You are on page 1of 11

INSTITUTO GONZÁLEZ PECOTCHE. BOLETÍN INFORMATIVO: DERECHOS HUMANOS: DISCRIMINACIÓN Y SOCIEDAD.

EDUCACIÓN CÍVICA TERCER AÑO

1º TRIMESTRE. AÑO 2008 Contenido: - Los problemas que hay en la ciudad para los discapacitados. Barreras arquitectónicas. - Integración de niños con discapacidad. - Discriminación hacia las personas en la tercera edad. - Racismo y xenofobia. - Informar a la sociedad sobre el SIDA.

Los problemas que hay en la ciudad para los discapacitados
Juliana Maza, Santiago López, Guillermo Asnen. ¿Alguna vez nos pusimos a pensar que en la sociedad hay exclusión para las personas que tienen algún problema físico? Podemos empezar por lo más visible. Nos preguntamos: 1. En relación a las veredas: o ¿Tienen todas las calles las rampas para poder cruzar la calle? o ¿Están en condiciones las veredas para que las ruedas de una silla no se traben con un pozo, o para que las personas no videntes circulen sin miedo? 2. En relación con los semáforos: o ¿Están adaptados para que le alcance el tiempo a una persona con alguna discapacidad para cruzar la calle sola? o ¿Están adaptados para que los ciegos puedan cruzar mediante algún sistema audible? Todas estas respuestas tienen como resultado no (o por lo menos, no en su totalidad). No sirve si faltan rampas en algunas esquinas ya que en cuando un discapacitado motriz quiera cruzar va a necesitar la ayuda de otra persona. No sirve que los semáforos carezcan de un sistema audible para los ciegos ya que los ayuda a ubicarse y a saber cuándo cruzar sin tener que depender de alguien que los ayude.
Dibujo que denuncia las dificultades de los discapacitados

3. En relación con los servicios públicos: • Transporte: Muchas veces nos fijamos si los colectivos están adaptados para llevar a discapacitados. Nos preguntamos:  ¿los subterráneos están adaptados?  ¿y los trenes? Nosotros podemos pensar que hay varias estaciones subterráneas con ascensores. Pero en gran medida este servicio no existe. Tampoco hay alguna rampa para evitar tener que bajar por las escaleras al subterráneo. En cuanto al tren, ¿las plataformas tienen acceso mediante una rampa? Volvemos a darnos cuenta de que algunas las tienen y otras están inhabilitadas o no están. Los trenes ¿están a una distancia que permita que las ruedas de una ¿Alguna vez pensaron todo lo que tienen que esquivar todas las personas con silla de ruedas o con dificultades para caminar? silla no se traben en el espacio que ¿Cómo hacen los no videntes para esquivar lo que no ven? queda entre la plataforma y la entrada?

3. En relación con los edificios públicos: o ¿Están todos adaptados para que las personas con alguna discapacidad puedan ingresar? o Las rampas, ¿están a una inclinación que permita que un discapacitado pueda Las personas subir fácilmente? ciegas, ¿cómo van a pensar que faltan Otra vez encontramos una vulnerabilidad de la ciudad baldosas en la para la gente que necesita transitar por ella. vereda? Podríamos seguir enumerando los problemas que tiene la estructura edilicia de la ciudad. Y por lo tanto llegamos a la conclusión siguiente: La ciudad no es apta para gente discapacitada en ningún sentido. Preferimos ver qué piensa la gente sobre estos problemas que tiene la ciudad. Estuvimos en el Alto Palermo e hicimos la siguiente encuesta anónima: 1. ¿Crees que la ciudad está adaptada para la gente con discapacidad? 2. ¿Cómo pensás que se puede solucionar este problema? 3. ¿Qué puede aportar cada persona para integrar a los discapacitados a la sociedad? 4. ¿Quién debería ayudar a que estos problemas se solucionen? Falta de ascensores en estaciones de subte En nuestra encuesta todos acuerdan ¿sabías que sólo 7 de las 68 estaciones de subte tienen rampas? que la ciudad no es apta para los r discapacitados. En cuanto a la segunda pregunta nos llamó la atención la respuesta de un joven de 25 años aproximadamente ya que no tenemos ningún dato sobre él, que nos dijo que no hay que gastar plata en eso porque hay problemas mucho más importantes en el país como por ejemplo el tema del campo o la inseguridad. En cuanto a la tercera pregunta, todos dicen que pueden ayudar a un discapacitado cuando pide ayuda. Sin embargo nosotros creemos que a veces la iniciativa de la ayuda debe salir de la gente y no de los discapacitados. Para solucionar estos problemas se pueden buscar recursos, como la iniciativa popular para ayudar a que las personas con capacidades diferentes tengan las leyes que necesitan. En conclusión, podríamos decir que nuestra ciudad no está en estado apto para discapacitados. Ya sea en los edificios públicos, en las veredas y calles y en los transportes. Se debería buscar alguna solución inmediata ya que todos tenemos los mismos derechos.

Integración de niños discapacitados
Belén Montenegro Adanti; Mariel Rinaldini, Tomás Reisenman. Entrevistamos a la Lic. Alejandra Avanti quien se recibió de fonoaudióloga en la Universidad del Salvador. Más tarde se capacitó en Terapia Cognitiva Conductual (TCC), que es lo que ejerce en la actualidad. También coordina equipos interdisciplinarios en Autismo y TGD, y coordinación de Integración Escolar. • ¿Con qué objetivo se integra a un niño con discapacidad a la escuela común? Se integra a los niños con algún tipo de discapacidad con el objetivo fundamental de incorporarlo a un grupo social y que este pueda adquirir habilidades de desempeño en el niño a integrar como los compañeros. También se tiene como objetivo que pueda acceder a la educación básica con una adaptación de la currícula. • ¿A qué niños es posible integrar? Hay muchos niños con discapacidades diferentes que pueden ser integrados. Los que tienen alguna discapacidad motriz, se da por hecho que es posible que asistan a la escuela común y, dependiendo del grado de discapacidad con o sin acompañante (integradora/or). Los que tienen déficit cognitivos en algunos casos pueden hacerlo con acompañante o maestra integradora, de la misma manera que los niños que tienen déficit conductuales (TDA, TDAH, Autismo, ASPERGER, etc.). • ¿Qué rol cumple el maestro integrador? En el caso de ser necesaria una adaptación del contenido académico, éste debe hacerlo con el equipo pedagógico de la escuela. También su función es la integración social del niño con sus pares, la adquisición de hábitos, habilidades sociales y aprender a entenderse. • ¿Cómo acompaña la familia? Ya que esto se considera una intervención terapéutica, es importante acordar y trabajar en equipo con el equipo tratante, el médico (generalmente neurólogo), la familia y el equipo escolar (directivos, docentes, gabinetes, etc.). • ¿Cómo reacciona la comunidad educativa con la incorporación de un niño discapacitada en una escuela? Es importante desde nuestro trabajo dar información a la comunidad educativa, incluyendo a los niños y padres, sobre qué se trabaja con el niño integrado, cuál es su problemática y cómo se puede colaborar desde la casa de cada niño. Es habitual que en las familias de los compañeritos surjan dudas, miedos y falsas creencias causadas por el desconocimiento y la falta de información. • ¿Por qué se considera importante integrar? Porque todo niño tiene derecho a incluirse a la sociedad y es beneficioso que estos niños estén en contacto con pares “normales” para que entre ellos puedan generar situaciones que favorezcan tanto la inclusión social como el desarrollo emocional del niño.

• ¿Cómo eligen el tipo de colegio al que se va a integrar? Esta es una elección que se hace con los padres, si bien nosotros proponemos una lista de posibles colegios que permiten integrar y pueden adaptarse a las necesidades del niño, la elección como en el caso de cualquier niño, la hacen los padres.

DISCRIMINACIÓN HACIA LAS PERSONAS EN LA TERCERA EDAD
Iván Homon, Nicolás Bendaña , Ingrid Alamendy. Desde 1988, en el Derecho Argentino se encuentra vigente una ley nacional destinada a sancionar la ejecución de actos discriminatorios. Sin embargo, entre las condiciones de aplicación no se halla expresamente contemplada la “vejez” como causal sancionadora. Este vacío normativo constituye un claro síntoma del “edadismo”, nuevo fenómeno discriminatorio que se desarrolla en relación a las personas de edad, por el sólo hecho de serlo. La actitud de la sociedad puede ser de considerarla como ancianismo, con todo lo que los "ismos" implican, precipitando la actitud en la gerontofobia, juntamente con rotulaciones y discriminaciones. Del mismo modo que el racismo o la xenofobia, la gerontofobia o temor irracional hacia los ancianos y la vejez implica discriminar a un grupo con respecto al resto de los seres humanos. En el año 1996 la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos consideró necesario que el grupo etáreo de las Personas Mayores fuese apoyado y reconocido como sujeto de Derecho, tanto del esclarecimiento de su problemática, como la denuncia de su discriminación; fue así como se creó la Comisión " Los Adultos Mayores y sus Derechos". Entre sus objetivos prioritarios se plantean: 1) El respeto por los Derechos Humanos. 2) La desmistificación de prejuicios y " falsas creencias” que se traducen en una representación social negativa de la vejez. 3) La capacitación de recursos humanos, que es la más eficaz herramienta para crear conciencia en la sociedad sobre un tema poco conocido o muchas veces soslayado. El anciano, por su vulnerabilidad, en ocasiones es sujeto de violaciones de sus derechos fundamentales como persona, siendo sometido, incluso, a violencia y coacciones por falta de información o por presiones externas, familiares o sociales. El abuso se define como abuso físico, que causa daño en el cuerpo; amenazas verbales o abuso psicológico, que causa temor o humillación; abuso sexual como en la violación o intento de violación; o abandono, cuando no se suministra la comida, los medicamentos, el tratamiento médico o la supervisión. La expectativa de vida actualmente es mayor debido al progreso en la sanidad especialmente la medicina preventiva pero lamentablemente no siempre está al alcance de todos los ancianos. Algunos Estados no poseen políticas destinadas a brindarles una atención especial. En muchos países esta situación se agrava por la escasa cobertura asistencial que tienen. El año 1999 fue proclamado por la Asamblea General de la ONU como Año Internacional de las Personas de Edad con el lema “Una sociedad para todas las edades”. La ONU instó a la comunidad internacional a facilitar la plena participación de las personas de edad en sus sociedades y a reconocer sus necesidades e intereses. Es posible considerar un rol para los ancianos. La comunidad podría aprovechar su experiencia para cubrir las falencias que la falta de recursos financieros provoca en

numerosas instituciones educativas, sanitarias o inclusive para sumar su apoyo en cuestiones sociales como los niños de la calle. Algunos países como Estados Unidos y Japón ya están realizando programas intergeneracionales en donde tanto los niños como los ancianos se benefician de los encuentros. Así también algunas empresas están reincorporando a sus antiguos trabajadores como asesores de los jóvenes empresarios que suelen ser impulsivos e impacientes. Gran cantidad de personas mayores ya jubiladas trabajan como voluntarios recibiendo viáticos y una comida diaria a cuenta de las instituciones que los contratan. Son muchas las maneras en las que se le puede dar un rol social fructífero a quienes están atravesando la tercera edad. No olvidemos que pueden ilustrarnos sobre pasados errores. Además puede ser sumamente valiosa su colaboración en colegios asistiendo a niños con dificultades de lectura y concentración. Los jubilados pueden realizar también trabajos temporarios en comercios los fines de semana o para épocas especiales del año en donde se necesita más personal, lo cual les permitiría tener un ingreso adicional. Sumando los beneficios de la reinserción de los adultos maduros en la sociedad es importante considerar que la imposibilidad de relacionarnos con los ancianos, ricos en experiencia no sólo humana sino histórica, nos aliena del concepto real del tiempo, del crecimiento personal y de una planificación coherente y práctica de nuestros últimos años. La discriminación afecta de manera ambivalente la esfera de la identidad de la persona y su sentido de pertenencia a una comunidad. Entre otros principios que la Asamblea General de la ONU adoptó en 1991se destaca el derecho de las personas de edad a tener oportunidades para desarrollar plenamente su potencial y a poder vivir con dignidad y seguridad. La marginación social que sufren los adultos mayores aumenta la desvalorización a nivel personal, razón por la cual, cuando la discriminación es disvaliosa, estaremos pura y simplemente ante situaciones “miserables de condena social”. Los ancianos, constituyen hoy uno de los grupos humanos más frágiles en el mundo jurídico. Urge pensar sobre ello y trabajar en consecuencia.

Racismo y xenofobia.
Sheinny Duarte, Ignacio Martínez, Sharif Baduan. El Racismo El racismo o discriminación racial, es una forma de discriminación de las personas por motivos étnicos, raciales, tono de piel, linaje u origen nacional, de tal modo que unas se consideran superiores a otras. El racismo tiene como fin intencional o como resultado, la disminución o anulación de los derechos humanos de las personas discriminadas. Apareció en Europa en el siglo XIX con el fin de justificar la supremacía de una supuesta "raza blanca" sobre el resto de la Humanidad. Suele estar estrechamente relacionado y ser confundido con la xenofobia, es decir el “odio, repugnancia u hostilidad hacia los extranjeros”.

Sin embargo existen algunas diferencias entre ambos conceptos, ya que el racismo es una ideología de superioridad, mientras que la xenofobia es un sentimiento de rechazo; por otra parte la xenofobia está dirigida sólo contra los extranjeros, a diferencia del racismo. El racismo también está relacionado con otros conceptos con los que a veces suele ser confundido, como el etnocentrismo, los sistemas de castas, el clasismo, el colonialismo, e incluso la homofobia. Las actitudes, valores y sistemas racistas establecen, abierta o veladamente, un orden jerárquico entre los grupos étnicos o raciales, utilizado para justificar los privilegios o ventajas de las que goza el grupo dominante.

Para combatir el racismo, las Organización de Naciones Unidas adoptó en 1965 la Convención internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial y estableció el día 21 de marzo como Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

El racismo biológico seudocientífico A partir del siglo XIX y de la mano con la generalización del colonialismo europeo en todo el mundo, la cultura occidental desarrolló una ideología abiertamente racista y ampliamente aceptada, a la que se llegó a definir como una «rama del pensamiento europeo» o como "el lado oscuro de la Ilustración". El racismo europeo recurrió a la ciencia y en especial a la biología para justificar la superioridad de los propios europeos, o de algunas de sus etnias (germanos, anglosajones, celtas, etc.) sobre el resto de los seres humanos, así como la necesidad de que éstos fueran gobernados por aquellos. Este modelo de racismo seudocientífico fue luego repetido también en algunos países extraeuropeos como Estados Unidos para imponer el dominio anglosajón, Japón para colonizar Corea, China y otros pueblos del sudeste asiático, Australia para impedir la inmigración asiática, y en América Latina con las políticas implementadas para "reducir el factor negro", a través del mestizaje y otros mecanismos de "limpieza" étnica. Ciencia, sociedad y racismo Se considera en medios científicos que el concepto actual de raza es una creación europea que se desarrolló como respuesta y justificación a su expansión imperial durante los siglos XVI al XX. El concepto de raza como demostración de la superioridad o inferioridad de ciertos grupos humanos evolucionó progresivamente

durante ese período hasta niveles muy sofisticados y eruditos para convertirse en una verdadera pseudociencia que más recientemente adquirió nombres como "etnografía" o "antropología física”. El auge de estas doctrinas ideológicas disfrazadas de ciencia no han sido insignificantes. Han resultado en regímenes destructivos como el hitlerismo y el apartheid cuando se llevan a sus últimas consecuencias. De ahí la importancia de desmentir tales "teorías." Hoy por hoy, la mayoría de los científicos que estudian las características del ser humano niegan la existencia de diferentes razas en la especie humana. Pese a ello el peso de la tradición es muy fuerte en los países europeos y norteamericanos donde esta íntimamente ligada a las cuestiones políticas. En estos países aun se clasifica a los seres humanos por su origen ya no tanto por "raza' sino más recientemente se usa el eufemismo (término nuevo para embellecer el concepto antiguo) de "etnia," particularmente el caso de EEUU merece estudio donde los "hispanos" son una etnia susceptible de ser subclasificada por "raza" esto es blanco, negro, oriental, amerindio, etc, demostrando así la persistencia del uso de "raza" como criterio de clasificación de los individuos. Campaña contra el racismo. Mundial de futbol Alemania 2006 La Xenofobia Una fobia es un temor irracional y persistente hacia un objeto cualquiera. La xenofobia (odio u hostilidad hacia los extranjeros) está emparentada con el racismo y el etnocentrismo. Ha estado siempre presente en el ánimo humano (los antropólogos lo han advertido en los pueblos arcaicos). La Xenofobia está basada prejuicios que consisten en recelo, odio, fobia y rechazo contra los extranjeros, o, en general, contra los grupos étnicos diferentes, o contra personas cuya fisonomía social, política y cultural se desconoce. En la última década del siglo XX se manifestó muy agresivamente en todas las sociedades y en lugares donde cohabitan diferentes grupos étnicos, que no están ni mezclados ni integrados en las comunidades autóctonas. Como el racismo, la xenofobia es una ideología del rechazo y exclusión de toda identidad cultural ajena a la propia. Se diferencia de éste por proclamar la segregación cultural y aceptar a los extranjeros e inmigrantes sólo mediante su asimilación sociocultural. La explicación de la existencia de esta fobia radica en problemas o cuestiones de índole económica, los extranjeros aparecen ante los ojos de los mal informados como competidores desleales en la procura de trabajo y permiten que empleadores

inescrupulosos los utilicen para disminuir sus costos, en la mayoría de los casos, los inmigrantes se emplean en las labores que los locales desprecian por la rudeza del trabajo o la mala paga por ejemplo: cosecha y pizca en campos agrícolas, limpieza de instalaciones y servicios, mano de obra en la industria de la construcción, etc. Como dijimos, la xenofobia se basa en prejuicios históricos, lingüísticos, religiosos, culturales, e incluso nacionales, para justificar la separación total y obligatoria entre diferentes grupos étnicos, con el fin de no perder la "identidad propia". Combinando estos prejuicios con el poder económico, social y político se rechaza y excluye a los inmigrantes en la medida en que se ve en ellos un competidor por los recursos existentes. La crisis socioeconómica de muchos países a finales del siglo XX ha multiplicado los actos xenófobos, que van desde pintadas, pancartas, folletos, discursos y campañas hasta actos de violencia como agresiones individuales y colectivas, incendios provocados, linchamientos, matanzas y limpieza étnica. A menudo los medios de comunicación insisten en las diferencias culturales, presentando las costumbres y los actos culturales ajenos como cosas extrañas y sorprendentes. De esa manera también fomentan hostilidad, se impulsa la xenofobia contra los extranjeros y se potencia la exclusión y sentimiento de rechazo hacia lo que es de fuera.

Informar a la sociedad sobre el SIDA
Es importante mantenernos al tanto de esta amenaza a la salud pública. Agustina Alfaro, Matías Fant, Ignacio Castro. Detectado a principios de la década de los 80’ el SIDA se registró como una de las amenazas más serias a la salud pública. Una gran capacidad de expansión, una elevada mortalidad y un cuadro clínico desolador han hecho del sida uno de los problemas sociales mas graves para el hombre. El SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), se manifiesta con graves alteraciones del sistema inmunitario. Presenta una gran capacidad para extenderse, en especial entre los llamados grupos de riesgo de la población como por ejemplo homosexuales activos, drogadictos por vía intravenosa e individuos hemofílicos. La problemática social y psicológica creada por la aparición y extensión del SIDA es muy grande. A la grave ansiedad y al temor de los grupos de riesgo en especial y de la población en general, se unen las características concretas de su transmisión que afecta de lleno a un tema tan delicado y que tantas controversias levanta como es el de la sexualidad y las prácticas sexuales de ciertos sectores de la sociedad considerados como marginados, y el grado profundo de perjuicio físico y mental producido por el síndrome. Las personas contagiadas son indirecta o directamente “excluidas” de la sociedad. Los principales ejes que configuran la exclusión social son la pobreza en el sentido de ingresos económicos, la dificultad en la inserción laboral, la dificultad o acceso a la educación, la carencia de salud, de capacidad psicofísica y de asistencia sanitaria, la ausencia o insuficiencia de apoyos familiares o comunitarios, la existencia de ámbitos de marginación social y la falta de sensibilización y movilización de la población en general ante la exclusión social. Según el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales: “La exclusión social es entendida, como la ausencia, para unos, del conjunto de oportunidades vitales que otros sí tienen, como la imposibilidad o dificultad muy intensa de acceder a los mecanismos de desarrollo personal e inserción

sociocomunitarios y a los sistemas preestablecidos de protección”. La mayoría de las personas que padecen SIDA se encuentran inmersas en un círculo cerrado sin fin de exclusión social que sólo en determinadas ocasiones se rompe, cuando el apoyo social y la solidaridad hacen su entrada. Desgraciadamente, no siempre ocurre esto, y es en la mayoría de los casos cuando la enfermedad se convierte en un estigma social y los enfermos son tratados como los leprosos en la antigüedad, que eran señalados y apartados de la sociedad por miedo al contagio. El SIDA no afecta de la misma manera a las personas de distinta condición socioeconómica. Hay una marcada tendencia a “castigar” más a quienes se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad. Se produce, entonces, una especie de sobre-exclusión, es decir, la exclusión social de los ya excluidos por otras razones (homosexuales, drogadictos, prostitución, etc.). Existen informaciones que indican que la pobreza y el analfabetismo son dos factores que tienden a elevar el riesgo de adquirir enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el SIDA. Algunos ejemplos específicos sugieren que las personas de bajos ingresos no pueden pagar condones ni el tratamiento de una ETS. Algo parecido sucede con las personas con bajos niveles educativos, éstos no tienen acceso a la información preventiva o bien la misma no se realiza de forma que puedan comprenderla con facilidad.

Esta más que comprobado que el contacto social o casual con una persona infectada, es decir, dar la mano, compartir los cubiertos o la loza, no es peligroso y es imposible adquirir la infección por esta vía. Tampoco existe riesgo ante la tos o el estornudo de una persona infectada con el virus o que tenga las manifestaciones propias de enfermedad. Finalmente, no ha sido demostrado que el VIH se transmita por la saliva o el sudor. CÓMO SE TRANSMITE EL HIV Se puede trasmitir por tres vías:

 Sanguínea: a través del intercambio de agujas y jeringas y/o cualquier elemento punzante.  Transmisión sexual: las relaciones sexuales pueden trasmitir el HIV, ya sean homosexuales o heterosexuales. El paso del virus se realiza a través del las lesiones o heridas microscópicas.  Transmisión peri natal: una mujer portadora del HIV puede transmitir la infección a su bebe durante el embarazo, el parto o la lactancia. Este riesgo se puede reducir en forma sustancial si la mujer es tratada precozmente durante su embarazo y evita darle de mamar a su bebe

DERECHOS QUE TENEMOS TODOS

 Las leyes nacionales estableces el tratamiento gratuito en los hospitales públicos a toda la población. Asimismo, las obras sociales y las prepagas médicas tienen la obligación de prestar cobertura total.

 El resultado de las pruebas es confidencial. Por ley nacional, los profesionales médicos, psicólogos o cualquier otra persona que por su ocupación se entere de que alguien es portador del HIV o esta enfermo de SIDA tiene prohibido revelar dicha información.  Existe en nuestro país una ley que prohíbe la toma de análisis de HIV de modo compulsivo.