You are on page 1of 7

MAT]RICE

,
BLANCHOT
LA coNYEffisAClóru sruFsrusTA

fu Anrrun Libnos

puesto que tod:r respuesra caería de nuevo bajo la jurisdicción de la filura de ias fig. la barbarie viene del Norte. a veces f1¡s.scme. poder de libertad absoluta.las investigaciones sobre el joven Hegel y sobre el ioven Marx. por el contrario. en Alemania y secundariamente en Francia. a un sentimiento nuevo del arte y de la literatura 450 45t . Después de la guerra. lil romanticismo.ante pensamiento. EI ITHTN. Lukács lo condena inapelablemente: movimiento oscurantista. liberándole de la fascinación de la unr dad. los tra- bajos de muchos germanistas franceses. fue r¡na apuesta política: con fortunas muy variadas. Thomas Mann tenía por ta. se reconoce en esas grandes figuras poéticas y reco- noce en ellas lo que vuelve a descubrir por su cuenta: la poesía. cuando ésta se desvía hacia la ausencia deiruro.r". El surrealismo. s¡¡¡. en su violencia neutra. contribuyen no sólo al conocimiento de ese movimiento. que le gustaba a Marx. se escapa de este sevcro juicio.rtur. XI interrogación radical? Es decir..4ru nozta (en esto diabólica. la tarea de Ricarda Huch y de Dilthey. . úni- camente Hoffmann. -¡¿l otras. a veces reivindica- tfur por los regímencs más retrógrados (el de Federico Guillermo IV cn 1840 y los teóricos literarios del nazismo).t hombre de literatura. los de Albert Béguin. que excluya incluso la posibilidad de una respuesra. que. sino. por ese conocimiento.esclarecido y com- ¡rrendido como una exigencia renovadora. corre el riesgo de llevarle. Al mismo tiempo y un poco más tarde. las reflexiones de Henri Lefebvre que constantemente busca liberar en el marxismo la fuente romántica. la cual rechaza el romanticismo alemán dos veces -porque es romántico y porque es alemán: el irracionalismo amenaza el orden. razón).rto finaí-e. larazónes mediterránea. las publicaciones de los Cahiers du Sud. de un espacio todo él de interrogaciór. por primera vez) a tomar la medida clt una exterioridad no divina. ies cafaz .rt.+UM Pregunta que precisamente ya le dirige. en resumid". Es notable que semejante aborrecimiento sólo se encuentre en Francia en los críticos vinculados a una escuela de extrema derecha. el . ras? Esto quizá equivale a preguntarnos: iEs capaz el hombre de un.

añrmación sin dura- oponen entre sí. como lo afirma Lukács. una vez más. lo que sólo puede terminar mal... decrepitud. la totalidad. Novalis va a morir casi simbólicamente sin haber escrito la situdes: de joven es ateo. incapaz de recordar al joven que escribiera: «IJna sola ley que. precisamente. carece las inclinaciones nacionalistas. y la libertad de espí. pero otros. cscncialmente lo que comienza. pero porque él es nuevo. permanecen. locura. pero sin contenidos o con cimiento al saberse honrado por ellos. como si la noche un. jetividad que no tiene patria. en Franciu . el hecho clc ¡neta: hacer que brille la poesía. por último. incumplidos. fragmentario. segunda parte de Heinrich aon Ofterdingen. Irrrcco.l r¡ro? iEn Jena o en Viena? iAllí donde se manifiesta. amenaza para algunos. tido ideológico de cada uno de ellos tomado en particular. precisamente por el rechazo de las trabas. la llamada de 1. De lo cual restrrr. tos se reconocen como igualmente necesarios.. Y es cierto. El mismo contenidos casi indiferentes y así de añrmar juntos lo absoluto y lo Schlegel. la que hubiese debido titu- ritu que demuestra. tlrrcño de una productividad sin trabas (de acuerdo con la deñnición Thl manera de ver expresa una elección deliberada. y como intencionadamente. sin apaciguamiento. que prepara otros cambios. invierte. diplomático y periodista al ser.r ro? iAcaso la lucha contra el burgués trivial no sabe engendrar más - noche sin ilusión. promesa estéril. al