Actividad 1 (50 puntos

)
La compañía Valparaíso S.A. con domicilio en Chile contrató con el señor Martín Puig, domiciliado en
Córdoba (R.A.) la provisión de cien mil cueros de vaca listos para su manufactura como alfombras.
Pactaron que el precio sería de Dólares estadounidenses cinco mil (U$S 5000) y que los mismos serían
entregados en Santiago de Chile el día 30 de marzo de 2015.
Acuerdan que el contrato se regiría por el derecho chileno y que cualquier cuestión que se suscitará en la
aplicación o interpretación del mismo sería resuelto por el Tribunal Arbitral de la Cámara de Comercio de la
ciudad de Buenos Aires.
El comprador realizó el pago pertinente y quedó a la espera de las mercaderías.
Llegada la fecha de la entrega, tal cual se había previsto, la misma no se realiza aduciendo el señor Puig que
se había quedado sin stock para satisfacer dicho contrato al haber vendido toda la existencia a compradores
chinos por lo que era imposible satisfacer lo acordado.
Ante tal incumplimiento la empresa la compradora inicia juicio ante los tribunales chilenos por los daños y
perjuicios ocasionados, alegando que los jueces chilenos son competentes por estar en dicho país el lugar de
cumplimiento del contrato y solicitando se cite de comparendo al demandado.

La Conferencia Internacional de La Haya de 1964 estableció que la compraventa es internacional cuando se
trata de contratos celebrados entre partes que tienen su establecimiento, o en su defecto su residencia
habitual, en el territorio de estados diferentes, en cualquiera de las siguientes situaciones: a) Cuando el
contrato implica transporte de un Estado a otro. b) Cuando los actos que constituyen la oferta y la aceptación
han tenido lugar en distintos Estados. c) Cuando la entrega de la cosa debe realizarse en un Estado distinto de
aquel en el que han sido realizados los actos que constituyen la oferta y la aceptación del contrato.

Los tratados que unifican derecho material en esta materia son la Convención de las Naciones Unidas sobre
los contratos de compraventa internacional de mercaderías, suscripta en Viena el 11 de abril de 1980; la
Convención de las Naciones Unidas sobre la prescripción en materia de compraventa internacional de
mercaderías, suscripta en Nueva York el 14 de junio de 1974, Convención que fue enmendada por el
Protocolo suscripto en Viena el 11 de abril de 1980, para adecuarla a la Convención de compraventa, y la
Convención de UNIDROIT sobre la representación en materia de compraventa internacional de mercaderías,
suscripta en Ginebra el 17 de febrero de 1983.

Para que un tratado internacional sea aplicado, el juez que entiende en la causa debe pertenecer a un Estado
parte en ese tratado: por lo tanto sólo están obligados por el art. 1.1.b de la Convención de Viena o por el art.
3.1.b de la Convención de Nueva York, enmendada por el Protocolo de Viena, los jueces de los Estados parte
en estos tratados internacionales.

Si las partes han elegido como derecho aplicable al contrato el de un Estado parte en la Convención de Viena
o de Nueva York, éstas se aplican, porque integran el orden jurídico elegido, salvo que las partes la excluyan
por una cláusula expresa. Las partes están autorizadas para excluir total o parcialmente la aplicación de las
disposiciones de la Convención. La exclusión puede ser expresa o tácita pero siempre debe ser manifiesta.

En caso de que un problema no pudiere solucionarse por los principios generales de la Convención, ésta
remite a los sistemas nacionales de derecho internacional privado.

las costumbres y los principios del derecho comercial internacional. derechos y obligaciones. se debe interpretar elegido el derecho interno de ese país con exclusión de sus normas sobre conflicto de leyes. La elección debe ser expresa o resultar de manera cierta y evidente de los términos del contrato o de las circunstancias del caso. Además. Dicha elección puede referirse a la totalidad o a partes del contrato. excepto pacto en contrario. b) elegida la aplicación de un derecho nacional. esa modificación no puede afectar la validez del contrato original ni los derechos de terceros. efectos. la cual es la que exterioriza el interés de las partes. las mismas pueden dejar de lado lo que establece la Convenciones y elegir la ley que mejor se adapte a sus necesidades. El ejercicio de este derecho está sujeto a las siguientes reglas: a) en cualquier momento pueden convenir que el contrato se rija por una ley distinta de la que lo regía. ya sea por una elección anterior o por aplicación de otras disposiciones de este Código. Como así también pueden elegir que las cuestiones que se susciten sean resueltas por la Cámara de Comercio de la ciudad de Buenos Aires por autonomía de su voluntad. c) las partes pueden establecer. Sin embargo. pero nada impide que puedan las partes llevarlo ante un tribunal chileno. el contenido material de sus contratos e. resultan aplicables cuando las partes los han incorporado al contrato. los contratos se rigen por el derecho elegido por las partes en cuanto a su validez intrínseca. debido a la misma los jueces chilenos no son competentes para entender en el asunto planteado ya que las partes establecieron al suscribir el contrato que cualquier problema que se presente será resuelto por el Tribunal Arbitral de la Cámara de Comercio de la ciudad de Buenos Aires. Deberá el juez enviar esta notificación a un juez competente de argentina en el domicilio del demandado para que haga la respectiva notificación mediante la gestión consular correspondiente de argentina en chile . crear disposiciones contractuales que desplacen normas coactivas del derecho elegido. d) los usos y prácticas comerciales generalmente aceptados.Así como lo establece el artículo 2651del CCyC. de común acuerdo. incluso. naturaleza. Debido a la autonomía de la voluntad de las partes.