You are on page 1of 3

Nombre: Yaidary González

CI: 15.308.871
Código: 010255
Administracion Industrial

Situación Economica y Financiera de Venezuela:
Venezuela presentauna crisis economica de ingresos que se ha venido
agravando desde el año 2014 tras una fuerte caída del petróleo, esto se
ha visto con la diferencia de que esta vez el principal producto de
exportación de la nación inicia este periodo con cierta recuperación
debido al aumento de los precios del crudo. En el año 2016 se inicia sin
que se haya conocido de manera oficial la inflación ni el comportamiento
del PIB, que significa; Producto Interno Bruto, con estimaciones que
oscilan a partir de 400 0 450%, con especial énfasis en el aumento que
experimentaron los alimentos. En el 2016 se caracterizó y sigue
marcando el inicio del año 2017 es el cambio en el cono monetario, tras
la extensión en la vigencia del billete de 100 bolívares, en el cual el
Banco Central de Venezuela afirma que ya se han recibido millones de
billetes con las nuevas denominaciones, que van desde 500 hasta
20.000 bolívares, además de las nuevas monedas de 10, 50 y 100
bolívares acuñadas en el país.
En el contexto interno, por su parte, la guerra económica de carácter no
convencional impulsada por agentes antagónicos a la Revolución
Bolivariana de Venezuela se recrudecióo en otras palabras,aumentar de
nuevo los efectos de una cosa desagradable o mala que habían
empezado a disminuir. Los frentes políticos, económicos y financieros
hicieron uso de todo su arsenal para cotizar, establecimiento en que se
construyen, reparan y conservan embarcaciones la sentida economía del
país. La larga lista de poderosos grupos promovió diferentes estrategias
para la afectación sistemática de las cadenas de producción y
distribución de alimentos, el acaparamiento de productos básicos, el
ataque a la moneda nacional a través de mafias fronterizas, la inducción
de una inflación especulativa. En la mayoría, de los sectores que sin
producir un solo rubro se beneficiaron económicamente de la crisis de
Venezuela en mucho más de el 100%. Nada de esto significa que la
economía venezolana no tenga sus propios desequilibrios estructurales
luego de más de tres lustros, que quiere decir, limpio de aceleradas
transformaciones. La necesidad de incrementar la producción nacional
para garantizar una oferta estable acorde a la demanda es un asunto
imperioso. La agenda productiva es verdaderamente el gran reto de la
economía del país. Se requiere generar riqueza puertas adentro para
evitar tanta dependencia externa, y ello ha de hacerse además con
eficiencia productiva y social. El modelo venezolano no es cualquiera; y
de lo que se trata es de crecer distribuyendo para que la riqueza no se
cree a costa del empobrecimiento de las mayorías. Los 15 motores
productivos han de ser la columna vertebral de la nueva economía del
2017.Por otra parte no podemos olvidar la presión que han jugado los
poderes financieros internacionales a nivel externo en contra del país
Venezolano.
Pero además de lo social, hay que destacar el gran golpe de timón en
clave tributaria y cambiaria. En lo tributario, el gobierno bolivariano
demostró que sabe navegar a contracorriente del canon neoliberal. El
Presidente Maduro tomó la decisión de proteger a 2.400.000 familias
exonerándole de pagar el impuesto sobre la renta correspondiente con
el ejercicio pasado. Esto significa que casi el 95% de los contribuyentes
de las (personas físicas) no pagarán este tributo. Pero a cambio de ello,
planteó la creación de impuesto patrimonial para aquellas empresas con
patrimonio superior a 2.000 millones de bolívares (casi 3 millones de
dólares calculados a “Dicom” que se refiere; al estándar reconocido
mundialmente para el intercambio de pruebas). Esto pone de manifiesto
que la Revolución Tributaria sigue en marcha en Venezuela protegiendo
a los que menos tienen y centrando toda su atención en aquellos que se
han enriquecido y mucho más en estos años difíciles.