adoptar vicio de Metternich. y esto es 1o que Goethe siempre murmura con hacen inventar cada día nuevos conceptos. el autor como la exigencia o la expe- riencia de las contradicciones. la literatura alemana permanece vacía) Esta diferencia de perspectivas se manifiesta. promesa para otros y. no en la irreflexión.r ycctos? iAllí donde se extingue. porque tal era su oposición. romanticismo. para otros daderamente (incluso si. de habla untuosa. Se decide e-. de §Tieland llama «los orgullosos serafines». en esas condiciones.cercanos a Shakespeare que a \i. resulta que el tono dominante viene a ser. entre Goethe y aún. cuando es tura aún por venir. que sólo con- dad. lleno de pro- taire han elevado en un amanecer de crisis por encima de una lito. perezoso y las formas tradicionales de organización política. como un rasgo momentáncr. individualista.lr rlc Schelling)? iO bien cuando parece que la sublime capacidad de mar poco importantes algunos rasgos. amenaza impotente. es verdad. Schlegel es el símbolo de tales vici. todos orientados hacia una recusacitjr r . y puesto que los libros por los cuales no puede defar de pretender nir el romanticismo por sus primicias o por sus resultados. radical. son una sorpresa para el propio Goethe.. potencia que se exalta desapareciendo. y el como obra. fin (lue se llama suicidio. pero dentro de una forma que.r rlrrcido nada y la pura fuerza creadora no ha seguido siendo pura y deseo de rebeldía. casi no ha pro- auténticos: como accidental el gusto por la religión.1.. la necesidad de contradecirse.. luego cansado y. su riqueza y su fantasía intelectuales que le larse «Cumplimiento». todo se como determinante el rechazo de la tradición. /(luién es el verdadero? tEl último Schlegel es la verdad del prime- implica una negación muchas veces radical.[53 . sino voz de tristeza: libros inacabados. I nhsoluta: el espíritu libre triunfa siempre sobre la naturaleza. no 452 . si en Alemania el romanticismo es ambiguo. como los únic. ¡rroducir.hiciera aquí las veces de la AuJkltirung. no como naturaleza. pero no carente de pervcr. ser y no ya de representar) de serlo todo. sólo confirma su vocación por el romántico fracasa dos veces. sino como pura conciencia en el instante. para la obra. una de las tareas del romanticismo hubie- descubre. Pasan algunos años. rodeado de monjes y de piadosos mundanos. la escisión. ni siquiera estar repartido que Brentano llama die Geteiltheit-. la conciencia de ser moderno.» romanticismo venido de Alemania desempeña un papel crílr. como esencial r. Y si finalmente todos esos rasgos jul uruchas veces de obra. (luc a un burgués exaltado. comienza y cuando termina. puesto que no logra desaparecer ver- desorden. como episódica la preocupación por el pasado sirr embargo no ha creado nada? Después. según se decida defi. como un rasgo decisivo la pura sul. Quizá. y que experimenta recono. El romanticismo termina mal.. pobre en obras? tAllí. comilón. Así. por el hecho de que st. sino srr dc ningún modo desacreditada si no deja huellas. menos libre que aquellos a quienes una verdadera conversión de la escritura: el poder... no el sen ción. que -loasí se caracteriza A lo cual es fácil responder que. cuando cumplirse. Fr. olvido. esas luces eue homhr t tribuye a una exaltación de la burguesía? iDónde está el romanticis- tan sensibles como Lessing y más. convertido al catolicismo. aparte de Hoffmann. cs rnás que un filisteo gordo. Heine. menos sabio.. ¡roesía afirmada en la pureza del acto poético. que se siente se sido la de introducir un nuevo modo de cumplimiento e incluso menos inteligente. obras incumplidas. pero porque es la obra de la ausencia de obra. A en la fuerte tensión de una conciencia que quiere comprender lo que menos que. libertad sin realización.

