"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.. Philip J.

Reilly 10/06/2006

HOY LA GENTE SE ESTÁ AHOGANDO Supón por un momento que me dirijo a ti, y te pido ayuda porque un barco se hunde y la mayoría de los pasajeros se están ahogando. Y que te pido que bajes a la playa conmigo para salvar a la gente, y que tu me dijeses: "¿Es verdad?", y yo respondiese: "Sí, es cierto. ¿Vienes conmigo?" Tu entonces dices: "Ahora no, ya que soy miembro de un Club de Salvavidas y tenemos algunas decisiones importantes que tomar hoy". Entonces yo le digo: "¿Y qué es eso tan importante?” Y tu respuesta es que trabajas en el Club de Salvavidas en un comité para construir barcos más seguros para evitar que la gente se ahogue. Yo entonces te digo: "¡Pero ahora se están ahogando!". Tu contestas: "Lo sé, pero tenemos una decisión muy importante que tomar hoy" "¿Y cuál es esa decisión?" "Bueno, estamos tratando de diseñar un logotipo para nuestro boletín de noticias, y pensamos que tal vez un buque sería un buen logo, ya que somos un grupo de salvavidas". Entonces yo digo:"Entonces, ¿no te derrumbas ante ésto?". Tu contestas: "Ahora no, el comité se reúne hoy". Pues trabajar en objetivos a largo plazo para construir mejores buques es una buena idea, pero la gente se está ahogando hoy, y los que se ahoguen hoy no van a poder viajar en esos buques mañana.

TODOS PERDEMOS CREDIBILIDAD, A MENOS QUE VAYAMOS A LA PLAYA Hay personas que participan en la causa de la vida, que están trabajando en muchos proyectos importantes a largo plazo, tales como educar a la gente en asuntos de bioética y en cambiar las leyes injustas. Todos ellos son de vital importancia, y yo no quiero infundir desánimo, pero al mismo tiempo, algunas personas que participan en el movimiento Pro-Vida tienen que ir a salvar a las personas que están ahogándose en la actualidad. Tienen que bajar a la orilla del mar y tratar de sacarlos, para salvarlos. De lo contrario, todos perdemos credibilidad. En realidad, nadie sentirá la urgencia de aprobar leyes para construir mejores barcos, nadie realmente creerá que la gente se está ahogando, a menos que vayamos a la costa.

HEMOS DE PROMOVER EL EVANGELIO DE LA VIDA EN TODO MOMENTO Como ciudadanos, tú y yo somos responsables ante Dios de cambiar las leyes si éstas no protegen la vida. Como ciudadanos, tenemos que trabajar duro para hacer que nuestras leyes sean verdaderamente justas y poner representantes
"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.Philip J. Reilly

-1-

en el gobierno dispuestos a defender la vida humana antes y después del nacimiento. Esa es nuestra obligación. La ley protege la vida normalmente mediante el uso de sanciones, o incluso podría utilizar la coacción para asegurarse de que se protejan las vidas. Eso es muy importante, pero no sólo somos ciudadanos, somos cristianos. El Papa Juan Pablo II en la encíclica “Evangelium Vitae", hizo hincapié en que como ciudadanos, a veces tenemos que trabajar y votar a favor de la protección de toda vida humana inocente en nuestras leyes, pero el Papa insistió en que los cristianos, un pueblo de la vida y para la vida, debemos, en todo momento promover la vida y proclamar el Evangelio de la vida, proteja o no la ley vigente la vida humana. Estamos llamados, y se nos desafía más allá de cambiar la ley, a cambiar los corazones. Y los medios que uno utiliza para cambiar los corazones son diferentes de los que emplea para cambiar o hacer cumplir la ley. En última instancia, sólo Dios puede cambiar los corazones, pero Dios hace uso de nuestra oración, el ayuno y el amor para tocar los corazones. Es necesario por tanto, tomarse a Dios en serio, tomar en serio nuestra vida de oración, ayuno y caridad.

MÁS ALLÁ DEL TESTIMONIO DE LA VERDAD Incluso si la ley no permite el aborto, pero las gentes en sus mentes y corazones están a favor o lo practican en secreto, la obligación de los cristianos es tal que no podemos quedarnos sentados porque la ley sea correcta. Ante Dios tenemos que salir a trabajar para cambiar los corazones. Y cambiar los corazones es profundamente diferente de simplemente dar testimonio de la Verdad. Testimoniar la verdad es, por así decirlo, fácil. Decir: "Ustedes están desobedeciendo los mandamientos de la ley de Dios. Usted es un pecador e irá al infierno" es fácil. Pero para ser cristianos, estamos llamados a hacer algo más que testimoniar la verdad. Estamos llamados a convertir a la gente a la verdad. Estamos llamados a persuadir a la gente a aceptar la vida, a llevarlos a una comprensión del Dios de la vida, y a cambiar sus corazones por la persuasión. Así que el que trata de persuadir, verdaderamente debe ser como Cristo. De lo contrario la gente no responderá. Así, el pro-vida eficaz es aquel que más se asemeja a Cristo. Dios usa a los más santos para salvar a la mayoría.

LA GENTE CREYÓ QUE ESTO NO PODRIA PASAR EN AMERICA La mayoría de vosotros sabe que estoy involucrado en el Movimiento Pro-Vida desde hace muchos años. El próximo año hará cuarenta años. En 1967, comencé a involucrarme en la protección de la vida del no nacido, porque algunos legisladores de Nueva York estaban tratando de aprobar una ley para legalizar el aborto. Entonces, la dificultad estaba en tratar de convencer a los ciudadanos de Nueva York de lo que iba a ocurrir. La gente pensó que no podría suceder, porque esto era América. Sin embargo, en 1970 los legisladores del Estado de Nueva York cambiaron la ley y éste se convirtió en el Estado con la Ley de Aborto más liberal del mundo. En el Estado de Nueva York, desde de 1970, se puede matar a un niño hasta el séptimo mes. Desde que las sentencias de la Corte Suprema de EE.UU., Roe vs Wade y Doe vs
"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.Philip J. Reilly

-2-

Bolton, se emitieron el 22 de enero de 1973, se podría matar al niño no nacido en los Estados Unidos durante los nueve meses del embarazo y, básicamente, sin ninguna razón que lo justifique en absoluto, o prácticamente a discreción. Si las sentencias del Tribunal Supremo se invirtiesen mañana, esto supondría en realidad volver en cada estado a la situación legal previa a 1973. En el Estado de Nueva York, ésto sería realmente poco útil, porque como consecuencia de la ley de aborto de 1970, aún se podría matar al niño hasta el séptimo mes en este Estado. Por ello, nuestra tarea ha sido y está siendo muy difícil.

