You are on page 1of 3

Año 2050

-¿Otra vez se acabó?- preguntó Omar angustiado. Me duele tanto ver que mi
hermano a tan solo tres años de edad este sufriendo tanto.

Hace no muchos años, pudimos disfrutar de los últimos momentos con agua,
mi hermano nació, en Setiembre del último año que se pudo gozar de ella, tan
solo disfruto 4 meses, a partir de ahí, comenzó a ser un infierno para todos
nosotros, para todo el mundo, en la actualidad solamente quien tiene a su
disposición una buena cantidad de dinero es capaz de gozar aunque sea de un
poco de agua. En mi familia estamos a las justas, lo que recaudamos en el
mes, es con lo que pagamos solamente siete litros, y sobrevivimos todo el mes
con ello y somos ocho miembros en mi familia, es casi imposible de creerlo,
como es que ocho personas pueden sobrevivir con siete litros de agua al mes,
pero créanme que la necesidad te obliga a hacer cosas que nunca pensaste.

-Sí Omar, pero mañana mamá ira a comprar agua para este mes- dije tratando
de calmarlo.

Uno en momentos así, se pone a pensar en tantas cosas, sobretodo con
palabras que te van a torturar hasta que uno muera: “Si hubiera”.

Si hubiera tenido más conciencia en tal vez no gastar el agua por gusto, o tal
vez ahorrarla y no malgastarla, no hacer tonterías con ella, tal vez no
estaríamos sufriendo lo que está pasando ahora.

Si hubiéramos cada uno de nosotros puesto de nuestra parte para cuidar al
planeta no estuviéramos pasando por esto.

Tantas cosas de las que me arrepiento, tantas cosas de las que sé que también
muchas personas lo están haciendo.

-Hijo, ven- escuche que mi mamá me llamo en voz baja. Me acerqué y por su
mirada me di cuenta que era una mala noticia.

A mi madre se le caían las lágrimas de desesperación de no saber qué hacer.-¿Qué pasa mamá?. más o menos comencé a enterarme de lo que estaba pasando. Agarre un saco y unas botellas por si me encontraba a alguien que esté dando agua por dinero.Ella miraba su mano. y salí. por el aspecto que tenían que incluso estaban tirados en las calles. está bien. no te preocupes. la necesitamos. era mucha agua. no nos podemos quedar sin agua. -¡Mamá. . y yo lo veía casi imposible. aunque sabía que era un poco difícil.Mi mamá no hablaba. y de un momento a otro tuve la suerte de encontrarme a un señor que sacaba galones de agua. Mientras caminaba.dije tratando de calmarla un poco. y al parecer le costaba mucho sacarlos y me ofrecí a ayudarlo. no quiero que toda la familia tenga esta angustia ¿sí?. algunos que estaban no sé si dormidos o muertos. por favor mantén la calma. creo que este mes. son tiempos totalmente críticos. el acepto mi ayuda. tiendas caídas y supuse que era por el saqueo que hubo por el agua y los alimentos. problemas con el dinero. -Ma. habían centros comerciales destruidos. y tú sabes que ahora en estos tiempos no dan crédito y mucho menos si se trata del agua. me daba mucha pena. no nos alcanza. -Hijo. -¿Qué hará con todo esto?. y en ella tenía un poco de dinero. no podremos comprar agua. y entonces seguí caminando. y yo me estaba angustiando. veía gente sufriendo. falta la mitad. vamos dime que pasa!. tenemos que hacer algo. y el señor no tenía aspecto de tener problemas económicos. pero más me asustaba la idea de que un miembro de mi familia. en este momento saldré a buscar algo que hacer donde necesiten que haga algo.pregunte curioso. y en los que solían ser los parques.

-Claro entiendo. agradeciendo haberme encontrado a ese señor. lo conseguí. comenzar a ser conscientes de todos nuestros actos para con nuestro planeta. lo saco de la carreta y lo puso en mis pies. yo me quede sin palabras. y una vez más pudimos comprobar que sin el agua no podemos vivir. y en mi hogar ya comenzaron a afectar de verdad. y necesitamos agua. ¿Usted cree que nos pueda vender por lo menos siete litros?.Agarro la cuerda de su carretilla y comenzó a jalar. -Mamá. no esperemos que nos comiencen a pasar este tipo de situaciones para comenzar a cambiar. Omar grito de alegría al ver lo que tenía en mis brazos. pero no recibía ninguna respuesta. .Lo mire. esto no te dure más de un mes. que al final de cuentas es hogar de todos nosotros. discúlpame.-Joven. el cambio necesita ser ahora. “Uno nunca sabe lo que tiene. uno comienza con pequeños cambios y por uno mismo. es lo que compre. es fundamental para todo. Me miro y miro también uno de los galones. somos parte de él y por lo tanto tenemos el deber de cuidarlo. –Hijo tal vez. -Señor de verdad esto es más que suficiente.me dijo con mucha seriedad. igual esta mi familia. pero es lo único que te puedo dar. que le devolvió las ganas de seguir luchando a mí y a mi familia. de verdad esperaba que se apiade de mí. con esto mi familia y yo hacemos maravillas. tu sabes son tiempo bastante difíciles.Extendí mi mano para darle lo poco de dinero que tenía pero él lo negó y se fue.ingrese a mi pequeño hogar gritando y vi que todos me esperaban en la sala. hasta que lo pierde” No esperemos a que se vuelva realidad. si. muchas gracias. Regrese a mi casa.

Related Interests