1

2

Cantos a la Mujer desde una edad madura

De Samuel Akinín Levy
Para
David, Nathalie, Debbie Pearl, Maia Liel, Asher David, Gabriela, Aranza Sofía, mis hijos y nietos, mis amores, para quienes va dirigido todo mi amor.

3

El motor de tu amor Cómo se describe una amistad Cómo se describe un amor Cómo podemos diferenciar entre un amigo y una pasión Dejé se llenara de dudas mi mente pues es bien sabido que al dudar se toma uno de los caminos y a veces, si apuestas, puedes ganar Sucede que sentí el frío de tu ausencia cual témpano de hielo que hiere y quema Recordé tus cálidas palabras haciéndome volver a creer que lo ocurrido, aún existe que un beso no es un soplo de aire que pasa se siente, plasma y se pierde El agua que ha corrido deja en su paso atrás caminos, de ríos que despiertos avanzan con su carga de peces y algas y se entregan sumisos al mar Te supe compenetrada a mi ser

4 Lo digo porque esa noche, no sólo te toqué dejé que mis ojos fotografiaran tus incandescentes pupilas y ganas Lo hice la noche que sin hablar me introduje no sólo en tu pensar Viví ilusiones dentro de ti De nuevo revolviendo los recuerdos aprecio que sentí el frío de tu ausencia Fueron y son las ganas de tenerte de ser y formar parte de tu consciencia Y, no puede haber amor sobre la piel si los deseos no calan hasta los huesos Si el arrepentimiento no calza con entereza Si el hambre no consume la pobreza Rememorando, se eriza el cuerpo con tu voz Lo hace como si fuese el joven de antes desde cuando dijiste que mi presencia en ti genera un fuego cervical como de amantes que sin más, prende tu amor y te calienta Al recordarlo, vuelvo a sentír el frío de tu ausencia cual témpano de hielo que hiere y quema Registré tus cálidas palabras haciéndome volver a creer que lo ocurrido, aún existe Por eso me refugio en mis recuerdos en la palabra, en ti, en la visión Para que pronto seas mi verdad y no te quedes como mera ilusión

5

Luchando en amor Entre dos seres que se aman que se aman o se amaron Entre dos que se conocen que se tratan o se ven Entre la gente bella la que miro cada vez cuando elevo mis ojos y te admiro otra vez No se ha escrito una regla No se pacta con verdad Se deja que los instintos los deseos más íntimos hagan lo que no se debe hablar Aunque no me lo has dicho quiero sepas, lo intuyo que con sólo mirar a tus ojos noto de ti, tu disimulo Pretendes que te escuche te deje me hables de él No supones que ella es igual Que de algún modo se repite ¡Claro que te entiendo! Sí, sé que me hablas de soledad El abandono es cual arma mortal Se nos pierde la alegría y al final se extrañan los recuerdos, y ni te cuento de la memoria

6 ésa que nos permitía soñar cuando pasado el tiempo la traíamos de nuevo al lugar al momento, al mismo encuentro Se podía apreciar con lujo de detalles aquella boca a la qué besar esa caricia de nunca acabar aquellos ojos que más de mirar parecieran que nos hablaran El hombre está en desventaja la belleza está en la mujer en su cabello de oro en sus ojos color de mar en su piel dorada por el sol en su tacto, su gusto y sabor en su pícara mirada en sus pies de algodón en sus senos que amamanta sueños a por millón La mujer posee un secreto que domina a su antojo y es que con una caricia un movimiento de ojos ha desarmado al guerrero ha dominado al amor No, no me he olvidado del punto Del que comencé con voz pero ¿Cómo puedo luchar contigo? Si lo que me nace es amor

Los sueños de mis sueños

7

No siempre se requiere del habla No se puede escuchar el silencio No pretendo interpretar a tu alma como tampoco dormir estando despierto Quisiera transmitirte lo que ansío para volcar en ti lo que de ti pienso Tendría que decir más que un te quiero y esperar en ti el efecto que aspiro Menos mal que me consuelo con poco con las gotas de amor que yo me tomo Menos mal que a un corazón trastornado se le calma con señales encantadas Me confundo cuando leo lo que no dices cuando miro de reojo tu postura cuando espero con toda cordura que insinúes que no hablo solo Lo digo pues el lenguaje de tu cuerpo considero me insinúa más desvaríos y al ir caminando entre las sombras me da la impresión que viajo dentro de ti Al poder imaginar el viaje, me cercioro de tus ojos del idealizado momento divertido y descubro que sigues siendo alguien por quien un hombre pueda morir Saciando a mi mente, miro a tu alrededor con alegría veo que hasta las flores se inclinan no sólo ellas ni menos yo y, cómo no hacerlo si al denotarte, eres del sol la maravilla Haces que se pierdan tus pisadas en mi mente y es que andas en mi vida a toda hora sacudiendo las campanas de mi ser

8 elevando mis deseos a tus linderos aspirando el polen de tu flor consumiendo esperanzas del pasado y construyendo contigo o por ti los sueños de mis sueños mas deseados

Cercando un nuevo amanecer Extraviado en pensamientos ajenos cubriendo todo el espacio que recuerdo Dejé a mi mente romper el cerco que sólo acostumbro cuando quiero Una gota de sudor rodó por mi mejilla Sin querer detuve y posé una mirada esquiva Como luces artificiales en motivo de fiesta brotaron sin parar imágenes casi perfectas Éramos tú y yo, en un día, una noche Fotos en movimiento llenas de recuerdos que siguen de cerca lo que ambiciono o quiero Pasiones de un pasado que viven en presente otorgando delirios a un alma doliente Amalgama de conjeturas, algunas extraviadas en donde la realidad alejó los sueños y llevaron a conclusiones no siempre sanas que surgen desde lo profundo rompiendo silencio abriendo espacios, rompiendo cercos de las palabras que dichas no fueron aciertos Reconstruyo momentos, decires hoy muertos y con ello, tan sólo recojo despojos no gratos

9 Leyenda acogedora convertida en historia en la que la ambición recubre los deseos pretendiendo poder cambiar las reglas del juego El pasado, es un tiempo que irreflexivo deja en su deambular huellas que no se borran Carece de sentimientos o de nuevo agrado Es una película ya editada, llena de errores lo malo es que no tenemos cómo borrarla tan sólo se presta para jugar en presente a nuevas tratativas, con algo diferente Me pregunto y, con ello doy respuesta que si tengo algún interés es porque lo quiero Quiero cambiar el curso de mi futuro caminar por anchos caminos de suerte vagar sin temor de encontrar al destino andando por el contrario en vías diferentes Quiero volver a soñar con los ojos abiertos respirar del aire, lo puro y lo bello tener no una sombra, al lado de mi cuerpo con la que pueda armar los hoy desaciertos Sigo con el tono de la imperiosa necesidad de exigir, clamar, pedir y luego esperar Lo hago como aquél que compra una ilusión sabiendo que tal vez no le pueda suceder pero que deja durante el tiempo de espera renazca dentro de sí , el sueño de un amor Las estaciones se acaban al llegar las nuevas unas será más frías, las otras de primavera Seguiré el curso de las que me enferman pues pronto llegará la que más quiera

10

Consintiendo tu silencio II Me da la impresión de que no sé querer como si mi alma y cuerpo no supieran amar Me suena que lo dices y debe ser verdad pues reacciono en silencio, lloro en soledad Me da la impresión de que soy como la llama de un fuego sin luz, mirada de lejos mas no concibes que mi calor sí embriaga a la gente cercana a mí corazón Sabes bien que donde hubo fuego, hay cenizas y en ellas vive el calor A veces siento como mi silencio te hiere Reconozco te he acostumbrado al canto libre Requieres de una caricia que hoy extraviada descansa quizás en brazos de otro ser Este gorrión cansado de vivir, ya no canta apenas posa sus ojos en el umbral de la ventana Supongo que es debido a la pereza o tal vez al encuentro inusitado de su destino Estúpida práctica de tener que optar por caminos estrechos, sinuosos, corridos, desconocidos en los que uno se sabe perdido y debe seguir Me da la impresión de que no sé querer y es que habiendo entregado todo lo mío noto que al irme, no tan sólo he partido

11 he dejado que mi alma vuele sin ganas de volver Admito, inquirí para dejarte marcas que te sirvan que en mis uñas conservo residuos de tu piel de amor En mi boca mantengo el fuego abrasador de tu lengua y por ende de tus deseos Sí, sé que me dirás otra vez, como de costumbre, que no he dicho nada como para que te consuele como tampoco he entregado de mí los bienes ni deben haber sido tantos los momentos gratos como ahora aspiro de las palabras que fueron dichas Menos aún la inequívoca expresión de mi cuerpo o las huellas que en ti él con afecto imprimió Detalles que te faciliten el saber de que sí, un día cuando caminando de tu mano, te decía entre otras cosas y no me refiero a todas tan sólo algunas de ellas, pues de las demás me olvidé que cuando te amé, sí, mi amor, ¡Yo te quería!

Para todas las madres Cada día, cada hora, cada segundo cada lágrima que nos nace, cada caricia que a veces regalamos, cada vez que pensamos y creemos, creemos en que hay un Dios en el cielo Viene a mi mente la bondad de mi madre recuerdos que permanecen con nombres desde que fuimos jóvenes o niños Cada uno de ellos, nos demuestra una cosa que no hay más puro amor que el una madre

12 Cuando razono en el tiempo su obra la que realizó en mí y mis hermanos constato que nada más hay una una persona que por mí, da su vida Hoy es el día de las madres De la tuya, la de ellos, la nuestra Nada se puede hacer para compensar lo tanto que nos han entregado Mas con pleno sentido de humildad va en mi poema, a ella, a mi madre hoy, un agradecimiento y todo mi halago Afortunados aquellos que la tenemos que sabemos lo que significa palpar tocar, hablar, sentir y amar a una madre los demás que guardan su recuerdo mantienen el significado de una palabra conocen el dulzor de una caricia el placer de un inolvidable ¡te quiero! Hoy siendo el día de las madres debo hacer llegar mis palabras de consuelo a esos que por desgracia, no la tienen seres golpeados con las dos manos pero que saben que su corazón posee desde el mismo momento de la separación un sentimiento del más puro amor que nadie como el de ellos podrá imitarlo

13 Aprendiendo con dolor Aprendimos desde jóvenes a tratar a las personas a querer a los amigos y a amar a la familia Aprendimos mientras tanto que algunos de ellos, ya en el olvido se han marchado a otros lares a ellos, ya no contamos con amigos Aprendimos a querer y a amar a cada ser que está vivo lo que no nos enseñaron qué hacer cuando se van cuando la muerte llega y nos separa los cuerpos cuando se apagan los ojos y no los logramos reencontrar Pero está en nosotros la respuesta Cada ser que nos ha tocado Vive en nosotros por siempre Y pasa a estar más presente Pues podemos traer sus recuerdos A nuestro antojo Podemos revivir cada palabra Podemos recordar cada caricia Y así ellos por nosotros vivirán De lo contrario de no recordarlos sería cual castigo y, cómo no serlo ¿Cómo se pretendería vivir? Cuando la falta es tan grande

14 ¿Cómo podríamos no sufrir? A sabiendas de la pérdida La muerte es la enemiga cruel que sin importar los ruegos la vida no la puede ni vuelve a traer Ante tal calamidad, pregunto ¿Qué se le debe decir al padre? Si ha perdido algún hijo ¿Qué podría conformar a la hija? Si su madre, su amor, ha partido ¿Qué podemos decirle a un nieto? Si su abuela se ha marchado y con ella se ha llevado ese amor que nunca acaba esa palabra que de ella que sanaba esa caricia que en tristeza animaba esa bendición que nos hace tanta falta esa guía que ya no está Lloro de tan sólo pensar la pérdida de ese ser humano lleno de amor Lloro de saber cuál es el final ante la ausencia del ya difunto Lloro sabiendo que no podremos dejar al olvido algo querido Supongo que de igual modo Que sufrimos con la pérdida los muertos igual hacen y también nos deben llorar

15 Cuando tú no estás Navegando tu barca a mis mares acuso del cielo un recibo Son vientos cual malabares que penetran a mis sentidos Sirenas que salen al encuentro de un pesquero ya olvidado sabiendo que desde dentro jamás los había abandonado El sol en carrera perpetua se esconde de la luna traviesa mientras las estrellas hacen ojitos para que el alba las vea En el letargo de un día de calma se baten los cuerpos allá a la deriva uno corre mientras el otro salta algunas veces éste quiere arriba y se sacuden los peces del mar sintiendo colores de nunca acabar creyendo oír cuentos de sirenas escuchando gemidos sin descanso y el gobernante cambiando rumbo deja atrás ya lo vivido Leva anclas, lo espera el mundo Se reciclan viejas ideas se proclaman nuevas promesas se vislumbran tiempos de paz mientras un astro nos alumbra Es la última fuerza que quizás Genere de pasión un alma muerta Y es que hay tanta maldad en la penumbra como soledad cuando tú no estás

16

Forjando nuevos caminos Cuando se reparten responsabilidades cada uno toma su papel en serio Me doy cuenta cuando miro al cielo y ese color dorado dentro del azul me llama El que se denota al retirarse cansada la tarde Ido el día, éste se completa con la noche Han sido tantos los sueños que guardo que desconozco si los podré mantener La vida me ha sido grata, sí, lo sé por ello acumulé tantas ganas, tantas« Que hoy al despertar me encuentro con que di comienzo a un torbellino de cosas experiencias que saciaron mi otro yo El mar silente, sedujo mis memorias a la montaña, como postre, la amé mas, por como me fui comportando por como me supe era yo ayer es que surgen tantas dudas, Me pregunto y, contestar ¿Podré? Qué ocurre con nuestras vidas Pareciera que como logra hacer el viento a un velero, que le cambia el curso y nada en contra de ello podemos hacer me hace pensar, ¿habrá que soportar los embates? Y luego consentir que nos hundan Pienso que ya es hora de soltar el lastre

17 si queremos volar a la deseada altura Dejaré el mar, andaré por nuevos caminos Volveré a dejar las marcas, mis huellas pues pienso que en la espesura encontraré la razón que requiere mi vida Es un paso difícil de dar, lo sé mas el bosque en su frondosidad invita como mujer a ser penetrado sucede que la razón a veces nos grita el deseo de tener, querer y lograrlo A las madres En el arte se trata de emular la belleza En la prosa de darle el ritmo y amor En la música de otorgar el sonido En la pintura poder apreciar el color En el conjunto descifrar lo que Dios en su grandeza a la madre otorgó Hablamos de ella uno que otro día lo hacemos a veces con desparpajo Cuántas noches de insomnio pasó Cuántos días de esfuerzo infrahumano Cuánto de su vida ella, nos dio y ahora parece nos lavamos las manos ¡Qué es una madre?¡Para qué sirve? Eso habrá que preguntárselo tan sólo a los que ya no la tienen Ellos,sí pueden sin dudas decir cuánto han significado en sus vidas cuánto darían por verla una vez más cuánto sacrificarían para enmendar

18 cosas que pudieron ser menudencias pero que están apretando ese corazón por no haber tenido la capacidad de entender, comprender y dar una pequeña cuota de lo recibido ¡Qué lástima ¡ Que sólo comprendemos todo aquello que no tenemos ¡Qué lástima! Que solo valoremos del mundo no lo propio, lo ajeno ¡Qué lástima! Que no se dé otra oportunidad Una en la que podamos con el corazón con la mente, con el cuerpo con palabras y hasta con las manos reverenciar esa bondad, esa pasión esa manera de ella, de amar De amar a cada uno de sus hijos y es que no podría ser de otro modo Una madre es un corazón multiplicado Una madre es el verbo entregado Una madre y no en sentido figurado es la expresión divina en la tierra Es el amor absoluto en el hogar Es la comprensión sin paradigmas Es la emoción sin desenfreno Es el título que honrar primero nos fue impuesto desde el cielo A mi hija como madre A mis nueras como madres A las mujeres que son madres A mi madre que siempre amo y amé Les deseo desde hoy, desde siempre que pasen donde quiera que estén

19 Un momento de felicidad, pues sí su labor fue exitosa, su creación especial Su temor injustificable, su razón la verdad Feliz día de las madres, de las que están y de aquellas que dejaron tantas huellas, tanto aroma tanta pasión, tanto amor que nunca dejarán de estar

Nueva Señal Tenemos un yo interno que nos defiende es otro yo que nos conoce en profundidad ése que cuando recapacitamos o queremos hacer, tomar, tener, querer, aspirar nos intercepta y nos pone a pensar La conciencia, cultura, familia, es Dios. Sin embargo nuestro granero lo va llenando Lo que cotidianamente vemos, vivimos Así, silenciosamente penetran imágenes en la caja maravillosa de la memoria acumulan recuerdos que son tesoros eventos que van dejándonos sus rastros en medio de que sucede, nada nos conmueve damos por descontado tantas cosas que al poco tiempo, dejamos de padecer perdemos perspectivas, con ello sentires mientras tanto, la distancia se acrecienta entre lo que soy, tengo, quiero o sé Vemos que se deja de ser no sólo sensible se pasa a estar de modo incoherente en un número más, en otro elemento Se van confundiendo los estados de ánimo

20 a veces, reímos, lloramos, morimos de contento Alabo a la gente que despierta, se asoma abre sus ventanas y el mundo lo llama son personas que suelen tener luz propia que van en su ruta ya marcada, nada ni nadie los detiene, ellos saben dónde deben llegar Este minúsculo grupo de privilegiados Apenas debe apartar su vista a los lados El frente es su meta y para allá van De ellos he aprendido, que no hay que sufrir Debemos aceptar de la naturaleza las cosas Que los humanos, algunos, nos niegan Y con la gama de colores que nos cobija Ver el mundo a todo color, a muchos tonos Ver inclusive hasta el aire que respiramos Dejarlo penetrar en nuestro cuerpo Hacerlo sentir que es bienvenido y que por ello nos debe inducir amor Al mirar la montaña que nos rodea El lago que plácidamente descansa El mar que oculta misterios impensables Las hermosas flores que perfuman Las aves de mil colores que nos vuelan y hasta más allá, el infinito en su grandeza de seguro, esto nos sirva para compensar la mezquindad que algunas veces la gente por el sólo hecho de molestar, mancilla con cuentos de callejas, con gran maldad Levantemos el cuello mirando al cielo Lo que viene a suceder es lo esperado ya que de hoy en adelante habrá otra señal

21

Analogía de un amor Nuestro entorno es la musa del poeta Los recuerdos compiten por repetirlos Las carencias, buscan en vano espacios que nunca encuentran y entre lo vivido y lo que me guardo que puede ser de pura imaginación o de un logro de un sortario me encuentro con cosas tuyas que se van repitiendo como gotas sí, como gotas de agua de la lluvía como vivencias que nos acompañan Me suele suceder cuando voy mirando no sólo al pasado, a veces veo de lado es allí que como caminante bajo la lluvia salpicas mis deseos con tus ganas Perfumas mis ansias con tu cuerpo Seduces mis oídos con tu voz Elevas mi cariño hasta el cielo Y sin más, reconozco de ti, yo« que la elegancia de tu ser me distrae como alimento de un hombre hambriento La ternura de tu manera de ser iguala a la mansa noche del desierto

22 que nos cubre, nos enfría, nos invita nos agrede, con su calor y ello sucede en medio de la incomprensión humana en la que dos seres que buscan, se apartan se hablan, se niegan y se entregan Éste, es un modo extraño de ser es una manera difícil de comprender pero ocurre que en amor nada hay escrito que sirva como guía a las parejas tan sólo el recuerdo de una cena los besos dados o la misma entrega son los que sirven de apoyo y base para elevar así el momento que además de llenar el contento pueda mantener en el tiempo la necesidad que al ser precaria obliga, fuerza, empuja o ayuda a quererse los dos, más y más

Amargo Silencio Eso que aprendimos a hacer cuando dimos comienzo, al crecer Esa manera de comunicarnos de expresar lo que sentimos lo que del mundo queremos o por lo menos lo que aspiramos A veces, por no practicar con ello nos encontramos con dolores silentes Con pérdidas que conscientes dejamos al olvido, en manos de«

23 Me consta que debo haber amado que di de mí lo mejor que tuve Me consta que debo de haber entregado mis mejores manifiestos Pero cuando hago un repaso cuando veo mi pasada vida con lupa denoto que en algo también he fallado pues, callé con los dolores que infligidos rompieron la ternura de un amor Callé con la mentira de la gente la verdad que de algún modo, supuse mejor Callé como lo hace el valiente subiendo a lentos pasos a la muerte Callé como lo hace el viento del norte que pasa sin que nadie lo nombre Callé no una vez ni menos dos Tantas como fue para mí obligado Callé, mas algo de ello me enseñó que quien calla como este que les habla no necesariamente merece el perdón Ahora que reconozco mis fallas Ahora que me doy cuenta de mi error Grito, hablo, canto, río y lloro no vuelvo a caer ni por simple error en callar lo que duele a mi alma en olvidar lo que place con honor Hoy, no habrá más silencio en mi boca de haberlo será, cuando lo mande Dios

24 Enfrentando la enfermedad Vivimos en un maremágnum de situaciones y emociones en las que el día se hace noche y la noche se torna negra de repente estamos felices de pronto nos enfermamos En estos cambios violentos un día como ayer estuve a tu lado Estabas temblando de pavor Fue durante una tarde gris que desafiando al dolor te vi y te supe sufrir Nuestro noble cuerpo lucha en silencio practica consciente la razón y el derecho Surgen las dudas entre la vida y la muerte la razón y la suerte la justicia y Dios ¿Por qué? Nacen preguntas ¿Por qué? Se escucha silencio ¿Por qué? ¡Nadie responde! Continúa en el mundo el dolor Perdemos sensibilidades Nada nos causa pudor Hoy como ayer me asusto de mí, de ti, de Dios Preguntas sobre preguntas que me alejan la razón

25 me dejan perplejo y sigo con mis dudas ¿Dónde está Dios? La sangre se seca el viento la llevó No puedo callar al silencio lo que veo a mi redor Sigo mirando tus dedos en una noche oscura siguen temblando ellos en la duda a una cura El dolor se apartó de tu rostro el miedo se apoderó de todo Ahora, a esperar al tiempo que cure, sane, disponga Mientras callo mi dolor y es que no encuentro razón

26 Tu boca Hay tantas partes de ti que desde hace tiempo ya son mías, me pertenecen, que al tan sólo pensarlas se despierta un amor Tu piel, tu cabello, tu cuerpo Tus piernas endulzadas con la pasión y el amor La suavidad de tu mirada La exquisita sonora ilusión que llena mi vida de calma cuando veo sediento a mi pobre corazón Detengo mi paseo en tus labios ante el rojo carmesí del amor genero un algo que no concibo y, cómo de otra manera sería mejor es, la majestuosidad del sinuoso paseo que a diario tu lengua forjaba mi calor Después, que me estacioné en ella cuando llegué a tu boca interrumpí con ello toda disertación y es que para ella en especial hay que hacer un verso que te honre con y por amor como me has sabido amar me refiero sin dudas, a la boca que me habla cuando dice que me ama

27 La boca que se expresa cuando dice que me piensa esa, la misma que una vez mordida por mis labios dejaba presente ser mi prisionera La boca que se sonríe cuando menciona mi nombre La boca que enloquece de pasión Aquella, la misma que una vez me cantaba, decía a todos que yo era su ilusión La boca que hoy calla cuando trato de buscarla La boca que se cierra y que parece ya no está es traicionada por sombras por espejos fantasmales por colas de esa gente que ya tú ves, no saben amar

El hombre en soledad Corren las esperanzas en busca de consuelos Navegan a distancias recorriendo los cielos y en la quietud paciente de un hombre que desea se duermen sus ansias donde las espera vivir

28 La luz del día se asoma trae nuevas perspectivas denota que la noche se fue sin suspirar Ante la soledad viendo un barco a la deriva dejo a mi mente sola deseo que pueda volar Presumo que me amas tal cual lo hago yo Supongo que hablo solo como siempre lo he hecho dejando a todas mis palabras que caen silentes al mar Mas en el creído sueño del cuarto de la batalla aquella que llevaba a una mujer, un mensaje de amor Espero entusiasmado el milagro que por tiempo me llevó lleno de ilusión Pues sé que quien ama como yo hoy te quiero Recibirá cual premio a ti, como regalo de Dios ¡Ámame y cállate! No alimentes el buche de los buitres Cardúmenes de tiburones enfurecidos Hambrientos de desórdenes enloquecidos que atrapan en silencio corazones Volátil imaginación la de un amante

29 que un día promete todo el cielo deja el horizonte sin estrellas y al otro, le basta un te quiero Los besos que salieron de tu boca que descansan estampados en la mía son huellas de una pasión loca que vivieron juntos, más de un día Las canciones que cantabas a mi oído Frases portentosas de gran colorido hoy son apenas recuerdos marchitos de unos días desde ese encuentro fortuito Me quedo con los premios de alegría con el sentir emocionado del ayer con la sonrisa pícara del orgasmo y con todo lo que supuse querer Te vas de mi mundo al otro lado donde la distancia es un abismo Sé que te llevas mis tesoros pero eso a mí, ya me da lo mismo No me refiero al oro o a la plata total eso lo compro con el dinero Hablo de lo que más vale, ¡sí! Los sentimientos Me voy del país, la ciudad y de la calle de la casa que me vio cuando nací Ya no volveré a contar las piedras para saber con ellas si estás lejos de mí El sol me dijo esta misma mañana que no me preocupe, conmigo él estará me sabe de los dos, el más sincero y dice que por ello, jamás me abandonará La luna, con ella no he podido hablar Tiene un mal de amores de invierno que quizás en primavera de él se liberará Las estrellas dicen estar cansadas que juntas ellas quieren apreciar si este adiós es para siempre o si se trata de un adiós al mar.

