You are on page 1of 22

ARTÍCULO 9

PP: 9-30

Alfabetización inicial y alfabetización académica.
Investigación y Evaluación de los procesos implicados
en el aprendizaje del lenguaje escrito

Early literacy and academic literacy.
Research and assessment of the processes involved
in written language learning.
Telma Piacente1

RESUMEN

Actualmente se considera que la alfabetización constituye un proceso que no
tiene inicio ni fin, sino que se despliega a lo largo del ciclo vital. La proliferación
de las investigaciones a ese respecto ha tenido en cuenta la importancia del apren-
dizaje del lenguaje escrito en una sociedad altamente letrada, así como las difi-
cultades observadas a ese respecto en distintos niveles educativos. Sin embargo,
no han sido menores las polémicas en torno a la evaluación en diferentes tramos
del trayecto formativo, en función de modelos y perspectivas teóricas diversas en
torno a su enseñanza y aprendizaje. Las controversias se han centrado en la consi-
deración de las definiciones posibles de lectura y escritura y en las relaciones que
guardan entre sí el lenguaje oral y escrito, así como en los usos y funciones que
conllevan. La dilucidación de estas cuestiones refiere por una parte a especificar la
naturaleza del lenguaje escrito y de los elementos que toma en cuenta para repre-
sentar el lenguaje oral. Por la otra, a delimitar las unidades de análisis a ser consi-
deradas, que corresponden al aprendizaje del sistema de escritura, por un lado y al
dominio progresivo en la comprensión y producción de textos, por otro. Sin des-
medro de las relaciones que guardan entre sí ambas unidades, la evaluación de los

1 Conferencia VIII Congresso Iberoamericano de Avaliação/Evaluación Psicológica. XV Conferéncia Internacional
Avaliação Psicológica: Formas e contextos. Lisboa, Portugal, Facultad de Psicología, 25-27 de julio, 2011.

RIDEP · Nº 33 · VOL. 1 · 2012

10

diferentes procesos incluidos debe precisar con nitidez los aspectos implicados,
en consonancia con la evidencia empírica proporcionada por las actividades in-
vestigativas. Se considerarán los instrumentos con los que se cuenta a ese respecto
y de harán reflexiones acerca de sus alcances. Sólo una evaluación precisa, que
implica la recolección, análisis e interpretación de información relevante sobre las
características de las habilidades y conocimientos bajo estudio, posibilita tomar
decisiones o hacer recomendaciones fundamentadas, a partir de las cuales derivar
estrategias de intervención, tanto en los procesos normales de aprendizaje, como
cuando se presentan dificultades.

Palabras clave: alfabetización, evaluación, sistema escritura, interacción textual.

ABSTRACT

Today, teaching literacy is considered a lifelong process without a definite start
or end point. A growing number of studies takes into account the importance of
learning the written language in a highly literate society and the difficulties found
at different levels in education. In addition, there have been increasing discussions
regarding testing at various points of the learning process, in terms of the models
and theoretical frameworks for teaching and learning. Disagreements center on
possible definitions of reading and writing and the mutual relationship between
spoken and written language, as well as their uses and functions. Part of the dis-
cussion focuses on determining the nature of the written language and identifying
the elements of the spoken language it chooses to represent. Additionally, resear-
chers attempt to delimit the units to be analyzed specifically within the written lan-
guage system and also in terms of the ongoing process of text comprehension and
production. Besides the relationship between these units, assessing the processes
involved must clearly identify the different aspects in accordance with empirical
evidence from research. We will discuss the current tools and reflect upon their
scope. Only a precise evaluation in terms of collecting, analyzing, and interpreting
relevant information about features of the skills and knowledge under scrutiny
will allow solidly backed decision-making. Such decisions are key in establishing
intervention strategies for normal learning environments as well as those where
difficulties arise.

Keywords: attachment, social support, inner working models, anxiety, and
avoi-dance.

RIDEP · Nº 33 · VOL. 1 · 2012

alrededor del cuarto milenio aC. En el segun. humanas desde sus orígenes. antigüedad de cerca de 1845 años aC). letradas. no ha sido totalmente decodificada. de qué do se intenta comprender el significado manera aprehender. que han quedado procesos que dan cuenta de tales dife. quien RIDEP · Nº 33 · VOL. usos a los que ha sido destinado. persisten aún en origen prehistórico. 11 INTRODUCCIÓN Importancia del lenguaje escrito El tema de la alfabetización inicial Mucho se ha discutido acerca del y de la llamada alfabetización acadé. los aprendizajes iniciales. qué es aquello que la investiga. pero. 2009. papel de la alfabetización en relación mica. En tal sentido de la rica cultura maya. 1 · 2012 . Resul- cias entre lectores/escritores novatos y ta ilustrativo entender su eficacia cuan- expertos y. en primer sarrollo ha sido enorme en las culturas lugar. adoptando dis. desde el punto de distintas manifestaciones pictóricas vista de la evaluación psicológica los y monumentales. por las múltiples funciones y ción nos informa acerca de las diferen. Se que implica y ha implicado a lo largo trata obviamente en el primer caso de de la historia. tres de las que llegó a dudarse de su tintas características. como es el caso de Stonehenge (el respecto han proporcionado suficiente análisis con el carbono C-14 ha podido evidencia empírica acerca de índices precisar que este monumento tiene una preocupantes respecto de la competen. 2000. en segundo lugar. como testimonio de las posibilidades rencias. pone de manifiesto algunas de las con el desarrollo cognitivo humano. UNESCO-LLECE 2008 entre La comprensión del Imperio Egip- otros. El lenguaje escrito es una invención do de la interacción en comprensión y del hombre que adviene tardíamente. pero que Sabido es que las primeras dificul. escrito se sitúan en los primeros años Tal es el caso de las pinturas rupes- de la escolaridad. cio. cuestiones más críticas desde el punto Pero para abordar esta cuestión es ne- de vista de la investigación y evalua. cuya escritura se inscriben los informes PISA. de uno de los mo- la escolaridad superior. sólo fue posible merced a la obra de Jean-François Champollion. producción de textos complejos. Su de- Cabe plantear entonces. cia en el lenguaje escrito. sin embargo constituyen un enigma tades en el aprendizaje del lenguaje hasta la actualidad. numentos megalíticos más significati- Los informes internacionales al vos. cesaria la reflexión acerca de la natura- ción de los procesos implicados en el leza del lenguaje escrito y de aquello aprendizaje del lenguaje escrito.