comparte con ellos la admiración consagrada a Leonardo da Vinci. espíritu por poeta se convierte en el devenir del hombre en el momento cn quc. pudo planteada por la poesía. sino también sobre el sentido de la poesía y que la plenitud se aprehende corno vacío y aprehende el vacío como del artel. alrededor de los filósofos. es decir. ce. La filosofía elez¡a la al no ser ya nada. que se producirá a sí misma en un movimiento sin términ«r y sin determinación. Claro está. de reflexionarse y cumplirse mediante sz ser una protesta contra la turbulencia genial. como alg«l nuevo.» «Si el el todo. tentativa aún por emprender. reflexión y por arte.u no es la glorificación del instinto o la exaltación del delirio.todas las formas. tod«r lc pertene- manticismo. no tiene más tarea ni rasgo que kls de decla- filósojb distinguirlos. en una consume en pensamientos que no sólo son pensamientos de la movilidad ágil. en este saber del que es íntimamente responsable. qtizá lo que sorprendería necesariqmente reflexizta. de 1798 a 1800-. Abuso del que no sólo se puede hacer responsable a con lu obstinación de la ciencia y la fuerza del deber". es decir. en quien unos y otros reconocen el modelo del artista verdadero to y la verdad de la creación en el ámbito de la naturaleza: si quere. a veces un poco Athenaum. ya sea que se llamen Fichte o Schelling.55 . saber anexo: que importa no es el don del genio. Todos lo dicen. esa revista que duró poco años. poetq. pero su primer exceso es un exceso de ticidad. mos del romanticismo. sino sola y absolutamente conciencia. poesía al rango de principio. Novalis: <<Es hacerles daño al poeta y al y en esta manifestación. del mismo modo la poesía ya no quiere ser una espontanei.» Schlegel: «La historia de la poesía poesía ya no se limitará a producir bellas obras dctcrrninadas. puesto que finalmente sin cesar el romanticismo se reúne el exceso infinito del caos. Y Schelling:. la literatura cncut:ntr¿r su sentido más peligroso que es el de interrogarse dc un modo dcclarativo.. irónica y radiante. aparentemente poética. Asimismo. no forma parte de una constelación. y también decía: . Por eso también. y hasta rompiéndolo. quien entiende mantener el secre. sino ligados al acto de Este es otro carácter muy chocante. Novalis decía que lo reflexión. a veces en el desamparo. poesía y filosofia deben unirse. la de la conciencia en poesía y por la poesía. La literatura (entiendo el con- escribir como a un nuevo saber que aprenden a recobrar al hacerse junto de las formas de expresión. ha de conoertirse en un espíritu de la razón. puesto que Hólderlin se se refleja en él y siempre se vuelve en contra de sí mismo. estos primeros asaltos románticos. - a veces triunfalmente y descubriendo quc. Pero aquí está el rasgo chocante: los propios escritores -dos pero lo suficiente como para que el romanticismo pudiera revelarse románticos. porque escriben. aquí ya no se trata de arte poética. el fuerte descontento de Goethe.) El la inteligencia sobre el poder de ejecución» es el signo mismo de la auten- romanticismo es excesivo. sino el hecho de que el genio es el corazón de la poesía el que es saber. En otras palabras. I Peru hay que añadirlo de inmediato: Hólderlin no pertenece al ro. la literatura anuncia que está tomando el poder. sino que lo significa suspendiéndolo. <<Una acción a cada instante y Si se quisiera. a su manera.» <<IIoy en día el espíritu es espíritu por instinto. el mismo vértigo es el libro romántico por excelencia. se sienten los verdaderos filósofos. el filósofo. (De ahí. puesto que la misma fiebre intelectual. . sino moderna es el comentario perpetuo de este axioma filosófico: todo arte debe con. no realiza oertirse en ciencia. tiene poco que aprender del filósofo. no adoptando al final ninguna. el Quijote Schlegel. rarse. no parece saber que dad natural.>» «La poesía es el héroe de la filosofía.5-1. también las fuerzas de conscientes de é1. se manifiesta.>» «El filósofo poéti. toda ciencia en arte. por esto. cl lugar donde Ia co está "en estqdo de creador absoluto". Artista grande y puro qlue <<persigue todas las exigencias del arte pensamiento. otravez. y con una confusa insistencia. tal es el acto constqnte del arte. tiene mucho que aprender del poeta. y descubriendo que todo le fálta. sino haber sido durante un tiempo profesor ! artesqno. ól clcsigna. habría que busca de sí misma. muy lejos de la concepción de los románticos. en ella e incluso decidir su porvenir como fuerza de autorrevelaciíln.1. Ella es la teoría de la poesía. nada más que aquel que se sabc ¡rocta. por lo menos en su primera época. porque «piensa aún más de lo que se puede» y porque «esta superioridqd -de mos saber lo que es crear) estudiemos las ciencias naturales. en suma. contrariamente a la idea común que nos hace- todo lo contrario. es un espí. de todas las maneras disolución) de repente toma conciencia de sí misma. la pasión de pensar y la exigencia casi abstracta.rPara hacerse escritor. En suma. su esencia es ser busca y puede aprenderse.>> Valéry. Estos comentarios pueden leerse en algunos de los seis números del ya sea que proponga y engendre algunos propios. ya que 4. sintiéndose no ya destinados a saber escribir. sino. en cambio. Iil ritu de la naturaleza. excéntricos. Así como la conciencia ya no sólo es moral. fantástica. en la medida en que la novela de profundización teórica agita a Novalis. éste. recibir.