30

A mí manera No, no, no, no esperes de mí eso que nunca he sido No pretendas que mi verdad para colmar tus deseos sea otra que doblegue mis piernas para nada más complacerte Ése, vida mía, no soy yo Soy hecho a mí manera Con las bruscas tempestades de una noche de primavera Con la fragancia infinita de una lluvia de verano Con la brisa carismática de un mar enamorado Sé que amo con reservas pero lo poco que hago lo hago de manera sincera y mi corazón sí se entrega Lo sé, lo hace a mí manera No aprendí otro modo de hacer Amo, no en el medio de las horas ni un solo día de la semana menos aún algún mes en especial Amo todos y cada uno de los días todos los meses de éste y de cada año Amo, pues sólo al recordarme de ti, lloro llora mi corazón emocionado de nada más saberte mía

31 Languidece en momentos de soledad esperando volverte a encontrar Y ahora soy yo quién pregunta acaso eso no es saber amar de ser negativa tu respuesta de no expresar en ello mi sentir lo que de mí deseas, aspiras dime, qué debo de hacer para hacerte feliz, si es que« mi manera no es la que quieres si mis palabras no te conmueven si mis gritos no te llegan si mi amor en el espacio se pierde y si al fin, si te gusta mi manera Ven a mi redil, entrégame tu alma Como ya sabes, yo la mía te entregué el mismo día, ése en que te amé

Lástima Me acostumbré a vivir en pareja Me acostumbraron a recibir los afectos sin parar y quizás es esto lo que busco pues me es muy difícil olvidar El tener quien te mime El poder hablar y hablar El contar con un ser al que amo y al que quiera volver a amar Me adapté con el tiempo a lo bueno, a recibir sin parar a saber que alguien a mi lado que admira lo que venga a dar Todo estos son motivos

32 para querer otra vez formar un hogar como el de antes Un hogar para descansar Los mensajes que han salido de mi mente, de la tinta sin parar dejaban ver que una mujer era lo que estaba por buscar Ahora, me río del mundo lo hago desde que pude notar que un pedido por inocente a muchos les pueda extrañar Me río cuando mal entienden cuando lee alguien de mi vida y no hay quien la comprende Me río de ganas cuando me preguntan si mi soledad golpea a mi mente sana Me río sin parar cuando se me acerca una dama noble que ayudar quisiera Soy un afortunado en todo lo que hago estoy muy contento con mis sentimientos y cuando digo a veces lo que mi cuerpo clama en nada proyectan la verdad que me acompaña Vivo convirtiendo los deseos en hechos ya cumplidos Vivo disfrutando horas y amigos en cada espacio de silencio en cada aliento de ambición En los besos que a diario recibe mi corazón

33 Lástima, me da la otra gente que no sabe ni puede apreciar que no ve lo que tiene ¡Es poco! Y siempre aspira a tener más sin saber lo que quiere sin medir lo que se ansía sin probar la osadía de dejar al lado mi contento que más que lástima indican cuando hablo o escribo el placer que me nace dentro

Debo volver a vivir Acá estoy en el mismo lugar en el que una vez tú y yo nos prometimos no sólo amar Fue un creer en el más allá una entrega que parecía verdad Sin embargo ya me ves sentado, con mi soledad escuchando a unas guitarras que rehacen parte de mis trozos y sigo pensando en ti, en mí en lo que nos hicimos, también en todo aquello que no hicimos Fueron tantos bellos sueños que al sólo recordarlos, vivo Soy como sabes, un romántico no cualquiera, un empedernido que aspira, cree, llama y espera

34 Alguna vez como ya te lo dije amar es algo más que el simple deseo Amar es sacrificar por el otro sin esperar Es saber que dar y recibir es igual Lástima que no pudiste leer mis intenciones que la gente pudo desnudar de ti esos bellos sentimientos y los escondieron como lo suelen hacer los ladrones luego de« Nada, llego al final de la ruta escogida buscando una vereda que me guíe al mar para zambullir mis desaciertos en él y poder correr a otros brazos sin ver lo que fuimos, lo que fuiste, lo que fue Ha pasado, como dice el coro, el tiempo ya es hora de marcar nuevos pasos Correr, en vez de gatear, para poder ver que si se quiere, se puede volver a amar Te amé, sí, es verdad, estás hoy dentro de mí como quizás te mantengas, por siempre pero aún y todo, como sabes, quiero y debo vivir

Divagancias de tercera edad Cómo se explica el hombre de sus errores Cómo se entiende el hombre de su verdad Cómo se puede razonar dentro de lo tuerto Cuando tan sólo uno quiere poder amar He acercado mi amor a varias mujeres como respuesta a un sentir sincero He entregado mi corazón sin restricciones a sabiendas de querer dar hasta la vida pues un hombre que ama con coraje con la fuerza inevitable de su sentir Sabe que más pronto que tarde

35 es a ella, a quien uno quiere sonreír No puedo decir que fueron todos errores que salté de la lógica a la locura que uno pide y ya no se detiene cuando ama con algo más que la cordura He visitado los reinos del dios Cupido Me atreví a robarme lo mejor Me doy cuenta que fui un atrevido pero es que mi padre, fue eso lo que enseñó Me dijo que a una mujer se le quiere y se ama Se la trata con la dulzura de su propia voz que la sombra que ella proyecta debe alcanzar de lleno a mi corazón Seguí, reconozco, al paso sus instrucciones Su ejemplo fue mi ejemplo mayor Siempre vi como amó a mi madre y eso, es lo mismo que busco yo Alguna vez lo saqué entero de mi pecho Lo di sin pedir a cambio algún favor Lo recibí de vuelta, lleno de dolores porque de eso es que sufre el corazón A muchas otras que no entendieron que leyeron las cartas poseedoras de amor Sé que sin querer, por mi ser, se confundieron A todas ellas, sin dudas, les pido perdón Amar es un juguete que cual sagrado Es como un rezo, o una misma oración Y se conjuga en singular, esperando un eco de voz Me refiero a un rezo por lo sagrado del momento Es el único testigo de una verdad de honor Nadie, por muy malo que éste sea Cuando reza, cuando se ve pidiendo perdón cuando lo hace con sentimientos cuando su palabra es cual oración puede mentir al Supremo, ¡no me atrevo yo Así se ama a la amada sin tener algún temor Se ama y es, por siempre, como lo manda Dios

36

Vivimos por la esperanza de« Transgrediendo la paz del olvido Emergiendo de las nubes del sueño Presumiendo que uno ya ha aprendido de los pasos errados de antaño Se conjugan ideas como hechos Se proclaman palabras como dichos Se negocian sentires por convenios y al final volvemos a ser los mismos Se nos asoman algunas vivencias en momentos en que la tristeza genera dudas, dolores y molestias Afortunados aquellos con finos recuerdos que adornan su vida de alegrías Razona el hombre en medio de un silencio esperando las olas de un mar lejano consumiendo ayes que no se agotan llamando favores que nunca llegan o esperando milagros que nunca nacen Termina consolándose como el pobre que desconoce los días de fiesta que despierta con una sola ilusión la que jamás le llega y con ella se acuesta Como costosas y deseadas piedras preciosas llenamos nuestros deseos de palabras bellas palabras que expresan intrínseco efecto, donde una angustia cuelgue su dolor, donde un hombre tome un aliento, en el que el ayer ya no existe, se fue, el hoy le sirve para poder creer y es el mañana el que siempre quiere como todo iluso, que cree y pretende

37

Si no es para ti, ¿Para quién? Preguntas con dudas si eres la musa Planteas cosas que nunca pensé Formateas un programa desconocido mismo que jamás imaginé Las flores que nunca llegaron Las cientos de cartas que no mandé Las palabras que no nacieron El sentimiento del que no te hablé supongo fueron culpables de lo no hecho por mí ayer El hombre se reprime, se acobarda como fiera de caza se agazapa sabe lo que pretende, lo que ama más como mar sereno, en calma espera, vigila, considera y clama y a la presa que es suya la reclama lo hace cuando el tiempo lo indica lo logra cuando el cuerpo lo quiere lo disfruta desde que el pensar vive y luego lo obtiene, hasta que muere Tengo hambre de ti desde siempre pienso que desde antes hasta de nacer lo mismo me ocurre con la sed de beber tus besos y todo tu vergel Esto no es una de las rutinas que acaba con los amores Es quizás una aletargada voz de algunos separados corazones que despiertan una mañana y miran como ciegos su derredor pues no encuentran los motivos que debieran ser el más puro amor De nuevo acallo mis quejidos

38 Como lo he venido haciendo Sí, tú lo sabes, es sólo contigo Donde ahora tengo mis sentidos

Sí, todo ha sido mi verdad Me preguntas como muchas, de mi vida Te llenas de dudas y por ello, insinúas que ella, mi vida, tuvo que ser aburrida y no los sueños que cuento haber tenido Craso error el que te hace pensar así El viaje que tomé en mi juventud reconozco tuvo fecha de partida a la meta, no he llegado todavía Por lo tanto sigo caminando día a día Sé que dudas la verdad de mi existencia A mí a veces me sucede de igual modo es que he tenido suerte con la experiencia y muchas amigas que al estar solo consolaron la tristeza de mi entorno Ahora, no me pidas que mida mi felicidad con la suma de dinero que produzca No me solicites que te logre explicar qué es lo que a mí en verdad me gusta No me pidas que me ponga a dudar si el poeta debe ser comerciante escritor de novelas o comediante Escribo para dejar en libertad las palabras que no han nacido aquellas que sucumbieron al mirarte y que mi mente por estar en otras cosas

39 las dejaron solas al olvido para darle además de vida, brillo y que sepan con quienes estuve si en la mitad de un silencio de amor señalé a mi corazón que la querría, la quise No por el instante que tuvimos sino en cada una de las páginas de mi libro En cada poro de la piel que me acompaña En cada día de soledad no ansiada En las lejanas horas de mi vejez En los rincones donde mis escritos dejé o aún más, en cada hoja de papel que abandoné donde dije lo que quise, lo que amé, lo que ansié A las mujeres que amé He querido representarte en un poema He tratado de compartir mis placeres los que mi vista me otorgan lo que mi mente de ti obtiene He buscado los límites sagrados en los que la acción se iguale o al menos se compare a la verdad He paseado enciclopedias, libros y no he podido el cómo hacer, saber Sin embargo si las palabras me ayudan si mi corazón no me traiciona si la memoria continúa hasta finalizar la historia Creo que por cómo me siento cómo te proyectas en mí Por cómo mi cuerpo contesta cuando sé, estás lejos de mí puede que echando mano a lo que siento, a lo ansiado quizás, logre o llegue a explicar que una mujer, son todas

40 y en una de ellas tú estarás Lo harás de mil maneras Como eres, como vas, como estás Tal, las mariposas que revolotean durante todo el día, frotando sus alas prosiguiendo caminos de nunca acabar o los pajarillos rememorando a su nidos retornando a ver, tiempos idos en los cálidos recuerdos danzantes en brazos de algunos amantes que siguen el curso del agua dejando a los peces pasar En nubes aterciopeladas, extraviadas que pintan un horizonte en el que vive un suspiro de engomadas situaciones renovadas que aceleran tensiones dormidas haciendo ver que los tiempos se entremezclan, juegan dominan, excitan, salpican, niegan y sí, como mariposas de vidas efímeras conscientes de un coexistir acompasado de un vaivén inusitado de un modo particular de vivir te veré en los tórtolos que cumplen ciclos Cuidadores, maestros, amantes poseedores de bellos instintos causantes de dulces inspiraciones que dan sin medir y facilitan siempre pues ellos, jamás agotan su sentir nunca abandonan su hogar Son estos, apenas algunos detalles que dicen de ti lo poco a lo que un hombre que ama lejos de ella, la reclama y le quiere entre otras, hoy decirle lo que le viene a regalar

41

Un dulce milagro Metido de frente en el sueño Ése que nos permite sentir a la muerte cercana y sin miedos Supe que despertar de él, debía Cuando abrí mis ojos descubrí que no estabas Las sábanas, testigos míos de una noche encendida proclamaban a toda voz que fuiste divina Divina por la entrega ejemplo de una fuente de placer Sabiendo dar con gusto, todo sin esperar nada a cambio Respiro absorbiendo el aire y corren escenas que vividas recrean cada momento grato Entre otros, esas miradas pícaras Esos abrazos melosos que se acompañan con besos en la mezcla de gustos y sentidos Emergen más pensamientos son las ganas de sentir de volver a vivir los instantes que un hombre y una mujer

42 en un espacio celestial y divino se dieron comprometidos Despierto y con encendidas ganas mis manos pasean tus huellas surgen de inmediato ideas y mi cuerpo se hace presente fuerza con mi mente un milagro que al abrir de nuevo los ojos tú, tus deseos, tus ansias tu cálido cuerpo, tus labios y la pasión de ayer puedan repetirse, otra vez y que se logre el dulce milagro

Retornando a la pelea Incómoda situación la de querer la de tener un gran deseo y sin embargo alejarse de él Discutimos nuestros valores inconscientes del cercano destino Permutamos nuestros sueños en la creencia de un poder que emerge y desaparece del corazón, de nuestras mentes, como lo hacen los rezos, el viento, la creencia en Dios mismo La madurez nos ha roto la fuente de aquellos ingenuos y bellos sueños en los que solíamos creer La soledad nos ha invadido y ella grita por permanecer El miedo ha cobrado con creces y al dejarlo, quiere gobernar

43 El amor es el único que puede a todo esto presente, cambiar y al llegar a este punto pregunto ¿Hasta qué edad se puede amar? ¿Qué significa para un hombre eso? ¿Cuándo se puede creer en él? Detengo mi nerviosa pluma, lo hago pues me doy cuenta que al dejarla tendría tantas preguntas, no habiendo papel Como consecuencia detengo mis angustias Lo que algunas veces me ha tocado hacer al querer algo y no poderlo obtener Seguiré el curso del río que lleva mi propia energía de vida así, tal vez, lo digo con toda fe puede que ya de una buena vez encuentre a la compañera, a la mujer, que deba ser

Por qué callar los sentidos Muchas de las cosas que nos suceden vienen y nos marcan para que sepamos que las casualidades raramente existen Son las causas las que se hacen valer Son la lógica y el entendimiento en sí los que nos dejan de algún modo creer Con la caída del primer rayo con la luz que emanaba del fuego con la necesidad de hacer perdurar la llama encendida para otra oportunidad el hombre se vio obligado a hablar Desde ese entonces lo hemos hecho

44 hemos dicho frases, hemos hablado hasta que nos cansamos de ello Hay veces que nos satisfacen al cansancio lo disfrutamos y no sabemos cómo decir palabras que contengan lo que pienso de ti A veces el tiempo transcurre sin poder hacer que me olvide de lo pasado, de ayer de las hermosas horas que ya no viven pero que dejaron imágenes, palabras caricias, susurros, quizás hasta lágrimas A veces cuando tu sombra no está cuanto tu cuerpo me hace falta cuando la silla que miro, está vacía me pregunto, lucho conmigo mismo trato de realizar al mover el pasado que he sido feliz estando a tu lado A veces quisiera decirte algunas cosas expresarte mi alegría, de un ayer de otra vez, de esos cualquier día en los que no hubo necesidad de hablar mas sin embargo recibí de ti tanto hoy me detengo, hago un alto en el camino y es que tengo algo conmigo que no deja sentirme bien, habiendo caminado de frente A veces parezco decir de modo incoherente cosas que no son verdad, no son sentidas es quizás en mi defensa que miento Hoy quiero compartir contigo lo que disfruté son mis recuerdos y eterno agradecimiento

Amando repetidamente Se acarician los sentires en señal de regodeo cuando el sabor del cuerpo

45 pide, quiere, es sincero Se saborea una acción durante, antes y luego cuando, lo una vez vivido ha sido placentero y en la rutina del recuerdo que nos permite soñar retumban en mis oídos los latidos de tu corazón así, como el ritmo acompasado de un cabalgar brioso Los ósculos asidos a un fervoroso abrazo con las miradas que furtivas invitaban al descaro eran parte de una pasión de un vivir no imaginado El cruce de los brazos ahogaban las pasiones El tiempo dislocado se asentó como testigo Silentes las palabras gritaban entre sílabas las ganas que ocultas ahora se abrazaban Entonces una cálida mano hacía sin devaneos las cosas que las mentes deseaban al vuelo y los cuerpos cual sedientos se llenaban de caricias para dejar constancia que tal cual en el cielo un hombre y una mujer se amaron con esmero y fue tanto y tal el placer que lo hicieron de nuevo

46

En busca de otra sombra La noche cómplice de la soledad agota el aire que respiro ambas parecieran esperar que la paz acabe ya conmigo Haber conocido la felicidad es la cura que me mantiene vivo Por ello, sigo caminando sin rumbo tratando de ver en ella, en lo oculto aquellas cosas que sean de valor para poder vivir, aún a costa del dolor La ruta a veces escabrosa se hace difícil de seguir Es tan sólo el viento del norte el que me permite presumir que más allá de la montaña donde se oculta el amante sol para dejar pasar a su luna amada puede encuentre la felicidad Mientras, cargo a mi espalda las vivencias que he acumulado lo hago por entre otras razones unas, que me permiten revivir la memoria otras, sirven tal cual hace la experiencia que sabemos conocemos, lo vivimos pero siempre inocentes, equivocamos Ya no volveré a ser de nuevo aquél ése, que entrega todo sin recelo El que abre su corazón, su vida Ahora con alguna no curada herida iré ya mirando al norte, al cielo Como mortal, bajaré mi vista al suelo hasta que descubra una sombra una sombra que me llame, sea amiga

47 para ver si al de nuevo sembrar coseche la misma calidad esperada y una vez llegado a esa verdad, obtenga el amor, la dicha y la felicidad deseada No lo dudes, es para ti En la quieta entrega de mi intelecto a la razón, la lógica que me mueve un hombre va diciendo secretos que nacen cada vez el corazón quiere Me extravío por no adaptar mi soledad Nos sucede eso muy a menudo cuando a veces el amor se nos va el árbol que antes era erguido proyecta en su sombra otra verdad y es que no es sólo es el calor del sol lo que a un hombre permite crecer sin que el peso lo fuerce a doblar Parece que presumo en la vida de saber Haber vivido lo suficiente como« Descubro para mi sorpresa que cada experiencia es una Cada evento es especial y en sí, cada uno genera su propia expectativa Me encuentro taciturno, expectante Curioso de saber cómo eres la verdad, es que no te imagino desconozco en sí quién eres pero aprecio algunas cosas olvidadas La primera cita, el primer beso el tal vez, aquel famoso ¿Podrá ser? Incógnitas que irán develando de a poco A veces me pregunto, qué deseo qué aspiro de una mujer, de un amor Al pensar en ello voy agregando cosas

48 Supuse, era a una compañera eso, no ha cambiado, sigue igual Quiero una mujer que me admire Me acompañe, sepa entregar sin miedo cada una de sus ilusiones, para luego irlas en conjunto ambos, construyendo Necesito una mujer que me acepte tal y como soy, atrevido, soñador, amante, seductor, sincero, locuaz egoísta, tal vez un poco pendenciero consciente de que amar es lo primero Busco a una mujer que tenga alas, me eleve con su amar al cielo Alguien que entre otras cosas, para ella cuando hable de mí, sea lo primero para a cambio, vivir desde ese momento y por todo el tiempo, velando su sueño

Silencio El poeta árabe decía en su canto a la amada cosas que su momento no entendí nada Hablaba de metáforas, de brisas, de vientos de estrellas en la vida, en la casa, el firmamento Se refería a su amada, al silencio que mostraba y en la espera desesperada de un sí, quizás o mañana Le decía la angustia que sentía traducida en anagramas Esperaba su respuesta que podría ser o no Mientras llegaba lo único seguro, fue el silencio a niveles tales, que lucía como en la espera sin pena manifestaba que temía a la hoja afilada que diera al traste su sueño, de un hacha certera que eliminara los síes, descartara la causa O por el contrario veía con lujo de detalles

49 Cada vez que miraba al cielo, un marco engalanado lo notaba lleno de estrellas, parecía un cuadro Un hermoso presente, con respuestas al lado Ocurre que hemos aprendido a escuchar los sonidos como también a interpretar el silencio Sucede a veces conmigo que al no saber al no poder entender lo que digo u opino Careciendo de árboles con quien hablar llego siempre a la conclusión que lo mejor es hacerle caso al sentido, a mi amigo, Ése que nada dice, ése que nada opina Ése que permanece hasta encontrar la salida sin tomar en cuenta que a veces hiere o duele Profunda oquedad que a veces distorsiona La lógica mundana en la que vivo« Donde apetece hacer, sin mirar al cielo Y luego como decía mi abuelo, arrepentirse de« ¿Por qué? Pregunto con grandes resquemores Soy temeroso, más que otros, de los errores cuando podría ³vivir´ y de otra forma ser Avanza mi vida, del mismo modo hace el tiempo sin darme la clave o la simple solución Este silencio que ahoga mi alma, mi yo Cuando pude hacer, vivir el momento, gozarlo O por el contrario alejarme y al menos pedir perdón Alguna vez será mío Cada día se nos presenta con su propio colorido Cada día los reflejos asoman puntos que perdidos aparecen de repente, viven vibran, nos dejan sometidos Cuando sabemos propio lo que penetra en los sentidos es que valoramos la riqueza

50 que el brillo del sol nos da Cuando apreciamos los presentes comenzamos a capitalizar todo aquello que de frente nos viene a consolar Ocurre en mí, cada vez abres tus ojos de par en par y arruinas mis deseos pues das con ello comienzo a tantos nuevos otros que los pasados pierden el mismo grato sentido El negro intenso otorga una expresión compulsiva una sapiencia infinita capaz de no permitir tener los deseos dormidos de ayer en los que un beso era quizás el gran logro Un abrazo el ansia mayor y hoy es no un poco, todo es el ansia de querer todo Todo lo que tienes todo lo que eres todo lo que pienso todo lo que ansío todo lo que ocultas y que este sol me asoma que este día me ofrece haciéndome creer me pertenece Pues como ves al mirarte antes de poder hablarte ¡De ti, todo, lo quiero mío!