Ese saber tardó evaluación de los aprendizajes de la cientos de años en recuperarse. y se lectura y la escritura. ción con los procesos de enseñanza y reció en poco tiempo. Dicho de otro modo. en demótico (la escritura nativa La naturaleza del lenguaje escrito y de uso diario) y en griego (el idioma su aprendizaje del gobierno). escrito. sus peculiaridades y forma tancia de la lectura y la hipótesis fuerte particular de utilización de los recursos acerca de la necesidad de su abolición léxico gramaticales. y de los múltiples tipos y géneros rio de nuestra cultura. jeroglífico (acorde a un decreto sacer- dotal). 38). sólo cono. y todo el sa. así como inferir su texto está escrito por partida triple. definición. enheit 451 (Bradbury. en futuro. 1 · 2012 . 1988). Y pudo comprender su sentido y significado hacerlo porque en la Piedra Rosetta el pasado y presente. 1953/2007). significó Estas consideraciones han tenido una pérdida irreparable. palabras porque no están codificados lomeo I (362-283 adC. que nos permite textuales a los que ha dado lugar. Tomar en consi- estima que jamás se volverá a contar deración los aspectos a ser evaluados con mucha de la evidencia contenida en tales aprendizajes requiere a su vez acerca de nuestro pasado. qui. tura. detenerse en la naturaleza del lenguaje Desde la perspectiva literaria. plantea con crudeza la impor. Ahora bien ¿Qué es el lenguaje es- cemos a nuestros antepasados con un crito? En términos de Sampson (1997) margen mayor de certidumbre cuando el lenguaje escrito refiere a un “un siste- han dejado un testimonio escrito que ma para representar enunciados de una somos capaces de decodificar. así como de los para impedir pensar. elementos distintivos en los que se ac- Podemos afirmar. circunstancia lo diferencia netamente que logró reunir casi todo el conoci. Fahr. lengua hablada por medio de marcas La quema de la Biblioteca de Ale. repercusiones importantes en rela- ber acumulado durante siglos desapa. y terminó trá. de otras marcas gráficas como los dibu- miento en todas las áreas del saber jos y otras representaciones pictóricas humano de la época (se estima que que no pueden ser decodificados como empezó su vida con el reinado de Pto. Esta jandría que existió durante 947 años. como palabras (Halliday. El Siglo XX ha sido el escenario zá la obra más significativa de ciencia de estudios novedosos relativos a su ficción. RIDEP · Nº 33 · VOL. que el tualiza en diferentes sistemas de escri- lenguaje escrito constituye el reservo.12 logró descifrar los jeroglíficos. gicamente en el año 48 aC). entonces. permanentes y visibles” (p.

con textos es- indicadores relevantes que proporcio. en el otro extremo del conti- aparejadas. complejo. y la evaluación del desempeño en betización académica. por otro. y obviamente han sido múlti. critos complejos: los textos de autores nen información sobre los procesos de disciplinarios. Estas circunstancias han traído versitaria. nuo. Dejaremos de lado las investiga- ples las repercusiones en torno a la eva. o cuestiones inherentes a su evaluación. se hace referencia a la posibilidad pliación del campo de la evaluación de interacción. Contemporáneamente hablamos de un continuo que se extiende desde la Los desarrollos de la investigación alfabetización tempana hasta la alfa. tes de conciencia fonológica y a las zación. nivel inicial. ciones históricas en torno a los proce- luación de los aprendizajes en materia sos de aprendizaje del lenguaje escrito de lectura y escritura. entienden las habilidades y conoci. Tales indagaciones suponen RIDEP · Nº 33 · VOL. Nos centraremos en las investigacio- mientos prelectores que adquieren los nes que en los últimos treinta años aproxi- niños aproximadamente hasta los 5 madamente han abordado por un lado la años de edad. luego de la gan. así como a los procesos adquisición del lenguaje escrito y de su de aprendizaje a partir de tales textos. 13 Desde la perspectiva de la alfabeti. tomar el tema. 1 · 2012 . la necesidad de contar con como en producción. también a lo largo del siglo XX primeras escrituras. Muchas son las lectura y escritura polémicas que se han suscitado a este respecto. de manera más genérica del desempe- Por alfabetización temprana se ño intelectual. generalmente no hemos asistido a la universalización convencionales (Whitehurst & Loni- de la enseñanza primaria. 2003). En cuanto a la alfabetización uni- rios. sustantivo de los estudios universita. entendidos como el desarrollo de los Intentaremos delimitar en primer niveles madurativos requeridos en el lugar los dos polos de ese continuo. en relación con las inte. la delimitación de las fieren al conocimiento diferencial de demandas cognitivas implicadas en su lo escrito. como es el caso del lenguaje Esas habilidades y conocimientos re. dominio progresivo en relación con las También en este caso volveremos a re- exigencias de una cultura letrada. a las habilidades incipien. Volveremos más adelante enseñanza secundaria y al incremento sobre este tópico. aprendizaje. o bien de los procesos para luego detenernos en algunas de las perceptuales o motores involucrados. tanto en comprensión psicológica. conjuntamente con la am. escrito y. naturaleza de un objeto de conocimiento racciones con el contexto de crianza.

enun- eficacia y de las posibilidades de eva. re- ta cuál es el sistema de escritura del presentan “ideas”. de los criterios utiliza- dominio específico. dos. estatuto de escritura es discutible. según la relación entre dichas marcas y las representen las unidades de primera o unidades lingüísticas que representan segunda articulación del lenguaje oral. (1997). ciado por Martinet (1970). G. sistemas de es- esclarecidas tomando en consideración critura semasiográficos y glotográficos. 46.p. de acuerdo a la distinción propuesta & Plana. Por sistema de escritura unidades de la lengua oral. que se basa en el principio de ca de los métodos de enseñanza. cuyo En primer lugar cabe tener en cuen. (Borzone. Rosemberg. Diuk. Silvestre. (1997). por Martinet (1970). que se trate. como todo sistema como procesos cognitivo-lingüísticos de clasificatorio. de su doble articulación del lenguaje. El esquema clasi- La clasificación de los sistemas de ficatorio sería el siguiente: ESCRITURA SEMASIOGRÁFICA GLOTOGRÁFICA LOGOGRÁFICA FONOGRÁFICA UNIDADES MORFEMAS SILÁBICA SEGMENTAL RASGAL POLOMORFEMICAS Fuente: Sampson. Sistema de escritura. 2004). entendemos a un conjunto de marcas los sistemas glotográficos se dividen o grafemas y de reglas que determinan en logográficos y fonográficos. A su vez. le permite luación de sus resultados pueden ser distinguir. en principio. algunas de las siguientes cuestiones. Los sistemas semasiográficos. El proporcionado por Sampson Las controversias y conflictos acer. Los glotográficos. 1 · 2012 .14 conceptualizar a la lectura y la escritura escritura depende. Análisis lingüístico. RIDEP · Nº 33 · VOL.