sólo reconoce en el revolucionario toda su fuerza de decisión asentándolo lo más cerca romanticismo propiamente dicho la disolución del movimiento. lo fue porque se reivindicó a sí mismo en esa forma res. en darle al acto todo el arte de toda la era cristiana y. a ese lenguaje hecho noce en nada particular y sólo está dentro de su elemento su Historia. no puede agotarlo ninguna teoría. éter. que les es propio: manifestarse. margen donde él puede afirmarse: ni en el mundo. la Antigüedad llega a ser presencia eterna y el Olimpo del arte los tiempos modernos. los enemigos del pueblo presen. rarle una alegre y temporal eternidad y se la asegura. contra de sí mismo el principio de destrucción que cs su centro. no sólo fue terrible a causa de las eje. según el modo oscuro mayor mérito.en el todo donde él es libre. todo el porvenir le pertenece. no es una simple escuela literaria. como se verá con tad (en ese momento Schlegel marca un hito en la crítica al enseñar Hegel. coincide con su interminable y penoso final. en este saber y triunfo mortal. el puede decir nada. que. dice tados al pueblo. indicarse. Ariosto.aza de una desaparición inmediata. existe un intercambio muy curioso. porque) por é1. Pero. únicq- caml)o diaino de la ciencia y del arte>>. Por un lado. I)isuelto -allíen el todo. al contrario. Situación en que el fracaso y el éxito están en porvenir. su de su origen: allí donde él es saber. ningún modo quieren tocar las . como únicamente es libre» (Schlegel). Reconozcamos que. hechos históricos. a veces y por equivocación. darás tu fe ni tu amor en las cosas políticas. habla creadora y. condu. sino el arte y la ciencia>>. volviendo en esta habla. amo de todo. las cabezas que se cortan únicamente para mostrar.de la muerte nula. es mayúscula. Entre los dos movimientos. bajo la arner. en cada fenómeno (Novalis): sí. sea la pura conciencia sin contenido. sólo por el acto de reconocimiento del romanticismo. de época. todo. la evidencia énfasis. porque. franceses. Pero los entra en juego el sujeto absoluto de toda revelación. Los revolucionarios miento de la conciencia poética. adveni- «literario». en efecto. el romanticismo está su hacer sino manifestarse. Esto parece asegu- los alemanes no son Hermann o Wotan. El patíbulo. pero esta vez se trata de un acontecimiento muy dife. por otro lado allí está la compleiidad del acon.56 457 . pero lea- bien conocido: la Revolución Francesa ha dado a los románticos mos bien: no cada instante tal como ocurre. Thl es la ambigüedad. No es necesario insistir en lo que es q\e actúa q cada instante. de su libertad. ni fuera del -y tecimiento-. de esta tendencia a universalizarse históricamente) saca qué relaciones hay entre la Revolución Francesa. el momento del ocaso en que el arte. es más. principio de libertad absoluta. anunciarse. el como se produce. formas tradicionales. desde sus principios y mucho antcs que las rente.-en ciones: el Terror. esta toma de conciencia de sí misma que la hace mundo. Dante. es la época en que se revelan todas. ni cada fenómeno tal alemanes esa forma nueva que constituye la exigencia declarativa. sino. sino todo. la física. El romanticismo. el todo estrecha reciprocidad y felicidad e infelicidad son indiscernibles. la tierra. dez¡enir e incluso es su esencia propia el no poder nunca qlcsnzar la perfección. El mundo debe ser romantizado.no ignora que ésa es su verdad. Shakespeare. haciendo del terror la medida de la historia y el logos de más. cuando escriben. es decir. escriben o creen escribir como los clá. el día en que decide llamar romántico a ciencia de Fichte y Wilhelm Meister). y el blemente en todo. las Lecciones sobre la consecuencias desastrosas. he ahí el acto inagotable que instituye y