51

Frente a mi ventana Mirando desde la jaula de mi hogar por la ventana que me acerca al mar voy generando sueños nuevos que me permitan seguir viviendo Pasado atormentado que se va que deja sin sabores al descubierto permite que haga como el águila que vuelve a vivir cuando parece muerto Ilusas conjeturas del presente que brotan en un momento de paz quién pudiera ser lo que se sueña quién pudiera tener o ser la verdad Deslumbra el brillo del sembrado parece con el sol que fuese oro mas si te acercas, notas lo equivocado que te hace al notar a un trigo ya secado El amor es un instante que se extingue es un beso, una caricia, un soplido

52 es la expresión dejada al olvido cuando se alejan dos que se han querido La ternura de la vida está presente cada vez que uno la trae del olvido Sólo se sabe de amor y se es consciente cuando en verdad sí se ha querido Permanezco mirando a mis fantasmas las ideas que genero con pasión son seres que pasan con toda calma mismos que una vez marcaron mi corazón El mar que juguetea con la orilla viene, va, se asoma, me brilla Refleja el canto nacido de la luz De ese sol que eres o fuiste tú Y de nuevo retorno a mi presente Regreso al mundo ideal del soñador del hombre que respira para adentro creyendo en el milagro del Creador

A quién pertenecen mis deseos Hay cosas en el la vida que nos marcan que se presentan y luego se quedan Hay momentos especiales que el tiempo no disuelve Viven siempre frescos como la primera vez Sucede en ambos lados en los placeres de antaño y por qué no, en los dolores

53 Hoy mi corazón contento los deja de lado, sin verlos y me refresca momentos que nunca podré olvidar La huella de tu cuerpo ha quedado en mi piel El torso de mi mano la siente como ayer El beso de tu boca con ese sabor a miel penetró en mi mente y tomó a la fuerza el espacio de mi memoria que no se quiere vaciar Ahora soy esclavo de tu piel, de tu boca El objeto de tu historia que vivirá así fiel Ahora mis sueños ya no son míos Ahora mis labios esclavos de este vacío, tuyo, dudan temen, te buscan, quieren Ahora es el deseo, ayer fuiste la mujer. Ahora el tiempo dirá si debes viva permanecer, no sólo en cuerpo y alma ¡Viva en mi propio ser! ¿Si podrás ser la guía? Que me logre tener o si ayer fue un instante que, aún lleno de placer no permita insinuarme a quién debo pertenecer

54

Mi primer beso Hablo con la memoria de vida hablo con pasión y amor hablo cuando miro al ayer hablo, y nos veo a los dos Canto cuando me siento triste canto cuando me falta amor canto cuando te miro de lejos canto cuando requiero tu amor Sonrío cuando vienes a mi mente sonrío cuando vives dentro de mí sonrío cuando miro a la gente sonrío cuando te tengo aquí Sonrojado se asoma mi rostro cuando recuerdo que tú un día estando conmigo a solas entre la risa que tenías cuando rozaba los trece

55 y tú tenías la misma edad mis nervios algo decían me alertaban de la realidad y vino a mí tu rostro, tu boca el miedo se disipó la mía no se apartó No recuerdo en sí que sentí quizás sólo viví entonces, la ilusión Fue tu beso, el que me dejaste impreso de por vida en mi corazón Lo recuerdo cuando tus labios posaste sí, fue antes de cerrar mis ojos Imagen que he guardado con amor Desde entonces, vive en mi memoria fue mi primera lección de amor Fue el beso que te di el beso que nos dimos Fue un beso no repetido con ternura y sin pasión Donde ambos aprendimos al dejar nacer a una ilusión Jamás de ello me olvido fue para mí, la tarde del recuerdo cuando escondidos en el rincón pude comprender la sensación que genera la pasión Lo hice de una vez y por siempre aquél, fue mi primer beso de amor Hoy al traerte presente quiero sepas, sí siento la pasión

56

Por tí, o quizás por mí Transcribo en el papel lo que pienso cuando en un momento me detengo lo hago para no sufrir el remordimiento de haber perdido algo que valga Las cosas, que se me ocurren despierto flamean galopantes en mi deriva por ello es que a veces no consiento dejar pasar el río a la otra orilla Sentado ante el agobio del tiempo que pernocta en inmutable silencio Abro mis ojos pretendiendo que la luz me otorgue algo de contento Saltan de repente como felinas, recuerdos que cambian hasta mi fuero interno Instantes de alegría que extraviados me hacen ver la noche, la luz del día La fe que se perdió la última vez no dejó huellas en su huida La he tratado de llamar, alguna vez mas veo, mi mente poco a poco la olvida Los recuerdos reminiscentes, esporádicos son vivencias necesarias ante un duelo tratan de mitigar el peso de la ausencia e imprimen más dolor a la conciencia

57 Las ganas de llorar se manifiestan con pudor ante el esfuerzo titánico de la hombría Culminando al cerrar el círculo de honor el que hemos generado en el día a día se alejan los malos recuerdos cuando al respirar encontramos el viento una ilusión, un frescor, un aliento que nos permite volver a ser otro Otro ser ya renovado, lleno de energías al pretender que el ayer fue otro día el hoy que ha sido nacimiento de vida y el mañana sin dudas será la maravilla

Lo que generas en mí Reposando mi mente en el futuro dándole riendas para poder volar voy dejando atrás mis penas y me lleno de gusto al tú estar Conquisto los espacios sin materia los rincones del tiempo sideral acuso la intención que me embarga de la que no quisiera despertar Una vez que doy rienda suelta y mi mente se escapa del lugar me imagino en un viaje contigo en el que pasas las noches conmigo en unos días de soledad acompañada donde vigilo la sonrisa de tus sueños voy penetrando en cada uno de ellos y me siento algo más que tu compañero intuyo y lo puedo hacer porque este sueño es algo que considero mío puedo hacer a mi gusto y antojo todo

58 por lo tanto éste va a ser algo especial daremos un paseo por el ancho mar dorando nuestros cuerpos al sol del día mientras ello ocurra, besaré tu espalda haré en tu piel las mil y una filigrana que se me ocurra, pintaré calles, avenidas sembraré con mis besos tus jardines hasta que crezcan rosas, claveles flores hasta que tu voz emita gemidos que me demuestren lo que gozas conmigo haremos lo que pienso, lo que piensas lo que quiero, sí, lo que tú deseas nos amaremos de mañana, de tarde, noche esperaremos que nos cubra la madrugada y sólo, sólo entonces dormiremos los dos no te preocupes, dormiremos escasos segundos pues nada más recordar lo vivido estoy seguro que daremos fin y comienzo a otro, a otros, a muchos otros sueños

Permeando en busca de« Espejos que reflejan visiones de la majestuosa vida que permiten duplicar sensaciones cuando en paz se miran Parejas de seres vivos que distribuyen su amor que viven pensando en par y denotan con ello lo mejor Mariposas que revolotean frotando sus alas que prosiguen caminos de los que nunca se acaban

59 Pajarillos que recuerdan nidos retornando a ver, tiempos idos Cálidos recuerdos danzantes en brazos de algunos amantes que siguen el curso del agua dejando a los peces pasar Nubes aterciopeladas, extraviadas que pintan un horizonte en el que vive un suspiro Engomadas situaciones renovadas que aceleran tensiones dormidas haciendo ver que los tiempos se entremezclan, juegan dominan, excitan, niegan Mariposas de vidas efímeras conscientes de un coexistir acompasado de una vaivén inusitado de un modo particular de vivir Tórtolos que cumplen ciclos cuidadores, maestros, amantes poseedores de bellos instintos causantes de dulces inspiraciones que dan sin medir, dan siempre jamás agotan su sentir nunca abandonan su hogar Sentimientos que nacen en el pecho buscando pareja para compartir exceso de influencia que pide por completo la entrega sincera, de amor, cual porvenir

Cuando me fui de ti Acallo con el silencio gritos que me aturden Asomo con una sonrisa

60 palabras que no nacen Expreso con mi mirar respuestas a tus sentidos Llegado a todo ello como si fuese el comienzo me lleno de preguntas que no sé cómo plantear ¿Te hablo? ¿Lo callo? Titánicas y opuestas salidas en las que uno sabe en parte el qué decir Tomar una de las puertas depende de ti, de todo de cómo aplaques mi sed de cómo escuches mi llanto de cómo se puede sentir de cómo colmar con un canto tu enorme pesar Denoto en ti el malestar por el pasado que se nos fue que no deja retorno este presente que nos abre dudas del qué hacer o del futuro que se aparta de un andar tedioso en el uno quiere tener que abrir la luz de un camino vivido de un cansado expreso no sólo en las arrugas en el cuerpo ya vencido en el de un deseo callado de un sueño dormido dentro de todo lo pretendido cuando me fui de ti

61

Consintiendo tu silencio Me da la impresión de que no sé querer de que mi alma y cuerpo no saben amar Me parece que lo dices y debe ser verdad pues reacciono en silencio, lloro en soledad Me da la impresión de que soy como la llama de un fuego sin luz, mirado de lejos mas no concibes que mi calor embarga a la gente cercana a mí corazón si hubo fuego, hay cenizas y en ellas vive el calor Siento como mi silencio te hiere reconozco te he acostumbrado al canto libre Requieres de una caricia que hoy extraviada descansa quizás en brazos de otro ser Este gorrión cansado de vivir, ya no canta apenas posa sus ojos en el borde de la ventana Supongo que es debido a la pereza al encuentro inusitado de su destino a esa práctica de tener que optar por caminos estrechos, sinuosos, corridos, desconocidos en los que uno se sabe perdido y debe seguir Me da la impresión de que no sé querer y es que habiendo entregado todo lo mío

62 noto que al irme, no tan sólo he partido admito de que he dejado marcas que a ti te sirvan no he dicho nada como para que te consuele como tampoco he entregado de mí los bienes ni deben haber sido tantos los momentos gratos como ahora creo de las palabras que fueron dichas Menos aún la inequívoca expresión de mi cuerpo o las huellas que en ti él con afecto imprimió Detalles que te ayuden a saber de que sí, un día cuando caminando de tu mano, te decía entre otras cosa y no me refiero a todas tan sólo algunas de ellas, pues de las demás me olvidé que cuando te amé, sí, ¡Yo te quería!

Concientizando el presente Invadiendo entre otras cosas el corazón amado a veces uno se encuentra un rincón no deseado Los secretos que se guardan y quedan almacenados son vivencias personales y deben ser olvidados Esta noche al levantar la vista en el techo estrellado como si para mí se tratara de una señal, se asomó Era la forma acunada de una figura amada La luna vino en concierto a destapar mis sentidos

63 y es que un hombre que estaba dormido ahora vive en total desacierto Cuando pregunto al día, me contesta con la noche y al hacer lo mismo a ella, se escapa en alegría Paseantes que marcharon por caminos inusitados bien, tomados de la mano, bien en un beso sin fin Amantes que desnudaron sus deseos primitivos que hoy buscan el sentido del pasado recién ido Frases que interceden en sentimientos desbocados con intenciones que se pierden cuando estoy a tu lado Generan celos las sombras, los recuerdos, las ideas y adaptarme a todas ellas me parece un imposible Pretendo que mis palabras, que no las entiendo ni yo para que me permitan descifrar el sentimiento mayor Cuando me paro ante el río y dejo correr el agua concientizo que la ya ida no hay quien la traiga Por eso a veces pienso que si he de tomar algo que si la vida me premia con un sentido que valga debo de vez primera hacerme dueño de ella Contigo Penetro en el laberinto de lo desconocido pretendiendo esconderme de la realidad Asumo con todo gusto que con no verla me pueda de a poco alejar y olvidar El tiempo traicionero no se presta a más Ha llegado el momento de dejar salir la verdad Ayer miraba hacia el cielo sin descansar hoy me canso al estar tranquilo y no mirar II Pernoctan los deseos en el aire habidos de inconscientes malabares reducen las ansias que dormidas caminan vagando sobre tu piel

64 El almíbar de esa paciencia divina atrae mi olfato y a mi boca también Los besos que no han nacido que más de una vez yo quise ver puede que en este tiempo en que dormito de a montones pueda ver salir y florecer III Las ninfas que conocen mis secretos que se alejan cuando más las necesito recrudecen el sonido que no escucho y persisten en acortar las distancias La música repetida a mis oídos se convierte en canciones de cuna Se añora como el pasado de otrora y se piensa como el presente sagrado Cuando aquietas la intempestuosidad que genera el miedo que te adorna si me asomas un poco la verdad de seguro descansarás en mi horma IV Entrego mis secretos guardados Te heredo mis pertenencias Puedes convertir lo soñado a tu dulce y plena conveniencia

65

Descubriendo nuevas verdades Hay veces en las que el silencio logra ser cómplice ideal del pensamiento Hay cosas que carecen del sentido que buscamos al vernos perdidos Hay elementos en los que al asomarse se formaliza la razón en los sentidos Muchas de estas experiencias se presentan en momentos, cuando entre los días se rompe o se despeja la cortina del tiempo ante el paso inmaculado de la luz a la sombra Frente a esta inhóspita y cruda realidad vemos que somos partículas cósmicas extraviadas en la ancha soledad del intelecto Somos noche, cuando queremos ser día Somos nadie si la razón se extravía.

Volverán los amores a sus nidos Son muchas las veces en que nos extraviamos Tomamos atajos que nos mienten Designios de una corazonada que forjan Respuestas airadas de un no sé qué hacer Sintiendo el ahogo que deja la rutina de saber el equívoco cometido otra vez vuelve el hombre en busca de un llanto como caricia esperada a un amor fiel en eso despiertan sus ganas y logra decir que te has ido por el rumbo intransitado

66 de la gente que se pierde sin retorno pues su andar siempre apagado de luz, creencias, sueños y logros no permite presumir otro camino has traspasado la frontera del recuerdo al dejar lo que habiendo sembrado, al no pensar en la cosecha, se pierda Asomas en la oscuridad otra sombra en la creencia de que las señas hablan y que los demás la capten y entiendan Continúas masticando el agua clara presumiendo contagiar con tus antojos las costumbres que en el tiempo te decoran Entonces, hoy, cuando pretendes volver denotas que la ruta se te ha perdido sufriendo por ello hasta más no poder pues al mirar no de frente, si al revés combinas elementos que distorsionan ese amor que pudiste tener ya una vez ¡que no fue verdad y, si un gran revés! No hablo con la intención profesa de hacer que en parte me entiendas o de que valga la pena el volver quizás, es el llanto que brota del pecho cuando se quiere oír un consejo cuando se toma el camino correcto y uno quiere soltar el lastre para ir después, no siguiendo la ruta marcada en el cielo que dejan las aves al llegar el invierno a sabiendas que en primavera antes del verano si quieren anidar y dejar su amor sentado, ellas como también otras, sí, ellas, han de volver

67

Acudiendo a tu llamado ¡Ya basta! No sufras por un amor que no escucha un amor acostumbrado a vivir sin ilusiones ni sueños No esperes de él algún contento cuando a solas lo llores, lo clames o lo mantengas dentro Veo que te agobias sin razones justificadas lo haces al esperar milagros que broten de la nada Sentirás que mi mente penetra tus sentidos que mis palabras saltan de mi boca como frutos frutos maduros llenos de fe y de esperanza Ocurre que tu energía llega a mí cuando no imaginas así, me llegan tus señales como dulces olas que refrescan mi vista, apetecen a mi boca me dicen tus señas que sueñas conmigo respondo con premura, presiento lo mismo Tu tristeza se opaca cuando yo te hablo mis palabras encierran gratos pensamientos y en el estar ansiosa ya vas dejando el tormento que agobiaba la soledad de tus adentros cuando tu alma llena de dudas sufría cuando mirabas desde el alba y no veías que hay en este mundo, gente que te ama misma que te conoce, te espera, te grita y te llama No lo dudes, ni por un mínimo instante Permite a tus oídos, a tu corazón, estar conmigo

68 para que se aleje de esa cruel soledad que ha minado tu paz, tu estado y ánimo entiende mi princesa que ya ha llegado la hora en que tú, si tú, puedas vivir con plenitud lo que hasta hoy has simplemente soñado y comiences a sentir en tu cuerpo, en tu alma en todo lo que llevas siempre contigo, como los deseos, sueños, quereres, abrigos pasiones extraídas, silencios, días idos que ya ha llegado quien sueña por ti quien quiere tu amor, quien vive pensando entre tantas cosas, venir a ti, llenarte de alegrías darte lo que tanto ansías y luego, hacerte el amor

Lo que quisiera Envío mis ojos en tu busca penetrando en la selva de la mente Presumo que ellos te encuentren y te transmitan mi canto y es que quisiera pensar en ti ahora que tú no estás Poderte decir, amor que no te he podido olvidar por todo lo que nos unió ayer los besos que yo te di las ilusiones que sembré Por ello vuelvo de nuevo a decir que quisiera pensar en ti mas no sé cómo hacer Podría decirte qué los días se van de mí y no los puedo grabar

69 Acaso debo entender que no te das cuenta de lo que ocurre no ves que quisiera pensar en ti traerte a mi vida ya quisiera poder decir que te amo más y más Cuando ocurre que te pienso cuando siento así despierto cuando la alegría se me va cuando quiero y no te tengo es el momento más triste en el que encuentro a mi realidad Mas cuando ni tu sombra veo cuando los recuerdos se esfuman cuando lo vivido es ya duda me entero que no hay disculpa para construir sobre arena castillos que el viento se lleva como el tiempo se ha llevado los recuerdos, las vivencias y mi pasado En el camino del caminante Hoy, he vuelto a pasear por las veredas de antes en las que solíamos producir nuestros sueños cual dulces caminantes Sacudí el polvo del camino en busca de los recuerdos Lo hice tratando de encontrar las cosas que se perdieron, cuando jurándonos amor andábamos por un mismo camino y nuestro testigo era el cielo Ahora confieso el engaño

70 ése que nos marcó y peor aún nos convirtió en extraños El mío, ése que nunca esperé, aunque por tiempo soñé creí, pensé, dudé e imaginé y como ves, no se ha dado El tuyo, supongo que tampoco quizás fue por creerme complacerme, hacerme sentir el príncipe de tus mareas el rey de tus moradas el Dios de tus deseos Sí ¡No me lo digas!... conciencia Sé que fallé, la hice mía Como si fuese mi propiedad no pensé en nada más que tenerla, amarla, orar por ella sin detenerme a pensar qué era, lo que ella de mí quería En aquél precioso momento el amor nos embistió a los dos como lo hace la naturaleza con una fuerza brutal en la que hasta colosos caen Luego el tiempo siempre celó los intermedios fogosos y fue tanto nuestro amor la pasión y hasta los gozos que atrajo y vino la envidia la maldad, el odio y el celo Los que apagaron en mí, el lucero que prendí cuando caminando por la vereda de antes miré a la inocencia que había en ti mas hoy cuando volví, vi lo peor ya lo ves, me voy, lo hago sin mirar atrás, no me quiero acordar

71 de que sí, alguna vez te admiré y más de una, sé, te amé Quiero de ti« Combaten en mi mente recuerdos que son gratos momentos que he vivido de los que me aferro a diario Luchan sin sentido las fuerzas que separan a todo el que se ama por todo lo que lo celan no es ni será la primera El mundo lucha, hay guerra lo mismo ocurre en el amor si no viene a mí ¡que se lo pierdan! Así supone el destructor Al margen de todo ello cuando hablo con mi corazón cuando quiero llorar y por temor no puedo comienzo a divagar a pensar en la pareja Hoy quiero pensar en ti como la mujer ideal quiero saber de ti lo que aspiras dar Saber qué importancia pueda yo tener para ti cuando vivamos los dos

72 si es que seguirás viviendo para mí como yo aspiro de ti Preguntarás lo mismo pues nadie esta dispuesto a dar sin recibir algo a cambio y qué te puedo ofertar que no te hayan dado Te puedo hablar de mí de lo que puedo entregar si con ello puedo hacer que comprendas mi querer Quiero tener conmigo no sólo a una mujer a la que duerma a mi lado Quiero tener también con quién vivir alguien a quien despertar de ese sueño de amor llevándole el cariño que he guardado para ello haciéndola sentir que está en cielo al compartir con ella sueños Quiero que sea feliz cumpliendo lo que haya anhelado y para ello me propongo dar todo de mí, mi vida lo que aspire a su entorno lo que requiera a su lado Cuando hablo de oferta de entregas o matrimonio Cuando hablo de pareja

73 de la mujer que se espera o de lo que uno ha soñado Se manejan los sentires palabras, gestos, lo deseado Luego vendrá lo que venga pues teniendo lo que aspiramos lo demás, ya no es ni será necesario «Y aún sigues conmigo Hay días que me son extraños que desde mi despertar de él me voy apartando y lo que pareciera claro sin una razón o motivo se va enturbiando Sucede si trato de entender de comprenderte, a ti, a la mujer al hacerlo de nuevo noto, me encuentro desarmado y es que dices que no te digo te digo que no te enteras Me dices que de ti me olvido cuando mi boca en ti se inspira cuando mis manos en ti pasean cuando mis ojos en ti se recrean Me dices que no te hablo que mi mente divaga en otros lares que otros cuerpos la invaden y haciéndoles caso, te doy largas Me dices que se me olvida decirte de vez en cuando: te amo

74 me gustas, te deseo, te quiero Te digo en todos mis escritos tantas cosas que supongo gratas que ya no concibo ideas nuevas Lo único que se me ocurre es recuperar cada una de mis cartas y reenviártelas otra vez como nuevas Me dices tantas cosas amor mío que pareciera le hablaras a otro Por ello si tu intención es conmigo si lo que dices lo piensas si lo que piensas es verdad déjame decirte que te equivocas no sólo en la forma de hablar sino que no das buena lectura a lo que siente tu amigo y sucede conmigo cuando callo cuando mi pluma descansa cuando el clima se enfría y mi mente ya no aguanta Concluyo que nada sé que no he podido comprender a tus gustos ni a tus oídos Espero que a otras cosas sí pues por lo que veo aún piensas en mí y sigues conmigo

75

Cacofonías Mentales Mirando de reojo lo que ya he vivido siento que extraño el brillo de tus ojos Se acostumbra uno al colorido pretendiendo verlo a gusto y antojo Las horas que han corrido desde ayer las he tratado de alcanzar sin poder causándome pena, me he dado cuenta que te has ido por el rumbo transitado de la gente que se pierde sin retorno y es que su andar, sueños y logros no permite presumir otro camino Has traspasado la frontera del recuerdo al dejar lo que con amor hemos sembrado y al no pensar, en la cosecha, se pierda Asumes en la oscuridad otra sombra en la creencia de que las señas hablan que los demás la capten y entiendan Continúas masticando el agua clara presumiendo contagiar con tus antojos las costumbres que en el tiempo te decoran Entonces, hoy y no ayer, cuando alcanzo medio a entender que pretendes volver denotas que la ruta se te ha perdido sufriendo por ello hasta más no poder pues al mirar no de frente, si al revés combinas elementos que distorsionan ese amor que pudiste tener ya una vez que no fue verdad y, si fue un revés No hablo con la intención profesa de hacer que en parte me entiendas

76 o de que valga la pena retornar a ver Quizás es el llanto que brota del pecho cuando se quiere entregar un consejo cuando se toma el camino correcto y uno quiere soltar el lastre, para ir, después no persiguiendo la ruta marcada en el cielo que abandonan las aves al llegar el invierno a sabiendas que en primavera de nuevo todas ellas, en busca de cobijo, de pasión encaminadas buscan su hogar y amor Tal y cual como siempre, y ahora, harán seguirán su vuelo por la misma ruta esta vez volverán, mas sin mirar atrás

La mujer, el mejor legado de Dios Vivimos sin darnos cuenta de lo qué tenemos Estamos y no valoramos que lo somos somos y no entendemos cómo llegamos llegamos y damos todo por cumplido En el transcurso del tiempo, en la madurez en lo que llamamos invierno o tal vez vejez me voy dando cuenta de lo que es tener tener lo mejor de la vida que a veces por egoísta no lo podemos o queremos ver Debemos hacer un ejercicio mental

77 Debemos comenzar por lo cercano por ejemplo qué o quienes son los humanos Cómo nos han enseñado a amar a la Patria Cómo nos han recordado los valores Cómo es la señal inequívoca de cultura Cómo es el arte que apreciamos en los lienzos así con la práctica, hemos aprendido entre otras que la mujer es en el mundo en nuestra vida, en el entorno en la familia, en la Patria lo que es Dios en los cielos ¿Qué sería de nosotros sin ellas? ¿Qué tendría sabor, sin ellas? ¿Qué sería de la familia sin ellas? ¿Qué sería del amor sin ellas? ¿Qué sería de la poesía sin ellas? El mundo estaría como estuvo, ¡incompleto! Dios volvería a tomar otra costilla Sería un mundo nocturno, sin estrellas un mundo sin sol, sin calor, lleno de pena Cuando dejo aparecer estas dudas cuando lo que hay, desaparezco siento desde lo más profundo de mi ser lo siento, lo digo y lo manifiesto que si en este mundo no hubiese la mujer sin dudas me mudaría a otro pues la mujer es el placer más delicado es la obra en la que el Autor se vio por todos consagrado y quedó ya, en el instante satisfecho pues al entregarnos a la mujer Su obra, su creación, había culminado

78

Un poema para ti ¿Cómo quieres que te quiera? Si cuando quiero quererte no estás ¿Cómo pretendes te ame? Si no me has enseñado a amar No pidas que te hable y diga mi verdad cuando has hecho de mí, un doliente en lo de amar Amanece, mi vida sufre, lo hace cuando sabe te vas y comienza en mi cuerpo un sentir tal que pareciera vacío como si algo ya no viviera eso, sucede, de tan sólo pensar que te vas Nuestras vidas se encontraron en un momento tal que supongo, se buscaban desde la misma eternidad Marcho caminando con la sombra que refleja el sol cuando como yo, se va a descansar con la presumible duda de saber qué pasará ¿Será que mañana, el sol vuelva a brillar? El todo y el nada, lo que recuerdo, lo que falta lo que anhelo, ése modo en que me amaba Tus labios rojos, rojos que tentaban la pasión dormida, las ansias y las ganas de éste que te admira y te ama Saliste de las sombras de mis deseos, saltaste como liebre hacia mí, y ya no hubo nada más que decir Te adueñaste de mí y mi sentir ahora cuando veo tus ojos tristes cuando tu sonrisa no está cuando miras sin ver, porque tus ojos no encuentran cuando quieres saber y ya tú nada piensas no olvides mujer que éste, el que habla es tú respuesta Reflejos de tu amor que busco en los recuerdos dormidos en los momentos que idos, de esos, soy el gran señor