y comprenden los signos de sílabas. signos de exclamación e en los sistemas de escritura alfabéticos. cuando de lo vez clasificar a las escrituras alfabéti. tación las de segunda articulación. El uso de mayúsculas y minús- El sistema de escritura en español culas. como es el caso de los fonemas dos puntos. Estos sistemas se rigen supone la separación entre palabras en por el principio alfabético que puede oraciones y textos. rra. los textos pueden ser • 1. El uso adecuado de la norma selecciona como unidades de represen. 2005). 1970. entre otros) y signos y los rasgales. La representación de marcas definidos. entre otros. los símbolos individuales rrecta lectura e interpretación de un de los sistemas silábicos representan texto. La representación de signos entre sí relaciones de cohesión y co- RIDEP · Nº 33 · VOL. ñalamos al principio la larga historia de mente ese principio (Piacente. comas. que auxiliares (apóstrofes. comillas. segmentos de puntuación (puntos. • 6. 15 Dentro de los sistemas de escritura ortográficos que contribuyen a la co- fonográficos. modo más o menos genérico. rasgos fonéticos. interrogación. es el caso del inglés). en imprenta y manuscrita. • 3. sino que involucra aspectos tales como: Ahora bien. los • 5. que se trata es de unidades mayores cas como de ortografías opacas (como a la palabra y a la oración: los textos. circunstancia que Samson. sonido. diére. al menos en principio y de diacríticas (acentos ortográficos. posibilidad de comunicación de cono- pañol. “la galaxia informática”. o de ortografías Ellos han permitido una acumulación y transparentes (como es el caso del es. virgulilla. El tratamiento de otros espacios cia biunívoca entre los fonemas de la en blanco en la escritura. permite a su pos y géneros textuales. 1990. gativos. asteriscos. en. el servocroata. las unidades léxicas. la cultura letrada de muchas sociedades El grado relativo de consistencia entre que ha permitido plasmar diferentes ti- esas correspondencias. 1 · 2012 . cimientos. 1997). Sin embargo ningún sistema de se reduce a su sistema de escritura. y portugués es alfabético. como sis. el portugués. La representación gráfica de fonemas (Martinet. ba- pueden tomar valores positivos o ne. lengua oral y los grafemas de la lengua Por otra parte el lenguaje escrito no escrita. los segmentales. nitud que no ha conocido parangón a Ahora bien. guiones. Faber. etc. Se- escritura alfabético ha respetado total. el sistema de escritura partir de lo que podríamos denominar alfabético no se agota en ese principio. ortográfica. un conjunto de oraciones que guardan • 2. incrementada en una mag- tre otros).). enunciarse como el de corresponden. es decir que • 4.

por el otro. lectura se trata de extraer de una re- mitirá abordar entonces la evaluación presentación gráfica del lenguaje. Reconocimiento porque las pala- bras se conocen y se reconocen cuando Muchas son las controversias acerca se presentan en otro soporte diferente al del aprendizaje de la lectura y la escritu. 1998). En sentido contrario. la psicológica que se desprende de ellos. gunas moderaciones acerca de la con- les son las unidades que deben selec. vos implicados en cada uno de ellos. alcanzados por los aprendices. El Es necesario remarcar que en la esclarecimiento de estos dominios per. en la es- ra. critura se trata de recuperar los ítems al- ñanza y consecuentemente de la evalua. Son conocidas ducen en cada lector diferentes efectos las controversias entre los métodos de sentido. macenados para plasmarlos en la trans- ción de los conocimientos y habilidades cripción gráfica que les corresponde. auditivo.16 herencia. así como los dominios cogniti. interpretación de un texto. palabras y textos. cuando se lee una receta es importante cial entre decodificación/codificación no confundir ajo con ají. aunque bre. o sal con cal y RIDEP · Nº 33 · VOL. que pro- enfoques evaluativos. interacciones y cogniciones en reacción ños aprenden el sistema sin instrucción hacia lo que se ha leído. 1 · 2012 . Es decir que en materia de por un lado o comprensión/producción evaluación nos encontramos con letras. que ponen un acento diferen. 2005). En todo caso explícita (Snow & Juel. de los métodos más eficaces de ense. ge- gido distintos métodos de enseñanza y neralmente los textos literarios. para determinados tipos de textos. De ahí el énfasis puesto en la el reconocimiento y escritura de pala. Por ello la Reconocimiento y escritura de denominación de reconocimiento de pa- palabras labras. que la finalidad última de aprender a ves nos permiten situar los dos gra. pronunciación y el significado que le corresponde (Morais. Pero no se bras y la comprensión y producción puede “interpretar” sino se puede de- textual. leer y a escribir es poder interactuar des subprocesos que intervienen en el con textos progresivamente más com- aprendizaje de la lectura y la escritura: plejos. Los textos instruccionales globales y analíticos (whole lenguaje y limitan notablemente esa posibilidad: phonics). No existe duda alguna acerca de Estas consideraciones. Adicionalmente debemos hacer al- En general se han centrado en cuá. cepción de la comprensión verdadera cionarse para la enseñanza y en qué como la interpretación surgida de las medida se puede asegurar que los ni. codificar. De la representa una aproximación válida respuesta a estos interrogantes han sur.

y los expertos difieren entre sí en la cir a un enfoque integrado en materia identificación rápida y eficiente de las de enseñanza y por cierto en evalua. se- mánticos. Dicho de otro en cuenta parámetros textuales de co- modo. tores o los lectores/escritores iniciales digo o en la comprensión debe condu. quiera o aleatorio de oraciones. El reconocimiento y escritura etapas por las que atraviesan los apren. pragmáticos y textuales in- cluidos en el lenguaje escrito (y en la escritura sobre aspectos normativos). teniendo en cuenta las diferentes 2005). automatizados de palabras (con pre- dices hasta llegar a convertirse en lec. que aluden la reflexión sobre los constituyen las palabra). Los buenos y malos lectores/escri- De modo tal que el énfasis en el có. cir un texto es necesario que el lector cia o la conciencia explícita de la es. referidas a la necesidad de tomar deben ser consideradas. palabras (Perfetti. manda el dominio del principio alfabé- tico. 1 · 2012 . es decir que cada nueva propio lenguaje). Para comprender/produ- (conciencia fonémica: sensibilidad ha. ción. actividad de la lectura y la escritura. aspectos morfológicos. 2 Cuando se trata de sistemas de escritura alfabéticos RIDEP · Nº 33 · VOL. sino • La capacidad de identificar los fo. este modo se ponen de manifiesto otras es decir las maneras regulares en que competencias de carácter metalingüís- las letras representan los fonemas que tico. hasta al- de correspondencia entre grafemas canzar una elaboración de conjunto. arribe a una representación integrada tructura fonológica de las palabras del del mismo. la capacidad de lectura y escri. sintácticos. cisión y rapidez) condiciona toda la tores/escritores expertos. Panel. hesión y coherencia (National Reading tura en los inicios del aprendizaje2 de. Landi & Oakhill. que requiere: Comprensión lectora • La capacidad de identificar las le- tras (reconocimiento de letras del alfa. De y fonemas (Código Grafo Fonético. 2000). Señalamos más arriba que un texto beto latino en el caso del español y de no es simplemente un conjunto cual- todas las lenguas que lo utilizan). un conjunto coherente y cohesionado nemas en el seno de las palabras orales de oraciones. oración sea evaluada e integrada en • La capacidad de aplicar las reglas relación con el texto previo. 17 la interpretación raramente es discutida. La evidencia empírica surgida de puesto que permite al lector y al escri- numerosas investigaciones señala con tor dirigir su atención a actividades de precisión que en los tramos iniciales comprensión y producción de más alto son las unidades más pequeñas las que nivel.