EL GOBERNADOR ROCKEFELLER VETÓ EL RECURSO DE CASACIÓN INTERPUESTO De 1967 a 1970 trabajamos para mantener la ley contra el aborto en el Estado de Nueva York. Entonces trágicamente en 1970 la nueva Ley del Aborto fue aprobada cuando un político, en última instancia, cambió su voto en el último minuto en aras de la "paz" en su familia. La ley salió adelante y durante los dos años siguientes trabajamos en la apelación de la Ley, y lo conseguimos por un margen de once votos. Pero entonces el gobernador Rockefeller vetó el recurso de casación. En 1973, la Corte Suprema aprobó el aborto, y así tuvimos que cambiar nuestro foco del nivel estatal a nivel federal. Decidimos que lo que estábamos haciendo en Albany, capital de estado de Nueva York, ahora había que hacerlo en Washington DC, capital de Estados Unidos. Y así, los pro-vida del Estado de Nueva York junto con una mujer joven, Nelly Gray en Washington, colaboraron para organizar la primera "Marcha por la Vida", en Washington DC el 22 de enero de 1974 El orador principal en el acto de ese día era mi amigo, el Dr. Ada Ryan. A esa primera Marcha en Washington acudieron cerca de 15.000 personas. En realidad no se trataba de una marcha, ya que simplemente se reunieron frente al edificio del Capitolio y algunos marcharon por la acera alrededor del edificio. Pero desde sus modestos comienzos en enero de 1974, hemos llegado la gran Marcha anual por la Vida, en Washington DC, a la que acuden cada año más de cien mil personas de todo el país el 22 de enero.

INTENTAMOS OTRAS COSAS, PERO LA MATANZA CONTINUÓ Continuamos intentando otras cosas, pero la cultura de la muerte siguió expandiéndose. Retuve una parte de mis impuestos en 1973, negándome así a pagar abortos. Un joven congresista, Henry Hyde, de Illinois presentó una enmienda a un proyecto de ley para evitar que el dinero de los contribuyentes americanos se usase para pagar abortos. Con el tiempo, yo me involucré en el caso de la “Enmienda Hyde” en 1976-77. Testifiqué y aporté los formularios de impuestos que se incluyeron en el sumario que se remitió a la Corte Suprema de los Estados Unidos. El 6 de enero de 1978 participé en el primer Rescate en Nueva York. Fue en la clínica abortista anteriormente administrada por el Dr. Bernard Nathanson. En noviembre del 78, tomé parte en la marcha pro-vida Hundred Mile Walk a través del desierto de Death Valley, California. Por último, en 1980 la Sentencia del Tribunal Supremo, al referirse a la Enmienda Hyde,
"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.Philip J. Reilly

-3-

declaró que el Gobierno no tenía que pagar los abortos, ya que el denominado procedimiento de aborto era una intervención optativa, y no necesaria. Pero el asesinato de los no nacidos continuó en los años 80 con los políticos electos de los estados más grandes de los EE.UU. optando por pagar el aborto desde las instituciones, a pesar de tratarse de intervenciones optativas y no necesarias.

ESTADOS UNIDOS CONTINUÓ HUNDIENDOSE EN LA CULTURA DE LA MUERTE En los años ochenta hubo un movimiento en los Estados Unidos llamado "Operación Rescate ", basado en el principio de que si realmente creemos que los niños no nacidos están muriendo injustamente debemos estar dispuestos a ir hasta a la cárcel para testimoniar esa verdad. Y así, decenas de miles de personas en los Estados Unidos bloquearon pacíficamente las puertas de las clínicas de aborto y fueron arrestados y enviadas a la cárcel. Diez veces más personas fueron arrestadas en esos pocos años que en todos los años del Movimiento de Derechos Civiles en Estados Unidos. He participado en muchos de los rescates en las clínicas de aborto en todo Estados Unidos, siendo detenido más de una vez. Pero los grandes medios de comunicación, favorables al “derecho” al aborto, dibujan el sacrificio pacífico de los pro-vida detenidos en las 'clínicas' abortistas como terroristas. Y los abortos continuaron en los Estados Unidos, casi un millón y medio al año. Y la sociedad americana continúa hundiéndose más y más en la cultura de muerte.

DOLOROSAMENTE CONSCIENTE DE MI IMPOTENCIA Por último en 1989, tras 22 años de involucración, arrodillado delante del Santísimo Sacramento, simplemente me dirigí al Señor y le dije: "Me rindo. No puedo detener la matanza. No importa lo que hagamos, esto se pone peor cada vez". Para mí fue un momento increíble de Gracia, porque el Señor me hizo ser muy consciente de mi impotencia frente a este mal cada vez mayor, esta cultura de la muerte. Y le dije al Señor: "Me rindo, no puedo hacerlo. Tú solo, Dios todopoderoso, puede hacerlo, y no Te he tomado en serio." Como tantas veces, lo que sucedió fue que yo pretendía cambiar las cosas, y quería lanzar unas cuantas oraciones a Dios pidiéndole Su ayuda para cambiar el mal. Estaba haciendo hincapié en mi mismo, yo iba a hacer eso, y yo no podía hacer nada contra el mal que seguía empeorando y empeorando. Fue entonces cuando Dios Todopoderoso dijo: "Tú sabes, Monseñor, que eres un irlandés muy terco Te ha costado mucho tiempo aprender la lección de que no puedes hacerlo, sólo Yo puedo hacerlo". Y finalmente le dije a Dios: "¿Qué quieres que haga, de manera que Tu puedas hacerlo". Dios dijo: "Toma el ejército que te daré, y sal a esos centros de exterminio, a rezar el Rosario." USANDO SÓLO EL ARMA ESPIRITUAL DEL ROSARIO El ejército de Dios me dio fue de tres abuelas, un abuelo y una joven trabajadora. Así que le dije a Dios: "¿Es este el ejército que me das para superar la cultura de la muerte?” Y Dios me dijo:" Monseñor, si te doy más que
"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.Philip J. Reilly