79 ¡qué importa lo que ocurra! ¡qué importa lo que digan! ¡qué importa ya la vida, si hasta tu sombra se va! Ahora estarás dormida, lejana a más no dar luego cuando despiertes, al ver tu entorno es cuando apreciarás y verás la soledad y ante un horizonte tranquilo, un día por terminar preguntarás a ése, al olvido qué te faltó para amar Recibiendo la miel del amigo, tomando amor por soledad permitiendo la gente aprecie Lo que siempre yo hice ya hoy dejo caer una lágrima, dejo que te llegue mi flor dejo que sea lo que sea, que nos mande Dios No quisiera que vivieras la soledad del amor prefiero que sepas con criterio o al menos que pienses para que no sufras, que éste nunca te amo y en el frío del invierno en cuanto te falte algo de amor, si es que no lo encuentras, no importa ya querida pues sabes que una vez alguien sí te lo dio Lanzo un brindis al mundo, lo hago por ti, porque sé que serás feliz toda la vida, por tu modo y manera de ser Nuestro jardín no tiene flores, las hojarascas lo cubren ya nuestro amor fue de verano, sabíamos que el invierno lo haría terminar, lo vendría a desplazar ahora me siento tranquilo, prendo el fuego que hará quemar de a poco, recuerdos que nunca retornaran El faro que fue mi amigo iluminará una vez más y así como pude alguna vez verte, alguna otra, a mí vendrá Ahora anclo mi barco a la orilla, dejo a mi vela volar si no la encuentro todavía, alguna vez ella, vendrá Me has dado tanto, que podré vivir a solas un poco más y es que tu recuerdo, cuando me place, cuando lo quiero viene, me acaricia y si lo pensé, él, ya no me deja llorar

80

Un juego de amor y su descanso Cada vez que recurro a mi memoria cuando como hoy me siento solo hago fuerza de mis sentidos y recreo lo que ya es nostalgia Se permuta un sentir con otro igual se obtiene un secreto, para luego olvidar se detienen los cauces de los ríos se cambian los cálidos climas por secos y vacíos dolientes días Todo ello por algo, nada por nada Todo a por un hermoso cambio que nos devuelva la ansiada calma Voy transgrediendo la lógica mundana cuando me creo que eres no una sino la mujer de mi vida, la exclusiva Llego muy a menudo a darme cuenta que los sueños siguen siendo sueños y que algunos nunca sucederán Cuando toma espacio la verdad y lo descubrimos, sabemos la realidad No siempre hay ese color dorado o amarillo a veces se mira el gris de una soledad Ocurre al denotar que vinimos solos al mundo y a nuestro pesar, así debemos marchar Mas cuando de ti me tomo a mi antojo, uno de esos momentos ya vividos Cuando me permito jugar otra vez contigo destaco cosas que han sido apreciadas como cuando aquella tarde al caminar tu larga cabellera bailaba con el viento brillando como estelas que titilaban

81 con tu sensual y acompasado movimiento logrando hacer perder la fuerza natural del río Tus ojos, penetrantes luceros aterciopelados asumían con amplitud el colorido de las almas que para no morir, vienen a vibrar para que sepamos que no se han ido De las luces que a millones hay en los cielos que se plegaban a ti al estar conmigo era todo un poema que la gente escuchaba con sus ojos, sus oídos, con todas sus ganas Tus piernas, siluetas danzarinas que atraen a los hombres, como niños tras golosinas marcaban huellas de ternura indelebles haciendo enfatizar entre la multitud a tu aguitarrado cuerpo que traslucía encanto apeteciéndolo abrazarlo y ya no soltarlo ¡Ahhh! Cómo olvidar tu desnuda espalda con sus líneas, tu frente, tus montañas Todas ellas, partes que prometen sin descanso que habrá tiempo de sobra para los dos cuando haciendo el amor, tomemos nuestros cuerpos y lo fundamos en uno Al final, de nuevo, antes de revivir el sueño Nos tomaremos de la mano y besándonos Como dos seres muy amados nos miraremos, y sin necesidad de hablar por nuestros cuerpos satisfechos y cansados nos besaremos y nos daremos un descanso

82

Amor de un día domingo Así como Dios comenzó y dio vida al hombre del mismo modo, con tu soplo, reviví otra vez Mi cuerpo subyacía perdido en un limbo mi mente ya no podía sentarse de una vez La sed de preguntas, mataban mis instintos las faltas de respuestas llovieron de una vez Cuando la tristeza embargaba mi mente cuando el sol comenzó a desaparecer entregué mi cuerpo a Morfeo, dormité y se hizo el día y llegaste tú a mi vida no hubo necesidad de mucho ni de palabras fue una atracción sin explicación, fue total Tus labios me entregaron antes de besarme las caricias que un hombre ansía tener El frío de nuestra soledad se alimentaba con lujuriosos momentos llenos de placer hasta que como el fuego, él logro en nosotros fundirnos en una sola entidad cual vergel Los cuerpos acrisolados en un solo cuerpo las bocas entrelazadas en dulce concierto los pechos otorgándose ambos el contento que el destino nos brindaba por doquier El sagrado lugar, que ya mantengo en secreto con la intención de muy pronto volver a él El día se prestaba a ása, nuestra gran lujuria y amamos no una, mucho más de una vez Recuerdo la primera, fue casi en silencio era el hombre que despertó su hambre de una vez Seguimos luego apreciando cada uno los detalles que fueron tan queridos que nos hicieron volver Volver a repetir la pasión, los motivos

83 de un sueño del que en un día domingo estando apartados del mundanal ruido acurrucados en nuestra cuna de amor abrazados casi hasta el instante de asfixia alimentándonos de pasión y de amor vivimos en el paraíso, en aquél bello lugar Edén del que guardo como nuestro secreto al que aspiro poder contigo de nuevo regresar tantas y tantas veces, como vida mía, tú desees o al menos, me quieras regalar

Me gusta como eres Existen preguntas que nos ayudan a vivir Existen respuestas que nos dejan entender el por qué uno quiere siempre más el por qué se aspira y no se deja de soñar Cuando practico a producir nuevas dudas cuando mi mente me empuja a lo desconocido cuando el saber lo tenemos como comprometido descubrimos de una buena y sola vez que hay colores que despiertan mis ganas hay momentos que rompen mi calma hay recuerdos que vibran, activos y en conjunto hacen ver de ti, lo divino Aprecio la manera en que me miras cuando tus ojos apuntan a mi cuerpo Adoro cuando dices con cariño las palabras que hacen mi vida nueva Admiro el rojo de tus labios, tus uñas el fuego que calienta a un alma casi muerta Requiero el roce de tus manos, tu aliento

84 lo que a veces me dices y llena de contento que a veces a veces hacemos o pensamos en ello Me dirás que no he dicho de ti algo nuevo que repito mis halagos desde hace años ¿No es verdad! Antes requería mirarte verte, tocarte, sentirte, para saber que estabas Ya eso no es igual, ahora vives en mí hablo y te siento, miro y te veo ¡siempre estás! Te has materializado en mi conciencia de tal especial manera, que te tengo y ya Te tengo, como morena apetitosa y tropical con tus ojos negros, tu piel oscura Te tengo como rubia aterciopelada y cariñosa con tus bellos y grandes ojos verdes como pelirroja y ardiente, gran mujer como la princesa que adora a su Rey como la mujer que yo siempre soñé

El juego del amor En el casino de la vida en el que uno apuesta todo En el que se da por entrega un corazón a otro En el se nos agarra desprevenidos sin conocimiento ni acierto donde pretendemos, convencidos ser sin dudas, merecedores del premio que supuesto se nos ha asignado o de eso que es lo que creemos Salpicamos la vida con algunas especias que endulzan el día haciéndonos así ver

85 que puede haber alegría en vez de soledad Bajo el supuesto de un desear sincero se abren dos posibilidades una que nos acerca la otra que nos separa y con ello incómodos vemos se aparta de nosotros la posibilidad real de descubrir las cosas que hacen las distancias las razones para continuar Mientras sigo convencido que se debe esperar a ver de los sueños sin tener que opinar lo que el destino depare que como todos sabemos eso nada más, será la lotería final

Mil y una vez más Te he querido llamar para confesarte mi verdad Lo hago porque recibir y dar da el mismo placer Ayer fue un día feliz que vivirá por siempre en mí ¿Cómo podría ser de otro modo? Salimos desvestidos, sin planes sin saber a dónde íbamos

86 y llegamos al paraíso un lugar que por extraño, olvido Ése fue el sitio maravilloso en el que nos amamos Recuerdo con entusiasmo los detalles del encuentro Recuerdos que me mantienen enamorado y bien despierto Veo, cómo nuestras manos se buscaron en un baile de pasión Ellas se acariciaban mientras nuestros ojos miraban y a la par, los labios temblaban guardando a una lengua vacilante expectante, inquieta, lujuriosa que sin esperar más penetró en tus recintos transmitiendo en silencio cosas que no se podían expresar El cuerpo ya inquieto no lo pudo soportar entre otras, quiso participar Las manos en un sentir obedientes entrelazaron cuerpos ardientes que se apretaban mutuamente hasta un límite insospechado Aquello dio forma a un estado inusitado pero con todo, no satisfechos los cuerpos, sabiéndose vestidos ambos se desnudaron En vez de frío, se comenzó a sentir por todo el cuerpo, un calor extraño El espacio fue frontera La paz, gran compañía El amor, la melodía y la pasión, traicionera El tiempo se extravió

87 como lo hace la memoria cuando disfruta y se olvida de mucha de su historia Saltaron gemidos entre las sombras Palabras que se dijeron Condimentos de dos en soledad que sirven para dar fuerza a dos seres que practican el oficio, del buen amar y en el paseo de las mareas el vaivén de los sentidos el roce, ése, clandestino algo Iba creciendo más y más daba la impresión, se intuía el final Lo que no pude hacer era del todo comprender hasta dónde y cuándo daría comienzo la paz Aquella turbulencia pasional era digna y ejemplar los momentos repetidos parecían únicos las imágenes penetraban los sentidos como película apreciada Ya ves, he querido recrear lo que me regalaste ayer y por más que lo traté no lo he podido hacer y es que de esto a la verdad hay tanta distancia hay tanta inexacta realidad que para poder lograrlo estoy por demás seguro lo debemos repetir volverlo ambos a vivir no una sola vez mil y una vez más

88

La otra parte de mí Hay momentos que llenan de tristeza a la misma indeseada soledad Es la carga que cada vez más pesa cuando miro y veo que no estás Mas cuando analizo lo que en ti noto que tu rostro asoma tanto dolor, siento tu padecimiento como propio y es que entre otras al fijarme en ti expresas con gestos muchas cosas Me dices en silencio que me amas y te cansas de mostrar el error ajeno No sé cómo entregarte mis amores no sé cómo decirte que lo siento no sé cómo expresar mis sentimientos tan sólo sé mi amor, que te quiero Quererte es una parte de mi vida amarte es quizás la que yo escondo desearte es en sí lo que me pasa y lo inexplicable, es, aunque no creas que no puedo complacerte en lo que quiero Te hablo, te miro, te digo, me callo, Me voy lleno de angustias y dolores se queda tan solo mi sombra El fantasma de la duda me cobija y me siento escapar de tus adentros pareciera que va a ser así lo nuestro pues no comprendo lo que nos sucede No pongo en duda que me amas,

89 eso, yo lo sé y acá lo reconozco como también te puedo decir que te amo con el más grande sentir y que la vida no me sabe a nada a mí si tú no eres la otra parte de mí Un pacto de amor Dejaste que mis ojos penetraran tu mirada abriendo los azules cristales que invitaban a pasear libremente en los recónditos pasajes que permitían ver tu hermoso sentir y fue tal el aprecio y el amor observado que volvieron mis ojos a mirarte otra vez Ya no fue dirigida mi vista al mismo lugar Tus hermosos labios fueron tentación de un hombre sediento de tu amor y, a ellos en desenfrenada entrega sin medir y ni preguntar, los fui a buscar Posé mi boca en la tuya, como se suele hacer cuando un hombre admira lo que puede ver Fue un encuentro de paz, de plenitud pura en la que vertimos mirando a la luna los pensamientos que por años maduraron en nuestra percepción y no nos habíamos enterado Sellando un pacto en comunión total nuestras mentes se hablaron sin parar Resumo de ello tan sólo el final pues hay secretos que se deben guardar Ocurre entre dos seres que se encuentran y desde entonces no han parado de hablar se han dicho de todo, de lo bueno y del mal se han tocado heridas, prontas a sanar Lo que puedo decir y que no podré olvidar es que entre ambos nos juramos un amor Tejimos con finas cuerdas de caricias nuestras metas con energías sinceras

90 Dejamos que la noche pasara y concluyera el motivo que hoy me inspira y que es razón de sentir entre otros este hermoso amor

No te vayas de mi vida No sé si te quiero No sé si me amas No sé si al tú no estar a solas, lograr pueda alegría para mi alma Se pierde mi horizonte cuando no veo tu rostro Se extravían mis deseos al no sentir tu cuerpo Se apagan los sonidos si tu boca no me habla Se duerme mi vida de tú no estar presente y mientras divago mientras lloro a solas Cuando la triste realidad se hace vigente donde sólo te puedo pensar mi mundo se llena de dudas de las que dan comienzo y continúan sin nunca acabar Son tantas cosas, querida mía las que mi mente olvida que se me olvida quien soy y entre lo que se me olvida de nuevo son tantas, vida mía

91 las que se extravían y las que no sé que dejo pasar el día como pasan los meses creyendo que con los años pueda llegar a comprender que la luz de mi espejo la música de mi amor el vibrar de mi cuerpo o el temple de mi voz viven cuando te tengo y muy a mi pesar mueren, cuando te vas

Introspección Comencé sacudiendo pensamientos para que se aireen con soltura ayudados por el sol y el viento Vengo a modo de consuelo a ver con otros ojos los desaciertos Lo hago con paz, ¡madura introspección! Que debilita hasta el cansancio la cuerda voluntad que dignifica el dolor que como hombre guardo Mirando de reojo al futuro por venir

92 para dejar a un lado el pasado me doy plena cuenta que no puedo entender cómo andar si cada paso que uno da, debe entre otras estar mirando atrás Por ello, en este bello atardecer en el que el sol es amigo salen del alma motivos para expresarlos contigo y van volando unidas, gaviotas llenas de paz y alegría dejando atrás el alboroto de éste que fue un compulsivo día Las riendas no me permiten llevar el sueño a paseo por temor a lo que ocurra a lo que temo y no veo Guardo las ansias rebeldes todo aquello que no olvido para que cuando quien deba ante mí, ella, esté presente y las realicemos con cariño Me hablo, la noche ha caído El sol en su cansancio se ha marchado como amigo dejando recuerdos gratos de calor, pasión y cariño que sirven en soledad para cuando no estando contigo sienta entre otras un poco de paz ante un amor que se ha perdido Dejé que el reloj corriera di el justo tiempo para pensar No llegaste, me cansé de esperar quizás me ocurre como al rezar que uno pide tanto a Dios creyendo que pronto vendrá

93 y nos toca muchas veces Saberlo como amigo, mas con todo y ello, llenos de ilusión nos dormirnos, solos, en el camino Un poco de miedo Sentado en la experiencia que se disipa Echando un vistazo al vacio que nos arropa Tolerando el frío de la soledad que se impregna en uno y no se aleja Intimando de dar razón a la existencia en los momentos en que generamos milagros Al ver cuando los años nos arropan cuando el gélido hielo del tiempo nos pinta entre otras los cabellos Cuando la paz se asienta y nos cubre Cuando el momento es lo extraordinario dejo a mi presente pasivo para que repose y traigo con placer y gusto al pasado A veces con tan sólo cerrar los ojos voy traspasando sin darme cuenta las coloridas páginas de mi vida Comienzo, leo tan sólo algunas cosas y desde ya, realizo que la novela vivida posee maravillosos atardeceres instantes de los que uno no olvida Tres grandes frutos dio mi cosecha mismos que en especial son mi orgullo Las amadas estrellas han dejado huellas al ir abriendo en mi vida caminos que perdurarán con la bella esencia con el recuerdo íntimo y querido Dos de ellos también, ya han sembrado sus propios frutos: tres nietos divinos Gabriela, Maia Liel y Asher David Orgullo que llena de vida mi alma entera

94 Cuando sigo absorto en lo por mí querido me doy cuenta que del libro, la mitad y acá, considero para ser justo, es bueno el aclarar gracias a ellos, ya lo he divinamente vivido Mas lo pasado, es algo que aunque no olvido sirve para comparar, para tener entre otras muchos y muy variados recuerdos queridos Ahora con lo que se acerca, se avecina con la incógnita de un futuro desconocido me siento como ayer, en mi juventud contento de vivir, pero además de ello noto dentro de mí, hay un algo desconocido que me place poder vivir, el sueño por venir pero sé que ello, me da un poco de miedo

La lengua, arma y cuchillo mortal Penetrantes palabras que irrumpen destrozando los moldes internos sacando del fondo al diablo del infierno Rayas que marcan, laceraciones y heridas Latigazos del verbo, rompiendo cerebros Calumnias humanas, causantes de males generadas por celos, como fondo de miedos que nacen, se crecen, matan o hieren Amor que se mezcla con odio y celo produciendo calor como lo hace el hielo que nos quema sin razón, motivo o sentido Hirvientes cuchillos de una lengua negra escondida bajo la sombra de un secreto Perjuicios de mujeres a hombres honestos venenos de una mente enferma a los vientos sin medir resultados, sin conciencia alguna

95 todas, cual penetrantes palabras irrumpen destrozándonos los moldes internos sacando del fondo al diablo del infierno y mientras un hombre llora su dolor ajeno una sonrisa se clava en el mismo hielo dejando rasgos que no borra el frío viento logrando envenenar un dulce ambiente para satisfacer el celo del egoísmo en el que decir, en vez de algo bueno lo pérfido penetra ya y viene matando sin motivo verdadero a ése que fue amigo que dio su corazón y apoyo sincero Se rompe el amor Se rompe el amor Cristales azules de un cielo querido Se rompe el amor Son trozos de carne de un corazón herido Se rompe el amor dos almas se alejan pasan al olvido Se rompe el amor promesas que fueron que el viento llevó Se rompe el amor sueños despiertos que vienen y van Se rompe el amor el mismo que un día nació sin pensar Se rompe el amor ya no recuerdo su nombre ni voz Se rompe el amor

96 cuando miro al destino y sólo escucho mi voz Se rompe el amor y tan sólo pedazos quedan de redor Se rompen cristales azules, esparcidos por doquier mostrando el dolor que se comienza sentir Los trozos de carne de un roto corazón desangran sentires llenos de dolor Las promesas llevadas por el viento se suelen perder y se van con ellas pensamientos, las ilusiones de amor y cada uno de aquellos momentos que fue la vida de aquél ido amor. Intensa determinación Comenzar un mensaje, es revolver las ideas Pretender que con ellas uno pueda expresar las cosas que son ya parte de nuestra humanidad los recuerdos que son sentires de amor y paz es de nuevo un imposible, algo utópico Se dificultan las notas, cuando se quiere tocar una música que pueda el dolor calmar Entonces, se nos entremezclan las palabras convertidas en un juego casi inconsciente en el que se traduce ya muy poco a veces, la simple expresión de la gente y ante una confusa interpretación freudiana involuntariamente, se van abriendo rumbos, ganas Quisiera que a veces me entendieras dejándome dormir solo, en mi cama Desearía expresar con la nítida sonoridad de un ave canora que trina y con ello clama Volvería a pisar cada una mis huellas si al hacerlo con sincera razón contribuyera

97 a asomar la parte que tanto guardo el cariño o amor, los sentires que a diario colmaron de ilusiones a un viejo olvidado tanto ayer como hoy y, sin dudas como mañana Divagaciones fuera de contexto y tiempo Alucinaciones que trabaja el intelecto Matices que un hombre porta dentro y que cual pintor extrae, desconociendo el final, los tonos, rostros o la calidad que saldrá como tela, lienzo u obra final Zigzaguean las palabras en un baile emotivo unas se pierden, otras están conmigo Danzan los recuerdos, tantos que no olvido y en la suma de las partes, de todo lo vivido saco un solo ejemplo, que es motivo de darle un contento amigo al pasado Pues sin temor a dudas, me consta que de él y con ella, si he aprendido y de ambos sé que estuve enamorado

Madurando sin remedio Con el tiempo, la edad y el momento con los golpes, la razón y realidad con deseos, añoranzas o tormentos

98 con la intención de ser yo nada más Acostumbré a mi razón a ser conteste respondiendo a un afecto con amor Son detalles que enaltecen a un ser vivo en los que apuesto con sentido y razón El miedo a enfrentar a lo perdido cegó en parte la respuesta de mi voz Se decantan las vivencias que nos gustan se archivan los amores de redor se analizan los errores cometidos llegando prontamente a una conclusión El correr ya no es amigo paciente La humildad, junto con la intención salieron ambas, de mi vida, sin retorno voy haciendo como el tic tac de un viejo reloj deja, pasen a su gusto los segundos y sólo tañe, cuando marca una hora el reloj Ya no pretendo más de lo que puedo Ya no concibo ser alguien y no yo ya no me inscribo en el libro de los otros quiero en el mío, ser, el que lo escriba yo Empujar las olas que se acercan a la orilla frenar la lluvia, la caída de las aguas apagar la luz del sol de la mañana ocultar de un cielo despejado, a las estrellas o acelerar con fuerza a la creación son empresas que por imposibles se niegan como obras que ha realizado Dios Ya no pretendo correr en el invierno no se me ocurre dormir durante el día no me imagino a estar en soledad en la espera tan sólo de otro día No pienses que me he vuelto sordo que mis ojos no subrayan la belleza que mis oídos no apetecen los susurros o mi boca ya no registra la sed de ti Mas, si alguna vez no respondo al llamado

99 si cierta vez permito descansar mi voz es tan sólo el miedo de expresar sentires entre otras cosas el descubrirle a alguien, mi amor

Dime mujer Dime, ¿qué es lo que me has hecho? Ya no sé lo qué hacer no sé qué pensar ya no sé lo que deba entregar Y después ¿Qué es lo que me has hecho? Será que otra vez, he vuelto a soñar o tal vez ¡he retornado a la vida? Dime pues que es lo que me has hecho ahora que logro pensar, que logro ser ya, cuando sé que te veo llegar también que me puedes entender Di mujer ¡Qué será o es esto? Uno quiere saber, quiere comprender Llega al final, la vida se va. El amor se gastó y me haces creer en un renacer Di mujer ¿Qué nos hemos hecho? Yo tal vez te observé, te miré y deseé quizás también alguna vez te olvidé y vienes ahora, tocas mi ser. descubro que se ama con el recuerdo Presiento que se ama con la ilusión

100 Asumo se ama y uno no sabe si esto es o no en verdad amor Di mujer ¿Qué te puedo yo decir? Llegaste como lo hace la lluvia sembraste una gota y germinó. Ahora es la primavera la que habla la dulce primavera en tiempo de invierno rompiendo esquemas, abriendo sueños Di mujer ¿Qué será de mí ahora? Que mis manos arrugadas tratan de llegar a lejanos lugares, mi boca sedienta pretende beber el musgo de tus piernas el rocío de tus ojos, la miel de tu ser mas, ya no me acompaña el joven aquél lleno de energía, de vida, de pasión y ser Dime tú, mujer, di todo lo que tú quieras Pero por favor, dímelo de una vez Te propongo hagamos un cambio Me he acostumbrado a hablar con mi sombra me trata bien, le digo cosas, me escucha Su silencio me deja ver que me entiende que comprende la soledad que me acompaña Han sido tantas las veces que estamos juntos que cuando eso no ocurre, me asusto El hombre se amolda al tamaño de su dolor Se encuentra sumido en un qué hacer y deja tranquilo que los ríos pasen y se lleven las preocupaciones que pudieron brotar ayer que no han cambiado, pero que no han de volver Me he acostumbrado a hablar con mi sombra que cuando no me acompaña, la trato de ver La busco en los rincones silentes de mi casa en la acostumbrada terraza, donde suelo ver a una luna que aparece tan enamorada

