You are on page 1of 4

LAS CAUSAS METAFÍSICAS COMO FUENTES DEL DERECHO

1 LA EXPRESIÓN “FUENTE DEL DERECHO”.

Se la vincula con todo principio que da origen al derecho. El positivismo solo acepta
como fuente a la ley, dada esta confusión se la identifica con la fons iuris essendi (o
“fuente de ser jurídico”) es fuente de lo jurídico en su sentido más fuerte, el ontológico
o real. Definido el “ser jurídico” como aquello que está vinculado esencial o
accidentalmente con la relación jurídica, la fuente más genuina de su “ser” será la causa
metafísica que lo haga “ser” y que lo haga “ser de una manera determinada”.
Metafísicamente pueden existir tres tipos de cambios jurídicos: el que forma lo jurídico,
el que lo altera y el que lo extingue. Pero para que se produzca cualquier cambio resulta
necesario que actúe alguna causa metafísica. Pues bien, esas causas metafísicas que
producen el cambio jurídico son las fontes iuris essendi o “fuentes de ser jurídico”.

Siguiendo las huellas de la metafísica general, también en la ciencia del derecho
conviene ampliar la noción de fuente, sin quedarnos en la causa eficiente de derecho. Y
la ampliación debe venir en todo lo que puede ser origen o fundamento de lo jurídico,
lo mismo que metafísicamente identificamos con las causas formales, materiales,
eficientes y finales.

2 LA CAUSALIDAD CLÁSICA.

El principio de causalidad.
La causa es una especie de “principio”. Por principio se entiende «aquello de lo que
algo procede de cualquier modo que sea». Con lo cual, todo principio supone una
consecuencia o efecto. Los principios pueden ser reales o lógicos: principio real es aquel
“ser” del que procede otro “ser”, en tanto que principio lógico es aquel conocimiento
del que procede otro conocimiento. No hay principio sin consecuencia, ni causa sin
efecto.
La causa es un principio real. Lo que procede de la causa (el efecto) es siempre algo
real y está subordinado realmente a la causa. Sin causa el efecto no “es”, no existe, no
se da en la realidad; todo efecto requiere un fundamento causal. En consecuencia, la
causa es «el principio real del cual algo procede con dependencia en el ser»10.

El principio de causalidad es uno de los primeros principios, siendo siempre posterior al
primer principio de la metafísica, el de no contradicción (por este principio nada puede
ser y no ser al mismo tiempo, y bajo el mismo aspecto).

La causa material según Aristóteles aquello «de lo cual y en lo cual se hace algo»

La causa formal es el acto o perfección intrínseca por el que una cosa es lo que es. Se
trata de un acto estático, no dinámico, pero acto determinante y no puramente
actualizante. Así la esencia, en relación con el ser, es forma (es decir, acto determinante,
no actualizante; sólo el ser es acto puramente actualizante).

y la forma accidental lo es de la materia segunda. Metafísica jurídica Estas causas son identificadas con las tradicionales fuentes del derecho ( como la ley. la cultura jurídica. son dos coprincipios básicos de su modo de ser sin los cuales no puede existir. los bienes materiales. concepción. La principal sería la causa causarum. la causa final: ahí están los fines del derecho. los valores jurídicos y hacia ella conducen los principios generales del derecho. parte de la costumbre. En donde la ley constituye la causa formal . En todo caso. la forma siempre es causa de su materia propia. Un ser humano. Si hay orden en la naturaleza. la causa material puede ser muy variada (el pensamiento. el ser esperado. entre otros. es decir. porque le hace ser en acto según una modalidad determinada de ser: la forma substancial es causa de la materia prima. una mariposa. Y al explicar el cambio añade que “todo lo que se hace. el derecho evidente. etc. En la causa eficiente aparecen los operadores del derecho que con su inteligencia y voluntad crean lo jurídico Riofrío desarrolla el concepto de concepciones jurídicas como una de las fuentes primigenias del derecho.Según la doctrina clásica. ni la principal. porque el fin es causa del orden. en cuanto la forma justa se reproduzca en esas cosas. adolescencia. .) hasta alcanzar su completo desarrollo. “una pasión inútil” que vive afanándose desquiciadamente por múltiples cosas sin razón alguna. si los fenómenos no son desordenados. pero la sustenta: ella es por y para la forma. Más recientemente esta causa ha sido definida como el principio del que fluye primariamente cualquier acción que hace que algo sea.). etc. pero también sucede en la realidad donde se constata un cierto orden. mientras lo propio de la forma accidental es “ser en otro”. Aristóteles define la causa eficiente como “aquello de lo que primeramente proviene el cambio”. la costumbre. la forma puede darse tanto en la sustancia como en los accidentes del ente. la jurisprudencia y la doctrina). Son concepciones jurídicas la doctrina. Sin fin último el hombre no es más que. La materia no da la forma. la interpretación de la ley. Por eso. gr. pero no la única. pero no viceversa. la perfección a alcanzarse. nacimiento. un perro y cualquier otro animal pasan por distintos estados (v. ni medio alguno tiene sentido. se hace algo (término del cambio). materia y forma son causas mutuas del ente corpóreo. en palabras de Sartre. de algo (principio pasivo del cambio) y en virtud de algo (principio activo del cambio)” . el punto de llegada. ningún fin intermedio. A la forma substancial le corresponde “ser en sí”. infancia. entonces debe haber un fin detrás. que se mueven por un fin intencional concreto. Este último principio activo es justamente la causa eficiente. Todas las cosas son y se mueven tras de un fin. Sin fin último. Por último. si los procesos naturales regulares no son pura imaginación nuestra. las personas. o que sea de algún modo La causalidad final es aquella que marca la meta. Esto es bastante evidente en las acciones libres.