-4-

esto para empezar, vas a volver a pensar, que lo estás haciendo tu, en lugar de ser Yo. Toma tu ejército y ve." Y así, en la Fiesta de Nuestra Señora del Rosario, 7 de octubre de 1989 salimos a la batalla. De hecho no es casualidad que mañana 7 de octubre de 2006, de nuevo en la fiesta de Nuestra Señora del Rosario, aquí en Fátima, el Obispo Karl Josef Romer, Presidente de la Sagrada Congregación de la Familia y la Vida Humana en el Vaticano, nos dirigirá en la consagración del Movimiento Pro-Vida mundial al Corazón Inmaculado de María. Y así nos fuimos en la fiesta de Nuestra Señora del Rosario, frente a una de las clínicas más grandes del aborto en ciudad de Nueva York, un lugar llamado "Opciones"(Choices). Yo, junto con los cinco soldados que Dios me dió. Experimentando un gran sentimiento de impotencia personal, permanecimos allí sólo con el arma espiritual del rosario. Empezamos a las ocho de la mañana, ese día en particular, y alrededor de las doce, cien mujeres habían entrado ya en la «clínica» para abortar. En un solo día en una fábrica de abortos en la Ciudad de Nueva York, un centenar de mujeres habían entrado en la fábrica de abortos para practicarse un aborto. La enormidad del mal realmente llegó a casa esa mañana.

SI LA VÍCTIMA ESTUVIESE ALLÍ EN PIE Durante demasiado tiempo, uno de los errores que cometimos en el movimiento pro-vida en Estados Unidos fue nuestra ausencia en el Gólgota. Fuimos por todas partes, excepto al lugar que fue el punto más débil, el talón de Aquiles, de la oposición, la cultura de la muerte. Es ese lugar indefendible en el que la sangre de las víctimas inocentes está siendo injustamente, violentamente vertida. Al discutir sobre el aborto y la libertad en el mundo académico, al argumentar en favor de un proyecto de ley en el Congreso, todo suena muy razonable. Tú eres Pro-Vida, nosotros somos Pro-Elección. Tenemos que aprender a vivir juntos porque ésta es una sociedad pluralista, una "democracia". Todo esto suena razonable, porque la persona que está siendo asesinado, no es parte de la conversación, la víctima no está presente. Pero si la víctima estuviese de pie allí diciendo: "¿estais hablando de matarme a mí? Vosotros, que decís que quereis matarme, y los que decís estar en contra de ello, pero estais a favor de la elección de la persona que me quiere matar. ¿Están todos locos?".

ESTAS CONVERSACIONES PIERDEN TODA SUSTANCIA Cuando vas al Gólgota, estas conversaciones pierden toda sustancia. Cuando estás en pie en el Gólgota, fuera de esos lugares de muerte, ves a la víctima, de hecho las víctimas, ya que hay dos personas que son víctimas, el niño que no tendrá días por venir, y la mujer que va a descubrir que el aborto no traerá de vuelta el ayer, pero va a destruir la paz del mañana. Hay dos víctimas. Y cuando estás allí, incluso los que, por así decirlo, son partidarios de la opción del aborto, se disculpan porque eso esté ocurriendo y ya no hablan de ello como algo bueno, sino casi como un mal necesario.

"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.Philip J. Reilly

-5-

AHORA MÁS DE 3.000 CENTROS DE VIDA EN GESTACIÓN EN EE.UU. Mientras estábamos rezando frente a la clínica abortista, algunos de nuestros colaboradores se vieron impelidos a hablar con algunas de las mujeres que acudían a abortar. Y se encontraron con que algunas mujeres efectivamente se detenían y escuchaban. Rápidamente llegamos a la conclusión de que no teníamos mucho que ofrecerles. Cuando empezamos, los servicios en nuestra área para mujeres con embarazos problemáticos eran limitados. Había muy pocos centros de “Vida en gestación” en los Estados Unidos cuando las leyes contra el aborto fueron suprimidas el 22 de enero de 1973, por la infame Sentencia del Tribunal Supremo en el caso Roe v. Wade. En la actualidad hay 700 lugares dónde se practican abortos, pero hay ahora más de 3.000 " Centros de Vidaen Gestación" en los Estados Unidos. Estos centros de vida son sitios muy, muy importantes donde la mujer puede obtener asesoramiento y ayuda. Es importante que haya personas pro-vida dispuestas a hacer funcionar estos centros. Mientras seguíamos rezando el rosario, mientras experimentábamos nuestra propia impotencia, nos preguntábamos cómo Dios iba a detener la matanza. Sin embargo, seguimos rezando, porque era lo que Dios quería.

TENEMOS QUE TOMARNOS EN SERIO A LA MUJER Y A SU HIJO En realidad, desde el principio Dios nos dio la respuesta de cómo superar la cultura de la muerte y obtener la victoria. Ya mencioné ayer que la cultura de la muerte se inició en el Jardín del Edén y fue inspirada por el diablo. Y tan pronto como Adán y Eva desobedecieron a Dios, sus hijos comenzaron a matarse unos a otros. Y hemos estado matándonos unos a otros desde entonces. Pues Dios todopoderoso nos dio la respuesta, en ese mismo jardín, para la victoria de la "cultura de la vida" Él dijo: "Enviaré a una mujer, y su hijo aplastará la cabeza de la serpiente", y restaurar la cultura de la vida una vez más. Muy a menudo tratamos de hacerlo sin la mujer y su hijo y no podemos. Ponemos el énfasis en la participación de los ciudadanos para modificar la ley. No entendemos que debemos cambiar los corazones de los cristianos. Y para cambiar los corazones debemos tomar en serio a la mujer y a su hijo. Tenemos que pedir la intercesión de María, la oración y el poder transformador de su Hijo. LA BATALLA ESPIRITUAL CONTINÚA HASTA NUESTROS DÍAS En el capítulo 12 del libro del Apocalipsis, se nos habla acerca de una mujer en el cielo, vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Ella estaba con unos niños y sentía dolores de parto. Y el gran dragón, la serpiente antigua que se llama diablo y Satanás, estaba delante de la mujer con la esperanza de devorar al niño cuando diese a luz, pero no pudo hacerlo. Y así el dragón se enojó y se fue a la guerra contra el resto de su descendencia. Y la batalla espiritual ha continuado hasta nuestros días. La imagen de Nuestra Señora que parece más descriptiva de esta mujer en los cielos es, definitivamente, Nuestra Señora de Guadalupe. Por lo que resulta absolutamente apropiado que la Iglesia confíe el movimiento pro-vida a
"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.Philip J. Reilly

-6-

la Virgen bajo esta advocación de Nuestra Señora de Guadalupe. Ella es la patrona oficial de todo el movimiento Pro-Vida.

