You are on page 1of 1

DE LA CONSECUCIÓN DE LAS CONDICIONES SUBJETIVAS PARA LA REVOLUCIÓN

SOCIALISTA

Iván López Espejo

ivan@ilopez.es

En un escrito anterior denominado Esbozos sobre el Sujeto


Revolucionario
Abandono de la Terminologı́a y Simbologı́a Marxistas se
determinó que la sustitución del corpus semántico y simbóli- Vanguardia
Proceso
co marxista, actualmente demonizado, por uno nuevo, se Revolucionario
constituye en un procedimiento de transenajenación en lo que
Sectores Masas
se refiere a la búsqueda de las condiciones subjetivas para el Desalienación
Populares Populares
inicio de la revolución socialista. Dado el desarrollo histórico
actual en el cual se presentan las condiciones objetivas para
el inicio de dicha revolución, pero no las subjetivas, se de- Fig. 1. Diagrama de flujo del proceso para el alcance de la
terminó que este procedimiento de transenajenación se sitúa futura sociedad socialista.
en un plano diferente e independiente del relacionado con
la consecución del segundo tipo de condiciones necesarias. fluyen bidireccionalmente formando un todo conocido como
Ası́, fue concluido que el plano correcto de análisis para tal sujeto revolucionario que, de una parte y a través del elemento
cometido es el de la incorporación consciente a la causa, pa- de vanguardia (principalmente, aunque no de forma exclusi-
ra lo cual es preciso que la vanguardia comunista comande va), sigue actuando sobre el proceso de desalienación y, de
un proceso de pedagogı́a y reflexión colectiva entre los sec- otra, es a partir de un momento dado (esto es, una vez existen
tores populares que será denominado en este escrito con el las condiciones subjetivas anteriormente mencionadas) capaz
término de desalienación. Aquı́, desalienación se concibe en de llevar adelante el proceso revolucionario que desemboque
sentido amplio como la superación del condicionamiento de en la construcción de la nueva sociedad socialista. En base
la personalidad colectiva, referida a los sectores populares, a la dialéctica histórica, se trata en definitiva del alcance de
por factores externos sociales, económicos y culturales cu- la totalidad que deviene de la completitud de la negación de
ya imposición se encuentra directamente ligada a las clases la negación marxista. Grosso modo, se trata de solventar el
dominantes. conflicto individuo-especie, esto es, la vuelta al estado natu-
Puesto que, como se ha dicho, existen las condiciones ob- ral de armonı́a entre el ser humano y la especie, alcanzándose
jetivas para el inicio de la revolución socialista, la tarea inme- una base superior, más elevada. Esto último es necesariamen-
diata y perentoria de las vanguardias organizadas en torno a te ası́ debido al devenir histórico por el que, gracias al orden
los diferentes partidos comunistas consiste en la conducción capitalista, se ha logrado una acumulación de riqueza y un
de la desalienación de los sectores populares ideológicamen- desarrollo del potencial humano inimaginables de cualquier
te secuestrados por el discurso cultural hegemónico para ser otro modo. Puesto que se asume la conservación del conte-
organizados en masas populares, luego crı́ticamente incorpo- nido positivo a lo largo del transcurso de la historia, como
radas a la causa de la lucha por sus intereses de clase. De hemos dicho, la vuelta al estado natural es a una base supe-
un lado, por una cuestión de simplicidad notacional engloba- rior. En definitiva, y en términos marxistas, llegó la hora de la
mos dentro del término sectores populares a la clase obrera, superación de la prehistoria de la sociedad humana a través
aparte de a sectores usuales como el estudiantado, pensionis- de la reunificación de las partes en un todo, esto es, a través
tas, etc. De otro lado, nótese en la Figura 1 que la vanguardia de la superación positiva de la propiedad privada.
interactúa con los sectores populares en el proceso de desalie-
nación que, por producir como resultado masas populares en
armonı́a con la vanguardia, hace que dicha desalienación se
defina de un modo más amplio al anteriormente descrito al ser
incorporada una segunda fase concerniente al cobro crı́tico de
conciencia de clase entre los sectores populares junto con sus
implicaciones naturales, principalmente de esencia organiza-
tiva. Como se observa, la vanguardia y las masas populares