en resumen. Gee. en un con.18 Es decir que el lector/escritor debe ser & Tunmer (1986). 1996. importante a partir de la escolaridad se- 1998). mu- texto social particular. postula que es una capaz de controlar deliberadamente los combinación multiplicativa de habi- conocimientos implicados en cada uno lidades de decodificación y habilida- de ellos. Leer y escribir chas veces más compleja y con mayor implican algo más que el desarrollo densidad lexical que la organización de de habilidades básicas. portancia relativa de la decodificación Esas competencias suponen asimis. que los tramos iniciales o posteriores del construye el significado basado en su aprendizaje: la decodificación resulta acerbo cultural. 2005) señalan a su vez que posible es imprescindible la compren. Posteriormente Gough. Lee. requiere. 1984. 1988). Primero. ción y la comprensión oral se torna más tuación de lectura/escritura (Gunning. Scrib. debemos acotar que la a estudiantes y docentes. de cualquier nivel educativo involucra Sin embargo. Hoover & la amplitud del vocabulario. existe un nivel lingüístico go en diferentes niveles de desempeño o procesamiento de las palabras y fra- en lectura y escritura. 1 · 2012 . siderados: el texto. ria a corto plazo y los conocimientos Juel & Griffith (1992) señalaron la im- previos del lector/escritor. 1995. la activi- 2000. organización propia de lo escrito. existen tres niveles de relativos a las sión/producción de diferentes tipos de diferentes clases de información que textos. el lector. en crítica en el comienzo de la alfabetiza- las características textuales y en la si. particulares (Halliday. en sus propósitos. el reconocimiento de palabras RIDEP · Nº 33 · VOL. y la comprensión oral según se trate de mo un rol activo de parte del lector. dad y el contexto (Figura 2) Hourigan. (Alegría. municativas que comprenden el desa. Dillon & O’Brien. Y para que ello sea & Rawson. Gough. Constituyen la oralidad. 2006. 1981). La comprensión de un texto se. Street. Asimismo existen efectos de des de comprensión oral. Los trabajos de Kintsch (Kintsch ner & Cole. 1994. componentes que se encuentran en jue. 1990). que en el caso de los estudios cundaria. factores no metacognitivos tales como C = D x C. la memo. 1999. El modelo proporcionado por Pol- rrollo de las habilidades discursivas selli Sweet & Snow (2003) justamente necesarias para alcanzar determinados remarca todos los elementos a ser con- propósitos (Moje. de competencias esencialmente prácticas sociales y co. ses particulares contenidas en el texto. Incluye la decodificación de los signos gún la concepción simple de Gough gráficos. procesos de enseñanza explícita pueden estar representadas el proceso y evaluación adecuada de los distintos de comprensión.

croestructura y la macroestructura con- El segundo nivel corresponde al juntas se denominan texto base o base análisis semántico que determina el del texto. la comprensión es proposiciones están interrelacionadas superficial. quizá suficiente para repro- en una compleja red. El significado del texto. La mi- importante. es decir la asig- nación de los roles que cumplen las global y sus interrelaciones. En este mente convencionalizadas de acuerdo nivel el caudal léxico cumple un papel a esquemas retóricos familiares. denominada mi. es decir cuando dos texto debe ser utilizado para construir o más proposiciones refieren al mis. el contenido de un la correferencia. la mi. Es decir. frecuente- palabras en oraciones y frases. 19 Figura 2: Un modelo heurístico de la comprensión lectora Fuente: Polselli Sweet. emocio- involucra el reconocimiento del tópico nes y experiencias personales. pero no para una com- croestructura del texto. 1 · 2012 . que representa el significado significado del texto. Pero si el lector comprende de las palabras se combina formando solamente aquello explícitamente ex- unidades de ideas o proposiciones. Puede no zada en unidades de nivel más alto: la restringirse al dominio verbal de modo macroestructura. Las proposi. y el análisis sintáctico. 3. & Snow. El conjunto de un texto se compone la integración de la infor- posee también de un modo específico mación proporcionada en el texto con relaciones semánticas. prensión profunda. ciones pueden relacionarse a través de Finalmente. RIDEP · Nº 33 · VOL. E. Rethinking Reading Comprehension. p. La macroestructura tal de comprender imágenes. (2003). propósitos del comprensor. Ese modelo mo concepto. C. un modelo de situación. el conocimiento previo relevante y los croestructura en sí misma está organi. Las presado en un texto. ducir el texto.

