Objetivo

 Determinar la densidad de cuerpos sólidos homogéneos y no
homogéneos utilizando el cálculo directo y la lectura gráfica.

RESUMEN

En esta práctica tiene como objetivo, calcular de manera experimental la
densidad de diferentes sólidos tanto regulares como irregulares y poder
comparar las diferentes técnicas para calcular densidad, se analizó el principio
de Arquímedes involucrando variables y constantes como la fuerza de empuje,
el volumen, la densidad de los objetos y el peso para el desarrollo de estos.

Discusión

En nuestra primera experiencia para la obtención de la densidad de diferentes
sólidos regulares, se puede calcular a través de la medición directa de las
dimensiones de los cuerpos aplicando las pertinentes fórmulas geométricas. La
masa se obtuvo mediante una balanza.

Nuestra segunda experiencia tuvo como objetivo principal calcular la fuerza de
empuje que ejercen los líquidos sobre los cuerpos sólidos sumergidos.

Los resultados obtenidos experimentalmente al realizar las mediciones del
objeto metálico sujeto al dinamómetro dentro y fuera del agua nos indica el
peso del líquido desplazado por el objeto. La fuerza de empuje del objeto
metálico la cual actúa sobre el objeto sumergido verticalmente hacia arriba y la
magnitud de esta fuerza es siempre igual al peso del fluido desplazado por el
objeto.

El principio de Arquímedes establece que si un cuerpo está parcial o totalmente
sumergido en un fluido, ésta ejerce una fuerza de empuje hacia arriba sobre el
objeto igual al peso del fluido desplazado por el objeto, esta fuerza se mide en
Newton (N)y se escribe como:
F=δvg Donde δ es la densidad del fluido, v el volumen del cuerpo

sumergido y g la aceleración de gravedad.

A partir de los datos obtenidos se pudo calcular matemáticamente la densidad
del cuerpo metálico, dándonos un valor de 2810,46 Kg/m 3 el cual se aleja
bastante ya que el valor teórico del acero obtenido de la bibliografía es de
7850 Kg/m3.

Los errores obtenidos durante la experiencia se presentaron probablemente a
errores de tipo sistemático los cuales están condicionados a los aparatos de
medición (dinamómetro, balanza analítica) quizá no se encontraban calibrados.
También cabe destacar la influencia de los factores ambientales teniendo en
cuenta la humedad del aire y la temperatura.

En nuestra tercera experiencia se realizaron las mediciones de diferentes
cuerpos geométricos y se elaboró una tabla de masa versus volumen la cual
tiene por objeto determinar el comportamiento lineal de la variación del
volumen de los cuerpos ante el aumento de la masa donde nuestra pendiente
corresponde a la densidad de los objetos representado en el siguiente gráfico:

Lado A Lado B Altura Volumen Masa
Cuerpo (mm) (mm) (mm) (mm3) (g)
Prisma
triangular 18 39,4 29 10823,4 6,5
Cilindro 29,6 28 18217,02 9,6
Cubo 30,4 30,12 29,8 24657,49 12,7
Prisma
rectangular 59,04 28,72 29,02 49207,15 24,2
Prisma
cuadrado 31,62 63,24 58,72 117419,38 57,1
Densidad de un sólido g/mm3
140000

120000
f(x) = 2097.6x - 2124.16
100000 R² = 1

80000

60000

40000

20000

0
0 10 20 30 40 50 60

Conclusión

Los valores obtenidos varían con los valores teóricos lo cual puede deberse a
algún desperfecto de la balanza dando mediciones erróneas pudiendo ser el
causante de las variantes.

El método geométrico, es ideal para medir el volumen de solidos grandes o
pequeños de formas geométricas regulares, en cambio, para la medición de
sólidos irregulares como nuestro objeto de metal lo más conveniente es utilizar
el método de medición indirecta a través del principio de Arquímedes para el
cálculo del volumen. Se puede comprobar a partir de los cálculos anteriores
que el objeto sumergido desplaza un volumen de agua igual al volumen del
objeto, este experimenta una fuerza de empuje hacia arriba puesto que los
fluidos ejercen resistencia al sólido sumergido en ellos para equilibrar el
sistema. Gracias a este principio es posible calcular el volumen de los cuerpos
irregulares sin necesidad de realizar mediciones directamente.