You are on page 1of 41

APATHEIA

Un Estado de Conciencia para el Estilo de Vida

Alberto Sánchez

Parque de Estudio y Reflexión Toledo

Introducción
La motivación de este estudio surgió a raíz de una experiencia que tuve durante un
período particularmente difícil debido a unas circunstancias familiares adversas. A lo largo
de varias semanas fui tomando consciencia de un especial estado interno desde el que
podía afrontar dichas circunstancias difíciles de un modo nuevo para mi, más calmo, más
sereno, sin la pesada carga del sufrimiento que habitualmente se nos impone ante la
adversidad. Al caer en cuenta de ese peculiar modo de estar en el mundo, que me
resultaba tan novedoso a la vez que liberador, de inmediato comencé a tomar interés por
estudiarlo mejor, ahondar en él, comprenderlo en profundidad para poderlo incorporar en
mi vida cotidiana como un avance importante en mi camino de Ascesis.

Casi tan pronto como advertí en mí ese estado, comenzó a resonar en mi interior la idea
de la Apatheia, etimológicamente a (negación) pathos (pasión) el des-apasionamiento,
que también podríamos traducir como no-padecimiento. También recordé las referencias
en algunos materiales de Escuela a la Ataraxia, la imperturbabilidad, la serenidad y
neutralidad afectiva. Y si bien es cierto que dichas referencias se encuadraban en
nuestros trabajos como condición de acceso a lo Profundo, me parecía sin embargo que
con la experimentación y la práctica de tales propuestas se podían obtener interesantes
avances en la vida cotidiana, desde la perspectiva de la superación del sufrimiento.

Así pues, el presente estudio es un intento de comprender mejor cómo surge ese
interesante estado, cómo se puede consolidar en la vida cotidiana y de qué modo puede
ayudarnos en la conformación del Estilo de Vida que nos impulse en una vía de Ascesis.

2

Objeto de estudio. Interés y punto de vista.
El objeto de este estudio es una particular Forma1, un modo de estar en el mundo, que
podríamos ensayar a definir como de "conciencia en paz" o "conciencia desapasionada".
Se trata de un estado de conciencia calmo, sereno, en que el ánimo permanece
imperturbable frente a los acontecimientos externos. No se trata, sin embargo, de un
desinterés por el mundo o de una desconexión respecto de los demás sino de una
especial disposición del ánimo que nos permite estar bien "adentro" aunque las
situaciones "afuera" sean desafortunadas.

El interés con el que abordo este trabajo es el de poder aventurar unas primeras
respuestas a las preguntas sobre ¿cómo se produce este estado? ¿cómo se consolida?
¿cómo se profundiza en él? ¿en qué me puede servir para mi Ascesis?

En cuanto al punto de vista desde el cual enfoco el estudio, éste es el de la utilidad de
dicho estado para la superación del sufrimiento. No sólo en el aspecto más evidente de la
disminución de tensiones y climas asociados a las diferentes situaciones cotidianas, sino
también en la conformación de un cierto tipo de conducta, de un emplazamiento frente a
los demás y frente al mundo en el que el sufrimiento vaya retrocediendo, al tiempo que se
va abriendo paso la fe en los demás y en nosotros mismos.

Avanzando de ese modo, estaremos sin duda poniendo las condiciones más adecuadas
al desarrollo de la Ascesis, forjando su necesario Estilo de Vida.

Por otro lado, sin ser éste un estudio que se haya desarrollado siguiendo el Método de
forma estricta, sí que pretende dar razón al menos a las tres cuestiones metódicas de
Proceso, Relación y Composición.

Proceso, para lo que colocaremos el tema de la Apatheia en perspectiva histórica.

Relación con la Ascesis, el Estilo de Vida y el Trabajo Interno en general.

Composición, atendiendo a las diferentes características que definen este estado de
conciencia. Para ello apelaremos a las comprensiones y experiencias personales del
autor, a los testimonios recogidos en algunos relatos de experiencia y a referencias
bibliográficas de Escuela que nos permitan una mejor comprensión de cómo se accede a
dicho estado y cómo se puede ir consolidando en la vida cotidiana.

1
“las formas son ámbitos mentales de registro interno que permiten estructurar distintos fenómenos. De
manera que cuando hablamos de la forma de un fenómeno interno de conciencia, nos estamos refiriendo a
la estructura particular que tiene respecto de otros, y a cómo está concertado internamente.

Los fenómenos se estructuran de una o de otra forma. El lenguaje común menciona esto de modo simple:
“Las cosas están organizadas de una forma especial” , se dice. “Las cosas se hacen de una forma
determinada”; pues bien, a eso es a lo que nos referimos cuando hablamos de forma.” Morfología. José
Caballero. Editorial Antares. Madrid 1996. pag. 32

3

Hipótesis de trabajo.
En un principio este trabajo se inició sin una hipótesis de partida, más bien como una
investigación sobre un tema de eminentes consecuencias prácticas, en busca de una
mayor comprensión y manejo del mismo.

Sin embargo, con el transcurso del estudio y la experimentación, fue surgiendo poco a
poco la comprensión de que estábamos frente a una auténtica estructura de conciencia2,
con sus particulares características y con algún tipo de correspondencia con el trabajo de
Ascesis ya desde los primeros pasos.

Fue a partir de dicha comprensión que con el tiempo cobró forma una hipótesis que
podríamos formular del siguiente modo:

Al igual que al trabajo de Ascesis o, más exactamente, a su Estilo de Vida corresponde un
determinado nivel de conciencia –consolidación de la vigilia atenta e instalación y
progresivo avance de la conciencia de si– también corresponde un determinado estado
de conciencia: la conciencia imperturbable, la Apatheia.

Dicho estado de conciencia podría ser asimilado al mencionado por Silo como “calma
reflexiva” en sus Apuntes de Psicología3, aunque con algunas salvedades referidas al
ensimismamiento, como el hecho de que dicho estado se manifiesta, precisamente, en
relación con el mundo. Esto lo veremos más en detalle cuando estudiemos las
características que definen a nuestro objeto de estudio.

2
Los diferentes modos de estar el ser humano en el mundo, las diferentes posiciones de su experimentar y
hacer, responden a estructuraciones completas de conciencia. Así: la "conciencia desdichada", la
"conciencia angustiada", la conciencia emocionada", la "conciencia asqueada", la "conciencia nauseada", la
"conciencia inspirada", son casos relevantes que han sido descritos convenientemente. Apuntes de
Psicología, Silo, Ediciones León Alado, 2014, pag. 408
3
Existen diametrales posiciones del yo entre estados alterados que van desde la actividad cotidiana a la
emoción violenta y estados ensimismados que van desde la calma reflexiva hasta la desconexión con el
mundo externo. Ibid, pag. 412

4

como una senda hacia una felicidad casi divina en medio de una sociedad turbulenta. En ese clima de sometimiento de las antiguas polis a un poder superior y frente al estancamiento y progresiva decadencia de las dos grandes escuelas anteriores (la Academia platónica y el Liceo aristotélico) surgen con fuerza posturas filosóficas que resaltan el aspecto práctico de la filosofía como camino individual de consecución de la felicidad y la sabiduría4. Madrid 2007. no podemos dejar de rescatar algunos antecedentes que se nos aparecen como obligados en referencia a la Apatheia: las escuelas filosóficas del período helenístico en las que tiene su origen el término. el carácter de propuesta universal que se intuye en las referencias que se han podido rastrear para la presente investigación. aunque con ciertas precisiones de importancia. A diferencia de la Escuela Cirenaica. Epicuro afirma que la 4 “El filosofar viene así considerado por una y otra escuela como un mester de salvación.La Apatheia en perspectiva histórica No es el interés de este trabajo realizar un estudio exhaustivo de las formulaciones que se han hecho de la Apatheia a lo largo de la historia en muchas escuelas de diversas culturas y áreas geográficas. mencionaremos también su manifestación en la doctrina de Lao Tse en la actitud del Wu wei. cuando el hombre helenístico había perdido sus creencias tradicionales más fuertes. Más concretamente. pag. la fragmentación de su extenso Imperio en forma de monarquías y el definitivo declive de las ciudades-estado con sus democracias de ciudadanos. Por último. Sin lugar a dudas que un estudio tal sería de sumo interés ya que nos mostraría. En una época de indigencia espiritual. también de carácter hedonista. aunque sólo sea en breve pasada. el objetivo de la Filosofía es la búsqueda de la felicidad y del placer. donde su equivalente Upekkhā tiene una enorme importancia como paso fundamental del desarrollo espiritual. 5 . Referencias en las escuelas del período helenístico Como resulta evidente. y el budismo. la “no-acción”. Revisar brevemente el contexto histórico-filosófico en que aparecen nos ayudará a comprenderlos mejor en su calidad de verdaderos “modos-de- estar-en-el-mundo”. Carlos García Gual. que él identifica. No obstante. Tanto el epicureísmo como el estoicismo surgen al comienzo de la época helenística. es en las dos grandes escuelas del período helenístico (epicureos y estoicos) donde estos términos son utilizados como nociones centrales de sus propuestas éticas y de su estilo de vida. entre otras cosas. Éticas y sistemas. Editorial Síntesis. María Jesús Ímaz. tanto el término Apatheia (impasibilidad) como el muy similar Ataraxía (imperturbabilidad) son conceptos acuñados por la filosofía de la Grecia clásica. Según la doctrina de Epicuro de Samos. Pero ello requeriría de un esfuerzo que escapa a las capacidades y pretensiones del autor. las escuelas filosóficas ofrecen sus ideas como un fármaco para la angustia y como un sustituto de la fe perdida” La filosofía helenística. brutal y confusa. 30. período histórico que arranca con la muerte de Alejandro Magno.

sino que hace de la moderación una condición necesaria para la consecución de la ataraxía buscada. agrega otro importante concepto. Al respecto. 131. 27 6 . La philía no puede separarse del placer y sin ella el sabio no podría vivir alegremente. en la escuela de Epicuro. Recogida en el libro X de Vida y Opiniones de los Filósofos Antiguos. 4 Epicuro: Máximas Capitales. que son los placeres catastemáticos. la doctrina de Epicuro no insta a la búsqueda desmedida de los placeres terrenales. que él califica de cinético (o en movimiento). y su práctica está por encima de distinciones de sexo o clase: en el Jardín. por tanto. fáciles de alcanzar. su propuesta aparece claramente encaminada a buscar aquello que nos produce placer y evitar aquello que nos produce dolor. el propio Epicuro precisa: “Cuando. puede incluso llevarnos a dar la vida por él. la philía.”3 En el marco de esta concepción epicúrea del placer. de inferior valor. o a los que se dan en el goce. decimos que el placer es fin. 132. 3 Carta a Meneceo.supresión del dolor produce un placer estable o catastemático. que es una de las cosas que mayor alegría produce. además. no nos referimos a los placeres de los disolutos. sino un cálculo prudente que investigue las causas de toda elección y rechazo y disipe las falsas opiniones de las que nace la más grande turbación que se adueña del alma. entendido como la ausencia de dolor. dice Epicuro.5 Contrariamente a lo que pudiera creerse. Y el placer de mayor calidad. sino al no sufrir dolor en el cuerpo ni turbación en el alma. como es el regocijo o la alegría. Siempre es 5 Carta a Meneceo.4 La amistad procura al hombre una ayuda insustituible frente al aislamiento en un mundo extraño y hostil. La lealtad hacia el amigo. Hay otra clase de placer. como creen algunos que desconocen o no están de acuerdo o malinterpretan nuestra doctrina. Pero. Diógenes Laercio. la amistad no podrá ser conservada si no amamos a nuestros amigos como a nosotros mismos. se admite incluso a esclavos. pues éste sufre tormentos presentes. pero en el alma quedan grabados los del pasado y puede sufrir por los futuros. hemos de situar la amistad. En ese sentido. porque su adquisición será lo que mayor placer y felicidad dará a nuestra vida. pues proporciona la confianza y seguridad en el futuro necesarios para que éste alcance la ataraxía. el que ha de otorgar la felicidad del individuo. De este modo. Además afirma que los dolores del alma son peores que los del cuerpo. un placer moderado. 128. Pues ni banquetes ni orgías constantes ni disfrutar de muchachos ni de mujeres ni de pescados ni de las demás cosas que ofrecen una mesa lujosa engendran una vida feliz. viene dado por la ausencia de dolor en el cuerpo (la aponía) y de turbación en el alma (la ataraxía). el de la autárkeia (la autosuficiencia): lo importante para el sabio es no depender de nada ni de nadie.