SUCEDIÓ ALGO ASOMBROSO En las semanas y los meses siguientes sucedió algo asombroso. Otra gente comenzó a venir y unirse a nosotros en oración en la acera pública frente a la clínica abortista y, en pocos meses, tuvimos sesenta personas frente al abortorio, rezando el rosario, y algunos comenzaron a asesorar a las mujeres que allí iban. En ese momento yo era el Rector del Seminario de la diócesis de Brooklyn. Entonces Mons. Daily fue nombrado obispo de la Diócesis de Brooklyn. Antes de que el obispo fuese entronizado, vino a visitar la diócesis. El Obispo indicó que le gustaría ir al Seminario y ofrecer la Misa con los jóvenes seminaristas Así pues vino al Seminario y, cuando llegó, le ofrecí mi cáliz para que lo usara en la Misa. Ese cáliz me lo regalaron mi madre y mi padre, que velaban por mí antes de irse al cielo, y continúan haciéndolo después. Y así, el nuevo obispo ofreció su primera misa en nuestra Diócesis con el cáliz que mis padres me habían regalado, y yo sabía que eso era peligroso.

SABÍA QUE MI MADRE ESTARÍA MUY OCUPADA Sabía que durante la Misa mi madre estaría muy ocupada. De hecho, pude ver que ella se dirigió a la Madre de Dios, por la que sintió un gran amor, y diciendole a María: "María intercederá ante su Hijo, para decirle al obispo que ayude a mi hijo." Y así sucedió. Después de la Misa, el obispo bajó de la Capilla a la Biblioteca donde tomamos un café y unas pastas. Pensé que iba a preguntarme acerca de los seminaristas, y la forma en que estaban trabajando, su progreso y este tipo de cosas. En su lugar lo primero que me dijo fue: "Monseñor, tengo entendido que rezan ustedes en la calle frente a las clínicas abortistas." Pensé que era mejor decirle la verdad, así que dije: "Sí, señor obispo, lo sé." Y él me dijo: "¿Puedo ir y orar con ustedes?" Y yo dije: "Sí, señor obispo, pero si viene puedo avisar a los demás y comenzar con una Misa". Él dijo: "Hágalo como quiera". LA POLICÍA ESTABA UN POCO RECELOSA Así es como vino el obispo, y lo que hicimos fue ir a la iglesia local, dónde preguntamos al párroco si podríamos celebrar allí una misa por la vida. Había vacilación y tardanza en su respuesta, así que le comenté “El obispo querría celebrar esa Misa". Él dijo:"¡el obispo querría decir la Misa!". "Sí ", le dije:"el obispo quisiera decir la Misa”. Entonces el párroco contestó: "Sí, pueden celebrar la Misa”. A lo que añadí: "Por cierto voy a invitar a toda la diócesis". Así lo hicimos y como en ese momento la “Operación Rescate” estaba desenvolviéndose en América, y la policía sabía que yo participaba en ella, las autoridades desconfiaban un tanto de lo que allí podría llegar a `pasar. Así pues, hablé con ellos de antemano y les informé y aseguré acerca de la actividad de los Colaboradores de la Operación Rescate.

"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.Philip J. Reilly

-7-

PRIMERA VIGILIA COLABORADORES

DE

ORACION

POR

LA

VIDA

DE

LOS

El obispo asistió el segundo sábado de junio de 1990, y así lo hicieron alrededor de 1000 personas más, a la primera Misa de la Vigilia de los Colaboradores, así como la Procesión del Rosario por la Vida. Hicimos algo similar a la celebración de la noche anterior, en la que después de la Eucaristía hubo una procesión en la plaza en Fátima. Así, en la Vigilia de Oración de los Colaboradores, el obispo ofrece la Misa, y al acabar ésta se expone el Santísimo Sacramento para la adoración. Entonces, el Obispo sale del santuario. Unos minutos más tarde el Obispo aparece otra vez, y ante el Santísimo Sacramento, se inicia el rezo del Rosario. El obispo dirige la oración. Se distribuyen Walkie-talkies entre la gente. El obispo avanza entonces por el pasillo central de la Iglesia, rezando el rosario y encabezando a la asamblea, que abandona sus bancos y sale tras él. Algunas personas permanecen en la iglesia adorando al Señor hasta nuestro regreso.

PERO SALIMOS DE LA IGLESIA Hay una procesión con cánticos y oraciones, como cada noche en el Santuario de Fátima, pero abandonamos el recinto y salimos por la puerta de la iglesia hacia las calles. Llevamos a Cristo al foro público. La policía, después de que la hayamos informado, sale a nuestro encuentro a las puertas de la Iglesia y precede la procesión por las calles. Portamos al frente de la procesión una imagen de Nuestra Señora de Guadalupe, seguida por el obispo y el pueblo de Dios. Y así, de repente, estamos la Policía, la Madre de Dios, el Buen Pastor, en la persona del obispo, y el pueblo de Dios en el camino de la cruz. De hecho estamos en nuestro camino hacia el Calvario o Gólgota de hoy..

