PAVEL FLORENSKIJ

LA SAL DE LA TIERRA
Relato de la vida del staretz hieromonje Isidor,
del skit de Getsemaní, compilado y expuesto
ordenadamente por su indigno hijo espiritual
Pavel Florenskij

EDICIONES SÍGUEME
SALAMANCA
2005

2005 C/ García Tejado.A.: (34) 923 218 203 ..Fax: (34) 923 270 563 e-mail: ediciones@sigueme.E-37007 Salamanca / España Tlf.A.es ISBN: 84-301-1523-4 Depósito legal: S. Salamanca 2005 . 23-27 .es www.Cubierta diseñada por Christian Hugo Martín © Tradujo José María Vegas del original ruso Sol’zemli.sigueme. Polígono El Montalvo. 1253-2005 Impreso en España / Unión Europea Imprime: Gráficas Varona S. to est’ska- zanie o zizni Starca Gethsimanskago Skita Ieromonacha avvy Isidora (1908-1909) © Francisco José López Sáez-Archivo de Pavel Florenskij / Mu- seo Pavel Florenskij © Ediciones Sígueme S.U.

Pero aún más admirable era su modo de situarse por encima de las cosas mundanas. la apacibilidad. Era libre. la frugalidad y la pobreza. de modo que todo lo que es pesado y mundano perdía al acercarse a él su agobiante gravedad. pues se ha marchitado. ADVERTENCIA al piadoso hermano lector Padre Isidor ha dejado entre nosotros un enorme va- cío. la mansedumbre y la humildad. Con su sola mirada reducía a nada todos los convencionalismos humanos. Se podía . Era una piedra de sólida fe. estaba entre la gente. podía desbaratar las convenciones huma- nas que regulan la vida en común. la rectitud y el espíritu de li- bertad. en definitiva. ¿dónde está ahora nuestro apoyo? En él todo era sorprendente: el amor. y de esta manera. Con una simple sonrisa. transformarlas en motivo de alegría. con una suprema libertad espi- ritual. Vivía en el mundo. Parecía que no caminase sobre la superficie terres- tre. la oración. de ahí su estar completamente lleno de ligereza interior. la modestia. ya que estaba por enci- ma del mundo. y la luz se ha extinguido. la espiritualidad y. sino más bien que anduviese pendido de unos hilos invisibles tendidos hacia otras regiones. pero no era de este mundo. No desdeñaba nada ni a nadie. Exhalaba fragancia como una flor. ha muerto y nos falta. la clari- dad. la imparcialidad. Nos iluminaba como un claro lucero. como si fuera un juego. im- punemente. y todo lo que es terreno se inclinaba y quedaba como petrificado ante su serena sonrisa. ¡qué tristeza!. pero no como un simple hombre. y no obstante estaba por encima de todo.

pues. 17 (las referencias bíblicas y las notas aclarativas corresponden. mas lo hacía con tal evidencia inmediata que sus actos se convertían siempre en actos ejemplares. el torpe intento em- prendido. benévolo lector. 1. No en vano. sino a la incapacidad del autor de este relato. Ahora. pues en ella no hubo ni acontecimientos dig- nos que resaltar ni palabras brillantes. Y sin embargo. es posible adentrarse con naturalidad cada vez más profundamente en la vida del padre Isidor. cualquier descripción parecerá siempre como algo tre- mendamente pobre y diferente de lo que en realidad el padre Isidor es. Poco a poco se va revelando de forma evidente el carácter ejemplar de es- ta vida. . Perdona. desde aque- lla normalidad cotidiana y simplicidad suyas se exten- dían largas raíces que se hundían en otros mundos y se dirigían hacia «la tierra nueva»1. si no se dice otra cosa. Is 65. Lo más simple y cotidiano no aparecía en sus gestos como algo meramente natural. lo que de su vida aparecía era muy simple. no. 1 Jn 1.28 La sal de la tierra permitir lo que va más allá de las convenciones sociales comúnmente aceptadas. Ap 21. en el plano exterior. 1. y si el padre Isidor no llega a parecerte más un ángel del cielo que un hombre de la tierra. y por ello más difícil resulta la tarea de escribirla. al dirigir el pensamiento y el corazón hacia aquello «que vieron nuestros ojos y tocaron nuestras ma- nos»2. y ello teniendo en cuenta que. a la presente edición). no le eches la culpa al venerable staretz. 1. Quizá en un momento determinado co- miences a sentir algo: te parecerá que estás captando una palabra verdadera sobre el padre Isidor. resulta complicado expresar con nuestro lengua- je algo sobre él. 2. Esa fina fragancia espiritual que seguía constantemente al padre Isidor como una sombra no se puede trasmitir con palabra alguna.