pese a involucrarse en la vida social (a diferencia del epicúreo) busca tan sólo. arrastran al que se niega a hacerlo”7 Esto no significa que el estoico se refugie en la inacción. y no conoce la queja ni el temor al futuro ni el pesar por el pasado. traducidos por Séneca: Fata volentem ducunt. Porque. al que “si destrozado se desplomara el mundo le alcanzaría impávido sus ruinas” 7 La filosofía helenística. Para alcanzar la serenidad de ánimo inherente a la actividad libre y feliz. Cleantes lo expresa en sus versos. María Jesús Ímaz. Pese a la gran evolución que sufrió esta escuela (fruto quizá de su larga historia) mantiene prácticamente intacta su propuesta moral y su ideal de sabiduría a lo largo de los siglos. sino que después de poner en práctica todos sus recursos en pos de su objetivo. al igual que aquél.inmanente y divino). no olvidemos. el estoico no cede a las apetencias instintivas y.7-8) alude a la magnífica independencia del sabio estoico. controla sus emociones y rechaza cualquier tipo de pasión. El precepto fundamental y más amplio de la ética estoica es el de “vivir en acuerdo razonable” (homologouménos zên) con su propia naturaleza. que se caracteriza básicamente por su participación en el lógos. pag. el estoico planta cara al Destino.6 Y he aquí otra faceta singular de la autárkeia estoica que es la aceptación de lo que sucede: Así.más agradable dar que recibir y es en este punto donde se ve claro el concepto de autosuficiencia o autárkeia epicúreo: el sabio sabe más dar que tomar para sí. sino una cautela contra las emociones que podrían atentar contra su serenidad. ante todo. aceptando lo que el devenir le presenta. su perfeccionamiento interior y su propia felicidad. 137 7 . fue fundada por Zenón de Citio en la Stoa Poikile (Pórtico Pintado del ágora) y de ahí deriva el nombre “estoico”. lo “propio” del ser humano será la virtud y lo impropio el vicio. Editorial Síntesis. el sabio estoico. II. el orden implícito en el cosmos (cuyos planes se identifican con un Lógos -Razón. nolentem trahunt: “Los hados conducen al que lo acepta. Madrid 2007. a la que considera como un deseo o impulso excesivo. La otra gran escuela. La virtud es la meta de toda actividad gobernada por nuestro “guía interior” y lo que proporciona una felicidad autárquica. Éticas y sistemas. A diferencia de Epicuro. influyendo a numerosas otras corrientes de pensamiento casi hasta nuestros días. La impasibilidad (Apátheia) del estoico no es una ausencia total de sentimientos. la postura de Zenón frente a una realidad que se revela como hostil y extraña no consiste en ordenar los deseos y buscar la realización de aquellos que nos den un placer estable sino la de comprender el sentido de lo existente. adecuando nuestros deseos a la voluntad providente de ese todo del que somos una parte excelsa. el Estocicismo. 3. Carlos García Gual. el éxito o el fracaso de sus empeños no 6 Horacio en sus versos (Odas. Puesto que lo “bueno” y lo “malo” residen en el ámbito de la actividad humana.

debemos destacar otra diferencia sustancial con el epicureísmo. la percepción sensorial no proporciona un conocimiento real de las cosas mismas. Nuestra actitud ante las cosas debe ser la “suspensión de juicio” (epojé). de R. No necesita un amigo para compartir con él sus emociones. Marco Aurelio. referido a la valoración un tanto ambigua de la philía (amistad). Referencias en el budismo El budismo. por lo que no podemos en última instancia afirmar nada de un modo indubitable. como “el peñasco inalterable contra el que se estrellan los embates de las olas”. los Sermones Medios (Majjhima Nikāya) constituyen el cuerpo doctrinario al que hemos apelado en este estudio. pag.” 10 8 Meditaciones. la “Cesta de los Sermones” (Sutta Pitaka) y la “Cesta de la Doctrina Sistemática” (Abhidhamma Pitaka). 1977. 9 El Canon Pali se articula en tres divisiones principales. Los Sermones Medios del Buddha. Este Sutta Pitaka. llamadas “cestas”: la “Cesta de la Disciplina” (Vinaya Pitaka).lo perturba. el escepticismo. Trad. Por último. de las cuales. […] como se han conservado las más antiguas colecciones de textos budistas. 19. Dichos textos en lengua pali. discursos y diálogos de Buda y de algunos de sus discípulos. como muchas otras tradiciones espirituales. pero el sabio conoce que la buena voluntad es lo único que cuenta en el terreno moral. Cabe reseñar brevemente que además de las dos grandes escuelas mencionadas. aplicando en ello un sentido estricto de la Apatheia. si bien otros destacados representantes como Panecio o Séneca suavizan estas posturas destacando el compromiso del sabio con un mundo real. Barcelona. Traducción del pali. El sabio estoico se yergue solitario y soberbio en su soledad. introducción y notas de Amadeo Solé-Leris y Abraham Vélez de Cea. Madrid. Ed. 8 . Bach. Es la segunda de las “cestas” la que contiene los sermones. constituyen el canon de la tradición Theravãda (doctrina de los ancianos). siendo generalmente aceptado el llamado Canon Pali 9 como la principal recopilación de dichas enseñanzas transmitidas oralmente.Kairós. “Es en pali. se compone de cinco Nikāya o “colecciones”. Y puesto que no podemos saber qué es lo “bueno” y que es lo “malo”. ha sufrido en su larga historia incontables transformaciones. la Ataraxia frente a un mundo incierto. 10 Majjhima Nikāya. la búsqueda de la imperturbabilidad aparece también como guía ética en otra de las tendencias surgidas en el período helenístico. reconocido por los estudiosos como el más cercano a lo que enseñaba el Buddha y el único del budismo antiguo que se conserva completo. El resultado de la acción se escapa y queda al arbitrio de las circunstancias. Pirrón de Elide. 1999. variantes y sincretismos que dificultan el conocimiento veraz de las enseñanzas originales del Buda. sólo cabe buscar la serenidad de ánimo. donde el sabio no puede extirpar totalmente de su ánimo ni la afectividad ni la necesidad de compañía. a su vez. según una imagen grata a Marco Aurelio8. Para su fundador.

o bien se tiende hacia la sabiduría. pag 81. ”13 En el “Sermón sobre los fundamentos de la atención”. pag. 224. Además forma parte de la lista de las diez perfecciones y es uno de los cuarenta motivos de la meditación. que van seguidas de las cuatro meditaciones inmateriales (arūpa jhāna). al Nibbāna. De entre las muy numerosas referencias a la ecuanimidad y la imperturbabilidad en los Sermones Medios. 12 Ibid. sosiego. “Cunda.En la doctrina de Buda. o bien se logra la imperturbabilidad. destacaremos unas pocas de ellas: En el “Sermón sobre la erradicación”. la Upekkā (la ecuanimidad) es un elemento de suma importancia en el desarrollo espiritual del practicante. a partir de ahí. 81. el Buda da un nuevo giro sobre el mismo tema de la cuarta abstracción meditativa: “Practicando así y permaneciendo asiduamente en esta esfera (se refiere a este tipo de contemplación meditativa) la mente se clarifica. es un hecho que aquí un monje que. Nota 127. pag. energía. 9 .11 Aquí se hace referencia a las primeras cuatro abstracciones (rāpa jhāna o abstracciones materiales) de la meditación de serenidad (samatha). la atención se apacigua y. gozo. Buda habla a los monjes: “Igualmente. o sea. En el “Sermón sobre la atención a la respiración” especifica: 11 Ibid. 125. concentración y ecuanimidad que son factores de iluminación están presentes en él. como de los “factores de iluminación” y de las virtudes cardinales (los “estados sublimes”) de la ética budista. Tal es así que forma parte tanto de la práctica meditativa (en las “cuatro abstracciones”). así llamadas porque representan grados muy sutiles de abstracción mental. al renunciar al dolor. 14 Ibid. el monje sabe […]” 14 Estos “factores de la iluminación” (bojjhanga) son las cualidades cuyo perfeccionamiento conduce a la iluminación. completamente purificada por la atención y la ecuanimidad […]”. pag. 13 Ibid. alcanza y permanece en la cuarta abstracción meditativa. sin dolor ni placer. el Bienaventurado (uno de los calificativos del Buda) dialoga con Mahā Cunda sobre pasos de meditación. y previa desaparición de la alegría y la aflicción.12 En el “Sermón sobre la imperturbabilidad beneficiosa”. cuando la indagación de la realidad. al renunciar al placer.

con mente ecuánime. 17 Ibid. purifica y perfecciona las otras formas del amor budista al convertirlo en un amor equilibrado. el desapasionamiento y la cesación. en su “Sermón a Jivaka” dice: “He aquí. no obstante.” 15 Por último. “¿Y cómo. 16 Op. 17 Referencias en el taoismo Así como en el caso de Buda no contamos con escritos directamente atribuibles a su autoría y necesariamente hemos de apoyarnos en sus comentaristas. destacaremos la importancia de la Upekkā para el estilo de vida budista como una de sus cuatro virtudes cardinales. sin odio ni malevolencia. Cuando hay ecuanimidad se ama a todos los seres por igual de manera libre. Jivaka. y que madura el abandono… el monje cultiva la indagación de la realidad… la energía… el gozo… el sosiego… la concentración… la ecuanimidad que es factor de iluminación. de la que. magnánima. en el caso de Lao Tse hay amplio consenso en considerarle el autor de la obra Tao-Te-Ching. por todas partes y a todos como a sí mismo. monjes. Vive con la mente llena de compasión… alegría compartida… ecuanimidad… y las irradia hacia el primero de los puntos cardinales. lejos de ser pasividad o indiferencia (así ha sido interpretado en ocasiones por los no budistas).cit. Así. lo mismo hacia el tercero y lo mismo hacia el cuarto.” 16 La Upekkā.cit. 10 . han llegado a nuestros días varias versiones. perfecta y pura. Así es. pag. es libertad interior o total independencia de todo apego o aversión con respecto a las cosas y seres del mundo. los “estados sublimes” (literalmente “divinas moradas”. 135. hay que cultivar y practicar con asiduidad los siete factores de la iluminación para que lleven a la perfección de la liberación por el conocimiento? He aquí. elevada e inconmensurable. La ecuanimidad culmina. pag. Nota 176. 111. sin apego ni deseo. monjes. 15 Op. alegría compartida. monjes. pag. que el monje cultiva la atención que es factor de la iluminación. brahma vihāra) junto a la benevolencia (mettā). equilibrada. la compasión (karunā) y la alegría compartida (muditā). arriba. basado en el apartamiento. abajo y todo alrededor. como hay que cultivar y practicar con asiduidad los siete factores de la iluminación para que lleven a la perfección de la liberación por el conocimiento. 111. lo mismo hacia el segundo. sin discriminación ni excepción alguna. el desapasionamiento y la cesación que madura el abandono. basado en el apartamiento. que un monje depende para vivir de algún pueblo o ciudad. Vive irradiando todo el mundo con la mente llena de compasión.

cruentas guerras y fuerte inestabilidad política y social.30 11 .19 Aunque la fuente consultada hace hincapié en la actitud del wu-wei desde el punto de vista de las técnicas meditativas taoístas. entendida como un modo de estar mental de desapego.Así. 29 19 Ibid. las enseñanzas de Lao Tse surgen en un período histórico de la civilización china de crisis del sistema feudal. dicha actitud sin duda formó parte de un modo de estar en el mundo que se puede asimilar en gran medida a nuestro tema de estudio. pag. en los momentos de profunda crisis y derrumbe de las civilizaciones es cuando aparecen los “enviados” que traducen las señales de lo profundo con un nuevo lenguaje y un nuevo mito. profundización progresiva del punto de observación y “soltar” progresivo. 2013. Es como si. ecuanimidad. pag. uno al lado del otro y así veo su retorno.”18 En estos versos y otros similares se observa la ley fundamental del taoísmo filosófico. el wu-wei (no-acción). recordando lo dicho en alguna ocasión por Silo. Permanecer calmo en el centro. Diez mil objetos surgen. en una de ellas (la de Mawangdui) se nos dice: “Llevar el vacío hasta el límite. de Hugo Novotny. Parque Carcarañá. 18 Citado en la monografía “La entrada a lo Profundo en Lao Tsé”. Cabe destacar que de forma similar a las escuelas antes mencionadas del período helenístico.

podamos precisar las características esenciales que la definen en tanto que estado de conciencia y también anotar algunas de las interpretaciones erróneas con las que nos podemos encontrar si la consideramos desde una mirada desprevenida. 20 El Guía interno como apoyo para los trabajos de Escuela. 12 . pero fuerte y nítido. pags. José Ortega y Gasset. es desapasionamiento. de modo que. pero la carga es menor. imperturbabilidad. hacia “lo otro” (alter) o se repliega sobre “sí misma”. En la misma línea. Parque Punta de Vacas. es desapego o.” Apatheia significa también elevación del punto de vista. y porque. Movilizan menos mi yo. Alianza Editorial – Revista de Occidente. el registro es más neutro. Ello nos proporciona criterio de realidad. Qué es Apatheia: Apatheia es calma interna. más sencillo. en definitiva. 79 y siguientes. lo más mecánico de mí. más en lo esencial. Es equilibrio y centro de gravedad interno. Voy desarmando la parafernalia (como el carro del deseo). todo es más simple. como ilusorio que se me ha demostrado. no hay “nadie” que sufra” 20. 1983. pero al mismo tiempo tienen menos carga emocional. conferencia incluída en “El Hombre y la gente”. Por ello es que ni siquiera creo en el sufrimiento. mayor claridad en la percepción de los acontecimientos. Volumen VII de las Obras Completas. comentábamos en un intercambio que “las cosas me importan. o dicho de otro modo. Fernando García. por lo tanto. Es como que las cosas me importan más adentro. es una cierta neutralidad afectiva. No pongo tango apasionamiento en las cosas. será conveniente revisar en rápida pasada qué es y qué no es la Apatheia desde nuestro punto de vista. mayor lucidez y es concomitante a una elevación del nivel de conciencia. de des-creimiento o des-apego del yo ilusorio y sus cosas. Encontramos una buena referencia al respecto en el siguiente relato de experiencia: “Quedó un dejo permanente. es moderación y mesura en las respuestas emotivas. En “Ensimismamiento y Alteración”21 Ortega define esos dos “momentos” de la conciencia en que ésta “se sale” hacia el mundo.Qué es y qué no es la Apatheia Previamente a considerar la relación de la Apatheia con la Ascesis y el Estilo de Vida y a efectos de fijar el objeto de este estudio. en ese mismo sentido. sin desdeñar los antecedentes históricos vistos anteriormente. tanto del mío como el de los demás. También es independencia respecto del paisaje (interno y externo). no estoy tan aferrado a lo de afuera. Septiembre 2011. 70 21 Ensimismamiento y Alteración. Es ecuanimidad. pag. mayor capacidad de discernir entre lo que son los hechos y lo que es mi propia vivencia de éstos.

H. […] Si dada la situación de urgencia la solución de los males es buscada externamente. sino que tiende a superarlos sin resolverlos mediante la relación con el fetiche. Del mismo relato de experiencia anterior rescatamos: “Paradójicamente. Se ritualiza el deporte. actuando sobre éste. no es resignación. Todos esos elementos cobran valor de fetiche. cuando no de abierto rechazo. no es negación de la realidad. en este estado encontramos la conciencia en el mundo. como si en ellos estuviera el poder de resolver conflictos internos. Es por una creciente evidencia del “Algo” que nos subsume e identifica. la moda. la música. un terreno intermedio o. mejor dicho. En ese sentido. 70 13 . 24-25. En ambos casos la conciencia no está en condiciones de estudiar los problemas que se presentan. pero al mismo tiempo atenta a sí misma.” 23 Asimismo y retomando lo visto en el punto anterior. lo designamos “conciencia emocionada”.Pareciera que en la Apatheia descubrimos una tercera posibilidad. como ustedes saben. En este último caso se prepara el terreno para la droga. entonces los fetiches son también externos. 23 Ibid. el sexo. una intersección entre ambos grupos de estados inicialmente opuestos. porque el amor y la compasión para con mis semejantes no ha disminuido sino aumentado… pero desde una perspectiva nueva y mayor que no es la del yo anterior a la experiencia. las disciplinas místicas y el ejercicio de las diversas formas de autohipnosis. Efectivamente. A ese estado de conciencia. Tampoco la Apatheia es anestesia frente al dolor y el sufrimiento (como con la acción de drogas). Van Doren. el juego. Meditación Trascendental – Cuatro conferencias dictadas por Silo. Editorial Gnosis. porque nos sitúa en una relación frente al mundo de distanciamiento. los fetiches son internos.22 No es desconexión emotiva. en aquella cita podemos entrever la aplicación del punto de vista orteguiano en cuanto a las distinciones entre dos grupos de estados de 22 ”La “fuga” social se expresa en la ritualización de elementos periféricos y que no hacen a lo esencial de la actividad humana. no se trata de una indiferencia cínica. ni de las dificultades propias o ajenas. ni indiferencia frente a los avatares de la vida. 1974. Si por el contrario el conflicto se experimenta como propio y personal. nos parece que la imagen mencionada de Marco Aurelio (aquella del “peñasco inalterable contra el que se estrellan los embates de las olas”) puede inducirnos al error. comprendemos que la Apatheia no es un estado de ensimismamiento ni mucho menos de alteración (aún en el sentido aplicado por Ortega). Así. ni fuga de la realidad (como en el caso del fetichismo). Qué no es Apatheia: Apatheia no es individualismo. pags. consciente de sus propias operaciones. pag. Es a la vista de esto último que se justifica aquella salvedad con la que relacionábamos al principio del trabajo el estado de Apatheia con aquel otro de “calma reflexiva” mencionado por Silo en Psicología IV.

24 Según Sartre. en la medida de lo posible. en realidad. dejando al mundo (“lo otro”) fuera del foco atencional (aunque en rigor diríamos que. Aunque más adelante veremos cómo el estado que estudiamos se relaciona con una mejor predisposición a eventuales contactos con lo profundo. Alianza Editorial. con el motivo de alejarnos de unas connotaciones que nos desviarían de una comprensión cabal de nuestro objeto de estudio.acuerdo a la dirección de la conciencia. que la Apatheia no es ni una cosa ni la otra: es estar actuando sobre el mundo sin “olvidarse” de sí mismo. Y es precisamente en ese sentido que la Apatheia se nos aparece como distinta a cualquier otro estado de esos dos grupos. no obstante. la utilización de dicho término. una conciencia irreflexiva a la que denomina “cógito prereflexivo”. aún los que se sitúan en las posiciones contiguas a la “línea divisoria”. por lo cual hemos eludido. Ello es así en la medida en que en el estado de “actividad cotidiana” la conciencia se vuelca sobre el mundo sin tener clara conciencia de si misma24. mientras que en el estado de “calma reflexiva” la conciencia se repliega sobre sí. pag. se asocia frecuentemente con estados ensimismados en que la conciencia permanece en una cuasi-desconexión del mundo. Jean-Paul Sartre. 1984. la Ataraxia. en realidad. las referencias a la Ataraxia que nos han llegado desde ciertas corrientes espirituales (como es el caso de los monjes del Monte Athos) están vinculadas a los procedimientos empleados para lograr la suspensión del yo. Y es claro. se lo “aparta” al campo de copresencia). Se entenderá pues la elección del uso del vocablo griego para el presente trabajo. Ver: El ser y la nada. Cabe comentar aquí que el concepto sinónimo. 21 14 . e incluso ha llegado a ser caracterizada como enfermedad psicológica. evitar confusiones entre éste y determinadas operaciones de procedimiento. hemos preferido. Por otro lado. según hemos visto hasta ahora. sobre sus propios contenidos. Está claro que dicha interpretación está muy lejos de lo reflejado en el presente estudio. Finalmente cabe destacar que la evolución en nuestra lengua de la palabra Apatheia –la “apatía”– ha introducido un significado de “desgana” o “desmotivación” que nada tiene que ver con el sentido original del mismo. la conciencia tiene una cierta noticia de sí misma. pero se trataría en ese caso de una conciencia no-tética.

la fuga. qué elementos nos permiten diferenciar que nos encontramos en uno u otro estado. confiando en que sean suficientemente explícitas en cuanto a la justificación de nuestro punto de vista. Los tonos dan la intensidad gradual que pueden tener tanto los climas emotivos.Apatheia como Estado de Conciencia Decía al comienzo de este trabajo que en la medida que fui profundizando en el estudio y la experimentación de la Apatheia. Creo que a pesar de las dificultades en rescatar las deseable bibliografía. alterados. pag. Y por supuesto. en definitiva. Sí es cierto que se trata de pasada el tema en muchos materiales. por ejemplo. Encuadre y vocabulario”. Ya que no se trata de la cuestión central de este estudio. pasivos. etc. donde encontramos algunas definiciones que nos ayudan a encuadrarnos: “Estados de conciencia: No los confundimos con los “estados de ánimo” (climas emotivos) ni con los estados internos (ver). tratando de buscar referencias en nuestra bibliografía. poco a poco fue consolidándose la comprensión de estar frente a un estado de conciencia. cómo se transita de unos a otros y. se aborda con gran detalle y precisión en Psicología IV a la hora de acometer un interés central para nosotros como es el de la conciencia inspirada. […]”25 “Estructuras de conciencia. También pueden presentarse estados de alteración (ver) en cualquier nivel. como las tensiones. 52 15 . encontramos abundantes caracterizaciones respecto a los niveles de conciencia y las relaciones dinámicas entre ellos. no sucede lo mismo en el tema de los estados de conciencia. cómo se caracterizan. Octubre 2012. no será difícil seguir nuestras argumentaciones. Sorprendentemente para mi. o por situaciones 25 Terminología de Escuela . En cada nivel de conciencia los distintos estados (activos. Pero así como. Parque Punta de Vacas. sobre todo cuando se hace referencia a tópicos como el de la conciencia mágica. la conciencia emocionada en general. Para introducirnos en este asunto. Fernando García. apelamos en primer lugar a la “Terminología de Escuela.) están dados por el tono e intensidad energética propios de cada nivel. cómo se configuran. Son diferentes de los niveles de conciencia (ver) en los que se presentan. Ello me llevó a interesarme por esta compleja cuestión. se trata de una cuestión que siempre ha formado parte de la copresencia de nuestros estudios y trabajos doctrinarios y. “La conciencia puede estructurarse en distintas formas variando por acción de estímulos puntuales (internos y externos). apelaremos a las referencias más claras que hemos podido rescatar.Encuadre y vocabulario. etc. por tanto. no fueron muchas las explicaciones que encontré respecto a qué cosa son los estados de conciencia.

como un “modo de estar la conciencia en el mundo”. 54 27 Op. el trabajo de consolidación de la Apatheia en el día a día adquiere una importancia capital en la conformación del Estilo de Vida necesario para el desarrollo de nuestra Ascesis. habremos de dar cuenta de algunos de los aspectos importantes que lo caracterizan: mayor disponibilidad atencional. tal cosa a veces funciona y a veces no. Cit. como el estado de conciencia que se va consolidando en nosotros a medida que avanzamos en el Estilo de Vida. pag. de tal modo que se de una mayor preponderancia de un estado sobre otros cuando ese estado va ganando permanencia en la cotidianeidad de la conciencia. arrastre. Así. apelamos a lo dicho por Silo en Psicología IV. seguirán siendo válidos los criterios de reversibilidad. Pero también pueden configurarse de forma intencional.d. Aquí también es aplicable lo comentado anteriormente con respecto a los casos “no habituales” fugaces y los que parecen arraigarse o aún desplegarse en su anormalidad a medida que pasa el tiempo. las diferentes posiciones de su experimentar y hacer.c. Cabe aquí una pequeña digresión: es posible que entre los estados de conciencia. Entendiendo pues la Apatheia como una estructura de conciencia. o a planes de quien se “pone” en una particular situación mental para hacer surgir el fenómeno. aumento de la reversibilidad. sentido crítico y control de los propios actos en relación con esa historia personal o interpersonal. Si eso es así. se den unas ciertas relaciones de inercia. por la búsqueda presente o copresente de un cierto tono o “atmósfera interna”. etc. la e. son las condiciones generales de la conciencia cuyo correlato son los “diferentes modos de estar el ser humano en el mundo (ver Mundo). pag. o con el deseo de enamoramiento”27 Es precisamente en este sentido que la Apatheia se nos presenta como el correlato de un Propósito que nos impulsa en nuestra Ascesis. También observamos que ocurren configuraciones que responden a deseos. Dice Silo en sus “Apuntes de Psicología”: “Hemos reconocido estructuras de conciencia que se configuran accidentalmente. como ocurre con el deseo de inspiración artística. cuando se refiere a las Estructuras. Desde luego. 411 16 . […]”26 Según vemos en esta última definición. 423 28 Respecto a la cuestión de la caracterización de un estado de conciencia. aumento de la capacidad crítica y autocrítica y mayor profundidad en el emplazamiento del yo en el espacio de representación.28 26 Ibid. fruto de las circunstancias internas o externas que mueven compensatoriamente a toda la estructura psicofísica. de modo accidental”. estados y casos no habituales: “Si nuestro interés por los comportamientos “no habituales” nos lleva al campo de lo personal. los estados de conciencia se presentan en muchas ocasiones por un acaso. pag. o a lo sumo de lo interpersonal inmediato. responden a estructuraciones completas de conciencia. complejas que operan de modo no querido. Op.cit. como sucede entre los niveles.”.

A estos puntos anteriores. Jean-Paul Sartre. 88-89 32 Ver Terminología de Escuela . 32 31 Bosquejo de una teoría de las emociones.”31 Se trata aquí –como se mencionará más adelante– de una mirada que se “despega” no sólo de las percepciones externas. pags. mi accionar entre las cosas y en el mundo produce respuestas emotivas que pueden alterar la misma vivencia y la valoración de tales vivencias. 41 17 . Efectivamente. a un nivel de conciencia de sí. exactamente como en el sueño o la histeria. Octubre 2012. de los propios climas. cercano a la auto-observación29 y. por tanto. Fernando García. agregaremos el de la apertura del foco atencional y la ampliación del campo de copresencia.Encuadre y vocabulario. Siendo que en este estado las respuestas emotivas se “atemperan” y que nuestro clima en general se hace más neutro. es la disminución de los ruidos y tensiones mentales. Octubre 2012. Fernando García. con una situación diametralmente opuesta a la descrita por Sartre sobre la conciencia emocionada: “La conciencia no tiene téticamente conciencia de sí misma como degradándose para librarse de la presión del mundo […] la conciencia cae en su propia trampa. pag. 28 30 Ver Ibid. Parque Punta de Vacas. sino también de las internas. Alianza Editorial.Encuadre y vocabulario. Precisamente porque vive el nuevo aspecto del mundo creyendo en él. a menudo nuestra percepción de los fenómenos internos y externos está fuertemente teñida por los climas emotivos que actúan de modo copresente y de los que frecuentemente no advertimos que están operando. el resultado es que tales contenidos pierden su fuerza 29 Ver Terminología de Escuela . pag. Parque Punta de Vacas. pag. Es claro que ese factor conlleva una mayor disponibilidad de la atención y es por ello que la Apatheia está vinculada con un tono atencional más alto. Nos encontramos. Crítica y autocrítica: El párrafo inmediatamente anterior nos lleva a descubrir una característica muy importante de la Apatheia como es el aumento de la capacidad crítica y autocrítica32. de la propia sensibilidad. 1971. como veremos más adelante.30 Lo importante aquí es que “me doy cuenta” de cómo las situaciones. en este punto. Disponibilidad atencional: Uno de los factores claves en la consecución de la Apatheia. se ve atrapada en su propia creencia.

en el estado de conciencia que nos ocupa. ocurrirán también variaciones en los fenómenos concurrentes. ya sean los sentidos externos. se toma mayor perspectiva respecto del mundo y respecto de las propias operaciones de la 33 “Una conciencia reflexiva siempre puede dirigirse hacia la emoción. Pero ello requiere de una especial disposición de la conciencia respecto de los propios impulsos o.cit.” Op. registramos al yo ubicado en distintas profundidades del espacio de representación”35 Atendiendo a esta cuestión. pag.. La “realidad” no se me impone. la emoción aparece como estructura de conciencia.cit. 409 18 . tal es el caso del yo. Parque Punta de Vacas. Silo explica: “Siempre que ocurran variaciones en esas estructuraciones globales.sugestiva y nos permiten una mayor capacidad de cotejo y de reversibilidad. En ese caso. Reversibilidad: Como ya hemos mencionado. No es una cualidad pura e inefable. Es a partir de ahí que nuestros actos pueden adquirir mayor profundidad y sentido y que nuestra percepción de los hechos puede ganar en criterio de realidad. 102 34 Ver Terminología de Escuela . en palabras de Sartre. en plena vigilia pero en estados de conciencia diferentes. la falta de perturbaciones y de ruidos nos deja en una mejor condición de manejar las propias operaciones de la conciencia. en la medida que comienzo a descreer de los aparentes fenómenos y hasta de los propios contenidos mentales es que puedo volver sobre las fuentes de estímulos en un acto aperceptivo. Emplazamiento del yo en el espacio de representación: En Psicología IV.33 Es por ello que la ecuanimidad. pag. pag. Todo ello nos proporciona un mayor grado de libertad interna y contribuye de forma importante a reforzar nuestro centro de gravedad. Dicho en otras palabras. por tanto. la reversibilidad aumenta como consecuencia de la mayor disponibilidad atencional y la menor fuerza sugestiva de los propios climas. “Me parece odioso porque estoy furioso” Pero esa reflexión es poco frecuente y necesita motivaciones especiales. Así.Encuadre y vocabulario. como el color ladrillo rojo o la pura impresión de dolor […] La reflexión purificadora de la reducción fenomenológica puede aprehender la emoción en tanto que constituye al mundo bajo forma mágica. en el capítulo dedicado a las Estructuras de Conciencia. 93 35 Op. el registro del yo se interioriza. Fernando García. lo que a su vez redunda en un aumento de la capacidad crítica y autocrítica. habilita en grado máximo los mecanismos de reversibilidad34. de una “reflexión purificadora”. internos o la memoria. Octubre 2012. vemos que en la Apatheia. ya sea ésta interna o externa.

Para los que hemos seguido la Disciplina Formal. la importancia que cobra el objeto externo es decisiva. La forma que incluye ambos es cenestésica. pag 32 37 Investigación sobre la conciencia moral. Estamos ante un caso de conciencia vigílica en estado de alteración como puede ocurrir en la llamada “emoción violenta”. En ella se describe esa suerte de “desdoblamiento” del yo en el que se produce una “distancia” entre el observador y el propio yo y el mundo. pag. Es un emplazamiento más propio del nivel de conciencia de si. una situación) ocupa todo el campo de presencia y el campo de copresencia se reduce al mínimo38. y el yo actúa en tanto que contenido de conciencia y no como totalidad de ella” 37 En esa misma línea. un objeto. de modo que el objeto que provoca la alteración (una persona. aparece como observado desde ese lugar más interno y calmo. Diciembre 2010. Dario Ergas. Ediciones León Alado.39 36 “El punto de mira está fuera y desde allí observo el plano y el mí y la separación de ambos. acortándose la distancia entre el yo y el objeto percibido. mientras el punto de observación se profundiza y gana en perspectiva36. que de forma concomitante va también instalándose como parte del Estilo de Vida. la experiencia personal referida en el apartado “Experiencias” resultó enormemente reveladora. En este caso. Son espacios externos e internos (donde se dan los fenómenos internos) y se trata de la comunicación de espacios. 410 19 . Aunque encuadrada en otro contexto temático. Junio 2010 39 “[…] el yo perdido en el mundo externo.” Las Cuatro Disciplinas. Cualquiera que haya vivido.” Apuntes de Psicología. Es una mirada incluyente que mira las dos “caras” y que ve la “realidad”. 2014. Silo. un cambio de mirada. el registro de este estado nos resuena fuertemente con aquel del paso 10: el de una mirada envolvente en la que el yo y el mundo forman una única estructura. encontramos una buena descripción de este particular emplazamiento del observador en la monografía “Investigación sobre la conciencia moral”: “Incluso su representación central que es el yo.conciencia. 38 Ver el apartado 7º del estudio El campo de copresencia en la estructura conciencia-mundo. incluyente. Jano Arrechea. Tengo un registro diferente de mí y de las cosas. pag 6. Ampliación del campo de Copresencia: Es habitual que en algunos estados de conciencia alterados nos encontremos con el estrechamiento del foco atencional. El paso 10 es un salto de perspectiva. La realidad es una: externa e interna. un momento de ira explosiva sin duda habrá experimentado este fenómeno fácilmente reconocible. documento de Escuela. Parque Punta de Vacas. esa realidad es una estructura. mientras que las respuestas a las situaciones parecen surgir desde un centro más interno. se desplaza hacia los registros táctil-kinestésicos sin crítica ni reversibilidad sobre los actos que realiza. Parque La Reja. Apertura del foco atencional. por ejemplo. En la vida cotidiana me estoy mirando y miro las cosas.

Al atender a un objeto se hace presente un aspecto evidente y lo no evidente opera de modo copresente. Es como si las “fronteras” entre lo presente y lo copresente se hicieran más difusas.” Apuntes de Psicología. se hace presente la estructura del yo y el mundo. sino en nuestra vida en general y en la superación del propio sufrimiento en particular. creencias. Esta presencia y copresencia atencional. Así pues. Es como si en esa apertura del foco atencional el conjunto de relaciones asociativas fuera también más numeroso y diverso. aplicar la reversibilidad también sobre ellos. pags. los contenidos que acompañan desde la copresencia (climas. con una atención más despierta y menos dependiente de lo fenoménico y con una mejora de la capacidad para relacionar datos desde una copresencia ampliada es posible avanzar no sólo en nuestro trabajo de Ascesis. […] En el conocimiento. 64 y 65 20 . El conocimiento se entiende en este horizonte de copresencia. 40 “Cuando la atención trabaja. por ello.) no se me imponen con tanta facilidad.40 Es importante destacar sin embargo que. por el contrario nos encontramos con que “se abre” el foco atencional: se atiende más a la globalidad de las percepciones externas e internas. me resultase más fácil advertir la acción de esos contenidos. por ejemplo. Ediciones León Alado. a la vez que se amplía el campo de copresencia.En nuestro estado de Apatheia. se amplía también la capacidad de relacionar. recapitulando las características que hemos desgranado nos resulta claro que desde ese emplazamiento más interno del yo. como mencionábamos al hablar de la crítica y autocrítica. se transitara más fácilmente entre uno y otro campo y. 2014. Silo. hay objetos que aparecen como centrales y objetos que aparecen en la periferia. de modo copresente. pero nos servirán como un primer esbozo que se complementa con otras descripciones en este trabajo. etc. hemos de decir que estos cinco puntos mencionados no agotan sin duda la diversidad de elementos en juego a la hora de caracterizar un estado de conciencia. se da tanto con los objetos externos como con los objetos internos. la masa de información copresente importa cuando es necesario concentrarse en un tema específico. Para finalizar este apartado referido a la Apatheia en tanto que estado de conciencia. por lo que el campo de copresencia se hace más amplio. por lo que al ampliarlo. con un mayor manejo de la reversibilidad y gran capacidad crítica y autocrítica.

La Apatheia en relación a la Ascesis y el Estilo de Vida Decíamos en la introducción que las primeras referencias que se nos dieron sobre la Apatheia (o Ataraxia) fueron en relación al trabajo con las Disciplinas. 43 Ibid. se irá formando. No soy un mero resultado de las “condiciones objetivas”. Parques Punta de Vacas y La Reja. La mirada se “despega” no sólo de las percepciones externas. 41 Actas de Escuela 2006-2010. La prioridad es ir (poco a poco) formando el Estilo de Vida. El subrayado es nuestro. ni tampoco el resultado de una sensibilidad interna que se me impone. como predisposición a la entrada. Eduardo Gozalo y Marcos Pampillón. Karen Rhon. pag. Así convendrá ir formando la actitud de “tranquilidad interna” en medio de las actividades contradictorias de la vida diaria y en las relaciones contradictorias con los diferentes tipos de personas. Mariana Uzielli. Esto no saldrá inmediatamente. pero ésta es una buena dirección para ir saliendo de la “cadena” de dependencias sensoriales y mentales”43 En esta misma línea. 42 Documento sobre la Ascesis. también de las percepciones internas. Enero 2011. “haciendo a un lado” lo fenoménico. 24. Es cierto que se va perdiendo apasionamiento y también se dejan de disfrutar algunas pequeñas cosas. el clima. tal actitud mental de “neutralidad afectiva” la vemos de nuevo aparecer como una de las principales recomendaciones en la conformación de un Estilo de Vida adecuado para nuestra Ascesis: “1. sino entrenarse manteniendo “tranquilidad interna” 42 Más adelante se dice: “Precisamente el “silencio mental” debe ir ganando terreno en el propio Estilo de Vida. como “actitud mental” de impavidez frente al paisaje41. es más neutro. pag 3. 4. pag. Sin embargo. No dependo tanto de si he comido o dormido o de tal o cual clima. No esconderse frente al desorden de la vida diaria. 21 . el aporte “El Estilo de Vida” nos da algunas descripciones muy significativas de los registros que acompañan al estado de conciencia que se va consolidando conforme nuestra Ascesis avanza: “Esto se refuerza si la atmósfera general de uno.

”45 Es claro que en este punto estamos hablando de la necesaria predisposición al contacto con el plano de lo Transcendental (o lo Profundo. Maxi Elegido. Apatheia y “momentos de plenitud”: El ejercicio de la Apatheia va abriendo espacio para que se manifiesten en uno cada vez con mayor con frecuencia “momentos de plenitud”. Parque Punta de Vacas. Más bien parece que. el yo-atención tiende a silenciarse. pag. pag. Es como si al apartar ruidos innecesarios. lo Innombrable…) que constituye el eje de todo nuestro trabajo de Ascesis y para la cual juega un papel clave el 44 El Estilo de Vida. Considerando este fenómeno del “detenimiento del fluir del tiempo” y rescatando lo visto anteriormente sobre el emplazamiento del yo en una mayor profundidad como una de las características de la Apatheia. como en el pedido. la estructura del tiempo se modifica. no significa un distanciamiento introyectivo en el que nos vayamos poco a poco “desconectando” de éste. nos conecta mejor con las situaciones y con los demás porque nos brinda una mayor independencia de aquello que. 6 22 . tiende a perder presencia. Víctor Piccininni. En ese tránsito. parase el fluir temporal de la conciencia para volcar toda la atención en el instante presente. paradójicamente. es que cobra total relevancia lo que se explica en el trabajo “Acerca del registro psicológico del tiempo”: “[…] mientras el punto de observación se va internalizando y profundizando. Agosto 2011. con lo más profundo en uno. Esto. en un estado de vigilia ordinaria. Es como si de algún modo hiciese un "alto" en el camino y. Marzo 2009. La experiencia del transcurrir se aleja de los registros habituales y el movimiento del tiempo se detiene o transita hacia el no-tiempo haciéndose presente allí registros y estructuraciones de conciencia no habituales y de profunda significación. el registro del tiempo se va expandiendo. en el "ahora" no está afectando el "antes" ni el "después". pues en el momento presente. 12 45 Acerca del registro psicológico del tiempo. Parque Punta de Vacas. en mútua implicancia. La mirada observa los mecanismos de conciencia. tenue y sutil que podemos llamar: si-mismo. ya no ocupa un lugar central y tiende a ser observado por un nuevo observador más suave. la conciencia quedara libre de interferencias para captar los "ecos" del contacto con el si mismo. En esos momentos inspiradores. lo Sagrado. en ese experimentar la plenitud. lejos de producir introspección. me permite ver la interioridad y la externalidad en estructura. tiene el poder de deformar nuestra percepción de las cosas.” 44 Esta aparente “desafección” respecto del mundo externo. aún en las situaciones incómodas o ruidosas.

” 46 En esta descripción encontramos una coincidencia casi total con lo relatado como experiencia personal en el apartado “Experiencias”.estado de Apatheia. vemos que la Apatheia está vinculada al afianzamiento de un Centro de Gravedad. pag 9. Apatheia y Centro de Gravedad: También relacionado con una mayor internalización del yo. Parque Toledo. Enero 2011.. el afianzamiento de un Centro de Gravedad interno necesariamente nos va a permitir lograr una mayor distancia respecto a los fenómenos que perturban la conciencia. El subrayado es nuestro. al estado calmo y sereno de Apatheia. cobra fundamento. Carretero.”47 46 Op. ahí está surgiendo eso que luego se manifiesta en proceso como y. se trata de incorporar esta suerte de “posición mental” en la vida cotidiana. saltamos. Así. en ese sentido. hacemos cálculos. al final del presente estudio. en relación a la Apatheia (o Ataraxia) y al Centro de Gravedad. hablamos del afianzamiento de un “Centro de Gravedad”). P. Como venimos destacando a lo largo del presente trabajo. la entrada referida al Yo trascendental: “Cuando en el desarrollo del proceso tengamos ese indicador de que nos damos cuenta de que nos emocionamos. Vemos en “Terminología de Escuela“. nos va a ir llevando poco a poco a un estado de imperturbabilidad. Volkoff. reímos. nos indignamos. bufamos. Asimismo. A. la hipótesis de la correspondencia de la Ascesis con ese estado de conciencia. de que todo aquello es como una película (no hablamos de autoobservación (ver). nos va proporcionar independencia del paisaje y.t. o dicho de otro modo: es una buena forma de “estar centrado” y de recordarse a sí mismo. Cit. en nuestra opinión. Silo comenta en un intercambio epistolar con Danny sobre la Ascesis: “Cuando hablamos de “Centro” nos referimos a lo que hemos designado en otras ocasiones como “centro de gravedad” y que es una posición mental en la vida cotidiana que tiene que ver con el recuerdo de sí mismo y del trabajo en el que uno está inmerso. A partir de esta consideración. como elemento esencial de nuestro Estilo de Vida. 110 47 Citado en el Anexo del Documento sobre la Ascesis. y además pensamos. 23 . La Ataraxia es una buena posición en el Centro de sí mismo. que observa la propia alegría o el propio sufrimiento desde “más adentro” y con una cierta des-identificación. que no es tocado por las percepciones. pag. pero percibamos en nuestro proceso que hay un “centro” más interno. Segado y S.

24 . a nuestra conexión con lo Sagrado. el que va conformando un Estilo de Vida acorde a nuestra Ascesis.Apatheia. el que da sentido a nuestras acciones. a nuestro desarrollo interno. Es el Propósito. Y ese punto es de gran importancia para nuestra Ascesis. el que nos impulsa en la búsqueda de lo Profundo y lo Trascendente. colocado en la copresencia como contenido y como dirección mental. Y son esos significados los que frecuentemente nos colocan en la atmósfera más adecuada para que se manifiesten los “ecos” de una realidad trascendente. desde ese campo de copresencia. como sucede en los mencionados “momentos de plenitud”. copresencia y Propósito: Veíamos anteriormente como uno de los aspectos significativos de nuestro estado de Apatheia la apertura del foco atencional y la concomitante ampliación del campo de copresencia. ampliar el campo de copresencia significa también estar más abierto a los significados que nos suscitan las experiencias cotidianas. destacamos la importancia que tiene la ampliación de la copresencia en nuestra Ascesis y el papel que juega la Apatheia también en este sentido. precisamente. sean éstas o no extraordinarias. Por otro lado. pues sabemos que el Propósito opera. Por todo ello.

Silo.” 48 Y a continuación sentencia: “Todos estos son sufrimientos propios de tu mente. Ediciones León Alado. Soltando las expectativas: Es fácilmente reconocible cómo una de las mayores fuentes de perturbación proviene de las expectativas.La Apatheia en relación al Trabajo Interno en general Decíamos al comienzo de este estudio que nos interesaba poner nuestro objeto de estudio en relación a temas generales del Trabajo Interno. en un grado más leve. nos aportará mayor comprensión de cómo va surgiendo y consolidándose este estado a medida que vamos avanzando internamente.” 49 Es interesante comprender esa estrecha relación entre la expectativa excesiva y el deseo. Fíjate que esa violencia siempre deriva del deseo. . o por lo que desesperas alcanzar. Apuntes de Psicología. cuando menos. 2014. la consecución de aquello que pretendíamos lograr. la excesiva tensión de búsqueda de algo a futuro puede convertirse en una importante fuente de sufrimiento o. por lo tanto. Madrid 1998. todos ellos delatan la violencia interna. el continuo estar esperando algo que ha de llegar. en una fuente de ruido mental que nos dificulte. Editorial Ediciones Humanistas. Está claro que las imágenes de futuro son necesarias para el desarrollo de la vida y que. de lo que se espera conseguir a futuro. en la que la violencia interna o. 663 49 Ibid 50 “Las tensiones psíquicas están vinculadas a las expectativas excesivas en las que el psiquismo es llevado a una búsqueda. a una “espera de algo” que ocasiona fuertes tensiones”. por añadidura. o cuando menos conseguir un cierto equilibrio respecto de éstas. pag. 75 25 . la violencia que hay en tu mente. Quizá no haya mejor 48 Obras Completas. La consecución de la Apatheia requiere en cierto modo desprenderse de las expectativas. Esta relación nos ayudará a perfilar de un modo más completo algunos de sus aspectos característicos y. un cierto grado de expectativa siempre va a estar presente en cualquier actividad que desarrollemos. Pero la expectativa desmedida. “La Curación del Sufrimiento” pag. o por lo que ya has perdido. En la primera parte de su arenga “La curación del Sufrimiento”.50 Todo el que ha trabajado en una Disciplina en un momento u otro ha topado con esta gran traba que necesariamente ha debido superar.Habla Silo. paradójicamente. Silo dice: “Sufres porque temes perder lo que tienes. el registro del forzamiento nos dan el indicador de que algo se está torciendo en la dirección de nuestras acciones. Silo.

el fracaso. te encadenas. dirigiendo nuestras vidas en la dirección de algún sentido provisorio. que hay expectativa cuando la mirada está puesta en lo que “vuelve” de la acción. Esa experiencia de fracaso es fundamental para nuestras posibilidades evolutivas. en la misma acción y no en su resultado es que la expectativa retrocede. el mecanismo de fuga y la conciencia emocionada en general. puesto que nos coloca. 27. pag. pag. Cap. desde el momento en que se instala en nuestro fuero interno. Editorial Edaf. Ello será posible cuando verdaderamente alcancemos a “llevar el fracaso en nuestro corazón”. cuando lo comprendamos. cuando cabalmente comprendemos que no puede cumplirse o cuando una vez cumplido descubrimos que en realidad nunca podrá colmar nuestras expectativas es cuando nos inunda la desesperanza y experimentamos el fracaso. paradójicamente. frente a la opción de tomar un nuevo rumbo en nuestras vidas.fórmula al respecto que recordar uno de los Principios de la Acción Válida que nos invita a ponderarlas adecuadamente: “Si persigues un fin. 1974. poco pueden comprender de esto que se está explicando. esto es. Si todo lo que haces lo realizas como si fuera un fin en sí mismo. Van Doren. desde otra perspectiva. aún cuando sólo fuera temporalmente. Y. cuando lo 51 El Mensaje de Silo.”52 En efecto. Aquellos que están ilusionados en sus fetiches salvacionistas (sean sociales o personales). Cuando la mirada está puesta en lo que “sale” de ella. aquellos que tienen una fe. Vivir cada momento. H. o los que creen que poseen y no han fracasado en sus expectativas. te liberas. XIII Los Principios. Silo. Madrid 2008. Mientras se mantienen las falsas esperanzas el ensueño sigue dominando. Internalizar el Fracaso: En una conferencia dada en 1972. Editorial Gnosis. hemos aludido precisamente a este punto central. disfrutar de nuestras acciones independientemente de los resultados es en cierto modo poner en práctica la antigua idea del Carpe Diem.” 51 Podríamos decir. Silo explicaba a los concurrentes: “Cuando en otra ocasión hemos dicho que nuestra doctrina es para los fracasados y no para los triunfadores. en el contexto de una exposición acerca de los ensueños. sin duda una buena recomendación para avanzar en la Apatheia. puesto que aniquila toda expectativa. trae consigo un componente de liberación. el sabor amargo de la desesperanza rápidamente se convierte en registro de profunda libertad interna si es que sabemos soltar aquello que nos atrapaba como ensueño. 45 52 Meditación Trascendental – Cuatro conferencias dictadas por Silo. Sólo cuando el ensueño se rompe o se desgasta en grado máximo. 26 .

Pero como siempre. No creerse las propias justificaciones: Una de las “trampas” con las que nos atrapa la conciencia mecánica es la de las propias justificaciones. Unidad y contradicción: En la 3ª conferencia dictada por Silo en 1976 en Las Palmas de Gran Canaria. un nivel de tensión excesivo. sean estas despreciables o excelentes. Avanzar en la unidad interna nos impulsa también hacia la Apatheia. 164 54 El Mensaje de Silo. Madrid 2008. Por el contrario. En ese momento.internalicemos y cuando lleguemos a agradecerlo como llave que nos abre la puerta al futuro.” 54 Avanzar hacia la Apatheia requiere en gran medida de un esfuerzo de humildad y de verdad interna. pag. una mayor unidad interna nos devuelve la sensación general de paz y armonía. III El Sin-Sentido. 14 27 . en realidad. esto es más fácilmente observable en otros que en uno mismo. Tan eficiente es tal mecanismo que a veces llegamos incluso a utilizar la propia Doctrina para argumentar y dar validez a conductas que claramente son opuestas a las enseñanzas que pretendemos transmitir a otros. Las contradicciones en el trabajo entre centros surgen cuando las respuestas no se organizan estructuradamente y los centros disparan actividad en direcciones opuestas entre sí”. desde ese mismo punto de vista mencionado antes. Editorial Edaf. Ediciones León Alado. un estado calmo y sereno nos permite ponderar mejor nuestro sistema de respuestas. Apuntes de Psicología. 2014. No es casual que Silo nos advierta claramente sobre esta cuestión en los preliminares de la Mirada Interna: “Toda justificación de las acciones. es fácil advertir cómo la Apatheia se manifiesta en toda su dimensión de estado de conciencia calmo y sereno. es siempre un nuevo sueño que deja el vacío por delante. en tanto que implica un crecimiento interno. Al mismo tiempo. pag. si revisamos en nuestro fuero interno. un fortalecimiento de un Centro de Gravedad desde el que operar. un funcionamiento equilibrado de los centros y. Silo. un malestar e inquietud que nos aleja del estado interno calmo y sereno. de gran lucidez y de plena aceptación frente al aparente “infortunio” que. pues no son infrecuentes las situaciones en que las compulsiones nos llevan por una senda que. avanzar hacia una mayor unidad interna. lo que ocasiona también errores de respuesta. Silo. lleva en sí el auténtico triunfo. menos vulnerables. explica el tema de la contradicción y la unidad desde el punto de vista del funcionamiento estructural de los centros de respuesta53. en realidad no nos 53 Explicaciones recogidas muy resumidamente de este modo: “Los centros pueden trabajar en disfunción. Cap. Es el funcionamiento no armónico en la vida cotidiana el que genera desajustes generales. nos hace menos dependientes.

nos invita a agradecer las dificultades. en la que el primario está puesto en la propia Ascesis y en la que nuestro Propósito nos impulsa hacia nuevos estadios de libertad y unidad interna. frecuentemente no hay avance sino repetición. surge un interesante estado interno de mayor calma. pues bastará con que las justificaciones hagan acto de presencia para que rápidamente la compulsión gane la partida. de que en determinada conformación de factores internos y externos las cosas no marchan adecuadamente o no lo hacen de un modo fluido en la dirección pretendida. disminuye la ansiedad y la preocupación. En una analogía. es sobre todo en estas situaciones que tales aptitudes son requeridas en grado máximo. cumplimiento mecánico de algo que ya sabíamos o éramos capaces de realizar. Desde esa comprensión. sin tropiezos y resistencias. se abre un nuevo campo de posibilidades. no hay avance. Y ello es así. las resistencias que se nos presentan en nuestro accionar en el mundo son una de las fuentes de tensión y desasosiego que frecuentemente perturban nuestra conciencia. en la medida en que consideramos tan sólo el resultado de la acción y no la acción por sí misma. Un importante avance en esta cuestión se produce cuando cambiamos nuestra óptica y comenzamos a considerar las resistencias como parte misma de nuestro proceso. Visto también desde otra perspectiva. cuando no claramente contradictorio. Pues bien. mayor fuerza ganarán para la conciencia compulsiva. del orden de esa otra estructura del acto-objeto. podríamos decir que resistencias y avances forman una estructura indisoluble. como la señal de que algo no está bien. igual que sucede con las expectativas. La Apatheia frente a las dificultades: Un aspecto relevante de la Apatheia se nos hace evidente al considerarla en relación a las dificultades en general y particularmente en la vida cotidiana.conviene ni queremos transitar por ella. Sin dificultades. La simple observación de lo cotidiano nos dice que cuando todo sale fácil. podemos considerar a la dificultad. Esto nos remite a una comprensión de la Ley de Sistema. en tanto que mirada despegada y serena. surge un renovado entusiasmo por la acción a llevar a cabo. En efecto. como si en ellas hubiese algo de “regalo” para nuestro aprendizaje. En esos casos siempre aparecen distintas argumentaciones tratando de justificar el propio comportamiento inadecuado. cuando todo se acomoda. porque es sobre ellas que podemos avanzar y superarnos. a la resistencia. Es como si dijéramos que cuando algo sale bien es porque se da una relación coherente entre lo buscado o aspirado y el sistema de factores en juego del que se parte. Verlas de ese modo nos lleva a un registro de agradecimiento. arrastrando al psiquismo hacia estados alterados o de conciencia emocionada. La Apatheia. Es una ubicación mental distinta. Y cuanto más sean discutidos tales argumentos desde fuera. 28 . Señalábamos anteriormente cómo el estado de conciencia de Apatheia implica una mayor crítica y autocrítica y un aumento de la reversibilidad.

que la Regla de Oro nos brinda con toda su fuerza el punto de apoyo que necesitamos para mantener nuestro Centro de Gravedad. del mismo modo en que el dolor es la señal de que algo no va bien en nuestro cuerpo. pero eso ya es parte del destino de sus acciones sobre las que nosotros no podemos decidir. nos brinda alas para sobrevolar el abismo. Sin embargo. Silo explicaba el sufrimiento como la señal de que algo no va bien en nuestro psiquismo. se entiende la importancia que tiene el estado de Apatheia a la hora de poder aplicar con hondo significado la Regla de Oro. desde un estado de conciencia desapasionado y calmo. En una de sus charlas magistrales55. considerar las dificultades y las resistencias como señales. sin embargo. día 2 – sobre la nota 4 del Libro de la Comunidad 56 Esta independencia entre el trato que se da y el trato que se recibe aparece muy claramente reflejada en la alocución de Silo en las Jornadas de Inspiración Espiritual celebradas en el Parque de Estudio y Reflexión Punta de Vacas el 3. por lo tanto. En nuestra búsqueda de un asidero frente a la situación de conflicto advertimos que lo más poderoso de esa profunda verdad moral es el hecho de que no depende de cómo el otro te trate. nos reconcilia con nosotros mismos. Pero está claro que a quienes nos hayan ofendido no podemos pedirles que reparen doblemente los daños que nos ocasionaron. Ediciones León Alado. sino disponerse a reparar doblemente los daños producidos. La Regla de Oro: A veces se presentan en la vida de uno situaciones de gran conflicto con otras personas en las que nos sentimos maltratados y en las que incluso nuestras convicciones morales se tambalean. como indicadores de que algo no está acorde al proceso de nuestras vidas. 2014. Son numerosas las implicaciones que podemos derivar de este punto. cambian los fenómenos. le quita carga pesada al dolor y al sufrimiento. Es como si dijésemos: “Trata a los demás como quieres que te traten. pues se nos hace evidente que no puede haber correspondencia entre el trato que damos y el trato que recibimos.56 Partiendo de esa comprensión. Es en tales ocasiones. pag. Al hacer esto nos reconciliamos con quien hayamos sentido antes como un enemigo.4 y 5 de mayo de 2007: “Reconciliar en uno mismo es proponerse no pasar por el mismo camino dos veces. nos reconcilia con la vida. Este modo de ver las cosas nos aliviana. En efecto. independientemente de cómo el otro te esté tratando a ti”. cambiando el sistema. nos anima a superarlo con alegría y fe.según la cual a un sistema corresponden determinados fenómenos y que. con un Centro interno reforzado y 55 Seminarios de Hiroshima. aunque esto no logre que el otro se reconcilie con nosotros. En esa misma línea. 108 29 . es una buena tarea hacerles ver la cadena de perjuicios que van arrastrando en sus vidas. Son momentos en los que la Regla de Oro pareciera perder su validez universal. Estamos diciendo que la reconciliación no es recíproca entre las personas […] Silo a Cielo abierto.

Para la “conciencia imperturbable” los impulsos del mundo externo e interno son tamizados por una mirada despegada de lo fenoménico. 1999. Es. el no odio (adosa) y la no ofuscación (amoha) que. por consiguiente. Todos estos son sufrimientos propios de tu mente. ¡Eleva el deseo. Traducción del pali. el apego por el desapego y desasimiento. supera el deseo. el temor a la muerte. que relativiza. la violencia interna y el sufrimiento. Silo explica en la Arenga de la Curación del Sufrimiento cómo éste deriva en última instancia del deseo: “He ahí los grandes enemigos del hombre: el temor a la enfermedad. Fíjate que esa violencia siempre deriva del deseo. 663 30 . una mirada crítica. la violencia que hay en tu mente.”57 En el mismo sentido. Los Sermones Medios del Buddha.Kairós. puesto que pierden su poder sugestivo. introducción y notas de Amadeo Solé-Leris y Abraham Vélez de Cea. el deseo por el desapasionamiento y la ecuanimidad. Cuanto más violento es un hombre. La Superación del Deseo: Un estado interno desapasionado y ecuánime es un estado en que los deseos tienen menor cabida. Citada.estando despegado de ciertos antepredicativos y supuestos culturales es que podremos hacer retroceder el resentimiento. el temor a la soledad. el temor a la pobreza. purifica el deseo!. Ed. más groseros son sus deseos. se corresponden con actitudes y estados mentales de carácter positivo. poco crédula. es necesario sustituir la ignorancia por la sabiduría y la visión cabal de la realidad. 58 Op. que pone en “epojé” las hipotéticas sensaciones placenteras que el objeto de deseo ofrece. Barcelona. pag.”58 Vemos en todo ello que la Apatheia nos ofrece una salida de la mecánica del deseo.” Y más adelante concluye: “Fíjate cómo el deseo puede arrinconarte. y las raíces de lo perjudicial por las raíces de lo beneficioso: la no avidez (alobha). puesto que pone una condición mental apropiada para 57 Majjhima Nikāya. que habrás seguramente de sacrificar con eso la rueda del placer pero también la rueda del sufrimiento. la frustración y el deseo de venganza y. aunque se formulen negativamente. independizar el trato que doy del trato que recibo. pag. Hay deseos más groseros y hay deseos más elevados. Hay deseos de distinta calidad. todos ellos delatan la violencia interna. 19. en cierto sentido. En Los Sermones Medios del Buddha se dice: “Para liberarse del sufrimiento y detener el proceso descrito anteriormente.

una “sensibilidad” de época no concordante con la sensibilidad de la época presente. 267 60 Ibid. 1991.”59 Esa sensibilidad. Editorial Plaza y Valdés. Antepredicativos: En un apartado anterior. Epílogo. ese “modo de ser y estar” trata de imponerse desde la memoria antigua en la medida en que no tengamos la suficiente reversibilidad y la suficiente capacidad autocrítica para darnos cuenta que determinadas conductas que están muy arraigadas en nosotros no corresponden en realidad a un paisaje que hayamos elegido y mucho menos a un Propósito consciente y evolutivo. más adelante se plantea que: “la modificación de conductas ligadas a valores y a una determinada sensibilidad. México D. pag.) Tal es el caso de los antepredicativos y. con mayor reversibilidad. Ese paisaje también es un tono afectivo general. 31 . ya sea que vengan impuestos desde los sentidos (tanto externos como internos) como desde la memoria (en forma de climas.” 60 Entendiendo que. tensiones. crítica y autocrítica favorecerá a su vez cambios en esa relación global con el mundo y posibilitará avanzar por sobre la tendencia que nos viene impuesta desde el paisaje de formación. Resulta evidente que ambos factores juegan un papel clave en el esfuerzo por desligarse de ciertos determinismos. Luis A. en general. como un modo de ser y de movernos entre las personas y las cosas. El subrayado es nuestro. las distintas estructuras de conciencia tienen como correlato diferentes modos de estar el ser humano en el mundo. pag.273.superar el deseo.F. de los intangibles que operan desde nuestro paisaje de formación y que se imponen en tanto que no los advirtamos. Amman. etc. difícilmente pueda efectuarse sin tocar la estructura de relación global con el mundo en que se vive actualmente. En el mismo libro. en tanto que ensueño del que puedo despegarme desde una mirada desapasionada y lúcida. resulta claro que la configuración de un estado de conciencia calma y lúcida. como se vio previamente. para no ser manejado por éste. en el que caracterizábamos la Apatheia en tanto que estado de conciencia resaltábamos dos importantes cuestiones: el aumento de la reversibilidad y el de la crítica y autocrítica. Paisaje de Formación. Así. 59 Autoliberación. en el epílogo de Autoliberación se explica: “El paisaje de formación actúa a través nuestro como conducta.

que no es la pretensión de este trabajo analizarlos de forma exhaustiva y detallada. 32 . Se comprenderá. sino más bien. nos sirven para ver con mayor amplitud algunas de las implicaciones de tal estado y de los factores que entran en juego en su conformación. en definitiva. resaltar algunos de ellos que nos han resultado especialmente significativos y que.Como cierre de este apartado habremos de decir que sin duda son muchos los tópicos de trabajo personal que pueden adquirir una nueva dimensión observados bajo el prisma de nuestro objeto de estudio. no obstante.

Amman. necesariamente habremos de referirnos a los climas y a las tensiones como los dos principales factores de ruido. 1991. Desde ese punto de vista podemos reconocer los avances que los trabajos de Nivelación nos aportan para que se pueda abrir paso ese nuevo estado de conciencia en lo cotidiano. 61 “OPERATIVA. Así. con la disminución de las tensiones que provocan alteración y de los climas inadecuados que perturban el correcto funcionamiento de la conciencia vigílica. Este es el objetivo práctico inmediato de la operativa. para lo que es necesario hacer cesar. En el contexto de nuestros temas de Escuela. La condición que pone la Nivelación: Cuando hablamos de aquello que perturba a la conciencia. mediante la supresión del sufrimiento. Luis A. al comprender la mecánica ilusoria de éste. una clave esencial a la hora de ir configurando un Centro de Gravedad interno. por su parte. los trabajos de nivelación están directamente relacionados con la “normalización de la vigilia”61. México D. consecuencia práctica inmediata de la. esto es. Editorial Plaza y Valdés.Avanzando hacia la Apatheia En muchos de los puntos tratados hasta ahora hemos podido ir pesquisando distintos ingredientes del camino hacia la Apatheia. por ello. los trabajos de Distensión habilitan para un mejor manejo de las propias tensiones. naturalmente pondremos nuestro foco de atención por un lado en el trabajo disciplinario en sí y por otro en los trabajos previos que genéricamente englobamos bajo el término Nivelación. Es bastante evidente que en su mayor parte. pag. Así.F. y son un primer paso importante hacia la ecuanimidad. los registros dolorosos. esta normalización es el paso más importante en la comprensión del problema. No obstante. y particularmente de la vigilia. aunque sea provisoriamente. que permite ir de comprensión en comprensión obteniendo registros vivos de la superación del sufrimiento. Las prácticas sicofísicas llevan a un aumento del dominio sobre nosotros mismos y. será menester revisar de un modo más específico algunos de los principales factores que configuran la condición adecuada a la manifestación de ese estado. 309 33 . El Autoconocimiento. factor determinante en la consecución de la Apatheia. Vocabulario. Particularmente el descubrimiento del Núcleo de Ensueño como clima básico es de suma importancia a la hora de relativizar los propios climas y descreer de aquellos ensueños compensatorios que previamente habían dirigido la propia vida. en especial.” Autoliberación. a) Normalización de la conciencia. a una mayor disponibilidad atencional y un mayor control de las propias respuestas emotivas. y con ella comienza la autoliberación. nos brinda una comprensión esencial de los principales determinismos que moldean nuestra conducta y es.

nos predispone y nos acompaña al contacto con lo Profundo. Este "yo-atención" parece cumplir con la función de coordinar las actividades de la conciencia con el propio cuerpo y con el mundo en general. puede tomar contacto por breves instantes con el plano de lo trascendental. el “yo”62 queda reducida a lo determinado. de un yo substancial sino de un epifenómeno de la actividad de la conciencia. que comienza a manifestarse un “si mismo” de mayor profundidad. Para los últimos pasos de ese proceso. La condición que pone la Disciplina: Ya desde los primeros pasos en la Disciplina se va configurando un peculiar registro de que lo percibido habitualmente no es lo “verdaderamente real” sino que pertenece más bien al campo de lo ilusorio. a la nada. Con ello se logra normalizar el funcionamiento síquico. Todo ello es de una evidente importancia en la configuración de un estado de imperturbabilidad. la metáfora del "yo" termina por cobrar identidad y “substancialidad” independizándose de la estructura de funciones de la conciencia. la propia identidad. sino la posición de la atención en el espacio de representación. Y así. Apuntes de Psicología. pag. ganando en perspectiva frente al mundo de lo fenoménico. de tal modo que la conciencia queda en condiciones de ampliar sus posibilidades y poder acceder a nuevos estados de mayor lucidez y serenidad. hasta que la más esencial de las ilusiones. la percepción y la representación. en los que la mente.Finalmente. Avanzando por pasos y cuaternas. con la Operativa. Ya desde las primeras manifestaciones de ese “si mismo” el estado de Apatheia comienza a configurarse como una posibilidad nueva para la conciencia en búsqueda. Un “yo esencial” que observa al “yo cotidiano” y al mundo desde un punto más interno del espacio de representación.”. eliminando cargas perturbadoras e integrando contenidos. 2014. Silo. se culmina la Nivelación. Aún en fugaces apariciones. Más allá de los significados que se comienzan a articular en torno a esta particular ubicación respecto de lo fáctico. Los registros del transcurrir y de la posición de los fenómenos mentales se imbrican en esta coordinación a la que se independiza de la misma coordinación. libre de las ataduras del mundo y el yo ilusorios. por consiguiente. poco a poco vamos internalizando las referencias y poco a poco vamos “tomando distancia” de los impulsos internos y externos. Es entonces. No se está hablando. a partir de esa radical des-ilusión. lo verdaderamente relevante es el acceso a estados de conciencia inspirada. 401 34 . al vacío. particularmente en la segunda. se va produciendo un progresivo cambio de cualidad. En la monografía “El místico influjo del número puro” se describe con notable precisión la traducción en registros de ese momento inasible de acceso a lo Profundo: 62 “Es muy evidente que en la constitución del yo intervienen no solamente la memoria. lo relevante en este caso es que poco a poco comenzamos a descreer de la aparente realidad. Ediciones León Alado.

también se registra un cambio en la estructura del tiempo y en la relación de la conjunción conciencia-mundo.”63 En esta descripción nos encontramos ya con los rasgos más representativos del estado de conciencia que estamos estudiando. nuestro estado de Apatheia. climas y contenidos. que es mucho más amplio y totalizador. Pero es en la vida cotidiana. aunque no por ello debemos confundirlo con el estado de conciencia inspirada. en el tiempo y espacio habituales. Parque de Estudio y Reflexión Punta de Vacas. “La brevedad de tales experiencias compone una visión estática del mundo y de la conciencia. Por otra parte. mayo 2016. sin la perturbación de tensiones. pues. un estado de conciencia de mayor vinculación con lo esencial. 439 35 . José Caballero. se produce una ampliación de la conciencia acompañada de una notable lucidez en calma. que poco a poco comienza a manifestarse ese nuevo estado distinto al de la vigilia ordinaria. pag. Esto es debido a que el corto lapso de duración de tal experiencia no da lugar a la dinámica de actos y de objetos. Como constante. 63 El místico influjo del número puro. de un característico y nuevo estado de conciencia. Estamos tan sólo remarcando cómo es que el propio trabajo disciplinario ya nos predispone por sí mismo a la progresiva gestación de un modo nuevo de estar en el mundo.

actuando a través de un “yo” que funciona como mecanismo de intermediación y no como director de las operaciones de la conciencia. Bosquejo de una teoría de las emociones. como si de algún modo uno ya hubiera previamente realizado la elección de “querer vivir” y “en qué condiciones hacerlo”. Ese emplazamiento distante. por el cual la conciencia se modifica a sí misma para “modificar el mundo”64. puede llevar a estados prácticamente opuestos. pero que en determinadas condiciones internas nos pueden llevar también a que se manifieste el estado de Apatheia. frente a lo adverso. en aras de reforzar un Estilo de Vida adecuado a nuestra Ascesis. a veces límite. como a cualquier otro estado de conciencia se puede acceder también de modo accidental. de “colocarnos” internamente de otro modo. que nos ponen frente a la necesidad de afrontarlas desde otra perspectiva. En el caso que nos ocupa. 70 36 . nos encontramos como caso relevante el de una situación de fuerte impacto por determinadas circunstancias que nos sobrepasan. 64 “Pero. pag. Revisar algunas características presentes en estos accesos no intencionales nos será sin duda de gran utilidad para echar una nueva luz sobre nuestro objeto de estudio. Es interesante observar cómo un mecanismo a priori equivalente. que a la Apatheia. situaciones a veces complejas. ante lo cual ésta se ve urgida a dar una respuesta también distinta a la habitual. no obstante. Alianza Editorial. Así pues. al ser imposible la aprehensión de un objeto o al engendrar una tensión insoportable.”. En esos casos la propia ubicación ante los acontecimientos es similar a la del técnico que aborda el problema sin identificarse con él. 1971. Se entiende. la conciencia lo aprehende o trata de aprehenderlo de otro modo. fruto de circunstancias externas o internas que ponen a la conciencia en un contexto fuera de lo habitual. centrado en los aspectos operativos de la respuesta a dar. Estamos hablando de esas situaciones que comúnmente tienden a provocar la “fuga” hacia estados de conciencia emocionada. en primer lugar. a la vez que se amplían las franjas de percepción y se habilitan nuevas posibilidades de estructurar los datos de forma distinta a la habitual.El acceso no intencional Hemos estado revisando a lo largo de todo este trabajo diferentes factores que entran en juego a la hora de acceder al estado de Apatheia de un modo intencional. se transforma precisamente para transformar el objeto. Obviamente es nuestro interés principal tener el mayor manejo posible de ello. Al mismo tiempo podemos apreciar una mayor capacidad de atender simultáneamente a muchos aspectos de la situación problemática. con lo que se abre el abanico de opciones y la libertad de elección. observamos como elemento distintivo y de gran significación una cierta forma de “rebelión” frente a lo dado. o sea. Jean-Paul Sartre. es una señal clara de la intervención de un centro de gravedad más interno.