101 vertiendo su plata para mí y, por doquier Me he acostumbrado a cosas tan extrañas que la soledad, ya no sé si es buena o mala y cuando genero esas dudas que se arraigan vienes, en sigilo, acercas tu voz a mis oídos proyectas ideas dormidas dándole fuerza a los sentidos con ello, veo que creas deseos que oprimidos de una buena vez, saltan juveniles de mi conciencia lo hacen en el espera inusitada de un lamento cual paciente costumbre que ya está enquistada vienes, me cantas, llegas, cambias en un suspiro la agotada calma que desde tiempo, vive conmigo A veces y hoy ya me consta, cuando en la vida transito si levanto mi vista, aparecen señas variadas en el camino aunque no lo creas, unas se dejan ver, no dicen nada otras, como la del sonido de tu voz se asientan, crecen me convierten en amigo permitiendo darle nuevos aires a mi cuerpo Por ello te pido cuando me aleje de ti cuando lo haga por cualquier motivo no dejes de llamarme, hablar, hazlo conmigo a cambio te ofrezco más de un saludo te regalaré un poema, una rosa roja, un beso y todo aquello que de algún modo complace esa caricia que le das a mis ojos estos placeres que le llegan a mis oídos

102

Otro tipo de amistad Dejamos pasar la vida sin darnos cuenta Presumimos ser dueños del tiempo Creemos que los milagros van y vienen y que cuando uno quiera su contento con tan sólo dar una voz de alarma con una pequeña señal o llamada esa persona que amamos, vendrá Medito y llega la hora que se encuentra Con momentos en los que hemos vivido llega, se acomoda y nos demuestra que he pasado un buen rato contigo Pude, descubrir una nueva cultura un sentir que no nos es conocido eso que da la satisfacción de poder decir que uno vive cuando sí, estoy contigo Quiero recordar los momentos hermosos que siendo pocos, hemos juntos vivido

103 Saborear todo lo que hemos hablado y sí, volverlo a hacer una más como amigo Si he sembrado, no lo sé, pero sí que como agricultor quisiera cosechar algo que promete que se ve, puede ser pero de seguro que no es como amigo

Más que mañana Serpentean en mí, deseos que no natos luchando, tratan de buscar una salida generan en mi cuerpo ciertos cambios haciéndome ver a lo lejos una luz que brilla Los acordes musicales que presiento hacen convocar a cada momento las razones que justifican mi osadía y en la penumbra cierta de un descontento dejo que baile y se divierta mi alegría Retumban a lo lejos visiones olvidadas presumen mantenga en mis pensamientos cosas que se adhieren como en la telaraña que hacen cavilar, pero que hoy ya extrañas se deben disipar, como lo hace el humo cuando una vez apagado el fuego se va Entre la risa, tu cariño y gran bondad quiero correr tan rápido como mi tiempo para que una vez lograda la felicidad rompiendo en parte todo razonamiento pueda contigo, una vez más, volver a amar ser libre, para que si soy llevado por el viento me pueda robar del cielo los cristales las luces que de noche cubren el cielo las aguas más profundas de la mar las aves que migratorias recorren nubes

104 y todas las hermosas flores de colores para que llenen tu cuerpo con mis ganas inunden tu cuarto con exquisito dulce aroma y al final sin pretender saber algo más te quiera hoy tanto como lo hice ayer, y mucho más de lo que haré mañana Cuando el amar genera dudas Pensarás que me he olvidado de ti ¡Ni se te ocurra! Nada más lejana a la verdad Cuando de reojo miro tu ausencia y los impulsos me invitan a más llega de repente a mí la conciencia corta mis alas, no me deja volar. La vida posee tantos escalones divinos en los que toda mujer debe pasar Dar comienzo desde el hombrillo luego de subir uno a uno, llegar al final Acompañarte en ese trabajo, quiero decirte que puede ser mi sueño personal No permitir que llegues a tu nido es algo que luego no me sabré perdonar Si miro con descaro la posibilidad de tenerte quiero sepas que es el hombre el que lo piensa Cuando permito a mi intelecto tome parte te hable, escriba o comente luchan fuerzas desiguales en mi mente Me doy cuenta que de herirte, no podría alguna vez perdonarme Se juega con muñecas, con juguetes, con la vida Se juega con ilusiones, con ternuras y con amigas Se juega con cierta edad, con los niños y las niñas pero cuando se llega al final, cuando es el corazón, el cuerpo y el destino un hombre no juega, se entrega sin medir se da con la fresca ilusión

105 de creer en un porvenir, ¡ay! En una pasión Mis manos tiemblan a cada rato cuando deseo alzar el teléfono para llamar Mi cuerpo grita eufórico, ella es tuya No seas tonto, es tuya, nada más Es entonces que doy rienda suelta a mi censura a la conciencia que heredé y al posarse en mi la cordura así como con mis manos lo tomé lo bajo con mucho cuidado no vaya a ser que el diablo que rodea mi entorno llame a tu número y no sepa que hacer Si amarte como a una hembra Si poseerte como a una mujer Si cantarte canciones de cuna Enseñarte de la vida los secretos Aprovechar cada instante, cada segundo E ir cargándome de energía con tus besos Y permitir que ocurra lo que sea Pues viviré contigo momentos gratos Aunque al final ya no seas mi compañera Sin dejarlo pasar A veces imagino que debo callar mis pensamientos A veces me suele suceder que es tanto lo que pienso que mejor sería dormir el día, correr la noche abrir las cortinas de mis ansias, dejar a la osadía y dominar cada instante que me quede de vida A veces cuando de tristeza me veo nadando el mar el inmenso mar que se agranda con la soledad pienso que la otra orilla está tan lejana, tan fría que mejor volver a la mía y quedarme como está Cuando me detengo en este punto a pensar concluyo, ésta, pueda ser la solución a incógnitas, pueda ser la respuesta sin salida a eso, al amor

106 Me han enseñado tanto, a ser, tener, recibir y querer que no me acostumbro a callar, esperar o pedir y cuando para generar algún cambio me obligo a ello me veo en otro retrato, en un cuadro no mío, ajeno con una gente que no conozco y, no soy el mismo Mi rostro y hasta mi cuerpo pierde el protagonismo Hoy es un día especial, lo llaman, el día del amor el día de los enamorados, día de San Valentín El frío que ocupa en vano, ése, tu cálido lugar me deja pensando en tantas cosas extrañas que divago, entre lo que quiero y lo que amo lo que sueño, tengo, pido o sólo, reclamo Van mis deseos encaminados a un sitio común en el que me doy plena cuenta, estás tú y dirán ¿Qué ocurre? ¿Qué esperas? ¿Qué deseas? Mirar la alegría que en mí tú ya generas es algo tan extraordinario que no lo juzgo Es como ver no uno, cientos de milagros y uno se pregunta, ¿por qué a mí? ¿Yo? ¿Será que ya me toca el turno, de tanto pedir? ¿Será que siempre has estado a mi lado? Y mi ceguera por tu brillo ha opacado tu visión ¿Será que para poder saborear lo dulce? Uno debe primero recibir, de la vida, el amargor Hoy me haré el tonto útil, hoy seré el cuerdo Hoy día en el que juego con deseos y recuerdos Quisiera saber que soy el protagonista, de tu futuro Reconocer que soy el amor de tu presente Entender que soy el sueño de tu pasado Y terminar sin dudas, en que soy no sólo hoy, Hoy y siempre, seré tu eterno enamorado

107

La alegría enfrenta al verbo Llevo días tratando de encontrar el modo o la manera de decir, hablar Poder expresar un sentimiento Cuando éste, nace del corazón, Cuando el mismo viene del alma Cuando expresa un sentido querido Cuando quiere asomar una sensación Cuando trata de compartir algo especial de a poco, se nos agotan las palabras He rebuscado en el fondo de mí lo que un día como hoy quisiera decir y nada sale, parece que mi mente se acobarda pensado que en vez de expresar una oración querida y pueda por el contrario abrir heridas a tu ya golpeado corazón Con todo y ello, no puedo callar, lo sé, es tanto lo que te quiero que de hacerlo no lo podré perdonar Por ello, si mis letras no te dicen lo que tu corazón reclama Si mis palabras no te halagan

108 no te llegan o simplemente pasan entiende que hubo una intención hacerte saber que sin dudas vida mía éste que te habla, lo hace con amor es por eso que en un día tan hermoso en el que no pude enviarte flores En un día precioso que no te supe dar Acepta lo que con humildad sale a tu encuentro porque quisiera ver en ti el contento que traté en mí de expresar Cuando di comienzo a esto, que no lo sé como acabar Pero que pretendo entre otras cosas decirte que por ti, volví a amar a la vida, a la suerte, a la patria y pienso que en ese aprendizaje también logre amar, hasta a la muerte

Querido padre: Que tus palabras continúen su vuelo en este maravilloso universo, que sean completamente libres para llegar a los lugares oscuros de sus lectores; que transformen oscuridad en luz, tristeza en alegría soledad en compañía y que se expandan en tiempo y espacio. Como bien dijiste un día, las personas no mueren, sus acciones, sus buenas acciones viven eternamente; cada palabra, cada letra que has escrito vivirá por siempre con nosotros, con los que te queremos, con los que aún no te conocen. Las palabras trabajan de forma tan extraña que ni ellas mismas pueden servir para agradecerte todo lo que has hecho por

109 nosotros. Así que ni lo intento, cumplo con decir que te amo, si es que ello llega a reflejar una mínima expresión de la realidad. Éxito en tus andanzas, en tu constante búsqueda, en tu incansable ansia por conocer, por aprender, en tu a veces difícil y otras no tanto camino de esto que llamamos vida. Paz para tu ser, tranquilidad y armonía con los tuyos. Amor ilimitado para que puedas dar, para que sigas siendo esa fuente que siempre has sido, para que sigas siendo mi papá querido por muchos, muchos años más. Tu hija que te adora, que no te escribe mucho, pero que te ama, que no te quede duda. Debbie Akinin Kramer

110

Despedida Pasar unos días con los propios con los hijos que viven fuera Disfrutar de un querer con antojo Saberse como figura la primera Son algunas de las satisfacciones que en estas vacaciones, me traje Son suficientes emociones tenidas Son apenas pocas de las expresiones que saltaban de mi boca, mi mente que impregnaban todo el ambiente Una vez llegada la hora del retorno en la que uno hace balance de las cosas vividas, del pasado de los encuentros tenidos, del presente de los días por venir, del futuro ya recupero algunos de mis sentimientos para dar un valor justo a todo ello He aprendido a querer desde lejos Ahora pude hacerlo con las fibras de mi piel y es que no es lo mismo hablar de algo que darse el gusto de poderlo hacer El frío que nos cubre la distancia se apaga con el calor de un buen querer

111 reconozco haber bebido del vergel Estos días, cada uno de mis seres queridos me han enseñado que hay amor y bondad y esos son los regalos que me halagan que nos hacen soñar, premiando con creces lo que en la vida alguna vez, pude aspirar La última lluvia La noche húmeda se presentía fría Se prestaba silente al amor La mesa estaba servida Éramos solo los dos La velas encendidas pintaban en las paredes figuras móviles que miraban el cómo nos queríamos los dos El apetito cambió sus hábitos El gusto de tu sabor lo mejoró Nos miramos, nos tocamos eso fue casi un adiós Cambiamos de un cuarto a otro De algo bueno, a lo mejor Dimos rienda suelta a la imaginación Bajo el repiquetear de la lluvia ante el frenesí de tu amor pasé como hace tanto tiempo no lo había vuelto a hacer yo Es que hay instantes en la vida que nos marcan por siempre ellos casi viven, suceden como rayos mas jamás y nunca perecen

112 Las horas que compartimos en las que ambos entregamos no tan sólo el cúmulo de deseos todo aquello a lo que amamos es quizás de ese gran momento que guardo el recuerdo más sagrado Pues además de haberlo vivido me distraen mucho, fueron, gratos ¿Qué te dije? Amor ¡No lo sé! ¿Qué me hiciste? Vida ¡Lo olvidé! Sí de lo que jamás arrinconaré Serán tus caricias dulces y tiernas Los melosos besos que apasionados se mezclaban con susurros desbocados generando movimientos compulsivos por las promesas que los ojos cómplices secretos de nuestro amor se decían, se ofrecían, se gritaban hasta que al final, se agotó nuestro amor

113

Vigilia de amor Como de costumbre cuando sufro cuando la soledad mata dejo que mi mente me supla de la compañía más grata y así, soñé que estaba soñando Entre sueño y sueño te veía Tú eras luz de estrellas, luz de día Yo en cambio, jardín de tu pradera Se fueron mezclando mis ideas entre el sueño que aspiraba y ése otro que en realidad tenía Se abrían tantas ilusiones se generaban deseos, sueños, osadías que ya no quise despertar siendo de día pues temí al hacerlo entre otras cosas que de mí, corazón, desaparecerías Volví en sueños, a posar mis manos en tu cuerpo fue tal la emoción y el sentimiento ya mi cuerpo todo, claudicó Se postró a tu lado con tanto encomio que el uno y el otro, fueron uno, no dos El silencio que nos rodeaba fue místico por la oscuridad del cuarto, la tenue luz Fue tan real el sueño que soñaba pareciera haberse convertido en ansiada verdad de una conciencia que aún no entiendo ya que los besos ardientes que solías dar siguen en mis labios sedientos

114 a extremos que aún quieren más

Analogía visceral Bebe el sediento de la fuente para calmar un poco la sed Alimenta un ave a su cría tratando de hacerla crecer Vuelan las aves migratorias en la ruta de calor y solaz Giran las estrellas y planetas como manecillas de un reloj marcando en cada corazón su destino e ímpetu interior Rocías con toda la fuerza tu perfume a los vientos haciendo, a mi contento te atraiga a mi memoria

115 yo, sigo escribiendo historia entre lo que quiero y sueño entre lo que tengo y pido y es que eres de éste, todo mi ilusión, mi contento y de mi corazón, como ves eres, lo más querido Texturas que marcan el alma Terciopelo es el toque de tu habla que penetra sincero en mi sentir Calurosa es tu sonrisa constante la que me hace entre otras decir que tu compañía sacia mi soledad tu pasión calma mi amor, mi alma y tus besos, dulce cariño mío entre otras, mis ansias de amar Abundantes expresiones te brotan cuando tus dedos tocan mi ser El vocablo se convierte en verbo y el placer comienza a renacer La piel se eriza, la vida también Es que tu sonrisa florea como clavel Tu boca rojiza, con pétalos de miel Tu miedo, por la reserva, vibra lo hace y ya, me deja saber Sí, aunque no lo creas Aunque quizás no lo dije ayer Todo ello, logra en mí vida mía Hacer que lo siento pertenecer pues generas en mí un placer

116 que antes no supe reconocer Es el orgullo de saberme el dueño de los secretos que hemos guardado de las veces y del hermoso tiempo, donde el recuerdo fue tan grato por cómo has sido conmigo por lo que me has querido y por cómo ello, me obliga a ser Son tantas y tan variadas las experiencias, que sagradas las guardo, y sólo desempolvaré cuando el techo blanquecino ya no pueda generar, todo lo vivido Como ese toque compulsivo de tu afecto representado por tu lengua como manifiesto El que me hará ver el colorido que impreso has dejado en todo y cada parte de mi cuerpo Fue si no lo dije un roce lleno de afecto claro El que me guardo para mi despertar y que anoto en este cuaderno, donde lo mantengo, sólo, por si me duermo

117

Supuestas órdenes Me ordenaron muchas cosas No me preguntes quién fue tan sólo puedo decirte que su voz me confundió Era un tono de otro mundo en el que no se requiere de voz Sí, lo sé dirás que son tonteras de un hombre viejo como yo pero debo admitir, me dijeron que te amara todo el tiempo Me ordenaron te mimara y con ello te entregara lo mejor de mi pensamiento Me ordenaron, me dijeron las cosas que recrudecen el dolor Me ordenaron con cariño lo hicieron con honor Me trataron como a un niño llenaron de dulces mi corazón Me ordenaron en silencio con la fuerza de los ojos con la intensidad del amor

118 Me ordenaron que te amara por ello, ves, obedezco vida mía y con toda mi pasión hoy y desde ya, me pliego a tu amor

En caso de que seas tú Pasas por mi casa, saludas, te vas Pasas como lo hace el viento se deja sentir, no dice a donde va Veo en mí gran desacuerdo que logras pasar, sin mirar atrás y debo callar para no gritar, llorar el dolor de saberte lejos, un poco más Reconozco tu dulce manera de hablar es toda una melodía graciosa como también aprecio tu impronta marca ese rastro que luego miro y admiro mas si debo decir algo que pienso si debo sincerar mis pensamientos quisiera que cuando te toque regresar no pases de largo, quédate un rato más permite que te hable que te pueda mirar te diga cosas bellas, te pueda besar dejarte que compares, que escojas

119 que al final no quieras regresar por la alegría obtenida por tanto más que sé algún día te voy a profesar cuando con paciencia, seas mía nada más

Espero sin desesperarme Acciono en los momentos tranquilos la sed que me permita sentir algunas ilusiones, un canto de gloria para con ello tratar de producir algo de alegría de felicidad real algo que convierta cada día en eso que un hombre puede aspirar Los caminos se atraviesan silenciosos augurando las rutas que debamos seguir Ahora depende un poco de la suerte a cual de ellas en especial debo elegir Hasta ahora mi elección ha sido feliz Por ello como ves aspiro, mis sentidos me indiquen y me permitan revivir las horas que han sido grandes motivos a las que un hombre quiera volver a pedir El aroma y el sabor de tu boca genera apetito de lo que tanto nos deleita La imagen de tu cuerpo es sombra del momento en que te pienso y quiero Así como la ternura de tu voz es el eco esperanzado en tantas de mis alternativas Ahora dejo que un soplo de afecto y amor

120 te traiga a mí, cumpliendo mi sueño de amor

Otro sueño real Doy lectura a páginas en blanco colocando las letras que le faltan Prevengo a mi corazón para que frene los impulsos que dan las esperanzas Pasan imágenes, algunas extraordinarias que dejan el sabor de un plato deseado Mientras, tomo un respiro, pregunto, ¿Qué hago? Manejar un barco sin piloto volar tan lejos como donde no haya rumbos creer que uno es el arquitecto de turno capaz de hacer real un simple manifiesto Son las primeras trabas que hoy encuentro de cualquier modo tomo el lápiz y escribo no he aprendido a ser simple ejecutor de algo Me gusta participar en todo lo que sueño

121 así que agregaré personajes queridos para que el paso del tiempo me agrade Colocaré tu nombre en la portada como señal de que es el libro que deseo y dormiré hasta que llegue el mañana siendo además, de mía, mi vida y mi sueño Frente al borde del comienzo Pasado el ímpetu de la corriente en la que el río traslada las voces, tal como el recuerdo los deseos míos Vengo mirando con mimo al cielo en la esperanza de ver algún claro. Un espacio de luz que transmita, un eco de la razón que hable, un impulso del sentido que mande o hasta la fricción de una simple palabra que lanzada sin querer al aire me haga ver cosas y me permita tomar la decisión más encomiable. Cuando platicamos de la vida, del amor Cuando palpamos la raíz de nuestro ser Cuando pretendemos sentir pasión más que la de vivir sin saber, nos encontramos ante un solo camino el de querer de una vez hacer El otro que no existe pero que pudiera ser simplemente sirve para dormir ilusos sueños que andan vagando por la calle del olvido, sin pretender ser más que un otro más Ése, no puede ser para mí el camino

122 que en lo que me queda de vida vaya a abordar Me gusta mirar el horizonte, el mar ver los colores que surgen con el sol las tenues luces que proyectan aquellas siluetas que danzan al son mostrando poseer una vida complaciente que pareciera en otros vivir con ilusión Sin ser tarde aún, me he dado cuenta de que lo que más añoro y con fervor es al caminar, no ver una sombra, en mi conciencia, quiero sean dos Una que además de compañía me trate como quisiera hacerlo yo con la sublime y delicada paciencia con las dulces caricias que salen contentas que al final en conjunto conformarán el calor y la pasión de mi amor

Curandero mayor Expreso a todas voces mis poemas sin que ellos tengan destinatario Hablo con las letras del poeta es algo que suelo hacer a diario La ilusión de un hombre cuando escribe cuando mira al cielo sin retardo son cual el canto sagrado

123 que nace al ver la suerte a los lados La mujer como motivo la familia como razón los amigos como de cariño y hasta ese dolor de amor son apenas razones que con suma razón generan de un poeta su musa e inspiración A veces me topo con cosas que me hacen dudar si uno debe escribir para todos o tan sólo lo escrito guardar ¿Qué sería del mundo que viene? De ése que está por llegar si los poemas hechos a medidas fueran de una persona nada más Escribo lo que siente mi alma Escribo lo que siente mi amor Escribo para aquellos que gusten a los que leer les genere pasión Mi canto es para el cielo retorna de él con fervor pues cada palabra escrita está impregnada de razón No escribo para niñas solteras por mi edad el médico lo prohibió No escribo para mujeres solteras que aún desconocen el amor Menos para las casadas ¡Válgame Dios! Lo hago para mi vida para vaciar, llenando a todo el que busque refugio consuelo o una explicación mayor

124 La suerte de amar es un vicio que se debe sembrar con fervor Aquél que quiera a su amada verá con mis poemas no a alguien que se enfrenta sí a un curandero mayor. Insaciable sed de ti Como ave canora que busca el placer en el agua del río Como gaviota que se refleja volando en las olas del mar Como pez sacado al aire sufriendo hasta de frío Como venado buscando cobijo que acerca su hocico para abrevar así vengo a ti hoy, amor mío a saborear las mieles de tu boca a con toda calma mimarla penetrar tus sueños dorado, a libar a saciar mi amor en tu vergel a curar heridas que sangran desde que me alejé la última vez Levanto la voz de mis quejidos pretendiendo hacerte entre otras saber que eres no sólo, mujer bella un grato recuerdo, para tener eres el placer más delicado que alguien como yo pueda querer por el modo y la manera de ser que por siempre me has brindado

125 Vuelvo con la sed del comienzo vengo con mis ansias a implorar que cuando pida de ti, no un consejo seas toda mía una vez más

Mundo de Colores Seductoras maneras de apreciar las cadencias de un gran querer Imágenes que lucen al brillar cuando se aspira o quiere tener En la entregada y silente pasión van surgiendo colores que ejercen extrañas secuencias inimaginadas que logran abrir todas las puertas Entonces la oscuridad abandona la mente y la paz entre otras se asienta conforme Emanan del cuerpo luces de colores que perfeccionan las experiencias vividas De repente una boca busca a su amiga un gemido, lo hace con una otra caricia un suspiro sale, se va haciendo caminos que nacen de eso que parecieran cenizas preconizando a todo aquello por venir

126 como salida cumplidora de sueños y al presente absoluto, ya dueño al captarlo por las ondas recibidas que son causa, que son motivos de las que un hombre llegado a viejo sueña con vivir al cierre acompañado como acto final de un premio ganado

Qué quieres de mí Me pregunto sin obtener respuesta ¿Por qué aún me llamas? Imagino que la gente se apodera de los cuerpos, las risas y de las ganas sigo sin entender, vuelves con nada Se aprecia a un ser, se le adora, mañana La soledad del presente, la carencia, el eco la sonrisa, el aplauso, el cariño, la palabra Supongo, la amistad como medicina diaria

127 no únicamente creer, un pensamiento algo debe haber en tu llamada que mantiene viva algo de la llama a veces es la voluntad es la que nos falla y sigo en mi pregunta, sin obtener respuesta ¿Acaso es que me necesitas o es que me amas?

