La adenda al contrato de concesión del aeropuerto de Chinchero es en extremo

lesiva al interés público, y una de las peores negociaciones del Estado peruano
con un consorcio privado. La adenda convierte un mal contrato en un atentado a
las asociaciones público privadas (APP).

La adenda de Chinchero es enormemente perjudicial al interés público por
varias razones.

1. En primer lugar porque la adenda convierte al Estado en el banco de Kuntur
Wasi a cambio de nada. En efecto, de acuerdo con la adenda Kuntur Wasi
ya no tiene ni el riesgo ni la obligación de conseguir financiamiento porque
el Estado le ira pagando conforme se avance la obra.
2. Con la adenda, más del 80% del financiamiento del proyecto lo realiza el
Estado. Así, la adenda poco menos que convierte a Chinchero en una obra
pública, pues el grueso de los recursos para construir el aeropuerto salen
del erario nacional.
3. La adenda pone a Kuntur Wasi en una clara posición de ventaja de cara a
cualquier disputa de arbitraje internacional. No hay duda que el contrato
original era malo. Pero, en el contrato original, el Estado tenía la sartén por
el mango pues tenía entera potestad para rechazar una propuesta
financiera inconveniente. En cambio, con la adenda Kuntur Wasi tiene
derechos y beneficios de los que no disfrutaba.
4. El fiasco de Chinchero hará harto difícil que el gobierno tenga éxito en
destrabar otros proyectos paralizados. La razón es que en el caso de
Chinchero ha actuado como si estuviera trabajando a favor del
concesionario. Es probable, entonces, que mucho de lo que vaya a hacer el
gobierno esté sujeto a enorme escrutinio público pues se ha generado
desconfianza.
5. La adenda es un torpedo para la institucionalidad de Ositran. Es
inexplicable que los directores Dammert y Balbuena le hayan dado luz
verde a la adenda en contra de todos los informes técnicos de Ositran.
6. En el plano político la adenda deja muy mal parado al gobierno. El gobierno
destrabador no parece ser capaz de destrabar. La controversia pública
sobre la adenda ha forzado la renuncia del vicepresidente Vizcarra a la

que el Cusco seguirá esperando por su nuevo aeropuerto por un tiempo indeterminado. el gobierno se ha dedicado a atacar a la Contraloría? 7. si el gobierno estaba tan convencido de las bondades de la adenda. aunque se corran el riesgo de que el Cusco y el país terminen pagando las consecuencias. puso el futuro de Chinchero en manos de la Contraloría? ¿Por qué. cartera del MTC. No se puede negar que esta es una obra esperada por el Cusco desde hace cuarenta años y que el gobierno actual ha decidido concretar contra viento y marea quizás con la finalidad de mostrar que están cumpliendo su promesa y han comenzado a destrabar las grandes obras paralizadas. ¿Por qué. luego del informe negativo de la Contraloría sobre Chinchero. El incierto futuro de la adenda significa. . en términos prácticos.