es decir la pues. proponen un mo- también a lo largo de la vida. particularmente en los países ibero- ción. La textualización fue retitulada americanos. el modelo clásico de en la memoria de manera simultánea Flower & Hayes (1981) postula la pre. parativos internacionales. modelos de escritura experta. 2006). el tópico de la tarea y el género. Las interrelaciones entre esos pro. más que modalizar la escritura continúan perfeccionándose no sólo infantil como una versión deficiente de a lo largo de toda la escolaridad. los escritores sondean más complejas. son complejas y recursivas considerados a la hora de la evaluación: y sólo se los presenta de manera se. la com. los modelos pro- blecerse. En líneas generales corresponden a los Si bien los procesos de compren. 1 · 2012 . según el cual para bra. y a sencia de procesos de planificación de medida que escanean en la red de la lo que se pretende escribir. terizan tales escrituras como “conoci- posición de unidades mayores la pala. si median ciertas prácticas. estrategias descritas por Hayes. Por otra parte. de problemas e incluye la planifica. memoria el conocimiento relacionado. diferentes. es decir delo alternativo para explicar cómo la que. escritura puede logarse (tanto en niños mos llegar a ser alfabetos cada vez mas como en adultos) sin muchas de las perfeccionados. (1987). Los elementos analizados respecto cesos. obviamente. la situación crítica en la como producción textual y el proceso que se encuentra un porcentaje signifi- original de revisión fue expandido de cativo de la población escolar. sión/producción comienzan a esta. en el mismo puestos para la escritura infantil son período que el correspondiente al re. sino la escritura experta. que comprende resolución como en escritura resulta preocupante. Carac- En cuanto a la producción. pode. miento contado”. tal como modo tal de incluir la interpretación ha sido identificado en informes com- textual (Hayes. ta por escrito propiamente dicha y de revisión. de traduc. lectura y la escritura Posteriormente el autor revisó el mode- lo considerando un nivel más amplio: Cabe reiterar que tanto en lectura la reflexión. que implican demandas cognitivas generar un texto. Bereiter & Scardamaglia conocimiento y escritura de palabras. un el modelo original y en el de la lectura y la escritura. referida al control consciente Los procesos de evaluación de la de lo escrito con vistas a su corrección. ción o textualización. deben ser revisado.20 El desempeño en escritura cuencial para una mejor comprensión. recuperan el contenido del texto. no es posible identificar las competen- RIDEP · Nº 33 · VOL.

garse acerca de los procedimientos de En cuanto a las dimensiones a las evaluación disponibles y utilizados. dades de lectura y escritura. diferenciación dibujo/escritura. escritura y este respecto: a nivel internacional lectura emergentes. comparación de sonidos. según su despliegue evoluti- las dificultades detectadas. las estra. Psychological Corporation. algunas tipificadas. los propósitos de las activi. Asimismo inclu- RIDEP · Nº 33 · VOL. Riverside Publishing. Florida University. lectura y escritura. para poder vo. Paidos en Argentina. se cuenta con más de 100 pruebas de El conjunto sucinto de las conside. sino además instituciones uni- información sobre las características versitarias que los han publicado: Bro- textuales. diferentes países. mentales. sen. tegias de enseñanza y el contexto en Oregon University. España. refieren a los dife- partir de los cuales identificar los ni. 21 cias del lector/escritor en ausencia de zadas. entre otras. así como los Nebraska University. medio y final y segmentación y unión (blending) de Disponibilidad de instrumentos de sílabas y fonemas para formar pala- evaluación bras. es diferencial su distribución en interacciones y la eficacia de las inter. 2000). Examinan los habilidades de nes educativas ponen en marcha para detección de rimas. las parte. Por otra cológica: los sujetos. el que se llevan a cabo. Los instrumentos disponibles refie- tran en consonancia con la ampliación ren en mayor medida a la lectura que a de las unidades de análisis considera. El Manual Moderno en Méxi- ducción involucrados. No ajena pruebas. co. & Mathes. letras/números. pero no siempre raciones realizadas conduce a interro. TEA Editorial en diferentes niveles de comprensión/pro. a que están dirigidos. PRO ED. partes de libros. habilidades y conoci- veles de desempeño y la naturaleza de mientos. otras so- a estas cuestiones se encuentran los lamente aplicadas en trabajos experi- recursos que las distintas institucio. juegos con pala- promover las competencias en lectura bras. okes Publishing. A nivel internacional venciones. cación del sonido inicial. esto se verifica en países particulares. direc- Existe una clara diferenciación a cionalidad de la escritura. entre otros (Torge- existen no sólo editoriales especiali. identifi- y escritura. la escritura y en el primer caso a los tra- das actualmente en la evaluación psi. 1 · 2012 . Estas consideraciones se encuen. mos iniciales del aprendizaje. realizar recomendaciones fundamenta. Respecto de los desempeños pre- das acerca del diseño de las estrategias escolares se han ideado numerosas de recuperación necesarias. rentes procesos. los contextos.

y debilidades en el desempeño lector. & generalmente a la evaluación de com- Ledesma. Las destinadas a la escuela (Neuman. se ha publicado re- de la escritura. que trasciende la eva- & Cuetos Vega. de los espacios en blanco. Cuetos Vega. mente de carácter narrativo y exposi- den leerse o escribirse sin mediación tivo (Allende. cuenta a la hora de detectar fortalezas motor puesto en juego cuando se escri. diferentes áreas. Ramos Sánchez. tratamiento Reiter. año de escolaridad. RIDEP · Nº 33 · VOL. 2003). y los sucesos que se presentan. & Anas. tas se ajusta a ciertos requerimientos. de Solís.. be (de Ajuriaguerra & Auzías. 1 · 2012 . & Arribas. (ortografía. 2007). 1) La estructura básica del texto re- Respecto de la evaluación de la mite al reconocimiento de parte del lec- comprensión textual. además. Rosselli. puntuación. & Koh. Dwyer. Matute. lectura y escritura de listas de bre diferentes tipos de textos. las pruebas es. Ferreres.22 yen la evaluación de los denominados un conjunto de habilidades progresi- contextos alfabetizadores: el hogar y vamente complejas. de una oración a una imagen. ta de su ajuste sintáctico o semántico. rias posibles. Marder. luación habitual. 2000. general- palabras o pseudopalabras (que no pue. Los 11 componentes Menor es el desarrollo de pruebas seleccionados que refieren a una plura- que examinen el dominio grafopráxico. se trata de reactivos destinados a examinar la de las respuestas que se proporcionan lectura o reconocimiento de letras y a preguntas literales e inferenciales so- sílabas. 1999). 2004. Condemarín. Ardila & modelo multicomponencial que integra Ostrosky-Solís. prensión de oraciones a través del jui- tasopoulos. debido al grado de dificultad que pue. cio del lector acerca de la adecuación gan. Rosselli. Ruano Hernández. 1973). Brady. & Milicic. el tiempo pecíficas incluyen. 6º y 7º (Cuetos Vega. Matute. Whiterhurst & Loni. fonológica). 2006. Piacente. Ramos Sánchez. & Rua. Ardila & Ostrosky- den entrañar (efectos de lexicalidad. De Beni. En el caso En Argentina. Defior Citoler et textual ha sido encarada a partir de un al. 2007. los personajes. La confección de estas lis. 2008. 2002. tor del lugar. los cientemente el Test Leer para Com- aspectos extra alfabéticos involucrados prender TLC (Abusamrra. 2010). los primeros grados escolares refieren 2000. Ramos Sánchez. 2007). & Cornoldi. entre otros) destinado a los alumnos del 5º. entre va- Las pruebas que evalúan el desem. Smith. longitud y de frecuencia). lidad de dimensiones a ser tenidas en es decir al desempeño del acto psico. dad contemplan en general la inclusión En niveles algo más avanzados. Resches. sea desde el punto de vis- peño en los primeros años de escolari. incluyen. sintéticamente. La comprensión no Hernández.