Oprimiendo más y más Trato en vano de buscar entre otras partes, en la gente El sabor que retiene mi memoria de cómo ha sido conmigo trato y mantengo presente la dulce quietud que recuerdo cada vez, llegado un domingo Las paredes blancas inmaculadas en las que podía apreciar sombras de aquel hermoso pasado En el que los niños ya hoy hombres se encargaban de hacer los ruidos Danzas improvisadas de movimientos Llenos de gusto e inocencias Remembranzas de la que en costumbre supuse poseer hasta la muerte ¡Qué triste! A veces me olvido

128 que el cuerpo es nada sin el alma Reloj que no detiene su marcha y sigue abriendo caminos inusitados ahora tal cual una avalancha vienen a cobrarme el pasado Errores que hieren hasta el cansancio esos que no permiten despertar gozos que sólo sirven, de vez en cuando, ¿para qué? Pregunto ¡Para nada! Ya que el tiempo no permite repetir para podernos de algún modo corregir Él se ocupa de marcar nada más Y yo, sigo, no paro, lucho, a veces clamo tratando de buscar, más es en vano

Un roce mágico Algunas veces, sin imaginarme vienes, me alcanzas tu mano Lo haces en señal de afecto Inconsciente, transmites con ello el calor que de ti brota Algunas veces, cuando sucede cuando a tu lado me encuentro y lo repites, rozas mi tristeza haciendo que ella se aparte pues eres cual medicina sana que logra convertir en feliz

129 hasta a esa dolorosa lágrima que a punto de brotar de expresar mi soledad duerme, al menos un día más Calurosa pasión humana la que rompe sombras Ésa que sin decir nada hace más nítida y clara a la luz Te agradezco vuelvas y lo repitas pues eso me da tanto amor como hace tiempo carezco Hoy, soy yo, con lo aprendido quien te alcanza mi mano queriendo también, para ti, ser aquello que para ti es sagrado. Mientras, aguardo en silencio tratando con la espera obtener lo que tú, ya en mí, has logrado

Aunque no estés presente

130 A veces la soledad me empuja las crisis, son fuerza en mí verdad pues cuando miro mi entorno y concibo que no estás surgen cantos de tristeza al fin son ellos en realidad los que cobijan mi mente los que me hacen pensar Es en ese preciso momento cuando el amor se va donde surge el poeta romántico el hombre que quiere dar es en ese instante de felicidad que mi pluma vuela silente tratando con ello de darme paz y« Mis ojos celebran el recuerdo del vaivén de las olas del mar Observan cuando están cerrados tu bella manera de amar Tu cuerpo sin disimulo quedó pintado en mi ser y de aquellos movimientos seguros jamás en la vida olvidaré El galope inusitado de tu brío las riendas llevadas con fervor la fuerza del aire que nos reclama agreguemos más y más pasión La noche que se hizo larga el día que cómplice lo permitió El decir que más de palabras fue un cálido y sentir místico

131 Recuerdo que tú me mirabas también de cómo te miré Recuerdo de cada palabra de las tantas que de ti coseché ellas, eran como los bellos rezos para un hombre, de una mujer Huelgan palabras Me acostumbré en la vida a recibir a tomar todo aquello que me gusta Me acostumbraron a lo bueno y a más en especial a sentirme dueño de mi hogar Me acostumbré con el tiempo a la verdad la que brota impetuosa sin represas la que salta con bondad y pureza cuando se le toca o llama a la puerta cuando se habla y se aprecia lo real Me acostumbré y ya no quiero nada más a tener a mi lado a quien me quiera a saber que sobre todo lo demás seré para ella, como persona, la primera Me acostumbre a querer por igual del mismo modo que se me amaba a dar todo y algunas veces más para vivir dentro de la felicidad plena Me acostumbré y ya no voy a cambiar a mirar a una mujer de frente no temer el hablar, en el qué dirán pues para ella soy su suerte Me acostumbré en la vida en verdad a sentir la pasión en las palabras a no tener que olvidar lo que se expresa

132 por temor a conocer la gran verdad Me acostumbré y no lo cambio por nada que un amor se refleja en la palabra y que un momento de dolor o rabia expresan el conjunto de la realidad Por ello cuando noto lo que haces cuando realizo en paz, lo que dices cuando aprecio en solitario lo que sientes cuando me doy cuenta de lo que quieres Para no romper en pedazos mi corazón ni hacerte un daño inusitado te pido y ruego, consciente de tu amor que ya, de una vez, sueltes de mí los cabos Me acostumbré a decir la verdad y hoy vengo con toda consciencia a pedirte que sigas con tu andar por la ruta que el destino te depare y dejes que me sienta feliz y libre Para poder encontrar sin más demora La compañía de una mujer que adore en toda dimensión a mi persona y sea mi nueva suerte desde ahora

San Valentín Quisiera tener, del mar, la fuerza Correr libre por las praderas También como los peces nadar e ir a donde el viento al amor lo lleva

133 Luego poder ya encontrar la razón de mi existir La bella ilusión que me mantiene cuando una vez teniéndote a ti sacie la sed de amar que nace cuando te siento cerca de mí Celebro como otrora este bello día Celebro y mi corazón a veces llora cuando veo se me alejan las horas se agotan tan rápidos los días y no me he acordado de decirte todo lo que yo para ti quería Quiero en este día de los enamorados te recuerdes, tú de mí, como vida siempre que te pienso, yo hago Este año, me prometo, haré un cambio desde antes y hasta el final desde que me levante temprano miraré a tu rostro aún sin estar tu cabello, tu cuerpo, tu todo para disfrutarte no una vez en un día, como hoy, señalado Sino para vivir la alegría de lo que llamo un milagro de saber que tú me quieres de conocer que te amo de esperar que este día sea desde ya todo un año de felicidad y de alegría de amores y de encantos pues te quiero vida mía y es que te quiero tanto

134 que al sentir de ti un llanto una lágrima emergida Se me rompe toda la magia con la que llevo mi alegría y surge el dolor, la pena hasta que florezca otra vez esa sonrisa tuya serena ese brillo inimitable de tus ojos ese sentir cálido y precioso que admiro antes de un beso antes de un te quiero y de un abrazo amoroso

Como ves, ya fue dicho La costumbre debilita La desidia lo hace otra vez El tener sin miedo nos confunde luego llegamos a perder No pienses que soy el aire que puedo estar cuando quieras No te imagines que mantenga por siempre una llama encendida No esperes de mí un milagro soy entre otras, humano lleno de defectos y mal tratos

135 de deseos y malos ratos Mujer si alguna vez haz amado o quieres amar levanta los ojos, ¡mírame! No soy la tierra que pisas de la que algo esperas crecer No soy el agua que corre al salir de la fuente o mismo del río aquél No soy la roca del camino que uno la mira y la evade para con ella no caer Quizás no sea tu energía las ilusiones que nacen cuando comienza a emerger esas que no podemos ver pero que nos hace sentir que llevamos muy dentro y son en sí, amor o tormento Sí, lo sé, tú, me iluminas El farol de tus ojos Embruja mi mente y, ya no piensa, accede me gustaría que fuese de otra manera mejor es que no lo haces como yo que de ver un solo detalle escuchar un simple gemido respirar el aire de tu aire beber del vaso en que bebes o de escuchar que aún me quieres ya me siento Rey y señor

136 Te has olvidado de mí has enfriado mi corazón Lo entiendo, ya no soy Quien una vez fui Es verdad, ahora quiero Entre otras, ser yo Uno que no mendigue Que no aspire, que tenga Que posea y lo sepa No por ello, voy a ser distinto Sólo quiero que me quieran cuando de querer se trate que me quieran como quiero ¡que lo hagan como a nadie! Te veré cuando vuelva Aquietándome de los tormentos que la soledad me ofrece Hago esfuerzos con mi mente y rebusco en lo olvidado Angustias de vivir con el pasado cuando se pretende emular lo que hemos vivido Miro en la distancia al olvido encuentro dentro del pensamiento que en más de una vez he tenido lo que ahora no tengo cuando miro a los lados y sólo veo lo vacío que está mi corazón Llegado a eso, lucho

137 Lo hago con recuerdos, conmigo Veo sin mirar y noto que pasó el domingo como suceden los días dejando recuerdos blancos de noches frías Más tarde, supe, pasó el mes hizo como cualquier otro dejándonos ver que como éste pocos. Ahora, ya pasó el año no hay marcha atrás lo hizo, denotó su lugar y como pasan detalles que marcan un punto dejando su huella me cercioro indispuesto que pasó la vida No hablo de cualquiera me refiero a la mía la que fue mi compañera Ayer por primera vez la vi me di cuenta de la quimera que pasó sin aviso sin un tal vez o un quisiera Cuando esta vez lo hizo, ella, pasó y me dijo con su manera certera que no me preocupara y esbozando una sonrisa más, con picardía sana acentuó en su palabra

138 Te veré, quizás, cuando vuelva

Alguna vez lloré El hombre se oculta a veces no sólo de lo que dice también por orgullo encubre su verdad Luchando con mis sombras me voy dando golpes Luchando con tus voces me enfrento a lo real Qué poco me conoces qué poco te conozco Qué poco me entiendes cuando dices lo que dices Y dices que me conoces que como soy, lo sabes Dices que me entiendes que mejor que yo, lo haces Me has dicho muchas cosas Hoy algunas, yo las guardo Lo que me dijiste una vez

139 que rompió mi corazón es que llorar, me has visto ¡Válgame Señor! ¡Qué cosa tan extraña! Me toca de ti escuchar es que lo dices y no lo creo ¿Será que no era llanto? Más bien una lágrima de esas que salen al viento como requiriendo perdón No involucres al miedo con una lágrima de amor Si lloro es por que quiero como extensión de amor No lloro de rabia o de dolor Lloro cuando mi alma denota una injusticia o hasta algo mayor De cualquier modo, no lo digas no quisiera la gente sepa poseo un débil corazón Prefiero me imaginen como a un hombre sin dolor Mientras, ten en cuenta que un hombre bueno tiene primero conciencia y luego un noble corazón Perdona que te diga con todo el sentimiento que no quiero verte riendo cuando me veas llorar Como tampoco quisiera

140 verte llorar, cuando me toque reír

La otra verdad Lo he pensado antes de venir Lo medité casi hasta desfallecer Así como estoy no quiero vivir Prefiero sin dudas volver a nacer Dejé que la oscura noche apagara mis angustias para no arrepentirme de lo que te voy a decir Decir suena muy seco no son palabras de quien ama que entregó todos sus sueños ilusiones y no sólo cama durante su vida real Ahora que estoy cerca que respiro de tu cuerpo que tu aroma es mi cardinal No encuentro manera de transmitir lo que siento Pues un hombre nada dice cuando su corazón está contento y, sí, luego desdice lo que por error hace cuando habla su dolor Te di de mis días los mejores

141 Te entregué de mí lo que más valoro Te regalé mis sueños, ahora tuyos ¿pretendes que todo siga igual? Mi piel se erizaba cuando te rozaba Mi sexo gritaba hasta agotar Mi boca, bien sabes que era tuya pues de ti, ella, bebía sin parar Pero así como llega el comienzo a veces vemos al final llegar Me voy no con una sonrisa ni con la paz que tanto ansié Me voy con mi tristeza pues fue en ti, yo no encontré Lo que un hombre anda en busca Además de a una mujer Trata en la claridad de una imagen En la conceptualización de un afecto En el reconocimiento directo A un entendimiento que perfecto Que deba regir los caminos Hoy, tú vas por uno, yo por otro Mañana si me permito esto No nos podremos encontrar Siendo que una pareja es un par Y que mi camino lo conozco Te dejo acá en el mismo umbral En que te dije sin reparos En el que te entregue y no como pago El reloj que me comanda Para que tú llevaras el tic tac Con orgullo mi corazón siendo tuyo Ya, nada importa, éste es el final

142 para nada sirve que te ame ni que me digas que me amas cuando existe otra verdad

A veces A veces aquieto mi mente para buscar en mi alma algo que pueda calmar la sed de estar a tu lado o de poderte olvidar A veces y no son tan pocas cierro mis ojos para alcanzar la paz que se logra en el sueño la tranquilidad de no pensar de no mantener consultas A veces miro al espejo como si él tuviese respuestas a cada uno de mi divagar reflejos que se avejentan cada día un poco más

143 A veces me siento tonto el tonto útil de los demás y cuando llego a ello surgen nuevas dudas de quién más lo sabrá A veces te quiero tanto que no me aguanto de declarar que un hombre sin amor es cual santo sin seguidores sin nada de espiritualidad A veces no me conformo me dan ganas hasta de llorar son las que en el fondo cuando se presentan me hacen ya dudar A veces y me refiero a esta en que ando que no sé lo que vendrá quisiera ya fuera mañana para no tener ni que pensar

144

Sin un adiós Llegaste a mi vida, en un momento triste lograste con tu estilo, causar buena impresión Dejaste que mis ansías, saciaran en mi mente la ingrata bienvenida, a una nueva ilusión. Ahora que te tengo, y que te he disfrutado me siento engañado, con tu poco amor No ves que necesito, un poco de cariño sabes que cual niño, estoy sediento de tu amor. Que debo olvidarte, me lo dice la gente y que a tu lado, seré un hombre triste o algo peor que mi cariño, es sincero, el tuyo traicionero he pecado al quererte, y he de sufrir por mi error Ahora que te pienso que estás en otro mundo que mi noches se escapan sin poderlas parar Ahora que es el tiempo el que nos comanda me siento sin respuestas a si esto es amor o es el infierno el que llevo a cuestas ¿Cómo puedo darte rienda suelta? ¿Cómo alejarte de mi lado? ¿Cómo hacerle caso a la gente y dejar mi amor por enterrado? Ahora que conoces mis secretos ahora que estás al tanto de mi dolor

145 ahora que ya siento lo que siento que aprendí a amar, y creo fue un error ahora, sin mirar las sombras que dejas sin escuchar el lamento o el dolor de un hombre que sabe que te ama ahora, vida mía, te vas, sin un adiós.

Te amaré ¿Quién soy yo, para pedirte a ti, que sin más, vivas sólo para mí? Que olvides a los demás, y seas mía y de nadie más. ¿Quién soy yo? ¿Quién soy yo? Se qué nunca a nadie yo he querido. Sé que nunca a nadie yo querré. Dame un chance, vida te lo pido y verás que no te defraudaré. ¿Que por qué me atrevo a exigirte? Sé que lo hago, me atrevo, más no sé por qué. Sé tan sólo vida, que te quiero y que sin ti, moriré. Preguntas sin obtener respuestas Respuesta que se pierden con preguntas Dudas que nacen y que hieren Caminos desconocidos que asustan Y que a veces nos mienten ¿Quién soy yo, para poderte decir, que a mi lado serás felíz? ¿Quién soy yo? ¿Quién soy yo?

146 Pero, te juro que mi entrega será noble y que siempre por ti, yo velaré, que verá la gente con envidia cómo vida, por siempre te amaré. Te amaré, te amaré, te amaré...

Mis sueños de ayer Lleno de esperanzas y de ilusiones Con las ganas de creer y de tener Acosté mi cuerpo sin pretensiones Mas sabiendo que te puedo querer La nostalgia que engendra tu partida La falta de tu sombra, para ver La música constante de tu amor O mismo los besos que nos dimos ayer Son responsables de mi locura Del quererte y quererte tener Ayer soñé que estaba a tu lado que íbamos juntos, los dos de la mano que dije muy pocas palabras y que tú me oías atenta Que los dos mirando hacia el cielo esperábamos de Dios un milagro y con una simple caricia me sentí reconfortado. Ayer en el sueño, creía que podía hacer más brillante a la noche, que al día, Pensé que el deseo sería una orden y que los sueños se harían realidad. Te vi a mi lado, gocé tus caricias te llevé a la cama, y te enseñé amar.

147 Ayer en el sueño, no supe qué haría al despertar, los deseos, de mi propia fantasía al comprender lo iluso y al ver la verdad de saberte alejada de mi propia realidad. Pero ahora, ya despierto, te encuentro en mi cama te aprieto con ganas y realizo la ilusión de mi sueño. Para ti Quién mejor que tú para hablar Quién podría contestar a mis dudas Quién vendría a mi amor salvar Quién sino eres tú, por mí lo haría Y entre tantas dudas por vaciar ahora vienes y me preguntas ¿Que por qué me siento triste? La verdad, es que no lo sé. ¿Que si no me has atendido? Es imposible de creer. Los consejeros perennes Aprovechan la ocasión Me repiten al cansancio Que reproche tus modales, que te exija aún más. Que te diga lo que quiero y, al reclamar, sea el primero, ¡no lo puedo hacer para complacer! Y mucho menos aún para justificar los reclamos. Si una sola cosa quiero de esta vida. Si una nada más puedo añorar. Si con una tengo de sobra.

148 Si con más, puedo enfermar. Si al pedir, cumplo mis deseos. Si al soñar, se vuelven realidad. Pido a gritos, en mis sueños, que te quiero a ti y a nadie más. Te vi Nacen deseos con una mirada La mente construye y se afana Miro al pasado te traigo al presente me doy cuenta que una vez con verte ya fue suficiente Me refiero a aquella tarde en la que mis ojos despertaron Penetraste en mi vida y allí te aposentaste Te puedo decir, eras un ángel Te puedo expresar mi asombro Te puedo jurar que entraste y que nunca más de mí tú te has ido Sabes que me enamoré de ti Lo hice cuando te vi Sí, te vi, por primera vez, acompañada, te vi, y lucías, enamorada. Te vi, y no pude aguantar, el deseo carnal que sentí, por ti. Te vi, y me puse a rezar, rogar y desear, que fueras para mí. Te vi y consciente quedé

149 que no habría otra mujer. a la que mi mente, mi amor, mi pasión o dolor le pudieran servir. Te vi, y de inmediato aprendí a querer de una vez y a saber que con él tú no debías seguir. Te vi, te vi, y no supe qué hacer. Ya no pude aguantar, me enfrenté en el lugar y mi arma saqué, para poder luchar. Te vi, y en un trozo de papel escribí de una vez, mi decreto final. Te vi, y en ti yo me inspiré a decirle al papel a matar mi deseo... mi deseo... sí, sólo mi deseo mi deseo banal.

Quiero Quiero gritarle al mundo, sin que me quede por dentro algún tipo de remordimiento

150 o de soberana ironía. Quiero que la gente sepa, de frente y con mi respeto que el amor que por ti siento, vive en una agonía. Quiero que lo nuestro perdure, tanto como el sol o la luna porque aunque no te lo jure, así, jamás amé a ninguna. Quiero llevarte al altar, consagrar nuestro cariño, para luego, recibir a cambio, la sonrisa de un hermoso niño. Quiero envejecer a tu lado, recordar contigo lo pasado descubrir lo ya imaginado, que tu eres lo más acertado. Quiero despertar cada mañana, junto a ti en la ventana disfrutar de cosas hermosas niños, flores, pájaros y rosas. Quiero al final, llegar primero cual una egoísta posición pero, no la verdadera razón, ya que fuerzas no poseo y como sí, un último deseo, que recuerdes nuestra historia, que me fui lleno de gloria y extasiado con tu amor.

151

Llegué tarde La música, me hace decir, cosas que al repetir, me enseñan la cruda verdad, me muero por hacerte feliz más me cuesta mucho comprender, que tú, mujer, no eres para mí. Las notas crean una canción, la vida sigue igual me hago sólo una ilusión, que morirá a mi despertar. Pero qué quieres que haga, pero qué puedo hacer si la vida es así, y no logro comprender que el amor de esa mujer es pecado y nada más. La vida es dura y pendenciera la misma, es simple y pasajera llegué a tu vida muy al final él, inconsciente de los hechos

152 sin saber lo que me había hecho robó tu amor, y el derecho. La espera durará una vida el deseo no morirá pero, de haber, ruego que en otra vida sea el primero en llegar.

A mi padre Cómo me hubiera gustado poder hablar contigo Cómo me hubiera encantado tenerte como amigo Cómo hubiera deseado poder haberte entendido decirte todo lo que siento y vernos más unidos. La suerte nunca estuvo a tu lado desde muy niño te viste desolado. Es quizás la experiencia, la falta y la vivencia la culpa, o la razón, nuestra falla en la convivencia o es también la imagen reflejada, y por demás muy igualada la que por parecernos tanto imitando a las olas, que en la orilla del mar se unen que por tiempo y por separado andan en paralelo y al poco tiempo,

153 llegadas de regreso a la orilla, sin saber se han encontrado. Decirte cosas, yo quisiera pero aún no he encontrado el camino deseado la forma ni la manera. Confundimos el respeto, con la obediencia, palabra ya en desuso, al existir la convivencia Medimos en forma equivocada, la opinión con la razón. Mas, ¿cuál sabio llegó a ser justo, o dictador deseado sin que con uno cada lado, a la gente permitiera una sonrisa sincera y una honesta opinión? Ideologías, idiomas, lenguas o geografías cada uno por igual se separa de su orgullo e imitando a los capullos abren sus pétalos sagrados para absorber del sol, todos sus rayos dorados. De nuevo siento al escribir, que lo que quiero no puedo que lo que siento no asomo y que con todo mi aplomo no he sido, ni soy capaz de agredirte con mi boca

154 ni decirte palabrotas, ni de herir tus sentimientos porque al fin y al cabo, es amor lo que por ti siento. Sé que no me he expresado, que quizás cosas, se hallan quedado de lado que me es difícil decir así, a primeras, lo que a manera sincera tu quisieras haber oído. Pero trata de entender, padre querido que aún no he podido encontrar el camino, o la manera para decir, lo que quisiera sin que te sintieras ofendido ya, que esa no es mi intención ni el motivo que me llama y que me impulsa en esta trama a mostrarte lo que siento lo que pienso y lo que soy y a decir a los cuatro vientos, sin que me quede nada por dentro que por ti soy un Akinín, y aquí estoy.

155

Quiero decirte que te amo, más no sé como. Sólo un corazón ilusionado vive por siempre enamorado, Sólo un corazón desesperado hace hablar al hombre callado, Sólo el amor puede, sólo el amor. Hola ¿cómo estás? supongo que bien. No sé qué decirte, no sé como empezar. Silenciosa mi mente es ágil, más mi voz se quiebra cuando cerca de mi estás. Presiento y sé que eres mi luz, mi estrella, mi vida toda Noto desde lo más profundo de mi ser que te amo, que nos pertenecemos y por eso, ansío estar a tu lado. Hola ¿cómo estás? quiero por vez primera decirte lo que por siempre he pensado

156 que soy feliz, muy feliz a tu lado. Permite que mis dedos te acaricien, escucha los latidos de mi corazón siente como ruge la sangre en mis venas y acepta por sincera, ésta, mi declaración. Acariciarte y luego perderte Acariciar tu cuerpo, es mi deseo y gran pasión Desearte una y mil veces, poseerte con inagotable amor. Aceptar que eres divina reconocer tu insensatez Pretender seas sólo mía Es el sueño que tengo Mi vida es una comedia sólo en ti mi mente está Suponer que ya eras mía y no tenerte al despertar. Obediencia es mi castigo a mi mente y nada más si tu me dejas al olvido ya no lo soportaré más. Ando como lobo al acecho tu imagen no la puedo borrar Vago cual pájaro sin techo esperando poderte encontrar Acertar con un amor sentir el magnetismo de tu cuerpo vibrar con sólo el pensamiento y, llorar tu pérdida porque eres de él.

157 No pretendo que me escuches solo pido que te vayas que abandones mis noches y te alejes de mi mente nada más

Me pediste una poesía Me pediste en la playa, le escribiera una poesía dijera con mi pluma, aquello que tú no dirías. Que la pusiera contenta, que le alegrara el día. la hiciera comprender tu falta de oratoria, y no tu apatía que le dijera, lo mucho que es para ti, su valía. Y la ensalzara, cual dulce tono de melodía. Me negué en el momento, lo hice por rebeldía. Porque mi cuerpo y mi mente, así me lo exigían. Pero en la soledad de mi hogar, reflexioné. Y luego de cavilar, descubrí mi cobardía. Sé, que para ti, todo es guasa, y la vida fantasía. Pero, ¿qué culpa tiene ella? Que se quede en este día, por mi rabia y por tu estilo, por capricho y sin derecho. A mirar tan sólo al techo, y a perderse su poesía. Cocochas, helados, pasteles, platos dulces o salados. Todo aquello que imaginas, sea caro, o golosinas, se encuentre en la esquina o en la conchinchina.

158 A tempranas horas del día, y hasta que te lleva el sueño, desde que durmió en tu cama, y hasta el último de los días, con cariño, afán, con dulzura, y contigo siempre en la mira, veo, hasta con cierta envidia, cómo, Marcko, te quiere, Fira.

Llorar No nos damos cuenta Pensamos que está mal Los recuerdos de la infancia parecen se van y nada más Apenas llegamos al mundo cuando entramos a la claridad No bien hemos llegado nos fuerzan a llorar Se debe llorar con ganas con intensidad y paz Se debe llorar en la cama cuando se sabe amar Se debe llorar despierto y hacerlo al soñar Se debe llorar, si es cierto que amamos de verdad Mucha gente que no llora, no es capaz de disfrutar, lo que el llanto con sus lágrimas proporciona a cada cual. Reír es una condición humana que nos permite al hacerlo sentir los músculos de la cara y revivir durante el sueño.

159 Llorar, es algo más profundo es el sincero reflejo del alma, es no ocultar lo que el mundo pendenciero y justiciero golpea y destruye la calma. Cuando lloro me renuevo y permito que mi alma así sola y sin consuelos retorne por un tiempo a la calma. El mundo que demuestra su agresividad y yo conocedor de mis fuerzas tan consciente de los daños me aparto cual extraño tomo mi consejo como sano y a solas, lloro cual huraño.

160

La Palabra El aroma de claveles, de las rosas, de las flores. El secreto de la existencia, del amor y los amores. El silencio en el sepulcro y en la profundidad del mar. La distancia a las estrellas y hasta un poco más allá. Los poemas, las canciones Oraciones que hacen vibrar sentimientos, lealtad y humildad No comparan en grandeza, vida mía en verdad. Lo mucho que te quiere, éste, tu amor de verdad. Son muchas las mujeres que en la vida vi pasar Son muchos los placeres que calmaron mi ansiedad. Son muchos los deseos, el dolor y las angustias. Son muchos los segundos, minutos y horas que tiene una vida.

