2016 un año récord para las energías renovables

Por: Nelson Hernández

 La capacidad de generación eléctrica con base a energías renovables no
conectada a la red, es superior a la conectada y cubre las necesidades de
500 millones de personas

 La capacidad de generación con solar fotovoltaica es 3.6 veces mayor que la
eólica.

 China, Estados Unidos y Brasil totalizan el 42 % de la capacidad total
mundial de generación eléctrica renovable.

La Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA por sus siglas en ingles),
publico en marzo 2017 su último informe estadístico sobre este tipo de fuentes
energéticas, dedicadas especialmente a la generación de electricidad. El informe
incorpora, por primera vez, la capacidad de generación que no está conectada a la red,
es decir, que se genera para un área aislada del sistema troncal de transmisión eléctrica.

La grafica a continuación muestra, a nivel mundial, la evolución de la capacidad de
generación para el periodo 2007 – 2016.

Para el año 2016, la capacidad global de generación eléctrica aumento en 160 GW (giga
vatios), representado el año más fuerte para las nuevas adiciones de capacidad. El total
alcanzo los 9695 GW, de los cuales el 49,3 % (4780 GW) está asociado a la generación
termoeléctrica (carbón, petróleo, gas, nuclear) y el 51,7 % (4915 GW) a las fuentes
renovables, superando estas, por 1ra. vez, a las energías convencionales. De las fuentes
renovables, el 56,6 % corresponde a capacidades no conectadas a las redes de
transmisión. Se estima que entre 300 y 500 millones de personas reciben electricidad de
generaciones aisladas de la red.

Destaca la supremacía de la solar, con 1658 GW, superando a la hidroelectricidad y al
resto de las fuentes amigables al ambiente. De la energía, solar solo 5 GW corresponden
a la tecnología térmica, el resto es tecnología fotovoltaica.

El mayor aumento de capacidad en el 2016, ocurrió en Asia representando el 58 % de
las nuevas adiciones renovables. El continente posee la mayor capacidad instalada de
fuentes renovables con el 16,5 % (812 GW) del total mundial.

A nivel de país, China lidero el aumento de la capacidad de generación eléctrica con
base a renovables con 65 GW1. Esto represento el 40.6 % del aumento total mundial
para el 2016.

Los 10 primeros países en capacidad de generación eléctrica conecta a la red con base
renovables, y expresada en GW son: China (504); Estados Unidos (215); Brasil (117);
Alemania (104); Canadá (94); Japón (90); India (82); Italia (55); Rusia (53) y España
(51). Estos países representan el 69 % del total mundial.

Por otra parte, los cinco primeros países en capacidad de generación por cada fuente de
energías renovables son:

 Hidroelectricidad: China (320), Estados Unidos (102), Brasil (92), Canadá (79)
y Rusia (51)

 Eólica: China (129), Estados Unidos (72), Alemania (45), India (25) y España
(23)

 Solar: China (43), Alemania (40), Japón (33), Estados Unidos (24) e Italia (20)

 Otros2: Estados Unidos (16), Brasil (16), China (10), Alemania (9), e India (6)

En lo atinente a Venezuela, IRENA reporta como capacidad de generación eléctrica
renovable: 15190 Megavatios. De estos, el 99,6 % es hidroelectricidad, 0,3 % eólica y
0,1 % solar. La capacidad venezolana representa solo el 0,3 % del total mundial.

Un análisis referente al periodo 2007 – 2016, indica que la capacidad de generación
eléctrica ha aumentado en 4725 GW, es decir, un crecimiento interanual del 7.7 %. Esto
refleja la tendencia mundial de ir, cada vez más, a un mundo electrificado. La
1
Para efecto de comparación, en Venezuela la capacidad total instalada de generación
eléctrica alcanza los 34 GW.

2
Incluye Mareomotriz, Bioenergía y Geotérmica
contribución de tal crecimiento está dado por: 33,1 % solar, 30,1 % térmica, 21,9 %
bioenergía, 7,9 % eólica, 6,9 % hidroeléctrica y 0,1 % geotérmica.

Todo lo anterior indica la presencia de una transformación mundial de la matriz
energética, con presencia cada vez más fuerte de las energías renovables, fortaleciendo
los múltiples beneficios socioeconómicos que estás proporcionan en términos de
fomentar el crecimiento económico, crear empleos y mejorar la calidad de vida y el
ambiente.

Aun hay mucho por hacer, requiriéndose de fuertes inversiones para avanzar
decisivamente hacia la descarbonización del sector energético para el logro de los
objetivos climáticos (COP21). Cada día los países avanzan en el diseño de políticas
públicas que permitan un desarrollo sustentable, para bien de las especies que pueblan la
tierra.