componente locales y entre las palabras y las ora. Figura 1 se observa el esquema del mo- tor establece entre las distintas partes delo propuesto. cuadro de referencia general del texto 3) La semántica léxica dirigida a sobre la base de diferentes dimensio- determinar de qué manera el lector nes. neral. lectura al fin perseguido. con información no relevante. & Rua- prende la capacidad de reconocer las no Hernández. los distintos componentes entre sí para 6) Las inferencias. En ge- a partir de los cuales generar expectati. nados permiten identificar cómo se los 9) Los modelos mentales. sino además la información La evaluación de la producción es- que debe reponer para completarlo. puesto. En la nocer no sólo las relaciones que el lec. que posibilitan el análisis de las permiten reconocer los tipos textuales. distintas oraciones que componen un que involucran el monitoreo del lector texto. que han tenido las pruebas de lectura. arribar a la comprensión textual. partes principales del texto. Cuetos Vega. partir de su conocimiento general del como se señalara precedentemente. competencias en este dominio. mundo y de sus conocimientos especí. las relaciones que guardan ideas contenidas en ellos. de modo Cabe señalar que no son abundan- tal de no sobrecargar la memoria ni el tes las pruebas de evaluación de la procesamiento lingüístico necesarios comprensión y producción que refieran RIDEP · Nº 33 · VOL. apuntan a la escritura espontánea vas a propósito del contenido del texto. textuales (Ball. a crita de oraciones y textos ha tenido. que exami. metacognitivo considerado como la ciones del texto. 1991. Ramos Sánchez. que aborda las relaciones entre las 11) Los errores e incongruencias. 8) La jerarquía del texto. 7) La intuición del texto. acerca de su propia comprensión. 1 · 2012 . un desarrollo menor en relación con el ficos de dominio. 5) La cohesión textual. Existen no obstante algunas de entre volucra factores metacognitivos que ellas. identifica las relaciones de significado 10) La flexibilidad. & Blachman. to. Para el conjunto del modelo pro- na la capacidad para establecer rela. del texto. 2004). 23 2) Los Hechos y secuencias desti. que in. que ha- individualizan según las características cen alusión a la conformación de un propias de cada tipo de texto. que implican co. que com. y al dictado de palabras y frases y a la circunstancia que orienta los objetivos escritura espontánea de diferentes tipos de la lectura. capacidad de adaptar las estrategias de 4) La estructura sintáctica del tex. los autores reportan a manera ciones entre elementos textuales y las de hipótesis.

2009). A hace arduo su tránsito universitario. Sucede que las pruebas que significativo de estudiantes. al menos tes componentes del lenguaje escrito. Piacente & Tittarelli. en posesión de tales conocimientos y se 2001. correspondientes a los ni. surge que las dificultades que presentan veles educativos superiores. no siempre. y en mi país. Los estudiantes no están en tareas de más alto nivel (Silvestri. ta se pone de manifiesto el dominio de lúan sus desempeños a la hora de los parámetros textuales e indirectamente RIDEP · Nº 33 · VOL. a todas competencias específicas en lectura y luces insuficiente para un porcentaje escritura. se evalúan sus da a los estudios universitarios. es el perfil lector de entra. De suyo complejos. que han resultado más necesarios para la comprensión acaba. Los grandes autores investigación. idóneas para evaluar el desempeño da de su obra. A ello se generalmente se diseñan. se utilizan adiciona la necesidad de su interacción casi exclusivamente en actividades de con textos de autor.24 Figura 1: Esquema de las dimensiones propuestas CONTENIDO Esquema básico del texto Hechos y secuencias Semántica léxica C O M P ELABORACIÓN R Estructura sintáctica Jerarquía del Modelos E Cohesión textual texto mentales N Inferencias S I Ó N METACOGNICIÓN Intuición del texto Flexibilidad Errores e incongruencias a actividades de interacción con textos exámenes parciales y finales. Una de las o pueden presentar se sitúan en diferen- dificultades que se observan. Por través de ellas en la producción escri- otra parte. a la que textual aplicadas en el ciclo secundario le suponen los conocimientos previos y universitario. 1 · 2012 . Tal es el caso en nuestro no han escrito para los estudiantes. casi nunca. sino medio de las pruebas de reformulación para la comunidad disciplinar. generalmente sólo se eva.

en nal en el campo educativo. todo el trayecto formativo. en razón mu. 2005). lectura y escritura que deberían alcan- zarse en diferentes tramos del trayecto Utilización de instrumentos y formativo. Pero es necesa- las actividades de investigación y las rio contar con estándares y desarrollar relacionadas con la práctica profesio. evaluación específicos. a dependen de procesos psicológicos de través de la reformulación el enuncia. existencia. que per. Complementariamente los instru- tuye el de la resolución de anáforas en mentos ideados suelen resultar solida- distintos niveles educativos. teria de indicadores precisos a alcanzar chas veces del desconocimiento de su en lectura y escritura. Otro caso lo consti. Cabe señalar que la complejidad de Más preocupante aún es que los las cuestiones implicadas no facilita la RIDEP · Nº 33 · VOL. dominio específico. bajo la forma de diseñados para esos propósitos. rios de los estándares nacionales y/o mite identificar su comprensión según regionales surgidos de investigaciones la complejidad relativa a su explicitud específicas. así como de la información insuficiente acerca de los marcos teóri. alcanzarse a lo largo de la escolaridad tándares de desempeño según contex. 2006). Reflexiones finales cos y de la evidencia investigativa de los que surgen. A nivel profesional. En general se encuentran tos nacionales o regionales específicos. Efectivamente. habida cuenta de su importancia para servar situaciones diferenciales entre el desempeño ulterior. Las investigaciones realiza- estándares de desempeño das sobre los procesos de aprendizaje del lenguaje escrito han reconocido Otra cuestión de interés refiere a la niveles de desempeño que deberían utilización de instrumentos y a los es. se pueden ob. que un determinado texto. se evalúen muchas dor restaura el contenido de un texto (o veces con instrumentos que no están un segmento de texto). 1 · 2012 . (Harp. razón de la evidencia empírica acerca Los investigadores utilizan instru. más especificados los estándares co- Cuando se trata de instrumentos de rrespondientes a los niveles iniciales. trumentos no tipificados específicos. si bien existen objeti- para la evaluación de las variables bajo vos curriculares no se cuenta con están- estudio. sobre el desempeño en y distancia (Borzone. 25 la comprensión que se alcanza sobre desempeños en lectura y escritura. dares nacionales y/o regionales en ma- se lo hace escasamente. un texto segundo. instrumentos para todos los niveles. de desempeños críticos a lo largo de mentos tipificados o bien elaboran ins. En Argentina. en mi país.