............... Donde se cuenta al lector de los regalos que el ba- tiushka padre Isidor hacía a cualquiera con el que tu- viera trato ........................... 63 ................ Donde se explica al lector con qué amor el padre Isi- dor se relacionaba con todo el mundo ....... Donde se cuenta lo dulce y sin malicia y amante de la paz que fue el padre Isidor.. En donde el devoto lector es informado sobre la celda del padre Isidor ..................... por Francisco José López Sáez ............................. Donde se narra al lector fiel en la fe de la benevolen- cia del abba Isidor..................................... siempre después de venerar los santos lugares del skit de Getsemaní .......... 27 1...... 39 4...................... En donde el lector de corazón limpio sacará que a la gran docilidad al Espíritu Santo se une una gran li- bertad . para con las plantas terrestres y para con todo aquello en lo que alienta la vida ............ ÍNDICE GENERAL Introducción........ 58 8................ 55 7............. y se narra también de có- mo perdonaba todas las ofensas que se le hacían .......... En donde se relata de cómo el staretz hubiera acogido al piadoso lector si hubiera permanecido junto a aquel durante algún tiempo................................................... 29 2......... para con las bestias irracionales... Pavel Florenskij............... 35 3.......... para con toda criatura divina.. 48 6................ 7 LA SAL DE LA TIERRA Advertencia al piadoso hermano lector ......... En donde se describe lo que el padre Isidor ofrece a sus huéspedes ............. similar a la que tiene su Dios.......................................................... Crea- dor y Autor del hombre.. guardián de la memoria espiritual..... 45 5.......

.. 89 14................... también de cómo es su tumba ................. Donde el lector conocerá de qué enseñaba el staretz Isidor en sus conversaciones ..................... por falta de tiem- po.. del resto de su vida y de aquellas influen- cias espirituales que tuvo ... 79 12........ la narración de cierto profesor que vi- sitó al padre Isidor y lo que de ello resultó ............. puede pasar por alto.. Escrito con el fin de que el humilde y sabio lector sepa que el staretz Isidor no era ajeno al don de cla- rividencia y milagros .........................................142 Índice general 9. Donde se informa al curioso lector sobre el venera- ble entierro del staretz Isidor y de cuál era su aspec- to después de haber beatamente descansado en paz de la vida en este mundo................................................ es decir........................................................... El más aleccionador.............. Donde quien escribe hace el intento de mostrar al lector el heroico ascetismo del staretz Isidor ................. Donde se traen a la memoria unas pocas noticias de la biografía del staretz Isidor........... 110 18................. 97 15............ Octavillas de oraciones que solía distribuir el padre Isidor . Donde se recoge la «Conversación acerca de la Pie- dra».......................... Capítulo conclusivo que el lector.. Sobre la pesada cruz del staretz Isidor y sobre lo po- co que le entendían los que lo rodeaban . pues enseña al lector la bené- fica oración a Jesús del staretz Isidor. 123 20... de su lugar de naci- miento.......... Donde se ha de mostrar al lector la libertad espiri- tual del bendito staretz Isidor............ 107 17.. que propor- ciona no poco consuelo espiritual a todo aquel que la lea con juicio ......... 101 16... 83 13.................... 131 ................................... 116 19............ pues en él no recibirá nue- vas noticias sobre el staretz Isidor ..... 74 11..... Donde se informa sobre la santa muerte del abba Isidor ....... y donde se narra tam- bién cómo rompía en ocasiones el ayuno ........ 127 Apéndice.............. Donde se da a conocer al lector lo que sucedía du- rante la confesión con el padre Isidor .................. 69 10.............