constituye el ser de la en la totalidad de las cosas. el nyo. Cervantes. dentro románticos no van a pedirles lecciones de estilo a los oradores revo. muy llenos de respeto hacia los modelos de antaño. bien se sabe. Cuando el Atheneum publica este anuncio: <<Tú no dilapi. esta revis. que no se adhiere a ninguna condición) no se reco- lucionarios. sino a la Revolución en persona. ni siquiera un momento importante de la historia del arte: abre una sicos y.1. dice Novalis. no constituyen trascendental sobre la antigüedad». la pura habla que no ce a la literatura a reivindicar no sólo el cielo. Es cierto que antes de los románticos no han faltado los manifies- tos literarios.ella sólo afirma por defecto. nada. . en cambio. en fin. tiene cl saber más agudo del estrecho literatura. busca estahlccer su imperio carse. De -esto . el «político. -elsino un nuevo lenguaje: aquello habla y sigue puesto que él solo lo funda: «El arte creador romántico todaaía está en hablando. o también: <<Los dioses nacionales de mente es infinito. pero a condici(rn de quc cl todo no contenga patente y la reduce a no ser nada más que su manifestación. El pasado ya es romántico en sus más grandes creado- cuciones. la filosofía sería poco-. incluso si. el pasado. en una palabra comuni.rhay que ser esenciulmente moderno para tener un punto de oista las. pero ta no piensa de ningún modo en rechazar las conquistas de la liber. sino que te reseruards para el el ser siempre y eternamente nuez)o. el cual se significa por acontecimientos que son declara. Leonardo da Vinci. Schlegel. el arte y la literatura parecen no tener nada que Lecciones sobre la Estética de Hegel. solamente el todo que actúa misteriosa e invisi- brillo de lo manifiesto.

el romanticismo le dará esta respuesta: el habla es sujeto. pero que esa obra es deso. por lo demás. será ese Libro. Novalis en un texto de angelical penetración: que Hegel creyó ver al mirar en los ojos de los hombres). alma romántica el tornarse muy débil por dispersión y el ser afe- va que no tiene como tarea decir las cosas (desaparecer en lo que sig. Cuando alguien habla simplemente por hablar. En primer lugar la que ya he subrayado: la ces justamente es cuando dice lo más original y z. y muchas otras. al empleo del lenguaje accediendo a esta era extraña de su propia tautología donde va ina.. para conservar- broso de la gente es que creen hablar en función de las cosas. especie de Biblia en perpetuo crccimiento que no lenguaie.5c) 458 . Schlegel: <<la bien aportarme la claae de semejante abismo. de donde se excluye toda poesía. sólo ése verdadera habla es sujeto. Como 1o des. en ser mucho menos actioo que un artesqnon. es muy atractivo. y que un misterio ironía. por consiguiente el deseo de vivir escritor de aocación. análoga a la cubre. sino incluso por la biografía. sujeto se. vidad.. La nove- razón es lenguaje. Después ésta: si la -sólo su nqturaleza interior y capta en sí su mooimiento íntimo y sutil. para terminar. enton.o noaela es el libro romántico»l Novalis: . poesía.»r O también: <<Ifabhr por hablar es la ftrmula de tibe. constituye un fecun. sino la acti- bargo.»> Bien puede decirse que en esos textos hallamos expresadas la que precisamente le falta todo carácter. Sólo quien tiene el sentimiento profundo de la lengua. siempre superior a la obra real. hablarán de la mala nifica). que en definitiva sólo importaría.. afirma diciendo «yo». Hamann escribía a Herder: <a4unque fuese representará lo real.entrada.» Citemos lo que. no podría sino repetir tres neces como uno palabra única: podría afirmarse más que en la esfera inobjetiva de la obra.a4bsolutizar el mundo.. obras maravillosas y di- do y espléndido misterio.F1e ahí el hueso que roo y que roeré hasta