161 Son muchas las palabras que empleamos al amar. Más no encuentro a ninguna, que defina como eres no veo a nada igual. Sueños Menos mal que la vida nos permite otras salidas Caminos que transitamos cuando no vemos recodos Escapes que al soñar nos va satisfaciendo el ego olvidando lo que no tenemos Afortunadamente ellas, se mezclan con el tiempo como ingredientes cual irreverentes, actos vividos con anhelados hechos soñados Si cerramos los ojos y miramos al pasado sin censurar las imágenes sin esperar milagros de a poco aparecen luces fotografías de momentos que puede hayan pasado como que las hayas inventado Conociendo en detalles lo que falta a mi alegría empleo a fondo mi mente y si lejos de ti me encuentro hago uso del recuerdo

162 e imagino que tu cuerpo se me acerca a la distancia. Cuando en silencio callo porque de cerca no hallo ni tu calor, ni el afecto que siempre me has brindado. Cuando ya tarde en la cama me siento lleno de ganas sabiendo, que tan sólo mañana, mi placer tu satisfagas. Al entender que no estás que a lo mejor no vengas quizás, que no seas real y por tanto no aparezcas Trato de buscarte en sueños al apenas haber iniciado emerge tu imagen, soñada. Y me veo con ella extasiado

El mentiroso Me enseñaste a amar, como lo hago me enseñaste a ver, cosas ocultas me enseñaste todo vida mía, y como pago traicioné tu amor, con mis preguntas. Aprendí a amar con los sentidos con la fuerza que generan mis reflejos Aprendí una vez y jamás olvido que si se ama, nadie ni nada, estará lejos Quisiera reconocer lo que he aprendido de la paciencia que acompañó tu amor

163 Este día que pudo haber sido cualquiera Está lleno de mucho amor y calor Hoy, veo el color que siempre ha habido en todo lo que me rodea, en tus ojos Como ves, presiento que he madurado. pues me sacio con lo único, tú amor Me da la impresión haberme recuperado gracias a la inocencia pura e infinita que tu siempre, me has brindado. Por ello cuando te acerque y, me beses quiero me perdones y decirte a la vez que si vuelves a mí lado, no veré a otra mujer. De hacerlo prometo, que al volverte a tener seré cual compañero, ferviente a más no poder Si logro que aceptes de este mentiroso su palabra que nunca ha cumplido y nunca cumplirá prometo corregirme, tratar de redimirme, incluso hasta de no mentir para hacerte feliz si no me crees y no aceptas, mi promesa Le pido, muy en silencio y más en broma, que si es para complacerte, me deje morir.

Silencio Ahora entiendo y comprendo por qué del silencio Ausencia de ruido que cubre el lugar Ahora comprendo por qué dos amores se esconden para que nadie los pueda encontrar

164 Ahora que el viento pasó por mi rostro dejó su huella, marcó mi felicidad Sé que si un hombre disfruta a su amada la debe amar, gozar y siempre ocultar Me doy cuenta lo que llama a tu curiosidad mas algo la vida me ha enseñado y ya no me lo puedo ni podré pasar ¡Silencio! Dejen grite cual noctámbulo a la luna. ¡Ayúdame! Ven y permite oxigenar mi negrura. ¡Acompáñame! Rompe la monotonía de mi soledad. Luego, quiéreme, comparte conmigo tu bondad. ¿Por qué lloras? ¿Será tu expresión máxima de alegría? ¿Qué por qué río? ¡Lo hago al descubrir tu ingenuidad! ¡Abrázame! El calor que irradias, apaga mi invierno. No, no te vayas, no fuerces a terminar este sueño. Gracias, necesito que el tiempo se detenga. ¡No, no te enseries! Quiero vivir tu fantasía, dame un poco mas de risa y sigue así contenta. qué les importa, mañana pasearé contigo mi alegría. Ahora déjalos que mueran todos de pura envidia Y ya, vivamos esta noche, por siempre vida mía. ¿Para qué quieres saber el secreto de mi amor? Son mis cosas personales, y esas no las comparto yo. Es posible que sea por egoísmo, o quizás temeridad, peor aún, tal vez sea sólo miedo y nada más. No, no insistas, jamás diré ni a ti, ni a nadie su nombre. Pero sí diré, que ella ahora lejos de mí, se esconde. Aunque su recuerdo y placer camine en mis venas no la mencionaré, mas deberé decir que es la más bella.

165

Tu sueño Durante la pesada carga que presiona mi ser Entregado al sueño una noche cualquiera quise dormir, era tal la preocupación presente que sonámbulo anduve sin rumbo con pena La oscura habitación enfriaba el alma Los recuerdos vacíos no me acompañaban y cuando no supe recuperar el sueño perdido vino un rayo de sol, un gallo cantó afuera Amanece y me doy cuenta de lo que espero El sol comienza a irradiar rayos que iluminan tu cuerpo e intenta tomar forma la transparencia locuaz de tu hermosura, vestida de gala por la luna. Sale el sol, la luz permite la visión de tu silueta y despierta en mi amor por ti, una nueva faceta. Te veo dormir y te disfruto extasiado ante la cama. Te pienso, te admiro, siento cuánto mi cuerpo clama. Trato de frenar mis impulsos, trato de apagar mis ganas Mas aunque mi pensamiento salga de mi mente No puedo lograrlo un solo segundo y es que eres fuego ése que quema y hace incrementar mi llama. Noto que mi pesadez me ha abandonado Que el sueño partió a nuevas fechas Que todo lo que dije ya no me asombra Pues eres el deleite de mi esperanza Me siento satisfecho de ser quien soy Orgulloso de tenerte conmigo a mi lado Y es tal el sentimiento que ya me nace Que me gustaría detallar lo no detallado Quisiera enumerar el conjunto que en ti armoniza.

166 Agradecer al insomnio la oportunidad de verte Y es que estos minutos, estando así acostada. Hacen que presuma al mundo, lo que siento, ufanarme del orgullo que te tengo y a dónde voy y gritar cuando despiertes, cuán feliz, contigo, estoy.

Oído de boca ajena Era un hijo mala gente de los presumidos e indecentes que ante una ambición desmedida queriendo aprovecharse de una fortuna, sin dudarlo, tomó medida La ambición, fue su perdición, se trataba del dinero de su madre al cual veía, lleno de hambre y que para él, deseaba. Un día en la madrugada a su madre él mató cortó su cuerpo y lo ató Llevando el cadaver escondido para que la gente no lo viera Iba por un lejano camino para enterrarla silente mas, lleno de pavor, temblando y casi dormido resbaló, rodando por el camino. con la bolsa y con los restos Cuando en el suelo estaba al gemir por los golpes

167 del dolor que lo aquejaba oyó la voz de su madre y quedó cual muy extraño, cuando sintió que le dijo: ¡Hijo! ¿Te has hecho daño? El hombre olvidado Púrpura, el color que ahora clama. Bordados de marfil de hueso y lana. Tejidos como el mimbre Con lo que el hombre llama, a la conciencia solícita, a la atención humana, a los niños a la gente que ama. Carcomen los gérmenes su carne ante el cuerpo del hombre muerto. Ávidos ojos que aspiran Lo ajeno como lo propio Son aves de rapiña que estrenan el entorno y el cuerpo inmaculado y, que por haberlo dejado olvidado ya no tiene quien lo quiera. Insepultos, carentes de un espacio ánimas vagan sin rumbo de este lado, al otro van despacio. Sus restos su materia, su envoltura Que van dejando tan sólo ver por él, en ese fluido ya seco que vomitaron sus venas. ¡Esa sangre roja y muerta! De un cuerpo que no despierta

168 Ese corazón que no palpita y no tiene quien lo quiera Púrpura, el color que ahora clama.

En la orilla Años sabiendo que en la orilla, muere el mar las ostras defendiéndose, una perla ven formar el sol sale de día y la luna por las noches el dinero poco dura y menos si hay derroche la vida es un problema, no juego, ni festín de anoche la luz, la da el sol y no las estrellas de la noche a los amigos se quieren, aún después de conocerlos la familia se pierde, unos y después otros van muriendo los recuerdos se olvidan cuando el tiempo va pasando aquello que nos unía, al estirar se va cortando el amor crece hasta un punto y poco a poco va bajando los hijos van creciendo y uno a uno, nos van dejando las palabras ya dichas, se nos están olvidando no predije para el futuro, ¿qué podía pasar? Si en un momento me encontrara solo, Como hoy me veo, parado, ante la orilla del mar. Reír o llorar Me causa risa la gente cuando a veces los oigo decir que las cosas no mejoran y que ven negro el porvenir.

169 Que si la carne ha subido El pan y la leche también Y que el gobierno no ha podido los atracos detener. La medicina está cara De los médicos ni hablar y que en épocas de crisis es más fácil enfermar. ¿Qué haremos con los colegios? Con los útiles y demás Dicen que son los maestros Los culpables de este mal. Que si a Moisés lo atracaron que si a su madre también y que a David le quitaron el auto que importó ayer. Se hablaba del milagro que ocurriría en la visita con la presencia del Papa del cardenal y los curitas. Me río de los que piensan que a esto lo arregla un milagro Ya que no se dan cuenta que la cosa va pa¶largo. Me duelen los que alimentan los agoreros feroces Aquéllos que a gritos y a voces A otro golpe nos alientan. Pero, qué se puede hacer si no logramos comprender que el problema acabará cuando podamos despertar.

170

Amor de un solo día Pasaste por mi vida cual centella fugaz Dejaste en tan sólo un rato, tu sabor a mi paladar Tus dedos pasearon por mi cuerpo en plena libertad Y toda tú me enseñaste, cuán sabroso es amar. Apartados de este mundo, nos entregamos al amor Dejando que el deseo tomara su rumbo mejor Sin tener en cuenta aquello que había dejado a un lado Y sin pensar que éste sería el fin, ya una vez terminado. Sabía que me gustabas, me acosabas, me atacabas Me mirabas, y lograste, empezara a desearte Me llamaste, insististe varias veces, me enlazaste Me animaste, sedujiste y el amor luego me hiciste. En un abrazo fundido, comenzamos tu y yo Un beso, una caricia, no hubo en medio palabras Suspiros, palpitaciones, fuertes convulsiones, afecto

171 Sin promesas, ni ataduras, pero en un sexo perfecto. Hoy, no estás, me queda el recuerdo, el placer, el gusto Hoy despierto, creo hallarte en mi cama, miro y me asusto Tu recuerdo me anima, alienta, me distrae, me atormenta Tu pasión, me da vida, corrompe, mas, ya conociéndote Aún con sabor a ti en mi boca, me oculto de tu tormenta.

Depresión Depresión, maldito sentimiento humano Sentir que el mundo se acaba. Temblar la mano Ver un panorama oscuro y, un futuro sin nada Creer que ya nada valemos, sentir la vida terminada. Depresión, angustia por dejadez humana Carencia de creatividad, de una vida relajada Olvido de la amistad, de un consejo, una palmada Silencio en derredor, ya que un cuerpo clama. Depresión, nefasto compañero, cruel, malvado cual si el mundo se nos fuera de las manos

172 Pérdida de interés, lindando a una apatía total Un siempre preguntar y un constante ¿para qué? Depresión, debilidad que nos denota una inseguridad Desesperanza que agobia, llena de gran crueldad No poder ver colores, no apreciar una amistad Algo no deseado, cruel, despiadado, una enfermedad.

Desvanécete Recuerdo cada una de las palabras que dijimos, también tus caricias, tus locuras y mimos recuerdo en el vivo espejo del presente porque cada día vives en mí, estás en mi mente Repaso con cautela las imágenes transparentes que revolotean nerviosas, al estar latentes Te miro, te admiro, te beso, me asomo, me alejo te sigo mirando, pero cada segundo, me veo más lejos. Mi mente se explaya extasiada, cual ave en picada y vuela en busca de una exquisita presa mas mi conciencia apaga las imagen delicada

173 que viene a entorpecer la paz de mi mesa. ¡Oh deseo inconcluso! ¡Oh ambición desmedida! Sé que ella en un momento, formó parte de mi vida me marcó con mucho dolor, dejó grandes heridas y no sólo males, envenenó mi mente con su despedida. El gitano Al preguntarme que si te quiero, me haces mucho daño. Ningún hombre en tu vida como yo, lo ha hecho. No te rías, te hablo en serio. ¡No seas presumida! Sabes que por ti mi vida suspira, estés despierta o bien dormida. Lo dice este hombre, que te hizo suya un día y que no fue sólo por placer ni por falta de compañía. ¡No, que va mujer! Tú ya eras mía desde el mismo día en que nací. Desde el instante en que mi madre me paría un ángel me había dicho ya, que tú me pertenecías.

174 ¿Que no lo crees? Te entiendo a mí me pasó lo mismo hasta que sin saber lo que hacer, ese día, el día aquél que nos cruzamos en el camino, ya, no había otra mujer, las demás, importaban un comino. Y ahora, no me mientas porque tú, al igual que yo, me sabías, tu destino. No es presunción es otra cosa es cual aroma de una rosa que ya una vez olida jamás un hombre olvida lo bella y lo hermosa, Sé que no me prometes nada eres mujer ajena eres madre abnegada y que no puedes ser mi compañera. No me lo digas más ¡Esa es mi gran pena! Quererte como te quiero y en silencio mantenerlo, cuando sé que por ti yo, vida, muero. No, no estoy celoso de él, ya lo sé. El, llegó primero

175 Pero que aceptes quiero mi amor, como el verdadero. Que eres la madre de su hijo. Lo sé, y cuando alguna vez lo veo y a la ventana me asomo y mientras medito, en mis desvaríos Aunque no me creas allí de ganas muero cual si fuera mío. ¿Que si estoy loco? Seguro. Y ¿qué un hombre puede hacer si su amor, si su querer, es de otro y no de él? En esta vida las cartas han sido echadas también aquí, sólo estamos de pasada. La importante, la que dura en las que las almas escogen a las suyas, las paralelas en ésa..., en ésa te juro mi vida que ahí, serás mi compañera.

176

Desilusión No puedo decir que te amo cuando lo que por ti siento me hace decirle al viento que esto, no puede ser humano. Que te quiero con locura no es, ni será mi vergüenza al contrario, de forma pura al hallarte gocé tu influencia. No sé cómo decirlo ni tampoco, como hacer para no herir a la otra, a la que ahora, es mi mujer. Que con locura te quiero nunca lo pongas en duda mi amor por ella ha muerto, y el tuyo aún perdura. Ya sabes que la gente es odiosa se duele de todo aquello que es un bien verdadero por ser mala y envidiosa.

177 No los escuches, nada dicen, de lo de ayer, sólo se desdicen que éramos el uno para el otro, y ahora, ya ves, están contra nosotros. Te lo dije, es mera envidia son muy locuaces y sin desidia no pueden ver a dos que se quieren dejarlos disfrutar, que se amen. Si no cesan, de agotamiento, peor será el castigo y su tormento porque agredir, ni con el pensamiento, lo prohíben los diez mandamientos. Otros, de nuestra edad se quejan que hay mucha diferencia, en ambos, ¿quién les habrá dicho que el amor se mide por edad y con los años? Cómo se ve que no saben nada, que opinan, carecen y claman, que a gritos a todos envidian y más a aquellos que se aman. No sufras, ni les hagas caso, ocúpate de este amor en su ocaso que tuvo la suerte de encontrarte y desde el principio supo amarte. ¿Por qué no me respondes? ¿Estás aquí, o adónde? Veo que tu alegría se ha ido di algo, me siento herido. Te hablo y te veo llorar ¿se puede saber qué te pasa? Quiero estar consciente de todo antes de irme a casa. No seas injusta conmigo me enseñaste a creer en el amor me tuviste siempre convencido

178 y ahora que te creí, lleno de dolor me dejas muy solo y perdido. Pero, ¿qué te ha pasado mujer, si ayer nada más me jurabas que si yo a ella la dejaba y contigo me iba a vivir nunca me iría a arrepentir? Supongo que hay otro hombre así entiendo tu postura me usaste, proyectaste tu figura conmigo paseaste por el pueblo tu belleza y me llevabas mordido, cual tu presa. Y dicen, hombres infieles, cuando cual agua de Cibeles fluimos sin decir nada siendo agua mansa y calmada y sin dejar rastro, somos la carnada. No, no esperes que te ofenda, ni que te ruegue que te quedes pero si quiero que comprendas la fuerza y el dolor de tu jugada y de mis ilusiones gastadas. Que me cambies por uno más joven, ese es el castigo que te imponen por el daño que nos haces y siendo éste, por edad inmaduro verás ya tarde, que el amor mío, era el puro.

179

Cuando me haya ido Cuando me haya ido echarás de menos los recuerdos gratos de años muy buenos. Muchos años de mi vida los he pasado contigo, y muchos los motivos que juntos hemos tenido. Cuando en mi partida no haya despedida no quiero que sientas dolor, pena ni rabia, a veces con tanto amor así nos lo mandan para Él, no sufrir ni ser testigo de tanto dolor. La inmensa ventaja que tiene el que viaja es la de poder sentir ya dentro de la caja sentimientos puros y un verdadero amor de toda su gente, que la ve llorar con dolor. Nada humano es perenne en esta vida sólo el amor quizás, es lo que no se olvida y creyendo lo que digo con consciencia me iré seguro con amor y paciencia. Sé que al mirar, me verás en muchos lados Nuestros recuerdos han sido demasiados y sé que algunos, mucha pena te causarán y otros sin embargo por lo dulce, te aliviarán. También espero que mis poesías te acompañen y que te hagan la vida un poco más agradable, que compartan contigo esa nueva soledad y te digan con mi voz, la belleza de tu bondad.

180 Al marcharme lo haré satisfecho de mis actos, de todas tus acciones y también de mi trato, aunque en justicia, siendo el hombre un ingrato es posible que el tuyo me aventaje largo rato. Cuando me haya ido, me echarás de menos pero entiendo, de esta vida, esa realidad y al tratar de vivir con un poco de verdad me doy cuenta que en ello se debe pensar. No imagino y ni acepto que sea al contrario sé que no podría soportar la soledad, como tú y aunque dicen que somos los valientes reconozco el error y me rindo silente. No pienses que porque te hablo y digo, tengo miedo, no me acobardo, ya ves, sigo porque creo que un hombre que ha disfrutado lo que yo, debe agradecerlo, estando vivo.

181

Volví Creerás, me olvidé de ti, ¡nada que ver! No seas tonta, tan solo quise conocer hasta dónde, tu saciabas a mi amor. No por dudas, pero si quizás, temor. Amanecía, solo, con mi cuerpo sudoroso, también con el corazón quejumbroso, y es que se ha enamorado de ti, tanto, que mis sueños siempre fueron tuyos, mi mente y pensamientos también te pertenecían, porque vivo, con el sólo recuerdo de aquellos días, de esos pocos, muy pocos en que el amor te hacía y que los guardo como recuerdo en el cofre de orfebrería. No te llamé, quizás en venganza, no lo sé, tal vez esperando repetir lo de la última vez que en mi brazo te arrullaba y mi amor te confortaba hasta que me hiciste ver que lo nuestro no progresaba

182 porque habiendo otros a nuestro lado que nos amaban, no podíamos olvidarnos de ellos, así, como si nada. Soy un sordo enamorado que sólo escuchó, al pavor sentir. Ya ves, hablo solo, como loco, sí, es verdad, volví, volví, pero no como quisiera ni como lo desearía hacer para ti, lo hice, para que sepas que cuando te amé, no te mentí. Tratando de decir, mejor callo Sentado ante mi pensamiento quise expresar en letras mi contento Mi mano tomó la pluma y quedó muda Existía una querella de ideas donde batallaban todas por salir Mientras me daba cuenta que pasó la noche, eterna con aquél deseo de« Y no lo pude ver venir El ruido de la lluvia se hizo sentir fueron momentos, quizás horas hasta que la recepción del sol proporcionó una luz de alegría al dejar atrás a esa lluvia de perlas sobre la montaña que me cuida Advierto que he escrito de ti y aún no he logrado describir lo que eres o lo que generas en mí Asientas ese tipo de sentimientos puros que desarma a los ejércitos morunos apaciguas las llamas del infierno abrasas amores ya muertos en un momento en que ni las lágrimas

183 sin detallar de qué, nos conmueven Y, seguía su marcha el reloj nada, traté, pude expresar Un silencio profundo sucedió y fue entonces que logré avistar así como mi boca cata de la tuya así mis ojos de los tuyos, beben amor Así como me dices alguna vez, te quiero es quizá hoy que te lo digo yo Sucede que la conciencia vela cuando el amor duerme y al hacerlo un hombre se pierde por estar acostumbrado a todo y ya no puede ni acepta un poco Se conciben deseos a tal velocidad porfía la rapidez del pensamiento Cuando pienso que te vas el amor se descose de los cuerpos e irrefutablemente, huye sin evaluar espacio o tiempo Me he familiarizado tanto a ti ya no quiero perder el aliento que se dispersa de tu cuerpo encendido cuando expones en silencio o emites un gemido Como tampoco dejar de sentir las convulsiones que tu cuerpo delata al saber que el mío te complace y dejas un registro de tu amor en mi piel con la escritura indeleble de tus dedos Cada vez que recuerdo los embates de tus pechos, tus besos con los míos llego hasta el final de nuestra lucha

184 de esa contienda en la que cuerpo a cuerpo ambos pierden y ambos ganan Inmediatamente la visión se repite pues acabada la pendencia amorosa pareciera que volviera de un éxtasis Es como si mi mente no estuviera y me hubiese alejado de mi cuerpo Es una sensación tan pura de amor como el que se denota al ver una paloma acurrucada, descansando en un nido de flores bajo un manantial de cristalinas aguas, alimentando una tranquila laguna llena de peces de colores Es esto lo que quisiera ver con tus ojos que me consta saben diferenciar de tanta fantasía, la verdad mientras voy y dejo desfilar al tiempo espero que exhale de ti un agudo grito que me llame para repetir otro momento que debe ser feliz Sí, ya lo sé, no lo pongas en duda sé que no te lo he dicho, como tantas cosas tal como que tus ojos brillan en la oscuridad y penetran los escurridizos pasajes que generan mis pasiones y no sé si deba pedirte que los abras y apagues con ello, el fuego que encendí en otros corazones Sentado ante mi pensamiento quise expresar en letras mi contento Mi mano tomó la pluma y quedó muda

185 Existía una querella de ideas donde batallaban todas por salir Mientras me daba cuenta que pasó la noche, eterna con aquél deseo de« Y no lo pude ver venir El ruido de la lluvia se hizo sentir fueron momentos, quizás horas hasta que la recepción del sol proporcionó una luz de alegría al dejar atrás a esa lluvia de perlas sobre la montaña que me cuida Advierto que he escrito de ti y aún no he logrado describir lo que eres o lo que generas en mí Asientas ese tipo de sentimientos puros que desarma a los ejércitos morunos apaciguas las llamas del infierno abrasas amores ya muertos en un momento en que ni las lágrimas sin detallar de qué, nos conmueven Y, seguía su marcha el reloj nada, traté, pude expresar Un silencio profundo sucedió y fue entonces que logré avistar así como mi boca cata de la tuya así mis ojos de los tuyos, beben amor Así como me dices alguna vez, te quiero es quizá hoy que te lo digo yo Sucede que la conciencia vela cuando el amor duerme y al hacerlo un hombre se pierde

186 por estar acostumbrado a todo y ya no puede ni acepta un poco Se conciben deseos a tal velocidad porfía la rapidez del pensamiento Cuando pienso que te vas el amor se descose de los cuerpos e irrefutablemente, huye sin evaluar espacio o tiempo Me he familiarizado tanto a ti ya no quiero perder el aliento que se dispersa de tu cuerpo encendido cuando expones en silencio o emites un gemido Como tampoco dejar de sentir las convulsiones que tu cuerpo delata al saber que el mío te complace y dejas un registro de tu amor en mi piel con la escritura indeleble de tus dedos Cada vez que recuerdo los embates de tus pechos, tus besos con los míos llego hasta el final de nuestra lucha de esa contienda en la que cuerpo a cuerpo ambos pierden y ambos ganan Inmediatamente la visión se repite pues acabada la pendencia amorosa pareciera que volviera de un éxtasis Es como si mi mente no estuviera y me hubiese alejado de mi cuerpo Es una sensación tan pura de amor como el que se denota al ver una paloma acurrucada, descansando en un nido de flores bajo un manantial de cristalinas aguas,

187 alimentando una tranquila laguna llena de peces de colores Es esto lo que quisiera ver con tus ojos que me consta saben diferenciar de tanta fantasía, la verdad mientras voy y dejo desfilar al tiempo espero que exhale de ti un agudo grito que me llame para repetir otro momento que debe ser feliz Sí, ya lo sé, no lo pongas en duda sé que no te lo he dicho, como tantas cosas tal como que tus ojos brillan en la oscuridad y penetran los escurridizos pasajes que generan mis pasiones y no sé si deba pedirte que los abras y apagues con ello, el fuego que encendí en otros corazones