en otras palabras. Pero sus bases neokantianas. Ello lo llevó a rescatar para la filosofía del derecho el poderoso concepto de potencia. al derecho subjetivo y al concepto lato de ordenamiento jurídico que más adelante se perfilará. cosas y entorno tienen un ser y una potencia. Riofrío introduce en el derecho el concepto de "ser jurídico" y de "potencia jurídica". Riofrío recoge el concepto de “antijuricidad” delineado por Rudolf von Jhering. Modulando la teoría de la composición hilemórfica de Aristóteles. en cuanto tienen varias posibilidades limitadas por la naturaleza. Riofrío entiende lo antijurídico de manera más amplia. b) una causa metafísica que le mueva a ese algo a obtener ese ser jurídico. analizando el ser y el tiempo jurídico. que dañan los bienes jurídicos y atentan contra los intereses protegidos en el ordenamiento. pero mientras no crezca. Más allá del espacio jurídico está el espacio antijurídico. pero puede ser. La sumatoria de ser y potencia jurídica da como resultado el espacio jurídico. quien lo identifica con las actuaciones humanas que perturban la paz social. al derecho-ley. desconocedoras del concepto de potencia. y. Tras la crítica. como aquello contrario al derecho-relación (derecho-cosa justa). comprende todo lo que de hecho posee la medida de lo justo: la ley vigente. sólo unas pocas llega la voluntad a querer como ley. es el conjunto de posibilidades justas o jurídicas que se abren a una realidad determinada. porque era un buen positivista. las cosas y el entorno. decide terminar la labor entonces empezada. Por esto el espacio jurídico de la . donde resultan necesarios los siguientes elementos: a) algo esté en potencia de ser jurídico. Y de todas las posibilidades jurídicas que la inteligencia comprende. junto al cambio jurídico. c) un término o fin de ese algo. primero considera que el ordenamiento jurídico es un orden de cosas reales: se ordenan las personas. Derecho constitucional Pirámide invertida de Riofrío Riofrío observa que los aciertos de Kelsen vinieron por la vía de la causa formal. elige sólo entre las opciones que el intelecto conoce.. le impidieron terminar de diseñar la pirámide jurídica. los derechos adquiridos.En trabajos ulteriores profundizó en la metafísica de lo jurídico.) La potencia jurídica es lo que no es. pero no todas: por eso la potencialidad de las cosas en el entendimiento es menor.. personas. no podrá hacerlo. negocio o acto jurídico. La voluntad no puede escoger lo desconocido. Lo contrario al espacio jurídico es el espacio antijurídico. El ser jurídico es lo que "es" hoy y ahora en el derecho. del tiempo y del conocimiento. Personas. contratos. Con estos conceptos Riofrío explica el cambio y el tiempo jurídico . con el que los griegos resolvieron la cuestión del movimiento. Con estas bases pulirá la teoría de la pirámide de Kelsen. la relación jurídica trabadas y sus elementos (bienes. Para el efecto. Un niño está en potencia de contraer matrimonio. El conocimiento conoce varias de esas posibilidades.

Bibliografía: "Las causas metafísicas como fuentes del derecho". Riofrío suscribe un trialismo que une las conductas. entonces. Estos serían. Revista de Filosofia do Direito do Estado e da Sociedade FIDES . pp. Al final. los cuatro pisos del ordenamiento jurídico: Las posibilidades justas de la realidad El conocimiento jurídico de esa realidad Lo que la voluntad jurídica escoge El ser eficazmente jurídico. 5 (2014) 2. las normas y los valores con el concepto de "espacio jurídico" y con las causas metafísicas del derecho. cada piso es más chico. pp. en Revista Telemática de Filosofía del Derecho. En este sentido.voluntad es menor. es fundador del trialismo metafísico. la realidad jurídica concretada será la menor de las posibilidades. 259-308 "Ser y tiempo jurídicos". 15 (2012). 118-138 . La pirámide invertida de Riofrío es eso: la reducción escalonada del espacio jurídico. el derecho realizado Como cada nivel tiene una potencialidad menor. que son las que dan unidad al ordenamiento jurídico.