DE REPENTE ME PERCATO DE LO OCURRIDO Todos los participantes en la Vigilia de los Colaboradores deben seguir las mismas pautas básicas. Nos abstenemos de hablar, es decir, no se habla desde el comienzo de la Misa hasta después de la bendición con que se cierra el acto. Normalmente decimos los veinte decenarios del Rosario y cantamos un himno entre cada misterio, cada decenario. Así, atravesamos las calles, rezando y cantando hasta que finalmente nos detenemos a la vista del lugar dónde se quita la vida a los inocentes no nacidos. Los que están en el exterior del abortorio pueden contemplar de repente una vista increible a la vuelta de la esquina. Ahí viene la policía, el bello icono de la Madre de Dios, Nuestra Señora de Guadalupe, que va en procesión, y luego el obispo y el pueblo de Dios rezando y cantando, llevando la presencia de Dios frente al abortorio. Y ese día, mientras yo estaba allí me di cuenta de lo que había sucedido en el curso de seis meses. Habíamos empezado con cinco personas a rezar el rosario fuera del centro “Opciones”, y ahora había un millar de personas, el Obispo de la Diócesis de Brooklyn, la policía, los medios de comunicación, prácticamente todos los canales de televisión, todos los periódicos estaban allí
"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.Philip J. Reilly

-8-

cubriendo la Vigilia de los Colaboradores. Y todos los que veían al pueblo de Dios en pie rezando y cantando en las calles supieron que la Iglesia de Dios sigue existiendo y estaba dejando que su luz las iluminara. La profunda diferencia es que ahora estábamos tomando en serio a Dios y Él nos daba un ejército espiritual para superar la cultura de la muerte.

DIOS NO ESTABA ACABADO Así empezó todo, y Monseñor Daily fue el primer obispo que dirigió la gran Vigilia de oración. Luego el obispo Arias, de la Diócesis de Newark, Nueva Jersey, y luego el Obispo Garmendia en el Bronx. Entonces comenzó a extenderse por los Estados Unidos, donde hemos tenido un centenar de obispos y seis cardenales dirigiendo las vigilias de oración por la vida en EE.UU. Dios Todopoderoso no estaba acabado. De repente, recibí una llamada telefónica extraña de este hombre que había conocido en los Estados Unidos, a quien yo pensé que no volvería a ver o escuchar de nuevo. Me dijo por teléfono, en alemán de acento austriaco: "Tiene usted que venir a Austria". Y yo dije: "¿Quién es usted?” Y él dijo:" Yo soy Dietmar Fischer, de Viena, Austria. Usted debe venir de inmediato! Europa te necesita!". Insistió en que tenía que ir. Y así, la Vigilia de Oración con el enfoque de los Colaboradores en Europa occidental comenzó en Viena, Austria. La Vigilia de Oración se extendió no sólo a las otras ciudades importantes en Austria, sino a muchos países de Europa occidental y oriental y, finalmente, a los otros continentes.

CÓMO CONTRAATACAR ESE GRAN MAL. Sin duda creo que hoy, en el mundo, Nueva York es la capital del aborto. Dado que el aborto fue legalizado en el Estado de Nueva York, 3,6 millones de niños han sido abortados en esta ciudad, y Dios sabe cuántos más, si los Colaboradores no hubieran estado en las calles frente a los abortorios. La cuestión es cómo contrarrestar este gran mal. Nuestro planteamiento era sencillo. Después de cada gran vigilia de oración mensual, continuábamos con una presencia de oración y charlas, ya sea semanal o diariamente, en el mismo sitio. El obispo entonces iba el mes siguiente a otra clínica abortista. Queríamos poner en marcha el mismo esquema de seguimiento en otros abortorios. Y empezamos a rotar por toda la diócesis, es decir, donde hay una clínica abortista allí va el pueblo de Dios. Y una vez que llegamos, nos encontramos a favor de la vida. La presencia orante del pueblo de Dios seguirá allí hasta que cierre. Así que los obispos dirigen vigilias de oración en diferentes clínicas cada mes, pero la presencia se mantiene al mismo tiempo en todos los demás sitios. De repente toda la gente de la ciudad está rezando frente a esos lugares donde los niños mueren y sus madres son explotadas. Las personas que rezan allí utilizan un libro especial de oraciones de los colaboradores. La gran Vigilia de Oración y la continuidad de la presencia de oración son un testimonio público para la comunidad cívica de que la vida es sagrada y que algo terrible está ocurriendo aquí, y que el pueblo de Dios debería estar allí, porque la matanza continúa día tras día, año tras año. Cuando hay una presencia orante, es muy diferente de una manifestación o de
"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.Philip J. Reilly

-9-

ver al otro como un enemigo, haciendo, en su lugar, presente a Dios y llevando una luz allá donde sólo hay oscuridad.

EL NOMBRE Y LA MISION SON LOS MISMOS La palabra infante viene de la palabra latina for, fari, fatus, que significa hablar. El participio presente de for es fans fantis significando que habla. Cuando se pone un prefijo delante de la raíz de la palabra el prefijo generalmente se intensifica, o cambia el significado, o niega ese significado. En este caso, el prefijo "in” niega la palabra raíz. Así ¿que significa infans?: una persona que no puede hablar. Por eso llamamos el niño en el vientre un infante. De la misma forma, una persona que recibe órdenes es un infante (de infantería), ya que esa persona no habla sino que recibe órdenes. Así que el feto no puede hablar y necesita que alguien hable por él o ella. Recuerdo que en un principio íbamos a tomar el nombre de Colaboradores de la Santa Inocencia, pero nos dimos cuenta de que muchos no entienden las palabras "Santa Inocencia”. Así que decidimos llamamos los Colaboradores de los Preciosos Infantes”. Más adelante, rezando ante el Santísimo Sacramento y le decía a Dios: “¿Está bien ese nombre, Colaboradores de los Infantes Preciosos”. Y Dios dijo: "¡NO! Cambia el orden y pon la palabra Dios, así: Colaboradores de los Preciosos Infantes de Dios, porque esos bebés pertenecen a Dios”. Ese es el nombre del grupo y eso es lo que hacemos.

TRAER EL CENTRO DE VIDA PARA ELLOS Así nuestra presencia frente a estas clínicas hace saber que estos niños, estas víctimas son muy valiosos porque pertenecen a Dios y estamos allí como sus voces, reconociendo su existencia, orando por ellos y amándoles. Así como Cristo no murió sólo, sino rodeado de las oraciones y el amor de su Madre, su apóstol y las otras mujeres, así estamos a la puerta de cada clínica abortista, reconociendo la existencia de esos niños no nacidos, rezando por ellos y amándolos antes de que ellos también lleguen a ser injustamente asesinados. Así que en cada clínica hacemos oraci.on, y tenemos lo que llamamos "una exposición para la vida". La gente dice que si simplemente pudiéramos llevar a las madres a un Centro de Vida, entonces podríamos mostrarles esto y mostrar lo otro ... Bueno, yo digo: traigamos el Centro de Vida a las aceras junto a la clínica abortista para que las madres puedan ver esto y lo otro. De hecho hemos creado un pequeño Centro de Vida fuera de esas fábricas abortistas. La exposición muestra como es un bebé, su desarrollo. Hay también bellas imágenes de los niños en contraste con las imágenes de la exposición en que se describen los diferentes procedimientos abortivos, y cómo se ven los niños abortados. Por tanto, cada abortorio tiene una exposición para la vida, gente rezando, y otros que ofrecen asesoramiento y ayuda a las madres.