El poema sin título Llega de nuevo la noche acaparando toda la luz Hace muecas al pasado

188 y deja clara su abrigar Ella egoísta no siente si estás o me acompañas Yo sin embargo la aclamo por como me baña de amor Es la luna vestida de gala que con su ropaje azul muestra ésta, su cara y me mima tal como tú Las estrellas engalanan la negrura del presente dejando que un corazón al no saber de su gente piense que hay algo mayor a todo lo que tiene en mente Surge el silencio como señal de que algo pueda pasar El ciego ruido espantado comienza a meter miedo y un hombre sin motivo genera preguntas al adivino ¿Qué pasará cuando llueva? Cuando los arbustos crezcan ¿Qué pasará cuando vuelvan? A suspirar con migajas ¿Que pasará ya mañana? Cuando el sol reine de nuevo Serán momentos felices o me tocará morir de miedo No te rías, te entiendo vives como la misma luna que se conforma con nada

189 Yo en cambio pido todo La mitad no me hace bien Soy como el que tiene diez y como mínimo aspira cien

Migajas de amor o de afecto Me han reclamado, ser seductor Me he preguntado tantas veces para qué Dios nos hizo a los dos. Sí, el hombre a la mujer pertenece Coinciden en mi mente tantas cosas que el ritmo de mi vida, se libera Un día vivo lleno de alegría el otro sin saber por qué, es una quimera Me pliego sin dudas ante una mujer Me falta algo de coraje, ¡eso lo sé! Pero qué puede un hombre hacer ante unos ojos verdes, verdes imposibles en los que un suspiro se pierde la razón se ausenta y el amor fluye Cómo se pueden frenar los deseos si hasta el mismo mar los imita o si al mirar al sol ellos se desnudan mostrándonos cuan deseosos ellos están El pecado más hermoso que al hombre toca con el que soñamos casi a diario es poder plantar un beso en la boca

190 a la mujer que se ama, o desea también Hablo de ti, de mí y, vuelan los pensamientos el viento se los lleva, ya no me pertenecen Raudos se han marchado con muchas ilusiones ahora debo esperar a ver cómo florecen Pido que cuando con el mismo afecto te lleguen los recibas y acojas con cariño amamantes sus deseos, le des tu calor Pues aunque son míos, son como un niño que presumen, cuando menos, de adultez sin saber qué es lo qué se debe hacer Ellos requieren de ti, que más de una vez no tan sólo los ames o los puedas complacer los cuides con el mimo y el cariño que merecen porque te has ganado con el paso del tiempo creo que un poco de su amor, o todo su afecto

Mujer Cuando pienso en ti mi cuerpo se alegra cuando te imagino bien seas blanca o negra me doy cuenta que eres la perfección divina con un gran corazón y un alma llena de vida. Mujer que vives y sufres lo ajeno, soportando allende los linderos. Que vives protegiéndolos a ellos

191 sin al final tener algún consuelo. Cuerpo infatigable hecho todo de acero y que en su temple se usó el calor divino, que eliminó su odio e iluminada desde el cielo puede soportar injusticias dolor y celo. Mujer que como madre, madrugas a diario que despiertas soñolienta, trabando con ahínco que sin recibir a cambio consuelo o cariño te entregas toda, tan sólo por la sonrisa de un niño. Mujer, hoy me doy cuenta que amamantas sin resguardo, a sabiendas que te muerden, que te hieren, te vacían, crecen, se pierden; te lo roban, se lo llevan y se esconden. Mas por siglos, tu corazón siempre les responde. Mujer que como madre has cumplido y en solitaria, o como pareja has sentido pena, tristeza, dolor y desagradecimiento y sin embargo, los mantienes altos en sus puestos. Quiero expresarte hoy, mi fervor y reconocimiento.

Un comienzo sin pasado Admirando mi enorme jaula de aves con las que el tiempo me permite divertir Penetro a ella con mi solo pensamiento y busco por dentro, creo que, a ti Asi como en algún momento se enfrentan la noche y el día y, uno de ellos debe partir Como si se tratara de una pelea o de algo así siento que mi lucha la debo comenzar por ti

192 Los confusos rumores que me inquietan que disciernen mi solvencia de maduro hacen a veces que mi conciencia mida sin necesidad, lo que carece de sentido alguno Inspecciono lo que producen estos murmullos que no son un canto dulce ni un sueño puro Depravan cada uno de mis sentimientos y una vez logrado, dudo en lo que siento Pareciera que logrado llegar a la última nota de un soliloquio, mismo que no da aliento viene luego el arma del amor, o del aburrimiento Observo el brillo de unos ojos verdes, como el mar no el de la orilla, ese profundo que esconde sorpresas y protege de igual modo con su concha a la perla de tantos de los embates que agreden sin parar Mientras que las aves trinan, atiendo el suspirar de una hoja que hace poco se desprendió se desplomó, daba la impresión estar rendida a la vida mas como aporte a mi desentrañar expele olores aromas que llegan a mi mente me consienten pensar que bajo la sombra de una palmera hay dos amores que esperan bajo el mudo testigo de una pasión a que las sombras se disipen, a un momento mejor Somos acaso dueños de la vida, del tiempo o del amor Marionetas manipuladas por muchedumbres, en busca de« negando a los demás un trato justo, un idilio mayor dentro de la jaula, veo en los ojos de un ave mi reflejo son las pupilas de un hombre que arden en llamas se confunden entre dolor o mismo las ganas y requieren de un tiempo nuevo, de algo mejor entierro mi espada en la arena, la dejo sin fuerza, en paz proclamo que luego de la guerra debe germinar paz

193

El mensaje Cuando necesito de ti, cuando me hallo solo y pareciera que tu recuerdo se disipa en mi mente y mi corazón se ve sin ti de dolor se resiente, Raudo, acudo al papel. Y ya con la pluma afilada con ganas de ver tu mirada comienzo a trazar letras, garabatos que no dicen nada mas de nuevo mi alma se llena mi vida pronto recupera y mi ilusión, esa, sincera que desde que te conocí nació quedando dentro de mi como fiel y buena compañera Veo lo blanco del espacio las manchas negras de la pluma conjunto de cosas que a un hombre aunque ya mayor, lo arrulla. Me olvido del dolor y la queja me resigno a dejar que el olvido traicione un sentir tan querido por flojo o por dejado. Por ello sin saber qué decir

194 o cómo, mismo, empezar me resuelvo a escribir y al final sé que solo saldrán cosa bellas que a ti me imagino te van a gustar ya que un hombre feliz no se puede descargar de gritos o de dolores sino de lo que te dice estando lleno de amores uno de los más afortunados corazones. El amor Se ha escrito tanto del amor, se ha dicho una y mil veces Alguna vez hasta recuerdo que yo mismo lo comenté El amor tiene tantas caras como personas el mundo El amor es algo sublime, que nos permite ver más allá Es disfrutar dentro de la pobreza, gozar en soledad Es mirar a un ser y sin conocerlo comenzarlo a amar Es querer vivir pendiente de otro cuerpo, darle placer Es saber que sin esperar queremos complacer Se me ha preguntado cómo nace el amor Hay quienes quieren saber, si el llamado de un cuerpo, la atracción física, o lo visual podría serlo. Parece comienza bajo el influjo de un cuerpo atractivo. Algunos llenos de dudas, más dispuestos en practicarlo, me han dejado ver que confunden al amor con el deseo y es que la belleza de él, es un premio ansiado por ello entremezcla en sueños a todo aquello deseado. El poeta diría es algo más que todo, es agua, aire, fuego. Es sentir con ojos lo vivido: tanto lo nuestro como lo ajeno. Es apreciar en una dimensión la grandeza del silencio.

195 Es saber dar, dar y dar y aún así, ser feliz y estar contento. Diría el ciego, es ver sin ver, de las imágenes, lo bello cambiar las estructuras, sin necesidad de usar cordura, sin expresar falsos sentimientos, sin temer más, sin necesidad de dar luz a sus perennes tinieblas. Donde dentro de su perdida soledad, se sienta Y queda a la espera de un algo viéndose acompañado Diría el niño, amor es tener a la madre como compañera. Es despertar de un sueño y sentir el calor de esa niñera. Es saber que está, morder un pezón hasta saciarse y escuchar el latido de alguien a quién se quiera. Es saber que a un grito, un llanto o un quejido, para él Siempre a su lado y velándolo, allí, ella, estará ella. Amor: Es resultado combinación y suma de las partes, de los más bellos sentimientos humanos de esos que nos permiten, que construyen, que logran y que hacen a dos que con el sólo toque de sus manos les mantenga vibrando su pasión, su atención y sientan de que eso extraño pero agradable, es el amor soñado. Noche Traspasado el umbral del día, después de la tarde, arremete con fuerza inusitada la oscuridad de la noche. Es todo un cambio que apacible nos despeja y aleja del trabajo, del mundanal suplicio, nos cunde la pereza Cuándo el largo trayecto de labor ya ha pasado, y el cuerpo cansado da muestras de sopor, llega la divina oscuridad nocturna a ejercer su influencia obligando a todos replegarse, embrujados, en su fragancia De repente en el momento en que ya hemos proyectado ése viaje que por horas fue para cada uno tan deseado

196 en el que acompañado por Morfeo, vuelo sueño y veo la ilusión en sí, pienso sólo lo bello y olvido lo feo. Noche, cuán bella y hermosa eres, noche de mis sueños noche de mis fiestas, cenas y de mis amores secretos. no sé cuánto más te puedo pedir, si cada vez que lo hago en un instante, ya, dormido, tú me lo das como pago

Con sólo mirarte Por tiempo, te he observado de lejos, del otro lado Te admiro, me gusta tu cabello, tus ojos, todo lo tuyo Te llevo en mi mente y de ti, veo deseos en ambos aunque no lo creas, me gustas de todos modos Que no te lo he dicho, así soy yo, en lo que quiero, tardo Pero ves y sabes, que no es verdad, que mis ojos te gritan mi piel se excita y mis venas a mi corazón lo encabrita. El pulso acentúa mis ansias, mis sentidos te necesitan. La distancia aunque pareciera lejana, el deseo me la acorta y las ansias de que serás mía ! mía serás! a toda costa. Mujer, que vives bajo el velo de un romance apagado. durante toda una vida insulsa al lado de un afortunado. Descubre con tu sonrisa este llamado que hoy te hago y permíteme sentir que esa energía, como pago,

197 me ayude a entender tu silencio y en el que yo divago sin pretender me entiendas, ni que hagas lo no deseado. Sin presumir sientas por mí, un amor, así, desbocado. duele me niegues, lo que nunca me has entregado, no dejes que se muera la pasión que en mi has despertado muéstrame haber acertado, al de ti, haberme enamorado Me enamoré Un cruce de miradas un quizás, desde una ventana Un saludo de esos que a veces se olvidan que no parecieran hacer cambios en la vida una caricia al rostro, como señal de amor el presente cambia torna a otro color Y es que me enamoré de ti, perdidamente, desde ese mismo día, precisamente, entonces me encantó tu risa, y tu presente, parecía que te conociera de siempre. Entiendo fue el cruce de una mirada una chispa que brotó, en forma apasionada, la que mantiene el fuego de esta llama. Me enamoré de ti, aún, inconsciente, sin pensarte mía para siempre, y sin medir, luego de conocerte que no existiría otra mujer, hasta la muerte. No sabia los cambios que drásticamente surgirían, en mi entorno y en mi consciente, pero eres lo mejor de mí, últimamente. Me enamoré de ti, perdidamente y poco me importó, lo que a la gente, viéndose en un celo normal y pasajero criticó tu gusto y a mí, tildó de loco previeron que lo nuestro duraría muy poco

198 Me enamoré de ti, mujer divina, y doy gracias, por ser tan sólo mía, estar a mi lado y ser una gran compañía

Cómo Cómo vida mía puedo decirte, lo que pienso mostrarte lo que siento agradecer lo que tengo desprenderme de lo que soy Cómo crees amor puedo transcribir un verso traducir una sensación presumir de lo que veo describir esta bella ilusión Quizás comparándote con la belleza del mar Tal vez, vida, con la inmensidad de los cielos, con el calor que existe en el sol al alumbrar,

199 el sin número de estrellas que hay a lo lejos O al ya igualarte con la armoniosa naturaleza Puesto que de sobra, tienes para ello belleza El encanto, dulzura, millones de cosas puras y si, es verdad, tú, para mí, eres una princesa Un sueño Toda la vida te he soñado, mi mente te ha visto tanto que me parece existieras, que tu vida, mía fuera y que pronto a mí vendrías. Años que han pasado, que he vivido que me dejan ver, soñar contigo Mujer, que en medio de mis sueños despiertas el más grande de los deseos que desbocas el ritmo de mi corazón haciéndome creer la realidad de un sueño, de uno que cual martirio se repite se anhela, se goza, se vive, se cree. Ese mismo que por años no se aparta que mi realidad no lo descarta y que me permite en complicidad sentir y vivir tu imagen con tal claridad que me cela de los que te miran de aquellos que en mi sueño te ven y aunque no expresen ni emitan palabras ni en sus gestos, se noten deseos que serían motivos muy justos de celos, e inclusive si luego, ya leídos hasta el más mínimo de sus pensamientos no encuentro excusa alguna a mi preocupación si no fuera posible que en realidad

200 tu imagen se convirtiera en mi ansiada compañera así y todo, me gustaría pasar a ser parte parte del sueño, del sueño que sueño dueño del todo, del todo: mi sueño, dueño de ti.

Sí, te quiero Me pregunto a veces qué es estar enamorado te miro, te veo, espero de ti una sonrisa un detalle algo que por pequeño, no deja de ser deseado comprendo de inmediato por qué estoy enamorado Veo en el espejo cuando miro el reflejo de mi imagen y descubro fácilmente la influencia tuya en mí Me doy cuenta que eres parte de mí y que me nace decir y en forma egoísta que te quiero solo para mí El querer es un arte que se debe practicar en parejas un hombre no puede amar si la mujer no lo deja. Teorías que se cuentan, toman, aborrecen y nos aleja de la realidad tan romántica en que se vive en pareja Amor, mujer, deidad, cuerpo amado y deseado no permitas que jamás yo me vaya de tu lado, no consientas a las voces que muy llenas de envidia

201 nos aparten, nos alejen ni nos hagan caer en desidia Amor, mujer, pasión, sensualidad que respira en cada poro, a cada orilla, tú, mujer divina que me elevas al cielo, dentro de ese placer sincero de un amor que enloquece y que es todo lo que quiero Hola, cómo estás No me pongas nombres que me duelan No me digas como una vez lo hiciste que con una palabra tuya rompiste el cristal de un amor recién nacido La culpa no fue tuya ni mía ni nuestra Es la dejadez que manifiesta Pretende que el tiempo deshaga Lo que un solo momento creó una zaga Sí, ya sé que hace tiempo no te escribo no quiere decir que no te amo es que como todo ser humano soy un vago empedernido. Me dirás tal vez que no me quieres que el tiempo pasa todo al olvido y que ya, yo te he perdido más no lo hagas, por favor te lo pido Tu figura es algo que a mi mente acompaña, tu ternura es sincera y a nadie engaña, tus besos nos adhieren y son el crisol de dos seres que se aman, tu caricia, es deseo que el cuerpo entero clama Sí, es verdad, soy egoísta a muerte te quiero para mí solamente Te aspiro y te quiero mía, mía únicamente

202 aunque hoy seas de él, o de otra gente Crees que me he vuelto loco? por ti hasta eso me suena a poco desde que te conocí hace unos años aquel día te amé ya, aún siendo extraños Y es que tu entrega de ese día fue completa y placentera ninguna lo haría, a tu manera por ello mantengo fresco el placer de aquella vez y te pido que no me culpes, yo no te culpo sabes como yo sé que nuestro amor nació del aire nació en la calle, nació del deseo, del calor, de esa mirada que nos cruzamos los dos.

203

Si no fueras mía Cuántas veces me he hecho la misma pregunta Cuántas veces mi respuesta fue la misma Cuántas veces un hombre al pensar se pierde Cuántas veces me volverá a pasar Y me doy cuenta de que si no te tuviera, Sin la menor duda amor, yo te inventara si no fueras mía, te secuestrara si no me acompañaras, triste estaría y de no quererme, pienso, me mataría Cuando un hombre ama como yo lo hago y de una mujer reclama tan solo halago es difícil desprenderse del placer de tenerte como imposible es vivir, sin llegarte a conocer Felicidad, acaso hay otro que la conozca más Amor, cual de mis amigos tiene un tanto más Compañía, así de noche, de día, a toda hora porque en toda la palabra, eres una gran señora Si no te tuviera, juro que te inventaría si no fueras mía, pobre de él, lo mataría

204 si no lo crees, o piensas que es tontería no descubres eres mi deseo y alegría Gracias por haberme entre tantos escogido por haberme dejado por años ser tu amigo por ser tu amante, tu sombra, tu marido. y por los momentos radiantes que paso contigo Tal vez Hoy, me tomo las riendas de mi deseos Acurruco en mis angustias tu figura Arremeto como lo suelo hacer con locura y pretendo lo que voy a intentar no me arrepienta Siento en mi alma una voz que me clama que me aleja a millón de mis temores que adorna la puerta de mis voces y me ayuda a descarar mis inquietudes Se me apetece llamarte, decirte que te quiero. Se me apetece decírselo al mundo entero. Se me ocurre que el escribir lo que siento mi sueño se haga realidad, y tú, seas mi sueño Nunca te he hablado, nunca te lo he dicho, mas tan sólo de verte, me he enamorado y sigo quizás seas un deseo mío enardecido, un capricho, tal vez sea amor, o el querer estar contigo De cualquier manera, la razón no me acusa Deseo pensar, creer que existe explicación alguna, no me preocupa la causa y menos la excusa pues mi corazón lo clama, y hace que nos una. Cuando miro tu pelo color rojo cual sangre, tu cabellera revuelta cual enorme vorágine me imagino que te poseo una y otra vez

205 te sueño despierto, espero, espero ...que tal vez Tal vez sientas tú, lo mismo, tal vez a ti, te gusto tal vez un sueño con tal intensidad permita por justo que una pareja como tu y yo pueda disfrutar del placer de tenerse, quererse y poderse amar. Una vez más Apenas tomo una pluma, al trazar en el papel, me doy cuenta que eres mi motivo, que cada palabra que pienso o que digo, se basa en la atracción que en mí ejerces. Cuando busco a mi alrededor razones, esas que a un hombre lo enloquecen, que le haga decir todo aquello que sienta y que como tal, toque su fibra más profunda cuando la razón se pierde ante la pasión o la misma pasa a ser de pronto la razón de vivir, querer, amar, adorar, volver Uno se da cuenta que ha encontrado su par Esa persona que uno busca sin saber si es un sueño, o si un premio alguna vez Llegado a esto se encuentran las dudas Si la pareja te excita, tiente, atraiga o despierta, En mi caso sé que para mí es algo fácil y que no me cuesta ningún trabajo, pues lo logro, al ver tus ojos y sólo pensar en ti. No creas que soy zalamero, fácil ni dadivoso es que soy un hombre sincero y cariñoso Por ello no me canso, y cada vez que puedo, te digo una y otra vez, que te amo, te quiero además que sin ti, la vida muy monótona sería

206 en estos años y más aún en estos días por ello aprovecho cuando puedo y, lo escribo porque en el amor no vale lo sólo dicho es agua de río que se va y tan sólo para en el mar

Yo, pregunto ¿Qué es el amor? Me gustaría saber, si acaso existe, o es por el dolor de estar solo que el hombre insiste. Puede ser la falta de compañía quizás la necesidad, o en realidad, si hay seres que se aman de verdad. Cuando uno se quita un pedazo de pan, un bocado, para entregárselo a alguien sólo de buena nota, o si se respira un rato, a través de un pulmón ajeno en medio de un gran beso, eso es amor verdadero. Despertar de madrugada para medir la temperatura preocupado de verdad, con una intención que perdura. Adquirir un ramo de flores sin motivos, sin pensarlo, es decir a la pareja que con amor, quiere disfrutarlo. Asociarse de por vida, en esa empresa que es la familia, a sabiendas que muchas de las noches, pasará en vigilia esperando tan sólo a cambio, el beso de unos hijos, que en la mayoría al crecer son ingratos,...y no me corrijo. Saber de lo que amamos a nuestros padres y abuelos se nos irán en el momento en que ya los entendemos

207 y conscientes del dolor que esa acción nos acarrea no nos acobarda la vida, al contrario, le damos pelea. Enamorase de una mujer joven, en la flor de su vida prendarse de su ternura, su dulzura y de su figura, y si en el paso inexorable del tiempo, que vemos llegar, perdura y crecen sentimientos, eso sin dudas, es amar. Sentimiento al tacto No me canso de admirar la pasión de tus ojos no me canso de besar tus labios hermosos, rojos No me canso de lamer cada uno de tus besos no me canso y ya me ves, que lo hago otra vez Ahora el tiempo ha cambiado, estas tú a mi lado por ello, los dolores son un recuerdo que se fueron al pasado cual dolor ajeno Ahora que el día es noble, que está de mi lado Quiero dejar escrito, dejar sentado Que no fue por siempre igual Aspiré a que mis palabras lanzadas al aire Después de haber llegado a su destino Retornasen con la música esperada Y me dieran paz, como el eco final Pretendían que alimentara solo sueños Que mi esfuerzo se perdiera en el camino Cuando lo que generé en el fondo, contigo Es, además de hermoso, un clamor ambicioso Los tonos de la balada de la cual acusé recibo Me dejaban ver en la siembra un resultado Acucioso, me exigí a mi mismo Que, de tener a otra, no la aceptaría Como no acepto la mitad de mi pedazo No acepto la pretensión de un sueño

208 No acepto que, teniéndote en mis brazos, además de mi vida, no sea yo tu dueño Las noches que he tenido sin tu cuerpo, en las que tus besos se perdieron en la distancia Las mismas que fueron mi tormento ahora en tu presencia ya son olvidadas Cómo, amor mío, yo de otro modo podría reponer todas nuestras caricias ausentes o las horas de pasión que no nacieron Cómo podría olvidar a las unas con las otras Y a las imágenes no habidas, darlas por perdidas Hay quienes ajustan su mente en paz Lo hacen inclusive con las carencias Es como cerrar los ojos y pretender cambiar Entre lo absurdo, la alegría de un día de sol Con la oscuridad de una noche sin luna Por ello, ya no pretendan que como poeta sea tan sólo una de las estrellas, un satélite o cualquier otra cosa la que colme mi amor en soledad Me acostumbré a ti y ya no me pidan que de nuevo me vuelva a conformar

209

La muerte Parado, en la ladera de una montaña, bajo el sol, en su despertar, de la mañana, enfrentado ante la verdad más pura, temí al presente, observé a la locura. Serenidad, paz, y falta de cordura, sentimientos adversos y ritmos mezclados, vistas hermosas y futuro plasmado. Veo a la vida como se enfrenta hoy, a la muerte y en su reto, impávida, aguarda muy paciente ese camino por tomar, oscuro e inclemente que nos vendrá, y nos tocará irrestrictamente. Percibir el descanso de almas amigas, produce temor y acompleja a mi vida pero también de manera no explicativa da una gran importancia, que es formativa, ya que del miedo, extraigo el consuelo, del temor, me infundo de valor, y de la soledad, encuentro el confort y la valía, que aún le quedan a mis años de vida. Destino final, cuna eterna, cama celestial, aguarda sin apuros y perezosa a mi hora final, pues hoy, me he dado al fin cuenta, que aún, suficientemente, no he vivido, y por lo tanto, con mi gente, no he cumplido lo que anhelé y que sé que me gustaría hacer. No de manera egoísta, ni hablo de placer, me refiero a lo que debo de aprender,

210 lo que me falta de la vida por estudiar, para después de ello, con amor, poderlo enseñar. Samuel Akinín Levy Caracas, Junio 09 de 2009

Otras publicaciones
Poemarios 1al 16 Stephanie la infidelidad humana De Relieve Símbolos Patrios Poemarios Sobrevivientes Poesías al Viento Oraciones para una mujer Mis hermanos están vivos Expresiones en busca de eco El día que entrevisté a Shalom Aliejem Dulcería Criolla Desnudo ante la vida A ti, mujer Gritos del Pasado Poesías para ti Las Minas de Rey Salomón en América La fuerza de una conversación Una familia judía Café concert Michelle Nathalie El juego del Amor Terapia de grupo Abraham Sultán S. Biografía Entrevistas Bolívar Siete Mujeres Valores de nuestra comunidad Cantos a la Mujer desde una edad madura

211

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful