VALORACION DE UNA EMPRESA La valoración es un modelo usado para calcular un rango de valores entre los cuales se encuentra el precio

de una empresa. Es así q el la valoración son instrumentos de evaluación para los resultados de las empresas. La necesidad de evaluar las empresas se halla cada día más precisa debido principalmente al acrecimiento de fusiones y ganancias de los últimos años. Se puede definir la evaluación de la empresa como el proceso mediante el cual se investiga la cuantificación de los elemento que forman el patrimonio de una empresa, su actividad, su potencialidad o cualquier nueva característica de la semejante capaz de ser valorada. La medición de estos mecanismos no es sencilla, implicando muchas dificultades técnicas. Para valorar una empresa se intenta fijar un intervalo de valores prudentes dentro del cual será incluido el valor terminante. Se trata de establecer el precio específico del negocio y no su precio de mercado. Una valoración es una estimación del valor que nunca llevará a determinar una cifra exacta y única, sino que ésta dependerá de la situación de la empresa, del momento de la transacción y del método utilizado. A través de este servicio establecemos el valor comercial de la Empresa, Grupo Económico, o área de negocio, bajo diferentes métodos de uso común en los mercados internacionales, tales como Flujos de Caja Descontados, Valor Económico Agregado EVA®, Análisis de Opciones Reales. Para valorar una compañía es necesario combinar los conocimientos de ingeniería financiera, contabilidad, administración de negocios, economía, derecho y otras profesiones. Valorar económicamente una empresa es proyectar los flujos de caja futuros para determinar la generación de efectivo y dar a conocer al inversionista la recuperación de su capital.

Métodos de valoración de empresa Los métodos más frecuentes de evaluación de empresas son los siguientes: A) Métodos clásicos Valor Sustancial (1920) Según beneficios futuros (o históricos) descontados (1940) B) Métodos Mixtos Valor medio (1940) B) Nuevos Métodos Descuento de flujo de caja libres [DCF] (1970) Valor Económico agregado [EVA] (1980) Beneficio Económico [EP] (1980) Método de Opciones (1990 ¿todavía no muy seguro del año?) Métodos Clásicos Método del Valor Sustancial El valor sustancial corresponde al valor real de los medios de producción, independientemente de la representación en que estén invertidos, es decir, estarían compuesto por el precio existente de todos los bienes y derechos utilizados. El procedimiento de la inversión que debería realizarse es para construir una compañía en similares situación. Normalmente se considera el precio esencial como el valor pequeño de la empresa. Fórmula: Valor sustancial bruto = Activos operativos totales Valor sustancial neto = Activos operativos totales – Pasivos Balance Activos Circulantes 200 Activo fijos 300 Total Activos 500 Pasivos 250 Capital Contable 250 Total Pasivos +Capital Contable 500

Valor sustancial bruto (Total de capital) = 500 Valor sustancial neto (Capital Contable) = 500 -250 = 250.

Beneficios Descontados En este método se calcula el valor de una empresa descontando los beneficios que se esperan en el futuro. El valor depende por consiguiente de los beneficios futuros, del horizonte temporal de valoración y de la tasa de riesgo con la cual se descuenta, y dependiendo de la situación de un ingreso por liquidación esperado. Este método puede ser muy detallado o muy general, dependiendo como se pronostique los beneficios. Existen dos alternativas de pronosticar: a) Se hace un pronostico muy detallado año por año, lo cual da un resultado muy exacto, o b) Se toman beneficios a perpetuidad constantes. El valor de la empresa, o mejor dicho del capital social de la empresa se calcula de la siguiente manera: Valor de la Empresa = Suma (Beneficios esperados / tasa de riesgo del capital social) VE = U / r Donde: VE = Valor de la empresa U = Utilidades de la empresa r = interés que los empresarios esperan de este tipo de negocio. Si suponemos que la empresa tiene un crecimiento de beneficios constante g, la fórmula cambiaría a: Valor de la Empresa = Suma (Beneficios esperados / tasa de riesgo del capital social – crecimiento de beneficios constante g) VE = U / r - g El valor de la empresa es:

DCF = DCF = Valor de la empresa FCF = Flujo de caja libres (Free Cash Flow) La diferencia de calcular el DCF: Método Bruto o Entity se calcula los FCF antes de intereses a capital y pasivos totales de la empresa y se descuenta con el WACCs. A este resultado se le resta la deuda. Método Neto o Equito Se calcula los FCF después de intereses y cambios en la deuda. Stos FCF se descuentan con el interés exigido por los accionistas. DCF-bruto (Entity) – Deuda = DCF-neto (Equito) En el uso cotidiano se prefiere el método bruto (entity), ya que es mucho más informativo, además de que nos dice el valor de la deuda. Los dos métodos de valoración de opciones, tanto reales como financieras, más comúnmente utilizados son los siguientes: Método binomial Fórmula Black / Acholes. La Valoración de Empresas en el marco de las NIIF En los artículos anteriores hemos examinado la relación que existe entre las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) y la Valoración de Empresas; básicamente tal relación consiste en que las nuevas normas contables exigen que muchas de las cifras que se presentan en los estados financieros deberán ser presentadas no a su valor histórico, sino a su valor más razonable, lo cual implica que en ciertos casos, el valor más razonable para una cuenta en particular (como es el caso de los activos fijos) sea igual al valor presente de una serie de flujos futuros, valorados a una tasa de descuento que represente el costo del capital invertido para la generación de tales flujos. La utilidad de valorar una empresa es múltiple y entre sus posibles aplicaciones están las siguientes: 1. 2. 3. 4. Salidas a mercados organizados (bolsa). Venta de la empresa. Fusiones y adquisiciones de empresas. Acuerdos y opciones de compras

5. Donaciones y herencias 6. Compras minoritarias de acciones Métodos de valoración para una empresa de Internet Los emprendedores del mundo de Internet han conseguido en ocasiones que sus ideas se valoren en billones de dólares. Los crecimientos han sido tan espectaculares en el sector de las Nuevas Tecnologías que está siendo tratado de manera independiente, representando un índice concreto en las Bolsas mundiales, comparable al índice bursátil de las empresas más importantes de cada país. La gran volatilidad de este sector demuestra la dificultad que implica la valoración de estas empresas. La valoración tradicional de las empresas no se ajusta a la hora de valorar los proyectos que surgen en la Red. Dificultad para valorar estas empresas La dificultad de valorar estas compañías radica en que se trata de empresas jóvenes, con crecimientos altos y rápidos y sin la posibilidad de poder comparar con modelos de negocio ya tratados anteriormente. Son tres los factores principales que dificultan la valoración de las compañías online: En primer lugar, al tratarse en la mayor parte de los casos de start-ups, se debe contar con unos años de pérdidas o de bajos beneficios. Gran parte se debe a los costes de marketing destinados principalmente a conseguir nuevos clientes. Son empresas que están creciendo a gran velocidad. Sus cifras pueden variar considerablemente en un perido corto de tiempo, como en algunos casos de empresas exitosas en las que los ingresos se pueden ver multiplicados por cien o más en poco tiempo. A pesar de la posibilidad de obtener fuertes crecimientos en los ingresos, siempre queda la incertidumbre del futuro de estas compañías, que pueden fracasar a la misma velocidad que triunfan. Valoración de empresas Descuento de Flujos de Caja Libres El método consiste en calcular los flujos de caja futuros que se estima va a tener la empresa, y descontarlos al momento actual. Para lograr la máxima eficacia al valorar compañías de Internet, se deben tener en cuenta una serie de factores: Se debe comenzar desde un punto fijo en el futuro y actualizarlo hasta el momento presente. Se crean distintos escenarios con probabilidades ponderadas para conseguir reducir la incertidumbre del futuro. Hay que sacar provecho de las técnicas de análisis tradicionales para comprender los aspectos comunes de estas compañías y prever su rendimiento futuro. Son importantes tanto los factores microeconómicos como las habilidades estratégicas que pueda tener la compañía, porque se tiene que conocer cuál es el factor que puede crear valor añadido. Por otro lado, existen una serie de razones que ponen en duda la eficacia de este método para la valoración de empresas de Internet: Resulta arriesgado realizar predicciones sobre un tipo de empresas que llevan operando relativamente poco tiempo en el mercado. También, hay que considerar que se trata de empresas que sufren gran volatilidad, y predecir tan a largo plazo es bastante aventurado. Los distintos flujos de caja que se van a descontar prácticamente tienen un peso insignificante si se comparan con el valor residual (valor atribuido al negocio a partir del periodo temporal explícitamente proyectado). Mientras los flujos de caja no resultan ser cifras muy alentadoras, el valor residual supone el valor más determinante al descontar A Partir del balance general Este método que el valor de la compañía es igual a la suma del valor de compra de activos que son necesarios para la operación de negocios.

Donde se representa el valor de compra del activo Esto se puede realizar en todos, o únicamente aquellos que hacen parte de su operación normal

Bibliografía Morales, Arturo, PyME´s Financiamiento inversión y administración de riesgos, Gasca Sicco, México, 2004. Financiamiento, , PricewaterhouseCoopers, Guía de valoración de empresas, Prentice Hall, España, 2003. , PHILIPPATOS George C. Fundamentos de Administración Financiera. México: 1979 McGraw Hill. Pág: : .357-374 Revista Universidad de Eaift No.70 ANEXOS

LINK http://www.scribd.com/china_stefy