LA NEUMONIA

Es una inflamación del parénquima pulmonar, que puede ser causada por
distintos microorganismos como pueden ser virus, bacterias y hongos.

 Bacterias
Las bacterias son la causa más común de neumonía en adultos. Muchos tipos
de bacterias pueden causar neumonía bacteriana. Streptococcus pneumoniae o
bacteria neumococo son la causa más comúnes.
Legionella pneumophila. Este tipo de neumonía a veces se llama enfermedad
del legionario, y ha causado brotes graves. Los brotes se han relacionado con la
exposición a torres de enfriamiento, spas de hidromasaje y fuentes decorativas.
Mycoplasma pneumoniae. Este es un tipo común de neumonía que por lo
general afecta a personas menores de 40 años de edad. Las personas que viven
o trabajan en lugares llenos de gente como escuelas, refugios para personas sin
hogar y prisiones corren mayor riesgo de padecer este tipo de neumonía. Por lo
general, es leve y responde bien al tratamiento con antibióticos. Sin embargo,
Mycoplasma pneumoniae puede ser muy grave. Puede estar asociado con una
erupción cutánea y hemólisis. Este tipo de bacteria es una causa común de
"neumonía ambulante".
Chlamydia pneumoniae. Este tipo de neumonía puede ocurrir durante todo el
año ya menudo es leve. La infección es más común en personas de 65 a 79 años
de edad.
 A veces las bacterias logran entrar en los pulmones y causar
infecciones. Esto es más probable que ocurra si:

 Su sistema inmunológico es débil
 Un germen es muy fuerte
 Su cuerpo no filtra las bacterias del aire que respira. Por ejemplo, si no
puede toser porque ha tenido un derrame cerebral o está sedado, las
bacterias pueden permanecer en sus vías respiratorias.
 Cuando las bacterias llegan a los pulmones, su sistema inmunológico
entra en acción. Envía muchos tipos de células para atacar a las bacterias.
Estas células causan inflamación en los alvéolos (bolsas de aire) y pueden
hacer que estos espacios se llenen de líquido y pus. Esto causa los
síntomas de la neumonía.

 Virus
Los virus que infectan el tracto respiratorio pueden causar neumonía. La
influenza o el virus de la gripe es la causa más común de neumonía viral en
adultos. El virus sincitial respiratorio (VSR) es la causa más común de neumonía
viral en niños menores de un año de edad. Otros virus pueden causar neumonía,
como el virus del resfriado común conocido como rinovirus, virus para influenza
humano (HPIV) y metapneumovirus humano (HMPV).

La mayoría de los casos de neumonía viral son leves. Se mejoran en alrededor
de una a tres semanas sin tratamiento. Algunos casos son más graves y pueden
requerir tratamiento en un hospital. Si tiene neumonía viral, corre el riesgo de
contraer neumonía bacteriana.

 Hongos
La neumonía por Pneumocystis es una infección fúngica grave causada por
Pneumocystis jirovecii. Ocurre en personas que tienen sistemas inmunológicos
débiles debido al VIH / SIDA o el uso a largo plazo de medicamentos que
suprimen su sistema inmunológico, como los que se usan para tratar el cáncer o
como parte de los procedimientos de trasplante de células madre o de médula
ósea.
CLASIFICACION:

 NEUMONIA CONTRAIDA EN LA COMUNIDAD
La neumonía adquirida en la comunidad (extra hospitalaria) se contrae o
contagia fuera de los hospitales y otros centros de salud. La mayoría de las
personas obtienen de la neumonía extra hospitalaria por la inhalación de los
gérmenes (especialmente durante el sueño) que viven en la boca, la nariz o la
garganta.
Es el tipo más común de neumonía. La mayoría de los casos se producen
durante el invierno. Cerca de 4 millones de personas contraen esta forma de
neumonía cada año. Aproximadamente 1 de cada 5 personas que padecen
neumonía extra hospitalaria tienen que ser tratadas en un hospital.
 NEUMONIA INTRAHOSPITALARIA
Algunas personas contraen neumonía durante una estadía en el hospital
mientras están siendo tratados por otra enfermedad. A esta infección se le
denomina neumonía adquirida en el hospital (neumonía hospitalaria). Un
paciente está en mayor riesgo de contraer neumonía hospitalaria si se encuentra
conectado a un respirador mecánico (una máquina que le ayuda a respirar).
Suele ser más grave que la neumonía adquirida en la comunidad por 2 razones:
la primera es que el paciente ya estaba enfermo y por esto se encontraba en el
hospital. Además, los hospitales tienden a tener gérmenes que son más
resistentes a los antibióticos (medicamentos utilizados para tratar la neumonía)
que los gérmenes que se encuentran en el ambiente extra hospitalario
 LA NEUMONIA ATIPICA
Existen varios tipos de bacterias Legionella pneumophila, neumonía por
micoplasma y Chlamydophila pneumoniae que provocan neumonía atípica, un
tipo de neumonía adquirida en la comunidad. La neumonía atípica se transmite
de persona a persona.
Ocurre por sí sola o desarrollarse después de haber tenido un resfriado viral o la
gripe. La neumonía bacteriana a menudo afecta sólo a un lóbulo, o área, de un
pulmón. Cuando esto sucede, la condición se llama pulmonía lobar.