USTED PODRÍA ESTAR PENSANDO QUIÉN LE VA A ESCUCHAR

"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.Philip J. Reilly

- 10 -

Como ya saben, yo voy a rezar y asesorar cinco días a la semana frente a las clínicas abortistas en la Ciudad de Nueva York y por todos los Estados Unidos. En el abortorio al que suelo acudir, tenemos una presencia orante y asesores en la acera de 6:30 am hasta las 2:00 pm, cinco días a la semana. Hay un hombre, Mike Marino, que está ahí todos los días durante todo el tiempo, tiene 80 años de edad. Es maravilloso. Es como un abuelo italiano para las madres. Él aboga por los niños, es la voz de los niños por nacer. Y usted puede estar pensando quién le escuchará. Pues casi todo el mundo lo escucha. De hecho a veces incluso creen que él es el sacerdote. A veces, cuando quieren bendecir el rosario se lo llevan a él. Especialmente en el invierno, hace tanto frío y vamos todos tan abrigados, que nadie puede decir quien es el sacerdote. Así que esto es lo que tenemos que tener fuera de estos lugares: asesoría, una presencia de oración, la oración y el ayuno, las grandes vigilias de oración, siempre debemos tomarnos en serio a Dios.

LA ESPIRITUALIDAD DE LOS COLABORADORES La espiritualidad de los Colaboradores se basa en la verdad de que el Cuerpo Místico es el encargado de continuar la obra de Jesús. Cuando Jesús vino quiso hacer la voluntad de su padre. La voluntad de Su Padre fue ir al Gólgota, subir al Calvario, a dar su vida por un mundo que Le necesita, que está roto. Recuerda cuando fue a hacerlo y Pedro trató de detenerlo. Pedro dijo que era peligroso, que era una locura, le iban a matar. Y Cristo le dijo tú no lo entiendes. Voy a la cruz del Calvario a morir por la misma gente que me va a matar. Yo soy Sacerdote y este es el nuevo Sacrificio que se ofrece por un mundo alejado de Dios. Se llama amar a tus enemigos. Dios Todopoderoso nos da el ejemplo y nos dice, ve a hacer tú lo mismo.

DIOS NOS PIDE PERMISO DOS VECES Jesús dice que no puedes cambiar este mundo, no puedes cambiar los corazones con la violencia y el odio. Tienes que hacer algo que sea diferente. Tienes que amar a tus enemigos. Debes continuar el sacrificio del Calvario. Sí, pero nosotros sólos somos demasiado débiles para hacer eso. y es por eso que Dios pide permiso dos veces. Cuando Dios Todopoderoso vino al mundo pidió a la Virgen permiso en dos ocasiones. En primer lugar Dios dijo: "¿Puedo vivir dentro de ti?" Entonces María dijo: "Sí", y el Verbo ¡se hizo Carne! Y entonces Dios le dijo a María: "Quiero otro permiso: ¿Me llevarás al mundo?" Y ella dijo: "Sí". Al pie de la cruz, nos dio a su Hijo, como su Hijo dio la vida para nuestra salvación. Dios Todopoderoso nos pide ahora permisos para dos cosas. Usted entiende que Cristo Resucitado ya no actúa en la tierra. El misterio del cristianismo es que Cristo ha entrado en una unión mística con el Pueblo de Dios, que llamamos la Iglesia, Cuerpo místico de Cristo. Así, el resucitado, Cristo vivo nos pide permiso para entrar en una unión de vida y de amor con usted y conmigo. Y es así que a través de su Cuerpo, la Iglesia, Cristo resucitado sigue haciendo el trabajo de su Padre. En otras palabras, Cristo depende de nosotros a pesar
"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.Philip J. Reilly

- 11 -

de que nosotros dependamos totalmente de Él para hacer lo que nos pide que hagamos.

TODOS NECESITAMOS SER AMADOS. Así que Él nos pide permiso para dos cosas. La primera: "¿Puedo vivir dentro de ti?". Se llama la Sagrada Comunión. "¿Por qué quieres, Jesús, venir a mí?" Jesús dice: "Quiero permanecer en ti y que tu lo hagas en mií. Quiero darte mi vida y mi amor". Nuestro Santo Padre, Benedicto XVI en “Deus charitas est”, su primera Encíclica, habló de dos tipos de amor, eros y ágape. Y él dijo: eros es el amor a uno mismo. El Papa dijo algo muy interesante. Dijo que todos necesitamos amor propio, es decir, necesitamos ser amados. Esto es muy importante porque nuestros corazones están hechos para el amor. Es sumamente importante que usted sepa que Dios le ama. Y el Santo Padre dijo que Ágape es el amor del otro, el amor de Dios. El Papa subrayó que en Jesús los dos mandamientos de amar a Dios y amar al prójimo se convierten en uno sólo, porque la Iglesia es la unión mística entre nosotros y Jesús. Nuestro Señor dijo que hagas lo que hagas a los demás, lo estás haciendo al propio Jesús. Y así, en la nueva economía de la salvación, es imposible decir que se ama a Dios si no se ama al prójimo.