1 · 2012 . elaboración de instrumentos de evalua. sin desmedro de poder determinar cómo hacerlo. puesto que en su tarea tos específicos. sidad lingüística y cultural. ONL. Efectivamente los desa. recuperación y/o promoción. ni tampoco contar con instrumentos cuyos resulta. los aprendizajes que mejor se adaptan rrollos teóricos de los últimos treinta a los alumnos. Lo realizado hasta la actua- de las actividades en el aula en todos lidad resulta promisorio. pla la inclusión de conocimientos acer- Las investigaciones cognitivas han ca de las diversas funciones y formas puesto de relieve la naturaleza especí. extender la elaboración de específicas a este respecto (National instrumentos hacia aspectos más com- Reading Panel. la formación insuficiente Educacional deberá tener conocimien- acerca de los procesos de aprendizaje to exhaustivo sobre las peculiaridades no induce a la utilización de instrumen. 2002. aportando de ese modo un sarias para su dominio. Particularmente el Psicólogo otro modo. excepto obviamente en de asesoramiento y participación en el el caso de actividades de investigación. no es posible Muchas veces. se debería contar con pruebas que se En lo que refiere a la formación de diseñen para ser interpretadas conforme los enseñantes. En ausencia de modelos y cognitivo. campo requiere contar con los resul- Pero persisten dificultades para lle. equipo docente deberá dar cuenta del Sin un conocimiento exhaustivo de curso normal el aprendizaje y de las RIDEP · Nº 33 · VOL. sobre cuáles son las inter- de adquisición no es posible recortar venciones más idóneas para favorecer dificultades. va. lo que se debe evaluar. contemplando la diver- años. Mc. no siempre se contem- al criterio (Good & Kaminisky. así como de las diferentes fica del procesamiento en el aprendiza. han permitido identificar los pro. tados que proporciona la investigación var al plano de la formación docente y específica. Estos conoci- marco fructífero de interpretación en el mientos involucran aspectos teóricos y caso de las dificultades y patologías del aplicados sobre el desarrollo lingüístico aprendizaje. 2002). 2004). de la evaluación. requieren del diseño de estrategias de ción respecto de la población normati. 2000.26 elaboración de pruebas de evaluación. tos que emanan de las investigaciones Por un lado. identificar los aspectos críticos que dos pueden interpretarse con informa. plejos de la comprensión y producción Cardle & Chhabra. prácticas de lectura y escritura nece- je normal. La evaluación psicológica en este ción específicos. Dicho de textual. tenderse a otros aspectos significativos. no sólo en cesos involucrados en los aprendizajes los tramos iniciales de la escolaridad y consecuentemente han permitido la sino en la escolaridad avanzada. de lo escrito. pero debe ex- los niveles educativos los conocimien.

. los evaluación destinados a los maestros enseñantes. B. Fahrenheit 451. De Beni.. Bereiter.. Barcelona: Minotauro Cuetos Vega. D. Evaluación de los procesos de escritura. E. (2010). Rosemberg.. Allende. NJ: Erlbaum. Madrid: TEA Ediciones. los propósitos para que puedan evaluar oportunamente de la lectura y la escritura y los contex- la marcha de los aprendizajes en un as. Niños y maestros por el camino de la alfabetización. E. como en otros cam. Condemarín. & Scardamaglia. & Cornoldi. Diuk. Borzone. C. D. (1953 [1955]). R. (2007). pertinentes y debidamente fundamen- pos. Ferreres. Bradbury. Ball. J. 29 (1). A. The Pschology of written communica- tion. Por el otro. (2000). M. Reiter. Does phoneme awareness training in kinder- garten make a difference in early word recognition and developmental spe- lling? Reading Research Quarterly. constituye un proceso conceptual tados. C. mal o con dificultades. (2006). conducir a proporcionar las indicacio- La evaluación psicológica en el nes de intervenciones y/o tratamientos campo educativo.20 años después. diseñar screenings de Se trata en este caso de los sujetos. Cuetos Vega. & Plana. E. Formas parale- las. F. pecto tan sensible como el que refiere al Los resultados de esa evaluación deben dominio progresivo del lenguaje escrito. Evaluación de los procesos lectores revisada-PROLEC R.... & Ruano Hernández. los textos. W. (2004). 49-66. 93-111. Silvestre. & Milicic. Referencias Abusamrra. Por un enfoque psicolingüístico del aprendizaje de la lectura y sus dificultades. M. de acuerdo al de de la recolección análisis e interpre. Buenos Aires. 24. V. Infancia y Aprendizaje.. N. tos en los que se desarrolla la actividad. L. 27 razones por las cuales algunos niños tación de información relevante sobre “fracasan” en la escuela. Ramos Sánchez. M. & Arribas. Madrid: TEA Ediciones. Editorial Tres Almenas. 1 · 2012 . R... Ruano Hernández. (2004). L. RIDEP · Nº 33 · VOL. PROESC. A.. (1987).. J. TLC Test Leer para comprender. Prueba CLP.. C. Buenos Aires: Paidos Alegría... B (1991). Pontificia Universidad Católica de Chile. R. Hillsdale. J.. estado actual de nuestro conocimiento. Ramos Sánchez. las unidades de análisis bajo estudio. A. en los casos de aprendizaje nor- de resolución de problemas que depen. & Blachman. R.. F. A.