se elige encontrar las mejores opciones con verdad interna. desde la que podemos orientar nuestra vida en una dirección querida y con significado. se trata sin lugar a dudas de uno de los momento de la vida de mayor despliegue de las propias posibilidades y por ello no es de extrañar que Silo destacara su importancia en el camino de la liberación. en la internalización del fracaso. acompañando a la apertura del futuro. Sin duda que se podrán reconocer otras situaciones y momentos en que también se manifiesta la Apatheia de un modo no intencional. como si el futuro se extendiera más allá de lo que habitualmente alcanzamos a manejar. en los que experimentamos estar actuando del modo más conveniente. en el momento del “soltar” los ensueños y expectativas que nos llevaron a ese punto de ruptura frecuentemente se manifiesta con nitidez nuestro estado de Apatheia. en ese estado de gran tranquilidad y conexión con la propia interioridad que nos permite mirar al mundo y a nosotros mismos desde una mayor profundidad. hemos de destacar otro caso de gran interés que mencionábamos en un apartado anterior. cuando nos referíamos al tema del fracaso. a pesar de la aparente frialdad en la respuesta. Por otro lado. se siente una gran conexión con los demás y con uno mismo y. precisamente por ello.Son momentos de una fuerte sensación interior de certeza. Además. pero nos ha parecido suficiente con reflejar estos dos casos significativos para resaltar algunas de las características con que se puede mostrar el estado de conciencia que nos ocupa. como si al desligarse las ataduras del proyecto de vida agotado las posibilidades se multiplicaran y en cada una de las alas de ese abanico el tiempo ampliara su dimensión. 37 . Desde un punto de vista existencial. aunque fuera por un tiempo limitado. Momentos en los que. Efectivamente. En esa situación se experimenta el tiempo de un modo distinto. nos encontramos con la sensación de una gran libertad interna. Es como si al diluirse el “centro de gravedad externo” y paralelamente abrirse un nuevo campo de posibilidades de futuro nos situáramos. guiados por la elección y no por la compulsión.

obviamente. 38 . Eso queda. tiene relevancia en el esfuerzo consciente por poner las mejores condiciones para el desarrollo de nuestra Ascesis y que. para luego pasar a caracterizarlo sucintamente en tanto que estado de conciencia. de destacar un elemento que. hemos revisado algunos casos significativos en los que se puede experimentar el acceso no intencional a tal estado. sin duda. revisando algunas de las referencias más significativas en distintas culturas. para ir consolidando dicho estado en la vida cotidiana. sirven para poder avanzar en esa dirección. habrá tenido sobrada recompensa el esfuerzo empleado en su elaboración. por otro lado. sereno. un modo de estar en el mundo. Hemos intentado una rápida definición del tema de estudio. éste ha ido pivotando en los distintos temas tocados entre la consideración de la Apatheia como factor constitutivo de nuestro Estilo de Vida y. Hemos revisado el papel que juega como factor relevante en nuestra Ascesis y en la conformación del Estilo de Vida. a nuestro juicio. el de su utilidad evidente como punto de apoyo para la superación del sufrimiento. será oportuno insistir en cuál ha sido su objeto y cual el punto de vista con el que se lo ha abordado. Si los puntos tocados en este trabajo. Tal como se ha explicitado en el comienzo del trabajo. en que el ánimo permanece imperturbable frente a los acontecimientos externos”. También hemos mostrado su relación con algunos tópicos del Trabajo Interno y hemos ensayado a destacar los principales pasos necesarios. elección que sin duda responde a la particular sensibilidad del autor. que podríamos ensayar a definir como de "conciencia en paz" o "conciencia desapasionada". Esperamos que el lector del presente trabajo no se vea confundido por ello.Consideraciones finales En el presente trabajo hemos visto la Apatheia en perspectiva histórica. En cuanto al punto de vista. a nuestro juicio. en todo caso. muchos reconocerán como uno más de los cambios significativos surgidos tras el trabajo con las Disciplinas. nuestro objeto de estudio ha sido “una particular Forma. En ese sentido no será excesivo explicitar que no ha sido nuestra intención dar pautas sobre el modo de encarar la Ascesis por parte de cada uno. Se trata de un estado de conciencia calmo. ya sean todos o parte de ellos. Del resultado de esa pesquisa surgió la elección del término empleado para designar nuestro objeto de estudio. La pesquisa de antecedentes en la descripción de dicho estado nos ha llevado a la revisión de algunas propuestas significativas formuladas por diferentes escuelas filosóficas o espirituales. Se trataría pues. Llegados a este punto. fuera de cualquier trabajo que se presente como aporte a la Escuela. tras recapitular todo lo expresado en este estudio. Por último.

sino también algunas otras de amigos y amigas de las distintas Disciplinas. tranquila. La situación ha podido resolverse muy positivamente y he quedado reconciliado y agradecido […]” Testimonio de Ana (Disciplina Energética): “Nuestra madre ha partido hace 4 días y no recuerdo momentos de sufrimiento. estado alterado. sollozos. como de "desdoblamiento". Al poco rato he empezado a experimentar una sensación muy peculiar. Sentía que había dos capas de profundidad en mí. Algo casi esquizofrénico. En la más externa estaba muy enfadado. un deseo de reconciliar. con un discurso simple pero profundo en que las palabras me eran dictadas. Muy rápidamente se ha presentado la imagen de lo que debía hacer. en el que hay un observador que se internaliza y ve al propio yo y al mundo como una estructura sobre la que se tiene una cierta perspectiva y respecto de la cual hay una "distancia".” 39 . En la capa más interna el clima era alegre. dirección que viene desde muy atrás. Testimonio personal: “Hoy tuve una discusión muy fuerte con alguien muy cercano y querido. como si estuviera viendo una película cómica. tomado por una emoción negativa muy fuerte acompañada de una gran irritación. sabiendo lo que había que hacer.Anexo: Experiencias En este apartado hemos querido referir no sólo experiencias personales significativas. El registro psicológico de tal experiencia era muy similar al del paso 10 de la Disciplina Morfológica. conectada emotivamente a veces hasta la conmoción en todo el cuerpo. pero al mismo tiempo atenta y percibiendo las situaciones que nos rodeaban. Es como si mi Propósito se hubiera puesto en marcha y me impulsara en una dirección elegida desde hace mucho tiempo. como si ese centro me fuera guiando y describiendo la imagen. Es un estado donde la conciencia estructura sin sufrimiento. imágenes negativas.. También la respiración baja y tranquila me difunde tensiones o pequeñas compulsiones que te sacan del emplazamiento. Como un cierto desapego emotivo de la situación pero que no produce desconexión con el mundo sino intención y centro. sensible. desenfadado. de buscar la unidad interna.. Desde esa "capa interna" (o centro interno de gravedad) me ha ido llegando poco a poco un impulso fuerte de resolver la situación. Con ello pretendemos dar cabida a la variedad de traducciones y de formas descriptivas que admite el tema en cuestión. La situación no quedó resuelta y yo quedé tomado por una gran rabia e indignación. En todo momento me he sentido como presente en la situación.

Siempre me condujo por buenos caminos. No fue la única vez. me ayudaba en la vida cotidiana. ante estados de alerta. ante ciertas percepciones internas y/o externas. cosas. hasta comprender o aprehender lo que se necesita. no subjetivo.” Testimonio de Arturo (Disciplina Mental): “Desde el final de la disciplina uno de los “descubrimientos” mas chocantes para mi fue el de comprender que el mundo externo. Se manifiesta. no te desconecta. mas yo quisiera. No será la última. teniendo en cuenta varios posibles escenarios futuros. En cambio. daban una posibilidad de ubicarse frente a la vida con un asiento mucho mas sólido. Poco a poco se fueron introduciendo en mis rutinas algunas consideraciones que tomaban en cuenta esos descubrimientos. sino que te permite una mayor libertad para operar y para hacer lo mas coherente en cada momento. Desde la primera vez que ocurrió. en los momentos de conexión con el centro interno. En general.Testimonio de Patricia (Disciplina Morfológica): “Es algo que se activa dentro mío ante ciertos parámetros o circunstancias. involuntario. Todo remite a un único centro (punto) que concentra la energía y desde allí. de los fenómenos que suceden en ese “afuera” era muy móvil e ilusorio. ante la necesidad de elevar la atención y sólo dura un corto tiempo. Se que es algo. ejecuté esas órdenes. como si fuera de cristal. más frío. descubrí que esa conexión. movimientos. De bordes netos con brillos metálicos. Ese centro de gravedad interno. transparente. que me sucede en momentos de extrema necesidad. Haz esto. después de toda una vida persiguiendo objetos. no es voluntario. El espacio exterior se agranda. como un guía. Aparece en momentos de extrema necesidad. buscando el registro de centro de gravedad y lo proyectaba a mis actividades cotidianas. etc. 40 . personas. era mucho mas seguro que todo lo externo. Ese centro. La visión es a futuro y en proceso. Todo se vuelve impersonal. El lenguaje deja el Modo Indicativo para dar lugar al Modo Imperativo. Para mi fue paradójico. y me hacia tomar mayor referencia. por ahora. y comprobé que cuando iniciaba el día. que te hace tomar distancia con el mundo. inasible e inexplicable. haz lo otro y no aquello. me hacia vivir el momento y disfrutar de él sin tantas expectativas. intenciones. la visión es de 360º percibiendo sonidos. Un vestigio de algo a construir. daba mas profundidad a todo. indiferente a los avatares y a los éxitos y fracasos. se pone más nítido.

y con mucha nitidez. sino como si la viera “en pantalla”. donde uno no se sentía incluido en la circunstancia y por tanto bajo la acción de forma de ella.” 41 . Seguramente. operando sobre la misma desde otro lugar. podría seguir aún operando sobre el juego. si tomase de nuevo contacto consigo mismo. Es como un fluir. Es como si un jugador se pasase tantas horas jugando a un video juego que llegase a olvidarse de quién es y donde está.” Testimonio de Orlando (Disciplina Morfológica): “A veces." Testimonio de Verónica (Disciplina Material): “A partir del trabajo con la Disciplina he ido encontrándome con registros de búsqueda. "como una brisa perfumada que no encuentra obstáculos a su paso". cada día intento trabajar con ese registro. como si vieras las cosas desde otro lugar. y se confundiese con el muñequito que se mueve en la pantalla. como de tratar de llevar lo que uno siente y piensa sin imponer y sin confrontar. ha irrumpido un modo de estar diferente. frente a algunas experiencias de la vida cotidiana. más calmo y lúcido. como estar pero aún estando conectada. Sus indicadores en la vida cotidiana son un mayor silencio interno y libertad. sin las compulsiones anteriores y observando la estructura que muñequito y escenario conforman. sintiéndose inmerso en esa realidad. luz claridad y serenidad. mas que los objetivos coyunturales del momento. mucho menos compulsivo y con una capacidad operativa mucho mayor. Ahí aparecía un registro cálido y fluido. conectado con el mundo pero suave. pero emplazado afuera del mismo.Así. y le doy la mayor importancia. atento.