You are on page 1of 4

POSESIONES VICIOSAS

Las posesiones viciosas son, según el Art. 709 del C.C. la posesión violenta y la
posesión clandestina.

Posesión violenta es aquella que se opone a la posesión pacífica.

En cambio, posesión clandestina es aquella que se opone a la posesión pública.

POSESIÓN VIOLENTA

La posesión violenta está regulada en los Arts. 710 y 711 del C.C.

I. CONCEPTO

Posesión violenta es, según el Art. 710, la que se adquiere por fuerza, fuerza que
puede ser actual o inminente, o sea, puede ejercerse por vías de hecho (fuerza física) o
por amenazas (fuerza moral).

Para calificar la posesión como violenta el legislador atiende a la fuerza inicial, toda vez
que en el Art. 710 la define como aquella “que se adquiere por fuerza”.

No obstante ello, el Art. 711 prescribe que “el que en ausencia del dueño se apodera de
la cosa, y volviendo el dueño la repele, es también poseedor violento”, aún cuando no
existe violencia inicial.

II.VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA

De acuerdo al art. 712 inc.1 existe el vicio de violencia, sea que se haya empleado
contra el verdadero dueño de la cosa, o contra el que la poseía sin serlo o contra el que
la tenía en lugar y a nombre de otro. Por consiguiente, hay violencia no sólo cuando se
ejerce contra el dueño sino que también cuando se ejerce contra el poseedor y mero
tenedor.

Si la cosa cuya posesión se ha adquirido mediante el empleo de la violencia es un bien


raíz, la víctima podrá recuperarlo entablando la querella de restablecimiento o despojo
violento, acción posesoria regulada en el Art. 928 del C.C.

Cabe destacar que, según el Art. 916 del C.C. las acciones posesorias sólo se pueden
intentar para conservar o recuperar la posesión de un bien raíz. Se les denomina
acciones posesorias, interdictos posesorios o querellas posesorias.
En cambio, si la cosa objeto del despojo es mueble podrá intentarse la acción penal
por el delito de robo (Arts. 433 y 439 del Código Penal).

III.AGENTES DE LA VIOLENCIA

Según el Art. 712 inc. 2 es irrelevante quién ejerza la violencia, una persona o sus
agentes, y que se ejecute con su consentimiento o que después de ejecutada se ratifique
expresa o tácitamente. Por consiguiente, todos ellos son agentes de la violencia de
acuerdo al Art. 712 inc. 2.

IV. CARACTERISTICAS DE LA POSESIÓN VIOLENTA

La posesión violenta presenta las siguientes características:

1º La posesión violenta es temporal, porque una vez que cesa la violencia comienza la
posesión útil. Así lo sostiene Barros Errázuriz y Claro Solar. Pescio, en cambio, opina
lo contrario, indicando que la violencia no es un vicio transitorio de la posesión, de
modo que quien ha adquirido por fuerza no puede ratificar la posesión.

2º La violencia es un vicio relativo, dado que sólo puede hacer valer el vicio la persona
perjudicada con la violencia .En efecto, el poseedor violento sólo tiene una posesión
viciosa respecto del poseedor anterior a quien despojó por lo que un tercero extraño no
podría invocar el vicio a su favor.

POSESIÓN CLANDESTINA

La posesión clandestina está regulada en el Art. 713 del C.C.

I. CONCEPTO

Posesión clandestina es aquella que se ejerce ocultándola a quienes tienen derecho


para oponerse a ella.

No es necesario que se oculte a todos, basta con que se oculte a la persona que tiene
derecho a oponerse a ella.

A diferencia de la posesión violenta que, por regla general, exige violencia inicial, la
posesión clandestina requiere de clandestinidad en todo momento.
-
La clandestinidad es un vicio de carácter temporal, porque este vicio cesa desde que el
poseedor deja de ocultarla a las personas que tienen derecho a oponerse a ella.
CARACTERISTICAS DE AMBAS POSESIONES

1º Algunos autores sostienen que se trata de posesiones inútiles, es decir, que no


permiten adquirir el dominio por prescripción adquisitiva extraordinaria, pues así se
desprendería del Art,. 2510 nº3 circunstancias nº 2.

2º Los poseedores viciosos no pueden entablar las acciones posesorias, de


conformidad al Art. 918 que prescribe que no podrán instaurar una acción posesoria
sino el que ha estado en posesión tranquila e ininterrumpida por un año completo.

3º Ambas posesiones son relativas, en el sentido que sólo pueden hacer valer estos
vicios quienes sufren las consecuencias de la violencia o clandestinidad.

UTILIDAD DE LAS POSESIONES VICIOSAS

Si bien la mayoría de los autores estima que las posesiones viciosas son inútiles para
prescribir, toda vez que estas posesiones se oponen a la posesión pacífica y tranquila, se
ha sostenido por otros que los vicios de la posesión pueden acompañar tanto a la
posesión regular como a la posesión irregular, es decir, a las posesiones útiles.

En efecto, una posesión regular puede ser viciosa al mismo tiempo, sin dejar de ser
regular. Ej: El poseedor que ejerce clandestinamente la posesión después de adquirida
la cosa con justo título, buena fe y tradición. La clandestinidad posterior constituiría
mala fe sobreviviente que no afectaría la regularidad de la posesión. Del mismo modo la
clandestinidad puede acompañar a la posesión irregular. Ej: El que a sabiendas compra
una cosa al ladrón y desde un comienzo ejerce la posesión ocultándola al verdadero
dueño de la cosa.

En cuanto a la posesión violenta si bien el poseedor violento nunca podrá ser poseedor
regular porque la violencia inicial se opone a la buena fe, nada obsta a que este vicio
acompañe a la posesión irregular, puesto que el Art. 2510 nº 3 circunstancia segunda
niega la prescripción adquisitiva extraordinaria al poseedor violento sólo cunado existe
un título de mera tenencia, porque en este caso reconoce dominio ajeno, pero no cuando
no hay título.

En consecuencia, el poseedor violento será siempre poseedor irregular y podrá


prescribir extraordinariamente siempre que no tenga título de mera tenencia.

Por su parte, el poseedor clandestino podrá ser poseedor regular si la clandestinidad es


sobreviviente; si es inicial sólo podrá ser poseedor irregular.

APUNTE Nº 6 OBJETOS DEL DERECHO (CLASE DE JUEVES 28 DE AGOSTO DE 2008)