New York: The Guilford Press. F.R. La escritura del niño. M. & Hayes J. Journal of Literacy Re- search. The Handbook of Literacy Assessment and Evaluation. Social linguistics and Literacies: Ideology and discourses (2nd. J. The simple view of reading. J.. Aldrey. SR -101-102.L. S.E. Massachusetts: Christopher Gordon Publisher.. P. & Kaminisky. G. New Directions in Writing Theory. M. University of Oregon. Status Report on Speech Research. London: Falmer Press. ed. Rosa G. Reading Acquisi- tion. Hillsdale. In P.. P. gender. B.B.. spelling. Gee.). (2002). Treiman (Eds. Gottheil. Hayes. Handbook of writing Research (pp. T. Let´s Read Together.). A. H. Fitzgerald (Eds. 1 · 2012 . Norwood. and theorthogra- phic cipher. (1986). R. L. 6-10. R. (1996). W.C. and reading disabilities. (1990). Ch. Defior Citoler. C. 28-40. Improving Literacy Outcomes with the Adult-Child Interactive Reading Inventory. 31. Fonseca. A. 127-160 Hourigan. Halliday. B. (1998). 355-374. (1994). 7 (1). (2006). 28-40). Gunning. & Griffith.. Flower. Hoover. D. Boston: Allyn and Bacon..uoregon. Reading. Good. Assessing and Correcting Reading and Writing Difficuties. 35-48). Decoding reading. 214-217 Gee.28 de Ajuriaguerra. Haskins Laboratories. (pp. J. Dynamic Indicators of Basic Early Li- teracy Skills TM 6 th Edition. A cognitive process theory of writing. B. (1973). & J. & Tunmer.. Phonemic segmentation as epiphenomenom: evidence from the history of alphabetic writing. MacArthur. (1988). Test de lectura y es- critura en español. Recuperado on line http://dibels. (1990). Gough P. Critical issues: Reading and de new literacy studies. (2006). and R. L. NJ: Lawrence Erlbaum Associates. W. Reading and Writing: An Interdisciplinary Journal. College Composition and Comunication. Jiménez Fernández. (2006). Reframing the National Academy of Science Report on Reading. (1992). (1999). P. (1981).edu/ Gough.). Harp. Faber. In Ch.. A. RIDEP · Nº 33 · VOL. B. L. Remedial and Special Education. A. L. & Serrano Chica. Barcelona: Laia. S. 32. (2007). Ehri. & Gough. B. Juel. Hog Kong: Oxford Universy Press. Buenos Aires: Paidos. 2. R. Graham. LEE. S. Spoken and Writing Language. Baltimore: Paul Brookes Publishing co. DIBELS. A. Literacy as social exchange: Intersections of class.. J. Gough. Pujals. & Auzias. De Bruin-Parecki. A.

Malden. B. Recuperado on line www. (2000). 63-73). T. J. Gover- nment Printing Office.inrp. & Chhabra. 29 and culture. RIDEP · Nº 33 · VOL. In M. Matute. Vivas (Ed.). Journal of Educational Research. Piacente.htm Neuman. 93. 209-226). Dillon.nichd.. National Reading Panel (2000). 1 · 2012 . A Culturally based cognitive apprenticeship: Teaching African American high School students skills in literary interpretation. J. S. A. Madrid: Visor. Dwyer. MA: Blackwell Publishing. Ardila. (1995). (2005). V. New York: State University of New York. Elementos de lingüística general. The Sciende of Rea- ding: A Handbook (pp. E. El arte de leer. & Resches. 227-247). S. (1998). (2004). En J. Las habilidades y conocimientos prelectores.. G.). F. J.fr/ONL Perfetti.. Editorial Universidad Nacional de Mar del Plata (Argentina). Evaluación Neu- ropsicológica Infantil (ENI). Snowling & Ch. the text. N. Martinet..nih. (pp. & Ostrosky-Solís. (1970). P. & O’Brien. Baltimore: Paul Brookes Publishing. México: Manual Moderno. Reading Re- search Quarterly. Su incidencia en el aprendizaje formal. Condiciones de la Familia y el niño para la alfabetización.). (2005). Moje.. Re-examining the roles of learner. S. & Oakhill.S. Marder. Evaluación de Impacto del Plan Más Vida. Hulme (Eds. Snowling & Ch. C. J. Malden. and the context in secondary literacy. W. M. Rosselli. 30. A.. Bue- nos Aires: Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires – CIC. 165-180 Morais. (2007). Recuperado on line: www. M. T.gov/publications/ nrp/report. Baltimore: Bookes Publishing Observatoire Nationale de la Lecture de France (ONL) (2005). J. McCardle. B. K. (2005). A.. Child/Home Early Language and Literacy Observation (CHELLO). & Rawson. Piacente. DC: U. Las ciencias del Comportamiento en los albores del siglo XXI. An evidence-based as- sessment of the scientific research literature on reading and its implications for reading instruction. D. (pp. A. Kintsch. The Science of Reading: A Handbook. 608-630. Landi. The Acquisition of Reading Com- prehension Skill. Ch. & Koh.. E... (2000). Hulme (Eds. Reports of the subgroups. MA: Blackwell Publishing Lee. R. The Voice of Evidence in Reading Research. D.. In M. Washington. (2008).. Rapport de l’ONL et de l’Inspection Générale sur l’apprentissage de la lecture à l’école primai- re. Teaching children to read. Madrid: Editorial Gredos.

Hulme (Eds. P. (2009). M. & Tittarelli. Snow.. M. Snowling & Ch. The Sciende of Reading: A Handbook (pp. Baltimore: Bookes Publishing. Barcelona: Ge- disa. The psychology of literacy... Sistemas de escritura. London: Cambridge University Press Torgesen..org Whitehurst. & Cole. (2002). E. Revista de Psicología de la U. C. España: Ministerio de Educación. EEUU: National Center for Learning Disabilities. A. Literacy in theory and practice. Polselli Sweet. T. (2003). PISA (2000). Evaluación de los procesos lectores PROLEC-SE. Segunda Época. and Teaching Phonological Awareness. (1981). & Mathes..A. (2005). (2001). E. L. Silvestri. La adquisición discursivo-cognitiva en la escuela secundaria. Early Language and Li- teracy Classroom Observation Tool (ELLCO). L. Activities. Smith. (1984). 199-210..P. J. UNESCO-LLECE (2008): Segundo Estudio Regional. MA: Blackwell Publishing. M. S. C. C.unesco. Assessing. Theaching Children to Read: What Do We Know about How to Do It? In M. Los aprendizajes de los es- tudiantes de América Latina y el Caribe. Sampson. La evaluación de la lectura. M. 10. Rethinking Reading Comprehension. Scribner. A.P. F.L.A. Madrid: TEA Ediciones. S. Ramos Sánchez. V. Malden. Austin.501-520). Tesis doctoral (inédi- ta).: Harvard University Press. Análisis lingüístico. (2000). La evaluación de la lectura. G. Recuperado on line www. G. & Resources. J. Habilidades de reformulación y estrategias de memoria. Street. & Juel. G.getreadytoread.org RIDEP · Nº 33 · VOL. B. Brady.30 Piacente. J. & Anastasopoulos. C. Disponible on line www.. Get Ready to read! An Early Literacy Manual: Screening Tool. & Cuetos. PISA (2009). Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. España: Ministerio de Educación. Cultura y Deporte. (2003). (1997). & Snow. Su eva- luación y promoción. Cambridge.. J. A Basic Guide to Understand.). J. (1999). W. las matemáticas y las ciencias en el Proyecto Pisa 2009. Cultura y Deporte. Aprendizaje del lenguaje escrito. New York: The Guilford Press.N. A. 1 · 2012 . las matemáticas y las ciencias en el Proyecto Pisa 2000. & Lonigan. J. Texas: Pro-De International Publisher..