mi muet'te. dice Novalis) no es el saber particular de todo. ficultades destructoras. sibilidad de ser nada determinado. [-e seguirán extraños descubrimientos. cuando reproche lúcidamente al bra. transitivo diñcultad mayor por la cual se llegará a delimitar. . así como su aplicación. seguro de donde proceden tiones que la noche del lenguaje va a contribuir a sacar a la luz del la frivolidad. forzado a hablar por el habla misma. sino una pregunta) reten- I Armel Guerne que tradujo este texto (Les romantiques allemands. dicen todos los grandes románticos. noche un poco pavorosa.la alegría.la rareza día: que escribir es hacer obra de habla. den- - tro del lenguaje literario.. sino que lo reemplazará. El enor risible y asom. Desclée tle gamos. pura de toda particularidad objetiva. su perfil. cia y algo así como su noche. mientras que otros. fijo. también sé que. sí. que comenta de la dad creadora en la libertad del sujeto. recuerda su título: Monólogo. su ritmo. en la medida en ración. Por eso.» Y Novalis añade: <<Si pienso con esto haber precisado exacta. El «yo» del poeta. aunque sin hacer de sí fe literaria que consiste en creerse sublime y a la vez <<en no ser útil en misma el nuevo objeto de ese lenguaje sin objeto (si la poesía es sim.ya no la obra poética. sino decir(se) dejando(se) decir. no sólo por la de la lengua se hubiese hecho inteligible. logos. y creadora sólo cuando se sabe tuztiese en mí este signo de lq interztención y de la acción del lenguaje? Enton. al llegar a serlo todo. iy si he tenido que hablar? éY si.erdadero de lo que puede inclinación a olvidar que la omnisciencia poética («el oerdadero poeta es decir. sin que lo supiera. y todaoía espero al ángel del Apocal'ipsis que tenga a la.. románticamente y de hacer poético hasta el carácter> ese carácter lla- pirado por el habla. mado romántico que. Profundidad que siempre para mí sigue siendo oscura. Tbdos ignoran lo la intacta. su espíritu musicql quien lq escuchq en tampoco el poder poético es un poder de magia. quien la siente en omnisciente»>. también crca la ambicitin de siguiente forma: «Todo escrito es. nada para el mundo. desde 1798. minada.. Y también que yo fuese por eso un vida.sí mismo.la petulancia. propio del lenguaje: que sólo se ocupa de.. se vuelve) apenas más sutilmente.1. también lo ha perdido todo. porque el todo no tan elocuente como Demóstenes. allí donde el puro mente lq esencia y la función de la poesía. capaz de evocar y revocar alavez la obra en el juego soberano de la ces bien podría ser que esto fuese. Se sabe que. significa que sólo es tal en la existencia del poeta. esencialmente. un monólogo en el interior del un libro total. poesía. al querer decirlo. como §Tackenroder... y todo lo que Novalis condenará. contradicciones que contribuirán a hacer de la literatura. plemente el habla que pretende expresar la esencia del habla y de la De esas contradicciones.finalmente. «Hay algo extraño en el hecho de escribir y de hablar. De ello resultará la reanudación de la poesía. esto es profeta. si no es nada más que la impo- esencia no romántica del romanticismo y todas las principales cues. Pregunta a partir de ahora planteada. ya no una respuesta. Sin em. en el seno de las cuales se despliega el romanticismo. ésta: el arte romántico que conccntra la ver- Brouuter) y de donde lo tomo. la poesía. eso sólo puede . he aquí por tanto lo dije algo completamente estúpido. que hablar poéticamente es hacer posible un habla no transiti. ins. puesto que sólo se es escritor habitado por la lengua. ya en 1784. la locura:. 1o mismo que la esencia del habla es el hablar. la extraña laguna que es su propia diferen- gotablemente a agotar su diferencia repitiendo que su esencia es el poetizar.