 NEUMONIA POR INSPIRACION
Este tipo de neumonía puede ocurrir si se inhalan alimentos, bebidas, vómito o
saliva de la boca hacia los pulmones. Esto puede ocurrir si algo perturba el reflejo
nauseoso normal, como una lesión cerebral (por ejemplo en los pacientes con
lesiones posteriores a un ictus), problemas para tragar, o el uso excesivo de
alcohol o drogas.
La neumonía por aspiración puede acompañarse de pus, que a su vez puede
formar una cavidad en el pulmón. Cuando esto sucede, a la cavidad se le llama
absceso pulmonar.
 Otro sistema de clasificación para la neumonía describen la forma
en que las células inflamatorias se infiltran en el tejido pulmonar o la
apariencia del tejido afectado

 Bronconeumonía difusa, Existen infiltrados en parches de inflamación en
lo sacos de aire de los pulmones.
 La neumonía lobular provoca una inflamación de un lóbulo de un pulmón
e involucra a todos los espacios aéreos en un solo lóbulo.
 Neumonía lipoide se caracteriza por la acumulación de grasa dentro de
los espacios aéreos causada por la aspiración de aceites o asociada con
obstrucción de las vías respiratorias.

FACTORES DE RIESGO

 TABAQUIMOS
 NUTRICION
 ALCOHOLISMOS
 OBESIDAD
 ENFERMEDADES CRONICAS(EPOC,
DIABETES,CARDIPATIAS,HEPATOLOGIAS,SIDA, ENFERMEDAD
RENAL)
MANIFESTACIONES CLINICAS

 Tos
 Producción de esputo
 Fiebre
 Dificultad para respirar (Disnea)
 Taquicardia, taquipnea y sudoración.
 Dolor pleurítico
 Uso de músculos accesorios
 Fatiga

Prevención
La neumonía puede ser muy grave e incluso amenazar la vida. Las vacunas
pueden ayudar a prevenir ciertos tipos de neumonía. Una buena higiene, dejar
de fumar y mantener su sistema inmunológico fuerte mediante el ejercicio y la
alimentación saludable son otras formas de prevenir la neumonía.

 Vacunas
Las vacunas están disponibles para prevenir la neumonía causada por la
bacteria neumocócica o el virus de la gripe, o la gripe. Las vacunas no pueden
prevenir todos los casos de infección. Sin embargo, en comparación con las
personas que no se vacunan, los que están vacunados y aún obtener neumonía
tienden a tener:

 Infecciones más leves
 Neumonía que no dura tanto tiempo
 Menos complicaciones serias
 Neumonía neumocócica vacunas
Dos vacunas están disponibles para prevenir la neumonía neumocócica y las
complicaciones potencialmente fatales como la bacteriemia y la meningitis. Las
vacunas neumocócicas son particularmente importantes para:

 Adultos mayores de 65 años.
 Personas que tienen enfermedades crónicas (continuas), problemas de
salud graves a largo plazo o sistemas inmunes débiles. Por ejemplo, esto
puede incluir personas que tienen cáncer, VIH / SIDA, asma, enfermedad
de células falciformes o bazo dañado o extirpado.
 Personas que fuman.
 Niños menores de cinco años.
 Niños mayores de cinco años de edad con ciertas afecciones médicas
como enfermedades cardíacas o pulmonares o cáncer.
 Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por
sus siglas en inglés) recomiendan que los adultos mayores de 65 años
deban recibir dos vacunas contra el neumococo. Visite la vacuna
neumocócica del CDC para obtener información sobre las vacunas contra
la neumonía neumocócica para adultos.

 Vacuna contra la influenza (gripe)
Debido a que muchas personas contraen neumonía después de tener gripe o
gripe, su vacuna anual contra la gripe puede ayudarle a usted ya su familia a no
contraer neumonía. La vacuna contra la gripe se administra generalmente entre
septiembre y noviembre antes de los meses en que la influenza o la gripe se
propagan con mayor frecuencia.

 Vacuna contra el Hib

Haemophilus influenzae tipo b (Hib) es un tipo de bacteria que puede causar
neumonía y meningitis. La vacuna Hib se administra a los niños para ayudar a
prevenir estas infecciones. La vacuna se recomienda para todos los niños que
son más jóvenes que cinco años. La vacuna se administra a menudo a los niños
a partir de los dos meses de edad.
 Otras maneras de ayudar a prevenir la neumonía

 Lávese las manos con agua y jabón o fricciones basadas en alcohol para
matar gérmenes.
 No fumar. Fumar daña la capacidad de los pulmones de filtrarse y
defenderse de los gérmenes. Para obtener información sobre cómo dejar
de fumar, lea Fumar y su corazón. Aunque este recurso se centra en la
salud del corazón, incluye información general sobre cómo dejar de fumar.
 Mantenga su sistema inmunológico fuerte. Descanse y tome mucha
actividad física y siga una dieta saludable. Lea más acerca de la
alimentación saludable para el corazón y la actividad física.

TRATAMIENTO MEDICO

El tratamiento de las neumonías bacterianas es a base de fármacos
antibióticos. Hay una diversidad muy importante de antibióticos y la
decisión del tipo de antibiótico depende del germen que se sospecha la
gravedad de la neumonía y las características del enfermo.
En la mayoría de los casos, no es necesario buscar el germen causante,
salvo que se trate de una neumonía grave o no responda a tratamiento.
En estos casos, puede ser necesario realizar técnicas diagnósticas, como
cultivo de muestras respiratorias o de sangre, broncoscopia, serología o
punción pulmonar.
Si existen factores de gravedad, debe hacerse un ingreso hospitalario e
iniciar tratamiento intravenoso con antibióticos y otros medicamentos que
puedan requerirse.
CUIDADO DE ENFERMERIA
La Valoración de enfermería es decisiva para la detección de neumonía. Fiebre,
escalofrió o sudores nocturnos en un paciente con síntomas respiratorios deben
alertarnos sobre una posible neumonía bacteriana.

 LOS OBJETIVOS PRINCIPALES DE LOS CUIDADOS CON:

 Mejorar la permeabilidad de las vías aéreas.
 Reposo para conservar energía.
 Mantenimiento del volumen de líquidos apropiados.
 Mantener una nutrición adecuada.