una por los berberiscos a fin de pedir
duna del Parque Nacional de Doñana. A 7,5 kilómetros de la rescate. Esta torre tuvo que ser
anterior. construida en dos ocasiones al co-
TORRE DE MODOLÓN (actualmente Torre de San Jacinto), menzarse en el frente de playa y ser
6 situada tras una duna en la Punta del Malandar, junto a la
desembocadura del río Guadalquivir. A 8,2 kilómetros de la
anterior.
Torre del Oro.
(Fotografía: Juan A. Morales)

destruida por un temporal al año TORRES DE VIGILANCIA Y TORRES dependiendo de su ubicación; así,
de su comienzo. Para la segunda ARTILLADAS las torres localizadas en tramos
construcción su ubicación se tras- A diferencia de las torres de la pro- lineales de costa (Catalán, Marijata,
ladó a la cima del acantilado. Un vincia de Cádiz, las almenaras de Morla, Loro, Asperillo, La Higuera,
problema similar ocurrió durante la costa de Huelva guardan una co- Carbonero y Cruz de Zalabar) tu-
el mismo temporal en la Torre de herencia constructiva, de tal forma vieron únicamente una misión de
Morla, situada más al norte, que que sus dimensiones y morfología vigilancia y sólo se defendían con
fue destruida en 1587. son muy parecidas. culebrinas y arcabuces, mientras
Sin embargo, el retraso que más que las ubicadas en desemboca-
llama la atención es el ocurrido en Aunque cada torre se encuentra duras fluviales (Canela, Umbría,
la Torre de la Cruz de Zalabar, en edificada utilizando rocas de las Arenillas y Modolón) tuvieron una
el que una inspección denuncia el formaciones más cercanas, todas misión defensiva para el control del
fraude en el que se está llevando se encuentran edificadas a base acceso de los canales portuarios y
a cabo la construcción de la torre, de bloques irregulares de escala estaban artilladas con uno o varios
que carece de cimientos, por ha- decimétrica ligados con argamasa. cañones de bronce. La dotación de
berse desviado el dinero a patri- Todas ellas son de planta redonda las torres de vigilancia estuvo cons-
monios particulares. En este caso y albergan un pozo en su interior tituida por tres soldados, mientras
se ordena derribar lo construido y que les permitía obtener agua sin que las torres artilladas sumaban a
comenzar de nuevo. exponerse en las zonas circun- esta dotación un artillero.
dantes, de cara a abastecerse en
Todos estos retrasos hicieron que caso de conflicto o asedio. LA CONSERVACIÓN Y LOS PROCESOS
más de 20 años después, en 1608, También todas ellas poseen una GEOLÓGICOS
aún no estuvieran finalizadas entrada elevada unos 5 metros por En el transcurso de los años, algu-
muchas de ellas. Por ello, el rey encima del firme exterior, entrada a nas de las almenaras se deteriora-
nombra un nuevo comisionado en la que se accedía mediante escalas ron hasta incluso desaparecer por
la figura de Don Fernando Álvarez de cuerda, también para dificultar completo. La clave de la conserva-
de Bohórquez, que se encarga de su ataque desde fuera. La parte su- ción o la destrucción se encuentra
la finalización de los trabajos en perior poseía un aterrazado circular en la distinta forma en la que los
los siguientes 10 años, estando la limitado por varias almenas, al que procesos geológicos afectaron a
totalidad de las mismas en funcio- se accedía por escaleras interiores. los diferentes lugares de empla-
namiento en 1618. La función de estas torres varió zamiento.
7
RECUERDA: Respetar el Patrimonio Histórico de nuestro país
perillo.
d e la To rre del Aszagón Beach)
Restos Mayo, Ma
a: Jose A.
(Fotografí