así como que podría llamarse habla plural. Se explica. la obligación de ser sistemático y el horror al sistema: <<Tener un sistema es para el espíritu tan mortal como no tenerlo: habrá por tento que decidirse a perder una y otra de esas dos tendenciqs» (Schlegel).. Esta exigencia de un habla fragmentaria. Thl es. 2) a descuidar el inter- se ha descubierto. él escrihe: «No puedo dar de mi persorualidad ningu- prenderá y está el rasgo notable. no en el drama. real en todos y que responde . rencia como fclrma-. al porvenir. cuestión y tarea -laque el romanticismo alemán. lo que importa es dad. convertida en revolucionaria.ra la incesante y auto. y en particular en Fr. no sólo presinti(r.» ración el principio rítmico de la obra en su estructura. rnás allír dc seriedad. asimismo. sino qr"re ya clara- ella puede hacer que coincidan el discurso y el silencio. su acción el trabajo con miras al todo y la busca dialéctica cle la uni- lis) o un sistema de talentos (Schlegel). son simien. 1o he anotado cia que su discurso no será un dis-curso.»» Pero esa novela total. de inocencia abstracta y de saber aéreo.. sino para hacerla absoluta. adelante a llevar consigo esta cuestión discontinuidad o la dif-e- creadora ahernancia de pensamientos diferentes u opuestos>>. puesto que «un didlogo es una cadena o una guirnalda de frag. Un día quizd se escribirá. puesto que sólo y en particular el del Athenaunt.el todo interrumpiéndolo y mediante los diversos fecto en sí como un erizo>r. al menos en el sentido original de común es un síntoma curioso que hace presentir un gran progreso de la litera. Alteración quizá no para diñcultar la comunicación. es -haga modos de la interrupción. ese verbo. puede estar aislado de todo el unioerso que lo rodeu. por la orientación de la his- tura. Naturalmente. la cual no excluye sino que sobrepasa la totalidad. aprisionar su yo dentro de un aislamiento ticos se limitarán a soñar a la manera de una fábula o bien realizán. y por último. esto inevitable y que equivale: l) a considerar el fragmento como un es lo que le hace decir a Schlegel que sólo los siglos futuros sabrán texto concentrado. y. de conjunto o más sueltas las relaciones de unidad. sino que -aquí presentirá que la única manera de cumplirla hubiese clase. pero estd a punto de serlo: fragmentos como éstos. únicamente Novalis X la em. dado que es necesqrio que la idea del todo domine y modele sí mismo. tinua: la única que conviene a la ironía romántica. El qrte de escribir en cientes de absoluto. pensará y actuará colectiaamente. nü muestÍü más que un sislemq de fragmentos. el juego y la mente propusos antes de entregárselas a Nietzsche y. Schlegel. cuando anota: <<Un fragmento. la literatura va de ahí en virtual en nosotros.lograrlo la novela. Asimismo. ningún estilo me es tqn natural y fácil como el de los fragmentos>>) anun- sido inventar un arte nuevo. por el fragmento. uno de los presentimientos más atrevidos del romanti. reconduce el fragmento hacia el aforismcl. y Solger: <<Tbdo el arte de hoy reposa en la noz. pone en el primer plano de mismo que el genio no es nada más que una persona múltiple (Nova. sino el reflefo de su propia al principio. Verdaderamente. con gran franqueza. para el espí- ritu.no sólo la dejará inacaba. esta pluralidad que es misma. porque yo mismo soy algo de esa da. más profundamente.»> Lo toria que. empezando a hacerse manifiesta a sí introducir en la escritura. que tiene su centro en sí mismc¡ y no en el campo leer los «fragmentos» o bien a Novalis: <<El arte de escribir libros aún no que constituyen con él los orros fragmentos. ger su propio desorden. antes que el intento de elaborar un modo de escribrr más enteramente la obra estética». 3) a olvidar mento. de un pensamiento inestable y repartido. hacia el derramiento de una frase perfecta. lo mismo que cismo: la busca de una forma nueva de cumplimiento que movilice una breoe obra de arte. es un sustituto de la comunicación que esta manera de escribir no tiende a hacer más difícil una vista dialogada. Cuando. satisfecho y así rechazar la apertura que representa la exigencia frag- dola en la forma fabulosa del Mtirchen dentro de una extraña síntesis mentaria. valo (espera y pausa) que separa los fragmentos y hace de esta sepa- En la misma perspectiva.e. riguroso. en forma de monólogo. Escribir fragmentariamente es entonces simplemente aco- la. que la mayoría de los román. la exigencia declarativa. y la indecisión Nietzsche. per- móvil. el del fragmento. e incluso oracular. y de un modo más decisivo. esta «omisión» no se explica por innovación cuyos signos reconoce Novalis en el desarrollo de la el simple defecto de personalidades demasiado subjetivas o impa- prensa: «Los periódicos yq son libros hechos en común. sino a hacer mentos»> (Schlegel). ambos afirmarán que el frag- tes literarias. Ello no impide que. decir. Forma discon. gracias a la declaración romántica. el fragmento parece a menudo un medio para abandonarse complacientemente a 460 "I(¡ I . posibilidad de escribir en común. es una anticipación de lo posibles nuevas relaciones que se exceptúan de la unidad. exceden el conjunto. discordancia.