¿ME LLEVAREIS A LOS MÁS NECESITADOS? Dios Todopoderoso nos dice que estamos llamados a amar a Cristo y servir a Cristo en los demás, en quienes más lo necesitan. ¿Quién está más necesitado de nuestra ayuda que un niño no nacido e indefenso al que la vida se le quita injustamente?. Y lo que traemos a los demás es a Cristo. Llevamos Cristo al mismo Cristo. Salimos con todas nuestras debilidades, pero con el poder de Cristo, de Dios dentro de nosotros. ¿Puedo vivir dentro de ti?, es la primera solicitud que Dios nos hace. Y la segunda petición es similar a la de María. Dios Todopoderoso dice, a través de ti, contigo y en ti, quisiera salir al mundo. Y, específicamente, Señor ¿dónde ¿quieres ir? Y Jesús dice: quiero ir, una vez más, hasta el Gólgota, hasta el Calvario. Quiero ir donde está la medianoche. Quiero ir a las personas que se encuentran atrapadas, atrapadas en la oscuridad del pecado, en la cultura de la muerte. Yo les amo. Amo al abortista. Amo a la la gente que está practicando abortos. Amo no sólo a los niños no nacidos, sino que les amo a todos. Quiero que ellos vean y comprendan ese amor. ¿Quieres llevarme a los más necesitados?

NO EXISTEN DOS LADOS A los medios de comunicación les gusta hablar de pro-vida contra pro-elección, en contra del aborto versus a favor del aborto. A los medios de comunicación les gusta proyectar una imagen de confrontación, de controversia, a saber, que hay dos bandos luchando entre sí. Destierra esta imagen o forma de pensar de tu mente. El enfoque de los Colaboradores es profundamente diferente. No hay dos bandos porque Dios no es enemigo de nadie. Nosotros, criaturas, podemos
"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.Philip J. Reilly

- 12 -

volverle la espalda y convertirnos en enemigos de Dios, pero Dios nunca se aleja de lo que Él ha creado y redimido por su Sangre Preciosa. Estamos llamados a hacer presente a la gente de nuestro tiempo este eterno amor incondicional de Dios. Más que salvar la vida de los bebés por nacer, el ser pro-vida significa, pues, desear la vida eterna para todos aquellos atrapados en las tinieblas del pecado y la muerte. Ser Pro-vida es ser una víctima con Cristo. Ser pro-vida es hacer presente a Cristo, llevar su Espíritu y Vida, y su Luz a la oscuridad. La Persona de Jesucristo se hace presente a través de nosotros, a través del Santo Pueblo de Dios.

NADA MENOS QUE CRISTO LO HARÁ. Por tanto, nuestra responsabilidad, nuestra obligación es entender que Dios desea salvar a todos aquellos que están atrapados en la cultura de la muerte y las tinieblas. Él les ama y quiere su salvación eterna, y nosotros también debemos hacerlo. No debemos ir a esos lugares de muerte con actitud de autojustificación. Nosotros no vamos allí como se va a un piquete o una manifestación. Nosotros no vamos allí como si fueran el enemigo y nosotros los justos. Vamos allí con Jesús, como María y Juan estaban presentes al pie de la cruz de Jesús. Vamos allí con un amor que es más fuerte que el odio. No vamos allí para maldecir la oscuridad. Entendemos que la única forma de eliminar y disipar la oscuridad de la cultura de la muerte es llevar la luz de la cultura de la vida, que es Cristo. Donde hay un error llevamos a Quien es la Verdad. Donde hay desesperación llevamos la esperanza que viene de la confianza en la Misericordia de Cristo. Esto es lo que empuja a la gente de la cultura de la muerte a la cultura de la vida. Nadie menos que Cristo lo hará. Y nada más que Cristo es necesario.

HUBO UNA TRÁGICA Y ESCANDALOSA EXCEPCIÓN En mis viajes por el mundo, ya que vengo de Nueva York, la gente me pregunta a menudo dónde estaba yo cuando el Wold Trade Center se vino abajo,. Bueno, para ser sinceros, el 10 de septiembre, la víspera, a las 11 pm, yo estaba en el World Trade Center. Yo estaba allí porque la Dra. Katrina Malady, una pro-vida Colaboradora de Rumania, quería ver el gran logro del hombre por última vez, antes de regresar desde el Monasterio de la Preciosísima Sangre de vuelta a Rumanía en la noche del 11 de Septiembre. En la mañana del 11 de Septiembre nos encontrábamos asesorando en la acera junto al abortista Centro de Cirujía Ambulatoria de Brooklyn, ubicado a pocas manzanas del puerto de Nueva York, al mismo tiempo que los terroristas estrellaron los aviones secuestrados contra los dos edificios, derrumbando ambos en poco más de una hora. A medida que la realidad se impuso, hasta donde yo sé, todo Nueva York se detuvo por la mañana, excepto lo que se considera una emergencia. Hubo sin embargo una trágica y escándalosa excepción. Las clínicas abortistas en la Ciudad de Nueva York continuaron matando bebés por nacer esa mañana.

"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.Philip J. Reilly

- 13 -

LA MEDIANOCHE SE HIZO AL MEDIODIA Esa mañana el viento soplaba desde el sur de Manhattan a través de puerto de Nueva York en Brooklyn, es decir, en la dirección donde estábamos haciendo asesoría. Como consecuencia del derrumbamiento, los escombros y el polvo de las torres destruidas cayeron sobre nuestras cabezas, hasta el punto que se hizo la medianoche al mediodía. Mientras afuera las cosas seguían cayendo del cielo sobre nuestras cabezas, dentro del abortorio, en la 43ª y en la 3ª, siguieron matando bebés durante toda la mañana. Yo no podía irme, pero el Párroco de la Parroquia donde se ubicaba el abortorio, el Padre John Delendick tuvo que salir esa mañana porque él fue uno de los dos capellanes católicos del Departamento de Bomberos de la ciudad de Nueva York. Durante las siguientes cuarenta y ocho horas no vi al Padre Delendick. Como usted probablemente sepa, el Padre Judge, el otro capellán católico, murió esa mañana en el lugar del desastre. Lo que probablemente no saben es que el Padre Delendick también a punto de morir por la mañana en el sitio.