torres controlaban con sus piezas
de artillería el paso de las embarca-
ciones hacia los puertos estuarios y
podría pensarse que por ello dispo-
nían de una mejor construcción; sin
embargo, es su posición en áreas de
influencia fluvial la que marca su po-
sición actual lejos de las playas. Los
grandes aportes de sedimento que
llegaron a la costa desde nuestras
cuencas fluviales tras las grandes
deforestaciones del siglo XVI, du-
rante la fiebre de construcción de
buques para la carrera de Indias,
permitieron a la dinámica costera
edificar grandes deltas como el del
Guadiana, Odiel y Guadalquivir,
haciendo que la línea de costa se
Resto de la Torre de la Higuera. trasladase mar adentro y dejando
(Fotografía: Juan A. Morales) las torres aisladas hacia el interior,
con lo que rápidamente perdieron
su funcionalidad como control de los
Una cosa que llama poderosamente Por el contrario, los restos de otras canales. Valga como ejemplo el caso
la atención es que algunas de estas de las almenaras aparecen devo- de la Torre Canela, cuyo cañón para
torres se hallan hoy entre dunas rados por el mar, incluso cuando el control del Guadiana había sido
a centenares de metros o incluso éstas fueron construidas encima de ya retirado en 1756 por no alcanzar
kilómetros de la costa, como es el acantilados varios metros sobre el ya a la posición del canal navegable
caso de Torre Canela, Torre Umbría, nivel del mar. en esa fecha.
Torre Arenillas o Torre de Modolón Existe una aparente relación entre En cambio, algunas de las torres
(hoy Torre de San Jacinto). Preci- la función de estas torres (torres construidas en los tramos de costa
samente son estas torres las mejor artilladas) y su ubicación tierra lineales existentes lejos de las de-
conservadas. adentro. Curiosamente, todas estas sembocaduras fluviales aparecen
8
RECUERDA: No utilizar el detector de metales dentro de los límites de yacimientos arqueológicos ni zonas protegidas.
Vista de la Torre Carbonero desde las dunas.
(Fotografía: José Tenorio)

hoy destruidas incluso totalmente,
ya que de torres como Marijata o
Morla se desconoce incluso su ubi-
cación original, y de otras como El
Torre Carbonero.
Asperillo sólo quedan fragmentos
(Fotografía: Juan A.
dispersos que pueden observarse
Jiménez Lima)
durante las bajamares. Este hecho
es debido a la fuerte erosión que
el oleaje provoca, incluso hoy en
día en la base de los acantilados,
haciendo que éstos retrocedan a
un ritmo acelerado. Esta erosión
ya se manifestó incluso durante el
periodo en el que las torres estaban
siendo construidas (como se ha co- siglo XVIII para afianzar la alme- declaración como Bienes de Interés
mentado en los casos de las torres nara con el terreno, que ya había Cultural en la década de los ochen-
de Morla o el Asperillo). empezado a deslizar. En el caso de ta. No sólo son un atractivo esté-
Torre La Higuera (Matalascañas), tico y un referente a la historia de
No sólo la erosión del oleaje afectó un gran bloque de acantilado volcó nuestra costa, sino que como puede
a estas torres. La presencia de frac- durante el tsunami que siguió al apreciarse se trata de un excelente
turas paralelas a la superficie del terremoto de Lisboa, haciendo que indicador de la evolución que tuvo
acantilado facilitó que grandes ma- la torre cayese boca abajo y con los la costa en los últimos 400 años.
sas de terreno cayeran por la acción cimientos hacia arriba, posición en
de la gravedad durante grandes la que hoy se encuentra en medio PARA SABER MÁS:
lluvias, grandes temporales, terre- del agua a decenas de metros de
motos o tsunamis. El deslizamiento la línea de playa. MORA FIGUEROA, L. (1981).
de trozos de acantilado a favor de Torres almenara de la costa de
estas fracturas debió de afectar Actualmente sólo se conservan 10 Huelva. Dip. Prov. de Huelva.
tempranamente a algunas de estas de las torres y el estado de con- VILLEGAS, J., MIRA, A. y CARRIAZO,
torres de forma continuada, como servación de algunas de ellas es J. L. (2005). Nuevas aportaciones
en el caso de Torre del Loro, cuyo excelente, dado que muchas de para la Historia de las Torres de
pozo se rellenó de concreto en el ellas se han rehabilitado desde su Almenara onubenses. Huelva en
su Historia, 12: 99-129. 9
RECUERDA: La legislación vigente, si encuentras objetos de valor patrimonial.