ELLOS SABÍAN LO QUE ESTABAN HACIENDO El Padre Delendick me contó más tarde que fue testigo en la Zona Cero del increíble valor de los bomberos de la ciudad de Nueva York. Dijo que los bomberos estaban mirando los edificios en llamas y un gran número de ellos eran católicos. Dijeron al padre que aquello era peor que Normandía. Pensaban que no regresarían, y puesto que se daban las condiciones, le pidieron como sacerdote que les diera la absolución general. El padre les dijo: tienen ustedes razón. Así lo haré. Y los hombres se quitaron el casco, inclinaron la cabeza o se arrodillaron y pidieron misericordia a Dios. Una vez absueltos se pusieron en pié, se ajustaron sus cascos y equipos y salieron corriendo hacia el edificio en llamas. Cuando llegaron allí los ascensores no funcionaban y los bomberos tuvieron que comenzar a subir las escaleras con todo su equipo, primer piso, segundo piso, tercer piso, abriéndose paso hacia el decimoctavo piso. A medida que la gente bajaba ellos subían e iban sacando a la gente. Y así, ese día salvaron de 25.000 a 30.000 vidas. Siguieron subiendo rápido las escaleras y las personas que estaban rescatando corrían escaleras abajo, y decían que nunca olvidarían los rostros de aquellos hombres valientes. Los bomberos estaban bien para cuando llegaron a la planta 18, entonces el edificio en llamas colapsó y en tres minutos 350 bomberos perdieron la vida. En realidad fueron mártires porque sabían lo que hacían cuando dieron sus vidas para salvar a otros. Y lo hicieron en rescate de 25-30 mil personas. Gente corriente cumpliendo con su deber con resultados extraordinarios. Los bomberos tocaron repentinamente a América. En América los héroes no eran ya la gente de Hollywood, ni siquiera del fútbol, el baloncesto o el béisbol, sino los bomberos, ellos fueron los nuevos héroes americanos. Las cosas volvieron a ser como debían. Los héroes son todos aquellos desconocidos, la gente común en todos los ámbitos de la vida, fiel a sus obligaciones ordinarias hasta el final de su vida y permitiendo que Dios obre a través de ellos con resultados extraordinarios. SUPERADOS POR UN GRAN SENTIMIENTO DE IMPOTENCIA
"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.Philip J. Reilly

- 14 -

No pude visitar el lugar durante ese día porque la muerte en la clínica continuaba. Finalmente conseguí ir a la "Zona Cero". Llegué a medianoche. Atraves siete puntos de control por el camino hacia el punto donde el rescate tenía lugar. Llevábamos máscaras faciales para evitar los gases peligrosos y hediondos, y permanecimos allí observando a los rescatadores que arriesgaban sus vidas en busca de algún superviviente entre las ruinas todavía en llamas de los edificios. A uno le superaba un gran sentimiento de impotencia. Conmigo estuvo permanentemente la Dra. Katrina Malady de Rumania, que nueve horas antes del ataque terrorista salió de las Torres Gemelas para admirar el gran logro del hombre. Ahora lo veía todo nivelado ante nuestros ojos. Mientras estábamos allí propuse que comenzáramos el Rosario y mientras rezaba cerré los ojos. Al cerrar los ojos vi una vez más a las personas en los edificios preparándose a las 9 am para un día de trabajo, yendo al dispensador de agua o a por una taza de café mañanera, sintiendose tan seguros, tan seguros. en su entorno de trabajo. Y de pronto desde el exterior, un avión con más de 50.000 galones de gasolina, rompiendo las paredes y explotando como una bomba en su entorno seguro, con los trabajadores que no tienen lugar donde esconderse.

AMEDRENTADOS Y SIN LUGAR DONDE ESCONDERSE Y entonces algo que sucedió en la "Zona Cero". Con los ojos todavía cerrados, vi algo diferente. Lo que vi fue esto. No vi un edificio. Vi un útero y en el seno materno, te vi un niño por nacer, tan seguro, tan seguro, de modo sostenido y en paz. Y de pronto te vi en una matriz de objetos que entran invadiendo la privacidad de la matriz, el instrumento de los terroristas, del abortista, y el niño está asustado, sin lugar a donde ir, ni dónde esconderse, está siendo destruido. Y Fue entonces cuando me di cuenta de que la 'Zona Cero' está 'En Curso "." Zona Cero En Curso', el Gólgota de los tiempos modernos está en cualquier lugar donde la vida de los hombres se quita injustamente, donde las vidas inocentes son eliminadas y que necesitan equipos de rescate que vengan a ayudarlos. Necesitan gente corriente haciendo cosas comunes y corrientes con resultados extraordinarios. La “Zona Cero En Curso” no está lejos de donde la mayoría de nosotros vivimos. Allí es donde está el Gólgota. Es el lugar donde Cristo irá hoy. Es el lugar donde Juan y María están al pie de la cruz con el Cristo sufriente, y es donde nosotros debemos estar.

NECESITAMOS ESOS TESTIGOS HOY. Hoy os digo: "No tengáis miedo de ser los equipos de rescate para la vida en la "Zona Cero En Curso". Y cuando estéis allí, esforzaos siempre en lo que hagáis, que lo hagáis por y en Cristo, y con Cristo. Y veréis que la oscuridad que impide que la gente vea será eliminada cuando llevéis la luz de Cristo. Encontrareis que la gente atrapada en el error, cuando se muestre a Aquel que es la Verdad, comenzará a creer. Y al hacer presente el amor paciente y misericordioso de Cristo, la gente atrapada en la cultura de la muerte comenzará a atreverse de nuevo a vivir la esperanza en el perdón de Dios y el
"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.Philip J. Reilly

- 15 -

amor. Cuando maldijeron y se mofaban de Cristo, lo único que Él dijo fue “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. Necesitamos esos testigos hoy en día. Las personas que, incluso si se mofan de ellos y los maldicen, no respondan de la misma forma, sino imitando a Cristo, al responder en el amor. Así la conversión del buen ladrón y el centurión continuará hoy.

HAN ESTADO ESPERANDO DEMASIADO TIEMPO Tenemos que hacer presente a Cristo hoy en el Gólgota de los tiempos modernos. Para ello debemos eliminar de nuestra presencia todo aquello que les impide ver el rostro de Cristo y tocar su amor divino. Entonces, ganaremos con el auge de la cultura de la vida en todo el mundo. Estamos llamados a ser los equipos de rescate de Cristo para los niños no nacidos y sus madres. Estamos llamados al Gólgota, el Calvario. No tengáis miedo de ir hasta el Gólgota. Si no sois vosotros, entonces ¿quién? Si no es ahora, ¿cuando? Id con María y Juan, y sed la presencia de Cristo para la gente que vive en oscuridad y desesperación. Ellos llevan esperando demasiado tiempo. No debemos hacerlos esperar más.

Dios os bendiga.

"El Gólgota Hoy en día; al pie de la Cruz " Mons.Philip J. Reilly

- 16 -